martes, 18 de enero de 2011

Clandestinos y esclavos

Claudia Rafael (APE)

Cuando el joven Hamid dejó bien atrás su tierra magrebí, sintió que la riqueza entera del mundo estaría bajo sus pies. Las luces de las grandes ciudades lo cautivaban desde la lejanía, que intuía ya desde las cartas que su hermano Ahmed le enviaba desde una Francia exuberante y profusa que luego supo inexistente. No tardaría en cargar sobre sus hombros oscuros y su piel brillante de soles africanos la historia entera del mundo contra la que su rostro impactaría de lleno a poco de llegar.

Supo entonces que no hay un destino propio, con sueños de oropeles y deslumbrantes mañanas, para los desclasados. Eternamente portarán sobre su frente ancha la huella del origen que los hará fácilmente identificables allí donde lleguen como golondrinas que mutan de geografía en busca de trabajo que les dignifique los días.

No es simple llegar a la sádica conclusión de que la historia no es adversa sólo para Hamid. Golondrinas tercas arrinconadas a ese destino llegan de a millones a ese sexto continente que absorbe a todos los migrantes de la vida, que ya no reconocen su sitio de partida pero que jamás pertenecerán a su lugar de llegada. Golondrinas de pasaporte apátrida anclados eternamente en el país de la no dignidad.

Aristóteles definía que “la Tierra concibe por el Sol y de él queda preñada, dando a luz todos los años”. Imposible en su tiempo pergeñar la idea de trabajo productivo o, más aún, la de producción humana. El hombre -en una perspectiva absolutamente misógina- era capaz de reproducir ese vínculo del origen y obtener los frutos de la Tierra por el simple hecho de que el Sol la había fecundado: el buey y el arado, guiados por un sacerdote, aseguraban la fecundidad de la Madre Tierra hasta hacerla parir. Eso era la vida, ése era el proceso vital que aseguraba la reproducción sin los conceptos de acumulación de la riqueza de los que se apropiaría la humanidad siglos más tarde.

Hubo tiempos en que claramente el trabajo era sinónimo de esclavitud. Y bastaría bucear en su etimología, para comprender en profundidad. Trabajar: del latín, tripaliare. Derivada a su vez de tripalium, instrumento de tortura con el que se castigaba a los esclavos que no querían someterse.

No se ancló lejos de ese concepto el relato recogido por la Organización Internacional para las Migraciones por una víctima de trata para explotación laboral: “Un día por la radio escuché que un fabricante pedía costureros para su taller en Buenos Aires. En Santa Cruz (Bolivia), me entrevisté con una señora que me dijo que pagaban un peso con cincuenta la prenda, con casa y comida. Ellos pagaban el traslado, y después me lo iban descontando. Mi pasaje salió 120 dólares. Viajamos mi mujer, yo, y unas seis personas más. De la terminal de micros de Retiro nos llevaron directo al taller, y el dueño se quedó con nuestros documentos. El taller tiene dos habitaciones bien grandes, con unas 15 máquinas. Allí trabajamos, comemos y vivimos todos, incluso hay gente con niños pequeños. Trabajamos de lunes a sábado al mediodía, desde las siete de la mañana hasta la una de la madrugada del día siguiente. Al que se cansa o quiere dormir, el dueño lo amenaza con no pagarle nada, con ‘cagarlo a palos por vago’, o con denunciarlo a la policía para que lo deporten. Las puertas del taller están cerradas con llave, y la puerta de calle también. Ayer cuando le pedí lo que me debía, porque quería mandar plata a mi familia, me dijo que no me debía nada, me gritó que si lo seguía jodiendo llamaba a los de migraciones y me agarró a las patadas; a mi señora también
le pegó.”

A nivel mundial, la OIM estima que el 90 por ciento de las víctimas de trata son mujeres y niñas explotadas sexualmente. Y que las víctimas para explotación laboral -mujeres y hombres por igual- se ven obligadas a trabajar en condiciones de esclavitud en talleres textiles, tareas rurales, bloqueras, servicio doméstico o pesqueras.

Cuando por estos días los medios masivos recordaron abruptamente la existencia de la explotación laboral reprodujeron testimonios que repetían “ni siquiera sabemos cuánto nos van a pagar la hora”, “ni siquiera sabemos cuántos días vamos a trabajar”, “ni siquiera sabemos cuándo vamos a volver” o “nos hacinaban en casillas de chapa, sin cuchetas, sin agua y cobrándonos cada centavo de la poca comida que nos daban”.

Pocas veces la palabra fue tan contundente a la hora de nombrar las tareas. No es casualidad, en un retorno al concepto aristotélico de la Tierra fecundada, que se llame desflore al trabajo de retirar una por una las flores de las plantas hembras para producir maiz para semilla. En ese trabajo manual de evitar la polinización de hembras entre sí, para que la planta macho fecunde y nazca la semilla híbrida necesaria para la producción.

Son -según las cifras estrictamente oficiales del Anses- 150.000 los trabajadores temporarios en la Argentina. La mayoría, en condiciones de tremenda exclusión. En Formosa, Mendoza, Salta, Misiones, Jujuy, Buenos Aires, Entre Ríos o el profundo Sur que en más de un 60 por ciento trabajan totalmente en negro. A expensas de la mano mandante de las grandes transnacionales que hacen pie en cada asentamiento a través de empresas intermediarias. Castigados con el tripalium si buscan alzar la cabeza, como los esclavos que osaban rebelarse al sometimiento de los marioneteros de todo poder. Amenazados con el regreso a sus propios desiertos de origen, allí donde la miseria es más honda aún y menos atisbadora de esperanzas.

El sociólogo de la Organización Internacional del Trabajo, Reinaldo Ledesma, definió que “a veces los mandan y los tienen ahí sin trabajar, y sin pagarles, esperando que salga la flor. Los sacan antes para tener asegurada la mano de obra cuando la necesiten y evitar que los contraten otras empresas”. A expensas absolutamente del sometimiento que permite la Ley 22.248 de la dictadura que avala la servidumbre laboral y que desde 1980 reemplazó al Estatuto del Peón de Campo de octubre de 1944, cuando se establecieron salarios mínimos, descanso dominical, vacaciones pagas, estabilidad, condiciones de abrigo, espacio e higiene en el alojamiento del trabajador.

Nidera, Monsanto, Pioneer, Donmario, Nuestra Huella son apenas algunos de los nombres de los manejadores de vidas a cambio de un salario mísero y un destino incierto. Donde organizaciones sindicales como la Uatre quedan vilmente asociadas a esa explotación y prolongan la agonía.

“Con hambre no se puede pensar, con hambre no se puede trabajar, antes del medio día, señor Gobernador, en los yerbales el hambre se siente tanto que nos cuesta el doble o el triple juntar el raído. De hambre nos estamos enfermando y muriendo”, recordábamos hace poco en estas páginas que decían los tareferos al gobernador Maurice Closs.

Después de todo, como dice Galeano, el mundo es una gran paradoja que gira en el universo. A este paso, de aquí a poco los propietarios del planeta prohibirán el hambre y la sed, para que no falten el pan ni el agua.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El milagro de Juan Pablo II, Hitler en Bariloche y el pensamiento crítico

Roxana Kreimer

Carlos Perciavalle contó ayer por la radio que en la década del setenta él y China Zorrilla vieron a Hitler y a Eva Brown en una reunión en Bariloche, a orillas del lago Nahuel Huapi. “Por esa época Hitler debería tener como ochenta años”, comentó el periodista. “Sí –respondió Perciavalle- le quedaban tres pelos locos en la cabeza”.

L...os diarios nos informan que el papa Juan Pablo II será canonizado porque superó tres instancias que estipulan las leyes de la Iglesia, una de las cuales exige demostrar la validez de un milagro. El Vaticano comunica que Marie Simon-Pierre, una monja francesa de Arles, se curó repentinamente del mal de Parkinson después de que sus hermanas le rezaran a Karol Wojtyla. Setenta médicos del Vaticano habrían llegado a la conclusión de que, como la enfermedad desapareció inexplicablemente, se trataría de un milagro.

¿Qué tienen en común el relato de Perciavale y el anuncio del Vaticano?

En primer lugar, aparecen en los medios de difusión bajo la pretensión de verosimilitud, y aunque para muchos ambas noticias sean poco creíbles, tienen la estructura de gran cantidad de razonamientos menos estrambóticos aunque igualmente falaces. Algunos de estos argumentos avalan las pseudociencias, otros salen de la boca de políticos que prometen soluciones milagrosas tras años de austeridad, de la de banqueros que auguran dividendos fabulosos, o de la de periodistas que nos hablan de sucesos extraordinarios en remotas comarcas.

En segundo lugar, son contrarios a nuestra experiencia personal y a toda la evidencia disponible. En su “Ensayo sobre el entendimiento humano”, David Hume postuló un argumento sencillo y elocuente para enfrentar la pretensión de que creamos en milagros. La vida nos enseña a todos, escribe Hume, que hay muchas personas que se engañan a sí mismas, que son engañadas por otras, o que quieren engañar a las demás. Como no hemos visto el milagro o no tenemos evidencias suficientes para creer en él, es más razonable suponer que los demás se engañan, son engañados, o quieren engañarnos a nosotros. Lo que hay que explicar, sigue Hume, no es el supuesto milagro, sino el hecho de que se nos diga que un milagro se ha producido. No es que no debamos creer en lo que no vemos, ni que sea imposible que algo contrario al sentido común un buen día muestre evidencias de ser verdadero, sino que es necesario exigir al interlocutor que sostiene algo que contradice nuestra experiencia inmediata y el conocimiento consensuado, que aporte pruebas que sean más creíbles que la experiencia en sí misma, argumentos no falaces para que resulte más racional creer en lo que el otro dice en vez de suponer que se engaña, es engañado, o quiere engañarnos.

Si alguien por ventura creyera en el relato de Perciavalle, probablemente lo haría por la cantidad de detalles consignados (“fue una reunión de alemanes después de la representación de una obra de teatro”, “había unas escalinatas blancas”, etc), ninguno de los cuales es evidencia de que haya visto a Hitler, porque está predispuesto a juzgar como verdadero cualquier relato excéntrico, porque otros nazis se refugiaron en el sur de la Argentina (cosa que no prueba que se tratara de Hitler), porque detesta a Hitler y el hecho de que no hubiera muerto lo tornaría aún más repudiable, etc, etc.

Si alguien asume que Juan Pablo II realizó el milagro, probablemente lo haga también porque desea creer (no hay método más eficaz para pensar que algo es cierto), porque sigue a pie juntillas los preceptos del catolicismo, porque simpatiza con los ideales de Juan Pablo II, o porque acepta el argumento de los médicos. ¿En qué consiste tal argumento? En que como los médicos no pueden explicar la remisión del Parkinson, se trata de un milagro. Este error de razonamiento es conocido como “falacia de la falsa dicotomía”, y consiste en plantear sólo dos opciones contrarias allí donde hipótesis alternativas podrían explicar un fenómeno. Otros ejemplos: “O están con el gobierno, o están en contra del gobierno”. “O hacés lo que te pedí, o no me querés”. El hecho de que los médicos no sepan por qué se produjo la remisión del Parkinson, no prueba que se trate de un milagro, apenas nos informa sobre la ignorancia de los médicos. Por otra parte, el Parkinson puede desaparecer por diversas causas, entre ellas, por dejar de tomar ciertos medicamentos (la lista es enorme, destaco solamente el Reliverán, ingerido en grandes cantidades, o la flurnarizina, que se toma para los mareos y el dolor de cabeza) o por la remisión de otras enfermedades.

Borges refirió al exceso de credulidad en el “Informe de Brodie”, donde el narrador cuenta que el vulgo atribuye a unos hechiceros el poder de transformar en hormigas o en tortugas a quienes así lo desean. Al advertir la incredulidad del narrador, un individuo le muestra un hormiguero, como si se tratara de una prueba contundente de la metamorfosis.

Años atrás una amiga tuvo un retraso en su ciclo femenino. Estábamos mirando televisión cuando me comentó:

-Hace cinco días que debería haberme indispuesto.

De inmediato salió una voz de lo más profundo del televisor e inquirió:

-¿No será que estás embarazada?

Era Grecia Colmenares entorpeciendo nuestra educación sentimental desde alguna telenovela venezolana. Quedamos consternadas por la coincidencia y, sonriendo, nos preguntamos si el televisor era sensible a nuestras preocupaciones más íntimas.

Necesitamos establecer nexos causales para sobrevivir, pero tengamos cuidado cuando asociamos ideas porque pueden llevarnos a ver fantasmas o introducirnos en un hormiguero, y quizá los caminos del dislate sean muchos más que dos.

Foto: Iglesia Católica - El papa Juan Pablo II recibe en audiencia al fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, en 2004. / Fuente: REUTERS

Roxana Kreimer es Licenciada en Filosofía y Doctora en Ciencias Sociales por la Universidad de Buenos Aires.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Corrientes: Trabajo infantil, flagelo significativo

MOMARANDU

Un trabajo académico describe el peso significativo del trabajo infantil en la producción rural de Corrientes de la mano de la pobreza estructural y factores culturales.

El estudio de María Alejandra Silva de la facultad de Ciencias Médicas de Rosario considera trabajo infantil "a las actividades económicas y/o estrategias de supervivencia, con o sin finalidad de lucro, remuneradas o no, realizada por niñas y niños, por debajo de la edad mínima de admisión al empleo o trabajo, o que no han finalizado la escolaridad obligatoria o que no han cumplido los 18 años si se trata de trabajo peligroso".

A ello se suman las actividades "invisibles" como el trabajo doméstico y la trata para explotación laboral y sexual.

La autora enumera entre las principales causas que desembocan en el trabajo infantil la pobreza, la violencia intrafamiliar, los patrones y factores culturales, la permisividad social, la falta de oportunidades y de cobertura, calidad y cumplimiento de la obligatoriedad en la educación.

El trabajo concluye que se denota a nivel nacional y provincial un déficit para combatir de manera efectiva el flagelo

Pero uno de los factores más incidentales es el peso de "la cultura del trabajo predominante en la zona rural".

Según el Registro Nacional de Empleadores y Trabajadores Rurales (RENATRE) “en nuestra cultura el trabajo infantil está naturalizado, empezando por los padres, la familia, el trabajo familiar rural (y a partir de allí la cadena de explotación que termina en los empleadores), hace que se encuentre naturalizada

A esta problemática se asocia "la prostitución infantil y el embarazo adolescente”.

El trabajo precisa que "en el sector rural se le pide todo al chico, mientras en la ciudad no se le exige nada" y cita testimonios como que "si trabaja a los 13 años es porque es “guapo” y rinde en el trabajo, además se prefiere que aprenda el oficio y que no ande vagando”

En el caso específico de la provincia de Corrientes se advierte la existencia de situaciones disímiles, pero que afectan de manera particular al sector rural.

De 15.244 unidades agropecuarias relevadas en el censo nacional agropecuario (CNA) del año 2002 ocupan niños como trabajadores permanentes, 2032 (dos mil treinta y dos) familiares del productor y 183 (ciento ochenta y tres) no familiares del productor.

Se teme que la cifra sea superior porque es probable que muchos de los censados oculten situaciones

El trabajo alude al atraso estructural de la provincia de Corrientes que la colocan entre los peores lugares en el país en lo que hace a nivel de actividad, empleo y pobreza.

Esa situación "repercute" sobre la niñez, pues las familias acuden al mismo como estrategia de sobrevivencia familiar, se consigna.

Los casos más notables de trabajo infantil se dan en la zona urbana en la construcción, recolección de residuos, ladrilleras, lustrabotas, aguateritos y en el área rural en las cosechas, arreo de animales, cría de ganado y ordeño. Los lugares más sórdidos se producen con la explotación sexual.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: En un plan de lucha inédita, hubo cortes en todo el país contra las megas explotaciones mineras

Esteban Stanich (PRIMERA FUENTE)

En el marco de una medida de fuerza popular sin precedentes, asambleas ambientalistas del NOA y Cuyo realizaron ayer, en forma simultánea, bloqueos en diferentes rutas del país contra vehículos portadores de insumos de explotaciones mineras. Uno de los cortes se realizó sobre la ruta Nº 337, que une Amaicha del Valle con la ciudad catamarqueña de Santa María.

Asambleas socioambientalistas de diferentes partes del país se unieron en su lucha contra las megas explotaciones mineras y realizaron durante gran parte de la jornada de ayer cortes de ruta simultáneos a través de los cuales se impidió el paso a vehículos -principalmente camiones- cargados de insumos destinados a diferentes yacimientos.

En el marco de un plan de lucha consensuado entre organizaciones del NOA y Cuyo vinculadas a la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC), se mantenían hasta la tarde de ayer bloqueos simultáneos sobre la ruta Nº 337, que une Amaicha del Valle con la ciudad catamarqueña de Santa María; en el paso fronterizo de Uspalla (Mendoza) en la ruta internacional Nº 7; en la localidad de Cerro Negro, sobre la ruta Nº 40 en Belén, Catamarca y en el cruce de diferentes vías con la nacional Nº 38 en Patquía, a 70 kilómetros de la ciudad de La Rioja.

En los Valles Calchaquíes, integrantes de la ONG Pro-Eco junto a organizaciones sociales e integrantes de comunidades originarias de Tafí del Valle, Amaicha del Valle, Santa María, Fuerte Quemado, entre otros, confirmaron a PRIMERAFUENTE que lograron impedir el paso de varios vehículos (especialmente camionetas) que se dirigían hacia Minera Alumbrera.

En el lugar se repartieron a volantes sobre el daño ambiental que causan las explotaciones mineras a gran escala y se recolectaron firmas en adhesión a las campañas nacionales por la derogación del Código Minero y leyes afines y en repudio al proyecto minero de Agua Rica.

La lucha a lo largo de la codiciada Cordillera

Patquía fue el sitio elegido para realizar otro punto de protesta en el corazón cuyano. Su elección no es caprichosa: en un punto, la ruta nacional 38 se une a las rutas provinciales 150 y 74, estratégicas dentro del comercio minero.

Allí, bajo un sol agobiante, unos 70 vecinos de diferentes ciudades de La Rioja y Catamarca supieron impedir el paso de decenas de camiones portadores de cal, nitrato de amonio y ácido sulfúrico destinados, según sostuvieron, a Minera Alumbrera y a las explotaciones ubicadas en San Juan.

Se trata de una zona en la que, con diferentes grados de avance, se intentan desarrollar más 30 proyectos mineros. “Hay exploraciones y varios permisos en Famatina por parte de la Barrick Gold, por dar apenas un ejemplo. Ahora encima el Gobierno nacional dio vía libre a la empresa china Shandong Gold para explotar la mina El Oro, ubicada en el cerro Famatina, a unos 30 kilómetros de Chilecito”, explicó Cecilia Matta quien desde la mañana de ayer participó de la medida de fuerza en suelo riojano.

“Es una lucha contra el modelo depredador que beneficia a muy pocos. Acá se trata no sólo de defender las montañas sino el agua y la tierra por eso estamos aquí. En vez de viajar, optamos por destinar nuestras vacaciones a la defensa de nuestros recursos”, agregó Matta en diálogo telefónico.

En plena zona cordillerana, Luis Sánchez, relató la difícil misión de frenar el paso de enormes moles andantes que intentan abastecer a las mineras mendocinas y sanjuaninas a través de un corte emplazado en Uspallata, sobre la ruta internacional a Chile.

“Debemos soportar el sol, los insultos, las amenazas de los gendarmes, las causas judiciales contra muchos compañeros, pero aquí estamos. Se trata de resistir la política prominera del de Celso Jaque (gobernador mendocino) y el sistema extractivo y saqueador basado en la megaminería y la exportación masiva de soja”, advierte Sánchez, integrante de la Asamblea Popular por el Agua. Uno de los proyectos más temidos es el de San Jorge. Allí se intenta extraer cobre y oro en una explotación que promete arrasar al valle de Uspallata, a 90 kilómetros al noroeste de la capital mendocina y 2.500 metros de altura.

La lucha antiminera también se replicó, en paralelo, en la ciudad catamarqueña de Belén. En la zona de Cerro Negro, sobre la ruta nacional Nº 40 -paso obligado de vehículos que se dirigen hacia Minera Alumbrera, Agua Rica, Filo Colorado y las decenas de proyectos en territorio riojano- integrantes de asambleas de Tinogasta, Andalgalá y Choya, entre otras, tuvieron la misión de hacer oír su voz de resistencia desde el epicentro de una de las zonas más codiciadas por las multinacionales mineras.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Libertad y democracia sindical: “La razón de ser de la CTA es hacerse cargo del conflicto”

ACTA

El secretario Gremial de la CTA, Daniel Jorajuría, desconoció el acuerdo entre la UIA y la CGT para fijar topes a las negociaciones salariales, denunció al Gobierno de proscribir a la Central al no otorgarle la Personería Gremial y ratificó que en esta nueva coyuntura, la Central de Trabajadores de la Argentina “volverá a ganar las calles para hacerse cargo del conflicto social”.

Para el dirigente gastronómico, “a ningún trabajador se lo engaña con los números dibujados del INDEC. A la inflación la padecemos todos los días”, aseguró a ACTA.

Según Jorajuría, al Gobierno “no le interesa de escuchar de primera mano cómo la falta de Personería Gremial afecta a los trabajadores de carne y hueso que no piden más que tener organizaciones que realmente los representen”. En declaraciones formuladas a ACTA dijo que “en la Argentina no se protege el derecho de asociación, sólo el 15% de las empresas tiene representación en los lugares de trabajo”. Y agregó: “Para colmo hay discriminación porque en el Estado hay pluralidad y en el sector privado no”.

Daniel Jorajuría es uruguayo y llegó a la Argentina en 1972 por razones políticas. En el año 1995 ingresa a la CTA, se recibe de abogado y en 1997 conforma la Nueva Organización Sindical Gastronómica (NOS-CTA), entidad simplemente inscripta de la que es su secretario general. Actualmente se desempeña como secretario Gremial de la nueva conducción después de coordinar durante años el espacio de las organizaciones de nuevo tipo enroladas en la CTA.

A continuación, parte de la charla mantenida con la Agencia de Noticias de la CTA:

¿Usted tiene una fijación con la lucha por la libertad sindical?

Sí. En el año 1996 empezamos a organizar las primeras jornadas de capacitación con delegados de todo el país. Y ahí, recuerdo, fueron los mismos compañeros los que plantearon el principio de ‘desregulación’ sindical. Ese fue el envión de una lucha que ahora nos lleva a reclamar democracia y libertad sindical ante el Gobierno y la OIT. Esa bandera comenzó a flamear en aquellos encuentros de delegados.

O sea, cero sindicalismo empresarial.

Los compañeros nos transmitían que ellos se sentían acorralados, prisioneros de la organización gremial que no los representaba, que entregaba sus derechos, sus conquistas laborales. Nos decían que nadie los defendía en serio, que lo único que hacían con ellos era sacarle dinero. Recuerdo claramente una reflexión de aquellos días: es como si un hincha de River Plate le pagara la cuota social a Boca Juniors. Está todo dicho.

Pese a toda el agua que corrió bajo el puente, el Gobierno sigue mirando para otro lado.

Después de casi 20 años, después de haber construido una identidad con la clase trabajadora, después de asumir esa representación en nombre de todos los trabajadores, no puede ser que se siga desconociendo nuestra Personería Gremial, por eso también vamos a profundizar en esta etapa la lucha por libertad y democracia sindical, eso significa construcción de poder político, económico y social para los trabajadores”.

No somos todos iguales.

Al no tener Personería Gremial se genera un marco de debilidad en que los trabajadores que se organizan terminan despedidos. Hay permanentemente un mensaje de terror al trabajador que intenta agruparse, como parte de un modelo de política que dominó la Argentina por mucho tiempo. Teniendo el poder absoluto de los trabajadores los sindicalistas han modificado sus estatutos para que no cambien los dirigentes, allí no existe democracia que es lo que nosotros pedimos.

¿Qué propuestas tienen para esta etapa de la Central?

Tenemos un eje fundamental: No se puede resolver la situación sin la participación de los trabajadores, si ellos no encuentran canales de comunicación con el Estado y todas sus instituciones. Y también es fundamental la lucha por la libertad y la democracia sindical.

¿En estas elecciones se revalorizó el tema de la autonomía?

Por supuesto, para nosotros las organizaciones obreras debieran ser autónomas de cualquier patrón, gobierno o partido. Las cuestiones de los trabajadores las decidimos entre nosotros, respetando las ideologías, y esa autonomía no debe regalarse a ningún gobierno. La fundación de la CTA es un ejemplo. En la década del 90 la herramienta de los trabajadores se puso en manos del gobierno, llevando a cabo una política neoliberal de la manera más salvaje. Pero los trabajadores tenían que construir una organización nueva para hacer frente a esto. Era revolucionario, nos decían que algo así no se podía hacer, que no se debía crear una nueva herramienta. Nacimos con 128 compañeros en Burzaco y hoy somos más de un millón y medio de afiliados.

La UIA y la CGT hablan de Paritarias con piso y techo

La CTA no acepta ningún condicionamiento para discutir los salarios y condiciones de trabajo. Desconocemos los acuerdos de cúpula funcionales al poder que pretenden encorsetar el conflicto social. La puja por el ingreso está presente y se va a acrecentar porque, como decía Perón, los precios suben por el ascensor y los salarios por la escalera. Aunque dibujen los números del INDEC, a ningún trabajador pueden convencer de que no hay inflación. La padecemos todos los días. Quieren poner un cepo a los reclamos de los trabajadores mientras los empresarios amasan ganancias fabulosas.

¿La CTA se prepara para hacer frente a esas demandas?

Nuestro secretario general, Pablo Micheli, ha sido claro como lo hemos sido todos los integrantes de la Lista 1 Germán Abdala que ganó las elecciones del año pasado. Vamos a volver a ganar la calle y a hacernos cargo del conflicto social. Esa es nuestra razón de ser.

Más unidad, organización y participación parece ser la consigna.

Con la organización sindical no alcanza. Es necesario que alimentemos el nuevo Movimiento Político, Social y Cultural de Liberación haciendo lo que tenemos que hacer y fortaleciendo el proceso hacia una Constituyente Social. Y eso lo vamos a conseguir desde una central de masas que profundice sus niveles de inserción, referencia y representación en el seno de la clase trabajadora.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Notas sobre tierra y democracia

Umberto Mazzei (especial para ARGENPRESS.info)

La propiedad de la tierra es asunto muy importante, como que es el patrimonio original de cada país. Es más, pensadores como Machiavelli (1) y Montesquieu (2) han encontrado un paralelo entre la distribución de la propiedad de la tierra y el sistema de gobierno. El autoritarismo está en relación directa y proporcional con la existencia de latifundios. La participación ciudadana en la voluntad política está en relación directa con la difusión de la propiedad. En general una buena distribución de la propiedad inmobiliaria - tierras o vivienda- es básica para la paz democrática y la integración ciudadana a la vida nacional.

Conozco el ejemplo de Italia del Norte e Italia del Sur. Italia del Norte es una constelación de medianos y pequeños propietarios y allí nacieron en la Edad Media las ideas que dieron vida al mundo moderno y la potencia económica italiana. Italia del Sur conjuga un feudalismo de sonoros títulos nobiliarios con el accionar de la Cosa Nostra en Sicilia, la Ndrangheta en Calabria y la Camorra de Nápoles, todas nacidas para apoyar el latifundio, durante los siglos XVIII y XIX. Un proceso parecido al moderno de los paramilitares colombianos. Hay también el ejemplo de dos imperios.

El antecedente de Roma

La relación entre repartición de la tierra y estructura política la documenta la historia romana. La Roma política nació al dejar de ser reino etrusco y convertirse en república de pequeños campesinos. Fueron tiempos de una Roma ejemplo de rectitud ciudadana y valentía patriota. Su primera ley agraria data de 486 a. c. porque la repartición de la tierra fue siempre central en la política romana, como que sus campesinos eran la base del ejercito. La conquista de nuevas tierras y el uso de esclavos fue creando latifundios, que desplazaron a los campesinos. En 367 a.c. la Ley Licinia trató de limitar la propiedad de la tierra, pero igual se apropiaban los nobles senadores de las tierras públicas. Al no poder competir con mano de obra esclava los campesinos romanos abandonaron el campo para hacinarse en las ciudades y vivir del Estado. Así comienzó la Roma del pan y circo.

El malestar era grande cuando el tribuno Tiberio Sempronio Graco, en 133 a. c., introdujo la Ley Sempronia que fijaba en 1000 arpentas (404 hectareas) la extensión máxima de las propiedades. El Estado absorbía el resto para darlo a los campesinos sin tierra. Los ricos armaron sus criados y lo mataron a palos. Diez años después, su hermano Cayo murió acuchillado tratando de repetir la obra. Fue el comienzo de las guerras civiles que destruyeron la República Romana y dejaron un Imperio militar.

La evolución en Estados Unidos

Antes de la Guerra de los Siete Años (1756 - 1763) las colonias inglesas en América del Norte ocupaban una franja que sólo llegaba hasta los montes Apalaches. Al oeste y el norte limitaba con la Louisiana francesa, que ocupaba ambas márgenes del río Mississippi, del río Ohio y del río San Lorenzo hasta el Atlántico Norte. Al sur limitaban con la Florida española. En esa guerra, atribuida a un berrinche de Madame de Pompadour (3), Francia perdió casi todas sus colonias. En Louisiana era vencedora, aunque perdió Québec, pero con criterio difícil de entender, recuperó Martinica y Guadalupe a cambio de todas las tierras en Louisiana hasta el margen oriental del Mississippi. Eso sería crucial para los futuros Estados Unidos. Por el Tratado de Paris Inglaterra reconoció la independencia de los Estados Unidos y le entregó todas la tierras recién conquistadas al sur de los grandes lagos y al este del Mississippi. Esa región se dividió en territorios sin representación política, que fueron determinantes para una difusa repartición de la propiedad de la tierra.

América del Norte 1760

En 1776, las 13 provincias tenían la tierra repartida entre pequeñas parcelas propiedad de granjeros individuales y latifundios otorgados a gente bien conectada, que necesariamente las trabajaban con esclavos. Aquí, como en Roma, vemos el nexo entre esclavitud y latifundio.

La guerra de independencia aumentó el número de granjeros pequeños, porque se ofreció parcelas a quien sirviera en el ejército en los nuevos territorios. Luego, Alexander Hamilton, Secretario del Tesoro, saco a la venta tierra en los territorios a bajo precio, pero en lotes de 500 acres que los granjeros no podían comprar, pero si los banqueros que los fraccionaron y revendieron. Esos territorios fueron luego el espacio en que se asentaron granjeros venidos de Europa del norte.

Las primeras leyes sobre la propiedad de la tierra son el Ordenamiento de la tierra de 1983 y en la Ordenanza del Noroeste de 1787 (4), que fijaban criterios para la repartición de la tierra y atribuía tierra de uso público (ejidos) a cada nuevo centro municipal. Sus normas rigieron la expansión territorial de Estados Unidos durante la primera mitad del siglo XIX. Fue la época virtuosa de la democracia norteamericana, cuando el poder económico de unos pocos era equilibrado por la fuerza electoral de muchos pequeños propietarios. Cuando el poder de la oligarquía representada por el filo-británico Alexander Hamilton fue frenado por la corriente popular liderada por Thomas Jefferson, admirador de la revolución francesa y presidente en 1801.

Eso ha cambiado mucho. La distribución reflejó la evolución de la influencia política. Cien años después, en 1900, la población total de Estados Unidos era de 76 millones y la rural de 30 millones (40%). Los grandes propietarios de tierra entonces eran empresas ferrocarrileras. En 1990 la población era 249 millones y la rural 62 millones (25%). La concentración urbana es un fenómeno mundial, causado por varios factores, entre la agricultura mecanizada y la producción industrial de los productos que antes producían los granjeros. Pero que el 91% de la población rural viva de salarios si es indicativo del estado de la propiedad. (5)

Hoy, la propiedad de la tierra esta concentrada en empresas petroleras, seguidas por la industria forestal y la agroindustria. Los pocos granjeros dueños de su tierra producen o crían para la agroindustria. El uso de los OGM los hace empleados de los fabricantes de semillas y agroquímicos para la parte vegetal o de hormonas y antibióticos para la parte animal. La casi totalidad de la producción agrícola se hace en latifundios de grandes empresas, que emplean mucha mano de obra extranjera barata. La propiedad de la tierra esta ahora tan concentrada que los cinco más grandes propietarios son dueños de 7,8 millones de acres (3,16 millones de hectáreas) y el mas grande es dueño de 2 millones. (6)

Ese cuadro de la mala distribución de la propiedad en Estados Unidos empeora con los millones de gente sin hogar por las ejecuciones de hipotecas causadas por fraude financiero de Wall Street. Es clara la indiferencia social de quienes mandan en Washington, que muestran - como en Roma Imperial - creciente disposición a dirimir disensos con el aparato militar.

La distribución de la tierra sub-urbana

La concentración de la propiedad y la emigración del campo a la ciudad - por razones históricas que varían de país a país- ha creado siempre problemas que comienzan con la ubicación física de la gente y con problemas sociales relacionados con la prestación de servicios a las nuevas comunidades. La concentración de la población urbana encarece la tierra y la vivienda hasta hacerla inaccesible a quienes emigran por necesidad económica. Esa aplicación de las “leyes del mercado” crea una acumulación humana en los márgenes urbanos, que internacionalmente son conocidos con su nombre brasileño de “favelas”.

Un buen gobierno no puede permitir que se acumulen grupos sociales marginados de la enseñanza y la salud, sin darles medios para ganarse una vida decorosa. Solucionar ese problema es necesario para mejorar la democracia, mejorar la seguridad pública y acabar la pobreza endémica. Sin embargo, la callosidad de la dirigencia política y social habitual en América Latina y otros países, le permite mirar esos hacinamientos de la desesperación como parte del paisaje. Por eso, es natural que los nuevos gobiernos latinoamericanos que llevan los servicios básicos de la vida urbana a esos barrios donde viven las grandes mayorías tengan un éxito político y electoral, consistente y durable.

Esos asentamientos de forzosa precariedad están muy expuestos a los accidentes atmosféricos y telúricos, por lo endeble de su construcción y la ausencia de controles técnicos. Un ejemplo es la tragedia del terremoto en Haití. Otro ejemplo, es el gran número de damnificados por las intensas lluvias en Venezuela. La escasez de tierras públicas para asentarlos obligó al gobierno venezolano a regresar a la propiedad pública extensiones de tierra subutilizadas y pedir donaciones solidarias al Estado para construir viviendas a los damnificados.

Nota personal

Eso último me lleva a inserir una nota personal, que no es elegante hacer, pero quiero ayudar y estoy lejos. Tengo 18 hectáreas de terreno inobjetablemente propio que quiero donar al gobierno venezolano para atender a los damnificados. La propiedad está registrada en el catastro rural y ubicada en el municipio J. E. Lossada del Distrito Maracaibo. Si el uso que se le dé llevase el nombre de mi admirado amigo Luis Homez, un socialista zuliano de vida breve pero ejemplar, me consideraría ampliamente retribuido.

1) Discorsi sulla prima Deca di Tito Livio.
2) De l’Espirit des Lois.
3) La guerra de los 7 años que tanta influencia tendrá en el futuro del mundo, tuvo un origen frívolo. Francia era aliada tradicional de Prusia contra Austria. La alianza se revirtió cuando Mme. Pompadour supo que Federico II de Prusia había llamado a una perra suya la Pompadour. Con una nueva relación de fuerzas Rusia, Austria y Francia atacaron a Prusia, cuya única aliada era Inglaterra.
4) Land Ordinance of 1783 y Northwest Ordinance.
5) US Census Bureau.
6) The Land Report Fall 2010, October 5, 2010 The largest US land owners.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: La primera quincena ardiente de 2011

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)
1. Melisa Silva de 23 años y Claudia Castillo de 19 fueron asesinadas en Punta Arena –Región de Magallanes- por un vehículo cuyo conductor, sospechosamente, todavía no es encontrado por las policías. Cuando fueron arrolladas por el carro, las muchachas batían cacerolas en el marco del paro general y protesta histórica –apenas comparable al “magallanazo” de 1984 acaecido durante una visita de Pinochet a la zona más austral de Chile y el mundo- convocada por la Asamblea Ciudadana de Magallanes que aglutina a todas las fuerzas en términos políticos y sociales, de manera transversal ante el alza arbitraria del gas de casi un 17%.

La Región de Magallanes se encuentra asentada en uno de los territorios más extremos, duros e inclementes del planeta y sólo limita con la Antártica, donde Los Andes se hunden en el mar. Los 160 mil habitantes de la Región no sólo contienen una fuerte ascendencia de la colonia otrora yugoslava, sino que sus relaciones con la sociedad patagónica argentina se confunden en el fin helado del sur. Por lo demás, según el Banco Mundial, la zona sufre un 30% de carestía general superior al promedio nacional. La vida en el agreste suelo magallánico es carísima debido a su aislamiento y, a causa de las frías temperaturas, el consumo de gas de la población es como el pan y el agua. En la zona se asientan las principales reservas de petróleo y gas de Chile. Lo demás es ganado ovino, mucho después bovino, y algunas especies marinas. Por eso el anuncio del gobierno piñerista de elevar el precio del gas se liga inmediatamente a la preparación de condiciones para la privatización de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), una de las pocas industrias, junto al 27% de la propiedad del cobre, que permanece en poder del Estado. Por ello en los primeros días de 2011, el paro y la protesta se multiplicaron mediante movilizaciones que adquirieron diversas formas. Las más aguerridas estuvieron protagonizadas por los trabajadores y sus familias empobrecidas, pero abarcaron el descontento de todos los sectores del territorio. El gobierno central inventó una mesa de diálogo, y puso a un obispo como mediador. Sin embargo, contradictoriamente, también negó la posibilidad de echar pie atrás a la medida antisocial. Podrá postergarla, amortiguarla, matizarla transitoriamente para intentar detener el descontento popular. Sin embargo, Piñera está mandatado por el programa contrarrevolucionario y antipopular del imperialismo financiero y sus instituciones tutelares sintetizados en el actual contenido del Estado, a continuar la gesta ominosa iniciada por la dictadura militar y profundizada por los gobiernos civiles de la Concertación, tendiente a maximizar las ganancias de la minoría en el poder mediante la apropiación privada de la riqueza socialmente producida, el despojo de las riquezas naturales, y la privatización de industria nacionalizada. A menos, naturalmente, que el pueblo trabajador oponga combate duro de acuerdo a su organización, estatura de resistencia, ampliación y legitimidad de la justeza de su lucha presente.
Por su parte, no faltaba más, la entidad de los dueños y capataces del país, la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), a través de su presidente, Lorenzo Constanz, y luego de reunirse con el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, hizo un llamado a establecer “con urgencia” una mesa de diálogo. No vaya a ocurrir que las evaluadoras de riesgo internacionales dependientes de los capitales financieros acunados en los Estados imperialistas bajen la notas de Chile como país “confiable” y con la paz y mansedumbre socialmente necesarias para las inversiones transnacionales.
2. De acuerdo a la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), el 2010 las exportaciones de Chile alcanzaron más de 69 mil millones de dólares. Casi 40 mil millones de dólares correspondieron a cobre (monto que no considera todos los minerales valiosísimos que se extraen y sacan del país como trozos de roca no refinados en Chile), consolidando el patrón mono exportador, extractivista y negación de la diversificación industrial que gobierna la economía del país, volviéndolo extraordinariamente vulnerable y dependiente de la demanda de los mercados asiáticos. El resto fue celulosa, vino y fruta fresca. Las ganancias provenientes del metal rojo y sus estratégicos componentes minerales simplemente saqueados, terminan por reciclarse por medio de instrumentos y activos financieros y bursátiles, que son los que finalmente determinan su movimiento y precio.
Por su lado, el oficial Instituto Nacional de Estadísticas (INE), informó que en los primeros 9 meses del gobierno de Sebastián Piñera, se han “creado” 385 mil nuevos empleos a escala nacional. Sin embargo, más de 200 mil se explican por trabajo a cuenta propia, es decir, trabajo informal sin acceso a seguridad social de ninguna especie, y apenas 25 mil puestos de trabajo con contrato y previsión social (industria especulativa de las AFP’s). Lo demás es mal trabajo, subempleo y tercerización. En buenas cuentas, se amplia el trabajo asalariado en las peores condiciones posibles, irresponsabilizando al Estado del carácter estructuralmente precario, rotativo e inseguro del empleo.
Pero las malas noticias no se detienen aquí. En los días venideros el pasaje del transporte público de la Región Metropolitana, el Transantiago, aumentará a más de un dólar y el metro de la Capital, aun más. Toda vez que el combustible podría aumentar 40 pesos el litro, por efecto del incremento del precio internacional del petróleo, lo que a su vez, encarecería todas las mercancías, mientras los salarios se mantienen intactos hace mucho tiempo, y un porcentaje ascendente de trabajadores llega a fin de mes en virtud del crédito de consumo fácil y el subsecuente sobreendeudamiento.
El 40% de la propiedad estatal del sistema eléctrico asociado a la producción eléctrica de la industria del cobre (ex Edelnor), mientras tanto, en los próximos días será transado en la Bolsa de Comercio de Santiago por un valor estimado de mil millones de dólares que, de acuerdo al discurso gubernamental, serán reinvertidos en Codelco. Es como vender la visión para comprar un par de gafas.
3. Por arriba, políticamente, para dicha de la UDI y su fe de imponer para las presidenciales al actual ministro de Educación, Joaquín Lavín, fue revocado el único ex democratacristiano del Ejecutivo y que estaba a la cabeza de la cartera de Defensa, Jaime Ravinet, por sostener ante las cámaras, sin percatarse de ello el pobre, que la instalación del puente mecano sobre el río Biobío –una de las zonas más devastadas por el maremoto-terremoto de febrero de 2010- “vale callampa” (callampa=verga). Formalmente, Piñera cuestionó la gestión de Ravinet por la licitación del Ejército para comprar una casa de un millón de dólares al jefe del Estado Mayor Conjunto, general Cristian Le Dantec. Es el primer ministro que cae durante la actual administración, mientras la prensa de ultraderecha reivindica el éxito de Lavín en el aumento de los puntajes de la prueba de admisión de las universidades para estudiar carreras pedagógicas. Este punto es una de las medidas de Lavín para el supuesto mejoramiento de la calidad de la enseñanza en Chile, junto a la conversión de lo que queda de educación municipalizada dependiente del Estado en verdaderas empresas productoras de trabajadores obsecuentes y funcionales a la organización del trabajo ordenada por el capital y sus empresarios.
En tanto, tras la Junta Nacional democratacristiana, su Consejo Nacional quedó compuesto en más de un 70% de nuevos integrantes, muy allegados al conservador presidente de esa tienda, Ignacio Walker. Siguiendo los pasos de la UDI, la DC se quiere lavar la cara sin atractivo y en crisis con rostros jóvenes que representan los mismos objetivos de clase y similares políticas de un partido que es una especie de Renovación Nacional (tienda propiedad de Piñera) que en el pasado basculaba la política del país y decía reflejar el sentir de los sectores medios, pero que hoy se despeña a vista y presencia de quién guste.
4. Un nuevo incidente de la historia de la vergüenza histórica y antisoberanista, la protagonizó el chileno y socialista Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ubicando a Venezuela en el banquillo de los acusados y amenazando a la República Bolivariana de aplicarle la denominada "Carta Democrática" para excluirla de ese foro internacional, igual como hace casi medio siglo lo hicieran con Cuba. De peones del imperialismo norteamericano en Chile hay para exportar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile - Magallanes en Paro contra el Gobierno de Piñera

SOCIALISMO REVOLUCIONARIO

Al decretar al aumento del precio del gas en la región de Magallanes el gobierno de Piñera impone el criterio de un gerente general y viene a dar la razón a quienes sostenemos que el actual gobierno es el de los grandes empresarios. Que mejor oficina de negocios para un gran empresario que el palacio de La Moneda desde donde se decide subir el precio del gas para hacer atractivo el negocio al capital privado y con el fin de privatizar ENAP y también seguir dando garantías de lucro a las empresas extranjeras como METHANEX que hoy venden y exportan a otros países el mismo gas que Piñera dice que se agota.

Respuesta de la población y repercusiones políticas

Solo un paro general podía venir a revertir el alza, sin embargo hasta hoy el gobierno se resiste revocar la medida. Los últimos eventos en Punta Arenas a pesar de la cuestión geográfica han demostrado la importancia que tiene un Paro General frente a un ataque directo a las condiciones de vida de una población que vive la mayor parte del año bajo condiciones climáticas extremas. Este Paro General a nivel regional sin duda ha impactado al resto de la población nacional de hecho una encuesta publicada recientemente habla de más de un 80% de apoyo al Paro en Punta Arenas y solo un 8% de rechazo. Es decir que en todo el país hay una conciencia clara de lo que hace el gobierno desde el poder para favorecer a los grandes empresarios contra los bolsillos de los trabajadores.

El rol de los trabajadores organizados

Un elemento clave de la actual movilización es que los sindicatos de la Empresa Nacional del Petróleo están participando activamente en la paralización e integran la Asamblea Ciudadana de Magallanes, han realizado reuniones y son los primeros en cuestionar el plan privatizador del gobierno así como el cuestionamiento a las grandes ganancias que se llevan fuera del país empresas multinacionales como Methanex o Gasco, involucradas en el proceso de venta y distribución del gas.

Estos cuestionamientos de parte de los trabajadores al calor de la paralización y su enfrentamiento con el gobierno abre grandes perspectivas para que dentro del movimiento de los trabajadores se pueda desarrollar de manera más clara una conciencia socialista que cuestione la propiedad de los combustibles y otros recursos hoy en manos privadas.

Surge una real oposición al gobierno

La Asamblea Ciudadana de Magallanes se ha convertido en poco tiempo en la única autoridad valida que ha encabezado los reclamos y la defensa de los intereses de la población frente al gobierno. Ni los Parlamentarios y alcaldes de los actuales partidos políticos del sistema han logrado convencer a sus socios en el gobierno y revertir el alza con sus visitas a Santiago.

No es casualidad que una organización como la ACM este encabezando las movilizaciones contra el alza ya que el ataque del gobierno les toca a todos pero la composición de dicha organización esta claramente integrada por los sectores más golpeados por el gran capital. Pobladores, Trabajadores, estudiantes y la clase media propietaria de empresas medianas y pequeñas son quienes han salido a la calle.

El paro tiene todo el entusiasta y firme apoyo de la clase trabajadora magallánica así como su representación en la Asamblea Ciudadana de Magallanes. Sin embargo no hay que engañarse; el concepto "ciudadanía" demuestra el vacío que existe hoy frente a la ausencia de una genuina y clara representación política de la clase trabajadora. Mientras los trabajadores de todos los sindicatos y los pobladores de todas las comunas y poblaciones de la zona no sean los que encabecen la Asamblea Ciudadana de Magallanes y mientras no haya representación política propia siempre estará presente la amenaza de que la Concertación, sus partidos burgueses y otros interesados en buscar reposicionarse electoralmente hacia el futuro vuelvan a influir para negociar una salida con el gobierno con remedios de corto plazo.

Desde el gobierno y la impotente oposición Concertacionista han celebrado lo "transversal" de esta Asamblea sin embargo su actitud solo confirma el gran rechazo al actual gobierno y a la Concertación, que de "oposición" solo tiene el nombre que le dan los diarios para poder diferenciarla en la redacción de noticias. Solo ahora que ven a una población decidida a rechazar el alza y movilizándose los parlamentarios se han movido en apoyo de la medida. Pero el rol de estos parlamentarios e incluso de los alcaldes solo será el de convencer al gobierno de imponer el alza de una manera gradual, para que el golpe al bolsillo duela menos, tal como lo hicieron el año pasado cuando subieron el pasaje del Transantiago.

La verdadera naturaleza empresarial del gobierno

En Punta Arenas podemos ver el fracaso de una permanente campaña mediática llena de juegos artificiales que los últimos gobiernos han desarrollado a su favor para desviar la atención de los verdaderos problemas que afectan a la población. En Punta Arenas el intento del gobierno de Piñera mostrar "una nueva forma de gobernar" fracasa y se confirma su vieja y verdadera naturaleza; la de un gobierno de los grandes empresarios.

La importancia de un Paro General

La lucha de los Magallánicos también confirma que la mejor forma de poner freno a los ataques del gobierno contra el bolsillo y las condiciones de vida de la mayoría de la población es la por la vía de la huelga. Tal y como lo hacen los trabajadores de cualquier sindicato para exigir mejores condiciones económicas y laborales o cuando la empresa amenaza con el corte de beneficios, en estos casos y cuando la empresa se niega a tales demandas los trabajadores reunidos en asamblea, discusión democrática y por mayoría deciden ir a la huelga.

Con la elite empresarial gobernando con Piñera los trabajadores no tienen nada que ganar, al contrario, solo ataques al bolsillo; como lo estamos viendo con el decreto de alza del gas en el sur, de la bencina en todo el país y la cadena de alzas que esto trae consigo en los alimentos y en los pasajes de locomoción.

Solo un Paro General contra el gobierno de los empresarios puede dejar claro que los trabajadores de todo el país no están dispuestos a dejar que sigan robando sus recursos naturales y atacando los niveles de vida. Solo un Paro General encabezado por los trabajadores y ganando el apoyo de los sectores medios igual de golpeados puede cambiar las cosas a favor de la mayoría. Tal como hoy lo están demostrando los pobladores y los trabajadores del sur de chile.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: La política como blanqueo

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

Horacio Cartes, el Presidente del Club de Fútbol Libertad, un exitoso empresario que saltó a la arena política hace pocos meses, confesando planes presidencialistas para el 2013, y éste fin de semana se apoderó del Partido Colorado en una Convención Extraordinaria convocada a su antojo y por él financiada para ser consagrado nuevo patrón.

Escenas de sillazos, trompadas, botellazos, vestimentas destrozadas, mujeres casi desnudadas, respondieron a la instalación de la mesa de la asamblea, presidida por el Senador Juan Carlos Galaverna, en abierta violación de los estatutos partidarios que prohíben actuar de convencionales a los miembros de su Junta Directiva.

El espectáculo fue un atraco y un copamiento, comentó Luis Becker, un veterano dirigente colorado, quien recordó una convención de la década del 40, que también fue atropellada y asaltada por facciosos, al grito de “a sillazos o a balazos iremos al Palacio”.

Cartes recién apareció en la sede partidaria, en el centro de Asunción, después del mediodía, cuando su victoria estaba asegurada en manos de Galaverna, su principal operador, fogoso y deslenguado orador, cabecilla de varias trampas parlamentarias y violaciones de la Constitución en los últimos 15 años, que ha confesado públicamente, valiéndose de la impunidad que le otorga una desnaturalizada Corte de Justicia.

La Convención fue convocada para reformar los estatutos del partido, bajando de diez años a uno la edad de afiliación, como plazo mínimo para aspirar a un cargo en la dirección, todo un ardid para legalizar la candidatura a la presidencia partidaria del recién llegado Cartes.

Un Congreso Nacional, previsto para marzo, decidirá su futuro orgánico, pero hay coincidencias en los sectores de la opinión pública que aún tienen paciencia para soportar estos culebrones de mal gusto, que la carrera está ganada antes de la partida, como se estila en las trampeadas carreras de caballos, cuando un solo apostador le juega a todos, aunque discriminando el monto de los billetes.

De 806 afiliados habilitados para participar en la asamblea, lo hicieron 793, de los cuales 569 votaron por el nuevo mandamás, y 218 en contra, un resultado que los perdedores declaran públicamente que es producto de la compra de convencionales.

Ello, mirado con gafas limpias, evidencia un resquebrajamiento del partido, nacido en 1880 con el nombre de Asociación Nacional Republicana (ANR) y que ha gobernado el Paraguay durante 79 años como una hacienda, propiedad de pequeñas roscas mafiosas, más de la mitad con sangrientos regímenes militares.

Dos fracciones enfrentarán a Cartes y su Movimiento “Honor Colorado”, que para sus adversarios es mejor llamar Horror Colorado, encabezadas por la dupla presidencial Nicanor Duarte Frutos y Luis Castiglioni, derrotados en abril del 2008 por el ex Obispo Fernando Lugo, y otra por el Presidente del Club de Supermercadistas Eliazar Salemma y Zacarías Irún, un potentado que reina en Ciudad del Este, centro del contrabando de las Tres Fronteras, con Argentina y Brasil.

Conociendo la historia acomodaticia y poco honrosa del Partido Colorado, con gran vocación de poder y habilidad para explotarlo en beneficio de sus máximos dirigentes, ninguna sorpresa resultaría si dentro de unos meses, las tres tendencias se abrazan en vísperas de la campaña electoral por las presidenciales de abril del 2013.

Mucho dependerá de la inversión monetaria que esté dispuesto a hacer Cartes, a quien el partido le debe la financiación de las elecciones municipales de noviembre pasado, las cuales permitieron recuperar algo las alicaídas fuerzas después de la derrota del 2008 ante la Alianza Patriótica para el Cambio.

Esa alianza resultó un heterogéneo acuerdo electoral, que aceptó presentarse en torno a los seis puntos del programa común que hizo posible el triunfo de Lugo pero que, una vez incumplidos en su 90 por ciento, ha entrado en una profunda crisis, agravada por la ambición de cargos por algunos, y la división de las organizaciones progresistas.

Galaverna es el motor político del mejor avión de Cartes, y sus desplazamientos de los últimos meses demuestran una firme predisposición para efectuar toda clase de piruetas con tal de consolidar el dominio del partido por su nuevo patrón, a tal punto que, una vez que sintió que la Convención le obedecía, pidió silencio y se puso a rezar.

Ese gesto de utilización de la religión no es nuevo en la tradicional hipocresía de la muy devota cúpula colorada, pero adquirió mucha presencia en el país con la Iglesia Raíces bajo el mandato de Duarte Frutos, entre 2003 y 2008, y ha continuado con la adhesión pública a la Secta Moon de la actual Presidenta del partido, Lilian Samaniego, hermana del flamante Intendente de Asunción, Arnaldo Samaniego.

Cartes es el único que puede garantizarle a Galaverna una reelección en el Senado que necesita como el agua, porque sus enemigos, muchos de los cuales pueden volver a ser amigos mañana, están con los cuchillos afilados entre los dientes, esperando que pierda los fueros para intentar someterlo a una investigación judicial, a los efectos de obligarlo a probar el origen de su cuantiosa fortuna, en una reacción motivada por envidia más que por una razón moral.

El nuevo líder colorado está acostumbrado a ganar, incluso con el Club Libertad, que levantó cabeza desde el momento que comenzó a recibir sus dólares. Reconocido empresario creativo y emprendedor, Cartes ha llegado a esta nueva competencia después de hacer muchos números y calcular que la inversión es rentable.

En la mitad de los noventa, un colega empresario suyo y también muy exitoso, Juan Carlos Wasmosy, se lanzó a la política e igualmente en filas coloradas, después de haber transitado por otros espacios partidarios buscando ubicarse en puestos de avanzada, y resultó electo fraudulentamente Presidente de la República.

Galaverna fue su principal operador y, tiempo después, confesó ante la prensa que había hecho trampas en las papeletas para que ganara Wasmosy, quien declaró que la campaña le había absorbido ocho millones de dólares pero que estaba contento porque, en cinco años, haría avanzar cincuenta al país.

Resultó un avance en reculada, en todos los planos, menos el suyo personal, pues salió más rico aún, producto de un acertado cálculo de profesional de la especulación que invirtió ocho para ganar ¿ochenta? y, además, antes de irse, privatizó casi 200 kilómetros de la ruta que va de Asunción a Ciudad del Este.

Una cosa que Wasmosy no previó fue la reacción de la ciudadanía que, silenciosa y a menudo acusada de inercia e inconsciencia, calladamente se cobra algunas deudas, enterrando por años o para siempre, a los políticos que cumplen su mandato sin resolver ninguno de los problemas más acuciantes del país.

En los últimos veinte años, el pueblo ha ido conformando una lista de políticos “quemados”, como son todos los Vicepresidentes de la República, tres colorados y uno liberal, que ha habido en ese lapso, además de Wasmosy y sus colegas y correligionarios Raúl Cubas y Luis González Macchi, a quienes se suman dos Intendentes Colorados y uno liberal, todos recibiendo una repulsa general.

Cartes, un todo terreno, quizás conozca un poco más que ellos la capacidad olfativa del pueblo paraguayo, indígena en sus orígenes, cuya intuición juega un papel muy importante en la medición de los personajes públicos, aunque estos no lo comprendan y por ello se equivocan tanto, incluso el propio Lugo, que comienza a recibir mensajes de rechazo desde las mismas filas que más lo apoyaron desde un primer momento.

Este año paraguayo estará teñido de política y mucha politiquería, los colorados buscando recomponer su rompecabezas, los liberales tratando de construir un candidato presidenciable pero con muy poca argamasa entre sus manos, y los sectores de izquierda condenados a entenderse y sumar fuerzas para no desaprovechar esta oportunidad histórica de ser actores en la reconstrucción del país, para que impere justicia y equidad social, a los efectos que la democracia deje de ser un cuento.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En Colombia son asesinados el 60% de los sindicalistas asesinados en el mundo, por una violencia sistemática del Estado colombiano

Luis Alberto Vanegas

“En Colombia se comenten el 60% de los asesinatos de sindicalistas que se presentan en todo el mundo (…) una violencia histórica, estructural, sistemática y selectiva que se convirtió en pauta de comportamiento del Estado colombiano: esta violencia deja por lo menos desde 1986, 2.778 sindicalistas asesinados, 196 desapariciones forzadas y más de 11.096 hechos de violencia, que constituyen un genocidio contra el movimiento sindical colombiano”.

La organización de las víctimas, paso fundamental para poner punto final a las prácticas genocidas.

La violencia antisindical se da en medio de la persistencia de la crisis de derechos humanos, la continuidad del conflicto interno, la implementación de la política de “Seguridad Democrática” y la militarización de la sociedad, que muestra fenómenos de reincidencia en el actual momento de victimización de los jóvenes, niños y niñas como en el caso de Arauca por agentes del Estado; la denuncia de la Presidenta del Polo Democrático, Clara López, donde señala que del 7 de agosto al presente, han sido asesinados 50 líderes y defensores de derechos humanos, entre ellos, líderes que reclamaban la restitución de tierras; una nueva escalada de masacres, una diaria ocurrida en la semana del 8 al 12 de noviembre de 2010, lo que arroja como resultado una creciente victimización de la sociedad colombiana demostrando la persistencia de fenómenos como la parapolítica, el apoyo a la violencia por parte de algunos empresarios y multinacionales, los falsos positivos, las interceptaciones ilegales como el reciente y denunciado “Plan Escalera”, del pago ilegal de informantes por parte del DAS, para sustraer información de los sindicatos, la reorganización del paramilitarismo, la sostenida impunidad, la profunda crisis social en el empleo y la salud, empiezan a ser reveladas y no pueden ser ocultadas por el gobierno.

Señalamos que no existen condiciones para la realización de los derechos de las víctimas. En primer lugar, porque como lo anticipábamos desde el movimiento sindical y algunas organizaciones de derechos humanos, fracasó rotundamente el proceso de negociación y reinserción de los grupos paramilitares y su instrumento jurídico la ley de Justicia y Paz, cerrando las posibilidades de reconstrucción de la verdad, justicia y reparación a las víctimas; en segundo lugar, por las profundas limitaciones de un proyecto de Ley de víctimas que hoy inicia su debate a partir del proyecto del gobierno de la “Unidad Nacional” que no consultó a las organizaciones de víctimas, ni a las organizaciones sociales y sindicales victimizadas, y tampoco reconoce a todo el universo de víctimas. El Estado se abroga la facultad de definir quién es víctima y quién no, y que el tema medular para la discusión del gobierno es el costo y la sostenibilidad fiscal, por encima de los derechos de las víctimas; y además, entre otras cosas, el proyecto gubernamental no contiene la reparación colectiva a las organizaciones que hemos venido siendo arrasadas, y el Estado no asume, por acción por omisión, su responsabilidad en el genocidio.

De esta forma, señalamos que el Estado y el gobierno colombiano, en unión con empresarios, multinacionales y sectores de derecha, adelantan acciones para tratar de ocultar el genocidio desarrollando una labor diplomática a nivel internacional con el fin de desconocer que el movimiento sindical continúa siendo victimizado, buscando imponer el olvido a la sistemática violencia antisindical.

Cifras de violaciones

Partimos de señalar que en ningún momento podemos caracterizar que estamos en una situación de posconflicto, por el contrario, nuestros afiliados, que se encuentran en casi todo el territorio nacional, y nuestras organizaciones afiliadas sufrimos altos niveles de violaciones, si revisamos lo ocurrido durante el 2010 39 sindicalistas han sido asesinados, de los cuales, 17 son educadores afiliados a Fecode, persiste que cada día se viola un derecho a la vida, a la libertad e integridad de los sindicalistas, como ha ocurrido durante los últimos 25 años. Entre el 1 de enero y el 30 agosto de 2010, se han dado 275 violaciones. Entre ellas 201 amenazas, 16 atentados, 10 hostigamientos, 5 secuestros, 5 desapariciones, 2 allanamientos ilegales, 1 detención arbitraria y los homicidios mencionados. Estos datos son preliminares para el 2010 y muestran un escenario aterrador y peligroso para quienes deciden abanderar las luchas de miles de trabajadores y trabajadoras.

Este fenómeno es la continuación de una política de exterminio y arrasamiento de las organizaciones sindicales, nuestros encuentros vienen levantando el reclamo a la comunidad nacional e internacional de poner punto final al genocidio contra el movimiento sindical colombiano. En esa lucha hemos logrado que organizaciones sindicales hermanas a nivel internacional, organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos se solidaricen con nuestra situación, e instancias como la OIT, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, parlamentos y gobiernos de la comunidad internacional, reconozcan que en Colombia se comenten el 60% de los asesinatos de sindicalistas que se presentan en todo el mundo. Denuncia que ha significado la no aprobación o ratificación de Tratados de Libre comercio con el gobierno y los empresarios colombianos, como el caso del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos o el grupo EFTA, de los países nórdicos. Frente a nuestro reclamo por genocidio los encuentros de víctimas han dado cuenta que el movimiento sindical colombiano ha padecido una violencia histórica, estructural, sistemática y selectiva que se convirtió en pauta de comportamiento del Estado colombiano.

Esta violencia deja por lo menos desde 1986, 2.778 sindicalistas asesinados, 196 desapariciones forzadas y más de 11.096 hechos de violencia, que constituyen un genocidio contra el movimiento sindical colombiano. Las regiones más victimizadas, en su orden, son Antioquia, Santander, Valle del Cauca, César y Magdalena. Los sindicatos más victimizados, teniendo en cuenta la información entre el 1 de enero de 1986 y el 30 de agosto de 2010: Fecode y los educadores aparecen como la organización más victimizada, con 921 homicidios, le siguen: Sintrainagro con 798; USO, 116; Anthoc, 58; Sintraelecol, 50; Asonal, 47; Sutimac, 38; y, Fensuagro, 37. El análisis de esta información evidenció que la violencia contra el sindicalismo se concentró en 15 sindicatos, es decir, el 78.2% de los homicidios se realizaron contra los integrantes de estas organizaciones, de lo cual es posible deducir que hubo una violencia orientada al exterminio de las organizaciones sindicales más allá del individuo víctima de un homicidio [1].

Este fenómeno tiene hondas raíces históricas, no solamente para el movimiento sindical, sino para muchos sectores sociales, étnicos y políticos que han sufrido una práctica de exterminio masivo. Desde el surgimiento del movimiento sindical en Colombia, la violencia antisindical ha sido una constante y a las organizaciones y sus afiliados se les ha impuesto el rol de víctima por el sólo hecho de ejercer los derechos de asociación y el ejercicio de las libertades sindicales. Podemos mencionar como antecedentes históricos de las respuestas violentas frente a las peticiones de los trabajadores, las luchas y gestas históricas de trabajadores de ferrocarriles, petroleros, navieros y la tristemente recordada lucha de los trabajadores agrícolas y bananeros que lograron sus primeras reivindicaciones a costa del sacrificio de vidas entre sus dirigentes y afiliados.

La impunidad asegura la persistencia del genocidio sindical

Frente a la grave situación de violencia contra el movimiento sindical, las medidas del Estado han sido casi nulas. Sólo hasta mediados del 2007 la Fiscalía y la Judicatura emprendieron alguna clase de medida, impulsada por la presión del movimiento sindical colombiano y mundial, en el marco de las discusiones sobre el Tratado de Libre Comercio que el gobierno de Colombia quería firmar con Estados Unidos.

La intolerable situación de impunidad se mantiene, demostrando que la unidad especial de la fiscalía y los tres jueces encargados de los crímenes contra sindicalistas, no constituyeron una medida seria, adecuada y efectiva para realizar avances. Si en el año 2007 se hablaba de una impunidad del 100%, hoy pese a la denuncia, la presión internacional y los diferentes pronunciamientos del Estado colombiano, la impunidad, para el caso de homicidios es del 96.11% y en otras violaciones, la impunidad está en el 99.84%. Haciendo la precisión que en la mayoría de los casos se determinan sentencias para autores materiales, pero es casi inexistente las sentencias para identificar a los autores intelectuales de las violaciones de las violaciones a los derechos humanos de los sindicalistas. Lo cual manda un mensaje muy negativo del alto grado de impunidad y de permanente revictimización a las víctimas del movimiento sindical, en la medida en que no se desmontan las estructuras generadoras de la violencia antisindical.

El movimiento sindical, y especialmente la Central Unitaria de Trabajadores que viene ofrendando el 87% de las víctimas de la violencia antisindical, tiene el compromiso moral de rescatar la memoria y reivindicar los derechos a la verdad, justicia, reparación integral y no revictimización, tanto individual como colectiva y defender de esta manera el derecho a existir en el libre ejercicio de las libertades sindicales y la defensa de los derechos de los trabajadores.

Nota:

1) Cuaderno de derechos humanos No. 22. Que os duelan las sangres ignoradas. Informe sobre violaciones a los derechos humanos de los y las sindicalistas y la situación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010. Colombia: ENS y Comisión Colombiana de Juristas, 0ctubre de 2010.

Luis Alberto Vanegas, Departamento de Derechos Humanos de la CUT.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Ecuador: Alberto Acosta, “pudimos haber cometido errores, pero nunca fechorías”

.
Ante la falta de información oportuna sobre la denuncias de supuestas irregularidades en la Asamblea Constituyente de Montecristi, el ex-presidente de dicha Asamblea, Alberto Acosta, personalmente fue a la Fiscalía para pedir al Fiscal General que agilite las investigaciones relacionadas con dichas y que se presenten los resultados de las mismas, para que y se esclarezcan definitivamente estos hechos.

Acosta fue enfático al señalar que “no es posible que se empañe el proceso más democrático y más participativo en la historia constitucional del país por la duda de que algo se hizo mal”. El reconoció que “pudimos cometer muchos errores, pero fechorías de ninguna manera”.
El propio fiscal general, Washington Pesántez, anunció, frente a periodistas de varios medios de comunicación, que en los próximos días se harán públicos los resultados de las investigaciones que lleva adelante la Fiscalía sobre las presuntas irregularidades que se habrían cometido en el manejo administrativo y financiero en la Asamblea Constituyente de Montecristi.

Pesántez manifestó, además, en relación a las supuestas falsificaciones de firmas de una veintena de asesores, que -reconociendo que la justicia tiene la obligación de guardar la reserva de la indagación previa- no se ha determinado los elementos necesarios para establecer las respectivas causas penales, puesto que dichos asesores habrían reconocido sus firmas y no se habría producido perjuicio alguno. El fiscal anotó que solo en el caso de un asambleísta, cuya asesora habría estado durante casi cinco meses en el exterior mientras supuestamente cumplía con sus funciones en Montecristi, no se pudo continuar con el proceso puesto que no se le habría levantado su inmunidad.
Además, indicó, refiriéndose a la auditoría sobre los manejos administrativos, que si bien la Fiscalía inició el proceso de investigación de oficio a partir de las presuntas irregularidades en la compra de una alfombra, en el alquiler de carpas y la entrega de celulares, solo se han determinado responsabilidades de carácter administrativo y no penal. Adicionalmente, “eso le corresponderá aclarar a quien fue el director administrativo de la Asamblea Constituyente, Francisco Torres, que será llamado a la Fiscalia para que explique cuál fue el proceso que se siguió para realizar estas adquisiciones”, manifestó el fiscal.
Como es de dominio público, estas investigaciones empezaron durante el mismo proceso constituyente por solicitud expresa del entonces presidente de la Asamblea Constituyente, Alberto Acosta, quien el 5 de junio del año 2008, convocó a la Contraloría General del Estado para que realice un examen especial al procedimiento de contratación y pago de honorarios y remuneraciones de asesores y asistentes de los y las asambleístas, así como también del personal administrativo que laboraba en dicha Asamblea. Esta solicitud abrió la puerta para que, posteriormente, la Contraloría realice un exhaustivo examen especial a las operaciones administrativas de la Asamblea.
Sin embargo, la demora en estas investigaciones y la falta de información completa, veraz y oportuna ha dado lugar a una serie de notas periodísticas en donde se han denunciado incluso supuestas fechorías. Por lo tanto, Alberto Acosta insistió en la urgencia de transparentar el manejo administrativo y financiero de la Asamblea Constituyente. Un trabajo patriótico, como el desplegado en Montecristi por los y las asambleístas de todas las tendencias políticas, así como de sus asesores, asistentes y personal administrativo, no puede ser empañado por algún error o mal manejo administrativo, y menos aún porque la falta de información genere espacios para que se pretenda menoscabar la trascendencia histórica del proceso constituyente de Montecristi.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Perú: A propósito del nacionalismo

Gustavo Espinoza (NUESTRA BANDERA, especial para ARGENPRESS.info)

Siempre es bueno recordar que en su polémica con Luís Alberto Sánchez, José Carlos Mariátegui sostuvo que, a diferencia de las naciones europeas, el nacionalismo en los pueblos coloniales -así llamó en su momento a países como el nuestro- “es revolucionario y, por ende, concluye con el socialismo”.

Dos formulaciones del Amauta que merecen ser rescatadas para el debate de nuestro tiempo. La primera, se refiere al carácter revolucionario del nacionalismo. Y la segunda, a su proyección natural: el socialismo. Que Mariátegui tuvo sustento para sus afirmaciones, lo confirmó la experiencia militar peruana de 1968.

El mensaje de Velasco Alvarado -en las condiciones concretas del Perú de ese entonces- tuvo en efecto, un claro contenido revolucionario porque partió de una base antiimperialista en una circunstancia en la que la contradicción entre el dominio imperial y los intereses del país constituían el eslabón esencial del periodo y asomaban como la lucha por la defensa de la soberanía nacional y la recuperación del petróleo en manos de la International Petróleum Cómpany.

Por eso, desde sus documentos iniciales, el proceso de entonces se definió como un movimiento antiimperialista. Y pudo, admitir luego ser parte de un legado humanista de origen socialista, libertario y cristiano.

Velasco no tuvo la misma concepción del socialismo que tenían los revolucionarios peruanos en ese entonces, pero sí una noción en torno a la necesidad de construir un modelo social independiente y soberano en el que desapareciera la explotación humana y el trabajo fuera la fuente natural de la riqueza.

A esa sociedad la caracterizó recogiendo el legado de Mariátegui y el pensamiento del anarquismo histórico de principios del siglo XX, enriquecido sin duda por la experiencia continental de entonces.

Ese ideal, por lo demás, buscó no contraponerse al escenario mundial. Por eso el grupo militar del 68 buscó lazos estables de solidaria colaboración con la Unión Soviética, los regímenes socialistas de Europa del este y Cuba, emblemático paradigma de la revolución continental.

Y por cierto, aunque señaló un camino propio, no denostó nunca del proceso revolucionario de otros pueblos, ni contrapuso su experiencia a la que otros países.

Tuvo, entonces, el acierto de considerar la revolución peruana - al más puro estilo mariateguista- como parte de la revolución mundial. Y es claro que no se equivocó al juzgarla de ese modo.

Pero un fenómeno así, no ocurrió siempre. Ni en el Perú, ni en otros países. En nuestra experiencia, el “nacionalismo” de Sánchez Cerro, por ejemplo, fue un antecedente del fascismo. Su mensaje de corte “patriótico” hizo crisis en la guerra con Colombia, pero no condujo a las masas sino a la confusión, la arbitrariedad y el caos.

Y el nacionalismo aprista sirvió en su momento para aludir a un ”socialismo peruano”, a un “marxismo nacional”, distinto y distante del socialismo de Mariategui, a quien juzgó “europeizante” y “exótico”.

Incluso el “nacionalismo militar” de Morales Bermúdez ayudó a sustentar la reinserción del Perú en el sistema financiero internacional, bajo la égida del Fondo Monetario y el Banco Mundial.

Todavía en nuestro tiempo hay quienes añoran formulaciones de este corte y reivindican como “revolucionario” y “autónomo” el mensaje de Haya de la Torre, adjudicándole un sentido patriótico que nunca tuvo y un contenido transformador que estuvo muy lejos de su verdadera intención política; en tanto que otros sostienen que el país se “libró” de de la experiencia “socializante” del 68 y consideran eso, una suerte de mérito patriótico de Morales Bermúdez y quienes lo secundaron en Tacna en agosto del 75..

En otros países, el nacionalismo ha tenido experiencia del mismo tipo. Juan Domingo Perón, en la Argentina de los años treinta hablaba de un ideal programático que algunos podrían suscribir con entusiasmo en nuestro tiempo: “soberanía política, independencia económica y justicia social. Que a los ricos y pobres, nada les falta. Que para todos haya igualdad de oportunidades”

Bien podrían haberse denominado estos los “objetivos estratégicos” del caudillo militar, que consideraba a los políticos tradicionales “una especie moribunda” y aseguraba: “Ya estábamos cansados de palabras. Eran tiempos de violentos cambios, Nadie ofrecía un proyecto nuevo al país, aparte de nosotros”.

Expresiones y palabras que venimos oyendo hoy a partir de un mensaje nacionalista que busca afirmarse como “modelo propio” y que en otros países de la región fueran sustentadas de manera efímera por otros caudillos, desde el brasileño Getulio Vargas, hasta el ecuatoriano Lucio Gutiérrez.

El común denominador fue un proyecto “autónomo”, no vinculado a ninguna experiencia actualmente existente y diferente de la izquierda, y el ideal socialista.

El “nacionalismo”, no obstante servir de base a un proyecto posterior más avanzado. Pero podría también derivar en una experiencia frustrada, y frustrante, que aseste un rudo golpe al avance social de nuestro pueblo.

¿De qué dependerá el que ocurra una, u otra cosa? ¿De la voluntad personal de un caudillo nacionalista?, de sus intenciones, malas o buenas? Ciertamente, que no. El papel de la personalidad en la historia, es significativo, pero por sí solo, no reemplaza a la acción de las masas. Todo dependerá del proceso social que se desarrolle desde un inicio pero, sobre todo, de la fuerza, la organización y la madurez del pueblo, que podrá ser actor de esta lucha y protagonista de su historia, o simple convidado de piedra en las definiciones esenciales.

Por eso, la clave para la Izquierda Peruana -la que dice enarbolar la bandera socialista de Mariátegui- no es formar parte de la comisión de aplausos de un proyecto nacionalista, sino construir desde la base misma de la sociedad, la fuerza capaz de imponer, a partir de su propia experiencia de lucha, los cambios que el país reclama.

Ellos no dependerán de la voluntad personal de nadie. Ni se producirán como consecuencia de consignas políticas o plegarias religiosas. Serán el producto de la acción concreta de un pueblo golpeado, pero que tiene fuerza para recuperarse, e intacta su moral de combate.

Para enfrentar la tarea no basta que le prediquen verdades formales ni compromisos episódicos. La lucha contra la corrupción es muy importante, por cierto, y podrían enarbolarla Humala o Toledo, pero no constituye un programa por si misma.

La batalla principal es contra el modelo neo liberal impuesto al país a espaldas y contra los intereses nacionales por una burguesía envilecida y en derrota y por el accionar depredador del capital financiero. En el caso concreto, se expresa en el Tratado de Libre Comercio hoy vigente al margen de la voluntad de los peruanos, en los contratos leoninos suscritos con consorcios extranjeros para la explotación de nuestros recursos, y en la defensa de nuestras riquezas naturales tras los que asoman las orejas del lobo imperial.

Es ahí -contra ese modelo- que hay que librar la lucha económica, política y social más importante, en el combate por la transformación democrática de la sociedad peruana. Si el nacionalismo es capaz de percibir ese fenómeno y actuar ante él de manera consecuente y clara, abrirá una perspectiva de cambio. De lo contrario, marcará una nueva quiebra de expectativas y esperanzas.

Por eso, definir por quien se ha de votar el 10 de abril, es importante. Pero mucho más importante es saber por qué se debe optar por esa vía. Y para qué se debe actuar de ese modo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela: Con ley de educación universitaria o sin ella, hay que abrir las universidades al pueblo con los instrumentos legales que tenemos

Martín Guédez

Hace apenas unos días me encontraba con el escritor Juan Veroes en los espacios de la Misión Ribas, allá en Mucumbarila, en la ciudad de Mérida. Como siempre –desde que lo conozco- estaba Juan trabajando en este menester eterno de hacer Revolución. Se preguntaba Juan ¿Qué había pasado con la Universidad y los revolucionarios en Mérida? Hoy no me sorprendió que escribiera un angustiado artículo al respecto.

Recuerda –no sin frustración- Juan a la ULA, sus estudiantes y sus profesores, aquellos que conoció hace unos 25 años. Unos estudiantes –en su mayoría porque las universidades siempre han sido espacios de la clase media- siempre prestos a librar las batallas por la justicia y las reivindicaciones más sentidas de ellos mismos y del pueblo. Claro está añoraba Juan aquella universidad y aquellos estudiantes mirando el miserable espectáculo que ofrece esta caterva de descerebrados que en su mayoría hoy pueblan la ULA. Nosotros, desde Caracas y nuestra UCV y sus estudiantes podemos decir exactamente lo mismo que Juan: ¿Dónde está la Casa que Vencía las Sombras?

Bien, si el cáncer se cura atacándolo a tiempo esta pandemia también. Lo primero es sin duda reconocer y examinar con precisión la naturaleza y origen de la enfermedad. Si no lo hacemos correctamente en vano nos daremos leyes de educación universitaria. Pasará con ella exactamente lo que ha pasado con leyes como la de Telecomunicaciones o la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión: unos perfectos jarrones chinos causantes de mayor frustración que si no existieran si cabe.

El diagnóstico no requiere mayor análisis, lo conocemos y lo sufrimos todos. Tenemos unas universidades autónomas secuestradas por la ideología capitalista neoliberal. Funcionando armónicamente al servicio del sistema. Absorbiendo del erario público inmensas cantidades de recursos destinados a formarle al sistema capitalista y global el recurso humano que necesita para convertirlo en su componente profesional, amén de esa fuerza de choque enloquecida y embobecida con la cual enfrenta la lucha por igualdad, justicia y reivindicaciones obreras y campesinas. En estas universidades alinean el conocimiento a la solución de sus problemas y activan el segmento más radicalmente contrarrevolucionario y conservador de la población. Universidades para las cuales la autonomía se ha traducido en hacer vida de espaldas a las necesidades del pueblo que las sustenta. Formación, Investigación y Extensión mirando hacia el capitalismo global y sus necesidades pero divorciados de las urgencias del Estado Nacional y sus planes de desarrollo. Sin embargo de poco nos sirve el diagnóstico.

Lo que importa –para poder revertirlo- es reconocer el proceso por el cual “aquellas universidades combativas devinieron en estas” Veamos: Justo comenzando la década de los ochenta el capitalismo parió la locura del neoliberalismo. Un proceso según el cual “el Estado no es parte de la solución sino el problema” (palabras de Ronald Reagan en su toma de posesión presidencial). Se soltaron los diablos. Todos los tanques de pensamiento del sistema se pusieron a colocar en la “mano invisible del mercado” la solución de los problemas de la humanidad. Sobraban los estados nacionales, los sistemas públicos de salud, de educación, la seguridad social… todo le andaba estorbando al “Dios Mercado”

En Venezuela el sistema educativo en los niveles de primaria y media fue atacado con saña. Por años, a lo largo de las décadas de los ochenta y noventa, el sistema de primaria y media cayó en barrena. Con el concurso –consciente o no- del liderazgo sindical del magisterio no hubo año en el cual se cumplieran más de cien días de clases de los 180 establecidos. Huelgas, paros, descuido criminal del sistema, fue empujando con sacrificio a las familias a la educación privada –no mejor que la pública pero al menos no perdían el año los muchachos-, las mayorías más pobres debieron quedarse en los planteles públicos al precio de ser víctimas de la segunda parte de la estrategia, la parte más cruel e inhumana, la parte que hizo afirmar a Arturo Uslar Pietri (miren que Uslar no era hombre de izquierda) “El sistema educativo venezolano es el más sádico del mundo”

El CNU crea –bajo la propaganda de una conquista democrática- la Prueba de Aptitud Académica. “Una misma prueba, a la misma hora, en todo el país, para todos por igual” Esa era la “maravillosa” consigna. Es decir, la misma prueba de Habilidad Verbal y Resolución Numérica para el muchacho pobre, mal comido, al que no se le dieron materias como Física o Química “por necesidad del curso”, con apenas 100 días de mala escolaridad, que para el muchacho del colegio privado, con mejores promedios (porque el billete manda y el profesor exigente e intraficable en el liceo público era una “ponchera” en el privado), bien comido, con un entorno más culto, con todos sus días de clases cumplidos, todas sus materias vistas, etc., etc. ¿Qué podía pasar? Lo que pasó. Que en menos de veinte años –constantes y sin alivios- los estudiantes de los colegios privados se apoderaban de los cupos y los pobres se quedaban fuera, hasta formar una inmensa legión de estudiantes sin cupo, condenada a “buscar hacer lo que se pueda”, sin un oficio práctico, con un miserable papelito en las manos que no servía para abrirle las puertas de la Universidad sino para engrosar la llamada “Población Flotante”

Rectores como Giusseppe Giannetto o Benjamìn Sharifker (UCV y USB) pontificaban contundentemente “la Universidad es para los mejores, los más preparados, no es culpa nuestra que los pobres se queden fuera”, esto decía Sharifker, o “¿y para que dejarlos entrar si luego tendremos que botarlos porque no están preparados? Decía la joyita de Giannetto.

En 20 años le cambiaron la sangre a las Universidades, le sacaron el pueblo y las llenaron de clases medias. Bien. Ese “trabajo” de 20 años no se revierte en un año ni lo anula una Ley. No se resolverá sólo con la LEU como por arte de magia. Se requerirá firmeza, paciencia y sentido de la justicia y las proporciones. Sin necesidad de la vetada LEU se ha debido y podido comenzar el proceso de transformación y no lo hemos hecho. Hay que mejorar la educación media e incorporar objetivos imprescindibles para acceder primero y permanecer con éxito después en el nivel universitario. En 1982 un grupo de docentes hizo un trabajo que demostró con pruebas que hay materias y objetivos que no se daban (no se dan) en educación media y que son requeridos para enfrentar la formación universitaria con éxito. ¡Esto hay que hacerlo ya! Pero no es suficiente en modo alguno. La Constitución Bolivariana y la novedosa y estupenda Ley Orgánica de Educación exigen y ordenan que sea el Estado (Art. 102 de la CRBV) quien decida quienes y como se accede a la Universidad. Para vergüenza nuestra aún en el año 2009, la UCV –por ejemplo- practicó las pruebas internas de admisión (una estafa) y se reservó cupos para los bienaventurados hijos de profesores, lo cual convierte a los que no lo son en venezolanos de segunda. ¿Lo volverán a hacer este año?, eso no depende de la aprobación de la LEU sino de un don imprescindible para gobernar: ¡Autoridad!

No queremos convertir este artículo en algo más pesado de lo que ya es, pero aquí tenemos un punto de partida que no requiere espera sino decisión y firmeza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Camino al congreso: Cuba y la economía global (Parte XVIII)

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

En la sociedad global, particularmente en los países emergentes, la fuerza de trabajo altamente calificada es cada vez más relevante. En esas economías caracterizadas por su dinamismo, blindaje frente a la crisis y ritmos de crecimiento, se incorporan novedades científicas, se asumen subarriendos o facilitan la instalación de dependencias de empresas que buscan sitios donde la mano de obra calificada está disponible a mejores precios, exportan personal calificado y crean tecnologías y mercancías de alto valor agregado.

Actualmente los países que más fuerte apuestan por el desarrollo, avanzan en varias direcciones: sustitución de importaciones, promoción de las aéreas de alta tecnología, captación de inversiones extranjeras, desarrollo de infraestructuras e introducción de la técnica y la ciencia en la Industria y la agricultura. Esos esfuerzos y las políticas que los definen comienzan por la formación de los recursos humanos. La inversión más rentable es en el hombre, hecho que convierte a las universidades en la punta de la madeja.

Al amparo de tales proyecciones, en menos de dos décadas países pobres y que soportaban hambrunas antológicas como: China, India y Vietnam se han convertido en naciones prosperas, exportadoras de alimentos, maquinarias, electrodomésticos, textiles, tecnología y mano de obra calificada.

Es preciso aclarar que estos y otros países tuvieron a su favor haber contado con financiamiento externo en forma de créditos de las instituciones internacionales y de inversiones extranjeras directas atraídas por legislaciones permisivas, bajos costos de la mano de obra, facilidades para acceder a los mercados internos en expansión, abundancia de personal calificado y aceptables facilidades de infraestructura. Todo ello acompañado de estabilidad interna.

Esas naciones asumieron conscientemente la idea de que todos los problemas no pueden resolverse a la vez, que el desarrollo implica costos y genera tensiones sociales y, de un modo u otro, asumieron el mucha veces criticado, aunque básicamente exitoso pragmatismo, al estilo de Deng Xioaoping.

En virtud del bloqueo económico norteamericano que le impide el acceso a las fuentes crediticias y a los mercados, anula las posibilidades de transferencia tecnológicas, prohíbe el establecimiento en la Isla no sólo de las empresas norteamericanas sino de prácticamente todo el mundo, Cuba trata de ser excluida de la economía global. En esa dinámica también influye el carácter estatal de la economía cubana, la doctrina para el tratamiento al capital extranjero y la exclusión por razones políticas o ideológicas de potenciales actores, principalmente los cubanos residentes en el exterior.

No obstante, venciendo esas y otras dificultades, entre ellas la excesiva centralización que coloca cualquier decisión a niveles muy altos de la jerarquía estatal, la burocracia que suma trámites sobre trámites y elementos de corrupción que han comenzado a asomar, en el desempeño económico cubano se reflejan algunas de las mejores características de las economías emergentes.

Como mismo ocurre en China, la India y otros países con economías de vanguardia, en Cuba los mayores éxitos económicos se consiguen a cuenta de los avances en las aéreas de las tecnologías más avanzadas: ingeniería genética, biotecnología, medicina, incluyendo las especialidades más complejas, mientras se espera el despegue de sectores como la producción de software. La economía isleña se beneficia también de la exportación de servicios técnicos como son médicos y otros profesionales de la salud, técnicos agrícolas, ingenieros y arquitectos, entrenadores deportivos y otros de elevado perfil.

Como parte de la obra social de la Revolución, Cuba ha desarrollado un eficaz y vasto sistema de enseñanza superior que le permite disponer de las instalaciones y de los docentes para formar profesionales en prácticamente todas las ramas, especialmente médicos, ingenieros, arquitectos, enfermeros, veterinarios, técnicos agrícolas, entrenadores deportivos, instructores de arte, no sólo para sus necesidades sino para las de otros países.

Para países que no puedan crear en breves plazos escuelas de medicina, facultades de ingeniería o arquitectura y universidades informáticas, el acceso económicamente ventajoso a las instituciones cubanas puede ser una opción. También pudieran crearse mejores facilidades para que, como parte de proyectos estatales o por su cuenta, profesionales cubanos puedan asumir contratos de trabajo en el extranjero.

El VI Congreso del Partido Comunista de Cuba que decidirá acerca de las estrategias para el desarrollo del país y que contará con la asistencia de alrededor de mil delegados en su mayor parte poseedores de conocimientos económicos, seguramente profundizaran sobre todos los temas y considerará con todo detalle las formas y los medios para, a pesar del bloqueo estadounidense, reinsertar a Cuba en la economía mundial, aprovechar las ventajas de la globalización, combinar intereses nacionales e individuales y avanzar hacía el desarrollo. Allá nos vemos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...