viernes, 4 de febrero de 2011

Dos años de gobierno: Obama, presidente fiasco (Parte IV - Final)

Juan Luis Berterretche (especial para ARGENPRESS.info)

Con Obama: retroceso social

En Estados Unidos 43 millones de personas reciben cupones de alimentos. El número de personas que recibieron cupones de alimentos en Estados Unidos aumentó 16% en 2010 respecto al 2009. Esto significa que el 14% de la población norteamericana vive ahora con bonos de comida, o aproximadamente uno de cada siete estadounidenses.

En algunos estados, como Tennessee, Mississippi, Nuevo México y Oregon, una de cada cinco personas están recibiendo cupones de comida. La capital de los Estados Unidos, Washington DC, -con el mayor gueto negro del país- encabeza a la nación, con el 21.5% de la población que depende de cupones de alimentos para sobrevivir. (CNN). Lo que denota la continuidad del “racismo social” bajo la presidencia Obama.

Los datos anteriores coinciden con los resultados de la Investigación sobre la Comunidad Estadounidense de la Oficina del Censo de Estados Unidos publicados en setiembre de 2010 que revelan que el índice de pobreza podría alcanzar el 15% de la población. Instituciones sociales critican la metodología de medición oficial de la pobreza en Estados Unidos porque solo incluye los ingresos antes del pago de impuestos, y no tiene en cuenta los gastos médicos, de transporte y laborales. Los estadounidenses mayores de 65 años en todos los grupos demográficos experimentaron el mayor aumento en la pobreza, que alcanza al 16,1%. La pobreza también aumentó entre los adultos en edad laboral, de 18 a 64 años, así como entre los blancos e hispanos /39.

El índice de desempleo después de mantenerse durante 2010 en un promedio de 9,6%, en noviembre de ese año cerró con un aumento al 9,8%. Pero en enero de 2011 se anunció que la tasa de desempleo en diciembre había retrocedido al 9,4%. Peter Morici economista de la Universidad de Maryland, explicó que la situación sigue siendo decepcionante porque esa supuesta baja de la desocupación en realidad “es producto en gran medida de que unas 260.000 personas tiraron la toalla en su búsqueda laboral y ya ni figuran en los registros”. Todavía hay 14,5 millones de desocupados. Si se incluye a subocupados (trabajan sólo media jornada o menos) y a quienes ya no buscan empleo, el desempleo en diciembre se situó en verdad en cerca del 17%. Y aún faltaría contabilizar un millón o más de inmigrantes indocumentados que perdieron su empleo en los dos últimos años y no están incluidos en las estadísticas oficiales

Mientras, los desocupados que tienen la suerte de regresar a las filas laborales están asumiendo un recorte promedio de 40% en sus salarios. Esas pérdidas pueden convertirse en algo permanente ya que el empleado afectado tendrá que empezar de nuevo y ascender en la escala laboral. Y con suerte, en esos nuevos empleos si se obtiene derecho a seguro médico, es luego de varios meses.

En febrero de 2010 decíamos que: “Con optimismo injustificado, en promedio, los economistas proyectan la creación de 1,4 millones de puestos de trabajo durante 2010. Lo que significa que, en el mejor de los casos, la tasa de desempleo caerá lentamente” /40. Pero en 2010 no se cumplió el “mejor de los casos”, por el contrario aumentó la tasa de desempleo y una vez más los “economistas” consultados por el Wall Street Journal erraron sus previsiones. En la primera semana de enero de 2011 Bernanke anunció que “La recuperación que comenzó hace un año y medio sigue, aunque de momento a una tasa insuficiente para reducir de forma significativa la desocupación” Para el titular de la Reserva Federal habría una tasa de paro a niveles históricos (6%) recién dentro 4 ó 5 años (2015-2016). ¿Se tratará de nuevo de optimismo infundado?

Se agrava situación de la infancia en Estados Unidos

Mientras el índice de pobreza general se ubica en el 14,3 de la población, entre 2008 y 2009, el índice de pobreza de los americanos de menos de 18 años pasó del 19% a un 20,7%. Uno de cada cinco niños estadounidenses vive ahora en la pobreza /41. David Beckmann, presidente de Pan para el Mundo, nos recuerda, por ejemplo, que ellos vienen denunciando durante toda la década que: “casi uno de cada cuatro niños de nuestro país vive al borde del hambre"

“La serie de las Report Cards (del Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF) basa sus premisas en la convicción de que la medida auténtica para juzgar la posición de una nación es el empeño con que se ocupa de sus niños: de su salud e invulnerabilidad, de su seguridad material, de su educación y socialización, y de su impresión de sentirse amados, apreciados e incluidos dentro de la familia y la sociedad en las que han nacido. Su hilo conductor es la certeza de que la protección de los niños durante los años más cruciales y vulnerables de su crecimiento es el rasgo distintivo de una sociedad civilizada y el medio indispensable para construir un futuro mejor.”

El Report Cards 9 (del Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF – setiembre 2010) nos informa que en términos de desigualdad en cuanto al bienestar infantil comparando los 24 países más ricos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Estados Unidos se ubica siempre en la franja de países que poseen desigualdad infantil superior al promedio de la OCDE. En bienestar material (que incluye ingresos familiares, materiales educativos disponibles y espacio vital utilizable por el niño en los hogares) es el penúltimo de los 24 países (superado sólo por Eslovaquia). En bienestar educacional está en el lugar 19 y en bienestar sanitario es el antepenúltimo (lugar 22). Estados Unidos, Italia y Hungría registran los niveles más elevados de desigualdad respecto a la salud infantil en el extremo inferior de la escala. Promediando los tres aspectos de bienestar infantil (material, educacional y salud) Estados Unidos se ubica entre los tres países de la OCDE que comparten el último lugar en bienestar infantil. /42

Cuando asumió su mandato, el Presidente Barak Obama prometió ratificar la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, que ya cumplió 20 años de estar vigente con el objetivo de promover y proteger las garantías de las y los menores de edad a nivel mundial. Luego de dos años de mandato aún no lo ha hecho y Estados Unidos, junto a Somalia, sigue siendo uno de los dos países en el mundo que quedan por hacerlo.

Obama viola los pactos y tratados internacionales

Se necesitarían varios tomos para enumerar todas las violaciones que Estados Unidos ha acumulado contra el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de ONU.

Con Obama Estados Unidos viola sistemáticamente el artículo 1 que acuerda el derecho de libre determinación de los pueblos. Lo vulnera flagrantemente en Afganistán y en Irak y otros más de seis decenas de países donde interviene abierta o encubiertamente. No cumple el Artículo 6 y Protocolo segundo que garantiza el derecho a la vida y condena la pena de muerte. No lo cumple ni en el país ni en el exterior. Estados Unidos es uno de los pocos países en el mundo que ejecutan tanto a los deficientes mentales como a los jóvenes menores. Pero la más pavorosa violación del derecho a la vida es el resultado de las dos grandes guerras lanzadas en este comienzo de milenio. Entre setecientas mil y un millón doscientos mil muertes en Irak y quizá más de un centenar de miles en Afganistán y millones de desplazados, refugiados y desaparecidos de ambos países. También infringe el artículo 7 que estipula la prohibición de la tortura y penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Así como los artículos 9 y 10 que garantizan el derecho a la libertad y la seguridad y las Garantías para detenidos y presos. No lo respeta ni en Guantánamo ni los centenares de prisiones en zona de guerra o subcontratadas en países cómplices.

Con la Ley US-PATRIOT y leyes complementarias se violan los artículos 12, 13, 14 y 15 del Pacto, que defienden la libertad de circulación, garantías en la expulsión de extranjeros, garantías judiciales y la irretroactividad de las normas. Y también el artículo 18 y 19 que reafirma la vigencia del hábeas corpus, los derechos a la inviolabilidad del hogar, la privacidad de la correspondencia y de las transacciones. Por su parte la Ley para la Prevención del Radicalismo Violento y el Terrorismo Autóctono termina con la libertad de pensamiento y expresión.

Con el discurso a favor de la guerra preventiva Obama viola el artículo 20 del Pacto que prohíbe la propaganda a favor de la guerra. Desde la Alemania nazista ningún gobierno del mundo ha hecho tanta propaganda a favor de la guerra como el estadounidense. Y Obama arengó a favor de la guerra al recibir un indecoroso premio Nobel de la Paz.
Respecto a los pactos o acuerdos internacionales, Estados Unidos mantiene su rechazo a unirse al Tratado de Prohibición de Minas Terrestres, conocido también como la Convención de Ottawa. Votó junto a Nueva Zelanda, Canadá y Australia (todos represores de las minorías indígenas) contra la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas. Lideró en la Asamblea General de la ONU el voto contrario a una Moratoria Internacional en la aplicación de la Pena de Muerte y la mantiene en varios estados. Estados Unidos es el único que ejecuta la pena de muerte en dos países al mismo tiempo. Los cadalsos de Irak le pertenecen.

La campaña electoral de Obama que apelaba a la esperanza y prometía cambios, luego de dos años de gobierno se descubre como un monumental fraude. Con Obama, como con Bush Jr., seguimos teniendo en la cúspide del mundo: una horda de generales inescrupulosos socios y accionistas de la industria armamentista coordinados por Bob Gates desde el Pentágono; y una pandilla de especuladores tramposos que dirigen las finanzas globales desde Wall Street, la Reserva Federal y la secretaría del Tesoro, actuando de consenso. Y sí no los detenemos, no quedará nadie para “ver bailar las cenizas”.

Ver también:

Notas:
39/ La pobreza en Estados Unidos crece a ritmo récord bajo la administración Obama El Economista 12 09 2010. www.eleconomista.es/indicadores-eeuu/noticias/2439649/09/10
40/ Ver mi artículo: La pérdida de empleos, el fantasma del hambre y el despilfarro en Wall Street www.desacato.info y Correspondencia de Prensa. Febrero de 2010.
41/ Estados Unidos post-recesión. Informe realizado por la Wharton School, de la Universidad de Pennsylvania, 2010.
42/ Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) (2010), Los niños dejados atrás: Una tabla clasificatoria de la desigualdad respecto al bienestar infantil en las naciones ricas del mundo, Innocenti Report Card 9, Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF, Florencia. La serie titulada Innocenti Report Cards (Tablas de Clasificaciones Innocenti) tiene como objetivo supervisar y comparar la actuación de los países económicamente avanzados a la hora de garantizar los derechos de la infancia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Crisis capitalista y revueltas populares (Parte II - Final)

Alejandro Teitelbaum (especial para ARGENPRESS.info)

II. Los mecanismos y agentes de formación y mantenimiento del consenso

La estrategia del sistema capitalista consiste en preservar su dominación si es posible con el consenso de las clases oprimidas y explotadas. El consenso de los explotados (que Gramsci llamó fase hegemónica del capitalismo) facilita el aumento de la rentabilidad del capital y reduce los costos políticos de la opresión.

Pero las clases dominantes, que son muy previsoras, tienen preparado un vasto arsenal, que incluye lo jurídico (estado de sitio, leyes antiterroristas, incriminación de la protesta social, etc) hasta el recurso puro y simple a las fuerzas armadas y policiales, a grupos paramilitares y parapoliciales, a bandas armadas de desclasados, a espías y provocadores infiltrados en los movimientos sociales, etc., para los momentos en que el consenso de “los de abajo” se resquebraja, crecen las protestas y las luchas y el sistema no quiere o no puede seguir haciéndole concesiones reales o vendiéndole “espejitos de colores”.

Los agentes productores de consenso tienen a su disposición esa formidable “arma de distracción masiva” que son los medios masivos de comunicación, que vehiculizan como información, seudoanálisis, debates, entretenimientos, etc., las distintas variantes de la ideología de las clases dominantes. La propiedad de esos medios de comunicación está sometida desde hace tiempo a un proceso de concentración, que se ha acentuado en los últimos decenios, formado por grandes conglomerados transnacionales que se ocupan al mismo tiempo de las actividades más diversas, desde la fabricación de equipos electrónicos para uso militar hasta el tratamiento y distribución del agua potable y la recolección de residuos.

Por ejemplo General Electric, que entre otras cosas produce piezas para la industria bélica, es propietaria de la National Broadcasting Company y de otras emisoras de televisión.

Socpresse (Dassault) y Matra – Hachette (Lagardère), que controlan casi toda la prensa francesa, son al mismo tiempo los dos más grandes fabricantes de armas de Francia.

Es decir que de la comunidad de intereses existente entre los grandes medios de comunicación de masa y el gran capital a través del capital financiero y de los presupuestos publicitarios, se ha pasado a una comunidad concreta de intereses a través de la fusión de conglomerados industriales de diversa naturaleza que incluyen medios de comunicación de masas.

Los agentes productores del consenso.

Las estrategias discursivas para hacer aceptar el sistema vigente por “los de abajo” no siempre funcionan con eficacia. Cuando la situación objetiva se hace insostenible para los “de abajo” y los “de arriba” no pueden o no quieren hacer concesiones (como es el caso actualmente), se producen las rebeliones o revueltas populares que se pueden transformar en revoluciones si “los de abajo” adquieren la conciencia de la necesidad de un cambio profundo en la sociedad y disponen de la organización necesaria para llevarlo a cabo.

Los encargados de que la gente siga pensando que el capitalismo forma parte del orden natural de las cosas, es decir los agentes productores del consenso, son el sistema educativo, las elites políticas y toda una serie de “especialistas” en toda clase de temas que gozan de una gran visibilidad mediática (economistas, juristas, académicos, “politólogos”, sociólogos, historiadores, filósofos, editorialistas, periodistas, etc.) quienes, aunque con discursos formalmente diferentes, tienen en común estar identificados ideológicamente con el sistema.

Su misión es hacer aceptar como inevitables, prácticamente como fenómenos de la naturaleza las catástrofes sociales inherentes al sistema capitalista y hacer creer que no hay alternativa viable a ese sistema.

Contribuyen de manera indirecta a esa producción de consenso hacia el sistema vigente (y a una más grande confusión ideológica en la izquierda) quienes se declaran solidarios con los regímenes llamados progresistas o revolucionarios, pasan por alto acríticamente sus extravíos, errores y abandonos, descubren las bondades de la economía de mercado y de la instauración de un “socialismo de mercado” (una verdadera contradicción en los términos), que conducen a conservar o a restablecer el sistema capitalista bajo un velo retórico que incluye meter en la misma bolsa a Marx y a Adam Smith con la pretensión de inventar una nueva teoría de la economía política.

Se equivocan: para comprender cómo funciona el sistema capitalista hoy, hay que estudiar a Marx y aplicar su método. A Marx se lo ha dado muchas veces por muerto. Pero siempre ha vuelto. Y esta vez -como escribió alguien- volvió para quedarse.

El método discursivo de los agentes productores de consenso no es espontáneo o improvisado sino que emplea diversas estrategias, que tienen algo de arte, a veces con ingredientes más o menos científicos, relacionados con los de la publicidad comercial. El primer escalón de ese método discursivo es la mentira, ya sea por omisión, por deformación o falsificación de hechos reales o por simple invención de hechos inexistentes.

La eficacia de la mentira está en relación directa con la autoridad del autor de la misma, ya sea ésta intelectual (especialista real o presunto en el tema) o funcional (Presidente, ministro, líder de la oposición, etc.).

Hay mentiras oficiales que han servido para desatar guerras, como la supuesta posesión por Irak de armas de destrucción masiva y otras con resultados menos cruentos pero utilizadas regularmente, como la falsificación y/o manipulación de estadísticas.

Otras estrategias más sofisticadas que la simple mentira utilizan los avances recientes de la publicidad comercial, que aplica los estudios de las neurociencias acerca del papel de los sentimientos y las emociones en la toma de decisiones del consumidor (por qué una persona compra un producto y no otro). En 2002 el Premio Nóbel de economía fue otorgado por el Banco de Suecia al psicólogo Daniel Kahneman por sus estudios en esa materia.

Aplicando esta metodología a los temas políticos, los agentes productores de consenso se empeñan en que su mensaje apunte a los sentimientos y emociones de los destinatarios del mismo, por ejemplo el temor, la inseguridad, la ira, la angustia o el placer.

La memoria histórica es un elemento importante en la formación de la conciencia colectiva autónoma, crítica y autocrítica , que puede ser un antídoto eficaz contra la hegemonía cultural e ideológica de las clases dominantes. Ese proceso de formación de la conciencia colectiva puede ser desviado por la falsificación, la tergiversación o la interpretación caprichosa de los hechos históricos, tarea en la que se especializan algunos intelectuales al servicio del sistema. Pero como casi siempre esos especialistas tienen una vocación pluridisciplinaria (se creen autorizados a opinar sobre todo) también se ocupan de tergiversar la actualidad.

El lenguaje, como vector de ideologías, ocupa también un lugar esencial para lograr el consenso y es por eso que las elites dominantes han perfeccionado el arte de la manipulación del mismo.

El oxímoron, es decir las frases que contienen dos términos o ideas antagónicos como si fueran coherentes, que se emplea en literatura (obscura claridad, silencio ensordecedor) es de uso común sobre todo en los mensajes populistas, de derecha como de izquierda. Quizás en ese sentido el más característico y de siniestra memoria es el nombre del partido hitlerista: nacional-socialista. Ya citamos como ejemplo de contradicción en los términos u oxímoron la expresión “socialismo de mercado” y podemos agregar la palabra “flexiseguridad” que se refiere a los contratos de trabajo flexibles que son todo, menos seguros.

Los graves daños sociales causados por las políticas ultraliberales, acentuaron el malestar de las clases populares. A fin de tratar de evitar una profunda crisis de consenso y que los conflictos se agravaran, se comenzó a hablar del “posliberalismo” o “posneoliberalismo” intentando disociar la noción de capitalismo de la de “neoliberalismo”.

La permeabilidad ideológica de la gran mayoría de la izquierda la llevó a adoptar ese discurso “antineoliberal” de la derecha, al parecer olvidando que el objetivo de la izquierda debe ser acabar con la explotación del hombre por el hombre, inherente al sistema capitalista en todas sus variantes.

En las prácticas del “marketing” comercial se ha ido evolucionando de la promoción de un producto a la de una marca (logo) y actualmente se está en la etapa de la promoción de una historia (“storytelling”, que podría traducirse como comunicación narrativa). Es decir no se vende solo un objeto o un servicio apoyado en la notoriedad de la marca sino una historia que envuelve a la mercadería. Por ejemplo el teléfono móbil de última generación que nos transportará a un mundo féerico donde caerán los muros de nuestra soledad. O el automóvil que nos permitirá recorrer paisajes increíbles sólos o acompañados por una familia que –dentro del automóvil ideal- respira felicidad.

Este método de marketing ha sido adoptado por la política para manipular las mentes. Por ejemplo Estados Unidos, que es, como se sabe, el paladín de la libertad y la democracia en el mundo, invadió Irak para neutralizar las armas nucleares y restablecer la democracia, ocupa Afganistán para ayudar a construir un Estado libre y democrático, etc.etc. Esa es la “storytelling” o comunicación narrativa sobre Estados Unidos. Pero la realidad es que cuando así conviene a sus intereses y a su geopolítica, Estados Unidos promueve y sostiene dictaduras sanguinarias o regímenes que, sin ser formalmente dictaduras, violan sistemáticamente los derechos humanos. Los ejemplos que pueden darse, históricos y actuales, son numerosos y abarcan todos los continentes.

El Gobierno argentino, que se autodefine como nacional y popular, cumplió, según él, un acto de independencia y patriotismo pagando al capital financiero internacional parte de una deuda externa espúrea e ilegítima. Y aprobó una ley de medios contando el cuento (storytelling) de que su objetivo era democratizar los medios de comunicación y ponerlos al alcance de las organizaciones sociales, con lo que logró el apoyo de todos los sectores “progresistas”. En la práctica esa ley ha servido para abrir de par en par las puertas del país a las grandes transnacionales de los medios masivos de comunicación .

Cuando un hecho manifiestamente negativo es inocultable, para calmar a la opinión pública se anuncian medidas para contrarrestarlo, las que en general nunca se ponen en ejecución. La crisis económico-financiera actual y las “medidas” anunciadas por las grandes potencias, por ejemplo en los shows mediáticos del G 20, es un ejemplo típico de ello.

Cuando deben aplicarse, sin posibilidad de ocultarlas, medidas antipopulares se emplea, como escribe Chomsky , la estrategia de la gradualidad, para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos y la estrategia de diferir, que es otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato .

Esta metodología tiene desde hace algunos años jerarquía de teoría político-económica. En 1996 el Centro de desarrollo económico de la OCDE publicó su Cuaderno de política económica nº 13 con un trabajo titulado La faisabilité politique de l’ajustement (La factibilidad política del ajuste) donde el autor se refería a los riesgos políticos del ajuste y a cómo evitarlos y escribía: los riesgos políticos de la estabilización dependen de las medidas que se tomen. Un buen calendario de su puesta en práctica, una constitución adaptada y un debilitamiento de los corporatismos (léase sindicatos) reducen los riesgos.

La última conquista del sistema en la materia de preservar el consenso anestesiando las mentes del ciudadano común son los videojuegos y los teléfonos móbiles multiuso. Además de constituir un negocio que proporciona ganancias exorbitantes (la gente renueva sin cesar los juegos y los aparatos para tener siempre el último modelo) es actualmente, después de la televisión, el instrumento paralizante del pensamiento autónomo (cuando no la causa de neurosis agudas) de los seres humanos más utilizado en el mundo.

Decenas de millones de personas en el mundo emplean la mayor parte de su a veces escaso tiempo libre para dedicarlo al uso de esos aparatos, “chateando” o entrando con los videojuegos en un mundo virtual del que muchas veces les cuesta salir. También puede suceder que transporten a la realidad ese mundo virtual y salgan a matar gente como acaban de ver en un videojuego.

Sin embargo, la telefonía y las redes electrónicas pueden convertirse en un arma de doble filo a medida que la cantidad de usuarios aumenta, pues puede ser un formidable medio de comunicación horizontal que, aunque en detrimento del insubstituible diálogo entre interlocutores físicamente presentes, logra sortear la comunicación vertical y unidireccional de los medios masivos de comunicación. Ha hecho la demostración de su utilidad en las revueltas populares en distintos países.

Las redes electrónicas tienen un inmenso potencial de acceso a la información de las fuentes más variadas y a las opiniones más diversas. Es mucho más provechoso emplear el tiempo disponible en la utilización de esa diversidad de fuentes para instruirse y formarse una opinión propia que descerebrarse con los videojuegos.

Fuerza es constatar que las crisis (ésta y todas la anteriores) son inherentes al sistema capitalista.

Hay quienes piensan que esta es la “crisis final” del sistema.

Las mayorías están haciendo la experiencia dolorosa de los estragos de la crisis actual y comienzan a rebelarse.

Las revueltas populares en Túnez y en Egipto sobre fondo de opresión, hambre y desocupación, que los medios conservadores y alguna gente de izquierda han calificado de “revolución” (distorsionando así la idea de revolución mediante la manipulación del lenguaje) se mueven dentro de marcos muy estrechos, porque a pesar de su masividad, el poder de decisión lo siguen teniendo las elites dominantes con el respaldo de las fuerzas armadas y con el apoyo explícito de las grandes potencias encabezadas por Estados Unidos, que se han pronunciado por una “transición ordenada” (cambiar algo para que todo siga igual).

Mubarak ha anunciado que se queda para dirigir la “transición” y el Ejército (financiado y abastecido por Estados Unidos a un costo de mil millones de dólares anuales) informa al pueblo que sus reivindicaciones han sido satisfechas y lo “invita” a retirarse de las calles.

En un comunicado del 2 de febrero, la Confederación Sindical Internacional denuncia la escalada de violencia que llevan a cabo contramanifestantes -dice el comunicado- fomentada por las autoridades. La CSI condena también la instrucción dada por las autoridades a los empleados de los servicios públicos y de empresas del Estado de colaborar con los contramanifestantes y denuncia los despidos de que son víctimas los empleados que participaron en las manifestaciones antigubernamentales.

Esta es la “transición ordenada” dirigida por Mubarak.

Los límites de estas revueltas populares se pueden explicar por el hecho de que el consenso de los oprimidos y explotados se mantiene en lo esencial, es decir que siguen considerando que el sistema capitalista y la economía de mercado está en la naturaleza de las cosas, que se puede mejorar pero no se puede cambiar.

Ello es así porque no han llegado a desentrañar la esencia de todos los mecanismos económicos, políticos, ideológicos y culturales de dominación y explotación y no han realizado que el capitalismo es un sistema social, como todos los sistemas sociales que lo precedieron, históricamente limitado y destinado por lo tanto a desaparecer.

Alcanzar esa etapa superior de la conciencia, que permitiría pasar de las rebeliones para echar a un gobierno dictatorial u oponerse a políticas marcadamente antisociales, a las revoluciones para cambiar el sistema , es por ahora muy difícil, a causa de los extravíos ideológicos y políticos de la gran mayoría de los partidos y movimientos llamados de izquierda.

Esto se podrá superar cuando los ciudadanos comunes se esfuercen, en base a sus experiencias cotidianas y a través de la reflexión crítica, por desterrar de sus mentes los totems y tabús ideológicos del sistema dominante y comprendan que no deben creer en promesas ni confiar en líderes providenciales y se dispongan a recuperar, en el marco de una sociedad democrática y participativa, el poder de decisión sobre sus propios destinos.

Ver también:
- Crisis capitalista y revueltas populares (Parte I)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El aumento a los jubilados y la licuación inflacionaria: Las razones por las que el 17,33% de aumento se reduce a tan solo 6,5%

INSTITUTO IPYPP

Según el anuncio oficial la fórmula de movilidad arrojó un aumento del 17,33% de los haberes previsionales que comenzará a regir a partir de marzo del presente año. La natural coincidencia que frente a una medida de esta naturaleza tenemos aquellos que bogamos por una mejor distribución del ingreso a la existente, no impide sino que nos compele a analizar con cierto rigor las condiciones sobre las que se inscribe esta medida para ponderarla en sus justos términos.

En primer lugar, conviene recordar que los aumentos estipulados por la fórmula de movilidad se asignan dos veces al año, concretamente en los meses de marzo y septiembre por lo cual, frente a una coyuntura económica como la actual, signada por la persistencia de elevadas tasas de inflación (cercanas al 2% mensual), los aumentos otorgados tienen la función de recuperar parte de la pérdida adquisitiva que produce el aumento de precios y está posteriormente condenado a sufrir un período de deterioro de su poder de compra hasta que se opere el próximo aumento.

Por ende, la primera conclusión que se deriva de lo expuesto es que el aumento real (medido en términos de capacidad de poder de compra) no es del 17,33% anunciado.

Teniendo en cuenta una pauta conservadora del ritmo de crecimiento de los precios del 1,7% mensual resulta que:

a) De septiembre del 2010 (fecha del último aumento previsional) a marzo del 2011 (fecha en la que se materializará el reciente aumento), el ritmo de crecimiento de precios es del 10,2%. Por ende, el aumento del 17,33% se transforma en un aumento real (medido en capacidad de compra) del 6,5%.

b) Para el período de marzo del 2011 (con el aumento ya incluido) a agosto 2011 (previo al próximo aumento) la pérdida del poder de compra de las jubilaciones es proporcional al ritmo de crecimiento de los precios (dado que se trata de un período sin aumentos). Por ende, considerando el aumento del 1,7% mensual, a septiembre del 2011 el aumento real del reciente anuncio, que a marzo del 2011 será del 6,5% (punto anterior), al tener que hacer frente a una inflación acumulada del 10,2%, se transforma en una reducción del 3,4% del poder de compra de las jubilaciones.

c) Considerando todo el período, esto es desde septiembre del 2010 hasta agosto del 2011, el aumento del 17,33% dado en marzo del 2011 está por debajo del aumento de precios del 20,5% del período. Por ende, considerando el efecto anual del reciente anuncio, las jubilaciones al momento en que se otorgue el próximo aumento estarán un 2,7% por debajo del poder de compra que evidenciaban hace un año.

Considerar solamente el aumento nominal del 17,33% de las jubilaciones es mirar la realidad con una anteojera que de tan anticuada no solo distorsiona la mirada sino que incluso la ciega completamente. Es más si se quisiera solamente hacer un análisis de la variación nominal, esta por lo menos debería considerar las magnitudes que involucra. Para el caso de la medida, el aumento del 17,33% supone un aumento de $181,3 pesos mensuales para los jubilados que cobran la mínima (que pasa de $1.46,4 a $1.227,8) y de $226,1 para el haber medio (que pasa de $1.304,8 a $1.530,9). Es decir el aumento otorgado supone incrementar en $6 diarios el poder de compra de los que cobran el haber mínimo y de $7,50 para los que cobran el haber medio.

Por otra parte, los sucesivos aumentos que sobre las jubilaciones se han otorgado desde el 2002 en adelante suelen presentarse como si la etapa actual fuera idéntica a la de la Convertibilidad. En la presentación del anuncio oficial, la Presidenta y su Ministro de Economía se regodean con la constatación de que las jubilaciones mínimas pasaron de $150 a $1,227,8 lo que supone un aumento de 8,18 veces. Sin embargo ocultan, como lo hacen con la intervención del INDEC, que el crecimiento de los precios fue en dicho período del 346,1%. Por ende, para comparar homogéneamente el poder de compra de dos momentos del tiempo absolutamente diferentes en materia de precios es necesario, según las primeras materias que enseñan en la Facultad de Economía, transformar estos valores en una mismo poder de compra a un momento determinado del tiempo.

Por ello, en el cuadro Nro 1 presentamos las datos del haber mínimo y el haber medio desde el 2001 en adelante pero transformado a precios de 1992 (obviamente deflactando por la evolución del IPC hasta el 2007 por lo relevado por el INDEC y posteriormente de acuerdo al centro de estudios ya citado) que permiten ajustar la comprensión de los aumentos otorgados.

De este modo, los $1.227,8 en que quedará fijado el haber mínimo hasta agosto del 2011, se transforma en $230,9 respecto a los precios de 1992. Por otra parte, los $150 del haber mínimo del 2011 son equivalentes a $136,5 del año 1992. Por ende, el aumento del haber mínimo en términos de poder de compra desde el 2001 a la actualidad será del 69,1% y no del 718,5%.

Por cierto que es saludable que el haber mínimo se haya expandido en casi un 70% desde el 2001, pero muy otra ha sido la evolución del haber medio. En términos del poder de compra de 1992, el haber medio actual es de $287,9 (y no de $1.530,9) que comparado con los $326,7 del año 2001, evidencia una caída del 11,9% en su de poder de compra.

La conclusión de lo expuesto es obvia: ha sido el deterioro del haber medio, que ha redundado en el achatamiento previsional, el que ha financiado la recomposición del haber mínimo.


La evolución del nivel de los haberes nada dice respecto a la efectiva capacidad de compra de los mismos. La Defensoría de la Tercera Edad ha estimado el valor de una canasta de consumo promedio para los mayores en el orden de $2.458,8 para el año 2010. En consecuencia, el haber mínimo y el medio del sistema sólo compran el 43% y el 53% de la misma respectivamente. Es bueno recordad, que según los datos oficiales, cerca del 12,7% de los mayores están excluidos del sistema previsional (por no cumplir con los requisitos de aportes), mientras que el 76% de los que están dentro del sistema cobran el haber mínimo.


Más allá de las aseveraciones de los funcionarios públicos (en este caso el Ministro de Trabajo), lo cierto es que resulta por demás incomprensible que una ley que se denomina de Movilidad Jubilatoria (fijada a través de una fórmula que incluye la evolución no sólo de la recaudación sino que también contempla la efectuada por los salarios de los trabajadores) no tenga en cuenta el nivel salarial al cual supuestamente pretende sustituir por vía de la movilidad. Como muestra el cuadro Nro 3, el nivel del haber mínimo ($1.227,8) y el nivel del haber medio ($1.530,9) apenas representan el 23% y 28% del promedio de la remuneración del personal estable y registrado del sector privado ($5.407).

En rigor, el problema presenta una mayor complejidad y profundidad que la confección de una mera fórmula. Como da cuenta el mismo cuadro Nro 3, la realidad del trabajador estable y registrado del sector privado no tiene nada que ver con la realidad global del mundo laboral argentino. Nuestro país está inscripto en un régimen económico cuya media salarial es del orden de los $1.954,5. Para esta media salarial, el actual haber mínimo de miseria (en tanto representa menos de la mitad de la canasta que necesita un jubilado) representa una sustitución del 63% y el haber medio muestra una sustitución del 78%. Por ende, la necesaria reformulación previsional no puede realizarse sino en el marco de un replanteo del patrón productivo vigente (lo que involucra un debate a fondo y en serio sobre el así denominado “modelo”) que permita pasar de la obtención de rentas fáciles (apropiadas por un segmento vip de empresas) a un esquema de valorización en base a la cantidad y calidad de la fuerza laboral disponible. Único modo, desde nuestra concepción de compatibilizar el tan remanido y estéril debate sobre el “crecimiento económico” y la resolución de las necesidades populares.


• El Boletín de Remuneraciones es un conjunto de cuadros que produce el OEDE con el objeto monitorear con una periodicidad mensual la evolución de las remuneraciones de los asalariados registrados. Toma como fuente los registros administrativos del Sistema Integrado Provisional Argentino (SIPA), que exige a las empresas declarar mensualmente la totalidad del personal que tienen en relación de dependencia, y sus remuneraciones para el pago de los aportes y contribuciones patronales.

Equipo de trabajo: Ana Rameri - Agustina Haimovich - Mora Straschnoy

Coordinación: Claudio Lozano - Tomás Raffo

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Posición de la CTA. Desfinanciamiento previsional y abultamiento de las ganancias empresarias

ACTA

En el año en que se va a conmemorar las 1.000 marchas de los jubilados, el Gobierno Nacional comienza el 2011 repitiendo una vieja idea neoliberal: aquella que sostiene que la creación de empleo depende de la reducción del costo laboral y no de la suba del nivel de actividad económica.

En efecto, con fecha del 31 de enero del 2011, el Poder Ejecutivo ha dictado el Decreto Nro. 68/2011 por medio del cual se dispone prorrogar durante todo el 2011 (desde el 1ero de enero hasta el 31 de diciembre) la reducción de las contribuciones patronales que se habían fijado por Ley (Ley Nro 26.476) en el denominado “paquete anti crisis” con que el Gobierno pretendió hacer frente a la crisis internacional a finales del 2008.

Recordemos que aquella norma permitía una reducción de los niveles vigentes de las contribuciones a la seguridad social (incluyendo dentro de estas el aporte al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones y dentro de estas obviamente las Contribuciones Patronales, además de los Aportes Personales; involucra además los aportes para el Pami, para el Fondo Nacional del Empleo, para el Sistema de Asignaciones Familiares y para el Régimen Nacional de Empleadores Rurales) para toda nueva relación laboral o para la regularización de un relación laboral existente, equivalente a:

- Reducción del 50% del nivel vigente para el primer año de la nueva relación laboral o de la regularización de una ya existente.

- Reducción del 25% del nivel vigente para el segundo año de la nueva relación laboral o de la regularización de una ya existente.

El plazo de duración de este beneficio se fijó originalmente por un año, es decir para el 2009 exclusivamente. Sin embargo, a principios del 2010 el gobierno prorrogó, tal cual lo hace ahora, la vigencia de esta reducción para todo el 2010 (Decreto Nro 2166/2009 del 6 de enero del 2010).

De este modo, el Gobierno Nacional no solo mantiene la política neoliberal implementada por Cavallo en 1994 sino que la profundiza por vía de una reducción adicional de las contribuciones a la seguridad social (mucho más vasta que las de Cavallo pues involucra el conjunto de los subsistemas de la seguridad social y no solo las contribuciones patronales).

Nunca está demás recordar que la premisa neoliberal que sostiene que el volumen de empleo está directamente involucrado con la reducción del costo laboral es por demás falsa. No solo la experiencia nefasta de los 90 es una muestra palpable de lo absurda de esta idea (en efecto en aquel entonces de la mano de las reducciones inauguradas por Menem y Cavallo el desempleo trepó a niveles records, nunca antes vistos hasta aquel entonces) sino que la propia experiencia reciente refuta esta idea.

En efecto, la creación de empleo iniciada a mediados del 2002 se realizó manteniendo inalterada el nivel de contribuciones. No fue por lo tanto el costo salarial el que explicó el crecimiento del volumen del empleo sino el nivel de actividad. La muestra más contundente de lo absurdo de esta premisa es lo ocurrido en materia de empleo durante los últimos 2 años. En efecto durante el 2009 y el 2010 con la vigencia de las reducciones fijadas por el Gobierno Nacional, el volumen de empleo se comportó de manera totalmente opuesta entre un año y otro. Así en el 2009 la tasa de empleo se redujo un 0,50% (del 42,6% al 42,4%) y la de desempleo creció un 15% (del 7,3% al 8,4%) lo que se tradujo en un aumento de 206.707 nuevos desocupados; mientras que lo que se tiene registrado del 2010 (hasta el 3er trimestre) la tasa de empleo creció un 1,50% mientras la tasa de desempleo se redujo un 17,6% (permitiendo que 263.000 desocupados dejaran deserlo). Lo que explica por tanto las diferentes evoluciones del volumen de empleo no fue la reducción de las contribuciones dictadas por el Gobierno, sino el nivel de actividad, que durante el 2009 se contrajo (por más que lo niegue el INDEC) un 2,5% mientras que en el 2010 se expandió a una tasa cercana al 9%.

La decisión del Gobierno Nacional de profundizar la política neoliberal de reducción del costo salarial materializada por el dictado del decreto se da de bruces con el discurso “pseudoprogesistas” que enarbola el Gobierno Nacional y sus aliados en el Congreso Nacional para justificar el veto al 82% móvil porque, según el oficialismo, “la Oposición” no quiere restituir las contribuciones patronales a los niveles de 1993. Cierto es que el segmento mayoritario de lo que se denomina “la Oposición” (es decir el Grupo A compuesto por la Coalición Cívica, la UCR y el PJ Disidente) se niega a restituir las contribuciones patronales. Pero es el Gobierno el que, no solo se niega a esta restitución, sino que profundiza la política neoliberal iniciada en los 90.

Para una mirada inocente podría resultar paradójico que el Gobierno Nacional y lo más rancio de la Oposición tengan una coincidencia tal en este punto que es el Gobierno el que asume la vanguardia de la postura neoliberal al profundizar una medida en la que ambos entramados políticos presentan coincidencias. Sin embargo, para nosotros esta “extraña coincidencia” no es otra cosa sino la propuesta que el Bipartidismo, en sus dos versiones, tiene para la sociedad argentina: esconder bajo el falso prisma de que se busca crear empleo decente un abultamiento de las ganancias de las principales firmas a costa de una reducción del “costo salarial”, lo que en buen romance, no es otra cosa sino a costa de un menor financiamiento al sistema previsional (que se paga sumiendo al 75% de los mayores con el haber mínimo), a costa del nivel y calidad de las prestaciones del PAMI, de los irrisorios montos que se transfierene por subsidio al desempleo, así como por el menor financiamiento que se realiza a las asignaciones familiares y con la precariedad del mundo laboral rural.

Es bueno recordar que con la decisión de mantener las contribuciones patronales a los niveles de 1993 el gobierno permite que (según los datos a septiembre del 2010, último dato disponible de la AFIP) las grandes firmas se apropien de nada menos que $25.406 millones que deberían financiar al sistema previsional. Se trata de una masa de recursos que es apropiada por tan solo 21.000 firmas que representan apenas el 4% de las 546.000 firmas registradas por la AFIP. Este cálculo no tiene en cuenta la reducción adicional que el Gobierno dispuso durante el 2010 (ya que no hay información disponible que permita estimar el impacto de esta medida). Si se proyecta para el 2011, la pérdida de recaudación por mantener los niveles de contribuciones patronales para las grandes firmas según lo fijado por la dupla Menem–Cavallo, el abultamiento de las ganancias de las grandes firmas asciende a no menos de $34.500 millones. Y esto sin contar el abultamiento adicional de las ganancias de las principales firmas que desde el 2009 el Gobierno ha promovido por vía de la reducción de las contribuciones a la seguridad social.

Por ello, no es casualidad que aún en el peor año económico de la presente etapa (el 2009 con una caída del 2,5% del nivel de actividad), la tasa de rentabilidad de las empresas relevadas por la AFIP es del del 7,4% respecto de sus ventas. Se trata de una tasa que si bien es levemente inferior al 8% que se obtuvo en promedio en los años 2006-2008, se encuentra en el mismo nivel que el año 2005 (del 7,5%) y casi duplica el promedio de la tasa de rentabilidad de los mejores años de la Convertibilidad (cercano al 4%).

Se trata de una tasa de rentabilidad que se distribuye concentradamente de acuerdo al poder de mercado de cada firma en los respectivos mercados. Una rápida mirada a la distribución de las ventas relevadas por la AFIP según grandes empresas y de acuerdo a distintos sectores permite observar que en líneas generales prácticamente el 80% de las ventas (y por ende de las utilidades) se concentran en un porcentaje de empresas que no supera el 10% de las firmas del sector.

Empresas grandes, total de empresas y participación de las empresas grandes en el total de la facturación. Algunos sectores seleccionados. 2009. Sector Cantidad de grandes empresas

Cantidad de Firmas
% de las grandes en el total de firmas % de las grandes en el total de facturación Alimentos 274 4365 6,3% 86,0% Aluminio 2 24 8,3% 97,0% Automotores 65 1079 6,0% 90,0% Aceiteras 21 36 58,3% 99,0% Exportadoras de granos 27 57 47,4% 97,0% Fabricación de bebidas (no incluye vinos)

25 410 6,1% 92,0% Cemento 34 718 4,7% 75,0% Construcción 381 17829 2,1% 65,0% Química 169 2339 7,2% 82,0% Fuente: Elaboración propia en base a los datos de la AFIP

Reafirmando lo expuesto, según la información provista por la la Dirección de Grandes Firmas del INDEC, las 500 firmas de mayor valor agregado (las 500 empresas más grandes) presentan al 2009 una masa de utilidades de $72.450 millones, que se distribuye un 20% en apenas 4 firmas, un 35% en solo 20 empresas y un 65% en no màs de 100 empresas.

Proyectando al 2011 la masa de utilidades de las primeas 500 empreas según la evolución de la recaudación (del 35% para el 2010 y del 30% para el 2011) resulta que la masa de excedentes apropiadas por las primeras 500 firmas asciende a $127.150 millones. Por lo que la decisión de mantener la reducción de las contribuciones patronales supone contribuir desde el Estado y a costa de los sectores populares en un 27% a la apropiación del excedente por parte de las principales firmas del país. Toda una política de Estado en que están comprometidas las 2 variantes del bipartidismo local. Como se observa, la tan mentada inviabilidad del 82% móvil no es el resultado de ninguna restricción contable/ técnica o financiera sino la consecuencia de una decisión política.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Reportaje a José Piazza, delegado del Teatro Colón: Están transformando el Teatro Colón en una Sociedad Anónima

Sergio Ayzemberg - Mario Hernández (EL RELOJ)

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires inició una demanda judicial contra un grupo de trabajadores del Teatro Colón, a través de la cual persigue el cobro de una indemnización por una suma que alcanza los 55 millones de pesos.

La presentación se realizó como consecuencia del supuesto daño económico sufrido por el Teatro Colón, por haber tenido que levantar algunas de las funciones de la Temporada 2010 ante los conflictos laborales que se sucedieron luego de la reapertura de la sala principal, que fueran encabezados por más de 500 empleados.

SA: Hace algunos años, Pedro García Caffi, actual director del Teatro Colón, solía interpretar como integrante del Cuarteto Zupay la “Oración a la justicia” de María Elena Walsh quien le pedía “que a los pobres y humillados no les niegue la esperanza”. Pasado el tiempo parece que el ex - Zupay les niega la esperanza del ejercicio de sus derechos a los trabajadores.

JP: García Caffi desconoce la Ley de Autarquía que Macri y el Sutecba (sindicato de empleados y trabajadores de la Ciudad de Buenos Aires) pactaron a espaldas de los trabajadores, que establece que para emitir una resolución interna tiene que tener por lo menos 3 firmas. García Caffi siempre firma en solitario. Todas las sanciones. Por eso los recursos presentados en la justicia siempre nos favorecieron. Distintos jueces sostienen que las resoluciones que firma en soledad García Caffi son ilegales.

SA: Estaba viendo en Internet la página de los usuarios del Teatro Colón donde mayoritariamente se califica la gestión de García Caffi como inaceptable.

MH: Tengo entendido que debieron suspender la temporada de ballet por los accidentes que sufrían los bailarines por el estado del piso.

JP: Sí, afectaron a cerca de 20 bailarines, pero ni a García Caffi ni a Macri les interesa que se levanten las funciones. Lo que les afecta es que salga a la luz el problema edilicio y con el personal. Ellos violan la ley constantemente. El Cuerpo de delegados se referencia en una asamblea y Macri en carta abierta a los abonados dice estar en contra de las asambleas ignorando que fueron el instrumento gracias al cual muchas naciones obtuvieron su independencia.
García Caffi no sólo nos quiere sancionar sino exonerarnos. Presentó un recurso para echarnos. En las resoluciones donde nos inhabilita para entrar al teatro, que le salió desfavorable, incluso nos quería cortar el sueldo. Personalmente voy con el fallo del Juez para que me permitan entrar al teatro y no me lo permiten.

SA: No reconoce la autoridad de la justicia.

MH: No es casual. El macrismo sigue acumulando cuestionamientos por la designación de funcionarios en áreas claves de su gobierno. Por ejemplo, el caso de la subsecretaria de Trabajo de la administración porteña, Lilia María Alonso, a quien se cuestiona porque en estos momentos está cumpliendo tareas comunitarias que se le impusieron a través de una probation en una causa en la que está acusada de cometer una estafa. El hecho ocurrió en 2008, cuando Alonso se desempeñaba como asesora de la Secretaría de Trabajo de la Nación, y la víctima fue un jubilado que la denunció porque le había pedido una suma de dinero para hacer un trámite jubilatorio que nunca cumplió.
Este tipo de funcionarios forman parte de la administración laboral del gobierno porteño, el mismo que sanciona a los trabajadores del Teatro Colón. Me parecía pertinente el comentario para que los oyentes tomaran nota de la gravedad de lo que estamos hablando.

SA: Detrás de todo esto tiene que haber un negociado sino a cuento de qué se destruyen salas de ensayo, se refacciona sin consultar por ejemplo a los bailarines qué piso conviene. ¿De la acústica ya se hicieron mediciones?

JP: Se hizo una medición antes de la reestructuración que es algo más profundo que una refacción.

MH: Estamos hablando de una inversión total de U$S 150 millones.

JP: Así es. La última medición nunca la dieron a conocer porque se ha afectado la acústica. Yo soy músico de la orquesta filarmónica y nos corrieron 3 metros hacia adelante. Sacaron una fila y nos adelantaron porque se ve que la acústica no es la misma. Cuando hablábamos en las asambleas desde el escenario no había problemas porque nos escuchábamos perfectamente. Ahora tenemos que gritar, es decir, que se afectó la acústica.

SA: El Colón siempre fue un teatro famoso por su acústica. Afectaron no sólo un patrimonio nacional sino de toda la humanidad. Un teatro lírico que no sólo asusta a los cantantes por su tamaño sino también por la gran cantidad de público que puede albergar.

JP: Más de uno tuvo miedo que no se escuchara, pero se escuchaba perfecto. Personalmente toqué en las salas más importantes del mundo y nunca vi teatros en Europa como el Colón. Hay 2 que no pude visitar que son la Scala de Milán y la Opera de París. En una oportunidad me encontré con colegas japoneses haciendo una gira por América Latina que me decían que su concierto más importante era en el Colón.
Un compañero que tiene 40 años de antigüedad trabajando en el teatro confeccionó un informe sobre los pisos donde sostuvo que estaban mal hechos, que no eran los adecuados, que había desniveles en la rueda giratoria donde se arma el escenario y que el piso era muy duro. Por ese informe fue incluido entre los 17 trabajadores sancionados con 30 días de suspensión que significa la exoneración. Los jueces al ver la irregularidad de esta medida dieron por tierra con las intenciones del Ejecutivo que no respetó la resolución de la justicia. Es maravilloso. Yo lo escucho a Macri acusando al gobierno nacional de actitudes similares y considero que no tiene autoridad ética para hacerlo. El enojo de García Caffi y Macri con los trabajadores es por sacar a la luz la verdad. Se terminó la fiesta del 25 de mayo y ahora sale a la luz que los pisos están mal hechos, que han reestructurado el teatro para el turismo sin ningún criterio social porque han subido las entradas un 700%.

MH: De vivir, el padre del presidente Mujica de Uruguay, un trabajador, que se cruzaba la orilla para venir a las funciones del Teatro Colón, no podría hacerlo.

JP: Yo no puedo pagar una entrada de $ 100 siendo un laburante, un músico. Es una barbaridad.

MH: De aumento de sueldos ni hablar.

JP: El conflicto lo tienen con la Asoc. de trabajadores del Estado (ATE). Nosotros pedimos el 40% de aumento de emergencia para después entrar en paritarias y seguir discutiendo. Siempre se nos negó. Es lo que pide la asamblea de 400/500 trabajadores en la que nos referenciamos. No somos 10 loquitos como quieren hacer creer Macri y García Caffi. Fuimos 500 en la calle Libertad, 400 en Cerrito y nuevamente 500 en Av. de Mayo. Es lo que sostienen los medios aunque para mí había más gente.
También trasladan personal en forma ilegal. Mediante resoluciones han trasladado más de 300 trabajadores. El juez falló en contra a pesar que García Caffi sostenía que nos chocábamos en las instalaciones. Pero luego reemplaza los 300 efectivos trasladados por el doble de trabajadores tercerizados. Nunca vi tantos trabajadores de limpieza y seguridad como ahora. Jamás. Antes en seguridad eran algunos trabajadores del teatro que nos conocíamos. Ahora hay un batallón.

SA: Seguramente pertenecientes a una empresa privada.

JP: Todo privado. Lo mismo que en mayordomía. Están transformando el Teatro Colón en una Sociedad Anónima.

MH: Cuando una de las características del Colón era ser un teatro de producción propia.

SA: Era una ciudad en producción con talleres de escenografía, vestuario, peluquería. ¿Qué fue de todo eso?

JP: Toda esa gente fue trasladada. A algunos pudimos recuperarlos. A otros no porque desobedecen a la justicia.

SA: ¿Sigue existiendo espacio físico para esa gente?

JP: Algunos espacios siguen existiendo pero, por ejemplo, sacaron la escenografía y pusieron salas de ensayo. Allí está Julio Bocca y el negocio de las escuelas de danza, por eso Bocca siempre se manifiesta a favor de Macri y García Caffi, no es por casualidad, hay un negoción. No les interesa que haya producción propia ni que se suspendan funciones. Lo que quieren es que no se sepa.

MH: Si se abandona el modelo de producción propia ¿por qué se lo reemplaza?

JP: Por tercerizaciones. Si necesitás una escenografía la hacés afuera del teatro. Es lo mismo que intentó hacer garcía Caffi en el Teatro Argentino de La Plata. Allí fue investigado y sus oficinas allanadas para buscar pruebas del manejo fraudulento de la institución. Esa es la persona que Macri puso al frente del Teatro Colón.

SA: También sostuvo al ‘Fino’ Palacios al frente de la Metropolitana hasta que lo metieron preso y siguió diciendo que era lo mejor que tenía. Luego lo desmintió. Tiene impunidad discursiva. Dice y se desdice como sino hubiera ocurrido absolutamente anda.

JP: También denigra su investidura como Jefe de Gobierno cuando acusa a los trabajadores de cuasi mafiosos.

SA: Te suspendieron y la justicia ordenó revertir la situación. Luego te prolongaron la suspensión doblando la apuesta.

JP: Pero otro juez falló a mi favor hace una semana. Voy ganando 2 a 0.

SA: ¿Cuáles son las consecuencias de ignorar a la justicia?

JP: Nosotros estamos dispuestos a hacer una demanda penal. Cuando ataca a los trabajadores del Teatro Colón ataca a todos los trabajadores de la Ciudad. Quiere disciplinarnos. Somos 8 delegados y 17 compañeros por el sólo hecho de participar en las asambleas y opinar y todavía pueden venir más sanciones. En el Colón se juega mucho de su campaña política presidencial porque se montó en el arreglo del Colón dando la imagen de un administrador eficiente pero en realidad lo destruyó.

MH: Quiere evitar que esta realidad trascienda luego de todo el barullo que hizo alrededor de la reinauguración.

JP: Pero está equivocado porque a mí me fortalece, no me intimida. La justicia me avala y vamos a seguir denunciando las irregularidades con fotos, documentos y todo lo que sea necesario.

SA: Me estabas comentando que se estaba vendiendo a través de Mercado Libre parte del vestuario. Me hace acordar cuando se demolió el Teatro Odeón y luego se encontraron mingitorios en venta. Un teatro donde se estrenaron obras con la presencia de García Lorca, donde actuó Carlos Gardel. Allí actué en Teatro Abierto (1982) y terminó siendo una playa de estacionamiento durante la gestión del brigadier Osvaldo Cacciattore que es el jefe de gobierno más admirado por Macri.

MH: También conocido como cachatodo.

SA: Fue el que ordenó tirar abajo el Teatro Odeón que era un monumento nacional y hoy vemos repetir a Macri algo parecido.

MH: No es de extrañar que en Mercado Libre ofrezcan estos elementos. El legislador Marcelo Parrilli denunció penalmente a Macri en el juzgado del Dr. Canicoba Corral porque salieron del Colón más de 100 contenedores portando muebles, vestuarios y decorados sin que exista inventario ni de la salida ni hacia donde fueron.

JP: Los botones de los acomodadores se vendían a $ 600 c/u. También se ofrecían a la venta maderas como souvenir. No es un cacho de madera como dijo Macri. Por el Colón pasaron grandes figuras. Hay una página que se llama habituesdelteatrocolon donde pueden ver las fotos y denuncias como el caso de la Biblioteca que desapareció. Vean allí lo que han hecho con el Teatro Colón García Caffi y Mauricio Macri.

SA: También se venden dentro del teatro souvenirs y ese tipo de cosas.

JP: Hay una confitería que antes era del teatro. Donde estaban los antiguos camarines pusieron salas de estar. Entrando al sitio que les mencioné se van a dar cuenta de lo que están haciendo con el Colón. Lamentablemente han hecho una Sociedad Anónima como lo venimos denunciando y lo vamos a seguir haciendo aunque no les guste a García Caffi y al Jefe de Gobierno, Mauricio Macri.

Desgrabación y edición: Mario Hernández. Programa El Reloj - FM La Boca (90.1) - Lunes de 19:00 a 21:00 - Emitido el 24/1/11

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santiago del Estero: La perla olvidada

Marcelo Paredes (ACTA)

A fines de 1800 comenzó lentamente a poblarse el todavía virgen monte santiagueño donde reinaba majestuoso el quebracho colorado. Así nacieron, entre otras, las localidades de Quimilí (1897) y Weisburd (1906), hoy departamento de Moreno, hijas del durmiente y el tanino.

Eran tiempos del obraje y su fantasma: el contratista, la persona encargada de reclutar peones con promesas de elevados salarios, bajos costos de proveeduría y adelanto en plata fuerte, el palito para pisar.

De esta manera se llevaban padres e hijos al monte, abandonando su cultura agrofamiliar y entrando en un mundo de condiciones de trabajo inhumanas con capataces de revolver al cinto y látigo en mano, descuentos arbitrarios y pago en moneda emitida por los mismos patrones. Sólo la fuga era la liberación y la persecución no se hacía esperar. Frecuentes eran las desapariciones de obreros fugados dando pié a leyendas como la del “familiar”.

En ese paraíso de la iniciativa privada, aparece en 1903 Israel Weisburd (emigrante de Georgia), primero como contratista y luego con obraje propio, instalándose con un aserradero en el paraje conocido como El Bravo; por un puma fiero o un criollo pendenciero, no se ponen de acuerdo los historiadores.

Hombre visionario y decidido en poco tiempo construyó un verdadero imperio de 140.000 hectáreas. Nacía la empresa Weisburd y Cía., dedicada a la explotación de madera y ganado. Nacía también el pueblo porque había que vivir cerca de la empresa. Y todo fue de Weisburd: las tierras, el bosque, las 7.000 cabezas de ganado, el pueblo, las casas, los caminos, la fábrica, la proveeduría, los médicos. Todo.

El ferrocarril necesitaba durmientes de quebracho colorado y Weisburd los tenía. Así fue que el ferrocarril vino a buscarlos creando la estación del mismo nombre o del mismo hombre.

En 1941 don Israel inaugura su moderna fábrica de tanino incentivado por la gran demanda originada por la guerra mundial. La empresa tuvo una capacidad de producción de 5.000 Tn anuales y durante más de 10 años funcionó las 24 horas del día. Más de 3.500 obreros trabajaban en tres turnos rotativos. En el 44 nace el sindicato de tanineros con chaqueños, paraguayos y santiagueños; ayer hacheros, ahora operarios. A los dos años ya andaban haciéndoles huelga a la Compañía por una novedad: el aguinaldo.

En esa época el pueblo contaba con un moderno hospital, escuela primaria obligatoria, estafeta, estación, cine, usina generadora de luz eléctrica, una fábrica de oxígeno, agua corriente y una iglesia para las 5.000 almas que lo habitaban.

Todo cambió a mediados de los cincuenta. La Forestal, empresa monopólica inglesa, pierde su interés en el tanino americano y lo sustituye por el extraído de la mimosa en sus colonias africanas de Kenya y Rodhesia. Una a una cierran las fábricas en el Chaco, Santiago, Salta, y, sobre todo, el Chaco Santafecino donde surgen las “Ciudades fantasmas” descriptas por Rodolfo Walsh. Y al irse abandona y destruye todo a su paso: estaciones de trenes, puertos, viviendas y cisternas de agua para evitar que la gente se quede en los lugares. Villa Guillermina, La Gallareta, Monte Quemado o Weisburd son museos a cielo abierto de ese abandono.

La solución para muchos pueblos fue la reparación de vagones del Ferrocarril Nacional General Belgrano. La empresa Weisburd abrazó ese salvavidas desde el 61 hasta el 68 cuando finalizó el contrato y los patrones desaparecieron. No se cerraba una fábrica, se cerraba un pueblo.

Autogestionando un pueblo

Los ayer tanineros ya convertidos en metalúrgicos se ponen la situación al hombro y con apoyo del Estado, los curas comprometidos y un grupo de jóvenes entusiastas como equipo técnico arman un cooperativa obrera para salvar al pueblo. Una empresa y una población autogestionada por los trabajadores sin patrones. Era la Cooperativa Obrera Mariano Moreno.

Los primeros años fueron solamente planes salvadores para mantener el pueblo y el aprendizaje de hacer gestiones. Después se animaron a usar lo que tenían a mano y empezó la explotación forestal: rodrigones para la vid, carbón, postes y leña. Después le entraron a los tinglados y las estructuras metálicas, a la construcción de viviendas, la ganadería y el tambo, la agricultura, proveeduría, y más, y más.

Los poquitos que habían resistido llegaron a ser 300 laburantes y el pueblo empezaba a frenar el desarraigo y la desesperación que llevó a decir a un funcionario municipal “…no hay persona en el mundo que quiera vivir en Weisburd”.

Una experiencia única atravesada por las puebladas del 68, la marcha del hambre, la CGT de los Argentinos, los curas comprometidos y los violentos años setenta. Ocho presidentes de la Nación atravesaron la Cooperativa Obrera Mariano Moreno en apenas 5 años de ejercicio económico.

Para 1979 la dictadura había corrido a los jóvenes entusiastas, intervenido la cooperativa y cerrado el crédito. Las diferencias internas imaginables hicieron el resto. Cayó la intervención y ya nunca sería lo mismo.

Hoy la cooperativa de Weisburd sobrevive con 50 trabajadores dedicados a la carpintería y la explotación forestal. La población de Weisburd, aún más sobrevive con algunos planes asistenciales, las changas, trueque, la leñita y el carbón que por poco tiempo más sigue dando el monte generoso. Mitad de la fábrica vive entre ruidos de máquinas y sierras aún esperanzadas, la otra mitad derrumbada atesora el recuerdo de los años en que Weisburd fue la reina del monte santiagueño y el rey, el quebracho.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Chaco. Represión ilegal: Denunciaron a otra ex funcionaria judicial

DIARIO NORTE - CHACO DIA POR DIA

Se trata de la ex defensora oficial, Elizabeth Pacce de Elías. La presentación la hicieron los abogados del ex detenido político y actual Director de Salud Indígena, Rodolfo Sobko. La acusan de hacer poco y nada por sus defendidos durante la dictadura.

Los abogados que representan al querellante Rodolfo A. Sobko pidieron al Ministerio Público Fiscal y al conjuez que instruye 1a Causa Caballero residual, Juan Antonio Piñero, ampliar el requerimiento que se hizo contra ex integrantes del Poder Judicial de la Nación por ser cómplices de la última dictadura militar.

El grupo de letrados señalaron que presentaron el lunes el pedido de requerimiento "contra la ex defensora oficial Elizabeth Pacce de Elías" como integrante de la asociación ilícita en la causa "Manader, Gabino s/ Asociación ilícita". Para esta querella "hay pruebas que demuestran su participación en la asociación ilícita conformada desde el Estado para cometer crímenes de lesa humanidad" con total impunidad.

Pacce de Elías durante la última dictadura militar defendió a ex presos políticos que sufrieron violaciones a los derechos humanos. Como funcionaria debió denunciar los casos, pero hizo todo lo contrario. Parte del pedido se basa en la declaración que prestó Ricardo Vasell. El testigo fue contundente al señalar que: Pacce de Elías era su abogada y que en vanas oportunidades le pidieron que actuara por las condiciones de detención.

Con esta denuncia ya son cinco los ex funcionarios sospechados de ser cómplices de la dictadura. Las primeras presentaciones, que datan de los años 80, se hicieron contra Luis Ángel Córdoba, Carlos Eduardo Flores Leyes, Roberto Domingo Mazzoni, Domingo Reska. Flores Leyes falleció antes de enfrentar un juicio por su actuación con la Brigada de Investigaciones, más concretamente por haber participado en torturas contra detenidos políticos.

Mazzoni tiene un requerimiento aún no resuelto por la Justicia, pero los testimonios durante el proceso contra represores chaqueños aportaron nuevos elementos para determinar que el ex fiscal tenía mucho poder en la Brigada de Investigaciones. Córdoba fue nombrado por todos los testigos como un juez que no hizo absolutamente nada para evitar que las torturas continuaran. Y hasta lo describieron como un funcionario soberbio a la hora de tratar a los presos por infracción a la ley 20.840.

Por otra parte, el abogado querellante Roberto Mena informó que solicitó a la Justicia informe la cantidad de causas contra militantes políticos en los que actuó la abogada, como también el nombre de los mártires que fallecieron durante la Matanza de Margarita Belén que estaban bajo su patrocinio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: El campo esclavista, otra multinacional del horror. Trabajo rural esclavo, ahora en Entre Ríos

REDACCION ROSARIO

Durante un operativo destinado al control de empleo registrado, agentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectaron un asentamiento precario en Entre Ríos, donde 16 trabajadores rurales realizaban tareas de desmonte para la empresa Movifor SRL , empresa que fue contratada por una firma de capitales españoles dedicada a la explotación forestal, y que exporta casi en su totalidad a través de su controlada, según indicó un comunicado de la AFIP. Las instalaciones no tenían luz eléctrica y los trabajadores estaban alojados en condiciones iguales o peores que los peones rurales hallados en Córdoba.

La AFIP presentó la denuncia por trabajo ilegal y reducción a la servidumbre ante el Juzgado número 1 de Concepción del Uruguay, a cargo del juez Gustavo Pimentel, y ante el Ministerio de Trabajo de Entre Ríos.

“La mecánica utilizada por el grupo empresario tiene similares características que el caso recientemente denunciado por la AFIP en el Paraje Monte del Rosario”, aseguró el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

“Encontramos otra vez a una empresa multinacional involucrada en tipo de operatoria en la cual 16 trabajadores se encontraban en extremas condiciones de insalubridad y precariedad”, aseguró el funcionario.

Y agregó que los peones cumplían tareas de desmonte y “vivían en condiciones infrahumanas”.

Los empleados manifestaron que trabajaban para Movifor SRL, empresa contratada para la provisión de mano de obra por una firma de capitales españoles, que desarrolla como actividad principal explotación forestal y que su producción es destinada al mercado externo a través de su controlada.

“Al igual que hicimos con los casos de explotación en Córdoba, la AFIP puso en conocimiento a la Justicia las irregularidades detectadas”, adelantó Echegaray ante el nuevo caso de trabajo ilegal.

“Días atrás pusimos en conocimiento de la Justicia los hechos detectados en una explotación agropecuaria y ahora lo hacemos con estas empresas dedicadas a la explotación forestal y exportación de maderas” aseguró Echegaray, y agregó que en ambos casos “utilizaron la tercerización de los trabajadores en manos de una empresa de servicios eventuales”.

En el procedimiento participó también personal de la Dirección Provincial del Trabajo, dependiente de la Secretaría de Trabajo de la provincia de Entre Ríos y agentes de la Policía Provincial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Mariano Nadalich sobre el rechazo a San Jorge durante las acciones regionales del 17 de enero

Raquel Schrott - Ezequiel Miodownik (BIODIVERSIDADLA)

Como parte del despliegue que encaró la regional Cuyo-NOA de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC), en la localidad de Uspallata, departamento Las Heras, las Asambleas Mendocinas por el Agua Pura (Ampap) se manifestaron sobre la Ruta Nacional 7 en oposición al emprendimiento de extracción de cobre y oro. Entrevista a Mariano Nadalich (36), diseñador gráfico y activista de la Asamblea Popular por el Agua de Mendoza.

P: ¿Qué evaluación hacés de los bloqueos simultáneos y coordinados que se realizaron hace quince días y, en particular, de la medida que sostuvieron en Uspallata?

R: En el norte, donde ya tienen las minas instaladas, detuvieron camiones. Era una medida un poco más dura, más dura que la nuestra, que fue una cuestión informativa: se cortaba temporalmente y se dejaba pasar...

P: ¿Por qué, al referirse a la megaminería, hablan de una invasión?

R: Porque consideramos que la cantidad de proyectos es impresionante: si ven el mapa de los cateos, vuelan toda la Cordillera. Es aberrante. Acá en Mendoza hay proyectos que se han frenado por litigios entre las mismas empresas mineras, porque se les superponen los cateos.

P: En el volante que distribuyeron las asambleas durante la acción regional se lee: Quienes nos oponemos a esta destrucción estamos siendo censurados, amenazados, reprimidos y procesados. ¿Cuál es la situación en Mendoza?

R: Hay siete compañeros que han sido judicializados. Con la Gendarmería está todo bien: ellos vienen e informan. Están siempre presentes. Pero cuando vienen, sacan fotos a todos, entonces nos tienen fichados. Los lugares son chicos, la gente se conoce mucho... Si en cada acción te sacan fotos... Solamente han judicializado a siete, pero si quisieran podríamos estar todos.

P: ¿Cómo tomaron el resultado alcanzado por la comisión (Ceiam, Comisión Evaluadora Interdisciplinaria Ambiental Minera) que analizó el Informe de Impacto Ambiental (IIA) del proyecto San Jorge? La sustentabilidad ambiental del emprendimiento quedó condicionada.

R: Esa comisión está formada por distintos organismos; los que estamos en contra somos minoría siempre. Gracias a la participación de la asamblea se logró que se le exija a la empresa una doble capa de impermeabilización en las 800 hectáreas del dique de cola. Son como cien objeciones importantes. La Provincia no está en condiciones de controlar nada, mucho menos a una empresa minera que va a tirar sustancias tóxicas a más de 100 kilómetros de la ciudad. El control acá no existe. Las objeciones le han costado bastante a la empresa: va a ser bastante significativo a nivel económico reestructurar el proyecto con todas estas modificaciones que se le han pedido.

P: Y respecto a la Ceiam, ¿no les asegura su actuación, de alguna manera, que San Jorge tendrá que hacer las cosas bien?

R: No es que tendrá... Por todas las irregularidades del proceso, nosotros estamos convencidos de que San Jorge no va a poder empezar nunca. Se hizo una audiencia pública donde más del 75% de los presentes hablaron y fundamentaron su oposición al proyecto

P: Al menos veintinueve organismos provinciales y nacionales trabajaron para garantizar la protección de los recursos agua, aire, suelo y del patrimonio natural-cultural.

R: Sí, no recuerdo el número exacto, pero son bastantes.

P: ¿Podrías describir este estado minero paralelo al cual hacen mención y que funcionaría en la Cordillera?

R: Entre Chile y Argentina hay un espacio cedido, por un acuerdo binacional, a las empresas mineras. Si vos querés ingresar, no podés. Como ciudadano argentino o chileno no podés ingresar a Veladero o Pascua Lama; es imposible. Tenés que ser geólogo y trabajar para la empresa para que te dejen entrar. De vez en cuando ellos hacen un tour, pero te muestran lo que ellos quieren, dan una vueltita y listo. Si vos querés ir a revisar, a tomar muestras de lo que están haciendo, no te dejan. No puede entrar cualquiera; es terrible.

Raquel Schrott y Ezequiel Miodownik estudian el desarrollo de conflictos por los bienes naturales en Argentina y el potencial de Internet para la distribución de información dedicada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El turno de los oprimidos

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

No hay en la historia universal pueblos donde la opresión haya sido tan total y prolongada como en los países árabes, actualmente 22 estados del Medio Oriente y el Norte de África. Si bien es cierto que los árabes inventaron el algebra, también lo es que no han conocido la democracia, ni las libertades políticas, siquiera en sus expresiones más elementales.

Semejante situación se debe a los efectos combinados de la dominación de los clanes locales que en miles de años evolucionaron poco o no evolucionaron nada, a la dominación otomana, a la religiosidad utilizada en función de la dominación política y social, a la hostilidad de occidente en forma de guerras religiosas, ocupación colonial, prácticas neo coloniales, explotación imperial, clientelismo político y a la agresión israelí que en conjunto, han ejercido un efecto devastador sobre la cultura política en la región.

No existe en todo el entorno árabe una sola democracia firmemente establecida, ninguna doctrina política ha echado raíces profundas y las grandes corrientes políticas están virtualmente ausentes. Excepto pequeñas y abnegadas agrupaciones, no hay en el Levante presencia de partidos marxistas, socialdemócratas y naturalmente el pensamiento socialcristiano carece de representación.

La mayor fuerza política organizada en la historia árabe, el Partido Socialista del Renacimiento Árabe (Baas) o (Baath), de matriz nacionalista, fundado en 1947 y que llegó a ser una formación panárabe que ejerció el poder en Siria e Irak y en consonancia con su ecléctica filosofía, trató de conciliar elementos del socialismo con una interpretación árabe que lo asociaba a la religión islámica desde una perspectiva laica, está virtualmente desaparecido. En Irak los ocupantes norteamericanos ilegalizaron al partido Baas que curiosamente es también confrontado por Al-Qaeda y el Talibán.

Como mismo ocurrió en las culturas y civilizaciones desarrolladas en Europa y el Lejano Oriente, en el entorno árabe, en la antigüedad, se desplegaron grandes ajustes territoriales, migraciones y conquistas que, acompañadas por procesos de carácter cultural forjaron lazos basados en la comunidad de territorios, en la lengua, la religión y la tradición. Los conquistadores árabes dominaron en España y se internaron en Europa hasta que fueron contenidos en la región francesa de Poitiers por el rey carolingio Carlos Martel (688-741).

Dos siglos de Cruzadas” que, entre otras cosas dieron lugar al establecimiento del “Reino Latino de Jerusalén” que duró unos doscientos años, echó las bases de la presencia occidental en la zona, y puso a Europa en contacto con las magnificas posibilidades económicas y culturales del Oriente Cercano, unido la liberación de los reinos ibéricos y la fundación de la España moderna que durante seis siglos había sido musulmana y el descubrimiento de América que abrió las rutas marítimas con el Oriente y restó importancia al comercio terrestres y a través del mar Mediterráneo, configuraron realidades que aislaron los vastos territorios donde la civilización, principalmente en el ámbito político, pareció detenerse.

La dominación de territorios árabes por el Imperio Otomano durante 400 años, los resultados de la Primera Guerra Mundial que abrió el Medio Oriente a Inglaterra y Francia que se lanzaron sobre sus riquezas, principalmente el petróleo; las invasiones nazi, la presencia aliada y soviética, la partición de Palestina y la entronización en aquellos ambientes del Israel y el sionismo y más tarde la Guerra Fría, a pesar de la labor de líderes de la talla de Nasser y Arafat, contribuyeron poderosamente al estancamiento político en la región.

Los movimientos que hoy por diferentes rutas avanzan en el Medio Oriente y otros países árabes e islámicos, dos de ellos Irak y Afganistán ocupados por Estados Unidos y que alcanzan especial intensidad en Egipto y Tunez, no son procesos exclusivamente locales ni absolutamente espontáneos, sino parte de un enorme reajuste político a escala regional.

A diferencia de lo que históricamente ha predominado en los procesos políticos en los escenarios árabes-islámicos, ahora no se trata de revueltas palaciegas, golpes militares ni de acciones protagonizadas por afamados caudillos, sino del debut de las masas en una antiquísima cultura que sin embargo agrupa a la población más joven del planeta. El 52 % de los egipcios tienen menos de 25 años, proporción que aproximadamente se cumple en el resto de los países, donde la población posee mínimos de ilustración y está extraordinariamente motivada por asomarse a las corrientes civilizatorios en marcha.

El hecho de que en el Medio Oriente y África del Norte, no se desarrollaran instituciones políticas modernas, se vuelve ahora contra los que hasta la víspera se beneficiaron con el atraso institucional, especialmente Estados Unidos y Europa que ante el debilitamiento de gobiernos caracterizados por su autoritarismo, no tienen manera de asegurar la continuidad del sistema.

Suponiendo incluso que Estados Unidos logre instalar en los gobiernos elementos como Mohamed El Baradei, no podrá impedir que emerjan otras fuerzas, principalmente islámicas que tanto en lo inmediato como a mediano plazo pueden convertirse en factores de poder. En ningún país del Medio Oriente y el Norte de África, los norteamericanos tienen un relevo al que puedan acudir como quien saca un as de la manga.

Tampoco se trata ahora de revoluciones clasistas a la antigua, dominada por alguna expresión ideológica, no parecen intifadas al estilo palestino, no son movimiento amparados por el clero como en Irán, ni guardan semejanza con los movimientos sociales de Sudamérica; sino que se trata fenómenos sui generis y probablemente enteramente nuevos ponentes de un rechazo masivo y definitivo a la condición antediluviana en que viven las sociedades árabes-musulmanas y a la cual la independencia y mucho menos el capitalismo neoliberal dieron respuesta en ningún país.

De todas las apuestas la más segura para occidente pudieran ser los militares, sin olvidar que de su seno, como ya ocurrió antes, emergieron figuras como Nasser, Kadafi, El Asad y otros que pueden salir a la palestra y capitalizar la acción de las masas. En cualquier caso parece tratarse del turno de los oprimidos. Allá nos vemos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Bolivia: Reencauzar el proceso de cambio

Antonio Peredo Leigue

El decreto 748 que elevó el precio de los combustibles en montos de 50% a más de 80% y su posterior derogatoria, marcó el quiebre de un proceso que, durante los cinco años anteriores, avanzó con buenos resultados aunque también con fallas y deficiencias. El quiebre ha provocado un aumento en los precios de gran parte de los alimentos. A esto se suma la crisis mundial, que aumenta aún más esos costos, y se presenta el fantasma de la carestía.

Que los opositores y los enemigos de este proceso celebren la enorme dificultad que supone atravesar esta crisis, era de esperar. Que no puedan hacerlo públicamente, también, porque el problema es de todos. Cada quien, en su nivel social, está sufriendo las consecuencias. El gobierno está defendiendo la economía del país con medidas de corto plazo, buscando mantener el control de la situación. Ya no se trata del gobierno frente a la oposición. Se trata del país, más allá de los pleitos partidistas.

Hay que poner las cosas en claro para sugerir algún camino. Los precios de la gasolina y el diesel están subvencionados desde hace mucho tiempo; mucho antes de este gobierno. Esto ha permitido, ciertamente, que se mantenga un costo de vida bajo en el país. Pero, como contrapartida, ha beneficiado a determinados sectores que, en estos cinco años, han obtenido ganancias mayores que antes.

Esto no es responsabilidad del gobierno actual; es el efecto del alza en las cotizaciones internacionales del petróleo y la crisis que azota a los países enriquecidos. De modo tal que, una subvención que alcanzaba a 150 millones de dólares en 2006, se ha elevado a casi 400 millones en la actualidad. El contrabando, que es una actividad superlativa en Bolivia, encontró terreno abonado para engordar su bolsillo. Es más: otros muchos se iniciaron en el contrabando y la corrupción burocrática creció sin restricción. Autoridades honestas han fracasado en la tarea de terminar con esas lacras. Funcionarios deshonestos han puesto en práctica trucos, malabares y mañas de antiguo y nuevo cuño.

Con ese lastre, todas las medidas que el gobierno consideró oportunas, no pudieron impedir que aumentasen los precios en los mercados. Importar grandes volúmenes de alimentos, establecer mejores controles aduaneros, sigue siendo insuficiente y, además, significa un gasto de proporciones similares o talvez mayores a la subvención de los combustibles. De modo que, ahora, tenemos un gasto doble que antes de los malhadados decretos de ajuste de precios y derogatoria del ajuste.

Además, no podemos olvidar que, sólo para poner un ejemplo, la cotización internacional del azúcar ha subido 20%; lo mismo ocurre con otros alimentos. Internamente, manteníamos los precios bajos que, de algún modo, eran soportados por los productores, porque la gasolina y el diesel estaban subvencionados. Así, estábamos pasando la crisis casi sin sentirla, no obstante los vaticinios malignos de cuanto comentarista se cree ducho en materia económica. La situación cambió cuando se puso un clavo que debía sostener el equilibrio económico en el país. El efecto, al contrario, fue devastador y haberlo sacado no solucionó nada, porque el hueco que dejó ha sido tan grande que, hasta ahora, no es posible llenarlo.

Que debíamos hacer esto o aquello, que tal o cual es responsable y éste o aquel se opuso entonces, no remedia nada. Lo cierto es que, el proceso de cambio ha sufrido una caída considerable, que no podemos ocultar. Estamos viviendo la situación más crítica que se ha presentado desde el 22 de enero de 2006; talvez desde octubre de 2003, cuando el pueblo derrocó a Gonzalo Sánchez y nos propusimos cambiar este país de la cabeza a los pies. No ha sido una tarea fácil, pero convengamos en que la acción del pueblo y el gobierno de Evo Morales lograron superar situaciones riesgosas como los intentos de desabastecer el mercado, desatar la guerra civil, atentados criminales y muchas otras cosas. Hoy, la situación tiene otro aspecto: el gobierno enfrenta reacciones de las organizaciones sociales que son o deben ser la base del proceso de cambio.

Una frase que se está repitiendo con mucha frecuencia es que el Presidente no escucha al pueblo. Quienes la dicen, entienden por escuchar, aceptar y resolver cuanto reclamo hagan todos los sectores. Los transportistas hablan a nombre del pueblo, lo hacen los cooperativistas mineros, se suman los trabajadores en salud y los maestros, gritan lo mismo los panificadores y los comerciantes minoristas, incluso se proclaman portadores de esa voz los avasalladores. En fin, el Presidente tendría que quitar a todos sus ministros y poner uno por cada sector que protesta. Así, no se gobierna; no se puede gobernar, ni siquiera para contentar al pueblo.

Pero tampoco se solucionará ningún problema encerrándose para tomar decisiones y saliendo para asistir a actos protocolares. Durante mucho tiempo, el Presidente Morales asumió la tarea de vincularse con los sectores populares. Se suponía que, el trabajo operativo para mantener el equilibrio económico y la concreción de proyectos de avance, era labor de los ministros y sus equipos técnicos. Pero Evo asumió una tarea mucho mayor que lo llevó a escenarios internacionales. Todos sabemos que nadie puede sustituirlo en esa ligazón que tiene con las organizaciones sociales. Con sus viajes internacionales, esa relación se hizo cada vez más distante hasta que se disolvió.

El Vicepresidente García Linera y el gabinete, en conjunto y por separado, intentaron sustituir el papel del presidente, sin conseguirlo. Al contrario, sus acciones han provocado reacciones negativas en las organizaciones sociales. Así lo dicen las protestas, por más injustas que sean. Ya es hora de que hagamos algo diferente.

En principio, hay que trabajar en las organizaciones del pueblo; no sólo para éstas, sino dentro de ellas. Las direcciones del instrumento político, los responsables departamentales, regionales y zonales, tienen que estar allí y trabajar intensamente para hacerlas partícipes del proceso de cambio. Ser partícipe no supone, de ninguna manera, acceder a un cargo público. Las organizaciones sociales comprometidas con este proceso, deben definir claramente el papel que juegan en este momento histórico. Hemos vuelto a la mala costumbre de pedir el respeto a nuestros derechos, la satisfacción de nuestras demandas y hasta la concesión de las prebendas que se nos antoje, advirtiendo que se tomarán medidas de fuerza si no se les atiende. ¿Dónde están los dirigentes y militantes del MAS? Se ocultan, se suman a la protesta e, incluso, usan la función pública que ejercen para presionar al Presidente. Si las organizaciones sociales no acompañan, no participan, no están comprometidas con el proceso de cambio, una vez más habremos fracasado como en la Revolución Nacional y como en el gobierno de la UDP. Después de esas experiencias, se instalaron regímenes retardatarios para implementar soluciones por la catástrofe. Basta recordar a Barrientos que redujo el salario de los mineros en 40% y al gobierno de Paz-Banzer que impuso el 21060.

Hay que rearmar el MAS-IPSP para que asuma, responsablemente, las tareas que le corresponde. Este es un paso esencial que debió darse hace mucho tiempo pero aún no es tarde para hacerlo. Los responsables nacionales y departamentales, por lo menos, no pueden ejercer otras tareas. Es mucho lo que debe hacerse desde esas direcciones y hay que garantizar que, quienes estén a cargo, cumplan debidamente su labor, sin sobresaltos ni prebendalismo.

Pero, por supuesto, es económico el problema que aflige en este momento. Hay que activar un plan de contingencia. Los precios seguirán subiendo, aunque no vuelva a tocarse el tema de los hidrocarburos. Seguramente en marzo la situación se habrá estabilizado, si se toman las medidas adecuadas. Habrá que hacer un corte entonces y estudiar la inflación ocurrida de enero de 2010 a marzo de 2011. Esa debiera ser la base de negociación para el aumento salarial, sin que quiera decir que el aumento será igual al porcentaje de inflación. La negociación será ardua, pero debe ser creíble. Y será creíble si las medidas tomadas por el gobierno tuvieron efecto. La importación de artículos de consumo debe anudarse con planes de producción nacional. Habrá que incentivar la producción agrícola del campesino pobre, después de auxiliarlo en los daños que está sufriendo por el cambio climatológico; con los empresarios, firmar convenios de atención económica bajo claros compromisos de producción. Trabajar con los municipios, sobre todo en las grandes ciudades, para tener un sector comercial confiable. Si no es posible, hacer que los centros de acopio y comercialización del Estado tengan una estructura estable y dejen la eventualidad en que han trabajado hasta ahora.

No será suficiente, por supuesto, pero es lo inmediato. A mediano y largo plazo la realización de obras que garanticen un empleo digno. Ya el presidente anunció la construcción de una ferrovía como parte del corredor bioceánico. El satélite tiene que ser una realidad, no por el empleo que pueda dar, sino porque la educación y la salud para todos, lo necesitan. Finalmente, hagamos los esfuerzos necesarios para industrializar el gas.

No se trata de las sugerencias de un sabelotodo. Es nada más que el fruto de un trabajo periodístico de recolección de las expectativas, los anhelos y los requerimientos de la gente de la calle. ¡Qué bueno sería que el Presidente Morales las escuche directamente!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...