martes, 3 de mayo de 2011

Ojo con los principios cuando las papas queman

Jorge Capelán (especial para ARGENPRESS.info)

"Revolución es… no mentir jamás ni violar principios éticos..."
Fidel Castro Ruz

La decisión del gobierno venezolano de entregar al régimen colombiano al ciudadano sueco Joaquín Pérez Becerra ha generado un álgido debate entre los que apoyamos al proceso revolucionario dentro y fuera del país bolivariano.

Con mayor o menor honestidad, agudeza, grandeza de miras, etcétera, las dos grandes posiciones esgrimidas son, a saber, que el gobierno bolivariano ha cometido un grave error y una violación a principios éticos de la lucha, y la que sostiene que el gobierno de Venezuela se vio obligado a sacrificar a un comunicador social ante la amenaza inminente de gravísimas consecuencias a causa de una trampa tendida por el enemigo.

Damos por sentado que la crítica se realiza desde la perspectiva de las y los que estamos interesados en y comprometidos con el éxito de la revolución bolivariana y continental – un proyecto en el cual creemos y que vemos como la única alternativa actualmente existente para salvar a la humanidad de su autodestrucción y construir una sociedad socialista, radicalmente distinta del capitalismo.

Como estamos comprometidos con el éxito o fracaso de este proyecto, rechazamos de plano todas las variaciones del debate que repiten el viejo y gastado eje burgués de que "la Revolución se come a sus propios hijos" - una concepción fatalista del mundo y deformadora de la realidad, útil para aquellos interesados en que no se cambie nada.

Por ese mismo compromiso, suscribimos aquellas palabras de la presidenta Cristina Fernández, de que "la historia no se escribe muchas veces con letra pareja y sobre el renglón. Muchas veces la letra es despareja y sale por abajo del renglón, y tenemos victorias y tragedias. Lo bueno es no ocultar nada bajo la alfombra y mostrar todo tal cual pasó".

En efecto, "la historia no se escribe muchas veces con letra pareja y sobre el renglón". Pero, cuidado, porque nos podemos entusiasmar tanto en garabatear sin mirar el papel que podemos terminar escribiendo una historia imposible de distinguir de los viejos cuentos del pasado. No es el lápiz el que guía la mano del revolucionario sino al revés, es su mano, alimentada de ideas, la que lo hace.

Para eso están los principios, para que al final la historia no termine siendo escrita por esa aborrecible "mano invisible del mercado", por las sombras de esa larga noche de 500 años de neoliberalismo que queremos dejar atrás para siempre.

No se hace la revolución torturando, desapareciendo, robándole al que no tiene nada, mintiéndole al pueblo, etcétera. Una cosa es sentarse a negociar con el mismísimo diablo; otra es negociar los principios – y olvidar quién es el diablo. Para los revolucionarios, la política no es el arte de lo posible, sino el arte de hacer posible lo que parece imposible – por todos los medios, pero no a cualquier precio.

Los revolucionarios negocian. Los revolucionarios también corren riesgos. No hay ningún revolucionario que sólo negocie. A menudo hay riesgos que hay que correr, y que se presentan en condiciones verdaderamente incómodas – pero hay que correrlos.

De acuerdo a las informaciones que han circulado hasta el momento, el presidente colombiano Santos le tendió una trampa al comandante Chávez. Le preparó al compañero Becerra con una alerta roja de la viciada Interpol, listo para que, nada más llegar a Maiquetía, fuese deportado a Colombia según los tratados de extradición firmados por ambos países.

El sentido de la trampa estaría en poner a Venezuela entre la espada y la pared, exponiéndola, en caso de que no entregase inmediatamente al ciudadano sueco, a una feroz campaña internacional con la prueba fresca de que se trata de un gobierno promotor del terrorismo en una coyuntura signada por la guerra criminal contra Libia y las urgencias progresistas de llevar a buen puerto del proyecto de la CELAC.

Joaquín Pérez Becerra, que además de ser sueco nació en Colombia, es redactor de la agencia de noticias alternativa ANNCOL – uno de los medios más influyentes en un país que, por lo demás, es un latifundio mediático controlado por unas pocas familias – entre ellas las del propio presidente Santos.

El pecado de ANNCOL es no considerar terroristas a las FARC y, al contrario, considerar terrorista al estado colombiano y a su oligarquía – a la que pertenece el presidente Santos. De hecho, ANNCOL considera, con sólidos fundamentos, al propio presidente Santos como terrorista. Por razones obvias, Pérez Becerra renunció a la ciudadanía colombiana.

El pecado cometido por Joaquín Pérez Becerra es el de no haber aceptado callarse la boca una vez que logró salvar su pellejo y el de su familia del genocidio político cometido por la oligarquía del señor Santos contra el partido Unión Patriótica. En vez de callarse la boca, desde su exilio en Suecia, Joaquín y otros compañeros exiliados en su misma situación fundaron ANNCOL, un grupo que a lo largo de los años ha revelado incontables crímenes cometidos por el estado colombiano, y no sólo eso, sino que, a diferencia de muchos de los grupos de solidaridad con la Venezuela bolivariana que existen en el mundo rico, jamás titubeó en defender el proyecto bolivariano en todas las situaciones en las que éste ha sido objeto de las campañas de extorsión del imperio. El pecado de Joaquín tiene un nombre, y se llama principios.

A lo largo de los años, y sin contar con donaciones de las grandes fundaciones bienhechoras del capitalismo europeo, robándole horas al descanso y a la vida familiar, recibiendo incontables amenazas te todo tipo, conscientes de ser espiados continuamente por el estado colombiano, Joaquín y sus compañeros se dedicaron a la tarea de contar lo que pocos se atreven a contar.

La respuesta de la oligarquía colombiana fue la de llamar a Joaquín "miembro de las FARC", y no sólo eso, sino hasta de darle el cargo de "embajador de las FARC en Europa" - una acusación que desde hace ya muchos años viene siendo emitida desde columnas de periódicos bogotanos como El Tiempo – propiedad de la familia Santos.

Una vez llegado en el avión Joaquín Pérez Becerra, que ni siquiera sabía que estaba siendo requerido por Interpol, fue detenido y prácticamente a la velocidad del rayo, entregado a las autoridades colombianas.

La defensa que hace el Comandante Chávez de este hecho es inconsistente:

"Cada quien que asuma su responsabilidad: la primera responsabilidad es de ese caballero que venía desde Suecia para Venezuela, identificado con código rojo por Interpol. A mí nadie me va a estar chantajeando, ni de la extrema derecha ni de la extrema izquierda", dijo en un acto en Caracas.

Acto seguido afirma "Hay que preguntar quién lo invitó para acá, quién lo montó en la trampa, al señor. Porque lo montaron en una trampa".

O sea que el propio comandante, primero le echa la culpa al "señor" López Becerra, pero luego admite que cayó en una trampa. ¿Tendida por quién? El comandante habla explícitamente de gobierno de Suecia, de la CIA y de la propia Interpol. Si ese es el caso, ¿por qué tanta prisa por hacer efectiva la entrega del comunicador sueco a la seguridad colombiana? Evidentemente, entre los que tendieron la trampa está el propio Santos.

¿Por qué no nombra el comandante Chávez al presidente colombiano al hacer sus acusaciones? Evidentemente, porque Venezuela persigue una política de distensión con Bogotá – lo que no es en sí cuestionable, siempre y cuando se tenga conciencia de qué es lo que se está negociando y con quién y para qué. No es creíble pretender que el señor Santos haya cambiado sus más intimas convicciones y ambiciones desde los días, no hace mucho, que alegremente dirigía bombardeos en países vecinos y miembros del ALBA, por mencionar sólo un detalle.

"O sea que a ese señor lo sembraron aquí para ponernos una papa caliente. Si lo capturo soy malo, si no lo capturo, también soy malo. Cumplí mi responsabilidad y lo capturamos, y está allá: Que él asuma su responsabilidad", concluye Chávez. Por cierto, se le reconoce el hecho de que haya asumido su responsabilidad por la decisión.

Por respeto a la cualidad de revolucionario del presidente Chávez asumimos que esa responsabilidad no consistía en hacer de empleado eficiente de la Interpol, sino de evitar la "papa caliente" que le habían dejado en Maiquetía.

El problema es hay papas calientes que los revolucionarios no pueden dejar de recoger, aunque quemen. ¿Qué se hizo de aquel comandante que decía "aquí huele a azufre"? Es cierto que estamos ante un período muy delicado y peligroso de la historia. La papas calientes llueven todas las semanas, pero hay que saber qué papas calientes aguantar.

Venezuela debió, una vez llegado López Becerra al país, haber controlado si la información sobre su identidad era correcta. Debió haberse cerciorado sobre su verdadero estatus migratorio. Debió haber contactado a la embajada sueca, y también debió haber pedido garantías de Colombia sobre el respeto de sus derechos humanos – tal y como Colombia lo hace, demorándose incontables días, con un narcotraficante venezolano que tiene en su poder y que Venezuela solicita sea extraditado. Debió, también, estudiar más detenidamente qué es lo que establecen la constitución y las leyes bolivarianas en ese tipo de casos – seguro que no dicen que se debe extraditar así por así a comunicadores sociales. Seguro, además, que todas esas cosas habrían tomado algo más de tiempo que las escasas horas que mediaron entre la captura de López Becerra en Maiquetía y su extradición a Bogotá.

"Yo espero que el gobierno de Colombia le respete sus derechos humanos, su derecho a la defensa", dice Chávez este primero de mayo. No se trata de "yo espero", se trata de que Venezuela tenía el deber de exigir esas condiciones de Colombia – por lo menos.

Evidentemente, entre los que critican al comandante estos días hay muchos que lo hacen con agendas propias. Es evidente que hay mucha gente pescando en río revuelto. Pero no es honesta la defensa que hace el Comandante de su medida, acusando a todos los que protestan, y al propio López Becerra, de estar infiltrados por el enemigo – como si este fenómeno no estuviese también presente entre los que dicen apoyar todas y cada una de sus decisiones. No es muy honesto el señalar que entre las filas de los que hoy lo critican por la entrega de López Becerra, el Comandante señale elementos con trayectorias políticas cuestionables, cuando este fenómeno está presente en todos lados en la Venezuela actual. No es muy honesto confundir al grupo de los que critican las bases sobre las que se asienta la crítica.

Y volvemos a las palabras de la presidenta Cristina Fernández: "Muchas veces la letra es despareja y sale por abajo del renglón, y tenemos victorias y tragedias. Lo bueno es no ocultar nada bajo la alfombra y mostrar todo tal cual pasó." No es la crítica de lo que pasó lo que menoscaba la autoridad revolucionaria del comandante Chávez, sino el reconocer que esta papa caliente se manejó mal, muy mal.

Se quebrantó la confianza de los medios alternativos de comunicación, se dio un pasito más hacia la criminalización de las ideas a nivel global, se cerró un poquito más la puerta para una solución política a la guerra en Colombia, y se envalentonó un poquito más a los sectores de la oligarquía colombiana con sus planes antibolivarianos y sus ambiciones hegemónicas en el norte de Sudamérica y en América Central. Mala papa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Del error al horror, hay un solo paso

Ingrid Storgen

Aún consternada, sin ánimo de demonización ni beatificación, creo que la izquierda latinoamericana quedó en medio de un debate que de no resolverse a tiempo, mucho daño podría causar en este continente tan dañado.

El caso Pérez Becerra pasó sobre nuestras humanidades como un tren, dejándonos además de destruidos moralmente, presos de una gran conmoción. Ni bien tomó estado público pudimos presenciar que la respuesta del campo popular internacional, fue indudablemente de reclamo y protesta frente a una injusticia que no terminamos de asumir, viniendo como vino, de parte de un hombre que después de Fidel, logró ser nuestro referente en países con características diferentes a las de Cuba y en una latitud compleja donde se instalaron siete bases militares para controlar la región sin perder pisada de lo que en ésta, está ocurriendo.

Luego, tímidamente, comenzaron a levantarse voces de respaldo y argumentaciones, sobre lo que considero un tremendo error táctico, estratégico y hasta geopolítico de quien llamara mi Camarada y a quien, debo confesar, me resisto en dejar de llamarlo así.

Con la misma indignación que me enroscó en el momento en que supe lo que sucedía contra un compañero periodista, también bolivariano, que aportara desde su espacio con la tesis y teoría de apoyo a la revolución que puso en marcha el Comandante Chávez, para al final terminar siendo detenido en esa tierra y como si fuera poco enviado a Colombia por pedido de un tipo como Santos, que bien sabemos jamás será amigo, aliado ni siquiera buen vecino, para los venezolanos.

Algunos compañeros salieron al cruce de la indignación mayoritaria, esbozando criterios que a mi juicio, poco aportan frente a la realidad innegable de la entrega, fuera ésta producida por la cuestión que fuera.

Decían, en sus notas, que quiero responder ítem por ítem, con el solo fin de instigar a un debate que debe ser realizado con premura para evitar sorpresas mayores y sin afán, como mencioné al principio, de demonización ni beatificación, simplemente como disparador de análisis profundo e impostergable.

• ... ”un mártir obligado para ganar en el tiempo... ”

Respondo: a los mártires los provoca el enemigo, no podemos bajo nuestra condición de internacionalistas, si es que realmente lo somos, dejar de recordar que para que haya un mártir, debe existir un brazo ejecutor de ese martirologio. Este siempre es alzado por el enemigo, un compañero debe ser capaz de dar la vida por el hermano en desgracia.
• “que al Comandante le enviaron una papa caliente que le quema y que no había otra salida (la entrega de Pérez Becerra) para la existencia misma del proceso revolucionario bolivariano... ”

Respondo: si para que un proceso se sostenga, debe existir la entrega de un compañero, estamos frente al proceso equivocado, además de no poder creer que un solo hombre, pueda arrojar proyecto semejante, al cesto de basura.
• ... ”dicen que Pérez Becerra fue utilizado sin saberlo él ni el presidente Chávez, para montarle al presidente una trampa.

Respondo: Cuidado, que desde ahora en más cualquier personalidad amiga que quiera, por el motivo que fuere, visitar una tierra abierta a los revolucionarios del mundo, puede correr el mismo destino ya que el presidente accede a una detención sin saber antes a quién es que va a detener, para luego extraditarlo al país, por más genocida que sea, que pide le sea entregado.
• Siguen diciendo: ... “no podemos echar la cabeza de Chávez a la jauría de perros... ”

Respondo: Claro que no pero ¿será que a partir de ahora habrá que echar cabezas aliadas?
• ... “la alerta roja que supuestamente fue lanzada contra Pérez, no se activó ni en el aeropuerto más seguro del mundo: Alemania, ni en Suecia... ”

Respondo: en caso de necesidad de urgencia, habría que haber devuelto al compañero a Suecia, por ser éste ciudadano sueco desde hace más de una década. Y previo chequeo de la situación que obligara a ello, cosa de fácil acceso para cualquier gobierno y para evitar que otro país ordene la detención de cualquier luchador, en momentos en que el Plan Cóndor que enlutó al cono sur en la década del ’70, parecía desterrado, al menos desde las aperturas “democráticas” que lograron los pueblos.
• ... se compara “la situación del periodista de ANNCOL, con la que llevó a la muerte a nuestro inolvidable Che, diciendo que “cae en esas soledades que les toca vivir a los verdaderos combatientes”, agregando en un razonamiento inentendible que “... (cae) sin poder ser socorrido por un batallón de fuerzas especiales cubanas, enviadas por Fidel, pués esto hubiese significado quizás, el fin para la Revolución Cubana.
Respondo: ¿estamos diciendo, subliminalmente, que la Revolución cubana permitió que se asesine al Che para mantenerse? ¡Este argumento es el más parecido al que sostuvieron los gusanos durante décadas! Nada más erróneo ni fuera de contexto con la realidad histórica. Fidel, compañeros, jamás entregó a un luchador, jamás se convirtió en verdugo de sus aliados. Por favor, hablemos con conciencia y sostengamos con madurez el debate. Que responda este criterio quien pueda decir algo que afecte a la incuestionable posición de Cuba respecto a los luchadores antiimperialistas. Quiero creer que este llamado sólo podrán responderlo los pro imperialistas.
Horas después de aparecidas notas similares, aunque en menor cuantía, respecto a las que contenían el más profundo repudio frente al hecho y de inclaudicable solidaridad con el periodista, sobreviviente del genocidio de la Unión Patriótica y recibido en Suecia como ciudadano, muchas cosas siguieron sucediendo.

En Venezuela, la quema de muñecos representativos del Canciller Maduro y del Ministro Isarra, por compañeros sorprendidos por la intempestiva respuesta del Comandante Chávez, a un pedido de su par colombiano, J M Santos, personaje reconocido por su genuflexión frente al más criminal de los imperios, con siete bases apuntando a la República Bolivariana y al resto del continente centro y suramericano, inserto en el proyecto más patriótico que hayamos visto en nuestra historia.

El presidente Chávez, profundamente indignado, quiso dejar sentada su posición en defensa, como es lógico, de sus compañeros de gobierno. Pero noté que en sus dichos, en vez de aclarar, oscurecía.

Por ejemplo:
• Comparando al compañero bolivariano, Pérez Becerra, con el terrorista Chávez Abarca, a quién Cuba solicitó dado que cuenta con un historial nefasto, subordinado al Terrorismo Internacional. Pero que en este mundo donde la tortilla parece volverse contra los pueblos que seguirán comiendo mierda, mierda, mientras los poderes oligárquicos acaparan todo el pan, resulta imperioso que sepamos distinguir las diferencias para no parecernos a los ideólogos de Washington.
• Según el presidente “el primer responsable (de su detención) es ese caballero que viene sabiendo que lo está solicitando Interpol con código rojo (que no advirtieron en Alemania ni en Suecia). Cuando uno viaja, lo debe hacer con pasaporte y muchas veces con visa. El pasaporte “canta” al pasar el escáner de los aeropuertos, el de Pérez Becerra enmudeció. En este mundo complejo y sorprendente, los únicos que hablan y dicen fuerte, son los computadores bombardeados, por esos milagros de la tecnología de punta...
• Continuó afirmando el presidente “ ... que al periodista (bolivariano) le montaron una trampa... ”

Cuidado con eso, porque la trampa se activó, nada menos, que en Venezuela... Habrá otras, sin dudas.

• Dice, además “así que si yo lo agarro, soy malo y si no lo agarro, también soy malo”.
Creo que el título de malo, según quien me lo aplique sabré qué es lo que soy, realmente. Creo, además, que si lo hace Santos o EE.UU, me recostaría a dormir con un solo ojo, pero con la conciencia bien en calma, como corresponde a un revolucionario.
• “... cumplí mi responsabilidad y lo capturamos... ” reiteró.
• ¿Cuál y con quién era la responsabilidad? Estiro un poco la tolerancia y agrego: por lo menos averiguar antes de hacer la entrega, no confiaría, ni por putas, solamente en la palabra de un asesino. Pérez fue enviado a Colombia en pocas horas, tuvo apenas un minuto para comunicarse y despedirse de su compañera que ignoraba el destino sufrido por su esposo, el que pese a ser ciudadano sueco, nadie informó a Suecia la situación que estaba padeciendo alguien cobijado bajo su bandera.
• Apela Chávez: “... los que me quieran quemar por eso y llamarme contrarrevolucionario, traidor a la causa marxista leninista internacional... ”
• No quiero quemarlo, tampoco llamarlo traidor, el día que así lo sienta será para siempre. Se dé su profunda tarea con su pueblo, con Latinoamérica y de su condición revolucionaria y socialista.

Sin embargo, Comandante, tengamos cuidado, el daño causado es irreversible, deja sembrada la duda, la conmoción y embarga de tristeza. Veamos cómo, entre todos, podemos dar vuelta esta historia porque, sinceramente, muchos sentimos que del horror, al error, hay sólo una letra diferenciadora –la hache no suena-
Y a los compañeros que quieren defender lo indefendible, los invito a debatir sin estigmatizaciones apresuradas, pero bajo la convicción de que hechos como el sucedido, no deben repetirse jamás.

Un solo hombre, en este caso Pérez Becerra, no abría ninguna puerta para ataque del imperio contra la Revolución Bolivariana. No seamos ilusos.

El ataque está ahí nomás y seguirá estando, a menos que Venezuela prefiera volver a ser la República de Venezuela y no la Bolivariana, que tanta esperanza generó para los luchadores del mundo entre los que me incluyo.
Tampoco seamos los compañeros de izquierda tildados de ultraizquierdistas, implícitamente, de desestabilizadores, no tenemos interés en ello y mucho menos fuerza, pueden dormir tranquilos.
No será la izquierda la que derrumbe el proceso, en esto soy terminante. La Revolución se caería y deseo de corazón, nunca llegar a verlo, sólo si comenzamos a hacer el juego sucio que beneficia al enemigo. Mientras por un lado se entrega, por otro, hay quienes se están frotando sus manos concientes de que la primera etapa fue impecable.

Vendrán más, según como nos paremos así será el resultado. De momento van uno arriba.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los justificadores de oficio: Son enemigos del proceso bolivariano y del presidente Hugo Chávez

Omar Vázquez (PCV-VENEZUELA)

El proceso bolivariano es policlasista y heterogéneo participan distintas clases sociales y organizaciones políticas. Al mismo tiempo, su dirección orgánica e ideológica no responde a los intereses y necesidades del pueblo trabajador, aunque haya mayor distribución de la riqueza y políticas vinculadas con el fortalecimiento de la soberanía nacional.

En la Venezuela bolivariano, a pesar de la impresionante retórica y campaña publicitaria del gobierno nacional, no estamos en una sociedad socialista y, tampoco, hemos logrado la independencia económica y política. Además, por las condiciones de lucha enmarcadas en una democracia liberal-burguesa y articulado a una correlación de fuerzas desfavorables para la clase trabajadora, se mantiene un Estado burocrático-burgués que maneja discrecionalmente las políticas y recursos públicos, desplanificadamente, sin control y participación del pueblo trabajador. Una economía rentista que depende en una inmensa mayoría de los ingresos provenientes de la venta en el extranjero del petróleo y sus derivados.

Esa caracterización del proceso bolivariano, no implica negar el liderazgo del Presidente Chávez; tampoco, constituirse en un contra-revolucionario o miembro y votante de la derecha pro-imperialista venezolana, articulada en la denominada Mesa de la Unidad Democrática. Debemos reconocer que existen críticos desde afuera del proceso bolivariano, que quieren mantenernos en la sociedad capitalista y el Estado burocrático-burgués; pero, al mismo tiempo, hay bolivarianos autocríticos como mi persona que presentamos nuestras posiciones para profundizar y avanzar en la construcción del socialismo.

En este sentido, es muy preocupante para el proceso bolivariano la existencia de los justificadores de oficio. Bolivarianos que para mantener sus cargos y privilegios; así como, por un culto a la personalidad hacia el Presidente Chávez, lo sacralizan y des-humanizan, presentando argumentos anti-racionales y anti-éticos para exculpar de sus errores al Presidente Chávez y esconder los problemas del proceso bolivariano.

De esta manera, los justificadores de oficio son enemigos del Presidente Chávez y del proceso bolivariano, porque negando los errores y problemas generan condiciones políticas e ideológicas, que debilitan las posibilidades organizativas y culturales para combatir los obstáculos que no nos permiten avanzar en la construcción del socialismo. Los justificadores de oficio legitiman y promueven la corrupción, ineficiencia, burocratismo, desplanificación y desviaciones políticas como la ilegal y criminal deportación del comunicador popular Joaquín Pérez Becerra; cuando no denuncia y dejan de movilizarse para derrotar esos terribles problemas que pueden determinar, que nuestro proceso bolivariano culmine en un fracaso y en una indeseada derrota electoral del Presidente Chávez.

Los justificadores de oficio, en el caso de la ilegal y criminal deportación de Joaquín Pérez Becerra, han sostenido que el gobierno nacional estaba obligado a cumplir los tratados internacionales; algo totalmente falso. Joaquín Pérez Becerra es ciudadano sueco, renuncio a la nacionalidad colombiana, entonces el gobierno venezolano tuvo que informarle al consulado y a la cancillería sueca; país donde tiene nacionalidad y residencia hace 16 años. Algo que no hizo, primera violación a los tratados internacionales. Además, no le permitió al periodista revolucionario recibir asistencia jurídica y legal; violando el derecho a la legítima defensa. Otra violación a los tratados internacionales y más importante a la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela. Asimismo, según el tratado internacional sobre asilos, no se puede entregar a las autoridades judiciales de un país a un individuo que recibió asilo; porque en ese país su integridad física y derechos legales no van a ser respetados. Una violación más a los tratados internacionales.

Algunos justificadores de oficio han expresado que es responsabilidad del comunicador popular Joaquín Pérez Becerra y de los imprudentes y maliciosos que lo invitaron, convirtiendo a la víctima en victimario, porque es un error que tiene que pagar con cárcel en las mazmorras del paramilitarismo colombiano venir a Venezuela; un país donde tenemos un gobierno que se declara anti-imperialista, bolivariano y socialista. Joaquín Pérez Becerra un comunicador popular tenía que dudar de su seguridad y respeto de las leyes internacionales en un país, supuestamente, humanista que defiende el derecho de los pueblos y revolucionarios a combatir por el socialismo y en contra del imperialismo. Los justificadores de oficio, más sectarios y anti-comunistas, han planteado que “si le duele tanto al PCV, la deportación de Joaquín Pérez Becerra que se vayan para la MUD”; es decir, el que critica y defiende los derechos y la integridad de un camarada bolivariano debe dejar el proceso bolivariano.

Otros justificadores de oficio sostienen que el Presidente Chávez es un pacifista, que no puede defender terroristas; primero, la resistencia armada no es terrorismo y a Joaquín Pérez Becerra lo catalogan de terrorista empleando las pruebas de la computadora indestructible de Raúl Reyes; las mismas pruebas que el gobierno nacional ridiculizo hace poco, cuando querían vincular al Presidente Chávez con las FARC, mediante información extraída de una rara computadora que sobrevivió a un bombardeo.

Terrible verdad, si es muy triste, que haya justificadores de oficio que pensando que le hacen un bien al proceso bolivariano y al Presidente Chávez; sólo se conviertan en verdugos de sus propios camaradas bolivarianos. Es hora de la reflexión y el análisis profundo, no de la solidaridad automática con el gobierno del Presidente Chávez.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Escamoteo de información y manipulación de la opinión pública

Guillermo Navarro Jiménez (especial para ARGENPRESS.info)
.

“En la moderna ‘sociedad informacional’, los mass-media pasarán de ser el más fuerte ‘contrapoder’ de la sociedad civil para convertirse en un real poder político, que desde ella compite con los poderes del Estado y los otros actores políticos, a los que incluso trata y logra sustituir y suplantar. De ser una institución análoga y asociada a la opinión pública, contribuyendo con ella tanto a su formación cuanto a la ampliación y reforzamiento de sus influencias y eficacias, los mass-media tienden no sólo a reemplazar el ’contrapoder’ de la opinión pública sino incluso a destruirla”
José Sánchez Parga: “Los mass-media contra la opinión pública”

Los dos medios impresos de circulación nacional: El Comercio con sede en la ciudad de Quito y El Universo con sede en la ciudad de Guayaquil, sin reparo moral o deontológico alguno, acuden a varios argumentos insostenibles, como lo demostraremos más adelante, para escamotear, ocultar información sobre determinados cables de wikileaks, en el objetivo de restringir la difusión a los cables que se refieran al Presidente de la República Rafael Correa y a los funcionarios de su gobierno, en esfuerzo desembozado por manipular la opinión pública a favor de sus intereses y de su posición política a favor del NO, como lo pone al descubierto esta y otras acciones que desarrollan, incluso a nivel internacional , en inobjetable participación como actores políticos en el marco de la consulta popular en marcha. Precisemos y analicemos entonces los argumentos y triquiñuelas a las que acuden.

El diario El Comercio en su edición del 27 de abril del año en curso, bajo el titulo” EL COMERCIO recibió 1334 cables de wikileaks” afirma: “No todos los cables se difundirán. Siguiendo el acuerdo con Wikileaks, este Diario publicará notas con base en los cables que considere más relevantes para nuestros lectores, enviados en los gobiernos de Lucio Gutiérrez, Alfredo Palacio y Rafael Correa. Los cables publicados serán difundidos simultáneamente en Wikileaks y estarán a disposición de nuestros lectores en su versión original en El Comercio.com”, a lo que agrega: “EL COMERCIO firmaron un documento de compromiso el 2 de abril, en Londres, Inglaterra.

Uno de los principales compromisos es proteger a los informantes de nivel medio de la Embajada de los EE.UU., que pueden sufrir retaliaciones. No así a los funcionarios públicos.

También El Universo, de Guayaquil, recibió de Wikileaks, semanas antes, algo más de 300 cables, que difunde desde hace tres semanas”.

Cita que merece las siguientes acotaciones:

1. La aseveración de que estos cables “serán difundidos simultáneamente en wikileaks”, es falsa de falsedad absoluta, ya que los cables a publicarse se hallan desde el inicio de la difusión de estos cables en la página de wikileaks (http/www.wikileaks.org/), y posteriormente a las acciones desarrolladas por el gobierno de los Estados Unidos para impedir la difusión de los cables a través de la página web de wikileaks, se reubicaron en la página http//www.wikileaks.info/, para finalmente difundirse los cables en cientos de páginas espejo (mirror), en internet. Cualquier ciudadano puede comprobar nuestra aseveración respecto a lo antes expresado si ingresa a la página http//www.wikileaks.ch/origin/53_0html En la cual se encuentran todos los cables referentes al Ecuador, como estuvieron antes y desde el inicio de la difusión emprendida por la organización Wikileaks.

2. El número de cables que El Comercio adjudica al diario El Universo, como este lo aceptó en forma explícita, tampoco corresponde a la verdad puesto que el número de cables es muy superior si damos como cierta a la información del diario El Comercio, lo que igualmente puede comprobarse en la dirección de internet antes proporcionada.

3. La selección de los “cables más relevantes” para supuestamente “proteger a los informantes de nivel medio de la Embajada de los EE.UU., que pueden sufrir retaliaciones”, es igualmente una burda maniobra para encubrir a los informantes (espías?) que trabajan para un gobierno extranjero. Al respecto vale adelantar que ante la denuncia formulada por el Presidente de la Asamblea Nacional arquitecto Fernando Cordero, El Comercio cambió de estrategia para mantener su encubrimiento al acudir a la garantía de la reserva de fuente, aspecto sobre el que volveremos en detalle más adelante.

4. En conclusión, la selección de los cables y el supuesto compromiso, tiene por objetivo justificar la direccionalidad de la información a publicar, la cual se orienta exclusivamente en contra del Presidente Correa y los funcionarios de su gobierno, como lo comprueba la información difundida desde la edición del 29 de abril del año en curso en adelante.

Respecto al compromiso para “proteger a los informantes de nivel medio de la Embajada de los EE.UU., que pueden sufrir retaliaciones”, el diario El Comercio, en la edición del día 29, página 2, ante las declaraciones que efectuara el arquitecto Fernando Cordero, Presidente de la Asamblea Nacional, sostiene: “El acuerdo que firmó este Diario con Wikileaks para difundir más de 1300 cables enviados desde Ecuador a Washington es el mismo que esta organización ha concretado con todos los medios que han difundido los documentos en varios países. Y la exigencia de que se protejan las fuentes ha sido cumplida por los periódicos que los divulgan, entre ellos el New York Times, The Guardia, El País…” “. Posición igualmente endeble, insostenible, inadmisible, absurda, puesto que la garantía a la “reserva de fuente”, establecido por la Constitución en el artículo 20, cuando dispone que: “El Estado garantizará la clausula de conciencia a toda persona, y el secreto profesional y la reserva de la fuente a quienes informen, emitan sus opiniones a través de los medios u otras formas de comunicación, o laboren en cualquier actividad de comunicación”. no procede por las razones que exponemos inmediatamente..

1. La “reserva de fuente” no procede, puesto que este principio dice al derecho de los comunicadores a no revelar el nombre de quien suministra la información que sirve de base para, por ejemplo, elaborar un reportaje . Reserva que en este caso corresponde exclusivamente a la organización Wikileaks, la que tiene el derecho a no revelar la fuente que le proporcionó la información, los cables, como efectivamente sucedió;

2. En el supuesto no consentido de que el argumento de El Comercio sería cierto, es evidente que la fuente de información es la organización Wikileaks, cuya identidad no necesita ser reservada, no revelada, puesto que fue esta organización la que difundió los cables sin restricción alguna, por lo que la fuente está más que sobradamente identificada;

3. En el caso en que el diario El Comercio pretendiese que Wikileaks no es la fuente, tampoco procede el ocultamiento de información, ya que todos los cables, sin excepción, especifican y, en consecuencia, identifican en forma inequívoca al responsable de la información contenida en todos y cada uno de los cables, señalando incluso la base legal en el que se sustentan para ese procedimiento. Por ejemplo, en el caso del cable 30154, se señala: "Classified By: Ambassador Kristie A. Kenney, Reasons 1.4 (b), (d)" y así sucesivamente.

4. En consecuencia es obvio que no procede la reserva del nombre de la fuente de la información. De lo que se trata, del objetivo que se persigue cuando se oculta información, es el impedir que se identifiquen a los ecuatorianos que entregan información a gobierno extranjero. De lo que se trata, entonces, es de una clara acción de encubrimiento, de complicidad con una acción a todas luces ilegal, que debe ser objeto de una indagación por parte de la Fiscalía General del Estado, como lo planteó el Presidente de la Asamblea Nacional.

5. Finalmente, es necesario reiterar que la selección de cables tiene un claro objetivo político, manipular la opinión pública para tratar de consolidar la posición del NO que defiende denodadamente el diario El Comercio a nivel nacional e internacional como es de dominio público..

El ocultamiento de información por parte del diario el Universo, es absolutamente transparente. Simple y llanamente, muy sueltos de huesos, afirman que la organización Wikileaks les habría entregado algo más de 331 cables. Versión que pretende que todos los ecuatorianos somos desinformados, analfabetos o ineptos tecnológicos, incapaces de investigar y descubrir una información, en este caso los cables difundidos por Wikileaks relacionados con el Ecuador. El desprecio que a la inteligencia y capacidad de los ecuatorianos es tal que olvidaron:

1. Que otro diario nacional, en este caso El Comercio -en el marco de la lucha entre medios por incrementar el número de lectores-, descubriría esta patraña al señalar que ellos recibieron 1334 cables. Esto es la friolera de 1000 cables más que el Universo;

2. Que, como quedo ya denunciado, el número de cables que podernos encontrar en la página web http//www.wikileaks.ch/origin/53_0html. supera con creces el número de cables que dice haber recibido este diario;

3. En suma, el objetivo al afirmar que recibieron ese número tan reducido de cables, no es otra que justificar una difusión restringida de los cables, todos ellos referidos en negativo al Presidente Correa y los funcionarios de su gobierno, como puede fácilmente comprobarse si se estudian las sucesivas entregas de cables que iniciara el diario El Universo a partir del 8 de abril del año en curso;

4. Esta estrategia, a más de justificar la direccionalidad de la información antes mencionada, pretende igualmente manipular la opinión pública a favor del NO, posición política que en forma desembozada lleva adelante este medio;

5. Finalmente, cumple el mismo propósito perseguido por el diario El Comercio, amparar en actitud cómplice a los informantes ecuatorianos, a quienes trabajan para una potencia extranjera.

El diario el Universo, por cierto no oculta información sólo acudiendo a reducir el número de cables. Acude a otros métodos:

1. Oculta la información de determinados cables mediante el artificio mañoso de incluir el contenido de otros cables, bajo numeración distinta a la que efectivamente corresponde, como puede comprobarse si se abre el cable signado con el número 244517, puesto que el contenido corresponde al cable 243921;

2. No difunde información que trata sobre posiciones de sus aliados por el NO, como es el caso de Lucio Gutiérrez, personaje que se autocalifica como patriota, defensor de la soberanía nacional, no obstante lo cual manifestaba al gobierno de los Estados Unidos que estaría de acuerdo con que se coloquen cualquier tipo y número de bases de los Estados Unidos en nuestro territorio.

En conclusión, tanto el diario El Comercio como El Universo, cometen grave desafuero al ocultar información al pueblo ecuatoriano, puesto que ejercen censura previa a la que dicen oponerse, con lo que, además, violan el derecho a la libertad de expresión de todos los ecuatorianos.

Pero no sólo ello, a pesar de que la Constitución vigente dispone en su artículo 18, numeral 1, que la difusión de información tiene que ser veraz, verificada, oportuna, contextualizada, plural, sin censura previa, es evidente que, en su intención de manipular la opinión pública en el marco del debate político actual, los diarios antes citados no solo que incumplen con los presupuestos antes citados, sino que, en la selección en que han emprendido, dan por cierta una información no verificada, descontextualizada, omiten gran parte de los cables recibidos, con lo que vulneran flagrantemente derechos humanos de las personas, reconocidos tanto en nuestra Constitución como en los instrumentos internacionales de derechos humanos, tales como: el derecho a la intimidad; a la igualdad formal, igualdad material y no discriminación; a guardar reserva sobre sus convicciones; el derecho a no utilizar, sin autorización del titular o de sus legítimos representantes, la información personal o de terceros sobre su filiación o pensamiento político; al honor y al buen nombre; la presunción de inocencia; el derecho a la defensa, entre otros, derechos establecidos en los artículos 66 y 76 de la Constitución de la República. Todo ello para manipular la opinión pública en el objetivo de posicionar en el imaginario colectivo las convicciones políticas que defienden sus intereses.

Práctica consciente y deliberada, que desdice de la conducta que deben los medios de comunicación social a la sociedad ecuatoriana, que dice a una práctica constante y reiterada, que obliga a considerar imperiosa la aprobación de una Ley de Comunicación que establezca un Consejo de Regulación que juzgue inconductas como las mencionadas, que sancione el desprecio a la responsabilidad ulterior que deben los medios a la sociedad, que evite prácticas que se pretenden manipular la opinión pública a favor de los intereses políticos y económicos de quienes controlan los medios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Honduras en el laberinto…

Claudia Korol

América Latina ha sido históricamente un laboratorio de experiencias emancipatorias, y un escenario de saqueo, destrucción y genocidios; un espacio de choque de corrientes mundiales de inversión, de invención, de iniciativas diversas de resistencia y de creación de poder popular.

En ese territorio, Centroamérica fue y es un cruce de caminos; y Honduras un lugar por el que van y vienen intereses contradictorios. Un tablero en el que se juegan batallas que comprometen -a veces dramáticamente- la suerte de su pueblo, pero cuyas motivaciones en más de una ocasión han correspondido a intereses de otras naciones o de corporaciones transnacionales.

El reciente encuentro del presidente de Colombia Juan Manuel Santos, del presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías, y del continuador de la política golpista hondureña Porfirio Lobo, ha sido una decisión que todavía trata de ser interpretada en las filas de la Resistencia Hondureña y de los movimientos populares colombianos, pero también por quienes hacemos del latinoamericanismo y del internacionalismo nuestra particular manera de estar en este mundo.

Mientras la información sigue nutriendo distintas especulaciones, y desde los actores del encuentro se sugiere que los gobiernos de Colombia y Venezuela facilitarán un proceso de “diálogo” y “reconciliación” en Honduras para lograr su reconocimiento en el sistema interamericano, nuevos hechos -como la extradición a Colombia del periodista Joaquín Pérez Becerra, realizada por el gobierno de Hugo Chávez a pedido de Santos- alertan sobre el giro complejo que viene tomando la política exterior del gobierno venezolano, aumentando las preocupaciones sobre el sentido más profundo de estos diálogos.

Un poco de memoria

Después del golpe del 28 de junio de 2009, Honduras fue suspendida de la OEA, y una gran parte de los países de América Latina rompieron relaciones con el régimen golpista.

El 29 de noviembre del mismo año, la dictadura convocó a unas elecciones fraudulentas, en las que resultó electo “presidente” Porfirio Lobo. Rápidamente EE.UU. y Colombia reconocieron al nuevo gobierno, en tanto que la mayoría de los países latinoamericanos lo continuaron desconociendo.

Desde entonces se vino desarrollando un juego de pinzas promovido por los gobiernos de EE.UU. y algunos gobiernos de Europa, tendiente al restablecimiento de Honduras en el sistema de relaciones internacionales. Estas presiones fueron resistidas por los movimientos populares y por algunos gobiernos sudamericanos que hasta el día de hoy no reconocen a ese régimen como legítimo.

En mayo de 2010 el Presidente Hugo Chávez anunció que no asistiría a la Cumbre Iberoamericana en Madrid, si participaba de la misma Porfirio Lobo Sosa. Esta decisión fue tomada junto a otros presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) en una reunión cumbre extraordinaria realizada en Buenos Aires.

En diciembre de 2010, cuando se iba a reunir la Cumbre Iberoamericana en Mar del Plata, el presidente de Bolivia Evo Morales anunció que no participaría de la misma si se invitaba a Lobo. Dijo entonces Evo: “Si el tal Lobo, el presidente producto del golpe de estado en Honduras (…) va a la Cumbre Iberoamericana, yo no voy a participar. No voy a ir. ¿Cómo voy a estar con dictadores en esa cumbre?”.

Lobo, de todas maneras, no fue invitado por la presidenta argentina Cristina Kirchner a participar en la Cumbre. Un mes después, el primero de enero del 2011, Porfirio Lobo fue el único mandatario latinoamericano excluido de la lista de invitados a la asunción de la presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff. El rechazo se mantenía firme.

Ahora, en abril del 2011, a instancias del presidente colombiano y en territorio de Colombia -en Cartagena de Indias-, Chávez se reunió con Lobo y expresó: "Con mucho gusto he conocido al presidente Lobo”. Agregó también: "nosotros hemos hecho gestiones para tratar de ayudar a que Honduras se reintegre a todos los organismos internacionales y a los programas de cooperación con nuestros países".

¿Qué ha cambiado para semejante giro en la política internacional?

Pasaron pocos meses desde aquellas decisiones de no reconocimiento del desgobierno hondureño, expresadas por varios presidentes latinoamericanos, cuando se produce este brusco viraje en la actitud de Hugo Chávez, que cuenta con el aval del coordinador del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) Mel Zelaya, y de algunos miembros de la Coordinación Nacional del Frente. Otros y otras integrantes de la misma Coordinación Nacional expresaron su descontento con los mismos, y cuestionaron la metodología inconsulta con la que se realizaron.

Berta Cáceres, dirigente del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras manifestaba al respecto:

“Hay una situación de impunidad y indefensión absoluta en este país, combinado con un proyecto de muerte neoliberal, que implica profundizar el proceso de privatización, no sólo de los bienes naturales como el río, el agua, el bosque. También la privatización de la salud, de la educación, de cosas elementales que son derechos humanos para el pueblo hondureño. No han cambiado en nada las estructuras golpistas. El sistema judicial y el Congreso Nacional, en gran parte son los mismos que dieron el golpe de estado. En el ministerio público, que está al servicio de los poderosos de este país, en esencia nada ha cambiado, ni se ha revertido el proyecto de dominación. (…) La represión es más abierta todavía que en los primeros meses después del golpe. Yo creo que estos elementos hacen muy peligrosa esta mediación. Una de las cosas más peligrosas es no someter las decisiones de manera informada y transparente a la Asamblea del Frente Nacional de Resistencia Popular, porque cualquier decisión, acertada o no, tiene que ser producto de la asamblea, de debates, sobre un análisis objetivo, sabiendo con quiénes nos estamos enfrentando y conociendo las estrategias del imperialismo, si es así, podría ser fruto de una discusión. Yo creo que aun así sería inaceptable la participación de Santos, nosotros lo condenamos totalmente, y también que se tenga a Pepe Lobo como un personaje que impulsa una reconciliación, sabiendo que es un tipo hipócrita, igual que el régimen que representa. Respecto de la OEA, nosotros hemos dicho que ningún gobierno democrático puede reconocer a un régimen que se funda en las armas, en la violencia, en la impunidad de quienes han cometido este crimen en contra del pueblo hondureño con el golpe de estado, quienes asesinan y quienes se están enriqueciendo y se están beneficiando con enormes ganancias multimillonarias con el golpe de estado. Creo que los gobiernos no deben reconocer a este régimen y que la OEA no debe incorporar a este régimen mientras no se convoque realmente a una Constituyente hecha por el pueblo, donde por primera vez el pueblo participe de manera democrática, incluyente, y donde se traten de resolver los problemas estructurales de este país, se castigue a los responsable de estos crímenes, que se termine con la impunidad –aunque sabemos que éste es un proceso largo-. Hacemos el llamado a los pueblos del mundo a solidarizarse y a que exijan a sus gobiernos que no acepten ni reconozcan a este régimen represivo” .

En la misma dirección se pronunció el dirigente de la resistencia Carlos H. Reyes : “Nosotros seguimos llamando a la comunidad internacional y a los países que aún no han reconocido a este gobierno, a que sigan en esa misma posición, porque es lo único que puede obligar a que esta gente cambie sus actitudes y podamos tener, internacionalmente, una coyuntura favorable, que sumada a la interna nos pueda dar una mejor perspectiva. Nosotros siempre hemos sostenido que Porfirio Lobo no es gobierno, es la continuación del golpe de estado. Estamos en una institucionalidad rota, y para nosotros mientras no se vuelva al orden constitucional en el país, no debe volverse a la OEA, mientras no se respeten los derechos humanos, no debe volverse a la OEA, mientras continúe una conducción golpista en la institucionalidad, no debe volverse a la OEA”.

Lo cierto es que si algo cambió –que ayude a explicar dichos acuerdos-, no fue en el sentido del respeto a los derechos humanos. Muy por el contrario.

El 15 de abril, unos días después de las reuniones Santos-Chávez-Lobo, y Chávez-Zelaya-Barahona, fue publicado el Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la situación de los derechos humanos en el continente. En relación a Honduras denuncia la CIDH que las violaciones a los derechos fundamentales “se han incrementado a partir del golpe de estado de 2009”, y subraya “la participación de escuadrones de la muerte en los ataques contra la resistencia, y a defensores y defensoras de derechos humanos”.

El Informe de la CIDH incluye datos sobre asesinatos, hostigamientos y amenazas contra defensores y defensoras de derechos humanos, líderes sociales, magistrados. Entre muchos casos se mencionan los de Julio Fúnez Benítez, asesinado el 15 de febrero de 2010, militante sindical; Claudia Brizuela, asesinada en su domicilio el 24 de febrero de 2010; Francisco Castillo, miembro activo de la resistencia asesinado el 17 de marzo del 2010; el del líder magisterial Juan Manuel Flores Arguijo -asesinado en el Instituto San José del Pedregal frente a alumnos y profesores- el 23 de marzo de 2010; Adalberto Figueroa, del movimiento ambientalista de Olancho, asesinado el 8 de mayo; Gilberto Alexander Nuñez Ochoa, del comité de seguridad del FNRP, asesinado el 13 de mayo de 2010 de 17 balazos; Pedro Antonio Durón Gómez y Oscar Tulio Martínez, miembros del FNRP asesinados de varios disparos el 26 de mayo. El informe reporta el asesinato de 10 periodistas durante el año 2010, y amenazas hacia integrantes de las radios comunitarias La Voz de Zacate Grande, y la radio garífuna Faluma Bimetu-Coco Dulce. (Sabemos que otras radios también fueron amenazadas, e incluso que se entraron a sus instalaciones, como es el caso de las radios del COPINH -Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras).

Se subrayan en el Informe agresiones y persecuciones a defensoras y defensores de derechos humanos, quienes confirman que “la situación en Honduras ha empeorado, porque los escuadrones de la muerte están volviendo a operar con un objetivo de persecución de carácter político”. Se denuncian “actos de hostigamiento contra maestras y maestros que se manifestaron contra el golpe de Estado (…) y que estarían siendo adoptadas represalias de naturaleza económica”. Se alerta que decenas de educadores de la resistencia “se encontrarían sujetos a medidas previstas en la legislación interna, para asegurar la eficacia del procedimiento”. Se iniciaron además “procesos de investigación contra instituciones educativas en las cuales sus maestros hubieren participado en acciones de protesta”. Existe “un uso abusivo del aparato de justicia de los tipos penales de asociación ilícita, terrorismo, rebelión, sedición, y manifestación ilícita, con el objeto de obstaculizar las labores desempeñadas por miembros de organizaciones civiles”. “La CIDH ha recibido información del uso de fuerza desproporcionada de la policía, en contra de una manifestación realizada el 20 de agosto, por maestras y maestros, en la Universidad Pedagógica Francisco Morazán”. En el informe de la CIDH se subraya que las violaciones a los derechos humanos afectan de forma especial a aquellos sectores de la población históricamente marginados, discriminados, y de mayor vulnerabilidad, como la comunidad LGTB, las niñas y los niños, las mujeres, y los pueblos indígenas y garífuna.

El 18 de marzo del 2011, en una movilización del magisterio, fue asesinada Ilse Ivana Velásquez Rodríguez, de 59 años, Subdirectora de la Escuela República de Argentina de Tegucigalpa. Unos días después de la presentación del informe, que da cuenta de manera incompleta de los crímenes -ya que muchos de ellos no fueron denunciados-, el Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA) informó el asesinato de sus compañeros Tarin Daniel García Enamorado, de 26 años, tres hijos, encontrado sin cabeza, y de su suegro, Carlos Alberto Acosta Canales, cinco hijos.

En estos días, dos integrantes de la Comisión de Verdad, Nora Cortiñas (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora), y Adolfo Pérez Esquivel (Servicio Paz y Justicia), manifestaron al diario argentino Página 12 : “La represión al pueblo hondureño sigue, porque el gobierno de Lobo está reprimiendo a los maestros, a los sindicatos fuertes y a los periodistas” (Nora Cortiñas). “El derrocamiento de Mel Zelaya en Honduras es un test para toda la región. Se instalan gobiernos con cierto tinte constitucional, que son apoyados por sectores civiles, y la Corte Suprema, en un marco de pseudo legalidad. Pero es un golpe de Estado (…)” (Adolfo Pérez Esquivel). Luego de explicar que se trata de crímenes de lesa humanidad, y que se van a presentar los casos en la Corte Penal Internacional, subrayaba el Premio Nobel de la Paz: “Si la OEA acepta a Honduras, es una amenaza para todo el continente”.

La estrategia norteamericana para América Central

¿Cuáles son las fichas que se están jugando en el tablero hondureño? ¿Qué lugar tienen estos acuerdos en la geopolítica norteamericana?

Hasta donde se conoce, los acuerdos propuestos contienen cuatro puntos:

• El retorno seguro de las y los exiliados, incluyendo al Coordinador General de la Resistencia, José Manuel Zelaya Rosales.

• Que se detengan las políticas represivas y se castigue a los responsables de violaciones a los derechos humanos, lo que implica el desmontaje de las estructuras golpistas.

• Que se inicie un proceso para la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente originaria, participativa, incluyente y democrática.

• Que se reconozca al FNRP como una organización política y social beligerante en Honduras.

Es sabido que uno de los objetivos centrales de estos acuerdos es el ingreso de Honduras a la OEA en la próxima reunión de la 41° Asamblea General convocada para el 5 de junio en San Salvador. El gobierno norteamericano ha venido presionando en esta dirección a los distintos gobiernos, porque necesita cerrar sus acuerdos “de seguridad” y de “libre comercio”, con una Centroamérica unificada.

La reunión de la OEA tendrá como tema central, precisamente, la “Seguridad de la Ciudadanía en el Continente Americano”. (Es sabido que cuando en la OEA se habla de “seguridad” se refieren a la seguridad norteamericana).

La próxima Asamblea General se realizará dos meses después de concluida la gira del presidente de EE.UU. Barack Obama por Chile, Brasil y El Salvador. En este último país, Obama se comprometió a entregar 200 millones de dólares en ayuda para “pelear contra el tráfico de drogas y la violencia de las pandillas”. Ese dinero se destinará a fortalecer la “Iniciativa de Seguridad Regional para Centroamérica” (CARSI por su sigla en inglés), una extensión de la Iniciativa Mérida. Es un “programa de seguridad” que dice estar dirigido a “combatir la presencia de organizaciones criminales y el narcotráfico en la región”, temas principales en la política norteamericana para Centroamérica, al igual que el tema de las migraciones, que se vuelve cada vez más un conflicto al interior de los propios EE.UU. (Unos 2,8 millones de salvadoreños viven en Estados Unidos y envían remesas a su país de 3500 millones de dólares al año).

El Plan Mérida, presentado en sus orígenes como una iniciativa de combate al narcotráfico (en el estilo y concepción del Plan Colombia), fue ampliado en sus alcances por los Estados Unidos como “acuerdo antiterrorista”, según informa Blanche Petrich : “Estados Unidos vio en abril de 2008 la oportunidad de introducir en el contexto de la Iniciativa Mérida un acuerdo contraterrorista, alegando la posibilidad de que grupos del crimen organizado que ya utilizaban tácticas terroristas pudieran ser instrumentalizados por las organizaciones terroristas globales. El tema fue incluido como punto de agenda para una visita oficial del secretario de Defensa Robert Gates, el 29 y 30 de abril de ese año, en una carpeta informativa que le preparó el embajador Antonio Garza, tal como figura en uno de los cables filtrados por Wikileaks, cifrado como confidencial”.

Entre otros aspectos la Iniciativa Mérida comprende el reforzamiento del área de seguridad fronteriza “para la detección de extranjeros de atención especial” (special interest aliens, SIAS), en el contexto de la Alianza para la Seguridad y el Progreso de América del Norte (ASPAN), vigente desde marzo de 2005, la participación de oficiales norteamericanos en instalaciones militares mexicanas, y la colaboración entre éstas y el Comando Norte.

(Entre paréntesis)

(Seguramente la reciente detención en Caracas del periodista colombiano Joaquín Pérez Becerra, y su rápida extradición a Colombia , puede inscribirse en la política de “detección de extranjeros de atención especial”, que lamentablemente se expresa también como parte de la política bolivariana, y de sus nuevos compromisos internacionales de “lucha contra el terrorismo”.

La detención y extradición de Becerra adquieren ribetes muy preocupantes, tales como las declaraciones de Santos en las que afirma que llamó telefónicamente a Chávez para pedirle su captura, o la decisión rápida de Chávez de proceder a la misma, sabiéndose que las cárceles de Colombia son una gran tumba para los más de 7500 presos políticos que ahí viven y mueren. Sabiéndose también que en los últimos 20 años fueron asesinados en Colombia 150 periodistas).

La “seguridad ciudadana”

El 6 de abril del 2011 el Secretario Adjunto del Departamento de Asuntos Antinarcóticos de EE.UU., William Brownfield, recomendó a Centroamérica trabajar en conjunto con México y Colombia para frenar las amenazas del narcotráfico, y sobre todo “aprovechar la experiencia de Colombia” en estos temas. "No se puede contemplar (entre los países centroamericanos) una solución a estas amenazas (del narcotráfico) sin incorporar a México y Colombia, un país que ha hecho progresos enormes en los últimos diez años" en su combate al tráfico de drogas, afirmó Brownfield durante la Conferencia Anual de Ejecutivos de Empresa (CADE) realizada en Panamá con el lema: “Seguridad ciudadana: paz para el desarrollo”. Brownfield destacó el “desafío” que asume Estados Unidos como socio de la región en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, a través de la nueva iniciativa de seguridad anunciada por el presidente Barack Obama, durante su reciente visita a El Salvador. Insistió en que los siete países de América Central no pueden enfrentar aislados el flagelo del narcotráfico, que se ha globalizado y se ha convertido en una amenaza contra la “seguridad ciudadana”. Agregó que su país seguirá vinculado a las estrategias centroamericanas contra las actividades delictivas que trae consigo el tráfico ilícito de drogas, como las pandillas o maras, y citó al respecto la nueva "Alianza para la Seguridad Ciudadana en América Central" lanzada por Obama en El Salvador.

Por su parte, en la entrevista de Mauricio Funes con Obama, el presidente de El Salvador ha expresado al respecto: “El tema de seguridad, ha sido un punto clave en la reunión que hemos sostenido. Estoy muy agradecido con la decisión, ya que el crimen organizado, la inseguridad ciudadana y el narcotráfico (…) [son temas] que nos ocupan como región” .

Sorprendentemente (si es que vale seguir sorprendiéndose a esta altura), el mandatario llegado a la presidencia de El Salvador con el apoyo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, intercedió ante Obama para que se acelere la firma del Tratado de Libre Comercio de EE.UU. con Colombia. “No encuentro razón sensata para que Colombia no tenga un TLC con los Estados Unidos, como sí lo tenemos nosotros, o Panamá, o República Dominicana”, aseguró Funes. Agregó que los Tratados de Libre Comercio son favorables a los países latinoamericanos, en tanto sus Gobiernos desarrollen políticas para que “el pez grande no se coma al pez chico”, en la implantación de este tipo de acuerdos .

El Ministro de Defensa de El Salvador David Munguía Payés, declaró que Honduras “se ha vuelto la ruta principal del tráfico de drogas”, debido a que la crisis política de ese país ha hecho “que el gobierno hondureño se enfoque más en los asuntos políticos, que en los tópicos de seguridad” . Así se va “hilando” la intervención extranjera en Honduras. Estas declaraciones de los dirigentes salvadoreños, así como la iniciativa de “normalización” hondureña encaminada por Chávez-Santos, responden plenamente a los intereses estratégicos norteamericanos.

Algunos datos más. El Jefe del Comando Sur General Douglas Fraser, informó a periodistas que la zona de Guatemala, Honduras y el Salvador “se ha convertido probablemente en la zona más mortal del mundo fuera de las zonas activas de guerra como Irak y Afganistán” . Según Fraser, durante 2010 en Irak se registró un promedio de 14 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, mientras que en Honduras fue de 77 por cada 100.000 habitantes, en El Salvador 71 por cada 100.000 y en Guatemala 48 por cada 100.000. Fraser afirmó que el Comando Sur sigue colaborando en “mejorar la capacidad” de las fuerzas armadas en aquellos países que usan a los militares en la guerra contra el crimen organizado y, en los que no los usan, brindan soporte tecnológico contra las organizaciones criminales transnacionales.

Ya dejando clara la decisión intervencionista, lo “novedoso” de la política norteamericana y de sus homólogos colombianos es que tratan de disfrazar la política agresiva militarista con una máscara de defensa de los derechos humanos. (Aunque ya en su momento el “demócrata” Carter recurrió a este tipo de “sombrero”. Es así como en su visita a El Salvador, Obama y Funes fueron juntos a rendir homenaje al Obispo Arnulfo Romero. Como si nada hubiera tenido que ver la administración norteamericana con los crímenes cometidos por la dictadura salvadoreña, los dos mandatarios encendieron una vela al lado del sepulcro de Romero. En esa lógica, bien puede presentarse a Santos como un garante de la democracia hondureña, y a Lobo prendiendo una vela por los “caídos en la Resistencia hondureña al golpe de estado”.

Por aquí empiezan a asomar algunas pistas que explican el protagonismo que tiene el actual presidente colombiano Juan Manuel Santos, delfín de los EE.UU. en el escenario latinoamericano dibujado para representar la obra de la seguridad ciudadana.

Al parecer, la administración norteamericana empieza a cobrar intereses de sus inversiones en el Plan Colombia, impulsando a este país y a sus dirigentes, a ocupar un papel similar al de Israel en Medio Oriente.

La política de EE.UU. busca unificar Centroamérica tras la Iniciativa CARSI hecha en nombre de la seguridad, para -precisamente- “asegurarse” los negocios del libre comercio (la administración norteamericana y la colombiana esperan que sea aprobado el TLC EE.UU.-Colombia en julio de este año, en contra de la voluntad de más de un millón de colombianos y colombianas que el 7 de abril marcharon por todo el país en rechazo a ese acuerdo).

De esta manera el “mejor alumno” pasa a ser mágicamente el “garante” de un proceso de “democratización” de Honduras, convirtiendo a la Resistencia Hondureña en un “falso positivo”.

Falsos positivos

El gobierno de Santos, para poder avanzar en este rol, pretende “limpiar” o “barnizar” la imagen de un gobierno colombiano que bajo el mando del uribismo mostró no sólo su política represiva y genocida, sino también altos niveles de corrupción. Sin embargo, no es sencillo llevar adelante la “operación despegue”.

El periodista colombiano Hernando Calvo Ospina informa en un artículo publicado en Le Monde Diplomatique el 14 de marzo del 2011 sobre la política de Santos como Ministro de Defensa de Álvaro Uribe: “En noviembre de 2005 el Ministerio de Defensa aprobó una directiva secreta que ponía precio a la cabeza de los guerrilleros. Los militares se dedicaron a asesinar civiles, haciéndolos pasar por “rebeldes caídos en combate” que llamaron “falsos positivos”. La Fiscalía General investiga unos tres mil casos, entre los que se encuentran adolescentes, retrasados mentales, indigentes, drogradictos… Cuando Santos llegó al ministerio, en julio del 2006, se registraron 274 casos de “falsos positivos”. Al año siguiente, se subió al tope: 505 asesinados…”. Denuncia también Ospina que: “Los paramilitares han sido los encargados de la estrategia de “tierra arrasada” que busca vaciar el campo de población no proclive al gobierno. Existen más de 4 millones de campesinos desplazados, o sea más del 10% de la población. Unos 10 millones de hectáreas de alto interés económico han sido así robadas a las víctimas, y ofertadas a multinacionales, nuevos gamonales paramilitares, caciques políticos y mandos militares. Ahora, el presidente Juan Manuel Santos ha presentado una “Ley de Tierras” como la panacea, con la cual se pretende devolver los campos a los desplazados. Al cumplir cien días de mandato expresó: “´’Nos propusimos un plan de choque para titular, hasta abril de 2011, 378.000 hectáreas, y ya hemos cumplido tres cuartas partes de la meta.’ Pero son 10 millones de hectáreas (…).” Señala Ospina: “Se estima que 250.000 personas han sido “desaparecidas” por las fuerzas de seguridad y sus paramilitares. Tan sólo en los últimos cuatro años lo fueron casi 40.000 personas. Algunas de ellas fueron enterradas en la mayor fosa común de Latinoamérica, hallada detrás de un cuartel del Ejército a 200 kilómetros al sur de Bogotá: más de 2.000 cadáveres...

“Hay que subrayar también la estrecha relación de Santos con las autoridades de Israel y sus servicios de seguridad. El ex general Israel Ziv fue llevado a Colombia por Santos –que viajó en repetidas ocasiones a ese país de Oriente Próximo– por la suma de diez millones de dólares para asesorar a los servicios de inteligencia. “Israel Ziv, ex comandante del regimiento de Gaza, es el de más alto rango entre los oficiales israelíes que ocupan tareas relacionadas con el entrenamiento de personal en el gobierno colombiano. Los nexos militares entre Israel y Colombia datan del primer lustro de 1980, cuando un contingente de soldados del Batallón Colombia ‘… uno de los peores violadores de los derechos humanos en el hemisferio occidental, recibieron entrenamiento en el desierto del Sinaí por algunos de los peores violadores de los derechos humanos en Medio Oriente’, según el investigador estadounidense Jeremy Bigwood” .

Santos fue a su vez responsable de la incursión militar contra Ecuador en 2008, razón por la cual un juez ecuatoriano dictó una orden de captura internacional demandando su extradición. La ruptura de relaciones con Ecuador y Venezuela significó entonces para Colombia, según el venezolano Sergio Rodríguez, “la pérdida de 7 mil millones de dólares en 2009”. Ya como presidente, según informe del Programa No Gubernamental de protección a defensores de derechos humanos de Colombia “Somos defensores”, entre enero y marzo de 2011 96 defensores y defensoras fueron agredidos. 9 fueron asesinados, 68 recibieron amenazas, y 4 fueron desaparecidos. 64 organizaciones sociales y de derechos humanos fueron víctimas de algún tipo de agresión. Bueno, este santo señor es el garante de la política de los derechos humanos en Honduras (…) con el acuerdo del presidente Chávez, y de una parte de la dirigencia del FNRP.

Intentando explicarnos lo que resulta absurdo en primera instancia, podemos analizar algunos datos más… El actual nivel de “colaboración” entre Venezuela y Colombia, inaugurado inmediatamente después de que Santos asumiera la presidencia de Colombia, tiene una cara en las políticas de seguridad continental promovidas por los EE.UU., y otra cara en las necesidades económicas de estos países.

Además de reparar algo de lo perdido en el enfriamiento de relaciones, está también en juego, como lo vienen diciendo los sectores empresarios de Honduras, la posibilidad de que ahora se restituyan en parte los costos que la política golpista implica a su oligarquía y a los EE.UU. que cargaron con la financiación del régimen en el momento de su mayor aislamiento. Así Lobo se acerca a Petrocaribe, abriendo las puertas para futuros negocios (energéticos y de alimentos) con Venezuela y otros países del continente. En la misma reunión de Cartagena de Indias, Hugo Chávez y Juan Manuel Santos firmaron un total de 16 convenios de cooperación bilateral, en materia de energía, ciencia, tecnología, infraestructura, turismo, salud y “lucha contra el narcotráfico”, según informó la Agencia Venezolana de Noticias.

Entre los acuerdos firmados hay un instrumento para restablecer los esquemas de combustible en la frontera, estimado en 37,1 millones de litros de gasolina mensuales, una alianza para la evaluación técnica relacionada con trabajos de exploración y producción de petróleo entre las estatales ECOPETROL y PDVSA; así como acuerdos para nuevos oleoductos.

Hay quienes analizan también que la decisión de Hugo Chávez se inspira en la necesidad de bajar los decibeles a la conflictividad en el continente, de manera de desorganizar el discurso norteamericano que pretende extender la guerra hacia esta región. Siendo indiscutible la necesidad de tener una estrategia de paz para América Latina, es imposible pensar que la misma pueda basarse en la subordinación a la política imperialista y a la de sus socios directos, como es el gobierno colombiano.

Volviendo a Honduras

Cuando regresé a Honduras en abril del 2011, pude constatar de qué manera estos juegos de la geopolítica continental abrieron heridas en las fuerzas de la Resistencia.

Lamentablemente, a pesar del enorme protagonismo ejercido por el pueblo de Honduras en movilizaciones cotidianas en las que se conjugaron el heroísmo, la creatividad, la diversidad, una fracción de la dirección del FNRP, se ha considerado con derecho a entrar en la lógica de las negociaciones cupulares, sin la suficiente e imprescindible consulta con quienes están sufriendo las consecuencias del golpe de estado y de la política continuista del gobierno de Lobo, un émulo de Santos.

Como ha sucedido muchas veces en la historia de Honduras, se decide por su pueblo de acuerdo a situaciones e intereses ajenos al mismo.

Después de la reunión Chávez-Santos-Lobo, el secretario general de la OEA José Miguel Insulza anunció: “He sido informado por el presidente Santos acerca de los avances concretos alcanzados en esa reunión, que se esperan anunciar formalmente en los próximos días” . “Espero que se logre un acuerdo que sea satisfactorio para todos, tomando en cuenta los puntos de vista manifestados por los países americanos durante este largo proceso (…) Estoy seguro de que si existe un acuerdo entre los hondureños, todos los miembros de la OEA respetarán esa decisión”, añadió.

¿Qué significa, en el lenguaje diplomático, “un acuerdo entre los hondureños?”.

Seguramente éste es el mensaje que se está “construyendo” en las negociaciones entre el gobierno de Lobo y una parte de la conducción del FNRP. Pero ¿será éste sometido al acuerdo de las bases del Frente?

Creo que lo más grave que pudiera suceder para la resistencia hondureña en este proceso, es la enajenación de las decisiones políticas de todos aquellos y aquellas que pusieron sus vidas en juego para enfrentar al golpismo e inaugurar un nuevo proyecto popular.

Si hubiera dudas sobre las intenciones de las políticas en marcha, es bueno constatar que en la reciente visita a Honduras del “zar antidroga” de EE.UU. William Brownfield, el encargado de la lucha contra el tráfico internacional de drogas en el Departamento de Estado de Estados Unidos, acompañado de la subsecretaria adjunta del Departamento de Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, se reunieron con el presidente Porfirio Lobo Sosa, el ministro de Seguridad, Óscar Álvarez y el embajador estadounidense Hugo Llorens. En esa oportunidad Álvarez señaló que el encuentro permitirá revisar el programa de apoyo en la lucha antidroga, que se realiza de manera conjunta con Estados Unidos. “Queremos solicitarle un plan para Centroamérica parecido al plan Colombia”, expuso. Las cuentas cierran.

En esa oportunidad William Brownfield supervisó un entrenamiento de seguridad en puertos y fronteras impartido por expertos norteamericanos a la Policía Fronteriza hondureña. Visitó la escuela Nido de Aguilar a 25 km. al norte de Tegucigalpa, donde expertos estadounidenses entrenan a 64 policías hondureños en seguridad fronteriza, puertos y aeropuertos.

El modelo colombiano abre las puertas hondureñas a la intervención militar norteamericana directa, algo que precisamente el gobierno de Mel Zelaya intentaba ir reduciendo, y fue una de las motivaciones para el golpe de estado. Un pacto “de seguridad democrática” con quienes alentaron ese, es un “suicidio político” del proyecto popular.

Claro que esta “negociación” en las alturas tiene su lógica interna. Hace ya varios meses que un sector de la dirigencia del FNRP buscaba luz verde para avanzar hacia la transformación de este movimiento en un partido político electoral. En las primeras declaraciones realizadas por Juan Barahona, al concluir las negociaciones entre Chávez y Mel, enfatizaba que uno de los acuerdos políticos propuestos es el reconocimiento del FNRP como una fuerza con capacidad de participar en las próximas elecciones.

En el comunicado posterior del FNRP esto se dice de una manera un tanto diferente: “el reconocimiento del FNRP como una fuerza política beligerante”.

Éste es uno de los debates que hoy atraviesan a esta organización. Un debate de estrategias, en el que las distintas políticas que integran la diversidad de miradas y prácticas históricas parecen ponerse en tensión.

Un sector marcha decididamente hacia una normalización en términos de la política electoral, y otro sector promueve con mayor énfasis la “refundación de Honduras”.

¡Qué importante hubiera sido que este debate adquiriera profundidad, amplitud, y permitiera aportar al crecimiento político de la militancia organizada de la Resistencia!

Saldarlo “políticamente” con decisiones externas, no ayuda ni a la mentada unidad de los y las que luchan, ni a la construcción de legitimidad de las propuestas que van surgiendo. Más bien estas decisiones han enrarecido el ambiente y han puesto bajo sombras las negociaciones. La coherencia política de la Resistencia, requiere transparencia, consulta, y construcción colectiva de propuestas.

Lo otro huele a prácticas caudillistas, patriarcales, que si bien tienen anclaje en la cultura política de nuestros pueblos, no ayudan a fortalecer la autonomía necesaria para la formación del FNRP como un sujeto político transformador, con capacidad de ejercer poder popular, contrahegemonía, y poner las bases para una nueva Honduras.

Algunos desafíos para la solidaridad internacional

Para quienes hemos venido participando en diferentes iniciativas de solidaridad internacional, cabe el desafío de reformular nuestras maneras de apoyo a la Resistencia hondureña, teniendo en cuenta que la historia no ha llegado a su fin.

Por una parte, el posible reconocimiento del régimen de Lobo en el contexto de la OEA, sería -en caso de concretarse- un acuerdo de gobiernos pero no de pueblos.

En términos de política internacional, si así sucede, resulta un fuerte golpe para toda América Latina, porque deja sentado el precedente de que es posible dar un golpe de estado contra un gobierno que lesiona los intereses imperialistas y de las transnacionales, y que después este gobierno con un lavado de cara en elecciones amañadas, puede ser reconocido internacionalmente.

Es necesario por ello divulgar y respaldar el reclamo de la Comisión de Verdad, en el sentido de que no se dé el paso del reconocimiento diplomático, mientras no se resuelva realmente el tema del respeto a los derechos humanos. Esto implica esperar el dictamen de esta comisión –que se presentará en octubre-, y que documenta que en Honduras se han cometido y se siguen cometiendo crímenes de lesa humanidad. Para ello es imprescindible el desmonte de las estructuras jurídicas y políticas del golpismo, que siguen intactas.

No creo realmente que esta decisión esté en el espíritu de las negociaciones en curso. Por lo cual será necesaria toda la presión internacional para que se abra un espacio de lucha real contra la impunidad.

Tampoco está claro que existan garantías para el anunciado retorno de las y los exiliados. Esto exigiría que se depuren los órganos represivos y de justicia. Incluso será necesaria mucha movilización, para asegurar la vida y la posibilidad de participación política de Manuel Zelaya Rosales, y la restitución de su condición como ex presidente, que obliga a juzgar a quienes lo desalojaron violentamente del gobierno.

Sería ingenuo pensar que el avance de la política norteamericana en el asesoramiento de las fuerzas represivas hondureñas, la militarización del país, la criminalización de la protesta, la inserción de Honduras en los sistemas de “seguridad ciudadana”, tiendan al respeto a los derechos humanos.

Lo que sí podemos concluir es –por el contrario- que un reconocimiento al régimen golpista lo envalentonará, y que se profundizará la política represiva contra aquellos sectores que desafían a la oligarquía, a los terratenientes como Facussé, o a los negocios de las transnacionales.

Ls más pobres, las más vulnerables, los sectores que históricamente fueron víctimas del capitalismo, del colonialismo, de la opresión patriarcal, los “condenados de la tierra”, las mujeres cuyos cuerpos y vidas son sobre explotados, serán las víctimas principales de estos acuerdos.

De todas maneras, son precisamente estos sectores quienes han crecido y aprendido nuevas lecciones con la multiplicación de las fuerzas de la rebeldía y de la resistencia. Es desde estos sectores desde donde se han impulsado con mayor energía las políticas de refundación de Honduras. Son quienes están promoviendo la convocatoria desde abajo a una Asamblea Nacional Constituyente, que abra un proceso para que la Honduras históricamente sometida pueda emerger y expresarse en una nueva institucionalidad, en una nueva cultura, donde todas y todos puedan decir su palabra y hacer su ley.

Con ellos y ellas seguiremos caminando, no sólo para resistir la militarización, para luchar contra la impunidad y por cada uno de los derechos del pueblo, sino también para que los sueños de refundar el país desde sus raíces sigan grabando huellas en los caminos de Nuestramérica, sigan dibujando estrellas en nuestro horizonte, y sigan cosechando el amor sembrado en las Honduras del continente, en las tierras del olvido, regado con la sangre de los caídos y caídas, que hoy danzan, marchan, cantan su alegre rebeldía: “Nos tienen miedo porque no tenemos miedo”. Es la Resistencia, que una y otra vez sorprenderá a quienes se cansen de luchar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

“Dos millones de hondureños en las calles el 1º de Mayo”

Dick Emanuelsson - Mirian Huezo Emanuelsson

.

Foto: Honduras - Trabajadores de la empresa pública de energía, ENE. / Autor: Dick Emanuelsson

Videoreportaje:
1) Reina Centeno, presidenta de “Barrios y Colonias del Frente” junto con Lorena Vásquez y Marina Sosa, del Barrio Manzanal. http://www.youtube.com/watch?v=erlF7lUvd1s
2) Leda Sánchez, presidenta del Colegio de Profesionales de Enfermería.http://www.youtube.com/watch?v=41we93J2ywc
3) Xiomara Castro de Zelaya habla sobre las condiciones del regreso de Manuel Zelaya y la mediación con Chávez-Santos. http://www.youtube.com/watch?v=N4PM4GPVfWE
4) La marcha en general: http://www.youtube.com/watch?v=erlF7lUvd1s

“Dos millones de hondureños están en las calles el 1º de Mayo en todo el país”.

Fueron las palabras de Rafael Alegría, líder de VIA-Campesina y miembro de la dirección nacional del Frente Nacional de Resistencia Popular, cuando hablaba del escenario en el Parque de Morazán.

El 1º de Mayo en Honduras fue una muestra del enorme descontento popular con la represión, la violencia en todas las formas, “la política de hambre”, como decía en las pancartas de los miles y miles de manifestantes en la capital de Tegucigalpa y el desarme de las conquistas sociales y económicas de la clase trabajadora. No solo manifestaban los sindicatos sino el pueblo trabajador en general.

Reina Centeno, presidenta de “Barrios y Colonias del Frente” expresaba junto con Lorena Vásquez y Marina Sosa, del barrio El Manzanal, su total respaldo a los centenares de miles de habitantes de la capital que viven allegados, sin techo o, como en el caso de 2500 familias del barrio El Manzanal, está punto de ser desalojados de sus casas donde han vivido desde el 1990 por la sentencia del poder judicial, el mismo poder, como dice Reina, “que avaló el golpe de estado el 28 de junio de 2009”.
Foto: Honduras - Reina Centeno, presidenta de “Barrios y Colonias del Frente”,junto con Lorena Vásquez. / Autor: Dick Emanuelsson

Pero las tres mujeres sienten el respaldo del Frente y que no van a derramar lágrimas sino movilizarse para defender todo el barrio y las familias allá.

El femicidio en Honduras ha aumentado hasta tres veces comparando la estadística ante el golpe de estado. Leda Sánchez, presidenta del Colegio de Profesionales de Enfermería, nos daba un ejemplo del femicidio y como una de sus propias compañeras de lucha del combativo sindicato de las y los enfermeras, Edy Yanet Moreno, fue asesinada, acribillada. Muchas mujeres trabajadoras cuando van o salen de sus trabajos en la mañana o en la noche, son asesinadas, muy típicas en las maquilas en Honduras donde laboran 140.000 obreros, la grandísima mayoría mujeres.


En Tegucigalpa la marcha fue gigante, muchos dicen que no ha habido un 1º de Mayo con tanta participación popular. Sindicatos que años anteriores han tenido presencia de 75-100 personas formaron secciones con 150-250 compañeros o más. Los morteros disparaban sus “bombitas” al cielo, la música de punta (baile de la costa caribeña) hacia mover el esqueleto de más de un barrigón que hacia sudar a la gente con la temperatura de 32-37 grados en pleno verano.

Foto: Honduras - Xiomara Castro de Zelaya, la ex primera dama de Honduras

Cerca el Congreso Nacional apareció Xiomara Castro de Zelaya, la ex primera dama de Honduras que a nosotros periodistas daba declaraciones, al mismo tiempo que saludaba y abrazaba la gente que venía caminando. Traía un saludo a los trabajadores este 1º de Mayo del derrocado presidente Manuel Zelaya Rosales desde el exilio en Republica Dominicana, convocándolos para seguir la pelea para refundar a Honduras.
Foto: Honduras - Un homenaje al legendario comunista y lider obrero, Luis Morel, que decía: ¡"Ahora o nunca"!

Sobre el tema de la mediación de Chávez y el presidente colombiano Juan Manuel Santos, y ante la desconfianza total del pueblo hondureño hacia Santos, Xiomara Castro aseguraba, que tanto “Mel” como el Frente, al cual él es el máximo representante, no van a defraudar al pueblo hondureño, conociendo la “hoja de vida” tramposa que tiene tanto los golpistas como el régimen de Porfirio Lobo que ha suscrito con maestros y campesinos pero no ha cumplido los acuerdos, dicen los hondureños.
Foto: Honduras - ¿Refuerzos?

En resume, las marchas y las manifestaciones en Honduras éste día sobrepasaron todos los cálculos de los convocantes.

1) Reina Centeno, presidenta de “Barrios y Colonias del Frente” junto con Lorena Vásquez y Marina Sosa, del Barrio Manzanal.
http://youtu.be/Mjw5GuDCJVI
2) Leda Sánchez, presidenta del Colegio de Profesionales de Enfermería
http://www.youtube.com/watch?v=41we93J2ywc
3) Xiomara Castro de Zelaya habla sobre las condiciones del regreso de Manuel Zelaya y la mediación con Chávez-Santos:
http://www.youtube.com/watch?v=N4PM4GPVfWE&feature=player_embedded
4) La marcha del 1º de Mayo en Tegucigalpa:
http://www.youtube.com/watch?v=erlF7lUvd1s
Enlace: http://dickema24.blogspot.com/2011/05/honduras-dos-millones-hondurenos-en-las.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Costa Rica: De otro mundo

Luis Paulino Vargas Solís (especial para ARGENPRESS.info)

Procuraré no redundar en lo obvio: lo acontecido el primero de mayo en la Asamblea Legislativa es una de las peores atrocidades anti-democráticas que Costa Rica ha vivido a lo largo de su historia. Cuando hasta un párvulo de primer grado sabe que el quórum legislativo está compuesto por 38 diputados y diputadas ¿en que mente alucinada podía caber la posibilidad de sesionar con 26? Peor aún, ¿cómo alguien podrían llegar a tal nivel de demencia como para entonces declarar a Villanueva El Siniestro como Presidente legislativo? Y encima se prodigan, con una verborrea atosigante y una teatralidad patética, en justificaciones que, de tan estúpidas, ocasionarían hilaridad si no fuera porque la situación tiene todos los visos de una verdadera catástrofe institucional.

No solo es brutal y oprobioso el atropello cometido, sino que, además, todas sus peroratas resultan una bofetada a la inteligencia y un insulto a la decencia.

Y, sin embargo, y más allá de la furia que esto ocasiona, permanece la pregunta: ¿qué significa esto? Porque la actuación del Partido Liberación Nacional (PLN) en esta oportunidad no es azarosa ni responde a un instante de ofuscación. Repasemos un poco la historia reciente.
El último decenio (o poco menos) registra una seguidilla de hechos que representan antecedentes precursores de lo acontecido este domingo. Los principales de tales acontecimientos son ampliamente conocidos: el fallo espurio de la Sala Constitucional que abrió el camino a la re-elección de Oscar Arias; los oscuros manejos en las elecciones de 2006 que hicieron posible la elección de este por un margen mínimo; el memorando del miedo que guió la campaña de los promotores del TLC con Estados Unidos con miras al referendo de octubre de 2007; el propio referendo, en si mismo irregular, e incluso fraudulento, como ha demostrado la información filtrada por Wikileaks.

El examen del cuatrienio arista 2006-2010 aportaría nuevos elementos que confirman el diagnóstico: la minería a cielo abierto en Crucitas o la estafa de la carretera a Caldera son parte de un nutrido listado de atropellos. Se evidencia así una mezcla de venalidad, descuido, amiguismo, irresponsabilidad, en medio de una oscurísima madeja de decisiones extrañas y dudosas vinculaciones. El reciente affaire de los Arias –en particular del hermano menor- en relación con la Fiscalía, hasta resulta un incidente menor puesto en el contexto de este escenario de devastación.

Aún sin entrar en detalles acerca de las reiteradas irregularidades que se han dado en procesos electorales a lo interno del propio PLN, lo que sí queda en evidencia de forma abrumadoramente clara, es un comportamiento de sistemática y reiterada violación de todos los principios democráticos. De tal forma, lo acontecido este primero de mayo forma parte de una tendencia consistente, que al afirmarse en el tiempo, adquiere una clarísima significación cualitativa.
Estamos en presencia de una maquinaria electoral y una estructura de poder dominadas a profundidad por la corrupción más galopante. La maquinaria electoral está diseñada para tratar de garantizar el dominio férreo sobre la institucionalidad democrática; sus armas son el marketing archimillonario y la dádiva corruptora. La estructura de poder opera sobre la base de ese control de la institucionalidad y funciona como un aparato que dispensa favores y promueve los negocios propios y los de los amiguetes, patrocinadores y familiares.

El problema no es exclusivo del PLN y tiende a afectar a sectores considerables de las clases dirigentes de Costa Rica. La alianza montada alrededor del TLC lo demuestra. El memorando del miedo fue, a fin de cuentas, una tarea colectiva emprendida oficiosamente por esos diversos sectores. En menor grado, algo similar podría decirse en relación con el proceso de re-elección de Arias, el cual indudablemente trascendió al PLN.

Y, sin embargo, es posible que del PLN deba decirse (como de Federer, Messi o Jordan, pero con signo invertido) que “es de otro mundo”. El PLN, insisto, y no tan solo los Arias, tal cual ahora viene a confirmarse. Los hermanitos han liderado el proceso, pero este los supera ampliamente. Y así se ha evidenciado dramáticamente con estos acontecimientos. El PLN, devenido campeón de la desfachatez y la corruptela, se vuelve entonces indigesto incluso para quienes hace poco lo respaldaron a fin de lograr la re-elección de Arias o la aprobación del TLC.

Posiblemente ello ha dado viabilidad al surgimiento de esta Alianza por Costa Rica, tan heterogénea como no podría serlo ninguna alianza. El PLN, con sus abusos y su venalidad, su terrible chambonería, su patética ineptitud y descuido, su arrogancia e irrespetos sin límites, su absoluta incapacidad para dialogar o transigir. Ello ha proporcionado el pegamento indispensable para alumbrar una alianza que de otra forma habría sido impensable.

Y, en fin, esto malamente sintetiza la extraordinaria complejidad del panorama político nacional en este momento. Quienes quieren distraerse con análisis clasistas en blanco-negro, encontrarán así justificación para el ataque y la descalificación personal a que son tan proclives, pero no habrán aportado un ápice -excepto para hacer mas densas las tinieblas- a la comprensión del mundo real que nos toca vivir.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El alarido en llamas

Silvana Melo (APE)

Cuando Graciela Araya chasqueó el encendedor sobre su cuerpo empapado de nafta, no era una excluida. Era un mosaico des-privilegiado de un Estado que implica, como base constitutiva, la inequidad. Un monstruo multicéfalo, el Leviatán de Hobbes, que no desecha al estado de naturaleza fuera de las fronteras de su originario pacto social sino que sostiene su esencia en la médula de la violencia y la desigualdad.

Sólo soñaba una casa. Una casita. Con mesa y mantel y una cena tranquila después del arduo peregrinar pirquinero. Del derrotero penoso del colador cotidiano que a veces retiene la arenilla dorada. Y es una fiesta la migaja caída de la gran boca de la Barrick que quiere devorarse las entrañas del Famatina. Del cerro dorado que pone los pies para que la gente sin tierra le arrime sus chapas. Una casita. Nada más. Donde descansar los huesos y oír respirar a los niños como un duenderío de las madrugadas.

El pacto que encarna ese Estado donde ella no era una excluida es, dice Alessandro Baratta, “un pacto entre una minoría de iguales que excluyó de la ciudadanía a todos los que eran diferentes. Un pacto de propietarios, blancos, hombres y adultos para excluir y dominar a individuos pertenecientes a otras etnias, mujeres, pobres y, sobre todo, niños”. Y en la segunda pata de este pacto desigual dominante - dominado entrañó a las gracielas arayas de los arrabales del mundo. Puestas a ocupar el vértice de la historia donde se talan los sueños y se bajan las persianas del amanecer.

Cuando chasqueó el encendedor sobre su cuerpo empapado de nafta era una silente, una invisible, una desterrada. Con su propio fuego se hizo ver. Brilló de pronto, como el oro que aparece muy de vez en vez en la rejilla.

Vivía con su familia en un campamento minero, con módulos de chapa. Ella y su marido tienen la espalda arqueada y se les clava el destino como una faca en la cintura. Viven de juntar el oro que se lleva el río. A veces los días y las noches desfilan como fantasmas envelados, desvelados, sin que el barro descuelgue un brillo mínimo en el torrente.

Ella soñó con una casa. Una casita breve, con bloques encimados, puerta y ventana como para asomar a las lluvias persistentes del verano. No más que eso. El intendente se la prometió una vez. Pero hay memorias tenues. Y planes definidos que la necesitan a Graciela Araya sin techo y en el borde para subsistir en su estructura destinada al sustento de los privilegiados. Que no es sin el descarte de los otros. Sin la desigualdad sistemática y sistémica. Sin la violencia intrínseca del despojo y la literal del castigo.

Cansada de esperar, harta de espiar por la mirilla los actos oficiales, con el desasosiego del no tácito, ni siquiera pronunciado, Graciela Araya se paró delante del palco donde el intendente de Famatina festejaba el aniversario del pueblo entregando viviendas. Buscó los ojos del intendente, quiso que la viera, deseó conectarle la tenue memoria. Pero vio la chapa de sus paredes sin ventana donde asomar a su puesta del sol pirquinera. Y pisó su suelo doméstico de tierra y piedras que se humedece a la noche cuando tiene que acalorar el catarro de sus niños a fuerza de pecho y nanas.

Cuando chasqueó el encendedor sobre su cuerpo empapado de nafta supo que ésa era su rebelión. Su pequeña y anónima revolución. El fuego y el olor de su ropa y de su carne quemada escandalizaron la fiesta social y el cumpleaños selectivo.

Su incendio público fue su insurrección personal. Pero también el grito extemporáneo de los silentes y los confinados. El alarido en llamas de los nadie.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...