lunes, 25 de abril de 2011

La decisión de Chávez esta tomada; deportará a Joaquín Pérez

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Hace aproximadamente 30 minutos pudo comunicarse, el sueco-colombiano Joaquín Pérez, con su esposa a quien le confirmó la decisión de las autoridades venezolanas de deportarlo a Colombia.


En conversación directa con su esposa, ella me confirmó que en pocas horas llegará a Caracas un comando de la policía y el ejército colombiano para trasladar a su esposo a Colombia.

A través de su ella, Pérez, hace un llamado para que entre todos intensifiquemos la solidaridad para impedir su extradición.

La decisión está rodeada de innumerables irregularidades jurídicas, como por ejemplo, que la decisión del gobierno venezolano se ha basado en la información colombiana, respecto a que Pérez, sería ciudadano colombiano con cédula XXXXX cuando en realidad es nacionalizado sueco desde hace diez años.

Niegan al cónsul sueco visitar al detenido

Las autoridades suecas, representadas por el cónsul en Caracas, Robert Redher, no han podido visitar a su compatriota en los calabozos de la policía venezolana, pese a que han pasado 48 horas de su detención.

Debemos aclarar que la fuerte crítica, no se elaboró solamente contra las autoridades venezolanas, que se han reducido a expedir un comunicado erróneo de datos sobre Pérez. La crítica alcanza también a las autoridades de la Cancillería sueca y su embajada en Bogotá, ya que tienen responsabilidad por los asuntos en Venezuela, mucho más los que afecten a un ciudadano suyo.

A pesar que han pasado 48 horas y el señor Pérez corre el riesgo de ser extraditado a Colombia, la embajada ni siquiera ha enviado, a Caracas, siquiera un funcionario para encargarse del asunto, sino que confía en su cónsul que no tiene el mismo peso diplomático.

Agrego, todavía la embajada y la cancillería en Estocolmo “están investigando” si Pérez es realmente Pérez con pasaporte sueco.

Venezuela no informa a Suecia

Son las palabras de Tommy Strömberg, consejero de la embajada sueca en Bogotá, en un comentario a este reportero. A la pregunta sobre si él y la cancillería han recibido alguna confirmación de las autoridades venezolanas, sobre la extradición de Pérez, respondió negativamente.

Según Strömberg, el cónsul de Suecia en Caracas, Robert Redher, ha intentado cumplir su tarea visitando a Joaquín Pérez, pero las autoridades venezolanas negaron cualquier contacto entre ambos.

En estos momentos, el cónsul Redher, está en una reunión por lo cual ha sido imposible obtener un comentario o confirmación sobre la decisión de Chávez, de entregar a un sueco-colombiano, a la policía y al ejército colombiano, que ya, supuestamente, están en suelo venezolano para proceder al traslado de Joaquín Pérez a Colombia.

¿Fotomontaje del DAS a Pérez?

En un artículo de El Tiempo, propiedad del presidente Santos y su familia, informan que Pérez lleva 30 años en las FARC (en realidad lleva casi 20 en Suecia) y que era el encargado de la organización político-militar, en el continente europeo. Publica una foto de Pérez “recuperada” del computador bombardeado de Raúl Reyes. Pero la foto se ve como todas las fotos que presenta la policía política secreta de la presidencia. Lo que indica que bien puede ser uno de los tantos fotomontajes que ha hecho el DAS.

Foto: Fredy como periodista de Telesur en el marco y “guerrillero”

Hace dos años fue víctima otro periodista colombiano, Fredy Muñoz, quien trabajaba en Colombia para Telesur. Telesur. Lo acusaron por ser “experto en explosivos” en un frente de las FARC. Fue absuelto en la primera instancia pero no confía en la justicia colombiana y huyó el país.

Es un colega de baja estatura, pero su cabeza fue colocada, con técnicas cibernéticas, en el cuerpo de un guerrillero de casi dos metros, de gran contextura física. Muñoz vive hoy también en el exilio, victima como tantos periodistas, de las obras de los ingenieros del DAS y la inteligencia militar.

¿Y el papel periodístico de Telesur?

Llamativamente, Telesur se ha reducido a publicar sobre este caso, solamente el erróneo comunicado del Ministerio de Comunicación y un “read&writing” (lea y copia) de la agencia EFE sobre la llamada que hizo Santos a Chávez antes la captura y después la captura de Joaquín Pérez. Resulta por demás preocupante. ¿Telesur también dará ahora crédito a las campañas demonizadoras que vienen de Colombia?.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Resplandores de guerra de la revuelta árabe en el arenal libio

Gustavo Herren (especial para ARGENPRESS.info)

Hace unos días se cumplieron setenta años de la toma de Tobruk sitiada por Rommel, en el camino inconcluso de Alemania hacia Egipto para controlar el petróleo de Oriente Medio. Aún no se conocía su existencia en Libia. Hoy desde el mismo puerto, la oposición a Kadafi exporta autónomamente el hidrocarburo, en medio de la revuelta árabe que emerge como una guerra intestina imbricada por la guerra de masas y recursos con intereses cruzados de las potencias y Estados Unidos, en la odisea del largo viaje hacia Persia.

Las revueltas en el mundo árabe permiten en Libia una mayor observación de las relaciones de fuerzas entre las potencias, los Estados menores y el rol de los pueblos, por lo que se pueden hacer algunas consideraciones previas sobre la estratificación jerárquica de la estructura internacional.

La posición relativa de los Estados es función de su capacidad y voluntad para proyectar poder económico y militar e influenciar sobre las relaciones, autodeterminación y soberanía de los demás Estados, lo cual induce un orden jerárquico internacional.

De éstos, cada gran potencia tienen como objetivo ocupar un lugar dominante en la escala, configurando un orden mundial concomitante con su ideología, valores y ordenamiento político-económico interno. Las potencias medias regionales replican cierta hegemonía en la defensa y proyección de sus objetivos e intereses con un alcance regional sobre los países menores, pero dentro de la dependencia y los límites establecidos por las grandes potencias. Mientras que los Estados menores tienen escasa intervención e influencia más allá de sus fronteras soberanas.

Generalmente, el concepto de las elites y gobernantes de la mayoría de las potencias medias y actores pequeños de la periferia es, que con los grandes lo único que se puede hacer es negociar, es decir que conciben el orden jerárquico mundial como inamovible, insertando así a sus países en una posición tal que no vaya a desafiar la dinámica del orden internacional establecido.

Las potencias medias se caracterizan por una acción intermediaria entre los grandes y los menores, ya que suelen representarlos ante aquellos o reciben directamente su descontento sobre la estructura internacional, lo que en definitiva termina sosteniendo el orden mundial impuesto. Tal el caso de Turquía, que aspira ser una potencia media emergente en Oriente Medio, mediando en los organismos internacionales en el conflicto de Libia con las grandes potencias intervencionistas. Además desde el cese de la Guerra Fría aparecieron nuevos grupos de países, conformando polos de poder político-económico y frente a un sistema de institutos mundiales basados en la bipolaridad con sus reformas nominales, que no parece dar respuestas a los problemas y procesos mundiales en una tendencia hacia la multipolaridad. Así las grandes potencias deben considerar en alguna medida a estos actores con representación regional ampliada, como la Liga Arabe, la Unión Africana, el BRICS, etc.

La política exterior de las potencias opera en base a sus objetivos e intereses por encima de los valores humanos, de modo que el anuncio público sobre la intervención humanitaria de Occidente para defender al pueblo libio es superficial e insustancial. El grado de amenaza que una gran potencia evalúa sobre sus intereses y objetivos prioritarios aunque no esté afectada su seguridad nacional, es una causa para la intervención militar en otro Estado con un determinado nivel de despliegue.

Arabia Saudita, utilizó el impacto de las revueltas árabes para ganar peso como potencia regional en la égida de Estados Unidos, y fortalecer sus presencia frente a éste, al ser uno de los principales promotores en la Liga Arabe del ataque militar a su actual oponente (también en la OPEC) y futuro competidor regional árabe, la Libia de Kadafi. Y además, ganar espacio frente a las otras potencias medias como Egipto y especialmente Israel, cada vez peor visto en el Golfo por sus crímenes en Líbano, Gaza, etc, y con reservas por los demócratas de Washington. Por otra parte, marcó su posición de liderazgo frente a los países menores de la Confederación del Golfo invadiendo a otro país árabe, Bahrein. La represión de la rebelión de mayoría chiíta para apoyar la monarquía sunnita del rey Al Khalifa, en el país que es el apostadero naval de la Quinta Flota de Estados Unidos, es un indicador de la predisposición de Riad a enfrentar a la otra potencia regional, Irán, y perturba el equilibrio de poder en la región respecto de Israel.

Después de la larga y contradictoria trayectoria de Kadafi desde perro rabioso a león del desierto, y su punto de inflexión con las concesiones a Occidente convenientes para la supervivencia de su régimen, luego del colapso de la URSS, el escarmiento de la Tormenta del Desierto contra Irak y casi 20 años de presiones, bloqueos comerciales y embargos petroleros de Estados Unidos y las grandes potencias europeas, Occidente lo llegó a tratar como aliado, aunque nunca confiable respecto de sus intereses vitales y con un pragmatismo poco predecible para el desarrollo del orden internacional.

La inestabilidad que producen los genuinos y espontáneos movimientos de los pueblos árabes buscando cambiar el orden interno contrario a sus intereses político-económicos, muestra respuestas distintas de las grandes potencias ante situaciones equivalentes de violencia represiva de los gobiernos contra sus poblaciones árabes. Tal el caso de Estados Unidos frente a Libia por un lado, y a Arabia Saudita, Bahrein y Yemen por el otro.

No es nuevo que las revueltas populares den la oportunidad a las grandes potencias occidentales de deshacerse de aquellos gobiernos no aliados hostiles como el caso de Siria, y de aliados no confiables como Libia sin descartar la intervención militar externa (cuando la revuelta intestina fracasa), allanando el camino hacia Persia. Y también asegurarse de que aquellos aliados confiables que no soporten la desestabilización de la revuelta, como en Túnez y Egipto, sean reemplazados por regímenes pro-occidentales dentro de sus círculos de confiabilidad, que en lo posible desmovilicen y fagociten las resistencias populares con democracias liberales. Así lo hizo Washington en 1986 en Filipinas, cuando la dictadura de Marcos fue derrotada por las movilizaciones, y en Indonesia en 1998 con Suharto. Por último, buscan mantener a toda costa la estabilidad, a pesar de la revuelta popular, de aquellos colaboracionistas leales donde existen intereses vitales para la supervivencia imperial, desviando la atención del público internacional de toda represión al pueblo por brutal que sea, como en Arabia Saudita (leal desde 1945 con el acuerdo petrolero de Roosevelt con el rey Ibn Saud (antepasado del actual Abdullah)), en Bahrein (apostadero de la Quinta Flota de Estados Unidos) y los otros países del Consejo de Cooperación del Golfo, o en Yemen (donde Saleh negoció en 2010 la isla de Socotra entregándola al Pentágono, y no a Rusia que también la solicitaba. Una ruta vital Mar Rojo- Golfo de Adén donde el USCENTCOM (Comando Central de Estados Unidos) construirá una poderosa base aero-naval, que actuará conjuntamente con la de Diego García en el océano Indico).

Por su lado, la persistente resistencia de Kadafi a capitular como máximo líder político, está dando al mundo un ejemplo peligroso para las potencias imperialistas. Casi el mismo día que ocho años antes G. W. Bush anunciaba la 'Operación Libertad Iraquí ' (20 de Marzo, 2003) invadiendo Irak, con la excusa de proteger al mundo de las armas de destrucción masiva escondidas por Saddam Hussein, otro de los dictadores impredecibles uno de cuyos legados fue la resistencia armada que descolocó a la superpotencia, Obama anunciaba desde Brasil el lanzamiento de 'Odisea del Amanecer' para proteger al pueblo libio de las armas de Kadafi. El 31 de Marzo, la operación pasó nominalmente a la OTAN renombrándose 'Protector Unificado'. El perfil bajo que mantiene el premio Nóbel de la paz en el conflicto, es parte de la estrategia demócrata del Poder Inteligente teniendo en cuenta las lecciones de Irak y Afganistán. Washington busca no exponer y mejorar su controvertida imagen internacional. La intervención 'limitada' de Obama y sus demócratas en Libia muestra el cambio de estrategia de aproximación indirecta diseñada para acercarse a la oposición, respecto de la acción militar directa de los Bush, pero no hay razón alguna para que los objetivos últimos de supervivencia mesiánica del Imperio hayan cambiado. Así como operó en forma encubierta en Honduras tercerizando la caída de Zelaya, lo está haciendo en Libia. Hace días Obama se refirió a la política de Washington sobre Libia '...Habrá momentos en que nuestra seguridad no esté afectada directamente, sino que serán nuestros valores e intereses. En estos casos no debemos tener miedo a actuar, pero el peso de la acción no debe ser exclusiva de los Estados Unidos'.

Solamente con una ofensiva aérea sin operaciones militares terrestres, difícilmente sea posible rendir plazas como las de Libia, los ataques aunque limitados de la aviación estadounidense, británica, francesa y luego de la OTAN son una prueba máxima para la capacidad defensiva de las fuerzas armadas y las milicias de resistencia de cualquier gobierno. En los cenagales de Irak y Afganistán las fuerzas convencionales del Pentágono y la coalición quedaron descolocadas frente a las resistencias irregulares locales, refutando la actitud de las elites y gobernantes cipayos de las potencias medias y países menores sobre la infalibilidad de las potencias respecto del ordenamiento internacional. Otros ejemplos fueron las operaciones defensivas de Milosevic en Serbia la república de la ex Yugoslavia, y hoy lo está siendo la prolongación de la resistencia de Kadafi en Libia. Por eso se produjo una pequeña variante en los discursos de Obama antes de la intervención militar, respecto de los últimos. En aquellos fué categórico '...Kadafi ha perdido legitimidad para liderar y debe irse' (1), en cambio en la actualidad afirma '...La política de Estados Unidos sobre el líder Muammar Kadafi es que él necesite irse.' (2).

Según el Pentágono la fase aérea inicial de la operación multifase sobre Libia se cumplió con todo éxito. Luego que bombarderos estadounidenses de última generación B-2 invisibles al radar (stealth) atacaron campos aéreos libios y sistemas de misiles superficie-aire SA-5 (de fabricación rusa) entre otros, la Inteligencia electrónica (ELINT) y las aeronaves de alerta y control AWACS no registraron actividad aérea ni emisiones de radares libios, lo que se interpretó como que el gobierno había perdido el control de su espacio aéreo. Pero a pesar de la intensificación de las misiones de Inteligencia sobre el terreno de la CIA, MI6, DGSE (Francia), Mossad y otros, la actual fase de la operación de la OTAN está en un punto de estancamiento, ya que tiene serias dificultades en identificar objetivos militares enemigos para destruir, sea por radar, con sus drones o por otros medios de alta tecnología.

Probablemente el coronel Kadafi aplicó estrategias militares de Mao Zedong, Ho Chi Minh o Saddam Hussein pero sus tácticas en el campo de batalla se parecen demasiado a las de Milosevic. Buscan preservar que su armamento pesado sea blanco de ataques aéreos, de modo que tanques, vehículos de combate, blindados y artillería han sido desconcentrados y dispersados en las ciudades. Se supo que en Febrero, Kadafi ya había trasladado la parte principal de sus sistemas de defensa aérea a instalaciones secretas en el desierto del sur de Libia fuera del alcance de la aviación anglo-francesa, donde puede contar con la ayuda militar de Níger, Chad y Sudán (y aún de Argelia y Malí desde el Oeste). El Hermano Líder conserva intactos decenas de sistemas de misiles soviéticos incluido los de largo alcance, miles de lanzamisiles portátiles y plataformas móviles rusas. Sus tropas se movilizan en vehículos livianos que se confunden con aquellos de la fuerza armada insurgente, lo que genera reclamos de los grupos rebeldes hacia la OTAN por su lentitud e ineficacia. En estas condiciones la estrategia de guerra convencional queda cuestionada.
Un buen ejemplo de disuasión a los grandes, y para la organización de las fuerzas armadas de potencias medias y países menores que cuestionan la doctrina de la ’dependencia razonable’ en la jerarquía internacional impuesta.

En Libia son casi inútiles los productos de última generación para el mercado de la guerra de la industria militar estadounidense y de las grandes potencias intervencionistas por mandato de la ONU, como son los aviones de combate Rafale, que Sarkozy intenta vender por docenas a Brasil, pero no pudo concretar una importante venta a Kadafi, con quién mantiene una pésima relación agravada por su oposición al proyecto de la Unión Euromediterránea y el fracaso del negocio de energía nuclear. En el retardo gana algo de tiempo Kadafi, pero también se benefician los imperialistas occidentales que manifiestan estar analizando ‘quiénes son’ los componentes de la oposición que están armando y entrenando.

De modo que una invasión extranjera terrestre directa no es descartable como un último elemento de amenaza, de hecho fue lo que decidió a Milosevic a entregar Kosovo. Kadafi ordenó repartir armas, incluso los sistemas portátiles de defensa antiaérea, a sus simpatizantes para organizar una resistencia masiva en caso que las fuerzas extranjeras lancen una ocupación terrestre. La temida complejidad de una guerra irregular urbana con la componente del pueblo partidaria de Kadafi, sus milicianos, sus tropas y paramilitares dentro de las ciudades, puede sacar de contexto al aparato de guerra convencional occidental y hasta quedar atascado como en el lodazal de Irak, ahora en el arenal de Libia. Puede además poner en contra de Occidente a parte de la oposición, el portavoz del Consejo Nacional de Transición, Ali Aujali, declaró '...No queremos una operación militar terrestre extranjera en Libia. Somos capaces de ocuparnos de Kadafi por nuestra cuenta. Pero igual que antes necesitamos ataques aéreos y abastecimiento por parte de la coalición...' Pero lo que omite Ali Aujali es que la ayuda militar de la coalición, que le permitiría a la oposición el gobierno de una región o todo el país deberá ser pagada y muy caro por todo el pueblo libio.

La intervención terrestre extranjera está en realidad comenzando, mediante la estrategia de engaño y sorpresa: el embajador de Rusia ante la OTAN, Dmitri Rogozin, afirmó '...Enredados cada vez más en la situación en Libia, algunos países occidentales comienzan a estudiar las posibilidades de iniciar una operación terrestre, que, creo, presentarán como protección de convoyes humanitarios en el contexto de la catástrofe humanitaria que se está desarrollando en el país. Pero esta catástrofe la originaron los bombardeos de las instalaciones civiles.'

Aunque aliado con los imperialistas, el Hermano Líder conservó alguna genética del escorpión. Si bien Estados Unidos y las potencias europeas bloquearon los activos de la compañía petrolera nacional de Libia (National Oil Corporation, NOC), no aplicaron un embargo petrolero en toda Libia, como el bloqueo promovido por Reagan y sus republicanos (1981-1999), ya que podría aumentar el precio del petróleo profundizando la crisis global. Entre las debilidades del régimen de Kadafi, según los informes de Inteligencia occidentales indicaban la alicaída petrolera nacional NOC un excelente negocio de familia, a contramano del actual fenómeno global en que las petroleras estatales han ganado hegemonía sobre las reservas mundiales superando al cartel anglo-estadounidense, de hecho Kadafi planeaba aumentar la participación del Estado libio en el petróleo del 30% al 50%. Salvo Italia y Alemania, las petroleras occidentales estaban muy disconformes con los actuales contratos y condiciones de Kadafi, considerados extremadamente duros y 'abusivos'. En 2009, rechazó el bajo precio del petróleo debido a la crisis global amenazando con expulsar a las grandes petroleras estadounidenses y europeas en favor de la NOC, lo que alertó a Washington que lo clasifica como amigo del 'nacionalizador Chávez'. Para colmo ese año en la II Cumbre 'América del Sur- Africa', realizada en isla de Margarita (Venezuela), Kadafi cuestionó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y el derecho a veto de las grandes potencias proponiendo que los No Alineados tengan asientos permanentes. En su discurso afirmó: '...Tenemos que estar representados como la Unión Europea, como la OTAN, como Rusia, como todos ellos ...Hermanos, las potencias quieren seguir siendo potencias, los fuertes seguir siendo fuertes nadie tiene clemencia con nosotros desde afuera. Cuando pudieron ayudarnos nos trataron como animales, destruyeron nuestra tierra y nos trataron con el garrote... Tenemos que luchar para construir nuestras propias fuerzas. El Sur, constituye la mayoría del planeta y puede transformarlo. Contamos con las mayores riquezas, un potencial demográfico enorme, y lo que tenemos lo hemos heredado del subdesarrollo, de la pobreza. Tenemos derecho como el Norte y debemos crear una 'OTAN para el Sur'. Esa no es una acción terrorista. Tenemos el derecho a crear nuestras organizaciones para nuestro desarrollo, para garantizar nuestros servicios... Miren el Atlántico Norte, no hay una separación, América del Norte está vinculada desde todo punto de vista con Europa, a través de las comunicaciones, de las flotas, de todo. Sin embargo, en el Atlántico Sur, hay un vacío y lo tenemos que llenar. Poner fin a ese abismo que estamos sufriendo en el Atlántico Sur y crear continuidad entre nosotros, ya sea a través de alianzas, convenios, pactos, para organizar una acción histórica, estratégica, que pueda cubrir este vacío de manera que redunde en beneficio de la comunicación marítima, aérea, gasoductos, oleoductos, del turismo, etc. Que el Sur se interconecte como la OTAN del Norte
. Ellos se sienten fuertes y muy potentes. Tienen su teoría: piensan que el mundo se divide en dos partes: señores y esclavos. En el norte están los señores y en el sur los esclavos. Y que en el mundo hay dos partes: una que produce y otra que consume. El norte produce, el sur consume lo que produce el norte. Si trabajamos, quebrantaremos esa teoría...'
Un detalle, la próxima Cumbre América del Sur- Africa debió haberse realizado en 2011, en Libia.

Libia evitó toda relación con la OTAN y es uno de los 5 países africanos que rechazó integrarse en el AFRICOM. El Pentágono proyecta plantar bases militares en el norte de Africa, lo está intentando en Túnez, y sabe que con los antecedentes de Kadafi es casi imposible hacerlo en territorio libio.

En la última carta que los unifica, el triplete Obama, Cameron y Sarkozy reiteró su objetivo '...Es imposible imaginar un futuro para Libia con Kadafi en el poder... permitirlo sería una traición inconcebible para el pueblo de Libia... que se convertiría en un Estado paria y fallido... Mientras Kadafi siga en el poder, la OTAN y la coalición deberá mantener sus operaciones para proteger a los civiles y generar presión sobre el régimen... luego puede comenzar realmente una transición genuina, de la dictadura a un proceso constitucional inclusivo conducido por una nueva generación de líderes...'
Además del alevoso derecho a la injerencia que muestra la carta, no es sorpresa que para alcanzar el fin, el medio sea el empleado históricamente : debilitar al más fuerte mientras se arma al enemigo mas débil para que lo destruya, por supuesto la ayuda no será gratuita sino solo la parte del león.

Por su parte en la heterogénea oposición a Kadafi , aparece el Consejo Nacional de Transición que se arroga la representación popular, y que fue rápidamente reconocido por varias de las potencias intervencionistas y visitado por destacados liberales occidentales (como el ex candidato republicano neocon, senador John McCain), y se compone con no pocos neoliberales formados en lo centros de poder occidental, desertores del gobierno de Kadafi, con líderes de las tribus adversarias, con extremistas religiosos yihadistas con foco en la ciudad de Darnah, con representantes de una oposición democrática poco organizada y con muchos miembros no identificados por razones de seguridad.
Los rebeldes, avalados por el Consejo de Transición ya comenzaron a exportar petróleo a Europa desde Tobruk, triangulando vía Qatar, país que lo ha reconocido como gobierno transitorio y donde está su grupo de contacto, todo bajo la tutela de las fuerzas de la OTAN. De este modo se financia a la oposición en la región Este (Cirenaica) y permite a las potencias occidentales seleccionar a sus componentes. Además debido a las sanciones económicas, estarían 'desaparecidos' los supuestos fondos multimillonarios, que según las armas mediáticas occidentales, la familia Kadafi tenía depositado en los Bancos de Occidente. Unos 200.000 millones de dólares, que otras informaciones identifican como las reservas internacionales de Libia depositadas en el exterior, y que se estarían utilizando para financiar el derrocamiento del propio Kadafi. Paradójicamente, los gobiernos de los países latinoamericanos también ponen parte de sus reservas en Bancos del Norte (incluido Venezuela y Argentina), por eso Chávez insistió, a pesar de Brasil, en la creación de un Banco de América del Sur donde depositarlas.

En la región Oeste (Tripolitania), se busca fortalecer a los insurgentes armados alineados con la coalición occidental y crear un nivel de caos insostenible en la población, ayudado por el bombardeo humanitario por saturación de instalaciones oficiales y civiles, sanitarias, de abastecimiento, edificios públicos, fábricas, usinas de energía, puentes, rutas, estaciones de radiotransmisión, etc, para que los habitantes pasivos tomen partido presionando para que Kadafi necesite irse (solo la OTAN ya ha realizado más de 2000 misiones de ataque y 900 misiones de bombardeo contra el territorio libio).

La rápida sintonía y mutua aproximación de la oposición del Consejo Nacional de Transición con las grandes potencias intervencionistas (Francia, Inglaterra, Estados Unidos e Italia), la tenaz resistencia de Trípoli y la división intercapitalista con Alemania, China y Rusia por intereses económicos y geoestratégicos enfrentados sugiere, si antes Kadafi no es asesinado, la fragmentación de Libia. Por un lado Cirenaica con la consolidación de la oposición quedaría bajo la influencia de las potencias intervencionistas, con la libre apertura al oligopolio de sus multinacionales petroleras, dejando grados de libertad para las otras potencias en la región Oeste con el debilitado Kadafi.

Por otra parte la intervención a Libia, y la revuelta en Siria que notablemente parece estar creciendo en intensidad, están desviando la atención pública sobre la genuina reacción popular árabe, que parece estar en un estancamiento en Túnez y decreciendo en su impulso inicial en Egipto, países que junto con Qatar ya han proporcionado apoyo militar al Consejo Nacional de Transición en Libia.
Observando los ambiciosos proyectos político-económicos de las grandes potencias occidentales para las regiones del norte de Africa y Oriente Medio, impulsados por parte de la reserva intelectual estratégica de Estados Unidos, empresarios y sectores políticos de sus sucesivos gobiernos, puede tenerse una idea de cómo conciben que deberían ser esas regiones.

Las potencias occidentales no pierden las oportunidades que van surgiendo para alcanzar sus objetivos estratégicos latentes. Se pueden observar por ejemplo, en similitudes que existen entre la situación en Kosovo (la ex-provincia de Servia) y Libia. En aquella época (1999) con la caída de la URSS, un objetivo estratégico occidental era que las ex repúblicas soviéticas no quedaran bajo la influencia de Rusia sino pasaran a la proyección de poder de Estados Unidos/OTAN, la oportunidad se dio en el marco de la balcanización de Yugoslavia con la excusa de detener la ofensiva étnica producida por Milosevic contra los albaneses. Hoy un objetivo decisivo es evitar un potencial alineamiento de Libia con Siria, Líbano, territorios Palestinos e Irán y asegurarlo con Estados Unidos, Israel, Europa, Arabia Saudita y países del golfo en el marco de un proyecto en el largo plazo, como el Gran Oriente Medio (actualmente ampliado), y una oportunidad se da en el marco de las revueltas árabes y los bombardeos ordenados por Kadafi contra su pueblo, que cada vez más se están pareciendo a las armas de destrucción masiva de Saddam Hussein (3), pero que ya justificaron la aprobación de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU permitiendo la intervención.

Para Brzezinsky uno de los objetivos para la supervivencia de Estados Unidos es lograr control en Eurasia y Africa, lo que puntualmente incluye intereses claros como el agua fósil del enorme acuífero cerrado Piedra Arenisca de Nubia y oscuros como que Libia es la mayor reserva petrolera comprobada de Africa próxima a Europa occidental que duplica a la de Estados Unidos, con alta calidad, un muy bajo costo de producción y más interesante aún, que la mayor parte del territorio libio esta todavía inexplorada con alto potencial en hidrocarburos. En la medida que alguna de las grandes potencias gane control sobre el petróleo libio, gana control sobre las demás. El corazón del ambicioso proyecto estadounidense del Gran Oriente Medio, reactualizado como GMENA (Greater Middle East and North Africa proyect), está en Oriente Medio, y abarca Norte de Africa, India, Cáucaso, Asia Central y la frontera con China, involucrando al menos 22 países. Se lo define como un proyecto civilizador y de lucha contra el terrorismo internacional para el siglo XXI, asumiendo que solo se tenderá hacia la seguridad mundial cuando cada uno de los países de Oriente Medio, considerado como potencial foco de cultivo del terrorismo, alcance en lo político la democracia (liberal) y en lo económico la liberalización (del libre mercado). Los documentos señalan, que estos procesos no pueden ser abandonados solo a los pueblos nativos, debiendo ser catalizados si es necesario (4). Para que puedan cristalizar proyectos como el GMENA, es condición necesaria controlar las rebeliones de los pueblos y mantener dividido al mundo árabe.

Libia, con las regiones áridas de sus grandes desiertos fue hasta los 60's una sociedad nómada basada históricamente en la cría de camellos, cuya supervivencia requirió de una estructura no democrática de tribus enfrentadas. Kadafi mantuvo la gobernabilidad y estabilidad del país apoyándose en acuerdos tribales a pesar de los ingresos petroleros, configurando un Estado tribucrático distinto del modelo europeo de Westfalia, caracterizado por un patriarcado que conservó una componente importante de su cultura ancestral. El Jamahiriya, un Estado que aún en sintonía con intereses de Occidente no asegura el orden jerárquico internacional establecido, por eso las grandes potencias lo califican como 'Estado paria y fallido'. Sin embargo salvando las diferencias, así como sucedió con el impacto de las revoluciones industriales de Occidente sobre el decaimiento del Imperio Otomano, el desfasaje de Libia con Occidente fue uno de los factores que favoreció la rebelión genuina y espontánea de parte del pueblo libio contra el autoritarismo y catalizó la desestabilización mediante el factor tribal. En este caso, el trabajo sucio contra la revuelta del pueblo árabe en nombre de sus valores lo hace la OTAN, en el Golfo Pérsico lo está haciendo Arabia Saudita, pero en todo caso no podría llevarse adelante sin la potencia imperio-colonialista, Estados Unidos, detrás.

La revuelta árabe activó las poderosas fuerzas de la contrarevuelta, la verdadera gran revolución de los pueblos árabes por su autodeterminación apenas ha comenzando...

Notas:
1) The White House, Remarks by President Obama and President Calderón of Mexico at Joint Press Conference, March 03, 2011
2) http://www.haaretz.com/news/international/obama-u-s-policy-on-libya-is-that-gadhafi-needs-to-go-1.350956
3) Informe de British Civilians for Peace in Libya; http://www.guardian.co.uk/world/2011/apr/19/gaddafi-violence-exaggerated-british-group
Informe Fuerzas Terrestres de Rusia. Monitoreo por satélite; http://rt.com/news/airstrikes-libya-russian-military/
4) www.brookings.edu; www.rc.rand.org; www.carnegieendowment.org


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Pobreza y neoliberalismo

Álvaro Cuadra (especial para ARGENPRESS.info)

No hace mucho todos los devotos del neoliberalismo celebraban la inclusión de Chile en la OCDE. No sin cierta ingenuidad muchos de ellos expresaban su orgullo por esta inclusión en el club de países ricos del orbe. No obstante, los datos dados a conocer en el informe anual 2011 sobre la situación social de los países miembros de este organismo no dejan mucho espacio al optimismo.

Las cifras son elocuentes, el coeficiente de Gini que mide la concentración de la riqueza sitúa a Chile como el país de peor distribución de ingreso de los 34 países que conforman este club. En una escala de O-1 donde el cero es el óptimo, Chile presente un coeficiente de 0.50 frente a un promedio de 0.31. Los índices de pobreza promedio en la OCDE se sitúan en torno al 11.1%, mientras nuestro país exhibe una cifra que oscila en torno al 20%.

Las mismas cifras acusan al Estado neoliberal chileno por su negligencia para superar esta situación escandalosa. El gasto público social promedio de la OCDE es del 19.6% del PIB, con el caso notable de Francia que asigna el 28.3% de su producto interno bruto en gasto social. Chile, por su parte, apenas asigna el 10.6% de su PIB en este ítem. Dos consideraciones: Primero, la actual situación de pobreza en Chile corresponde a decisiones políticas. Segundo, para señalar a los responsables de la actual situación de pobreza que vive casi un quinto de nuestra población no es necesario ir más allá de nuestras fronteras.

La pobreza en nuestro país está legitimada por una legislación laboral infame que deja a los trabajadores indefensos y pauperizados, mientras fortalece a los grandes empresarios con una legislación tributaria que los exime de su responsabilidad social. El Estado chileno no ha sido capaz de crear un marco regulatorio que salvaguarde a los más débiles. Así, los trabajadores, hombres y mujeres, los pensionados y miles de niños se encuentran desamparados en una sociedad clasista y excluyente.

El mezquino gasto público social promovido y avalado por la elite empresarial y política que administra el Estado y cuyo fundamento no es otro que la Carta Constitucional creada por la dictadura ha creado las condiciones ideales para que en Chile se naturalice la pobreza como parte del paisaje. De poco sirven los reclamos éticos si ellos no se traducen, en concreto, en una legislación que expanda el gasto social en nuestro país. No sirve ni la demagogia ni el populismo mediático, se requiere con urgencia poner en el debate público cuestiones tan sensibles como las leyes laborales y la legislación tributaria entre otras materias.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Barbarie de mariners en Afganistán: Historias de horror

Adán Salgado Andrade (especial para ARGENPRESS.info)

Hace unos días salieron a la luz pública las declaraciones de un ex militar retirado mexicano, el general Carlos Bibiano Villa Castillo, quien había fungido por un tiempo como jefe policiaco de Torreón, Coahuila, México, y causó estupor el casi nulo sentido del respeto a los derechos humanos de los supuestos delincuentes a los que atrapaba y que mataba sin miramientos de ninguna índole. En una parte de la entrevista que se le hizo declaró: "Si agarro un Zeta lo mato, ¿para qué interrogarlo?".

A pesar de sus brutales tácticas para “combatir a la delincuencia”, recientemente se le nombró jefe policiaco de Quinta Roo, pues son muy “loados” sus esfuerzos en Torreón, gracias a los cuales, se afirma, “descendieron 50 por ciento los índices de criminalidad”. No es de sorprender que, como ex soldado que es Villa Castillo, su trabajo se inspire en tácticas militares con las que así se han entrenado durante años la mayoría de los ejércitos en el mundo, sobre todo el estadounidense, muy solícito, además, para invadir otras naciones y aplicar deleznables tácticas de guerra (en los años sesenta, por ejemplo, la llamada “Escuela de las Américas” entrenaba a militares, principalmente latinoamericanos, en tácticas contrainsurgentes para el combate a grupos “subversivos” y a guerrillas, enseñándoles, sobre todo, métodos de tortura y aniquilamiento). Ello ha provocado en los cuerpos militares el desarrollo de patologías sociópatas que llevan a muchos de ellos a convertirse simplemente en peligrosos criminales, como veremos.

Ya he hablado en otros trabajos (Ver en este blog mi artículo “Armas, egoísmo, corrupción y el big money”) de las atrocidades que ha cometido EU en Afganistán, al asesinar a gente pobre e inocente por “error” y que ello ha llevado a los habitantes de ese sufrido país a un abierto anti-norteamericanismo, que los lleva a clamar, exigir que EU salga de Afganistán. Eso es algo que dadas las presentes circunstancias, sobre todo, la importancia geoestratégica de Afganistán, no se puede permitir EU hacer (al salir de allí, Afganistán entraría en una acelerada descomposición que lo haría desaparecer como país y llevaría a toda la región a un grave proceso desestabilizador, sobre todo porque los países con que tiene fronteras Afganistán, detentarían parte del dividido territorio y eso daría lugar a nuevas y peores confrontaciones militares que EU menos podría detener).

Pero los informes que recientes investigaciones gubernamentales han hecho, revelan hechos que dejan muy claro que varios de los asesinatos de civiles inocentes han sido a propósito, debido, como señalo antes, a la sociopatía criminal desarrollada por una significativa porción de los soldados estadounidenses. Esto que voy a referir ocurrió hacia finales del 2009 y principios del 2010, pero nada se publicó en los medios en ese entonces. Ya después que las revelaciones de uno de los mismos soldados participantes en los crudos eventos se conocieron por algunas notas periodísticas, al Pentágono no le quedó otra alternativa, que investigar las atrocidades cometidas por un grupo de psicópatas militares, como veremos.

El grupo en cuestión era un batallón de infantería, el Bravo Company, acantonado en la provincia afgana de Kandahar. Algunos de sus miembros, aburridos de que, según declararon, los insurgentes afganos los estaban atacando y ellos no podían contrarrestar los ataques como se debía, se pusieron a analizar la manera en que pudieran matar a algunos de esos “salvajes”, como muchos militares estadounidenses se refieren a los empobrecidos afganos. Así, luego del año nuevo, 2010, ya con el crudo invierno posándose en esa montañosa área, el 15 de enero el tercer batallón de la compañía – que forma parte de la brigada Stryker, formada por vehículos blindados de ataque así llamados –, decidieron ir por “acción” y se dirigieron hacia La Mohammad Kalay, una aislada granja de chozas de adobe. Algunos campos cercanos estaban cubiertos de plantas recién sembradas de amapola, base de la cocaína, único cultivo que permite a los empobrecidos campesinos afganos obtener algún magro ingreso (irónicamente, al “cuidado” de la OTAN y EU, Afganistán ha cuadruplicado la siembra de amapola en relación a la época en que estaba al control de los talibanes, absurdo, ¿no? Y además se permite su “exportación”).

Allí, los “soldados” Jeremy Morlock, 21 años, y Andrew Holmes,19 años, buscaron si había señales de insurgentes, pero generalmente éstos no enfrentan directamente a los invasores, y lo hacen desde la distancia, empleando mecanismos tales como los llamados IED’s, (improvised explosive devices), que colocan en los caminos y vuelan a los vehículos militares invasores. Así que Morlock, quien ya sabía a lo que iba, eligió a un joven adolescente que se hallaba cuidando ovejas. Él y Holmes llevaron al chico hacia un muro de adobe cercano. Gul Mudin, que así se llamaba el joven afgano, no llevaba nada en absoluto que significara una amenaza para los soldados, al contrario, pareció confiar en ellos y se dejó llevar. Luego, el par de psicópatas, se escondieron tras del muro, arrojaron una granada y en cuanto estalló, dispararon contra Mudin indiscriminadamente con un rifle M4 y una metralleta. Ya cuando se escucharon sus disparos y el resto de los hombres del batallón se acercaron, Morlock preparó su historia, la cual era evidente que no concordaba con lo que los otros soldados estaban viendo, pues era increíble que el pobre chico asesinado, quien en nada se parecía a un guerrillero, hubiera sacado de repente una granada y la hubiera arrojado.

Aún así, el capitán del batallón, Patrick Mitchell, en lugar de indagar más sobre el sospechoso “atentado” y que se brindara ayuda al agonizante muchacho, simplemente ordenó a otro hombre que se asegurara de que estaba “bien muerto”. Éste disparó dos veces al afgano. Poco a poco los sorprendidos, consternados e indignados habitantes del lugar se acercaron, como el padre del chico, quien al ver de quién se trataba, se abalanzó sobre el cadáver, para abrazarlo, llorando de dolor. Por una desdichada ironía, los mariners habían hablado momentos antes con el devastado hombre, preguntándole sobre la presencia de insurgentes. Fríamente los estadounidenses contemplaron la escena, sin inmutarse, dando como única explicación que Mudin había atacado con granada a los soldados, sin mayor detalle. Apartaron al dolido padre y los prepotentes soldados, sin remordimiento alguno, simplemente siguieron los protocolos que se hacen cuando hay muertos, que son desnudarlos, para ver si tienen algún tatuaje o seña particular y tomar las huellas dactilares así como el iris con un escáner portátil. Y luego, Morlock y Holmes se tomaron deleznables fotos de ellos, muy risueños, alzando de los cabellos la cabeza del asesinado chico, y posando para la cámara, como si se tratara de un trofeo de cacería (las fotos de estas sociopatías pueden verse en la dirección: www.rollingstone.com/politics/photos/the-kill-team-photos). Y esas perversiones fotográficas se las fueron pasando a los celulares de todos los soldados del batallón, cual si fueran imágenes de felices vacaciones. No sólo eso, sino que otro sociópata, el sargento Calvin Gibbs, 26 años, inspirador de la atrocidad anterior (y de otras más que refiero adelante), se acercó al cuerpo y con unas tijeras quirúrgicas muy afiladas, cercenó el meñique derecho del chico. Luego, se lo ofreció a Holmes. “Tu premio, por haber matado a tu primer afgano”, le dijo, sonriente. Holmes lo tomó con mucho placer. Y según testimonios de sus compañeros, le dio por cargarlo en una bolsa plástica sellable, diciéndoles que pensaba conservarlo para siempre y que lo secaría (¿¡se pueden imaginar tan perversos alardes!?). Esa misma noche, Holmes Y Morlock presumieron su dedo a sus compañeros, cuando éstos y aquéllos estaban fumando hashish, muy común y tolerada práctica entre los militares estadounidenses (ha de considerar el Pentágono que dados sus asesinos esfuerzos tienen derecho a relajarse, ¿no? Aquí en México, se tolera que los soldados fumen marihuana, según me han referido ex soldados, para que se “den valor” en misiones de combate). Gibbs, que también inhalaba humo de su propio cigarro conteniendo esa especie de marihuana, pero más suave, se sumó a la celebración, resaltando el “valor” del par de sociópatas, así como él. Morlock tiene su propia historia, pues antes de la actual escasez de gente que se quiera enrolar en el ejército, cuando había muchos jóvenes que deseaban muy ansiosos hacer su carrera en “las armas”, lo hubieran rechazado. Nativo de Alaska, ya siendo adolescente, mostraba un comportamiento problemático: se emborrachaba, se peleaba constantemente, conducía sin licencia y una vez hasta huyó de un accidente automotriz en el cual él había tenido la culpa. Y cuando sin problemas fue admitido en el ejército, siguió con su conducta negativa. Su esposa lo demandó porque un día la quemó con un cigarro durante una discusión. Además, ya que llegó a Afganistán, se puso a probar cuanta droga le pusieron enfrente: opio, hashish, Ambien (un fuerte somnífero), amitriptilina, flexeril, fenergan, codeína, trazodina… así que, como puede verse, es una fichita el señor.

Esa deshumanizada, terrible conducta, supuestamente está prohibida por los estándares del ejército, y digo supuestamente porque las acciones de esos hombres del tercer batallón – y de muchos otros – eran conocidas incluso por mandos medios y altos, pero toleradas. Cuando salieron a la luz los asesinatos intencionados, el Pentágono trató infructuosamente de impedir que se difundieran las fotos o los videos que los mostraban, se prohibió a los incriminados dar entrevistas e incluso se visitaron sus hogares en EU, para revisar sus computadoras y confiscarles los discos duros, con tal de que no se hiciera más grande el escándalos, pero fue inútil, todas las fotos habían sido incluso subidas a populares sitios, como el Facebook. De todos modos, por ese primer asesinato, no hubo acusados, ni acciones correctivas por parte de los superiores del batallón, a pesar de las airadas protestas del padre de Gul Mudin y del resto de los habitantes de la empobrecida villa. Varios niños atestiguaron que habían visto a Morlock y a Holmes asesinar al chico. Uno de los coroneles de la compañía, David Abrahams, aparentemente inició investigaciones y entrevistó de nuevo a los implicados, pero concluyó que no había “inconsistencias” en sus testimonios y el caso se cerró. Incluso a otros mandos de dicho batallón, ya se les ascendió a categorías más altas y mejor pagadas. Esto, como dije, confirmaría mi tesis de que esa conducta sociopática es un estándar tolerado en el ejército, aunque los mandos superiores traten de negarlo. Por ejemplo, Gibbs tiene fama de rudo y desalmado. Muestra muy orgulloso en su espinilla izquierda un tatuaje compuesto por un par de rifles cruzados, al frente de los cuales hay dibujados seis cráneos, tres en rojo, los muertos que Gibbs dejó cuando trabajaba en Irak, y tres azules, los tres que hasta ese momento llevaba en Afganistán (en Irak, se dice que él y otros soldados mataron sin contemplaciones a una familia entera de civiles inocentes). Es, digamos, una “máquina de matar”. Sin embargo, contrario a la lógica, es considerado por sus compañeros y subalternos como un “gran soldado, muy positivo y un buen amigo”. Y también un muy buen elemento. Antes de que él se uniera a la Bravo Company, en noviembre del 2009, trabajaba con un coronel llamado Harry Tunnell, también muy dado a las bárbaras practicas de matar inocentes, quien tiene a Gibbs en alta estima por sus “grandes servicios prestados”. Por ese entonces, el Pentágono trató de aplicar la “sociología de la guerra”, en vista de que por los métodos convencionales, no se ve que EU vaya a ganar alguna vez en Afganistán – ni en Irak – su lucha contra los guerrilleros. Según esa táctica, se requiere de una especie de “científicos sociales” que logren acercarse a los habitantes de pueblos y villas de Afganistán para “socializar” con ellos e incluso hacerse sus amigos. También deseaban los funcionarios militares estadounidenses poner a prueba ese “nuevo enfoque” con tal de ahorrarse un poco los altísimos costos que invadir a un país significa. Se comenzaba a aplicar en Irak y se pensaba hacerlo también en Afganistán (Ver en este mismo blog mi trabajo: “La sociología de la guerra, nueva estrategia de dominación estadounidense en Irak”). Sobre esos intentos, Tunnell se puso a alardear de que eran puras tonterías. “Ser correctamente políticos significa que no podamos hablar abiertamente de nuestras represivas medidas, gracias a las cuales hemos tenido exitosas campañas contrainsurgentes” (Tunnell sería una especie de general Bibiano Villa estadounidense). Y también incitaba a sus hombres a perseguir y atacar inmisericordemente a todos “esos malditos guerrilleros asesinos”. Así que si eso dicen los mandos superiores, pues qué podemos imaginar de los soldados que están bajo sus órdenes, ¿no?

Hubo algún intento por parte de uno de los soldados del batallón de denunciar lo que habían hecho con Gul Mudin, el chico asesinado. Adam Winfield, 21 años (como puede verse, todos los involucrados son muy jóvenes), le mandó a su padre, residente de Cabo Cañaveral, Florida, un mensaje vía Facebook, diciéndole que Gibbs se había excedido con él por haber reprobado lo que habían hecho. “Papá, ellos lo montaron todo, de verdad, fue un asesinato, y ese chico era sólo un campesino, está muy mal lo que hicieron”. Chris Winfield, su padre, alarmado, acudió a la base Lewis-McChord a avisar lo que su hijo le había dicho, pero uno de los sargentos que estaba de guardia, simplemente le dijo “pues cosas como esas suceden siempre, no se pueden evitar, pero en cuanto su hijo regrese, veremos que hacer”. De todos modos, días más tarde, cuando Winfield fue admitido al “círculo de confianza” por Gibbs, le dijo a su papá que por favor no hablara más del asunto, pues no quería él causarse más problemas personales. O sea que Winfield, quien al principio mostró cierta ética, de todos modos, al final, fue contaminado por las sociopatías de sus compañeros. Incluso, participó en los siguientes montajes para matar a más hají, término peyorativo usado por las tropas estadounidenses acantonadas en Irak y Afganistán para referirse a los musulmanes. Y Chris Winfield le hizo caso y ya no se quejó más con los militares, temiendo por la integridad física de su hijo. Pero si esos militares hubieran atendido a la primera de sus quejas, probablemente el que se dio en llamar “escuadrón de la muerte”, comandado por Gibbs, se habría sometido y no habrían seguido matando más civiles inocentes con deleznables montajes.

Así pues, sin castigo ni protestas por parte de los altos mandos, esos sociópatas del tercer batallón siguieron asesinando civiles inocentes, mediante calculados montajes que Gibbs perpetraba. Además, no dejaba este psicópata de alentarlos a matar a quien se dejara con tal de tener acción, pues, como señalé arriba, todos estaban “muy aburridos”. Tanto que un día que un helicóptero logró matar a un insurgente mediante un misil, Gibbs y varios soldados se acercaron jubilosos. Uno de ellos incluso sacó un cuchillo y se puso a clavarlo con saña en los restos destrozados y semiachicharrados del cadáver, un par de piernas y parte de un brazo. Gibbs, sonriente, dijo “me pregunto si le podría cortar un dedo a este cabrón”. Además, les recordaba que uno de los líderes del escuadrón había muerto a causa de que la explosión de un IED le había volado las dos piernas. “¡Tenemos que vengarnos de esos salvajes, tenemos que irlos a buscar… la venganza es lo único que nos queda para desquitarnos, compañeros!”, declaran sus subalternos que siempre les estaba repitiendo. Y “matar salvajes” fue la única prioridad de Gibbs y sus “escuadrón de la muerte”.

En otra ocasión, él y otros soldados patrullaban por la noche un camino de terracería. La cámara térmica del Stryker captó a unos 300 metros la imagen de un hombre que estaba agazapado junto a un árbol. Pensando que se trataría de un guerrillero que acababa de colocar un IED en el camino, Gibbs le ordenó por el altavoz, en Pashto (una de las dos lenguas oficiales que se hablan en Afganistán), que levantara las manos y caminara hacia el frente. El hombre lo hizo, pero después se las llevó al pecho, como si tratara de cubrirse del frío. “El hombre actuaba extrañamente”, señaló uno de los soldados que participó en el evento. Como siguiera caminando hacia el vehículo, a pesar de las órdenes de detenerse y de levantar sus manos, Gibbs ordenó disparar a matar y una desmedida andanada de balazos siguió. Luego, cuando examinaron el cadáver, no hallaron arma alguna. De hecho, notaron que el hombre, al parecer, tenía rasgos de retardo mental y quizá de sordera y por eso había actuado “extrañamente”. Probablemente era un simple vagabundo que erraba en el tiempo y lugar equivocados. Al revisar el cadáver, uno de los hombres tomó un pedazo del desecho cráneo, que había sido destrozado por la lluvia de balas, como trofeo. Y como Gibbs sabía que no se podía disparar a hombres desarmados, de inmediato hizo gala de su talento para hacer montajes. Según los reportes, Gibbs siempre trataba de conseguir objetos del enemigo para su ruin causa. Eso lo hacía siendo amigable con los policías locales, a quien les intercambiaba, ¡háganme favor!, revistas pornográficas por diversos objetos (como se ve, la moral no existe para nada). Tenía una gran colección de objetos tales como pistolas, granadas rusas, restos de minas, mangos de rifles, cuchillos… incluso en esos días había logrado robarse de un cuartel un AK-47 que funcionaba. Gibbs entonces ordenó a uno de sus hombres que le plantara al cadáver un cargador de AK-47. Ya luego simularon que ese objeto había sido hallado, y aunque sólo era el cargador, fue suficiente para justificar que el asesinato había sido “legal”. Durante la investigación, un soldado que participó en el detestable hecho reconoció que “No, realmente el hombre no era peligroso, simplemente era un viejo sordo y retardado. En realidad, lo que hicimos fue ejecutarlo”.

Como tampoco recibieran castigo alguno, se atrevieron a realizar un tercer montaje para cobrar otra víctima. Fue un mes después, en un pueblo llamado Kari Kheyl. Allí, Gibbs se dirigió a la choza de Marach Aga, un hombre que se sospechaba cooperaba con los talibanes. Le ordenó en Pashto seguirlo. Llegaron hasta una pared a las afueras del pueblo. Allí, Gibbs puso el arma a los pies del asustado afgano. Luego, lanzó una granada rusa cerca de la pared, de las que conseguía o se robaba, y ya que estalló, sin miramientos, Gibbs le disparó al afgano. Acudieron al lugar Morlock y Winfield (al soldado que menciono antes, quien tuvo algunos iniciales escrúpulos), quienes estaban de acuerdo con el montaje y también le dispararon. Ya cuando se acercaron más soldados, Gibbs dijo que el asesinado afgano lo había querido atacar, pero que su arma se había atascado y fue cuando él le había disparado. Momentos después, cuando otro militar revisó el AK-47, vio que estaba en buenas condiciones, pero, otra vez, nadie dijo nada.

Más tarde, Gibbs volvió a cercenar el meñique derecho del asesinado, además de que con unas pinzas le arrancó un diente y se lo ofreció a Winfield, como souvenir.

Y no sólo ese batallón cometió tales atrocidades, sino que se hallaron evidencias de que otros también lo hacen. Y ha sido por fotos o videos que, muy contentos, todos los soldados, enfermizamente, se pasan entre sí a sus celulares. Una foto muestra a un par de hombres muertos, amarrados de espaldas a un poste. Hay un letrero en un pedazo de cartón que tiene escritas las palabras: “El Talibán está muerto”. Sin embargo, un soldado confesó después que se trataba no de insurgentes, sino de un par de pobres granjeros que su compañía mató por gusto. En otra serie de fotos, se muestra a un par de hombres que circulaban en una moto y que fueron balaceados por mariners, pues al parecer no hicieron alto a su señal (lo que aquí en México ha sucedido con los retenes militares, que la gente por miedo no se para y son entonces acribillados). Los soldados aparecen tomándose fotos que hacen mofa de los cadáveres. Quizá uno de los testimonios más brutal, es un video que fue filmado con cámara térmica, y que muestra una secuencia en donde un par de hombres están escondidos tras de un arbusto. Un misil es lanzado contra ellos por un Stryker, haciéndolos pedazos. Se oyen las voces de soldados gustosos de lo que acaban de hacer. Y tuvieron el descaro de editarlo y hasta ponerle música del grupo Apocalyptica, banda de rock de cuerdas, muy ad hoc con las brutales escenas. Y ese videoclip y esas fotos circulan en los celulares de todos, junto con otras fotos, y extractos de la cinta Iron Man 2, como si fueran cosas muy chistosas.

Y Gibbs y su compañía no se quedaron con las ganas de seguir cometiendo asesinatos. Uno más fue cometido contra un viejo granjero, al que Gibbs, luego de acribillarlo, le plantó una granada rusa. No les importó que la familia del pobre hombre se acercara, sollozando y lamentando su muerte, pues sin remordimiento alguno, lo arrastraron hacia otro sitio, lo desnudaron y Gibbs también le cortó el meñique izquierdo, y además, con unas pinzas quirúrgicas, le extrajo un diente y se lo regaló a uno de los soldados que habían participado en la ejecución.

Aunque en algunos de sus montajes, era tan mala la puntería de los sociópatas del tercer batallón, sobre todo a lo lejos, que la gente a la que atacaban lograba escapar. Pero hubo uno que se arregló como si hubiera sido una emboscada contra un Stryker. Gibbs hizo estallar una granada y todos los soldados se pusieron a disparar hacia las chozas cercanas, como locos, para “defenderse”. El ejército hasta les dio ascensos por su “valerosa acción”, en donde no se sabía aún con precisión cuántos muertos hubo. Pero ya después, cuando se supo por las investigaciones que había sido falso el episodio, se les retiraron las medallas.

Irónicamente, los altos mandos militares, no se enteraron de las atrocidades cometidas por el “escuadrón de la muerte” porque éste hubiera cometido un error, sino porque en una ocasión que Morlock, Gibbs y otros fumaban hashish en la habitación de un tal Justin Stoner, éste se molestó porque frecuentemente lo hacían y se fue a quejar con uno de sus superiores. Sin embargo, Gibbs y Morlock se enteraron y le dieron una golpiza a Stoner, además de que lo amenazaron de matarlo “como perro” si se quejaba de que lo habían golpeado. Y ya fue que Stoner, muy asustado de que realmente lo fueran a matar, acudió a otro superior y le dijo lo que le habían hecho y para que quedara constancia de lo que peligrosos que eran Gibbs y los otros, se puso entonces a referirle lo de los montajes. Fue cuando los altos mandos se enteraron de esas atrocidades y se pusieron a investigar.

Hace unas semanas, Morlock fue sentenciado a 23 años de cárcel por su “reprobable conducta” y los civiles inocentes asesinados por sus sociopáticas prácticas. Sin embargo, no mostró ningún remordimiento durante los juicios que se le hicieron, ningún sentimiento de arrepentimiento. “La verdad es que a nadie en el batallón le importan una chingada esos cabrones… son una mierda. Tú recibes como recompensa una palmada en la espalda por parte de tu sargento, quien te dirá: Buen trabajo, chíngatelos”, se concretó a decir Morlock, sin emoción alguna.

Pues esas son las “valerosas”, encubiertas acciones de los mariners estadounidenses, quienes más parecen psicópatas asesinos que soldados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¡No caigas en la trampa de Santos, Chávez!

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Santos manda factura a Chávez y exige que extradite a colombiano que huyó de la Guerra Sucia en Colombia y que tiene ciudadanía sueca.


Foto: La delegación mixta entre guerrilla y gobierno de Pastrana encabezada por Raúl Reyes y Víctor. G. Ricardo, facilitador de Paz del gobierno de Andrés Pastrana (a la derecha). En el centro la canciller sueca Anna Lindh.

El terrorismo del Estado colombiano en el exterior

1) Cancillería sueca se pronuncia sobre amenazas de Uribe contra refugiados políticos en Suecia
http://www.argenpress.info/2010/02/cancilleria-sueca-se-pronuncia-sobre.html

2) Ex diplomático Uribista en Estocolmo fue asesor político a Carlos Castaño que pagó por su trabajo
http://www.argenpress.info/2009/05/ex-diplomatico-uribista-en-estocolmo.html
Enlace
3) Uribe amenaza cineastas argentinos y a refugiados políticos colombianos. Embajador colombiano en Suecia desconoce las declaraciones de Uribe
http://www.argenpress.info/2010/01/uribe-amenaza-cineastas-argentinos-y.html

El presidente venezolano puede cometer un grave error y enviar a la muerte segura, en Colombia, a Joaquín Pérez Becerra, ex concejal de la Unión Patriótica que en 1994 obtuvo asilo político en Suecia por la persecución padecida en esa tierra. Pérez es ciudadano sueco y fue detenido, hoy sábado, cuando llegó a Caracas.

Las autoridades colombianas, consultadas por el diario El Tiempo, del mismísimo presidente Juan Manuel Santos, dicen en un primero texto que “las autoridades colombianas califican su detención como importante. En los expedientes de los organismos de seguridad colombianos, Becerra, figura como uno de los actuales voceros de las FARC en Europa y responsable del manejo de la página web del grupo guerrillero junto con Lucas Gualdrón, señalaron fuentes consultadas por EL TIEMPO.COM”.

Pero resulta que Joaquín Pérez es un refugiado político que llegó a Suecia, con aval de la Unión Patriótica (UP) y el Partido Comunista Colombiano (PCC), en calidad de refugiado político. Fue concejal de la UP en la primera mitad de la década del ´90 en el municipio de Corinto, departamento del Valle del Cauca.


Foto: Una mujer joven, víctima por los paramilitares en el barrio "Policarpa", creado por el Partido Comunista en el Municipio de Apartadó. En la región de Urabá fueron asesinados más de 1.000 dirigentes y activistas de PC y la UP durante la década-90. La "Pacificación" de Urabá ocurrió durante el mandato de Alvaro Uribe como gobernador de Antioquia.

Ahí fue secuestrada su ex esposa por grupos narco-paramilitares. El genocidio contra la UP fue de tal magnitud que todos los alcaldes que fueron elegidos en las elecciones del 1988 fueron asesinados, menos dos. Centenares de concejales pasaron la misma suerte y decenas de senadores y diputados de la cámara de representantes fueron también asesinados, como casi 5.000 de sus más destacados militantes. La UP es hoy un esqueleto, victima de un genocidio político que es único en el mundo.

Facilitó los contactos por la paz en Europa

Para nadie es un secreto que Joaquín Pérez siguió el trabajo contra el Terrorismo de Estado colombiano y por la paz, estando en territorio sueco. Era uno de los principales colombianos en el exilio que participó en la fundación de la Asociación Jaime Pardo Leal (AJPL), organización de solidaridad en Suecia con la lucha del pueblo colombiano. Actos, manifestaciones, protestas públicas en las plazas y calles en Suecia, así como charlas y conferencias en otros países de Europa, contaban con la presencia de Pérez y de la persona hoy detenida en Caracas.

Es por eso que los espías de la embajada colombiana en Estocolmo, como el desenmascarado Ernesto Yamhure, amigo y asesor político personal de Carlos Castaño, jefe de los escuadrones de la muerte (AUC), lo tenían en la mira, como a todos los colombianos que no se dejaron amedrentar por las amenazas públicas u ocultas por parte de los diplomáticos o por el mismo Uribe. Este creó su “Red de cien mil amigos de Colombia”, que no es otra cosa que una red de sapos – informantes- de los organismos de inteligencia militar colombiana en el exterior.

En los archivos del DAS, los organismos de seguridad bajo las órdenes directas de la presidencia, archivos decomisados por la fiscalía colombiana, hay una carpeta especial sobre el trabajo ilegal y de espionaje del DAS en contra de los exiliados colombianos en el territorio europeo llamado “OPERACIÓN EUROPA” (2).

Facilitó reuniones entre Suecia/Noruega y las FARC

Tampoco es un secreto que Joaquín Pérez entabló puentes entre el estado sueco y noruego con la guerrilla de la FARC-EP, para facilitar un proceso de paz con participación internacional. Reuniones entre el representante internacional de la guerrilla, Raúl Reyes y las cancillerías sueca y noruega, se efectuaron en 1999 como un preámbulo ante el proceso de paz con participación internacional. Raúl Reyes se entrevistó con varias bancadas de los partidos políticos en el parlamento sueco. El proceso fue un hecho entre Pastrana y las FARC ese mismo año.

Ya el 2 de febrero de 2000 llegó una delegación mixta y muy amplia con representantes de las FARC, del gobierno de Andrés Pastrana y representantes del ANDI y la organización de los industriales colombianos. La delegación fue encabezada por Raúl Reyes, FARC-EP y Víctor G. Ricardo, Alto Comisionado de la Paz durante el gobierno de Pastrana. La delegación estuvo dos semanas en Suecia.

Gira europea

El motivo de la visita en el país nórdico fue conocer de cerca y por la boca de los mismos ministros, líderes sindicales y empresarios suecos, el funcionamiento de la “democracia sueca”. Joaquín Pérez estuvo presente en esas dos semanas, hecho innegable del cual dan fe las fotos reproducidas tanto en la prensa colombiana como en la sueca.

La delegación siguió su viaje a Noruega, Italia, además de El Vaticano, España, Suiza y Francia, para socializar el proceso de paz en Colombia.

Y ahora es detenido por la migración venezolana y pedido en extradición por las autoridades colombianas.

La fuente: la bombardeada computadora

Como motivo por la orden de captura por parte de la fiscalía colombiana, dice El Tiempo, que su nombre aparece en la bombardeada computadora de Raúl Reyes. Una computadora que ha sido objeto de más de 48.000 movimientos, según Interpol, después que cayó en las manos de los militares colombianos. Chávez corre un grave riesgo político si es que va a confiar en esas sindicaciones contra el hoy nacionalizado ciudadano sueco, Joaquín Pérez.

El ministro de Comunicación, Andrés Izarra, que sabe de qué manera absurda funcionan los medios de comunicación colombianos y la guerra psicológica colombiana para desestabilizar a la Nación Bolivariana, escribe en su Twitter “Capturado en Venezuela colombiano solicitado por INTERPOL (con) Código Rojo por Terrorismo. En breve comunicado de nuestro Gobierno”.

Es acusado el señor Pérez de presidir una página en internet que ni siquiera El Tiempo menciona por su nombre. Pero sospechamos que es ANNCOL, Agencia de Noticias Nueva Colombia. La página fue fundada en 1996 y uno de los fundadores de esa agencia fue este reportero. Jamás ha sido una página de la guerrilla que de por sí, siempre ha tenido su propio sitio web.

¿Cuál expresión de libertad?

Si el hecho de presidir una página en Internet que en varios temas coincide políticamente con la guerrilla colombiana, como ha coincidido no una sino muchas veces el presidente venezolano, pues estamos muy mal en materia de expresión de libertad.

Y si esto es motivo para deportar un ciudadano sueco, nacido en Colombia, estamos muy cerca de una situación como en la Segunda Guerra Mundial cuando judíos, comunistas y opositores, en diferentes países europeos, fueron deportados a una muerte infame en los hornos de los nazis alemanes.

Los paramilitares colombianos, los aliados estratégicos del ejército colombiano, queman sus a sus víctimas en hornos de los departamentos de Santander, César y Antioquia, como hemos visto en fotos publicados en la Revista Semana y otros medios colombianos.

¿Quién se beneficia de las relaciones?

No somos pocos los que vemos con preocupación cómo las mejoradas relaciones entre el gobierno de Juan Manuel Santos y el presidente Hugo Chávez, ha tenido sus consecuencias en deportaciones de guerrilleros colombianos desde Venezuela a Colombia. Lo que nunca pasó durante los gobiernos de la 4ª Republica se efectúan frecuentemente bajo el gobierno de Chávez.

Es más, bajo esos gobiernos existía una oficina de información de la guerrilla colombiana en Caracas, que varias veces fue el punto de contacto entre el gobierno y la guerrilla para abrir una puerta por la paz en Colombia.

Es comprensible que el presidente Chávez quiera “limpiar” las acusaciones que se le han hecho como “facilitador del Terrorismo de las FARC”, por varios medios estadounidenses y colombianos sin haber podido ser comprobados. Pero el mandatario venezolano debería pensar dos veces y reflexionar ¿quién es que lanza esas acusaciones y por qué?

Nuevas “pruebas” en el tema Chávez-FARC



No se detienen las acusaciones contra el presidente venezolano, pese a las mejorías de las relaciones Chávez-Santos.

El Nuevo Heraldo de Miami, escribe en un artículo (3) el mismo día que fue detenido, Pérez, en Caracas y en el mismo día que el gobierno venezolano en un comunicado (4) “ratificó su compromiso en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado”, que los archivos en el computador de Reyes “muestran los esfuerzos del presidente venezolano Hugo Chávez por brindar respaldo financiero, político y bélico a la organización guerrillera”.

Y no es cualquier persona la entrevistada en el artículo que también relata que “el material encontrado dentro de una computadora portátil fue entregado al instituto (El británico Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, IISS, nota del redactor) por el gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe, luego que Reyes fue abatido, en 2008, por el ejército colombiano en un polémico bombardeo a un campamento guerrillero en territorio ecuatoriano”.

José Obdulio Gaviria, primo de Pablo Escobar, el gran barón del Cartel de Medellín, dice en el Nuevo Heraldo, que debería hacer reflexionar a Chávez con quien se ha aliado y con quien ha dado promesas de combatir el terrorismo y el crimen organizado:

“Lo que conocemos hasta ahora es sólo la punta del iceberg, pronto se sabrán los detalles de las relaciones de las FARC con Venezuela, Ecuador y con políticos colombianos y norteamericanos. (…) La información sobre la relación entre las FARC y el gobierno de Venezuela son desconcertantes”, comentó Gaviria, quien dijo haber tenido acceso a algunos de los documentos más sensibles.

“Por ejemplo la magnitud de la ayuda que pretendía dar Chávez a Tirofijo era más o menos cercana a los $200 millones y la fórmula que se discutía allí en los archivos era una triangulación para hacer el aporte a través de Petróleos de Venezuela. Eso va a ser muy importante para que el mundo lo vea”.

Fueron las palabras del primo de Pablo Escobar y el asesor de un ex presidente colombiano, acusado de utilizar a los organismos (DAS) para perseguir y espiar a periodistas, integrantes de la Corte Suprema de Justicia y otros que hoy representan la fuente de las acusaciones contra Pérez.


“Por las FARC, EEUU no invade Venezuela”


Foto: Heinz Dieterich junto con Nora Cortiñas, de Madres de la Plaza de Mayo. / Autora: Ingo Niebel

El intelectual y profesor universitario mexicano-alemán Heinz Dieterich contestó en agosto de 2005 una pregunta de Valentina Lares Martiz, periodista de El Tiempo en Caracas; “¿O sea que las FARC son como un muro de contención?”.

Y Dieterich contestó:

– Sí, sin quererlo. Objetivamente, por su mera existencia, se hace, en el fondo, imposible cualquier estrategia de destrucción militar o paramilitar por las fuerzas de Estados Unidos o de Uribe. Además, la simpatía entre los pueblos, los fuertes lazos económicos bloquean cualquier intención de Uribe de tener una política más aventurera hacia Venezuela (5).

Ahí está, Chávez. ¡No te dejes a engañar, otra vez, por los zorros Santos & Uribe & Pentágono! te recomiendan muchos venezolanos y chavistas que entrevisté en septiembre del 2010. Y hay un mundo progresista que tampoco entiende cómo era posible que la 4ª República, corrupta como era, no se dejara manipular por las presiones del Palacio de Nariño en Bogotá.

Pero sobre todo, la extradición de un ciudadano sueco-colombiano a las mazmorras del país del cual fue expulsado, basada en acusaciones sumamente vagas e inconsistentes, solo sirvan a los sectores que desde el 1999 te han combatido y han intentado derrocarte.

¡Pensemos, Chávez, que un revolucionario jamás puede convertirse en el verdugo de otro revolucionario!

Notas:
1) “Detenido en Venezuela Joaquín Pérez, vocero de las FARC en Europa”, Por El Tiempo.
http://www.eltiempo.com/mundo/latinoamerica/detenido-en-venezuela-joaquin-perez-becerra-presunto-jefe-de-guerrilla-farc_9214921-4.
2) Espionaje internacional del gobierno colombiano: La “Operación Europa”, Por Hernando Calvo Ospina. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=104746
3) Revelarán documentos de vínculo Chávez-FARC. Por El Nuevo Heraldo.
http://www.elnuevoherald.com/2011/04/22/927238/instituto-britanico-revelara-controversiales.html, Revelarán documentos de vínculo Chávez-FARC
4) Comunicado del Gobierno Bolivariano sobre detención de Joaquín Pérez Becerra
http://www.minci.gob.ve/noticias-minci/1/204455/gobierno_bolivariano_ratifica.html
5). Entrevista con Heinz Dieterich: “Por las Farc, EEUU no invade Venezuela”
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=18547.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chávez detuvo sueco-colombiano bajo datos falsos entregados por Santos

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Las autoridades de migración venezolana se basaba la detención ayer del señor Joaquín Pérez Becerra en información falsa o vieja de los organismos de seguridad colombiana.

La cancillería sueca, su cónsul en Caracas y la embajadora sueca Lena Nordström, con sede en Bogota, se mueven en este momento para aclarar ante las autoridades venezolanas que Pérez no es de nacionalidad colombiana sino nacionalizado sueco para impedir la extradición de Pérez a Colombia.

En el comunicado del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ayer, decía literalmente que “el ciudadano de nacionalidad colombiana JOAQUÍN PÉREZ BECERRA, con cédula de ciudadanía número 16.610.245”, fue “detenido cuando intentaba ingresar al país en un vuelo comercial procedente de la ciudad de Frankfurt, Alemania”.

Pero el señor Pérez renunció su nacionalidad colombiana hace más o menos diez años cuando nació su hija, residente en Suecia, con su hermano y madre.

Lo cuenta la esposa de Joaquín Pérez en una entrevista a este reportero.

Es decir; las autoridades venezolanas deberían saber que el pasaporte con lo cual ingresó Pérez el día 23 de abril, era pasaporte sueco y por la lógica razón que no posee ni de pasaporte colombiano ni cédula cuyos datos ahora son publicados en el comunicado entregado por el gobierno venezolano.

¿Cuál es entonces la razón por lo cual las autoridades venezolanas entregan datos erróneos a la prensa?

Pues no hay otra explicación, que los datos son de los organismos de seguridad de Santos. Es un secreto público que el presidente colombiano, en sus condiciones para mejorar las relaciones a Chávez, ha entregado un listado sobre personas que Santos quiere ver extraditadas a Colombia y para una muerte segura.

Y ahí están, en ese listado, los viejos datos sobre Joaquín Pérez en donde menciona el número de la cédula y que sea de nacionalidad colombiana, datos que son más de diez años.

Para cualquier sueco que llena los datos de ingreso a Venezuela u otro país le toca a escribir también país de nacimiento en la tarjeta de ingreso. Y ahí, seguramente, apareció Pérez en la computadora de la Migración venezolana por que eran datos del listado que Santos entregó a Chávez.

Por que la pregunta que el escritor y periodista colombiano Hernando Calvo Ospina, exiliado en París, Francia, se hace en un comentario sobre la detención de Pérez, es precisa:

“Y si el presunto guerrillero colombiano estaba en la lista ´roja´ de la Interpol, ¿por qué no lo detuvieron en Alemania, de donde partió; o en Suecia, donde vive?”

¿Será que “El Listado Rojo” es de Santos?

El ahora detenido sueco Joaquín Pérez ya lleva casi 24 horas detenido en Caracas pero hasta ahora no le han permitido de hacer ni siquiera una llamada a su esposa e hijos.

Si Chávez entrega al gobierno colombiano un ciudadano sueco, nacido en Colombia y con estatus de refugiado político en el país nórdico, el gobierno venezolano puede incurrir en graves problemas diplomáticos, nos dice una fuente.

Podría ser un caso paralelo al de Simón Trinidad, el emisario de la guerrilla que fue detenido en Quito, Ecuador en enero de 2004 y extraditado a Estados Unidos el 31 de diciembre del mismo año.

Trinidad, o Ricardo Palmera, tenía la misión del Secretariado de las FARC de buscar el emisario James Lemoyne, la mano derecha del entonces Secretario General de la ONU, Koffi Annan, para buscar una salida y solución de los prisioneros de guerra en manos de la guerrilla.

Trinidad fue entregado ya el segundo día de su detención a Uribe por el ex coronel y presidente Lucio Gutiérrez, violando así las normas internacionales de ACNUR por el derecho de asilo y de defensa jurídica ante una extradicción.

Gutiérrez se autoproclamó “el mejor amigo del presidente de Estados Unidos”, que en ese entonces era nada menos que Georg W. Bush, el hombre de las guerras en Irak y Afganistán.

¿Será que Chávez quiere ser recordado por los pueblos del mundo como “El mejor amigo del presidente de Colombia, entregando colombianos que un día tuvieron que huir sus tierras por el Terrorismo de Estado en Colombia?


Comunicado sobre detención de Joaquín Pérez Becerra
http://www.minci.gob.ve/noticias-minci/1/204455/gobierno_bolivariano_ratifica.html
Gobierno Bolivariano ratifica compromiso en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado
El ciudadano de nacionalidad colombiana fue aprehendido cuando intentaba ingresar al país en un vuelo comercial procedente de la ciudad de Frankfurt, Alemania. Las autoridades del Gobierno de la República de Colombia fueron informadas sobre este procedimiento.
El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, informa que, el día 23 de abril de 2011, fue detenido en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, el ciudadano de nacionalidad colombiana JOAQUÍN PÉREZ BECERRA, con cédula de ciudadanía número 16.610.245, cuando intentaba ingresar al país en un vuelo comercial procedente de la ciudad de Frankfurt, Alemania. El ciudadano Joaquín Pérez Becerra, es requerido por los órganos de justicia de la República de Colombia, a través de INTERPOL, con difusión roja, por la comisión de los delitos de concierto para delinquir, financiamiento del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas. De igual manera, han sido informadas las autoridades del Gobierno de la República de Colombia sobre este procedimiento.
El Gobierno Bolivariano ratifica así su compromiso inquebrantable en la lucha contra el terrorismo, la delincuencia y el crimen organizado, en estricto cumplimiento de los compromisos y de la cooperación internacional, bajo los principios de paz, solidaridad y respeto a los derechos humanos.
Caracas, 23 de abril de 2011.
Prensa MinCI

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El caso Joaquín Pérez: A una muerte segura en las cárceles colombianas

.
Fotos: Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)


Foto: Presos paramilitares concentrados en el techo de en el mes de noviembre del año 2000. Controlaban tres de los cinco pabellones en la Modelo, la mayor cárcel de Colombia. Los otros dos estaban bajo control de la guerrilla, ELN y las FARC.


Foto: 3 de julio de 2001: Una bomba explota en los pabellones de los presos políticos y guerrilleros en la cárcel La Modelo. Paramilitares con la complacencia de los guardianes atacan a los presos guerrilleros con fusiles de alto calibre. En total murieron casi 30 presos, la mayoría guerrilleros. Son más de 7.000 presos políticos en Colombia que vive en un filo de la muerte.


Foto: Los periodistas y fotógrafos estábamos agrupados en una obra de construcción el nivel del muro de la cárcel para poder cubrir los dramáticos sucesos cuando, durante más de 15 horas, los paramilitares atacaban a los guerrilleros desarmados e indefensos sin que el ejército o los guardianes hicieran algo para impedir y parar la matanza.


Foto: Los familiares de los presos fueron impedidos por las tanquetas de gases y aguas de acercarse a la cárcel en donde estaban impunemente masacrados por “La 6ª División del ejército”, como resumía Human Rights Watch en un resume anual el año siguiente. Las Fuerzas Militares colombianas tienen cinco divisiones mientras los escuadrones de la muerte (AUC) es la 6ª.


Foto: Después de 15 horas de muerte, los paramilitares se retiraron a sus pabellones y entró el ejército y sus Fuerzas “Especiales”, constatando la cantidad de muertos en los pasillos y celdas de los presos políticos y de guerrilleros. Los soldados pagados se agradecieron y se felicitaron.


Foto: Con las manos en los bolsillos esperando que los amigos del DAS y las FF.MM. colombianas hicieran el “Trabajo sucio”, matando a los luchadores populares al otro lado del muro, en un ambiente de pura fiesta “estatal”.


Foto: Uno de los 30 cadáveres en bolsa negra es llevado a una camioneta de la Médica Forense.

¿Esta consciente Chávez adonde esta llevando el sueco-colombiano Joaquín Pérez?

¿Esta consciente Chávez adonde le esta llevando Santos y con quien se ha metido?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Caso Joaquin Pérez: Solidaridad internacional con Joaquín Pérez Becerra arbitrariamente detenido

Athemay Sterling

Cuando un Estado quiere seguir exterminando a la oposición política como ejerció el Régimen Político Colombiano contra la Unión Patriótica quien sufrió el más grande Genocidio Político cometido en la humanidad, pues a la fecha se afirma que han sido asesinados cerca de seis mil de sus militantes por agentes del terrorismo de Estado Colombiano aliado con el paramilitarismo y los EEUU, se puede afirmar que en ese País el nivel de Democracia es casi nulo.

Este axioma coadyuva para afirmar que Santos-Angelino quienes según los cables internacionales de los diferentes medios de comunicación indican que Ellos como Gobernantes confabularon para que en Caracas se detuviera arbitraria e injustamente a un sobreviviente del genocidio político cometido por agentes del terrorismo de Estado contra la Unión Patriótica y el Partido Comunista Colombiano, quien tuvo que huir de Colombia para preservar su vida e integridad personal, están cometiendo criminal continuidad a la persecución a los sobrevivientes de la Unión Patriótica y el Partido Comunista Colombiano.

No podrá jurídicamente en el marco del Derecho Internacional la República Bolivariana de Venezuela extraditar a Colombia a un ciudadano que ya no es colombiano sino sueco para que lo exterminen aquí. Pues él huyó de Colombia para proteger su vida y sus Derechos.

Joaquín Pérez Becerra debe ser protegido por la Embajada Sueca en Caracas y por la Embajadora en Bogotá regentada por la doctora Lena Nordströn para que sea dada la protección a un ciudadano sueco que en Europa nunca ha sido requerido por la justicia.

Es solamente Santos-Angelino que cuando no pueden derrotar a la oposición por la vía democrática utiliza toda forma de guerra sucia como arma de combate, y eso no está permitido en la legalidad Internacional.

¿Si Santos-Angelino sabían que el escritor y comunicador Joaquín Pérez, además sobreviviente del más grande genocidio político contra la oposición política legal, como fue admitido en el Informe de Admisibilidad Número 5/97 del 12 de Marzo de 1997 Caso 11.227 de la CIDH con sede en Washington, si conocían que Pérez estaba en Europa y salía de Frankfurt Alemania para Caracas Venezuela porqué razón no actuó allá?

Sencillamente porque en la Unión Europea no pesa cargo alguno contra Pérez, pues siempre ha sido inocente. Solo perseguido por agentes del terrorismo de Estado Colombiano.

Lo que Santos-Angelino quiere cobrar antidemocráticamente en la más clara actitud nazi, es perseguir a la oposición política ya agredida y que ejerce el derecho universal a la libertad de conciencia, opinión, prensa y comunicación. Es toda una aberración jurídica y política.

Santos-Angelino lo que deben hacer es pedir perdón a la sociedad por los miles de muertos cometidos durante los regímenes donde han actuado como servidores públicos y más aún a la Unión Patriótica y al Partido Comunista Colombiano quienes hemos puesto la mayor cantidad de hombres y mujeres héroes de nuestra Patria por buscar una Nueva Colombia a pesar de los miles de nuestros muertos.

¿Cuándo responderá el Estado Colombiano?

Yo ya sufrí este mismo tipo de detención arbitraria en Miami EEUU, cuando Santos estaba en el Gabinete de AUV y se intentó legalizar a la criminalidad del paramilitarismo a través de la llamada Ley de la Impunidad o Ley de “Justicia y Paz”, cuando yo iba a Washington a accionar jurídica y legalmente ante la CIDH en Washington. Ya es una costumbre de guerra del terrorismo de Estado que quiere ser impuesto no sólo en Colombia sino internacionalmente, a través de Embajadas y Consulados donde como Visbal, Sabas Pretel de la Vega, Guzmán, Montoya y muchos uribistas-santistas juegan un papel aberrante y no diplomático.

Joaquín Pérez Becerra fue Concejal de la Unión Patriótica y el Partido Comunista Colombiano, comunicador social, escritor perseguido criminalmente en Colombia por ser eso: oposición política al régimen terrorista de Estado. Para salvar su vida Suecia le dio amparo internacional y ese amparo y su ciudadanía sueca prevalecen sobre los apetitos de guerra santistas-angelinistas.

El Gobierno Bolivariano de Venezuela jurídicamente es responsable de la vida, integridad personal física y psicológica y de los Derechos vulnerados al comunicador Joaquín Pérez Becerra, quien debe ser liberado inmediatamente.

Athemay Sterling es Director Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia. CPDH-Valle.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Gobiernan las corporaciones

Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

Que CFKirchner pontifique que "las corporaciones no ocupan más la Casa de Gobierno" es, por lo menos, presuntuoso.

Incluso los gobiernos que se deleitan oficiando como agentes de los pulpos capitalistas tienen roces con ellos, a veces frecuentes. Fue el caso de Cavallo, adorado en su época por los K, quien en dos ocasiones entró en choques importantes con el FMI (por coincidencia, sobre el mismo tema que parece obsesionar a la camarilla de gobierno actual -el ‘enfriamiento' de la economía). En cambio el gobierno K, que no abre el pico sin reivindicar su autonomía, es un conocido agente de los pulpos mineros; durante mucho tiempo ofició como abogado defensor de Techint. Es también responsable de concesiones leoninas a las petroleras y ahora está embarcado en una operación de rescate de los accionistas de Repsol con el dinero de los dividendos enormes que les está pagando su filial argentina, YPF. Con los Roggio y compañía, la complicidad es maridaje -véase si no lo que ocurre en el transporte. Un gobierno que ha mantenido con tubo de oxígeno a las privatizadas y conservado el monopolio de las telecomunicaciones para Telecom Italia y Telefónica de España (uno de los negocios más rentables), solamente puede blandir su autonomía ante un coro de alcahuetes. La Presidenta, de cualquier modo, comete un error de concepto, porque por más autónomo que un gobierno pretenda ser de las corporaciones, lo hace siempre en defensa del capital en su conjunto. No deja de ser un protector y garante de las relaciones sociales capitalistas, en las cuales las corporaciones desarrollan su hegemonía. Bajo el gobierno del matrimonio K, la Bolsa rompió todos los récords de ganancias y de capitalización -lo mismo ocurre con el valor de mercado de la deuda pública. El mérito mayor de los K, haber reconstruido en buena parte las relaciones sociales quebradas por la crisis de 2001, lo tipifica como un gobierno capitalista ‘par excellence' -mucho más que Menem, quien demoró más de dos penosos años en salir de la hiperinflación para caer en la ‘convertibilidad'. Es sabido que sólo por vía de excepción los gobiernos nacionalizan empresas en perjuicio de sus dueños; la regla general es para salvarlos a ellos o a sus numerosos acreedores de la bancarrota. En 2008, el gobierno nacional puso en práctica un plan de pago de salarios de trabajadores suspendidos pero también en actividad (Repro) a cargo del Estado.

Negocios

Que la presidenta reivindique la autonomía frente a Techint sólo puede atribuirse a una memoria muy selectiva. Techint le debe la vida al matrimonio K, que consiguió que Chávez valuara el capital de su filial en Venezuela ¡cuatro veces por encima de su valor real! a la hora de determinar la indemnización que reclamaba por nacionalización. El conflicto actual con el pulpo de San Nicolás obedecería precisamente -según la versión del escriba Verbitsky- a que Rocca, la familia propietaria de la acería, no habría cumplido con la promesa de invertir parte de esa indemnización en la ampliación de un alto horno. La represalia de la presidenta ha sido nombrar a un chavista arrepentido como representante de la Anses en el directorio de Techint, cuyo primer pronunciamiento fue que ni en sueños el gobierno fantaseaba con nacionalizar la compañía.

Los conflictos entre Techint y el gobierno no comenzaron ayer. En un caso de corrupción (Skanska), el pulpo no quiso quedar pegado a la camarilla de De Vido. Más sustancial es el caso de TGN, interesadísima en un gasoducto desde Bolivia, que no pudo concretarse por la imposibilidad de pagar el precio internacional del gas. El caso fue ilustrativo de las contradicciones entre los intereses de Techint y la política económica oficial; los voceros de Techint empezaron a declarar que la economía de Argentina se estaba ‘primarizando' o desindustrializando. La crisis mundial y del ‘modelo' generaba un cuestionamiento de conjunto. Para Techint, el ‘modelo' se ha ido al tacho a partir del congelamiento del tipo de cambio y del abandono de la política del "dólar alto"; ¿Techint quiere una devaluación?

Neoliberales con K

A pesar de la generosa indemnización que Techint recibió de Chávez, vía K, la asociación diplomática y no diplomática entre ambos gobiernos no le daba bastante ‘seguridad jurídica’ para invertir en Argentina; muy rápido anunció que recompondría su estructura en América Latina a partir de una asociación con empresas radicadas en Brasil. Por último, seguía siempre latente el conflicto con los pulpos automotrices, que se quejaban de los precios que Techint ponía a la chapa, una materia prima fundamental para los coches. El vigilante Moreno congelaba y liberaba los precios del acero a piacere. Con el tipo de cambio congelado, el precio de los insumos de los automotores crece en importancia para las enormes exportaciones a Brasil. No estamos ante una riña, sino ante una crisis de conjunto que ambos se han esforzado sistemáticamente en ignorar. Es oportuno observar que un ultra liberal como Carlos Rodríguez (titular del instituto ultra neoliberal CEMA, ex viceministro de Economía del ultra neoliberal Menem, y tutor pasado y presente del ministro Boudou) apoya al gobierno contra Techint (Ámbito, 19/4). Este Rodríguez es un vocero de las multinacionales y un enemigo constante de Techint, a la que no le perdona la devaluación de Duhalde en 2002.

¿Pero qué quiere el gobierno? A primera vista, ni siquiera parece saberlo. Según Verbitsky, lo que quiere es que Techint amplíe un alto horno y que no mande la plata a Brasil. El patrón de la Anses quiere lo contrario: que no invierta nada, para distribuir más ganancias en forma de dividendos. De acuerdo a la primera versión, el gobierno estaría preocupado por la desindustrialización y la necesidad de tener que importar acero; en la segunda, la Anses parece necesitaba de más fondos, a pesar de contar con superávit (debido a las jubilaciones bajísimas que paga). La confusión tampoco se limita a lo enunciado: ¿para qué quiere más fondos la Anses: para cubrir más jubilaciones, más pensiones, más asignaciones o lo que sea, o para transferir más fondos al pago de la deuda externa o al financiamiento de otros grupos, como lo viene haciendo en forma sistemática? En este último caso, la autonomía de la que se jacta el gobierno consistiría en desvestir a algunas corporaciones para vestir a otras. La política industrial del gobierno tampoco es un aliciente para el acero, esto porque se usan cada vez más partes importadas para armar un automóvil. A diferencia de China, que sólo autoriza inversiones en este rubro a cambio de transferencia de tecnología, en Argentina la llamada industria automotriz no fabrica casi nada. Hay un punto en que la unidad de los K y el pulpo es inquebrantable: los dos se oponen a rabiar al reclamo de las asambleas de la UOM para que el salario básico del operario general sea de cuatro mil pesos y al de los obreros de la construcción, que trabajan dentro de la planta, para igualar su convenio al de los metalúrgicos.

Quién quiere estatizar

Techint hace olas con la amenaza de una estatización, a sabiendas de que el gobierno no tiene la plata para pagarla, ni aun cuando ya posea un cuarto de la firma, ni tampoco la voluntad política para hacerlo. Una medida así podría alegrar a los rivales del pulpo en el mercado mundial, pero pondría sobre ascuas a sus socios. La amenaza es papel mojado; los jueces acabarán dando razón al gobierno en su pretensión de aumentar a tres los directores de la Anses en Techint, siempre una minoría sin capacidad de bloqueo, aunque los tiempos serán largos. Los Rocca seguirán usufructuando una privatización que pagaron con papeles sin valor de la deuda externa argentina bajo el menemato -cuando los K hacían lo mismo con el banco provincial de Santa Cruz.

Nuestra posición es, en primer lugar, que se abran las cuentas y libros de Techint, no para los directores K sino para todo el pueblo, y que sea abolida cualquier forma de secreto comercial. Los directores del Estado nombrados hasta ahora han sido cómplices de las compañías. En segundo lugar, la Anses tiene que ser sustraída a la camarilla gubernamental y devuelta a los trabajadores y los jubilados. Por último, hay que nacionalizar sin pago la industria del acero, para llevar adelante un plan de industrialización que la burguesía nacional fue incapaz de desarrollar cuando se encontraba en manos del Estado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...