viernes, 5 de agosto de 2011

Teorías de la sucesión hegemónica

Claudio Katz (especial para ARGENPRESS.info)

Resumen

Los pronósticos de reemplazo estadounidense por Europa, omiten la subordinación político-militar del Viejo Continente. No registran las inconsistencias de la estrategia comunitaria y la escasa aptitud de las antiguas potencias coloniales para comandar el imperialismo contemporáneo. Las previsiones de liderazgo hegemónico asiático basadas en Japón fallaron por omitir la dependencia del custodio norteamericano. Las nuevas situaciones de multipolaridad no anulan la subsistencia de un ordenador del capitalismo global.

La sucesión de liderazgos ha sido un elemento de la dinámica histórica, pero no una pauta inexorable de la evolución social. La atención excluyente a ese elemento diluye las diferencias que separaron a los distintos modos de producción. Jerarquiza la “historia por arriba” y presta escasa atención a las confrontaciones sociales. La dialéctica entre condicionantes estructurales y circunstancias azarosas no es compatible con un presupuesto de invariable reemplazo hegemónico.

Es incorrecto remontar el origen del capitalismo al siglo XVI, olvidando la compatibilidad del capital comercial con distintos regímenes sociales. El capitalismo no tuvo origen mundial y se asentó en procesos de expropiación social. Es un sistema basado en el imperativo de la competencia, la maximización de la ganancia y la explotación de los asalariados.

Es necesario reconocer las diferencias que separan a los imperios que antecedieron y sucedieron al surgimiento del capitalismo. La coerción extra-económica, la conquista de territorios y el establecimiento de colonias, difieren de las formas de opresión capitalistas. El imperio pleno del capital sólo irrumpió durante el siglo XX. Recordar esta cronología es vital desarrollar comparaciones adecuadas.

Algunos teóricos del declive norteamericano asocian cada etapa de la historia contemporánea con la preeminencia de una potencia hegemónica. Estiman que los candidatos a ejercer el futuro liderazgo emergerán de un eje europeo o de un centro asiático. Pero los indicios de este recambio son muy controvertibles.

¿Reemplazo europeo?

Los autores que vislumbran al Viejo Continente como la nueva región hegemónica estiman que la formación de la Unión, la consolidación del euro y las alianzas con Rusia afianzarán esa primacía. Consideran que este escenario podría cobrar forma antes del año 2025. (1)

Otra previsión destaca que Alemania abandonará su obediencia a Washington e impondrá un perfil dominante en Europa. Afianzará su capacidad para sortear las crisis, con productividad creciente y ausencia de derroches bélicos. También señala que Estados Unidos intentará frenar este ascenso, aunque sólo ha conseguido alineamientos ocasionales y pérdida de autoridad, en un marco de escasa influencia de su aliado británico. (2)

Un diagnóstico semejante es más cauteloso. Estima que Europa saldrá airosa si logra consolidar un mercado continental, gestionando su moneda, rivalizando con el dólar, recuperando preeminencia tecnológica y reactivando su presencia militar. (3)

Pero la corroboración de estas caracterizaciones choca con la sistemática debilidad que exhibe la Unión Europea. Mantiene un persistente sometimiento a la OTAN y acompaña todas las agresiones que resuelve el Pentágono. La crisis reciente puso de relieve, además, la fragilidad económica y heterogeneidad de la Unión. Cada estado privilegió la defensa de sus propios capitalistas a costa del vecino, mediante aumentos del gasto público que deterioraron las finanzas comunitarias. Algunos países privilegiaron la continuidad de sus negocios con el Este, otros apuntalaron su actividad en África y ciertos estados jerarquizaron los acuerdos con América Latina. Esta falta de cohesión volvió a ilustrar la ausencia de un capital plenamente europeo. El grueso de las firmas se ha internacionalizado con más operaciones a nivel global que a escala continental.

El euro debió testear por primera vez su consistencia ante una gran convulsión y su sostenimiento obliga a un fuerte ajuste de las economías más frágiles. El anclaje que impuso el Banco Central con tasas de interés superiores a Estados Unidos obstaculizó la salida de la recesión.

La Unión Europea continúa una evolución imprevista. Se expande hacia el Este sin estrategias claras y busca un perfil institucional que no logra definir. Los criterios geográficos, históricos y culturales utilizados para legitimar la Comunidad, tampoco obtienen gran consenso. En comparación a la agenda imperial norteamericana, las propuestas europeas son inconsistentes. Estas limitaciones no son definitivas, pero indican una tendencia que se ratifica en cada conflicto internacional.

Probablemente esas carencias obedezcan al legado localista de una construcción continental basada en pequeños estados-naciones, que comparten cierta cultura pero no logran forjar una identidad común. Se ha creado una moneda y un área de libre-comercio, pero sin coherencia productiva y mercados de trabajo unificados.

Por estas razones el paradigma estadounidense continúa gravitando dentro de la propia Unión. Europa tuvo aptitudes para comandar el viejo colonialismo y el naciente imperialismo, pero no reúne por sí misma condiciones para liderar un estadio más global del capitalismo.

Las ventajas que mantiene Estados Unidos no provienen de la ética protestante, ni de la desregulación laboral. Esos rasgos no determinan la primacía imperial. Lo definitorio no es la superioridad militar que subrayan muchos comentaristas, sino la presencia de un estado acabadamente imperialista junto a la internacionalización de una clase dominante, más adaptada al contexto creado por la mundialización neoliberal.

Un período de mayores posibilidades de ascenso europeo quedó bloqueado con el fracaso del proyecto francés autónomo del gaullismo. Esa frustración fue seguida por consolidación del atlantismo, que generó el ingreso a la Unión del socio británico de Washington. Este desenlace reforzó a su vez la aplicación de políticas neoliberales, que tienden a destruir una arraigada cultura democrática. Ese legado mantuvo distante durante cierto período a Europa de las pautas político-sociales dictadas por Estados Unidos al resto del mundo. Pero en la actualidad esa tradición tiende a diluirse.

Las limitaciones del Viejo Continente para reemplazar la supremacía norteamericana se expresan, además, en la fragilidad de la política exterior europea y en las inconsistencias internas de la estrategia comunitaria. Hay dificultades para forjar un estado federal a escala continental y para erigir una clase dominante cohesionada, a partir de la unificación monetaria.

¿Sustitución asiática?

Los autores que localizan los desafiantes del poder norteamericano en la región asiática se apoyan en un dato incuestionable: el creciente desplazamiento económico del Atlántico hacia el Pacífico. Deducen de este viraje el surgimiento de un nuevo liderazgo imperial. Sus voceros estimaron durante la década pasada que Japón conduciría ese ascenso.

Esta evaluación se basaba en el comando nipón de un sistema de subcontratación manufacturero, compuesto por empresas integradas que externalizan sus actividades, aprovechando la baratura zonal de la fuerza de trabajo. Forjaron un modelo centrado en la exportación, la reducción de costos y la capacidad organizativo-empresaria. Se suponía que Japón transmitiría al resto de la región su esquema de productividad toyotista, inspirado en moldes patriarcales, rotaciones de equipos de trabajo y altísima disciplina laboral. (4)

Pero el predicamento que tuvo ese diagnóstico durante los años 90 decayó abruptamente al comienzo del siglo XXI. El giro hacia una localización industrial en Oriente ha quedado confirmado. Sin embargo, el nuevo desenvolvimiento asiático incluye la presencia de grandes transnacionales norteamericanas (y europeas), depende de mercados de consumo ubicados en la tríada y ha perdido el liderazgo inicial de Japón. Este último retroceso es un elemento decisivo en todos los debates sobre la sustitución hegemónica de Estados Unidos.

La incapacidad nipona para continuar su despliegue obedeció a la continuidad de un modelo exportador, que no logró complementarse con mayor centralidad del mercado interno. A lo hora de consumar un giro hacia esta nueva prioridad, salieron a flote los límites de un desarrollo históricamente asentado en la austeridad, la estrechez del poder adquisitivo y el escaso peso del gasto familiar.

El fallido viraje hacia el consumo local condujo a un largo período de estancamiento, deflación y burbujas inmobiliarias, que persiste hasta la actualidad. Las corporaciones niponas tampoco pudieron consolidar su incipiente penetración en Estados Unidos. La oleada de adquisiciones empresarias que desató tantos escándalos en los años 90 concluyó sin pena, ni gloria y confirmó las dificultades del modelo nipón para la inversión foránea en gran escala.

Todas las expectativas de sustitución del modelo norteamericano por un esquema japonés quedaron desmentidas. Cuando la potencia asiática se transformó en la segunda economía del planeta y debió batallar con Estados Unidos, no encontró ningún camino parar batir a su rival. Al cabo de varias reyertas, Japón sostuvo el dólar, revaluó el yen, limitó las exportaciones y aceptó la reorganización financiera sugerida por Washington. Los excedentes nipones solventaron incluso gran parte de la reestructuración industrial y el gasto militar norteamericano.

Este desenlace obedece a causas políticas. El viejo imperio del sol naciente emergió de la Segunda Guerra como un país ocupado, carente de personal dirigente autónomo y sometido al mandato estadounidense. Esta situación inicial de protectorado se disipó con el tiempo, pero el país nunca recuperó una gestión política totalmente propia. (5)

Japón representa un caso extremo de sometimiento a la protección militar del Pentágono. Carece de un ejército acorde a su desenvolvimiento económico y esta limitación explica la enorme debilidad del país frente a las presiones de su custodio. Es evidente que una potencia emergente no puede reemplazar el liderazgo establecido, renunciando al uso de la fuerza militar.

Este antecedente es importante a la hora de juzgar la actual irrupción de China, que es vista por los teóricos del ascenso japonés, como la nueva posibilidad de reemplazo norteamericano. (6)

Pero esa eventualidad debería superar los escollos que no logró atravesar Japón. El nuevo emergente tendría que asegurar la continuidad de un crecimiento regional coordinado, no sólo en terreno monetario, financiero e industrial, sino también en el plano político-militar. China debería sortear muchos obstáculos, antes de convertirse en la cabeza de un conjunto de potencias (Japón) y economías (Corea del Sur, Taiwán), que han dependido mucho más que Europa de la protección norteamericana. El futuro de China como hegemonista mundial depende a su vez de la compleja variedad de procesos que acompañan al ascenso de las economías intermedias.

Muchos autores reconocen estas limitaciones y postulan diagnósticos más ambiguos. Estiman que la crisis del liderazgo estadounidense coexiste con la ausencia de un reemplazante a la vista. Consideran que esta situación abre un período de creciente desobediencia y multiplicación de las fuerzas centrífugas. (7)

Pero este retrato conduce a evaluaciones contradictorias, que relativizan todas las tendencias en juego. Supone una declinación norteamericana sin reemplazante en un escenario puramente caótico, que no es compatible con el ejercicio de alguna autoridad internacional.

El problema de esta indefinición radica en olvidar que la vigencia del imperialismo presupone la subsistencia de fuerzas capaces de asegurar la reproducción global del capitalismo. Si la expansión de este sistema continúa es porque hay una estructura de dominación, que tiene un mando y despliega acciones bajo los órdenes de Estados Unidos.

Una controvertible recurrencia

Algunos teóricos de la declinación norteamericana presentan un esquema historiográfico de auges y ocasos de las potencias. Destacan que estos liderazgos emergieron al cabo de sangrientas guerras y desenlaces entre dos aspirantes a reemplazar al dominador. Al perder la batalla, ese conductor concluyó aceptando un rol de asociado menor.

Este enfoque considera que los candidatos actuales a la sucesión (de Europa o Asia) repiten la disputa que opuso en el pasado a Gran Bretaña con Francia (para sustituir a Holanda) y a Estados Unidos con Alemania (para reemplazar a Inglaterra). Esta pugna debería durar tres décadas y culminar con el desplazamiento norteamericano. Aunque también cabe la posibilidad que Washington posponga con acciones agresivas, la larga agonía que sufre desde los años sesenta. (8)

Otro argumento semejante considera que los ascensos y las declinaciones concuerdan con fases de prosperidad material y expansión financiera. Ambos procesos conformaron ciclos sistémicos de acumulación, bajo hegemonía genovesa (siglo XV-XVII), liderazgo holandés (XVI- XVIII), supremacía británica (XVIII-XIX) y conducción americana (XX). (9)

Estas teorías aportan un fundamento para el pronóstico de caída estadounidense, pero no explican por qué razón la sucesión de liderazgos constituye una pauta tan inexorable. Indican un elemento cierto de la dinámica histórica, pero que no opera como regulador de la evolución social.

El principal problema de las analogías expuestas es la omisión de las diferencias cualitativas que distinguen a cada hegemonía. Suponer que Estados Unidos seguirá la trayectoria previa de Holanda o Inglaterra requiere también postular la repetición de las confrontaciones que precedieron al surgimiento de esos imperios. Esas batallas no se han repetido desde la mitad del siglo XX. Los candidatos europeos o asiáticos al reemplazo norteamericano deberían adoptar, además, la actitud desafiante de sus antecesores y no la inclinación contemporánea a la asociación imperial.

Frente a estas dificultades, algunos autores optan por una versión atenuada de la tesis del declive. Estiman que Estados Unidos ha demostrado mayor capacidad de resistencia y ha creado una situación análoga a la larga declinación que sufrió España. Esa decadencia insumió siglos y podría repetirse, puesto que el gigante norteamericano apela también a los recursos que utilizaron Gran Bretaña, Turquía y Austria para posponer su declive. (10)

Pero la presentación de procesos tan prolongados de regresión impide cualquier análisis concreto. Si el declive se consumará en el siglo XXIII: ¿qué sentido exacto tiene su caracterización actual? Es totalmente imposible analizar el significado de cualquier fenómeno en esos términos meta-históricos. Las magnitudes cronológicas en juego desbordan cualquier posibilidad de reflexión.

Un error metodológico más significativo proviene del tratamiento indiscriminado que se le brinda a modos de producción muy diferenciados. Para comparar el rol jugado por Roma, Holanda, Gran Bretaña y Estados Unidos, hay que reconocer la distancia que separa a los regímenes esclavistas, feudales y capitalistas. La atención excluyente en el auge y la declinación de estos imperios, suele omitir la brecha abismal que mantuvieron esos regímenes sociales.

Presuponer un destino predeterminado de sucesiones hegemónicas conduce a indagar todos los acontecimientos, en clave de auge y ascenso del comando mundial. En lugar de analizar el curso real del proceso histórico, se intenta registrar el cumplimiento de una ley pendular de la inexorable pérdida de gravitación del imperialismo norteamericano. En algunos casos este diagnóstico es postulado a partir de resultados coyunturales adversos para la dominación estadounidense. Pero se olvida que estos fracasos no revirtieron el continuado liderazgo de Washington.

El ascenso y declive de las potencias no es un proceso deductivo a priori. Tampoco puede evaluarse con estimaciones de los costos y los beneficios, que una u otra situación ocasiona a cada potencia. La perdurabilidad de una hegemonía global depende de condiciones políticas y sociales cambiantes, que no siguen pautas de liderazgos sustitutos. Presuponer esa secuencia implica vislumbrar todo el proceso histórico como un eterno retorno hacia lo mismo. Esta mirada es más afín a las filosofías fatalistas, que a los análisis materialistas de las causas que conducen a cierto liderazgo imperial.

Las hegemonías de las potencias han cumplido efectivamente un importante papel geopolítico, pero siempre presentaron un carácter limitado y dependiente de las relaciones sociales de fuerza. Por esta razón, el futuro papel de Estados Unidos no puede ser deducido de un destino de ocaso. Está directamente atado a la forma en que se mantendrá o no el sostén coercitivo del capitalismo.

La controvertida noción de auge y decadencia de las potencias está concebida en función del grado de adaptabilidad, que logra cada actor a cierto contexto geopolítico. Pero esta caracterización se torna muy unilateral cuando se observa sólo el comportamiento de las clases dominantes. Lo acertado es prestar especial atención al desenvolvimiento de la lucha de clases, en un marco de cambiantes condiciones objetivas.

El enfoque de las sucesiones propone muchas evaluaciones de la “historia por arriba”, que protagonizan las potencias rivales y aporta pocas observaciones de “la historia por abajo”, que procesan los sujetos populares. Esa mirada impide notar que la simple reproducción norteamericana de la declinación genovesa, holandesa o británica choca en la actualidad con la mayor gravitación contemporánea de las resistencias sociales.

Si se jerarquiza esta última dimensión, lo más importante es el análisis de la derrota del imperialismo estadounidense y no de su declinación. Ese primer resultado no surge de un devenir intrínseco de la historia, sino que emerge de la acción política popular. Lo que pone en peligro al intervencionismo norteamericano actual es justamente ese combate, cuyo estudio debe ser privilegiado al momento de evaluar el devenir de la primera potencia.

La teoría del declive contiene ingredientes de un determinismo muy extremo. En la discusión que suscita esa metodología frecuentemente se subrayan, también, los elementos de contingencia que incluye esa concepción. Se remarca que la transición de un liderazgo a otro está signada por un período de caos, con múltiples posibilidades de desenlace. El reemplazo de Gran Bretaña por Estados Unidos a fines del siglo XIX es presentado justamente como un ejemplo de influencias aleatorias, que pospusieron una secuencia de sustitución. (11)

Pero una acertada dialéctica entre condicionantes estructurales y circunstancias azarosas no es compatible con el presupuesto del reemplazo hegemónico inexorable. La supremacía norteamericana atraviesa actualmente por una crisis, cuyo desemboque final es desconocido. No está escrito en ningún lado que concluirá con el ascenso de un contrincante o con el reciclaje del propio liderazgo, en otro contexto de asociación imperial.

Debates historiográficos

La teoría de las sucesiones hegemónicas postula que las primeras conducciones se remontan a la formación del capitalismo como un sistema internacional en el siglo XVI. Algunos autores consideran que el imperialismo acumula también cinco centurias de existencia. Transitó por una etapa inicial de pillaje, un período posterior de supremacía comercial y una fase subsiguiente de liderazgo industrial-financiero. La reproducción global del capital no es vista como un estadio, sino un dato permanente del sistema desde sus orígenes. (12)

Otras interpretaciones atribuyen las hegemonías imperiales inauguradas en esa época, a distintas combinaciones de lógica territorial (supremacía militar y control geopolítico) y lógica económica (manejo de los recursos escasos). El predominio de las ciudades italianas (Venecia, Florencia, Génova y Milán entre 1340 y1560) es explicado por el comercio de larga distancia, en complementariedad con el territorialismo ibérico. El liderazgo holandés (1560-1780) es presentado como una primacía de redes financiero-comerciales cosmopolitas actuando con sustento militar propio. El ciclo británico (1740-1930) es caracterizado por la implantación de colonos y un control de mares, que permitió imponer la primacía del libre-comercio y el patrón oro.

Finalmente el largo período americano (1870-2000?) es evaluado como una forma de territorialismo doméstico (expulsión de los indios e incorporación de inmigrantes), en una economía auto-céntrica que alcanzó status mundial hegemónico con la supremacía del dólar y Wall Street. Se supone que esta variedad de hegemonías operaron dentro de un mismo sistema de acumulación mundializado, que estuvo comandado por sucesivas instancias de ciudades estado (Génova), estados proto-nacionales (Holanda), estados multinacionales (Gran Bretaña) y estados continentales (Estados Unidos). (13)

Con este mismo razonamiento, la teoría del sistema-mundo inscribe los distintos liderazgos imperiales (Holanda 1625-1672, Gran Bretaña 1815-1873 y Estados Unidos 1945-67), en un mismo soporte de economías capitalistas vigentes desde fin del Medioevo. Esta concepción define implícitamente al capitalismo por el predominio del comercio. Siguiendo a Pirenne y Braudel, ubica el nacimiento del sistema en el siglo XVI y le asigna un alcance mundial desde esa fecha. (14)

Pero, en realidad, el capital mercantil sólo constituyó una precondición del desarrollo capitalista. Posteriormente esa modalidad aseguró los intercambios que reprodujeron al sistema y complementaron la extracción de plusvalía. El capitalismo se forjó nacionalmente en torno a este cimiento y desenvolvió paulatinamente un mercado mundial, articulando relaciones capitalistas, semi-capitalistas y pre-capitalistas. Un abismo histórico separa a los industriales que explotan a los asalariados de los comerciantes que intercambiaban productos en el siglo XVI.

Al identificar al capitalismo con el comercio se olvida que esa actividad es compatible con distintos modos de producción y no define la singularidad de un sistema basado en tres rasgos: imperativo de la competencia, maximización de la ganancia y explotación de los asalariados.

El capitalismo se constituyó mediante un proceso de proletarización, centrado en la evolución del mercado laboral y no en los avatares del comercio mundial. Su origen nacional justamente obedece a un basamento social en la expropiación de los productores directos. El sistema sólo adoptó formas internacionales en la madurez de la acumulación.

Las miradas centradas en el comercio privilegian los procesos de circulación en desmedro de la dinámica productiva y difunden una imagen de pan-capitalismo vigente desde siglo XVI. Estos enfoques conducen a observar los excedentes como simples resultados del intercambio y omiten su basamento en la plusvalía confiscada a los trabajadores.

La teoría del capitalismo mundial atribuye la supremacía lograda por cada potencia, a su aptitud para amoldarse a la combinación de lógica económica y territorial vigente en cada etapa. Pero en realidad el primer criterio ha prevalecido sobre el segundo, a medida que maduró el capitalismo. Ambos parámetros no son equivalentes, puesto que el peso de la coerción económica aumenta al expandirse la acumulación.

A partir de la supremacía norteamericana, el capitalismo se ha expandido sin necesidad de capturas territoriales equivalentes, ni imposiciones coloniales. Desde la mitad del siglo XX ya no rige el viejo paralelismo entre expansión económica y predominio geopolítico-militar. Comprender esta modificación es vital para caracterizar al imperialismo contemporáneo.

El imperio del capital

Es necesario reconocer las contundentes diferencias que separan a los imperios que antecedieron y sucedieron al surgimiento del capitalismo. En las primeras variantes prevalecía la coerción extra-económica, la conquista de territorios y el establecimiento de colonias. En las segundas predomina una modalidad de dominación opaca, impersonal y poco transparente. Las formas de opresión tampoco pueden subsistir en este caso sin acciones político-militares, pero su cimiento son las relaciones capitalistas.

Esta distinción permite retomar la separación establecida por Lenin entre variedades imperiales pre y pro capitalistas. Esta diferencia evita las comparaciones que ignoran la brecha existente entre formas de opresión económicas y extraeconómicas.

Los antiguos imperios de la propiedad como Roma, eran muy distintos a sus equivalentes actuales. Estaban asentados en el dominio de una aristocracia latifundista, que absorbía las elites de las regiones conquistadas. Mediante esa red se administraron los nuevos territorios reforzando la esclavitud, hasta que las invasiones bárbaras provocaron la fragmentación feudal, el colonato y la subdivisión de la propiedad. Otro imperio del mismo tipo rigió en China, pero en este caso sostenido en una burocracia jerárquica y centralizada, que bloqueaba el surgimiento de los señores locales.

España constituyó un tercer caso del mismo modelo, basado en la ampliación de la propiedad. El otorgamiento de tierra a cambio de servicios militares permitió la Reconquista frente a los moros y brindó una pauta para gestar el imperio hispanoamericano. Ese sistema de encomiendas para utilizar la fuerza de trabajo de los indígenas perduró, hasta que las elites americanas socavaron la autoridad de la inmensa burocracia colonial en un contexto de grandes rebeliones indígenas.

En ninguno de estos casos rigió la dinámica capitalista de la competencia por beneficios surgidos de explotación. Predominaron formas de captura territorial afines al gigantismo de Roma, pero totalmente alejadas de las formas de dominación del capitalismo contemporáneo. Las frecuentes analogías entre ambas situaciones olvidan esas divergencias cualitativas.

Estas asimetrías se verifican también en el análisis de todos los imperios comerciales del Medioevo. El entramado gestado en torno al mundo árabe-musulmán vinculó a comunidades dispersas, que sustituyeron la cohesión política por pautas religiosas. Estas normas aportaron un código de acción comercial y cultural para las elites urbanas (Bagdad, Cairo), pero ese nexo no implicaba imperativos capitalistas, en sociedades mayoritariamente agrarias y gobernadas por la lógica coercitiva de los impuestos.

En este mismo cimiento se asentaron las ciudades-estado italianas (Génova, Venecia, Florencia), controladas por aristocracias acreedoras de los monarcas, que operaban en el Mediterráneo mediante mercenarios y monopolios comerciales. Ese fundamento nutrió también a la enorme población urbana de la república de Holanda, que manejó las rutas marítimas con compañías comerciales, en desmedro de los tributos y la dominación territorial.

Ninguno de estos tres imperios comerciales alcanzó un status capitalista. Se regían por el principio de comprar barato y vender caro, es decir por mecanismos diferentes a la competencia de precios por reducir costos, aumentando la productividad y explotando el trabajo asalariado.

Este tipo de imperios pre-capitalistas fue sucedido por las distintas modalidades del colonialismo, que emergieron junto a las nacientes potencias europeas. Estos modelos contribuyeron a consumar la acumulación primitiva de capital, mediante la expoliación de América, la esclavitud de África y el saqueo de ultramar. Recurrieron a la disputa militar por territorios y al exterminio de la población local, para consumar esa depredación. El imperialismo contemporáneo incluye también brutalidades del mismo alcance, pero persigue objetivos de lucro basados en la explotación y no en el genocidio. Se desenvuelve apuntalando más la acumulación que el pillaje.

El colonialismo posterior asumió formas más próximas al capitalismo, especialmente en el modelo británico de establecimiento de poblaciones en las tierras apropiadas. Este esquema de asentamientos fue inaugurado en el laboratorio irlandés, junto a la introducción de novedosas reglas de beneficio, productividad e inversión en la agricultura. Esta forma de expansión alcanzó gran desarrollo en las colonias norteamericanas, donde una población huida de las guerras religiosas desarrolló prósperos farmers en conflicto con la metrópoli.

Esas modalidades pro-capitalistas sólo fueron instauradas por el colonialismo inglés en ciertas regiones. En el grueso del imperio se reconstituyó la esclavitud (Sur de Estados Unidos, Caribe) o se impuso la tributación colonial (India) para los asegurar mercados a la exportación manufacturera. (15)

El colonialismo constituyó un eslabón intermedio en el proceso de surgimiento del imperialismo clásico, que alcanzó dimensión mundial entre 1880 y 1914. Pero incluso en ese período ya capitalista, existían todavía regiones divorciadas de la norma de la acumulación y por esta razón, la conquista territorial gravitaba frente a los imperativos económicos. El imperio pleno del capital irrumpió solamente durante el siglo XX. Recordar esta cronología es vital para ubicar todas las comparaciones en un terreno conceptual acertado.

Claudio Katz es economista, Investigador, Profesor. Miembro del EDI (Economistas de Izquierda).

Ver también:
- Discusiones sobre el declive de Estados Unidos
http://www.argenpress.info/2011/07/discusiones-sobre-el-declive-de-estados.html
- Los cambios en la rivalidad interimperial
http://www.argenpress.info/2011/07/los-cambios-en-la-rivalidad.html
- ¿Etapa final o temprana del imperialismo?
http://www.argenpress.info/2011/07/etapa-final-o-temprana-del-imperialismo.html
- Replanteos marxistas del imperialismo
http://www.argenpress.info/2011/07/replanteos-marxistas-del-imperialismo.html
- Interpretaciones convencionales del imperio
http://www.argenpress.info/2011/07/interpretaciones-convencionales-del.html
- Las áreas estratégicas del imperio
http://www.argenpress.info/2011/06/las-areas-estrategicas-del-imperio.html
- Adversarios y aliados del imperio
http://www.argenpress.info/2011/06/adversarios-y-aliados-del-imperio.html
- Gestión colectiva y asociación económica imperial
http://www.argenpress.info/2011/06/gestion-colectiva-y-asociacion.html
- El papel imperial de Estados Unidos
http://www.argenpress.info/2011/06/el-papel-imperial-de-estados-unidos.html
- El imperialismo contemporáneo
http://www.argenpress.info/2011/05/el-imperialismo-contemporaneo.html
- "El imperialismo del siglo XXI" (Capítulo I – Parte IV): La teoría clásica del imperialismo
http://www.argenpress.info/2011/05/el-imperialismo-del-siglo-xxi-capitulo_20.html

Notas:
1) Wallerstein Immanuel Capitalismo histórico y movimientos anti-sistémicos: un análisis de sistemas – mundo, 2004, Akal, Madrid. (cap 28). Wallerstein Immanuel. “El tigre acorralado”. Página 12 14-9-06.
2) Todd Emmanuel “El ilusorio poder ilimitado de EEUU”- La Hoja Latinoamericana rodelu.net 5-1-2004.
3) Carchedi Guglielmo, "The EMU, monetary crisis and the single european currency", Capital and class, n 63, autumn 1997.
4) Esta tesis en: Freeman Christopher, Clark John, Soete Luc, De¬sem¬pleo e innovación tecnológica (cap 9), Ministe¬rio Segu¬ridad Social, Madrid, 1985. Castells Manuel, La era de la información, vol 1, La sociedad red, (cap 3), Alianza Editorial, Madrid, 1996. Coriat, Benjamín, Pensar al revés, Siglo XXI, 1992, México (cap 1).
5) Ver: Murphy Taggart, “A loyal retainer, Japan, capitalism and the perpetuation of America hegemony”, Socialist Register 2011 The Crisis This Time Sep 2010.
6) Es el enfoque de: Arrighi Giovanni. El largo siglo XX. Akal, 1999 (Introducción, Epílogo)
7) Yunes Marcelo, “Imperialismo y teoría marxista en América Latina”, Socialismo o Barbarie, n 23-24, diciembre 2009.
8) Wallerstein Immanuel Capitalismo histórico y movimientos anti-sistémicos: un análisis de sistemas – mundo, 2004, Akal, Madrid. (cap 13, 16, 26, 28).
9) Arrighi Giovanni. El largo siglo XX, Akal, 1999 (introducción).
10) Kennedy Paul. “Ningún estado es inmortal” Clarín, 20-6-07. Ver tesis general en: Kennedy Paul, Auge y caída de las grandes potencias, Ediciones de Bolsillo, Barcelona 2004.
11) Arrighi Giovanni, “The winding paths of capital”, New Left Review 56, Mars-April 2009, London
12) Taab William. Imperialism: In tribute to Harry Magdoff, Monthly Review vol 58, n 10, march 2007.
13) Arrighi Giovanni. El largo siglo XX. Akal, 1999 (Introducción, cap 1, 2, 3, 4)
14) Wallerstein Immanuel Capitalismo histórico y movimientos anti-sistémicos: un análisis de sistemas – mundo, 2004, Akal, Madrid. (cap 5, 7, 14,16, 32)
15) Una detallada comparación entre los distintos tipos de imperios presenta: Wood Ellen Meiskins, Empire of Capital, Verso 2003, (cap 3 ,2,4, 5).

Bibliografía:
-Amin Samir, “Beyond liberal globalization”, Monthly Review vol 58, n 7, December 2006.
-Amin Samir, “US imperialism, Europe and the middle east”, Monthly Review vol 56, n 6, november 2004.
-Amin Samir, Más allá del capitalismo senil, Paidós, Buenos Aires, 2003.(cap 5)
-Amin Samir, Capitalismo, imperialismo, mundialización, en Resistencias Mundiales, CLACSO, Buenos Aires, 2001.
-Anderson Perry, “Fuerza y consentimiento”, New Left Review, n 17, septiembre-octubre 2002.
-Anderson Perry. “Apuntes sobre la coyuntura actual”, New Left Review, n 48, 2008.
-Anderson Perry. “El papel de las ideas”. Nueva hegemonía mundial. Alternativas de cambio y movimientos sociales, CLACSO, Buenos Aires, 2004.
-Arrighi Giovanni. Adam Smith en Pekín, Akal, 2007, Madrid.(Cap 1, 8)
-Arrighi, Giovanni. “Hegemony Unravelling”, Part I, New Left Review, no. 32, March/April 2005., London
-Bairoch, Paul El tercer mundo en la encrucijada: el despegue económico desde el siglo (Introducción, cap 8, 9).
-Bensaid Daniel. Le nouvel Internationalisme, Paris, Textuel, 2003
-Brenner Robert. “What Is, and What Is Not, Imperialism?” Historical Materialism vol 14.4, 2006.
-Callinicos Alex, ¨Capitalism, competition and profits¨, Historical Materialism n 4, summer 1999.
-Chingo Juan y Dunga Gustavo Una polémica con "El largo siglo XX" de Giovanni Arrighi e "Imperio" de Toni Negri y Michael Hardt. Estrategia Internacional, 17 2001.
-Ferguson Niall. “Ascenso y caída de los neoconservadores”. Clarín, 2-5-0
-Fiori José Luis. “Entrevista”. La Onda Digital, www.laondadigital.com
-Halevi Joseph, Varoufakis Yanis. “The global minotaur”, Imperialism Now, Monthly Review, vol 55, n 3, July-August 2003.
-Hasner Pierre. “El comienzo de un siglo anti-norteamericano”. Clarín-Ñ 22-12-07.
-Katz Claudio, “Crisis global: las tendencias de la etapa”, Aquelarre, Revista de Centro de la Universidad de Tolima, Colombia, vol 9, n 18, 2010
-Katz Claudio. -“Desequilibrios y antagonismos de la mundialización”. Realidad Económica n 178, febrero-marzo 2001, Buenos Aires, Argentina.
-Katz Claudio. “El imperialismo del siglo XXI”. ESECONOMIA. Instituto Politécnico Nacional, número 7, año 2, verano 2004, México
-Lenin, Vladimir Ilich El imperialismo, fase superior del capitalismo Buenos Aires, Quadrata, 2006
-Panitch Leo, Gindin Sam. “Capitalismo global e imperio norteamericano”. El nuevo desafío imperial, Socialist Register 2004, CLACSO, Buenos Aires 2005.
-Petras James, Veltmeyer. “Construcción imperial y dominación”.Los intelectuales y la globalización, Abya-Yala, Quito, 2004.
-Pollin Robert, "Contemporary economic stagnation in world historical perspective", New Left Review, n 219, October 1996.
-Robinson William, “The pitfalls of realist analysis of global capitalism”, Historical Materialism vol 15, Issue 3, 2007. Una reseña de las divergencias en
-Sitel Francis. “Les Etats Unis et le monde. Les énigmes de la puissance”. Critique Communiste n 174, hiver 2004
-Weber Jeff , Imperialism Book reviews . Review of Radical Political Economics, vol 38, n 1, winter 2006
-Wood Ellen Meiksins, “Logics of Power: A Conversation with David Harvey”, Historical Materialism vol 14.4, 2006.
-Wood Meisksins Ellen, “A reply to critics” Historical Materialism vol 15, Issue 3, 2007.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Piñera juega con el boomerang de la represión

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Con la monstruosa represión desatada ayer por Sebastián Piñera contra estudiantes, profesores y transeúntes, Chile vivió un jueves de protesta popular de carácter nacional, que trajo a las mentes de los más adultos las 22 jornadas de manifestaciones que condujeron al término de la dictadura de 17 años de Pinochet (1973-1990) y abrió un capítulo inédito en la historia política local en más de 60 años. Excluyendo las protestas populares contra la dictadura, el país no presenciaba una rebelión generalizada contra el gobierno quizás desde el 2 de abril de 1956, contra la gestión de Carlos Ibáñez del Campo (1952-1958).

La brutal represión, que comenzó a las 6,30 de la mañana en los alrededores de la Plaza Italia de Santiago, concitó el cambio de la agenda de los medios que todo el día dieron cobertura especial a los espectaculares acontecimientos, dejando de lado la programación ordinaria de la televisión y radio. Hubo, además, una cobertura poco usual de los medios internacionales, que en gran parte viajaron a Chile para asistir al show del primer aniversario de la tragedia minera que se cumple hoy viernes.

Es decir, de manera insólita, el propio gobierno gestionó una feroz jornada de contra-propaganda, que mostró en vivo y en directo una increíble brutalidad policial, no sólo contra los estudiantes que pretendían manifestarse, sino contra transeúntes, estaciones del metro, paradas de autobús, gente ajena al estudiantado, trabajadores que se desplazaban a su casa o al empleo, personas de la tercera edad que se dirigían a controles de salud, moradores de edificios que en el interior de sus hogares recibieron gases lacrimógenos de alta toxicidad y salpicaduras de agua contaminada utilizada por Carabineros, turistas desprevenidos sin experiencia en enfrentamientos callejeros, etc. Cualquier grupo de 3 a 5 personas de diferente edad recibía de inmediato el ataque con gases, hicieran lo que hicieren, incluso por caminar en busca de transporte público, cuyas tarifas recién alzadas incrementan el malestar ciudadano. Los eventos terminaron pasada la medianoche y culminaron con el saqueo e incendio de una sucursal de la multitienda La Polar, que está en el ojo del huracán por sus abusos contra casi medio millón de clientes por deudas repactadas unilateralmente.

El gobierno se propuso resguardar “el orden público” e impedir que los estudiantes pisaran siquiera la emblemática Alameda, esa artería invocada en las últimas palabras de Allende con la recordada frase “se abrirán las grandes Alamedas por donde pase el hombre libre”. El resultado fue que la principal artería de Santiago estuvo cerrada todo el día, desde la madrugada hasta casi medianoche, pero además hubo conflictos y cortes de tránsito en casi todas las vías alternativas provocados por la dispersión de grupos de estudiantes que levantaron barricadas para protestar. La ciudad entera se convirtió en un infierno. Fue un día perdido para la sacrosanta economía. El “resguardo del orden público” condujo a 18 horas de anomia urbana generalizada.

Los hechos del jueves, que cerraron con 974 detenidos en todo el país -más de la mitad en Santiago-, según cifras del gobierno, marcan un antes y un después en la vuelta a la “democracia” iniciada en 1990. Un aspecto insólito es que la brutal represión fue lanzada un día antes de una importante reunión entre el ministro de Educación y los estudiantes que marcaría un segundo encuentro de un diálogo entre las partes , cuyo precio fue el recambio del ex ministro Joaquín Lavín. Tal diálogo se fue también al diablo y el nuevo ministro Felipe Bulnes perdió el piso político para continuar tal “diálogo”. Otro aspecto insólito, o de poca cordura política, es que la represión fue ordenada repentinamente por el gobierno de Piñera después de tolerar durante más de dos meses las marchas de protesta de estudiantes, profesores y ciudadanía simpatizante con la causa de una educación pública gratuita y de buena calidad, financiada y garantizada por el Estado y la Constitución. Carabineros mostró también su incapacidad estratégica para “resguardar el orden público”.

Otra noticia que marcó la jornada fue la caída de la aceptación de Sebastián Piñera al 26% de la ciudadanía consultada por la Encuesta CEP, la más prestigiada del país. Se trata de la valoración más baja de un Presidente en la reciente historia política de 22 años post-dictadura y está en sintonía con otros sondeos recientes. Por añadidura, hubo una abrupta caída de la bolsa en un país que se jacta de estar económicamente “blindado” respecto a la crisis en el resto del mundo. Será difícil que Piñera saque beneficios del show previsto para hoy, viernes, a costa del primer aniversario del derrumbe que sepultó a los 33 mineros por ausencia de seguridad en la explotación subterránea San José, en Atacama.

Un detalle relevante es que ya existe consenso en que los desórdenes y el pillaje son protagonizadas por elementos ajenos al mundo estudiantil, que Carabineros es incapaz de controlar. Incluso, muchos de esos elementos pertenecen a sus filas y son infiltrados para “labores de inteligencia”, como lo demuestran abundantes videos y fotografías en Internet poco difundidas por los medios.

En la histeria y el desconcierto oficial de hoy viernes, portavoces del gobierno atribuyen a los estudiantes el saqueo e incendio de La Polar, pero Piñera y su gestión no convencen a más del 60% de los ciudadanos encuestados que simplemente dejaron de creerle. Y este asunto afecta seriamente la supervivencia del sistema político, al que son ajenos prácticamente todos los estudiantes, que ni siquiera están inscritos para votar. Los ausentes en los comicios representan más de la mitad de la población habilitada por su edad suficiente para el sufragio.

Ninguna tienda política puede atribuirse la conducción de este movimiento por una educación pública gratuita y de calidad garantizada por el Estado y la Constitución, que cada vez gana más apoyo en la sociedad. Los estudiantes no van tras simples reformas, sino por un cambio estructural de gran profundidad, que jamás concibieron las cabezas de una clase política adulta también cuestionada por las encuestas. El 80% de los encuestados apoya las demandas estudiantiles, incluido el término del casi sagrado “fin de lucro en la educación”. Piñera, totalmente des-sintonizado con la ciudadanía, acaba de definir la educación como “un bien de consumo”, por lo tanto, al alcance del que pueda pagarlo.

El futuro de la sociedad chilena hoy es impredecible. La aceptación del Congreso es bajísima en las encuestas, igualmente la oposición, o sea, la Concertación (22%) y la coalición de gobierno que acompaña a Piñera (24%). La tarea política emprendida por los estudiantes rebalsa las instituciones del Estado y los partidos políticos. Una educación pública gratuita y de calidad, garantizada por el Estado y la Constitución requiere de cambios en la carta magna. Muchos opinan que llegó el momento de reemplazar la constitución de Pinochet redactada entre 4 paredes en 1980, por una carta elaborada en asamblea constituyente.

La transformación de la educación también requiere financiamiento del Estado. Y esto significa aumentar el 17% de impuesto que pagan las empresas mediante una reforma impositiva o re-nacionalizan el cobre –como proponen los estudiantes-, un tema tabú para el gobierno, que más bien se propone privatizar el escaso 28% de la producción que controla el Estado a través de Codelco.

En otras palabras, los estudiantes y el movimiento social que los apoya, reclaman un cambio del modelo económico, es decir, del capitalismo salvaje que reina en Chile desde Pinochet. Y una sola frase de la dirigente universitaria Camila Vallejo, al anunciar a media tarde que de todas manera se haría la marcha de las 18,30 (la primera, de los secundarios, estaba prevista para las 10,30), pidió un “cacerolazo” para las 21, horas. Los golpes de cacerolas, que no se escuchaban en Chile desde los años 80, comenzaron a resonar en Santiago y otras 11 ciudades desde antes de las 21,00 y se prolongaron hasta pasada la medianoche. Y a pesar del intenso frío, la gente salió de sus casas a golpear ollas en plazas y veredas, convirtiéndose en otro blanco fácil para los gases de Carabineros. ¿Acaso los mal pagados “pacos” no descansan nunca?, se preguntan muchos.

Ante la incertidumbre frente al futuro político de un país que no le cree a su jefe de Estado, no hace la bola de cristal para predecir con certeza que Camila Vallejos se ha convertido en una figura política de proyección nacional e internacional, con el futuro de toda su vida por delante. La joven estudiante de arquitectura que preside la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) y la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) se han legitimado como una sólida líder de nuevo cuño.

Ernesto Carmona es periodista y escritor chileno.

Foto: Chile - Déjà vu político: Piñera tiene en su gabinete a cuatro distinguidos pinochetistas, fundadores de la UDI, que de jóvenes juraron su lealtad al dictador en una ceremonia neo-nazi de 1977 que pasó a la pequeña historia como el Encuentro de Chacarillas (detrás del cerro San Cristóbal). De izquierda a derecha, Longueira (ministro de Economía), Andrés Chadwick (ministro secretario general de Gobierno, o vocero), Joaquín Lavín (ministro de Planificación y ex de Educación) y Julio Dittborn, otro fundador UDI recientemente designado subsecretario (viceministro) de Hacienda.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Hay alertas rojos y alertas rojos… María del Pilar Hurtado, la que tiene coronita...

Ingrid Storgen (especial para ARGENPRESS.info)

En este conflictivo mundo hay alertas rojos imperativos y otros más debiluchos. Son los que se pueden omitir sobre todo cuando lo que toca preservar es el ORDEN y para mantenerlo hay muchas personas funcionales.

Hay también personas con “coronita” y otros considerados demonios terrestres, materiales, contaminantes, medio como si éstas fueran la vacuna contra el orden, cosa que resulta imperdonable. ¿Quién puede aceptar que una simple vacuna se aplique masivamente de manera que el mundo pudiera ser descontaminado, des-ordenado?

Foto: Recomendado por Uribe de solicitar asilo donde el amigo político en Panamá, Ricardo Martinelli, María del Pilar Hurtado, designada jefa del DAS por Uribe y por espiar a la oposición, no será entregada por que Interpol considera que es un "caso político", mientras en el caso de...

Foto:... Joaquín Pérez Becerra, editor del portal ANNCOL, ex militante en la Unión Patriótica y enemigo político de Uribe, fue detenido en Caracas y deportado a Colombia por que Interpol le había dado "Tarjeta Roja". En la foto, la llegada a Bogota.

Mucho más cuando las primeras son precisamente los virus, que fueron lanzados previa domesticación para implementarlo –al orden- a rajatabla. No importa si para ello hace falta asesinar a civiles desarmados, perseguir a quien no fue domesticado y sobre todo escuchar mucho, fisgonear la intimidad que debería ser respetada, como por ejemplo, los teléfonos o las redes de este internet donde se mezclan los Santos y los que no lo son.

Hay, por otra parte, alertas rojos parlanchines como algunos ordenadores que sobrevivieron ataques de aviación que destruyeron hasta las esperanzas y hay alertas rojos que se pueden silenciar, porque sí, porque a algunos les da la gana.

Hace muy poco tiempo un extraño alerta rojo saltó sólo en un lugar: un avión en vuelo. Saltó como langosta y ¡vaya si hizo ruido! Y contó con la rodilla en tierra de más de uno, porque esa alerta sonó cuando un “virus” estaba llegando a un lugar también virósico pero bueno, hay momentos en que algunas cosas hacen falta, dicen…

Esto dicho a partir del alerta respetado ordenadamente, contra Joaquín Pérez Becerra, sobreviviente de una masacre que si bien no logró exterminarlo, sí lo hizo con miles de personas, obligando al compañero a buscar asilo en los brazos de otra patria, mucho más fría, climáticamente, que la suya, pero con muchísimo más calor humano por aquellos momentos.

Joaquín, hoy continúa privado de su libertad porque a un Santos le dio la gana y tuvo ayuda, es un tipo que tan poco se preocupa por el bienestar de su tierra que hasta impide que las vacunas lleguen, sobre todo a su pueblo. Es más negocio para él y para su caterva de simios domesticados que la sangre corra y que sus padres putativos sigan brindando apoyo monetario.

Ahora parece que saltó otra alerta roja, esta vez contra una mujer, funcional a los métodos Santos y cía… refugiada en Panamá pero no por pertenecer al grupo de “vacunas” sino todo lo contrario. Ella engrosaba las filas del DAS, ocupando el cargo de directora, obediente, sumisa, cobarde y su tarea, entre otras, era la de interceptar las conversaciones de políticos, magistrados, dirigentes sociales y periodistas.

Toda una joyita la señora, gracias a ella Colombia lloró muchos muertos, siguió luciendo en su geografía otro tono de rojo: el de la sangre de los luchadores y de todo aquel que mínimamente sintiera un poco de respeto por la vida.

Esta circular roja, ignorada por el presidente colombiano, entraría en la característica de alerta roja debilucha, la que se puede obviar, contrariamente a la que alertó contra Joaquín.

Alerta roja que Interpol también se niega a obedecer, por lo cual fácil es imaginar el grado de sometimiento con que esta mujer actuó durante sus años de funcionaria de un régimen brutal, genocida y genuflexo.

Por ello digo que hay gente que tiene “coronita”, que hay diferentes tipos de alertas rojo y que hay diferentes modos de llevar adelante la política de un país –o varios-

Mientras esas diferencias se van haciendo cada vez más notorias, algunos quedamos pensando qué cosa tan injusta es que en este mundo agitado algunas cabezas logren coronas de oro mientras otras se torturen con coronas de espinas.

Pese al alerta que salta contra la señora Hurtado, ella anda de compras por los grandes centros comerciales, continúa con sus negocios al punto de ser sospechada de vinculaciones con el sector portuario, más precisamente con la seguridad que rodea ese espacio. Y lógicamente por haber logrado el refugio en Panamá, allí quedará, tranquilita y sin sobresaltos, tal como gozan de la vida los coronados por el éxito y la complicidad de los inescrupulosos.

Otros en cambio, seguirán detenidos sólo por el hecho de no gozar de coronas, sin dudas porque han trabajado durante toda su vida contra esos virus nefastos que tiñeron de luto el suelo colombiano.

¿Quiénes son esos otros? Pufff, tantos, por ejemplo y los más recientes: Joaquín Pérez Becerra y Julián Conrado y hay más de 7500 en su misma condición, con y sin alertas previos.

Dicen que el periodista debe ser neutral pero hay que tener en cuenta que muchas veces la neutralidad exigiría guardar silencio frente al oprobio. En lo que a mí respecta, prefiero ser “destitulada” aunque nunca logre tener “coronita”...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Por favor, Doña Laura, ¡Ojo con la crisis!

Luis Paulino Vargas Solís (especial para ARGENPRESS.info)

La crisis económica mundial causa estragos en Europa y Estados Unidos. Hoy se admite la posibilidad de una segunda ronda de la recesión, que podría verse agudizada si en Europa no se logra poner bajo control la crisis de la deuda pública, cuyo agravamiento responde menos a factores propiamente económicos, que a la influencia nefasta y destructiva de esa institucionalidad de la especulación y la irresponsabilidad –auténticas armas de destrucción masiva- que el neoliberalismo mundial puso en marcha a lo largo de los últimos 30 años. Una segunda ronda de la recesión -a estas alturas una posibilidad con que debe contarse- podría ser incluso más prolongada porque los márgenes de maniobra de los gobiernos son ahora más estrechos.

Costa Rica es una economía sumamente pequeña, muy vinculada y altamente dependiente respecto, tanto de las economías europeas como, muy en especial, de la de Estados Unidos. Las tormentas económicas que hoy día se abaten sobre estos centros económicos del capitalismo mundial nos impactarán gravemente, si no se toman medidas preventivas apropiadas con la suficiente antelación.

Le he propuesto a un par de colegas que estimo y respeto mucho, hacer una carta pública donde formulemos un respetuoso llamado de atención del gobierno de Laura Chinchilla acerca de la necesidad urgente de anticiparse al posible agravamiento de la crisis, adoptando un conjunto de medidas que, hasta donde sea posible, nos proporcione un blindaje protector. En ese mismo espíritu, me adelanto para formular, a título preliminar y provisorio, algunas posibles sugerencias acerca del tipo de acciones que deberían implementarse para suavizar el golpe que esta segunda ronda de la crisis económica mundial podría traer consigo.

Es un asunto urgente ya que de por medio está la vida –el empleo, la alimentación, la salud, la vivienda- de las personas, en especial de quienes son más pobres. La crisis debe ser frenada de una forma que aminore el sufrimiento tanto como sea posible y reparta sus costos con la mayor equidad.

Ojalá estas ideas mal hilvanadas que aquí formulo incentiven el debate, a fin de lograr que la Presidenta y su equipo despierten de su sopor y hagan algo a tiempo, antes que los coletazos del huracán nos golpeen.

1. Debe revertirse la revalorización del colón a fin de ayudar a sostener, al menos en parte, las exportaciones y el turismo y frenar las importaciones que dañan la producción nacional que compite con los productos que viene de afuera. Si fuera necesario establecer controles sobre los flujos de capital especulativo, así debería hacerse. Es lo que demanda la gravedad de la situación.

2. Frente a la magnitud de las tormentas que en este momento se abaten sobre Europa y EEUU, se hacen indispensable dos cursos de acción urgentes:

a. revitalizar el espacio económico centroamericano como nuestro espacio económico natural
b. desarrollar un esfuerzo extraordinario de acercamiento a América del Sur, en especial Brasil y Argentina pero, en general, todo el bloque sureño en sus diversas expresiones.

Esto es esencial a fin de contar con mercados confiables donde colocar la producción y con la finalidad de hacerse parte de mecanismos de cooperación financiera mancomunados. A su vez, esto atiende a un objetivo ineludible: crear diques de contención que frenen la marejada destructiva que viene del norte.

3. Es crucial impulsar la producción generada por nuestras micro, pequeñas y medianas empresas, a fin de reactivar la producción y la generación de empleos. Con ese fin debería ponerse en marcha, con carácter urgente, una política seria y agresiva vía crédito, apoyo técnico, tecnología, comercialización y mercadeo, etc. En esto deberían confluir instituciones públicas y ministerios, bancos estatales (dichosamente aún existen), universidades públicas, sindicatos, organizaciones de productores y empresariales, la ciudadanía organizada en sus diversas expresiones.

4. En general, debe darse una reasignación de crédito con el fin de promover la producción y modernización de la economía y la creación de empleo, más que el consumo.

5. Posponer cualquier recorte fiscal, especialmente en servicios sociales o creación de infraestructura, dentro de un programa de mediano plazo que traslade el ajuste fiscal a un mejor momento, cuando la economía internacional logre un grado creíble de estabilidad y la nacional un grado creíble de recuperación. En todo caso, cualquier ajuste debería privilegiar una reforma tributaria progresiva. Debe tenerse en cuenta que, en vista de la persistente situación de estancamiento económico, no existe a corto plazo ninguna posibilidad de que el déficit fiscal provoque ni inflación ni alzas en las tasas de interés. Ese es un hecho que la realidad ha confirmado de forma contundente, en contra de las previsiones de economistas y medios de prensa conservadores.

6. Impulso a la producción alimentaria nacional de forma que se garantice la seguridad alimentaria de nuestra población.

7. Reasignación inteligente del gasto público: recortar lo superfluo o suntuario (desde embajadas extravagantes a publicidad) y utilización de esos fondos en forma productiva: fortalecimiento de la red de cuido, mejora en las escuelas públicas, infraestructura vial, etc.

8. Una acción decidida de recuperación de la Caja del Seguro Social, como una forma de demostrar voluntad política a favor de los mejores valores de la democracia y la justicia. Medidas de este tipo son las que contribuirían a restablecer la confianza en la institucionalidad democrática y levantar la moral nacional, cosa necesaria frente a una crisis como la actual. Otros asuntos polémicos –minería a cielo abierto, explotación petrolera o modernización de los puertos, por ejemplo- podrían inscribirse en un similar espíritu de construcción democrática y nacionalista. La “Costa Rica Verde” debería ser una política de Estado sostenida de forma consecuente. Sin duda, ello demanda una visión no partidarista ni electorera y, en cambio, exige altura y visión política, generosidad y nobleza, como asimismo verdadera voluntad de servicio ante el pueblo costarricense. Ojalá Chinchilla pueda entenderlo, pero en caso de que se le dificulte hacerlo, la ciudadanía organizada y movilizada deberíamos recordárselo en términos tales que le resulte imposible ignorarlo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela: Cambio para avanzar

Edwin Sambrano Vidal (especial para ARGENPRESS.info)

“Cambio, cambio, cambio”… grita la oposición derechista. Quieren regresar al pasado. Reiniciar el proceso de privatización jurídica de nuestras riquezas; del petróleo en primer lugar y de las empresas básicas en continuación, de las telecomunicaciones, de la energía eléctrica, de los servicios de salud, de la educación, del metro…y de cuanta cosa haya que pueda ser objeto de explotación o especulación para obtener jugosas ganancias encareciendo la vida común de los ciudadanos y sometiéndolos a la voluntad de corporaciones privadas, la mayoría de ellas transnacionales Quieren el gobierno para desde allí favorecer a los poderosos grupos privados nacionales y extranjeros.

“Cambio, cambio, cambio”…gritamos los revolucionarios que hemos luchado por el socialismo en Venezuela durante décadas. Queremos avanzar en el proceso de transformación real, en la superación de las calamidades del capitalismo y del subdesarrollo. Queremos que las empresas y servicios propiedad de la nación y del Estado sean productivas y desarrollen nuevas relaciones de producción. Queremos que la dirección de esas empresas se rijan por los principios del socialismo que son la participación democrática en la gestión y dirección de las unidades económicas u operativas, la transparencia absoluta, el ejercicio de la crítica y la autocrítica, el respeto de las opiniones de los trabajadores y ciudadanos, la eliminación del culto a la personalidad, incluso su castigo, la vigencia de las facultades revocatorias de los colectivos. Queremos la primacía de los méritos y de las capacidades, de la franqueza y la mística de trabajo y el combate real, no sólo de palabra, al oportunismo, al burocratismo y al sectarismo. Unos quieren cambios para retroceder y otros queremos cambios para avanzar.

Rectificación de verdad.

Desde esta columna hemos desplegado numerosos argumentos para promover una rectificación, frente a una dirigencia gubernamental y partidista ciega, sorda y muda. También frente a una “militancia del proceso” fanatizada, seguidista y obediente de todo lo que venga de las “alturas del poder”.

En diciembre de 2010 en medio del desastre de las lluvias y observando las erráticas políticas pasadas y presentes frente a ese desastre expresamos en esta columna: “Es absolutamente frustrante para las posibilidades del socialismo como alternativa al capitalismo, que teniendo control casi absoluto de los mecanismos políticos en los últimos 12 años (gobierno nacional, Asamblea Constituyente, nueva Constitución, Asamblea Nacional Legislativa o “Congresillo” gobiernos regionales, gobiernos municipales, Asamblea Nacional, todos los demás poderes públicos, incluso la defensoría del pueblo y demás del Poder Ciudadano) y disponiendo de enormes recursos financieros y de una legislación favorable y del poder para dictarla y que, actualmente, no existan muestras definitivas, definitivamente convincentes para una inmensa y creciente mayoría, de la supremacía incuestionable de la organización socialista de la sociedad frente a la organización capitalista. Que todavía, la mayoría sea precaria y que más bien tiende a disminuir, mientras se amplía el campo de los incrédulos (con razón o sin ella) y de la oposición de derecha.”

Debate y autocrítica.

Hemos cuestionado las posturas sectarias de los jerarcas del proceso, comenzando por el camarada Chávez, quienes ignoran y desprecian a todos los que no sean parte de lo llamados anillos cercanos aparato político-gubernamental. Hemos enfrentado las prédicas triunfalistas y arrogantes que terminan creyéndose sus propias mentiras e imponiéndolas a los demás por la fuerza del chantaje y la amenaza. Siempre dicen que todo está bien, nunca se hace un examen autocrítico serio, profundo y fundamentado. NO…, parece que los revolucionarios somos infalibles, enviados de Dios, poseedores de la verdad absoluta y en medio de ese derroche de arrogancia, desde la máxima dirección del proceso, se da una voltereta llamado mejor amigo a quien se tenía como el principal enemigo por permitir la implantación de bases militares del imperialismo estadounidense para agredirnos y acabar con la revolución bolivariana. Igual pasa ahora, cuando sin mayores explicaciones y mucho menos realizando la evaluación colectiva que implica la autocrítica, se cambia el mensaje, se cambia la apariencia; sin que se atienda al clamor del pueblo y de los trabajadores que vienen exigiendo un cambio efectivo de la política y de la conducta que se tiene desde las instancias de Gobierno y del partido, con lo cual el proceso se hunde cada vez más en sus propias inconsecuencias y estridencias. No se cultivan las convicciones, la consecuencia y la seriedad de las realizaciones. Se trabaja para la publicidad y para el ejercicio mediático de la política, mientras se hacen más evidentes las contradicciones y no se construye en bloque histórico de fuerzas revolucionarias para superar el capitalismo en el contexto mundial de una situación general de crisis de este sistema.

Se pueden construir derrotas.

La mayoría de las veces los problemas son abordados dentro de lo que he llamado el “círculo vicioso del electoralismo”. Una conducta de permanente tributo al clientelismo y a la demagogia impidiendo la construcción sostenida y sólida de las bases socialistas, del pensamiento y de la cultura del trabajo, de la creación y del aporte colectivo. Así se atacan los problemas de la producción agropecuaria, de la vivienda, del empleo, de los precios, de la propiedad, de la participación de los trabajadores en la gestión de las empresas, de la delincuencia y la inseguridad, de las cárceles, etc.

Así no se construye el socialismo, así corremos el peligro de construir nosotros mismos una gran derrota histórica de las fuerzas socialistas y del socialismo como proyecto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Kirchnernópolis (Parte II)

Alfredo Grande (APE)

.

“Después de tantas felicitaciones, más que esperar que truene el escarmiento apenas podremos conformarnos con un tibio chas chas”
(aforismo implicado)

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se comunicó con el candidato a jefe de gobierno, Mauricio Macri, para felicitarlo por su triunfo electoral, informó el vocero Alfredo Scoccimarro.
El candidato a jefe de gobierno, Daniel Filmus, había informado que Cristina se había comunicado con Macri, en una conferencia de prensa que brindó en el bunker del Frente para la Victoria. "En este momento me acaban de señalar que la Presidenta de la Nación se está comunicando con el ingeniero Macri para transmitirle la felicitación por el desempeño electoral que ha tenido", dijo Filmus en un discurso pronunciado pasadas las 20. El candidato del Frente para la Victoria reconoció la derrota; "Me hago responsable", dijo. Cuando aún no se difundió ningún dato oficial, Filmus afirmó: "Felicitamos junto con Carlos Tomada a todos los que participaron de la elección, a quienes han votado a nuestra fórmula, a quienes no lo han hecho, y queremos felicitar al PRO y a Mauricio Macri que ha salido electo, porque de esto se trata la democracia". Por: dyn
Raúl Zaffaroni se defendió de las acusaciones y los pedidos de juicio político en su contra ofensiva opositora sobre el juez zaffaroni. Alfonsín pidió su renuncia, Duhalde explicaciones y Carrió, su juicio político. Lo respaldaron Binner, Argumedo, la CTA y Arslanian. Zaffaroni dijo que no va a renunciar .Sebastian Abrevaya (página 12)

“Al balotaje extrañado, lo miro sin comprender, me ve perdiendo el cartel, de jefe que ayer, soñaba elección, no ven que lo han felicitao y ahora maniao no sé mas quien soy”. Malevaje, el tango de Enrique Santos Discépolo, con algunos cambios de situación, describe algo de lo que pasó el domingo de urnas dos. Si el cartero llama dos veces, el machismo llamó cuatro veces y siempre le abrieron en todas las comunas. Fenómeno paranormal, que nos ha dejado con la sensación de inseguridad democrática. La descalificación del voto pasó a ser patrimonio del abstracto campo popular mientras que el fascismo de consorcio del PRO se entregaba al goce que podía ser con o sin globito. El macrimidachismo ha sido demasiado y esperamos las internas para demostrar que no todo está perdido. Todavía podemos demoler a los minúsculos partidos de la izquierda clasista y combativa. En uno de los tantos debates q.n.s.p.n (que no sirven para nada) un compañero o algo bastante parecido, me escupía que Castrilli había sacado más votos que un partido de izquierda. Le dije que después de todo, si bien Castrilli no levantaba un trapo rojo, blandía una tarjeta roja y que se parecía bastante. Las elecciones pasan a ser un megaespectáculo donde la cantidad de votos equivale a los puntos de rating de un programa televisivo. El mejor programa de la tv argentina sería Tinelli, que es votado y gana en todas las comunas. Obviamente, que la trampa electoral solamente aprisiona a los pequeños, casi nunca a los medianos y los grandes predadores las rompen sin decir esta convocatoria es mía. Lo lamentable de esta feria democrática (algún nombre hay que ponerle) es que terminados los festejos, la gran comilona de votos, en la resaca de lo irremediable, todos nos queremos y nos felicitamos. Felicitar, en la etimología que manejo, es “f. Manifestación a una persona de la satisfacción que se experimenta con motivo de algún suceso favorable para ella: ha recibido muchas felicitaciones por su nuevo ascenso”. Suponer que el triunfo del Maurizio, responsable de una asociación ilícita de escuchas telefónicas, responsable de designar como jefe de policía a un represor, denunciado por campaña sucia ayercito nomás, puede generar satisfacción en el oficialismo, es una broma siniestra. Me han dicho en esas q.n.s.p.n. que el protocolo, que es una forma de no caer en lo confrontativo, que, que, que…A mi criterio, y no espero que me feliciten, es apenas una muestra más de que la cultura represora se sostiene en la paradoja. Dos lógicas excluyentes pero sostenidas en forma simultánea. La consecuencia, el efecto en lo individual, vincular y social es: sometimiento, parálisis, confusión, bronca. Nada que sirva para sostener la necesaria tarea del pensamiento crítico de todas las historias oficiales. En un acto la militancia comenzó a cantar: “Macri basura, vos sos la dictadura”. El apelativo al apellido podía incluir al padre padrone, don Franco. No estaba mal, más allá de la indudable síntesis que toda consigna implica, y quizás, debo reconocer, de una rima un poco dura, en la cual se perdió quizá el encanto de un simbolismo menos ramplón. Pero no creo que sea éste el motivo por el cual la presidenta pidió suspender el cántico. Quizás recordar en forma explícita que Macri y dictadura no son antagónicos, no sea conveniente después de la compra de vagones en China, operación en la cual don Franco se embolsó varios milloncetes. Una especie de asignación particular por padre. Por eso creo que el domingo de urnas 2 el Frente para la Victoria no fue derrotado. Simplemente fracasó, que es derrotarse a uno mismo. Al felicitar el enemigo (para mí el macrimidachismo y el pater Franco lo son) se anula una categoría esencial en la política, ésa que dicen que ha vuelto. Y esa categoría esencial es la de enemigo, con el nombre que le queramos dar. Por eso el consenso es la tumba del amor a la lucha, por eso la lucha contra la pobreza no avanza hacia una lucha contra la riqueza. No creo que en la democracia se trate de esto. O mejor dicho: en la democracia burguesa, de intereses sin ética, quizás si se trata de esto. Sarna con gusto también pica y si te rascás, se infecta. La infección no es sólo tarea de los medios opositores, ya que la nueva ley de medios ha permitido la creación de medios oficialistas, tanto radiales, televisivos, gráficos, en las redes sociales y creo que hay tortugas Ninja K también. La infección de cualquier proceso de emancipación es cuando cedemos en las palabras, preámbulo para ceder en las cosas, como advirtiera Sigmund Freud. El fracaso es expresar agrado y satisfacción cuando han llegado los tiempos de mucho más que un día de furia. La sangre derramada no merece un Macri jefe de gobierno ni jefe de nada, tampoco desterrados sin viviendas asesinados, mujeres secuestradas y torturadas en la sostenida impunidad de los pactos policiales, estatales y judiciales que siguen habilitando a la trata de personas. Por eso defender a Zaffaroni con la cantinela de la ofensiva de la oposición, resulta miserable. ¿Acaso Binner, Argumedo, no son la oposición? Se felicita al enemigo y se estigmatiza, discrimina, segrega a la oposición toda, como si fuera un todo coherente, consistente y homogéneo. O sea: la cultura represora ordena ser oficialista, no importa de que oficialismo se trate. No más la imaginación al poder. La alucinación es poder y felicitar a Macri Junior forma parte del alucinatorio social que se construye cada vez con más prisa. No sea que llegue alguna pausa. Para impedir sorpresas, las internas abiertas se convierten en un método darwiniano de selección cultural y electoral. Sobrevivirán sólo los más aptos. Aptos para la construcción de mega aparatos partidarios, en los cuales a la militancia barrial, política y social, la pinchan y la cortan. Una vez más, se corta por lo sano. Como además sólo podemos elegir un partido, cada uno de nosotros tendrá que dejar afuera de la urna funeraria a muchos partidos que también deseamos estén en la disputa electoral. La inclusión parece que tiene sus riesgos. Un dato no menor: en la reina del y de la plata, los que no votaron ni a Macri ni a Filmus en el balotaje son el 28,9%. ¿En donde los incluimos? ¿Serán nuestros futuros indignados? Casi un 30% en una elección de polaridad extrema es altísimo. Por supuesto, a ese 30% le sobran los motivos y todos son distintos. Pero cuidado: de tanto felicitar a ver si el enemigo realmente se la cree que estamos satisfechos con su triunfo. Y ese fracaso será terminal. Al menos, llegué a mis años convencido que podré ser derrotado setenta veces siete y más también. Pero no fracasaré porque sólo felicito a mis compañeros y a mis amigos.

Ver también:
- Kirchnernópolis

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Contra la impunidad, por el derecho a la vivienda

Gabriela Arroyo (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

En Jujuy, como en la mayor parte del país, las explotaciones agrarias estrangulan el desarrollo de las ciudades y, a su vez, elevan brutalmente el precio de los escasos terrenos y viviendas existentes, favoreciendo la especulación inmobiliaria. El déficit de vivienda alcanza a miles de familias, las que tampoco han encontrado una solución en los planes regenteados por Milagro Sala -basados en el trabajo en negro y absolutamente insuficientes para resolver la enorme demanda.

Es que la tierra que hace falta, la tienen los grandes ingenios, las sojeras y las tabacaleras. El oficialismo K de Fellner-Barrionuevo y la oposición de la UCR con Morales han sido y son agentes políticos de los dueños de la tierra. Juntos acaban de entregarle el ingenio "La Esperanza" de San Pedro a Roggio, con unas diez mil hectáreas.

La tensión permanente en las localidades por las reiteradas ocupaciones es lo que debe haber empujado al gobierno y a los Blaquier a impulsar este desalojo sangriento a modo de escarmiento. Múltiples versiones indican que vehículos y hombres de seguridad de la empresa Ledesma participaron de la represión. Barrionuevo asume así la misma conducta de su colega K de Formosa cuando, en defensa de los terratenientes sojeros, mandó a su policía a asesinar a los Quom -o de Macri y Cristina con los crímenes del Indoamericano.

El gobierno jujeño adjudicó los crímenes a una maniobra política (refiriéndose, probablemente, al hecho de que aquí también se están produciendo desplazamientos de sectores del PJ hacia la "oposición"), de modo que el gobierno sería una suerte de "víctima de la derecha", pero ha sido la policía dirigida por Barrionuevo la ejecutora del desalojo. Es el mismo gobierno que subsidia con recursos millonarios la producción de biocombustibles el que fue incapaz de satisfacer el reclamo de los vecinos.

Tuvieron que morir cuatro jujeños para que Fellner y Morales, de la UCR (bajo la presión de las movilizaciones y el repudio popular) aprobaran proyectos de expropiación y formaran una comisión investigadora parlamentaria.

Buscaron, seguramente, ahogar el reclamo por un techo, que abarca a decenas de miles de familias de Jujuy, pero sólo lograron multiplicar los asentamientos, que se extendieron a varias ciudades e incluso a sectores asalariados, los que tampoco encuentran salida habitacional y están fuera de la oferta de créditos hipotecarios. De cualquier forma, habrá que ver si, aun con la expropiación aprobada, el gobierno la ejecuta efectivamente o, como pasa en muchos casos, se vota una ley bajo presión de la movilización, la que luego duerme en un cajón hasta caducar si es la presión popular decrece.

Las amenazas de Barrionuevo a las familias ocupantes de excluirlas de todo plan de viviendas (como lo hiciera Macri en el Indoamericano) anticipan esta conducta.

La verdadera solución al problema de vivienda pasa porque todas las tierras aledañas a los pueblos deben declararse de utilidad pública sujetas a expropiación para el desarrollo urbano y la construcción de viviendas populares en toda la provincia, con mano de obra local y trabajo bajo convenio. Desde el Partido Obrero, hemos propuesto impulsar un gran congreso provincial de los sin techo para imponer esta salida de conjunto para que los trabajadores ya no deban arriesgar su vida y la de sus hijos por tierra y vivienda.

Los crímenes de Ledesma no deben quedar impunes. Los parlamentarios dicen que van a investigar las responsabilidades políticas. ¿Alguien puede pretender que creamos que van a investigar a los Blaquier, cuando ni siquiera los han investigado por su responsabilidad en la "noche del apagón", bajo la dictadura, cuando en vehículos de la empresa se llevaron a decenas de trabajadores?

Deben ser investigados e ir presos todos los responsables -desde el gobernador para abajo. Caso contrario, estaremos bajo amenaza de que el gobierno vuelva a actuar defendiendo a los latifundistas, quienes se van a cobrar nuevas vidas de los jujeños sin techo para defender las ganancias siderales del negocio del azúcar y del biocombustible.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Juan Schiaretti, las andanzas de un ladrón científico

Javier Llorens (PRENSA RED)

Con el affaire de la destrucción de la Casa de las Tejas, Juan Schiaretti habría demostrado una vez más, ser un ladrón científico. Y científico no de la escuela científica espiritista de Basilio, sino de la escuela científica monetarista de Mingo Cavallo. Investigación de Javier Llorens.

Cualesquiera que sean las cinco acepciones que le da al término ladrón el diccionario de Real Academia Española, desde granuja, bribón, o pícaro, hasta del que hurta o roba lo ajeno.

Y científico no de la escuela científica espiritista de Basilio, sino de la escuela científica monetarista de Mingo Cavallo. De impecable cuello y guante blanco, lapicera Parker, y lúcida perfidia. Usando la plenitud de sus conocimientos técnicos, para perpetrar sus fechorías y ocultar sus huellas.

El sociólogo Enrique del Pierce en el libro “Prejuicio, Crimen y Castigo” en el capítulo “Seguridad sustentable” dice: “La tendencia a apoderarse de lo ajeno es natural en una sociedad que plantea el consumo como pauta básica de estratificación, en el marco de la disolución de las estructuras de contención y de transmisión de la noción de respeto a la ley vigentes durante la modernidad: familia biparental monógama, vecinos, compañeros de trabajo.

La consecuencia obvia es un incremento de la propensión al delito de todos los sectores sociales, privilegiando la violencia física los de abajo, y la violencia moral, simbólica o intelectual los de arriba.” Aunque en el caso de la “Casa de las Tejas”, “los de arriba” la ejercieron privilegiando la violencia física contra esta.

Diciéndolo en cordobés básico, los de abajo que ejercen la violencia física, son “choros de gaínas”; y los de arriba que ejercen la violencia simbólica, son “choros pulenta”.

Y Juan Schiaretti, parece tener notables antecedentes al respecto, desde que secundaba a Mingo Cavallo hasta el presente, conforme se enumeran a continuación. Muchos de esos antecedentes, los comparte con su predecesor y candidato a sucederlo, José Manuel de la Sota.

Las exportaciones de gas natural

Como secretario de la ALADI y de Industria y Comercio Exterior de la Nación, fue el artífice de que Argentina se convirtiera en gran exportadora de gas natural a países vecinos, a cambio de obras e intercambios, que nunca se cumplieron.

Consistentes estos en gasoductos que alimentarían el sur argentino por parte de Chile; la ejecución de la represa Garabí, y el suministro de energía eléctrica por parte de Brasil; y reservorios para almacenamientos de gas natural, para abastecer los días picos de consumo, por parte de Uruguay.

Hoy gracias a esos tratos de Schiaretti y sus sucesores, Argentina importa gas natural licuado por miles de millones de dólares, a un precio treinta veces superior a los que exportó a lo largo de quince años.

Regimen automotriz

Desde ese mismo puesto de secretario de Industria, Schiaretti que se había desempeñado en Brasil como gerente de Fiat, con el auxilio del subsecretario Carlos Margariños, armó una maraña legal conocida como “régimen de especialización industrial del sector automotriz”.

Con el cual destruyó a la industria autopartista nacional, y privilegio enormemente el negocio de las terminales automotrices, especialmente de Fiat. El mismo consistía en facilitar las importaciones, con un intercambio compensado con exportaciones, que debía respetar el balance de divisas.

A ese balance las automotrices nunca lo cumplieron como correspondía. Y sin embargo no pagaron por ello multa alguna, pese lo abultado de ellas, porque quién paso a auditar el cumplimiento de régimen fue el mismo Margariños, designado muy oportunamente director de la ONUDI. Organismo de la ONU al que se había contratado la auditoría. Así de funcionario a favor de las automotrices, Margariños paso a ser el referí a favor de estas.

Hasta el mismo FMI se quejó de ese régimen automotor, y exigió que se eliminara, porque generaba “un fuerte desequilibrio comercial y establece un subsidio que distorsiona la libertad de mercado”. Por entonces el desbalance de divisas era superior a los mil millones de dólares anuales. Hoy como zaga de las políticas iniciadas por Schiaretti, trepa casi a los seis mil millones de dólares anuales.

Intervención en Santiago del Estero

Schiaretti pasó seguidamente a despeñarse como interventor federal en Santiago. En donde según afirmó el político Luís Juez, “les robó a los santiagueños hasta la siesta”. De allí salió con un fardo de denuncias penales.

Que incluyeron un curioso robo al Banco de la Provincia de Santiago, por un importante monto, sin el empleo de ninguna violencia física, sino mediante la violencia simbólica de presentar al cobro en ventanilla un cheque oficial falsificado. Que las autoridades del banco pagaron sin chistar, y luego tardaron en denunciar el hecho, razón por la que el robo quedó impune.

Aguas Cordobesas

Luego como vicegobernador de Córdoba, Schiaretti fue el artífice de la re renegociación del contrato conAguas Cordobesas, que había llevado adelante el gobernador De la Sota. Con el que incendió a la capital cordobesa a principios del 2006, al pretender cobrar el metro cúbico de agua como si se lo trajera de Francia.

En suplantación de Suez, Schiaretti hizo aparecer al grupo Roggio, pese a que la actuación de dicho grupo si con algo estaba reñido, era con el agua cordobesa.Roggio fue el contratista del costosísimo canal los Molinos – Córdoba, para abastecer de agua potable a esta, que por su pésima construcción, ahora debe ser rehecho enteramente de nuevo, con una inversión de 500 millones de pesos.

En cuya reciente licitación, casualmente fue Roggio el que cotizó el menor precio, o sea que seguramente será el contratista de la nueva versión de la obra, pese sus descalificantes antecedentes a ese respecto. El otro oferente fue la firma JCR (Juan Carlos Relats) otro dilecto contratista del estado, cuya actuación en tándem con Roggio se pudo ver en la terminación de la Autopista a Rosario.

El primer tramo lo comenzó Roggio en el 2004, con un costo del dos millones de pesos el kilómetro. Y el último tramo lo concretó JCR el año pasado, con un costo superior a los veinte millones de pesos el kilómetro.

Roggio también fue favorecido, junto con Electroingeniería, con el oneroso contrato para la instalación de aireadores en el lago San Roque para combatir las algas, que no dieron resultado alguno.

Y además estuvo metido en el affaire de Puerto San Roque, consistente en bajar tres metros la cota máxima de dicho lago, para desarrollar negocios inmobiliarios a la vera del mismo, poniendo así en peligro el abastecimiento de agua a Córdoba en la estación de secano.

Con el cuento de la escasez hídrica que las andanzas de Roggio habían provocado, Aguas Cordobesas pretendía cobrar el agua como si fuera francesa. Y Schiaretti, tras introducir a Roggio en el negocio, astutamente escondió entre las entrelíneas del nuevo contrato, una pretensión económica similar, al obligar a la provincia o a los usuarios de Aguas Cordobesas, a costear una instalación masiva de medidores a precios astronómicos.

De forma tal que lo que Aguas Cordobesas pensaba llevarse a cuenta del consumo de agua, se lo llevara a cuenta de lo necesario para poder medirlo.

Además Schiaretti anuló prácticamente al ERSEP en relación con dicho contrato, al crear una inusitada “Mesa de Negociación Tarifaria”, integrada inusitadamente con representantes de Aguas Cordobesas, que incluso pueden llegar absurdamente a detentar la mayoría en ella.

Mesa que ha hecho que a partir de su creación, el monto de las facturas de agua crezca ininterrumpidamente y en forma retroactiva, sin que los cordobeses se rebelen por ello. Aplicó así la política gradualista, de cocinar a las ranas vivas comenzando con agua tibia, para luego subir gradualmente la temperatura, hasta hervirlas y servirlas en la mesa de Aguas Cordobesas.

El abogado Marcelo Touriño hizo una denuncia penal en torno esta cuestión y la estafa en el precio de los medidores. La que después de un tortuoso trámite judicial terminó en el archivo. Tal como acostumbra la justicia de Córdoba, cuando los “delincuentes simbólicos” detentan el poder. Pero Schiaretti podría decirse que es un ladrón científico delicuecente, tenaz, y adaptativo como el agua, y si no puede entrar por la puerta, lo hace por la ventana.

Para disimular esa cuestión planteada por Touriño, Schiaretti por un lado rebajó el precio sideral de los medidores a la mitad. Y por el otro, bajo el lema que el “Agua para Todos” es “un derecho humano elemental”, le adjudicó en forma directa a Aguas Cordobesas la otra mitad del monto de dinero en cuestión, para que hiciera extensiones de red a costos siderales, pese que ellas eran una obligación contractual de Aguas Cordobesas.

De forma tal de lo que no sale como medidores, sale a cuenta de obras y de caños. Para solventar la primera tanda de medidores y obras, Schiaretti dispuso un cargo fijo sobre la facturación del 16,5 %, por tres años, para la colocación del 25 % de los medidores.

El que en la práctica, tal como está formulado, significa que ese cargo fijo durará casi hasta la terminación de la concesión, en el año 2027. Representando por ende el mismo, un plus ingreso para Aguas Cordobesas de 1.400 millones de pesos. Este monto pone de manifiesto que evidentemente no se trata no de “choros de gaina”, sino de “choros pulenta”.

Usina de Pilar de EPEC y el fraude electoral del 2007

Otra operación de “choros pulenta” la constituiría la nueva usina Pilar de EPEC. La cual con un costo de 600 millones de dólares, ha colocado a EPEC en una dificilísima situación financiera. Con un altísimo endeudamiento en activos fijos, que son imposibles de amortizar con la tarifa, por el enorme sobreprecio del orden de un 50 %, con el que fueron adquiridos. Lo que implica un botín de nada menos 200 millones de dólares, u ochocientos millones de pesos.

Para concretar el mismo se perpetró una estafa tan simple como efectiva. Se comparo el precio por kilo watt instalado en Pilar, con el precio por kilo watt de otras usinas, más su mantenimiento por diez años incluido.

Con eso la estafa consumada. Pero además posteriormente se contrato el mantenimiento por ocho años de esa nueva usina. O sea que en resumen, EPEC pagará con creces, dos veces el supuesto mantenimiento. Y causalmente, ambos contratos se firmaron con Electroingeniería, la misma firma que construye la nueva casa de gobierno y a la que se encargó la destrucción de la Casa de las Tejas.

El negociado se montó a fines del 2007 y principios del 2008, entre las postrimerías del gobierno de De la Sota, y principios del gobierno de Schiaretti. Para su perpetración fueron necesarias dos cosas. Una, cambiar la carta orgánica y la cúpula de EPEC, pasando su dirección de profesionales universitarios, a un empleado de EPEC (Daniel Bonetto) vinculado con el ministro De Vido, que era el promotor del negocio.

Y la otra asegurar la elección de Schiaretti como gobernador, para que el negociado prosiguiera adelante.

Esta necesidad perentoria probablemente fue una de las razones por la cual el sistema informático cordobés, se cayó en la noche de las elecciones del 2 de setiembre del 2007, e interrumpió el conteo electoral hasta que apareció como ganador Schiaretti.

La vuelta de FIAT

Schiaretti es también el artífice de la vuelta de FIAT a Córdoba. De donde se fue en la década del 80, dejando los descomunales clavos de MATERFER, GMD, y CAT, firmas que eran las principales deudoras incobrables del Banco de Córdoba. Como acostumbra en estas ocasiones, FIAT simuló desprenderse de ellas, para sacarse los muertos de encima.

Entre ellos el muerto de la Central Sudoeste de EPEC, equipada con turbogás FIAT, que nunca funcionaron como debían. Por esa razón, y por pretender fincar su salvataje en la concesión de las usinas de EPEC, a las que el gerente de EPEC y ex senador Regino Maders se oponía, dichas firmas supuestamente ex FIAT, se vieron involucradas en el asesinato de este, que nunca se aclaró debidamente.

Gracias a su ex gerente Schiaretti, y su régimen de especialización de la industria automotriz, FIAT volvió a Córdoba por segunda vez en 1996, de la mano del gobernador Ramón Mestre. Para tomárselas de nuevo desaprensivamente en la crisis del 2001, dejando una saga de deudas y desempleo.

Posteriormente en el 2006 y 2007, con Schiaretti como vicegobernador y luego gobernador, FIAT emprendió su tercera vuelta a Córdoba. Y lo hizo como siempre lo hace. Demandando generosos subsidios, incluso para el pago del personal; flexibilización laboral; amplias excepciones impositivas; energía a precios promocionales; y costosas obras de infraestructura.

La catadura de FIAT ha quedado hoy al descubierto, al amenazar irse de Italia y radicarse en los Estados Unidos (algo así como si el Vaticano se fuera de Roma) si los sindicatos italianos no aceptan una flexibilización laboral extrema. Lo cual lleva al interrogante de qué clase de capitalismo salvaje es este. Con sus costos tan socializados de una u otra manera, tanto cuando viene como cuando se va, apenas surge alguna dificultad.

Y que beneficio realmente depara a la comunidad, más allá del momentáneo empleo que crea. En este panorama no es casual que ahora ocupe el ministerio de Economía Débora Giorgi, quién como secretaria de Industria y Energía de De la Rua, completo las picardías de Schiaretti.

Tanto respecto al régimen de la industria automotriz, como en relación con el gas natural, permitiendo la libre importación de este subterráneas, un centro comercial, y dos torres de departamentos de 130 metros (que incluso las puedo bajar a 70 metros) y me hago una fortuna.

Je, je, y así me quedo enteramente con la plusvalía urbana acumulada desde hace quinientos años, parte de ella declarada patrimonio histórico de la humanidad. Je, Je, que hábiles somos los desarrollistas urbanos cordobeses. Si quisiéramos hacer este negocio en cualquier ciudad seria del mundo, estaríamos todos presos.

Bugliotti

Todos los caminos conducen a Bugliotti parece ser la premisa de Schiaretti. Tal es el caso de la autopista que llega hasta Salsipuedes. Justo hasta donde está ubicado otro de los tantos megaemprendimientos inmobiliarios de este notable emprendedor clarividente. Que siempre se anticipa a adquirir terrenos y propiedades, justamente allí donde luego el estado provincial o municipal se le ocurre intervenir o hacer obras, o erradicar villas miserias, etc.

Las cuales de esa manera, costeadas por todos los ciudadanos, le dejan una enorme renta inmobiliaria al emprendedor Bugliotti; como consecuencia de la plusvalía que adquieren sus inmuebles por efecto de esas obras costeadas por él fisco, con la plata de todos los cordobeses.

La cual Bugliotti no solo se la apropia íntegramente, sino que también generalmente se ve favorecido con alguna eximición de tasas, o impuestos, etc. Como si tuviera por socios o partícipes ocultos en el negocio, a quienes se encuentran momentáneamente en el gobierno.

En el caso de Salsipuedes, ¡qué casualidad! Bugliotti también se vio favorecido por el cambio de traza del camino de El Cuadrado, que antes arrancaba en Río Ceballos. Y ahora ¡qué casualidad! arranca desde el predio del emprendimiento de Bugliotti.

Y además en el valle de Punilla corre el rumor de que el cambio de traza de dicho camino, que desembocaba en La Falda, y ahora desemboca en Valle Hermoso, se debería en realidad a que Schiaretti y sus amigos habrían acaparado previamente las tierras por donde discurre la nueva traza.

Otro tanto sucede con el “dinosaurio” que Bugliotti construyó en barrio Rivera Indarte, donde ahora desemboca directamente la ampliada avenida Ricardo Rojas, obra que está en plena ejecución. Que es costeada por Vialidad Provincial, como un favor hecho por la Provincia a la Municipalidad; pero que en realidad es un favor hecho al mega emprendimiento de Bugliotti.

Que ha dejado atrás el rumor que le endilga haber sido reducidor de los piratas del asfalto, para convertirse en pirata de las obras públicas y la plusvalía urbana. Y además de ello o pese a ello, se ha convertido en una eminencia pública, al que se consulta asiduamente por los problemas de Córdoba.

Otras de sus pretensiones fue la de quedarse con la concesión de la Terminal de Ómnibus de Córdoba. En base a la “iniciativa privada” que propuso, consistente en ampliar la terminal existente, hacía la una zona abandonada y desvalorizada que estaba a su vera (edificio Molinos).

Pero esto pretensión ya era una obscenidad para este señor adonde parecen rematar todos los caminos. Y finalmente su proyecto se cayó por la negativa municipal a otorgarle las facilidades edilicias que pretendía

Por eso razón Schiaretti optó por “comprarle” la iniciativa a Bugliotti, y que la obra la hiciera otro, a costa del peculio público. En base a vaya a saber que secretos entendimientos tiene Schiaretti, con el sempiterno concesionario de la Terminal (Ramos Hnos.).

Que está allí desde hace un cuarto de siglo, desde los tiempos de Angeloz, pese a que la concesión original era solo por diez años, y que paga un ridículo canon por ella. Obteniendo así enormes ganancias por el diferencial que le queda entre el precio de los siderales alquileres que cobra, y el ridículo canon que paga.

Pero esos son las apariencias, porque de todas formas Bugliotti también se vio enormemente favorecido con la ejecución de las obras de la nueva terminal. Al revalorizar notablemente estas, a las propiedades vecinas que son de su propiedad, en una área urbana que estaba en estado de total abandono. Una de ellas es el Dinosaurio San Vicente (ex Molinos Letizia) situado frente a la nueva terminal. El que a la vista de todos, ha usurpado una calle pública para usarla como estacionamiento. Lo mismo que hizo en el híper Libertad de Poeta Lugones.

Las otras son las residencias universitarias Milénica I y II, que están a la vera de la nueva terminal. Y por si eso no fuera suficiente, además el puente “Letizia” sobre el Suquia, a construir por la Provincia, desembocará directamente en estas residencias universitarias, y en el Dinosaurio de Bugliotti.

Allegándole así a este clientes desde el prospero barrio General Paz. Pero esto no es novedad para Bugliotti, ya que anteriormente esas mismas propiedades se beneficiaron con los costosos desalojos de la vecina Villa la Maternidad. Donde ahora se construiría el puente Letizia, a costa y cargo del gobierno, que inveteradamente, va a donde va Bugliotti. Se podría decir que Bugliotti planifica, y Schiaretti y cumple.

Como si todas esas plusvalías urbanas a favor de Bugliotti no fueran suficientes, además el gobierno habría indemnizado a este por su fracasada “iniciativa privada” de ampliación de la Terminal, diseñada por Bugliotti en funciones de sus exclusivos intereses, con el pago de un monto del orden de los dos millones de pesos. La Provincia hizo lo que quería Bugliotti, y además lo habría compensado por ello.Cabe el interrogante si la iniciativa de Bugliotti tenía como objetivo esencial, la concreción de esas obras, más allá de que algunas de ellas las hiciera él, o no.

El estado cordobés parece ser un bien mostrenco, administrado por quien se adueña momentáneamente de él, en función de los intereses concentrados de los conocidos de siempre.

Desarrollistas urbanos

Schiaretti como vicegobernador de De la Sota, fue también cómplice de la rifa de los terrenos fiscales que llevó adelante el CORINCOR, con la complicidad del Consejo General de Tasaciones. El cual, como si trabajara a favor de los compradores y en contra de los intereses provinciales, se encargaba de rebajar sustancialmente el precio de lo que el CORINCOR ponía en venta.

La treta básica de los desarrollistas urbanos, consiste en comprar un terreno con una determinada normativa edilicia y de uso del suelo. Y luego, por el medio que sea, sobornos incluidos, conseguir el cambio de normativa. De esa manera mágicamente, lo que valía uno, pasa a valer dos o cinco. Una moderna versión del rey Midas, que convertía en oro lo que tocaba. En cambio los desarrollistas urbanos cordobeses, convierten en oro sus terrenos, “tocando” a concejales e intendentes.

En este momento hay en Córdoba numerosos terrenos dormidos, esperando ansiosamente ese cambio de normativa por parte de las nuevas autoridades municipales que vendrán. Y es de suponer, que algunas de ellas vendrán ya “tocadas” de antemano, seguramente a cambio de importantes aportes para la campaña electoral.

El caso más notable de esos terrenos “dormidos”, a la espera de una nueva normativa, es el del ex Batallón 141 en el Parque Sarmiento, que fue comprado por Eurnekian, especialista en “tocar” para que prosperen sus negocios. Prueba de ellos es que aún permanecen procesados en la justicia penal federal el ex jefe de Gabinete Jorge Rodríguez y sus segundos, por la concesión de los aeropuertos que hicieron a su favor. Un test ácido que se podría proponer a los aspirantes a intendente y concejales actuales, es preguntar que van hacer en relación a los terrenos del ex Batallón 141. Seguramente un batallón de ellos luego no cumplirá con la palabra que empeñen.

Además de las ambigüedades en cuanto a las posibilidades del uso del suelo, otra manera de castigar duramente el precio de los grandes predios por parte de Consejo General de Tasaciones, y reducirlo a menos de la mitad de su valor real, es propiciar su subdivisión en lotes más pequeños, con la excusa de facilitar su venta.

Ello pese a que en las zonas densamente pobladas, las grandes superficies son más caras por metro unitario, al existir muy poca oferta de ellas en el mercado inmobiliario.

De esa manera la tasación de un gran lote frente a una gran avenida, que debería haberse hecho en función del costo por metro cuadrado de un lote con frente a esa avenida, terminaba en la tasación de múltiples lotes. Algunos con frente a esa avenida; y otros con frente a las calles colaterales, con precio por metro cuadrados muy inferiores.

Y finalmente la maniobra se remataba y quedaba al descubierto, cuando aparecía un solo comprador, que se alzaba con todos los lotes. O sea con la gran superficie codiciada por tener su frente a una gran avenida. Al que además la pagaba en cómodas cuotas, con intereses ínfimos en base a la tasa Libor, a la que nadie presta en Argentina.

Porta Hnos. y Capitalinas

Un ejemplo notable de esta treta inmobiliaria, es la venta del terreno de la ex villa “El Pocito”, situado en avenida Vélez Sarsfield al 1.000, esquina avenida Pueyrredón. O sea que tenía el frente, en el muy cotizado Barrio Nueva Córdoba; y la parte posterior en el devaluado Barrio Güemes. El Consejo tasó buena parte del terreno, como si el frente diera a Barrio Guemes (calle Turrado Torres).

Y ahora para culminar el negocio, sus afortunados dueños que se alzaron con todos los lotes (Porta Hnos.) están esperando el ansiado cambio de normativa, para despacharse allí con un mega emprendimiento… con frente a avenida Vélez Sarsfield, en Barrio Nueva Córdoba.

Otro ejemplo notable es el Complejo de Capitalinas, ubicado en Humberto Primo al 600, esquina La Cañada. En el cual el Bancor alquila 5.000 metros cuadrados de oficinas, a un costo superior a los 150 mil pesos por mes, pese a contar con múltiples edificios que son su propiedad. Dicho lote también fue subdividido en parcelas, y castigadas el precio de las que tenían frentes a calles secundarias.

Pese que luego Capitalinas se alzó con todas ellas juntas, para construir su complejo de oficinas de alta gama, con frente a la avenida Humberto Primo. Al que además, contando con la complicidad de la municipalidad, le anexó una calle pública. De esa manera cualquiera se capitaliza.

Patio Olmos

Otro ejemplo notable de la labor defraudatoria del Consejo General de Tasaciones, fue la venta del terreno donde está asentado el Shopping Patio Olmos, en Vélez Sarsfield y San Juan, donde antes funcionaba la Escuela Ambrosio Olmos. En su labor dicho Consejo aparentemente se “olvidó” de leer el contrato de concesión firmado a favor de Patio Olmos.

En el cual el bajo canon pagado por el uso o alquiler del terreno propiedad de la Provincia, se justificaba porque al cabo de los 35 años de concesión, todo lo edificado y plantando en él pasaría a ser propiedad de ella. (A este respecto, como un escarnio adicional, el valor de ese canon no fue actualizado tras la devaluación del año 2002. Razón por la cual Patio Olmos siguió pagando sin grandes cambios el simbólico canon de diez mil pesos al mes que venía pagando, pese al brutal ajuste que introdujo en el precio los locales que allí alquila).

De esa manera en el año 2006, transcurridos 15 años de la concesión, buena parte de lo edificado allí ya pertenecía a la Provincia. No obstante, olvidando enteramente las peculiaridades de la concesión, el Consejo tasó esa propiedad de la Provincia, como si se tratara exclusivamente del terreno pelado.

Lo que en la práctica representaba que la Provincia vendía un baldío, pero el comprador en realidad compraba un Shopping de lujo. Obviamente que este “olvido” del Consejo beneficiaba directamente a los concesionarios de Patio Olmos, encabezados por Martín Amengual, actual presidente de la Fundación Mediterránea. Que eran en la práctica, los únicos interesados en la compra del terreno, sobre el que están asentados sus florecientes negocios.

Todo parecía marchar viento en popa para Patio Olmos. Pero en la licitación convocada al efecto apareció de improviso el grupo porteño IRSA, que le mejicaneó el negocio a Amengual y su gente; al hacer una oferta por 32,5 millones de pesos a pagar cash; contra los 25 millones que ofertó Patio Olmos, a pagar en 48 cómodas cuotas mensuales.

Así IRSA se alzó con la propiedad de Patio Olmos, por menos de la mitad de su valor real. De la cual, además de percibir el canon que recibía la provincia adecuadamente indexado, tendrá su pleno usufructo a partir del año 2032, fecha en la que debía pasar a ser propiedad de la Provincia.

Esta súbita derivación del negociado, les cayó como una “bomba neutrónica” a los concesionarios de Patio Olmos encabezados por Amengual. Quienes a partir de allí procuraron movilizar cuanto argumento o personalidad tuvieron a mano, para impedir la adjudicación de la licitación a IRSA. Llegaron incluso a interponer una acción antimonopolio contra IRSA, ante la Comisión de Defensa de la Competencia.

Su último y desesperado intento, que muestra lo descabellado del negocio que en su propio interés habían urdido, fue denunciar a través de voceros, que Patio Olmos no se podía vender, porque integraba el patrimonio cultural de la Provincia. Al estar edificadas en la azotea del mismo, las dos salas de ensayo del Teatro Libertador San Martín, cayendo así este en riesgo de no poder disponer de ellas.

Ante el reclamo público que originó esto, en los últimos días del gobierno de De la Sota, previos a la asunción de Schiaretti, el gobierno dispuso la expropiación de esas salas del teatro Libertador San Martín, que incongruentemente estaban sobre el techo de Patio Olmos. Lo hizo con un enrevesado trámite de propiedad horizontal de Patio Olmos, para deslindar la propiedad de unas salas que tienen su acceso por el teatro Libertador San Martín.

Para ello dispuso pagarle a IRSA 533 mil pesos, monto que esta impugnó reclamando un importe de casi millón y medio de pesos, razón por la que la cuestión derivó en un juicio que seguramente será perdido por la Provincia, como lo perdió con la expropiación del Palacio Ferreyra. IRSA mejoró así aun más el perfil de su negocio, que le cayó en las manos venido del cielo, y había sido urdido pacientemente por Amengual y sus socios.

Este asunto de las salas de ensayo del teatro Libertador, revela otro sórdido detalle de ese negociado. La construcción de ellas era condición de la concesión, para reemplazar a otras salas de ensayo que hasta entonces estaban a nivel del suelo.

Debían contar con una superficie de 1.422 metros cuadrados, y ser terminadas en 1995. Pero Patio Olmos recién las habilitó nueve años después, en el 2004, tras reiteradas intimaciones del ERSEP, y su superficie apenas alcanza los 900 metros cuadrados. Sin que esto arrancara objeción alguna por parte del poder concedente, personalizados a esa altura, como perfecta continuación del anterior, en De la Sota y Schiaretti.

El hecho de que las salas de ensayo del Libertador fueran edificadas sobre los techos de Patio Olmos, pone de manifiesto que no existía por parte del estado cordobés, previsión alguna de vender este último. Considerándolo por contrario una unidad funcional con el teatro Libertador. Y menos aún venderlo por el valor del terreno pelado, cuando ya era condómine de todo lo allí edificado.

Gasoductos

Como se dijo antes, Schiaretti fue el iniciador de la dilapidación del gas natural. Sin embargo presenta como obra emblemática de su gestión, los gasoductos troncales provinciales que hoy están en ejecución.

Los cuales inicialmente estaban presupuestados en 500 millones de pesos, luego pasaron a más de 900 millones; y finalmente con el cuento de que eran financiados por el BNDES brasileño, se adjudicaron en 1.400 millones de pesos. Fueron contratados con una UTE encabezada por una empresa brasileña, la cual olvidando enteramente el compre argentino, traerá todos los materiales desde Brasil.

Se pasó así de un precio blando inicial, a un precio final ultra duro, con financiación semiblanda por parte del banco de desarrollo brasilero, y compras atadas al extranjero. Como muestra de la meditada reflexión con que nuestra dirigencia toma sus decisiones a favor de la Provincia, dicho préstamo del BNDES fue aprobado por una ley de la legislatura, en el tiempo record de 24 horas, desde que el Ejecutivo ingreso el proyecto, que venía acompañado de 60 carpetas, hasta la sanción de la ley.

Como para que resulte evidente de los legisladores intervinientes, ni sabían que habían aprobado. La velocidad que se imprimió al tratamiento del tema, es directamente proporcional al volumen de lo que se quería ocultar. Igual que en el caso de la usina de Pilar, el inusitado costo por usuario de estas obras, hacen que ellas sean inamortizables.

La avenida de Ccircunvalación

La penúltima hazaña de Schiaretti, antes del crimen de la Casa de las Tejas, fue la renegociación de la concesión de la avenida de Circunvalación con Caminos de la Sierra, mediante comprarle la empresa a sus accionistas privados, Impregilo, Codi, Delta, y Caruso.

Compra con la que logró un resultado que debe ser único en el mundo: que los cordobeses costeemos las nuevas obras que Caminos de la Sierra no concretó como debía; y que además paguemos el peaje, como si no las hubiésemos costeado.

De esta manera el ex concesionario que no hizo las obras, cobrara rentas como si las hubiese hecho. Y el futuro concesionario, que según algunos tiene el nombre puesto de Electroingeniera, también cobrará como si las hubiese hecho, pese a que solo se dedicará al cobro del peaje.

Pero la transa no acaba allí. Schiaretti a la par contrató el proyecto para el cierre de la Circunvalación con la UTE Electroingeniería – Roggio. Y recientemente aprobó un llamado a licitación pública “acotada”, en la que solo podrán intervenir Roggio, Electroingeniería, y IECSA (la empresa de los Macri – Calcaterra).

Siendo entonces evidente, que no se trata de una licitación pública, sino un desvergonzado arreglo, o concertación pública, en donde a la vista y paciencia del gobierno, las tres firmas, burlándose del régimen de la competencia, se repartirán los trabajos, y arreglaran sus precios.

Si se cumplen el pronóstico de que luego Electroingenieria por la suya, o en conjunto con Roggio, se quedarán con la concesión de la Circunvalación, el negociado parece el de Juan Palomo: yo lo urdo, yo me lo hago, yo me lo como, a costa del bolsillo de todos los cordobeses.

Eso sí, con la astucia que siempre despliega para disimular su malandanzas, simultáneamente Schiaretti bautizó a la avenida de Circunvalación con el nombre de Juan B. Bustos, pese a que ya había sido bautizada por la Municipalidad con el nombre de Agustín Tosco. Y a la autopista que remata en los predios de Bugliotti en Salsipuedes, le puso el nombre de Agustín Tosco.

La Casa de las Tejas

Este ultimo hecho de Schiaretti marca un climax en el proceso de degradación y corrupción de la administración pública en nuestro país. Ha superado incluso el chiste que cuenta la visita de un ministro argentino a Alemania, y alaba la mansión donde vive el ministro alemán. Quién le explica que la logró hacer, con la coima de un puente que se encuentra al frente, al que señala con el dedo.

Luego al devolver la visita del ministro alemán a nuestro país, la escena se sucede a la inversa. El alemán alaba la mansión del ministro argentino, y este le señala el puente con que logró hacerla. Lo que arranca la pregunta asombrada del alemán, que dice no ver ningún puente donde señala el dedo del argentino.

Uno cobró una coima sobre una obra que se hizo, y el otro, por una que nunca se hizo. La variante de Schiaretti, dándole una vuelta más a la corrupción, es haber destruido una obra, para poder financiar y llevar cabos otras. Y así obtener un rédito electoral, además de los réditos económicos que suelen dejar siempre las mismas.

Y para disimular esa destrucción, además de la creación del baldío del Parque de las Tejas, Schiaretti anunció la extensión de la licencia por maternidad a seis meses, en beneficio de las empleadas públicas. Un dicho repetido en los arcanos de la corrupción de la obra pública, es que de todo lo que se recibe, siempre hay que dejar un poco. Schiaretti lo práctica, concediendo modestas mejoras a su personal, que obviamente no saldrán de su bolsillo.

De esta manera pese sus notables andanzas contra los intereses de la sociedad, en donde a lo largo de ella ha destruido no una, sino muchas casas de las tejas, Schiaretti ha logrado permanecer más de veinte años en la política. Ya es hora prudente de que pase a cuarteles de invierno. Que si la Justicia existiera, seguramente debieran ser en un lugar donde abunde la sombra.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...