martes, 17 de mayo de 2011

"El imperialismo del siglo XXI" (Capítulo I – Parte I): La teoría clásica del imperialismo

Claudio Katz (especial para ARGENPRESS.info)

Este artículo es un capítulo de un libro sobre el imperialismo contemporáneo de próxima aparición.

Resumen

La teoría marxista del imperialismo surgió en un período de grandes guerras por la apropiación del botín colonial. Se forjó en una lucha política contra las justificaciones del militarismo y la expectativa pacifista de evitar la conflagración.

Lenin sintetizó este enfoque en su polémica con Kautsky. Caracterizó las causas de la dinámica belicista y promovió una postura de rechazo revolucionario de la guerra. Luxemburg, Bujarin y Trotsky aportaron otros fundamentos al mismo planteo, en el contexto omnipresente de la sangría bélica. Hay que distinguir esta dimensión política de los problemas teóricos en debate.

Los cuestionamientos a la tesis de la asociación ultra-imperial se basaban en la ausencia de entrelazamientos capitalistas multinacionales y en la preeminencia de disputas territoriales. A principios del siglo XX prevalecían concertaciones nacionales y choques internacionales. Lenin se inspiró en teorías del proteccionismo, la hegemonía financiera, los monopolios y las inversiones externas de Hilfderding, que también incentivaron la concepción ultra-imperial de Kautsky.

El líder bolchevique rechazaba la interpretación subconsumista de Luxemburg, pero coincidía con su caracterización del imperialismo, como una etapa de grandes convulsiones. Las divisiones políticas entre revolucionarios y reformistas no se extendían al análisis conceptual del imperialismo. Estas caracterizaciones albergaban un complejo campo de elaboraciones cruzadas. Por esta razón, las discusiones sobre la dimensión económica de la etapa, no presentaron el mismo tono polémico que las divergencias frente a la guerra. En este terreno quedaron pendientes muchos temas sin resolución nítida.

La concepción marxista del imperialismo está emparentada con el folleto escrito por Lenin, en el marco de la Primera Guerra mundial y la revolución bolchevique. Ese trabajo alcanzó gran difusión, fue citado y objetado con pasión e influyó sobre varias generaciones de militantes e investigadores. Este perdurable impacto del texto indujo a olvidar el contexto que rodeó a su elaboración. (1)

Preparación de la guerra

El siglo XX comenzó con un gran impulso económico. En las economías metropolitanas predominaba la prosperidad, la innovación tecnológica y la transformación administrativa de las grandes empresas. Como ese crecimiento capitalista incentivó las conquistas de ultramar, el imperialismo se transformó en un concepto dominante. Perdió peso la vieja asociación del término con el despotismo bonapartista francés y ganó terreno su identificación con la supremacía británica de la era victoriana.

Luego de ocupar Egipto (1882) e imponerse en Sudáfrica (1899-1902), Inglaterra forjó una Unión Imperial, que precipitó las confrontaciones territoriales entre las potencias. El retroceso de Francia contrastó con el avance de Alemania, que subió la apuesta y quebrantó los equilibrios europeos. En el continente americano la victoria estadounidense sobre España (1898) ilustró la irrupción de otro competidor y en el Extremo Oriente, Japón desplegó un protagonismo análogo.

El ocaso marítimo de Gran Bretaña sepultaba varias décadas de estabilidad geopolítica y los litigios se acentuaron, cuando los desafiantes del viejo colonialismo comenzaron a extender su empuje productivo al plano territorial. Las disputas por el reparto de las antiguas posesiones otomanas, austro-húngaras y rusas acrecentaron las tensiones entre los codiciosos contendientes.

El aplastamiento de China por Japón, la expansión norteamericana hacia el Pacífico y la conversión de Alemania en la segunda potencia naval del planeta prepararon el estallido general, en un marco de cambiantes alianzas y vertiginosos realineamientos. Gran Bretaña intentó sostener su imperio reforzando el control de las minas sudafricanas y las exacciones impositivas de la India. Trató de tender un cerco al ingreso de mercancías y capitales foráneos, pero no logró contener el avance de sus rivales.

El imperialismo que estudio Lenin corresponde a esa etapa de gestación de los dramáticos enfrentamientos inter-imperiales. El adjetivo “clásico” es muy útil para precisar la especificidad del período comprendido entre 1880 y 1914. Esa fase anticipó las sangrientas matanzas de entre-guerra y preparó el ambiente de una era de catástrofes.

La época analizada por el líder bolchevique constituyó la antítesis de la etapa previa de conflictos acotados y equilibrios militares pos-napoleónicos (1830-1880). Todas las potencias fueron obligadas a renovar sus credenciales en el campo de batalla. La efervescencia militarista, la agresividad racista y la intolerancia chauvinista conducían al tendal de muertos, mutilados y destrozos que rodeó a la Primera Guerra mundial.

El objetivo de todas las matanzas era un botín colonial apetecido por las potencias metropolitanas, que depredaban la periferia, ensanchando las brechas entre ambas regiones. La expansión imperial fue naturalizada con variadas justificaciones colonialistas, basadas en el mito de la superioridad europea.

Se multiplicaron las convocatorias morales a extender la civilización, los llamados religiosos a evangelizar a los pueblos primitivos y las exhortaciones educativas a erradicar la ignorancia. No faltaron las consideraciones biológicas para mejorar la pureza racial y las propuestas económicas, para auxiliar a las naciones subdesarrolladas.

Pero la sangría colonial suscitó también fuertes cuestionamientos en los centros metropolitanos. La crítica liberal al malgasto de ultramar sacudió primero a Inglaterra y se extendió luego a Estados Unidos. En ambos centros tuvo gran impacto la resistencia de los países sometidos.

Estas protestas eran también intensas entre los pueblos que reclamaban independencia nacional, en las fronteras de los viejos imperios en declive (Rusia, Austria, Turquía). La crítica al colonialismo recobró fuerza en países de larga tradición revolucionaria (Francia) y en naciones que albergaban una insurgente clase obrera (Alemania). En este contexto emergió el análisis de Lenin. Todas sus caracterizaciones contemplan problemas debatidos con gran intensidad, en el socialismo europeo de la época.

Ruptura de la socialdemocracia

El líder bolchevique encabezaba el ala izquierda de la socialdemocracia rusa, que a su vez integraba la II Internacional. Participaba activamente en las discusiones de ese agrupamiento, cuyo epicentro era Alemania. El partido socialista germano era una organización obrera de masas, con gran predicamento sindical y fuerte protagonismo parlamentario.

Los debates sobre el imperialismo desataron una fuerte polémica interna, cuando el gobierno presionó a los socialistas para que aprobaran los créditos de guerra, necesarios para el financiamiento de la acción colonial. La corriente derechista influenciada por Bernstein aceptó esta exigencia, argumentando que el país debía protegerse frente a las agresiones externas, asegurando la paz desde una “posición de fuerza”. Justificaba, además, la expansión imperial, afirmando que Europa debía contribuir a la civilización de los pueblos más atrasados.

La vertiente centrista encabezada por Kaustky se opuso. Denunció los crímenes coloniales y presagió terribles consecuencias de una escala bélica. Explicó, además, que Alemania intentaba contrarrestar su arribo tardío al reparto mundial, con acciones militaristas desenfrenadas. Pero esta crítica no le impidió cambiar de actitud frente al acrecentamiento de las presiones oficiales, para alinear a los parlamentarios socialistas con la causa patriótica.

Para evitar el inminente desangre, Kautsky propuso arrastrar a las clases dominantes a una perspectiva de paz. Consideraba que la guerra era un proyecto exclusivo de los financistas y proveedores de armamentos, resistido o aceptado con desgano por la mayoría de los capitalistas. Estimaba que el gasto militar constituía un privilegio de las burocracias y una carga para la burguesía. Consideraba que el imperialismo no era una necesidad económica del capitalismo, sino tan sólo un curso ruin de ese sistema, que podía revertirse con el concurso de los empresarios. (2)

Con este enfoque convocó a evitar la guerra, mediante un desarme internacional acordado entre las principales potencias. Esperaba frenar la escala militar a través de conferencias internacionales, cortes de arbitraje y negociaciones inter-gubernamentales. Apostaba a un liderazgo británico-alemán, que sería auspiciado en ambas partes por las fracciones industriales (interesadas en la prosperidad de los negocios) y enfrentadas con los financistas (que lucraban con la guerra). Estas caracterizaciones eran compartidas por muchos teóricos socialdemócratas. (3)

Luego de muchas vacilaciones Kautsky avaló la aprobación de los créditos de guerra. Esta decisión precipitó una ruptura definitiva con la izquierda del partido. Lenin compartió este rechazo y propició junto a este sector la construcción de una nueva Internacional, opuesta a la capitulación socialdemócrata. Retomaron la denuncia del colonialismo y proclamaron el apoyo activo a la resistencia antiimperialista de los pueblos invadidos.

Este nuevo agrupamiento adoptó un perfil revolucionario. Cuestionó la ilusión de mitigar los conflictos internacionales mediante el desarme y subrayó el carácter efímero de los acuerdos concertados entre las potencias. Destacó que las apetencias coloniales conducían a confrontaciones bélicas, que expresaban necesidades (y no opciones) del capitalismo.

Esta postura fue encabezada en Alemania por Luxemburg, que subrayaba la imposibilidad de congelar la expansión de ultramar. Describía cómo la dinámica competitiva conducía a la sistemática violación de los pactos acordados entre los beligerantes. Cuestionaba especialmente la expectativa de desactivar los preparativos bélicos, con exhortaciones morales o llamados al respeto del derecho internacional.

Luxemburg cuestionaba las políticas exteriores capitalistas basadas en ambiciones de lucro, que corroían la estabilidad de todos los acuerdos internacionales. Objetaba las ilusiones de Kautsky y convocaba a la lucha por el socialismo, como única forma de impedir la matanza de los pueblos. Esta visión sintonizaba plenamente con el enfoque de Lenin. (4)

Notas:
1) Lenin, Vladimir, El imperialismo, fase superior del capitalismo, Buenos Aires, Quadrata, 2006.
2) Kautsky Karl “Germany, England and World Policy”, august 1900, Discovering Imperialism: Social Democracy to World War I" (Brill, forthcoming).
3) Parvus (Alexander Helphand), “Before the Hottentot Elections”, January 1907, Discovering Imperialism: Social Democracy to World War I" (Brill, forthcoming). Hilferding Rudolf, “German Imperialism and Domestic Politics”, October 1907, Discovering Imperialism: Social Democracy to World War I" (Brill, forthcoming).
4) Luxemburg Rosa “Petty Bourgeois or Proletarian World Policy?”, august1911, Discovering Imperialism: Social Democracy to World War I" (Brill, forthcoming). Luxemburg Rosa “Peace Utopias”, may 1911, Discovering Imperialism: Social Democracy to World War I" (Brill, forthcoming).

Claudio Katz es economista, investigador y profesor. Miembro del EDI (Economistas de Izquierda).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Esas sospechosas acusaciones en boga

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

El sábado 14 de mayo fue arrestado en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York el Director General del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Stauss-Kahn, acusado por una camarera del Hotel Sofitel de Manhattan, donde se alojó algunos días, de agresión sexual, retención ilegal e intento de violación.

El arresto tuvo lugar un día después que personas cercanas a Strauss-Khan, un político socialista francés de 62 años, dijeran a la prensa que éste era víctima de una campaña de desprestigio por parte del entorno del presidente francés, Nicolas Sarkozy, a quien le preocupaba su popularidad en las encuestas que lo convertía en uno de los favoritos para las elecciones presidenciales de 2012.

Pero si en Francia Strauss-Kahn se había convertido en un problema para Sarkozy, no menos conflictivo había pasado éste a ser para Wall Street y la Casa Blanca cuando anuncio a inicios de abril en la universidad George Washington de la capital federal estadounidense la defunción del Consenso de Washington.

El Consenso de Washington es un listado de políticas económicas neoliberales elaborado por un complejo de entidades y personalidades estadounidenses como receta a aplicar por los países de América Latina para impulsar su crecimiento. Forman parte de ese colectivo político-económico y académico el FMI, el Banco Mundial (BM), el Congreso, la Reserva Federal, los “tanques pensantes” y los más altos dirigentes del gobierno.

El borrador fue redactado por el economista inglés John Williamson para una conferencia organizada en 1989 por el Institute for International Economics con el título de “Lo que Washington entiende por reforma de políticas” (What Washington Means by Policy Reform), y en el que se sintetizaban los criterios de los economistas norteamericanos acerca de los objetivos que deben fijarse los países latinoamericanos para su desarrollo, de manera que se articulen con los intereses estratégicos de Estados Unidos partiendo del criterio de que lo que es bueno para Washington es bueno para el resto del mundo y viceversa.

El Consenso fue “enriquecido” en dos ocasiones posteriores a su aprobación inicial dando lugar a los Consenso de Washington II y III.

Paulatinamente se convirtió en el proyecto neoliberal que Estados Unidos ha pretendido imponer a escala global, con los desastrosos resultados que lo sitúan como responsable de las recientes severas crisis en países de América Latina y Europa.

Estados Unidos y los demás países del primer mundo han impuesto bilateralmente las políticas del Consenso de Washington sobre las economías de las naciones subdesarrolladas pero, sobre todo, se han servido para ello de organizaciones supraestatales como el BM y el FMI.

Durante décadas, el FMI enarboló las banderas del Consenso de Washington promoviendo privatizaciones, reducción del papel de los gobiernos en la economía, disciplina fiscal sin déficit, reformas impositivas, liberalización de la entrada de inversiones extranjeras directas, reordenamiento de las prioridades del gasto público, auge de los mercados financieros, liberalización del comercio exterior, desregulación para suscitar competencia, liberalización de las tasas de interés, promulgación de tasas de cambio competitivas y el reconocimiento de derechos de propiedad. También impuso los célebres programas de ajuste estructural (PAE) llamados a “apretar el cinturón” a los pueblos de los países endeudados para que sus gobiernos puedan pagar sus débitos a las naciones desarrolladas.

El Consenso de Washington ha servido para abrir el mercado laboral de bajos ingresos de los países subdesarrollados a la explotación por parte de compañías del primer mundo en detrimento de los intereses de la clase obrera en las naciones industrializadas.

“Pero todo esto se derrumbó con la crisis financiera global. Ya el Consenso de Washington es historia", reconoció Strauss-Kahn, quien llamó a que el Estado ejerza mayor papel en la economía y controle los excesos del mercado. “El Consenso debe ser superado por una nueva política económica con acento en la cohesión social y el multilateralismo”, señaló.

La expansión económica que el Consenso de Washington prometía a Latinoamérica no se ha traducido en un desarrollo significativo sino en severas crisis económicas, incremento de la deuda externa y más subdesarrollo. “Es necesario un impuesto sobre las actividades financieras para forzar a ese sector a asumir parte de los costes sociales de su actividad inherentemente arriesgada”, dijo Strauss-Kahn.

“No me malinterpreten: los viejos patrones de la globalización dieron muchas cosas buenas (…) pero la globalización tiene su lado oscuro: el crecimiento de la brecha entre ricos y pobres. Mientras que la globalización en el comercio se asocia a la reducción de las desigualdades, en las finanzas la globalización las incrementa.

Necesitamos una globalización con rostro más humano porque las desigualdades pudieran ser causas silenciosas de las crisis”.

Haber declarado la muerte del Consenso de Washington sin un debido consentimiento de Wall Street y la Casa Blanca pudo haber sido la causa de que Strauss-Kahn haya sido situado en parecido banquillo de acusado que Julian Assange, fundador de Wikileaks.

Fuente imagen: FOTOPEDIA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El conflicto armado de Santos

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

Golpeados por la dura realidad de la confrontación que se libra en Colombia, el presidente Juan Manuel Santos y los altos mandos militares, debieron reconocer de que en Colombia “si existe un conflicto armado interno desde hace mucho tiempo”. Es el reconocimiento (tardío) de que la vía militar del Plan Colombia, implementado codiciosamente por ellos desde hace más de 10 años como solución única, para pelechar la jugosa ayuda del gobierno de los EEUU; es un espejismo ideológico sin sustento en la realidad, destinado a apuntalar con su neo-lengua el fascismo neoliberal colombiano llamado “Estado de opinión” y dejar Impune el terrorismo de Estado practicado por ellos desde hace 5 décadas.

Súbitamente, la neo-lengua fascista creada por el Uribismo y sus filósofos de carrilera en estos diez años (difundida profusamente por sus medios de propaganda ) con la cual pretendieron explicar la realidad del conflicto armado colombiano (amenaza terrorista, bacrim, guerrilleros de civil, guerra internacional contra el terrorismo, la culebra sigue viva, falsos positivos, migrantes internos, desmovilización de las autodefensas, les doy en la cara maricas, etc..) se ha desfondado, dejando al descubierto la dolorosa y triste realidad- real de Colombia.

Sin embargo, la rápida reacción del gobierno de los EEUU a la declaración del presidente Santos, confirmando que para ellos las guerrillas colombianas seguirán siendo catalogadas como terroristas; les recordó a sus Cipayos colombianos que aún está pendiente la tarea geo-estratégica asignada (en la cual han invertido muchos millones de dólares) de derrotar “militarmente” la Insurgencia colombiana, como pre-requisito para invadir y abortar el proceso democrático venezolano, tomar su petróleo quedando impunes, y que para poder cumplirla, deben seguir bombardeando indiscriminadamente (con bombas racimo) a la población civil desarmada, pero ahora blindados frente a los tribunales internacionales con la justificación legal de que es una operación legítima en “territorio dominado por el enemigo”, contemplada en los convenios de Ginebra reguladores de los conflictos armados.

Los guerrilleros viven en una cárcel de árboles llamada selva y por esto, pero principalmente sus convicciones, no le temen a la muerte y mucho menos a una cárcel de cemento colombiana por horripilante y degradante que sea. En cambio la Oligarquía cipaya, sus generales y sus asesores sí les tienen pavor, y por eso han hecho (y seguirán haciéndolo) de la Impunidad una condición sine qua non y una bandera. Por esto han construido el “Tolemaida Resort” y, elevado a principios constitucionales los fueros militares feudales, que impiden a la justicia civil juzgue y encarcele a los militares por las muertes ocasionadas por las bombas racimo y las armas del Estado “en servicio”. La impunidad es un factor común y una meta principal en todo este proceso.

Pero analizándolo mejor; tanto la declaración del departamento de Estado norteamericano como la del Presidente Santos y sus generales, también sirve para confirmar en la práctica la teoría vigente de la unidad contradictoria o dialéctica entre la Política y la Guerra, hecha hace 170 años por el general prusiano Karl von Clausewitz así: … “Nosotros afirmamos, que la guerra no es más que la prosecución del tráfico político con la intervención de otros medios. Decimos con la intervención de otros medios para afirmar con ello al mismo tiempo que ese tráfico político no cesa con la guerra misma, no se transforma en algo completamente distinto, sino que mantiene su esencia, sea cuales sean los medios de que se sirva, y que las líneas principales que siguen los acontecimientos bélicos y a las que están vinculados no son más que sus líneas, que se extienden a lo largo de la guerra hasta llegar a la paz”… (1)

Nota:
1) Karl von Clausewitz. De la Guerra (versión íntegra 740 pgs) Editorial La esfera de los libros. Madrid. 2005. Página 668.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Colombia: Asesor político de Carlos Castaño está señalando a periodistas y parlamentarios suecos desde Radio Caracol

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

¿Cuando va a enjuiciar la fiscalía colombiana al asesor político y amigo personal del jefe de los Escuadrones de la Muerte, AUC?

Foto: Caracol Radio se hace cómplice del genocidio político de la Unión Patriótica y del movimiento popular colombiano, empleando un asesor político y autor intelectual de las masacres paramilitares en Colombia. En la foto, un señor es asesinado en el barrio Policarpo en la ciudad de Apartadó, la región bananera de Urabá donde la Unión Patriótica (UP) controlaba siete de las once alcaldías en el eje bananero y donde el Partido Comunista a través de Provivienda construyó 200 barrios en Colombia, entre ellos Policarpo. La foto fue tomada por Apolinar Martínez, secretario general de la UP en Urabá que posteriormente fue asesinado por el mismo Terrorismo de Estado Colombiano.

Mientras el editor de ANNCOL, Joaquín Pérez es encarcelado en Colombia por presidir un medio alternativo, Ernesto Yamhure, asesor político y amigo personal del jefe de los escuadrones de la muerte, Carlos Castaño, anda libremente en las calles de Bogota y Caracol Radio lo emplea como columnista

El Asesor político y amigo personal de Carlos Castaño, el señor Ernesto Yamhure, hace (1) peligrosos señalamientos desde los estudios de Caracol Radio en Bogotá. Los blancos son periodistas, parlamentarios y artistas suecos. La acusación es ser colaboradores e integrantes directos de la Agencia de Noticias Nueva Colombia, ANNCOL. Es el viejo McCartismo o; “Guilt by Association” o Culpable por asociación, usado durante la guerra fría en la década ´50, sobre todo en Estados Unidos.

Yamhure hizo los señalamientos en una crónica el 26 de abril a raíz de la deportación de Venezuela a Colombia del refugiado político y editor de ANNCOL, el ciudadano sueco Joaquín Pérez Becerra.

Esto significa que Caracol Radio, la primera emisora radial en Colombia, avala estos señalamientos peligrosos pese que la gerencia de la redacción tiene pleno conocimiento de la Hoja de Vida de este señor e indirectamente también avala la guerra sucia en Colombia.

Foto: Parte de la carta de Ernesto Yamhure a Carlos Castaño el 18 de noviembre 2002

Yamhure fue desenmascarado como un “espía diplomático” el 2005 en Suecia y su carrera fue abruptamente cortada. Fue regresado a Colombia por Uribe que no tenía otra alternativa.

Durante una entrevista (2) realizada en el año 2009, Yamhure también fue desenmascarado como asesor político de Carlos Castaño. Fue un otro asesor de Castaño, el señor Juan Rodrigo García, hermano del jefe paramilitar Carlos Mauricio García, alias “Doble Cero”, quien brindó a este reportero la hoja de vida de Yamhure.

García fue testigo de los momentos en los que Yamhure frecuentaba el campamento de Castaño e incluso vio cuando el jefe de los escuadrones de la muerte colombianos entregaba dinero a Yamhure por su “Misión Cumplida”.

Foto: Parte de la carta de Yamhure a Carlos Castaño el 18 de noviembre 2002

Unos meses después, otro jefe paramilitar, Freddy Rendón, alias “El Alemán”, confirmó en el diario El Espectador, la presencia de Yamhure en el campamento de Castaño y las tareas que ese señor tenia con los paramilitares. Vale la pena agregar que en ese diario escribe crónicas Yamhure:

Foto: Freddy Rendón, alias “El Alemán”, en el diario El Espectador

“A Ernesto Yamhure lo vi unas dos veces donde Carlos (Castaño), como haciendo un trabajo académico, trabajando en una oficina de Carlos escribiendo allí, además le pagaba por el trabajo que hacía”, decía el jefe paramilitar Rendón en El Espectador (3).

Así como sabemos de esas actividades, es posible que haya muchas más desde los años 2001-2003 o incluso posteriormente.

Foto: Parte de la carta de Yamhure a Carlos Castaño el 18 de noviembre 2002

En noviembre de 2002, es decir, sólo unos meses después que Uribe fuera instalado en la casa presidencial, en Bogotá, Yamhure entregó a Carlos Castaño un documento (4) de tres páginas que constituía una propuesta de posiciones paramilitares y negociaciones con Uribe, también bautizadas “Yo y Yo” (AUC-AUV). En esas tres páginas, Yamhure hace varias recomendaciones tácticas a Castaño.

Como “pago” por el trabajo realizado con las AUC, Uribe envió Yamhure a Suecia con el grado de Primer Secretario de la Embajada Colombiana en Estocolmo. La misión a cumplir era la de “Organizar una Red de Sapos en el país escandinavo”, dicho de otro modo, se trataba de formar la red de espionaje en el exterior llamado “Red de 100.000 amigos de Colombia en el Exterior”.

Pero su carrera diplomática en Estocolmo fue abruptamente desplomada cuando fue tomado en flagrancia, en Estocolmo, fotografiando a colombianos exiliados cuando manifestaban su repudio por las violaciones de los derechos humanos en Colombia. Fue demandado a la policía de extranjería, apareciendo su nombre en títulos en el diario más grande y conocido de Suecia. Además, una entrevista en la Radio Sueca, aseguraba que no eran periodistas colombianos quienes formulaban las preguntas, sino periodistas que conocían su ABC.

Uribe no tuvo más alternativa que regresar a Bogotá al hoy columnista en el diario El Espectador y ahora también de Caracol Radio.

Y si no fuera por la cobertura grande que tiene Caracol, no creo que resultara interesante entrar en polémicas sobre Yamhure, también conocido entre los grupos de colombianos exiliados, como “La Presa Barata de Uribe”.

Dice Yamhure en Caracol:

“El poder de ANNCOL es más grande de lo que parece. Su influencia política es gigantesca”. Claro, con 188.000 visitas por día la humilde agencia que fundamos en 1995 era y es como una piedra en el zapato.

En su crónica, en Caracol, Yamhure hace señalamientos peligrosos a varias personas. Sabiendo hoy los acontecimientos y el currículum del gordo, quedan en peligro varios compatriotas míos, bajo los señalamientos que deben ser objeto de análisis de la Cancillería sueca y el Poder Judicial del mismo país.

Dice Yamhure, que cuando ANNCOL fue creada en la década ´90 estuvo vinculado el “joven Jens Holm. Ese muchacho, bravo militante del Partido de Izquierda (v) sueco, creció políticamente bajo el amparo de ANNCOL. Logró un escaño en las elecciones del Parlamento Europeo en el 2005 hasta el 2009. Por otra parte, en octubre del año pasado, Holm llegó al parlamento sueco, siendo en la actualidad uno de los 19 legisladores del Partido de Izquierda de ese país”.

Yamhure, que en Estocolmo era el jefe seccional del ilegal grupo DAS-G3, hizo en su crónica en Caracol Radio una maniobra bastante finita, mezclando las cartas respecto a cómo financian las actividades los diferentes grupos de inmigrantes en Suecia para mantener las tradiciones culturales, históricas, etcétera y a como financia ANNCOL su trabajo.

Foto: Los datos requeridos del espionaje en Suecia lo resumió Yamhure en cuatro páginas en la revista del Ejército en el mes de mayo-junio 2008 (reproducidos por todos los web´s de las FF.MM.) acusando a ANNCOL de ser parte del “Ciberfrente de las FARC”, datos que Yamhure ahora repite como columnista en Caracol Radio.

Según Yamhure, el estado sueco le paga a ANNCOL 60 euros por cada actividad que realice, involucrando en esa falsa declaración a Miguel Suárez. Él es director de la emisora radial que pertenece a la Asociación Jaime Pardo Leal, el colectivo de colombianos en exilio, principalmente ex miembros de la Unión Patriótica. Ellos si recibe por cada actividad que realiza el colectivo un escaso aporte económico del estado sueco. No tiene ningún vínculo con ANNCOL. Pero Yamhure, por supuesto, mezcla esto y juega, como siempre que ha hecho, falso.

El apoyo a los inmigrantes en Suecia es una política muy antigua. Se implementó mucho antes de la llegada de los 50 mil chilenos perseguidos luego del golpe de estado en su patria. De la misma manera se actuó con otros grupos de inmigrantes de todo el mundo, los que lograron mantener sus vínculos nacionales y culturales, aún después de varias décadas de dejar su tierra natal. Y así enriquecen los colombianos, los turcos, los africanos o los asiáticos la amplia gama del espectro cultura en el país nórdico. Una multicultural increíble. Pero Yamhure denuncia en Caracol Radio al estado sueco por aportar económicamente “a los terroristas de las FARC”.
Foto: El columnista en Caracol Radio recibe bastante espacio en la revista del Ejército, el mismo ejército que patrulla con los paramilitares, los patronos de Yamhure. Como pueden ver hay gran diferencia entre la foto del gordo Yamhure, a principio del articulo, y la foto que se ve en el recorte acá. Pero resulta que la foto acá sacó este reportero de Yamhure en julio de 2005 que a su vez no le gusta de su estado actual. La diferencia es abismal, como pueden ver.

Pero yamhure, amargado y resentido por no haber podido lograr la meta impuesta por Uribe, de crear su red de sapos en la tierra de los Vikingos, arremete contra el estado sueco que protege a sus inmigrantes. Y no está solamente enojado con el estado sueco, su odio se extiende, especialmente, hacia Miguel Suárez y la radio Café Stereo, porque éste puso otras cartas más sobre la figura proveniente de una familia oligarca de la Costa Atlántica. Recordemos que Yamhure es cuñado de Fernando Araújo, ex canciller de Uribe.

“Como las relaciones de la oligarquía colombiana se sustentan sólo en el interés personal y para lograr ese objetivo, utilizan hasta a la familia. Luego de la retención por parte de la guerrilla de Fernando Araújo, (Mónica Yamhure) lo abandonó para irse con otro” (5).

Yamhure se sorprende porque Anncol tiene una variedad importante de colaboradores que no se esconden detrás de falsos nombres. Menciona al colombiano Alberto Pinzón (6) que fue miembro de la Comisión de los Notables durante el Proceso de Paz en Colombia. Menciona a este servidor como “periodista sueco que escribe desde Tegucigalpa” y a Dror Freiler, destacado artista plástico y miembro de la comunidad judia en Suecia.

“Detalle para sorprender: el cónsul honorario de Colombia en Göteborg, Åke Magnusson, muy cercano a ANNCOL y a Raúl Reyes, fue quién organizó la agenda cuando Reyes, Simón Trinidad y Joaquín Gómez (jefe del Bloque Sur de las FARC-EP) estuvieron en Estocolmo durante los años oscuros de Caguán”.

Y no solamente fue el vocero sueco de la ANDI, es decir, la organización de los industriales suecos (Svenska Industriförbundet), quien aportaba y trabajaba para una paz verdadera en Colombia, sino también Joaquín Pérez Becerra quien prestaba su conocimiento al servicio de la Cancillería sueca, cuya ministra, Anna Lindh, recibió como anfitriona a una amplia delegación guerrillera-gobierno-industriales colombianos el 2 de febrero de 2000, aterrizando en Suecia en pleno invierno.

Esa delegación viajó a varios países europeos, incluido el Vaticano, mientras los paramilitares realizaban una de las peores masacres que se recuerdan en Colombia, donde asesinaron, en una semana, a más de 200 colombianos civiles.

¿Fue ese el tipo de asesoramiento que Ernesto Yamhure entregó a su jefe Carlos Castaño?

¿Y que nos dicen los colegas periodistas de Caracol Radio por aguantar de trabajar con un señor que fue una de las personas que asesoraba a los escuadrones de la muerte y sigue “haciendo dedo”?

¡Cuídense, por que caer en desgracia ante ese hombre puede tener sus riesgos!
Foto: La final de la carta de Yamhure a Carlos Castaño el 18 de noviembre 2002. ¿No les da vergüenza a los dueños de Caracol?.

Con los antecedentes que ahora poseemos sobre Yamhure, que no son inventos míos o de ANNCOL o de conjeturas, sino datos y testimonios públicos, me parece que no sería nada descabellado solicitar a la justicia colombiana, iniciar una exhaustiva investigación sobre el papel de Ernesto Yamhure con los paramilitares. Porque los autores intelectuales de los crímenes de lesa humanidad son tan responsables como los autores materiales de los crímenes de lesa humanad y los crímenes no son prescriptibles. Y en Colombia se han cometido crímenes de lesa humanidad por parte del grupo dirigido por Carlos Castaño.

Según la fiscalía colombiana, son más de 150.000 los colombianos asesinados por las AUC, ese monstruo creado por el estado colombiano cuya dirección recibió asesoramiento de Ernesto Yamhure. Miles de sus víctimas fueron quemados en hornos al estilo nazi.

Lo que confirma el caso de este nuevo empleado en Caracol Radio, son las palabras de Manuel Marulanda, comandante en jefe de las FARC-EP durante el proceso de paz, palabras dirigidas a los dueños de los medios de comunicación colombianos; “Ustedes tienen una deudita con el pueblo colombiano”.

Los medios son partes y piezas en la guerra en Colombia. Y ahora hasta tal grado que emplean los actores intelectuales de la guerra sucia, ese genocidio político que acabó físicamente con la Unión Patriótica, el movimiento de izquierda que pertenecía Joaquín Pérez Becerra, director de ANNCOL.

Y como es la ironía de la vida; Becerra es deportado de Venezuela y encarcelado en Colombia por ser el director de ANNCOL, un medio alternativo, antagónico y enemigo al Terrorismo de Estado en Colombia. Por el otro lado, el señor Yamhure, asesor a los paramilitares e responsable intelectual por ese genocidio político a la UP, es designado columnista en la emisora radial más grande de Colombia sin ni siquiera ser llamado a la fiscalía para responder por su hoja de vida en las AUC, cuyo jefe principal, Carlos Castaño, era su patrón.

O, como decía Yamhure, “Guilt by Association”, Culpable por asociación.

Notas:
1) “Así funciona Anncol, la agencia de noticias de las FARC”. Columnas de Ernesto Yamhure en Caracol Radio: http://www.caracol.com.co/llevar.aspx?id=1460519
2) Ex diplomático Uribista en Estocolmo fue asesor político a Carlos Castaño que pagó por su trabajo. Argenpress, miércoles 20 de mayo de 2009. http://www.argenpress.info/2009/05/ex-diplomatico-uribista-en-estocolmo.html
3) “Los ‘paras’ siguen vivitos”, Por: Fernando Cárdenas / Especial para El Espectador, 22 Ago 2009 http://www.elespectador.com/impreso/judicial/articuloimpreso157376-los-paras-siguen-vivitos
4) Ver correo de Ernesto Yamhure a Carlos Castaño. Descarga: http://www.verdadabierta.com/archivos-para-descargar/category/10-desmovilizacin-y-desarme?download=740%3Acarta-de-ernesto-yamhure-a-carlos-castao-18-11-02
Y en el mismo tema: “Documentos exclusivos: así se fraguó el acuerdo de paz con los 'paras'”. Lunes, 26 de Abril de 2010 http://www.verdadabierta.com/rearmados/rearmados/2388-documentos-exclusivos-asi-se-fraguo-el-acuerdo-de-paz-con-los-paras
5) “Fernando Araujo, el corral de los bandidos”. Por Miguel Suarez. 2 de enero 2007. http://colombia.indymedia.org/news/2007/01/56084.php
6) Alberto Pinzón, Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Alberto_Pinz%C3%B3n_S%C3%A1nchez

Enlace: http://anncolprov.blogspot.com/2011/05/asesor-politico-de-carlos-castano-esta.html

Dick Emanuelsson es co fundador de ANNCOL.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Hidroaysén, el cheque en blanco a Piñera…

Andrea Dufournel (especial para ARGENPRESS.info)

He escrito latamente sobre el gobierno de la "nueva derecha" y su tan particular líder, el Presidente.

Nos ha dejado en ridículo en donde quiera que ha estado: el papelito de los mineros" estamos bien en el refugio….", le dio vida a Róbinson Crusoe, mató a Nicanor Parra, dando muestras de un "profundo" bagaje cultural. Ha mentido a diestra y siniestra: que este es un gobierno que llevará al país al desarrollo, que ya está superado el desastre del terremoto. Transcurrido más de un año, aún hay damnificados durmiendo en carpas y casuchas de emergencia, bajo la inclemencia del clima invernal que se ha dejado caer.

Ha enviado proyectos de Ley que nos dan por un lado y nos quitan por otro, ejemplo claro es la ley de pre y post natal… no hay proyecto que no lleve implícito la ya habitual letra chica.

Hoy, nos sorprende con su particular interpretación del génesis y Adán y Eva, calificándolos como los primeros "emprendedores" de la humanidad ya que, según él, desafiando todo lo establecido nuestros "primeros habitantes de la tierra" tomaron la iniciativa desobedeciendo al Supremo y comieron del árbol prohibido. Indicio claro de lo bien que les fue en su emprendimiento es que terminaron siendo expulsados del paraíso. No es mi intención hacer un análisis teológico de aquellos acontecimientos, lo que si me deja claro es que para este ilustre señor el fin justifica los medios y si es necesario pasar por sobre las leyes para hacer negocio o, si está en las escrituras no es de extrañarse… su postura tiene a su haber un extenso prontuario.

Ahora ha optado por crear la campaña del terror energético, manifestó que, si no se aprueba la construcción de las 5 centrales hidroeléctricas en Aysén, Chile estará condenado a vivir en la oscuridad en un plazo de 10 años. Esto no es más que una falacia, este as de los negocios y las oportunidades ha hecho primar los intereses de sus compinches empresarios por sobre los intereses de todo Chile. Con una política cortoplacista sin parangón en ningún país que pretende alcanzar el pleno desarrollo a corto plazo, entre amigos personales, familiares directos de su mujer con intereses en el "negocio" eléctrico, transnacionales de la minería que requieren energía para acrecentar aún más sus ganancias, autoridades de gobierno tan independientes, que ayer estaban asesorando a los empresarios y hoy deben manifestarse y votar por todos los chilenos decidiendo la muerte de una parte de nuestro territorio que, aparte de ser hermoso, es una de las únicas reservas de agua dulce del planeta. Adán y Eva deberían estar orgullosos de lo que estos "iluminados" y "devotos" han aprendido de las escrituras.

El cheque en blanco entregado a Piñera y sus astutos colaboradores aún no termina de ser girado, la megalomanía que resalta en su personalidad no le permite aceptar nada más que su obsesivo amor por el Dios dinero y, su falta de empatía por la naturaleza y por quienes debemos soportar los días que le quedan en el gobierno. Lo único que me queda claro es que la lucha de quienes han salido a la calle, cada día, irá en aumento ya que todavía nos está quedando el "sagrado derecho a pataleo" a pesar de los apaleos ordenados por el gobierno.

Fuente imagen: MOLINA CHILE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El archipiélago rosarino

Carlos del Frade (APE)

Hubo muchas presiones y la comisión no se reunió nunca más - decían los funcionarios de las ciudades y pueblos que integraban, hasta 1986, la llamada Comisión Intermunicipal del Gran Rosario en defensa del río Paraná. Habían estudiado los efectos de las fábricas que tiraban sus desperdicios a las aguas marrones y sus conclusiones eran terminantes: la mayoría de las empresas envenenaban al Paraná y también el aire de la región.

Pero aquel informe nunca más se repitió.

Rosario, Villa Gobernador Gálvez, San Lorenzo, Puerto General San Martín, Granadero Baigorria, Capitán Bermúdez y Fray Luis Beltrán, entre otras poblaciones, fueron el territorio arrasado por la desocupación y extranjerización de la economía pero también atravesado por distintas contaminaciones.

El sojalismo impune agregó lo suyo de la mano de los agroquímicos y la zona pasó a formar parte de un paisaje con olores muy fuertes y desagradables y con enfermedades nuevas y terminales.

Un cuarto de siglo después, entonces, no es casual que el Atlas del Medio Ambiente elaborado por la Defensoría del Pueblo de la Nación haya marcado la zona como una de las más contaminadas del país.

Rosario es “una gran ciudad donde conviven amenazas ambientales que son mayores respecto de otros lugares del país…Se combinan todos los factores de riesgo, como el uso de agrotóxicos en la actividad agrícola, la actividad industrial y la gran cantidad de población que vive bajo la línea de pobreza, a lo que se suman las amplias zonas con déficit en materia de servicios cloacales. Esto reclama una política ambiental muy activa”, dijo el abogado Leandro García Silva, uno de los integrantes de la Defensoría y difusor de la investigación.

Agregó que “hace falta mucho cuidado entre quienes se dedican al cultivo de verduras y hortalizas, y quienes trabajan en los mercados centrales. Hay que pensar en formas más saludables de producir los alimentos”, apuntó el profesional.

Para el intendente de la ciudad, Miguel Lifschitz, las conclusiones del citado informe tienen que ver con una intencionalidad política y no con una investigación seria.

Sin embargo, la historia reciente de la zona, modificada a consecuencia de una dolorosa metamorfosis de su tradicional perfil industrial, obrero, portuario y ferroviario, demuestra que el medio ambiente también ha sido víctima de la voracidad de los sectores que concentraron y extranjerizaron la riqueza en los últimos veinte años.

Más allá de las postales políticas de exportación que muestran las “bellezas” de la ciudad, permanentemente comparada con la Barcelona de América del Sur, la realidad existencial de sus mayorías demuestran que las islas de la fantasía son para pocos y que los problemas ambientales están entre las preocupaciones cotidianas de los que son más.

Rosario es una ciudad archipiélago y el informe de la Defensoría del Pueblo de la Nación, precisiones más, precisiones menos, lo demuestra.

Fuente imagen: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El archipiélago rosarino

Carlos del Frade (APE)

Hubo muchas presiones y la comisión no se reunió nunca más - decían los funcionarios de las ciudades y pueblos que integraban, hasta 1986, la llamada Comisión Intermunicipal del Gran Rosario en defensa del río Paraná. Habían estudiado los efectos de las fábricas que tiraban sus desperdicios a las aguas marrones y sus conclusiones eran terminantes: la mayoría de las empresas envenenaban al Paraná y también el aire de la región.

Pero aquel informe nunca más se repitió.

Rosario, Villa Gobernador Gálvez, San Lorenzo, Puerto General San Martín, Granadero Baigorria, Capitán Bermúdez y Fray Luis Beltrán, entre otras poblaciones, fueron el territorio arrasado por la desocupación y extranjerización de la economía pero también atravesado por distintas contaminaciones.

El sojalismo impune agregó lo suyo de la mano de los agroquímicos y la zona pasó a formar parte de un paisaje con olores muy fuertes y desagradables y con enfermedades nuevas y terminales.

Un cuarto de siglo después, entonces, no es casual que el Atlas del Medio Ambiente elaborado por la Defensoría del Pueblo de la Nación haya marcado la zona como una de las más contaminadas del país.

Rosario es “una gran ciudad donde conviven amenazas ambientales que son mayores respecto de otros lugares del país…Se combinan todos los factores de riesgo, como el uso de agrotóxicos en la actividad agrícola, la actividad industrial y la gran cantidad de población que vive bajo la línea de pobreza, a lo que se suman las amplias zonas con déficit en materia de servicios cloacales. Esto reclama una política ambiental muy activa”, dijo el abogado Leandro García Silva, uno de los integrantes de la Defensoría y difusor de la investigación.

Agregó que “hace falta mucho cuidado entre quienes se dedican al cultivo de verduras y hortalizas, y quienes trabajan en los mercados centrales. Hay que pensar en formas más saludables de producir los alimentos”, apuntó el profesional.

Para el intendente de la ciudad, Miguel Lifschitz, las conclusiones del citado informe tienen que ver con una intencionalidad política y no con una investigación seria.

Sin embargo, la historia reciente de la zona, modificada a consecuencia de una dolorosa metamorfosis de su tradicional perfil industrial, obrero, portuario y ferroviario, demuestra que el medio ambiente también ha sido víctima de la voracidad de los sectores que concentraron y extranjerizaron la riqueza en los últimos veinte años.

Más allá de las postales políticas de exportación que muestran las “bellezas” de la ciudad, permanentemente comparada con la Barcelona de América del Sur, la realidad existencial de sus mayorías demuestran que las islas de la fantasía son para pocos y que los problemas ambientales están entre las preocupaciones cotidianas de los que son más.

Rosario es una ciudad archipiélago y el informe de la Defensoría del Pueblo de la Nación, precisiones más, precisiones menos, lo demuestra.

Fuente imagen: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¡Abajo la censura!, diálogo vindicador...

Andres Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

.

Jorge Etchenique todavía no sabe por qué el Ministerio de Educación de La Pampa "tachó" su libro Pampa Libre: Anarquistas en la pampa argentina de la lista de escritores y obras a exponer oficialmente en la Feria del libro de Buenos Aires 2011. De eso y más nos cuenta Etchenique en esta entrevista.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La relación entre capital/trabajo recupera su dimensión política

Eduardo Lucita (LA ARENA)

Cuando el proceso de acumulación de capitales es hegemonizado por el capital financiero -como sucedió en los 90- la relación capital/trabajo tiende a desdibujarse. Por el contrario cuando esa hegemonía es llevada adelante por el capital productivo, esa relación recupera visibilidad.

Todos los datos económicos disponibles -nivel de actividad, tasa de empleo, masa salarial- permiten confirmar que el trabajo, aún fragmentado y sin la densidad de otros tiempos, ha vuelto a ser el centro organizador de la vida social.

Atrás han quedado las tesis del fin de la sociedad del trabajo, de la des-salarización, incluso esa visión muy posmoderna de que las clases sociales son más un mito urbano que una realidad. Es cierto, el peso de la clase trabajadora en la sociedad -según como se lo mida- es menor que en otras épocas, pero no es menos cierto que viene recuperando espacios a un ritmo que se ha acelerado en los últimos años. Precisamente el notable crecimiento económico de los últimos ocho años y su impacto en el nivel de actividad y el empleo han recolocado la centralidad del trabajo en nuestra sociedad.

El capital productivo

Cuando el proceso de acumulación de capitales es hegemonizado por el capital financiero -como sucedió en Argentina particularmente en los 90- la relación capital/trabajo tiende a desdibujarse, a desaparecer del centro de la escena. Por el contrario cuando esa hegemonía es llevada adelante por el capital productivo, esa relación recupera visibilidad.

El caso de nuestro país es interesante de analizar. El bloque de las clases dominantes es el mismo que en los 90, esas fracciones se consolidaron en esa década y como contrapartida no hay otra fracción que intente terciar en ese bloque, como sí lo hacía hasta mediados de los 70 del siglo pasado.

No se trata de que no haya fracciones de capital nacional interesadas, lo que sucede es que no tienen fuerza social y política como para disputar la orientación del proceso de acumulación. Esta es tal vez una de las restricciones más importantes con que se encuentra el kirchnerismo para desenvolver su modelo neodesarrollista. Sin embargo el bloque de clases es el mismo pero el orden interno, a partir de la devaluación de 2002, ha cambiado. El comando ya no está más en manos del capital financiero y las empresas de servicios públicos privatizadas, sino del capital productivo (agrario e industrial) y esto es determinante en relación al mundo del trabajo.

En este contexto conviene revisar algunos datos empíricos:

Recomposición física

La Población Económicamente Activa (PEA) es hoy de 16,5 millones de personas, descontando una tasa de desocupación (con planes) del 8 por ciento, los ocupados llegan a 15,2 millones, de estos 3,1 millón trabajan en el sector público y 12,1 en el privado. Si se descuentan unos 2,6 millones de empleadores, cuentapropistas y trabajo familiar, los asalariados llegan a 9,5 millones de estos 1,1 revisten como personal del servicio doméstico (con muy alto porcentaje de no registrados, en negro). Así los trabajadores del sector privado en empresas alcanzan a los 8,4 millones, sumados a los del sector público llegan a los 11,5 millones, de estos el 74 por ciento está registrado (en blanco).

Cualquier comparación que se haga de la actualidad con los datos equivalentes de la década del 90 sale gananciosa. Sólo a título de ejemplo los trabajadores metalúrgicos que en los 90 se habían reducido a unos 70.000 son ahora más de 280.000, los de la industria del neumático pasaron en igual lapso de 800 a 1.600, es cierto que estas dos ramas fueron de las más golpeadas en el período neoliberal, pero el fenómeno con distinta intensidad replica en otras ramas y subramas.

Sin embargo la tasa del trabajo no registrado sigue siendo elevada, 26 por ciento de la PEA (unos 4 millones) si le sumamos a estos los cuentapropistas forzados (trabajadores que facturan) y los desocupados, llegamos a que un 36 por ciento de la PEA (unos 6,0 millones de trabajadores) no tienen derechos laborales plenos. Sin entrar a considerar esa calidad del empleo, es innegable que creció muy fuerte en varios años del ciclo expansivo, pero en la actualidad la capacidad productiva instalada está prácticamente colmada, por lo que sin un fuerte impulso a la inversión reproductiva la creación de empleo es muy baja, sino está estancada.

Organización sindical

Según un estudio del Ministerio de Trabajo del 2005, el porcentaje de afiliados actuales alcanza en el sector privado al 37 por ciento (trabajos posteriores hablan ya de un 42 por ciento) y el porcentaje es mayor en el sector público, lo que daría un porcentual total superior al 60 por ciento. Una de las membresías sindicales más altas del mundo.

Las Comisiones Internas y los Cuerpos de Delegados, la base de la organización sindical, constituyen una conquista histórica de los trabajadores del país, que ninguna dictadura pudo borrar. Es la organización en los lugares de trabajo, allí donde la relación capital/trabajo es mucho más cristalina y no aparece mediada por los aparatos del Estado o por las estructuras burocratizadas de las direcciones tradicionales. Sin embargo el referido estudio del MTySS da cuenta que en solo el 12,4 por ciento de las empresas hay delegados elegidos (análisis posteriores elevarían este porcentual al 15 por ciento). Se trata de un promedio, la tasa crece a medida que crece el tamaño de los establecimientos, así en empresas que ocupan a más de 200 trabajadores hay delegados en el 52,5 por ciento de ellas. Es conocido que históricamente los grandes conflictos sindicales surgen de los establecimientos o zonas que muestran una mayor concentración de trabajadores.

Convenciones Colectivas

Unos 5.800.000 trabajadores están encuadrados en Convenios Colectivos, lo que abarca al 67 por ciento de los trabajadores registrados. Comparativamente el alcance de los convenios colectivos en nuestro país es muy superior al del resto de América latina.

Un trabajo del economista Guillermo Gigliani: "La política económica en la primera década del siglo", publicada en el Anuario EDI número 5 de septiembre de 2010, muestra que la evolución del salario real promedio de la economía argentina, luego de siete años de paritarias, ya supera el nivel alcanzado en el año 1997. Sin embargo "esta evolución no es homogénea. En el sector formal -y particularmente en la industria- el ingreso de los asalariados ha logrado superar los valores máximos de los noventa". Tal conquista el autor la vincula con la capacidad de lucha de los trabajadores organizados, y continúa "Sin embargo el mercado de trabajo mantiene la fragmentación impuesta por el menemismo, ya que los trabajadores del sector público -particularmente los provinciales- y los informales no han logrado recuperar los niveles previos al 2001". Debe agregarse que las convenciones colectivas han mejorado sustancialmente los salarios de los trabajadores formales pero poco las condiciones de trabajo de esos mismo trabajadores. Por otra parte la desigualdad social se mantiene: el 10 por ciento más rico se apropia del 28,7 de la riqueza, mientras que el 10 por ciento más pobre solo recibe el 1,8.

Recambio generacional

Datos provenientes de distintas fuentes afirman que en las grandes fábricas y lugares de trabajo se está verificando un fuerte recambio generacional, que también alcanzaría al sector público. Esto constituye así una segunda oleada de recambio, la primera se verificó desde mediados y fines del período alfonsinista. La diferencia entre ambas oleadas es que la primera encontró en los lugares de trabajo resabios de la memoria histórica que le permitió a los jóvenes anoticiarse del pasado de luchas y organización sindical. Los jóvenes trabajadores de la actualidad -para muchos de ellos se trata de su primer trabajo formal- no encuentran esa referencia. Resultan así un cuerpo colectivo casi virgen, donde esta todo por ganar, también constituyen un campo de disputa entre las diferentes corrientes político-sindicales que se expresan cada vez con mayor intensidad en los ámbitos laborales.

En este contexto delimitado por un fuerte crecimiento del número de asalariados, un recambio generacional que acompaña este crecimiento sin demasiados conocimientos de derechos y prácticas sindicales, una recuperación de la organización sindical y atisbos de politización, es válido preguntarse ¿Qué subjetividad se está hoy construyendo en el mundo del trabajo?

Arriesgando una caracterización puede pensarse que estamos en presencia de conciencia proletaria -en el sentido más amplio del término- en transición y cuyo futuro está en disputa. Esta disputa se da en un escenario donde el trabajo ha recuperado -si es que alguna vez la hubo perdido- su centralidad en nuestra sociedad capitalista. Y no es este un dato menor para quienes aspiran a transformar radicalmente las estructuras de dominación en nuestra sociedad.

Eduardo Lucita es integrante del colectivo EDI-Economistas de Izquierda.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En la nota "Gato con liebre", José Natanson nos mete el perro

Víctor Mendibil (ACTA)

Desde una supuesta postura progresista y, en todo caso, proclive al actual Gobierno Nacional presidido por Cristina Kirchner, el periodista José Natanson escribe una editorial en el periódico Le Monde Diplomatique de abril, titulada "Gato con Liebre", en la que nos mete el perro.

En efecto, el mencionado periodista pretende dictar cátedra sobre historia sindical, modelo sindical y realidad actual del movimiento sindical a pesar de su escaso sino nulo conocimiento sobre el tema. Pero, eso sí, pretendiendo que sabe y tratando de hacernos creer que sabe, es decir, metiéndonos el perro.

Veamos:

1. En primer lugar, lo que nos asombra de la nota de Natanson es cómo pretende hacer un análisis desde un supuesto progresismo con categorías y marcos teóricos típicos del neoliberalismo. “Quizás alguna vez hayan existido, pero hoy –Argentina, 2011-, dice el periodista, las clases sociales son más un mito urbano que una realidad.” ¿No suena a los dichos del viejo Alzogaray y su hija, o a los de Marianito Grondona, Domingo Cavallo o, allende las fronteras, al Fracis Fukuyama del fin de la historia?

Este punto de partida reaccionario de la nota de Natanson desnuda de entrada el enfoque que va a desarrollar y que trataremos de explicar y refutar aquí, en breves palabras.

No hay que ser necesariamente marxista ni de izquierda para reconocer la existencia de la lucha de clases en nuestro país (y en el mundo, claro). Es más, es imposible analizar cada uno de los hechos de la vida cotidiana de los argentinos sin recurrir a esa realidad.

Sin ir más lejos, la puja redistributiva, aquella de la que tanto habló y habla el gobierno, la inflación galopante –de la que no habla el gobierno-, la lucha de los sin tierra y de los sin techo, los constantes conflictos gremiales por mejoras en las condiciones de trabajo y del salario, entre tantos ejemplos, no son otra cosa que una manifestación de esa lucha de clases que Natanson no ve o no quiere ver.

Lógico: sin lucha de clases, incluso, no puede lograrse ninguna transferencia de ingresos de un sector a otro, porque, sencillamente, nadie ni mucho menos los detentadores del poder económico ceden graciosamente sus ganancias.

Lo acotado de nuestra reseña nos impone sintetizar pero, es obligado decir que hay lucha de clases, además, en las enormes movilizaciones contrarias a la extracción minera a cielo abierto, en las luchas de los pueblos originarios por recuperar tierras y derechos que le han sido arrebatados por terratenientes y la oligarquía agro industrial, la vigencia del 82 por ciento móvil para todos los jubilados, la reversión de las privatizaciones, los tercerizados, los docentes de Santa Cruz, los judiciales de la provincia de Buenos Aires, los médicos de la CICOP, los tareferos de Misiones, los camioneros, los petroleros, etc., etc., etc.

Es lamentable que un periodista, que dirige un periódico de la importancia de Le Monde Diplomatique, no vea esta realidad. Porque ya no se trata de manejar o no categorías teóricas de las ciencias sociales, sino tener la mirada despejada para ver los hechos que lo rodean y que como profesional de la comunicación debiera mirar de frente y sin prejuicios.

Pero, no nos engañemos. No es falta de categorías teóricas lo que aqueja a Natanson. Por el contrario, lo que lo aqueja es un rebrote nostálgico de neoliberalismo y el mismo lo confiesa cuando en su negación de las clases sociales y de la lucha de clases cita en su respaldo el pensamiento líquido de Zygmunt Bauman, cuya filosofía post moderna sirvió para arremeter contra nuestras sociedades latinoamericanas por lo menos en los últimos tres o cuatro decenios. Nos preguntamos, Natanson: ¿sabrá Ignacio Ramonet, el periodista que acuñó el término de pensamiento único, que usted se inspira nada menos que en el post modernismo?

2. En segundo lugar, y sin perjuicio de lo antedicho, no dejamos de reconocer los cambios estructurales y sociales producidos durantes los últimos decenios que apunta Natanson para decir que el papel de la clase obrera está demodé. Por ejemplo, en cuanto a la dimensión y composición de la clase obrera entre otras cuestiones, como producto de las reformas estructurales del neoliberalismo y una serie de políticas, hay un cambio que en algunos casos refiere a una disminución cuantitativa de los trabajadores.

Estas políticas neoliberales tuvieron, por supuesto, el objetivo expreso reducir la importancia de la clase obrera y sobre todo lograr su desarticulación social y política. Sin embargo, a pesar de los golpes recibidos, el papel de los trabajadores en pos de un sistema social y político verdaderamente justo, democrático y equitativo, sigue siendo esencial y no existe ningún otro sector social más poderoso para promover ese cambio. ¿O acaso Natanson piensa que los cambios estructurales elevaron a los grupos más concentrados de la economía y al poder político más reaccionario a la calidad de sujetos de construcción de un nuevo futuro para los argentinos?.

Nosotros no estamos de espaldas a esos cambios sociales y económicos. Pero los indicadores que revela Natanson en su nota, sobre la baja sindicalización, entre otros, tienen que se analizados de una perspectiva seria y eso es lo que hicimos y venimos haciendo desde la CTA desde hace más de dos décadas.

Es innegable que la reestructuración neoliberal, que se sumó a la crisis económica que ya se venía soportando desde la crisis del petróleo en los setenta, afectó la dimensión cuantitativa de los trabajadores y acrecentó la cantidad de trabajadores en negro así como la parte de la población que fue arrojada al cuentapropismo y, peor aún, a la marginación más absoluta.

Es innegable que el sindicalismo burocrático y empresario contribuyó también a esa merma. Ese sindicalismo no necesita de la masa de trabajadores porque atienden un negocio, no un sindicato. Son factores de poder de un sistema capitalista, no de un movimiento contrahegemónico para la construcción de un nuevo poder. Esos datos de deterioro del movimiento sindical hicieron –en su momento y entre otros factores- que la CTA se planteara un nuevo modelo sindical, que tuviera en cuenta esas circunstancias esas de cambios estructurales del país y la clase obrera.

Porque es indudable que la relación entre situación de empleo y representación sindical existe y que lo uno condiciona lo otro. La relación entre mundo del trabajo y modelo sindical siempre existió. Para referirnos solo a uno de los tantos momentos históricos por los que atravesó esa relación, digamos que el modelo que emergió en la década del 40 tenía que ver con esa realidad.

Esa realidad cambió y debió cambiar también el modelo; por lo menos, debió cambiar en la medida que intentara representar legítimamente los intereses de los trabajadores.Es el cambio del mundo del trabajo lo que planteó, en nosotros, la necesidad de construir un nuevo sujeto sindical que empezamos a plasmar con la CTA. Precisamente, porque no se podía desconocer esa relación (que aumentó la cantidad de trabajadores en negro, que incrementó la cantidad de trabajadores “cuentapropistas”, que marginó a millones) es que consagramos, entre otras modalidades, la afiliación directa de los trabajadores, la elección directa de todos sus dirigentes, la incorporación de movimientos territoriales y otras tantas formas de organización.

Esas formas de organización de nuestra central fueron las respuestas más adecuadas a esa compleja realidad. Es decir, tomamos en cuenta esa nueva realidad no para decir que no se puede luchar, sino para luchar.Mientras tanto, el sindicalismo burocrático y conciliador agrupado en la CGT no solo avaló el proceso de privatizaciones, la reestructuración neoliberal de la economía, la profundización de la destrucción de la industria a favor de procesos de concentración, sino que se desinteresó por el fenómeno de la disminución de los trabajadores sindicalizados, a favor de negocios, a favor de trasformarse en empresarios y sacar sus ganancias de esa defección a la clase trabajadora.

De algún modo, ese modelo sindical de la CGT también es una adaptación a la nueva realidad que estamos comentando. La diferencia es que es una adaptación para salvarse como casta burocrática y conciliadora, que no solo acepta el statu quo neoliberal en perjuicio del pueblo, sino que le saca provecho a ese modelo para sus negocios privados.

3. La CTA, en cambio, nació para otra cosa. Nació para instaurar una representación que dignifique a los trabajadores, que lo haga sobre la base de la más profunda y auténtica libertad sindical, y que defienda sus derechos a través de todos los modos legítimos a nuestro alcance.

Una CTA combativa, democrática y clasista. Y si se comparan los años de historia de la CGT y la mucha más breve historia de la CTA no se puede concluir que es poco lo que se ha logrado. Pero, por supuesto, no estamos satisfechos. Y no desconocemos las dificultades que enfrentamos desde allí para aumentar nuestra representación e incluso para impulsar una acción política que dispute poder en la Argentina. Sin embargo, poco informado, Natanson desconoce lo mucho que hicimos y venimos haciendo. O mira para otro lado.

Uno de los grandes obstáculos que se opusieron al crecimiento de la CTA ha sido, en los últimos tiempos, el gobierno de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández. Tal como lo sostuvo recientemente el periodista Alvaro Abos: “La CTA ha ido creciendo a pesar de que el gobierno de los Kirchner, que en el 2003 les prometió personería gremial, (es decir paridad de acción con la CGT), les ha cerrado el camino des que ese gobierno optó por aliarse con la CGT”. Una nueva instancia de ese obstáculo oficial ha sido la reciente intromisión gubernamental en los procesos internos de la Central.Otro de los grandes obstáculos son, por supuesto, las patronales que, mientras facilitan el funcionamiento de gremios burocráticos y pro patronales, persiguen y reprimen a los verdaderamente clasistas que impulsan el nuevo modelo sindical.

Así y todo, hoy en la CTA tenemos una amplia fuerza organizada.

Ejemplo: AAPM (ASOC.PROP.MEDICA), ANTA (ASOC. NAC. TRAB. AUTOGESTIONADOS), APDFA (ASOC.PERS. DE FERROCARRILES ARG.), UTPBA (UNION TRAB. PRENSA DE BS.AS.), AAA (ASOC.ARG. DE ACTORES), SICA (SIND.IND. CINEMATOGRAFICA ARG.), CEPETEL (SIND. TRAB. TECNOLOGIAS INFORMACION Y COMUNICACIÓN), APA (ASOC. PERS. AERONAUTICO), NOS (NUEVA ORG. SIND. GASTRONOMICA), LUZ Y FUERZA MAR DEL PLATA, UPJ (UNION PERS. JERARQ. BCO. PCIA.), UCRA (UNION CONDUCT. REP. ARG.), UALA (PILOTOS AUSTRAL), SUTNA (NEUMATICOS), SEJANA (NEUMATICOS), UOM (METALURGICOS VILLA CONSTITUCION), SOEA (AZUCAREROS JUJUY), FETERA ( ENERGIA), MOI (OCUPANTES E INQUILINOS), MTL, MESA COORDINADORA DE JUBILADOS, SOERM (OBREROS DEL MAIZ), APSADES (SALUD), ATC (TAXISTAS), a más de ciento cincuenta (150) organizaciones de trabajadores privados junto a los sindicatos de trabajadores del estado nacional, provincial, de los tres poderes y municipal.

En consecuencia, la CTA implantó un modelo sindical absolutamente novedoso en la Argentina, profundamente democrático, a contrapelo de medios de comunicación que adoptan el estilo y la línea de Le Monde Diplomatique, del los poderes de turnos que nos niegan los derechos sindicales y la libertad sindical –el actual gobierno entre otros, a despecho de lo dictaminado por la Organización Internacional del Trabajo-, la burocracia sindical que nos combate por todos los medios (muchas veces ilegales, patoteriles y violentos).

A pesar de ellos, y a pesar también de un genocidio que eliminó a la mayor parte de los mejor de nuestra militancia combativa y clasista, la CTA estuvo al frente de la Marcha Federal, de la Marcha Grande, del Frente de lucha contra la pobreza (FRENAPO), iniciativas de enorme trascendencia que condujeron a la rebelión popular del 2001 y que abrieron perspectivas aún mayores de lucha para la recuperación de nuestros derechos, como se pudo ver en las contra cumbres y en el No al ALCA, así como los debates sobre el Nuevo Pensamiento, presentar al juez Garzón mas de 8000 casos de delegados y obreros detenidos desaparecidos, la lista de centros clandestinos en las empresas multinacionales, entre otros, confrontación desde su puesta en marcha con el sistema privado de jubilaciones AFJP y también de las ART.

4. En cuanto a la representación política de la clase trabajadora, es decir, en relación a las instancias partidarias que representen los intereses de los sectores laborales y populares, prácticamente desde su nacimiento la CTA postuló su creación y hoy tiene numerosas expresiones, en especial a través de la Constituyente Social. Nuestra concepción sobre tal representación es muy diferente a la de la CGT que se la pide al gobierno o al Partido Justicialista.

Nosotros la construimos desde la independencia de clase, desde la independencia del poder económico y político, como una organización autónoma. Nos falta mucho todavía. Pero, si su información periodística es buena, sabrá que ya hay muchos que están preocupados por nuestra ascendencia y crecimiento y por las posibilidades de disputa de poder concreto.

Es un largo camino. En realidad, es tan largo como el que hay que recorrer para alcanzar una Argentina verdaderamente democrática, justa, equitativa, solidaria, pacífica, independiente y soberana. Esa Argentina no se logra sin los trabajadores organizados democráticamente, sobre la base de un nuevo modelo, que le de sustancialidad de derechos vigentes al futuro país.En alguna parte del informe especial de Le Monde Diplomatíque se explica los supuestos “motivos de un fracaso” para referirse al papel jugado por el movimiento sindical, como si fuera lo mismo la CGT que la CTA.

Distingamos, Natanson. En cierto sentido, la CGT de Moyano o la de Barrionuevo, Pedraza, Zanola, Venegas, y tantos otros no fracasó. Es parte funcional de un modelo que gobierna. Eso sí, difícilmente se pueda decir que lo hace a favor de los trabajadores. La CTA no gobierna, pero no consideramos tampoco que haya fracasado.

Como quedó dicho de una vez y para siempre en la vida política de los argentinos, la única lucha que se pierde es la que se abandona. Nosotros no abandonamos ni pensamos hacerlo. Por eso estamos obligados a contestarle. Para que usted ni nadie nos meta el perro.

Víctor Mendibil es Secretario General de la Federación Judicial Argentina (FJA-CTA).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Masacre de Margarita Belén: Perpetua para ocho militares y libertad para un policía

Marcos Salomón (CHACO DIA POR DIA)

“Oh juremos con gloria morir”. Con los dos dedos en V o con el puño en alto, pero todos cantando el Himno Nacional Argentino, finalizó el juicio oral y público por la Masacre de Margarita Belén. Las víctimas desaparecidas, la herida que no cicatriza.

Transcurridos 35 años de los fusilamientos, diez de la reapertura de la causa judicial, luego de escuchar a más de 120 testigos, en 60 audiencias orales y públicas, la lectura de la parte resolutiva de la sentencia llevó menos de 30 minutos para escuchar la condena a cadena perpetua a ocho militares y al único policía sentando en el banquillo de los acusados, por el asesinato de quince víctimas, cuatro de las cuales permanecen desaparecidas

Pero nada fue tan sencillo, la convocatoria original, para las 8.30, apenas dio lugar a las “últimas palabras” de Alfredo Chas, quien en un discurso políticamente correcto hasta el hartazgo, ya se había declarado inocente.

Después, la decisión incomprensible del Tribunal Oral Federal de pasar la lectura de la sentencia para las 17, que enojó a todo el público presente, al punto que esa decisión de los camaristas desencadenó una reacción inesperada: como nunca sucedió a lo largo del juicio, familiares de víctimas y victimarios, coincidieron en fustigar a los jueces.

Medida inapelable, para las 17, en punto, Gladys Yunes, presidenta del Tribunal, leyó la condena a Cadena Perpetua contra Athos Rennes, Ernesto Simoni, Aldo Martínez Segón, Germán Riquelme, Jorge Carnero Sabol, Ricardo Reyes, Ricardo Losito (ya había sido condenado a 25 años en la Causa por el ex Regimiento de Infantería 9, en Corrientes) y José Luis Patetta (también condenado a 25 años, pero en la Causa Caballero, en Chaco).

En cambio, fue absuelto Luis Alfredo Chas, por falta de pruebas.

Todos lo militares están condenados por “coautores de homicidio agravado, por alevosía y el número de víctimas”. También por

Tensión

Con exclamaciones y lágrimas, familiares de las víctimas escuchaban las condenas, con Patetta y Losito fueron los momentos de mayor festejo, entre aplausos y alguna ironía suelta. Pero, en general, la audiencia fue absolutamente tranquila.

En cambio, toda la calma se rompió cuando el Tribunal absolvió a Chas. Los familiares del policía rompieron en llantos (aunque no tenían mucha esperanza, porque, según testigos, adelantaron el casamiento de una nieta del imputado para evitar que, tras la sentencia, no pueda asistir a la boda) y descargaron toda su tensión contra los familiares de las víctimas.

Chas, de pie, con cara de sorpresa, escuchó su libertad por falta de pruebas.

Igual, Juan Andrés Sala, hijo de Néstor –una de las víctimas de la Masacre- y de Mirta Clara –ex presa política- pudo descargar su bronca contra Patetta: “Vos fuiste el que asesinó a mi papá”, le gritó.

La contracara, la impotencia de la nueva generación de la Pierolada (sobrinos de Fernando Piérola, que es una de las víctimas del 13 de diciembre de 1976 que continúa desaparecida): “Dónde están los cuerpos de nuestros compañeros, de nuestra familia”, preguntaban a los gritos, mientras la familia Chas era desalojada de la sala.

En problemas

En otra parte de la sentencia, el Tribunal hizo lugar al pedido de falso testimonio presentado contra el exsoldado (y escritor frustrado) Alfredo Maidana. En cambio, no hizo lugar al pedido de la defensa que acusó de falso testimonio a Francisco “Tete” Romero, ministro de Educación.

Los jueces también hicieron lugar al pedido de falso testimonio planteado contra el exmédico policial Orlando Grillo, que representa la complicidad civil chaqueña en el Terrorismo de Estado.

En tanto, los fundamentos completos del fallo se conocerán recién el 12 de julio, según lo anunció la jueza Yunnes. Justo el 12 de julio sería el cumpleaños de Néstor Sala, víctima de la Masacre.

El final

Sobre el final, el abrazo partido entre familiares de las víctimas contrastaba con la desazón de los familiares de los imputados. Sólo la esposa de Martínez Segón habló con la prensa, sólo para descalificar el fallo.

Para acallar cualquier rumor y como una manera de festejar un triunfo contra la impunidad de 35 años, con los dedos en V o con el puño en alto, los presentes comenzaron a cantar el Himno Nacional Argentino.

Pero, a diferencia de la sentencia en la Causa Caballero, cuando todos abrazaban a los sobrevivientes que declararon en el juicio; en la sentencia por la Masacre de Margarita Belén no había sobrevivientes para abrazar. Por eso, a voz batiente, tomó mucho más fuerza y sentido el Himno Nacional Argentino, cuando la sala de audiencias bramaba: “Oh juremos con gloria morir”.

"Peco" Tissenbaum, “Algún fusible tenía que tener el Tribunal”

Quien es considerado el “padre jurídico” del juicio por la Masacre de Margarita Belén, se mostró resignado por la absolución del único policía imputado. Destacó la continuidad democrática que vive el país.

“Todavía lo estoy deglutiendo”, señaló, conmovido hasta las lágrimas, Edwin “Peco” Tissenbaum, el abogado de presos políticos en la década del 70, cuando asumir esa posición costaba prisión, cuando menos, o quizás la propia vida.

Sentado en su silla de ruedas, abrazados por sus seres queridos (entre ellos su hija Laura, también abogada), reflexionó: “Fueron 35 años de impunidad, porque hasta los gobierno democráticos fueron frenando este juicio”.

“Peco” es considerado una especie de “padre jurídico” de lo que fue el juicio por la Masacre de Margarita Belén, no sólo por haber sido abogado de presos políticos (Tissenbaum llevó a los dos hijos de Mirta Clara para que la vieran en la prisión de Villa Devoto, por ejemplo) y fue abogado en la denominada “Causa 13”, en el marco del Juicio a las Juntas.

No le gustó nada la absolución del policía Chas, pero se resignó: “Algún fusible tenía que tener la Cámara”. Con la emoción a flor de piel, reconoció: “Es la primera vez que estoy viviendo algo así, porque desde 1930 hasta hoy, 80 años después, es la primera vez en la historia del país que pasan siete años y dos presidentes sin que tengamos un Estado de sitio”.

“¿Sabés lo que significa que los pibes se puedan juntar más de tres para manifestar como lo están haciendo ahí afuera? (por los manifestantes que siguieron por pantalla las instancias del juicio en la vereda del Tribunal Oral Federal y frente a la plaza central de la ciudad) ¿Sabés que bueno que los pibes y pibas puedan reunirse a festejar en una fiesta sin tenerle que pedir permiso a la policía?”, preguntaba. “Esto me pasa por primera vez en la vida”.

Los familiares de las víctimas, entre el dolor y el festejo

Luego de que el Tribunal Oral Federal leyera el fallo por el cual se condenaba a ocho exmilitares y se absolviera a un expolicía, los familiares de las víctimas de la Masacre Margarita Belén mostraron sus primeras sensaciones tras este histórico juicio.

GUSTAVO PIÉROLA, HERMANO DE FERNADO

Gustavo Piérola es oriundo de Entre Ríos y forma parte de un mítico clan en la lucha por los derechos humanos, conocida en esta parte del país como la Pierolada. Con el recuerdo de Fernando, víctima de la Masacre, y la Madre Mayor: Amanda Mayor de Piérola, como ejemplo.

Antes de quebrarse, Gustavo alcanzó a manifestar: “Vamos a seguir la búsqueda de los cuerpos de los compañeros que hoy no están, por eso, durante la lectura de la sentencia, fue fuerte el recuerdo de Fernando, pero también el de Amanda”.

A lo que “sucedió hoy (por ayer) en Chaco lo tomamos como un gran triunfo, tras treinta y pico de años de impunidad”. Después llantos, abrazos y muchos festejos.

MARTÍN DÍAZ, HIJO DE LUCHO

Martín Díaz, hijo de Luis Díaz (víctima de la Masacre), habló con la prensa hasta donde pudo: “Todavía no caigo, me falta procesarlo”, señaló. “Siento dolor, pero también mucha alegría”, añadió.

Su madre, Norma Cajal, señaló: “Desde el sentimiento, era previsible el desborde, después de que durante la dictadura, incluso en democracia, se nos negara reiteradamente el reclamo de Justicia”.

MIRTA CLARA, VIUDA DEL FLACO SALA

Mirta Clara, incansable luchadora por los derechos humanos, ex presa política, esposa de Néstor Sala, una de las víctimas de la Masacre de Margarita Belén, terminó el juicio molesta por la absolución del policía Alfredo Chas y por la decisión del Tribunal Oral Federal de dilatar tanto la lectura de la sentencia.

“Mientras no encontremos los cuerpos, quiere decir que sigue instalado el Terrorismo de Estado. Y que son unos cobardes que no tienen huevo para decirnos dónde están nuestros compañeros”, disparó a quemarropa.

Justamente, “éste es el Ejército y ésta es la Policía que la ministra (Nilda) Garré quiere erradicar”, primero en el Ministerio de Defensa y ahora en el Ministerio de Seguridad, añadió.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Ernesto Esteban Velázquez, autor material del disparo: Se encuentra en libertad el asesino de Claudio "Pocho" Lepratti

ACTA

Está en libertad Ernesto Esteban Velázquez, autor material del disparo que acabó con la vida de Claudio Lepratti. "Pocho", que trabajaba como auxiliar de la educación en la escuela número 756 "José M. Serrano" de Las Flores, fue asesinado el 19 de diciembre de 2001 cuando en medio de la salvaje represión policial intentó evitar que los efectivos siguieran disparando sobre el edificio escolar.

Ernesto Esteban Velázquez fue visto atendiendo un carro de comidas rápidas en la plaza central de la ciudad de Arroyo Seco. Vecinos de esa localidad dan cuenta de que el carrito lo guarda en la comisaría, beneficio del que no gozan otros presos que cumplen salidas laborales o libertad condicional.

Con Velázquez en libertad, el único responsable material o ideológico de la represión de diciembre de 2001 que queda preso es Luis Quiroz, condenado a once años de prisión por el asesinato de Graciela Acosta.

El pasado 26 de abril, la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de la ciudad de Rosario absolvió de culpa y cargo a cinco policías que habían sido condenados en 2009 por falsificación de instrumento público y encubrimiento del asesinato de Claudio Lepratti. Los efectivos beneficiados fueron Marcelo Fabián Arrúa y Rubén Darío Pérez -chofer y acompañante respectivamente del móvil en donde iba Velázquez-; el ex jefe de la subcomisaría 20ª Roberto de la Torre; el ex jefe del Comando Radioeléctrico Daniel Horacio Braza; y el ex oficial de guardia de la sub 20ª, Carlos Alberto de Souza.

Por su parte, nunca fueron procesados ni condenados los autores idelógicos y políticos de la salvaje represión de diciembre de 2001, entre ellos el máximo responsable, ex gobernador y actual senador nacional Carlos Alberto Reutemann.

Los asesinados en la represión en nuestra provincia fueron nueve personas: Walter Campos, Rubén Pereyra, Yanina García, Graciela Acosta, Claudio Lepratti, Graciela Machado, Ricardo Villalba, Juan Delgado y Marcelo Pasini. Los heridos fueron numerosísimos, y muchos de ellos no son conocidos al día de hoy, por el temor de las víctimas a represalias policiales.

"Basta de impunidad"

Así se titula la comunicación firmada por cuatro organismos de derechos humanos de la ciudad de Santa Fe, al sostener que “la Justicia santafesina no descansa de crear impunidad”.

El próximo jueves 19 de mayo, a las 10.30, convocan "a expresar nuestro repudio de manera pública, en la plaza 25 de Mayo, frente a Tribunales”.

El texto suscripto por las Madres de Plaza de Mayo, la Casa de los Derechos Humanos de Santa Fe, la Comisión de Familiares de Detenidos Desaparecidos por razones políticas de Santa Fe y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, y que en nuestra ciudad cuenta con la adhesión de Celeste Lepratti, hermana de Pocho, la CTA Rosario y ATE Rosario, entre otros, dice que son una muestra de impunidad “los dos fallos de Cámara” de los casos Storni y Lepratti, más las cadenas de fallos anteriores en hechos de resonancia “donde casi siempre han fallado en contra de los reclamos del pueblo santafesino y en beneficiar al poder político, eclesiástico, económico o su aliado represivo muestra la impunidad”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Salvador Galiano, "nuestro lugar es a la par de los trabajadores y no en los palcos oficiales"

ACTA

El secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA)- Tucumán, Salvador Agliano, pintó un panorama sobre la situación social que vive la provincia al tiempo que se solidarizó con todos los reclamos, tanto de los trabajadores como sociales en la provincia. Pronosticó una importante jornada de protesta para el 8 de junio.

"La imagen virtual de algunos medios complacientes, muestran un Tucumán pavimentado y tapizado con un collage de afiches y gigantografías de sonrientes candidatos a cargos electivos con vista a las próximas elecciones, destacándose el surrealismo que aportan los innumerables “acoples” financiados por el oficialismo. Enfrentados entre sí, pero con un objetivo común: garantizar la rereelección del gobernador Alperovich. Como contracara de tal virtualidad, la realidad de la provincia nos muestra a nuestro principal paseo público: La Plaza Independencia, sita frente al palacio gubernamental, convertida en caja de resonancia de una gestión desprovista de contenido social", lo manifestó el secretario generel de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) - Tucumán, Salvador Agliano.

"Ante la indiferencia y la falta de respuestas, en ese emblemático espacio se instaló el denominado “CAMPING DE LA DIGNIDAD” y a modo de protesta, instalaron sus precarias carpas, los trabajadores autoconvocados de la salud pública nucleados en SITAS, los históricos jubilados de la plaza que reclaman estoicamente una remuneración digna y el cuasi quimérico 82% móvil, los trabajadores municipales del interior nucleados en la CCC reclamando el cese de la precarización laboral y la universalidad de los planes sociales convertidos en patrimonio extorsivo de los punteros territoriales, un nutrido grupo de pre adjudicatarios del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) que se consideran estafados en su buena fe", lo señaló el dirigente.

Por otra parte Agliano señaló que "recientemente los policías, que aún impulsan la sindicalización de la institución y se autodenominan: trabajadores de la seguridad pública, levantaron el acampe tras lograr obtener su reclamo salarial y hacer rodar las cabezas del Jefe y el Sub Jefe de la policía. Esta escalada de descomposición del tejido social que se agudiza día a día hará que más sectores disconformes - tal como lo anunciaron - confluyan al emblemático predio, adoptando la misma modalidad de protesta. Desde la CTA Tucumán nos hemos solidarizado con todos los reclamos, asistimos diariamente a manifestar nuestro apoyo y compartimos las asambleas y actos espontáneos que allí se llevan a cabo cotidianamente".

Este escenario que con distintos matices se reproduce en todo el país es parte de lo que la CTA avizoró en el último Congreso Federal llevado a cabo hace dos meses en la ciudad de Mar del Plata y que entre otras conclusiones impulso la jornada de paro y movilización para el próximo 8 de junio.

"Una CTA que optó por ponerse a la vanguardia de los reclamos populares y no a la tímida saga de los mismos, ’haciendo como que’ para en realidad no hacer nada, en pos de un posibilismo que cual canto de sirena terminó fagocitando a quienes aún hoy desde nuestro seno pretenden desconocer el triunfo y el nuevo rumbo que tomó la conducción de Pablo Michelli. Sin lugar a dudas nuestro lugar no está en los palcos oficiales, apoyando un modelo que ha fracasado ante el capital concentrado, la mega minería y la extorsión que la propia Presidenta denunció por parte de sus aliados de la corporación sindical. Nuestro lugar está en la lucha por las reivindicaciones de una CTA que ha retomado su rumbo, sin exclusiones, pero con total independencia del poder, de los patrones y los partidos políticos", lo señaló el titular de la CTA-Tucumán.

"Por lo expuesto - dice Agliano - la jornada del 8 de Junio, es una consigna de real contenido federal surgida del debate de más de 10.000 compañeras y compañeros de todas las provincias que asumimos el compromiso indelegable de llevar a la práctica real y militante, el contenido de nuestras consignas en defensa de los derechos de todas las trabajadoras y trabajadores de la Argentina, logrando de esta manera ser artífices de nuestro propio destino".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...