lunes, 8 de agosto de 2011

Apuntes sobre la pobreza

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

.

“Para los de arriba hablar de comida es una pérdida de tiempo. Y se comprende, porque ya han comido”.
Bertolt Brecht

I

Acometer el tema de la pobreza es particularmente difícil. Lo es por varios motivos. Por un lado, porque es muy complejo determinar claramente sus causas, el proceso que la instaura, su dinámica general. Pero por otro, porque es infinitamente más dificultoso encontrarle soluciones concretas.

Indicando rápidamente, quizá como primera aproximación, que identificamos pobreza con carencias materiales, con falta de recursos, podría decirse que la historia misma de la Humanidad es una constante lucha contra este fantasma. El puesto del ser humano en el mundo no está asegurado de antemano; su realización es una permanente búsqueda de la satisfacción de necesidades básicas que le permiten sobrevivir, búsqueda que, a inicios del siglo XXI y con todo el potencial técnico que se ha llegado a acumular, no termina nunca de colmarse. Hoy día se produce entre un 40 y un 50 % más del alimento necesario para nutrir a toda la población mundial, pero el hambre sigue siendo la principal causa de muerte de nuestra especie, mientras que la actividad más dinámica, que conlleva las más altas cuotas de inteligencia incorporada y genera la mayor ganancia, es ¡la producción de armas!

De todos modos, la idea de pobreza no está especialmente ligada a ese estado originario de carencia que debe ser satisfecho día a día. Un pueblo determinado, en cualquier momento de su historia, simplemente debe cumplir con el colmado de esos satisfactores para seguir manteniéndose como unidad, con la tecnología que dispone según su grado de desarrollo (paleolítico, agricultura de subsistencia, sociedades post industriales, etc.). En esa tarea cotidiana, independientemente de su capacidad productiva, no se siente “pobre”. La noción de pobreza aparece cuando hay puntos de comparación: una sociedad es pobre con respecto a otra vista como rica, una clase social es una u otra cosa relativamente a otra, así como lo puede ser un individuo, sólo en parangón con otro -un anacoreta, aunque desnudo, puede ser infinitamente rico, comparada su vida espiritual con la de otro, un ciudadano urbano “estresado” por sus deudas, digamos-. La pobreza habla, en todo caso, no de la cantidad de medios de sobrevivencia sino del modo de su apropiación, de su distribución social.

El jefe de una tribu bosquimana es pobre puesto en la bolsa de valores de New York, pero no lo es en su contexto originario: allí es el jefe. Seguramente hoy la vida de un trabajador término medio de cualquier país industrializado es más rica en cuanto a acceso a bienes materiales en relación a lo que puede haber sido la de un faraón egipcio, o la de un Inca del Tahuantinsuyo. Pero hay una diferencia sustancial entre la vida del ciudadano actual y la de un monarca.

Con todo esto, entonces, queremos situar la idea de pobreza -y por tanto su contrario: la riqueza- en tanto productos históricos, sociales. Un monarca, un jefe, el sacerdote supremo de la tribu, etc., dispone de una cuota de poder definitivamente superior a la de un asalariado moderno con acceso al confort material generado por la industria de estos últimos 100 años, el cual no deja de ser, pese a todos los bienes materiales, más pobre en términos de relación política. Sería tonto quizá preguntar cuál es más rico o cuál más pobre. En todo caso esto nos ilustra, una vez más, de lo complejo del tema. La reina Isabel la Católica, en el poderoso reino español de fines del siglo XV e inicios del XVI, estuvo ocho años con la misma blusa como promesa hasta que se venciera a los moros. ¿Alguien osaría decir que era una pobre diabla mugrienta?

II

Hacer una lectura histórica del concepto de pobreza lleva a una exégesis que, además de no ser el objetivo de este breve artículo, implicaría un recorrido monumental por la historia humana. Recorrido que debería tomar en cuenta los distintos momentos habidos en relación al desarrollo de la capacidad productiva, y a la forma en que el producto de esa capacidad fue repartido socialmente.

Pobres ha habido siempre, dice una visión simplista de las cosas. ¿Pero desde cuándo es posible comenzar a encontrarlos como tales en la historia? En la época de las cavernas nada podría autorizar a verlos como realidad social concreta. En todo caso, ante ese paso trascendental que significa la humanización de algunos monos, más bien deberíamos ver una riqueza cualitativa fenomenal: un animal comienza a modificar su entorno natural, produce cambios deliberadamente, trabaja. He ahí una primera riqueza humana espectacular, aunque las condiciones materiales de sobrevivencia de aquellos ancestros hoy las pudiésemos ver como de la más radical pobreza.

Se puede hablar con propiedad de pobres, ya como categoría sociológica, en la medida en que aparecen sus contrarios: los ricos. Las sociedades claramente divididas en clases sociales presentan pobres: hay una división clara entre los que tienen y los que no tienen. ¿En nombre de qué sucede esto, se establece, se acepta, se sacraliza? ¿Qué mecanismo natural lo decide? No entraremos a ver el por qué de esta dinámica histórica, dado que el tema exige, en sí mismo, un desarrollo infinitamente más amplio de lo que aquí nos proponemos. Lo que sí puede anticiparse es que el intentar dar respuestas convincentes a estos interrogantes ha suscitado reflexiones, tomas de posiciones, revoluciones y un sinnúmero de acciones varias en la historia universal, sin que hasta el momento se haya superado el problema (porque sigue habiendo pobres y ricos todavía, y como van las cosas, nada hace pensar que eso vaya a desaparecer en lo inmediato).

En tanto hay una injusta, una inadecuada repartición del producto social, hay pobres. Esto es: los pobres se definen en relación a sus contrarios. Aunque pueda parecer un juego de palabras (pero no lo es, por cierto), es especialmente reveladora esa oposición: hay pobres en tanto hay ricos, hay quienes tienen menos (están carenciados) en tanto hay otros que tienen demasiado (les sobra).

¿Por qué a algunos les sobra y a otros les falta? Este es el eje medular para entender el fenómeno de la pobreza: hay quienes tienen poco porque otros poseen de más.

Entendida así, entonces, la pobreza es un fenómeno enteramente humano, social. No tiene parangón en el campo natural, no depende de ningún determinante físico-químico. Insistimos con el concepto: la pobreza no se define por la cantidad de riqueza que se le opone sino por la calidad de su distribución. Un rey, aún en taparrabos, es rey, es rico, comparado con sus súbditos. Y desde otra cosmovisión, un ascético anacoreta en su reclusión voluntaria, aunque casi no coma ni acceda a los placeres de la vida terrenal, en su riqueza espiritual se siente infinitamente más rico que el mundano común. ¿Desde dónde y cómo “medir” la pobreza entonces?

III

Hoy día, totalmente envueltos por una lógica mercantilista, por una cultura del consumo a cualquier costo (capitalista, para decirlo sin tanto rodeo), entendemos el concepto de pobreza en relación indisoluble con la carencia de recursos materiales.

Desde ya, esa noción es correcta en un sentido: con el auge espectacular de la producción, merced a la revolución científico-técnica puesta en marcha hace un par de siglos y ya nunca más detenida, siempre más rápida y en perenne expansión, la dinámica generalizada se resume en el tener, en el consumir. El sentido implícito del proceso de humanización, del progreso, es tener cosas materiales. La vida termina valorándose en términos de objetos; se es lo que se tiene.

En ese escenario -impuesto desde que la economía capitalista europea comenzó a expandirse por el mundo, actualmente globalizado y entronizado con una fuerza desconocida anteriormente en la historia- ser pobre significa no disponer de todas las cosas que la productividad humana moderna puede ofrecer. Civilizaciones agrarias milenarias, que lograron desarrollos fenomenales en términos culturales (la hindú, las americanas precolombinas, la china) pasan a ser pobres frente a la avalancha modernizadora de oferta de bienes. Surge ahí el mito del “desarrollo”, y su contrario: el “subdesarrollo”'.

No cabe ninguna duda que la forma en que se va construyendo la sociedad global entre desarrollados y subdesarrollados es, además de injusta en términos éticos, absolutamente insostenible como proyecto humano. No es aceptable, pero mucho menos es viable en el tiempo y en relación a los recursos que provee la naturaleza, un modelo de organización social donde el 20% de la población humana consume el 80% del producto total.

Ligando la pobreza a esta visión fundamentalmente material, es descarnadamente real que la brecha entre “ricos desarrollados” y pobres “en vías de desarrollo” crece. Si el sueño del progreso científico-técnico que ilusionó cabezas y corazones en pleno auge positivista, en los inicios de la expansión del modelo capitalista, hizo albergar expectativas respecto a una paulatina, pero finalmente total, extinción de la pobreza en el mundo, hoy, más aún con las tendencias neoliberales triunfadoras en este momento, se ve que ese prosperidad universal está muy lejos de alcanzarse. Por el contrario: la brecha entre ricos y pobres (entre Norte desarrollado y Sur subdesarrollado, así como entre estratos beneficiados y postergados en lo interno de cada estado nacional -fenómeno más especialmente acentuado en el Sur-) crece. Dicho de otra manera: la pobreza crece. O más descarnadamente aún: los pobres de carne y hueso crecen. De tres nacimientos que se producen por segundo en el mundo, dos de ellos tienen lugar en un barrio marginal de alguna atestada macro-ciudad del Tercer Mundo.

En el año 1820 el 20% más rico del planeta tenía 3 veces más que el 20% más pobre; para 1913 ese 20% más rico ganaba 11 veces más que el 20% más pobre. En 1997, con un crecimiento descomunal de la productividad en términos históricos, el 20% más rico accedía 74 veces más a las riquezas producidas que el 20% más pobre. En países como Brasil y Guatemala esa diferencia es aún mayor, llegándose al extremo patético de 120 a 1. El 6% de la población mundial posee el 59% de la riqueza total del planeta, y 98% de ese 6% de la población vive en los países más ricos. La población estadounidense, pese al declive que hoy día experimente su país como unidad nacional (¡pero no así sus grandes empresas transnacionalizadas!), consume el doble de lo que consumía en la década del 50 del pasado siglo, en su momento de mayor auge económico.

Un perrito de un hogar término medio de un país del Norte consume en promedio anual más carne roja que un habitante del Tercer Mundo. Mil millones de personas no tienen acceso al agua potable, en tanto que 1.300 millones de personas disponen de menos de un dólar diario para vivir. 1.000 millones son analfabetos. Era de las comunicaciones, pero la mitad de la población mundial está a no menos de una hora de marcha del teléfono más próximo. Según estimaciones de organismos internacionales, el costo anual adicional para lograr el acceso universal a servicios sociales básicos en todos los países en desarrollo sería de 15.000 millones de dólares americanos (enseñanza básica, agua y saneamiento para todos), en tanto que en los Estados Unidos se gastan 8.000 millones anuales en cosméticos, y 11.000 millones son gastados anualmente en Europa en helados.

Según datos de Naciones Unidas, el patrimonio de las 358 personas cuyos activos sobrepasan los 1.000 millones de dólares -que pueden caber en un Boeing 747- supera el ingreso anual combinado de países en los que vive el 45% de la población mundial.

No caben dudas: lamentablemente, pese a la ¿cooperación al desarrollo? existente, la pobreza crece. Valga agregar, como dato no menos escalofriante, que en 50 años de “cooperación” que el Norte viene desplegando con el Sur, desde la ya legendaria Alianza para el Progreso del presidente John Kennedy en los años 60, ni un solo pobre en el mundo dejó de ser tal gracias a estos mecanismos de ¿solidaridad?, lo que muestra que esas políticas no son sino otros tantos instrumentos de control social.

Además de constatarlo por los datos anteriores (escalofriantes desde ya), podemos ver ese crecimiento de la pobreza con otros indicadores (no menos alarmantes): en el planeta, y fundamentalmente en el área desarrollada, se destinan más de 500.000 millones anuales para drogas (segunda actividad económica de la especie humana en la actualidad) y más de un billón anual (más de 30.000 dólares por segundo) a gastos militares (el rubro más rentable). Que se gasten esas cifras astronómicas en helados, cosméticos, estupefacientes y armas también nos lo dice: la pobreza crece (¡y no necesitamos ser el ermitaño asceta para entender lo que eso significa!).

IV

Estamos frente a un prejuicio, hoy ya globalizado, donde la idea de desarrollo está ligada indisolublemente a progreso material. Grandes culturas de la historia, con enormes avances técnicos, con profundas enseñanzas morales, medioambientales, con reflexiones acerca del fenómeno humano de gran valía, como lo decíamos más arriba, puestas en comparación con el rasero técnocrático-economicista que rige actualmente el mundo, aparecen como atrasadas, pobres. Lo son, según ese criterio, porque no han seguido el ritmo de crecimiento técnico y de acumulación de riquezas que se dio en Europa. ¿Son “pobres” la tragedia griega, la cosmovisión maya, el arte chino, la filosofía budista?

¿Podríamos, con una actitud serena y objetiva, atrevernos a seguir llamando pobre a una cosmovisión que pone el acento en el equilibrio ser humano/medio ambiente (como por ejemplo la de los pueblos americanos tradicionales) cuando vemos el disparate ecológico que ha causado el desarrollo industrial, con niveles de degradación del planeta por falta de previsión y afán enfermizo de lucro rayanos en la demencia? ¿Cuál es ahí la riqueza?

¿Podríamos, con una actitud serena y objetiva, atrevernos a seguir llamando pobre a civilizaciones que no necesitan de un consumo cada vez más masivo de narcóticos para huir de sus realidades como sucede en los países industrializados? ¿Cuál es ahí la riqueza?

¿Y cuál es la riqueza que nos propone el modelo de consumo desarrollado? Fundamentalmente eso: ¡consumo! Consumo como motor de la vida, consumo por el consumo mismo. Su arquetipo es un ciudadano tranquilo, que no protesta (que tampoco disfruta la tragedia griega ni el arte chino), sentado ante la pantalla de televisión (¿Hollywood, Walt Disney?), tomando Coca-cola y usando sus tarjetas de créditos. ¿Esa es la riqueza? Valga decir que todo eso luego hay que pagarlo, y hoy vemos, con la crisis galopante del imperio mayor del capitalismo, por dónde van las cosas: la deuda es materialmente impagable, tanto la pública como la privada (cada ciudadano estadounidense tiene en promedio 5 tarjetas de crédito y 7.000 dólares de deuda). ¿Dónde queda la riqueza?

Por cierto que no se pretende transmitir una idea ingenuamente bucólica de civilizaciones no-occidentales pre industriales; desde ya que la calidad de vida que la tecnología nos puede proporcionar (agua potable, saneamiento ambiental, más y mejores alimentos, educación para todos, comunicaciones, más tiempo libre, etc.) es fabulosa, y por cierto hay que bendecirla. Las comunidades hippies de no-consumo, en tanto islas alternativas en medio de la vorágine moderna, son insostenibles (la historia lo demostró). Lo que debe ser puesto en debate -debate que, por cierto, ya está abierto, y debe seguir alimentándose- es la idea de riqueza que los modelos modernos y post modernos nos ofrecen.

La riqueza no puede ser solamente consumir. Gastar cantidades impresionantes en helados, mascotas, cosméticos o estupefacientes junto a gente que come una vez por día, o no come, no constituye ninguna riqueza en términos humanos. Habla, en todo caso, de modelos de desarrollo, de visiones de la vida y de proyectos de ser humano que evidencian, fundamentalmente, una pobreza existencial profunda (alarmante, sombría). Si esa es la riqueza que nos ofrece el post-modernismo (cada uno con su propio vehículo, consumiendo gaseosas y hamburguesas -¡o estupefacientes!-, y con la lap top hasta para ir al baño), si la profundidad de la tragedia griega se reemplazó por King Kong y la hondura de los sistemas de pensamiento orientales dieron lugar a los libros de autoayuda realmente, como dijera Saramago, nos merecemos desaparecer come especie.

Desde ya el problema de la pobreza no es una cuestión de actitud moral, de caridad para con el desposeído. Ejércitos de Madres Teresas y de voluntariados (tan a la moda hoy día) no alcanzan; ni siquiera sirven para hacerle cosquillas al problema. El tema de la pobreza es claramente una de las preguntas medulares que atraviesan la historia humana. Que su respuesta debe ser difícil lo evidencia el estado actual del mundo: cada vez más armas, más helados y más cosméticos, y cada vez más pobres (y no sólo los que no comen; también los que no saben qué hacer con el tiempo libre.... ¿consumir Hollywood, o videojuegos? ¿Drogas quizá?). La pregunta en torno a la pobreza es una interrogación sobre la condición humana misma. ¿Por qué nos resulta tan tentador dejarnos seducir por la Coca-cola y las hamburguesas? ¿Tan pobres somos?

Luchar contra la pobreza implica, como mínimo, repartir más equitativamente los productos del trabajo humano (lucha política fundamentalmente -que indirectamente incluye lo militar, continuación de la política por otros medios-). Pero también implica no dejarnos de plantear esas preguntas que hacen a lo más hondo de nuestra existencia. Digámoslo con un ejemplo: la población de Europa del Este, todavía en la era del “socialismo real”, ayudó a hacer caer el muro de Berlín fascinada por la videocasetera o el pantalón vaquero que sus economías no le proveían. Hoy se lamentan de lo perdido, y en cada ocasión que tienen, manifiestan su añoranza por la seguridad material mínima que ya no pueden tener. Entonces, complementando la pregunta anterior, habría que agregar -para preguntarse con la misma fuerza-: ¿por qué nos seducen tanto los espejitos de colores?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: Crisis de gobernabilidad

Álvaro Cuadra (especial para ARGENPRESS.info)

La más reciente manifestación estudiantil ha mostrado síntomas inquietantes. La extrema virulencia de las fuerzas policiales esta dando cuenta de una incapacidad política de las actuales autoridades para responder a las demandas ciudadanas. La sociedad chilena ha entrado en un estado de efervescencia democrática tal que no admite el uso del expediente represivo como en tiempos de la dictadura militar.

Si sumamos a lo anterior un evidente malestar de amplios sectores de trabajadores convocados a un paro por la CUT para las próximas semanas y la baja catastrófica en las encuestas de los políticos de gobierno y oposición, incluido - por cierto – el primer mandatario, se puede colegir la gravedad de la crisis que vive el país. El conjunto de síntomas que comienzan a manifestarse pone en evidencia el agotamiento del “modelo chileno” basado en una constitución política hecha a la medida de una Junta Militar. En el actual marco jurídico y político las demandas ciudadanas reclamadas con vehemencia en las calles por miles de chilenos no encuentran una solución aceptable.

El descrédito de la institucionalidad política vigente - que incluye a los partidos opositores y oficialistas -, impide que las movilizaciones sociales encuentren un espacio legítimo para encauzar sus demandas. En la hora actual, el gobierno derechista del señor Piñera, el mismo que hizo del “cambio” su bandera electoral y que una vez en La Moneda se niega a cumplir sus promesas de candidato, se esta aproximado, de manera tan temeraria como insensata, a una “crisis de gobernabilidad”. Todo indica que las protestas ciudadanas están muy lejos de aminorar su intensidad, profundizando mas la brecha entre un vetusto andamiaje político y los procesos sociales emergentes. Al revisar la historia, advertimos que este tipo de situaciones conduce a periodos de anarquía y a soluciones de corte populista.

La mas mínima sensatez esta indicando la necesidad de un cambio democrático profundo en nuestro país. Se requiere dejar atrás todo vestigio dictatorial. En pocas palabras, un nuevo orden político, una nueva constitución sancionada por la soberanía popular donde los temas como legislación laboral y tributaria, gasto público en educación, salud y previsión social, derechos de las minorías étnicas y sexuales no pueden estar ausentes. La historia enseña que la derecha es, por definición, enemiga de todo cambio que comprometa su riqueza y sus privilegios. La represión callejera que se ha escenificado por estos días en nuestras principales ciudades, nos trae a la memoria los límites a los que son capaces de llegar quienes, cubiertos con piel de cordero, gobiernan hoy en nuestro país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile. Clima político y el análisis con su regreso al pasado

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

A raíz de los movimientos estudiantiles y gremiales comienzan a aparecer en Chile episodios que con en el comentario reflejan un clima político con reminiscencias odiosas del pasado. Se observa una clara contracción en el análisis, como si estuviera en un punto muerto, donde se toman opciones y no se explica el estado de situación.

Algunos advierten del deterioro extremo de la situación y recurren al expediente del golpe militar y políticos de la estatura de Eduardo Frei Ruiz Tagle habla de ingobernabilidad. Estas opiniones tampoco colaboran para encontrar la hebra del verdadero debate que no se construye por la dispersión y cruce de intereses.

Esto ocurre en medio de una crisis económica global prolongada que repunta con la caída de las bolsas. El contexto se completa con la incertidumbre política debido a la reconocida fragilidad de los sistemas e instituciones convencionales que sustentan el modelo económico, especialmente la diluida legitimidad de los sistemas de representatividad política. Lo hemos reiterado, estamos en presencia de la gran crisis del estado liberal post segunda guerra mundial. La épica de la construcción social se cruza con una globalización sin un marco aceptable para todos.

Chile exhibe una historia corroída por el carácter feble de sus líderes para la verdadera negociación política en situaciones extremas. El modelo de la primera mitad del siglo 20, con rupturas entre conservadores y liberales y las tablas de salvación tendidas por los radicales, -el único centro legítimo que ha tenido el país-, es pasado. Con la debilidad del radicalismo, el centro político está cautivo y cada vez más debilitado.

Las reacciones frente al intercambio entre el Ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter y el dirigente gremial Jaime Gajardo han servido para detectar el grado importante de anticomunismo en Chile, pero que también esconden el tema central. El apelativo de “sionista” usado por Gajardo (presidente del Colegio de Profesores) para describir la conducta política del Ministro del Interior en la represión a los movimientos estudiantiles, fue quizás producto de la ira. Aún así, el dirigente gremial cruzó la línea delgada en un área frágil como es el terreno de las identidades.

Al poseer una escolástica etnográfica siempre insuficiente, con la identidad se corre el riesgo de la interpretación desmedida, como fue el caso de Gajardo y del propio aludido, Rodrigo Hinzpeter. Decir que alguien es sionista es una clasificación doctrinaria de un movimiento internacional gestado en 1897 para crear un estado judío en las tierras de Palestina, con el apoyo del Imperio Otomano. Esta gestación todavía es controversia. No todos los judíos se sienten sionistas. Una legión grande de judíos ortodoxos niega el sionismo por tratarse de una iniciativa secular que elimina la tutela religiosa sobre la comunidad judía. http://www.zionism-israel.com/his/jewish_anti_zionism.htm.

Desde el lado del gobierno, una funcionaria expresó al público la frase, “Muerta la perra se acaba la leva”. Se refería a la dirigente estudiantil Camila Vallejo (comunista). Aquí ya no se trataba de una interpretación de identidad sino que una inequívoca pasión anticomunista.

De repente aparecía el Partido Comunista sirviendo de chivo expiatorio para explicar una tensión social que exhibe al menos un rasgo definido: el modelo implantado en los años 80 de privatizaciones, desregulación, y aperturismo comercial a ultranza, se agotó socialmente y políticamente. No es responsabilidad exclusiva de este gobierno, que solo podría aparecer como el factor que exacerba el malestar social acumulado.

Es así que el resurgimiento del anticomunismo (que es global) aparece en esta crisis actual de doble punta, económica y política. Se reimplanta en connivencia con el armado de la seguridad global y la guerra contra el crimen transnacional. Consiste en crear un clima de protección con la idea central de erradicar, en primer término, doctrinas como la comunista-marxista que se fortalecen en la degradación del sistema.

En un lúcido trabajo para el SSI del Pentágono, los profesores S.Metz y R. Millen (2004), exponen aspectos de la estrategia moderna contra la insurgencia. Su enfoque es holístico con un acento en la prevención ya la centralidad de la lucha ideológica. Al marxismo hay que combatirlo porque tiene “esa seducción para articular descontentos sociales y de allí empalmar con el clima de insurgencia” que se construye. “La desactivación de voces con credibilidad y legitimidad es el comienzo de una lucha que es larga”…. “Se debe impedir que los que propagan el marxismo posicionarse con el público”.

Hay torpeza y poca fineza política en escoger la estrategia de estigmatizar al Partido Comunista en Chile. Sobre todo en medio de una crisis política donde lo único que se exhibe con claridad es la precariedad institucional y política de un país que espera a su propio Godot portando la nueva Constitución que lo haga cambiar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Estudiantes emplazan a los medios

Ernesto Carmona Ulloa (especial para ARGENPRESS.info)

Definitivamente, hay demasiados periodistas que comulgan con el statu quo mediático y el enfoque de las noticias impuestos por sus empleadores y, lo peor, es que algunos creen que están jugando un rol importante al servicio de la información y la libertad de expresión. Pero están tan adoctrinados e ideologizados en el dogma empresarial de la llamada "libertad de información" que perdieron la brújula de la noticia –si es que alguna tuvieron alguna- y de "periodistas" están transformándose en "propagandistas" de los intereses del gobierno y las empresas para que trabajan.

Un grupo de estudiantes de Valparaíso abordó pacíficamente en la calle a un equipo de televisión para promover una discusión sobre el trabajo que los periodistas realizan en terreno durante la cobertura del movimiento estudiantil. Los jóvenes y adolescentes, que se sienten abandonados y asfixiados por los medios de comunicación, fueron grabados en este video que distribuyó la periodista Jenny Bruna. ¡Véanlo: los estudiantes les piden a los periodistas que por favor informen la verdad, que no hay violencia, que sólo hay diálogo entre los jóvenes!

Para ver el vídeo: http://vimeo.com/27322824

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Será que la historia se escribirá bolivariano vs. bolivariano?: Ni contra revolucionaria, ni obsecuente...

Ingrid Storgen

¿Será que en este mundo revuelto debemos mantener silencio para no herir susceptibilidades aunque recibamos palos que nos hieren hasta las ganas de seguir hablando de solidaridad?.

¿Será que la palabra entrega aniquila a otra mucho más tierna: solidaridad?

¿Será que tendremos que renunciar a principios irrenunciables, aceptar lo inaceptable, avalar lo “in-avalable” para seguir contando con la simpatía de todos?

¿Será que es cierto aquello que se decía en Argentina, en la época de la dictadura más feroz que haya conocido ese pueblo, “el silencio es salud”?

Pues que si de esto se trata seguramente estaremos enfermos por elección y decisión personal.

Yo me aparto de ese esquema, simplemente para no enfermar de complicidad.

Decenas de cadáveres en una tumba colectiva fue descubierta en la localidad de San Vicente, Córdoba, Argentina. En su interior están los esqueletos de los desaparecidos en esa provincia durante la dictadura. Es la prueba monstruosa e irrefutable de lo que hizo el Terrorismo de Estado. ¿Y Colombia, en donde ese mismo Terrorismo de Estado y sus “falsos positivos” han terminado con varias veces más víctimas que las dictaduras militares de Cono Sur juntos? ¿Es "saludable" ese silencio?

Últimamente, hablar de dos hechos espantosos como los efectuados contra Joaquín Pérez Becerra y Julián Conrado, es como para genera una polémica -absurda- además de pasar a ser “sospechado” de agresor de la patria bolivariana. Nada más ridículo que esto, dicho en la acepción total del término ridiculez.

Y aparecerán otra vez, los verdaderamente ridículos, a avalar desde el silencio para que nadie se enoje o desde la acción, directamente, empujando a que Julián se vea obligado a realizar dos viajecitos forzados. Uno con destino a su tierra, de donde los terroristas lo obligaron a huir, para inmediatamente embarcar rumbo a EE.UU, donde hay otros bolivarianos encadenados, además de 5 Héroes cubanos cuya libertad no dejamos de exigir por obviedad. Y donde hay terroristas de verdad sueltos y gozando la vida, rejuvenecidos luego de haberse bebido toneladas de sangre.

Foto: Julian Conrado y Joaquín Pérez Becerra, éste último editor de ANNCOL, creado en el exilio por las víctimas de la guerra sucia en contra la Unión Patriótica.

Lamentablemente no podemos hacer la misma petición por Julián, porque dirán que somos muy malos, que agredimos a la esencia bolivariana y que se yo cuántas sandeces más. Como dijeron cuando hablamos de Joaquín Pérez B. y se lanzaron como fieras a despedazarnos, aunque sin lograrlo, por supuesto.

Bah, “no podemos” es un decir, simplemente digamos que no quieren que podamos pero a mí me da la gana seguir pudiendo. Y a muchos compañerxs, también.

Es más, no es que sólo nos da la gana, sino que ¡nos da el deber! Lo sentimos como ineludible porque nos baila en la sangre aquella frase célebre de nuestro Che: la solidaridad es la ternura de los pueblos y no pensamos echarla al cesto de basura. Tampoco nos da la gana ni el deber…

Y no nos da, porque no podemos digerir la teoría que parece indicar en este mundo despatarrado que todo “ce’gual”. No queremos naturalizarla como concepto ineludible. No queremos seguir preguntándonos sin obtener respuesta ¿será que la historia se escribirá bolivariano vs. bolivariano?

Foto: Carta desde la prisión

En este ring absurdo donde se juega sin reglamentos con la vida de un hombre que con todo derecho pide refugio por sobrados motivos, y ACNUR se lo otorga considerando el riesgo que corre en su país, ese mismo hombre hoy desconoce cuál será su destino, su paradero final así como las causas que lo podrían obligar a emprender ese viaje hacia el espanto. También lo desconocen los abogados. Lógico, porque no los tiene...

Como internacionalistas, humanistas, como gente de principios irrenunciables no nos cansaremos de pedir ni de sumarnos a cada petición, como corresponde, para que Julián Conrado NO sea extraditado a esa patria donde corre tremendo riesgo.

Sobran razones para esta solicitud y sobran motivos que justifican el pedido de asilo político, de la misma manera que avalaron tantos países del mundo solicitudes similares. Y sobran los que conocen esos motivos, aunque prefieran mirar hacia otro lado.

Es hora de poner la cabeza en su lugar, el sentimiento mantenerlo latente, unir las voces y calmar los nervios de los enojosos, porque gira la rueda de la vergüenza y eso, sinceramente, causa mucha vergüenza. Ajena...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Más y mejores consumidores…

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

¿Para la plutocracia vernácula los jubilados son sólo consumidores?

Para Cristina Fernández de Kirchner podrían serlo: a partir de setiembre el haber mínimo jubilatorio ascenderá a 1434 pesos. Télam en su cobertura periodística del reciente anuncio gubernamental señaló: “La presidenta comparó el haber jubilatorio con el valor de las canastas básicas en Argentina y en los países vecinos, y precisó que “un jubilado argentino puede comprar 15 veces y medio la canasta básica en Argentina; 7,3 en Uruguay; 7 en Chile y 10,5 en Brasil” (…) Cristina Fernández reiteró a los empresarios que sigan aumentando sus inversiones… de la demanda agregada nos hacemos cargo nosotros (1)”.

Jubilados que compran, empresarios que invierten, funcionarios que planifican

Noam Chomsky siempre es oportuno: “Repito, que las palabras signifiquen algo, que se utilicen para comprender y explicar, no para controlar y oprimir (2)”.

El modelo K –me parece- tiene una extraña concepción de democracia. La única forma de participación de la sociedad es asintiendo lo que ellos (los K) sostienen que es progresista. El Estado planifica, el empresariado invierte y concentra ganancias, el pueblo compra y vende como ADN de su vida. ¿Ese es el modelo K: mezcla de desarrollismo rejuvenecido, pedagogía empresarial y consenso por consumo?

Teoría política, Estado y consumidores I

Podrá parecer todo lo precedente como muy filosófico y descolgado; pero hay momentos donde la teoría política es fundamental para pensar lo que nos sucede.

Hace pocos días tras un encuentro con Vilma Rousseff (Presidenta de Brasil) Cristina Fernández sentenció: “Necesitamos más y mejores consumidores, que nos den sustentabilidad al desarrollo creciente de la región (3)”.

Ignacio Lewkowicz viene bien: “Quisiera llamar la atención sobre un artículo de la Constitución actual que no causó el menor revuelo. El artículo 42, que aparece en la sección de nuevos derechos y garantías.

“Los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección, y a condiciones de trato equitativo y digno.

Las autoridades proveerán a la protección de esos derechos, a la educación para el consumo, a la defensa de la competencia contra toda forma de distorsión de los mercados, al control de los monopolios naturales y legales, al de la calidad y eficiencia de los servicios públicos, y a la constitución de asociaciones de consumidores y de usuarios.

La legislación establecerá procedimientos eficaces para la prevención y solución de conflictos, y los marcos regulatorios de los servicios públicos de competencia nacional, previendo la necesaria participación de las asociaciones de consumidores y usuarios y de las provincias interesadas, en los organismos de control (Artículo 42) (4)”.

En la democracia del capital primero consumimos, pagamos, contribuimos, aceptamos, nos inclinamos y por último decidimos que hacer con nuestras vidas.

Miguel Alejando González Ledesma destaca: “En concordancia con este reordenamiento económico, se sigue una no menos radical transformación en la mentalidad de las sociedades, de acuerdo con una particular visión de la libertad y la dignidad humana. El desplazamiento de sentido en ambos casos apunta hacia las posibilidades utópicas de un mundo ordenado bajo las reglas del libre mercado (5)”.

Artículo 42

Lewkowicz y el artículo 42 de la Constitución Nacional: “El único soporte subjetivo del Estado ya no es el ciudadano. Aparece el consumidor, y llegó para quedarse- quizás porque ya estaba, aunque sin rango constitucional-. Lo más notable es que no es notable. Es un buen artículo. Me pone contento como consumidor (4)”.

El modelo K –en definitiva- nos repite hasta el hartazgo que somos ciudadanos pero nos trata como consumidores.

Teoría política, Estado y consumidores II

El neoliberalismo nunca se fue: la propiedad privada empresarial es la doctrina imperante.

Carlos Solero es audaz y polémico: “El Estado Moderno en la Argentina comenzó a gestarse luego de la Batalla de Caseros en 1852, la sanción de la Constitución de 1853 sentó sus bases. A partir de 1879 con Roca y el exterminio de los pueblos originarios se concretó el reparto de tierras y a partir de entonces el modelo agroexportador que rige hasta el presente. El Estado es el garante de los privilegios de los propietarios, aliado a las fuerzas armadas y la jerarquía eclesial, esta troika ejerce la dominación económica, simbólica y política (6)”.

Vale insistir. Pareciera lo antedicho una cuestión filosófica de académicos de salón; pero es importante comprender el juego y el lenguaje de los poderosos. No hay allí nada de inocente.

Mediterráneos

El pasado dos de agosto la presidenta Fernández de Kirchner recibió en la Casa Rosada a miembros del Concejo de Administración de la Fundación Mediterránea. Y qué significa políticamente la Fundación Mediterránea lo recuerda sabiamente José María Pasquini Durán: “Un caso típico es la Fundación Mediterránea, cuna de oro del plan de convertibilidad de Domingo Cavallo, que fundaron en 1977 Pedro Astori y Fulvio Pagani, dos cabezas de grupos industriales radicados en Córdoba. En el discurso inaugural (julio/1977), Astori le adjudicó a la entidad una “cosmovisión cristiana del hombre y la sociedad”, y fijó posición frente a la dictadura militar: “Hemos vivido años de anarquía y destrucción. Hemos vivido al borde de la guerra civil y el colapso económico. Las Fuerzas Armadas asumieron la responsabilidad de la conducción de la Nación para salvaguardar la existencia misma de la Patria. El gobierno ha convocado a la ciudadanía a participar en el Proceso de Reorganización Nacional mediante un diálogo constructivo. La decisión de formar la Fundación Mediterránea es nuestra contestación afirmativa a la convocatoria (N’haux, 1993). La Fundación creó un instituto de investigaciones –IEERAL-, cuyo primer director fue Domingo Cavallo, doctorado en Harvard. “En las décadas de 1960 y 1970, cuando los profesionales cordobeses (Cavallo entre ellos) hacen sus posgrados en el mundo académico norteamericano y se produce allí el auge de un movimiento intelectual que genéricamente se conoce como neoliberalismo conservador (…) (7)”.

Arcor y sus escuelas

Con la presidenta Fernández conversaron esa tarde de agosto Martín Amengual (Grupo Regam), Sergio Roggio (Vicepresidente del Grupo Roggio), Fulvio Pagani (Arcor), Marcos Brito (Banco Macro), María Pía Astori (Tesorera de Astori Palmar), Myriam Martínez (Directora Ejecutiva de Fundación Mediterránea), entre otros.

No es casualidad- en efecto- que el Presidente de Arcor, Luis Pagani, firmase el acuerdo Empresa-Escuela con el Ministerio de Educación de la Nación en el 2004. Pagani fue terminante: “La Educación Técnica no puede estar separada del mundo de las empresas; la economía y la educación deben recorrer caminos paralelos (8)”.

Entre los socios fundadores de la Fundación Mediterránea se hallan: Arcor, Astori Estructuras SAICCAFI, Aceitera Chabas S.A., Aceitera General Deheza SAICA, Agrometal S.A.I., Establecimiento Las Marías S.A., Libertad S.A., Roggio S.A., Tarjeta Naranja S.A..

En resumen: los K acuerdan sus políticas con los mismos protagonistas que desde 1976 vienen tramando el destino de las mayorías.

Un nuevo rebaño

Walter Lippmann –periodista estadounidense- en 1920 afirmaba que en las democracias modernas hay dos clases de ciudadanos: 1- “Los hombres responsables, los hombres de virtud, los padres fundadores, los hombres de más calidad”. 2- “El público en general, el rebaño desconcertado (2)”.

En la Argentina de los K la plutocracia comprende a dirigentes, empresarios e intelectuales (por un lado); y la multitud consumidora formateada por la pedagogía de mercado (por el otro).

¿El “rebaño desconcertado” según la mirada de Lippmann no será “los más y mejores consumidores” que pretende Cristina Fernández de Kirchner?

Queda en nosotros como respondemos.
Notas:
1) La Presidenta anunció un aumento de 16,82% para las jubilaciones, que acumulan 37,06% en lo que va del año. 03-08-2011.
2) Política y cultura a finales del siglo XX. Noam Chomsky. Ariel. 1994.
3) 30-07-2011
4) Citado en Pensar sin Estado. Ignacio Lewkowicz. Editorial Paidòs. Reimpresión 2008.
5) Neoliberalismo y educación en México. Tesis. México DF 2010.
6) La democracia entre preguntas. Andrés Sarlengo. 2009.
7) Ilusiones Argentinas. Un relato de ideas. Planeta. Noviembre 1995.
8) Citado en Un bicentenario digitalizado. Andrés Sarlengo. 01-04-2010.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Temen retroceso por llegada de conservadores al poder: En riesgo derechos sexuales y reproductivos de guatemaltecas

Guadalupe Cruz Jaimes (CIMAC)

A pesar de que en Guatemala el aborto es legal cuando el embarazo pone en riesgo la vida de las mujeres, en los hechos la mayoría de las guatemaltecas que interrumpe la gestación lo hace en condiciones inseguras, pues desconocen la ley y temen la “sanción moral” por parte del personal de salud.

Ixmucané Solórzano, de la Organización de Mujeres Tierra Viva, con sede en Guatemala, informó que en esa nación cada año se practican 65 mil abortos, de los cuales 22 mil requieren atención médica de urgencia, ya que muchos de ellos se practican de forma insegura.

En el país centroamericano “no se habla del aborto, es un tema tabú, muy penalizado moralmente, aunque en las leyes el aborto no sea punible”, cuando se trate de salvaguardar la vida de las guatemaltecas.

Cuando las mujeres llegan a los centros de salud con un diagnóstico médico que indica que el embarazo pone en riesgo su vida, el personal está obligado a brindar la atención. Sin embargo, la mayoría desconoce la ley y teme la sanción moral, “no hay detenidas por aborto, pero hay discriminación en los centros de salud, que también representa una violación a sus derechos humanos”, enfatizó Solórzano.

Las guatemaltecas que no llegan a los centros de salud públicos y tienen recursos suficientes para costear una clínica particular interrumpen un embarazo de forma segura, pero quienes son pobres recurren a servicios inseguros.

A decir de Ixmucané Solórzano, el aborto es un problema que refleja la “injusticia social”, pues “las que mueren son las mujeres pobres, indígenas, campesinas”, se trata entonces de una violación a sus derechos reproductivos.

Dicha transgresión comienza con la falta de educación sexual y de acceso a métodos anticonceptivos, que afecta casi dos veces más a las mujeres indígenas que a las mestizas, mientras para las primeras la necesidad insatisfecha de anticonceptivos es de 45 por ciento, para las segundas es de 25 por ciento.

La disparidad en el acceso a métodos anticonceptivos se traduce en la desigual tasa de fecundidad. El promedio de hijas e hijos que tienen las mestizas es de 4 y el de las indígenas de 7.

Esta disparidad tiene que ver con la barrera del lenguaje, ya que no hay una educación sexual en la lengua de las indígenas que les permita conocer los métodos anticonceptivos.

Otra causa de esta brecha es la visión de algunos hombres que toman actitudes violentas al ver que sus cónyuges no se embarazan. Entonces, “ellas tienen que sopesar entre la violencia o embarazarse”, ejemplificó la integrante de Tierra Viva.

Añadió que en la prevención de embarazos no deseados y en consecuencia de abortos eventuales, es preciso que el acceso a anticonceptivos sea universal, pero también se requiere que los hombres “asuman su responsabilidad en el proceso” y también utilicen algún método.

“Más allá del aborto, se trata del derecho de las mujeres a decidir si queremos ser madres o no. Lo que está en tela de juicio alrededor del aborto es la maternidad obligatoria y naturalizada impuesta socialmente para las mujeres, la cual representa una violación a nuestros derechos pues nos remite a ser para otros y no para nosotras mismas”, explicó.

Por ello, dijo, “abogamos por una maternidad libre y voluntaria”, que en el contexto actual de Guatemala está amenazada por las “tendencias derechistas que pretenden echar atrás el aborto terapéutico (cuando la vida de la mujer peligra)”.

El año pasado, ejemplificó, “tuvimos una amenaza por parte de ‘grupos antiderechos’ que salieron a decir que la pastilla de anticoncepción de emergencia (contenida en el protocolo de atención a mujeres que sufrieron violencia sexual) era abortiva”, en respuesta al embate las organizaciones se unieron y argumentaron científicamente que la función de la pastilla es anticonceptiva y no abortiva.

Además de los grupos de derecha, Solórzano alertó sobre el adverso panorama que se prevé en las siguientes elecciones presidenciables, que se llevarán a cabo el próximo 11 de septiembre, pues el partido de las mayorías (Partido Patriota) “amenaza con tener mano dura”, por lo que vislumbran que los derechos humanos, entre ellos los derechos sexuales y reproductivos, estarán en riesgo.

La integrante de Tierra Viva consideró que su prioridad es evitar que haya un retroceso, por lo que defenderán los derechos conquistados como el aborto terapéutico y el programa de atención post- aborto, que brinda servicio médico a las mujeres que acuden por aborto incompleto, entre otras leyes y programas a favor de la salud sexual y reproductiva de las guatemaltecas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Indignados rechazan visita del Papa a España

PL

Partidarios del movimiento del 15-M de indignados regresan esta semana a los escenarios públicos de España para protestar por la visita del papa Benedicto XVI con una serie de movilizaciones y acciones en el país.

Nos oponemos a la visita del Papa, escribieron activistas del 15-M a través de mensajes electrónicos por la red social Twitter, tras anunciar que alistan un programa de protestas en ocasión de la llegada del Sumo Pontífice, prevista para el 18 de este mes.

Se planea la escenificación de un vía crucis reivindicativo y una demostración paralela a la misa que ofrecerán en la plaza madrileña de Cibeles para inaugurar la Jornada Mundial de la Juventud, auspiciada por la Iglesia católica de Roma.

Activistas del movimiento, que nació con las multitudinarias manifestaciones del 15 de mayo en Madrid por un cambio del sistema socioeconómico y político, anticiparon que instalarán puestos informativos en lugares cercanos a las residencias de los peregrinos.

Dijeron además que cuentan con el apoyo de organizaciones sociales y asociaciones cívicas que critican la visita papal.

Algunos de los textos divulgados en el sitio digital del 15-M tomalaplaza.net deploran que las autoridades españolas derrochen recursos para el recibimiento del Papa y su estancia de 79 horas, en lugar de destinarlos a la salud pública.

Critican asimismo el plan de desplegar unos 16 mil policías para la seguridad del vicario de Cristo y jefe de la comunidad católica mundial.

Tras cuatro días de protestas ininterrumpidas en Madrid por el retorno a la Puerta del Sol y contra el férreo dispositivo policial que impidió nuevas acampadas, miles de manifestantes lograron retomar el pasado viernes el sitio emblemático del 15-M en la capital española.

Los indignados llegan al Sol. Esta es nuestra plaza, es nuestra victoria, celebraron con cientos de mensajes por las redes sociales. Por decisión de las asambleas, la toma fue simbólica y luego se retiraron para evitar incidentes con la policía.

La represión desatada por agentes antimotines durante una marcha pacífica del jueves, que causó unos 20 heridos, generó airadas demostraciones de solidaridad en numerosas ciudades de España y vigilias por la liberación de los activistas detenidos.

El 15-M decidió durante la celebración este fin de semana del II Foro Popular Intercalles llevar a cabo una protesta el próximo 18 de septiembre contra la privatización de los servicios públicos.

Más de seis millones de españoles han participado en el movimiento de indignados, según una encuesta de la consultora Ipsos Public Affairs, seguida por Radio Televisión Española.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Francia, Alemania, Estados Unidos y BCE: Bote salvavidas dudoso

Fausto Triana (PL)

Los grises del verano europeo se apoderaron del ambiente financiero en los últimos días, colocaron a la economía mundial al borde del colapso y apenas ofrecen un bote salvavidas todavía frágil.

Francia, Alemania, Estados Unidos y el Banco Central Europeo (BCE) con Jean Claude Trichet a la cabeza, se apropiaron del espinoso liderazgo para intentar calmar a los mercados bursátiles y alejar otro peligro de recesión.

Sin embargo, los economistas no están convencidos de las proyecciones actuales y temen que sirvan apenas de paliativos a lo que tuvo su origen en una crisis sistémica del capitalismo, incapaz hasta ahora de reformarse profundamente.

Este último enunciado es del presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, quien en su afán de conquistar el protagonismo internacional fue uno de los promotores del Grupo de los 20 (G20), un nuevo diseño de concertación en el orbe.

En la actualidad Sarkozy encabeza el G20 y el Grupo de los Ocho (G8) y se vio obligado a interrumpir sus vacaciones tras el "jueves negro" bursátil y la debacle en curso viernes, sábado y en menor medida ayer domingo.

El jefe de Estado francés reactivó el mecanismo de consultas indispensables con la principal locomotora de la economía europea, Alemania, y su Canciller Federal, Angela Merkel. Ambos pidieron una rápida aplicación de las medidas anunciadas por Italia y España.

De acuerdo con analistas galos, los contactos telefónicos entre Sarkozy, Merkel, el mandatario norteamericano Barack Obama, Trichet, y el secretario del Tesoro de Washington, Timothy Geithner se sucedieron con celeridad el fin de semana.

Por supuesto que París y Berlín intercambiaron sobre todo con José Luis Rodríguez Zapatero (jefe del Gobierno español), y con el Silvio Berlusconi (primer ministro italiano) para que se adoptaran las acciones, dijo el diario francés Les Echos.

Pero Frederick Renoir, un experto en las bolsas y la economía europea, reveló que el foco de las negociaciones se concentró en Berlusconi e Italia, para arrancar un "doloroso compromiso" de recetas que ponen contra las cuerdas al gobernante.

Aunque a la luz pública estas iniciativas, sumadas a la actitud más constructiva del BCE, alejaron el peligro de un "lunes negro" en los mercados, detrás del telón fue Roma el máximo perdedor de esta historia, afirmó Renoir.

Sin ambages y presionando al máximo con el respaldo tácito de la Casa Blanca -a su vez sacudida por las cuitas alrededor de la deuda estadounidense-, Sarkozy y Merkel subrayaron su apego a la aplicación del plan adoptado en Bruselas el 21 de julio.

Luego, en la declaración conjunta emitida por el Palacio del Elíseo, recalcaron los pasos a dar por Italia y España y el fortalecimiento de las posibilidades de ayuda a los países frágiles a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF). El BCE dijo que va a aplicar activamente su programa de compra de bonos para luchar con la crisis de la deuda de la zona euro, al indicar que se concentrará en España e Italia como prevención de un contagio de los mercados financieros.

Esperamos que los parlamentarios de los respectivos países concernidos autoricen la aplicación de las medidas antes de fines de septiembre, recordó un vocero del Elíseo citando a Sarkozy y Merkel.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

India-Pakistán: Nunca es tarde si la reconciliación es sincera

Alberto Salazar (PL)

Más que de buena vecindad, las relaciones India-Pakistán han sido de franca rivalidad desde que en 1947 el agonizante imperio británico partió en dos el subcontinente y les legó una caja de Pandora llamada Cachemira.

De ahí salieron todos los mil demonios que han agriado desde entonces las relaciones bilaterales, incluido el terrorismo, los movimientos separatistas, las crisis diplomáticas y hasta tres guerras fratricidas, dos de ellas por la montañosa y codiciada región.

El terror pudo más que la razón

En el 2004, la India y Pakistán iniciaron un diálogo más exploratorio que efectivo, pero que en definitiva mostraba el interés mutuo por llegar a un entendimiento. Paso a paso, algo avanzaron hasta el 26 de noviembre del 2008.

Ese día un comando de 10 terroristas tomó por asalto y mantuvo ocupadas hasta el 28 dos hoteles de lujo, una estación de trenes y un centro de rezo judío. El saldo final fue de 166 muertos y centenares de heridos.

Entre las bajas también se contó el proceso de diálogo: la India se retiró de la mesa de negociaciones luego de que las investigaciones de sus servicios de seguridad la condujeran hasta el grupo radical islamista Lashkar-e-Taiba (Ejército de los Puros), que tiene sus bases en Pakistán.

Los años siguientes fueron de alta tensión entre los dos países. Y de inquietud para todo el sur de Asia y el resto del mundo, pues Nueva Delhi e Islamabad pertenecen al exclusivo club de las potencias nucleares.

Las aguas comenzaron a bajar de nivel hacia febrero de este año, cuando en ocasión de un foro regional en Bután, los respectivos secretarios de Relaciones Exteriores acordaron dar pasos para retomar el diálogo y culminarlo en julio de este año con un encuentro en Nueva Delhi entre los titulares de esa cartera.

De nuevo Mumbai

Todo marchaba bien. A fines de marzo, las secretarías del Interior de ambos países acordaron intercambiar información para hacer avanzar las investigaciones de los actos terroristas que una parte atribuye a la otra.

Pakistán, que por entonces había detenido a varios presuntos responsables de los ataques terroristas a Mumbai, accedió recibir a una comisión india encargada de llevar adelante las pesquisas sobre aquellos hechos.

La India, por su parte, compartió información sobre un atentado con explosivos en un tren que viajaba entre Nueva Delhi y la ciudad paquistaní de Lahore, presuntamente perpetrado por nacionalistas hindúes en el 2007.

Además de eso, los secretarios del Interior incluso acordaron instalar un "teléfono rojo" para compartir información en tiempo real sobre eventuales amenazas terroristas.

En los meses siguientes varios grupos de expertos se reunieron para discutir por separado los numerosos problemas pendientes entre ambas naciones.

Los contactos tuvieron un momento importante en el encuentro que a fines de junio tuvieron en Islamabad los secretarios de Exteriores Nirupama Rao (India) y Salman Bashir (Pakistán), preparatorio del que a fines del mes siguiente tendrían en Nueva Delhi sus ministros.

Pero justo dos semanas antes, al anochecer del 13 de julio, y de nuevo en Mumbai, tres bombas explotaron casi simultáneamente en otros tantos frecuentados espacios públicos de la capital financiera de la India. Parecía que de nuevo el tan necesario proceso de diálogo se iba a pique.

La razón pudo más que el terror

Algunas de las pistas iniciales hicieron pensar que en el ataque estaban implicados los Muyahidines Indios y el Movimiento de Estudiantes Islámicos de la India, que según Nueva Delhi actúan bajo la órbita del Lashkar-e Taiba.

Todavía hoy esa posibilidad no se descarta, pero en su momento, en medio del dolor por la pérdida de vidas humanas y la ira por el golpe, la India tuvo la ecuanimidad de declarar que el encuentro entre los cancilleres se mantendría para la fecha programada, el 27 de julio.

El gobierno de Pakistán, por su parte, fue de los primeros en condenar el hecho y en ofrecer su pésame al vecino pueblo. Pero hizo más: a los pocos días, su Ministerio del Interior ofreció "toda la asistencia necesaria" para ayudar a esclarecer los abominables actos terroristas contra Mumbai.

Y el 26 de julio enviaba a Nueva Delhi a su recién nombrada ministra de Relaciones Exteriores, Hina Rabbani Khar, primera mujer que ocupa ese cargo en el país y, a sus 34 años, la miembro más joven del actual gabinete. Un alto dirigente paquistaní se permitió decir que habían enviado su "rostro más dulce" a la India.

Encarrilados

Las conversaciones entre Rabbani Khar y su colega indio S.M. Krishna fueron tan fructíferas, que ninguno de los dos dudó en decir que las relaciones bilaterales entraban en "una nueva era".

Gracias a los contactos precedentes, en apenas tres horas los interlocutores consensuaron una declaración conjunta en que expresaron la voluntad de marchar con espíritu "constructivo" hacia "la solución pacífica" de los diferendos entre ambas naciones.

Sobre el delicado tema del terrorismo, Krishna y Rabbani Khar reiteraron el compromiso "firme y puro" de combatir y erradicar este flagelo "en todas sus formas y manifestaciones", así como mantener contactos periódicos a nivel de expertos y de secretarios de Relaciones Exteriores.

Los acuerdos incluirán la cooperación entre los respectivos servicios de seguridad y propiciar el enjuiciamiento de los responsables de los ataques de 2008 a Mumbai.

En materia de paz y seguridad, convinieron en adoptar nuevas medidas de fomento de la confianza mediante el control de sus armas convencionales y nucleares, para lo cual, por separado, grupos de expertos de uno y otro país se reunirán en Islamabad en septiembre próximo.

En ese capítulo, uno de los párrafos del documento hizo alusión a la disputada Cachemira, al exponer la necesidad de continuar las discusiones "de manera decidida" a fin de encontrar una solución pacífica al asunto, "acorralando divergencias y construyendo convergencias".

Al abordar de modo más específico el tema Cachemira, Krishna y Rabbani Khar expresaron la decisión de facilitar el comercio a través de la divisoria Línea de Control, aumentando la frecuencia del paso de los operadores, tanto los ambulantes como los que se valen de transporte automotor.

También se aumentarán la periodicidad de las reuniones entre las Cámaras de Comercio de las dos partes de Cachemira, los servicios de ómnibus y de comunicación por teléfono, y la extensión de visas a personas deseosas de hacer turismo o peregrinaciones religiosas.

Los cancilleres se pronunciaron igualmente por la reducción o eliminación de las barreras arancelarias y no arancelarias, y por la reanudación de las sesiones de la Comisión Conjunta India-Pakistán. Además, reafirmaron su compromiso con las metas de la Asociación de Asia del Sur para la Cooperación Regional.

Rabbani Khar ahora se llama Hina

Poco después de su encuentro con Krishna, Rabbani Khar se entrevistó con el primer ministro indio, Manmohan Singh, y lo invitó a visitar Islamabad en nombre de su par paquistaní, Yousuf Raza Gilani.

Singh aceptó la invitación "con agrado" y dijo que la atenderá en fecha "mutuamente conveniente".

La canciller partió de regreso a su país al día siguiente con su misión cumplida al 200 por ciento, pues resultados diplomáticos aparte, se granjeó la simpatía de las autoridades y el pueblo indios por su comedida pero desenvuelta compostura.

Un diario local resumió en una frase la apreciación general: "Hina demostró que la diplomacia no está reñida con el glamour".

Si la mítica Pandora abrió por imprudencia una caja de la que escaparon todos los demonios, Rabbani Khar y Krishna, por mandato de sus gobiernos, parecen haber dado un gran paso para ir exorcizándolos de uno en uno.

Ojalá que las dos naciones, "acorralando divergencias y construyendo convergencias", encuentren mano a mano lo que según la leyenda había en el fondo de la maldecida caja. Por ser lo último que se encuentra, la esperanza es también lo último que se pierde.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: El fascismo ordinario

Andrea Dufournel (especial para ARGENPRESS.info)

Desde hace muchos años, desde fines de los ´80 que no veíamos en Chile tanta prepotencia, descalificaciones y síntomas de desesperación propios de los últimos estertores de la dictadura.

Los miembros del gobierno: ministros, parlamentarios oficialistas han alzado la voz, no para dar solución a los requerimientos del movimiento estudiantil, al que se le han sumado organismos sociales, trabajadores, padres y sectores de todos los estratos de la sociedad. Los hemos visto gesticulando, alzando los brazos, amenazando a diestra y siniestra. A modo de ejemplo tenemos las declaraciones del senador designado, curiosa figura autóctona por el mérito de la dedocracia, Carlos Larraín, presidente, además, de Renovación Nacional, partido al cual pertenece Piñera, quien manifestó: "amigos, hay mucho que hacer, seamos hombrecitos o mujerazas, como quieran ustedes ponerlo; ¡no nos va a doblar la mano una manga de inútiles subversivos!, que están instalados muchos de ellos desgraciadamente en un parlamento, que no supimos ganar". Este miembro de los salones de la canalla dorada, que se incorporó a la cámara alta por secretaría, donde el ordeno y mando es su máxima es de los que hace poco llamaba a la oposición a dialogar. Su líder, el presidente, que invita a “unirse por una causa tan noble como es la tranquilidad de toda la nación”, no hace más que atizar el fuego. No es capaz de visualizar que el movimiento social ya no es sólo estudiantil, ha despertado la sociedad toda, se ha transformado en un solo grito transversal.

Los chilenos, por primera vez, desde el término de la dictadura y los años que duró la “democracia” de la concertación se atreven a salir a la calle a exigir sus derechos, a una educación gratuita, laica, de calidad, salarios justos, la protección de la biodiversidad. Y ¿qué hemos recibido a cambio?... represión de la más brutal: la policía militarizada, formada bajo los parámetros de la doctrina de la seguridad nacional y del enemigo interno ha reprimido a hombres, mujeres, niños, niñas, ancianos.

Lo que vimos el jueves 4 de agosto nos ha catapultado a todos los medios de información internacionales mostrando que al gobierno al verse bajo presión, se le ha caído la máscara y el ropaje de demócrata y ha caído en la desesperación de la derrota moral y electoral demostrándole al mundo entero lo bien que aprendieron la lección de Pinochet pretendiendo controlar a la civilidad con la fuerza de las armas.

La derecha chilena ha fracasado en su intento por gobernar por medio de la demagogia, su credibilidad es nula, lo dicen las encuestas, y ahora lo gritan miles en las calles. Ya nadie se traga el cuento sobre nuevas formas de gobernar, excelencias y un cambio que en realidad es un retroceso político.

Las puesta en escena para cada acto público en el que participa “su excelencia”, con cara sonriente, flanqueado por “partidarios”, con telón de fondo de bosques de banderas y letreros de apoyo, caen en la ramplonería, y aumenta cada vez más su protección por guardias de civil y uniformados que apalean y detienen a quien se atreva a increparlo.

Dentro de todo este maremágnum, toman medidas tales como enrocar parlamentarios por ministerios pasándose la opinión de los electores por buena parte, encasillan a los movimientos sociales como violentistas, delincuentes, izquierdistas, argumentando que las movilizaciones solo generan saqueos, barricadas, pedradas y que el costo para el estado es millonario pero nada dicen sobre el costo de los implementos utilizados por carabineros en reprimir y “contener profesionalmente” a los manifestantes.

Sus bravatas no hacen más que enrarecer aún más el ambiente, ¿no será que detrás de sus “finas” declaraciones lleva implícito el anhelo de patear la mesa y enviar al ejército a las calles para “controlar” a la subversión?. Hace algún tiempo me referí al gobierno comparándolo con la fábula de la rana y el escorpión…temo que tenía razón, ya han comenzado a utilizar su aguijón en contra de todos quienes podemos alzar la voz y desentonar en su concierto neoliberal, alterando la calma de su incapacidad de gobernar para el pueblo, pero si su tremenda capacidad de hacerlo para quienes tienen el capital.

Recordando a ese hidalgo caballero Don Quijote de la Mancha, solo puedo decir: “Dejad Que Los Perros Ladren Sancho, Señal De Que Vamos Avanzando”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En agosto los de arriba vagan sin rumbo en Chile

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)
1. Desde alrededor de 1975, luego y facilitado por el golpe de Estado que envió al traste a la llamada ‘experiencia chilena al socialismo’ (es decir un proyecto nacional desarrollista con miras a construir las condiciones del socialismo sin los costos de una guerra civil y a través de elecciones dentro de los marcos de la ley burguesa), el país se convirtió paulatinamente en el laboratorio del ultraliberalismo en el mundo.

La Escuela de Chicago, capitaneada por Milton Friedman y la vanguardia de jóvenes economistas chilenos por él formados, ejecutó su programa económico y político en una pequeña nación latinoamericana caracterizada por un poderoso rol de partidos políticos de raigambre popular y de masas, una central sindical de trabajadores única y altamente politizada, el desarrollo creciente en materia cultural y hegemonía ideológica de las clases históricamente subalternas, y brotes concretos de poder dual que jaquearon a la burguesía de la época mediante formas donde la violencia organizada de los trabajadores y el pueblo jamás tuvo la extensión y tonelaje de la Revolución Mexicana, la Cubana, posteriormente la Sandinista, y las guerras de liberación en Centroamérica pocos años después.
El pueblo chileno, castigado brutalmente una y otra vez por la tiranía pinochetista, fue el conejillo de Indias donde la ideología ultraliberal consiguió su mejor plaza, la mejor situación para hacerse de la prueba, el botín y el dominio. La desnacionalización y privatización delincuencial de los recursos naturales, la banca, la industria productiva, la distribución; la flexibilización del empleo, la cesantía estructural, y, sobre todo, la reformulación de los modos y contenidos del Estado hasta convertirlo en mero actor subsidiario, aval financiero y garante militar de la clase gran propietaria, fueron los pasos iniciales y radicales de un modelo de sociedad desconocido hasta ese momento en el planeta. Entonces ni siquiera existía la palabra ‘neoliberalismo’. Es decir, en Chile, antes fue la contrarrevolución del capital y después el Verbo.
Desde 1975, pasando por la resistencia antidictatorial de los 80’, luego de 20 años de administraciones civiles de la Concertación y menos de un año y medio de la derecha tradicional, Chile ha sido el paradigma y caramelo precioso del ultraliberalismo a escala internacional, la conversión de todo en mercancía, la experiencia más usada por los manuales de la confianza plena en el mercado como núcleo de la reproducción de la vida, donde se conjuga crecimiento económico, Estado policial y sin facultades reguladoras, democracia representativa y privatización extraordinaria de los derechos y servicios sociales a escala nunca vista en los países desarrollados o menos desarrollados que Chile.
Por eso el movimiento estudiantil por la recuperación de la Educación Pública gratuita y estatal que ha sacudido al país desde hace más de dos meses es portada en los tabloides y noticieros del mundo.
2. La crisis de la hegemonía global del momento financiero sobre los otros momentos del capital, estalló localmente a través de la deuda universitaria y la pésima y abandonada enseñanza escolar pública que resta en el país.
El pueblo de Chile, el más triste de América Latina según las encuestas, luego de casi 40 años desde el golpe de Estado -tal como señala lúcidamente el Premio Nobel del la Paz Alternativo, el paraguayo Martín Almada- vuelve por sus fueros, destruye el temor, golpea al mal gobierno. Porque si la lucha contra la dictadura fue de resistencia civil y armada, la presente lucha es ofensiva y aplasta con su curso la peste del olvido, la discontinuidad histórica rota por el Pentágono y la alta oficialidad de las Fuerzas Armadas y la clase mandante en sus dos formatos.
Cruzada la crisis de la deuda universitaria –apenas un botón de la angustiada industria crediticia en general- con una administración gubernamental que, cumpliendo con el programa de los órganos tutelares del capital imperialista (FMI, BM, OMC, OCDE, BID) tal como lo hiciera la Concertación, descubre con mayor nitidez sus verdaderos intereses de clase, por un lado, y subjetivamente opera en la opinión pública como un pinochetismo de civil, por otra, desplomándose en las encuestas inéditamente. A un año cuatro meses de asumir la primera magistratura nacional, Sebastián Piñera apenas tiene un cuarto de aprobación de la población a julio de 2011. Pero eso no es todo: el sistema de partidos políticos sufre una crisis vertical de representatividad donde las tiendas que conforman la Concertación tienen un apoyo del 17 % y los de la Coalición por el Cambio, un 24 %. Es decir, entre ambas componendas apenas superan el 40 % de credibilidad ciudadana. En buenas cuentas, el sistema de partidos políticos vigente simplemente ya no está vigente. Son instituciones, grupos de interés sin posibilidad de crédito popular. Por eso el movimiento social actual funciona con autonomía del poder, expresando francamente la fractura entre el Estado, sus extensiones y partes, y la sociedad civil. Y como no hay control por arriba, por abajo se extiende la protesta y la represión policial acude a sus maneras más ilegítimas y desenfadadas para intentar poner coto al movimiento estudiantil. Los copamientos uniformados, las detenciones en masa, el endurecimiento de las penas por ‘desórdenes’, la prohibición al derecho de reunión y de manifestarse en lugares públicos; la intercepción de las comunicaciones (telefonía, Internet, redes sociales); la multiplicación de los heridos, las amenazas y los seguimientos a los dirigentes sociales; e incluso la concurrencia de extraños sin uniforme que secuestran estudiantes por horas, dejándolos abandonados más tarde son pan cotidiano. De hecho, ya existe una orden municipal para que el lunes 8 de agosto, los liceos de la comuna de Santiago en toma sean desalojados por la fuerza.
Pero la administración del Estado es, además, capaz de masticar chicle y caminar al mismo tiempo. Mientras golpea al movimiento estudiantil, por una, el 5 de agosto baleó comuneros mapuche de Ignacio Queipui –niños y jóvenes incluidos- de la zona de Temucuicui, por otra.
3. El movimiento estudiantil no es revolucionario ni socialista, no es anticapitalista ni parte de una insurrección en ciernes. En su momento real, es un movimiento de cientos de miles de estudiantes que, en general, buscan la reconquista de la educación pública como un derecho, un bien común, y no como una mercancía. Son jóvenes que aspiran a una educación pagable y de excelencia que les ofrezca movilidad social. Los estudiantes de secundaria quieren ser universitarios y los universitarios quieren ser profesionales con trabajo estable y pago justo. Naturalmente existen núcleos politizados que cuentan con una mirada más estratégica, que mañana quieren ser gobierno, que combaten porque cambie radicalmente el orden de las cosas. Pero en la fotografía ampliada, resultaría sólo un deseo que miles y miles de jóvenes de un día para otro, como conciencia que cae del cielo, se hayan deshecho de los aspectos más eficaces de la alienación capitalista. Se está frente a un enorme avance al respecto, pero queda largo trecho, variables y sujetos sociales ausentes aún para dislocar la lógica perversa acunada durante tantas décadas por la clase en el poder. Sin embargo, también es sabido que las luchas sociales capaces de terminar en victorias de los intereses profundos del pueblo suelen comenzar por reivindicaciones económicas inmediatas, y que en períodos breves alcanzan niveles superlativos de autoconciencia y politización.
4. ¿Por qué las administración de la Concertación el 2006 durante el movimiento de los secundarios y ahora el gobierno de la derecha tradicional no desmunicipalizaron la enseñanza, terminaron con la privatización casi absoluta del sistema educativo, no aumentaron el PIB en Educación y, en definitiva, no volvieron estatal, gratuito y único el sistema escolar y terciario como todos los países de la OCDE? ¿Por qué si el movimiento estudiantil no lucha centralmente por un cambio sustantivo en la dirección de los contenidos curriculares, es decir, no es disfuncional al trabajador que requiere el capital para su reproducción, Piñera no cede? Es cierto que los intereses individuales de un conjunto de capitalistas pueden resultar contradictorios a los intereses del movimiento general del capital. ¿O la desprivatización de la educación en todos sus niveles destruiría estratégicamente el programa modelo del ultraliberalismo impuesto a sangre y fuego en Chile? ¿O los grupos de interés que han amasado fortunas con la enseñanza las últimas décadas son demasiado fuertes, están en la médula del poder? ¿O simplemente la clase dominante teme que una victoria parcial de los de abajo resultaría el prólogo ascendente de un movimiento social que arrancara en la educación, pero no terminara hasta la conquista de todos los derechos conculcados? ¿Todas las anteriores?
Oportunistamente, la Concertación ha ofrecido incluso que cuando vuelva al Ejecutivo, con otras palabras, hasta implementaría la fórmula del pago universitario a través del arancel diferenciado. Después de 20 años de profundización de la privatización y de hacerse parte del negocio educativo.
5. A diferencia del movimiento secundario de 2006, hoy se han agregado los estudiantes universitarios. Pero algo más importante ocurre. Al igual que en la dictadura, la población, que en más de un 80 % aprueba la demanda estudiantil, desde la noche del jueves 4 de agosto ha comenzado a hacer sonar cacerolas a modo de protesta y solidaridad con los jóvenes. Y el ‘caceroleo’ es diario y se propaga en comunas de sectores populares y medios. También se multiplican las fogatas en las poblaciones y barrios no tan empobrecidos. Hay estudiantes, claro, pero también están los padres, los trabajadores. Aún se trata de fenómenos cuasi espontáneos y donde la violencia siempre proviene de la policía, siempre es represión.
El gran ausente todavía es el trabajador organizado, los sindicatos y los asalariados imposibilitados por ley o fuerza a sindicalizarse. Y pasa que el movimiento estudiantil por sí solo evidencia y encara la demanda, pero sin trabajadores, es más, sin un paro y protesta general de trabajadores se amplifican los obstáculos para conseguir el objetivo.
Al respecto, el Presidente de la Confederación de la Gente del Mar (pescadores artesanales y portuarios), Jorge Bustos, señala con vehemencia que “De no asumir la responsabilidad política de unirnos (los trabajadores) para cambiar nuestra patria, entonces nuestra generación será conocida por la historia como ‘cagona e inútil’. Los dirigentes de los trabajadores tenemos una responsabilidad”, y añade que “No se trata de hacerlo mañana, pero deberemos construir una gran y única central de trabajadores de Chile. Ahora, por lo menos, debemos unirnos en la acción. El primer paso se dará este mes (agosto). Los trabajadores de diferentes estadios y afinidades ideológicas nos reuniremos para dar ese costoso, pero necesario paso. Sin nosotros será más complicado lograr la profunda y necesaria democracia que anhelamos. Así como los jóvenes están haciendo su sacrificio, nosotros tenemos la responsabilidad histórica de poner nuestra parte”.
Por su costado, la vocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), Laura Ortiz, que ha sido víctima de detenciones y amenazas y cuya organización fue la chispa que inició el movimiento, dice que todo comenzó con la educación, “pero lo que hay detrás es mucho más grande. Cada vez se están sumando más ciudadanos. Hay muchachos que llevan más de 20 días en huelga de hambre. Y las respuestas del gobierno no tienen nada que ver con nuestras exigencias. Todavía no se da por enterado de que el pueblo es el que manda. No bajaremos las tomas hasta que no exista una solución satisfactoria”.
-¿Y los trabajadores, Laura?
“Nosotros hace tiempo que buscamos la unidad con los trabajadores, más allá de la educación, sino también por todos los derechos que no tenemos garantizados en Chile. Sabemos que los trabajadores son los más afectados, como sabemos que asimismo, para ellos es más difícil paralizar el país. Ya se están tocando cacerolas en las noches. El paso que sigue es el paro de los trabajadores.”
-¿Bastaría con que Piñera renunciara?
“Para nosotros no. Queremos cambios de fondo. La alternativa de la Concertación no nos representa, no representa los intereses del pueblo. Y la renacionalización del cobre es una urgencia.”
6. En tanto, el ex Presidente de la República, el democratacristiano Eduardo Frei Ruiz Tagle, declaró en Argentina que existe una “crisis de gobernabilidad en el país”. Otros ya exigen la renuncia de Piñera. Se trata de algunos concertacionistas que ven una vía rápida para retornar al Ejecutivo. La clase en el poder y la embajada norteamericana observan con hastío y preocupación el modo en que ha cautelado sus intereses Sebastián Piñera. Michelle Bachelet es la única carta que les queda antes de que continúe bajando en las encuestas. Con una alta movilización social y los resultados de las encuestas, Piñera podría ser conminado a ser objeto de un plebiscito para llamar rápidamente a nuevas elecciones.
El movimiento social en Chile tiene un cierto parecido al de “Los Indignados” de España y al de los “Que se vayan todos” de Argentina ocurrido a comienzos del milenio. Pero si bien, el curso de los acontecimientos en el país se presenta como un horizonte incierto, efectivamente los trabajadores deben acelerar motores para su congregación y lucha, ahora, en caliente. Y del mismo modo, los polos políticos que aspiran legítima y necesariamente a representar los intereses de los trabajadores y el pueblo, con la misma celeridad y desde el movimiento real, en la participación conciente, audaz, de acuerdo a las relaciones de fuerza y al período concreto de lucha de clases, con vocación de poder, amplia y unitaria, y como una síntesis del mismo movimiento y no desde fuera del movimiento, tienen el deber histórico de constituirse para ser alternativa política. Las oportunidades históricas no llueven para los que saben que solamente un otro mundo y un otro Chile son posibles. El tiempo corre en contra. Y es preciso conducirse como si las cosas fueran para hoy, aunque este no sea más que el comienzo, un episodio maravilloso de la promesa de la socialización del poder, la economía, la vida.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Uribosantismo

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

No es una caprichosa o insólita palabra de la política colombiana, formada con los apellidos de los dos presidentes de los últimos 10 años en Colombia; sino una verdadera categoría de análisis histórico y social, para hacer inteligible lo que ha dado en llamarse “ el bloque de clases dominante en Colombia”, con sus contradicciones algunas antagónicas y otras simples tensiones, y que desde hace cerca de 30 años ha ido cooptando todo el aparato de Poder del Estado colombiano, con la incorporación y fusión en su seno de la “Burguesía Criminal” surgida de los negocios del narcotráfico.

Es una alianza, muy imbricada y compleja de clases explotadoras, sedimentada sobre las dos clases dominantes básicas y tradicionales en Colombia (Burguesía y Terratenientes agro exportadores) conocida como “Santanderismo militarista y bipartidista incondicional al gobierno de los EEUU” , cuya misión histórica ha consistido en cambiar el modelo “cepalino” de desarrollo del capitalismo dependiente de Colombia de sustitución de importaciones; por un neoliberalismo global y transnacionalizado más brutal que el del resto del continente americano, basado en el Terror de Estado y en la acumulación permanente de capital por el despojo masivo de todas las clases trabajadoras colombianas.

Hecho más evidente a partir del gobierno de Cesar Gaviria y la Constitución del 91, seguido por Samper, Pastrana, profundizado por Uribe Vélez y en fase de “consolidación” por el actual JMSantos. No es pues una improvisación sino un proceso racional y planificado también bastante complejo, determinado en todas sus fases, claro está, por la implacable y omnipresente lucha de clases en Colombia y, por la intervención omnipotente del gobierno de los EEUU.

Las cifras, oficiales todas, no son solo elocuentes o contundentes, sino probatorias: Un millón de muertos. 55 mil desaparecidos, 3 mil fosas comunes. 5 % del PIB para gasto militar, 4 millones de campesinos desplazados. 4 Millones de hectáreas de las mejores tierras expropiadas o despojadas y últimamente, uno de los datos de la “inserción” de la economía colombiana en la economía global trasnacional, lo ha dado la sra Morales Fiscal de Colombia, este (28.07.2011) cuando confirmó que según su despacho “en Colombia se LAVAN cada año 8 mil millones de dólares USA, equivalentes al 3% del PIB colombiano”.

Se equivocan quienes apuestan a una disgregación o separación radical entre JMSantos y Uribe, que implicaría en la práctica una disociación grave dentro del nudo complejo de clases o el bloque de clases dominante y dirigente. Tal disgregación no prosperará, no solo porque ninguno de ellos es un suicida económico, sino porque el Gendarme Universal (¿debo mencionarlo?) en estos aciagos días de crisis económica global no lo permitiría o, ni siquiera lo consideraría.

El circo colombiano entonces seguirá asistiendo durante buen tiempo, a ese trapicheo mediático y embobador de estilos, entre un “carnicero y un cirujano plástico”. Entre zurriagazos implacables de Uribe Vélez contra JMSantos y zalemas de este: “no peleo con Uribe, no peleo y no peleo”. Pareciera que el Capo de tutti Capi supiera que sus victimas saben que él es así por naturaleza y no van a enfrentarlo directamente, sino a lamerle humillados, o como decimos en Colombia, pasar de agache sus vejaciones y vilezas, hasta el momento definitivo de su remplazo total. En biología (etología) se habla de estrategias de los machos beta para enfrentar al macho alfa dominante y en literatura por ejemplo, Vargas Llosa hizo una buena novela aprovechando entre otras, la relación personal intima entre el dictador dominicano El Chivo Trujillo con su segundón Joaquín Balaguer, quien finalmente con nadadito de perro humillado y tres periodos presidenciales, “consolidó” la alianza de clases dominante en Dominicana y la trajo sin tropiezos prácticamente hasta la actualidad.

Uribe Vélez no ha cruzado ninguna línea imaginaria trazada en el aire por ninguno. Está en lo suyo con los suyos, luchando con sus métodos por lo suyo y por lo de los suyos (incluidos sus hijos). Defendiendo sus enormes intereses (entre ellos no ir a ninguna cárcel) y los de la fracción de clase que representa dentro de bloque de clases dominante en Colombia, y nadie debe llamarse a engaños sobre su comportamiento sociopático bien conocido. JM Santos con la mirada puesta en las elecciones de Octubre 2011, donde espera (ilusamente creo yo) darle el primer empujón serio a Uribe Vélez, seguirá evadiendo la pelea directa con él, lo que le dañaría la alianza de clases y dejaría en el vacío la “fase de consolidación” para la que fue minuciosamente escogido y seleccionado.

Seguirá con nadadito de perro y zalamerías, promoviendo en el Congreso de la república donde cuenta con absoluta mayoría, “la patente de Corzo para la IMPUNIDAD de sus conmilitones”, a través de su mejor aliado y el mejor representante del “Uribosantismo”, el recientemente elegido presidente del Congreso colombiano Juan Manuel Corzo ficha del Paramilitar EL IGUANO. Así como adelantando “democráticamente” el golpe de Estado técnico contra las Cortes Supremas con una reforma ultra reaccionaria de la Justicia que tramitará en el Congreso de la república su amigo y tocayo el presidente de la corporación Juan Manuel Corzo. Quien dese ampliar información sobre la joya que preside el democrático Congreso colombiano y corroborar lo aquí dicho, puede leer entre otros varios, el siguiente enlace: http://www.caracol.com.co/nota.aspx?id=1526894

¿Cuanto tiempo durará esta fase de “consolidación” del Plan Colombia? Me atrevo a sugerir sin temor a equivocarme que, tardará todo lo que demore una definitiva Solución Política al conflicto social-armado colombiano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Perú: Señales de avance y atentado sospechoso

Gustavo Espinoza (NUESTRA BANDERA, especial para ARGENPRESS.info)

Tres señales de avance ha lanzado al país el gobierno que preside Ollanta Humala en los pocos días de gestión, al tiempo que se ha registrado en Lima un atentado más que sospechoso y que casi costara la vida a una niña de 9 años. Estos hechos han marcado la atención ciudadana en la semana, y han abierto una perspectiva compleja en la etapa que se inicia.

Instalado en medio de gran solemnidad, el Presidente Ollanta Humala debió enfrentar desde el inicio la intolerancia activa de la Mafia Fujimorista que distorsiona el escenario nacional y alienta prácticas golpistas de viejo cuño. Las intenciones de este segmento de la oposición se perfilaron a partir de la actividad de la bancada parlamentaria de “Fuerza 2011”, liderada en la circunstancia por Marta Chávez Cossio, quien pasó 40 de los 50 minutos del mensaje del Jefe del Estado vociferando contra la nueva administración. Hoy, persiste en considerar que Humala no es Presidente de la República y llama por tanto sin muchos requiebros a un Golpe de Estado que “devuelva la confianza a los peruanos”, es decir, que vaya a mantener intocada la sacrosanta Constitución de 1993, impuesta por la dictadura de entonces.

Obrando con agilidad y destreza, el nuevo gobierno ha salido al paso de esta ofensiva procurando demostrar su voluntad de gestión. Para este efecto, ha esbozado señales inconfundibles: Veamos.

A diferencia de los políticos tradicionales, los representantes del nuevo régimen toman acciones concretas para que la población sepa que las promesas electorales en verdad se cumplen. Carlos Herrera Descalzi, titular del Portafolio de minería anunció que el impuesto a las sobreganancias mineras -uno de los compromisos más formales de Gana Perú- se aplicará antes de fin de año. Este impuesto, que no tendrá carácter retroactivo, funcionará desde el 2011 y le permitirá al Estado elevar sus ingresos por la explotación de los recursos mineros para asegurar al mismo tiempo el cumplimiento de los programas sociales en marcha. Ellos -como la Pensión 65, el reajuste del salario mínimo y las propuestas en materia de educación y salud- también entrarán en vigencia este año de modo que la ciudadanía podrá tener una prueba concreta de que el gobierno ejecuta sus proyectos.

El cuadro comparativo de las utilidades obtenidas por las principales empresas mineras que operan en nuestro país muestra que cada una de ellas ha duplicado y aún triplicado sus ingresos en los dos últimos años, sin que eso haya redundado en beneficio alguno para el Perú. Consorcios de significativa importancia como la BHP Billiton, la Tech, Newmont, Freport, Xstrata, Barrick y Southern, han obtenido ganancias excepcionales con motivo del alza de los precios de los metales en el mercado mundial; pero también por la sobre explotación de nuestros recursos. Dichas empresas han multiplicado sus operaciones y han extraído oro, plata, cobre y otros minerales, contaminando severamente el agua de los ríos, el medio ambiente y afectando la vida de las personas. Gracias a ese accionar, por ejemplo, la localidad de La Oroya, situada a apenas 3 horas de Lima y ubicada por encima de los 3,800 metros de altura sobre el nivel del mar; tiene el 96% de la contaminación ambiental, como consecuencia de ello, el 97% de los niños menores de 14 años que allí viven tienen ya los pulmones severamente afectados por el plomo.

El segundo mensaje claro tiene que ver con la política exterior. A partir de la gestión del titular del sector, Rafael Roncagliolo, la política internacional del Perú mirará de manera preferente a la región y su mercado natural será el creado a la sombra de UNASUR. Esto implicará, por un lado, una toma de distancia frente a las grandes potencias -como Estados Unidos- pero también un acercamiento a los países vecinos que desarrollan procesos de cambio y combaten la pobreza con energía. Fortalecer la relación con Brasil, Argentina, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Paraguay y los países de América Central y el Caribe -incluyendo Nicaragua, El Salvador y Cuba- será por cierto un signo claro en la nueva política exterior del Perú. Integración y solidaridad en el área andina y latinoamericana serán las banderas de nuestro nuevo rumbo en el empeño por construir un modelo de unidad continental para hacer frente a las presiones del Imperio.

Un tercer mensaje ha sido dictado desde el Congreso Nacional. La mayoría parlamentaria, construida por Gana Perú con el apoyo de otras bancadas, resolvió sancionar con 120 días hábiles de suspensión parlamentara a Martha Chávez Cossio, principal protagonista de los deplorables acontecimientos del 28 de julio. Esta medida, más que “asustar” a la Chávez, se orienta a advertir a la oposición que el gobierno se le respeta; y que no se tolerará en el futuro provocaciones de ninguna índole. Como se sabe, Gana Perú cuenta solamente con 47 congresistas de un total de 130. Pero ya logró elegir a la Mesa Directiva de la Cámara -liderada por Daniel Abugattas- con 93 y sin rival alguno y obtuvo 73 votos a favor de la sanción contra la Chávez, pese a los aullidos de una oposición fragmentada y dispersa. Aunque los medios de comunicación al servicio de la Mafia han intentado desnaturalizar los hechos presentando a la sancionada como víctima, lo real es que el 69% de los peruanos condenaron en su momento la actitud de esta parlamentaria que no encontró eco ni en su propia bancada.

Los tres pasos anunciados por la administración Humala, confirman la idea de que el Perú avanzará por el carril izquierdo de la carretera latinoamericana

Y fue en este nivel de la confrontación que se produjo, la tarde del jueves 4 de agosto un atentado en extremo sospechoso. Desde dos automóviles no identificados, personas fuertemente armadas atacaron un vehículo del congresista Renzo Reggiardo en el que circunstancialmente se encontraban su esposa y su hija. Los agresores lograron herir a la niña que pudo, sin embargo, salvar su vida, y huyeron al ser repelidos por la seguridad del parlamentario, cuyo coche registró finalmente 9 perforaciones de bala.

¿Qué pretendían los extraños atacantes que operaron en una solitaria calle del distrito de San Borja al caer la tarde el jueves pasado? ¿Matar al congresista? ¿Apoderarse del vehículo y robarlo? ¿Secuestrar a la esposa del atacado o a su hija? ¿Intimidar a la ciudadanía con este atentado demencial?

Por lo pronto, la agresión se produjo cuando el parlamentario no se hallaba en el vehículo sino en el interior de una oficina particular en la que trabajaba. Eran la esposa y la hija las que lo esperaban en la honda 4x4 agredida. Esta unidad móvil quedó con 9 impactos de bala, lo que permite suponer que no era llevársela, lo que tramaban los atacantes, que podrían haber intentado apoderarse del vehículo sin hacer uso de armas de fuego. La eventualidad de un secuestro es también remota dado que a la esposa le arrancaron su cartera y a la hija le dispararon en el tórax. Si la intención hubiese sido apoderarse de esas personas, no habrían actuado de ese modo. Daría la impresión que el móvil, fue otro: agravar al extremo el clima de violencia presentado ante los ojos del gobierno un hecho consumado: la agresión criminal contra un Padre de la Patria. Eso podría facilitar la adopción de medidas extremas que pintaran de negro la gestión oficial.

El congresista Reggiardo fue, en el parlamento cesante, miembro de la bancada parlamentaria del fujimorismo aunque se alejó de ella en la última etapa del gobierno de García. Hoy, reelecto en una coalición distinta, integra una nueva bancada: Coalición Parlamentaria, con representantes del APRA y un disidente de Perú Posible ¿Habría alguien interesado en acallarlo o en castigarlo por su conducta pública? ¿Cuál sería esa fuerza?

Estas incógnitas habrán de despejarse en la medida que se investigue seriamente, y sin prejuicios, el hecho consumado. Lo que se deduzca de la investigación podrá hacer luz tanto sobre las motivaciones, como sobre la identidad de los autores del ataque. Una insuficiente indagación podría concluir adjudicando al acontecimiento una connotación delictiva ordinaria, improbable por cierto. En todo caso, el tema está planteado. Hay en el Perú -los hubo también antes- quienes buscan crear un clima de violencia generalizado, de intimidación colectiva y de desgobierno y caos; que les permita clamar por la instauración de un orden vertical y arbitrario en extremo, de corte fascista. Forzar a las autoridades a reprimir con salvajismo cualquier expresión delictiva, sería un paso en tal sentido. Y busca jugar dos posibilidades: o el gobierno se aviene a esa política, o se le acusa de incapaz y se busca reemplazarlo por otro que sí se muestre presto a ello.

Lo sensato, entonces, es investigar seriamente lo ocurrido. Capturar a los autores reales del ataque y descubrir a quienes operaron tras el mismo. Será esa la única manera de desmontar operaciones de este signo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...