lunes, 4 de julio de 2011

Oportunista capitalismo salvaje o de cómo enriquecerse con guerras, desastres y enfermedades

Adán Salgado Andrade (especial para ARGENPRESS.info)

Como ya he referido en otros trabajos, el capitalismo salvaje siempre está a la caza de la mejor oportunidad para hacer una buena ganancia, aunque para ello destruya sociedades, países, medio ambiente, mares, tierras, mate de hambre al 70% de la humanidad… todo con tal de que su cada vez más crónica y difícil perpetuación siga adelante, a pesar de las profundas crisis y graves problemas que a diario presenciamos.

Por ejemplo, las revueltas sociales que se están desarrollando en países como España, Grecia, Inglaterra, Francia y hasta en los mismos EU, países que en otros tiempos alardeaban de ser supuestamente ricos, demuestran las fallas cada vez más profundas de este sistema que sólo beneficia a unos cuantos barones del dinero y a las corporaciones que han maniatado a todo el planeta a su propia conveniencia (en EU, por ejemplo, el centro del capitalismo mundial ya hay un buen porcentaje de personas que pasan hambre). Lo peor es que se siguen tomando como modelo de desarrollo capitalista a países que aparentan ser “milagros” económicos, pero que ya comienzan a sufrir las inevitables consecuencias de los desequilibrios económicos provocados por el capitalismo salvaje, como es el caso de China, país que ya empieza a experimentar fenómenos como inflación, desaceleración, destrucción anárquica de sus recursos naturales, hambrunas, descontentos sociales, entre otros problemas, además, claro, de que sigue teniendo millones de pobres viviendo en el campo y en las ciudades (ver en este mismo blog mi trabajo “El sobrevalorado crecimiento económico chino”).

Voy a exponer tres casos concretos en los que el principio de oportunidad capitalista está presente, sin importar las consecuencias que el desarrollo de ciertas actividades lucradoras puedan tener en la sociedad o, peor aún, sin importar si son o no éticas, todo sea con tal de ganar muy buen dinero, hacerse rico en poco tiempo y figurar en las listas anuales de los mayores millonarios del mundo publicadas por Fortune o Forbes, como veremos.

Voy a referirme primero a la “singular” historia de dos muchachos estadounidenses, muy jóvenes, que casi se hicieron ricos dedicándose al muy lucrativo negocio del tráfico de armas. Este par de muchachos, David Packouz y Efraim Diveroli, son los típicos chicos clase medieros problema, pues el primero abandonó la “high school”, en tanto que el segundo intentó estudiar una carrera universitaria, pero al poco tiempo se salió. Packouz fue enviado a Israel por sus padres, para supuestamente corregirse, pero se volvió un adicto a la marihuana y otras drogas. Diveroli, por el estilo, dejó la escuela pues se entusiasmó mucho cuando un tío lo invitó a vender armas en un negocio que éste poseía, luego de lo cual, el chico decidió establecer su propio negocio. Ambos muchachos se conocían desde la “high school”, pero habían dejado de verse. Sin embargo, tuvieron un muy feliz reencuentro en el año 2005, durante el cual Diveroli le platicó de su negocio de armas a Packouz, diciéndole que además necesitaba un socio y que éste, su viejo amigo, le parecía el candidato idóneo. “Necesito a alguien de mucha confianza”, le dijo Diveroli, y le confió que vendiendo armas había amasado ya una “pequeña fortuna” de ¡un millón ochocientos mil dólares!, algo que dejó muy gratamente sorprendido a Packouz, quien había pensado que unos cien mil o doscientos mil dólares quizá era lo que tuviera su gran amigo, pero no cerca de ¡dos millones de dólares”. Packouz aduce que las razones para entrarle al “lucrativo negocio” fueron que: “Yo iba a hacerme de buenos millones, pero nunca pensé dedicarme al tráfico de armas toda la vida, no, pero sí me fascinaba estar en un negocio que podía decidir la fe de las naciones”. O sea, que Packouz, de sólo 25 años en ese entonces, además de quererse hacer rico en muy poco tiempo (el objetivo de casi cualquier joven estadounidense promedio), se quería también sentir una especie de Dios, ¿qué les parece? En cuanto a Diveroli, 21 años en ese entonces, abiertamente declaraba que a él no le importaba si las guerras eran justas o no y si mucha gente, incluso inocente, moría. “Sí, yo sé que me van a decir que mi país mete las narices en donde no le importa, pero así es la cosa. Y si con eso yo hago muy buenos negocios y varios millones, ¡pues sean bienvenidas las guerras injustas!”. Y por ello apoyaba al partido republicano, pues, agregada Diveroli, “los republicanos son los que más guerras han hecho, menos que los idiotas de los demócratas, así que por eso soy republicano, para apoyar a que mi país le entre a cuanta guerra haya, sea o no injusta, con tal de que yo tenga muy pronto mis primeros diez mil millones de dólares y derrote a los grandes de las armas”. Así que con ese tipo de declaraciones, es evidente que ambos jóvenes lo que menos podían tener era escrúpulos (su perfil es el de los clásicos “self made” estadounidenses, que han hecho sus fortunas incluso delinquiendo). Rentaron un departamento, se compraron un par de laptops, dos celulares y línea a Internet y, muy gustosos y entusiastas, se pusieron a trabajar:
Diveroli aprovechó que tras las invasiones de EU, primero a Afganistán, en el 2001, y luego a Irak, en el 2003, ante los crecientes gastos militares que ambas implicaban (y siguen implicando), el inepto y beligerante Bush, junto a sus “halcones guerreros”, decidieron también aplicar al Pentágono, su agencia militar, el principio de la eufemística “libre competencia capitalista”, abriendo licitaciones para que empresas fabricantes de armas y/o comerciantes de éstas, participaran en ese muy lucrativo negocio, con tal de que, razonaban Bush y sus secuaces, los costos de sostener tan caras invasiones bajaran lo más posible. Lo de “bajar los costos”, en realidad fue un simple pretexto, pues el hecho fue que se aumentó aún más el gasto militar, que fue de $145,000 millones de dólares en el 2001, a $390,000 en el 2008, con tal de “estimular” al sector militar que, aducen siempre los gobiernos estadounidenses, es gran “generador de empleos” (esa premisa es falsa, pues se podría apoyar a otros sectores más productivos y, esos sí, realmente benéficos para la humanidad, como las actividades agropecuarias, por ejemplo, o la reforestación de bosques y áreas verdes).

Así que con eso de licitar la venta y distribución de armas, Bush en realidad sólo benefició a decenas de “pequeños armeros”, quienes también, si así lo deseaban, podían surtirle armamento al ejército y armadas estadounidenses, así como hacen grandes corporaciones como General Dynamics o Raytheon. Justamente eso fue lo que aprovecharon Diveroli y Packouz, quienes fundaron AEY Inc., y se aplicaron a tratar de conseguir los mejores contratos, a ver en dónde podían comprar las armas más baratas, cómo transportarlas al más bajo precio posible… y así, actuando como verdaderos “señores de la guerra”, poco a poco fueron ganando contratos y surtiendo de armas a los mercenarios iraquíes y afganos, aliados a los estadounidenses, quienes supuestamente “combatían” a los grupos insurgentes en Afganistán e Irak. Diveroli y Packouz se hacían de las armas usadas y municiones que países de la antigua Yugoslavia o de la desaparecida Unión Soviética habían acumulado por muchos años, y de las cuales poseían millones y estaban siempre dispuestos a venderlas muy baratas, “de oferta”, pues, con tal de sacarles algo de dinero a sus vejestorios. Y es que las condiciones que exigía el Pentágono eran mínimas, pues se requería que tanto armas, como municiones fueran útiles, no importaba el calibre o el lugar de fabricación, incluso si eran chinas, las cuales estaban “prohibidas”, no por su mala calidad, sino porque había un embargo de armas chinas desde los sucesos de Tianamen, pero si se hacía con discreción, hasta ésas se permitían (además, razonaba Diveroli, y eso se los decía a los funcionarios del pentágono que le otorgaban los contratos, con respecto a las malas armas chinas, que al fin que no eran para soldados estadounidenses, sino para simples árabes, así que “para qué les compramos bueno”, decía, cínico).

Como Diveroli era todo un experto en regatear, además de que tenía muy buenas relaciones con otros traficantes y hasta contrabandistas de armas (del tipo del personaje que interpreta el actor Nicholas Cage en la cinta “El señor de la guerra”, basada en un armero contrabandista ruso, recientemente arrestado), siempre consiguió muy bajos precios, con lo que podía obtener a veces hasta tres veces lo invertido. Y fueron creciendo tanto sus ventas, como sus sueños de muy pronto juntar sus primeros diez mil millones de dólares y cotizar en las grandes firmas bursátiles de Wall Street… pero para su desgracia, sólo se quedaron en ochenta y cinco millones, pues su desmedida ambición, sobre todo de Diveroli, que ya no quería pagarle a su “amigo” la parte de sus ganancias, así como las prácticas ilegales en que incurrieron (por ejemplo, se comprobó que no pagaban impuestos, que sobornaban a funcionarios de otros países, con tal de que les dieran mejores precios por la bélica mercancía, que se asociaron con contrabandistas, incumplieron contratos… entre otras “irregularidades”), provocaron que un buen día de agosto del 2007, apenas escasos dos años después de su “sociedad”, agentes del FBI y del ISR irrumpieran al departamento que usaban como su “compañía” y les confiscaran todo. Y a la cárcel fueron a dar, a pesar de tener ese espíritu “self made” estadounidense, de si fuera preciso hasta asesinar, con tal de volverse inmensamente ricos (indirectamente lo hacían, al vender armas).

El segundo ejemplo que doy es con respecto a las tragedias que los desastres naturales traen aparejadas, como son inundaciones por huracanes, terremotos o tsunamis, por citar algunos. Y tomo como ejemplo el caso de Japón, nación que a principios de este año sufrió un terremoto tan intenso, cuyo epicentro, en el mar, provocó también un maremoto que generó potentes tsunamis, los cuales barrieron con aproximadamente diez por ciento del territorio japonés en sus litorales. En Youtube pueden verse varios videos en donde se muestra la forma en que intensas corrientes de agua marina devastan grandes zonas urbanas, arrastrando embarcaciones de todo tipo, fábricas, comercios, casas, puentes, postes y autos como si fueran de juguete.
(ver por ejemplo: http://www.youtube.com/watch?v=w3AdFjklR50).

Y las imágenes posteriores son desoladoras: una niña llorando en medio de las ruinas de lo que fuera su casa y todo un barrio residencial; zonas industriales y urbanas reducidas a desordenados escombros, como si hubieran sido bombardeados por muchas horas y así por el estilo (como las imágenes que pueden verse después de los infames bombazos de Hiroshima y Nagasaki).
(ver por ejemplo: http://www.youtube.com/watch?v=xH31PkoK9yY).

El problema adicional a los ya de por sí graves, de cientos de personas muertas (se calculan más de 23,000 entre muertos y/o desaparecidos), la devastación de varias ciudades portuarias, de autopistas, de puertos, puentes, destrucción de embarcaciones, de miles de casas, edificios e industrias… es que también se afectó el sector energético, pues plantas nucleares como la de Fukushima resaltaron severamente dañadas y dejó de operar, ya que, en pleno litoral, se diseñó sólo para resistir olas de 3 metros y no de más de diez metros, como fue el caso, lo que ha puesto en entredicho la supuesta rectitud y honestidad de algunos funcionarios japoneses, pues es claro que haber consentido algo tan irresponsable, de no cumplir con normas más estrictas de diseño, sobre todo en un país tan sísmico como Japón, es producto sólo de tolerada, discreta corrupción.
(ver video: http://www.youtube.com/watch?v=kjx-JlwYtyE&NR=1).

De todos modos, aún con las medidas de seguridad pertinentes, el caso japonés, casi totalmente dependiente de la energía nuclear, ha expuesto los potenciales peligros que la generación de electricidad con reactores nucleares trae implícitos, pues aunada a la desactivación de algunas de las plantas nucleares por los daños, aunque menores, que sufrieron, está el peligro mucho mayor, posterior al terremoto y al maremoto mismos, que es la radiación que ha seguido emanando en la destruida planta de Fukushima y que provocará daños a la salud en el corto y mediano plazos de la población circundante e incluso más alejada del sitio, además del agua contaminada con altos niveles de radiación, empleada para enfriar el reactor, que se ha estado arrojando al mar, lo que también repercutirá no sólo en el ecosistema marino de dicho país, sino en el resto del planeta.

Se calcula que los daños en infraestructura urbana, industrial, portuaria y doméstica ascienden a casi 300,000 millones de dólares, pero además la reconstrucción puede llevarse hasta diez años en algunos casos (suponiendo que antes no se produzca otro terremoto de igual o mayor magnitud). La industria automotriz resultó severamente afectada y sólo algunas plantas de las principales empresas – Toyota, Honda, Nissan, Mazda, Mitsubishi –, han comenzado a operar, así como las compañías de productos electrónicos, como Sony, Hitachi, Toshiba, entre otras. Y es que tanto por las plantas nucleares que han sido cerradas, así como por el cuestionamiento de los potenciales peligros que generar energía de esa forma acarrea, se ha reducido la producción de electricidad. De golpe, se calcula que dicha reducción fue de 30%. Las consecuencias son que el estilo japonés, también muy derrochador de energía, así, muy a la manera estadounidense, de ciudades muy iluminadas, como Tokio, así como Las Vegas, de momento quedó atrás, pues con trabajos si se tiene energía para las necesidades domésticas e industriales más urgentes, pero los apagones frecuentes varias veces por día son cotidianos, además de que 1.3 millones de hogares se quedaron sin electricidad (en esta época de caluroso verano, se está aconsejando a todos los empleados dejar sus elegantes ajuares para usar camisas o blusas ligeras y sandalias, pues el aire acondicionado de oficinas casi es inexistente).

Por tanto, la urgencia japonesa por reactivar su producción energética, a como dé lugar, ha sido tema de “jugosos negocios” por venir.

Por supuesto que está la reconstrucción misma de toda la infraestructura urbana e industrial devastada, que, como ya mencioné, podría ascender hasta a $300,000 millones de dólares, conservadoramente hablando. Pero para ello es necesario antes reactivar al sector eléctrico, y es cuando el “principio de oportunidad” del capitalismo salvaje está, como en todo momento, por trágico que sea, siempre presente. Varios oportunistas, expertos en especulación bursátil, en especial el señor Keith Fitz-Gerald, vaticinan que Japón tendrá que recurrir al energético alternativo que ya está teniendo cada vez más demanda y que, por lo mismo, tanto sus costos de producción, así como de transporte, están subiendo mucho por estos meses. Me refiero al gas natural licuado (LNG, liquefied natural gas), que a decir de Fitz-Gerald, es ya la nueva panacea energética. El gas natural es otro de los productos extras que se extraen de los pozos petroleros, es, digamos, el vapor del crudo, pero también se origina por otras fuentes, tales como depósitos de carbón de piedra, en los fondos oceánicos y hasta en el llamado permahielo (como se denomina a la capa de hielo más antigua y dura de los polos, la que, por desgracia, con el calentamiento global, ya se está también derritiendo), que lo ha mantenido atrapado por millones de años. Se compone principalmente de metano, gas que ya es empleado como energético en varias aplicaciones (por ejemplo en el combustible metanol) y se calcula que sus reservas pudieran incluso duplicar a las existentes de combustibles fósiles, tales como el petróleo, con las que se cuenta actualmente, así que representa un supernegocio, a decir de los oportunistas y especuladores. Fitz-Gerald predice que Japón sustituirá hasta el 86% de su generación de energía eléctrica con LNG y aconseja a los ávidos inversionistas, deseosos de obtener muy buenas, prontas y altas ganancias, que inviertan su dinero en todo cuanto se refiera al gas natural, o sea, instalaciones, refinación, procesamiento, transporte… y no sólo indica que eso va a suceder en Japón, sino que en vista de la merma que están sufriendo gran parte de las reservas petroleras, pues será el energético alternativo y su empleo aumentará en los años venideros. Evidentemente el costo del gas natural aumentará, debido a la creciente demanda (por ejemplo, Indonesia, que es el tercer exportador mundial de LNG, ya suscribió nuevos contratos con Japón para enviarle otros 21 cargamentos extras de ese necesitado energético en este mismo año), sobre todo, como dije antes, tanto por las necesidades energéticas de Japón durante esta emergencia, así como porque la energía nuclear, a la vista de muchos analistas y expertos mundiales, es vista cada vez menos como una solución a nuestra voracidad energética, y su producción será marginal (en casi todos los países con reactores nucleares, se están repensando los nuevos proyectos nucleares que estaban por construirse, incluso en aquéllos muy inclinados a tal energía, como EU, Alemania o Francia y están viendo como una seria alternativa el LNG). Y es por el costo tan alto que tendrá el gas natural, que se ve “viable” su explotación a mayor escala, y con ello, a los especuladores frotándose las manos por las altas ganancias que devengará el invertir en las actividades asociadas a su producción (aunque son estúpidamente miopes, pues ello redundará en un encarecimiento de toda la actividad económica y un nuevo factor de crisis de este crónicamente enfermo capitalismo salvaje). Así que, insisten Fitz-Gerald y otros “expertos bursátiles”, que los ávidos inversionistas le entren con su dinero a todo cuanto tenga que ver con el gas natural licuado.

Y también, dada la carestía en el valor que todos los energéticos, incluido el petróleo y el LNG, están experimentando, se hace “rentable” que se exploten otras fuentes energéticas, consideradas no hace mucho inviables, por lo costoso de su procesamiento, además de ser muy contaminantes, pero esto no importa, seguir dañando a la ecología del planeta (ver en este mismo blog mi artículo: ¿Más energía o más desperdicio?). Incluso las llamadas energías verdes ya se están dejando de lado, con el pretexto de que no servirán mucho para satisfacer las engullidoras e insaciables necesidades energéticas de corto y largo plazo (EU, por ejemplo, está por retirar, bajo esta lógica, el subsidio que da a las empresas que se dedican a la tecnología para aprovechar la luz solar, así que muchos de esos proyectos de investigación y fabricación se irán a la basura).

Una de esas “alternativas energéticas” es el esquisto (shale), piedra mineral aceitosa que contiene kerógeno, un compuesto orgánico aceitoso, el cual, mediante un costoso y complicado método llamado Petrosix, inventado en Brasil (que desde 1954 ha procesado el esquisto), se transforma en aceite líquido y otros compuestos, uno de los cuales es el llamado gas de petróleo licuado (LPG), que igualmente puede ser empleado como el LNG que menciono arriba. Pero también el esquisto tiene su cuota de perjuicios y uno de ellos es que es incluso más contaminante que el carbón mineral usado actualmente (como en China, razón por la cual, muchas de sus ciudades están entre las más contaminadas del mundo, porque casi toda la electricidad se produce con base en dicho carbón). Es decir, los problemas de contaminación ambiental, que ya de por si tenemos, generados por la producción presente de millones de toneladas de tóxicos gases de efecto invernadero, que están calentando al planeta, crecerán exponencialmente, al incrementarse también exponencialmente la producción de dichos gases, conforme las reservas de esquisto se vayan empleando. Por otro lado, resulta que el complicado proceso Petrosix emplea igual o mayor cantidad de energía que su eficiencia energética (este término se refiere a la cantidad de energía que se emplea para crear una fuente energética, así que si se gasta más energía en crear una nueva energía, pues no tiene entonces caso, como sucede con el esquisto. Es algo que también sucede con el hidrógeno empleado en las llamadas celdas de combustible, que se gasta más energía en obtenerlo que la que rinde dicho gas. Ver mi ya mencionado trabajo: ¿Más energía o más desperdicio?).

Otra “alternativa” energética que ya también tiene enjugándose la boca a los ávidos inversionistas por las potenciales “futuras ganancias” son las tierras aceitosas (yo las llamo tierras enchapopotadas), que son arenas saturadas en forma natural de un aceite orgánico llamado betún (bitumen), que también pueden ser explotadas, claro, a un muy alto costo e igualmente son muy contaminantes al emplearlas (me parece que aprovechar hasta ese tipo de reservas muy caras y contaminantes de energía fósil, es como si se nos cayera un frasco de mermelada y con tal de aprovechar hasta la última gota de aquélla, nos pusiéramos a lamer el piso, sin importar que nos cortáramos la lengua por los vidrios rotos, mezclados. Así es la avaricia dentro del capitalismo salvaje). Las mayores reservas naturales están en Alberta, Canadá, y ya varias empresas, petroleras incluidas, como ExxonMobil, les están echando el ojo.

En ambos casos, tanto en el esquisto, como en las tierras aceitosas, como dije, el oportunismo salvaje capitalista está viendo futuras, muy codiciadas ganancias. Personas como el supuesto gurú Tim Cejka “recomienda” a esos ávidos inversionistas a que metan su dinero en todo lo relacionado con el esquisto, pues dado que EU posee alrededor de entre el 60 y 70% de las reservas mundiales de dicho mineral, se jacta de que “¡si usted invierte en estos nuevos paraísos energéticos, podría estar duplicando su dinero en los próximos diez meses, se lo garantizo!”. Como se ve, no hay ninguna otra consideración para estos inescrupulosos hacedores de dinero, ni más contaminación, ni más destrucción natural, ni más enfermos en el mundo, ni más calor, ni más sequías… no, nada de eso importa, sólo importa que se aprovechen desgracias o escasez de lo que sea, con tal de llevarse varios buenos millones al bolsillo… y todo con el contubernio, sin objeciones, de gobiernos blandos, al puro servicio de los barones de las corporaciones y del dinero.

Y me referiré ahora al tercer punto en el que el principio de la oportunidad especuladora está antes que el propio beneficio que pudiera generarse de lo que voy a narrar. Se trata de una nueva droga contra el cáncer que se ha calificado como “la droga milagrosa” por los ávidos corredores de Wall Street. Bautizada como PCU (Programmed Cell Destruction, destrucción programada de células), ha sido desarrollada por una pequeña compañía farmacéutica ubicada a 56 kilómetros de la capital estadounidense, Washington, y no se ha revelado su nombre porque los corredores de bolsa la están recomendando sólo a “muy contados clientes”, para que sean los primeros en aprovechar el “boom” y se hagan de rendimientos que, se asegura, ¡pueden ser de hasta un 2000%! “¡Imaginen ustedes que puede multiplicarse su inversión hasta en 20 veces, gracias a esta droga milagrosa, tomen en cuenta que cada tratamiento contra el cáncer cuesta $10,000 dólares en promedio y hay 12 millones de personas con cáncer, sólo en los EU, así que hagan sus cuentas!”, se publicita en “información exclusiva” dirigida a los potenciales interesados en adquirir acciones de la empresa en cuestión. Y es que la supuesta “droga milagrosa”, se dice, ataca el cáncer de una forma distinta a cuanto medicamento anticancerígeno haya existido antes, pues logra que las células T, que son los anticuerpos encargados de atacar a los patógenos invasores, no sean “engañados” por los sistemas de evasión que poseen las células cancerígenas y se peguen a éstas, a las que les inyecten su sustancia destructora y lo sigan haciendo así, hasta acabar con todas. Y aunque actualmente se recomienda sólo para combatir la leucemia y ciertos linfomas, al parecer puede hacerlo con cualquier tipo de cáncer, e incluso combatir otros males, tales como artritis o lupus, de acuerdo con los reportes que la propia empresa ha emitido, cuyas acciones se cotizan actualmente en 7 dólares, pero podrían llegar a valer hasta $140 dólares, si su producto resulta ser tan bueno como se presume.

Como puede verse, no les importa a los hacedores de dinero el hecho de que la droga pudiera ser tan efectiva y novedosa al atacar el temido cáncer, como ningún otro tratamiento lo ha hecho antes (de ser realmente cierta su efectividad), ya que incluso, se alardea, es capaz de combatir cáncer en fases terminales. No, eso no interesa, sino sólo que es una “¡fabulosa oportunidad de multiplicar $5,000 dólares en $100,000 dólares!”. Y de acuerdo con esta especuladora, mezquina “lógica”, a mayor número de enfermos que adquieran la droga y se curen, mayores serán las ganancias.

Así que, pensemos por un momento, si de entre los propios ávidos inversionistas hubiera algunos con cáncer, ¿podrían ser al mismo tiempo pacientes e inversionistas?, que dijeran “¡me curo y gano mucho dinero al mismo tiempo!” Aunque en este muy deshumanizado, materialista sistema en que vivimos, hasta esa posibilidad puede darse.

Pero quizá lamentarían esos ávidos inversionistas cancerosos tener que descontar de sus “jugosas ganancias” el precio del tratamiento, ¿no creen?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Caso Strauss-Kahn expone el sistema jurídico de Estados Unidos

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Este proceso judicial ha entrado en una zona de más conjeturas y más oscuridad. Nuevamente se cruzan los intereses de privados con los asuntos públicos, los intereses políticos con las conductas de estado. De allí el conjeturar justificadamente que se trata de un montaje. Quizás por la desprolijidad en las declaraciones de la víctima, como en el proceso judicial, la idea de una operación para destruir una carrera política es más que un rumor con sentido común.

Insólito y dramático. En dos días, se sabía casi todo lo esencial para destruir a un político de dimensión mundial acusado de violación. De Nafissatou Diallo, la víctima, empleada de un hotel, ni siquiera sabíamos el nombre. Con el correr de las semanas, mientras más se sabe de ella se puede desmoronar la causa. Es como un golpe al plexo extraído de Franz Fanon y “Los Condenados de la Tierra”, en donde las asimetrías en el desarrollo se explican y cómo pueden llevar al absurdo de este caso jurídico.

No hay posibilidades ciertas de liderar el mundo como pretende EEUU con un sistema jurídico que se expone con las inconsistencias exhibidas en el caso Strauss-Kahn. Quizás este sea el tema central. No se descarta una gestión de la Casa Blanca para que la oficina del fiscal del distrito de Nueva York apele al máximo sigilo y con precisión, en una causa judicial de connotación internacional y de consecuencias todavía insospechadas.

Este proceso cruza temas desde la propiedad con que se eligen los cargos del más alto nivel corporativo global, hasta la cultura de protección de los derechos humanos. Su impacto se despliega desde la lucha del feminismo militante hasta el actual estado de situación del derecho en un país como Estados Unidos que actualmente enfrenta dos guerras. Esta situación de excepción lo hace proclive a distorsionar la conducta del estado tanto en lo interno como lo internacional.

El sistema judicial estadounidense al buscar frenéticamente culpables al amparo de una doctrina de seguridad basada en la lucha antiterrorista, se ha expuesto y ha colocado la rigurosidad del sistema en el punto de quiebre. Estados Unidos en la conducción de los asuntos públicos ha comenzado a estirar el ímpetu de hacer justicia a partir de los atentados del 11 de septiembre de 2001 hasta límites insostenibles para la comprensión y la tolerancia. Muchas situaciones para ejercer jurisdicción local asociadas al derecho internacional están siendo concebidas a partir de una nueva cultura jurídica surgida en Estados Unidos a raíz del atentado a las torres gemelas. En función de la protección de la amenaza interna como externa, ha optado por una ofensiva permanente

Las dudas en el caso Strauss-Kahn, no surgen sobre la acusación de violación como tal, sino respecto a los antecedentes conductuales de la víctima y las contradicciones en sus declaraciones que dañan seriamente la credibilidad de su denuncia.

Al nivel más central del manejo legal, la oficina del Fiscal del Distrito exhibe problemas de procedimientos y en algunos casos “mano blanda”, precisamente en materias de delitos sexuales. Algunos piensan que se precipitó la acción judicial para rectificar un déficit de manejo. Está la renuncia de la jefa de la unidad de crímenes sexuales, Lisa Friel, que según el Daily News del 2 de julio fue removida del cargo.

Se informa que los abogados Jeffrey Shapiro, reconocido abogado de derechos civiles, y Norman Siegel ya no trabajan con la víctima. Han surgido informaciones de que un acuerdo entre las partes estaría ad portas. Un arreglo afectaría negativamente a ambos. Cualquier acuerdo de ese tipo significa obstrucción a la justicia. Strauss-Kahn ya ha sido impactado en su carrera política, y la víctima no tiene poder para detener la causa penal presentada por el fiscal.

Por los antecedentes de lo que algunos mencionan como un colapso de la demanda judicial contra Dominique Strauss- Kahn por violación, en el devenir, los más directamente involucrados se han perjudicado. Ni siquiera podría ser suma cero, en el caso que las partes lleguen a un acuerdo. Por el contrario, todos pierden.

El ex jefe del FMI ha visto sacrificada su carrera política. La denunciante tiene pocas posibilidades de obtener la reparación esperada en materia monetaria, y se ha constatado lo que se sabe: las estrategias de supervivencia de los inmigrantes funcionan en el límite. Los socialistas franceses fundieron su mejor carta para las presidenciales y el sistema judicial de Nueva York ha revelado los problemas de la justicia americana. En la estela han quedado otras víctimas. Funcionarios de la fiscalía neoyorquina desacreditados y otros renunciados o despedidos. Hasta la competencia del Fiscal Distrital Cyrus Vance Jr. ha sido puesta en duda. El movimiento feminista – si se concretara el colapso definitivo de la causa- no tendría en la víctima un ícono para su lucha.

Pensando en un probable vencedor ese podría ser el rival político de Strauss-Kahn, el presidente Nicolás Sarkozy. Aún así, esta posibilidad se ve mermada por las características del caso judicial, en donde la circunstancia de la víctima, las inconsistencias en sus declaraciones, además de los procedimientos precipitados en el arresto apuntan a una operación.

Hay que hacer notar que gran parte de la centralidad política seria en los temas más candentes se desperfila en la maraña de frivolidades anexas que rodean a los personajes que son elegidos para dirigir estamentos de elite. Y en este sentido, el caso de Stauss-Kahn será paradigmático con el tiempo por lo siguiente: cuanto de lo político sustantivo prevalecerá en el subconsciente colectivo, y cuanto será avasallado por la apetencia humana hacia lo sexual-anecdótico que invade también ese subconsciente por la presión del eje sexo-medios-comercio.

Con la dosis de cinismo de los que habitan y hacen lobby en la otra trinchera, la del gran capital, se podría decir que el ex jefe del IMF acusado de violación por una empleada de un hotel en Nueva York no es más que otro jerarca más de la globalización con todos los defectos y virtudes de los que dominan el mundo. Tal vez. Sin embargo si uno se acerca con más profundidad a su trayectoria, Strauss-Kahn exhibe esa idea, similar a la del derrumbado Gordon Brown en Gran Bretaña, del social demócrata convencido que con los actuales criterios de absolutismo libremercadista con que se administra el sistema económico global no se está llegando a ninguna parte, en cuanto a estabilidad económica y gobernabilidad, y menos en reducir las desigualdades.

En la batalla entre el gran capital transnacional y los poderes que representan la institucionalidad estatal, personajes como Strauss Kahn que acceden a posiciones que inciden globalmente y de registro progresista, son muy escasos. Con la política francesa no se juega a control remoto, ni desde Nueva York ni desde los Campos Elíseos, piensan muchos franceses. Habría sido menos desgastante y más honorable haberlo derrotado en las elecciones presidenciales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Lecciones de una protesta

Álvaro Cuadra (especial para ARGENPRESS.info)

Los chilenos hemos asistido a una de las más masivas manifestaciones ciudadanas de los últimos años. Esto plantea algunas cuestiones de fondo que es indispensable esclarecer. Se ha dicho que hay tres modos de no comprender los problemas que se plantean: Primero, negar o no ver el problema. Segundo, ver el problema pero ser incapaz de advertir una solución posible. Tercero, no plantear el asunto en el nivel analítico que reclama. Así, entonces, es menester reconocer que las demandas planteadas por los estudiantes han excedido el ámbito propiamente educacional para instalarse como una demanda ciudadana. No nos engañemos, estamos ante un amplio malestar ciudadano con el actual estado de cosas al que nos ha conducido el llamado “modelo chileno”, instaurado en la década de los ochenta.

La protesta ciudadana, encabezada por los estudiantes, divide verticalmente a la sociedad chilena y ha desbordado los cauces previstos por la institucionalidad política, incluidos los partidos oficialistas y opositores. Entre las muchas lecciones que deja esta protesta masiva, es que por vez primera en mucho tiempo, los ciudadanos “saben que pueden”. De modo que, utilizar como distractores de opinión pública actos aislados y marginales de violencia callejera es negar y no abordar el problema de fondo. La protesta ha llamado la atención por su lúdica claridad y nitidez, se reclama la presencia del estado en garantizar un derecho fundamental: Educación gratuita para los chilenos. Pongamos las cosas en su lugar: Acusar a los estudiantes de “ideologizar” sus demandas es de una torpeza solo concebible en autoridades enceguecidas por la ideologización neoliberal, incapaces, por tanto, de entender siquiera la diferencia entre un derecho y un negocio.

La masiva protesta ciudadana pone en jaque a un gobierno que ha perdido la iniciativa política, arrastrando con ello al conglomerado opositor. Una derecha anclada a una constitución y a una ideología de hace ya más de tres décadas ha perdido, irónicamente, su capacidad para el cambio que prometió. Una amplia mayoría de chilenos y, muy especialmente, las nuevas generaciones reclaman, justamente, un cambio profundo en el país. Atentos e informados sobre las realidades de otras democracias más avanzadas en el mundo, sensibles y cada vez más conscientes de sus derechos, los chilenos están, hoy, menos dispuestos a seguir viviendo una democracia autoritaria: un sistema injusto y abusivo, arcaico y clasista.

Si reconocemos el problema planteado en toda su radicalidad, es claro que, en el futuro inmediato, es imperativo avanzar hacia una reconfiguración del mentado “modelo chileno”. Aquellos políticos que sean capaces de atender al clamor de las mayorías y que posean el talento y la valentía de “pensar en grande”, podrán liderar el cambio que Chile reclama. Cualquiera sea la fórmula democrática para modificar el rumbo del país, ésta deberá conjugar términos que, hasta aquí, parecen excluyentes: crecimiento económico y justicia social, desarrollo y democracia. La historia suele imprimir sus tiempos y sus ritmos a las sociedades humanas, la sabiduría política consiste en saber descifrar las sendas y horizontes que nos señalan. En esta segunda década del siglo XXI, es hora de ir dejando atrás la herencia infame de tanto prejuicio, de tanta injusticia y avanzar sin miedo hacia un Chile más justo, más digno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Cae Lavín, cae Piñera y se abre el camino para las grandes mayorías de Chile

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

El arquitecto chileno Sergio Carreño de 85 años rompe el promedio de edad de una marcha de más de 200 mil estudiantes, trabajadores y pobladores al mediodía del 30 de junio en las alamedas de Santiago, en medio del frío invernal después de la lluvia del día anterior.

Y cuando las columnas infinitas, indignadas y festivas -que en todo Chile alcanzaron los 400 mil bajo la consigna de la recuperación de la Educación Pública y la exigencia de la renuncia del ministro de Educación, Joaquín Lavín-, con la lucidez de un muchacho, Sergio Carreño recuerda que “me eduqué gratuitamente en la Universidad de Chile y egresé en 1955. Y estoy aquí en la calle con los jóvenes porque los deberes básicos del Estado moderno son Salud, Educación, Seguridad Social y Trabajo. Ellas son las garantías elementales que tienen las democracias genuinas. Lo que aquí ocurre ya es un sentimiento nacional. Ya estamos cansados. Yo vivo también en Venezuela y padecí la misma corruptocracia de estos mismos partidos políticos de aquí (Alianza por Chile y Concertación); los llamados “gemelos” en Venezuela. Con el tiempo el pueblo dijo ¡basta!, no queremos a ninguno, porque nadie cumplió. Luego de 40 años el pueblo se rebeló junto al Ejército joven, y por medio de elecciones fue elegido Hugo Chávez. Por cansancio, igual que en Argentina. Aquí la culpa la tienen los grandes empresarios, la alta oficialidad del clero y de las Fuerzas Armadas, y los políticos”, y afirma atronadoramente que “a mis 85 años no le tengo miedo a las autoridades autocráticas y hasta fascistas en muchos aspectos. Por eso reprimen. Y fuera de lo que se diga de Chávez, en Venezuela hay muchísimos avances sociales. Las gotas del petróleo le llegan al pueblo. En Chile, los gramos del cobre no le llegan al pueblo.”
Martín Pinto, Presidente de los Estudiantes de Educación Básica de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE, ex Pedagógico) fundamenta que “nosotros no sólo exigimos, también proponemos. Estamos generando propuestas para mejorar la educación. De hecho, realizamos un proyecto para eliminar la Prueba de Selección Universitaria (PSU), y lo bautizamos como Proceso Elección Universidad (PEU), y se basa sobre el criterio de que la enseñanza debe ser un proceso y no solamente reducirse a medir conocimientos y resultados. El estudiante debe tener un aprendizaje significativo. Y, por otro lado, creo que el actual ministro de Educación, Joaquín Lavín, es la persona menos indicada para estar en ese cargo. Tiene intereses creados y es un mal político. No ha dado respuestas concretas ni coherentes. Sólo está dilatando el conflicto con el fin de que nos desgastemos. Pero no se da cuenta de que los estudiantes estamos más fuertes que nunca.”
Pese a los deseos peregrinos del gobierno de Sebastián Piñera de que la marcha para recobrar la enseñanza pública fracasara por estar muy “politizada” e “ideologizada”, al menos en la Región Metropolitana su convocatoria se duplicó y más respecto de la del 16 de junio.
Iván Carrasco, dirigente social y político e hijo del mítico periodista asesinado durante la tiranía de Pinochet, José Carrasco Tapia, explica su participación en la gran marcha porque “con los pobladores, con Igualdad y Andha Chile Democrático (deudores habitacionales organizados) donde yo participo estamos vinculados a las luchas sociales. Y ahora creemos que la demanda de los estudiantes es una reivindicación general, de la ciudadanía toda que lucha por una educación digna, gratuita, justa y que deje de ser privatizada como la vivienda, la salud, etc. Hoy los grandes enemigos del pueblo de Chile son los empresarios, los bancos, el capital financiero que nos tienen profundamente empobrecidos en todos los aspectos de la vida. Hoy es preciso unificar las luchas, superar las diferencias y avanzar hacia un gobierno de los trabajadores y el pueblo de Chile.”
Pero en la manifestación más multitudinaria que recuerden los gobiernos civiles post dictadura, no sólo están los estudiantes de secundaria y universitaria. Alejandro Padilla, Presidente del Sindicato del Instituto Chileno-Norteamericano indica que “estamos sufriendo un proceso de privatización. El Instituto se está sumando al conjunto de la educación superior privada, al sistema mercantilista de la enseñanza. Hoy el Instituto va a abandonar su condición de Corporación sin fines de lucro para transformarse nuevamente en un negocio. Perderemos beneficios laborales como profesores, y estamos contra los altos precios que cobra el mercado por la educación.”
Por su parte, Cristian Martínez, Presidente del Sindicato del Banco Industrial de Comercio Exterior (BICE, una de las principales plazas financieras del país) argumenta que “somos padres y nos la jugamos por la recuperación de la educación pública. Y no queremos las aspirinas amargas que ofreció Michelle Bachelet el 2006.”
Asimismo, Felipe Salazar, Presidente de la Carrera de Obstetricia de la Universidad de Chile se lanza contra los dichos desafortunados de los administradores del Estado cuando señala que “el gobierno dice que nuestro movimiento es ideológico, pero la verdad es que fomentar una enseñanza con fines de lucro es una verdadera ideología. Y nosotros no lo vamos a permitir. La educación y la salud son derechos universales.”
Los educadores no se quedan atrás. Cristian Gorocello, dirigente de los docentes del Liceo Amunátegui dice que “estamos apoyando como profesores y como seres humanos normales el movimiento. Es un deber del Estado regular y velar por el bienestar de todos los chilenos. No nos importan las típicas amenazas de las autoridades de turno. Y contra el olvido, el Liceo Amunátegui reasume su papel y su historia.”
Hernán Martínez Gómez, Presidente del Sindicato de Carteros apela a la ética emanada de la realidad concreta y expresa que “los dirigentes sindicales tenemos la obligación de estar presentes. Este no es un problema de un grupo de personas. Tenemos familias y estamos pagando con deuda la educación de nuestros hijos. Y todos los trabajadores tienen que participar porque el futuro de este país son nuestros hijos.”
Desde el corazón de la crisis educacional, Bryan Sieveking, vocero de la Universidad de Valparaíso, Campus Santiago, manifiesta que “nuestra universidad es una de las más pobres del sistema tradicional. Recibimos poquísimos aportes estatales. La Universidad de Valparaíso tiene una sede en Santiago donde luego de tres años de permanecer en la Estación Mapocho, nos embargaron y carecíamos hasta de salas. Terminamos en un liceo que luego quebró. Todos los días vivimos el drama de la educación. Tenemos problemas de infraestructura, con los pagos; la universidad está endeudada a largo plazo en más de $ 20 mil millones de pesos (US$ 42 millones de dólares). Y Lavín no es un interlocutor válido.”
La oportunidad política ante el duopolio derecha-Concertación
Tal como fundamentara quien suscribe esta crónica el 16 de junio en http://www.kaosenlared.net/noticia/chile-muerte-politica-ministro-joaquin-lavin, efectivamente, la desaparición formal de Joaquín Lavín de la cartera de Educación, lejos de distraer las demandas esenciales del movimiento histórico que transcurre en Chile, fortalece la confianza de las fuerzas sociales y el movimiento real en lucha por la recuperación de la educación pública y el cuestionamiento anticapitalista de una enseñanza convertida en mercancía por la dictadura de Pinochet y luego por las administraciones concertacionistas. El movimiento precisa de victorias para consolidar y ampliar sus dimensiones, por un lado, y la caída legal de Joaquín Lavín golpearía desde abajo y casi fatalmente al mal gobierno, por otro.
¿Pero qué ocurre? El tiempo apremia. Desde una perspectiva neutral, la dirección del Partido Comunista ha intentado capitalizar un movimiento que supera sus capacidades y lo sorprende en plena incorporación a la Concertación. Sin embargo, la lucha de clases funciona de manera determinante en las instituciones y sus tácticas. Unos podrán afirmar que el PC está obrando como cabeza de playa de una Concertación demasiado desprestigiada entre los trabajadores y el pueblo, más todavía ante una crisis disociadora entre el Estado y la sociedad civil. Es decir, que el PC estaría haciendo “el trabajo sucio”, intentando ofrecer conducción funcional sistémicamente a un movimiento que está lejos de reconocerlo como tal, pero que pese a ello, tiene un puñado de dirigentes que aparecen en los medios, al comienzo de modo más vacilante que hoy, pero, al menos aparentemente, cada vez más rupturista.
¿Qué podría pasar en el PC? Que ante el resurgimiento del movimiento social y un alza visible en la lucha de clases, al interior de la tienda de Gladys Marín comiencen a pujar sectores intermedios y de base para obligar a sus territorios más pro concertacionistas a modificar la política que ha llevado en los últimos tiempos, y a observar con mejores ojos la oportunidad de terciar en el duopolio partidocrático matizado de los intereses del capital en las futuras elecciones presidenciales de 2013. Pero como el PC solo no alcanza y su política tradicional siempre es con aliados, debería dar una nueva vuelta de tuerca y hacerse cargo de las fuerzas concretas, sociales y políticas, descreídas de la casta política dominante. Esto es, mirar hacia abajo y a la izquierda. De más está decir que dada las relaciones de fuerzas a escala mundial, sub continental y nacional, el Partido Comunista es una institución preciosa para todos aquellos que quieren cambiar la vida y comprenden que las reformas atadas genéticamente al objetivo estratégico y a largo plazo del socialismo, no se contradicen en modo alguno con la emancipación histórica de los intereses de los trabajadores y el pueblo. Las reformas no posibilistas, sino como parte dinámica de un proceso de acumulación de fuerzas, liberación y promoción de la organización popular, corresponden a una realidad objetiva en todos los desarrollos revolucionarios del mundo. Cuando los intereses de las grandes mayorías están en juego, el sectarismo se destruye obligado por la realidad, la práctica, la vocación de poder y la necesidad.
Sin embargo, resulta urgente que, por otro costado, el movimiento social y las agrupaciones no pertenecientes a la órbita del PC, que comprenden la diferencia entre el enemigo principal (el capital financiero, la acumulación por despojo, la sobreexplotación humana, el patriarcado), los adversarios, los compañeros de ruta, las combinaciones tácticas y las alianzas instrumentales, sean rápidamente capaces de amalgamarse en un solo bloque que cobre estatura y visibilidad, capacidad de dirección y construcción de proyecto político que ofrezca gobernabilidad, credibilidad y seguridad mediante un programa de acuerdo a las relaciones concretas de fuerzas, sin perder jamás de vista el objetivo del socialismo anticapitalista. Pero ello no es suficiente. También ese bloque o nueva fuerza, permeada por el actual estado de conciencia de las mayorías, debe tener la inteligencia y competencias tácticas para establecer alianzas amplias. Salvo aquellos que opten por la lucha guerrillera hoy en Chile, la participación en las elecciones generales, incluso en el marco de una democracia burguesa extraordinariamente restrictiva y puramente formal –y, por tanto, desde la rebeldía y los revolucionarios, siempre entendida de manera subordinada y bajo control popular-, es una oportunidad táctica que han seguido todos los que hoy son gobiernos de inspiración popular de América Latina. Y para ello se necesitan más fuerzas que antes del golpe de Estado de 1973.
Ese bloque o nueva fuerza no sólo debe sintetizarse en un programa de recuperación de derechos básicos conculcados; aumento sustantivo a los impuestos del gran capital; regulación con mano de hierro del capital financiero (como, por ejemplo, terminar con la autonomía del Banco Central, contar con un verdadero banco del Estado que esté al servicio del desarrollo y bienestar de las grandes mayorías, coto a la industria de la deuda); incremento general de salarios; recuperación de la soberanía de los recursos naturales camino a la industrialización; reemplazo del Código del Trabajo; un notable sector de la economía y de los precios de las mercancías esenciales bajo regulación central y democrática de la población, etc., etc.
Desde el seno del nuevo bloque y conforme a los modos del movimiento concreto, se determinarán criterios mínimos y básicos de convivencia y organización. Tal vez el “caracazo” o la “guerra del agua” que llevarían años después a Hugo Chávez y a Evo Morales al gobierno, en Chile sea la lucha por la recuperación pública y los derechos sociales arrebatados por la violencia estatal y la agenda del ultraliberalismo. Y tal vez el Partido Comunista vuelva su mirada abajo y a la izquierda y se tope con una fuerza potencialmente aliada para el actual período, pero no ya como vagón de cola de su legítima vocación de hegemonía, sino con un sujeto y armadura política y social de igual o superior tonelaje.
Aunque no se vuelva realidad la tesis respecto del PC arriba trazada, invariablemente el bloque unitario distinto y regido por los intereses de los trabajadores y el pueblo es la orden del día.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Codicia y oportunismo

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

El Senador y ex Canciller Nacional, Tito Abdón Saguier, anunció este fin de semana su candidatura presidencial para el 2013, agravando las fracturas que aquejan al co-gobernante Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), incapaz de reducir las disputas de otros tres postulantes, y de algunos más que asoman igual ambición.

Hace tres años, enseguida de ganar las elecciones presidenciales Fernando Lugo, el ex mandatario Luis González Macchi, en amplia entrevista a un diario asunceno, afirmó que vislumbraba enormes dificultades para el nuevo gobierno, debido a la presencia del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

Principal fuerza electoral de la alianza ganadora, el PLRA “es una familia partidaria incoherente, con la cual es sumamente difícil hacer política en equipo”, fue la opinión de González Macchi, personaje pintoresco para algunos, y de efecto nefasto para el país, según otros, que exhiben un pésimo balance de sus tres años de Presidente.

González llegó a la Jefatura del Estado por carambola, porque entonces ocupaba la presidencia del Senado como resultado de las diversas transas que ha sabido tejer, desde hace más de un siglo, la cúpula del Partido Colorado, con buena dosis de complicidad liberal.

En marzo de 1999, fue asesinado el Vicepresidente Luis María Argaña y se produjo una reacción popular en defensa de la democracia, para detener un intento de Golpe de Estado que, a juicio de distintos sectores, encabezaba el General retirado Lino Oviedo, a pesar de que él había sido factor decisivo para que el Ingeniero Raúl Cubas Grau, ganara las elecciones. Todos de extracción colorada.

El problema era que el ambicioso militar, cabecilla del disidente Partido Unace, simplemente había utilizado la buena imagen pública y empresarial de Cuba, ocultando su plan, típicamente castrense, de someterlo de inmediato para copar el poder, intención que rechazaba Argaña y el grueso de la población, deseosa de consolidar un sistema democrático, a sólo una década del desplazamiento del General Alfredo Strossner, tras 35 años de absolutismo.

Francotiradores, adheridos al putch, parapetados en edificios aledaños al Congreso, en pleno centro de Asunción, asesinaron esa mañana a ocho manifestantes y miles de personas se lanzaron a las calles, forzando la renuncia de Cubas y la fuga de Oviedo a la Argentina, bajo el manto del impresentable Carlos Menem.

La crisis se superó con la designación de González Macchi al frente del Ejecutivo, un político conservador, conocido libertino social e hijo de uno de los más próximos colaboradores de Strossner, cuya amplia experiencia parlamentaria hace atendible su opinión acerca de la incoherencia que caracteriza al PLRA, corroborada por la conducta que ofrece esa familia política desde que Lugo preside el Gobierno.

Es la única fuerza que no ha entendido el proceso de cambios, nos comentó un Embajador de la región y, objetivamente, los liberales, que llegaron a las elecciones del 2008 con un enorme desgaste orgánico, y el triunfo les dió una oportunidad histórica para consagrarse como la alternativa para el 2013, aparecen como rifando esa ocasión, a causa de su resquebrajamiento interno y la carencia de propuestas y obras que conciten el interés de la ciudadanía.

Aparte de ocupar la Vicepresidencia, desde el primer gabinete de Lugo, formado el 15 de agosto del 2008, los liberales están al frente de varios ministerios, sin que sus representantes hayan logrado prestigiar al partido con su gestión, claramente volcada a congraciarse con los sectores de la opulencia financiera, en un país con el 40 por ciento de la población marginada y una altísima economía sumergida.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería continúa entre sus manos, sin aportar ningún alivio a las 300 mil familias sin tierra, ni proponer una simple programación de la producción que ayude a cierta sustentabilidad alimentaria, pero sí aporta fuerte respaldo y facilidades administrativas a las transnacionales transgénicas.

Algo similar ocurre con Industria y Comercio, incapaz de presentar un proyecto propio de industrialización, que estimule el desarrollo social y cree fuentes de trabajo, aunque impulsa media docena de carpetas de consorcios extranjeros.

Tampoco figura en su agenda un control de precios y calidad, para frenar la liberticida política comercial supermercadista, principal factor del encarecimiento de la canasta familiar, aunque el Banco Central lo niegue y hable irracional, e irresponsablemente, de deflación de -0,6 %.

El recién destituido titular de Obras Públicas y Comunicaciones, Efraín Alegre, fue el liberal que mejor imagen había logrado en el Gobierno de Lugo, en base al lanzamiento de varios proyectos de puentes y carreteras, con vastísima cobertura mediática, pero en un corto lapso cometió tres errores que están empañando su pretensión presidencialista y de encabezar el partido.

Primero, se ha comenzado a verificar que buena parte de sus emprendimientos se lanzaron pero no prosiguieron, lo cual genera decepción, y desprestigio personal, 2) apresurado por su ambición de poder, había comenzado a utilizar tiempo y recursos del Ministro en actividades partidarias y 3) entró en campaña pública contra la línea reeleccionista que impulsan algunos sectores allegados a Lugo, generando creciente malestar en el seno del gabinete de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC).

Dirigentes progresistas y de izquierda, que integran el Frente Guasu, sostienen que la conducta de Alegre se alejaba del programa del Gobierno, con su persistencia por privatizar los aeropuertos y las más importantes rutas nacionales, operando igual que los otros Ministros liberales en beneficio de los grupos empresariales paraguayos y extranjeros que, con poca diferencia, son casi los mismos que desde hace varias décadas, explotan sin límites los recursos naturales y la mano de obra del país.

A la vez, el grueso de los miembros del Frente no duda en sindicar como el representante del PLRA más negativo para el proceso de cambios, al Vicepresidente Federico Franco, calificado de conspirador por varios referentes de las organizaciones campesinas y de los movimientos sociales.

Franco ha encabezado reiteradas campañas de la derecha política para someter a juicio político a Lugo y para oponerse a la ampliación del MERCOSUR con el ingreso de Venezuela que, en la región, sólo rechaza el deslucido Congreso paraguayo, y también está en contra de la entrada de Paraguay como miembro de pleno derecho de la Unión de Naciones de Suramérica (UNASUR).

El Vicepresidente es uno de la media docena de jerarcas liberales que han anunciado su pretensión de encabezar la candidatura del partido para Presidente de la República en las elecciones de abril del 2013, con lo cual agrava el cisma interno, con cinco o seis fracciones enfrentadas, fruto del abultado número de aspirantes a comandantes.

Esa situación, sin dudas, perjudica notoriamente la estabilidad del país, al Gobierno de Lugo y al mismo proceso de cambios, coincidiendo con fuertes roces en el seno del Frente Guasu, debido a las diferencias internas en la concepción de la campaña a favor de una enmienda constitucional, que permita la reelección que, en sólo tres semanas, reunió 100 mil 620 firmas.

En la noche más fría del año, el lunes 27, y con una concentración cercana a las 20 mil personas en la Plaza de la Democracia, decenas de biblioratos fueron entregados al Presidente del Congreso, para que inicie el estudio de factibilidad, cuya respuesta tiene plazo hasta el 04 de agosto, aunque con escasas perspectivas de aceptación, según la mayoría de los sondeos de opinión.

Toda esa confusión que caracteriza a las dos fuerzas mayores de la Alianza para el Cambio, y que salvo una oportuna y determinante intervención de Lugo, puede terminar en turbulencias, aún no arroja la rentabilidad a favor del Partido Colorado que era de esperar.

Probablemente es fruto de su fraccionamiento y del desprestigio y pobreza mental de sus cúpulas, duchas en las trampas de la politiquería, como la que hacen ahora, oponiéndose a la enmienda constitucional, que fue su bandera de lucha hace apenas cinco años, cuando pretendían la reelección de Nicanor Duarte Frutos.

Muy golpeado con la pérdida del gobierno hace tres años, pero algo recuperado por una fuerte inversión de dinero del empresario y su actual patrón, Horacio Cartes, calificado de narcotraficante por Oviedo y otros dirigentes, el mayor partido de Paraguay, tiene muchas dificultades para consolidarse como alternativa para el 2013.

Analistas de diversos horizontes, han coincidido muchas veces en señalar que entre los dos grandes partidos del país hay una sola y casi única diferencia.

Por un lado, los colorados se pelean en reiteradas circunstancias, pero siempre terminan abrazados, porque su objetivo es mantener el poder y la disputa por cargos es la causa de sus enojos, tradición que continúa, pero que nada asegura que pueda mantener su impunidad en el nuevo tiempo político y social que vive Paraguay.

En cambio, los liberales se pelean siempre y rara vez coinciden en un mismo objetivo y, aunque también cultivan la pelea por los cargos, dan la impresión a la ciudadanía que prefieren la comodidad de jugar de suplentes.

Una excepción fue la conformación de la APC, junto con un inmenso abanico de fuerzas populares y de izquierda, que permitió derrotar a los colorados que llevaban setenta años de poder absoluto, pero esa unidad liberal duró hasta que Federico Franco comenzó a dar la espalda a su propio partido, sumándose a cuanto intento ha existido para derrocar a Lugo, y ocupar legalmente su puesto, sin importarle la legitimidad popular que carece, y que sólo el pueblo soberano otorga.

Durante la inauguración de una fábrica de industrialización de la miel, este fin de semana, Lugo fustigó duramente a las dirigencias partidarias sin excepción, al decir que “el país no les interesa, su único interés es el partido, el movimiento, la organización”, dando respuesta a la interrogante que planea en Paraguay acerca de su intención de aspirar a la reelección.

Frente a una masiva campaña de prensa, que lleva meses, acusándolo de “imitar el totalitarismo de Chávez y a su socialismo del Siglo XXI”, Lugo ha declarado en diversas oportunidades que no le interesa la reelección, pero que no se opone a quienes se lo piden, porque es un derecho democrático.

En uso de su experiencia del púlpito, dice pausadamente que su futuro depende de la voluntad popular, lo cual es interpretado por muchos, como su deseo de continuar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El “modelo económico” en el debate electoral

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Son dos economistas los candidatos a vice en las formulas presidenciales que encabezan las encuestas hacia las elecciones de renovación presidencial de la Argentina en octubre del 2011.

Amado Boudou, el actual Ministro de Economía acompaña a Cristina Fernández, la actual mandataria en la fórmula del oficialismo. Javier González Fraga hace lo propio con Ricardo Alfonsín, el candidato de la oposición mejor posicionado a la fecha. Una primera discusión, basada en los antecedentes de ambos candidatos es interrogar sobre cuán lejana es la concepción del desarrollo económico que ambos sustentan. El Ministro se formó en la liberal CEMA, centro de enseñanza del “mainstream” de los 90´ y militó en la agrupación de la derecha universitaria vinculada al clan Alsogaray. El segundo del radical Alfonsín fue presidente del BCRA en tiempos de Menem. Ambos muestran antecedentes que los asocian a la lógica capitalista, que ahora, en tiempos de crisis, se manifiesta como política económica donde predomina la intervención estatal.

Conviene señalar, también, que la política económica de estos tiempos no parece llevar el nombre del titular de la cartera económica, tal como ocurrió con los emblemáticos Martínez de Hoz (1976-1981) en tiempos de la dictadura genocida, o con Cavallo durante la convertibilidad del menemismo (1991-96) , o la gestión De la Rúa (2001). Bajo la presidencia de Néstor Kirchner y aún en vida durante la gestión de Cristina Fernández se aludía al timón económico en manos del ex presidente. Todo indica que en el próximo periodo, las decisiones seguirán en manos de quien ejerza la titularidad del poder ejecutivo.

El “modelo” es defendido en cada acto oficial, tal como ocurrió el viernes 1 de Julio pasado en el cierre de las Jornadas Monetarias y Bancarias 2011, organizadas todos los años por el BCRA. Desde la oposición sistémica es poco lo que se conoce en materia de política económica, más allá de algunas posiciones relativas al manejo del tipo de cambio o a las retenciones. No es que sean temas menores, pero las modificaciones que se sugieren en el debate cotidiano no modifican esencialmente la estructura productiva y de relaciones sociales que definen el funcionamiento del capitalismo en el país. Nuevas devaluaciones fortalecerán una distribución regresiva del ingreso, del mismo modo que lo haría la eliminación o reducción de las retenciones a las exportaciones de productos primarios; a afectarían las cuentas fiscales retrayendo el gasto social si es que se privilegian los cumplimientos de compromisos de la deuda pública. Lo que pretendemos señalar es que el funcionamiento esencial del modelo productivo o de desarrollo no está en discusión, por lo menos entre las dos fórmulas presidenciales que encabezan las preferencias, siempre según las consultoras de opinión.

El “modelo”

El crecimiento y la distribución del ingreso son los ejes del “modelo” en Argentina, según sostuvo Cristina Fernández en su alocución en las Jornadas del BCRA, al decir que “No se puede crecer en forma sostenida si se profundiza la desigualdad” (1), siendo ambos aspectos, la evolución cuantitativa de la economía, como los indicadores de igualdad o desigualdad, un problema difícil de evaluar ante la ausencia de estadísticas creíbles. En rigor, la evaluación resulta de intuiciones y valoraciones conceptuales sobre el rumbo de la política y la economía.

El interrogante remite a la economía que viene, aunque resulta previsible imaginar pocos cambios en la orientación de la política del gobierno si continúa el FpV, y en nuestra hipótesis, también si hubiera sorpresa con Alfonsín (no pareciera). Afirmamos una tendencia a la continuidad, de cara a los recurrentes balances realizados por el sentido de la gestión iniciada en mayo del 2003. Así surge del balance realizado por la Presidenta en las Jornadas del BCRA y en cuanto evento nacional o mundial participa. No es distinta la actitud de Boudou.

Veamos por donde pasa el “modelo”. No existe discusión sobre las principales ramas de la producción que explican el crecimiento, asentado principalmente en la industria automotriz, la construcción y la inserción internacional como país exportador de materias primas, especialmente soja y productos de la mega minería a cielo abierto. Como siempre hemos sostenido, la discusión debiera transitar sobre ese modelo productivo, recientemente sostenido por las autoridades en la reunión de Ministros de agricultura del G20 en París (Junio del 2011) y en la cumbre del Mercosur realizada en el Paraguay (Junio 2011), donde Boudou estrenó su candidatura ante la ausencia de la Presidenta. La llegada a la titularidad de la FAO de un brasileño, José Graziano Da Silva, ex Ministro de Lula y responsable del programa “hambre cero”, con apoyo argentino, nos confirma la orientación de un rumbo en la defensa y promoción de la sojización a futuro, mal que les pese a los pueblos fumigados, a los agricultores familiares, o a los pueblos originarios. Es una tendencia estructural del desarrollo, no solo para la Argentina, sino para los países del Mercosur.

El tema de la desigualdad se las trae, más allá de la credibilidad o no en las cifras, ya que esa parece ser la política adoptada en toda la región latinoamericana.

Según informa la CEPAL, en su Panorama social de América Latina y el Caribe, con datos hasta el 2010, comentado en un interesante artículo sobre la política de transferencia de renta del gobierno Lula y comparativo con un panel de 12 países de la región, escrito por Reinaldo Gonzalvez (2), en todos los países de América Latina disminuye la desigualdad con relación a la crisis de principio de siglo, encabezando el ranking, Venezuela, Perú y Brasil. Es curioso, pues simplificando la orientación gubernamental, nos encontramos con 3 gobiernos diferenciados en sus orientaciones de izquierda, de derecha y de centro izquierda, con lo cual, producto de lo ocurrido en las dos décadas previas, los 80´ y los 90´de empobrecimiento y conflictividad, todos los países aplican políticas sociales compensatorias, cuyos volúmenes de inversión apenas requieren de medio punto o menos del PBI, salvo Ecuador que supera el 1%. (Ver Cuadro I)

Una de las 10 conclusiones del articulista señala que “el imperativo de la gobernabilidad y la perpetuación en el poder son los determinantes principales de las políticas redistributivas en la región, independiente del modelo económico-político vigente en cada país; o sea, las políticas redistributivas son funcionales en la lucha por el poder político”. (3) Nada indica, a la luz de estas consideraciones, cambios sustanciales en las políticas sociales de carácter compensatorio, sea quien sea el que gobierne, claro que sí, podría haber modificaciones en la gestión del conflicto, tal como puede anticiparse con el desalojo de los docentes santacruceños en la protesta frente al Ministerio de Trabajo de la Nación.
Fuente: Reinaldo Gonzalvez, “Reducción de la desigualdad en el gobierno Lula, análisis comparativo, 20 Junio 2011”, con datos de Cepal, en Panorama Social de América Latina y Caribe, 2010.
Pese a las políticas redistributivas, la región latinoamericana y caribeña, en donde se inserta nuestro país, sigue siendo un territorio de desigualdad importante, y según el PNUD (4), entre los 5 países más desiguales del mundo figuran 4 latinoamericanos, Colombia, Bolivia, Brasil y Honduras. El país extra regional es Sudáfrica.
Para pensar y discutir

Insistamos en el tema de la credibilidad sobre las estadísticas nacionales, las que asume en pleno la CEPAL. Pero, más allá de los datos, lo que no aparece en la discusión electoral, por lo menos en las dos fórmulas presidenciales que encabezan las encuestas, y que son secundadas por economistas con antecedentes “liberales”, es la estructura del funcionamiento del capitalismo local.

La asignatura pendiente es el debate sobre el modelo productivo y a partir de él organizar la distribución equitativa del ingreso. Hace falta discutir qué, cómo y para quién producir, base material de una estrategia de desarrollo a compartir con otros países en la región, generando una integración para la satisfacción de las necesidades populares. Ello supone la promoción de la soberanía alimentaria, energética, ambiental y financiera, constituyendo un rumbo de autonomía de las causales de la crisis capitalista.

¿Se puede intentar un rumbo autónomo del capitalismo en crisis? Es evidente que resulta compleja la respuesta desde la soledad de un país. Es un interrogante a resolver en forma compartida con otros países en la región, y requiere una fuerte convicción y voluntad política de un sujeto colectivo nacional y regional.

El problema es la ausencia o límites de la institucionalidad vigente para esa discusión. La Unasur o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, contienen en su seno proyectos de desarrollo no convergentes, donde conviven objetivos favorables y críticos a la concepción del “libre comercio”. Resulta auspiciosa la ausencia de EEUU en esta nueva institucionalidad regional, aun cuando el proyecto liberalizador por este sustentado sea parte de las convicciones de algunos actores de esa nueva institucionalidad.

En el camino de la gesta del bicentenario por la independencia y la emancipación de nuestramérica, renovar el objetivo, o si se quiere, el mito de la revolución, asume un desafío concreto de la imaginación para materializar otro mundo posible.

Notas:
1) http://www.presidencia.gov.ar (Consultado el 2/07/11).
2) Reinaldo Gonzalvez, “Reducción de la desigualdad en el gobierno Lula, análisis comparativo, 20 Junio 2011”, con datos de Cepal, en Panorama Social de América Latina y Caribe, 2010.
3) Traducción de JCG, que en versión original dice: “o imperativo da governabilidade e a perpetuação no poder são os determinantes principais das políticas redistributivas na região, independente do modelo econômico-político vigente em cada país; ou seja, as políticas redistributivas são funcionais na luta pelo poder político”.
4) Citado por Reinaldo Gonzalvez en el artículo mencionado.

Julio C. Gambina es Doctor en Ciencias Sociales de la UBA. Profesor de Economía Política en la Facultad de Derecho de la UNR. Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP. Miembro del Comité Directivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: El crimen de la deuda externa

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

En Este dialogo Néstor Forero nos cuenta su experiencia como auditor judicial de la deuda externa argentina nombrado en diciembre de 2009. "Lo que vi es una sucesión de actos totalmente ilícitos, ilegales, que comienzan en 1976 y permanecen hasta el día de hoy", subraya el autor de “El crimen de la deuda externa”.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Pusieron al zorro a cuidar el gallinero

Carlos Chile (ACTA)

Hace algunos meses, por allí por los primeros días de diciembre, más de 13.333 personas con problemas habitacionales ocupaban el Parque Indoamericano. Los datos se desprenden del censo dado a conocer por Alicia Kirchner. Según ese mismo informe el 95% viven en Villas de la Capital Federal (Lugano, Bajo Flores, Pompeya, Villa Oculta, Los Piletones).

Es bueno recordar este dato, como así mismo que en aquel triste episodio fueron asesinados cuatro compañeros que aún esperan justicia.

El episodio del Indoamericano puso en el centro de la agenda política el drama de la pobreza y el abandono de millones que no tienen dónde vivir.

Aún no era público, aunque sí una verdad a voces, que con recursos destinados a la vivienda algunos compraban fichas en el casino flotante o invertían en Ferraris, aviones y yates, y que en aquel episodio ocuparon grupos armados para sembrar el terror y dejar un número nunca aclarado de heridos de bala según testimonio de los vecinos, de los cuales se hiciera eco la prensa de nuestro país.

Pero no sólo hubieron muertos y heridos. La operación política era mucho más profunda y hoy la realidad nos la va develando.

Desde la CTA denunciamos por aquellos días la imagen que nos recordaba un campo de refugiados de alguna guerra tribal de algún remoto país de África; el aspecto era el de una zona rodeada de uniformes verde-oliva con fusiles ametralladoras de asalto ligero. Irrumpía la Gendarmería en la Capital Federal, venían a restablecer el orden.

Paradójicamente el gobierno nacional a partir de este hecho decidió constituir el Ministerio de Seguridad. Cualquiera hubiese pensado que frente a una crisis habitacional, que golpea a los argentinos a lo largo y ancho del país (villas en las terminales ferroviarias de Mendoza o también para muestra el asentamiento del Escondido en Ushuaia), la resolución debería ser la de constituir el Ministerio de Vivienda. Para el gobierno la solución a la falta de vivienda es un problema de seguridad. Es tragicómico.

Ese se constituía en el primer paso para consolidar una política que no tiene nada de creatividad, muy por el contrario, nos confirma un doble discurso en torno al tema de los derechos humanos. En la década de los 80, cuando la política hemisférica de los Estados Unidos verificaba que el exterminio del Plan Cóndor había fracasado, frente a la resistencia heroica de millones en este continente, apareció la teoría de Kissinger que se conoció por estos pagos como el Documento Santa Fe I, que luego tuviera continuidad en cuatro versiones renovadas; dicho Documento reemplazaba los exterminios masivos y la ola dictatorial sembrada por América Latina por la teoría de los conflictos de baja intensidad enmarcado en democracias restringidas o formales.

La Ministra Garré no desconoce esta teoría y sus alcances, lo que es más, podríamos hoy decir que es un cuadro político de su aplicación.

El concepto de seguridad y la militarización como herramienta para perpetuar un modelo

Caída la dictadura nuestro pueblo celebraba como una conquista la legislación que prohibía a fuerzas de seguridad militarizadas actuar en el marco de la vida social de nuestro país. Se establecía que dichas Fuerzas estaban constituidas para preservar la soberanía en tareas de frontera, vale recordar también que estas fuerzas actuaron durante la dictadura en complicidad con fuerzas operativas para perpetrar tareas de terrorismo de Estado.

Todas las estadísticas prueban que tanto Gendarmería como Prefectura han fracasado en las tareas que se les encomendara, no sólo porque ha crecido en forma exponencial el tráfico de drogas en nuestro país, acompañado por la descomposición de dichos cuerpos, que en vez de combatir este flagelo en la mayoría de los casos aparecen hombres de la Fuerza como actores principales del tráfico y comercialización.

El primer concepto que queremos discutir con la Ministra es el concepto de seguridad. Para nosotros la seguridad es parte de un sistema de garantías de derechos. Para la Ministra la seguridad es más represión y mayor inversión en destacamentos y equipamientos para reprimir.

Nosotros hermanamos el problema de la seguridad con el concepto de la salud. No se resuelve el problema de la salud construyendo hospitales, se resuelve evitando que nuestro pueblo se enferme. Esto significa garantizar alimentación y condiciones de vida, que prevengan las enfermedades. Cuando una persona llega al hospital es porque el sistema de salud ya ha fracasado; de la misma forma cuando hay que construir aparatos militarizados para la seguridad es porque ya la seguridad ha fracasado. Y estos problemas no se resuelve ni con más hospitales ni con más fierros.

Pero volvamos al fracaso de las Fuerzas represivas que hoy nos quieren vender como capaces de garantizar seguridad:

Lo primero que hay que decir es que son Fuerzas que han fracasado en la tarea de combatir el narcotráfico. La pregunta es: si fueron incapaces de impedir que la droga llegara a las grandes ciudades, muchas veces transportada por ellos mismos, ¿por qué ahora habrían de impedir que circule en la ciudad?

Y queremos ejemplificar lo que decimos:

* El 9/10/2009 un ex jefe de Gendarmería reconocido como el Zar de la cocaína, comandante de un área de Inteligencia, fue detenido con 787 kilos de cocaína en Apolinario Saravia, provincia de Salta.

* El 18/12/201 700 kilos de cocaína son secuestrados a la vera de una pista clandestina en Estanislao del Campo (Formosa) donde funcionan cientos de pistas clandestinas y donde se reconocen vuelos a diario de avionetas, que dejan caer su mortal carga en nuestro territorio, territorio que no puede garantizar una radarización que termine con este verdadero festival del tráfico.

* El 28/05/2011 un jefe policial de la Seccional frontera de Inteligencia contra narcóticos es detenido con 52 kilos de cocaína que transportaba desde Tartagal.

* El 21/06/2011 dos suboficiales de Gendarmería son detenidos cuando transportaban 145 kilos de marihuana al centro de Misiones.

* El 21/06/2911 dos gendarmes son detenidos en Aguaray (Salta) cuando transportaban 966 kilos de cocaína con destino al Conurbano bonaerense.

* El 1/07/2011 un director penitenciario fue detenido en Puerto Rico (Misiones) cuando transportaban 2.300 kilos de marihuana en vehículos de la Fuerza con destino a Buenos Aires.

* Hace unos días 6 gendarmes con asiento en Buenos Aires fueron detenidos como parte de una red de narcotráfico.

Estos datos se pueden encontrar en Internet en el archivo de diarios con tiraje nacional de esta Capital.

No es noticia el maridaje existente entre tráfico y Fuerzas de frontera, ¿son estos quienes van a garantizar la seguridad en Capital Federal?

Por supuesto la militarización de la Capital no contempla ni Belgrano ni Recoleta. Está pensada para el Cordón Sur donde se hacina la indigencia y la pobreza que no se enteró que la Argentina crece, donde no hay escuelas, donde faltan salud, donde el Estado no llega.

Lamentable imagen nos devuelve señora Ministra. Quisiera recordarle a usted el poema de Bertolt Brecht, el monstruo que usted está construyendo sólo debilita nuestra institucionalidad y pone en riesgo los esfuerzos de millones que han peleado y dado su vida por esta democracia, insuficiente, tutelada, formal, pero que sienta un piso para seguir peleando.

Su cinturón de seguridad nos recuerda la idea del ghetto, utilice usted los recursos de este pueblo para construir seguridad antes de que sea demasiado tarde.

Carlos Chile es Secretario General de la CTA Capital.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Presentación ante el ANMAT: Denuncian publicidades engañosas en medicamentos de venta libre con daños para la salud

AAPM - ACTA

El Instituto de Políticas de Salud de la Asociación Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina (IPS-AAPM) realizó un informe sobre la "publicidad engañosa en medicamentos de venta libre con el ocultamiento de daños colaterales para la salud". Asimismo presentó ante la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), la exigencia de suspensión de dichas acciones de marketing de la industria farmacéutica.

La presentación se basa en que "no respetan el derecho a la información sin considerar las consecuencias en la salud de la población y también violan diversas normativas vigentes" e "insiste en la necesidad de un monitoreo previo y no posterior sobre las estrategias farmacéuticas de publicidad que pueden resultar tardío o superfluo ante el cuidado de la salud colectiva".

Entre el listado de publicidades de medicamentos analizados se encuentran Aspirineta, Ibupirac (Pzifer), Anaflex, Desenfriol, Aleve, Actron, Refrianex, Cefalex Dexibuprofeno, Stomacine (Omeprazol), BagoHepat y Bronquisedan, son algunos de los productos medicinales publicitados en venta libre con insistencia desde hace varios meses, sin advertencia de los efectos adversos al público destinatario del mensaje.

El Informe del IPS-AAPM "observa con preocupación el incremento de publicidades de medicamentos de venta libre, a través de los canales de televisión abiertos, las señales de cable, los medios audiovisuales y la publicidad estática de carteleras en la vía pública y en las estaciones de subterráneo, en momentos en que la propia ANMAT anuncia la disposición 2845/11, que crea el Programa de Monitoreo y Fiscalización de Publicidad y Promoción de Productos sujetos a Vigilancias Sanitarias.

Además de la reciente disposición 2845/11, también se están infringiendo la Ley 16.463 (artículo 19), las resoluciones 20/2005 y 62/07, y las disposiciones ANMAT 4980/05 y 1631/09 que advierten sobre la necesidad de proteger “los derechos e intereses de los consumidores y de los habitantes en general.

Las resoluciones y disposiciones precedentes imponen que la ANMAT debe hacer “respetar los criterios éticos que esta Administración Nacional, en su carácter de autoridad de aplicación, establezca”, afirma la reciente disposición 2845/11".

En un estudio del Instituto de Políticas de Salud de la Asociación de Agentes de Propaganda Médica plantea como ejemplos los casos la difusión de contraindicaciones y daños a la salud de:

*"Cuando acudimos a las “precauciones” indicadas para el Desenfriol Descongestivo, advierte en mayúsculas que no puede ser utilizado con ningún otro producto que contenga paracetamol y puede originar “daño hepático” si se consume en exceso. También “recomienda” acudir a un profesional en caso de mareos, insomnio, hipertensión arterial o un agrandamiento de la próstata.

* En el caso del antiinflamatorio Aleve menciona entre los efectos adversos los trastornos gastrointestinales, cefalea, náuseas, edema periférico, tinnitus, vértigo y puede causar reacciones alérgicas en pacientes alérgicos a la aspirina. Tampoco pueden consumirlo los pacientes que hubiesen manifestado alergia al naproxeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides.

* El Actron es también un antiinflamatorio y analgésico que no debe ser consumido por pacientes con hipersensibilidad al Ibuprofeno y también produce reacciones adversas gastrointestinales y su consumo en exceso conlleva vómitos, nauseas y calambres abdominales. También se ha informado de casos de visión confusa o disminuida y de descompensaciones cardíacas e hipertensión, por lo que Bayer recomienda su consumo con “especial cuidado”. Pero la advertencia no aparece en las publicidades, sino en el prospecto y en letras diminutas.

* En los últimos tiempos los usuarios del subterráneo han sido sometidos a un bombardeo publicitario del Anaflex, analgésico y aintiinflamatorio, que entre sus reacciones adversas menciona náuseas, mareos, erupciones en la piel, dolor de garganta, hinchazón en las manos y piernas, cambios significativos en la orina, en el gusto, la visión y la audición. Además puede provocar sensación de debilidad, zumbidos en el oído y ansiedad o depresión. Demasiadas advertencias ignoradas en un aviso publicitario de 30 segundos, aunque repetido durante jornadas completas, se convierte en horas de martilleo de una marca.

* El Refrianex Antigripal es de venta libre, pero el Refrianex Compuesto es de venta bajo receta. Sin embargo, su consumo es desaconsejado entre personas con hipertiroidismo, enfermedades prostáticas, con insuficiencia renal, hepática, enfermedades cardíacas o hipertensión arterial, diabéticos y aquellos que consuman antidepresivos. Tampoco debe ser consumido por mujeres embarazadas o en período de lactancia. Y el abuso conduce al nerviosismo, insomnios o mareos.

* En cuanto al Dexibupronfeno en las contraindicaciones se menciona es prohibitivo para alérgicos e hipertensos y tampoco debe ser consumido por quienes han padecido úlcera de estómago o duodeno, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, o enfermedades de los riñones y de hígado, si se padece de edemas, a de enfermedades del corazón, o de aumento de presión arterial, además de interrumpir o alterar el ciclo de fertilidad en la mujer.

* En el caso del Bronquisedan (bromhexina) que es recomendado en una publicidad a una mujer por un médico de ficción, mientras comparten la montaña rusa de un parque de diversiones, entre las contraindicaciones se menciona que “este medicamento puede causar daño al feto” y “usted debe consultar al médico, antes de usar este medicamento si está embarazada”. También advierte que “este medicamento pasa a la lecha materna” y que entre los efectos adversos “no habituales” según el laboratorio, figuran molestias gastrointestinales, urticaria, fatiga, nauseas, diarreas, vómitos, vértigos, agitación y dolor de cabeza. Además, hay una advertencia especial para quienes sufren de úlcera gastrointestinal.

* Hasta la popular Aspirineta, que para la mayoría de la gente es un medicamento inofensivo que se puede consumir libremente y es recomendado para decenas de síntomas, desde febriles a inflamaciones, puede producir alternaciones sanguíneas e irritación gástrica.

* Se cometen infracciones a las normas vigentes con las publicidades de medicamentos de venta bajo prescripción, como ocurre con el Viagra de Pfizer y el Voltaren de Novartis. El medicamento de Novartis para la artritis, viola además la obligación -como muchos otros- que el nombre de la droga figure en el estuche con el mismo tamaño y tipografía que el de fantasía, vigente en el país desde la promulgación de la Ley de Prescripción por Nombre Genérico".

Peidro: "Es gravísimo"

"El objetivo de “convencer” y “estimular el consumo” admitidos por la ANMAT, es particularmente perjudicial en un mercado que desde la década del ´90 alienta el consumo irracional de fármacos y la automedicación, ya que en aquellos años, en que imperaba la lógica del mercado, se adoptaron desregulaciones destinadas a favorecer el mercantilismo empresario y la venta indiscriminada farmacéutica, sin consultar a los profesionales de la salud y a todos aquellos que desde siempre privilegiamos la salud pública y el uso racional del medicamento", señala Ricardo Peidro, secretario General de AAPM y secretario Adjunto de la Central de Trabajadors de la Argentina (CTA).

Y agrega: "Desde la Asociación de Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina ratificamos la necesidad de una política pública nacional para el Uso Racional de los Medicamentos en la República Argentina, donde los medicamentos por sus características propias y los graves riesgos que conlleva a la salud su mal uso sean responsabilidad exclusiva de los profesionales de salud".

A su juicio, "es gravísimo que hoy en Argentina se consuman 165.000.000 millones de fármacos inducidos por la publicidad engañosa farmacéutica y por personajes mediáticos rentados sin ninguna responsabilidad legal frente a las consecuencias sobre la salud colectiva".

Ante la reiteración de estos episodios, el Instituto de Políticas de Salud de la Asociación Agentes de Propaganda Médica insiste en la necesidad de un monitoreo previo y no posterior, que puede resultar tardío o superfluo, si partimos de la premisa contenida en los fundamentos de la disposición 2845/11: “Que en el caso específico de la publicidad o promoción de los productos sujetos a vigilancia sanitaria ese contexto involucra un proceso tendiente a convencer a prescriptores, dispensadores y usuarios de las ventajas o beneficios del producto con el objeto de estimular su consumo; representando, en consecuencia, un importante recurso de marketing en todos los eslabones de la cadena de consumo (elaboración, distribución, comercialización)”.

"Denunciamos formalmente ante el ANMAT esta situación y nos reunimos con su titular Carlos Chiale, para plantear la proliferación de publicidades de especialidades medicinales, que promocionan supuestos efectos beneficiosos a la salud y abonan la automedicación, pero ocultan los daños colaterales nocivos para la salud, cuando son ingeridas sin la prescripción y el monitoreo de un profesional de la salud. Esperamos que se tomen medidas urgentes sobre estos temas", expresó José Charreau, Secretario de Acción Social de la Asociación Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina (AAPM-CTA).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Identificaron los restos de un entrerriano desaparecido durante la última dictadura militar

UNO - INFOALTERNATIVA

Se trata de Ruperto Méndez, un entrerriano nacido en Las Cuevas, que al momento de su desaparición tenía 32 años. Según testigos fue asesinado el 29 de marzo de 1976 en la localidad bonaerense de Moreno.

El Equipo Argentino de Antropología Forense confirmó la identificación de seis personas desaparecidas durante la última dictadura, entre ellos un entrerriano de 32 años asesinado el 29 de marzo de 1976 en la localidad bonaerense de Moreno.

Se trata de Ruperto Méndez, un entrerriano nacido en Las Cuevas, departamento Diamante, que al momento de su desaparición tenía 32 años, cuyos restos habían sido exhumados en 1983 del cementerio municipal de Moreno, en la provincia de Buenos Aires, adonde fueron enterrados como NN en abril de 1976.

Los restos de Méndez se encontraban en el laboratorio del Equipo Argentino de Antropología Forense desde 1999, pero no había muestras genéticas con las cuales comparar para hacer la identificación. Su caso no estaba en los registros de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep).

En 2008, su sobrina Claudia Méndez denunció su desaparición y, en diciembre del año pasado, peritos forenses exhumaron los restos de la madre de Ruperto Méndez fallecida en 2005, para extraer muestras genéticas y cotejarlas con las que ya tenían en el laboratorio, indicó El Diario.

Méndez trabajaba en la fábrica Fiplasto, una empresa de tableros de fibra de madera, en Ramallo, era delegado gremial y militaba en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). El 29 de marzo de 1976 fue apresado en una quinta de Moreno.

Ruperto Méndez fue trasladado a la Comisaría de Moreno, pero no se sabe si llegó con vida. Sin embargo, no hay registro de que haya pasado por algún centro clandestino de detención, por lo que se presume que murió en la quinta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...