lunes, 9 de mayo de 2011

Con la muerte de Osama Bin Laden muere también un mito

Abel Samir (especial para ARGENPRESS.info)

Una veintena de marines fuertemente armados y premunidos de chalecos antibalas (de la mejor calidad que se puede encontrar hoy en el mercado mundial), penetraron a la habitación en donde se encontraba sentado Osama Bin Laden junto a sus esposas, una hija de doce años más otros niños suyos, un hermano y otros familiares. Aullando como demonios, aterrando a las mujeres y niños y gritando en inglés, que muy pocos de los presentes pudieron entender, si es que alguno pudo hacerlo, en realidad, dispararon hiriendo a algunas de las personas y matando a otros, entre ellos Bin Laden.

Osama estaba considerado como el enemigo número uno de USA, y se le atribuía la organización de numerosos atentados contra los intereses norteamericanos, entre ellos, el atentado contra las torres del World Center en Nueva York. Algo que no ha sido probado y el mismo FBI consideró que no habían pruebas suficientes para responsabilizarlo. En la página de internet de esta organización federal, se le adjudican los atentados contra las embajadas de USA en Nairobi y Dar es Salaam ocurridas en 1998. Sin embargo, en esa página no se culpa a Bin Laden del atentado del 11 de septiembre. A pesar de eso, el presidente Bush se lo adjudicó y exigió a los talibanes que Osama fuese entregado a la justicia norteamericana. La negativa de ellos a esta petición basándose en que no había pruebas suficientes de la culpabilidad de Osama, fue lo que motivó a Bush a atacar a los talibanes y a invadir Afganistán.

Durante un tiempo Osama Bin Laden estuvo combatiendo a los norteamericanos junto a los guerrilleros Yijadistas (Yijad = Guerra Santa) que eran voluntarios de todo el mundo árabe, incluso había chechenos y otros de Europa. Fue buscado intensamente durante diez años y se puso precio a su cabeza. Su salud era delicada y no estaba en condiciones físicas para seguir viviendo y luchando en esas condiciones, por lo que hace como cinco años tuvo que refugiarse en Pakistán.

Dicen que Osama Bin Laden tenía al alcance de sus manos un Klashinkov, seguramente de fabricación rusa y una pistola Makarov fabricada en ese mismo país. No hizo ademán alguno de tomar las armas, no por temor a morir, y así debe comprenderlo todo yijadista y también los que le conocieron personalmente, sino porque había mucha gente en ese recinto que podrían perder la vida o ser heridos por las balas de los marines, bien entrenados en el arte de matar y muy alienados contra todo lo que supusiese ser un musulmán seguidor de ese moderno mameluco. Osama Bin Laden era el Jeque de una “organización” terrorista, si así puede llamársele a los que se ubican entre los que luchan por ideales, y que utilizan el atentado, como arma de lucha, que produce muchas muertes de seres inocentes. Los terroristas por esa razón son despreciados o condenados por una enorme humanidad que tiene por terrorista sólo a los individuos y a las personas organizadas fuera del ámbito estatal. No hace mucho el ejército de Israel invadió y atacó a los palestinos en Gaza y mató más de 1.400 personas, la gran mayoría civiles y entre ellos muchos niños pequeños. Y los soldados israelíes ejecutaban a las mujeres que salían de sus casas con las manos en alto. Y ni la ONU ni la OTAN se pronunció por estos crímenes terroristas. Los asesinos de la CIA tampoco son terroristas, son “patriotas” y buenos muchachos, que se ven obligados a torturar y a asesinar en el buen nombre de la patria burguesa y en defensa de todos los capitalistas norteamericanos. Y aunque lo dudemos, también luchan por mantener la paz mundial, paz para que los capitalistas puedan continuar con sus buenos negocios. También hacen atentados y asesinan a muchas personas, pero claro está, eso ya es un asunto legal, por tanto, no puede considerárseles terroristas ni asesinos, aunque muchos de ellos han asesinado a mansalva a activistas políticos, a representantes sindicales, a mujeres que luchan por la igualdad con los hombres. Y ellos terminan sus días con una buena pensión, gozando de su buena reputación, libres del alcance de la ley y viviendo en alguna playa de California o de Miami Beach escribiendo las memorias de sus crímenes. Y algunos de ellos, los que fueron marines, de vez en cuando se vestirán de uniforme de gala y lucirán un montón de medallas obtenidas por razones de diferente tipo y tendrán dificultad para moverse con semejante peso. Este “valeroso” asesino será condecorado, seguramente con la medalla del valor, pero tendrá que guardar silencio de por vida ante el temor a la represalia. Y allí se le acabará el valor. Morirá como un cobarde asesino, nada más y nada menos.

Los “valientes combatientes norteamericanos” sabían de sobra que allí no iban a encontrar gran oposición, si es que en realidad esperaban alguna, por tratarse de una casa particular y no de un cuartel de Al-Kaeda. Sabían que los guardias de esa mansión eran dos y que vivían afuera en una casita pequeña. Uno de ellos se llamaba Abu Ahmed y había sido delatado por Khalid Sheik Mohamed, un preso en la prisión ilegal que mantiene USA en Guantánamo, gracias a que los interrogadores de la CIA se entretuvieron y le dieron rienda suelta a sus depravados y malos instintos, mediante torturas y, entre estas torturas, le aplicaron el submarino (método de tortura utilizado por los marines, la CIA y sus aliados en los ejércitos sudamericanos, que consiste en sumergir a sus víctimas en un tonel lleno de agua, o de excrementos y orina y, a veces, de bencina), nada menos que 183 veces, cantidad que ahora han reconocido, si es que en realidad esta cifra no la han rebajado un poquito, para no ser declarados criminales psicópatas por los organismos internacionales de derechos humanos, que en el caso de USA no tienen efecto alguno. Ellos son inmunes a las organizaciones internacionales, incluso al tribunal internacional de la ONU. Pueden asesinar, torturar y hablar hasta los codos de los derechos humanos y acusar a medio mundo de ser tan depravados como ellos mismos, como las críticas que se hacen a China, pero ellos tienen el visto bueno de las otras potencias que prefieren hacerse los estúpidos y mirar hacia otro lado. Se trata de algo que se denomina la realpolitik, politiquería que supera los sentimientos humanitarios para reemplazarlos por los intereses de la clase gobernante y hacerse que no entienden lo podrido de la acción política o militar que proviene del amo de estos amos. Al menos debieran respetar lo que se estableció en el artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que prohíbe el uso de la tortura, de la crueldad o tratamientos degradantes con los prisioneros.

Viendo el “terrible peligro” que los amenazaba, tuvieron que actuar y le dieron muerte, aunque Osama no hiciese ningún movimiento en busca de sus armas. Si es que Osama hubiese tenido la intención de defenderse no habría estado tranquilamente sentado, sino que de pie y parapetado detrás de algún mueble o algo por el estilo, y claro, empuñando su fusil. Algo que lo hace cualquiera, hasta aquel que no ha combatido nunca, pero que desea morir matando. Y Bin Laden, era un hombre acostumbrado a la guerra, aunque en el momento de su muerte no se encontrase en el campo de batalla, sino en un caserón bien protegido contra los misiles norteamericanos. Sufría de los riñones y necesitaba de recurrir a la diálisis de vez en cuando. Y los aparatos de diálisis no existen en las montañas. El marine asesino de la unidad especial de los Navy Seals será condecorado por el “enorme valor” que demostró apretando el gatillo dos veces consecutivas contra un hombre desarmado. Seguramente que la adrenalina le había subido tanto que, entonces, con hurras a la marina y a su presidente (que combate valientemente desde un sofá felpudo de la Casa Blanca), realizó este crimen. Así ese presidente puede ahora aumentar sus votantes y tener un camino más expedito para seguir combatiendo desde ese mismo sillón que huele a Bush y otros presidentes que han degradado la especie humana. Ambos ahora se han convertido en héroes, son los nuevos héroes extractados de los comics. Uno por apretar el gatillo dos veces contra un hombre desarmado y el otro por haber dado la orden desde la tranquilidad de su habitación y sentado en el sillón felpudo gozando de alguna pieza de música y de un buen trago de wisky.

Dicen los informes sobre esa unidad, que sus integrantes eran sólo hombres, ya que las mujeres no serían tan valientes para ejecutar a un hombre desarmado: para eso se requiere, dicen, hombres con capacidad analítica y estratégica y gran coraje, como el que tenía Al Capone cuando ejecutaba a otros bandidos como él o a pequeños negociantes desarmados que se negaban a pagar por su protección. La acción de matar a un hombre desarmado es propia de los delincuentes o de los militares que tienen algo malo en su cerebro, que ahora se designa por psicópata. Sienta muy mal que la orden de asesinar venga de un hombre que, nada menos, ha recibido el premio Nobel de la Paz. En todo caso, este “valiente y sesudo” marine analizó en millonésimas de segundo las posibilidades de Osama y su súper veloz razonamiento le indicó que había que disparar, y no dar tiempo a que Osama ni siquiera llegase a meditar lo que iba a hacer, y no una sóla vez, en la cabeza, lo cual bastaba para darle muerte, sino otro disparo, esta vez en el corazón. Pero, no será que la orden que recibió era la de asesinar a Osama, ¿aunque estuviese desarmado y en estado de coma? ¿No se está faltando a la propia ley norteamericana que un hombre desarmado no puede ser muerto así nomás? No dicen las leyes que un hombre no es culpable hasta que no se pruebe eso en una corte y con derecho a defenderse y ser escuchado? ¿Era tanto el temor a ese hombre que había que asesinarlo sin darle los derechos que tiene todo hombre, incluso los delincuentes? ¿O no era un delincuente? Hasta el arzobispo de Canterbury, el primado de la iglesia anglicana, critica esta acción, porque ella no muestra un acto de la justicia. Si esta forma de accionar se acepta como normal, entonces ¿para qué se hacen las leyes? ya no son más que letra muerta y lo que impera es la ley de la selva. No tendría sentido los estatutos de la ONU. Matar a un prisionero desarmado no es una muestra de valor, al contrario, demuestra cobardía y una actitud criminal.

Misión cumplida dirá el soldado, misión cumplida dirá el jefe de la unidad de comandos y Obama estará satisfecho de que se haya cumplido su orden de asesinar a Osama Bin Laden, sin importar las circunstancias y tranquilo con la seguridad absoluta de no ser llamado por ninguna corte internacional a rendir cuentas por ordenar el asesinato de un hombre desarmado. Claro está que, lo que han hecho está considerado como delito. Asesinar a un preso o prisionero desarmado es un acto delictual en todas las leyes y en los tratados internacionales, incluso dentro de USA. Pero, ¿quién le pone el cascabel a la cola del gato? Parece ser que todos los gobiernos sometidos al amo de USA, hacen vista gorda, pensando quedar bien con el nuevo César, ya que éste se empieza a parecer un poco a Nerón.

Osama Bin Laden ha muerto, y de eso no puede haber ninguna duda. Sus seguidores ya lo reconocen así. Con su muerte, mueren también algunos mitos. El más relevante es que con su desaparición, Al-Kaeda desaparece también y con ello el terror, algo que me parece que es totalmente equivocado. Y eso lo dice el mismo Obama y muchos de sus adversarios, enemigos o simplemente analistas políticos. Pero eso no es más que una especulación sin base. El mito de que Al-Kaeda es Osama Bin Laden se estrellará contra la realidad. Surgirán otros Osama y lo explicaré más adelante.

Algunos articulistas dicen que con la muerte de Bin Laden se pone fin a una época. ¡Qué idea más descabellada y equivocada! Las épocas no cambian por la muerte o el nacimiento de un hombre. Son otros factores los que marcan el cambio de una época. Y entre ellos es la tecnología y la agrupación de las sociedades en entidades nuevas. Se puede matar al hombre, porque todos los hombres somos mortales, pero, ¿cómo matar las ideas de la época? Los hombres desaparecemos, pero las ideas quedan, al menos por mucho tiempo. ¿Cómo darle muerte a la causa que llevó a Bin Laden a la lucha terrorista, sin que se solucione las causas de su lucha?

Uno de los motivos o causa que llevó a Bin Laden a la guerra contra el Imperio y sus aliados estaba allí mismo en su país. Los soldados norteamericanos ocupando Arabia Saudita preparando la invasión de Irak. Para Osama, ellos estaban profanando su tierra. Y los que lo permitían, eran nada menos que la monarquía de su país, una monarquía corrupta hasta la médula de los huesos, cuya inmoralidad es conocida en el ámbito mundial. Hoy enfrentada a su propio pueblo que desea deshacerse de ella. Y que más temprano que tarde ha de caer bajo la presión de su pueblo. Osama había regresado a su país y fue considerado un héroe nacional, hasta que se hizo odioso por sus críticas a la corrupción y al apoyo hacia USA. Se le expulsó de su país y más tarde se le quitó la ciudadanía, cuestión que no está permitida en las convenciones internacionales, en especial en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, estipulado en el artículo 15. Esta medida no fue criticada por USA, que siempre manifiesta ser defensora de los derechos humanos, claro está, siempre y cuando pueda utilizar este argumento para tener ganancias políticas.

Se piensa que ahora USA y la OTAN retirarán sus tropas de Afganistán, cuestión que está por verse. Sí así ocurriese, el gobierno títere de Karzai no duraría lo que dura un día de lluvia. Y todos los muertos y heridos por parte de ambos bandos no habrían cumplido ningún objetivo. Sólo el matar por matar. Obama especula que la muerte de Osama y ciertos progresos en la guerra contra los talibanes será el punto final de Al-Kaeda. ¡Qué optimista! Un planteamiento fuera de toda realidad. Ni Al-Kaeda forma parte de los talibanes, ni los talibanes son Al-Kaeda. Son dos cosas distintas. Una es una organización político-militar y la otra es una red de yijadistas. No son lo mismo, sino que se complementan. Y actúan en diferentes esferas. Los talibanes no se han internacionalizado como los integrantes de Al-Kaeda. Si los talibanes fuesen totalmente derrotados en Afganistán, algo improbable por el momento, no por eso los yijadistas van a desaparecer. Obama piensa que la base de Al-Kaeda está en Afganistán. Es cierto que lo estuvo en una época, pero ahora se ha extendido a todo el mundo musulmán, incluso a países que están fuera de esa órbita. Sin querer ofender a nadie, diría que se han estado expandiendo como los virus mediáticos. Y usan todos los implementos modernos para acortar las distancias. Por eso me llama la atención que aun cuando en la casona de Osama hubiese computadores, no hubiese internet, ni siquiera internet móvil, ni teléfono. ¿Cómo entregaba entonces sus órdenes y sus planes? Y un plan es algo complicado, no sólo unas cuantas palabras. Se requiere de planos y otras cosas. Y me asalta una pregunta muy lógica: ¿es necesario u líder o un Estado Mayor para organizar atentados a nivel mundial?

USA está especulando de quién será el sucesor de Bin Laden. Acaso, ¿realmente necesita de algún sucesor? Osama ha pasado a la Historia como uno de los personajes de más connotación del presente siglo. Nos guste o no, estemos de acuerdo con su lucha o en contra de ella. Estemos de acuerdo o en desacuerdo con sus métodos. No tiene importancia. De Osama Bin Laden se seguirá hablando mucho más allá que de Bush o Obama. Nadie dentro de Al-Kaeda tiene el prestigio y el carisma que tuvo este líder. Como no es una organización en todo el sentido de la palabra, como funciona cada grupo independientemente de los demás, como no hay un Estado Mayor que dé órdenes y planifique las acciones o coordine los grupos, no se necesita un nuevo jefe. El líder ha muerto, es cierto, pero ahora es un mártir y será venerado por muchos miles de yijadistas en todo el mundo musulmán. Y eso ya está ocurriendo. Más temprano que tarde veremos cómo las apreciaciones de los analistas optimistas se irán trastocando hasta llegar al pesimismo. Una vez escribí que todo había empezado en Palestina (¿Qué es Al-Kaeda? Mito y Realidad) y lo que sucede hoy en Palestina sigue siendo lo mismo que llevó a este hombre a empuñar las armas. Terminar con Al-Kaeda implica también, necesariamente, terminar con la ocupación de Palestina. ¿Está consciente de eso la Casa Blanca? ¿Acaso no está en la geopolítica del gobierno de USA el apoyo irrestricto a Israel, no importando lo que hagan con el pueblo palestino? Para llegar a alguna conclusión correcta me parece que hay que pensar en la dialéctica de causa y efecto. Mientras persista la causa existirá el mismo efecto, lo que es natural de por sí. Y la causa palestina que dio origen a todo, se ha ido profundizando y otras causas que motivan la lucha de los yijadistas se le han sumado, como la corrupción y la represión, amén de la falta de libertad y democracia de los sátrapas árabes aliados de USA, lo que hace aún más difícil y complejo eliminar el efecto llamado Al-Kaeda.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Entre más de dos no hay secretos

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

La forma, el carácter letal y la dudosa legalidad de la operación punitiva realizada por Estados Unidos para ultimar a Osama Bin Laden y apoderarse de una voluminosa información, ha replanteado el recurrente debate de las acciones secretas realizadas en los marcos del Estado de Derecho, una de cuyas características es la obligación de los gobernantes de dar cuenta a la sociedad de su gestión y en ocasiones de actos puntuales.

El hecho de que las constituciones, las leyes y la ciudadanía de casi todos los países, aceptan la existencia de servicios secretos y de organizaciones de inteligencia (militar, policiaca o civil) implica aceptar su actuación en secreto; lo cual no significa, como ocurre en los Estados Unidos, hacer extensiva esa facultad a operaciones en todo el mundo como cuando la Corona Británica expedía patentes de corso.

Los debates en torno a esos fenómenos son particularmente intensos en Estados Unidos donde debido a la escala planetaria de la política imperialista y la actividad militar en escenarios de todos los continentes, mares y océanos y en más de 700 bases militares, existen alrededor de 20 grandes agencias de inteligencia y servicios especiales encargados, no sólo de espionaje, acopio y análisis de información sino también de realizar todo tipo de operaciones encubiertas, incluyendo como ahora, ejecuciones extra judiciales.

Después del 11/S, a las tareas en el extranjero se añadieron prácticas de vigilancia y control de la población, intercepción de las comunicaciones y la correspondencia, detenciones arbitrarias y registros, todo ello con la excusa de la lucha antiterrorista y leyes que introdujeron mecanismos de represión y limitación de libertades y derechos desconocidos por los norteamericanos. La denuncia de las arbitrariedades en Guantánamo, las cárceles secretas y las torturas son un nefasto capitulo en la historia estadounidense.

No es extraño que con frecuencia la prensa estadounidense se muestre crítica respecto a algunas actividades de esas agencias; ponga en duda las versiones oficiales acerca de sus acciones y las contraste con fuentes independientes. Ese estilo de trabajo se realiza plenamente cuando se trata de hechos espectaculares, principalmente de acciones violentas, vinculadas con procesos políticos, con la popularidad del presidente y las elecciones presidenciales. Así ocurre con la eliminación de Osama Bin Laden.

La circunstancia de que la operación ejecutada por Estados Unidos haya partido de un país extranjero (Afganistán) y operado en otro (Pakistán) implicando a ciudadanos de varias nacionalidades, aunque debido al sometimiento de los gobiernos de esos países a Estados Unidos apenas plantea problemas políticos, crea funestos precedentes. Irak, Afganistán y Pakistán son enclaves militares que Estados Unidos puede utilizar contra otros países.

El operativo para liquidar a Bin Laden fue altamente secreto no sólo para evitar que el perseguido y las autoridades pakistaníes se enteraran, sino porque envuelve tácticas, recursos, fuentes, tecnología y hechos que los servicios secretos norteamericanos no creen conveniente revelar. Como bien señala Fidel Castro, se trata de “…Una versión cuidadosamente elaborada…” realizada mediante “…El discurso esmeradamente elaborado del Presidente…”

Es de suponer que parte de la versión, incluso del discurso fueron confeccionadas de antemano y tal vez hayan haya existido más de una, incluyendo qué informar o no en caso de que la operación fracasara, presentara complicaciones adicionales o fuera interferida por las autoridades locales que no fueron consultadas. Pakistán ha sido identificado como uno de aquellos “60 rincones oscuros” en los cuales Estados Unidos puede atacar en cualquier momento.

Aunque debido a que provenía de una fuente acreditada, el propio presidente de los Estados Unidos, era difícil poner en duda que finalmente los norteamericanos habían dado caza a Bin Laden, aunque estaba claro que, como señala Fidel Castro en su más reciente artículo, se trataba de “una versión” que oculta infinidad de elementos sustantivos y revela aquello que los jefes de la operación consideran conveniente dar a conocer.

Puedo creer que Osama Bin Laden estuviera desarmado, lo que no puede creerse es que no tuviera escolta. Puede aceptarse que el jefe de Al-Qaeda estuviera dormido, lo que es difícil creer es que lo estuviera también su seguridad. El helicóptero norteamericano lo mismo pudo caer por defectos técnicos que por haber sido alcanzado por un lanzacohetes.

Por razones de prestigio y para restarle vigencia a la imagen violenta y letal de la operación, Estados Unidos declaró que no hubo ningún norteamericano herido. No sería la primera vez que un ejército oculta sus bajas cosa más bien usual. Es casi obvio que el Comando tendría instrucciones de, al retirarse, cargar con los muertos y los heridos propios y los de la escolta o los colaboradores de Bin Laden, cosa que hicieron contando incluso con un helicóptero menos.

En el lugar de los hechos se abandonaron las mujeres y los niños y algunos cadáveres, entre otras cosas porque no los necesitaban, eran un componente molesto y había que dejar algo para entretener a la seguridad de Pakistán. Lo mismo ocurre en cuanto al destino del cadáver del líder Al- Qaeda y los argumentos para no difundir las imágenes. Se trata de parte de la versión. Probablemente los documentos, fotos y filmaciones de este operativo sean clasificados, tal vez por cincuenta años y sean revelados cuando ya a nadie le interesen.

Ojalá los sangrientos sucesos en Pakistán sirvan a los norteamericanos como motivación para debatir acerca de la necesidad de reducir las atribuciones de su gobierno para realizar acciones secretas letales en el extranjero, limitar las facultades de las agencias de espionaje e inteligencia secretas que operan sin rendir cuentas, en especial la CIA y acerca de la necesidad de respetar la soberanía nacional, base del derecho internacional. Fidel Castro tiene razón: “Están ocurriendo hechos verdaderamente preocupantes”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Flores de un día

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

La equivocada “entrega” de Joaquín Pérez Becerra, por parte del gobierno de Venezuela al gobierno de Colombia (equivocada desde todo punto de vista: jurídico internacional y nacional, político y diplomático, ideológico y hasta ético) ha puesto en evidencia, no un iceberg como se ha analizado estáticamente, sino un gran nudo complejo de contradicciones inherentes, tanto al proceso democrático venezolano como al proceso conflictivo armado de Colombia.

En Primer lugar se ha confirmado una vez más, que ambos procesos sociales a pesar de sus grandes diferencias, deben ser considerados unitariamente y como un todo regional con implicaciones continentales. Es decir que lo que sucede en Venezuela repercute profundamente en Colombia y viceversa. La conciencia y solidaridad masivas mostradas por el pueblo venezolano (como también la gran a solidaridad internacional) exhibidas con Joaquín, ha sido contundente y no se puede seguir subestimando.

Segundo, que los pactos diplomáticos entre Naciones con cláusulas secretas, argumentando “razones de Estado” (yo te envío a Makled, tu me envías a Joaquín, o yo me vuelvo bueno para que me saquen de la lista de los malos y no me pase lo de Gadafi) son viciosos y, sobre todo no permiten la construcción de relaciones serias, sinceras y constructivas de largo plazo, pues como decía Carlos Gardel de los amores de los estudiantes, son flores de un día: “Hoy un juramento y mañana una traición”.

Volatilidad sabida ampliamente por la diplomacia Estadounidense, que utiliza todas estas movidas en falso, para sacar ventajas evidentes con el fin de dividir y sabotear el proceso democrático venezolano en favor del posicionamiento internacional de su alfil regional Santos, tal y como lo reconoce victoriosamente el columnista Alexander Cambero en el diario colombo español El Tiempo (05. 05. 2011) “Santos la jugada maestra” que amerita ser leído en su totalidad en: http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/otroscolumnistas/santos-la-jugada-maestra_9288040-4

Tercero: Colombia se hunde en un mar de agua verdadero que ha causado grandes destrozos y calamidades, dejando también al descubierto las inmensas fallas infraestructurales en puentes, carreteras, alcantarillados, represas, canales, muros, ect. Infraestructura sobre la cual el gobierno Santos pensaba encarrilar las locomotoras para continuar profundizando el modelo Fascista neoliberal que la Oligarquía trasnacional dominante, viene implementando a sangre fuego sobre el pueblo trabajador colombiano desde hace décadas, con el soporte de los EEUU.

Pero no es solo un mar de agua sino otros mares más catastróficos: 1) El mar maloliente de…la “corrupción generalizada” impuesto por la Economía Narco Paramilitar Dominante, que ha sumergido prácticamente a toda la sociedad Colombiana sin excepción: Fuerzas Militares, Partidos políticos (tanto los de la clase dominante como los que se denominan de “Izquierda electoral y legal”) Administración del Estado en todos sus niveles. Iglesia y educación. Gremios ect y en fin, todo régimen gobernante. ¿Quien no ha tenido “tratos” con los Nule?

2) El mar de sangre de la violencia política y la guerra contrainsurgente y paramilitar, que de una manera densa y oscura se ha diseminado por todo el territorio de Colombia con su estela de sangre y destrucción social, sin que hasta el momento se haya podido controlar y más bien esté sirviendo de agravante o inductor a la grave crisis por la que atraviesan las Fuerzas Militares de la oligarquía; hoy enfrentadas al dilema presupuestario y económico de: “O infraestructura y plan de desarrollo neoliberal, o guerra contrainsurgente inútil”. Razón tenía el general que públicamente dijo que un buen general también sabe cuando una batalla no se puede ganar y se retira. ¿Pero cómo y cuando retirarse, si la Salida Política al conflicto armado no está considerada en los planes gobernantes?

3) Y finalmente un mar viscoso de babas jurídicas y propaganda mediática, que empieza a oscurecer y enervar la conciencia de los colombianos con una supuesta ley de victimas, que ha llegado finalmente en su bizantinismo y “Santanderismo” a deber reconocer que desde hace 60 años Colombia vive uno de los más prolongados, sangrientos y destructores conflictos armados del continente americano, al parecer sin Solución Militar pero tampoco sin Solución Política, es decir hasta el momento insoluble.

Por lo pronto (o en lo táctico) la entrega de la policía chavista a la policía del general Naranjo de Joaquín Pérez Becerra, ha reforzado el pacto de los “nuevos mejores amigos” que parece que “nadie ni nada podrá descarrilar”. Pero también ha dejado en claro ante la opinión democrática y progresista del Mundo su precariedad y sobre todo, la consideración a mediano plazo de que bien puede tratarse de otra “flor de un día”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Colombia: Así arma el jefe del G3, José Obdulio Gaviria, el expediente contra Joaquín Pérez

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

José Obdulio Gaviria, la mano derecha del ex presidente Álvaro Uribe y primo hermano de Pablo Escobar, el Barón de la droga del Cartel de Medellín, muestra en una crónica su formidable capacidad en armar la base mediática para un expediente que tendrá la etiqueta “TERRORISTA”.

Primos - Mario Uribe, primo con Álvaro y ex senador y ex presidente de la cámara de representantes; 7 años de cárcel por armar grupos paramilitares. Pablo Escobar, Barón de la droga y el Padrino de la Mafia en Colombia. Muerto como termina siempre los mafiosos. Primohermano con Obdulio, (a la derecha).

Es el caso de su columna en el diario El Tiempo, del Clan Santos&Prisa, sobre Joaquín Pérez, el editor de la Agencia de Noticias Nueva Colombia, bajo el titulo “El director de ANNCOL”, publicado el 26 de Abril de 2011 (1).

Maneja José Obdulio datos que son abiertamente falsos, medias verdades y verdades pero descontextualizadas y carentes de lógica temporal. Sólo para desenmascarar su inmunda intención, le voy a tumbar una a una las engañifas de este camaleón.

Arriba "Don Berna", el lugarteniente de Pablo Escobar y posteriormente jefe paramilitar de AUC

Hay que comenzar con quién es José Obdulio para que sepan los lectores a qué atenerse cuando lo lean. Este camaleón que según cuentan “leía a Marx, Hegel y Rosseau”, terminó leyendo al preferido de los miembros del Opus Dei, Fernando Savater. De cofundar la Escuela Nacional Sindical en Medellín terminó de amigo y asesor del más grande perseguidor neoliberal de los derechos y prestaciones de los trabajadores, Alvaro Uribe. De ser “militante del Partido Comunista, Marxista Leninista de línea Maoísta entre 1970 y 1974”, terminó en el EPL y de amigo de “Don Berna”, que también comenzó en EPL y siguió como lugarteniente del primo de Obdulio, Pablo Escobar. De arengar en las calles de ciudades y pueblos por justicia social, pasó a organizar junto con su hermano, Jorge Gaviria (exconvicto en los Estados Unidos), el falso positivo de la desmovilización de paramilitares en 2003 en Medellín. Así que este José Obdulio es un hombre de extremos y de extrema.

Obdulio acusa a Pérez Becerra por “destruir la imagen del presidente Uribe y su entorno”, al relacionarlo con lo ocurrido durante el viaje que haría Uribe a Estados Unidos donde le esperaban grandes manifestaciones para recibirlo. En primer lugar, quien se destruyó su propia imagen fue Uribe, no solamente por los asesinatos, desapariciones y amenazas que comenzaron justo cuando ya había decidido postularse a la presidencia, para silenciar a sus posibles detractores que le conocían desde tiempo atrás en el barrio, la universidad, la alcaldía de Medellín, la Aerocivil, el Senado, la gobernación de Antioquia, (muchos de los cuales fueron asesinados o tuvieron que salir al exilio) sino que el caudal de sangre aumentó durante sus ocho nefastos años que se extenderían a más con la administración de su ex-defensa Santos. Sumemos a su autodestrucción de imagen las miles de fosas comunes que dejó su siniestro paso por la “Casa de Nari”, la calaña de sus principales asesores, ministros, correligionarios (decenas de ellos en la cárcel o con un pié en ella). Nunca antes había tenido el pueblo colombiano un gobernante con tal grado de corrupción y cinismo como el que se alcanzó durante los dos oscuros períodos de la presidencia de Uribe, en el cual se llegó al colmo de comprarse la reelección en 2006 y de espiar en todo el territorio nacional y en el extranjero a exiliados sobrevivientes al exterminio de la Unión Patriótica.

José Obdulio miente cuando pretende sindicar a Joaquín Pérez de organizar en Estados Unidos en nombre de las FARC una jornada en favor a los derechos humanos en Colombia y que derivó en protestas contra Uribe. La realidad obedeció a la propia iniciativa de los estudiantes estadounidenses y grupos sociales indignados con el #82# de la lista de los narcotraficantes en Colombia. Para nada tuvo que ver la guerrilla colombiana.

Pero en una fiesta en la sede de la Asociación Jaime Pardo Leal, donde se han celebrado muchas fiestas para financiar el trabajo solidario en favor del pueblo colombiano, una sede pública que en Estocolmo es famosa por su alegría y rumba, el abogado José Obdulio tiene una “fuente” que reportaba que “'Alberto' informó a sus contertulios de ocasión que viajaría a Venezuela para afinar los ataques contra Uribe. -'Márquez' y 'Timo' están entusiasmados -les contó”.

Bueno, la fantasía de esa “fuente” es bastante grande. Creer que un “jefe de las FARC” avisará ante los fiesteros, en donde siempre ha habido “gente de la embajada”, como se suele decir en los círculos de los exiliados, desde los 50.000 chilenos que vinieron a Suecia como consecuencia del golpe militar en Chile, hasta los hondureños que han tenido que asilarse en el país nórdico, y para nosotros que hemos vivido y presenciado por casi 40 años este “ritual”, nos provoca bastante risa.

¡Imagínense, el “Embajador de las FARC en Europa” hablando sobre los próximos encuentros con los comandantes 'Márquez' y 'Timo' después que la guerrilla ha tenido que asimilar unos golpes justamente por unos descuidos irresponsables como en los casos del bombardeo del campamento de Raúl Reyes y “El Mono”, Jorge Briceño. Ni hablar de diferentes mandos medios que han sido detenidos en diferentes tareas.
Cada periodista o conocedor del conflicto social y armado sabe perfectamente que los integrantes de la Comisión Internacional de las FARC después del 11 de septiembre de 2001 ni siquiera se mueven en círculos públicos, y menos en organizaciones de solidaridad, precisamente para no ser descubierto. Pero en la rumba de la Asociación Pardo Leal, en Estocolmo, pasó lo contrario.

Chuzadas-DAS - Andrés Peñate, ex jefe del DAS dice que José Obdulio Gaviria ordenó las "chuzadas", las interceptaciones y los seguimientos a periodistas,
integrantes de la Corte Suprema de Justicia y líderes populares.

Para justificar las acusaciones en el próximo juicio contra Pérez Becerra, Obdulio Gaviria usa el arma sofisticada de decir las cosas directamente. En el caso del viaje de Uribe a USA, que efectivamente fue un fracaso, por que fue colocado contra la pared de justicia como uno de los peores violadores de los derechos humanos en el mundo, Obdulio dice que la “campaña iniciada por ANNCOL iba viento en popa. Oenegés amigas y miembros calificados del PC3 (el Partido Comunista Clandestino, brazo político de las FARC, nota de D.E.), agazapados en medios de comunicación, recibieron precisas instrucciones de 'Alberto'”.

Según José Obdulio, el brazo peligroso de Pérez Becerra va mucho más allá del continente europeo y lo acusa de ser hasta comprador de armas en Líbano para la guerrilla. Obdulio involucra a Pérez Becerra en calidad de “guerrillero” en actividades de intrigas y de conspiración política en las universidades estadounidenses.

¿Por cuál motivo?

Para despertar e involucrar al FBI y la CIA y así ampliar el expediente y a los denunciantes en contra Pérez Becerra y demás periodistas de ANNCOL.

¿Presenta pruebas?

No lo necesita en Colombia. Lo que está escrito muchas veces es interpretado como “verdad” o en algunos casos donde reina la impunidad, como “fuente”.

Pero en todo caso Obdulio presenta una estadística:

“En menos de una semana se publicaron más de 10 artículos contra la integridad moral de Uribe y su familia (ver aporrea.org)”.

Muy poco, diría yo, como periodista, por el carácter trascendental que tenían las noticias sobre el desastre de la gira de Uribe a USA. Pero agrega, para que tenga un “tinte guerrillero”: “'Iván Márquez' felicitó a 'Martínez' por el último titular que puso en la página antes de montarse en el avión: "Buenos mozos, ricos e inteligentes y otros demonios". "Aquí en Caracas -dijo- verá lo que tenemos contra esos muchachos y contra Restrepo. Ya hay periodistas amigos para amplificar la cosa".

En esa frase, sin presentar nada de pruebas, sólo palabras, sostiene Obdulio, como una cosa obvia existente, que los dos comandantes guerrilleros efectivamente lo felicitaron. Así de sencillo van las pruebas.

Obdulio sin embargo involucra “periodistas amigos” y ¿Quiénes son? Pues los venezolanos, por supuesto. Mata varias moscas en un solo golpe, involucrando a Estados Unidos y pone a dos comandantes guerrilleros como remitentes de las felicitaciones, terminando el bloque de la crónica metiendo a periodistas venezolanos que no tragan los cuentos de esa invisible versión colombiana del Vladimiro Montesinos, o alias Rasputin de los Andes, en el mismo “expediente” contra Pérez Becerra.

Ahora Obdulio pasa a disecar el luchador político de Pérez Becerra, elogiándolo de ser “la encarnación de la combinación de todas las formas de lucha: las legales y las clandestinas; la persuasión y la fuerza; la organización de masas y la acción en la banda terrorista”.

Casi suena como la versión colombiana de Bin Laden, pero lejos de las declaraciones de Chávez y de las autoridades venezolanas.

“Casi niño, militó en las juventudes comunistas; en los setenta, su partido (PCC, nota de D.E.) lo 'ascendió' a formas más elevadas de lucha, es decir, le puso el camuflado; 'Marulanda' y 'Reyes' le vieron madera y lo destacaron como cuadro fundador de la UP (incluso, como 'Reyes' y 'Márquez', fue elegido para una corporación pública) {es decir la exterminada UP, nota D.E.}; volvió a las andanzas uniformadas al final de los ochenta bajo el mando de 'Iván Márquez', quien, precisamente, descubrió en 'Martínez' su vena periodística y su capacidad de mimetizarse en cualquier ambiente legal. Por eso lo hizo volver 'a la civil' y le encomendó una tarea que parecía imposible: salir de Montes de María, aprender idiomas, instalarse en Europa y fundar un conglomerado de medios: emisora, revista y, posteriormente, periódico digital”.

No es poca trayectoria que aquí vemos de Joaquín Pérez Becerra. Pero esta errado, una vez más este “jefe” de la inteligencia colombiana , posible “cerebro” de las interceptaciones telefónicas a civiles y autoridades no solo del país sino en el exterior. Trabajos que hizo muy mal en todos los aspectos y que por eso fue descubierto y, si las cosas le salen bien a la gente decente en Colombia, terminarán llevando a este primo de Pablo Escobar a la cárcel.

Conocí a Joaquín en 1993 cuando llegó a Suecia, y con el pasar de los años nos volvimos muy buenos y cercanos amigos. Joaco me relató muchas cosas sobre su vida en Colombia. Por ejemplo que militaba en la Juventud (JUCO) y Partido Comunista (PCC) en Cali donde siempre vivía, estudiaba y trabajaba, con la excepción del tiempo en el municipio de Corinto del departamento de Cauca, unas dos-tres horas de Cali en donde fue elegido 1992 como concejal de la Unión Patriótica (UP), no por los comandantes guerrilleros sino por los campesinos e indígenas que son mayoría en esa región del país.

Obdulio menciona que Pérez Becerra estaba ubicado en Montes de María pero es un grave descuido de Obdulio, por que la única parte geográfica más cerca a los Montes de María donde estaba ´Joaco´ era Cartagena de Indias donde se enroló en la armada durante tres años, que, para sorpresa de José Obdulio, me imagino, se hizo sargento o teniente (no me acuerdo el grado), el mismo lugar e institución como Juan Manuel Santos (claro que éste estuvo más en los casinos y en licencia que en actividad militar). En el “Expediente de Obdulio”, Joaquín operaba en las montañas de Bolívar.

Seguimos la interesante lectura de calvito José Obdulio:

“Me quito el sombrero con los logros de 'Martínez' en Suecia. Disfrazado de 'perseguido político', logró en poco tiempo la ciudadanía sueca. Ya con cédula, registró a su nombre la agencia de noticias Anncol; y, de buenas a primeras, sin que nadie hubiese tenido tiempo de oponerse, convirtió a Suecia en santuario de las FARC; en una zona de despeje para hacer, impunemente, propaganda de las Farc contra el Estado y el gobierno de Colombia”.

Jejejeje! ¡Ay Obdulio, tengo envidias por tu amplia fantasía!
Estocolmo - Manifestación en contra el Plan Colombia y con la exigencia de parar el apoyo sueco al estadocolombiano con sus violadores de DDHH. / Autor: Dick Emanuelsson

A ver: Comenzamos con ANNCOL. Éramos los dos, Joaco y yo, que fundamos la agencia por ahí en 1995. El internet y correo electrónico fueron las herramientas, y eran gratis. Ahí no había plata de nadie por que no era necesario. Y eso le contesté a un reportero muy bueno de AP, un norteamericano que conocí en 1998 en Bogotá y que me entrevistó durante casi una hora sobre el trabajo y la creación de ANNCOL.

¿Por qué no costaba nada? Sencillamente, por que en la suscripción de internet que yo, no Joaco, tenía en la empresa “Swipnet”, Tele2, fue incluida 10 megabyte en donde armamos la humilde pagina de ANNCOL que fue un éxito que nadie esperaba. ¿Por qué? Por la sencilla razón que en Colombia los medios de comunicación andaban arrodillados y lejanos a la realidad que vivían y viven los colombianos. Es decir, la primera pagina & web de ANNCOL fue registrado en nombre mío y no por Joaquín Pérez Becerra. ¿Cómo te quedó el ojo?

Segundo: Lo que menciona Obdulio como “santuario de las FARC”, no es tal, pero sí es un país donde hay libertad de hablar, de opinar, de manifestar, de vivir y morir como a la gente le de la gana. Suecia es solidaria con las causas de los pueblos y ANNCOL era un trabajo de solidaridad que fue realizado en Suecia y sacudió a más de un general y a un ministro en Bogotá. Con la nueva tecnología en donde el correo electrónico daba cinco vueltas al planeta en un segundo, era imposible de impedir que llegáramos a todo el mundo. Ni siquiera con un avión Fantasma nos podían parar. Como tampoco han podido parar las acciones de la Asociación Jaime Pardo Leal, compuesta por exiliados y sobrevivientes del genocidio de la Unión Patriótica y a la cual los esbirros como José Obdulio y los del DAS-G3 han pretendido también silenciar.

Genocidio de la UP - El hijo de Julián Vélez, dirigente de la Unión Patriótica en el departamento del Meta, cuyo hijo, en la foto, fue castrado con machete por los verdugos de ese movimiento político que retaba al bipartidismo liberal-conservador. El niño de 7 años desangró y toda su familia fue masacrada por las hordas fascistas del estado colombiano. / Fuente: VOZ

Yo me siento orgulloso, como sueco comprometido con la lucha de un pueblo heroico como el pueblo colombiano, de haber podido aportar como periodista a organizar y fundar tanto a la Agencia de Noticias Nueva Colombia, ANNCOL, nombre propuesto por mí, como a la creación de la radio Café Stereo, lo que el señor Obdulio caracteriza también como un “santuario de las FARC”, acusación que nos demuestra cuánto les arde al establecimiento colombiano, al paramilitarismo y a los narcotraficantes el que dos pequeños y humildes medios alternativos les enrostren sus atropellos y crímenes. Cómo les molesta que dos medios pequeñitos tengan la sintonía, el número de visitantes y la credibilidad que ninguno de los medios escritos, hablados y visuales tiene en Colombia. Por eso nos atacan a diario con los más sofisticados sistemas, por eso nos persiguen. Pero, también por eso, no nos callamos.


“Disfrazado de 'perseguido político'” afirma José Obdulio, hombre que es acusado hasta por algunos ex jefes del DAS de ser el inventor del grupo ilegal “G3”. Fue ese grupo el que nos hacía seguimiento a 16 periodistas en Colombia, minuto por minuto, incluso persiguiéndome cuando me encontraba adentro de un avión en zona internacional en Eldorado, Bogotá, con rumbo a Costa Rica, y cuyos agentes del “G3” borraron todo el contenido en mi computador, según los informes de esos agentes supuestamente bajo el mando de José Obdulio Gaviria.

La página 21 en la carpeta de 454 folios que DAS-G3 armaron en contra
el periodista Dick Emanuelsson durante 11 meses en Colombia. En el facsímil se puede leer el reporte de los agentes que borraron el contenido del computador del corresponsal sueco adentro de un avión con rumbo a Costa Rica, acción terrorista internacional. ¿Responsables?

Alfredo Stroessner, Paraguay y su "homólogo", Augusto Pinochet, Chile, dos dictadores sangrientos.

Tanto como Joaco, refugiados políticos había muchos en Suecia. No era el único que fue recibido y obtuvo asilo político allí. Suecia tiene historia de solidaridad reconocida en no menos de 100 mil latinoamericanos que eran víctimas como Joaco del terrorismo de Estado en sus respectivos países. Verdugos como Pinochet, Videla, Bordaberry y su camarilla militar, Banzer, etcétera, eran conocidos también por nuestras autoridades suecas. Conocidos también eran los organismos colombianos como B2, F2, DAS, Inteligencia militar colombiana, AUC, ejército colombiano, general Bedoya, Rito Alejo, general Jorge Enrique Mora, general Montoya y otros genocidas vestidos en uniforme olivo verde. También conocen de Pablo Escobar, de sus primos, de Varito y demás compinches. El ejemplo de esa solidaridad internacional y humanismo sueco que caracterizaba el entonces jefe del estado sueco, el socialdemócrata Olof Palme, puede reflejarse en las palabras expresadas ante las ejecuciones de los cinco antifascistas antifranquistas en España el 1975; ¡“SATANS MÖRDARE”!, ¡Asesinos de Satanás!

Harald Edelstam saluda a chilenos asilados en Suecia después el golpe militar.

Los chilenos que habían tenido contacto con el embajador sueco en Santiago de Chile, Harald Edelstam, durante los dramáticos días del golpe militar, lloraron de emoción cuando lo vieron otra vez, ya en calidad de asilados y refugiados políticos en Suecia, y lo escucharon en los actos de solidaridad con la lucha antifascista chilena en Estocolmo, un verdadero embajador de los derechos humanos. Aunque nunca vas a entender, José Obdulio, la calidad humana e internacionalista de este gran hombre que se enfrentaba físicamente con los gorilas de Pinochet, salvando los chilenos partidarios del asesinado presidente Salvador Allende. Y nunca lo vas a entender porque te mueves en el bajo mundo donde consideras tu álter ego a un criminal, corrupto y cínico como Álvaro Uribe Vélez. De ahí no te podemos sacar pues a ese mundo siempre has pertenecido. Así que mis lectores comprenderán la diferencia entre gente decente y José Obdulio (con todo y su séquito de admirados y admiradores). Suecia, mi querido país, abrió sus puertas y corazón para salvar a miles de latinoamericanos que sólo querían construir un nuevo estado que fuera más justo que aquel que habían tenido que dejar. Y ese país es el que dio la nacionalidad a Joaquín Pérez Becerra y ahora lucha por repatriarlo para salvarlo de las garras de la mafia en Colombia.

Ernesto Yamhure registra a los exiliados desde el buque Gloria en el puerto de Estocolmo, el 25 de julio de 2005. No sólo era el encargado de la "Red de Sapos en el Exterior" de Uribe y el DAS, además era amigo y asesor político de Carlos castaño, el máximo jefe de los escuadrones de la muerte que, en los años cuando Yamhure lo asesoraba, quemaba a las víctimas del paramilitarismo en hornos, recomendado por militares y políticos. / Autor: Dick Emanuelsson

La siguiente confesión de José Obdulio Gaviria, que nos sirve de elemento probatorio sobre la labor de Ernesto Yamhure, el asesor político de Carlos Castaño (2), el jefe de los Matones, el jefe de los escuadrones de la muerte, esa agrupación de monstruos creada por arquitectos de los grupos paramilitares afectos a José Obdulio Gaviria, llamado AUC, Autodefensas Unidas de Colombia.

Por primera vez siento que Obdulio casi se pone a chillar, porque ni siquiera el gobierno de derecha sueco tenía confianza en Uribe y mucho menos en el Primer Secretario de la embajada colombiana en Estocolmo, siniestro personaje que fue enviado a espiar (3) a los exiliados colombianos en Suecia y fue tomado en flagrancia cuando estaba registrando y documentando a los colombianos que estaban manifestando contra el terrorismo de estado en el momento en que atracaba el buque “Gloria” en el puerto de Estocolmo. Dice el Obdulio Gaviria:

“Ernesto Yamhure, funcionario de la embajada de Colombia, sufrió los peores desaires por parte de la cancillería sueca (4) , porque 'Martínez' (es decir Joaquín Pérez, nota de D.E.) los convenció de que era un espía y que seguramente tenía la ‘misión oficial de secuestrarlo’”.

Uribe, conociendo la metida de pata, regresó al frustrado espía que había recibido la orden de Uribe de crear la seccional de la red de sapos en el exterior llamada “100.000 amigos de Colombia en el exterior”. Yamhure no tuvo buena suerte en su carrera de espía que iba coronar con la designación de embajador de Colombia en los Países Bajos. De los Países Bajos cayó más bajo y terminó de columnista, como Obdulio, pero en el otro diario colombiano, El Espectador.

Sin embargo, Yamhure envió un reporte que figura en la carpeta del DAS-G3 que Obdulio y Yamhure armaron en contra de este reportero por esa fecha, julio de 2005. Entonces es prueba contundente que Yamhure espió y Uribe y José Obdulio lo sabían. Tarde que temprano pagarán en los estrados judiciales internacionales su crimen.

La página 124 de la carpeta del DAS-G3 sobre la vida y trabajo del reportero sueco Dick Emanuelsson en Colombia: Registra la manifestación en el muelle del puerto de Estocolmo cuando anclaba el buque Gloria de la armada colombiana. La “FUENTE” es Ernesto Yamhure, encargado en la embajada colombiana en Estocolmo de la red de espionaje llamado “100 000 amigos de Colombia en el exterior”.

En los reportes Yamhure y amigos me han calificado por lo menos cinco veces como “Embajador de las FARC en Europa”, aunque no he frecuentado ese viejo continente desde el 2000, cuando me fui a Latinoamérica para cubrir los pueblos que arrasan con regímenes del “capitalismo salvaje”.

Cuando el embajador colombiano en Argentina, Álvaro García, ex director del canal de televisión RCN envió un memorando (5) a todos los colombianos residentes en Argentina, convocándolos a “sapear” contra todos sus compatriotas o también argentinos, entrevisté yo al embajador colombiano en Estocolmo que decía que desconocía tales procedimientos, claro que era más inteligente que su colega en Buenos Aires. Pero fue suficiente para la cancillería sueca, y repito, dirigido por un gobierno de derecha, y ante mis preguntas si esos procedimientos eran legales y compatibles en un país como Suecia, me contestaron en escrito sin poder hacer segundas preguntas. Pero la declaración fue una declaración de principio y entiendo perfectamente por qué José Obdulio Gaviria tiene unos sentimientos ante el país, estado y pueblo sueco que no me atrevo describir en letras en esta crónica.

En resumen, el panfletario escrito del 26 de abril de 2011 del señor José Obdulio es una ilustración de cómo se arma un expediente contra una persona inocente a través de los medios que son partes y piezas vitales en el juego sucio en Colombia. Una razón para darle más crédito a la existencia de ANNCOL y Radio Café Stereo que son para el servicio del pueblo.

Con estas humildes líneas creo que el lector puede hacerse una propia opinión y sacar sus propias conclusiones sobre cómo actúan los arquitectos del Estado Terrorista de Colombia en donde las mismas fuerzas exterminaron al movimiento político al que pertenecía Joaquín Pérez como concejal. Y también que sirva a los lectores conocer cómo personajes siniestros como José Obdulio Gaviria, demonizan y criminalizan a los buenos colombianos que se niegan a olvidar y trabajan por su patria aunque han sido expulsados por la mano asesina de basuras como Obdulio.

Pero sépalo señor José Obdulio Gaviria: son millones los colombianos que un día derrotarán ese sistema que asesina a sus propios compatriotas.

Dick Emanuelsson es co fundador de ANNCOL.

Notas:
1) “El director de ANNCOL”, Por José Obdulio Gaviria, publicado el 26 de Abril de 2011 en El Tiempo.
http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/josobduliogaviria/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-9226450.html
2) Documentos exclusivos: “Así se fraguó el acuerdo de paz con los 'paras'”: La desmovilización. Lunes, 26 de Abril de 2010 08:00
http://www.verdadabierta.com/justicia-y-paz/juicios/2388-documentos-exclusivos-asi-se-fraguo-el-acuerdo-de-paz-con-los-paras y. . . . La Carta de Yamhure a Carlos Castaño en PDF: http://www.verdadabierta.com/archivos-para-descargar/category/10-desmovilizacin-y-desarme?download=740%3Acarta-de-ernesto-yamhure-a-carlos-castao-18-11-02
3) “Ex diplomático Uribista en Estocolmo fue asesor político a Carlos Castaño que pagó por su trabajo”. Por Dick Emanuelsson, ARGENPRESS, 20 de mayo de 2010.
http://www.argenpress.info/2009/05/ex-diplomatico-uribista-en-estocolmo.html
4) Cancillería sueca se pronuncia sobre amenazas de Uribe contra refugiados políticos en Suecia. Por Dick Emanuelsson, ARGENPRESS 15 de febrero de 2010. http://www.argenpress.info/2010/02/cancilleria-sueca-se-pronuncia-sobre.html
5) Uribe amenaza cineastas argentinos y a refugiados políticos colombianos. Embajador colombiano en Suecia desconoce las declaraciones de Uribe. Por Dick Emanuelsson, ARGENPRESS, 29 de enero de 2010.
http://www.argenpress.info/2010/01/uribe-amenaza-cineastas-argentinos-y.html

Enlace: http://anncolprov.blogspot.com/2011/05/asi-arma-el-jefe-del-g3-jose-obdulio.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Joaquín Pérez Becerra: ¿Error inexcusable o política de Estado?

Hugo Gómez (CUBA INFORMACIÓN)

“La captura de Pérez Becerra, como la clausura de sus emisiones en Internet de Anncol, que llegó a alcanzar la nada despreciable cifra de más de 800.000 lectores en solo Colombia , ordenada por las agencias del imperialismo, constituyen una afrenta ignominiosa a la libre expresión y un acto de brutal represión política del Estado y gobierno colombianos”.

“La idea de rendirse nunca pasó por la mente de ninguno de los que desarrollamos la lucha guerrillera en nuestra patria. Por eso declaré en una Reflexión que jamás un luchador verdaderamente revolucionario debía deponer las armas. Así pensaba hace más de 55 años. Así pienso hoy” (Fidel) (1)

La opinión pública democrática y revolucionaria del continente latinoamericano, sumergida en un proceso ilusionante de cambio político, social y económico de raigambre bolivariana y socialista, se halla consternada por el secuestro y deportación de Joaquín Pérez Becerra, ciudadano sueco, de origen colombiano, director del equipo de la Agencia de noticias Anncol, llevado a cabo en territorio venezolano con la participación activa del este gobierno.

Pérez Becerra y la Agencia de noticias ANNCOL han asumido desde el exterior, con riesgo de su libertad y seguridad, la denuncia del terror y la corrupción del Estado y del gobierno narco paramilitar de Colombia y la defensa de los derechos humanos del pueblo colombiano. Desde ese medio digital han contribuido a difundir la propuesta patriótica de la negociación política como la vía de solución al conflicto armado en Colombia, en un proceso de paz, basada en la justicia social, la soberanía nacional y la libre determinación de su destino como pueblo. Esas connotaciones políticas del militante secuestrado, su aguerrida posición antiimperialista y su clara defensa del derecho a la Rebelón del pueblo colombiano, oprimido, despojado, perseguido y masacrado, marcan el rasgo fundamentalmente político de su captura y deportación.

Razones políticas, de Estado, de ambos gobiernos han presidido este episodio detestable de atropello inaudito a la libertad y seguridad del revolucionario deportado. El Presidente Chávez admite y asume su responsabilidad, sin ambages, con una ostentación del hecho, repudiable. La deportación de Pérez Becerra se inscribe en un compromiso político claro-oscuro de dos mandatarios que ostentan signos políticos contrarios. Es esa una contradicción que debe resolverse. El tsunami político que este episodio ha desencadenado, contribuirá a desvelar al menos algunas de las raíces de este tipo de compromisos de entrega constante de revolucionarios colombianos por el gobierno venezolano, y medir sus nocivas consecuencias en la construcción por ambos pueblos, de la Patria Grande Bolivariana..

El alevoso secuestro de Pérez Becerra en la Patria de Bolívar, acusado de llevar a cabo tareas “terroristas” de las FARC_EP en Europa, forma parte de la estrategia de guerra sucia del Estado y del gobierno narco-paramilitar de Colombia contra la resistencia y la insurgencia populares de ese país. Secuestro y deportación en los que el gobierno venezolano, paradójicamente bolivariano y socialista, anteponiendo razones de Estado a los intereses del pueblo colombiano y a la solidaridad debida a su causa liberadora, juega el lamentable papel de idiota útil en una operación de indubitable carácter de contrainsurgencia, montada por el Presidente Santos desde los antros del Palacio de Nariño en Bogotá, y en la que el gobierno venezolano termina contribuyendo con sus propios cuerpos de seguridad e inteligencia y prestando, para la legitimación de lo injustificable, la voz, la pluma, los medios y el lenguaje jurídico sedicente de dos destacados personajes de su propio gobierno, peones activos de una operación humana y políticamente viles.

Acción repudiable, no solo desde el punto de vista de la solidaridad con la causa revolucionaria del pueblo colombiano, tratándose de un consecuente defensor del proyecto bolivariano socialista en Colombia y del proceso revolucionario Bolivariano en Venezuela, sino también desde el respeto a la legislación venezolana, a las normas internacionales de derecho y a los derechos fundamentales del revolucionario secuestrado y deportado. Porque, de la orden de detención y su periplo no fue informada Suecia, país donde radica su nacionalidad y ciudadanía al haber renunciado a la nacionalidad colombiana. Permaneció incomunicado todo el tiempo de su oprobiosa estancia en el aeropuerto de Maiquetía, impidiéndosele comunicar con el cuerpo consular de Suecia y negándosele la asistencia jurídica de abogado, inclusive la petición del Habeas Corpus, siendo privado así del más elemental derecho de defensa .

En este procedimiento demoledor de toda conducta civilizada, fueron pisoteados impunemente los convenios internacionales sobre Derechos Humanos y Diplomáticos, la Convención de Ginebra, el Pacto de San José de Costa Rica y tantos más “estableciendo con esta detención un horrible precedente”, en expresión del colombiano, Juan Carlos Vallejo, profesor universitario en Vermont, Estados Unidos, a donde llegó huyendo del terror.

La captura de Pérez Becerra, como la clausura de sus emisiones en Internet de Anncol, que llegó a alcanzar la nada despreciable cifra de más de 800.000 lectores en solo Colombia , ordenada por las agencias del imperialismo, constituyen una afrenta ignominiosa a la libre expresión y un acto de brutal represión política del Estado y gobierno colombianos.

No podíamos creerlo. Cuando nos enterábamos en las páginas de la red de su secuestro, nos topamos, atónitos, con el comunicado del Ministerio de la Comunicación e Información de la República Bolivariana de Venezuela, elaborado tristemente con el impecable estilo de estigmatización y lenguaje inquisitorial tomado prestado de la bandida oligarquía colombiana pro yanqui cuando apunta a la resistencia popular y a los hombres y mujeres comprometidos en lucha abierta contra la injusticia social y por el cambio revolucionario en Colombia:. “El Gobierno Bolivariano ratifica así su compromiso inquebrantable en la lucha contra el terrorismo, la delincuencia y el crimen organizado, en estricto cumplimiento de los compromisos y de la cooperación internacional, bajo los principios de paz, solidaridad y respeto a los derechos humanos”. El texto “legal” no tiene desperdicio.

Refiriéndose a esta frase del comunicado, el articulista José A. Gutiérrez escribía: “Nótese que es el mismo párrafo que ha utilizado en anteriores extradiciones de supuestos colaboradores o miembros de la insurgencia. No solamente condena a Pérez Becerra antes del juicio, sino que además denomina “terrorismo” a la insurgencia mientras que el Estado colombiano sería la encarnación de la “paz, la solidaridad y el respeto a los derechos humanos” (el mismo Estado colombiano de los falsos positivos, de las torturas a más de 7.000 presos sin debido proceso, el mismo de las decenas de miles de desaparecidos y los cinco millones de secuestrados, el mismo del paramilitarismo, la parapolítica y la limpieza social) ¡Qué distancia con los días en que Chávez pedía estatus de “beligerancia” para la insurgencia colombiana! Estatus de beligerancia que pedía al resto de la comunidad internacional, pero que él mismo no tuvo el valor de otorgarles, pudiendo haberlo hecho”.

El propio canciller Maduro, reaccionando a las protestas públicas de los círculos bolivarianos en Caracas, menospreciando sus peticiones y críticas, arremete indignado tachándolas de chantaje y tildando de ultraizquierdistas a los promotores de las mismas: "No estamos sometidos ni estaremos sometidos al chantaje de nadie, ni de la ultraizquierda ni de la ultraderecha”. Respuesta que muestra una ejemplar incapacidad de autocrítica. Dice un adagio castizo: “tras de ladrón, baladrón”.

“Le di el nombre y le pedí que si nos colaboraba para su captura (…) No titubeó (…)Hablé esta mañana con el presidente Chávez, y le agradecí”, manifestaba Santos a los medios de difusión en Colombia.

En el Teatro Teresa Carreño de Caracas, respaldando a sus ministros, era el mismo presidente Chávez el que asumía, ante un abigarrado número de activistas y funcionarios bolivarianos, su total responsabilidad gubernamental en la deportación de Pérez Becerra a Colombia. Su revestimiento de “legalidad” y de ser resultado del compromiso del gobierno venezolano en la lucha contra “el crimen organizado”, podrá disimular pero no ocultar su verdadera esencia: una operación de contrainsurgencia en el marco de la estrategia diseñada por el Estado colombiano, de no negociación política y derrota militar de la insurgencia armada en Colombia, y uno de cuyos pilares reposa en la “colaboración internacional” de los gobiernos y fuerzas de seguridad de los Estados.

La deportación de Pérez Becerra no es un episodio aislado de muchas otras deportaciones de guerrilleros y revolucionarios a Colombia, llevadas a cabo por el gobierno de Venezuela, todas ellas imbuidas del mismo espíritu y compromiso de “colaboración internacional” con el gobierno terrorista y narco paramilitar de Colombia. Dicha conducta, alejada de la solidaridad revolucionaria, deja de marcar una simple tendencia en su política exterior, para convertirse en una desviación práctica preocupante que compromete principios del ideario bolivariano, sin distinguir entre quienes son los amigos y quienes los enemigos reales del proceso revolucionario bolivariano en Venezuela y en Colombia.

El secuestro y la deportación de Joaquín Pérez Becerra, realizada en una operación mixta por los cuerpos de inteligencia y fuerzas de la seguridad de las Repúblicas de Colombia y Venezuela, ha de alertarnos sobre los efectos perversos de desviaciones ideológicas y políticas que puedan estarse generando merced al asentamiento y auge soslayado, en la estructura del Estado y de los organismos gubernamentales, de sectores burocráticos ligados a una emergente oligarquía económica, con tendencia a acomodarse en el proceso bolivariano, que pueden conducirlo a su estancamiento, desviación o desmoronamiento, y que viene siendo denunciado por sectores nada sospechosos de sus compromisos con la revolución bolivariana.

Por hallarme identificado y encontrarlo apropiado, aleccionador y visionario a propósito de la coyuntura actual , transcribo una nota de Amilcar J. Figueroa S., activo y destacado intelectual y político, partícipe activo en el proceso revolucionario venezolano, en su obra: “La Revolución Bolivariana: Nuevos desafíos de una creación heroica” ( editorial El Tapical.- Caracas octubre 2007, pag. 64- nota 36)..

“(36) Las dos polémicas citadas, que se manifestaron con vehemencia entre los teóricos internacionales, han tenido varias expresiones en la historia venezolana del siglo XX. Recuérdese que la contradicción entre Rómulo Betancourt y los núcleos marxistas existentes en Venezuela, entre fines de los años 20 y durante las décadas del 30 y 40 del siglo pasado, giró exactamente sobre estos problemas. Betancourt opuso al PCV un programa concreto de 5 puntos, expuesto en el llamado Plan de Barranquílla construyó un partido a lo largo y ancho de la geografía nacional que aplicó -sin proclamarlo- muchos de los principios leninistas de organización. Pero el carácter policlasista de su organización (y de su pensamiento) lo llevó a comprometerse muy rápidamente con la burguesía proimperialista que gradualmente ocupó el aparato estatal. Esta lección de la historia nos obliga a estar alertas porque, al lado de los grandes esfuerzos que hace el gobierno para impul sar la economía social, se ha gestado un embrión de una nueva clase económica surgida a la sombra de nuestro proceso de hoy, que, como hemos analizado en otros puntos, ya ha tendido puentes con la vieja oligarquía económica y ocupa un lugar nada desestimable en el desenvolvimiento de la política y del Estado venezolano actual. Por lo demás, estamos convencidos de que en el caso de Betancourt, privaba en el fondo una visión anti-comunista. Otro momento de la vida política nacional cuando estos problemas fueron debatidos, correspondió al tiempo en que nacieron el MAS y la Causa R. Por su parte, el PRV se esforzó por construir una organización de cuadros revolucionarios”. (2)

Mi protesta y solidaridad con el militante luchador popular Joaquín Pérez Becerra.

Me uno a la petición multitudinaria internacional que exige su inmediata libertad.

1) Fidel Castro- “La Paz en Colombia- Editora Política 2008- Ciudad de la Habana, Cuba
2) Amílcar Figueroa, historiador graduado en la Universidad Central de Venezuela, ha sido Presidente del Instituto Municipal de Publicaciones y Director General de la Alcaldía de Caracas. Electo Diputado al Parlamento Latinoamericano para el periodo 2006-2011, forma parte de las comisiones de Asuntos Políticos, Municipales y de la Integración, y la de Asuntos Indígenas y Sociales.. Participa de la Asamblea Parlamentaria Europa América Latina (EUROLAT), como 2’ vicepresidente de la Comisión Política. También representa a Venezuela como observador en el Parlamento Centroamericano.(PARLACEN).

Fuente: http://cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&view=article&id=21412:joaquin-perez-becerra-ierror-inexcusable-o-politica-de-estado&catid=64&Itemid=200077

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Modelo económico, acuerdo social y conflictividad

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Mucho se discute en estos días sobre el “modelo económico”, y convengamos que no hay acuerdo. Existe también una intencionalidad de lograr un acuerdo, un pacto, entre gobierno, empresarios y sindicalistas, precisamente, para sostener el “modelo”.

Desde el oficialismo se insiste en una caracterización que apunta a destacar el crecimiento de la producción local y el proceso de inclusión social, medida tanto en puestos de trabajo, en subsidios de la política social, como en el impacto en la capacidad de consumo de los sectores de menores ingresos.

Esos elementos distintivos, modelo productivo y distribución económica son discutidos.

Un tema para la discusión es el destino de esa producción, ya que el mercado mundial se constituye en destino importante y definitorio de algunas ramas principales, tales como el agro, la agroindustria, la minería, y por cierto, la industria automotriz, que explica buena parte del crecimiento industrial de estos últimos años. El mercado interno crece con dominación de las grandes marcas, los grupos económicos, las empresas transnacionales y los mayores centros comerciales que reaniman un ciclo de producción, circulación y consumo para la concentración y centralización del capital.

Otro tema para el debate remite al estancamiento en la expansión del empleo industrial, más allá de la calidad de esos empleos y el volumen de los ingresos de los trabajadores, especialmente aquellos en situación irregular, precarizados, sin seguridad social. Por eso se discute también el consumo, especialmente afectado por la evolución de los precios minoristas, la inflación. La inflación fue un tema de contrapunto en esta semana en el dialogo por el “acuerdo social”, ya que al término de la entrevista con la Presidenta, el sindicalista Hugo Yasky identificó a la inflación como uno de los “problemas económicos” considerados en la conversación, y que como se sabe, afecta especialmente a sectores de ingresos fijos y escasos. La información fue inmediatamente desmentida por funcionarios del gobierno nacional presentes en el cónclave de conciliación entre el sindicalismo afín al gobierno y las organizaciones patronales, especialmente las industriales.

La intencionalidad, más allá de si se habló de inflación o no, de las aclaraciones y desmentidas, el problema de los precios y su medición existe, a tal punto que se analizan las propuestas de la Universidad o del FMI para instalar en mediano plazo nuevos indicadores de la variación de precios al consumidor, la inflación minorista. La preocupación oficial trasmitida a los sindicalistas afines, sean de la CGT o de la CTA es que las demandas de incrementos salariales no se disparen más allá de cierta racionalidad, asunto compartido por las centrales patronales, especialmente la UIA, el interlocutor preferido del gobierno.

Todo parece sugerir un diagnóstico que responsabiliza a la demanda por ajuste de los salarios en la escalada de precios, aunque en diversas situaciones se denunció a los empresarios con capacidad de establecer precios en el mercado. El tema es importante puesto que el encarecimiento de precios conspira contra las medidas de inclusión, sean por empleo o por subsidios, cuyos valores no se actualizan al ritmo de los precios de venta de la canasta potencial que satisface las necesidades sociales.

No es la primera vez que se intenta un acuerdo o pacto social. La intencionalidad apunta a frenar la conflictividad social. El objetivo es la armonización mediada por el gobierno, de la relación entre los trabajadores y los capitalistas. Es una tarea encarada en estos días y supone el consenso de los actores convocados al diálogo con la política económica en curso, lo que define el llamado modelo, sustentado en crecimiento económico, cierto nivel de satisfacción de necesidades sociales y consenso político, por ello las convocatorias a la razonabilidad en las demandas de partes.

Lo cierto es que todos esos supuestos son discutibles. ¿Qué tipo de crecimiento es el que se produce en la Argentina? ¿Qué efectos sociales y ambientales genera hacer crecer la frontera agrícola y la producción agraria con transgénicos? ¿Cuáles son los impactos de la expansión del parque automotor en el país? ¿Es lo que se hace lo único que puede hacerse? ¿Qué otras alternativas para el desarrollo de la producción? ¿Qué hacer con la agricultura familiar y la diversidad productiva que históricamente generó el campo argentino? En definitiva… ¿qué producir y para satisfacer qué necesidad social? ¿Alcanza con una distribución funcional por mitades entre trabajadores y patrones para definir el funcionamiento equitativo cuando la brecha es gigantesca entre el 10% más rico y el 10% más pobre, con un 28,7% del ingreso total apropiado por los primeros y solo un 1,8% de los segundos?

Son temas que definen el conflicto social, sea por los ingresos o por las condiciones de vida, que son las razones para discutir un modelo de desarrollo. Es lógico que cualquier gobierno pretenda organizar el consenso político articulando un bloque social de sustento, que en su momento era explícito con Techint y la CGT, y que ahora busca ser renovado con otros interlocutores. El mantenimiento de insatisfacciones económicas, sociales y políticas convoca a nuevas conflictividades y a otros acuerdos sobre modelo económico, productivo y de desarrollo, por lo menos en dos direcciones diferentes a la propuesta por el gobierno. Por un lado puede identificarse al bloque de poder que busca restaurar sin concesiones la situación previa al estallido del 2001, y por otro, a quienes cuestionan la inserción local en la división internacional del trabajo en un marco de crisis capitalista.

El debate del modelo reconoce, más allá de su visibilidad, tres orientaciones, que son las que explican la conflictividad económica, social y política en el presente y futuro cercano. Las elecciones son parte de procesamiento de este debate para definir el tipo de desarrollo en la Argentina, su inserción local y mundial.

Julio C. Gambina es Doctor en Ciencias Sociales, UBA. Presidente de FISYP. Miembro del Comité Directivo de CLACSO.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El crimen educativo y sus cómplices

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

En las palabras preliminares de mi libro El crimen educativo (de pronta aparición) insisto con la idea que la plutocracia le asigna a la educación la función “de variable de la realización del capital y su orden social”.

Las escuelas como galpones y metáfora del Requerimiento de Obediencia del Siglo XXI.

He ahí –para mí y muchos de mis colegas- la síntesis de las políticas educacionales del Bicentenario.

El crimen educativo comprende asesinos y cómplices.

Estela Maldonado- máxima jerarca de CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina) escribió recientemente en Página 12: “Es muy notorio que desde los medios de comunicación monopólicos, ligados a los grupos concentrados del capital, se está orquestando una campaña de cuestionamiento a la escuela pública, basada fundamentalmente en los “bajos” rendimientos de nuestros estudiantes en las pruebas estandarizadas internacionales como el PISA (1)”.

Al parecer la docente Maldonado es corta de miras o padece amnesia. Si bien aspira a “la mejor educación” se olvida de otras certezas que nos han dejado la historia y las ciencias sociales. Camilo Taufic señaló: “Es la propiedad sobre el medio de comunicación la que determina al servicio de quiénes éste se coloca, a favor de qué causa, de qué valores, de qué clase social. Y los grandes medios ultramodernos llegarán a estar al servicio del progreso, de la cultura, del pueblo, únicamente cuando todo el pueblo sea el dueño de ellos, cuando la propiedad sobre los medios sea una propiedad social (2)”.

Y la nueva ley de servicios de comunicación audiovisual multiplica los servicios y los propietarios del status quo; no las voces del pueblo y la comunicación alternativa y solidaria.

El crimen educativo comprende asesinos y cómplices.

Hugo Yasky (rodeado y aplaudido por altos funcionarios gubernamentales y dirigentes políticos y sociales adeptos al kirchnerismo) sostuvo el pasado primero de mayo: “Vamos a seguir defendiendo la democracia sindical, pero no vamos a caer en el error de confundir al enemigo. Nuestro enemigo no está en una central hermana como la CGT, ni en el gobierno; nuestros enemigos son Techint, la Sociedad Rural y las corporaciones económicas que quieren parar este proceso… (3)”.

Yasky y Maldonado –en primer término- coinciden en que el poder económico es el adversario y no el gobierno nacional. CTA y CTERA pro K (en otros términos).

El cinismo de ambos gremialistas docentes es tan inmenso como su complicidad partícipe del crimen educativo del Bicentenario.

Soja, petróleo, minería, O Kms y celulares. Éste es el modelo neodesarrollista que aseveran proteger… De las primeras 100 grandes empresas industriales en el 2008: 72 eran extranjeras y concentraban el 70, 4 % de las ventas (4). Desde el mismo centro de estudios donde se pensaron muchas de las políticas educativas implementadas en los 90 y las actuales surgen tales indicadores: FLACSO Argentina.

Filmus aplaudía mientras Yasky exclamaba que el gobierno nacional no es el enemigo.

Señor Yasky y señora Maldonado: la presidencia de Néstor Kirchner y su sucesora benefician a los grupos económicos (los datos citados lo demuestran) y sus políticas estatales sólo favorecen a ciertos sectores de los trabajadores y empobrecidos a fin de que la cuestión social torne sus mandatos gobernables y equilibrados. Ustedes son inteligentes y despiertos, y no pueden ignorar que:

• El nueve de agosto de 2006 el entonces Ministro de Educación de la Nación Daniel Filmus se reunió con representantes de siete entidades empresarias del país: Unión Industrial Argentina (UIA), Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Cámara Argentina de la Construcción, Asociación Empresaria Argentina (AEA), Asociación de Bancos Argentinos, Cámara Argentina de Comercio y la Sociedad Rural. Filmus conseguía así el apoyo empresarial para su proyecto de una nueva Ley Nacional de Educación finalmente promulgada el 27 de diciembre de 2006. Según la Web del Ministerio de Educación de la Nación tras ese encuentro los empresarios “son plenamente conscientes de su responsabilidad en materia educativa y están dispuestos a participar en la implementación de acciones que permitan evaluar la calidad educativa y los resultados de las nuevas medidas (5)”

• Y sí en setiembre de 2004 el entonces Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología Daniel Filmus, la Directora del Instituto Nacional de Educación Técnica María Rosa Almándoz y el Presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) Luis Pagani (Arcor) se reunieron para evaluar el Programa Vinculación Empresa-Escuela aplicado en Capital Federal, Buenos Aires y Córdoba… nadie debería creer que la “digitalización” de las escuelas técnicas del país tiene otro objetivo que el aconsejado por Pagani: “La educación técnica no puede estar separada del mundo de las empresas; la economía y la educación deben recorrer caminos paralelos”. “Las empresas que desarrollan actividades de vinculación con escuelas técnicas son: Acindar, Aguas Argentinas, Ángel Estrada y Cía., Arcor, BGH, Bridgestone/Firestone, Cencosud, Cliba, Daimler-Chrysler, Dow Química de Argentina, Edenor, Ferrero, Fiat Argentina, Gas Natural Ban, Grupo Clarín, IBM Argentina, La Nación, Laboratorios Bagó, Los Grobo, Mastellone Hnos., Molinos Ríos de La Plata, Petrobras Energía, Praxair, Repsol YPF, Coto, Telecom, Telefónica, Tenaris Siderca, Unilever, Volkswagen Argentina”, detalla el artículo de Educ.ar (6).

• La Fundación Leer – vástago autorizado por Reading is Fundamental (RIF)- es una apuesta al magisterio del libre mercado. La Argentina es el primer Estado de habla hispana que ha obtenido la licencia para aplicar las sugerencias del RIF. Los resultados alcanzados merecen subrayarse. Veintitrés provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se han acogido a la “Maratón Nacional de Lectura”. La resolución 2579 SE del seis de octubre de 2005 la declaró de Interés Educativo. La firma de Daniel Filmus y los sellos y distintivos del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación Argentina así lo certifican. ¿Quiénes colaboraron y contribuyen en este trote estudiantil? Léalo usted mismo: Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina (ADIRA), Asociación de Radiodifusoras Privadas de Argentina (ARPA), Clarín, Editorial Santillana, Fundación Diario La Nación, Supermercados La Anónima, Fundación Acindar, Fundación Telefónica y The British Council, entre otros. ¿Quiénes son algunos de los integrantes del Consejo Asesor de la Fundación Leer? Deduzca lo que manifiesta los siguientes nombres y apellidos: Jaim Echeverri, Mariano Grondona, Manuel Mora y Araujo, Antonio Salonia, Juan Carlos Tedesco y Steven Rockefeller (7).

A ver, a ver… si Clarín, La Nación, la Sociedad Rural, Techint, Martínez de Hoz,… son “enemigos” del pueblo y la educación pública… por qué CTERA y la CTA de Yasky apoyan a este “gobierno nacional” que acuerda (¿?) políticas educacionales con semejantes emporios del dinero.

Y hay más:

• El Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) según el artículo 45 de la Ley de Educación Técnico Profesional tiene “las siguientes responsabilidades y funciones”: (…) f- Administrar el régimen de la Ley 22.317 del Crédito Fiscal”. Laura Marrone es clara: “Mediante la Ley de Crédito Fiscal 22.317 (1980) se estableció que las pequeñas y medianas empresas podían destinar el 8 por mil del equivalente de su masa salarial para la capacitación y actualización tecnológica de personal, lo que era deducible de los impuestos que debían abonarse al Estado. Esta ley llevó la firma de Videla, Martínez de Hoz y Llerena Amadeo, entonces Ministro de Educación. Posteriormente se modificó el régimen mencionado, haciéndolo extensivo a todas las personas de existencia visible o ideal que desarrollaran actividades económicas, lo que permitió que las grandes empresas también pasaran a beneficiarse de este régimen crédito fiscal. En el año 2000, durante el gobierno de De La Rúa, los Artículos 42 y 43 de la Ley Nº 25.300 dispusieron que el límite del cupo de Crédito Fiscal a solicitar por parte de las empresas, pasaría a ser del OCHO POR CIENTO (8 %) para el caso de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas respecto de la masa salarial de un año, y se estableció para las grandes empresas que el mismo sería de 8 por mil (la cifra antes destinada a la pequeña y mediana empresa). (…) Las llamadas Unidades de Capacitación, empresas dedicadas a la capacitación en las empresas, están facultadas a recibir directamente los fondos de las empresas que requieren capacitación sin más trámite que su inscripción en un registro de empresas a tal fin. Entiéndase entonces que cuando una empresa capacita con la tecnología y el tiempo que una escuela pública no dispone, lo hace con fondos que no ingresan al Estado y que podrían, con otra lógica, sin embargo, engrosar los recursos estatales y por ende el presupuesto educativo (8)”.

• A mediados de abril de 2011 se presentó un nuevo informe anual de Las escuelas del Bicentenario. Dicho proyecto se aplica en 6 provincias desde hace 4 años. “Está comprobado que un chico que repite en primaria abandonará en el nivel medio y que la repitencia es una pésima estrategia didáctica. No creemos en una escuela guardería, pero sí en que todos los chicos puedan aprender”, subraya Silvina Gvirtz, miembro de la Coordinación General del Proyecto Escuelas del Bicentenario con sede en el Instituto Internacional del Planeamiento de la Educación (IIPE Unesco, Bs.As.) Tal noble fin cuenta con el apoyo y la participación del Ministerio de Educación de la Nación, organizaciones civiles, reparticiones provinciales, empresas, fundaciones, el CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), entre otros (9). En www.ebicentenario.org.ar puede leerse “A continuación se detallan las Empresas y Fundaciones que son parte del Proyecto Escuelas del Bicentenario”: CIPPEC, Coca cola, Deustche Bank, Fundación Arcor, Fundación Bunge y Born, Fundación La Nación, Los Grobo, Asociación Empresaria Argentina (AEA), Grupo Clarín, Fundación YPF, Ternium Siderar, Telecom, Tenaris, Roggio, Santillana (y sigue).

Bien nacional y popular la educación en Argentina como se ve don Yasky…

Las escuelas del Bicentenario auspiciadas por el gran capital. Educación, ciencia, conocimiento y trabajo bajo los designios de la plutocracia.

En definitiva: o corto de miras o conciencias bien retribuidas; Maldonado y Yasky no pueden ni deben desconocer qué significa educar en el capitalismo. Si ambos aparecen frecuentemente en artículos de Página 12, seguro habrán leído lo que en su diario predilecto expresó Milena Páramo: “La educación se ha precarizado para hombres y mujeres. Ya no se piensa como derecho sino como servicio. Esto limita sus capacidades y posibilidades. Ya no te entiendes con un ciudadano que requiere acceder a ese derecho, sino con un cliente que puede o no pagar un servicio. El capitalismo lo que hace es claro: se apropia de una institución y crea sujetos y crea posibilidades, o las limita. Somos sociedades patriarcales, las escuelas son patriarcales. Si los Estados son capitalistas pues las escuelas tendrán un toque capitalista. ¿Para qué estamos formando a la gente? Para que pueda producir para el sistema, y para hacer cosas, para venderlas. Pero no es una educación crítica. Entonces la campaña fue una excusa para que Cladem, su red de mujeres y organizaciones parte, le entremos al tema del derecho a la educación ligado a otros derechos asociados a la lucha feminista (10)”. Páramo es colombiana y Cladem es el Comité de América Latina y el Caribe por los Derechos de las Mujeres.

No cabe agregar nada más…

Los criminales son criminales y sus cómplices también.

No hay modo de redimir lo miserable y ruin.

Notas:
1) La mejor educación. 21/04/2011
2) Periodismo y lucha de clases. Camilo Taufic. Akal. 1986.
3) Acto del CTA en el Luna Park y segundo espaldarazo al gobierno nacional. Jorge Colmán. Agencia Popular de Comunicación Suramericana. 02/05/2011
4) Daniel Azpiazu (FLACSO-CONICET) y Martín Schorr (FLACSO-CONICET)
5) Citado en La empresa educativa. María de Pauli. Jornadas de reflexión y debate en torno a la Ley Nacional de Educación. Rosario 28 al 30 de setiembre de 2006.
6) Filmus se reunió con la Asociación Empresaria Argentina. Fuente: Ministerio de Educación, Ciencia y tecnología. Educ.ar.
7) Citado en A los lectores del capital. Andrés Sarlengo. 02/06/2006
8) La propuesta de Bullrich de atar salarios a capacitación y evaluación. Argenpress. 07/02/2011.
9) Logran avances en la lucha contra la repitencia escolar. Julieta Molina. La Nación. 15/04/2011
10) Achicando la brecha. Página 12. 15/04/2011

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La megaminería: El principio del fin

Carlos Mora (INFOSUR)

Se conmemora como homenaje a la resolución de la primera Ley de Fomento Minero sancionada por la Asamblea Constituyente del año XIII, justamente ese mismo día del mes de mayo. Hasta aquí la cuestión anecdótica que hace a la efeméride.

Nos dice la historia que a partir de allí se estimula promover la investigación y explotación de nuestro patrimonio minero. En el periodo de Sarmiento el principal protagonista es el carbón, por Ley 448/1870. Un par de años después, en proximidades de Andalgalá, Catamarca, una colección de minerales metalíferos obtiene el primer premio en el marco de la Exposición Internacional de Minería realizada en Viena. También en ese año se resuelve fomentar la producción de cemento, ya que este era importado desde Inglaterra, disminuyendo sustancialmente los costos. Durante la presidencia de Julio A. Roca, el Dr. Enrique Rodríguez luego de un arduo trabajo de casi nueve años, presentó un proyecto en el Congreso de la Nación destinado a convertirse en el Código de Minería, el cual fuera sancionado como ley (Ley 1919/1886)

Con el devenir del tiempo se va gestando la creación de un organismo que se ocupe de estudiar este tipo de recursos estratégicos. Es creada en 1904 la Dirección General de Minas, Geología e Hidrogeología, logrando en esta etapa precursora el descubrimiento de petróleo en la Cuenca del Golfo de San Jorge en 1907 y mantos de carbón en la provincia de Santa Cruz. A comienzos de la década del ´60, este organismo inicia una actividad exploratoria sistemática orientada a la búsqueda de yacimientos metalíferos. Estos aportes, junto a los efectuados por la Dirección General de Fabricaciones Militares, han contribuido a la identificación de, al menos, el 80% de los prospectos mineros conocidos.

La minería “a lo grande”. El principio del fin. En 1990 y a partir de una propuesta del Banco Mundial, el entonces Ministro Kohan, los Senadores Gioja (San Juan) y Maza (La Rioja), impulsan junto al Ministro de Economía Cavallo, la aprobación de leyes que rijan la “minería en gran escala”.

El punto de partida debe situarse en el año 1993. Durante el mismo se sancionan leyes de gran importancia (respecto del saqueo minero que se estaba planeando). Las nuevas normativas a las que se hace referencia son: de Inversiones Mineras (Ley 24.196), de Reordenamiento Minero (Ley 24.224), Acuerdo Federal Minero (Ley 24.228). A estas se suman otras del año 1995 como son la de creación del Banco de Información Geológica (Ley 24.466) y Minería y Medio Ambiente (Ley 24.498). En el año 1997, como corolario a todo este nuevo paquete normativo se modifica definitivamente el Código Minero que con escasas alteraciones se encontraba vigente desde 1886).

Para muchos, la minería, es un mal necesario, pero debe saberse que ningún mal puede ni debe ser necesario, si así ocurriese, estaríamos transitando por el camino equivocado.

Para otros, entrometerse en estos temas es hablar de “política” o “hacer” política. Para ellos vale la aclaración, que aquellos hechos, del principio de nuestra vida patria, también fueron “políticas”, que todo acto social orientado bajo una ideología, omnipresente y vinculado a la toma de decisiones, no es más que política. Esto debe atemorizar solamente a aquellos acostumbrados a la irracionalidad sectaria de quienes se creen dueños del poder ser y hacer, personajes temerosos de la apertura social del pensamiento que permita acercarnos a un páramo de igualdad plena.

Hoy, la imprescindible actividad que proporciona materia mineral a la industria, desde una tecnología de increíble desarrollo, esclavizando a las ciencias que le brindan sustento, se encuentra condicionada desde un sistema económico global, cuya premisa está dada por el consumismo, basado en la insatisfacción. Han convertido a la minería en megaminería, desatendiendo la finitud de recursos, los ciclos biogeoquímicos y el derecho a la vida. Han convertido a este día que debería representar crecimiento, en un día que simboliza duelo, saqueo y sufrimiento. Que promovió la rebelión popular de una ciudadanía cansada de pagar en salud y en patrimonio su dignidad perdida en manos del vandalismo organizado y legalizado de las grandes corporaciones que controlan las economías y colonizan las mentes de aquellos cómplices de un saqueo devastador.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Seguro que no hay que resignarse

Jorge Yabkowski (ACTA)

La semana pasada el gobierno nacional volvió a aumentar nuestra deuda externa en 400 millones de dólares tomando un préstamo del Banco Mundial. Es, relativamente, poco dinero para entregar aún más el diseño de las políticas públicas de salud a los tecnócratas del Banco.

Desde 1993 el Banco Mundial viene pregonando reemplazar el derecho universal a la salud integral por planes focales instrumentados a través de un seguro para pobres, seguro que permita a los excluidos salir con un carnet al mercado y comprar prestaciones de la enfermedad con la falsa ilusión de que serán incluidos.

Empezaron con el Plan Nacer que no sirvió para nada. Después de gastar en auditorías y administración buena parte de los recursos, el impacto sobre la mortalidad infantil y materna del Nacer fue nulo. Eso sí, el dinero fue usado tanto para un barrido como para un fregado.

Comprar una lamparita en un centro de salud que el Estado no mantiene, tomar personal precario, repartir premios a fieles y castigar a díscolos o aumentar la caja chica de algunos hospitales como parche para sus presupuestos miserables.

Este nuevo préstamo tiene el confeso objetivo de aumentar la "securitización" de los pobres, ampliando los seguros provinciales. No es que los funcionarios no saben que estos seguros no sirven para nada. Es que la unidad de financiación internacional del Ministerio de Salud de la Nación y el enjambre de consultoras que lo rodean tienen que seguir viviendo.

Bien se decía que donde hay una necesidad hay un derecho. Para el Banco Mundial donde hay una necesidad hay un seguro. El seguro conlleva la exclusión del derecho.

Cerca de cuatrocientos trabajadores, profesionales, académicos, sanitaristas firmaron en estos días una solicitada (aun no publicada) criticando la política de seguro. Lo hicieron elogiando al final del texto a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Sabemos que del 2003 al 2011 no dejó de profundizarse la fragmentación de nuestro sistema sanitario. Quizás los firmantes albergaban la sincera esperanza de un viraje de la presidenta hacia políticas públicas de salud universales e inclusivas.

La firma del préstamo-convenio con el Banco Mundial tiró abajo esas esperanzas. Ahora lo que es seguro es que no hay que resignarse. Desde FeSProSa convocamos a todos los actores del campo sanitario a pelear por la universalidad y la integralidad en nuestro sistema de salud, a apoyar la iniciativa de la ley de financiamiento del sistema público, a exigirle tanto a este gobierno como a todos los candidatos que se termine con la financiación de políticas focales con préstamos internacionales y que se aumente de manera sustancial los presupuestos públicos para garantizar salud gratuita y de calidad para los cuarenta millones de argentinos.

Conflictos silenciados

En estos días medios oficialistas y opositores trabajan conjuntamente en el silenciamiento del conflicto de salud. Sólo se hicieron eco del escándalo de la seguridad en los hospitales porteños porque podían medrar con el enfrentamiento entre Macri y el gobierno nacional. Veamos, por cuatro jueves consecutivos 500 profesionales y técnicos del Garrahan salieron a la calle en reclamo de aumento salarial y una carrera justa. Los profesionales del Hospital de Niños hicieron lo propio el 27 de abril cortando la Avenida Córdoba.

En Tucumán dos marchas blancas con más de 6000 personas organizadas por SITAS-FeSProSa más una carpa en la Plaza Independencia instalada desde hace quince días no merecieron un minuto de aire ni en el Siete ni en TN.

Igual suerte corrieron las multitudinarias marchas y asambleas de SIPROSAPUNE-FeSProSa en Neuquen y los paros masivos de APROSA -FeSProSa en Santa Cruz.

Ni hablar de los conflictos en el conurbano pobre de Buenos Aires. El acto en el Hospital Alende de Budge fue reflejado solo en los medios locales. Todos los medios tenían en su mesa la información precisa y detallada de cada conflicto.

¿Por qué será que el reclamo de la salud pública inquieta tanto a los medios oficialistas como a los presuntamente opositores?

Jorge Yabkowski es Secretario de Salud Laboral de la CTA. Presidente de la Federación de Asociaciones Sindicales de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FeSProSa).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...