lunes, 13 de junio de 2011

No sólo criminales de guerra sino ladrones y asesinos

Alejandro Teitelbaum (especial para ARGENPRESS.info)

En un artículo publicado por Argenpress el 6 de mayo escribíamos acerca de "Los crímenes de la OTAN, de sus Estados miembros y de sus gobernantes" en la guerra imperialista de agresión que libran (particularmente Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos) contra Libia.

Ahora el Gobierno francés acaba de anunciar por intermedio de su ministro de Relaciones Exteriores Alain Juppé que va desbloquear 290 millones de euros congelados que pertenecen al Banco Central Libio para entregarlos al Consejo Nacional de Transición rebelde.

Declaró Juppé : "Los 290 millones de euros pertenecen al Banco Central libio pero nosotros hemos reconocido que ese dinero pertenece al Consejo Nacional de Transición".

Se trata pura y simplemente de un robo de un Estado a otro Estado como los que practicó a gran escala Hitler durante la segunda guerra mundial.

Por otra parte los agresores interpretaron que la resolución 1973 del Consejo de Seguridad, que autorizó a controlar el espacio aéreo de Libia con el fin de proteger a los civiles, incluía bombardear objetivos civiles hasta que Kadafi abandonara el Gobierno.

Además ahora corre un rumor insistente acerca de que la OTAN haría públicamente una nueva "interpretación" de la Resolución 1973 que incluiría el objetivo (hasta ahora no confesado abiertamente) de asesinar a Kadafi. Esta nueva interpretación se basaría en que dado que Kadafi forma parte de la estructura de comando es legítimo asesinarlo para proteger a los civiles.

De modo, que si los otros Estados miembros del Consejo de Seguridad y en general todos los Estados miembros de las Naciones Unidas dejan pasar en silencio estas "interpretaciones" OTANESCAS de la resolución 1973, pasarán automáticamente a formar parte (en virtud del principio de complicidad por omisión) de una asociación ilícita internacional constituida con fines de robo y asesinato.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Pedro Navaja al mando de la OTAN

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

El repugnante estilo bravucón de Anders Fogh Rasmussen, recuerda a Pedro Navaja, imagen lapidaria del matón de esquina, mafioso de bajo costo y abusador. Hubiera sido magnifico ver al belicoso Secretario General de la OTAN desembarcar en Iwo Jima o Normandía, enfrentar al general Giap o vérselas con los milicianos de Fidel Castro en bahía de Cochinos.

En los toscos parlamentos de Rasmussen plagados de amenazas y advertencias contra Gaddafi, que no ha podido cumplir a pesar de contar con un potencial de fuego que en 1945 le hubiera permitido tomar Berlín, no hay una sola expresión de compasión ni una excusa hacía los cientos de víctimas inocentes que mueren bajo los bombardeos a zonas pobladas de Trípoli y otras ciudades libias, realizados la mayor parte de las veces al amparo de la noche cuando las familias duermen.

Todas las guerras, según se sabe fomentadas “Por viejos que se conocen y se odian y en las que mueren jóvenes que no se conocen ni se odian”, son cruentas e injustas pero la que libran la OTAN y Estados Unidos contra Libia es esencialmente inmoral.
No existe un solo argumento juridica o moralmente sostenible para legitimar la guerra que hacen los Estados Unidos y la OTAN contra Libia la cual, para su desencadenamiento contó con el beneplacito del resto de los miembros del Consejo de Seguridad, unos que la pudieron vetar y no lo hicieron y otros que sin ese poder, dejaron hacer a los poderosos; otras entidades como la Liga Arabe que la endosaron y la Conferencia Islamica y la Unión Africana que miraron para otro lado.

No hay una sola palabra en la Carta de la ONU que fue creada después de las má grande de las guerras, precisamente para resolver por medios pascificos los litigios internacionales y de ese modo evitar los sufrimientos y las destrucciones que los conflictos armados acarrean, que legitime acciones semejantes.

Las decesiones de la ONU sobre Libia son tanto más ilegales porque ese pais no representaba amenaza alguna para ningún estado o nación del planeta y de hecho, ningún interés extranjero peligraba allí.

Más que hostilizada, Libia fue traicionada por sus nuevos aliados europeos a los cuales al-Gadaffi entregó el petroleo y con los cuales estableció estrechas relaciones politicas. Italia, España y Reino Unido, asi como Rusia y otras potencias, que se beneficiaron de los recursos naturales libios, guardaron en sus bancos los ingresos por concepto de ventas de petroleo y atesoraron las reservas de divisas del estado norafricano y le vendieron las armas con las cuales ni siquiera ha sabido defenderse.

Tan grande fueron los beneficios que Europa, especialmente Gran Bretaña, perdonó la presunta implicación Libia en el atentado de Lockerbie Escocia que puso fin al vuelo 103 de Panama ocasionando la muerte de 259 pasajeros y tripulantes.

Todavía hoy no se han revelado los oscuros motivos por los cuales los gobernantes europeos y Estados Unidos la empredieron contra Gadaffi, aunque obviamente no por el petroleo que ya tenian ni tampoco por proteger al pueblo libio, al que en noventa dias le han ocasionado más muertos que todos los que se puedan imputar a Gadaffi en 40 años de gobierno.

No hay manera de frenar una agresión que es promovida por los virtuales amos del planeta que han puesto a su servicio a las organizaciones e instancias judiciales que debían proteger a los pueblos de verdugos capaces de arrazar con civilizaciones enteras.

Lo más probable es que Anders Fogh Rasmussen y ningún otro de los agresores viva la experiencia con que Rubén Blades termina su tonada: “Quien a hierro mata a hierro termina”, no obstante, la historia tiene un sentido elemental de la justicia y cuando ya nadie recuerde a opresores y agresores, Libia sobrevivirá y su pueblo, mal conducido y peor tratado volverá a ocupar un lugar entre las naciones libres y prosperas de Africa. Allá llegaremos.
Fuente imagen: SWISS-IMAGE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Qué es ser de izquierda?

Abel Samir (especial para ARGENPRESS.info)

Este es un término muy usado en todo el mundo para definir a aquellos individuos (Mujeres y hombres) que defienden los derechos de los pueblos a vivir una vida en donde exista la libertad, la justicia social, se les respete como personas, aunque difieran de la ideología que tenga la mayoría del país o el gobierno de turno.

Si este es el concepto de lo que son los izquierdistas, hoy vemos que la realidad en que vivimos este concepto expresa algo muy diferente. A nombre de una lucha antiimperialista, los izquierdistas, en su gran mayoría, apoyan a regímenes que son todo lo contrario de lo que hemos expresado defender. Y se sigue confundiendo a regímenes con un capitalismo salvaje de ser lo que antes aparentaban ser: regímenes socialistas. Como el de la Federación Rusa en el cual no se respeta de vida de las personas que disienten del régimen. En cambio los militares rusos que han cometido toda clase de atrocidades en Chechenia están gozando de buena salud libres de polvo y paja. Allí se asesina impunemente a abogados y periodistas que defienden los derechos humanos y nuestra izquierda, en general, no argumenta nada a favor de las víctimas, como si nada ocurriese bajo los rayos del Sol. Este régimen pasa por ser más progresista que el norteamericano, cuando es mucho peor. Y eso se puede ver en cualquier campo que se analice.

El apoyo a Assad en Siria y a Gadafi en Libia nos ubica fuera de este concepto de lo que es ser izquierdista y con gran pesar veo que lo que va quedando del izquierdismo, son sólo declaraciones veladas o muy tímidas de apoyo a pueblos que están con las armas en la mano o en simples demostraciones pacíficas para terminar con su situación de esclavos. Y estos izquierdistas se han constituido en una pléyade de individuos, partidos, organizaciones, periódicos, páginas de internet, que se quedaron atascados en eslóganes, clichés y declaraciones ampulosas contra el Imperio norteamericano y sus aliados, no importando que este imperio actúe en algunos casos en defensa de derechos humanos, aunque no lo haga por doctrina, sino por otros intereses encubiertos, como el dominio geopolítico de una zona del mundo o la defensa de su posición predominante en una región en la que han dominado por muchas décadas.

Pero, me pregunto, ¿si lo importante de hoy para un pueblo que lucha con todos los medios a su alcance para lograr los objetivos normales de cualquier pueblo: libertad, respeto a los derechos humanos, democracia y justicia social, es lo primordial o lo es el “antiimperialismo”, que implique seguir siendo los esclavos del momento sometiéndose a regímenes criminales y oprobiosos que se “declaran antiimperialistas”, pero que en la práctica buscan la alianza y el sometimiento con este imperialismo de turno? Aquí entonces se presenta una contradicción difícil de resolver por la vía de análisis apegados a los clichés o a dogmas de hace decenas de años. Para el pueblo sirio, lo importante es sacudirse de encima a esa oprobiosa satrapía que constituye Al Assad y su familia, que para tranquilizar a los “izquierdistas” de hoy, se presenta como “antiimperialista” y enemigo del sionismo. No importa lo que sufre el pueblo sirio, con más de 1.300 civiles fríamente asesinados por las fuerzas de seguridad y por el ejército del sátrapa Al Assad que se camufla con el título de “presidente”, no importa los miles y miles de mujeres, niños, viejos y hombres de edad madura que han tenido que salir de Siria cruzando la frontera turca para evitar la masacre que se cierne sobre ellos. No importa para nada los asesinatos y tortura de niños ―como el caso del chico de 13 años, Hamza Al-Jatib, torturado y mutilado por estas fuerzas de seguridad― que se muestran hoy en la prensa mundial y que ni siquiera el régimen se atreve a desmentir. Seguramente se trataba de individuos partidarios del imperialismo, dirán, o son poca cosa, comparados con los grandes intereses del futuro de la humanidad.

¡Qué penoso me resulta ver la ceguera o tal vez, el deseo de no querer ver, porque ver podría ser peligroso, de estos “izquierdistas” que hacen oídos sordos a los clamores de las masas en estos países árabes? ¿Me pregunto hoy en que principios nos sustentamos para seguir llamándonos progresistas o de izquierda como nos titulábamos hasta aquí? Para mí existe sólo un gran principio: defender a los pueblos y apoyarlos a liberarse de la opresión, lo contrario es ser reaccionario. Punto. Y los principios son siempre sólidos, de otra forma no son principios. Cualquier edificio social que se erija debe tener una base sólida, sino se derrumba, como lo hizo el mal llamado “socialismo real”, que no alcanzó a ser socialismo y que de real no tenía más que el deseo de sus dirigentes de acaparar una política mundial y una ideología basada en eslóganes y clichés que todavía pesan como plomo en los zapatos.

Los hechos de hoy en Siria son alarmantes y la prensa de Izquierda no dice una sola palabra de lo que allí acontece. Es un silencio cómplice. Y lo peor de todo es que algunas páginas de internet que hasta aquí se han caracterizado por ser progresistas, se niegan a publicar artículos que denuncias estos hechos como el mío. Me estoy convirtiendo en un paria de la prensa, porque me atrevo a ir contra la corriente. No soy ni nunca seré partidario del capitalismo, soy partidario de una sociedad sin clases y con gran justicia social, pero sin opresión de ninguna forma, sea esta política, social o religiosa.

Es necesario condenar al gobierno sirio y de alguna forma apoyar a la gran mayoría de su pueblo que ha estado sufriendo de una oprobiosa dictadura, disfrazada de democrática, por varios decenios. Hay que terminar con la política del avestruz. Salgamos a la luz del día y digamos la verdad aunque duela. No podemos callar para mantener felices a los analistas del pasado. Tampoco a ciertos izquierdistas que se quedaron detenidos en los últimos decenios del siglo pasado. Después hemos de quejarnos que los pueblos no quieren saber nada de nosotros y nos dan la espalda por la razón que se quiera esgrimir y no por estas simples razones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Estado terminal (crónica de una frustración anunciada)

Daniel Cadabón (especial para ARGENPRESS.info)

La escandalosa corrupción que envuelve a la organización Madres de plaza de Mayo dirigida por Hebe de Bonafini, marca un estado terminal de lo que fue el momento fundante del kirchnerismo.

El escándalo no sólo pone en cuestión a figuras de luchadoras derechohumanistas de antaño que se han refugiado bajo el paraguas protector del Estado, es más que eso, es la crónica de una frustración anunciada, es un ESTADO TERMINAL, que debe ser ilustrado ante los trabajadores y el pueblo argentino para que el escepticismo que corroe las conciencias de los hombres y mujeres trabajadoras no los haga concluir en “al final son todos iguales” que termine por ubicarlos en el campo de la reacción derechista.

La dilapidación de fondos destinados a un plan viviendas populares, con fines de enriquecimiento personal, por parte de una organización que se transformó en el mayor emblema de la reivindicación de la lucha contra la dictadura genocida cívico-militar, se ha vuelto la comidilla de la derecha argentina, que se siente en el momento cumbre de la melodías de Wagner, momento en que el anillo se vuelve corredizo y que en su ajuste terminará por ahogar la lucha por el castigo a los genocidas. La derecha se deleita con la música, “si al final son todos iguales, por qué nos miran a nosotros?”

Mientras tanto el asombro parece cubrir a algunos sectores de izquierda y de centro izquierda. ¿Asombro y desconcierto?. Puede que entre los mejores intencionados.

Pero la mayoría de los integrados a las filas del oficialismo no tienen derecho a estas sensaciones ya que son del mismo palo y trabajan duro para conseguir su propio enriquecimiento al calor del poder.

El frente popular entre los progresistas y el kirchnerismo ha entrado en crisis. El episodio de las Madres es quizá el más grave hasta ahora por sus repercusiones políticas entre los luchadores. Pero, episodios como los del Inadi y antes de esto la aventura de la bolsa en el baño de la progresista Felisa Miceli; como también la confesión pública de que los 6,7 “rochos” de practicar oficialismo a 90 mil pesos por mes; marcan un cuadro de descomposición que supera y trasciende a la propia Bonafini.

El kirchnerismo ha logrado unir culturalmente a aquello que naturalmente debiera estar desunido y que siempre es critica de la izquierda: Que progresismo y derecha se junten aunque rindiéndole un tributo a la unidad familiar. Veamos sino: mientras un Feinmann acusa a los docentes y petroleros santacruceños de ser delincuentes por luchar por un salario justo haciendo el único trabajo reaccionario que conoce y por el cual le pagan; el otro (bueno) termina acusando a Mariano Ferreyra y al Partido Obrero de provocar con su lucha en contra las tercerizaciones las condiciones para su propio asesinato sin duda, la familia está primero.

Pero estas crisis en el plano el progresismo oficialista son apenas emergentes de lo que se viene. ¿Radicalización populista? Nada de eso, de ser así se encontrarían más unidos que nunca. La crisis del progresismo es la marca de un desbarranco populista y nacionalista de alcance latinoamericano. Ya alcanzó a Chávez en Venezuela y sus acuerdos con el “demonio proimperialista” Santos de Colombia; a Mujica con su caducidad a los genocidas uruguayos y su condena a los trabajadores públicos por pedir aumentos sin trabajar; a Dilma Ruseff con sus recortes del presupuesto social y las denuncias de corrupción que recién asumida ya le tocan; a Evo con sus acuerdos con las petroleras y sus bajas salariales. Ya llegaran a Humala también apenas acuerde con los fujimoristas.

El progresismo argentino no se debate solo en las aguas agitadas, servidas desde las mansiones de los poderosos, los lost de Puerto Madero, compartidos por Pedraza y Schoklender (ya se irán sabiendo cuantos más) y las dependencias oficiales.

Pero la crisis de este progresismo son peores porque no se resuelve en si mismas, la alianza tejida entre ellos y el oficialismo fue estratégica y tiene un alcance superior que marca un estado terminal para el propio kirchnerismo.

Cada vez que las masas con sus movilizaciones generan una etapa de crisis en los métodos de dominación del Estado -es esto lo que pasó en 2001-2002- a la burguesía le queda experimentar con dos opciones: la represión directa o algunas medidas demagógicas de corte progresista para restablecer, al final, un control más férreo entre las masas rebeladas.

El argentinazo descoloco todos los mecanismos de dominación, De la Rúa primero y Duhalde después, adoptaron la postura represiva que terminó con cerca de 40 luchadores muertos; sin embargo, la reacción popular supo responder a tanta sangre vertida ampliando la movilización y el disciplinamiento buscado terminó en su contrario, demostrando que no siempre es bueno sentarse sobre las bayonetas.
A Néstor Kirchner, por el contrario, le toco jugar otro papel en la defensa de un Estado vapuleado que perdía la representatividad necesaria para restablecer los mecanismos de dominación social.

Kirchner jugo otro juego. El kirchnerismo debía reinventarse como una necesidad y como una herencia.

Necesidad: de algo nuevo frente a lo conocido; por eso la reconstrucción del Estado ponía a Néstor Kirchner en las antípodas de ser un “chirolita” manejado por el duhaldismo.

Herencia: significaba transformar a “Lupín” en el heredero natural del argentinazo, de esto ya se irían encargando los intelectuales a sueldo del régimen.

En el armado del frente popular con las organizaciones derechohumanistas más representativas el kirchnerismo encontró la aceptación necesaria para posicionarse, él mismo, ejecutor de hipotecas en el sur y caudillo de la represión contra los cacerolazos en su propia provincia, como un progresista.

Kirchner, abogado y político, supo cooptar para esta tarea a los sectores más radicalizados de estas organizaciones apelando a la vieja divisa capitalista de que si “todo hombre tiene un precio” toda organización también lo tiene.

Kirchner pautó este precio, tanto desde el punto de vista económico, como desde el simbólico. Contó a su favor con la falta de una dirección independiente y clasista, suficientemente instalada entre los trabajadores y el pueblo argentino, que apostara a la concreción de una lucha anticapitalista que planteara refundar el país sobre nuevas bases sociales y con un gobierno de los trabajadores. Contó a su favor, además, con el odio visceral y macartista que sienten los intelectuales progresistas que lo acompañaron por todo que huela a revolución.

Esta es una ventaja que el régimen de dominación sabe utilizar desde antaño y que le permite todo un campo de maniobras frente a la inconsistencia de un progresismo timorato o del pasaje directo de direcciones de una izquierda radicalizada en el discurso, pero domesticable en los hechos, al campo de la burguesía.
Las declaraciones de Kirchner presidente, de ser un “hijo de las madres” y de pedir disculpas por el rol del Estado bajo la dictadura sonaron dulces al oído de la Fundación Madres, pero en lugar de hacer que el presidente tomara las banderas históricas del juicio y castigo, fue la fundación la que tomó las banderas históricas del kirchnerismo inmobiliario, perdiendo de hecho toda su independencia frente al oficialismo.

Bonafini no criticó el pago de la deuda; ni las alianzas con las mineras y petroleras.

No se opuso tampoco ni denunció la política de “reconstrucción de la burguesía nacional productivista” pese a estar integrada por muchos de aquellos que dieron sostén cívico y financiero a la desaparición de sus hijos, nuestros 30 mil compañeros.

La defensa a ultranza del kirchnerismo, hizo que Hebe acusara a Jorge Julio López de ser funcional a la derecha cuando su desaparición, a cargo de las bandas armadas de Etchecolatz, la representación más literal de la derecha argentina.

La adopción como “hijos” de Néstor y Cristina, impide a la fundación oponerse a los acuerdos con el Club de París, que se encuentra tramitando el ministro Boudou, con la emisión de 7 mil millones de nueva deuda que se llevaran puesto el ahorro de la Anses y de Pami. Esto tiene un agravante en el campo de los derechos humanos; esta deuda es casi integralmente contratada bajo la dictadura y posteriormente estatizada por otro amigo del expresidente, Domingo Cavallo.

La fundación acepta los acuerdos kirchnerismo-burocracia sindical “como un mal necesario” olvidando que fueron estos mismos sectores los que denunciaron a nuestros compañeros en las épocas del terror dictatorial. Se limitó a reivindicar las políticas de “más Estado” que tienen como protagonistas en los directorios de esas empresas “estatales” a los representantes de esa burocracia.

No se pronunció contra las patotas que golpean y asesinan trabajadores en forma tercerizada a favor de las políticas oficialistas. Es más, copió los métodos de estas para intimidar a balazo puro a los ocupantes del Indoamericano, mientras los esbirros de Schoklender los acusaban de “paraguas de mierda”.

El asesinato de Mariano Ferreyra no alcanzó para que se movilizaran junto a los miles que exigimos el juicio y castigo a los responsables materiales, intelectuales y políticos de ese crimen. Todo lo contrario. Hoy reciben el apoyo del ministro Sileone y sostienen la candidatura de Filmus en la Ciudad de Buenos Aires, el que lleva en sociedad al ministro Tomada, socio de Pedraza, de Moyano, de Cavallieri, etc.

El frente popular armado entre el kirchnerismo y los Schoklender convirtió a la fundación Madres en una empresa constructora que maneja, de acuerdo a datos interesados, el segundo puesto en construcciones de viviendas en nuestro país.

Como toda empresa del ramo, recurre a la precarización, a la arbitrariedad laboral en contra de sus trabajadores, al apriete, la suspensión y el despido con el objeto de bajar costos. En la fundación “sueños” la sindicalización compartida entre sus obreros, está prohibida.

No es la “traición de Schoklender”, en este escándalo de corrupción lo único que desprestigia a la organización Madres de Plaza de Mayo que dirige Bonafini.

Los Schoklender simplemente recibirían el escarnio público y el repudio de un pueblo que saldría a la defensa incondicional de las Madres, si estas no hubieran cambiado sus banderas de Juicio y Castigo por una integración sin principios al oficialismo.

Todavía están a tiempo de recuperarse de este estado terminal en que las alianzas con la burguesía hunde a las organizaciones de lucha.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Las siderales estafas a los fondos previsionales

Javier Llorens (INFOSUR)

Que se esconden detrás del conflicto entre el Gobierno, ANSES, Siderar y Techint.

Hay algo podrido, no en Dinamarca, sino en el conflicto abierto entre el gobierno y el poderoso grupo Techint, dueño de Siderar SA. La acería en la que el gobierno pretende designar tres directores de la ANSES, para lo cual apeló al dictado del decreto de necesidad y urgencia 441. Pese a que hasta hace poco el gobierno y Techint eran como chanchos. La Presidenta, en la inauguración de la “Tenaris University Campus” en la localidad de Campana en el 2008, llamó a su CEO "querido Paolo Rocca”. Y dijo que “Techint y sus vinculadas, Tenaris, Siderca, son un orgullo para los argentinos, es la primera gran multinacional argentina”. Cabe la pregunta de qué tiene que andar haciendo Techint con una universidad con nombre en inglés. O con el programa Propymes, para supuestamente fortalecer la competitividad de la pequeña industria. Cuando la mejor forma de fortalecerla sería vendiéndole acero barato.

Techint de acero duro

Lo concreto es que Techint desde hace quince años hace lo que quiere con el precio del acero, rompiéndonos el traste a todos los argentinos. Obteniendo así “rentas extraordinarias”, muy superiores a la de la soja. A la que al menos no la pagan los argentinos, como es el caso de TECHINT, sino los chinos. Mientras que la Comisión de Defensa de la Competencia, que supuestamente está para limitar el accionar de los grupos dominantes, y evitar que obtengan “rentas extraordinarias”, se chupa el dedo como si estuviera integrada por infantes. Y ha emitido dictámenes favorables a Techint, igual que hacía con el grupo CLARIN, cuando todo era mieles y rosas entre los Kirchners y Magneto.

Este abuso de su posición dominante por parte de Siderar, se ve reflejado en sus balances de los últimos diez años. En los que, tras perder 125 millones de pesos en el año 2001, pasó a tener ganancias brutas acumuladas hasta el 2010 por 14.900 millones de pesos. Las cuales, tras pagar nada menos que 4.900 millones de pesos en impuesto a las ganancias y otras yerbas, se transformaron en ganancias netas por 9.500 millones de pesos. Como solo distribuyó en dividendos la sexta parte de ellas, 1.600 millones de pesos, tenía a la fecha utilidades acumuladas y no asignadas, por nada menos que 7.900 millones de pesos. Cuya parte sustancial esta invertido en el exterior, en especulación financiera, y otras firmas propiedad de Techint.

La ANSES rica demandada por jubilados pobres

Si por el lado de Techint todo es bonanza, por el lado del gobierno, que parece hundido en la confusión, es todo lo contrario. Nuestra Presidenta en un reciente discurso dijo que los laburantes argentinos eran los mejor pagos de Latinoamérica (aunque luego aclaró que eran los que tenía empleos formales, o sea solo la mitad de ellos). Y seguidamente expresó que “las empresas argentinas han registrado rentabilidades altísimas… lo cual nos pone muy contentos, que los trabajadores participen y tengan mejores salarios y que nuestros empresarios ganen mucho dinero y paguen muchos impuestos”.

Nuestra Presidenta debería recibir algunas lecciones rudimentarias de economía; porque en el mercado interno el precio de los bienes, las ganancias de las empresas, los salarios, y los impuestos, son un juego de suma cero. No hay milagros. Y si a alguien le va demasiado bien, es porque otro la está pagando. Como es el caso de Techint y el precio del acero. Para que exista realmente “redistribución de la riqueza”, es necesario por contrario, que las ganancias empresarias sean moderadas, que los salarios sean homogéneos, y que los bienes sean asequibles para todo el mundo. Hablar bien no es solo hablar de corrido y sin apuntes, sino decir cosas profundas y con sentido.

Por su parte el ministro Aníbal Fernandez dijo bizarramente, “nosotros pusimos plata y somos tan dueños como ellos de la parte que nos corresponde”. Pero en realidad, los dueños no son ni gobierno ni el Estado, sino los jubilados y quienes hacen aportes a la ANSES. Y al respecto la ANSES tiene 465 mil demandas judiciales por mal pago de sus haberes jubilatorios. Que a razón de 125 mil pesos promedio cada una -según estima la misma ANSES- representa un pasivo de casi 60 mil millones de pesos. De los cuales anualmente solo liquida 20.000 demandas por 2.500 millones de pesos, discriminándolas por razones humanitarias. Si sus beneficiarios son muy viejos, o muy enfermos, o su jubilación es minúscula, o si el juicio lo inició el año de ñaupa.

A este paso si no se suman nuevas sentencias, pese que todos los meses llueven miles de ellas, la ANSES va a tardar un cuarto de siglo en pagar todas ellas, cuando de los actuales jubilados solo queden sus nietos. También suena obsceno que un jubilado con más de 30 años de aportes, gane poco más de mil pesos. Mientras que el director que supuestamente representa sus intereses en Siderar, embolse 500 mil pesos anuales o 40 mil pesos mensuales, por asistir una vez al mes a la reunión de directorio.

Mas desubicada o sincera, estuvo la ministra Deborah Giorgi. Que dijo que el actual modelo “hizo crecer como ninguno las ganancias de algunas empresas que hoy cuestionan al Estado”. Cuando la función del Estado es precisamente inversa, impedir que esos sectores obtengas ganancias desmesuradas, como las que obtienen Siderar y Techint.

Amigos son los amigos y enemigos los enemigos

En el año 2008, tras un amable cabildeo entre el gobierno y Techint, fue designado Aldo Ferrer, un viejo amigo de los Rocca, como director en Siderar por parte de la ANSES. Oriundos de Milán, los Rocca son hábiles en desplegar diplomacias florentinas, para transformar en aliados a quien debe controlarlos. Desde siempre esta ha sido la base de su buena “fortuna” en Argentina.

Luego, tras la muerte de Néstor Kirchner, el gobierno perdió “ductilidad” para articular la política con los negocios, que era la característica prominente del difunto. Al respecto es notable la tolerancia creciente que tiene la opinión pública argentina respecto esa articulación. Considerándola a partir de Menem lo más natural del mundo. Como si Poder, Negocios, Delito, y Corrupción fueran sinónimos aceptables, y ello no tuviera ningún costo social; siendo solo un prurito moral, o asunto exclusivo de la justicia penal. Que en la Argentina nunca llega, o llega muy tarde, si se trata de delitos del poder, ya sea político, económico, o religioso.

Por su lado los Rocca, como integrantes de la exclusiva AEA (Asociación Empresarios Argentinos) se pusieron de parte del grupo CLARIN / LA NACION, en el duro conflicto que estos mantienen con el gobierno. Lo cual no es extraño, dado que CLARIN y TECHINT son socios con el 50 % cada uno, en la firma Impripost Tecnologías, dedicada a servicios de impresión de facturas y papelería comercial. Ambos también han medrado ampliamente de los dineros baratos administrados, o mejor dicho desadministrados por las AFJP y ahora la ANSES. Mereciendo el caso de CLARIN un relato por separado al respecto, dado que al contrario de Techint, que dejó algún retorno a la ANSES, el caso de CLARIN ha sido a pura pérdida para ese organismo.

Los Rocca y los Noble / Magnetto, se consubstanciaron así en el ejercicio de un mismo estilo de capitalismo compinche con el poder de turno. Que les permitió su extraordinario desarrollo desde 1945 en adelante. Ya sea que el gobernante se llamara Perón, Frondizi, Illía, Onganía, Cámpora, Videla, Alfonsín, Menem, De la Rúa, Duhalde, o Kirchner. Siendo ambos grandes exponentes del fenómeno de empresarios engrandecidos y enriquecidos, en una Argentina cada vez mas minúscula y empobrecida.

Un ejemplo de ese capitalismo compinche, se aprecia en la siguiente anécdota. Tras la entrevista en la que el entonces presidente Kirchner le pidió la renuncia, al primero que llamó con su celular el ex ministro Roberto Lavagna, fue a Paolo Rocca, diciéndole “siamo fuori”. Aunque esto le alcanzó en realidad solo a él, y no a los Rocca; que siempre tienen un influyente a mano para arrimarlo al gobierno de turno. Lavagna como el tero, denunciaba entonces el capitalismo compinche del ministro De Vido con las obras públicas; para disimular el nido de capitalismo compinche que él tenía por su parte con Techint y Aluar.

Además, como una metáfora de la inusitada simbiosis existente entre fierros y medios, entre negocios y periodismo, Techint se montó sobre el tradicional edificio del diario LA NACION, en Puerto Madero. Y erigió sobre él una torre de departamentos de acero de cien metros de altura, demostrativa de las relaciones carnales íntimas que mantienen entre ellos.

En consecuencia Techint no pudo menos que plegarse a la estrategia magnetiana, emprendida desde comienzos del año pasado por AEA (entidad que nuclea a los principales formadores de precios) de propulsar la inflación para tratar de erosionar al gobierno. Que además de paso les permite propulsar sus ganancias. Tal como lo hicieron con el gobierno de Alfonsín. Cuya estrepitosa caída posibilitó no solo instalarlo a Menem en la presidencia, como el gran piloto de tormentas; sino también brindó el pretexto para emprender una salvaje desregulación y privatización de la economía. Que le permitió a Techint apropiarse de la estatal Somisa, de yacimientos de petróleo, y concesiones de rutas, Y a Clarín apropiarse de los medios audiovisuales más importantes.

Aparece La Cámpora como “articuladora”

Los Kirchners están muy lejos de ser estatistas. Por contrario, en connivencia con Menem, fueron los grandes privatizadores de YPF y de la megaminería metalífera, al prohibir que en ella interviniera directamente el Estado. Y repetidamente han expresado que conciben al político, como “el articulador del estado y los privados”. Concepción que se presta a cualquier interpretación, de la índole que sea. Que permite múltiples declinaciones del verbo “articular”, incluso con ribetes obscenos. Bajo esa impronta, tras la muerte de Kirchner el grupo juvenil “La Cámpora”, imitando a la Coordinadora y el grupo Sushi de los radicales, pasó a desplegar una ambiciosa estrategia de poder, procurando copar cuanto puesto importante se le pone a tiro. Cuanto más rentable mejor, para el bienestar de sus integrantes.

Por su parte recientemente Ferrer pasó a desempeñarse como embajador en Francia. Y en consecuencia, como resultado del deterioro del connubio entre el gobierno y Techint que comenzó a perfilarse tras la muerte de Kirchner, el economista Axel Kicilloff, integrante de La Cámpora, apareció como el candidato para suplantar a Ferrer. Quizás porque todo lo que tenga K, corre con ventaja en los grupos K.

Pese a que los antecedentes de Kicilloff no son nada recomendables, dado que es Subgerente General y encargado de las Finanzas de Aerolíneas Argentinas. Compañía que tiene un déficit de más de seis millones de pesos (1,6 millones de dólares) por día, que el pobre muchacho no sabe cómo resolver. No obstante si hubiese sumado a ese puesto el de director de Siderar, sus ingresos mensuales, lejos del déficit, habrían trepado a los ochenta mil pesos (veinte mil dólares) mensuales. Más altos que el de cualquier presidente sudamericano.

Los Rocca por su parte, le sacaron “bolilla negra” a la designación de este representante de “La Cámpora”. Y sugirieron el nombre del economista Bernardo Kosacoff, otro amigo de los Rocca, que son mecenas de sus investigaciones. Ante esto el gobierno con la prepotencia de poder que lo caracteriza, dijo “toma minga”, “si no querés uno, te meto tres”. Y se despacho con el decreto de necesidad y urgencia 441, con el que quitó el tope del 5 % que según la ley podían utilizar las AFJP. A la que modificó por su cuenta y sin intervención del Congreso, porque la Asamblea de Siderar se iba realizar dos días después. Esto sí que es legislar por cuenta propia, y con nombre y apellido, aunque en el decreto a Siderar ni se lo nombra. Igual que en los tiempos de Don Juan Manuel de Rozas, el ilustre restaurador del Orden y Protector del pueblo.

Las escaramuzas que enmascaran cuantiosas estafas

¿Qué esconde este insincero forcejeo en las sombras, entre Techint y el gobierno, que se ha sumado al que mantiene este con el grupo Clarín? Por el lado del gobierno, acorde con su pulsión del poder que lo llevó a meterse en aventuras como la de resolución 125, trató de dar con él una demostración de quién es el que tiene la batuta. Tal como gusta dejar en claro siempre. Necesidad que revela las inseguridades que tiene al respecto.

Y además, contradiciendo las enseñanzas de Perón, que aconsejaba desplumar a la gallina sin que cacareé, el gobierno hace cacarear a Techint, para disimular los secretos entendimientos que mantuvo y mantiene con esa firma. De la misma manera que lo hace con la persecución que de repente emprendió contra las exportadoras multinacionales de granos. Las cuales en él durísimo enfrentamiento que tuvo el gobierno con el campo, fueron las únicas que se beneficiaron con la famosa resolución 125, llevándose puestas un monto cercano a los dos mil millones de dólares. Con vistas a las próximas elecciones, el gobierno hace cacarear a esas multinacionales y grupos económicos, para disimular que dejó que emplumaran desmesuradamente.

Pero además trata de sacarle algunas plumas. Porque el móvil que también lo guía, es el de reforzar la caja de la ANSES. Que junto con la del Banco Central, son las que le permiten todos los meses dibujar el superávit presupuestario para atender los pagos de la deuda. Que supuestamente está muerta tras los canjes del 2005 y del 2010, pero sigue viva y coleando. Ese fue el motivo por la que estatizó las AFJP en el 2008, pese haberles asegurado previamente su continuidad. Y se abalanzó sobre el Banco Central en el 2009, haciendo volar de la presidencia al hasta ese momento dócil Martín Redrado. Según la consultora ACM, sin los giros del Banco Central y la ANSES, el déficit en las cuentas públicas habría trepado en el año 2009, a 28,5 mil millones de pesos; en el 2010, a 26,4 mil millones de pesos, y a 3 mil millones de pesos en el primer trimestre del 2011.

La solución ante los problemas de la deuda que encontró este gobierno (o mejor dicho que inició Alfonsín, acentúo enormemente Cavallo, y profundizó este gobierno) fue la de “redistribuir la pobreza”. Haciendo que a la deuda la paguen los jubilados, con la merma de sus haberes muy por debajo del 82 % de ley. Y también todos los argentinos, con el neo endeudamiento del Banco Central, cuyas obligaciones monetarias y financiares superan largamente el monto de sus reservas. Con los peligros y la consecuente inflación que esto encierra; juego al que también apuestan los Rocca y Magneto.

La jugada defraudatoria no tan secreta de Techint

Pero por el lado de Techint Siderar, las intenciones son más oscuras y lindan directamente con el delito. Porque es claro que Techint y los Rocca desplegaron a partir del 2004 una estrategia que crudamente se podría titular, “cagar a los jubilados”. Consistente en liquidar mínimos dividendos en efectivo (16 % de las ganancias netas) y retener la parte sustancial de las ganancias que correspondían a estos (con unas desmesuradas “retenciones móviles” del 84 %) con vistas a recomprar las acciones de Siderar en manos de la ANSES, con las mismas ganancias pertenecientes a la ANSES.

Esta defraudación no es una suposición; ya se habría concretado al menos en grado de tentativa; y ante la vista y paciencia del gobierno, que evitó denunciarla. Concretamente CLARIN a través del periodista Marcelo Bonelli, informó que a partir de la estatización de las AFJP en el 2008, los Rocca procuraron reiteradamente recomprar las acciones de Siderar en manos de la ANSES, ofertando para ello la “millonaria cifra de 2.871 millones de pesos”. Esta actitud maliciosa de Siderar la confirmó recientemente el mismo Paolo Rocca, en un extenso reportaje que concedió a Clarín, donde reafirmó la intención de comprar las acciones de la ANSES. Insistiendo paralelamente ese diario, que las acciones en manos de la ANSES valdrían alrededor de 2.900 millones de pesos.

Esto pese a que en su último balance trimestral, cerrado al 31 de marzo pasado, Siderar declaró una ganancia de nada menos 610 millones de pesos en tres meses. Teniendo además “Ganancias reservadas” y “Resultados no asignados” por un total de 9.061 millones de pesos. De las que en total, corresponderían a la ANSES 2.512 millones de pesos.

O sea que en concreto, el 88 % del monto que los Rocca proponen pagar al ANSES por las acciones de Siderar, pertenece en realidad a los jubilados y los aportantes de la ANSES. Pagando en la realidad por esas acciones solo 360 millones de pesos provenientes de su propio bolsillo (2.871 - 2.511); cuando les correspondería pagar por ellas 5.399 millones de pesos. 2.512 millones correspondientes a las ganancias reservadas y resultados no asignados pertenecientes a la ANSES, y 2.887 millones por el valor bursátil de las acciones pertenecientes a la ANSES. Este habría sido el verdadero objeto de las “retenciones móviles” aplicadas a las ganancias de Siderar por parte de los Rocca: el de despojar a los jubilados y aportantes del ANSES, de 2.528 millones de pesos (5.399 – 2.871).

Esta estimación es correcta, porque Techint en realidad ya ha retirado las ganancias obtenidas en Siderar, al invertir esos fondos en sus mismas empresas vinculadas en el exterior. Porque su patrimonio neto es mayor que el contable, al no haberse practicado últimamente ajustes por inflación en sus balances. Porque su situación financiera es notable, al representar su pasivo corriente solo el 21 % de las ventas anuales, mientras que su pasivo no corriente llega solo al 10 % de ellas. Y porque resulta evidente que el valor de la acción de Siderar y su capitalización bursátil, no está vinculado al patrimonio neto de Siderar, sino a su capacidad de ganancia, que trepa actualmente al 23 % sobre las ventas. Un claro ejemplo de esto es que la acción de Siderar alcanzó un nivel similar al actual en el año 2005, cuando su patrimonio neto era tres veces inferior al actual.

La sideral danza de los millones de Siderar

La malicia de la maniobra de Techint, se trasluce también por rotundo cambio que adoptó en su política de distribución de dividendos, a partir de que las AFJP pasaron a detentar las acciones de Siderar, en marzo del 2004. Como si un tenedor muy importante se hubiese desprendido velozmente de ellas, y se las hubiese encajado a las AFJP. Contando para ello con el apoyo normativo del gobierno, que a fines del año anterior había limitado la cartera que podían tener las AFJP en firmas del Mercosur, dándoles un plazo para regularizar la situación. Razón por la que estas se vieron obligadas a reconvertir sus carteras y comprar papeles de firmas locales. Pasaron así las acciones de Siderar a ser la tenencia accionaria más grande de las AFJP, después de las de Telecom.

Las AFJP compraron las acciones de Siderar a un promedio de 17 pesos, con la expectativa de un alto pago de dividendos en efectivo en el mes de mayo por venir. Que no se concretó, razón por la que las acciones a mediados del año 2004 cayeron a 11 pesos, con una pérdida del 35 %. A principios de ese año Siderar había anunciado ganancias netas por más de 422 millones de pesos, equivalentes a un 15 % de las ventas, pero finalmente solo pago dividendos en efectivo por 58 millones de pesos, o sea solo un 14 % de las ganancias netas. Pese a que el año anterior había repartido dividendos en efectivo por el 49 % de las ganancias netas obtenidas, equivalentes solo a un 5 % de las ventas.

O sea que Siderar, ganó tres veces más sobre las ventas, pero repartió tres veces menos respecto las ganancias netas, tras el traspaso de las acciones a las AFJP. La comparación se agrava si se tiene en cuenta que Siderar había distribuido dividendos en efectivo equivalentes a un promedio del 64 % sobre las ganancias netas, desde que comenzó a cotizar en la bolsa en 1996, hasta el 2002.

Esta defraudación a las expectativas de las AFJP o mejor dicho de sus aportantes y jubilados, prosiguió en los años subsiguientes, desde 2005 al 2007. En cuyos ejercicios Siderar nuevamente pago dividendos en efectivo equivalentes solo al 14 % de las ganancias netas. (Vendió 19.500 millones; ganó 5.207 millones, un 27 % sobre las ventas; y repartió dividendos por 735 millones, de los cuales solo 191 millones fueron a las AFJP). Seguidamente, cuando las acciones de Siderar ya habían pasado al ANSES, Siderar se tomó la licencia de no pagar ningún dividendo por el ejercicio del año 2008, pese a que sus ganancias netas treparon nada menos que 1.367 millones de pesos, equivalentes al 17 % sobre un total de ventas de 8.052 millones de pesos.

A continuación, fruto posiblemente de los tibios reclamos del gobierno, Siderar abrió un poco la mano. Y de esa manera para el periodo 2008 – 2009, pagó en promedio dividendos en efectivo por el 18 % de las ganancias netas. (Vendió 14.429 millones; ganó 2.081 millones, un 14 % sobre las ventas; y pagó dividendos por 382 millones, de los cuales 99 millones pasaron al ANSES). Y de sus balances surge que la parte sustancial de las ganancias no distribuidas, pasaron en ser invertidas por Siderar en las empresas que los Rocca tienen en el exterior. Pese a que el director de la ANSES en la firma era el economista Aldo Ferrer, defensor a ultranza de “vivir con lo nuestro”. Máxima que en el caso de Techint parece haberse convertido en “vivir de lo nuestro”.

En el año 2010, Siderar vendió por 9.554 millones de pesos, y ganó nada menos que 1.787 millones, un 19 % sobre las ventas. Empero el directorio propuso repartir dividendos en efectivo por solo el 22,5 % de las ganancias netas; 403 millones de pesos, de los cuales 104 millones irían a parar a la ANSES. De esa manera, desde que las acciones pasaron a manos de las AFJP / ANSES, con derecho a las ganancias del ejercicio del 2003, Siderar habría repartido dividendos en efectivo equivalentes a solo la sexta parte (16,6 %) del total de las ganancias netas obtenidas. (Vendió 46.270 millones de pesos; ganó 9.498 millones, equivalentes al 21 % de las ventas; y distribuiría dividendos por 1.579 millones, de los cuales solo 410 millones pasarían a la ANSES).

Pero trascartón, al armarse el cisco con el gobierno por la cuestión de la representación accionaria, los Rocca parecen haber percibido que se habían pasado de rosca en su estrategia de “cagar a los jubilados”. Y por ello súbitamente en la última Asamblea, decidieron por cuenta propia elevar los dividendos a repartir en efectivo a 1.511 millones de pesos. O sea nada menos que el 85 % de las ganancias netas de ese año, de los cuales 393 millones irían a parar a manos de la ANSES.

De concretarse esta distribución que por ahora está suspendida, Siderar solo habría pagado dividendos en efectivo desde el ejercicio el 2003 hasta la fecha, por solo el 28 % de sus ganancias netas. (Sobre los 9.499 millones de pesos ganados, pagaría dividendos por 2.688 millones, de los cuales 699 millones irían a la ANSES).

Techint fue uno de los grandes beneficiados con el vaciamiento del BANADE (Banco Nacional de Desarrollo) que llevaron adelante los radicales, de la mano de su presidente Mario Brodersohn. Dicho banco funcionaba en base a los aportes previsionales; y Brodersohn en medio de la inflación galopante del alfonsinismo, se encargó de cobrar las deudas del banco a sus principales acreedores, con módicos intereses y sin capitalizarlos; licuando así ferozmente la deuda a favor de esos empresarios. Por esa razón el BANADE cerró sus puertas y fue liquidado. Pero en su reemplazo aparecieron las AFJP, y luego la ANSES, que siguen los mismos pasos que el BANADE de Brodersohn. Consistentes en proveer recursos financieros regalados, provenientes de los aportes previsionales de millones de laboriosas personas, a los empresarios amigos pícaros, cortesanos del poder.

Las ganancias pertenecientes a la ANSES no distribuidas por Siderar, equivalen al pago de las veinte mil sentencias que la ANSES prevé pagar este año a los jubilados, por un total de 2.500 millones de pesos. Las cuales incluso se podrían duplicar si la ANSES se desprende de las acciones de Siderar. Siempre y cuando lo haga por el precio que los Rocca deben pagar por ellas, previo pago de los dividendos; y no por el precio estafatorio que los Rocca ofrecen pagar por ellas.

La historia negra de Techint forjada con la complicidad de los gobiernos

Esta estafa de la recompra de las acciones en manos de la ANSES, con las ganancias pertenecientes a la ANSES, no es novedosa por parte de Techint y los Rocca. Por contrario resulta acorde con el prontuario de estos, donde se destacan como especialistas en hacer negocios con recursos ajenos. Tal como acostumbra nuestro capitalismo compinche, vernáculo y no tanto.

Tras caer en desgracia en Italia después de la Segunda Guerra Mundial por su adhesión al facismo, donde intervenían en la estratégica industria de hacer caños y cañones sin costura por el método Manesmann, los Rocca se asentaron en Argentina. A la cual, gracias a su habilidad florentina para los negocios y la política, transformaron en un trampolín para sus negocios multinacionales. Mediante el expediente de depredar intensivamente en el mercado interno, para expandir sus negocios externos.

Al tal punto que actualmente los Rocca son uno de los reyes del tubo Manesmann sin costura en el mundo, de uso intensivo en las explotaciones petroleras. Con una cuota del 34 % del mercado, repartido con norteamericanos y chinos, países en donde también tienen fábricas. Con nulas ganancias de ello para Argentina, si se hace un balance global de su accionar, ya que sus empresas más importantes se hayan radicadas en Luxemburgo y otros paraísos financieros, y allí liquidan el grueso de sus impuestos.

En el año 2008, el grupo Techint declaró ventas consolidadas en todo el mundo por 26 mil millones de dólares (equivalentes al doble del presupuesto de la Provincia de Buenos Aires); ganancias netas por 1.600 millones de dólares; activos por 28 mil millones de dólares; y una dotación de 53 mil personas. Ante esas cifras, la facturación de Siderar de ese año solo representó el 10 de las ventas, el 10 % de la dotación del personal, pero casi el 30 % de las ganancias totales. Lo que de por si pone de manifiesto la estrategia de Techint de usar y abusar de Argentina, como trampolín para sus negocios multinacionales.

Techint y los Rocca, que viven con gran elegancia en el extranjero, son en consecuencia un notable ejemplo de cómo una empresa multinacional puede parasitar un país, y colonizar a sus dirigentes, cualesquiera sea su ideología, en función de sus estrategias e intereses. Ya no bajo la advocación de la cruz y la religión como en los tiempos de Colón, sino del industrialismo y la excelencia. Sin averiguar mucho de para qué, y a quienes realmente beneficia.

Su discurso es casi ostensible al respecto, como si los argentinos todavía fuéramos aborígenes en la época de los espejitos de colores. Cuando estalló el entredicho con el gobierno, el director de Siderar Martín Berardi salió a exigir que los “dejaran en paz” porque si no se “rompe el círculo virtuoso”, consistente en “inversión en capital, en trabajo, en investigación y desarrollo, y en inserción global”. Todo ello a costa del bienestar general del país.

En el reciente reportaje que concedió a CLARIN, Rocca manifestó “nosotros estamos casados con el país, no estamos casados con ningún gobierno”. Cuando la realidad de su historia indica que han estado casados con todos los gobiernos; y de esa manera, con la dispensa del término, se han cogido al país.

Brevemente, porque la historia negra de la firma da para un libro, en la década de los `40, vaya a saber en base a qué manejos, Techint resultó adjudicataria de la construcción de los gasoductos del Sur, para el que importó los caños desde Italia. Siendo a partir de allí las leoninas ganancias obtenidas en sus contratos con el Estado, una de sus principales fuentes de capitalización. Seguidamente instaló su primera fábrica, a la sombra de la estatal Somisa, de la que recibía palanquilla enormemente subsidiada para fabricar los tubos sin costura Manesmann. Que vendía a competitivos precios en el exterior, cobrando reintegros de exportación por ellos; pero a precios muy caros a YPF, al estar prohibida su importación.

De esta manera con el paso del tiempo, Techint se constituyó en cuádruple decano de los negocios opacos. Decano de la patria contratista, basada en el arreglo mafioso de las licitaciones públicas, para depredar los dineros públicos. Habiendo sido incluso denunciada hace algunos años ante la Comisión de Defensa de la Competencia por ello. Decano de la patria industrialista, basada en las altas protecciones arancelarias, para depredar a gusto y piacere en el mercado interno. Decano de la patria subsidiara, que medra a la sombra del Estado y sus empresas. Y decano de la patria exportadora, donde la Aduana compinche pasa a ser una fuente de cuantiosos dineros adicionales.

Finalmente, de tanto ordeñar la vaca estatal de Somisa, los tamberos Rocca, gracias a las privatizaciones de Menem, se quedaron con la vaca, a la que pasaron a llamar Siderar. Para ello contaron con la decisiva e invalorable intervención de Marijú Alsogaray, condenada por enriquecimiento ilícito, que castigó duramente la tasación de los activos fijos e inventarios de Somisa. De esa manera según algunos, los Rocca compraron Somisa a la tercera parte de su valor; y según otros, a la quinta parte del mismo. Algo parecido a lo intentan hacer hoy con las acciones de Siderar en manos de la ANSES.

Así los Rocca pasaron a dominar, además de los tubos sin costura de uso petrolero, los laminados planos para la industria metalmecánica y automotriz, y el hierro para la construcción. Y además pasaron de ser contratistas de YPF para la explotación de sus yacimientos, en concesionarios de esos mismos yacimientos, sin pagar un solo peso por ello. Luego con la compra de COMESI, pasaron también a detentar el monopolio de las chapas revestidas. Entre ellas, la popular chapa de cinc usada para la construcción económica, cuya importación prácticamente está prohibida a favor de Techint desde el 2002, para que este pueda obtener sus “rentas extraordinarias” monopólicas.

Finalmente en el 2005, con la compra simultánea de tres plantas de Acindar, los Rocca pasaron a controlar también el negocio de los tubos y caños con costura. Contaron para ello con el visto bueno de la CNDC, que a esta altura debería llamarse Comisión Nacional de Defensa de los Conglomerados Económicos. El hecho de que su dictamen respecto esa compra sea inaccesible en su página web, indica lo bochornoso que debe ser el mismo.

Esta articulación de Política & Negocios, explica porque transcurridos doce años, no se integró aún el Tribunal Nacional de Defensa de la Competencia. Para el cual la ley prevé un sistema de selección, a los fines de asegurar la independencia de sus miembros. Fue sustituido ilegalmente en la práctica, por la referida comisión que depende directamente del secretario de Comercio, el inefable Guillermo Moreno. Y a cuyos integrantes pone y saca el Poder Ejecutivo, conforme el humor de sus relaciones y “articulaciones” con determinados grupos económicos, como es el caso de Techint y CLARIN.

En ese extenso periplo, como tahúres globales, los Rocca aprovecharon todas las subvenciones, licuaciones, estatizaciones de deuda, seguros de cambio, y pesificaciones asimétricas, que encontraron o propiciaron en el camino. Y con las enormes ganancias y ventajas que obtenían en el país, se dedicaron a multiplicar sus emprendimientos en el exterior. El dicho vulgar “vergüenza es robar y no llevar nada para las casas”, le cabe sumamente agravado a Techint y los Rocca. Que la inversa, como “burgueses antinacionales” robaron en “las casas” y se lo llevaron afuera. Y ahora siguiendo la misma tesitura, querían robar a mansalva a los jubilados argentinos y quienes aportan para serlo.

El estafado hasta el último momento cree ser el estafador

El dicho hace referencia al hecho bivalente, de que el estafado cae en la estafa, al estar animado por la codicia de obtener una ganancia ilegítima. Si este ánimo no existiera en él, no habría sido atrapado en ella. Esta relación ambivalente entre estafado y estafador, en la que no sabe bien quién es quién, es la que une a la ANSES con Siderar / Techint.

Si la Justicia existiera en Argentina, los Rocca en vez de ser tratados como barones de la industria, hace tiempo que deberían tener sus huesos en un calabozo. O al menos ya los habrían puesto fuera del país. Por ello se merecen la mayor de las condenas, por la estafa que han intentado contra la ANSES.

Pero el gobierno tampoco escapa a esa condena por estafa. Porque primero facilitó la maniobra de los Rocca. Y luego omitió denunciarla, cuando los Rocca reiteraban sus propuestas de comprar las acciones de la ANSES, con las ganancias de Siderar pertenecientes a la ANSES.

Pero esa no es la estafa más grave en la que está incurso la ANSES y el gobierno. La estafa imperdonable, es que haya un ANSES rico, con cuantiosas inversiones líquidas, enormemente descuidadas y arrojadas al juego de la especulación y la codicia de terceros. Y a la par haya jubilados pobres, a los cuales no se les paga el 82 % de ley. Y con muchos de los cuales además la ANSES está en mora en el pago de las sentencias firmes, que dictó la justicia previsional contra ella.

Al tratarse de deudas impagas de carácter alimentarias, con personas que tienen acotadas sus horizontes de vida, ambas estafas, tanto la intentada por Siderar como la de la ANSES, constituyen una flagrante violación a los Derechos Humanos básicos, de los que tanto declama el gobierno. Sin temor a exagerar, podrían ser calificados como crímenes de lesa humanidad, al atentar contra las posibilidades de una extensa capa de la población civil, que se encuentra indefensa tras haber llegado al ocaso de sus vidas.

El crimen de lesa humanidad contra los derechos humanos de los jubilados

Luego de un largo proceso iniciado en 1995 por el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales) ante la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) en noviembre del 2009 las ANSES firmo un acuerdo de “solución amistosa”, para evitar una condena por parte de esa comisión. Por el cual se comprometió a pagar las sentencias judiciales firmes. No apelar las sentencias judiciales de primera o segunda instancia favorables a los jubilados, en cuyos temas la Corte Suprema se hubiere expedido. Y desistir de los recursos judiciales que se hubieran presentado ante la Corte Suprema o ante la Cámara Federal de Apelaciones de la Seguridad Social, contra las sentencias favorables a los jubilados.

Ante el total incumplimiento de la ANSES de estos compromisos, a mediados de año 2010 el CELS efectuó una nueva denuncia ante la CIDH. La que en vez de mejorar el desempeño de la ANSES, parece haberlo empeorado aun mas. Al punto tal de proseguir con sus incumplimientos judiciales, y haber suspendido además el pago de las sentencias durante el primer trimestre del año. A los que reanudó recientemente a cuentagotas, muy por debajo de sus niveles históricos.

Todo esto disimulado con una profusa propaganda de “Cuidemos a los abuelos”, para que no se les cobre altos intereses, o reciban billetes falsos, o sean engañados por falsos gestores. Cuando en los hechos, como una continuidad de las políticas de Cavallo, eso mismo es lo que está haciendo la ANSES con “los abuelos”. Engañándolos con falsos gestores o administradores, que no cuidan lo que es de ellos. Pagándoles con haberes envilecidos, que es lo mismo que recibir una parte en billetes falsos. Y calculando usurariamente sus haberes, para que no sobrepasen el mínimo legal. De esta manera parecería que descuida adrede a “los abuelos” en sus aspectos más básicos, con la intención de acortar sus expectativas de vida. Y así por vía de hecho, como si se tratara de un genocidio planificado, extinguir el pasivo que la ANSES tiene con ellos.

La Justicia y el Congreso deberían en forma urgente poner coto a estas estafas de lesa humanidad lindante con el genocidio. Y ordenarle concretamente al gobierno y la ANSES, que liquide ordenadamente sus inversiones, bajo la estricta supervisión de los representantes de los jubilados y quienes aportan para serlo. Con el objeto de cancelar de inmediato todas las deudas con los jubilados, reconocidas por sentencias firmes de la Justicia. Y esta sí sería una verdadera medida de redistribución de la riqueza, al pasar ella de unos pocos empresarios potentados, que se verán obligados a recomprar sus acciones, a decenas de miles de personas de humildes ingresos.

EL Fondo Garantía de Sustentabilidad de la ANSES contaba a diciembre de 2010, con cien mil millones de pesos en títulos de la deuda pública, cuya parte sustancial es ajustada estafatoriamente en base a los índices del INDEC. Contaba además con 23 mil millones de pesos en acciones de sociedades anónimas. 17 mil millones de pesos en Plazos Fijos y Fondos Comunes de Inversión. 4 mil millones de pesos en Fideicomisos de distinta índole. Y 20 mil millones en proyectos productivos e infraestructura.

Un tercio de este último monto, siete mil millones de pesos, fueron destinados a financiar las costosas obras construidas por Electroingeniería. La empresa dilecta del gobierno, resultado de la amistad de larga data que mantienen su vicepresidente Gerardo Ferreyra, con el secretario Legal y Técnico de la Presidencia Carlos Zannini; y su presidente Osvaldo Acosta, con el ex gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota. Quienes para favorecer los negocios de sus amigos, de dudosos retornos por sus enormes sobreprecios, no dudaron en meter la mano en la lata de los jubilados. De la misma manera que lo hacen quienes se dedican a asaltarlos violentamente, por la impunidad que les brinda el encontrarse ante seres indefensos.

Estas inversiones líquidas o susceptibles de liquidación, montan 64 mil millones de pesos. Una suma equivalente a los pasivos judiciales que tiene la ANSES con jubilados y pensionados, en abierta violación a sus Derechos Humanos más básicos. Para no seguir lesionando gravemente esos Derechos Humanos, resulta imperioso por razones morales y humanitarias, cancelar esta deuda social interna. A la que el gobierno le declaró el default, para poder hacer un mal arreglo de la deuda externa; y para seguir “articulando” negocios con los capitalistas compinches de siempre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Acerca del trabajo doméstico

Ester Kandel (especial para ARGENPRESS.info)

La sanción del proyecto de ley de reconocimiento de las asignaciones familiares a las empleadas domésticas sería un merecido logro, que hasta ahora y pese al derecho constitucional que lo asiste, claramente expresado en el artículo 14 bis, se encuentra detenido en la cámara de Senadores del Congreso de la Nación.

El debate generado por el financiamiento de estos derechos, tiene una larga historia y la retribución por maternidad siempre fue resistida por las patronales. En 1906 cuando se inició el debate parlamentario sobre la ley de trabajo de mujeres y menores por un lado se glorificaba la maternidad y por el otro sólo se concebía un descanso posparto de un mes sin retribución, con la anuencia del Poder Ejecutivo y la mayoría de los legisladores.

A la doble opresión que sufrían las trabajadoras, se agregaba esta situación de desprotección, que perjudicaba precisamente a las mujeres casadas, que se habían incorporado al mercado laboral, debido a los magros salarios de sus maridos.

Esta situación se mantuvo hasta el año 1934, cuando se sancionó la Ley Nº 11.933 por la cual se otorga un subsidio a la maternidad. El año anterior, nuestro país había ratificado el convenio (C3) de la OIT, celebrado el 28 de noviembre de 1919 en la Primera Conferencia, sobre la protección de la maternidad, mediante la sanción de la Ley 11.726, promulgada el 26 de septiembre de 1933 (B.O. 9 de octubre de 1933).

Sin embargo es a partir del 1º de enero de 1969 se instituye la asignación familiar por maternidad, a través de la ley 18.017.

Estas consideraciones sobre los instrumentos legales, necesarios para regular las relaciones laborales, nos conducen retrotraernos en el tiempo para recordar documentos y consideraciones sobre el funcionamiento del Congreso.

Una de las primeras preocupaciones del movimiento obrero giró en torno del descanso, por ejemplo, en el 2º congreso de la Unión General del Trabajo (UGT) Gabriela Laperrière de Coni realizó una propuesta sobre el descanso de las cocineras:
También existen antecedentes en testimonios que muestran al Senado de la Nación como saboteador de las leyes obreras. El 12 de enero de 1921, La Vanguardia publica un artículo reflexivo acerca de los obstáculos interpuestos por dicha cámara. En realidad se criticaba un sistema político y la función que cumplía este órgano legislativo:

En el régimen constitucional y parlamentario, el senado no desempeña ninguna función útil, o necesaria. Por eso lo llamamos, con toda razón, la quinta rueda del carro legislativo (…).

Más claramente, la existencia de ese cuerpo político, anquilosado, se explica, no por el bien que puede hacer a favor del pueblo o del progreso institucional, sino en cuanto puede impedirlo.

Las clases privilegiadas y los elementos reaccionarios se valen del senado como de un freno para contener las “veleidades” reformadoras de la cámara popular. Y esto es tan cierto hoy, en pleno radicalismo “reparador”, como ayer, bajo el imperio del “régimen” de los gobiernos y los parlamentos.

¿Cuáles eran los proyectos demorados desde 1917? He aquí el listado:

• jornada laboral de 8 horas;

• mejoras a la ley sobre el trabajo de las mujeres y los niños;

• pago de salarios en moneda nacional;

• supresión del trabajo nocturno en las panaderías y establecimientos similares;

• cierre de las casas de comercio a las 20 u 8 de la noche;

• ley de la silla.

Con justa razón el artículo refiere al carácter de estas leyes como de interés para la salud y que su postergación “afectan a los intereses morales y materiales de la parte más numerosa de la población de la república”.

En otros términos, esta reflexión cuestiona al poder legislativo como parte de esta sociedad dividida en clases, en la que se juegan intereses económicos y que se traducen en otro formato.

En la situación actual, según la información periodística, al debatirse la cuestión del financiamiento para que la seguridad social se haga cargo de las asignaciones familiares a las empleadas domésticas, la preocupación es “evitar un castigo a las familias”

¿A qué familias? A las familias de ingresos medios, diferenciándolas de la de los altos.

Se consigna que de un millón cien mil empleadas que hay en todo el país, sólo 272.000 están registradas. De éstas últimas, en general su empleador deduce parte de lo que paga del impuesto a las Ganancias.

El Poder Ejecutivo, según este proyecto tiene la facultad de fijar el régimen de financiamiento.

Esperamos una pronta e imprescindible solución que beneficio alcance de una vez a estas trabajadoras, tan injustamente postergadas en sus derechos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Derechos laborales: La OIT aprobó un Convenio para las trabajadoras de casas de familia

ACTA

En Argentina la Ley que regula el trabajo doméstico ya tiene media sanción de Diputados pero falta que el Senado la termine de aprobar. Ahora que la Organización Internacional del Trabajo aprobó el primer instrumento internacional vinculante que protege a uno de los grupos más vulnerabilizados dentro del mundo del trabajo, es hora que los senadores argentinos la sancionen definitivamente.

El 7 de junio, en la 100va Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) de la OIT, que se celebra en Ginebra, Suiza, donde están presentes mujeres trabajadoras de todo el mundo se definió adoptar el convenio Trabajo Decente para las Trabajadoras Domésticas y así regular el trabajo doméstico remunerado, en los 183 países miembros.

Alejandra Angriman, Secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la CTA, calificó este hecho como “de máxima importancia en un momento en que en nuestro país las mujeres trabajadoras, desde la CTA, hemos podido instalar el tema en la sociedad y en las órganos legislativos, por eso creemos que en convenio de la OIT nos da un marco fundamental para exigir a los senadores que de una vez por todas terminen de tratar la Ley “en particular” para que las trabajadoras del hogar puedan contar con una herramienta para defenderse de los atropellos de sus derechos laborales”.

El proyecto tuvo media sanción en Diputados, luego se aprobó “en general” el 4 de mayo en Senadores y el 1ro de junio debió haberse tratado artículo por artículo, sin embargo eso no sucedió y aún no se abordó ese debate necesario para que se haga Ley.

La CTA valora el avance del tratamiento de este proyecto de Ley aunque exige que no sean tribunales especiales los que contemplen los conflictos de las trabajadoras sino que sea la Justicia laboral quien las aborde y que se considere el salario mínimo, vital y móvil fijado de conformidad con el procedimiento de la Ley de Contrato de Trabajo para los/as trabajadores/as dependientes amparados por dicho régimen.

Finalmente Angriman remarcó que “desde la CTA exigimos el tratamiento urgente del proyecto de Ley ya que se trata de una legislación del trabajo sumamente importante para los derechos de las mujeres trabajadoras del hogar e impulsamos su aprobación de forma inmediata sin más dilaciones".

La decisión del Consejo de Administración de la OIT en el 2008 de incluir en el orden del día de la Conferencia Internacional de Trabajo de 2010 y de 2011 la cuestión del "Trabajo Decente para los trabajadores domésticos", se tomó luego de los insistentes pedidos realizados durante más de 35 años de las organizaciones de mujeres trabajadoras del hogar de contar con una normativa internacional. El movimiento sindical mundial apoyó de manera unánime la decisión de inscribir el tema y un gran número de Gobiernos también. Por el contrario, los empleadores-empresarios manifestaron sus reservas.

En el mundo hay 100 millones de trabajadores y trabajadoras domésticas (1.200.000 en la Argentina, 7 millones en Brasil y en Namibia el 10% de los trabajadores son domésticos) de los cuales la mayoría son mujeres y niñas, migrantes, indígenas e indocumentadas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Trece pibes menos

Silvana Melo (APE)

Cuna de angelitos sigue siendo Salta. Los niños se esfuman como burbujas de jabón y con ellos se va ajando la piel de la utopía. Se mueren de hambre. Son muertos, asesinados, exterminados como la semilla de la rebeldía. Cada niño que nace es la esperanza de volver al mundo patas arriba. De devolver la riqueza a las manos de los saqueados. De encenderle luz a un país que le desactiva el farol a cada ochava del futuro. Trece niños de poco menos o poco más que un año se han muerto desde enero a junio en Salta.

Brisa Castillo tenía apenas ocho meses. Respiraba fatigosamente en la misión wichi Salí, cerca de Embarcación. Frágil como un cristalito murió el 20 de mayo en el Hospital de Orán. Presentaba un “cuadro de desnutrición agravado por una infección respiratoria”. Ocho meses logró sobrevivir en la humedad de la tierra olvidada, puesta a brillar como una lentejuela en el barro. Ocho meses atrás nacía y en ella se alzaba en llamas una esperanza. Es que cada niño que nace trae bajo la lengua la semilla de la rebeldía. Bajo el brazo el pan multiplicador. En los ojos la chispa de todas las revoluciones que no fueron. Por eso los acallan y los mal alimentan. Y tantos se mueren antes de tener fuerzas para soplar una vela en el oscuro, sobre la torta del porvenir.

Depende de dónde se nace para intuir cuándo se muere. Un bebé que nace en Formosa, en Embarcación, en Tartagal, tiene tres veces más probabilidades de no llegar a cumplir un año que un niño que nace en Belgrano o en Caballito. Más de veinte certificados de defunción diarios en todo el país determinan con un eufemismo cómplice que los niños mueren de paros cardiorrespiratorios. Detrás de la causa obvia, generalizada, está el hambre. Las enfermedades parientas, evitables, desencadenadas, convocan a la muerte cebada y lujuriosa, en los hospitales colapsados por falta de médicos, enfermeras, insumos y presupuesto.

Alit Morena Pacheco tenía la piel mate y se le achinaban los ojos cuando amenazaba con llorar. Un año y cinco meses de vida guaraní en Villa Rallé, en Pichanal. Hasta que el 8 de junio no pudo más. Las fuerzas no le alcanzaron nunca para caminar. Ni para hablar. Sus huesitos se quebraban con un soplo. No supo lo que era el agua buena, el calcio, las proteínas, los nutrientes, la leche tibia de las mañanas. Cuadro de desnutrición extrema, según el riguroso certificado de defunción del Hospital de Orán. Murió, dice el Tribuno de Salta que explican en el Hospital, por “shock séptico, a causa de neumonía bifocal derecho, anemia, y por un cuadro de desnutrición extremo que en términos médicos se conoce como kwashiorkor”. Una palabra impronunciable, tan compleja, para hablar de hambre. El kwashiorkor es un asesino de niños. Una enfermedad del abandono, un dolor de la intemperie, un crimen del desprecio. “Es provocada por la ausencia de nutrientes, como las proteínas en la dieta. Los signos de Kwashiorkor incluyen abombamiento abdominal, coloración rojiza del cabello y despigmentación de la piel”.

La Argentina tiene apenas el 0.65% de la población mundial. Produce el 1.61% de la carne y el 1.51% de los cereales que se consumen en el planeta. Pero nueve millones de chicos tienen hambre. Casi tres mil se mueren anualmente por desnutrición. Y otros tantos por hambres escondidas en fiesta de disfraz.

Mayra Ramos apretó el botoncito a la una y media de la mañana del 7 de junio. Lo tenía en la palma de la mano y sólo tuvo que cerrar el puño, con su último aliento. En segundos, no más, las alas se abrieron a la altura de los omóplatos. Y Mayra se diluyó en un vuelo azul, hacia un cielo donde la felicidad corre en arroyitos de leche y miel. Vivía a diez cuadras del Hospital de Orán. En una casita de aire y chapas, con veintidós personas más. Pesaba seis kilos cuando llegó al Hospital. La mitad de lo que pesa un bebé de once meses que no esté condenado desde el origen. Que no haya llegado al mundo como resaca de la vida. Como sobra que fastidia. Mayra iba a cumplir un año el 17 de junio. No tendría más cumpleaños que una mamadera de agua verde y un pancito imposible. En febrero su madre la había llevado al Hospital. Pesaba cuatro kilos y la dieron de alta. Nadie la vio, sin embargo. Pudo ser ella la esperanza del mundo, cuando nació como una llamita de fósforo tenue en medio de la más rotunda oscuridad. Pero no fue. No pudo. La vulneró la atroz paradoja de nacer en una tierra con leche en sus venas y banquetes que brotan de su dermis. Nacer en el país del alimento. Y morir de hambre.

Mayra, como uno de los niños desnutridos de cada tres que se cuentan en Salta, debió ser controlada por el sistema de Atención Primaria de la Salud (APS) cada 15 días. Pero nadie la vio. Es que la casilla de aire y chapa amontonaba a veintitrés. Y ella era tan pequeña. Tan pequeña.

*****
Se mueren y con ellos se muere la esperanza de cambiarlo todo. La subversión de lo establecido. El sueño de dar vuelta el orden como una media. Y que se encuentren arriba, de pronto, todos los condenados de la tierra.

“Allí están los niños que no figuraban en la preocupación de nadie porque no podían votar, ni podían prestar sus nombres inocentes para las sucesivas farsas electorales con que se pretendía demorar el despertar de nuestro pueblo. Allí agonizaban subalimentados, enfermos, los hijos de los mismos que creaban la riqueza y que no tenían ante ello otro futuro que el hospital, la miseria y la desesperación, o el delito.” Eva. Sesenta años atrás.

Fuente imagen: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: 8 femicidios en mayo

Gabriela Barcaglioni (ARTEMISA)

Durante mayo, 8 mujeres fueron asesinadas en Argentina por razones de género. Los datos surgen de un monitoreo propio elaborado a partir de información de los principales diarios nacionales y de las tres agencias de noticias nacionales (Telam, Dyn y NA).

GRACIELA LEIVA
19 años
Fue atacada por su concubino de 55 años con un arma blanca, falleció en el acto debido a las heridas que sufrió en el cuello y otras partes del cuerpo.
El agresor, de apellido Sánchez, se fugó de la escena del crimen pero tras un operativo policial fue apresado.
El hecho se registró a 500 metros del acceso a la localidad de Ramada Paso, provincia de Corrientes, sobre la ruta nacional 12, kilómetro 1.082.
Al momento de su detención, Sánchez presentaba una lesión en el cuello producida por un arma blanca, motivo por el cual fue trasladado al Hospital Escuela, donde quedó internado con custodia policial.
Graciela tenía dos hij@s de 1 y 2 años de edad.
7 Mayo 2011

ZULEMA DEL VALLE GÓMEZ
43 años
Fue degollada por su pareja, Luis Revilla de 45 años, con un cuchillo de cocina en la habitación de la casa que compartían en el Barrio Lugones de Tartagal, provincia de Salta.
El portal 'La otra Voz Digital' informó que Revilla contaba con antecedentes policiales por haber violentado a su pareja anterior. Según el diario El Tribuno de Salta, el asesino actuó 'bajo los efectos del alcohol' y la habría matado por 'celos'.
Revilla fue aprehendido por personal policial de la Unidad Regional 4 de la ciudad de salteña y alojado en la comisaría 45 de esa misma localidad
El juez de Instrucción Formal 2, Fernando Mariscal Astigueta, lleva adelante la causa.
8 Mayo 2011

GRACIELA ANGULO
36 años.
Desapareció el 6 de abril de la localidad rionegrina de El Bolsón.
Su cuerpo fue hallado por personal de Vialidad Nacional sobre la ruta nacional 40, a la altura de Collón Curá, en la provincia de Neuquén.
La autopsia reveló que su muerte se produjo por asfixia.
El Juez de Instrucción Martín Lozada dispuso la detención de la ex pareja de Graciela Angulo, José Córdoba y lo imputó por el delito de homicidio.
La mujer tenía cuatro hijas.
12 Mayo 2011

VICTORIA BERTOA
20 años
El cadáver de la joven fue hallado en el interior de una cochera donde trabaja su ex pareja Leonardo Flores en el centro de la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires.
Flores, de 25 años, según el diario El Día de la capital bonaerense 'le habría dicho a su madre que iba a matar a Victoria' a través de un mensaje de texto.
La familia del asesino llegó al lugar del hecho, luego de recibir el mensaje de texto y encontró a la mujer estrangulada con un cable y golpes en el rostro.
El mismo medio periodístico señaló que 'el hombre insistía en retomar la relación sentimental, pero la mujer se negaba.'
El asesino fue aprendido en la localidad de Glew; entiende en la causa el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta.
Tenían en común una hija de 3 años.
14 Mayo 2011

ANGELICA PACHECO
56 años
Murió después de agonizar tres días en el hospital San Martín de La Plata, provincia de Buenos Aires.
Su ex marido, Féliz Velázquez de 67 años, quedó imputado por homicidio y está a disposición del fiscal de turno Juan Cruz Condomí Alcorta.
Velázquez le disparó en el pecho con una pistola Bersa 380.
Bajo el subtítulo 'La disputa' el diario platense El Día, indica que el homicidio se registró 'durante una discusión' cuyos motivos se desconocen en una vivienda del barrio Aeropuerto, ubicada en 121 bis y 604 de La Plata.
15 mayo 2011

MONICA GONZALEZ
48 años
Apuñalada por su ex marido, Julio García de 48 años, en un supermercado del barrio porteño de Balvanera.
La mujer lo había denunciado por amenazas y malos tratos. Según el cable de la agencia TELAM, la pareja se había separado hacía algunos meses y el agresor la amenazaba de muerte porque ella había iniciado una nueva relación.
Tenían en común una hija de 18 años y un hijo de 23.
26 Mayo 2011

ALEJANDRA PODESTA
37 años
Apuñalada y calcinada en su domicilio, ubicado en el barrio porteño de Agronomía.
Su cuerpo fue hallado el 1 de junio pero la autopsia y la investigación policial indicarían que fue asesinada dos días antes del hallazgo.
Entre las hipótesis que publicaron los medios periodísticos prevalece la que indica que habría acordado una cita vía Internet con la persona que la asesinó.
El hecho no solo ocupó espacio mediático en las secciones policiales sino también en las de espectáculos, dado que había actuado en la película 'De eso no se habla' protagonizada por Marcelo Mastroianni.
30 Mayo 2011

CLAUDIA MABEL MELIZA/ MANDAIO*
42 años
Las crónicas policiales consignan que la mujer fue golpeada en la cabeza con un palo de hockey en el barrio Casiano del sudoeste de Rosario, provincia de Santa Fe. Su marido Angel Jossues, de 55 años, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de turno de Rosario acusado de ser el presunto autor del homicidio.
Tenían cuatro hijas.
31 Mayo 2011

*En el cable de Telam se consigna Meliza, en tanto el portal del Diario Uno de Reconquista cita Mandaio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Al cumplirse el 83 aniversario del nacimiento del Che. Tristán Bauer nos cuenta como realizo Che: Un hombre nuevo

Mario Hernandez (FM La Boca 90.1) (especial para ARGENPRESS.info)

El pasado 27 de mayo en Condarco 90 (Flores), el Cine Club Germinal del Centro cultural de Razón y Revolución, presentó la película Che: un hombre nuevo, con la presencia de su director Tristán Bauer*.

Reproducimos sus declaraciones:

Creo que estos encuentros en los cuales trato de participar personalmente son muy buenos

La película llevó mucho tiempo de trabajo, muchos años que tuvieron que ver fundamentalmente con la investigación y un trabajo de muchas relaciones sobre todo con la familia del Che, concretamente con Aleida March que año a año nos fue abriendo toda la memoria que ella guarda en el Centro del Che en La Habana. Son más de 12 años de trabajo. Como Uds. saben se ha retratado mucho al Che tanto bajo la forma de documental como de ficción, la intención nuestra fue profundizar un poco y sobre todo en sus ideas, redescubrirlo a partir de sus escritos. Fue también un aporte muy importante el de Evo (Morales) quien finalmente nos dejó abrir los archivos.

Fuimos por primera vez a Bolivia y por casualidad nos encontramos frente a esos escritos que fueron hallados en su mochila, los dos cuadernos que hablan del Che no sólo como hombre de acción sino de la profundidad de concepto que tenía de la vida, de la revolución; esa necesidad permanente que tenía de reflexionar y transformar esa reflexión en palabras. Fue un recorrido de muchos años, de mucha intensidad.

A mí hace 5 años me convocaron para hacer el canal Encuentro por lo cual tuve que, de alguna manera, desatender un poco la película, pero finalmente logramos terminarla hace un año, año y medio aproximadamente. La película hizo un recorrido internacional muy interesante. La pasamos también en salas y creo que estos encuentros en los cuales trato de participar personalmente son muy buenos para conversar un poco.

Nosotros habíamos hecho un documental sobre Cortázar, habíamos ido a presentarlo a la Cinemateca boliviana y fuimos a vivir en la Embajada argentina. Desde La Paz hicimos un viaje por toda la zona de Ñancahuazú y de La Higuera para investigar. Cuando nos estábamos yendo le pido al agregado cultural de la Embajada que me investigue toda la documentación que había sobre el Che en La Paz. Estamos unos 15 días haciendo el recorrido y cuando regresamos nos dice que lo único que hay es el Diario del Che que está en la bóveda del Banco Central. Entonces le digo mi compañera: ‘no puede ser, tiene que haber algo más’ y desde la Embajada agarro la guía telefónica y veo que hay un Archivo Histórico Militar y llamo. Me van pasando del telefonista a un secretario hasta que llego a un capitán titular del archivo que me dice que vaya porque allí hay más material. Vamos a la mañana siguiente pensando que no íbamos a encontrar nada sustancial pero finalmente nos llevan a una biblioteca y nos encontramos con los pasaportes originales del Che.

Hasta ese momento habíamos leído absolutamente todo sobre el Che y de pronto encontramos manuscritos -era la primera vez ya que Aleida todavía no nos había dado ningún material- y fotos tremendas de las manos entintadas, cortadas, en primeros planos, de los miembros de la Policía Federal argentina mirando esas manos, hasta que advertimos que cada uno de los volúmenes tenía una historia de cada uno de los guerrilleros, la de Tania, su documentación, sus escritos. Para nosotros fue fuertísimo.

Al mediodía nos dicen que tenemos que salir porque el lugar cerraba para almorzar. Cuando bajamos veo que no le ponen el candado a la biblioteca y le digo a mi compañera: ‘¡no le puso el candado, no le puso el candado! Entonces le digo al militar que me acompañaba que me había olvidado los cigarrillos y tenía que volver a buscarlos. Subo las escaleras rápidamente y me doy cuenta que no tenía nada donde guardar el volumen del Che, entonces agarro el tomo en la mano y salí, llego a la calle y a Carolina no la veo por ningún lado. Cuando aparece me dice: ‘¡estás loco, estás loco!’ ¿Qué hacíamos? Yo me quería volver a Buenos Aires inmediatamente, ir al aeropuerto y agarrar el primer avión con los originales. Carolina decía que era una locura -pienso siempre que las mujeres son más centradas-, teníamos que filmar la película y si nos robábamos el manuscrito no nos iban a dejar seguir investigando ni filmando. Entonces fuimos a comprar unos rollos de fotografía y luego a la Embajada. La embajadora nos esperaba para almorzar pero nosotros entramos directo a nuestro cuarto para fotografiar todo. Volvimos al archivo a las dos de la tarde llevando el manuscrito en una mochilita, abro la biblioteca y lo dejo. Salgo a buscar a Carolina y cuando volvemos aparece el capitán acompañado por otros 4 ó 5 militares y de manera violenta nos echa preguntándonos por qué estábamos ahí, cuando él nos había autorizado. Sintetizando, nos terminaron echando. Nos dijo que le enviáramos un fax al Comandante en Jefe del Ejército pidiendo una autorización pero nos contestaron que no podíamos tener acceso al archivo porque todavía había mucha gente viva. Cuando Chávez viaja en 2005 para la Cumbre de Presidentes que iban a tratar el ALCA, lo conozco a Evo en el tren que nos llevó a Mar del Plata. Todavía no era presidente. Finalmente cuando es elegido volvemos a Bolivia, le contamos la historia y le mostramos las fotos. De todos modos fue dificilísimo porque nos daban fotocopias o libros impresos. Nos mandaban de un cuartel a otro hasta que finalmente logramos tener contacto con esos materiales.

De alguna manera siempre estuve investigando ese momento de la historia

Cuando lo matan al Che yo tenía 7 u 8 años. Es una figura que me persiguió toda la vida, me resultó siempre muy atractiva y de alguna manera siempre estuve investigando ese momento de la historia y su figura. Un cuñado mío me insistió después que había hecho la película sobre Cortázar, el documental sobre Borges y otro sobre lo que había ocurrido con el cadáver de Evita con Miguel Bonasso, “Evita, la tumba sin paz”, y me dije es el momento de hacer la película del Che, pero queríamos hacer una película donde aparecieran cosas nuevas. Como decía al comienzo, fue un largo recorrido donde con Aleida tuvimos una relación muy fuerte desde la confianza y el cariño. Ella fue muy dura al comienzo, pero viaje tras viaje se fue abriendo. Nunca me voy a olvidar cuando por primera vez escuchamos las cintas con los poemas. Fue una experiencia tremenda. Nos mostró todos los manuscritos; muchos estaban todavía inéditos. Algunos lo siguen estando.

Cuando hemos proyectado el documental tanto en Cuba, como en Canadá y aquí en Argentina, siempre es muy grande el impacto de la gente que lo recibe, creo que igual que el que nosotros fuimos teniendo a medida que profundizamos en la vida del Che.

Queríamos hacer una obra que fuera muy contundente y respetuosa

Te digo que hicimos la película con un objetivo. Nuestro objetivo era hacer una narración cinematográfica con la figura del Che, lo más fidedigna a su memoria como hombre y al momento tan particular de la historia en el que le tocó vivir. No es que me posiciono ante la película para decir voy a cumplir este objetivo, simplemente nuestro compromiso era con el arte cinematográfico y con el personaje que estábamos abordando, al resultado al cual llegamos fue después de muchos años de trabajo, de tiempo de edición, que fue muy difícil porque teníamos un material muy vasto. Hicimos una investigación que de repente llegó a tener 12 horas de materiales, de todo el marco histórico del tiempo que vivió el Che, el triple del material que vimos aquí. Yo la quería dejar en 80’ que me parece es la duración ideal para un documental y terminó durando más de dos horas. Hacer ese recorte fue una tarea muy compleja pero no había un super objetivo del tipo vamos a hacer esto para tal cosa, queríamos hacer una obra que fuera muy contundente y respetuosa.

Fue muy emotivo hacer esta película, cada lugar que recorríamos, cada nuevo documento que veíamos, cada nueva historia que encontrábamos, daba mucha emoción. Si me preguntás por la imagen que tenía del Che antes y después de hacer la película, de manera general no ha variado, pero encontré mucha más profundidad y una sorpresa en la necesidad de escribir permanente del Che que está marcada fuertemente en la película. Creo que uno no puede especular. ¿Qué hubiera sido de este hombre si no hubiera sido un revolucionario? Estoy seguro que hubiera sido un gran escritor. El texto “La piedra” cuando lo leí del original no lo podía creer. (“La piedra” es un impactante relato testimonial escrito por el Che en el Congo. El tema es el anuncio de la posible muerte de su madre, Celia. Su escritura se ubica en algún momento posterior al 22 de mayo de 1965, día en el cual Osmany Cienfuegos le informó que desde Buenos Aires daban la noticia que su madre estaba muy enferma. Nota del editor).

Me prendió mucho eso del Che argentino, de los niños que se forman en la biblioteca de sus padres. Cuando uno revisa la niñez de Borges, Cortázar, de Leloir, el Premio Nobel, encuentra que son niños de la generación de argentinos con vocación por el estudio, por la lectura, son muy similares en ese sentido. Tienen esa cosa de esa generación que se transforman en verdaderos intelectuales y son lectores desde su niñez y adolescencia. Eso me impactó mucho. También leerlo desde sus manuscritos, tomar esas libretitas y luego recorrer los lugares de combate

* Tristán Bauer nació en 1959 en Mar del Plata. En 1982 se graduó como director en el Centro Experimental del Instituto Nacional de Cinematografía de Argentina. Ha dirigido largometrajes documentales, cortometrajes y programas de televisión, con los que ha obtenido numerosos premios nacionales e internacionales.

Su primer cortometraje se llamó “Ni tan blancos, ni tan indios” (1984), para luego rodar su primera película, "Después de la tormenta" (1991), con la que obtuvo el Premio Nuevos Realizadores en el Festival de San Sebastián. Entre sus documentales más destacados se encuentran "Cortázar" (1994), "Evita, la tumba sin paz" (1997) y "Los libros y la noche" (2000), que obtuvo el Premio al Mejor Documental en el Festival de La Habana y que fue semifinalista en los Premios Emmy.

“Iluminados por el fuego” es su siguiente producción, un film con guión de su autoría junto a Miguel Bonasso, Edgardo Esteban y Gustavo Romero Borri, según el libro homónimo de Edgardo Esteban y Gustavo Romero Borri.

En 2007, es designado director del canal Encuentro, canal de televisión del Ministerio de Educación de la Nación y en 2008 asumió como titular del Sistema Nacional de Medios. Pasando a presidir Radio y Televisión Argentina S.E. que agrupa a los servicios de radio y televisión pertenecientes al Estado Argentino (Canal 7, Canal Encuentro y Radio Nacional).

“Che: Un hombre nuevo” fue producida por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE GRAL. SAN MARTÍN (ARGENTINA), INCAA (ARGENTINA), el CENTRO DE ESTUDIOS CHE GUEVARA (CUBA), ICAIC (CUBA) y GOLEM DISTRIBUCIÓN (ESPAÑA), con la colaboración de TVE.

La clave a desentrañar a través del documental es su intimidad, su continua formación, su coherencia, el estudio y el pensamiento al servicio de la acción y de la construcción de un mundo nuevo, su particular mirada poética sobre la realidad.

La narrativa se sostiene fundamentalmente sobre el clima que genera la evocación de la memoria, se trata de presentar retazos de memoria en los que se irán desarrollando ciertos hechos o momentos, desde la perspectiva íntima y subjetiva de Ernesto Guevara a partir de sus textos, sus grabaciones y narraciones literarias, las imágenes de archivo del tiempo que le tocó vivir y la contraposición con la actualidad.

La Universidad de San Martín creó en el año 1999 un Centro de Producción Audiovisual, abocado desde su origen a la producción de series de televisión, documentales y largometrajes. Su director, Tristán Bauer, fue convocado por el Centro de Estudios Che Guevara y, a partir de las conversaciones mantenidas con Aleida March, los hijos de Ernesto Guevara, Alfredo Guevara, María del Carmen Ariet e investigadores de dicho Centro, surgió la idea de realizar este documental en el que se conmemora el 40 aniversario de la muerte del Che.

El guión presenta dos narradores:

1) El narrador - realizador. Su presencia se manifiesta a través de una voz en off que, desde la actualidad, propone un viaje a través de los textos y las huellas que ha dejado el Che, en un intento por desentrañar sus pensamientos más desconocidos. Sus intervenciones son breves y precisas, se interrelaciona con la voz de Ernesto Guevara, nos dispara hacia otro tiempo, nos brinda detalles desconocidos de su biografía.
Esta voz es claramente subjetiva, plantea preguntas, abre interrogantes que quizás, el Che nos aclare a partir de sus textos.

2) Ernesto Guevara. Fue un ávido estudioso, lector y escritor, lo que permite incluir distintos planos de discursos, que aportan la riqueza de su mundo interior.
En el plano político ideológico, con sus escritos e intervenciones públicas, rescatando aquellas intervenciones que no son tan conocidas, presentando las exposiciones sobre los temas de actualidad con su tono pausado, didáctico.
Desde su adolescencia y a lo largo de toda su vida, desarrolló un estudio riguroso de la filosofía, la política y la economía, transitando corrientes de pensamientos variadas. El encuentro con algunos de estos materiales como el diccionario filosófico de su juventud, los apuntes críticos a la Economía Política, los cuadernos que llevaba en Bolivia, son indicios poco conocidos de toda su acción práctica. En Cuba, el Che puede desarrollar una acción revolucionaria que acompaña con el estudio profundo de los problemas que surgen de la práctica.
El discurso epistolar es constante durante toda su vida. La correspondencia que mantuvo con sus familiares, en general breve, permite vislumbrar la claridad de sus conceptos y la agudeza de su humor.
El discurso literario y poético, demuestra la necesidad de expresión permanente, la necesidad de narrar sus sentimientos más íntimos con la libertad de un artista.
La poesía lo acompañó durante toda su vida. En sus cuadernos de Bolivia, encontramos poemas de Rubén Darío escritos de puño y letra, la grabación que le dejó a Aleida March antes de partir, los poemas que eligió y el recitado, íntimo y pausado, adquiere una dimensión única.
La combinación de estos textos, tan diversos en estilo entre sí son los que lo desplazan del lugar del guerrillero mítico para descubrir en lo concreto al hombre.

FICHA TECNICA

Investigación:
CENTRO DE ESTUDIOS CHE GUEVARA
MARÍA DEL CARMEN ARRIET
ALFREDO GUEVARA
CAROLINA SCAGLIONE
Guión:
TRISTÁN BAUER
CAROLINA SCAGLIONE
Consultor de guión: ALFREDO GUEVARA
Fotografía: JAVIER JULIÁ
Sonido: MARTÍN GRIGNASCHI
Música: FEDERICO JUSID

DATOS TÉCNICOS
Duración: 110’
Formato: HD - 35mm
Rodado en: Argentina, Cuba, Bolivia y América Latina

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...