miércoles, 24 de agosto de 2011

¿Libia: Sangre, sudor y lágrimas?

Atilio Boron

La suerte del régimen libio está echada. A estas horas la única cuestión pendiente es el destino de Muammar Gadafi: ¿se rendirá o luchará hasta el fin?, ¿será Allende o Noriega?, ¿vivo o muerto? y, si vivo, ¿qué le espera? El exilio es altamente improbable: no tiene quien lo reciba y, además, su inmensa fortuna, depositada en bancos de Estados Unidos, Inglaterra, Francia e Italia está bloqueada. Lo más probable será que siga la suerte de Slobodan Milosevic y termine enfrentando las acusaciones del Tribunal Penal Internacional (TPI), que lo acusará por genocida al haber ordenado a sus tropas que disparen contra de su pueblo.

Haciendo gala de una obscena doble moral, el TPI va a acoger una petición de un país, Estados Unidos, que no sólo no ha firmado el tratado y que no le reconoce jurisdicción sobre sus nacionales sino que lanzó una pertinaz campaña en contra del mismo obligando más de un centenar de países de la periferia capitalista a renunciar a su derecho a denunciar ante el TPI a ciudadanos norteamericanos responsables de violaciones semejantes -o peores- que las perpetradas por Gadafi.

Una infamia más de un supuesto "orden mundial" que se está cayendo en pedazos gracias a los continuos atropellos de las grandes potencias. Y una lección para todos aquellos que confían –como en su momento lo hizo la Argentina de los noventas- en que consintiendo las "relaciones carnales" con el imperialismo se gozaría para siempre de su protección. Craso error, como se comprobó en el derrumbe de la Convertibilidad y como hoy lo experimenta en carne propia Gadafi, atónito ante la ingratitud de aquellos de quienes se había convertido en obediente peón.

Siendo esto así, ¿por qué Obama, Cameron, Sarkozy y Berlusconi le soltaron la mano? En primer lugar, por oportunismo. Esos gobiernos, que se habían alineado incondicionalmente con Mubarak en Egipto durante décadas, cometieron el error de subestimar el fervor insurreccional que conmovía a Egipto. Cuando cambiaron de bando, dejando en la estacada a su gendarme regional, su desprestigio ante la revolución democrática se hizo ostensible e irreparable. En Libia tuvieron la ocasión de reparar ese mal paso, facilitado por la brutal represión que Gadafi descargó en las primeras semanas de la revuelta. Esto ofreció el pretexto que estaban buscando para desencadenar la no menos brutal intervención militar de la OTAN -con su funesta secuela de víctimas civiles producto de los "daños colaterales" de sus “bombas inteligentes”- y, por otro lado, dando pie al inicio de las actuaciones del TPI a cuyo fiscal general ni por asomo se le ocurriría citar al comandante de la OTAN para rendir cuentas ante crímenes tanto o más monstruosos que los perpetrados por el régimen libio.

En una entrevista reciente Samir Amin manifestó que toda la operación montada en contra de Gadafi no tiene que ver con el petróleo porque las potencias imperialistas ya lo tienen en sus manos. Su objetivo es otro, y esta es la segunda razón de la invasión: "establecer el Africom (el Comando Militar de Estados Unidos para África) actualmente con sede en Stuttgart, Alemania, dado que los países africanos, no importa lo que se piense de ellos, se negaron a aceptar su radicación en África."

Lo que requiere el imperialismo es establecer una cabeza de playa para lanzar sus operaciones militares en África. Hacerlo desde Alemania aparte de poco práctico es altamente irritativo, por no decir ridículo. Ahora tratarán de que el régimen lacayo que se instale en Trípoli acepte la amable “invitación” que seguramente le cursará la OTAN. De todos modos, el operativo no será para nada sencillo, entre otras cosas porque el Consejo Nacional de la Transición (CNT) es un precipitado altamente inestable y heterogéneo de fuerzas sociales y políticas débilmente unidos por la argamasa que sólo le proporciona su visceral rechazo a Gadafi, pese a que no son pocos quienes hasta hacía pocos meses se contaban entre sus más obsecuentes y serviles colaboradores.

Hay fundadas sospechas para creer que el asesinato aún no aclarado del ex jefe militar de los rebeldes, Mohammed Fatah Younis, ex ministro del Interior de Khadafy y ex comandante de las fuerzas especiales libias, fue causado por un sector de los rebeldes en represalia por su actuación en el aplastamiento de una revuelta islamista en la década de los noventas.

Otro ejemplo, no menos esclarecedor que el anterior, lo ofrece el mismísimo presidente del CNT. Según Amin, Mustafá Abdel Jalil es “un curioso demócrata: fue el juez que condenó a las enfermeras búlgaras a la muerte antes de ser promovido a Ministro de Justicia por Gaddafi," cargo en el que se desempeñó desde 2007 hasta 2011.

El CNT, en suma, es un bloque reaccionario y oportunista, integrado por islamistas radicales, socialistas " (estilo Zapatero o Tony Blair"), nacionalistas (sin nación, porque Libia no lo es) y, como señala el analista internacional Juan G. Tokatlian, "bandidos, empresarios, guerrilleros y ex militares" para ni hablar del faccionalismo tribal y étnico que ha marcado desde siempre la historia de ese territorio sin nación que es Libia. Por eso no existen demasiadas razones para suponer que el CNT inaugurará un período democrático. Sus miembros no tienen mejores credenciales que Gadaffi y pesa sobre ellos la irredimible infamia de haber invitado a las potencias imperialistas a bombardear sus ciudades y aldeas para viabilizar su derrocamiento. Por eso, lo más probable es que una vez derrotado el régimen las sangrientas luchas intestinas y la ingobernabilidad resultante tornen inevitable para las potencias imperialistas entrar en otro pantano, como Irak y Afganistán, para establecer un mínimo de orden que permita organizar su rapiña. Desgraciadamente, lo que le espera a Libia no es la democracia sino un turbulento protectorado europeo-norteamericano y, como dijera Winston Churchill de su país en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, sangre, sudor y lágrimas.

Dr. Atilio Boron, director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales (PLED), Buenos Aires, Argentina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Juan Barahona, retrato de un líder obrero y popular hondureño, toda una vida en lucha: “Derechos que no se defienden son derechos perdidos”

Dick Emanuelsson - Mirian Huezo Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Entrevista a Juan Barahona, sub coordinador general del Frente Nacional de Resistencia Popular y presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores de Honduras, FUTH. Juan habla de su juventud, como se integró a la lucha política creando organizaciones populares, del trabajo organizativo para crear un Frente Popular y Amplio con la mira hacia la toma del poder político. También comenta los ataques en su contra que provienen de Cesar Ham, ministro de agricultura en el gobierno neoliberal proyankie de Porfirio Lobo.

Fue una de esas expresiones típicas de Juan Barahona la que describió el panorama político desde que asumió la presidencia el líder del partido de la derecha clásica e histórica de Honduras, Porfirio Lobo:

“Hay despidos masivos de directivos del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, SITRAUNAH, del Sindicato de Trabajadores del Instituto Nacional Agrario (SITRAINA) y del Sindicato de Trabajadores del Patronato Nacional de la Infancia, SITRAPANI, todos protegidos por el fuero sindical, así como una constante violación de la libre sindicalización y contratación colectiva en varias partes del país. (….) Hay fuertes presiones para que los trabajadores y trabajadoras se desafilien de los sindicatos y turbios procedimientos legales en contra de directivos sindicales”.

Foto: Juan Barahona en un de tantos mítines, esta vez por Venezuela. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

La denuncia hecha por Juan fue en los meses de marzo y abril del año en curso. Honduras ya llevaba un año de una violenta ofensiva empresarial con la meta de desarmar y destruir a las organizaciones populares, sobre todo los sindicatos más combativos y clasistas. Los ejecutores, el Congreso Nacional y el gobierno neoliberal proyanquis, voceros de los empresarios, no han descansado un segundo desde que formalizaron y asumieron el poder, el 27 de enero de 2010, tiempo del postgolpe, dice Barahona.

Foto: Trabajadores de IHNFA en las calles para defender sus derechos ante la ofensiva neoliberal en el postgolpe. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

La ola de leyes antipopulares en combinación con una increíble violencia para-estatal, no cesa. La meta es regresar el reloj hacia atrás para los hondureños, antes de la gran huelga general de mayo de 1954. Y esa ofensiva cobra víctimas todos los días. Más de 50 campesinos organizados han sido asesinados, cifra que se suma a los más de los 200 mártires de la Resistencia desde el golpe de estado del 28 de junio de 2009.

Es en ese clima de terror donde se forjan los verdaderos líderes populares que no vacilan en sostener sus principios y su compromiso ante el pueblo trabajador, pese a que la violencia y la guerra psicológica cada día adopta métodos más sofisticados.

Foto: Ignacio Reyes, campesino organizado en MUCA, fue asesinado en noviembre en Bajo Aguan junto con cuatro compañeros por los paramilitares reclutados por los terra-tenientes, dejando esposa y nueve hijos huérfanos. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson.

Nos encontramos en un alto cerro en una colonia al sur de Tegucigalpa. El panorama es bello con vistas a las montañas en el horizonte con nubes blancas y un cielo azul despejado. Debajo de nosotros corren los carros en la Panamericana hacia El Salvador y Nicaragua. Pocas horas antes, los muchachos de la secundaria del colegio público de Germania, una colonia al lado la carretera, han tomado la carretera estratégica por su segunda vez esta semana, retando y enfrentándose con los Comandos Cobras y la policía preventiva. Varios de los estudiantes fueron detenidos y golpeados por los uniformados. En esa juventud está el futuro de Honduras, dice Juan, esa juventud rebelde que se ha levantado y actúan con firmeza, como los jóvenes chilenos. Cuando llegamos para entrevistarlos nos saludan diciendo “Bienvenidos, somos soldados de Francisco Morazán”.

– Los estudiantes de la secundaria están dando una pelea tan fuerte como digna, tomando en cuenta que son prácticamente niños, esos jóvenes. Eso es muy moralizante para la lucha de la Resistencia cuando vemos a la juventud defendiendo un interés público, un derecho legítimo como es la educación.

- La alianza surgida entre los estudiantes, la Resistencia, los movimientos sociales, sindicatos y organizaciones campesinas, ¿son los embriones de un nuevo estado?

– Si, es el embrión, es la base social de un nuevo estado y futuro en este país. Es la base social del gobierno popular de la Resistencia. La juventud ha despertado y ha generado luchas importantes desde el mismo día del golpe de estado. La Resistencia fue fortalecida desde el primer día del golpe con dos sectores; mujeres y juventud.

Foto: Los organismos represivos del estado en acción en contra los estudiantes de la secundaria, que no se rinden ante el peligro de una ley privatizadora. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson.

El muchacho creció entre once hermanos y en la pobreza, en el municipio rural de Nueva Armenia, a una hora de viaje de la capital. Su papá era herrero y Juan trabajaba como ayudante, manteniendo el hierro calentado hasta que se convirtiera en amarrillo. Su padre lo forjaba como sólo los verdaderos herreros y forjadores pueden hacer con la almádena.

Juan entró al colegio Central Vicente Cáceres donde se vinculó a la FARSCH, Federación de Acción Revolucionaria de la Secundaria de Honduras, y ya en esa época se destacó como un líder natural.

Graduado en el Colegio en la década del ‘70, entró al Instituto Nacional Agrario y se afilió al sindicato Sitraina. Las luchas campesinas por el derecho a la tierra eran dispersas pero fuertes en toda Honduras. La perspectiva de Juan era más amplia que la de orientarla sólo hacia la lucha reivindicativa e ingresó al Partido Comunista de Honduras el 1977. Militó allí hasta que el partido se autodisolvió en 1990.

Durante todos años se dio cuenta el carácter agresivo del enemigo que había retado. Fue despedido varias veces, fue detenido cuando luchaba por la reforma agraria 1982. Lo desaparecieron y lo torturado durante nueve días para después ser encarcelado durante cinco meses. En 2005 cuatro agentes encapuchados del DGIC entraron a su casa, rompieron muebles con el pretexto de “buscar armas”. Un mes antes le había entrevistado sobre la lucha popular en contra el TLC pero también su comentario de una serie de articulos de El Heraldo en donde decía que en Honduras había células secretas de las FARC. Un equipo de periodistas del diario de Jorge Canahuati, integrante de la dirección la anticomunista de SIP (Sociedad Interamericana de Prensa, los dueños de los grandes medios del norte- y suramerica) había sido invitado por la Inteligencia Militar Colombiana que durante tres días en el Club de Oficiales en Bogota, preparó bien los periodistas catrachos. En su regreso a Honduras publicaron una serie de inventos sobre la guerrilla colombiana y sus presuntos nexos en Honduras. Barahona lo rechazó, calificando las publicaciones como montajes para crear pretextos a criminalizar la protesta social que en ese momento estaba caliente en contra el TLC con Estados Unidos.

Un mes después que había salido publicada la entrevista, los agentes encapuchados tumbaron la puerta de su casa, asustando a su pequeña hija y esposa. Los agentes acusados y sentenciados a 18 meses de cárcel, cosa insólita en un país en donde 98 por ciento de la población no tiene confianza con el Poder Judicial y en donde la impunidad reina.

Un hilo común todos esos años; la lucha colectiva, nunca la carrera personal o individualista sino siempre al lado de sus compañeras y compañeras de las organizaciones de las masas hondureñas. Incorruptible por que no hacia negocios o reconciliaciones con los patronos, por que era el enemigo natural y antagónico. Capital y trabajo, como agua y aceite, no se puede mezclar.

Foto: La clase obrera se moviliza el 1 de Mayo en Tegucigalpa. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

– De ahí he seguido luchando. Fui presidente de Sitraina durante seis años. En el 2000 organizamos el Bloque Popular, una organización antiimperialista que inició una lucha frontal en contra de las privatizaciones y las medidas neoliberales. Hemos librado fuertes batallas antes del golpe de estado. En agosto de 2006 organizamos la estructura más amplia con cobertura nacional, que es la Coordinadora Nacional de Resistencia Popular, que el 26 de agosto, nos tomamos en las horas de la madrugada, las cuatro salidas de la capital en donde se paralizó la capital. Esa acción se concluyó en el Congreso Nacional con una fuerte represión.

Foto: En la sede de FUTH 2005. / Autor: Dick Emanuelsson

En junio de 2001, los sindicatos que constituye la FUTH, Federación Unitaria de los Trabajadores de Honduras, eligió a Juan Barahona como su nuevo presidente, cargo que ocupa desde esa fecha.

– Cuando se da el golpe de estado del 28 de junio de 2009, ya teníamos un movimiento popular y sindical fortalecido con los demás sectores populares. Y eso permitió, que en el día del golpe nosotros respondiéramos con esa fuerza para que 29 (de junio de 2009), organizáramos lo que hoy es el Frente Nacional de Resistencia Popular.

Subraya el dirigente popular que el principio en el que basó toda su vida ha sido el trabajo para la unidad del movimiento popular. Siente que el proceso del desarrollo político y organizativo de la Resistencia ha dado fruto y que es indispensable proteger la unidad del Frente para que se convierta en una real alternativa de gobierno y de poder.

Casi inmediatamente después del golpe y el sostenimiento de la fuerza de ese nuevo movimiento que Juan Barahona encabezaba, comenzaron las intrigas y los intentos de aislar y neutralizar esa descomunal fuerza que se expresaba todos los días durante cinco meses en las calles de Tegucigalpa y las otras ciudades de Honduras.

La embajada estadounidense fue la única que no retiró su embajador en protesta al golpe de estado. Operaba casi visiblemente al favor a los golpistas. Realizaba una intensa actividad ante el hecho que el bipartidismo hondureño había recibido un golpe casi mortal. Comenzó el embajador, Hugo Llorens, sus invitaciones a los diferentes líderes del Partido Liberal para que se unieran ante el avance del gigante que marchaba afuera de las instalaciones de su “Bunker” en Tegucigalpa.

Pero ni los diferentes emisarios del Departamento de Estado, ni el embajador Llorens, lograron unir y reforzar al partido Liberal, cuya cúpula respaldó activamente el golpe de estado mientras la amplia base de aquel partido se movilizaba bajo el manto de la Resistencia que cada día se movía políticamente más hacia la izquierda.

Había momentos de una posible insurrección a final del mes de julio de 2009 cuando el derrocado presidente Manuel Zelaya intentó infructuosamente ingresar a Honduras desde Nicaragua. También a final del mes de septiembre del mismo año, cuando la dictadura cívico-militar decretó toque de queda indefinidamente, en Tegucigalpa. Por orden de Zelaya, Juan Barahona y la Resistencia hondureña convocaban a las masas a no recurrir a la insurrección armada por las consecuencias que habría podido tener. Quizás fue un error.

Foto: ¡Full resistencia! / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

La resistencia estaba compuesta, en ese momento, por toda la gama popular, entre ellos el Partido Unificación Democrática, UD. Su presidente, César Ham, anduvo con Zelaya durante la campaña por la 4ª Urna. Pero ante el escenario y decisión de Zelaya y la dirección de la Resistencia Popular, de convocar al pueblo a NO VOTAR en las elecciones el 29 de noviembre de 2009, Ham convocó a una asamblea nacional de sus militantes de la UD donde una cómoda mayoría votó por participar en las elecciones. Estas eran organizadas por las mismas fuerzas militares golpistas y un Tribunal Supremo Electoral (TSE) que era un pelele al servicio de las cúpulas del bipartidismo. El resultado para Ham como candidato presidencial fue un desastre, un poco más de 30.000 votos y cuatro diputados elegidos al Congreso Nacional.

Foto: Cesar Ham convence sus compañeros de la UD a participar en las elecciones.

Pero la participación en esas elecciones, durante el estado de sitio, represión y muerte, sin un solo organismo internacional de observaciones electorales, y tampoco ningún gobierno, excepto Israel y Estados Unidos, reconocieron “casualmente” estas elecciones, que fueron las que obtuvieron menos votos en la historia contemporánea de Honduras donde hay un pueblo “electorero”. Sólo 47 por ciento de la población, según TSE, votó. La convocatoria de Zelaya y la resistencia tuvo eco.

La actuación de la UD creó grandes problemas internos y miembros destacados de la UD abandonaron su partido. Pero mucha más gente de la UD salió del barco cuando César Ham aceptó y fue nombrado ministro de agricultura y director del Instituto Nacional Agrario, INA.

¿Cómo era posible que Ham, que había acompañado a Zelaya, diera la puñalada y la espalda al derrocado presidente que en ese momento se encontraba totalmente aislado y encerrado en la embajada de Brasil en la capital hondureña?

– Ham ya tenía un arreglo con Porfirio Lobo ANTES de las elecciones, me dijo una ex dirigente de la UD.

Para Silvia Ayala, la ex diputada y responsable de las relaciones internacionales de la UD, la aceptación y el arreglo bajo la mesa con el Partido Nacional por parte de Ham, parece que fue demasiado. Renunció a su militancia en la UD y se dedica ahora a trabajar para la Resistencia.

Foto: Porfirio Lobo entrega el ministerio a Cesar Ham y éste es el aval ante la comunidad internacional que la izquierda hondureña legitima el gobierno que nació durante el golpe de estado militar.

El hecho de sentarse en un gobierno que la Resistencia caracteriza como la “continuación del golpe de estado”, no era una cosa descabellada o casual. Para Lobo tenia un fin; el reconocimiento de la comunidad internacional. Y lo sabía Ham.

Ham avaló las elecciones militarizadas, pese al desastre electoral y con su aval, los defensores del golpe de estado en Honduras y en el mundo, salían diciendo que “hasta la izquierda hondureña reconoce y participa(ba) en las elecciones, por lo cual no tenemos problema moral de reconocer el próximo gobierno de Honduras, de Porfirio Lobo, nuestro compinche político”.

Esa era la estrategia de los gringos, lograr llegar con la dictadura cívico-militar hasta las elecciones del 29 de noviembre de 2009. Y como en otras partes del mundo donde ha ganado la derecha, la modalidad es llamar a ese gobierno a un “Gobierno de Unidad y Reconciliación”. En el caso de Honduras, el señor Lobo agregó “Humanismo Cristiano”.

Lobo le dio a Ham un ministerio tan delicado como el de agricultura (INA). Ham estaba totalmente consciente de lo delicado que resultaría por el exterminio que están ejecutando, los terratenientes, contra el campesinado organizado. Pero tenía idea que podría beneficiarlo, además en lo económico.

Cesar Ham propuso hace una semana ante la ola de asesinatos a los campesinos organizados, un desarme general. Pero los campesinos no tienen más armas que sus machetes. Su gobierno decretó la militarizacón total del Bajo Aguán con el nombre OPERATIVO XATRUCH II con un total de mil (1000) hombres entre ejército, policía y organismos de seguridad que estarían, según el ministro de seguridad Óscar Álvarez, en la región en forma permanente. Los altos oficiales han salido a la prensa acusando a nicaragüenses y venezolanos por estar detrás una presunta guerrilla campesina en la región. Ahora vemos el resultado en una intensificación de la guerra sucia en contra el campesinado organizado.

Foto: Hasta ahora no han sido detenido ni un solo extranjero en Honduras, pese que los medios ligados al golpismo en Honduras han apuntado desde antes del golpe de estado la supuesta infiltración de guerrilleros de las FARC, sandinistas de Nicaragua y Bolivarianos de Venezuela.

Cuando ponemos las últimas líneas a este reportaje y entrevista con Juan Barahona, nos llega la noticia que han sido asesinados en las últimas 24 horas dos destacados dirigentes del MUCA en Bajo Aguán;

Secundino Ruíz, presidente de la Cooperativa San Isidro, del Movimiento Auténtico Reivindicador Campesino del Aguán, MARCA, fue asesinado el sábado pasado (20 de agosto) y esta noche, domingo 21 de agosto, fueron asesinados PEDRO SALGADO, presidente del Asentamiento Campesino La Concepción, en el Bajo Aguán y su esposa REINA MEJÍA, en su propia casa. De acuerdo a vecinos y compañeros de esa organización, Pedro Salgado fue herido con arma de fuego y posteriormente degollado, según un comunicado de FIAN-Honduras.

Foto: Campesinos del Bajo Aguán, víctimas de la masacre en Tumbador, noviembre, 2010.

Doto: Agentes de los organismos de seguridad en Bajo Aguán. / Autora: Tamara Sharabi

El sindicato en INA ha sido y es todavía fuerte. Entrando Ham al INA fundó un Frente Nacional de Campesinos, FNC para tener una base social y grupos de choque contra el sindicato que, por supuesto, lo vio a Ham con ojos críticos. Ham puso en todos los puestos estratégicos personas suyas, violando, según el sindicato, una cantidad de artículos del convenio colectivo.

La semana pasada el sindicato se enfrentó con la administración. Ham llamó a FNC y llegaron 300-400 campesinos que, según nuestras fuentes, recibieron 600 lempiras cada uno, aproximadamente 30 dólares, para enfrentar al sindicato, al mejor estilo de guerra sucia y “rompe sindicatos de la guerra fría” en Estado Unidos, en donde la mafia se encargó de quebrar sindicatos clasistas en la década ´40-50.

Fue en esos momentos que Juan Barahona llamó a un dialogo para resolver una cantidad de conflictos entre el sindicato y la administración. Pero Cesar Ham, aprovechando los medios de comunicación, desvió el tema y atacó a Juan Barahona, diciendo que es un corrupto, que tiene salario de INA sin trabajar ahí.

– Hoy tiene una campaña sucia en contra de mi persona. Yo soy un empleado desde el 1982, 29 años cumplidos este mes de agosto, de estar ahí. Yo inicié trabajando en INA con un salario de 675 lempiras (35 dólares/mes). Hoy, producto de la contratación colectiva, mi sueldo es de 17.000 lempiras (aproximadamente 850 dólares). César Ham, ha arremetido una campaña contra mi persona con el interés de dos objetivos; debilitar mi prestigio y credibilidad frente a la Resistencia y afectar lo que es el Frente Nacional de Resistencia Popular. Contradictorio, digo, porque él ha dicho que es de la Resistencia. Pero la práctica dice lo contrario.

En el contrato colectivo y su cláusula 41, cuenta Barahona, se establece que INA se compromete a dar licencia con goce de sueldo a cuatro trabajadores propuestos por el sindicato. Éste ha hecho uso de tres compañeros. Dos para la función del sindicato y a Juan Barahona en calidad de presidente de la FUTH, Federación Unitaria de Trabajadores de Honduras. Su trabajo desde el 2001 ha sido principalmente de organizar y reforzar lo que posteriormente fue la Coordinadora Nacional de la Resistencia, lo que seria el núcleo en la creación del Frente Nacional de Resistencia Popular, durante los días del golpe de estado.

– La campaña real va en contra mi como sub coordinador general del Frente y haciéndome ver como un corrupto cuando lo que tengo, (el sueldo) es algo fundamentado en ley. En el articulo 128 numeral 15 de la Constitución, establece, que la contratación colectiva es tutelada por el estado y los contratos colectivos, una vez suscritos por las partes entre trabajadores y patronos, se convierten en ley. Eso es lo que tenemos nosotros, una ley que él (Ham) está desconociendo en una forma soberbia. Los funcionarios no tienen más facultades que la ley misma le otorga. Me he limitado a no responder la campaña orquestada en mi contra, por que no es mi interés de entrar en una discusión. Me he mantenido al margen de esa campaña.

Foto: El sindicato de los trabajadores en el Instituto Nacional Agrario. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

Lo que el director de INA ha logrado en forma relativa, es lo que no han podido hacer los golpistas reconocidos; sembrar dudas, confusión y chismes adentro, no de la FUTH o Sitraina, sino de la Resistencia, y eso es muy grave. Pero para eso fue seleccionado César Ham como ministro, dicen los defensores de Juan Barahona y los mismos ex militantes de la UD. Dicen que en Ham ven un Caballo de Troya en su relación a la Resistencia, que no le interesa tanto si Barahona trabaja o no en la oficina o en el campo para INA sino que su prestigio, conducta y lealtad a la lucha popular hondureña sea cuestionada como líder de la Resistencia. Y eso es grave.

No es, como algunos han dicho, que Juan Barahona no ha estado en Instituto Nacional Agrario (INA) desde el 1995 con salario, sino que esto data desde el 2001. Otros, en la campaña iniciada por Ham, han dicho “que rico eso de ser de la Resistencia con sueldo”, cuando en realidad Barahona ha tenido doble tareas, primero su trabajo como presidente de la FUTH y como representar a la Resistencia. Durante más de dos años. Carga inmensa.

Para algunos la discusión ha entrado en un callejón sin salida, porque argumentan como los medios golpistas. A cambio de otros, el cargo de Juan Barahona y otros dirigentes sindicales, es resultado de un proceso democrático hecho por un gran colectivo de trabajadores. En el caso de Barahona han visto y ven un compañero que puede utilizar su capacidad orgánica y política para fortalecer, tanto la FUTH como la nueva herramienta del pueblo hondureño, el Frente Nacional de la Resistencia hondureña. Por eso, argumentan, es importante tener a Barahona en el puesto como presidente de la FUTH.

Es más, ese derecho lo conquistó el proletariado hondureño 1954 en la Gran Huelga General de 69 días que comenzó en los campos bananeros y se corrió por toda Honduras. La huelga sacudió a la oligarquía hondureña y las bananeras transnacionales como Standard Fruit Co (hoy Chiquita). Trajo consigo una de las más modernas y avanzadas legislaciones laborales en Centroamérica, por lo cual el movimiento sindical hondureño ha tenido y tiene uno de los más altos grados de afiliación sindical, un hecho que el gobierno en el que participa César Ham, ha tomado como una tarea prioritaria a romper.

Es innegable, como dice la resistencia, que César Ham represente un régimen que surgió como una consecuencia del golpe militar, que aprovechando el clima de terror y horror, ha logrado desarmar e instaurar un ambiente de terror donde los sindicatos piensan dos veces antes de salir en una acción que les costará caro.

Para Barahona este tiempo ha sido durísimo. Poca gente tiene la suficiente fuerza física- y entereza psíquica para luchar y trabajar bajo la presión de las botas fascistas. Barahona no faltaba un sólo día, los primeros cinco meses, a las movilizaciones diarias. Después de cada jornada, se trasladó a una sede sindical caliente donde muchas veces terminaba su jornada sindical a medianoche, corriendo un terrible peligro de ser asesinado en su regreso a la casa.

A las 5 de la mañana del día siguiente, estaba nuevamente de pie, contestando entrevistas de todo el mundo, luego de cada una regresaba a las nuevas movilizaciones callejeras para tumbar la dictadura cívico-militar.

En la entrevista con Juan, le preguntamos cuántos días tuvo de vacaciones con su esposa desde el 28 de junio de 2009 y contestó: “Un domingo libre, eso es todo desde el 28 de junio de 2009. Pero estamos dispuestos a morir por esta causa que no tiene comparación histórica en el movimiento popular hondureño”.

Y así es y así lo interpretan también los autores del golpe de estado, tantos internos como externos, actores poderosísimos que la Resistencia hondureña se ha atrevido a retar.

Foto: Juan junto con Chávez. / Autor: Gilberto Ríos

Terminando la entrevista con Juan, me llamó una persona con conocimiento de la publicidad que INA y César Ham ponen en los diferentes medios, indignado por la campaña ejecutada contra Juan Barahona, contó:

– Como ves o escuchas, no hay medios o periodistas que respalden a Juan Barahona en esta campaña por una sola razón; la publicidad que Ham e INA colocan en estos medios.

– Son 63 medios de comunicación, y entre ellos hay varios periodistas que son empleados pero que reciben miles de lempiras de INA supuestamente por publicidad. Hay periodistas que dicen que “no he recibido un centavo de César Ham” pero recibe 19.000 lempiras (1.000 dólares) en contratos que se prolongan cada tres meses. ¡Compáralo con los 17.000 que recibe Juan! Hay también otro programa de la misma empresa mediática que recibe 30.000 lempiras (1500 dólares) por mes, que es la mitad que paga la Resistencia por su programa radial en Radio Globo, una hora diariamente.

Se pregunta la fuente nuestra “¿Cómo van a cuestionar a César Ham estos medios o periodistas las acusaciones en contra Juan Barahona si esos medios, sobre todo los periodistas, dependen de sus ingresos a INA? ¡Imposible! ”

Es interesante ver que cuando los medios golpistas o antigolpistas han citado y entrevistado a César Ham lo han hecho sin cuestionarlo y sin llegar más fundo en el tema de los derechos del colectivo obrero en Honduras.

¿Cuánto cuesta la publicidad de INA en los 63 medios hondureños? No lo sabemos pero si sabemos que son millones de lempiras en donde el salario de Juan Barahona es como un tronco en el Mediterráneo.

¿Por qué y para qué tienen que publicarse avisos y publicidad desde un ministerio o corporación pública como si fuera una empresa comercial que vende Toyotas. ¿Porqué pegarse en el pecho diciendo que son los mejores del mundo?

Cada media hora escuchamos el presidente del Congreso Nacional, en cada emisora, tirándose flores por el país de las Maravillas, cuando el resultado que vemos en las calles, en las colonias y barrios y en Honduras, un país quebrado, un país donde el pueblo vive en la miseria total. Millones de dólares para ¿justificarse ante ellos mismos de su excelencia?

Un hombre supuestamente de izquierda como César Ham, se presta para campañas que los golpistas no son capaces de hacer por falta de credibilidad. Pero ese día que César Ham se sentó en el gobierno de Lobo, que ahora quiere entregar territorio nacional a las transnacionales con propias leyes en “Ciudades Modelo”, ya perdió toda la credibilidad.

No es para nada insólito que los medios de comunicación ligados al golpismo aprovechen este “impasse” creado por el presidente de la UD. Y Juan Barahona lo confirma:

– En Honduras tenemos un refrán que dice; “En río revuelto, ganancia de pescadores”. Otros se han valido de eso también para entrar a la campaña y hacerle daño, no a mi persona, por que yo sólo soy una persona, sino a todo este mar de gente que tenemos en el Frente de Resistencia Popular, es decir, el daño es al Frente, es el objetivo. Dañar la imagen y dividir al Frente, para eso está la campaña. Debemos cuidar este Frente por que es la esperanza y la alternativa del pueblo hondureño y ellos saben donde golpear.

Video (50 min.): http://vimeo.com/27994816
Audio: http://www.box.net/shared/uhsrmplfg48kmm7bqmn8

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: Un gobierno sordo, soberbio y mentiroso

Andrea Dufournel (especial para ARGENPRESS.info)

Pese a las multitudinarias movilizaciones, colegios y universidades tomadas desde hace ya más de tres meses, a pesar de que el apoyo ciudadano a los estudiantes llega al 80% y el apoyo al gobierno a un 26%, la derecha no da señales de querer ceder en su postura de defender el lucro en la educación, a ultranza. El presidente se reunió con la excrecencia empresarial para consultarles su opinión sobre las movilizaciones acordando, con ellos, no realizar la reforma tributaria que pudiera afectarles… pero no se ha reunido con los estudiantes.

Haciendo un poco de historia, desde que comenzó la carrera presidencial de Piñera, recordando sus eslogan de campaña, sus promesas en que, incluso, llamaba a los jóvenes a tomarse el país y ofrecía educación gratuita para todos, cual encantador de serpientes logra llegar a la Moneda y su mandato se parece más a una “comedia de equivocaciones” para quienes no le votamos, y los arrepentidos de haberle creído y votado, se multiplican.

Los problemas aparecen por doquier: damnificados del terremoto que aún viven en mediaguas, pasando un segundo invierno entre la lluvia y el barro, y si reclaman, se les reprime con la misma violencia con que los “profesionales carabineros” han reprimido a mapuche y estudiantes. El ambiente está enrarecido, qué duda cabe, más aún cuando hay niños, sí, niños que se encuentran desde hace más de un mes en huelga de hambre intentando, por ese medio, sensibilizar a la administración del gremialismo, que sólo tiene oídos para el dulce sonido del dinero, poniendo por sobre los intereses de todo un país su compromiso con el empresariado y las transnacionales que se llevan las ganancias del cobre pagando un royalty irrisorio, obteniendo billonarias utilidades.

El lucrativo negocio de la educación en Chile es tan rentable que, quienes están en el poder, no están dispuestos a perderlo, encontramos autoridades como el ex ministro de educación Joaquín Lavín relacionado con una universidad privada, el actual ministro de justicia dueño de otra universidad y que es quien tendría la obligación de fiscalizar el cumplimiento de la ley que regula el lucro, es decir será juez y parte. Los conflictos de intereses suman y siguen. La Iglesia, que, se ofreció como mediadora en el conflicto es, también, sostenedora de múltiples colegios, que reciben recursos del estado, ¿está en condiciones de mediar y buscar soluciones?, en el parlamento el problema no es distinto.

La lucha decidida que han iniciado los jóvenes chilenos es titánica, los poderes fácticos no cejan en su empeño por imponerse, llegando al extremo de amenazar con “sacar” a los militares a la calle según el alcalde de Santiago, para controlar los desórdenes públicos, ¿habrá sido un lapsus del alcalde de o alguna idea planteada en alguna reunión del gobierno que a él se le escapó?, más aún cuando se nos viene un nuevo 11 de septiembre que nos recuerda la ignominia cometida con la complicidad de quienes hoy nos gobiernan y que son los responsables del sistema educativo que se desea cambiar.

Así como el dictador benefició a sus colaboradores instaurando el lucrativo negociado de los fondos de pensiones, en desmedro de los trabajadores, lo hizo con la educación creando un sistema excluyente, clasista en el cual las diferencias sociales se han profundizado, pretendiendo imponer, por este medio, el control ideológico y de vigilancia donde, el Ministerio de Educación cumpliera el rol de una institución de carácter técnico.

La enorme diferencia con quienes nos formamos en dictadura y los jóvenes de hoy es que ellos no le temen a la represión, son hijos de la democracia, que, con todos sus defectos les ha permitido soñar con que son capaces de cambiar este sistema perverso que no les permite avanzar y les tiene prisioneros de la banca teniendo que endeudarse de por vida. Hoy en día nos vemos enfrentados a un sinnúmero de situaciones ante las demandas de parte de la comunidad estudiantil frente al tema de la educación, calidad y equidad en Chile, pero el ejemplo de entrega, de lucha y de compromiso de los niños y jóvenes que han optado por la huelga de hambre, que han puesto sus vidas en riesgo ha logrado que los ojos del mundo se vuelquen hacia Chile. Uno de los jóvenes declaró “yo sé que aquí me puedo morir y si tengo que dar la vida por la educación voy a hacerlo. Nuestro lema es ´la vida por la educación’ (…) Responsabilizamos al Presidente y a sus carteras de gobierno por no dar soluciones concretas a los secundarios”. Nuestros jóvenes están librando una gran batalla, la convicción que les impulsa es un ejemplo para la sociedad entera, Matías Ortega, Gloria Negrete y Felipe Sanhueza, estudiantes del Liceo A 131 de Buin, nos muestran el camino para generar los cambios y que debemos continuar marchando recuperando para todos una verdadera democracia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El “Paro Nacional”: Una expresión del poder subversivo ciudadano

Juan Carlos Gómez Leyton

La movilización social estudiantil ha sido vasta en creatividad e ingenio. Así lo han demostrado las ocho coloridas, pintorescas y masivas marchas estudiantiles que recuerdan más a las antiguas fiestas primaverales organizadas por los universitarios de ayer que a las manifestaciones sociales y políticas realizadas por la ciudadanía nacional en los últimos 30 años.

Efectivamente, la actual protesta, en tanto su repertorio de acciones como sus consignas, no nos recuerda, salvo quizás por el “caceroleo”, a las protestas nacionales en contra de la dictadura militar en los años ochenta. Si bien, la masividad de la protesta juvenil ciudadana es innegable, ella se ha concentrado en un sector social bien concreto de la sociedad neoliberal: la clase media, aquella que los analistas sociales actuales denominan, aspiracional. Estos son los actores protagónicos y centrales de la actual protesta social. Todos los demás sectores sociales, especialmente, las y los jóvenes populares y pobres, que asisten, por cierto, en una menor cantidad a ellas, son los actores secundarios o de reparto.
Este aspecto social le ha dado un tinte de clase como también una forma y un determinado discurso cultural e ideológico a la movilización estudiantil distinguiéndola de otras acciones colectivas acontecidas en el Chile neoliberal, ya sea, el dictatorial o el democrático. En el primero, la protesta política en contra de la dictadura pinochetista, en los años ochenta, tuvo un componente social y ciudadano amplio y plural. En ella participaban activamente desde los sectores medios altos hasta los sectores populares, de ahí su carácter nacional. Mientras que la protesta política en el Chile democrático neoliberal (1990-2011) siempre ha sido activada realizada por algún sector social determinado: los mineros del carbón de Lota, los trabajadores del cobre, los trabajadores forestales, los mapuche, los deudores habitacionales, los usuarios del Transantiago, los profesores, los estudiantes universitarios antes del 2006, entre otros. Sus movilizaciones han tenido demandas sociales, económicas, salariales y laborales específicas. Difícilmente, ellas se transformaron en una demanda política de carácter nacional.

Por esa razón, ninguna de ella tuvo la capacidad de dar origen a una protesta social y política amplia e inclusiva de carácter nacional. Tan solo la “Revolución Pingüina” de los estudiantes secundarios del año 2006 y la actual han logrado instalar una demanda de ese tipo. Sin embargo, el movimiento social estudiantil todavía no ha logrado romper con la lógica de la acción colectiva sectorial ni ha logrado constituirse ni transformarse en un vasto movimiento ciudadano nacional similar en su composición social, amplitud y potencia política que desarrolló el movimiento democrático nacional para derrotar al dictador en el plebiscito sucesorio de 1988. A pesar de todo lo realizado, la movilización juvenil ciudadana sigue siendo, hasta ahora, una gigantesca y lúdica protesta social y política de carácter sectorial con una relevante y auto-centrada demanda. Allí radica su fortaleza pero, también, su debilidad.

Dado que el actualmente el conflicto por la educación se encuentra en tabla, o sea, en un virtual empate. El cual, por cierto, sin ser catastrófico, no encuentra resolución en base a las estrategias seguidas hasta el momento; parece ser que la convocatoria de un tercer actor social y político estratégico, resulta crucial para destrabarlo.

Así lo entendió el gobierno y la clase política cuando buscó “parlamentarizar” el conflicto, es decir, resolverlo a través de la acción política y negociadora del poder legislativo. Propuesta que fue categóricamente rechazada por los estudiantes. Los cuales, a su vez, replicaron con una exhortación: demandaron no solo al ejecutivo sino también al legislativo, la realización de un plebiscito. Con el objeto de que sea, la ciudadanía nacional, el pueblo soberano, quien decida democráticamente sobre la cuestión en conflicto. La negativa de parte del gobierno fue rotunda. Mientras que los parlamentarios oficialistas como de oposición han tenido posiciones divididas, unos lo rechazan categóricamente, otros, apoyan resueltamente, la idea. Volvieron a empatar.

El único actor político que hasta ahora no ha emitido opinión alguna ya sobre el conflicto educativo o en torno a la idea de realizar un plebiscito es, paradojalmente, la ciudadanía nacional. Si bien, a través de algunas encuestas de opinión ha expresado su parecer sobre específicos aspectos del movimiento estudiantil y del conflicto educativo. Estas carecen de validez e incidencia política. Por tanto, la ciudadanía nacional, el pueblo, los soberanos, no han sido consultados ni han podido emitir su opinión sobre un conflicto que ha convulsionado la sociedad durante tres meses. Esto se debe a que el actual sistema político no ofrece ni dispone de ningún instrumento político institucional para ello.

Por esa razón, considero que el Paro Nacional ciudadano convocado por la Central Unitaria de Trabajadores para los días 24 y 25 de agosto constituye, en mi opinión, una excelente oportunidad política y social para que la ciudadanía nacional manifieste y exprese su opinión ante el conflicto en curso.

El Paro Nacional debe constituirse en el instrumento de expresión política de la ciudadanía. Una activa y masiva paralización ciudadana deberá ser interpretada no solo como la adhesión al movimiento estudiantil y sus justas demandas sino, también, de apoyo irrestricto a la convocatoria de un plebiscito nacional. Esa debe ser la razón política del Paro ciudadano.

Cabe señalar que un Paro Nacional es un acontecimiento social y político mayor. Se trata de un trascendente y poderoso instrumento político de presión que las y los trabajadores, en particular, y las y los ciudadanos, en general, utilizan de manera muy excepcional, en su lucha -especialmente, pero no únicamente- en contra los poderes constituidos en las sociedades capitalistas. No se trata de una marcha callejera autorizada para transitar por las calles de las ciudades del país. Se trata de una acción social y política que se realiza sin la autorización del poder establecido. Por eso, un Paro Nacional es un acto ciudadano subversivo. En dicha condición radica su poder social y político constituyente. Principalmente, esta acción ciudadana supone la paralización total y general de todas las actividades “normales” que diaria y cotidianamente realiza la ciudadanía. El día del paro nacional todo debe detenerse. Las ciudades y las calles del país deben quedar desiertas de autobuses, de automóviles y de gentes. Nadie debe comprar ni vender. Ninguna tienda debe abrir, los supermercados deben permanecer cerrados. Los trenes del Metro no deberán circular y sus estaciones deberán estar cerradas. Los niños y niñas no asistirán a clases, en aquellos colegios, que aun funcionan. Los bancos y financieras deberán dejar de ofrecer sus odiosos créditos. Ojalá que las televisoras dejaran de funcionar y las radios de trasmitir. Ojalá que todo quedará en profundo silencio. Para que en esos días se escuche y se sienta en toda la sociedad, tal vez, toda la rabia social acumulada durante 35 años.

Por consiguiente, el Paro Nacional deberá ser el punto de partida de la transformación del movimiento estudiantil y ciudadano centrado en la cuestión educativa en un poderoso movimiento social y político subversivo anticapitalista de carácter nacional.

Juan Carlos Gómez Leyton es Dr. en Ciencia Política. Profesor Titular U. ARCIS.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: El despertar de los corderos

Ricardo Salcedo Mettroz (especial para ARGENPRESS.info)

Este titulo podría traer a colación algo así como el nombre de una película y nunca el momento político social, generado por las intensas movilizaciones de los estudiantes chilenos en los últimos meses.

Pero me viene a la memoria, por una frase de un amigo ecuatoriano dicha en marzo del 2007, en relación a las consecuencias del Transantiago en esos días. Él manifestaba que si la situación de caos del transporte y las molestias que sufría la gente por la pésima implementación de esta modificación de la transportación publica en Santiago hubiera ocurrido en su país, el gobierno habría caído y el presidente estaría exiliado. Me manifestó en tono de sorna, que los chilenos se habían convertido en corderos.
Me quede pensando, cuanto de verdad había en su apreciación y el porque de esta inmovilidad de la gente en aquellas circunstancias. La respuesta era una: esto ocurre como corolario del miedo dejado por la dictadura y la falta de organización popular en todos sus estamentos. Aquí se desarrolló un culto al individualismo, en que cada uno puede y debe solucionar los problemas por sí solo, pues todo lo que tuviera que ver con solidaridad y organización masiva era perdida de tiempo. Esta apreciación fue incentivada por la salida pactada de la época dictatorial en que ninguna acción pasada fue sometida a un juicio justo y en particular los chanchullos económicos (robos a Corfo) y demás acciones de quienes estuvieron 17 años medrando del golpe de estado del 73.
Por el contrario, se les dio toda la protección de parte de los órganos del estado (entonces en manos de la Concertación), sin que siquiera se intentara cumplir con promesas políticas de fuste, como fue el cambio de la Constitución espuria del 80, que en definitiva era la que encerraba, todos los amarres que hoy día están teniendo consecuencias nefasta en muchos planos, en particular la educación. ("Cambios en la medida de lo posible", decía el primer presidente de la "transición a la democracia").
Pero como las circunstancias decantan y las personas cambian, las nuevas generaciones van entendiendo por experiencia propia que sus expectativas e ilusiones no pueden ser desarrolladas sin organización y, particularmente, desde las bases, donde la mayorías se siente interpretada por sus mandantes, jóvenes como ellos, audaces como los mas y con una claridad, que no tienen los adultos que manejan los hilos del poder. Lo demostró el dirigente estudiantil Giorgio Jackson en su exposición de la semana pasada en el Senado ,el martes 16 de agosto (ver http://www.theclinic.cl/2011/08/17/la-clase-de-giorgio-jackson-a-los-politicos-en-el-senado/).
Hoy la juventud tiene plena conciencia que las cosas no pueden seguir como están y que los maquillajes que desean imponer desde el oficialismo y oposición son ruedas de carreta que ellos no deben tragarse. Que los cambios deben ser profundos y extensos en muchas aéreas. Poner sobre el tapete la discusión sobre el lucro y la gratuidad en TODOS los niveles de la educación y sobre la calidad de la misma, es una tarea titánica, pero nunca imposible. Han tomado conciencia de sus fuerzas y han sacado roncha en los sectores mas retrógrados de la ultra derecha, que han pretendido ningunearlos y satanizar sus demandas como algo “loco” y propio de muchachos inexpertos, manipulados por “comunistas” aprovechadores.
Llama la atención que los partidos políticos opositores, vayan corriendo detrás de los avances de los jóvenes y traten tardíamente de colgarse de los planteamientos irrefutables de los estudiantes. Así es como intentan integrarse al Paro Nacional de la próxima semana, sin ningún pudor, como si ellos no hubieran sido primeros actores en esta estafa anti-popular de 20 años de gobiernos de Concertación.
Ricardo Salcedo Mettroz, economista y analista chileno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Soberanía energética: El Estado, socio bobo de las multinacionales

Carlos Saglul (ACTA)

La política energética es inseparable de los lineamientos estratégicos del país en materia de crecimiento. Más allá de algunos discursos que alientan “humanizar al capitalismo”, está fuera de toda discusión que el crecimiento actual sigue pasando por la inserción internacional argentina a través de su rol de país dependiente de la provisión de materias primas.

Soja, minería a cielo abierto, la producción automotriz -cuya gestión también está en mano del capital multinacional- son los motores de la actual bonanza, que hasta ahora no ha sabido ser utilizada para generar una industria alternativa que genere valor agregado y multiplique la mano de obra ocupada.

Consecuentemente, la matriz de la política energética argentina continúa siendo la misma de los noventa, priorizando las necesidades y ganancias de las multinacionales aunque esto signifique por ejemplo, exportar las últimas reservas de crudo para importar al tiempo, casi el 70 por ciento de la nafta que se necesita para satisfacer la demanda interna y ni que hablar de los tendidos eléctricos y de infraestructura en general, para atender los nuevos emprendimientos mineros, con sus puertos y hasta “fronteras privadas”.

José Rigane, secretario general de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA-CTA) y secretario adjunto de la Central se refirió a la magnitud de la crisis del sector y a las posibles salidas.

¿Cuál es la magnitud de la crisis energética?

La crisis energética es profunda y estructural. Cualquier debate sobre el tema, debe tener en cuenta qué modelo de desarrollo nos proponemos. Hay que definir si estamos al servicios de favorecer a determinados sectores que sólo pretenden enriquecerse más y más como las multinacionales que controlan al sector, o pensamos en la Nación en su conjunto.

La matriz energética argentina depende en un 90% o más de los hidrocarburos. Poco cambió desde los años 70, la única diferencia es que en aquella década el petróleo tenía una incidencia del 70% y el gas del 20%, hoy tenemos una dependencia gasífera del 54% y petrolera de más o menos el 36%

¿Cómo se mide esta crisis en lo cotidiano?

Los primeros afectados son los sectores industriales, especialmente en el caso del gas ya que es considerado “barato” como combustible, y eso incide en los costos de producción; lo mismo sucede en las generadoras eléctricas, aunque en este caso los costos sean menores porque aun usando gas la tarifa final eléctrica no baja.

En el caso de los usuarios residenciales, mientras la energía sea considerada una mercancía solo podrá tenerla quien la pueda pagar, porque la política de los subsidios tiene un límite muy claro y corto. No nos olvidemos que el modelo productivo argentino es de exportación. Mientras la energía se importe y se la compremos a las multinacionales no va a faltar, claro que solo para quienes puedan pagarla.

La gravedad de la crisis se mide mejor en las periferias y en particular en el interior del país que es donde generalmente se hacen los cortes programados. Cuando la oscuridad sale de los barrios pobres y llega al centro es porque ya no se puede ocultar. Por eso la ciudad de Buenos Aires tiene una tarifa muy barata comparada con cualquier zona interior del país. En interior no se puede usar electricidad para calefacción por su precio mientras en la capital, la gente lo hace.

Hay que tener en cuenta que cuando se habla de importar energía son las mismas multinacionales que se compran a sí mismas. De aquí se llevan la materia prima. Sus barcos, como el caso de Repsol-YPF hacen cola en los puertos con el gas que nos traen. Exportamos crudo. Compramos nafta. Son los absurdos del país dependiente.

¿Cómo se sale de esta situación?

Sólo cambiando el modelo energético. Se trata además de un mandamiento ético, un país signo es que garantiza para todos gas, electricidad y agua. En el mundo, el 80% de la energía que se produce se la quedan el 20% de la población mundial. Sin dar vuelta esta ecuación no hay solución. Hay que cambiar el modelo consumista por un modelo de uso social de la energía. Por eso mientras la energías este en manos privadas no hay salida.

Romper la dependencia

“El modelo energético basado en la privatización, segmentación de los sectores y extranjerización fracasó. Este Gobierno niega esa realidad. Hace igual que las anteriores administraciones, con el agravante que la actual ha profundizado este cuadro con sus decisiones, la creación de leyes de ampliación de las concesiones, las iniciativas de favor y acuerdos secretos con las empresas multinacionales a través de ENARSA para la exploración y explotación (off-shore) de la plataforma marítima argentina, entre otros territorios nacionales.

El fracaso del modelo, lo pone de manifiesto, la crisis energética que aparece a la luz pública, cuando hace calor, cuando hace frío, cuando hay sequías, incluso cuando crece la demanda.

Argentina tiene un modelo económico que esta reprima rizado, dado que su base es la exportación de alimentos (cereales, soja), minerales, y fundamentalmente energía (petróleo crudo, y gas). Agreguemos, que acá no hay valor agregado, industrialización. Es más exportamos petróleo crudo y ahora estamos importando entre otros productos naftas elaboradas ( Súper, Premium ).

Integración regional

¿Qué pasa es materia de integración y complementación territorial? El MERCOSUR no ha dejado de ser una integración ligado al interés de las multinacionales aún en materia energética

La única integración real que existe en el campo de la energía es la que realiza Venezuela a través de Petroamérica. Ese país entiende que teniendo petróleo y gas en abundancia, no pude haber naciones hermanas sin la energía necesaria para sostener la vida de su poblaciones. Muchos países que no pueden pagar los precios los exorbitantes de las multinacionales son condenados a la indigencia. Las Naciones Unidas tienen en cuenta para medir la longevidad de la población de un país si esa nación tiene acceso o no a la electricidad. De esta forma, con energía, las expectativas de vida pueden ir de 75 años para arriba, sin energía como en muchos países africanos no se vive más allá de los 50 años.

La integración energética debe hacerse en función de los intereses y necesidades de los pueblos, no de los gobiernos, menos aun cuando estos actúan en función de los intereses de las multinacionales. Contradictoriamente, este gobierno que se dice nacional y popular a diferencia de Brasil, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Uruguay no tiene política energética.

Sin exploración y con las reservas al borde del agotamiento, ¿cómo se sale del actual cuadro?

Las reservas descubiertas por las empresas del estado YPF, (había petróleo para 18 años) y gas del Estado (había reservas de gas para 30 años o más) hoy lo que queda, no superan los 8 años de reservas. En el marco de las privatizaciones y las políticas liberales y neoliberales, todo se exporto con claro beneficio de las multinacionales que se adueñaron de la riqueza estratégica de los argentinos. Los hidrocarburos son valores estratégicos, para cualquier país y/o región no son simples comodities, como afirman los liberales.

Las reservas comprobadas de petróleo y gas, vienen cayendo 12% y 45% respectivamente, desde hace años (algunos afirman desde el 2003, otros desde el 2005) así como cae la producción anual de los hidrocarburos. No hubo inversión de capital de riesgo.

Las multinacionales dejaron de explorar alegando que el negocio no es viable, sin embargo están entre las 200 empresas que mas facturan en el país, además cabe preguntarse, ¿si no es viable, alguien puede aportar un nombre de una petrolera que abandono el país en los últimos 30 años por falta de rentabilidad?

En la década del 80 se exploraba (YPF) un promedio de 110 pozos de petróleo por año, después de la privatización, en la década del 90, el promedio bajo a 95 pozos por año. En la década del 2000 ese promedio se redujo a unos 50 pozos por año y en la actualidad, hay quienes afirman que la exploración de pozos está entre 17 a 24 pozos por año.

La importación de energía eléctrica en un 63% confirma la situación crítica de nuestro sistema energético. (Aunque aseguren que fue por la falta de gas). CAMMESA, la Campañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista informó que en junio las adquisiciones externas de electricidad a Brasil, alcanzaron 592,1 Gigawatts/hora (Gw/h) contra los 363,2 Gwh correspondiente al mismo mes de 2010.

¿Cuáles son los principales pasos para revertir este modelo privatizado y extranjerizado, y por lo tanto incapaz de servir a cualquier proyecto de desarrollo nacional?

Cumplir con la Constitución Nacional, leyes y demás disposiciones regulatorias que son desconocidas por el mercado que es sinónimo de “empresas multinacionales”. La energía tiene que plantearse como una cuestión de Estado, estratégico, como un bien social, un derecho humano y como un problema de todos los sectores que componen la sociedad. Se debe dejar atrás el concepto liberal que el petróleo y el gas son comodities.

El abastecimiento de agua y servicios sanitarios, gas, energía eléctrica y la provisión de combustibles deben ser declarados como Servicios Públicos, y no gestionados como simples productos de mercado. El Estado nacional tiene que retomar el control de la actividad, compartir la gestión con las provincias. Es central que los poderes públicos vuelvan a ejercer funciones básicas arrebatadas en el proceso de la privatización que son, planificación, regulación y gestión del sector energético.

Deben anularse los decretos desreguladores de Menem y las prorrogas (violatorias de las leyes vigentes) de las concesiones, basadas en infracciones a la ley 17.319 y la denominada la ley “corta” (Ley 26197), que habilitó la fragmentación del subsuelo y de toda otra legislación que se oponga a la recuperación del dominio útil para el Estado Nacional con la participación de todas las provincias.

Los cortes de servicios se deben a la falta de inversiones de las privadas. Hay que terminar con esto de que en base al cobro de impuestos a los usuarios, el Estado termina haciendo obras de infraestructura necesarias para garantizar las ganancias de las privadas. Hay que cambiar la estructura tarifaría que fue desarrollada en base al valor dólar durante la convertibilidad, y castiga a los que menos consumen (los cargos fijos) que además se ven seriamente perjudicados cuando ahora hay que pagar un impuesto a la importación por falta de gas, encareciendo los valores que enfrentan los consumidores.

Proponemos declarar al gas licuado de petróleo (la garrafa de cocina) como un servicio público, para terminar con la falta de un precio social y que el manejo de las garrafas, no supeditado a las multinacionales como ahora. Es imprescindible cambiar los marcos regulatorios que tienen vigencia desde los 90 cuando se produjo la privatización y por lo tanto sustentan toda la estructura neoliberal en el ámbito de la energía.

Hay que ir cambiando la matriz energética, para dar por finalizada la etapa de la dependencia de los hidrocarburos. Terminar con las leyes de privatización (YPF, GdE, Hidronor, Segba) y derogación de las que presenten ilícitos en su sanción e implementación. Anular los contratos de concesión de operación que hayan sido incumplidos por las empresas

Creemos necesario renegociar las concesiones de exploración/explotación de hidrocarburos, para convertirlas en contratos de obra, eliminando la libre disponibilidad de los hidrocarburos y de las divisas obtenidas por exportación, de que gozan las empresas. Reformar el régimen del mercado mayorista del gas y el de la electricidad.

Replantear también el funcionamiento, las atribuciones y la conformación de las autoridades de los organismos de control, que no existen (no hay designación) y son ineficientes a la hora de la defensa de los intereses de los usuarios.

Terminar con el oligopolio extranjero como paso trascendental en la recuperación de la riqueza del pueblo argentino y la soberanía nacional.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Entrevista a Nora Cortiñas: “Un pañuelo en cada lucha”

Marcelo Paredes (ACTA)

“Ni de Hebe ni de Schocklender” nos marcó de entrada la cancha Norita, haciendo las veces de local en la oficina de Adolfo Pérez Esquivel en el SERPAJ. Cansada de que los medios la busquen sólo para “ensuciar a la lucha de las Madres y de nuestros hijos”, quería hablar de otras cosas. De tantas cosas que tienen ocupadas a este elenco de jóvenes militantes octogenarias llamadas Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y a ella, especialmente, una verdadera pila cargada de entusiasmo, de conciencia y de ternura.

Porque si hay algo que trasciende de esta pequeña mujer, mas allá de todas sus virtudes de luchadora, es la inconmensurable ternura de su mirada cuando alza el rostro tras atarse su pañuelo blanco.

“Cuando yo iba a los cuarteles preguntando por Gustavo, los milicos me decían que si era un perejil seguramente iba a aparecer. Pero ninguno fue un perejil. Hasta los chicos de 13 o 14 años, los de la Noche de los Lápices, todos fueron militantes de agallas y de convicciones. A ninguno lo manejaron ni los usaron. Más allá de las actitudes que puedan haber tenido sus líderes. Ellos y ellas salieron a luchar convencidos y valientes.

Esa convicción y fuerza nos contagiaron a todas nosotras y aprendimos a acercarnos a otros movimientos sociales como lo somos nosotras. Porque nosotras somos un movimiento social, no somos una ONG”.

Estar en todos lados

“Lo nuestro fue algo visceral, espontáneo. A nadie le fueron a buscar a su casa para invitarla a militar en las Madres. Nos encontramos en la Plaza porque salimos a buscar a nuestros hijos.

El dolor, la desesperación, la necesidad de saber que había pasado con ellos, nada fue preparado, todo fue día por día. Y así seguimos hasta el día de hoy. Todavía no nos terminamos de organizar (se ríe).

Y para colmo cada vez quedamos menos y nos tenemos que dividir más aún las tareas. Pero las cosas siguen saliendo: que un homenaje, que una baldosa, que un acto aquí o allá, tratando de cumplir con todos los compromisos, de estar en todos lados.

Claro, antes íbamos 5 ó 6 juntas. Ahora si va una sola, que se conforme el que nos invita porque muchas no quedamos. Lo importante es que haya un pañuelo blanco acompañando las luchas”.

Emociona y perturba

“El pañuelito todavía perturba y emociona. Perturba a los represores y genocidas, perturba a los jueces que a veces no nos dejan entran a los juicios con el pañuelo. Pero también emociona y da fuerzas a los que reclaman, a los que pelean.

Surgió cuando decidimos ir a la peregrinación a Lujan para pedir por nuestros hijos y hacer visible nuestro problema. Para encontrarnos y reconocernos en los distintos puntos de la ruta donde nos íbamos a ir sumando, decidimos ponernos un pañuelo en la cabeza. Pero como teníamos la peregrinación ya encima y no había tiempo de hacernos los pañuelos, nos pusimos un pañal de bebe, que en esa época eran de tela. Un pedazo de tela blanca cuadrado que lo doblamos como un triángulo y tuvimos nuestro pañuelo blanco.

Después decidimos ponerle sus nombres porque es una forma de hacer memoria y de saber que aquí están. Ese es el compromiso nuestro: que estén, que no se borren de la historia. Es una manera que queden grabados en la historia. La historia camina y el nombre de ellos camina con la historia”.

Nosotras nos fuimos

“Durante la dictadura siempre fuimos muy unidas, con un enemigo en común. Cuando vino la democracia, empezaron las opiniones distintas, las diferencias. Que si había que hacer homenajes o no, el tema de los Habeas Corpus colectivos, la aparición de las tumbas NN y el deseo de muchas familias por identificarlos, si se exhumaban o no, si sacábamos personería jurídica o no, etc. Había distintas visiones sobre esas situaciones nuevas que se presentaban. Esas diferencias se fueron acentuando y presentando problemas entre nosotras.

Empezamos a recibir agresiones de parte de Hebe porque pensábamos distinto. Se hacía muy difícil permanecer.

Un día de enero de 1986 se realizaron elecciones en la Asociación, elecciones que no había que publicitar, que se hicieron casi en secreto, llenas de misterio. Las elecciones pintaban de manera muy irregular y apuntaban a que Hebe se quedara con la suma del poder. Nosotras nos opusimos a ese juego, llamamos a un escribano y decidimos retirarnos. Pero al no tener personería jurídica era una ruptura de hecho solamente. Pero fue un corte violento. Algo que no hubiéramos querido nunca. Pero no fue casual. Hubo una intencionalidad, fue una ruptura deseada por Hebe y los que la apoyaban.

Así fue que nos retiramos la mayoría de las madres que integrábamos esa comisión. La mayoría de las veinte que teníamos cargos. Nos fuimos sin llevarnos nada ni pretender quedarnos con algo. Decidimos empezar de cero”.

Sigue siendo un drama

“Lo nuestro es un drama que no acaba. Yo no se lo que pasó con mi hijo y ya pasaron 34 años. Eso sigue siendo un drama. Es cierto que hay avances, hay juicios, la memoria camina pero yo y miles como yo no sabemos que pasó con nuestros hijos. Nos vamos muriendo sin saber de ellos. A pesar de los avances. Porque hay que reconocer que hubo avances con el gobierno de Néstor Kirchner y con el de Cristina. Eso hay que decirlo. Fuimos escuchadas por los últimos dos gobiernos”.

Ni sabíamos de ellos

“No sabíamos que esperar de Kirchner ni de Cristina porque hasta ese momento ni sabíamos de ellos. Es decir, los conocíamos, claro, pero nunca habían firmado una solicitada, nunca se habían puesto a disposición nuestra, nunca nos habían recibido en Santa Cruz.

Pero, bueno, también es cierto que hubo otros como Alfonsín y Menem que pertenecieron a la Asamblea Permanente por los DDHH y luego en el poder dictaron el punto final y la obediencia debida uno y el indulto el otro. A veces la gente cambia para bien y otras para mal. Es difícil juzgarlo”.

No hacemos partidismo

“Pero reconocer lo bueno que en materia de Derechos Humanos del pasado ha hecho este gobierno y el anterior no obliga a uno a hacer partidismo para agradecerlo.

Yo digo esto personalmente, es mi sentimiento. Creo que hay que reconocer los avances que tuvimos que no hubiéramos tenido con otros gobiernos. Pero no hay necesidad de que organismos de DDHH tomen actitudes partidistas con el gobierno de turno.

Nosotros debemos defender los derechos humanos de manera integral, escuchar cada denuncia, atender cada reclamo sin sentirse inhibido por lo que pueda pensar el gobierno.

Te doy un ejemplo: durante el tiempo que duró el acampe Qom en la Avenida 9 de Julio ningún organismo, ninguno de los que están siempre con Cristina tuvo el coraje de pedirle que los atienda. No fuera cosa que se enojara y no los atendiera más”.

Me insultaron

“Hace un mes en la Plaza Hebe dijo que yo era una traidora, que no era Madre de Plaza de Mayo, que nunca había sido. Hasta el cretino de Morales Solá salió a defenderme. Los periodistas de izquierda que ahora son estrellitas y cobran mucho no dijeron nada, ni ahí ,ni cuando el ministro Randazzo me insultó. Lo que pasa es que tienen prohibido hablar mal de Hebe por órdenes de la Presidenta. Pero no de mí, parece.”

Lealtad con los que luchan

“En un organismo de DDHH el compromiso es con los que luchan, con los que sufren, con los que tienen problemas, con los reprimidos, con los que viven injusticias. Esa es nuestra función. No podemos ignorarlas para no quedar mal con el gobierno. Debemos elevar la denuncia de los que no tiene voz, no esconderla. Somos las madres de todos, no de algunos. No podemos perder nuestra independencia política. Eso es fundamental. Mas allá de las simpatías”.

Ahí están las Madres

“Hace 34 años que estamos luchando no sólo por los desaparecidos, no sólo por la Verdad, la Justicia y la Memoria. En este recorrido nosotras aprendimos a retomar las luchas sociales que tenían nuestros hijos. Así estuvimos en las luchas de los trabajadores, en la defensa de la salud pública, cuando hay represión, cuando hay luchadores procesados, cuando hay tomas de fábricas, en la lucha de los estudiantes. En síntesis, donde hay una necesidad, donde hay un reclamo, una lucha, ahí están las Madres”.

Un núcleo de movimientos sociales

“La convocatoria a una Constituyente Social la considero muy importante para aglutinar movimientos sociales pero sin hacer necesariamente un partidismo político. Que sea un núcleo de movimientos sociales, políticos, religiosos, culturales que podamos acompañar las políticas económicas y sociales para que este sea un país con real distribución de la riqueza, sin pobres, sin hambrientos. Esa es mi aspiración: un país donde entremos todos y todas, donde podamos vivir con dignidad. Ese es mi sueño, como lo es de ustedes, como lo fue de nuestros hijos e hijas. Un país donde podamos realmente vivir felices”.

Un grupo perdió las elecciones

“En la CTA hubo elecciones y como el resultado no favoreció a la gente que quería ser favorecida, no reconocieron el resultado. Eso no me gusta. Yo no tengo enemigos ni en una ni en otra. Con todos luchamos juntos durante estos años, con todos caminos juntos y les reconozco su compromiso. Pero no me gusta que un grupo que perdió las elecciones no lo reconozca. Es como cuando Hebe quiso hacer su asamblea para hacerse dueña de Madres. Me duele y no me gusta”.

Doña Nora

“Soy Nora Morales de Cortiñas, nací el 22 de marzo de 1930 en Santiago del Estero y Estados Unidos en el barrio porteño de Constitución en un hogar de clase media tirando para abajo. De padres catalanes, muy trabajadores. Mi papá, debo reconocer, era muy machista.

Desde hace 59 años vivo en Castelar. Allí nos mudamos con mi esposo Carlos cuando Gustavo, mi primer hijo, tenía 5 meses. Luego vino Marcelo en el 55. Fuimos una familia normal, de clase media. Carlos siempre trabajó en el Ministerio de Economía. Yo era profesora de Alta Costura y cocía a escondidas porque mi marido también era machista y no quería que trabajara. Me dediqué a mi casa, a mis hijos”.

Gustavo

“Mis hijos estudiaron en el Colegio Inmaculada que tenía una historia de progresismo. No tenían cuadros de Sarmiento, por ejemplo, por el cuestionamiento que le hacían desde el colegio. Ahí empezó a abrir su cabeza. Y en casa, claro, donde no se hacía partidismo pero mamaron la solidaridad. Gustavo comenzó a estudiar administración de empresas en la Universidad de Morón donde siguió forjando su conciencia política y luego se pasó a la UBA pero no terminó la carrera porque eran épocas de mucha militancia.

Por intermedio de una compañera, comenzó a militar en la villa de Retiro en la época que mataron al padre Mugica. Luego militó en Morón, en el Barrio San Juan, con la gente del Hospital Posadas.

Los chicos militantes de esos años, creo yo, no sabían que la represión podía ser tan brutal. Empezaron a entenderlo con los crímenes de la Triple A, cuando empezaron a perder a los primero compañeros.

Se casó con Ana, los dos militantes. Se habían conocido el 25 de mayo de 1973 cuando fueron a sacar a los presos políticos de Devoto. Al principio vivieron en casa con nosotros y después pasaron a la clandestinidad. Ya había nacido Damián, mi nieto.

Después volvieron a vivir con nosotros porque creían que había pasado lo peor. Ya no eran tan activos, empezaron a tener disidencias con la dirigencia de Montoneros pero seguían fieles a sus ideales.

Se lo llevaron unas Pascuas del año 77. Había ido toda la familia a Mar del Tuyu y ellos se volvieron el domingo después del mediodía a Buenos Aires. Los fuimos a despedir al micro, le di un beso, un abrazo, me saludó por la ventanilla y ... perdón... todas las navidades, después que se lo llevaron, yo me sentaba frente a la ventana en mi casa esperando que apareciera, que tocara el timbre. El primer año le compre ropa nueva: vaqueros, mocasines pensando que la iba a necesitar cuando lo largaran.

Les pido perdón porque a mi no me gusta llorar porque yo estoy orgullosa de Gustavo, de todos los militantes, de los que hoy luchan. Me siento orgullosa, me siento fuerte. Estas lágrimas son apenas un desliz”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El guante blanco jamás será televisado

Carlos del Frade (APE)

El sistema funciona al revés.

Desde hace siglos.

Los saqueados son los culpables del saqueo.

Los hambrientos son responsables de no tener para comer.

Los desocupados son los causantes de su falta de trabajo.

Las chicas son las que provocan la prostitución.

Los adictos son la causa eficiente del narcotráfico.

La violencia no solamente es física, si no también simbólica. Las minorías gobiernan a través de sus representantes votados por las mayorías y manejan los negocios legales e impulsan los grandes negociados. La delincuencia de guante blanco jamás será televisada. El frasco al revés. Tapa para arriba, desprotege –siempre desprotege- hacia abajo.

Los últimos eslabones de la cadena serán juzgados, nunca lo primeros.

Hay que mostrar las consecuencias.

Así funciona el sistema. En Estados Unidos, China, India, Brasil y la Argentina del tercer milenio.

De allí que los culpables de la violencia en las escuelas sean los pibes.

No los mayores ni la sociedad donde están insertas las escuelas.

Los pibes son víctimas, entonces, según la lógica del sistema al revés, son los victimarios.

Hay que defender la propiedad privada y para eso es fundamental perseguir a los sospechosos de siempre, las pibas y los pibes.

De allí que en las últimas semanas se haya alimentado la polémica sobre si hay que poner cámaras en las escuelas que vigilen, aún más, a los alumnos.

Para el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, el sistema es “para cuidar los bienes”, no para “saber si los chicos de sexto grado tiran tizas” o si los alumnos “se copian o no”. En la misma sintonía, el ministro de Educación de la ciudad, Esteban Bullrich, dijo que se mezcla "una discusión ideológica con una medida que es útil para proteger los bienes del colegio".

No hay dudas para los voceros del sistema al revés: proteger los bienes está por encima de proteger a los chicos.

Se trata del sacrosanto derecho a la propiedad.

Las cámaras deben seguir a las chicas y los chicos porque son ellos, dice el sistema, los productores del mal.

Jamás habrá cámaras que intenten mostrar las operaciones de los delincuentes de guante blanco.

Tampoco serán filmadas las maniobras delictivas de los cancerberos del poder, los guardianes pretorianos del orden de las minorías.

No habrá televisión en horario central para semejantes películas de la vida cotidiana porque está prohibido mostrar la elocuencia de los que son menos.

Así funciona el sistema.

Los sospechosos siempre serán los más indefensos.

Sucede en cualquier lugar del mundo.

En este caso en la orgullosa y soberbia reina del Plata.

El Buenos Aires querido de Gardel ya no es el mismo.

Hay muchas penas, muchos olvidos y mucha impunidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Se puede prevenir

Ester Kandel (especial para ARGENPRESS.info)

La muerte de mujeres por aborto clandestino se puede prevenir si se aplican los instrumentos legales disponibles como El Programa Nacional de Educación Sexual, sancionado el 4 de octubre de 2006.

Es necesario convocar a la población implicada en el proceso educativo, docentes, adultos y menores a trabajar con el espíritu de abordar los innumerables conflictos en la:

• Preparación del personal docente;

• en la convocatoria a los adultos responsables de niñas/niños y adolescentes y hacerlos partícipes;

• abordar los prejuicios y preconceptos sobre el tema

Estas pautas están contempladas entre las tareas que se desprenden del Programa Nacional de Educación sexual Integral, para poder cumplir con lo establecido en el artículo 1º de la Ley 26.150 :
Artículo 1º - Todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada de la jurisdicciones nacional, provincial, de la ciudad autónoma de Buenos Aires y municipal. A los efectos de esta ley, entiéndase como educación sexual integral la que articula aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos.

Con acierto, refiriéndose a Ellas, Juan Carlos Giuliani , reconoce que las compañeras “siempre están” en las luchas populares. Agregamos que siempre están pero en condiciones desiguales. La pelea por una vida digna tiene que contemplar la doble opresión de las mujeres.

La doble opresión de las mujeres es un problema social que debemos encararlo en forma conjunta por el movimiento popular en todos los ámbitos. Los hospitales y las escuelas deben ser centros de operaciones para abordar el flagelo de muertes de mujeres por aborto clandestino, así como prevenir los embarazos de las niñas. Los instrumentos legales existentes deben ser aplicados con control popular.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: La violencia en los tribunales

Sonia Santoro (ARTEMISA)

Una investigación realizada en los tribunales de Santa Fe denuncia que en la provincia aun hoy se siguen haciendo audiencias de conciliación para resolver casos de violencia de género y que el funcionariado de la justicia en la mayoría de los casos no ha recibido capacitación en este tipo de violencia.

Se trata del 'Observatorio de la violencia de género. Investigación sobre el tratamiento de la violencia familiar en el Poder Judicial de la provincia de Santa Fe', realizado por el Centro de Estudios Sociales y Culturales para la comunidad (CECS), entre 2008 y 2010, con el apoyo de Onu Mujeres. Fue presentado el jueves pasado en Rosario, con la presencia de Estela de Carlotto, Abuelas de Plaza de Mayo y Antonio Ramos, ex juez en lo Penal.

Beatriz Fullone, del CECS, explicó que la investigación partió de dos hipótesis que lamentablemente fueron confirmadas: 'el desconocimiento de los derechos por parte de las mujeres y que los y las operadoras de justicia no están preparados para atender estos casos de violencia'.

Carlotto, madrina de la institución, hizo un paralelismo en la lucha por la recuperación de los hijos y nietos de desaparecidos con la lucha contra la violencia hacia las mujeres: 'la violencia contra la mujer, como la dictadura, nos toca a todos'.

Ramos, por su parte, planteó la necesidad de que el trabajo se difunda. 'Los números superan las palabras. Es una oportunidad de decir con realidades concretas. Es un trabajo maravillosamente teórico práctico'.

La investigación se basó en 451 encuestas hechas a mujeres que asistieron por una situación de violencia familiar a los Tribunales Colegiados de Familia de la I y II Circunscripción de la provincia de Santa Fe y otra hecha al funcionariado y los magistrados/as del Poder Judicial de la misma provincia.

Se preguntó sobre la aplicación de la ley provincial 11529 de Violencia Familiar promulgada en 1997, a partir de la noción de que el acceso a la justicia no se está produciendo de manera efectiva.

Algunos resultados de la investigación:

-La violencia afecta a las mujeres desde los 15 años, aunque tiene mayor incidencia entre los 18 y los 59.

-La problemática de la violencia no es resultado de la falta de educación, infiere la investigación. Ya que el mayor porcentaje de las denuncias (35,2% en la 1° circunscripción y 34,3 en la segunda) completó su escolaridad primaria. Y gran parte tiene secundario incompleto, completo, educación terciaria o universitaria.

-La mayor cantidad de mujeres que hacen la denuncia son amas de casa (40 y 31,4 respectivamente). En este sentido, la investigación pone el foco en que si bien la mayoría de las mujeres no se reconoce como trabajadora, en otra pregunta responden que aportan dinero al hogar en un 69,2 y 65% de los casos respectivamente.

-En la misma línea, explican, 'la subordinación de la mujer a los mandatos de asimetría de poder al interior de la pareja hace naturalizar el hecho de que los bienes adquiridos durante la convivencia son propiedad del hombre'. La mayoría de las mujeres (53,8 y 55,6) no se reconoce como propietaria de la vivienda. Esto no es menor dado que 'tener vivienda o dinero para alquilar es uno de los temas centrales a la hora de poder cortar con el ‘circulo de la violencia’'. 'Si a esto le sumamos al falta de recursos materiales que posibiliten acceder a educación, vivienda, digna, trabajo bien remunerado, estamos hablando del cruce de categorías de genero y pobreza que muestra el perfil mayoritario de las mujeres encuestadas que concurren a tribunales a hacer denuncias por violencia', sigue el informe.

-La mayoría de las denunciantes es la ex esposa o ex pareja del agresor (34,5 en la circunscripción 1) mientras que es la concubina (49,7%, en la 2).

-Las mujeres denunciaron que el tiempo promedio de relación con el agresor va de entre 13,4 a 10, 3 años, 'demostrando la complejidad de la problemática de la violencia domestica en relación a lo difícil que resulta en la mayoría de los casos tomar la decisión de acudir a los tribunales'.

-En cuanto a los tipos de violencia denunciados, en casi un 100 % de los casos la violencia psicológica está presente. En una respuesta que podía ser múltiple, el 92,4 por ciento y el 97,4 respectivamente, denunciaron haber recibido insultos, humillaciones, degradaciones, amenazas.

-La gran mayoría de los trámites que realizan las mujeres son medidas de protección: prohibición de acercamiento, exclusión del hogar y pedido de cuota de alimentos para sus hijos e hijas.

-Otro resultado importante indica que la mayoría de las mujeres fue al menos una vez a la comisaría a denunciar violencia familiar. Entre ellas, un 31,5 y 27,4 respectivamente, dice que nunca o a veces le tomaron la denuncia 'cercenando el derecho de acceso a la justicia con el agravante de aumentar el riesgo de vida que corren o podrían correr muchas mujeres'.

-La mayoría señala que un mismo trámite le llevó un promedio de 3 a 4 asistencias a los tribunales, 'llegando al extremo de contabilizar hasta 11 o más veces de concurrencia. Este último caso es un ejemplo de re victimización'.

-Un hecho gravísimo que aparece en las respuestas de las mujeres es que el 47,6 y el 52,9 % fue citada con el agresor para tener una audiencia conjunta, lo que 'da cuenta del desconocimiento por parte de quien dicta la medida, que toda situación de violencia parte de relaciones asimétricas al interior de la pareja, por lo cual una citación a un audiencia junto con el agresor profundiza la desigualdad en el ejercicio de los derechos por parte de la mujer'. 'La mayoría de las encuestadas indica que enfrentarse al agresor le causa malestar e incomodidad. Asimismo manifiestan sentimientos de miedo, indignación e impotencia ante decisiones que ellas no pueden modificar y que implica una vez más sentirse incomprendidas por aquellos a los que recurrió en busca de auxilio'.

-Como síntesis, el 29 y 43,8 % de las mujeres afirma que no consiguieron lo que originó su asistencia a tribunales.

En cuanto a las preguntas hechas al funcionariado de tribunales y magistrados/as, el informe señala que sólo un 11,1 % y un 26,9% recibió capacitación en violencia de género (sí gran parte han recibido capacitaciones en violencia familiar).

Esto, sumado a la falta de recursos y personal, puede ayudar a entender gran parte de los problemas que siguen encontrando las santafecinas para acceder a la justicia, aun en casos en que está en riesgo su vida y la de sus hijos e hijas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Verde oscuro

Daniel Díaz Romero (SALA DE PRENSA AMBIENTAL - PRENSA RED)

La soberbia, la exacerbación del marketing político y la precariedad técnica hicieron que se confundieran los objetivos y desatendieran prioridades durante los ocho años de gobierno delasotista al no existir un mapa sobre el estado de los recursos naturales, su preservación, control y aprovechamiento resulta muy difícil.

Luego de 8 años de gobierno de José Manuel de la Sota, la realidad indica que aun no es posible conocer la situación del ambiente en la provincia y al no existir un mapa sobre el estado de los recursos naturales, su preservación, control y aprovechamiento resulta muy difícil.

“En la Agencia están muy metidos en los códigos políticos, más que en la temática ambiental. Que estén financiando la campaña partidaria en el interior con fondos de las Agencia es terrible”, señala un biólogo que prestó servicios a la Agencia Córdoba Ambiente y que pidió no ser identificado por temor a represalias.

A pesar de utilizar el tan remanido “desarrollo sustentable” en todos sus discursos, los funcionarios políticos que ocuparon este estratégico organismo público, dejaron de lado los tres ejes que lo componen: la equidad en los beneficios sociales, en el crecimiento económico y en las utilidades ambientales, transformando a la economía en un parásito de la naturaleza.

Claro está que los recursos naturales de Córdoba son limitados y están siendo usados desproporcionadamente por un pequeño grupo de la población que se enriquece favorecido, a veces, por políticas erráticas y siempre efectistas.

Así, en la provincia siguieron produciéndose contaminación urbana y daños irreparables en el suelo, en los recursos hídricos, en la flora, en la fauna y en la alternancia de ciclos naturales de los que dependemos todos los cordobeses.

En sus 165.321 Km2 de superficie, tanto en el sector serrano como en el área de llanos o en las áreas rurales, los problemas ambientales comenzaron a tomar visibilidad haciendo públicas las falencias y, en algunos casos, la inexistencia de políticas de estado relacionadas con el ambiente. Por ello, la extensión provincial sufre transformaciones muy aceleradas como consecuencia de los requerimientos de un modelo económico que se acentuó en los últimos años.

La soberbia, la exacerbación del marketing político y la precariedad técnica hicieron que se confundieran los objetivos y desatendieran prioridades y, de esa manera, navegaran a la deriva problemáticas ambientales complejas como el desmonte, el almacenamiento de residuos peligrosos y radiactivos, situaciones contaminantes dramáticas -como las de barrio Ituzaingó Anexo y Alta Córdoba-, la contaminación de los recursos hídricos y una actividad minera descontrolada, entre otras.

Al respecto, el ex -empleado de la Agencia que habló con Sala de Prensa Ambiental, dice que “hay una soberbia que ha llegado a límites insospechados, y esa arrogancia ha contagiado a todo el entorno. No hay capacidad autocrítica porque están programados para decir que hacen todas las cosas bien.”

Marche una Agencia

Cuando promediaba 1999, la Agencia Córdoba Ambiente comenzó a funcionar como un ente que brindaba autonomía de trabajo a sus técnicos, desprendiéndolos de mecanismos burocráticos.

Este ámbito pasó de una Dirección de segunda línea que dependía de una Subsecretaria, que a la vez obedecía a una Secretaria dependiente de un Ministerio a ser una autoridad decisiva para las problemáticas ambientales, elevada a un status mayor dentro de la jerarquía del Estado.

Pero la política ambiental implementada por el gobierno provincial sufrió vaivenes que decepcionaron a técnicos y científicos que trabajaban en el área: aplicando una política que no previó las consecuencias de la expansión de la producción agrícola-ganadera y del resurgimiento de las actividades industriales.

Este cambio de escenario -de la recesión hacia el modelo productivo delasotista- determinó que se echara mano a los recursos naturales de la provincia y no siempre sus funcionarios estuvieron a la altura de las circunstancias. Comenzó a sospecharse entonces que, la Agencia Córdoba Ambiente, estaba asentada sobre la tapa de un barril de oro que contenía recursos hídricos, bosques, desarrollo turístico, actividades agrícolas y ganaderas, explotación minera, nuevas industrias, urbanizaciones y countryes, entre otras.

Pero este organismo no supo o no quiso aprovechar la gigantesca infraestructura y recursos de la que estaba dotada y no solo que no atendió importantes temas, si no que a veces agravó las situaciones, siguiendo un dogma que envolvió a la administración provincial: el marketing y la propaganda priorizadas por sobre las acciones de estado.

“Que los actos de gobierno se publicitaran no estaba mal, pero la obsesión era tal que funcionaba solo para eso. Los tiempos eran acelerados y no concretábamos nada. Se desarrollaban proyectos en uno o dos meses para realizar un acto público y automáticamente nos obligaban a generar otro y no teníamos tiempo para continuar lo que habíamos comenzado; eso era desgastante a nivel técnico”, señala el ex-empleado de la Agencia. “No respetaban los tiempos que necesitábamos porque todo iba en función de promocionar logros”, agrega el biólogo.

Bárbaro, el Principito y la filosofía Senn

El primer directorio de la Agencia Córdoba Ambiente estuvo encabezado por el Ing. Néstor Bárbaro y, por entonces, ingresó una nueva generación de técnicos y empleados para dotar a la Agencia del personal necesario para atender la problemática ambiental de la provincia, pero como en todo ámbito político, “hay gente que entró por que estaba capacitada y otra por las prebendas políticas de siempre”, señalan algunos empleados del organismo.

Al poco tiempo, las internas hicieron que Bárbaro renunciara, por pujas de poder en el partido y por las luchas intestinas del organismo ambiental. Como resultado quedó al frente de la Agencia el Ing. Sergio Nirích, bajo el amparo de la, por entonces, secretaria general de la gobernación, Olga Riutort.

Lo esencial es invisible a los ojos, habrá dicho Sergio Nirích, llamado “El Principito” por los empleados de la Agencia que se mofaban de su petulante personalidad.

Esta gestión fue determinante y estableció una política muy clara que intentó bajar el perfil político que le había dado su antecesor: “Figuraba cuando le decían que tenía que figurar y -a diferencia de su predecesor que tenía un conocimiento de la gestión ambiental- su pericia no era mucha. No tenia interés en hacer una política ecológica en la provincia, Nirích solo atendía los conflictos que se mediatizaban en el momento” explica un técnico de la Agencia.

Muchos especialistas coinciden en que a partir de allí, el organismo ambiental entró en una curva descendente en donde también se empobreció el personal técnico, porque la gente idónea comenzó a irse o le rescindieron los contratos. “Entonces, hubo un desgobierno en donde cada uno podía hacer lo que quisiera, mientras no sobresaliera o generara algún conflicto”, señala el ex empleado a Sala de Prensa Ambiental.

Nirích no tomaba decisiones importantes porque no quería complicaciones, entonces “algunos amigotes se sentían con impunidad y empezaron a hacer lo que quisieron: robos, malversación de materiales y de fondos.”

En definitiva, la gestión Nirích, terminó asediada por demandas judiciales por la inacción de la Agencia en el caso del depósito que almacenaba DDT en Alta Córdoba y acabó asilado en un oscuro rincón de la Empresa Provincial de Energía Eléctrica.

Finalmente, el delasotismo coronó su gestión ambiental nombrando al veterinario Horaldo Senn, que provenía del Ministerio de Seguridad -con desconocidos antecedentes en el campo de la problemática ecológica- como nuevo presidente de la Agencia estatal.

Durante su gestión, hubo un riguroso control del personal: “Se vivió una situación de constante inestabilidad laboral – relata el técnico consultado por Sala de Prensa Ambiental- por los mecanismos de contratación y por una falta de apertura a cualquier propuesta u opinión que cuestionara sus decisiones políticas, que eran tomadas como un peligroso desafío a su poder”.

El especialista agrega que “la precariedad laboral también fue el resultado de los desmanejos dentro de la Agencia, repleta de contratados y pasantes. Es triste lo que se ve, hay técnicos que hace muchos años están en la cuestión ambiental y ahora negocian o se hacen los que no ven nada”, concluye.

Horaldo Senn, está siendo investigado por la Justicia por delitos de lesa humanidad.

Marcelo Falo, Secretario General de la Gobernación durante el segundo mandato de José Manuel de la Sota, se encargó de administrar el fondo de lucha contra los incendios y fue el titular de la Comisión de Ecología de la Legislatura provincial que sancionó la cuestionada ley de bosques.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...