miércoles, 4 de mayo de 2011

Bin Laden murió hace más de 10 años

David Ray Griffin (GLOBAL RESEARCH)


Este artículo del escritor estadounidense David Ray Griffin, profesor emérito de filosofía de la religión y la teología, publicado en Global Research en 2009, afirma que Bin Laden murió de insuficiencia renal hace más de 10 años y que todos sus mensajes en video y audio de la última década fueron patrañas tan falsas como la liberación de la soldado Jessica Lynch en Irak 2003, elaboradas por los mismos guionistas del Pentágono y la Casa Blanca. Sus últimos registros documentados indican que recibió tratamiento medico en el hospital norteamericano de Dubai en julio de 2001, donde adquirió dos máquinas para diálisis. Para Griffin, este ex servidor saudita de Estados Unidos contra los soviéticos en Afganistán convertido en “enemigo”, y cuya familia tiene negocios con GW Bush en Estados Unidos, no tuvo que ver con la licuación del acero estructural de las Torres Gemelas el 11/9/2001, episodio controvertido, lleno de sombras y próximo a cumplir 10 años.

Título original: Osama Bin Laden: ¿Muerto o Vivo?
http://hamsayeh.net/middle-east/638-osama-bin-laden-dead-or-alive.html
Traducción: Ernesto Carmona

¿Todavía está vivo Osama Bin Laden? Me he ocupado de esta pregunta en un pequeño libro reciente titulado “Osama Bin Laden: ¿Muerto o vivo?” Este artículo [escrito en octubre 2009] resume las cuestiones principales de ese libro.

Desde la transferencia del poder de la administración Bush a la administración de Barack Obama, la cuestión de si Bin Laden está muerto o vivo ha llegado a ser más importante.

Pese a que George W. Bush dijera su famosa frase “quiero a Osama Bin Laden ‘vivo o muerto’”, claramente no hizo nada serio para lograrlo. Además de indicar que no fue informado sobre Bin Laden, lo demostró enviando a Iraq la mayor parte de los recursos militares de Estados Unidos. Por supuesto, Bush podría mantenerse despreocupado sobre Bin Laden porque sabía que, además de no tener nada que ver con el 11/9, de todos modos estaba probablemente muerto.

No sé qué piensan sobre estas materias el presidente Obama y su gente, pero su retórica presupone que Bin Laden era responsable de 9/11 y todavía está vivo. En noviembre de 2008, por ejemplo, una historia del Washington Post dijo: “Presidente electo Barack Obama… se propone renovar el compromiso de Estados Unidos en la cacería de Osama Bin Laden”. … ‘Ése es nuestro enemigo’, dijo un consejero sobre Bin Laden, ´y él debe ser nuestro blanco principal’”.

En su domicilio de la Casa Blanca, el 27 de marzo de este año (2009), el presidente Obama dijo: “Al Qaeda y sus aliados -los terroristas que planearon y apoyaron los ataques del 11/ 9- están en Pakistán y Afganistán. Múltiples estimaciones de inteligencia han advertido que Al-Qaeda está planeando activamente ataques contra la patria de Estados Unidos desde su seguro asilo en Pakistán. … Al-Qaeda y sus aliados extremistas se han movido a través de la frontera a áreas remotas de territorio paquistaní. Esto incluye casi ciertamente la jefatura de Al-Qaeda: Osama Bin Laden y Ayman al-Zawahiri.”

Obama ha apelado regularmente a estas estimaciones de inteligencia, que invariablemente han demandado que Bin Laden está oculto en Pakistán, en alguna parte a lo largo de la frontera con Pakistán. Esta afirmación se utilizó para justificar la extensión de la actividad militar de Estados Unidos en Pakistán, con el resultado que la gente ahora habla de la “guerra de AfPak”.

Una manera de argumentar contra esta guerra es señalar que, si estos expertos de inteligencia ni siquiera saben si Bin Laden está vivo, ciertamente no pueden saber dónde está y qué está pensando. De seguro hay otros buenos argumentos contra esta guerra y muchos críticos están haciendo sus alegatos. Pero señalar que casi con certeza Bin Laden está muerto, abre una discusión que va al corazón del análisis público razonablemente articulado sobre esta guerra.

Por supuesto, otra manera de argüir contra esta guerra sería señalar que Bin Laden no tuvo nada que hacer con el 11/9. Pero aunque nuestro propio FBI admitió que “no tiene ninguna evidencia clara que conecte a Bin Laden con el 9/11”, una gran parte grande de la población norteamericana ha sido acondicionada para rechazar cualquier revisionismo de la versión oficial acerca del 11/9. Como vimos recientemente en “el affair Anthony K. "Van" Jones” [Consejero Especial para “empleos verdes” despedido de la Casa Blanca], se considera impropia para el servicio público a la gente que alguna vez firmó algún documento sugiriendo que la versión oficial del 11/9 pudo no estar completamente ajustada a la verdad.

Mi pequeño libro sobre Bin Laden era primariamente para la gente que, además de asumir que éste era responsable de los ataques del 11/9, también cree que la guerra de AfPak se justifica porque necesitamos evitar que planee otro ataque. Mucha de esta gente se dará vuelta contra la guerra si llega a enterarse de pruebas convincentes de que este personaje está casi ciertamente muerto. Hay considerables pruebas para esta conclusión. Estas pruebas son de dos tipos: evidencias objetivas y testimonios.

Pruebas objetivas de que Bin Laden está muerto

Las evidencias objetivas incluyen los siguientes hechos:

Primero, hasta el mediodía del 13 de diciembre de 2001, la CIA estuvo interceptando regularmente mensajes entre Bin Laden y su gente. En aquel momento, sin embargo, los mensajes pararon repentinamente y la CIA nunca volvió a interceptar otra vez algún mensaje.

En segundo lugar, el 26 de diciembre de 2001, un importante periódico pakistaní publicó una información con la historia de que Bin Laden había muerto a mediados de diciembre, añadiendo:

“Un miembro prominente del movimiento afgano del Talibán… indicó… que él mismo había asistido al entierro de Bin Laden y vio su rostro antes de la sepultación”.

Tercero, Bin Laden tenía una enfermedad al riñón. Lo habían tratado para atendérsela en el hospital norteamericano de Dubai en julio de 2001, oportunidad en que adquirió, según se informa, dos máquinas de diálisis para llevárselas. Si usted se ha preguntado alguna vez qué hacía Bin Laden durante la noche anterior a los ataques del 11/9, las noticias de CBS divulgaron que recibía tratamiento de diálisis del riñón en un hospital de Pakistán. Y en enero de 2001, el Dr. Sanjay Gupta dijo que -observando un vídeo de Bin Laden hecho a finales de noviembre o principios de diciembre de 2001- éste parecía estar en las últimas etapas de una insuficiencia renal.

Cuarto, en julio de 2002, CNN divulgó que habían capturado a los escoltas de Bin Laden en febrero de ese año, añadiendo: Las “fuentes creen que si capturaron a los escoltas lejos de Bin Laden, es probable que el hombre más buscado en el mundo esté muerto.”

Quinto, desde 2001 Estados Unidos ofrece una recompensa de 25 millones de dólares por cualquier información que conduzca a capturar o a matar a Bin Laden. Pero esta oferta de recompensa no ha producido como resultado ninguna información, aunque Pakistán tiene mucha gente desesperadamente pobre, y sólo la mitad muestra su apoyo a Bin Laden.

Pruebas testimoniales de que Bin Laden está muerto

Además de estas evidencias objetivas, recogimos considerables testimonios en 2002, de gente en posición de saber que Bin Laden estaba probablemente muerto, o casi. Esta gente incluía a:

• Presidente Musharraf de Pakistán;

• Dale Watson, jefe de la unidad de contraterrorismo del FBI;

• Oliver North, quien dijo: “Estoy seguro que Osama está muerto. Y lo está el resto de individuos que permanecían en contacto con él”;

• Presidente Hamid Karzai de Afganistán;

• Fuentes del interior de la inteligencia israelí, que dijeron que cualquier nuevo mensaje de Bin Laden era “probablemente fabricación”;

• Fuentes de adentro de la inteligencia paquistaní, que dieron por “confirmada la muerte… de Osama Bin Laden” y “atribuyó las razones tras el ocultamiento de noticias de Washington sobre su muerte al deseo de los halcones de la administración norteamericana de utilizar el miedo a Al-Qaeda y el terrorismo internacional para invadir Iraq”.

Por esta razón, quizás, las historias sobre el fallecimiento de Bin Laden se extinguieron en gran parte a finales de 2002, cuando Estados Unidos multiplicaba su ataque contra Iraq. De entonces hasta ahora, hubo pocas de tales historias.

Recientemente, sin embargo, dos ex oficiales de inteligencia han hablado hacia afuera. En octubre de 2008, el ex oficial de la CIA Robert Baer sugirió al paso, durante una entrevista en la Radio Pública Nacional, que Bin Laden no estaba más entre los vivos. Cuando le pidieron a Baer precisar esto, dijo: “Por supuesto, él está muerto”.

En marzo de 2009, el ex oficial del servicio exterior Ángel Codevilla publicó un artículo en el American Spectator titulado “Osama Bin Elvis”. Explicando su título, Codevilla escribió: “Siete años después de que Bin Laden hiciera su última aparición comprobable en vida, hay más pruebas de la presencia de Elvis entre nosotros que de la suya”.

Éste es un excelente artículo. Solamente tiene un defecto serio. En 2007, Benazir Bhutto, siendo entrevistada por David Frost, se refirió a Omar Sheikh como “el hombre que asesinó a Osama Bin Laden”. Codevilla citó esta declaración como la evidencia más certera de que Bin Laden estaba muerto. Pero Bhutto tuvo simplemente un lapsus linguae: Ella quiso referirse “al hombre que asesinó a Daniel Pearl” [periodista de The Wall Street Journal secuestrado y asesinado en Pakistán], que es una manera estándar de aludir a su asesino, Omar Sheikh [alias "Mustafa Muhammad Ahmad”]. El lapsus fue aclarado el día siguiente, cuando la primera ministra le dijo a CNN: “No pienso que el general Musharaf sepa personalmente donde está Osama Bin Laden”. Diez días después, hablando por NPR, Bhutto divulgó que le preguntó al policía asignado para vigilar su casa: “No debe usted buscar a Osama Bin Laden?” Dejando de lado este defecto, el artículo de Codevilla proporciona buen apoyo a la extendida creencia de que un Bin Laden vivo no
se sostiene por las pruebas.

¿Y los “mensajes de Osama Bin Laden”?

Mucha gente, por supuesto, asume que hay muchas pruebas de que Bin Laden está todavía vivo, a saber, las docenas de cinta con “mensajes de audio y video de Bin Laden” que han aparecido desde 2001. Estas cintas proporcionan buenas pruebas, sin embargo, sólo si son auténticas. El capítulo más largo de mi libro se dedica a responder esta pregunta.

En primer lugar, muestro que la tecnología para hacer cintas audio y video falsas ahora está tan avanzada que incluso los expertos pueden ser engañados. Y aunque la prensa regularmente nos diga que las agencias de inteligencia han autenticado la última cinta de Bin Laden, es virtualmente imposible demostrar que una cinta pueda ser auténtica.

También fue obviamente fabricado “el vídeo de la sorpresa de octubre”, que apareció el 29 de octubre de 2004, justo a tiempo para ayudar a George W. Bush a conseguir ser reelegido. Una pista de que fue una falsificación, independientemente de su sincronización, fue proporcionada por su lenguaje. Los mensajes reales de Bin Laden estaban saturados de referencias a Alá y al profeta Mahoma. Pero en este “vídeo de la sorpresa de octubre”, raramente menciona a Alá y el único “Mohammad” aludido fue Mohamed Atta. También, mientras los mensajes indudablemente auténticos de Bin Laden describieron acontecimientos mundanos que por lo menos le permitieron invocar a Alá, el audio de este “vídeo de la sorpresa de octubre” dio una cuenta puramente secular de acontecimientos, incluso diciéndole a la gente norteamericana: “Su seguridad está en sus propias manos”.

El vídeo más obviamente falso es uno que, apareciendo en 2007, resulta idéntico al “vídeo de la sorpresa de octubre” de 2004, salvo que la figura de Bin Laden ahora tenía una barba totalmente negra, llevándome a llamarlo el vídeo “del terrorista Barba Negra”. Aunque los expertos intentaran, con caras serias, explicar por qué Bin Laden pudo haberse teñido la barba, o ponerse una barba falsa, este vídeo fue tratado con más respeto que el merecido por otro de YouTube que mostraba a un actor que llevaba una barba muy larga y muy negra, mientras decía:

“Hola, tanto tiempo sin vernos. Soy yo, Osama Bin Laden. Y este [mensaje] no se confundirá con el anuncio publicitario de tintura de pelo sólo para hombres. …. Hago este vídeo para probarle al mundo que todavía vivo y pateo”.

Este vídeo es muy divertido. Pero no hay, por supuesto, nada divertido en el hecho de que los vídeos falsificados de Bin Laden se hayan utilizado obviamente, y todavía se estén utilizando, para justificar la guerra de AfPak, que continúa matando a centenares de docenas, si no de cientos, de gente inocente cada semana, incluyendo mujeres y niños que asisten a bodas y a entierros.

Conclusión

Si mi pequeño libro, mostrando que Bin Laden ha estado probablemente muerto hace tiempo, puede ayudar a acortar esta guerra, el texto responde a su propósito principal.

Otra cuestión principal, a la que dedico todo un capítulo, es que estas falsificaciones de cintas de Bin Laden parecen ser simplemente una porción de una extensa operación de propaganda, en que la inteligencia militar de Estados Unidos está utilizando ilegalmente fondos provenientes de los impuestos para hacer propaganda ante el público norteamericano con el objetivo de fomentar la militarización de Estados Unidos y de su política exterior.

Espero que mi pequeño libro estimule el movimiento por la verdad del 11/9, junto con el movimiento pacifista en general, para tomar con más fuerza la tarea de exponer este esfuerzo de propaganda, que devora cada vez una porción mayor de nuestros fondos de contribuyentes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Osama bin Laden ha muerto: Ni aplausos ni lamentos

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

Con la muerte de Osama Bin Laden en el mundo hay un terrorista menos y un precedente negativo más.

Obviamente el cabecilla de la organización que se atribuyó los atentados del 11/S en Nueva York y otros actos terroristas, merecía ser perseguido, capturado y condenado según mandara la justicia; no mediante la “Ley del Talión”. La lógica de “ojo por ojo y diente por diente” conduce a un mundo de ciegos y desdentados”. Lo que pudo ser la culminación de un esfuerzo legítimo por atrapar a un criminal, ha terminado en otra ejecución extrajudicial. El hecho de que la víctima sea un terrorista confeso no cambia el significado.

Osama Bin Laden no era un líder revolucionario, un combatiente antiimperialista ni un patriota; no era un estadista, tampoco un representante del Islam, una fe que no promueve la violencia y merece respeto, sino un delincuente prófugo, protegido por otros de su misma catadura; era además parte de un engranaje que ha costado demasiada sangre y un pretexto para políticas agresivas y belicosas.

Recrearse en un hecho de sangre que suma violencia a la violencia y promover la idea de que la muerte de un cabecilla es la solución a un problema que hunde sus raíces en fenómenos sociales y económicos, en complejas circunstancias políticas e incluso en motivaciones ideológicas de carácter racista, profundiza errores en los que se incurrió en el pasado. Si la muerte de Osama Bin Laden significara el fin de la impunidad para todos los actos terroristas, incluidos el terrorismo de Estado, entonces la anécdota tendría mayor sentido.

Ojalá un hecho que, aunque de manera sumamente cruenta, pone fin a la mayor cacería humana en toda la historia, sirva para una profunda e integral reflexión política, asistida por el Derecho acerca de las causa que engendran el terrorismo y el mejor modo de allegar fuerzas y razones para luchar contra ese flagelo.

Se corre el riesgo de que en medio de la euforia, ocurra lo contrario y como en los días infaustos del 11/S, Estados Unidos caiga en la tentación de creer que puede combatir con flotas, ejércitos y guerras un fenómeno que debe ser tratado de otro modo y con otras herramientas. La comprensión integral del fenómeno, la cooperación internacional, la participación de las mayorías y la justicia plena son las únicas opciones frente al terrorismo.

Preocupa sin embargo, que la declaración del presidente Barack Obama acerca de que: “América puede hacer lo que se proponga…”, se refiera no a las capacidades del pueblo norteamericano, sino que se homologue a la afirmación de George W Bush, acera de que: “Estados Unidos debe estar listo para atacar en 60 o más rincones oscuros del mundo”.

Cuando el 7 de diciembre de 1941 Japón atacó Pearl Harbor, Franklin D. Roosevelt fue al Congreso y pidió a los representantes del país que declararan la guerra a Japón y así ocurrió el día 8. La legitimidad del acto estuvo fuera de toda duda; tampoco los aliados ultimaron a los cabecillas nazis, sino que los juzgaron y conforme a las leyes ahocaron a muchos de ellos. La justicia, es bueno reiterarlo, no es una primitiva venganza.

Esta vez los hechos se desarrollaron en Pakistán, país donde probablemente Osama Bin Laden se hubiera ocultado hace años, cosa que no podía hacer sin algún género de tolerancia y protección; en un Estado que autoriza las operaciones militares y policiacas norteamericanas en su territorio. No hay que lamentar la violación de la soberanía de un país que no la reclama ni la defiende.

Otro tema es el de los estándares. A la luz del comportamiento de las administraciones norteamericanas; es pertinente la pregunta de si en lugar de en Nueva York las Torres Gemelas hubieran estado en La Habana y no se tratara de Osama Bin Laden, sino de alguno de los terroristas anticastristas que en Miami piden licencia para matar en Cuba: ¿Se trataría o no de terrorismo?

¿Por qué Bin Laden ha de responder con su vida por sus actos terroristas y a Posada Carriles, autor intelectual confeso de la voladura del avión de la compañía Cubana de Aviación y de los atentados con bombas a hoteles y discotecas de La Habana, ni siquiera se le encausa? Por extraño que pueda parecer, se trata de un mismo gobierno aunque de una doble concepción de la justicia.

Cuba no quiere cazar y ejecutar a Posada Carriles como hizo Estados Unidos con Bin Laden; simplemente pide que se le juzgue conforme a Derecho y a patrones universales. Los cubanos ni siquiera reclaman que sea en La Habana, pueden hacerlo en Caracas, Nueva York o La Haya; Cuba no aspira a tomar venganza, simplemente reclama honestidad y advierte que el hecho de que no haya justicia para todos es una premisa para que algún día no la haya para nadie.

Los miles de norteamericanos que hoy marchan en Nueva York y acuden a la Zona Cero de Manhattan a rendir tributo a las víctimas del 11/S, tienen derecho también a reclamar el fin de la desproporcionada e irracional violencia que en nombre de la lucha antiterrorista condujo a las guerras de Irak y Afganistán, ha alimentado la idea de un “conflicto de civilizaciones” e impide acciones eficaces para combatir el terrorismo.

No hay derecho a confundir a la opinión pública, a convertir la necesidad en virtud ni a politizar la justicia. Osama Bin Laden es parte del pasado, de un modo u otro respondió por sus crímenes y toca ahora mirar al porvenir donde hay mucho trabajo por hacer antes de que el mundo sea un lugar seguro para todas las personas honradas. Allá nos vemos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Bin Laden y la reelección de Obama

Salvador González Briceño

Al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mientras hacía el anuncio a los medios de comunicación se le veía satisfecho. Al fin tenía entre manos una buena noticia que darle a sus electores y al mundo, algo que desde hace algunos meses no puede. Se trata de la confirmación, este domingo, de la muerte del líder de la organización terrorista Al Qaeda más buscado por los servicios de inteligencia gringos, Osama bin Laden, señalado como el principal orquestador de los atentados a las Torres Gemelas de Nueva York aquél fatídico 11 de septiembre de 2001, ¡hace 10 años!

Golpe de suerte -chiripa, o no-, el caso es que la caza de Bin Laden vino a otorgarle un poco de aire a su desinflada campaña electoral por la continuidad presidencial para un periodo de cuatro años más, que no despega y tampoco mira el campo libre, porque ni tiene mucho que ofrecer desde que ha perdido terreno frente a la derecha del Tea Party -partido del té-, y su representación republicana que opera como bajo el esquema de gobierno del clan de los Bush.

Obama gobierna sin resultados propios, ni en materia de economía ni de política local e internacional [las rebatingas internas, por ejemplo, lo obligaron la semana pasada a mostrar su acta de nacimiento por presiones del posible contrincante Donald Trump]; con un fuerte déficit público -hace dos semanas se andaba quedando sin presupuesto-, una economía deprimida, una política social en entredicho, tres guerras en marcha contra sendos países -en Irak, Afganistán y ahora en Libia- y un equipo diplomático en total descrédito por el papel de espionaje que juega, conforme a las revelaciones del portal Wikileaks de Julian Assange.

Animado dijo: “Estados Unidos realizó una operación en la que fue abatido Osama bin Laden…, un pequeño grupo de estadounidenses condujo el operativo con coraje y extraordinaria capacidad. Ningún estadounidense fue herido y se tuvo la precaución de evitar víctimas civiles”. Y agregó en seguida: “Luego de un tiroteo ultimaron a Osama bin Laden, y tomaron su cuerpo en custodia (…), se ha hecho justicia”. Porque Bin Laden fue señalado como el responsable de los atentados del 11/S y las tres mil víctimas a la caída de las Torres. Por lo mismo, Obama celebró junto al presidente pakistaní, Asif Alí Zardari, el “día bueno e histórico para nuestras naciones”. “El logro más importante hasta la fecha” contra la red terrorista, en una “guerra que no es contra el islam”. Pero siguió bajo los lineamientos del Pentágono establecidos por los halcones de Bush Jr.

Dentro de poco, con este anuncio de la muerte del líder de la organización Al Qaeda ocurrida en Abbottabad -a 60 kilómetros al norte de Islamabad-, el presidente estadounidense esperará elevar sus preferencias entre el electorado, sin mayores promesas porque tampoco las tiene o si las hace no tendría esperanzas de convertirlas en logros para una administración que está resultando más bien a todas luces gris.

Pero el pasado se impone. Y Obama, como todos los políticos del mundo, esperan que la memoria histórica popular sea hecha añicos en todo momento para que juzgue la noticia como se le brinda de botepronto, así sea por la cadena CNN. Porque más allá de haberse convertido en “el enemigo público número uno” tras el 11/S, no se olvida que durante la Guerra fría Osama fue un colaborador estrecho de la Agencia Central de Inteligencia, la CIA, tras la invasión soviética en Afganistán en 1979 como organizador del mantenimiento logístico de los mujaidines afganos, que tanto elogiaran los políticos gringos y hasta explotara Hollywood con la película de Sylvester Stallone, en Rambo III.

La CIA le pagó a Bin Laden por esos servicios. El nexo: Osama era cuñado de Khalid Bin Mafhouz, el entonces director del BCCI -banco de la CIA-. Sin embargo, tras la primera invasión de EU a Irak, en 1991, Laden declaró la yijad -guerra santa- a Estados Unidos por ocupar territorio saudí para dirigir desde ahí la guerra contra Saddam Hussein. El derribo de tres helicópteros de EU en Somalia con saldo de 18 muertos, en octubre de 1993 fue un atentado achacado a Al Qaeda. En 1998, contra las embajadas de EU en Kenia y Tanzania. Igual que el 11/S en 2001 y otros más: 11/3/2004 en Madrid, 7/7/2005 en Metro y autobús de Londres.

Más allá de la suspicacia del autoatentado del 11/S en Nueva York, los hechos hablan por sí. 1) El ataque a las Torres Gemelas ocurrió cuando Bush Jr. tenía el nivel más bajo de aprobación porque se había declarado ganador con las elecciones de Florida, un estado gobernado por su hermano Jeb. 2) La tesis de la privatización de las Torres también campea, porque habían sido públicas. 3) Apoderarse del oro que estaba en los sótanos del WTC. 4) Desaparecer los archivos de la General Accounting Office (GAO) sobre los Bush. Y, 5) ¿También para tapar el hoyo que significó Enron?, cuando la Torre 7 se cae unas horas -5:30, pm.- después sin impacto alguno, salvo dos pequeños incendios. El 11/S resultó, al parecer, un tiro de muchas bandas.

Una cola de tamaña conspiración orquestada por los llamados Neocon, parece que está alcanzando ahora a Barack Obama, se lo proponga o no. De ahí su satisfacción por la caza de Bin Laden, un cadáver que se apresuraron a lanzar al mar desde la plataforma de un portaaviones, por el temor a represalias.

Pero con todo y no todo el mundo se mastique las mentiras de EU, y más allá de que Bin Laden haya sido calificado como enemigo público número uno tras los atentados del 11/S, el caso es que en el ejercicio de la política internacional que coloca por delante los intereses estratégicos -mejor conocidos como de “seguridad nacional”-, EU hace y deshace con “amigos” que luego convierte en “enemigos” por así convenir a sus políticas en el mundo.

Pero Bin Laden no esun muerto más. Por el número de seguidores que consiguió, es verídico el temor de que vuelvan los ataques o atentados contra intereses de EU en el mundo. Pero al parecer eso no le importará a Obama. Porque él quiere conseguir la reelección en 2012 a toda costa. Así sea justificando las guerras como los republicanos o los Bush. No tiene más cartas que las de la guerra que le heredaron los dos gobiernos anteriores. Por eso ordenó el operativo contra el líder de Al Qaeda hace ocho meses.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El terrorista que nunca existió

Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)

Eso del 11 S no podía dejarse así como así. No sólo eso, es que antes de ejecutarse ya había un plan completo. Y, dada la catadura de la intelligentsia americana, había de tener todos los ingredientes de los cazatalentos que son los “americanos”. Pocos, quizá ninguno, de los prohombres yanquis no políticos han sido autóctonos.

Todos son de fuera. Ellos, a raíz de la conquista del continente, se fueron haciendo poco a poco expertos en aprovechar la fuerza vital y creativa de una inmensa mayoría de europeos inmigrantes por distintas causas. Sobre todo tras el desmantelamiento de la Alemania nazi. Pero eso sí, son utilitaristas donde los haya. Como los ingleses espoleados por sus filósofos ultrapragmáticos... Pero en lo demás son unos niños grandes que empezaron siendo gilipoyas, como dicen en mi tierra, y han terminado siendo gilipoyas y además brutales, mendaces y canallas. La mayoría de los centros estadounidenses no son centros de saber, como se nos da a entender en la pedagogía oficializada. Son centros de manufacturación, de conspiración y de montaje. En todo. Sólo en un puñado de tecnólogos, además de dinero a espuertas, están sus méritos. Lo demás es propaganda y fuerza bruta.

Quizá parezca que estas reflexiones destilan odio, el odio que se encargaron ellos de inculcar contra los nazis. Pues así es. Lo que no obsta para que, como todo en la vida, no encierre una inmensa parte de justificación y de verdad. No seguirán imaginando que sólo les odian los islamistas radicales... Ellos se lo han labrado, y el mundo no se ha acabado todavía para saber que ese odio tiene todo el fundamento que existe contra la fuerza superior irrefragable de carácter armamentístico acompañada de la "voluntad de poder" de Nietzsche que inspiró a muchos alemanes de los años 20 y 30…

Así es que ahórrense los americanos las pruebas abrumadoras sobre la muerte de Bin Laden. Prescindan de las todopoderosas pruebas del ADN; guárdense las fotografías horrendas del finado, los testimonios, que podrán contar por miles, de testigos; eviténnos leer la declaración jurada ante notario del propio ajusticiado, de que era quien decía ser y decían que era. Incluso no nos vengan ahora con el carbono 14. Y, sobre todo, olvídense de insistirnos en que sí existió ese hombre de luenga barba negra y expresión entre bonachona y neutra, fue el autor intelectual del ataque al WTC el 11 S de 2001 como jefe de una banda que tampoco existe ni existió.

Los que no vivimos de cerca el halloween conocemos perfectamente a los "americanos", y sabemos perfectamente lo aficionados que son a las palomitas, a la hamburguesa, al corta y pega, y a fabricar las leyendas tras asentarse en América del Norte que todavía no tenían. Por eso era lógico que empezaran urdiéndolas con doscientos años de retraso. Los cíclopes, las brujas, las meigas, los trasgos, los ogros y esa barahúnda de personajes de todas las subculturas que llenan la mitología y la leyenda de buena parte de la historia de Europa y de los demás continentes tienen, desde que el cine americano se adueñó del mundo, su versión particular del pensamiento contorsionado que luce el "americano" a este propósito y a otros. Y los que sí viven o vivían de cerca el halloween, tarde o temprano sienten en carne propia la ralea de esa chusma... Diversas y numerosas experiencias relatadas por personas que los "adoraban" lo atestiguan. Lo que no sé es a qué van los europeos allí...

Pero Bin Laden no llega siquiera a la categoría de leyenda. Bin Laden es una burda manufactura gráfica, un personaje de tebeo. Como Carpanta, Flash Gordon o el doctor No. Y como tales nos lo han estado relatando a través de lo que se nos presentaba como perversa enseñanza a sus secuaces en el manejo del Kaleshnikof. Exactamente ha durado el relato 10 años menos cuatro meses. Tan persistentes han sido en éste, que se lo han terminado creyendo. Eso le sucede siempre al mentiroso patológico, al vendedor de crecepelos y al manipulador. De otro modo, tendrían que olvidarse de su éxito...

La historia se puede contar de muchas maneras, y de todos los grandes hechos, acontecimientos y atrocidades hay por norma muchas versiones. Y no perdura precisamente la "verdadera". Sencillamente, y aparte de la dificultad en ponerse de acuerdo, porque nunca hay una sola o única verdad. No digo respecto al hecho en sí (aunque a menudo también se inventa -y éste de la muerte de Bin Laden es otro más) sino en la causa, las causas, los autores y actores, los cooperantes necesarios y los cómplices.

Cuando hay guerras o conflictos o contenciosos por medio (y cuando no los hay apenas hay gente interesada en ello) están, por un lado, la versión-verdad de los vencedores que dura todo lo que dura su dominación y lo que dura la dominación de los herederos ideológicos de esa dominación, y, por otro, la versión de los vencidos. Pero es que cuando hay abismales diferencias como las que hay entre el cowboy y el enemigo de arrabal indostaní y aledaños, la versión del héroe cowboy suele alcanzar cotas delirantes del más pavoroso ridículo.

Bin Laden no existió, ni nació ni murió. Y menos existió con la descripción de los fotomontajes de la cía, del fbi y de los cuentacuentos de la casa blanca. Bin Laden es una broma americana. Lo que tiene que hacer su intelligentsia es, ya que el americano saca partido de todo y para él el tiempo es oro, es poner en marcha cuanto antes la producción mundial de millones de gorras y camisetas con el logo de Bin Laden.

En todo caso, que hagan lo que quieran, pero a Europa y a América Latina, aparte, naturalmente, el mundo árabe y musulmán, aparte los débiles mentales, aparte los interesados en creerse su versión y los que viven siempre sugestionados por la mente calenturienta de los americanos, a nosotros no nos la han dado nunca ni nos la dan... Está claro que han querido cerrar un folletín pendiente de un final que, como no podía ser de otro modo, tendría que ser necesario y feliz. Y ya tendrán en la recámara, para seguir la monserga, al lugarteniente (del otro, del Omar Mullah, que se fugó en bicicleta por los montes Karakorum nada se ha vuelto ni a hablar) que asuma el papel de muñeco del pim pam pum que sus esquemas mentales precisan.

Una concepción, ésta (la de la fácil manipulación de la realidad a través de la leyenda), que no está muy alejada de esa otra leyenda hispana que todos tenemos in mente, a partir de la realidad que lo fue durante el franquismo. Al fin y al cabo toda leyenda tiene algo de verdad y su origen está en un reflejo de alguna realidad.

Por eso, y ya concluyo, no sé cómo a estas alturas de la película americana el mundo, y sobre todo el mediático, les hace maldito caso. Sólo los que están muy identificados con el poder de los nazi-americanos y absortos por su prestidigitación pueden darles alguna credibilidad y prestarles atención.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Atención al Terrorismo de Estado Internacional

Domingo Riorda (ECUPRES)

El anuncio triunfalista del asesinato de una persona, por parte de la máxima autoridad del aún más poderoso país del mundo, es un serio llamado de atención al Terrorismo de Estado Internacional.

El personaje que recientemente dio permiso para que aviones sin tripulación bombardease un país africano donde se litigia por el petróleo, antes había estampado su firma para que se concretase un calculado operativo para asesinar a un ser humano, sobre el cual recaía una larga lista de crímenes y era el cabecilla de una red internacional que ya estaba en desprestigio en el mundo árabe.

El protagonista principal de la puesta en escena para tan trascendente anuncio, tomó sumo cuidado para que brillara su impecable blanca dentadura, pero no pudo evitar que se le viera los colmillos de la soberbia y de la satisfacción por el poder imperial.

Como si estuviera ofreciendo un ramo de rosas a su amada, explicó a los habitantes del planeta tierra que un comando de su país se metió en la casa que estaba en otro país y, sin más que más, asesinó al ser humano sobre el cual recaía una larga lista de crímenes y era el cabecilla de una red internacional que ya estaba en desprestigio en el mundo árabe.

Agregó que murieron otras personas, pero todas del bando contrario y que de los suyos, hábiles, rápidos, ninguno recibió ni una herida, por lo que no necesitaron las curitas que llevaban en sus ejemplares botiquines y quedaron para pegar canciones como canta Charly García.

Nadie pudo preguntarle qué hubiera ocurrido si, a la inversa, un comando de ese otro país hubiera entrado en una casa del suyo y hubiera matado a alguien a quién le habían endosado una larga lista crímenes.

Aprovechando ese nadie pregunte, agregó que el cadáver de aquel criminal había sido llevado a un barco desde donde lo arrojaron al mar, teniendo mucho cuidado en realizar las ceremonias propias de la religión que profesaba el asesinado, aunque pareciera que se le perdieron algunas páginas del Libro Sagrado de ese ser humano.

Hay quienes dicen que solo recibió el disfraz del Premio Nobel de la Paz para sus fiestas de máscaras y que lo lució en el último Halloween, pero la mayoría de los informantes aseguran que realmente es un Premio Nobel de la Paz a quien no le pareció incongruente aprobar acciones como la de asesinar en casa ajena, sin ningún tipo de juicio, y arrojar el cadáver al mar, imitando a los militares argentinos en sus vuelos de la muerte.

El protagonista apeló a que no mostraba fotos ni otras pruebas para que no entorpeciese acciones similares en el futuro, pero hay quienes sostienen que esa cita es solo una excusa de su honda sensibilidad por lo cual cree que a la gente no se la debe molestar con fotos cruentas, de muertos tirados en el piso, de paredes ensangrentadas, porque después de todo el que da la noticia es el jefe de un gran estado a quien hay que creerle.

Sin embargo, en esa prolijidad propia de los que esconden razones ocultas, cae en el agujero negro de su impecable discurso preparado con muy buenos asesores y pronuncia la frase vacía, llena de vacío, “Ahora el mundo es más seguro que antes”

Demoledor conjunto de palabras que ya habían pronunciado antecesores suyos, cuando asesinaron otros seres humanos, invadieron países marcados con el rojo de los herejes, motorizaron dictaduras y aplicaron la ley del grandote con el palo entre las dos manos, y el mundo fue cada vez más inseguro.

Atrapado en el agujero negro, no trepidó en anunciar que ahora había que cuidarse porque los seguidores de ese ser humano querrán vengarse.

Se dice, pero parece que no fue así, que un niño que andaba por ahí dijo “Oh, El Rey está desnudo”

Triste. Tristísimo. La etapa del Terrorismo de Estado Internacional ya había sido inaugurada por anteriores protagonistas pero ahora, aquel de quienes se habían depositado ciertas esperanzas le dio una nueva vuelta de rosca.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La muerte de Bin Laden: apreciaciones y consecuencias

Sebastián Zurutuza (INFOSUR)

El autor analiza uno de los acontecimientos internacionales más trascendentes de los últimos tiempos y sus posibles efectos en el escenario global y regional.

La muerte de Bin Laden: apreciaciones y consecuencias.

En un veloz análisis, casi en tiempo real debido a la sorpresa y al torrente de información, hay que considerar al menos dudosa la “operación especial” que terminó sencillamente (remarco eso) con Osama Bin Laden, luego de diez años de intensa búsqueda local y planetaria. El típico escenario de una acción con más dudas que certezas y sobre la cual no se conocerán detalles (o al menos todos ellos) y ni siquiera si son ciertos. Un grupo comando ingresa en una estancia, dispara, liquida al objetivo y se hace con el cuerpo. Sencillo, perfecto, eficiente. En sólo 40 minutos. Un tiro en la cabeza; de la “cabeza” de Al Qaeda. Una operación planeada durante nueve meses.

Bin Laden está muerto y echaron lo que quedaba de su cuerpo al mar, en un ritual musulmán practicado nada menos que por las fuerzas que lo mataron. Surrealista. Sin posibilidad de constatación de su identidad por nadie, salvo por las fuerzas que intervinieron. Para que haya un muerto debe haber un cadáver. Pero más que las certezas, parecen imperar los símbolos y significados. Algo entre real y plantado. Burdo.

El terrorista saudí estaba instalado en un complejo residencial donde habitaban militares paquistaníes. La inteligencia estadounidense nunca confió del todo en ellos ni en sus elementos de inteligencia, infiltrados desde hace mucho por Al Qaeda. Por eso, la operación se llevó a cabo sin “avisar” a los locales. Penetrando soberanía con la anuencia cómplice de Islamabad.

Todo es muy poco para justificar diez años de búsqueda global, invasiones y guerras contra dos estados (Afganistán e Irak), operaciones encubiertas en todo el planeta, interminables procedimientos de interrogación y tortura al menos en cuatro continentes. Todo huele a sospecha.

Osama no pudo o quiso desplazarse más allá de Afganistán o Pakistán, aunque contaba con una red de contrainteligencia que lo protegió eficazmente durante la última década. Un viejo axioma entres espías sugiere que la mejor protección es colocarse en el “centro del baile”. Esto sugiere dos cuestiones posibles: un grado importante de anquilosamiento del sistema de inteligencia de EEUU o, por el contrario, que ese mismo sistema generó una falsa atmósfera de confianza para Bin Laden, con el objeto de poder matarlo.

El anterior gobierno paquistaní en manos del dictador militar y aliado de EEUU, Pervez Musharraf, tenía a sus servicios de inteligencia absolutamente infiltrados por Al Qaeda y otros grupos radicales mientras que eran entrenados por la CIA y los militares americanos. Hoy ocurre lo mismo. Mohammed Atta, uno de los terroristas que atacó el WTC, estaba conectado con la inteligencia paquistaní y recibió mucho dinero de sus cuadros principales meses antes del atentado. Bin Laden siempre pudo haber estado en Pakistán y EEUU haberlo sabido. Es, como mínimo, sugestivo que a diez años casi exactos del 11-S, se produzca este evento.

La operación, caracterizada como un “hecho simbólico” por Mark Kimmitt, ex funcionario para asuntos Político-Militares de G. W. Bush y militar retirado, apunta a fortalecer la imagen de Obama mediante lo simbólico. Precisamente: “Justice will be done”, dijo el mandatario al anunciar la muerte del saudí y la continuación de la guerra contra Al Qaeda. Eso excita al sentimiento nacionalista y de sheriff global (o Destino Manifiesto) del pueblo americano, tanto en la variante republicana como demócrata, que festejan juntos en las calles a poco del 10° aniversario del 11-S. Y el concepto remata con una advertencia interna y externa: “matamos a Bin Laden, pero Al Qaeda aún existe.” Lo mismo sostiene Kimmitt.

Obama, Premio Nobel de la Paz 2009, unió en su discurso los issues tradicionales de la política exterior de ambos partidos: seguridad, defensa, chauvinismo y sentimiento de invencibilidad (republicano), protección de la libertad y bienestar, y evitar demonizar al Islam, como parte de la concepción multicultural (demócrata) Pero la línea definitiva la marca el hecho de elevar el nivel de alerta de seguridad hasta agosto en territorio norteamericano, y extensible a todos los lugares donde EEUU tenga intereses estratégicos o mera presencia. El equilibrio entre optimismo y miedo que se comunica a la población es, sin dudas, parte de la estrategia de un país en guerra.

El presidente busca sostener y mejorar la imagen de su gestión en el alicaído frente interno, complicado por:

1. El recupero republicano en 2010 (en elecciones legislativas y con el movimiento populista de ultraderecha del Tea Party), que hicieron detener las políticas más progresivas de su gobierno.

2. Críticas a su política exterior en relación a la crisis de países árabes, acusado de “tibio” sobre la cuestión libia y siria, específicamente. Esto, doctrinariamente, pone en entredicho a los demócratas, que son intervencionistas en cuestiones “humanitarias” y los vuelve pasibles de ataques opositores internos.

3. Limitado impulso intervencionista en el Norte de África y repliegue estratégico sobre América Latina: visita a Brasil por interés sobre hidrocarburos y comercio, y para “marcarle la cancha” a Planalto -sobre todo a Itamaraty-, acerca de sus intenciones de ocupar un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.

4. Admitir sólo “colaboración” en las operaciones militares contra Libia, dejando la iniciativa a los socios en Europa (Francia, Inglaterra, España, Italia) que reeditan la experiencia de intervención colonial de siglo XIX y anteriores, en base a la necesidad actual de controlar fuentes energéticas (petróleo) y de recuperar el frente interno. Sarkozy sale complicado a nivel electoral, Cameron aplica un ajuste fuerte e impopular, Zapatero enfrenta cinco millones de desocupados y no recupera al país de la crisis e Italia, pese a la amistad espuria de Berlusconi con Gadafi, no puede permitirse dejar de asegurarse la provisión de petróleo de Libia o la vieja Cirenaica, otrora colonia italiana.

5. Política de offshore y hands off incluyendo reducción de tropas en algunos centros tradicionales de intervención durante los últimos tiempos: Irak y Afganistán. La muerte de Bin Laden y la decapitación de Al Qaeda puede sugerir una merma de recursos militares en esos teatros. Se deberá analizar cual será la nueva “reasignación” y misión de recursos bélicos en el exterior. Posiblemente se dirijan América Latina para fortalecer los intereses del patio trasero americano.

6. Una situación económica que muestra un dudoso recupero con altibajos y una tendencia a la ralentización.

Todos estos factores generan una sensible merma de liderazgo internacional y el repliegue sobre objetivos selectivos para disminuir costos y aumentar beneficios. Uno de ellos puede ser nuestra región, considerada como “periferia turbulenta” desde hace años; rica en recursos naturales estratégicos. Otro es la concentración de recursos militares y políticos en el centro del Cáucaso, donde hay potentes reservas energéticas. Y un tercero es el gradual monitoreo del área sino-índica y el Mar Amarillo, donde la hegemonía china se vuelve cada vez mayor y comienza a rozar intereses de los actores locales. En todos los casos, Washington busca recuperar el impulso perdido, o al menos frenado, en su política exterior. Un buen símbolo de victoria parece muy recomendable para comenzar.

El hecho de haber “limpiado” el nombre del Islam en el discurso de Obama, plantea un posible cambio estratégico que podría alejarse del planteo de guerra intercivilizacional adoptada por los halcones republicanos de la Era de G. W. Bush, y sustentada por la tesis de Samuel Huntington, que elaboró al final de la Guerra Fría y publicó a poco de que Bush padre desatara la operación “Tormenta del Desierto” sobre Irak, abriendo la etapa “antiislámica” de la proyección geopolítica imperial.

No sabemos si ello puede inaugurar un posible cambio conceptual sobre la identidad de “el enemigo” en la doctrina estratégica de Washington y en medio de un escenario global multipolar cargado de incertidumbre, pese que para Obama “el mundo es un lugar mas seguro” a partir de ahora. Habrá que prestar mucha atención sobre quienes podrían reemplazar, en un futuro, a ese enemigo y cual doctrina geopolítica cierra el ciclo 2001-2011 y abre nuevas perspectivas en las gateras de la amenazadora inteligencia imperial. Al menos así lo sugiere el final del discurso de Obama: "este hecho nuevamente nos recuerda que Estados Unidos puede hacer lo que se proponga. Esa es nuestra historia". Y también es el mayor peligro para la emancipación definitiva de nuestra América.

Sebastián Zurutuza - Analista internacional. Especialista en geopolítica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Cosecheros

Claudia Rafael (APE)

La luna se dibujaba en el cuerpo de Miriam Elizabet Vega, pura mujer, taller de humanidad naciente. Como una tenue colina había ido cobijando los ríos de semillas multiplicadas que en breve verían la luz, asomando a un planeta de trigales y sembradíos arcoiris. Una ronda de siete niños esperaban a ese fruto germinal como una fiesta porvenir. Y había que aprender los sonidos dulces de un arroró que sólo a ese nuevo latido pertenecería.

Miriam Elizabeth Vega amaba a cada uno de sus retoños. Ellos correteaban entre los pasillos polvorientos de la barriada, en esa casita del pobrerío de Lules, ahí nomás, cerquita de San Miguel de Tucumán.

Como tantos, ella y su hombre, Daniel Peñaflor, pertenecían a ese vasto ejército de los desterrados. Que debían enrolarse año tras año en las agotadoras batallas para la cosecha del limón.

Ya no habrá más cosecha para ella ni habrá canto de sol naciente para esa promesa de purrete. Miriam y su niño que no llegó a nacer, murieron en el río Lules, cuando el colectivo de los limoneros cayó de la ruta.

Suele ser así en la vida de los desarrapados. Hay que viajar, correr, sonreír, mostrar brazos ágiles, agachar la cabeza, musitar apenas las palabras para que no tengan sonido de rebeldías feroces y de las otras. Suele ser así también la muerte de tempranas madrugadas que se clavan en el destino y no dan tregua.

En las barriadas de la tierra tucumana hombres y mujeres suelen llenar los tiempos del desempleo en las cosechas del limón. “Vos, vos y vos”, suelen marcar con su dedo los enganchadores a quienes perciben como fuertes y hábiles para la cosecha. Llegan temprano en la mañana con un colectivo o un camión, los hacen subir en una esquina cualquiera y prueban a los cosecheros más veloces y diestros. "Es un trabajo que no dura más de cuatro meses, porque cuando empiezan las heladas se acaba. Además todo depende del tiempo. Si llueve, no se trabaja. Y si no se trabaja, no se cobra”, cuentan a veces.

A medida que las horas pasan, el cuerpo se dobla y la espalda hace sentir sus crujidos que no cesan. Una vez cada tanto, a lo largo de las nueve o diez horas de cosecha hay escasos diez minutos de descanso. Los ojos arden y se nubla la vista. La vida pesa como mochila feroz.

Es así para decenas de miles de limoneros que día tras día viajan en centenares de micros que recorren la provincia de Tucumán llevando cosecheros a las plantaciones. Fue durante los últimos 30 ó 40 años que terminó ubicándose en las grandes estadísticas internacionales de la producción. Hasta concentrar el 30 por ciento del volumen mundial total, seguido recién después por Estados Unidos, según datos de la Asociación Tucumana de Citrus que publica además que “en promedio, el 75% de la producción argentina de jugo concentrado de limón se exporta”.

La precariedad y el temor son reina y señor. Y hay figuras que se elevan a la categoría del control y el disciplinamiento que demandará sumisiones y silencios. “La figura del enganchador remite generalmente a las fases de constitución de mercados de trabajos regionales, donde los elementos propios de la relación salarial aparecen a menudo como una formalidad encubridora de mecanismos coercitivos, prácticas y orientaciones precapitalistas de los actores sociales. En este sentido ella resulta representativa del funcionamiento tradicional de muchos mercados de trabajos en América Latina”, plantea el trabajo “Modalidades de intermediación en los mercados de trabajos rurales”. Cualquier atisbo de rebelión de los cosecheros será observado como peligroso para el sistema y repelido inmediatamente.

Los compañeros de tragedia de Miriam Vega recién ahora empiezan a hablar. Y desnudan complicidades que aceitan y permiten el funcionamiento de ese orden rígido y sometedor. “Yo vi que pagaban coimas en los controles. Por la misma ventanilla, los chóferes estiraban la mano, y el milico recibía el dinero. No recuerdo los uniformes; el color podía variar, de verde, azul, de todo”, dijo Peñaflor.

Para los marioneteros, Peñaflor y su Miriam, como las decenas de miles como ellos, sólo son mercancía generadora de esa riqueza que ubicará a Tucumán con el 30 por ciento de la producción mundial de limón. Piezas reemplazables como fichas de recambio en un juego de mesa, comodines fácilmente suplantables por otros. Brazos fuertes y ágiles. Ojos agudos y expertos en reconocer cuál es el momento exacto de ese fruto y de qué modo hacer rendir las horas junto a la planta.

Ni los enganchadores ni los gobernantes de miradas distraídas ni los dueños de fincas sabrán jamás -no podrían- que en medio de la noche cerrada se cuecen esperanzas para las Miriam Vega de este triangulito de tierra. Que amasan ternuras. Que fermentan rebeliones. Que esconden, aún sin saberlo, en algún lugarcito de su piel ajada un grito desesperado que algún día se escuchará en medio de las tormentas. Y amanecerá diáfano, un día nuevo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Carta abierta al gobernador Insfrán

Martha Pelloni (ACTA)

"Como coordinadora de la Red Infancia Robada, visitando Formosa el 29, 30 y 31 de marzo en la ciudad de Clorinda con motivo de realizar una capacitación de trata, tráfico, explotación sexual de niños/as, adolescentes y droga pude conocer la realidad".

"Realidad que manifesté en los medios de comunicación locales y que posteriormente Ud. Sr. Gobernador no solamente la negó sino que desautorizó nuestra presencia en los mismos medios con agravios e insultos.

Ante esta circunstancia comunico y hago partícipe de la denuncia pública a los miembros de la Asamblea Permanente de DD.HH con quienes comparto desde una acción ejecutiva toda defensa de situaciones donde los Derechos Humanos son atropellados.

Por eso Sr. Gobernador quiero dejar plasmado una vez más lo que vi la tarde del 29 de marzo en Clorinda paseando por el puente internacional (La “Pasarela”).

La Gendarmería de ambos países estaban sentados tomando mate y ni siquiera pedían documentos. La oficina de Migraciones estaba cerrada. La gente cubría de un lado al otro varias calles, incluyendo el puente con puestos de celulares, todo tipo de electrónica, ropa, comestibles, calzado.

Los que nos acompañaban nos mostraron las puertas de los localcitos donde guardan la mercadería con una habitación para la prostitución de menores, que funciona allí mismo donde compran sexo los mismos mercaderes y pagan con un celular, zapatos, ropa etc.

Al costado del puente del lado de Paraguay, una gran clínica privada de un tal Martínez. No dudaron en decirnos del tráfico de órganos. Me hacía acordar a la frontera de Juárez en México. Un gran cartel de pared a pared decía “Dentista” pensé que con un somnífero podían pasar al paciente para el otro lado.

Particularmente me impresionó la cantidad de niños esclavos laborales porque no tenían más de 15 años. Niños mulas porque lo que llevan en el cuerpo por ley no se revisa. Llevaban grandes bolsas y cajas de mercadería en la espalda, cabeza y brazos. Dentro de 10 años no tienen riñones ni columna vertebral sana.

La droga va y viene, los mismos chicos y taxistas te muestran quiénes son los que venden y mandan pasar de un lado a otro.

Todo esto que le digo no sólo lo comenté durante la capacitación, sino que estaban todos los medios de comunicación presentes y más tarde volví a darles notas porque les interesaba; ya que la gente tiene miedo de hablar.

Los amenazan y les quitan el trabajo. No obstante hablaron de las sendas clandestinas de todo tipo de tráfico y nos mostraron algunas.

Cuando regresábamos, la oficina de Migraciones tenía la puerta abierta y vimos cajas con ropa en el piso todo revuelto y un hombre que al vernos nos cerró la puerta en la cara.

Al día siguiente como todo fue dicho en los medios, la gente que fue a verificar lo comentado, vieron la oficina abierta con la atención de un hombre de uniforme y sin las cajas de ropa en el piso.

Todo esto para que comparemos los grandes diálogos de nuestros políticos y sus discursos con las verdaderas decisiones que muestran la realidad que le describo.

Su personal de inteligencia que tenía presente en la sala de capacitación se extendía hacia fuera de la sala porque contábamos con la presencia de gente de los pueblos originarios y el sacerdote Francisco Nazar que fue seguido hasta el hotel donde tuvo que encarar con su custodio a quienes lo perseguían.

Ud. es conocedor de la denuncia y del pedido de Habeas Corpus que con posterioridad tuvo que hacer Francisco Nazar.

Su gobierno tiene instalada la corrupción institucional que destruye todo intento de democratización y saneamiento de la convivencia ciudadana. Con tantos años de gobierno ha matado la libertad de los formoseños con las armas más siniestras y cobardes de esgrimir: la mentira y la amenaza".

Martha Pelloni. DNI 4.091.820. Goya, Corrientes, Abril de 2011

Martha Pelloni es Monja perteneciente a la Orden de las Carmelitas Misioneras Terciarias. Coordinadora de la Red Infancia Robada. Presidenta de la "Fundación Santa Teresa" para el campesinado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Violencia sexual y resistencia femenina en el Terrorismo de Estado

Irina Santesteban (LA ARENA)

La violencia sexual contra las mujeres fue sistemática en los centros clandestinos de detención durante la dictadura militar. A la vez, la resistencia de las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo fue determinante para que hoy se juzgue y condene a los genocidas.

Luego de la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, decretada por el Congreso en 2003, y a pesar de numerosas demoras en los juicios que se reiniciaron a partir de ese año, en diciembre de 2010 concluyeron 19 juicios que arrojaron 110 condenas y 9 absoluciones, contra militares y policías que estaban siendo juzgados por crímenes cometidos en el marco del Terrorismo de Estado. Actualmente se encuentran en trámite 15 causas en todo el país, y hay otras tres que comenzarán durante el presente año. Son datos de la Unidad Fiscal de Investigación y Seguimiento en las Causas por los Derechos Humanos, que depende de la Procuración General de la Nación.

Esta política de juzgamiento de las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura militar, ha adquirido en la Argentina rango de "política de Estado". Quiere decir que ningún gobierno puede ya volver atrás con ninguna ley de "reconciliación", "caducidad" o "amnistía", que vuelva a poner un manto de impunidad a estos crímenes considerados de lesa humanidad por la Corte Penal Internacional (Estatuto de Roma) aprobado en 1998.

En la justicia

Parecería que los argentinos nos hemos acostumbrado a estos juicios y a las condenas a altos mandos militares y policiales, también a algunos civiles. Incluso de a poco, la verdad y la justicia van llegando a otros estamentos del poder que fueron cómplices y actores en aquellos crímenes, como el Poder Judicial. Un juez fue condenado en Santa Fe, Víctor Brusa, aunque su condena tuvo un alto precio, pues a los pocos meses de haberse dictado sentencia, una de las testigos que lo inculpó, Silvia Suppo, fue asesinada en Rafaela, donde vivía.

En Mendoza, el camarista Luis Miret fue destituido por el Consejo de la Magistratura, por no haber denunciado las vejaciones y torturas a las que estaban siendo sometidos detenidos políticos que llegaban a su despacho, en particular el caso de una adolescente de 16 años, quien le refirió que había sido violada, sin que el entonces juez de instrucción investigara los hechos como era su obligación.

En Córdoba, un defensor penal también fue destituido por el Jurado de Enjuiciamiento de esa provincia, por haber ocultado su pasado como Personal Civil de Inteligencia, entre los años 1981 a 1983, mientras a la vez se desempeñaba como empleado judicial en un juzgado de instrucción.

Unos y otros

En los testimonios de los juicios que se van desarrollando lentamente pero sin pausa en distintos tribunales del país, se van descorriendo los velos de la impunidad y los cómplices civiles van siendo señalados, y en algunos casos investigados y sometidos a juicio. Así son mencionados en las declaraciones de los testigos las complicidades de la Iglesia y su jerarquía, del empresariado, del periodismo y de los funcionarios judiciales. Sin hacer generalizaciones porque hay que señalar que en todos estos sectores hubo personas dignas que resistieron la dictadura y también víctimas, como el obispo Enrique Angelelli o los curas palotinos, los Graiver, Rodolfo Walsh, y tantos otros periodistas y hasta funcionarios judiciales como Nicolás Moreno, secretario del Juzgado de Instrucción 9 de los tribunales de Córdoba, que fue asesinado en 1977 cuando investigaba el accionar de la policía.

Violencia sexual

A la vez que se van conociendo detalles y complicidades, también se va corriendo otro velo, el que se autoimpusieron las víctimas de las torturas y vejámenes, que contaron sus padecimientos, pero no todos.

Así, la violencia sexual que sufrían tanto las mujeres como los varones en los centros clandestinos de detención, no ocupó un lugar preponderante en las declaraciones que hicieron los sobrevivientes en los primeros años de la democracia, cuando testimoniaron en la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personal (Conadep), que presidía el recientemente fallecido Ernesto Sábato.

En algunos casos, porque las ocultaron por vergüenza o por no poder poner en palabras el horror padecido. Y en otros casos, porque estas vejaciones quedaron subsumidas en la generalidad de "torturas" y porque la figura de la "desaparición forzada" era la que prevalecía en los testimonios, y la que había que incorporar a la legislación tanto nacional como internacional.

Luchas feministas

Para Matilde Bruera, directora del Centro "Juan Carlos Gardella" de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, "el reconocimiento de la violencia sexual a la que fueron sometidas las mujeres en los centros clandestinos de detención durante la dictadura, se está dando recién ahora porque el Estado ha comenzado a impulsar políticas públicas en materia de género y derechos humanos".

Según Bruera, fueron las luchas feministas las que ubicaron a las mujeres como sujetos de derecho y les permitieron lograr derechos políticos, laborales, el reclamo por igualdad de oportunidades para el desarrollo personal y también el derecho a decidir sobre el propio cuerpo. Así se incorporó la lectura de género en los derechos humanos, y se impulsó como eje de la lucha feminista el rechazo a la discriminación y el reclamo de "una vida libre de violencia".

Ensañamiento

En cuanto a la situación de las mujeres en la década del '70, Bruera resaltó que la mayoría de las mujeres que pasaron por los centros clandestinos de detención eran jóvenes estudiantes, trabajadoras, activistas sindicales o políticas. Esto es, mujeres que se habían incorporado plenamente no sólo a la vida laboral, sino también a las luchas políticas y sociales.

Por ello, dice Bruera, la represión y la dictadura tuvieron un especial ensañamiento con ellas. Para esta investigadora "si se aspira a terminar con la impunidad y hacer realidad el derecho a la Justicia para las mujeres víctimas del terrorismo de Estado, no se puede seguir encubriendo prácticas aberrantes ni subsumirlas bajo otras denominaciones".

También madres y abuelas

Pero no sólo las activistas y militantes fueron las protagonistas femeninas de la década del '70. Las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, ya durante la dictadura, fueron un puntal de la resistencia a la dictadura, a pesar que la mayoría eran el prototipo de la mujer ama de casa, "que no se metía en política". La mayoría irrumpió a la Plaza y a las marchas, de la mano de sus hijos, ya desaparecidos, para reclamar por ellos.

Mientras los juicios siguen su rumbo, juzgando y condenando a los genocidas, resta lograr que los Tribunales declaren como delito de lesa humanidad las agresiones sexuales, pues ningún crimen puede ser investigado fuera de contexto. Y en el caso de las violaciones sexuales cometidas durante la vigencia del Terrorismo de Estado, tanto contra mujeres como contra varones, es fundamental enmarcarlos dentro del plan sistemático en el que ocurrieron todas estas violaciones a los derechos humanos. De otra manera resulta imposible comprenderlos y muchísimo menos sancionar a los responsables.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paro y movilización de la CTA: Basta de impunidad para el crimen del hambre

Carlos Saglul (ACTA)

Este 8 de junio, las columnas de la Central de Trabajadores de la Argentina, llegarán nuevamente a Plaza de Mayo junto al Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo y los jubilados con dos consignas que se vienen repitiendo a lo largo de una lucha de años denunciando el reparto desigual de la riqueza: “El hambre es un crimen” y “82 por ciento móvil para todas las jubilaciones”.

La medida que será acompañada de un paro nacional fue decidida por diez mil delegados en el Congreso Nacional Federal de marzo pasado en Mar del Plata y servirá para denunciar que junto a una Argentina opulenta, exportadora de alimentos, donde los que más tienen aumentan cada día sus ganancias, hay otra negada que no deja de organizarse y dar pelea, donde 25 niños mueren diariamente asesinados por la pobreza, la indiferencia cómplice y los ancianos terminan sus días privados de la jubilación que les corresponde para vivir dignamente. Se trata de ponerle un piso a la construcción de una Nueva Argentina. No puede haber más impunidad para el crimen de hambre.

Laura Taffettani es dirigente del Movimiento de los Chicos del Pueblo y secretaria de Actas de la CTA. Subrayó como hechos fundamentales que la marcha se haya decidido en el seno del Congreso Federal de Mar del Plata unificando reclamos como la defensa de derechos elementales de nuestros ancianos y niños. “Son los dos sectores más vulnerables en Argentina. Salir juntos de Misiones y llegar a Plaza de Mayo el 8 de junio cuando se cumplen las 1.000 marchas de los jubilados, decidir un paro nacional para ese día, son decisiones que significan ganar el corazón de los trabajadores en defensa de la vida, en sus dos extremos más castigados”.

Recuerda que el maestro Paulo Freire decía que “nadie puede ser sin que los otros sean”. Un modelo económico que no da respuesta a las necesidades humanas y convive indiferente con el hambre de millones a quienes todo le es negado, no merece nuestro respeto y debe convocar a la indignación. “La victoria más grande del capitalismo es haber transformado una acción tan cruel como es la de dejar morir de hambre a nuestra cría en un acto aceptable social y políticamente”.

Taffettani plantea que la medida de la CTA significa llevar la discusión que denuncia al hambre como un crimen a cada lugar y constituir este punto en “el piso desde donde discutir un proyecto de país. Por eso el problema es de todos y nos pertenece, si queremos realmente construir una sociedad diferente”.

“Pronto –adelantó- los compañeros estarán viajando para comenzar a trazar el recorrido que unirá Misiones con Buenos Aires y que permitirá poner al país en clave de infancia, en clave de nuestros viejos, es decir en clave de un país justo que debe ser y por el que la CTA está dispuesta a luchar. Nada debilita más al ser humano que las mentiras de la esperanza, nuestra tarea es volver a construirla en lo cotidiano”.

Define la actual etapa de la Central de Trabajadores de la Argentina como refundacional. “Significa volver a nuestra raíz, tener la valentía de recuperar la dignidad de luchar por un país justo, independiente. Nosotros siempre dijimos que detrás de cada chico en la calle hay un padre desocupado, por eso la incorporación del Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo a la CTA. Era la necesidad imperiosa de que los trabajadores cobijen en su seno a todos los niños y niñas de nuestro país, los que no están en nuestras organizaciones, los que se van desgranando por hambre, desnutrición, paco o en las esquinas rumiando un futuro en el que no tienen lugar. Es una etapa que conlleva el inmenso desafío de no ser más de lo mismo, de tener una propuesta verdaderamente transformadora y asumir el compromiso de sostenerla”.

“Sobra plata, falta justicia”

La marcha partirá desde el interior profundo, la provincia de Misiones. “Estamos hablando con los compañeros de las provincias por donde pasará la marcha y la verdad es que hay mucho entusiasmo. Se van acercando sectores que quieren participar porque ven la posibilidad de poner en evidencia lo más duro de la injusticia y la desigualdad que tiene por víctimas a chicos y viejos. Se empieza a ver el movimiento en todos lados. Ya comenzaron las asambleas que se van a extender a todas las provincias para responder al desafío de convocarnos masivamente en esta nueva etapa de la lucha por la distribución justa de la riqueza. La consigna de la hora es constituirnos en la herramienta que exprese el conflicto social de la Argentina, organizar la lucha por los salarios y condiciones dignas de trabajo”, dice el jujeño, Fernando Acosta secretario de Interior, de la CTA.

A su turno, Lidia Meza, secretaría de Previsión Social de la Central cuenta que “estamos trabajando con entusiasmo en la organización de la marcha, parte de jubilados la acompañarán desde Misiones junto a los Chicos del Pueblo para llegar el 8 de junio al Congreso Nacional y unificar la protesta, para que el Gobierno se de por enterado que “el hambre es un crimen” y los jubilados merecemos y reclamamos el 82% móvil”.

Explica: “Nos sentimos burlados por un Gobierno que pretende que agradezcamos que nos tiren una limosna dos veces al año. Pretendemos ni más ni menos el respeto por nuestros derechos, que es una jubilación digna con un 82% móvil proporcional al sueldo de los trabajadores activos en el mismo cargo y función”. Meza recuerda que “desde el año 2010 estamos levantando firmas para acompañar el proyecto de una nueva Ley Previsional que derogue la lógica de la capitalización, sirva al fortalecimiento de la seguridad social, establezca el 82% móvil y asegure la participación de las jubilados en la conducción del Instituto Nacional de Previsión”

En tanto, Marcos Wolman, quien ocupa el mismo cargo que Meza en la CTA Capital y es secretario general de la Mesa Coordinadora Nacional de Jubilados y Pensionados recuerda que "nosotros somos los que estamos todos los miércoles en el Congreso para poder hacer escuchar las demandas del sector. Dentro de poco se van a cumplir los 1000 miércoles de los jubilados. Si hay algo de lo que nunca nos jubilaremos es de la pelea por el reparto justo de la riqueza. Aquí sobra plata, falta justicia".

Dario Perillo, secretario de Organización de la CTA, señala que “la regresividad de la distribución del ingreso, el saqueo de nuestros recursos naturales por los monopolios imperialistas, la concentración y extranjerización de la tierra, la brutal estafa que constituye la deuda externa que no hemos dejado de pagar, son las principales causas que originan las necesidades populares insatisfechas. La decisión de condenar el genocidio del hambre en nuestros niños y viejos resume y potencia el paro nacional con movilizaciones y 100 cortes de ruta del próximo 8 de junio aprobado por los 10.000 delegados en el Congreso de Mar del Plata”.

¿Posibilismo o claudicación?

¿Donde termina el posibilismo y empieza la claudicación de quienes deberían cambiar las reglas del juego para terminar con el crimen del hambre? Laura Taffettani responde que es difícil establecer la diferencia cuando se habla de la pobreza. “Este mundo ha claudicado la idea de un futuro feliz para todos y nosotros tenemos la responsabilidad histórica de no ser cómplices. Volver a dar sentido a nuestras vidas en su paso histórico por esta tierra, dejar huellas, sembrar la posibilidad de transformar el presente con vista al futuro, construir un mundo diferente para las generaciones que vienen, todo eso está en nuestras manos, en la de los trabajadores”.

Darío Perillo evalúa que “estamos viviendo una etapa que si bien ha sido de crecimiento económico, se caracterizó también por la profundización de la inestabilidad en el empleo, precarización y tercerización laboral. Los trabajadores van quedando cada vez más afuera de todos los sistemas de protección social. Esto hace que el núcleo de la lucha tenga que estar centrado en terminar con el trabajo en negro, con el fraude laboral. Esta última práctica es acompañada por un sindicalismo empresario que lo único que hace es disciplinar a los trabajadores para que no puedan organizarse en defensa de sus intereses. Nuestra construcción debe priorizar la actividad privada porque allí es donde se genera la riqueza cuya distribución hay que garantizar con la organización popular”.

Por su parte, el secretario Gremial de la CTA, Daniel Jorajuría, coincide y añade que “el trabajo en negro, la precariedad laboral, la tercerización, en definitiva; la explotación de los trabajadores, es la mejor herramienta que utilizan los empresarios para bajar los sueldos y mejorar sus ganancias. Para esto cuentan con la complicidad de los gobiernos y sindicatos que participan de los negocios de las patronales. Por eso es fundamental que los trabajadores puedan organizarse con nuevos gremios, para defenderse de la explotación”.

A su juicio, “el Estado tampoco combate con demasiado ahínco las contrataciones irregulares, porque también las utiliza. Quienes gobiernan el Estado Nacional, el Provincial y más aún los municipios, hacen de la precariedad y del trabajo en negro su forma de hacer política, clientelismo y hasta negocios personales. Es una de las razones por las cuales el Gobierno se niega a cumplir con la obligación legal de dar personería a la CTA y a las miles de organizaciones que solicitan legalidad para defender los derechos de los trabajadores. La libertad sindical en la Argentina es la mejor manera de romper con la lógica de mucha riqueza para pocos y pobreza para muchos”.

Sobre los preparativos para la marcha, Perillo explica que el Bloque Organizativo-Gremial-Territorial junto con el Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo y las secretarías de Previsión y de la Juventud de nuestra Central “estamos planificando con los secretarios provinciales y regionales el paso de la Marcha que partiría desde Iguazú el 30 de mayo para llegar el 8 de junio a Buenos Aires. Para ello –añade- hemos estado recorriendo los lugares por donde pasará la Marcha y nos reunimos con todas las organizaciones sociales interesadas en colaborar con la misma”.

Hacia los 100 mil delegados

Según Darío Perillo “el Primer Congreso Nacional Federal ha marcado un punto de inflexión en la afirmación de una nueva etapa iniciada con el triunfo de la Lista 1 en las elecciones del 23 de septiembre. Más que nunca hay ponerse al frente de las necesidades de los trabajadores y el pueblo, recoger y levantar las banderas de la libertad y la democracia sindical. Vamos hacia una Central de varios millones, abierta a todas las luchas del país, con una concepción política y clasista. Una Central creíble y objetiva. Para ello –añade- necesitamos elegir los cien mil delegados que posibiliten la construcción de una Central que haga de la liberación nacional, social y latinoamericana su objetivo estratégico”.

Sobre la elección directa de cien mil delegados agrega Jorajuría: “Hemos construido herramientas como el Manual del Delegado, vamos a ir a dar la disputa dentro de cada una de las empresas para construir las delegaciones y los representantes a través del voto secreto y directo. El Congreso de Mar del Plata dijo además, no a las listas sábana. Proponemos que la elección individual permita que los delegados sean elegidos por voto directo y secreto entre aquellos que los trabajadores consideran sus mejores representantes. El objetivo es terminar con la burocracia sindical, con las corporaciones sindicales que lo único que hacen es poner techo a los salarios y la negociación colectiva”.

La marcha también se construye desde el territorio. Carmen López, miembro de la Dirección del Movimiento Territorial de Liberación (MTL-CTA) de la Capital Federal, señaló: “Son muchos los reclamos que embanderan a los movimientos sociales que componemos la CTA, el hambre de nuestros pibes es el que más preocupa. La situación en la que están los chicos de lugares como la Villa 21, en la 1-11-14, en la Villa 20, los cuadros de desnutrición, plomo en la sangre, desamparo son palpables. El flagelo de la droga en toda la zona sur, la creciente prostitución en adolescentes, contra todas esas cosas cuyo denominador común es la miseria, marchamos”.

Taffettani subrayó que la solución policial a la exclusión está ligada a la a la baja de la imputabilidad de los menores, principales víctimas de la marginación en las barriadas pobres. “Un problema social nunca se puede resolver desde el ámbito penal. El hombre se hace humano en condiciones humanas. Indudablemente, una sociedad injusta como la que hemos creado, genera situaciones muy duras en la convivencia. Desligar la responsabilidad de una sociedad adulta planteando que el problema lo generaron los niños y los jóvenes no resiste ningún análisis, excepto el de la necesidad de construir un enemigo falso para invisibilizar al verdadero”.

En la Provincia de Buenos Aires –pone como ejemplo- “ya se llevan más de una década de políticas de seguridad de “mano dura” y a la vista están los resultados. Hace mucho tiempo que niños inimputables se encuentran alojados en instituciones de encierro y que la pena de muerte se impuso a través del mal llamado “gatillo fácil”.

“Es claro que para sostener una desigualdad como la que estamos viviendo, desde el poder se planteé una respuesta represiva, lo grave es que esa idea ha ganado el corazón incluso de algunos sectores de la clase trabajadora y ésa es la lucha que debemos librar. Por eso cuando nos plantean la baja de imputabilidad nosotros decimos que el hambre es un crimen, porque allí radica la raíz del problema y es desde donde tenemos que partir”, subraya.

Que paguen los grupos económicos

Fernando “Nando” Acosta aporta que “los niños y los viejos son una gran deuda que hay que cargarla, no como plantea la derecha, en las espaldas del sistema democrático. La tienen que pagar los grupos económicos que los gobiernos de la democracia y obviamente la dictadura, se ocuparon de privilegiar. Los grandes beneficiarios del sistema capitalista son los responsables del hambre y el abandono de viejos y chicos. Sin dudas, la consigna del hambre es un crimen, pone de manifiesto que se asesina con la pobreza y ese delito que no se castiga tiene responsables y un solo objetivo: garantizar las enormes ganancias de los empresarios. Por supuesto, el que gobierna elige a quién beneficia, decide quién muere y quién se beneficia. Los resultados están a la vista y por eso se hace la marcha”.

Jorajuría sostiene: “El paro hay que construirlo, por eso todo el secretariado está recorriendo el país, haciendo asambleas en cada una de las provincias con todos los compañeros. La medida se va forjando en cada lugar de trabajo y los barrios, debatiéndolo con los compañeros, discutiendo la importancia que tiene en esta coyuntura para los intereses de la clase”.

“En este sentido la otra iniciativa fundamental es la Constituyente Social como forma de cambiar la institucionalidad existente que sostiene las desigualdades y eliminar el unicato para liberar a la clase y aquel que quiera pelear se organice y pelee”, enfatiza.

Para Jorajuría, “el significado más grande de marcha será que unificará nuestras organizaciones en un acción común, no sectorial, que tiene que conmover a nuestra sociedad y hacer visible las consecuencias dramáticas que sufren nuestros niños y nuestros viejos. Como el abandono, la indigencia, el paco, el gatillo fácil, la inasistencia y la jubilación de hambre y que poco muestran los medios hegemónicos de la comunicación”.

Acosta describe la situación en su provincia. Explica que en Jujuy, al igual que en todo el interior los pibes a pesar de la alegría y fuerza que les da su edad, sufren las limitaciones que significa la pobreza, muerte por hambre, discapacidades, serias limitaciones para poder estudiar y desarrollarse. Reconoce que “si bien en los últimos tiempos, a través del trabajo de algunas organizaciones sociales como la Organización Barrial Túpac Amaru y la Asignación Universal por Hijo se logró mejorar la situación, se mantiene la fragilidad que significa la permanencia de la pobreza”. Añade que lo mismo pasa con los jubilados, que en un noventa por ciento de los casos cobran el haber mínimo. La mayoría de los trabajadores con más de setenta años “no se quieren jubilar por la miseria que cobran”.

Políticas universales

Laura Taffettani del Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo, reconoce el avance que significó la Asignación Universal por Hijo pero se refiere a sus límites. “Fue de algún modo el reconocimiento de una deuda pendiente que es la situación en la que se encuentran la gran mayoría de nuestros niños y jóvenes. En ese sentido, representa un avance, fruto de muchos años de lucha que sostuvimos”.

Pero este avance ha resultado insuficiente, “por un lado, en lo que hace a la medida en sí: su carácter no universal ha provocado que una franja importante de niños quede fuera del beneficio. El monto establecido no garantiza los insumos básicos para la crianza. La implementación del plan requiere de programas de atención a la infancia y a la juventud -en el sector de la población que más daño ha sufrido producto de las políticas neoliberales en estas últimas tres décadas- que no están siquiera planteados. Las páginas en los diarios que titulan cada día la pérdida de niños “acabaditos de nacer” en Misiones, Salta, Formosa, Chaco y otras provincias nos demuestran con crudeza esta realidad”.

Taffettani no ignora que “el capitalismo necesita de las desigualdades para sostenerse: es un sistema creado por aquellos pocos que tienen mucho a costa de los muchos que necesitan casi todo. Entonces, se hace difícil pensar que pueda albergar en su seno una propuesta humanizadora. En nuestro país, que puede alimentar a 400 millones de personas -como lo ha reconocido expresamente la Presidenta- representa un verdadero escándalo que no se pueda garantizar ese sustento elemental a nuestra propia población. Desde ese punto de vista existe la posibilidad, aún dentro de este sistema, de acabar con el hambre. Es cuestión de tomar la decisión política”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Entre 1990 y 2010, al menos 20 personas murieron en Chaco a causa de la represión policial

CHACO DIA POR DIA

El dato surge de un informe que realizó la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi). El documento señala que fueron más de tres mil las personas asesinadas por las fuerzas de seguridad desde 1983 a 2010, en todo el país.

En las últimas dos décadas, al menos 20 personas murieron en el Chaco a manos de las fuerzas de seguridad. Así lo estimó la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) en su informe sobre las víctimas de la violencia estatal que realiza anualmente. Además, y en lo que va del regreso de la democracia, se confirmaron más de tres mil asesinatos a manos del aparato represivo del Estado, de los cuales, más de 1.600 se produjeron en los últimos siete años.

Una vez al año, desde 1996, la Correpi presenta el “Archivo de Casos de Personas Asesinadas por las Fuerzas de Seguridad del Estado”. Con estos datos la organización se propone “mostrar que el alcance y la extensión de la represión que padece el pueblo, responde a una política de Estado”. De acuerdo a los datos relevados y confirmados por la organización, entre diciembre de 1983 y noviembre 2010, fueron 3.093 las personas asesinadas a manos de alguna fuerza de seguridad estatal, como son las policías provinciales, la Federal, Gendarmería, Prefectura, Servicio Penitenciario, entre otras.

La provincia que más víctimas aportó a esta estadística es Buenos Aires, con 1455 casos, que representa al 47,4% del total. Le sigue Santa Fe, con 332 muertos; Córdoba, 261; Ciudad de Buenos Aires, 223; Mendoza, 160; Corrientes y Tucumán, con 74 casos cada una y Santiago del Estero, 73. Completan el ranking represivo: Entre Ríos, con 70 víctimas; Río Negro, 48; Salta, 40; Chubut, 38; Neuquén, 33; Jujuy, 29; Catamarca, 27; La Pampa, 23; La Rioja, 22; San Luis, 21; Misiones, 20; Chaco, 19; Tierra del Fuego, 16; Formosa y Santa Cruz, con 16 cada una y San Juan, con 6 muertos a manos de las fuerzas represivas.

El caso número 20 del Chaco, que fue omitido involuntariamente por la Correpi (según reconoció a CHACO DIA POR DIA una de las referentes de la organización, la abogada María del Carmen Verdú) fue el del artesano cordobés, Juan Ángel Greco. Greco murió el 4 de julio de 1990 luego de que se produjera un incendio en la celda en donde se encontraba y sufriera graves quemaduras por no haber sido rápidamente socorrido por la guardia de la comisaría de Puerto Vilelas. Por este hecho, hay cuatro policías que están a punto de ser juzgados por el delito de abandono de persona seguido de muerte.

Entre los hechos emblemáticos que sí relevó la organización se encuentran la doble muerte que se produjo en la comisaría séptima de Resistencia el 10 de octubre del año pasado. Oscar Martínez de 25 años y Daniel Fernández de 22, murieron luego de sufrir graves quemaduras en la comisaría 7ª, en una protesta encabezada por los detenidos. En una medida muy cuestionada para los abogados de los deudos, el fiscal Alfredo Soucasse resolvió dividir la causa e imputar por instigación al incendio a uno de los presos, por un lado, y, por el otro, acusar a tres policías por vejaciones y severidades.

Un modelo de Estado

Al momento de analizar de manera teórica la continuidad en el tiempo de las políticas represivas estatales, la Correpi explica en su informe que esta matriz se debe a que el Estado argentino está dividido en clases “que necesita de la explotación de la amplia mayoría del pueblo por una reducida minoría, y que, para poder garantizarla, inevitablemente hace uso de la violencia y la represión”.

“Esta sistematicidad de la represión queda evidenciada cuando vemos que todos los gobiernos, sean de la procedencia que sean, como administradores de este estado de clase, garantizan el disciplinamiento y el orden social con la represión, que puede adquirir, según las circunstancias, distintas modalidades, pero cuyo denominador común es la sistematicidad”, denuncian.

“El caso de un gobierno como el de los Kirchner es paradigmático en este sentido”, remarca la organización. “Frente a su autoproclamación como gobierno ‘defensor de los DDHH’, se contraponen los datos concretos que evidencian la efectividad de su política represiva”. “Gracias a su demagogia ha logrado una importante legitimación que silencia, aún más, el alcance de su eficacia represiva: son 3.093 los datos confirmados de personas asesinadas por el estado desde diciembre de 1983 a noviembre de 2010. De ellas, 1.633 fueron muertas bajo la administración del gobierno de los Kirchner”.

“Hasta 2009, el año 2001 había sido el año con mayor registro de muertes a manos del estado, con 242 casos. Pero en 2009 las fuerzas de seguridad estatales mataron 253 personas; y en los 12 meses transcurridos desde que presentamos el Archivo 2009, registramos 219 casos. Se evidencia, así, que la represión de la clase dominante es aún mayor en momentos de cíclicas crisis del capitalismo”, sostiene la organización de Derechos Humanos.

Sobre el archivo

La Correpi aclaró varias cuestiones que hacen a la realización del informe. En primer lugar señalaron que el mismo no es un pulido trabajo estadístico por varios motivos. “El fundamental es que, a pesar de que perfeccionamos cada año los mecanismos de búsqueda y procesamiento de datos, la creciente invisibilización de los episodios represivos, especialmente los que afectan a los sectores sociales más vulnerables, hace que no lleguemos a conocer infinidad de casos”, señalan desde la organización.

“Es imposible calcular la ‘cifra negra’ del gatillo fácil y de las muertes en cárceles y comisarías o por la tortura. Sólo podemos afirmar que, permanentemente, incorporamos, además de los casos ocurridos en el año en curso, otros de años anteriores, comprobando, en la práctica, que muchos homicidios perpetrados desde el estado no trascienden siquiera en esta humilde base de datos”, remarcan.

En segundo lugar, la Correpi indica que este informe no es un trabajo destinado solamente “a cruzar datos y obtener gráficos, aunque contar con esos elementos demostrativos del alcance de la represión estatal sea sumamente útil y permita acceder a una realidad que padecemos a diario, pero que los distintos gobiernos ocultan con el fin de mantener su legitimidad”. “Con la confección del Archivo”, refieren, “Correpi se propone generar una herramienta que sirva a la organización y la lucha antirrepresiva, poniendo a disposición de militantes, organizaciones, periodistas, y la sociedad en su conjunto, un reflejo de lo que es el día a día represivo en nuestro país”.

Los casos chaqueños

A continuación se detallan los casos de asesinatos a manos de fuerzas policiales que se produjeron en el Chaco y que fueron relevados por la Correpi en su “Archivo de Casos de Personas Asesinadas por las Fuerzas de Seguridad del Estado”. En estas se detalla la víctima, la fecha de muerte, los imputados en la causa y las circunstancias en que se produjeron los crímenes. CHACO DIA POR DIA agregó a la lista el caso Greco que fue omitido involuntariamente por la organización.

Nombre: GRECO, Juan Ángel
Edad: 24 Ciudad: Puerto Vilelas
Fecha de Deceso: 4/07/1990
Imputados: policías Juan Carlos Escobar, Adolfo Eduardo Valdez, Julio Ramón Obregón y Ramón Antonio Brunet
Situación Procesal: El juicio oral está a poco de producirse. Sólo resta la definición sobre la incorporación como querellante de la Fiscalía de Derechos Humanos. A los cuatro uniformados se los acusa de abandono de persona seguido de muerte.

Nombre: ZACARÍAS, Gastón
Edad: 17 Ciudad: Charata
Fecha de Deceso: 10/10/1995
Imputados: Sargentos Ubaldo Mondolo y Daniel Morales, y subcomisario Rubén Sánchez.
Situación Procesal: paralizada. Policías en libertad por ser un caso de "presunto suicidio".
Circunstancias: Gastón apareció colgado en la celda donde estaba detenido.

Nombre: CENDRA, Juan Alberto
Edad: 35 Ciudad: Avia Terai
Fecha de Deceso: 06/12/1995
Imputados: Comisario Héctor Hugo Lisboa de la seccional Avia Terai.
Situación Procesal: archivada. Lisboa asumió como jefe de policía en el 2008.
Circunstancias: baleado en su casa cuando por orden de un juez de paz la policía debía desalojar el campo vecino.

Nombre: GONZÁLEZ, Nora
Edad: 16 Ciudad: Sáenz Peña
Fecha de Deceso: 02/04/1997
Imputados: Hugo Daniel Randazo (policía de la Cria. 1ª de Sáenz Peña)
Situación Procesal: procesado por homicidio.
Circunstancias: fue estrangulada por Randazo. Un remisero, Daniel Infrán, confesó que trasladó el cuerpo e involucró a otro policía más que está sobreseído.

Nombre: MOLINA, Edgardo
Edad: 15
Fecha de Deceso: 10/10/1999
Imputados: comisaría 11ª de Resistencia.
Situación Procesal: en Instrucción.
Circunstancias: murió quemado en su celda con otro menor, sin que los policías los auxiliaran a pesar de que los oyeron gritar. Ambos menores habían denunciado malos tratos y tormentos.

Nombre: FERNÁNDEZ, Carlos
Edad: 14 Ciudad: Resistencia
Fecha de Deceso: 11/10/1999
Imputados: comisaría 11ª de Resistencia.
Situación Procesal: en Instrucción.
Circunstancias: murió quemado en su celda con otro menor, sin que los policías los auxiliaran a pesar de que los oyeron gritar. Ambos menores habían denunciado malos tratos y tormentos.

Nombre: PÁEZ, Mirta Susana
Edad: 24 Ciudad: General San Martín
Fecha de Deceso: 03/12/1999
Imputados: suboficial Héctor Fabián Arévalo
Situación Procesal: sin datos.
Circunstancias: concubina del policía, la mató de un balazo en la cabeza tras una discusión.

Nombre: MOLINA, Ramón
Edad: sin datos Ciudad: Resistencia
Fecha de Deceso: 23/11/2000 Provincia: CHACO
Imputados: policía chaqueña
Situación Procesal: sin datos.
Circunstancias: Molina era piquetero, participaba de un corte de ruta el día del paro nacional de actividades. Dos personas, conocidas por su vinculación con la policía chaqueña, generaron una discusión con los piqueteros, se alejaron y volvieron armados, matando a Molina e hiriendo a otro desocupado.

Nombre: RIVERO, Marcelo Ariel
Edad: sin datos Ciudad: Resistencia
Fecha de Deceso: 03/10/2002
Imputados: Policía Armando Daniel Verón
Situación Procesal: en libertad imputado de homicidio en exceso de legítima defensa. Al juicio oral en al cierre de este archivo. La fiscalía y la querella acusaron por homicidio simple en el juicio oral y pidieron 12 años de prisión.
Circunstancias: el policía creyó ver que un sujeto entraba a su patio y pensando que era un ladrón le disparó. Rivero recibió un impacto de bala por la espalda.

Nombre: JARA, Juan Carlos
Edad: Mayor Ciudad: Resistencia
Fecha de Deceso: 09/01/2007 Provincia: CHACO
Imputados: personal policial.
Situación Procesal: sin datos.
Circunstancias: a la media hora de ser detenido, lo encontraron ahorcado.

Nombre: ALMIRÓN, Carlos Rubén
Edad: 25 Ciudad: Tres Isletas
Fecha de Deceso: 25/06/2007
Imputados: Comisaría seccional Tres Isletas.
Situación Procesal: en investigación por causales de muerte.
Circunstancias: lo detuvieron el mismo día por una contravención y lo alojaron en una celda de aislamiento, a las horas la guardia declaró que lo encontró ahorcado con su pulóver.

Nombre: SOTELO, Mercedes
Edad: 23 Ciudad: Resistencia
Fecha de Deceso: 11/07/2007
Imputados: policías Marcelo Núñez y Francisco Daniel Sánchez
Situación Procesal: El juicio oral terminó con la absolución de los policías Marcelo Núñez y Francisco Daniel Sánchez. La jueza argumentó que no podía descartarse que hubieran sido los delincuentes los autores de los disparos, a pesar de que no tenía ningún sentido que lo hicieran para adelante, donde estaban los hermanos Sotelo, y no hacia atrás, en dirección a los policías.
Circunstancias: Iba en bicicleta con su hermano. Estaban detenidos en un semáforo cuando vieron venir dos motos a gran velocidad y oyeron disparos. Eran policías persiguiendo unos ladrones, que venían a tiro limpio por las calles a las siete y media de la tarde. Algunos disparos impactaron en un camión, y otro pegó de lleno en la cabeza de Mercedes, que agonizó nueve días.

Nombre: GÓMEZ, Damián Dardo
Edad: 23 Ciudad: Resistencia
Fecha de Deceso: 19/02/2008
Imputados: unidad penal de Resistencia
Situación Procesal: se investiga por homicidio en riña a otros internos.
Circunstancias: la penitenciaría informó que habría intentado mediar en un enfrentamiento entre otros internos alojados en el Pabellón B y fue apuñalado por otros en disputa. Lo sacaron herido del penal en un auto particular, excusados en que la ambulancia no llegaba. En el camino una médica certificó que había muerto.

Nombre: ROMÁN, Luís
Edad: 18 Ciudad: Sáenz Peña
Imputados: Policía Martín Navarro.
Situación Procesal: sin datos.
Circunstancias: Baleado.

Nombre: N.N. masculino o M.A.B.
Edad: 25 Ciudad: Puerto Tirol
Fecha de Deceso: 10/08/2008
Imputados: Sargento con prestación de servicios en la unidad penal de Resistencia, sus iniciales: D.D.O.A.
Situación Procesal: en instrucción por homicidio. El policía está detenido en una comisaría.
Circunstancias: según la versión oficial habría discutido con el hijo del policía quien minutos después se presentó y previo recriminarle la agresión comenzó a propinarle primeramente varios golpes con una tonfa y seguido a ello le efectuó varios disparos con su pistola reglamentaria que finalmente le produjo la muerte.

Nombre: ROJAS, Rubén
Edad: 19 Ciudad: Resistencia
Fecha de Deceso: 06/05/2009
Imputados: Cabo Juan Pablo Mendez (29) Delegación Resistencia.
Situación Procesal: en instrucción por tentativa de robo con armas y homicidio en legítima defensa.
Circunstancias: de acuerdo con la versión del uniformado, el joven habría intentado asaltarlo. El policía le disparó impactando el proyectil en la espalda de Rojas.

Nombre: MARTÍNEZ, Ramón
Edad: 24 Ciudad: Resistencia
Fecha de Deceso: 15/01/2010
Imputados: Servicio Penitenciario.
Situación Procesal: sin datos
Circunstancias: muerto en la cárcel, sus familiares denuncian que fue torturado y que lo dejaron agonizar 10 días sin atención médica.

Nombre: ROMERO, Ramón Omar
Edad: 47 Ciudad: Resistencia
Fecha de Deceso: 30/07/2010
Imputados: policía provincial.
Situación Procesal: sin datos.
Circunstancias: detenido en la comisaría 6ª, fue encontrado ahorcado en el baño.

Nombre: FERNÁNDEZ, Daniel Alejandro
Edad: 23 Ciudad: Resistencia
Fecha de Deceso: 10/10/2010
Imputados: Policías de la comisaría 7ª.
Situación Procesal: se removió la cúpula y personal de la comisaría y comenzó una investigación administrativa.
Circunstancias: dos detenidos fallecieron en el Hospital Julio C. Perrando por las severas quemaduras sufridas luego de declararse un incendio en las celdas de la comisaría 7ª.

Nombre: MARTÍNEZ, Oscar Antonio
Edad: 25 Ciudad: Resistencia
Fecha de Deceso: 10/10/2010
Imputados: Policías de la comisaría 7ª.
Situación Procesal: se removió la cúpula y personal de la comisaría y comenzó una investigación administrativa.
Circunstancias: dos detenidos fallecieron en el Hospital Julio C. Perrando por las severas quemaduras sufridas luego de declararse un incendio en las celdas de la comisaría 7ª.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...