martes, 6 de septiembre de 2011

El pasado 4 de setiembre, en horas de la madrugada, murió el filósofo León Rozitchner

Mario Hernandez (REVISTA LA MAZA)

Rozitchner, nació en el partido bonaerense de Chivilcoy el 24 de setiembre de 1924, y estudió Humanidades en la Universidad de la Sorbona. Siempre en París, hizo cursos de posgrado con Maurice Merleau-Ponty, Lucien Goldman y Claude Lévi-Strauss.

Codirigió la revista Contorno (1954-58) junto a David Viñas, Ismael Viñas, Oscar Masotta y Noé Jitrik. Como docente se desempeñó en la Universidad de Buenos Aires, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad del Litoral y en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de La Plata.

Con el golpe militar de 1976 se exilia en Caracas, Venezuela, donde trabaja en la Escuela de Filosofía de la Facultad de Humanidades de la Universidad Central.

Retorna al país en 1986, donde ejerce en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y es investigador principal del CONICET.

Publicó casi una veintena de libros, entre los que se destacan "Freud y los límites del individualismo burgués" (1972),"Las Malvinas: de la guerra sucia a la guerra limpia” (1985), "Perón, entre la sangre y el tiempo" (1985) y "La cosa y la cruz: cristianismo (en torno a las Confesiones de San Agustín)" (1997).

En el año 2004 recibió el Premio Konex diploma al Mérito en la disciplina Ensayo Filosófico.
Un año antes, en el Nº 4 de La Maza dedicado a la agresión imperialista a Irak, publicamos una larga entrevista, realizada en febrero, donde León Rozitchner desarrolla una serie de temas, entre otros, la mencionada guerra contra Irak, el atentado a las Torres Gemelas, el genocidio argentino y el peronismo.
Reportaje a León Rozitchner

"El genocidio argentino hubiera sido imposible sin el apoyo y la solidaridad de Estados Unidos"

MH: León, hace una semana escribiste un pequeño artículo en Página 12 donde planteás algunas cuestiones sobre las cuales queremos profundizar el análisis, por ejemplo, señalás que "la política del gobierno de Bush es inscribir el miedo en el cuerpo y en el imaginario de los ciudadanos para que acepten la destrucción de otros pueblos".
LR: El problema de la guerra contra Irak forma parte de toda la historia de Estados Unidos, de las veces que atacaron países de Latinoamérica, el caso de Panamá, de Cuba, para no referirnos al caso de Japón donde tiraron la bomba atómica, matando a la población en forma inmisericorde. Hablemos simplemente de lo que pasó entre nosotros. El genocidio argentino hubiera sido imposible sin el apoyo y la solidaridad de Estados Unidos y formaba parte de un plan de dominación sobre toda Latinoamérica que lograron a través de la creación de dictaduras que luego hicieron posible la democracia. Lo mismo está pasando ahora. Estados Unidos quiere implantar el terror para hacer que la sociedad norteamericana tema por lo que pasó en las Torres, ponga todo el problema en un enemigo exterior y que para garantizar su propia seguridad tenga que ser destruido.
Entre nosotros pasó algo parecido. El genocidio militar en la Argentina también aterrorizó a la gente. Luego, sobre el fondo de ese terror hizo que todo lo que pudiera suceder fuera tolerado y hasta exigido, a partir de allí es cuando se abre el campo de la democracia; a partir del genocidio. Todo esto tiene que ver con la guerra, es decir, es la guerra por otros medios, ahora por los medios económicos pero sobre el fondo de la domesticación, el terror y el pavor del conjunto de la población argentina, eso hace posible que aparezca entre nosotros una democracia, que es la que estamos viendo, esta democracia que existe en la medida que no la transformes, porque si intentás hacerlo inmediatamente aparece la designación “son terroristas” y, por lo tanto, nuevamente el poder militar y la dictadura. Ahora entre nosotros ya no es más necesario el poder militar, basta con la policía que prolonga el terror militar en la democracia.
MH: ¿Entonces, deberíamos pensar la política como guerra?
LR: Mirá, yo pienso que hay que pensar la política desde la guerra. En la guerra hay una situación extrema, una situación límite, donde lo que consigue -y así se define la guerra-, es el dominio de la voluntad del hombre. Evidentemente, el que lleva la guerra adelante no querría matar a la población, lo que quiere simplemente es que se someta, no querría que la población resista, si entregan los bienes pueden seguir subsistiendo como población, de manera tal que el dominio de la voluntad tiene múltiples formas. Una de las formas de dominar la voluntad de aquél que se resiste a ser dominado es la guerra. Cuando aparece este extremo límite que es la guerra, la definición de política o de guerra adquiere un tinte diferente. También en la democracia lo que se persigue es el dominio de la voluntad de los demás por otros medios, por medios económicos, así como el dominio de la voluntad también se ejerce a partir de lo religioso. El temor al más allá, el sentimiento de culpa, de identificación con el crucificado hace que el temor también te penetre. Quiere decir que en cada uno de los campos en los que vivimos, fundamentalmente la economía, los militares y la iglesia señalan tres formas de dominar la voluntad, de acceder al dominio de la voluntad. Y ahora encontramos otra: la televisión. Los medios de comunicación se han convertido en los grandes dominadores de la voluntad ajena a través de formas muy sutiles o muy torpes también pero, al mismo tiempo, muy efectivas. Son aquellas figuras que se ejercen para imbecilizar a la gente a través de lo que se trasmite cotidianamente.
MH: Después de los golpes que vivimos en América Latina en la década del 70, Estados Unidos desarrolló una política de exigencia de la democracia con todas estas limitaciones que vos decís, sin embargo, actualmente ha cambiado por una estrategia de resolución de los conflictos por la vía exclusivamente militar.
LR: Por la vía exclusivamente militar en la medida que no se pliegan a los requerimientos que ellos señalan como democráticos. ¿Qué es la democracia? La democracia es el ámbito político que, de alguna manera, hace aparecer el proceso globalizado, que en última instancia también es un proceso cultural, en la medida que tiende al dominio de la voluntad de los sujetos, sin la compulsión de la fuerza que debe ejercerse a nivel militar o policial, pero ¿qué pasa? Es evidente que en la Argentina, la represión que aparece a través del terror policial, que prolonga el terror militar, no aparecería si la gente no hubiera salido a la calle, si los piqueteros no existiesen, si las demandas insatisfechas de la gente no buscaran de todas maneras, a través de las reuniones públicas, los cortes de rutas, las tomas de las fábricas cerradas, si no existiera todo esto, si la población viviera tranquila dominaría la pura política sin guerra.
Porque hay dos extremos. Cuando la gente se resiste a ser invadida, a ser dominada en su voluntad es cuando el extremo límite de la dominación frente a la resistencia está dado por el uso de la violencia guerrera, por lo tanto, la represión y la muerte. Este es el caso en que la gente se resista, entonces este extremo límite sería el de la dictadura, de la guerra dictatorial, estoy hablando de guerras nacionales, guerras civiles. Una cosa es esta guerra a la que se ve llevada la política cuando hay resistencia.
Cuando no hay resistencia, por lo tanto la dominación de la voluntad de los hombres ha sido ya conseguida y lograda, puede aparecer la política sin guerra como si fuera puramente política, es decir, como pura democracia. En realidad, la democracia no es más que una de las formas de prolongar la guerra de otro modo, eso es lo que estamos viendo claramente en nuestro país. Tampoco quiere decir que no haya una contradicción en el campo de la democracia que aparece planteada de una cierta manera y, por lo tanto, también significa una especie de conquista, no digo que sean iguales la dictadura y la democracia, digo, la democracia se abre como un campo de tregua viniendo desde la dictadura militar del terror entonces, cuando se ha aterrorizado a la población puede abrirse el campo de la democracia, es decir, el campo de la política aparentemente sin guerra ¿Por qué? Porque el país no puede funcionar bajo el terror, el país no puede indefinidamente ser llevado por la pura fuerza porque crea resistencia, poco a poco la gente comienza a insistir y a resistir de una manera imprevista para los que ejercieron el terror y de una manera tal que puede llevar hasta a una pueblada que ellos temen, los militares temen, acordate que eso pasó en la época de Alfonsín, cuando Alfonsín cede ante los militares y los vuelve a integrar miserablemente al dominio de los carapintada. Entonces, una cosa es esa situación en la cual la democracia aparece porque habiendo vencido a la población se instala como una forma de hacer política y la otra es cuando la gente se entrega y, por lo tanto, la democracia puede permanecer continuamente sin temor a ser modificada, sin que los dominadores teman porque en la población ya no hay resistencia.
MH: Desde el punto de vista que estás analizando el tema ¿qué significado tienen para vos los 30.000.000 de movilizados en todo el mundo el 15/2 contra la guerra en Irak?
LR: Bueno, evidentemente es un fenómeno importante, creo que es la primera vez en la historia que se produce una aparición pública de gente resistente en contra de la guerra como se ha producido ahora. En ese sentido pienso que ha comenzado dentro de la globalización, que es en última instancia la mundialización del capital, creo que ha comenzado a despertar resistencia y justamente porque en el campo de la democracia se abre una lucha en su interior tratando de utilizar todos los recursos para oponerse al poder militar desde el cual la democracia gobierna, para decirlo de otra manera. Los medios de comunicación, la economía, la religión, el deporte, no han logrado hacer que la población entre en la concepción económica, política, de los esquemas de poder, en este caso el gran centro de poder imperial que es Estados Unidos, entonces cuando eso no se logra y no lo han logrado pese a todo, es como si la gente dentro de ese campo pudiera comenzar también a distinguir que tiene la posibilidad del enfrentamiento y la salida a la calle sin ser muerto. La democracia tiene esa posibilidad, si la gente se anima, si sale a la calle, si más allá de la representación que los llevó a delegar el poder en ciertos grupos políticos ha sido expropiada y, por lo tanto, ejercida en contra de nosotros, cuando aparecen estas situaciones es como si la democracia, la política, abriera el campo a una irrupción masiva de la gente en la calle que es absolutamente indetenible. ¿Cómo hacés para reprimir un millón de personas en la calle? En Francia ¿cómo hacés para reprimir 500.000 personas o en Italia un millón y medio? Con todo el poder y los medios que tienen ¿pueden salir a reprimir eso? Es evidente que hay situaciones donde las fuerzas se equilibran y, por lo tanto, no es posible destruir toda una población para poder imponer tus propias ideas. En ese sentido pienso que el equivalente del poder militar que se ejerce por la violencia, pero en un sentido completamente distinto, es el poder no violento de la gente que se hace cargo multitudinariamente y sale a la calle para defender sus propias ideas. Ahora, esto es también un enfrentamiento, un enfrentamiento físico pero que está dado desde un lugar diferente y con categorías radicalmente diferentes a las de la guerra, porque si bien son dos fuerzas enfrentadas, una es una fuerza minoritaria que tiene que acudir al poder de las armas para imponerse y la otra, como diría Clausewitz, es una fuerza de cualidad diferente, es una potencia que reside en la presencia simultánea de millones o de cientos de miles de cuerpos que se unifican, que se hacen presentes en el campo político para enfrentar de otro modo al poder militar.
MH: Es lo que denominás en algunos de tus trabajos la segunda teoría de la guerra en Clausewitz, polemizando con el fenómeno del peronismo, la interpretación que hace Perón de Clausewitz.
LR: Claro, Perón adhería a una concepción completamente distinta a la que te estoy señalando, él defiende la primera teoría de la guerra, la guerra ofensiva, aquella que ejerce Estados Unidos contra Irak ¿Para qué? Para apoderarse de sus territorios y de sus yacimientos.
Básicamente, casi todas las guerras son guerras ofensivas, las de colonización, por ejemplo. El ejército quiere entrar para dominar al otro, una guerra ofensiva es aquélla que busca lo que llaman los objetivos positivos, que es conseguir apoderarse de la riqueza del otro, mientras el que se defiende tiene objetivos negativos, simplemente trata de conservar lo propio, entonces son dos cosas antagónicas y diferentes. Vos podés pensar la guerra desde la ofensiva que sería esto de penetrar en un país para invadirlo cuando nadie te está atacando, como está haciendo Estados Unidos en Irak, como hizo Estados Unidos en Latinoamérica y, por el otro lado, tenés la posibilidad de enfrentar ese poder que te ataca, resistiéndole a través de una fuerza de cualidad diferente, que podríamos llamar de las fuerzas populares.
MH: Popular y también moral.
LR: Por eso la diferencia. La otra es una fuerza bruta, en este sentido vos no podés pensar que Bush es un tipo reflexivo; es un animal pisando en un bazar todo lo que ha sido trabajosamente construido. Esa es la fuerza bruta del imperio que no reconoce razones, por algo no quieren formar parte y no querían que se formara el jurado internacional contra los crímenes de guerra. Por algo se han opuesto a la firma del protocolo para la conservación de la naturaleza que ellos destruyen en su mayor parte, porque son impunes, saben que tienen el poder armado de la fuerza bruta y que a través de la tecnología pudieron desarrollar fuerzas de exterminio tan poderosas que nadie en este momento puede ofrecerles resistencia. Ante esta situación ¿qué cabe hacer? Es evidente que no podés reflexionar con ellos, así como no podés reflexionar con Duhalde, porque a pesar de la distancia que hay entre uno y otro, Duhalde también cuenta con el poder de la policía.
MH: No se puede pactar.
LR: No se puede pactar con Duhalde porque también está trabajando sobre el fondo del terror que se decantó en la policía del gatillo fácil, en la policía represiva que prolongó su gobierno, que fue organizada en gran parte en la gobernación de la Provincia de Buenos Aires y que, por otra parte, prolonga la policía organizada por figuras militares como Camps. No te olvides entonces que en ese sentido la policía es, actualmente, esa fuerza represiva equivalente a un ejército extranjero que amenaza a los argentinos ante cualquier intento de llegar más allá de los límites en los que aparece planteada la democracia en este momento. Es por eso que, en última instancia, estamos viviendo también una situación de terror que pasó del poder militar al poder económico. El poder económico aterroriza en este momento y pudo apoderarse de lo que se apoderó, porque existió el terror en la Argentina. Cada uno de nosotros fue trabajado por ese terror y cuando desaparece el poder militar no quiere decir que el terror haya desaparecido, las consecuencias del terror permanecen profundamente metidas en cada uno de nosotros a través de varias generaciones, sino la gente no se aguantaría esta miseria y esta exclusión a la que fue sometido el país por obra del peronismo, aunque no fueron los únicos.
MH: Vos también señalas en el artículo publicado en Página 12 que “Roma, la invencible, cae antes de caer, cuando los bárbaros traspasan por primera vez sus murallas, cuando el miedo penetra en la subjetividad del triunfador”.
LR: Es lo que ha pasado con las Torres. Hasta ahora Estados Unidos siempre combatió en cancha ajena, pero nunca la guerra llegó a su propio territorio, salvo Pearl Harbour que fue algo que los americanos ya sabían y buscaron como ocasión para poder declarar la última guerra mundial, entonces lo que vos me estás planteando es lo siguiente: Estados Unidos, la población de Estados Unidos siempre ha sentido que ellos eran impunes a todo ejercicio del poder y la violencia, que podían hacer cualquier cosa en el mundo, que podían destruir Hiroshima y Nagasaki con la bomba atómica, apoderarse de la riqueza de otros países, entrar con la violencia armada en naciones importantes que fueron invadidas por los norteamericanos, no sólo creando condiciones para la expropiación de la riqueza sino también apoyando la destrucción de grandes masas humanas, entonces pasa lo de las Torres, no es que yo hubiera querido que se produjera, creo que más bien fue negativo pero, de todas maneras, si considerás objetivamente las cosas, es la primera vez que el terror se apodera de la población norteamericana, es decir, las Torres expresan simbólica e imaginariamente la permeabilidad del territorio norteamericano a la violencia armada que viene de afuera. Esto quedó como algo que fue aprovechado por el gobierno de Estados Unidos para tratar de imponer una política de represión basada en el argumento de la represión al terrorismo, el terrorismo que por otra parte ellos ejercieron siempre. Se han dado vuelta las cosas. Todo intento de conservar lo propio, todo intento de mantener un ámbito de libertad, todo intento de modificar las condiciones de oprobio, de miseria que se viven, todos esos intentos que la gente hace para alcanzar una modificación social, todo eso es tildado de terrorismo.
Está pasando entre nosotros, falta poco para que designen como terroristas a los piqueteros. Lo podés ver por la televisión, estos miserables a sueldo que son los únicos que hablan actualmente en la televisión señalando que, lo acabo de escuchar hoy, un miserable de canal 4, 5 ó 6 diciendo que va a correr sangre en la Argentina, esta vez por culpa de los piqueteros, no porque los piqueteros sean capaces de derramar sangre, es la sangre de los piqueteros la que se va a derramar y ellos lo están anunciando a través de los medios, es decir, están volviendo nuevamente a aterrorizar a la población. Lo que intento decir es que Estados Unidos está tratando de ejercer su dominio afuera luchando contra el terrorismo que, según dicen, penetró en su propio país. Es lo que han planificado para que la población aterrorizada y vuelta a aterrorizar por el mismo poder norteamericano, se preste a defenderse de cualquier manera porque se siente agredida. Pero, ¿qué ha pasado? Lo que Bush no mostraba era la permanencia del terror en la gente, que por más que hagan, por más que atacaran a un país exterior, ya no alcanza para refrenar el terror que previamente fue vivido. Yo escribí el artículo justamente el día que estalla un buque cisterna elevando una enorme columna de humo sobre Manhattan y New York. Estaba viendo en la TV la gente aterrorizada porque estaban sintiendo que otra vez tenían que pensar en defenderse, porque otra vez el propio territorio había sido atacado, que ya la presencia de Bush no era suficiente y la política no era suficiente para impedir eso que estaban temiendo. Lo que los medios no dicen es que esto que vivió la población de los Estados Unidos, que les caigan bombas de arriba, es lo que están viviendo continuamente las poblaciones de otras partes del mundo y sobre todo la población de Irak que están mirando el cielo continuamente para saber cuándo les van a llover las bombas de estos asesinos norteamericanos de Bush. Lo mismo que están viviendo los iraquíes, los habitantes de Bagdad, es lo mismo que ahora están temiendo subterráneamente, viviendo los neoyorkinos, que en algún momento tienen que mirar al cielo porque temen que vuelva a aparecer lo que antes había sucedido.
De todo esto cuenta en una sola cosa. Cuando un país comienza a temer, vive aterrorizado y de alguna manera sintiendo el miedo, algo ha penetrado profundamente en esa costra impenetrable que antes presentaba. Donde la impunidad y el modo de vida norteamericano tenía que primar sobre todos los otros intereses del mundo, de pronto se ve que esa vida está atravesada por el miedo también y vos no podés construir una sociedad sobre el fondo del miedo, eso es lo que digo allí. Ellos sintetizan el miedo para tratar de que la población apoye las medidas contra otros países, pero ¿qué pasa cuando la población comienza a sentir miedo real sobre una penetración posible de ser ellos también las víctimas? Cuando comienza a sentirse eso, ese país, ese pueblo que creía ser imperial, que dominaba todo, cuando se produce esa fisura que a lo impenetrable lo convierte en penetrable, es cuando realmente comienza la decadencia de ese imperio y comienza la decadencia de ese poder.
MH: Corría 1990 y en una entrevista para Utopías del Sur, señalás que “toda América Latina está aggiornada al terror”. ¿Qué ha cambiado en la actualidad?
LR: Por una parte, desde entonces, algo se ha intensificado. La globalización se ha extendido y ha abarcado la totalidad de los países latinoamericanos, donde todos los políticos han entregado todas las riquezas nacionales. Tomemos la Argentina donde en los 90 comienza el período de Menem y entrega todo aquello que quería ser entregado por los militares y lo hace sobre el fondo del terror porque, en última instancia, la población venía aterrorizada desde el campo económico.
Cuando el terror penetra vos ya no podés pensar profundamente porque el pensar profundamente hace aparecer el obstáculo y al aparecer el obstáculo, el miedo que esto te produce. ¿Cómo enfrentar nuevamente a los militares, cómo enfrentar a Estados Unidos, cómo enfrentar al poder que te domina y que acaba de producir un atentado económico como fue el que hizo caer a Alfonsín? A partir de allí es como si la gente estupidizada aceptara todo lo que pasó, que se entregara todo sin resistencia. Es formidable lo que pasó en el país, alegremente, por consumir pequeñas cosas, por acceder a ciertos productos, por tener el autito limpito y en la puerta, para acceder a buenos restaurantes, por eso se soportó que se entregaran todas las riquezas, que se deshiciera el país, perdimos todos los bienes que eran colectivos, producto del esfuerzo y del trabajo de todos los argentinos. Podríamos decir que el terror militar vuelve a aparecer en la época de Alfonsín y determina su caída, vuelve a aparecer el miedo en cada uno de los argentinos. Entonces, es evidente que el miedo y la individualización, que separa uno del otro, la ruptura de los lazos sociales, permitieron que se aceptara alegremente que todos los bienes nacionales fueran entregados. Perdimos el teléfono, se privatizó el petróleo, cosa que ningún país ha hecho en el mundo, únicamente los argentinos pudimos haber hecho eso y los peronistas lo hicieron. Estos que hablaban de la Argentina potencia, la han convertido en completamente impotente, por otro lado, eso es lo que han querido. Para convertirla en impotente han tenido que hacer lo que han hecho. Este señor que aparece ahora, Kirchner, con su mirada extraviada por las ganas que tiene de acceder al poder, se olvida de su pasado y su pertenencia. Por otro lado aparece, es increíble, un hombre como Scioli que uno lo mira y le da risa, a mí me hace acordar a un psicótico que pasa por acá, hablando alegremente por el barrio, por las calles, mirando al cielo y poniendo cara de que entiende algo. Es lo mismo que yo veo cuando veo a este señor, que no tengo nada contra él, pobrecito, pero hay que reconocer que no tiene las condiciones mínimas para poder ejercer cualquier cosa que tenga que ver con la administración de las personas, de las cosas, de los bienes de la gente.
MH: Parecería que nada hubiera cambiado desde la década pasada y hace un ratito vos mencionabas piqueteros, fábricas recuperadas, etc.
LR: Yo creo que está cambiando algo, de alguna manera, si vos querés en ciertos sectores, no toda la población, no es que los 35 millones de argentinos se han puesto las pilas, pero ha cambiado algo, al menos en el hecho que, por primera vez, con la caída de De la Rúa, podemos decir que el terror aparece enfrentado, la gente ya le ha perdido el miedo o algunos grupos, grandes mayorías, porque ese día recuerdo que toda Buenos Aires estaba llena de fogatas y salían a la calle a pesar de que hubieran impuesto el estado de sitio. Bajo la amenaza del estado de sitio, que es la amenaza de muerte, la gente salió a la calle y enfrentó las cosas, quiere decir que por primera vez la impunidad en la cual estaban ubicados el campo de la política y de la economía, de pronto se ven superados por esta valentía, si vos querés, colectiva, que se reconoce en la inclusión de cada uno de ellos en un campo colectivo que les da fuerza porque cada uno de nosotros se alimenta de la fuerza del otro y es colectivamente como únicamente podemos enfrentar el terror. El terror no puede enfrentarse de manera individual, porque dada la desmesura del ataque que el terror produce a través de las fuerzas reales que tiene, y de las imaginarias que al mismo tiempo incrementa, frente a eso, individualmente, no podés hacer nada, por esto la disolución de los lazos sociales que produjo el genocidio y que sigue produciendo el genocidio económico. Frente a eso, de pronto, sentimos y comenzamos a vivir la experiencia de que podemos enfrentarlo colectivamente, por lo tanto, hemos comenzado ya a vencer ese terror que llevamos adentro porque nos damos cuenta que formamos parte de una fuerza que los puede enfrentar, una fuerza colectiva en la cual nos incluimos y, por lo tanto, que cada cuerpo se ve potenciado para resistir por la presencia simultánea de todos nosotros. Esto es diferente, produce una coyuntura nueva que hace que los Estados Unidos se vuelvan locos y también acá se están volviendo locos, la represión ha aparecido entre nosotros y decí que vivimos en un país peronista donde el imaginario colectivo todavía sigue seducido en gran parte por la figura de Perón y por la catadura moral y miserable de sus sucesores.
Por eso te decía antes que esa Argentina potencia del primer Perón, se ha convertido con los peronistas en una Argentina impotente. Todo esto produce una indignación tan grande. Ver un país destruido y ver cómo se ha ido degradando, cómo la gente se ha ido entregando. Ahora, como vos decís, ha habido un enfrentamiento, hay gente que resiste, los movimientos sociales, los movimientos de derechos humanos, en todas partes ha reverdecido esto, pero no es la gran mayoría. Este es un país donde Bussi, asesino directo y fusilador de hombres detenidos, puede ser nombrado gobernador, no sólo él, ha habido otros que lo han sido, que un Ruckauf pueda estar presente actualmente, él que llevó, que pidió la represión a los resistentes de la época del 76, que produjo el genocidio, ¿cómo es posible que esta figura pueda todavía estar presente en el gobierno de Duhalde que, por otra parte, tiene dentro de sí a todo cuanto miserable de derecha se pueda pensar? No hablemos ya de Jaunarena, que es el representante de los intereses militares, el mediador de los intereses político-económicos de los militares, que hace que los militares estén dispuestos a aparecer en la medida que se les va concediendo lo que ellos piden. Estas son todas alianzas defensivas-ofensivas. Igual que la Iglesia, pobrecita, que sale a condenar el aborto, ¿y todos los chicos que se están muriendo? Sale por los nonatos, pero ¿qué hace por los pobres, qué hace por los chicos que se están muriendo de hambre en las calles? Los señores obispos ¿no salen a mirar en las calles qué pasa? La gente que está arrastrándose por el piso, estos chiquilines que están perdiendo sus vidas y que ya tienen caras de viejos. Entonces, con el poder económico, fijate vos lo monstruoso que ha pasado en el país, lo monstruoso de esta transformación, del pasaje del 1 a 1 a la devaluación hecha por esta gente que sirvió y sigue sirviendo a los mismos intereses, en beneficio de los grandes ganadores de este país destruido que producen y siguen produciendo más destrucción y más muerte. Todavía no hemos llegado al final. El final va a comenzar cuando el nuevo presidente se haga cargo de cumplir aquello que Duhalde ha pactado con el Banco Mundial y el Fondo Monetario que son las condiciones secretas, las políticas sucias que sostienen los acuerdos sucios que mantienen el poder en la Argentina.
MH: Bueno León, te agradezco mucho el tiempo que nos brindaste ¿querés agregar algo más?
LR: Me preocupa que en nuestro país vuelvan a votar a quienes lo destruyeron como Menem. Esta figura que produce la máxima repulsión en cualquier persona que tenga un dedo de frente como para pensar lo que este señor, no el señor, pobrecito, él no tiene ningún valor, necesita de una vendedora ambulante de la televisión para poder aparecer como siendo macho, estos tipos que siempre han necesitado la camiseta para salir a jugar un partido de fútbol, que ha impuesto la política de la frivolidad en este país, el hecho que Reuteman sea alguien siendo un corredor de autos, que Scioli, un corredor de lanchas, es increíble que todas estas figuras de la más rancia prosapia peronista y al mismo tiempo sin la más elemental relación con los intereses fundamentales de la gente, ¡porque no me vas a decir que un interés fundamental de la gente es dedicarse toda su vida a correr con una lancha!, tenés que tener la guita y las ganas de figurar siempre. Lo mismo con correr autos. ¡Qué carajo tiene que ver ganar carreras de autos con dirigir y comprender a todo un país en sus necesidades! A mí me da pena que la gente llegue a estar tan, pero tan estupidizada, estupidización que corresponde al terror, a la carencia y la miseria, porque es la miseria la que ha hecho posible la compra de los votos como ha sido hecha, gente reducida a las condiciones más inenarrables de pobreza, los han comprado para satisfacer necesidades mínimas a cambio de un voto. Bueno, todo esto es lo que estamos viendo aquí en el conurbano. Si bien los piqueteros vienen de allí, también hay gente manejada por los punteros peronistas donde ya no es un peso, un dólar, es un voto, un peso un voto, siguen comprando y haciendo ese mismo tipo de equivalencia. Esto lleva a comprender hasta qué punto ha alcanzado la degradación política del país, porque no sé si los miles, o cientos de miles, o aún un poco más de resistentes, con su capacidad de resistencia, de unión, de defensa del país y de sí mismos, sean capaces de enfrentar a esta mayoría silenciosa dominada por la miserabilidad de nuestros políticos que tienen precio y apellido y que llevan en su cara escrito lo que valen.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

“Estamos entre recolonización o independencia. No permitamos que se continúe con el genocidio”: Operación Cóndor, de ayer y de hoy

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

“Este grupo de terroristas cubanos de Miami tienen un papel preponderante porque han estado en casi todos los actos de la Operación Cóndor”.

Foto: Miles de desaparecidos, fusilados, torturados y encarcelados fue el saldo de la Operación Cóndor. / Autor: Dick Emanuelsson

Foto: Stella Calloni. / Autor: Dick Emanuelsson

Entrevista (video) a Stella Calloni, periodista y escritora
Video: http://www.vimeo.com/dickmirian
Operación Cóndor ayer y hoy from Dick Emanuelsson y Mirian Huezo Emanuelsson

Audio: http://www.box.net/shared/53nqnbcrpoi6dtxjxs76
Blog: http://dickema24.blogspot.com/

Durante cuatro décadas ha investigado, escrito y denunciado sobre uno de los más crueles operativos de exterminio y guerra psicológica que ha conocido el continente americano; la Operación Cóndor. Durante casi 85 minutos la periodista Stella Calloni, habló con fluidez, manejando las pausas, sin perder el hilo un segundo. Conoce su tema, cada detalle, tema que tiene sus diferentes variantes en el mundo, aunque su origen y fuente es el mismo: el imperialismo estadounidense.

La Operación Cóndor pretendía eliminar el opositor político en todos los sentidos, hasta terminar con su vida. En Asunción, capital de Paraguay, una tarde noche del año 2001, estaba un pequeño grupo de víctimas de la dictadura de Alfredo Stroessner. El general era una pieza clave en la Operación cuyo arquitecto principal se llamaba Henry (nacido Heinz) Alfred Kissinger, de origen judío alemán. Los paraguayos habían logrado sobrevivir el horror en el campamento de concentración “Emboscada” y relataron sus terribles experiencias.

Sobre todos esos temas y muchos más ha investigado y sigue investigando Stella Calloni, a la que encontramos una soleada tarde de otoño tibio, en su Buenos Aires.

– El antecedente de la Operación Cóndor se puede decir que fue la “OPERACIÓN FÉNIX”, que CIA comenzó en el 1965 en el sur asiático. Ahí salieron las ideas de los traslados de prisioneros a centros clandestinos de reclusión, lejanos a sus lugares de origen para que se perdieran de sus familias y desparecerlos tranquilamente. También usaron la Operación Fénix para buscar blancos, es decir víctimas, que eran importantes figuras que podían estar denunciando la política de Estados Unidos en la región, a ellos los mataban. Estos son algunos antecedentes básicos.

Foto: Los protagonistas obedecían el guión del Pentágono y la CIA.

– Otro elemento básico que tenemos aquí de la Operación Cóndor, fue tanto la “Operación independencia” de 1975 que se hizo en Tucumán (provincia del norte de Argentina) donde se aplicó por primera vez, abiertamente, la “Contrainsurgencia”, que fue la metodología básica para Estados Unidos en los años ´60.

La Portada de La Segunda

– Otro plan fue “Operación Colombo” que fue realizada por Pinochet con la contribución del periodismo, de periodistas del diario Novo O'Díadel Sur de Brasil”, de periodistas chilenos, mexicanos y argentinos. Uno de ellos se llama Manuel Acuña y está libre, que participó con la Triple “A” (-AAA- Alianza Anticomunista Argentina). La ONU pidió a Pinochet (aclaración) por 119 personas desaparecidas en 1975.

Pero Pinochet no estaba interesado en entregar datos ni cuerpos de los 119 desaparecidos. Los desapareció y creó un montaje macabro a través de periodistas que se vendieron completamente a la dictadura. Armaron el montaje donde el vespertino La Segunda puso como titulo “Exterminados como ratas”. Es decir, dejaban entrever que se mataron entre ellos, en el sur de Brasil. Aparecieron cinco cadáver en un lugar, al otro día cinco más, y el mensaje era que la misma izquierda se había asesinado.

Foto: Juana Gonzalez con el retrato de sus dos hermanos desaparecidos en la Operación Colombo. / Autor: Dick Emanuelsson

Con los años y el trabajo periodístico uno topa con personas que han sido víctimas o familiares de las victimas de la Operación Cóndor. Una de ellas es Juana González Hinostroza, hermana de Hernán “Galo”, 26 años y Maria-Elena González, 22 años, desaparecidos el 15 de agosto de 1974 durante la llamada “Operación Colombo”. Juana, exiliada en Suecia desde 1977, no ha descansado un solo minuto para tener certeza sobre la suerte corrida por sus dos hermanos. Logró que el municipio de Järfälla en las afueras de Estocolmo hiciera un pequeño “Parque de Paz”, sembrando una decena de árboles en homenaje a la misma cantidad de desaparecidos chilenos. El municipio recibió durante los años aproximadamente mil chilenos como exiliados.

Pinochet tenía en esa época un asesor, Orlando Bosch, un cubano-americano de Miami y otros que constituían un núcleo muy fuerte de contrarrevolucionarios activos.

Foto: Orlando Bosch, agente internacional de la CIA

– Ellos ya habían desarrollado, desde antes, un plan que se llamaba “La guerra por los caminos del mundo”, que era ir a hacer atentados en distintos países, matar personas que ayudaran a Cuba o que tenían relación con Cuba, y destruir empresas.

Stella Calloni comienza a enumerar acciones terroristas o asesinatos selectivos ejecutados por diferentes sicarios, matones o comandos especiales de origen policial o militar. Pero todos estos diferentes organismos eran el resultado de una política elaborada por el Pentágono y los diferentes organismos de inteligencia o de seguridad como la CIA.

En Buenos Aires fue asesinado, en 1974, el jefe del ejército chileno, Carlos Prats, general constitucionalista. También fueron asesinados el general uruguayo, Ramón Trabal en París, 1974, y el ministro de defensa de Salvador Allende, Orlando Letelier, en Washington, el 21 de septiembre de 1976. Todos ellos fueron asesinados a la sombra de la Operación Cóndor y ejecutados por una combinación de propios agentes de los diferentes países del Cono Sur y grupos americanos-cubanos con sede en el Sur de Florida.

En santiago de Chile, en noviembre de 1975, se reunieron diferentes organismos de inteligencia militar y de seguridad de diferentes países del Cono Sur. La reunión fue convocada por Manuel Contreras, jefe de la entonces policía política de Pinochet, DINA, donde firmaron el Pacto mediante el cual entablaron una red de inteligencia de recopilación de datos sobre refugiados y disidentes. El intercambio de tareas comenzó a ser más sistematizado.

– Era tan secreto el Pacto que no podemos decir que fueron informadas todas las redes militares. Prefirieron mantenerlos en un estrecho margen. ¿Por qué? Porque Pinochet cumplió lo que era la Operación Cóndor, (eliminar) a personajes importantes. Él puso el ojo en Prats, después, en 1975, sobre Bernardo Leighton y su esposa en Roma, que fue disparado por Virgilio Paz, un cubano de Miami que está libre como Luís Posada Carriles, que apoyaba todo esto desde su posición en la DISIP (policía política secreta venezolana).

– Este grupo de terroristas cubanos de Miami tienen un papel preponderante porque han estado en casi todos los actos de la Operación Cóndor. Estuvieron en el asesinato de Prats, de Letelier junto con Michael Townley, un agente de la CIA de Estado Unidos y hasta con las tres A–AAA–Alianza Anticomunista Argentina. Lamentablemente no se ha interrogado sobre ese tema. No sólo le deben a Cuba un largo camino de justicia que hay que recorrer, sino a nosotros, en América Latina. También Honduras, Panamá o Nicaragua, porque eran (el grupo de cubanos) la avanzada de la CIA. Los cubanos manejaban el idioma. Además, como cubanos cometían los crímenes rodeados de impunidad.

Foto: Víctimas de la Operación Cóndor en la dictadura del general Alfredo Stroessner en Paraguay. / Autor: Dick Emanuelsson

Las dictaduras militares en el Cono Sur, incluyendo a Bolivia y Brasil, crearon una red criminal en la que intercambiaban informaciones. Interceptaron las comunicaciones y torturaron, encarcelaron, trasladaron presos políticos, desaparecieron y eliminaron físicamente a decenas de miles de ciudadanos, como está haciendo el terrorismo de estado colombiano, que cuenta con el mismo patrón de esa época; Estados Unidos.

En la entrevista completa con Stella Calloni, la investigadora hace una comparación de la Operación Cóndor de esa época, con la de hoy. La guerra de baja intensidad en Centroamérica sigue, con otra modalidad pero con la misma finalidad; mantener el dominio de Estados Unidos en su “Patio Trasero”. El golpe de estado en Honduras, el 28 de junio de 2009, es un ejemplo que en casos extremos, no es descartable un golpe militar. El Departamento de Estado presionan a gobiernos latinoamericanos y del Caribe de implementar e imponer legislaciones antiterroristas con el pretexto de combatir el narcotráfico. Si “El Enemigo Interno” ayer el comunista, el revolucionario, el sindicalista, el líder popular en el barrio, pues hoy pinta un fantasma de narcoterroristas para militarizar a las sociedades y las legislaciones para poder dominar y controlar el continente.

Manuel Contreras, hoy preso por crímenes de lesa humanidad, respondió sobre el origen de las tareas que: “lo hicimos en nombre de la CIA. Cumplimos las ordenes de Bush” (padre).

Como en la época de la Operación Cóndor, los medios ayer y hoy juegan el mismo papel manipulador para justificar guerras y exterminio del opositor político.

– Los medios masivos de comunicación han sido tomados por ese poder mafioso, criminal e internacional. Los hechos de Libia nos demuestran que son mafiosos, mienten descaradamente, acompañados por todos los medios que sostienen esa mentira sin consultar una sola fuente para saber qué es lo que esta pasando realmente.

– ¿Quiénes son esos “rebeldes” en Libia? Los periodistas no son idiotas útiles, están muy conscientes. Lo que pasa es que ganan mucho dinero. Porque nunca en mi vida había visto periodistas tan ricos, dueños de mansiones, cosas increíbles como estoy viendo ahora. Los periodistas que se dicen “progresistas” ni siquiera se han preguntado ¿de dónde nacieron esos rebeldes libios?

– Nosotros estamos entre recolonización o independencia. Es el título que pusimos a un libro que escribí junto con Víctor Ego Ducrot. Porque eso es lo que tenemos entre nosotros. Esa, verdadera y profundamente, es la instancia que tenemos nosotros para vivir un siglo libre en América Latina. El Siglo XXI, un siglo que comenzó con un genocidio en Irak y Afganistán. No permitamos que se continúe con el genocidio.

La entrevista (video) completa:
Entrevista (video) a Stella Calloni, periodista y escritora
Video: http://www.vimeo.com/dickmirian
Operación Cóndor ayer y hoy from Dick Emanuelsson y Mirian Huezo Emanuelsson
Audio: http://www.box.net/shared/53nqnbcrpoi6dtxjxs76
Blog: http://dickema24.blogspot.com/

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Nuestro pequeño Abu Ghraib

Jorge Majfud (especial para ARGENPRESS.info)

Un reciente informe, referido al video donde se ve la violación de un haitiano por parte de militares uruguayos integrantes de los cuerpos de paz de la ONU, dice que "una investigación preliminar de las Naciones Unidas determinó que el vídeo, pese a vulnerar varios reglamentos de la Misión de Estabilización para Haití de la ONU (Minustah), no registraba en realidad una violación sino una broma pesada llevada a cabo por los militares". Que es como decir que si no hay penetración no hay violación, apenas "una broma de mal gusto". Un vergonzoso concepto de parte de un organismo internacional, la ONU (para la cual algunas veces colaboré con escritos, por pedido directo de su casa central), que sólo sirve para promover o justificar la violencia moral.

La verdad, me quedo sin fuerzas anímicas para responder semejante idiotez de una forma más analítica. Sólo quisiera saber si alguno de aquellos burócratas o patriotas trasnochados definirían semejante violencia amoral de la misma forma si la victima hubiese sido alguno de sus familiares y no un anónimo haitiano. Estoy seguro que cualquiera de ellos se recuperaría más fácilmente de un golpe en la cara que de semejante golpe moral. Pero se supone, como lo indica la tradición, siempre viva aunque travestida, que los pobres de piel oscura no tienen semejantes sensibilidades y lo soportan todo.

Ese es nuestro pequeño Abu Ghraib, en proporción a nuestro PIB, aunque la historia es mucho más larga, como ya sabemos. Pero sea como sea, no nos queda opción que denunciarlo y resistirlo. Algunos prefieren soslayarlo y hasta excusarlo, enfermos del peor patriotismo. Otros, como aquellos uruguayos que lo han hecho público en los medios y en las redes sociales, solo pueden responder a la vergüenza que sienten los seres humanos de verdad, no porque semejantes aberraciones sean cometidas por militares uruguayos, no porque sean cometidas por “compatriotas”, sino porque son cometidas por algo parecido a seres humanos que luego se convierten en respetables esposos, abuelos y por ahí hasta en héroes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Colombia: En busca del tiempo matado

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

Como un gran aporte a la conciencia colectiva de Colombia, la página Web del Partido Comunista de Colombia acaba de publicar los documentos más sobresalientes de su XV Congreso realizado al finalizar 1988 (1).

Este valioso archivo histórico que estaba en mora de darse a conocer masivamente, es un intento serio, claro y provechoso para encontrar las raíces del artificial y fabricado extravío en el que paulatinamente el Poder dominante y hegemónico en Colombia, fue metiendo a todos los comunistas con la famosa monserga ultramontana o Goda de que “la letra con sangre entra y la labor con dolor”. Cualquier recomendación a historiadores objetivos, o a los comunistas interesados en la claridad conceptual e ideológica del la lucha del pueblo trabajador colombiano, para que lo lean concienzudamente o lo estudien, es redundante. Basta con leerlo a la luz de los hechos actuales (visionariamente pronosticados ya en 1988) para encontrarle su vigencia e importancia presentes.

Es un documento donde se ve el desagarro y el desasosiego que producen en la conciencia de los comunistas colombianos dos circunstancias protuberante en esas fechas: Una, la “Guerra Sucia de exterminio selectivo” que como forma especifica dominación de clase viene adelantando desde hace décadas, el militarismo oligárquico e imperialista en nuestro país y otra, la profunda crisis que se vive en ese momento en la Unión Soviética y cuyo final imprevisible pero posible, terminaría en el derrumbe del estalinismo en Rusia y Europa Oriental.

Hay muchos temas palpitantes y vivos que se pueden leer en estos legajos de historia. Pero lo que más llama la atención por su fuerza, actualidad y vigencia, además de los señalamientos sobre los posibles desarrollos progresistas y unitarios en la Patria Grande latinoamericana, es el análisis extenso de la coyuntura social política y moral que vive la sociedad colombiana en ese noviembre de 1988 y sobre todo, la discusión planteada sobre la “Solución Política al conflicto armado interno” como parte de una concepción táctica y estratégica de la “paz democrática para Colombia” y su relación directa con el planteamiento marxista ( asimilado profundamente en décadas de lucha por el pueblo colombiano) acerca de la “combinación de todas las formas de lucha de Masas”; el cual una vez retorcido y vaciado de su contenido “de masas” por los ideólogos del militarismo oligárquico (por ejemplo en los libros del sociólogo Pizarro) fue utilizado como ariete o punta de lanza ideológica y justificación para producir el exterminio selectivo o genocidio popular en Colombia que hoy presenciamos, y como escribe Wikipedia en su reseña sobre al historia del Partido comunista colombiano:

... La caída del socialismo real y el genocidio contra la UP (que representó la práctica eliminación física de los regionales comunistas de Urabá, Sucre, Cesar, Guaviare y Meta), sume al PCC en una aguda crisis representada por el marcado descenso de la militancia y la pérdida de la anterior influencia sindical y de masas. El XVI Congreso Extraordinario de 1991 cambia el nombre de la organización por el de Partido Comunista Colombiano a petición de Gilberto Vieira White, quien a su vez abandona la secretaría general que es asumida por Álvaro Vásquez del Real; al tiempo, el XVI Congreso hace visible la crisis orgánica del Partido ante la salida de importantes cuadros de la organización hacia la socialdemocracia y el liberalismo y la pérdida de casi toda la militancia de la Juventud Comunista. En 1993 se perpetra el crimen del secretario nacional de organización, Miller Chacón, y al año siguiente es asesinado el por ese entonces secretario general, Manuel Cepeda Vargas, último senador de la UP. Con la pérdida de la curul del concejal comunista de Bogotá, Mario Upegui, en 1998, la UP pierde la personería jurídica y prácticamente deja de existir”….
http://es.wikipedia.org/wiki/Partido_Comunista_Colombiano

En todo el cuadernillo no se habla de “negociaciones, ni de salidas negociadas”. Se habla de “Salida Política al conflicto armado interno”, y se proponen “Planes de Paz” para una superación democrática de la crisis permanente en la que está sumida la sociedad colombiana. Incluso en la página 10, se enumeran cuatro pasos para conseguirlo, los cuales me permito trascribir:

... ”En nuestro criterio un efectivo plan de paz debe tener en cuenta:

1- Que en Colombia hay un conflicto interno que se origina en procesos políticos y sociales con un fondo de violencia inducido por la fracción más regresiva de la oligarquía, que pretenden ahogar las demandas populares por la vía terrorista del trato represivo a todas las luchas sociales.

2- Que los hechos evidencian que este conflicto no tiene solución militar y que toda intención de lograrlo no ha conseguido más que agudizar la confrontación y extender la lucha armada.

3- Que la única salida racional y civilizada es el diálogo del gobierno con los alzados en armas para lograr una solución política que exige una nueva mentalidad de parte de los dirigentes del sistema y de los altos mandos militares así como una depuración de las Fuerzas Armadas de elementos terroristas que aplican al doctrina de la “seguridad nacional” a la estrategia del Pentágono norteamericano a los conflictos de baja intensidad.

4- Que mientras se abre el dialogo del gobierno y los alzados en armas es urgente humanizar el conflicto armado en defensa del derecho a la vida y de los intereses de la población civil, aplicando el Derecho Internacional Humanitario como lo propone el expresidentes López Michelsen….”

Así pues que una vez hallada la raíz conceptual del extravío confundida entre tanto lodo y sangre, más que deseable es posible encontrar en la consigna de la “Solución Política al histórico conflicto social armado de Colombia” (concebida y aprobada por todos los comunistas colombianos legales e ilegales), ese punto amplio y unitario o de confluencia Popular como ha sucedido en el encuentro popular por la Paz realizado este agosto en Barrancabermeja, para profundizar la movilización popular que obligue a la Oligarquía militarista con sus asesores extranjeros, a darle una salida democrática civilizada y diplomática a la tragedia colombiana, demostrando una vez más que si es posible aprender de las lecciones de la Historia para avanzar hacia la Paz, la Democracia y el Socialismo.

1) QUÉ POLITICA PLANTEÓ EL XV CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA COLOMBIANO. http://www.pacocol.org/index.php?option=com_content&task=view&id=10285

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: “Le tengo terror a un plebiscito”

Carlos Pérez

Con su sinceridad habitual, el senador Carlos Larraín ha confesado abiertamente: “le tengo terror a un plebiscito”. Por supuesto, la derecha siempre le ha tenido terror a los pronunciamientos soberanos, libres e informados, del pueblo. A lo largo de nuestra historia sólo ha recurrido al plebiscito en condiciones de superioridad absoluta. Bajo una dictadura, con propaganda masiva sólo para la alternativa del gobierno, con papeletas en que sólo se puede decir sí o no, con padrones electorales sospechosos, o sin ellos.

El movimiento estudiantil ha levantado una demanda que toca lo más esencial del modelo político, económico y social instaurado por la derecha neoliberal y resguardado eficientemente por la Concertación durante veinte años: atentar contra el lucro es atentar contra el corazón del sistema.

La demanda debe permanecer en ese grado de radicalidad: no al lucro en educación. Y esto significa, muy en concreto, que se termine la lógica de autofinanciamiento de las universidades, que se termine con el financiamiento universitario a través del endeudamiento de las familias con la banca, que el Estado se haga responsable del financiamiento directo y estable de al menos el 50% del presupuesto de las universidades estatales, y tradicionales no privadas; que el Estado financie de manera directa el 100% del presupuesto de la educación estatal preescolar, básica y media.

No a la lógica del lucro en educación no significa prohibir el lucro para los que puedan pagarlo. Pero significa que el Estado no debe dar ni un peso a las empresas educacionales privadas. Ni directamente, ni indirectamente, a través de exenciones tributarias o sistemas de subvenciones. Significa que se deben congelar las subvenciones a la educación privada, y luego disminuirlas progresivamente, para volcar todos esos recursos a la educación estatal.

No a la lógica del lucro no significa afectar la libertad de enseñanza. Que todo el que quiera instalar instituciones educacionales por su cuenta, y desde su bolsillo lo haga. Significa, en cambio, que el Estado se haga cargo de la demanda educacional, y garantice la educación para todos los chilenos que la requieran de manera libre y gratuita. Significa que el Estado cree las escuelas y liceos que puedan satisfacer esa demanda. Que cree un sistema de educación técnico profesional masivo y gratuito. Que cree sistemas de educación y perfeccionamiento para trabajadores.

Con toda razón, si es esto lo que se somete a plebiscito, los que en su día se opusieron a la Ley de Instrucción Primaria Obligatoria, hoy día están aterrorizados. Y son capaces de hacer muchas cosas para impedirlo. Porque si el conjunto de la ciudadanía se pronuncia a favor de estas demandas, no habría razón ya para mantener el mismo sistema en la salud, ni para los subsidios millonarios a los empresarios del transporte, ni para el sistema que permite a las grandes empresas pagar menos impuestos que las personas comunes. Porque si los ciudadanos se pronuncian a favor de estas demandas no habría razón ya para mantener nuestras riquezas básicas en manos del capital extranjero.

Están dispuestos a hacer muchas cosas, y ya las están haciendo. Infiltrar las marchas con policías encapuchados, hacer uso del monopolio que detentan sobre los medios de comunicación para decir diez sobre el gran apoyo que tiene el movimiento y luego noventa sobre la “violencia a la que conduce”. Diez para decir que algo es justo, noventa para azuzar el temor, y la división.

Pero es obvio que la manipulación y la violencia policial son herramientas políticas muy débiles. Y eso es lo que han mostrado las movilizaciones, que crecen y suman cada día a nuevos adherentes activos. Las herramientas políticas más eficientes son los propios políticos, que se supone nos representan. Eso es lo que han mostrado los veinte años anteriores, administrados por la Concertación.

Es por eso que el gobierno, y los mismos parlamentarios y, ¡cómo no! la inefable Iglesia Católica, insisten en llevar la discusión al Parlamento. A un Parlamento elegido por votación binominal, con la derecha largamente sobre representada, con más la mitad de la Concertación esperando repetir la misma gracia que hizo al distorsionar la salida al movimiento estudiantil de 2006.

¿Qué discutir en un Parlamento que no representa a los ciudadanos? ¿Cómo emplazar a ese Parlamento a cumplir un rol real, que vaya más allá de legitimar y respaldar una y otra vez al modelo económico instalado? ¿Cómo ir al Parlamento sin que ese diálogo se convierta sólo en un show mediático con vistas a las próximas elecciones?

Lo único que puede hacer el Parlamento para dar salida a este conflicto es aprobar reformas constitucionales que apunten a la demanda central: que el Estado garantice educación gratis y de calidad en todos los niveles, para todos los chilenos que lo requieran. ¿Es eso lo que el Parlamento quiere hacer?

Si el Parlamento no quiere, o no puede, hacer estas reformas, porque las mayorías construidas de manera mañosa se lo impiden, porque no quiere cargar con decisiones que enojen a quienes financian las campañas de cada parlamentario, lo que debe hacer el aprobar reformas constitucionales que permitan que los ciudadanos sean consultados por la vía plebiscitaria, de tal manera que sus pronunciamientos sean vinculantes para el poder político.

Justamente ahora, muchos actores políticos están planteando la posibilidad de un plebiscito. Considerando los modos de hacer política en este país, casi estoy de acuerdo con la sensación de Carlos Larraín. La verdad es que nosotros también deberíamos estar preocupados por tal posibilidad.

¿Un plebiscito para decir sí o no a un enunciado genérico? ¿Un plebiscito para aprobar derechos sin establecer la manera de hacerlos exigibles? ¿Un plebiscito para llamar a la unidad nacional sin tocar en absoluto las bases del sistema que todas estas demandas están impugnando?

El movimiento social debe establecer claras condiciones sobre el modo y el tema en un eventual acuerdo en torno a un plebiscito. En primer lugar, se debe establecer una prioridad en torno a los temas que deberían ser sometidos a consulta en el plazo inmediato, aunque a mediano plazo todos estos temas deban ser resueltos por esa vía.

La prioridad no es difícil de establecer. Un plebiscito que apruebe el llamado a la elección de una Asamblea Constituyente, elegida de manera proporcional, que sea deliberante, que redacte ella misma proyectos de nueva Constitución Política, y que someta las alternativas a la aprobación ciudadana.

Si los Honorables y Excelentísimos no están dispuestos a someter la Constitución de Pinochet a tal peligro, entonces el plebiscito debe ser una consulta directa sobre las demandas que están planteadas por el movimiento estudiantil. Como he indicado antes, esta posibilidad requiere de una reforma constitucional, que debería aprobarse ahora mismo, para establecer la existencia de tal mecanismo, y para que sus resultados sean vinculantes para todos los niveles de la autoridad política.

Nuevamente, teniendo presente el mundo de trucos y manipulaciones que son características del mundo político establecido en este país, es necesario ser específicos en torno a las alternativas que no apuntan directamente sobre las demandas planteadas. Tanto en el contenido, como en el modo de una consulta pueden ser manipulados, o redirigidos a temas que logren mantener los fundamentos del sistema.

La primera cuestión, y no es casual que sea esta alternativa justamente la que más se escucha, es que no debería aceptarse que el plebiscito gire en torno al sistema binominal. Esto aplaza las demandas, y las entrega, nuevamente, a las decisiones de representantes que no necesariamente representan a sus representados. A estas alturas la demanda contra el sistema binominal sólo favorece a la misma clase política, y lo que se busca con ella es eliminar el obstáculo que representa para los muchos ambiciosos que hacen fila para las candidaturas posibles, y que no saben cómo sacarse de encima a los que ya están apernados desde hace veinte años.

Un sistema electoral proporcional, que represente efectivamente a todos los sectores ciudadanos, que evite la vergüenza de las reelecciones eternas, la impresentable vergüenza de que los partidos políticos designen a los reemplazantes en caso de vacancia, a espaldas del electorado, que evite la vergüenza de que las campañas de los políticos sean financiadas con dinero de todos los chilenos, sólo será posible cuando haya una nueva Constitución, aprobada de manera democrática, que termine con la dictadura de los que administran el modelo que heredaron de la dictadura.

Una segunda cuestión es que, con la única excepción de un llamado a Asamblea Constituyente, la demanda por eventuales consultas plebiscitarias debería ser en torno a objetivos económico sociales, no en torno a objetivos políticos. Como he señalado: los objetivos de tipo político sólo se conseguirán con una Constitución nueva. Si no es bajo esa condición, sólo servirán para reafirmar a la misma clase política en que actualmente no podemos confiar.

Los objetivos son muy fáciles de enumerar. Plebiscito para preguntarles a todos los ciudadanos sobre la nacionalización de las riquezas básicas, sobre la aplicación o no del sistema de mercado para regular la salud, el transporte, los servicios básicos. Es a ese tipo de consultas a las que Carlos Larraín “le tiene terror”. Esas son las consultas que apuntan al corazón del modelo.

Una última cuestión, en ningún caso menor, es acerca del modo bajo el cual las eventuales consultas plebiscitarias pueden resultar aceptables. Una reforma constitucional debe establecer al plebiscito como mecanismo vinculante para todos los niveles de autoridad política del país. Ningún poder puede estar por sobre el pronunciamiento directo y soberano del conjunto de la nación. Plebiscitos que puedan ser convocados por el 5% del padrón electoral. Que puedan ser convocados independientemente a nivel nacional, regional y comunal. Que tengan alternativas de contenido, no simplemente una frase en torno a la cual decir sí o no. Que puedan consultar varios temas a la vez. Que se hagan regularmente, junto con las elecciones de autoridades políticas.

Un plebiscito no es la única salida para las demandas del movimiento estudiantil. La primera salida es que las demandas sean aceptadas y efectivamente cumplidas. Pero si lo que se acuerda es un plebiscito, que se haga sobre lo que es sustantivo, y que de garantías de que no seremos burlados una vez más, como ha ocurrido ya durante los últimos veinte años.

Educación estatal gratis y de calidad ahora, con o sin plebiscito. Esa es la demanda sustantiva. Es con esa demanda que logramos tocar la esencia del sistema. Si es a través de un acuerdo con el gobierno, estará muy bien. Si es a través de un acuerdo con el Parlamento estará mejor. Si logramos que el acuerdo resulte vinculante porque se ha consultado al conjunto de los ciudadanos, muchísimo mejor. Es esta la demanda que nos pone en el camino de la recuperación de la dignidad para Chile.

Carlos Pérez es Profesor de Física.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

A quién favorece la ley de tierras K

Gabriel Solano

Luego de las elecciones primarias, los voceros oficiales -con la presidenta a la cabeza- afirmaron que dentro de los principales objetivos del próximo período está la aprobación de la "ley de tierras". El recién formado bloque unificado del Frente Amplio Progresista de Binner anticipó que votaría a favor, lo que hace suponer que el gobierno tiene los votos para su aprobación.

La ley fue presentada como un instrumento para evitar la extranjerización de la tierra y proteger el agua y las riquezas del suelo argentino, en momentos que crece la demanda de tierras. El desarrollo del capital sojero y otros negocios (biocombustibles) ha llevado a que se expanda la frontera agrícola a través desmontes y de la expulsión de campesinos y comunidades de pueblos originarios por parte de capitalistas.
La ley de tierras de los K no pretende evitar este proceso de confiscación, sino reservarles a los capitalistas y terratenientes locales una parte importante del botín. La presidenta dijo que era una "ley nacional y no estatal, ya que es una cuestión de todos los argentinos y fundamentalmente de los que tienen capacidad para invertir y hacer producir la tierra". Según la Presidenta, la cuestión de la tierra es un asunto de los que "tienen capacidad de invertir", es decir de los capitalistas. Es lo que opinan los gendarmes de este proceso de confiscación, los gobernadores K como Isfrán en Formosa, represor de campesinos y de la comunidad Qom, o Barrionuevo en Jujuy, quien reprime por cuenta y orden de los Blaquier. Vale un ejemplo: la propiedad de Blaquier, que estima en 150.000 hectáreas, no sólo no está cuestionada por la "ley de tierras", sino que incluso puede incrementarse, ya que es un capitalista nacional.
Entrelazamiento
Aunque sus voceros digan lo contrario, el proyecto impulsa una mayor asociación entre los capitalistas y terratenientes locales con el capital financiero internacional. Ocurre que el proyecto excluye del límite de las 1.000 hectáreas que se les permite comprar a los extranjeros a aquellas sociedades formadas entre éstos y los capitales locales, en tanto y en cuanto los primeros no tengan más del 50% del capital. Además, el proyecto permitirá duplicar la cantidad actual de tierras en manos de capitales extranjeros, pues pone un techo máximo del 20% del total de tierras que puedan estar en manos extranjeras, cuando en la actualidad se calcula que poseen el 10% de las extensiones.
De todas formas, el control del capital financiero sobre el negocio agrario no sólo depende de la propiedad directa de la tierra, sino del domino de los pool de siembra que trabajan sobre tierras alquiladas, los agroquímicos que producen los monopolios internacionales y la concentración de la exportación en manos de un grupo selecto de grandes pulpos imperialistas, como Cargill, Bunge, Dreyfus, etc. La "ley de tierras" no pone en juego estos intereses, que son los que hoy determinan el negocio agrario. Por eso se explica el apoyo de Binner, que es un representante directo de estos intereses que dominan la provincia de Santa Fe.
Hacia atrás, nada
Los Benetton, quienes compraron un millón de hectáreas, o los Soros y Lewis, los que compraron decenas de miles de hectáreas, tampoco tienen de que preocuparse, porque la "ley de tierras" no revisa las grandes adquisiciones ya consumadas.
Aunque los voceros K se entusiasmen con "la ley de tierras" y la presenten como una reparación que hace a las "cuestiones pendientes" del gobierno, lo cierto es que deja en pie hasta las cuestiones más escandalosas del menemismo, como la autorización para que capitales extranjeros compren las tierras de la frontera, muchas de ellas en manos de empresas off shore. El kichnerismo no pretende tocar esa legislación menemista, porque de hacerlo pondría en riesgo el negocio minero que se desarrolla en toda la zona andina y que ocupa el límite territorial con Chile. El kichnerismo ha hecho del negocio minero una de sus principales bases sociales y a los gobernadores que lo regentean, como Gioja, se los ha habilitado a la reelección permanente.
El apoyo de Binner a la "ley de tierras" K demuestra que es un defensor de los sojeros, pool de siembra, exportadores y capitales mineros. El electorado progresista tiene que sacar sus conclusiones. El Frente de Izquierda es la única fuerza política que defiende una nacionalización de las grandes propiedades agropecuarias, sean de capitales locales o extranjeros, la defensa de las comunidades de pueblos originarios y campesinos contra el acaparamiento capitalista y la nacionalización del comercio exterior.

Gabriel Solano es primer candidato a diputado nacional por Capital Federal del Frente de Izquierda.

Foto: Argentina, Política - La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recorre Tecnópolis junto a la Secretaria de Integración Nacional, María del Carmen Alarcón.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Las garrafas y los noventa

Carlos del Frade (APE)

Por las principales rutas que entran y salen de Capital Federal, Rosario, Córdoba y Mendoza, siempre se ven decenas y decenas de camiones cargados de garrafas.

Especialmente para los tiempos de elecciones.

Por adentro de esas grandes ciudades, en días y tardes de frío demencial, aparecen colas de muchas personas que buscan encontrar una de esas garrafas a un precio más o menos razonable.

Ya se sabe que es más barato el gas natural. Pero que, por eso mismo, no les llega a los millones de argentinos que -entonces- dependen de la dádiva política convirtiéndose en rehenes de diferentes administraciones.

Los grandes negocios económicos van de la mano de los grandes negocios políticos.

Donde hay necesidades de millones, se mueven millones de pesos y millones de votos.

Durante los años noventa, los principales bienes del pueblo argentino fueron mal vendidos a cambio de una supuesta mejora de los servicios públicos.

Desde el petróleo al acero, desde los trenes al gas, comenzaron a formar parte de los números de fáciles ganancias de grupos empresariales nacionales asociados a capitales extranjeros.

La privatización del gas fue escandalosa: todavía hoy se recuerda la figura del diputrucho, aquel empleado que ocupó una banca para levantar la mano y concretar un nuevo saqueo contra el patrimonio construido por generaciones y generaciones de argentinos.

Se profundizó, por consiguiente, el recorrido de las garrafas hacia el interior de la geografía.

Gas y petróleo argentinos formaron parte del negocio que tenía como destinatarios intereses ajenos a las urgencias de adentro.

Y a pesar de los cambios de discurso y de millones de votos que consolidan esas palabras que parecen ser distintas, los negocios de pocos no fueron tocados, al contrario, también se profundizaron.

De vez en cuando surgen las cifras que reflejan la reducción de las fuentes energéticas.

La consecuencia es la necesidad de millones.

Y también la verificación de que aquellos negocios de los años noventa siguen impunes, invictos y que no hubo ninguna mejora para los auténticos dueños del gas de los argentinos que son, nada menos, que los mismísimos argentinos.

Los datos del censo de 2010 confirman esa matriz.

En la Argentina 4,5 millones de hogares usan el gas en garrafa, de acuerdo a las cifras del Censo 2010 difundidas por el INDEC. Son casi 800 mil más que en 2001.

Y los más castigados, como siempre, los sectores empobrecidos de la sociedad: “El 60 por ciento de las familias que viven en piezas de inquilinatos usan garrafa. Y el 66 por ciento de las familias que viven en ranchos o casillas usan garrafa mientras otro 25 por ciento apela directamente a la leña o el carbón. A su vez, los distritos del Noreste (NEA), que tienen un menor ingreso por habitante, directamente no cuentan con el abastecimiento de gas por redes”, apunta la información proveniente del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo.

No hay avance porque el negocio de la privatización del gas sigue en las mismas manos de entonces.

Hay necesidades porque continúa el negocio intocable de los años noventa.

Por eso miles de garrafas recorren las rutas argentinas.

No solamente van cargadas de gas sino también de los negocios impunes de los años noventa.

Una prueba más que en la Argentina del tercer milenio el saqueo continúa y que los necesitados de siempre son los que se quedan afuera de la riqueza que anida en la propia tierra que habitan.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: El salario mínimo pasó de $1840 a $2.300

David Rey (EL MILITANTE)

Una suba insuficiente para luchar contra la precariedad laboral y por salarios dignos para todos.

El debate sobre la suba del salario mínimo, vital y móvil abrió una polémica importante entre los sindicatos, los empresarios y el gobierno. Finalmente, en el Consejo del Salario el gobierno impuso una solución salomónica subiendo el salario mínimo de $1840 a $2.300, un 25%, equilibrándose entre la propuesta de la CGT, que pedía una suba de $2.600 y la de la patronal que proponía $2.190.

La suba acordada es insuficiente. Como dijo Moyano, la propuesta de la CGT suponía “83 pesos por día”. La suba acordada da para vivir con $75.

La patronal Unión Industrial Argentina defendió con uñas y dientes su propuesta para no reabrir la discusión paritaria en los sectores y categorías que se verían afectados por un aumento mayor; y para impedir la organización de los trabajadores en los sectores más precarizados y con menos derechos, estimulados por la posibilidad de mejorar sus condiciones laborales.

“Vivir con 83 pesos al día”

A este rechazo empresarial, Moyano respondió de manera inapelable: “Habría que ver si ellos podrían vivir con 83 pesos por día” (Clarín, 26 de agosto).

La Corriente Socialista El Militante apoyamos la propuesta que presentaron los sindicatos, que debía haber sido presentado solamente como un primer paso para iniciar una campaña pública seria para exigir un salario mínimo equivalente a la canasta familiar que, según los propios sindicatos estaría rondando los $4.000.

Aunque se afirma que el salario mínimo acordado no afecta a la gran mayoría de los trabajadores con convenio porque tienen mínimos superiores al acordado; lo cierto es que, oficialmente, todavía el 36,5% de los asalariados trabajan “en negro”, lugar donde se concentra a precariedad y los bajos salarios, y existe una cantidad apreciable de trabajadores registrados que cobran por debajo de ese monto como “contratados”, “interinos”, “monotributistas”, y otras formas encubiertas de precariedad laboral. Estos sectores debían haber tomados en cuenta también en las negociaciones.

Negociar … y movilizar

Las centrales sindicales cometieron un error al haberse presentado sin más a la mesa de negociaciones. Debían haber aprovechado las negociaciones en el Consejo Consultivo del Salario para organizar de manera paralela actos públicos y movilizaciones que presionaran a favor de sus demandas y ganaran el apoyo y simpatía de la mayoría de la sociedad.

El Consejo Consultivo del Salario también tratará el seguro de desempleo, que se mantiene congelado desde hace años con un tope de apenas $400. Apoyamos la demanda de las centrales de que se aplique la ley de empleo que señala que debe calcularse tomando la mitad de la mejor remuneración neta mensual, de los últimos 6 meses antes de la cesantía. Eso daría, en promedio, unos $2.000 por trabajador al mes, muy lejos del techo de $400.

Se quejan, y ganan $800.000 cada día

Los quejidos de la gran patronal ante las demandas “exageradas” de los sindicatos conviene situarlos junto a los datos publicados sobre sus ganancias en el primer semestre del año. Según un informe del Instituto de Mercado de Capitales que tomó 72 compañías que cotizan en Bolsa, estas ganancias sumaron $10.120 millones, un 18% más que en 2010 (Clarín, 25 de agosto). Basta hacer la cuenta para ver que, en promedio, cada compañía tuvo ganancias diarias de casi 800.000 pesos, lo que significa que a la mayoría de estas empresas les basta uno o dos días al mes para cubrir los salarios mensuales de sus trabajadores.

Lo que sí resulta insultante y gravoso es que mientras los grandes empresarios invierten poco o fugan capitales al exterior, hipotecando el futuro y el desarrollo del país, los precios de los productos básicos suban para los trabajadores un 25% ó 30% cada año y que cerca del 50% de los mismos trabajen bajo diversas modalidades de precariedad o subempleados.

La lucha por un salario mínimo, vital y móvil digno debe ser sólo el primer paso para una batalla más profunda por el salario digno y contra la precariedad laboral del conjunto de la clase trabajadora.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La educación sexual va llegando a las aulas

Sandra Chaher (ARTEMISA)

Miles de docentes de los tres niveles y de todas las disciplinas se vienen capacitando desde hace cuatro años en los contenidos de la educación sexual integral (ESI) y se calcula que un tercio del alumnado de todo el país ya tuvo acceso al nuevo enfoque.

Si bien aún no hay estadísticas que respondan a una evaluación escuela por escuela, desde el Ministerio de Educación calculan que un tercio de las alumnas y alumnos de los tres niveles de todo el país ya tuvieron acceso a los contenidos de educación sexual integral (ESI), emanados de la ley 26150, sancionada con amplio consenso en el 2006.

Para que esto suceda, desde el Ministerio de Educación de la Nación vienen implementando desde hace cuatro años un fuerte proceso de capacitación del cual el seminario regional 'La educación sexual integral. Derechos, logros y desafíos en Argentina, América latina y el Caribe', que se desarrolló la semana pasada en Buenos Aires, fue una de las actividades.

A través de capacitaciones directas o de los ministerios provinciales, jornadas, encuentros, seminarios, talleres y formación virtual se está llegando a docentes de los tres niveles de todo el país y de todas las disciplinas. El total de las actividades de capacitación realizadas, y en incremento –medidas en unidades de capacitación- fueron: 7886 en el 2008, 14.811 en el 2009, 16.990 en el 2010, y 12443 en lo que va del 2011.

Una de estas instancias es un curso virtual apoyado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) que ya completaron 3000 docentes y en el cual hay otras 3000 personas inscriptas para el 2011. Los contenidos están compuestos por una primera parte sobre ESI, diferenciando con los anteriores paradigmas de educación sexual y enfatizando la perspectiva de género y el enfoque de derechos (ver De dónde viene la educación sexual integral); una segunda parte sobre las y los protagonistas de la ESI - niñas y niños y adolescentes- como sujetos de derechos y no sólo como receptores; contenidos sobre derechos y salud en los que se abordan problemáticas específicas como el embarazo adolescente y la prevención del VIH; y una última etapa para ahondar en un tema que atraviesa toda la cursada y qué es uno de los ejes de la temática: cómo tratar estos temas en las aulas.

'Estamos muy conformes con las respuestas que venimos teniendo de las capacitaciones –explica Mirta Marina, coordinadora desde sus inicios del Programa Nacional de Educación Sexual Integral-. Como todo curso virtual, tiene un porcentaje alto de deserción, pero muchas de las personas que lo terminaron vienen desempeñando roles centrales en la implementación y la réplica del enfoque en sus provincias.' Algunas de estas experiencias fueron narradas por sus protagonistas en el seminario que se realizó la semana pasada en el salón Alfredo Bravo del Ministerio de Educación.

Sobre los resultados del seminario, Marina también hace una evaluación positiva: 'Sirvió para entusiasmar a provincias que aún no están implementando la ESI a que lo hagan y a nuevos organismos a financiar las actividades'. Sobre las provincias que aún no implementan la ESI, tanto Mendoza como Salta están evaluando desarrollar contenidos propios, más allá de los elaborados por el Ministerio de Educación de Nación, pero que deberían responder a los contenidos curriculares mínimos acordados en el 2008 para la implementación de la ley 26150. Mientras que en San Juan están evaluando los contenidos del material de Nación para comenzar a utilizarlo en las escuelas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La agenda pública debe llegar tras los muros

Ariel Cejas Meliare

Los proyectos para trasladar cárceles fuera de la ciudad de Buenos Aires tiene como objetivo invisibilizar lo que sucede detrás de los muros y son medidas destinadas a los ciudadanos que no se encuentran privados de la libertad. El anuncio del traslado de la cárcel de Devoto va en este sentido.

Durante el anuncio de los contenidos de un Plan de Seguridad Nacional, la presidenta Cristina Fernández anunció el traslado de la cárcel de Devoto a la localidad bonaerense de Mercedes.

Hace más de diez años que recorro cárceles y ya cinco que me desempeño como director general de Protección de Derechos Humanos de la Procuración Penitenciaria de la Nación, y en el desarrollo de esta tarea puedo afirmar que esta iniciativa no es original.

Cristian Ritondo, del PRO, presentó en la legislatura porteña un proyecto de corte populista y con la mira puesta en el escenario electoral que consistía en sacarse los presos de la ciudad de encima y quedar bien con el coqueto barrio de Villa Devoto. De todas formas la originalidad del planteo o de la política para los detenidos en nuestras cárceles tampoco puede atribuírsele a Ritondo, durante su gobierno, Carlos Menem, construyó los complejos penitenciarios de Ezeiza y Marcos Paz para desactivar la entonces cárcel de Caseros. El complejo de Marcos Paz fue construido en un terreno lindante con un basural.

¿Entendemos cuál es el efecto de estas políticas en un año electoral cuando pensamos como sus destinatarios a los ciudadanos que no se encuentran privados de la libertad, pero cómo explicarla cuando pensamos que sus verdaderos destinatarios deberían ser aquellos que se encuentran privados de su libertad? ¿Cómo interpretarlas a la luz del respeto por sus derechos fundamentales?

Si ponemos el foco en estos ciudadanos (sí, ellos también son ciudadanos) vemos que el objetivo es invisibilizar aún más lo que sucede tras los muros. En mi recorrido por las cárceles, puedo dar fe de los malos tratos, de las torturas y del modo en que las desigualdades se reproducen en ese ámbito. Entonces me pregunto: ¿De qué modo estas políticas se enmarcan en un programa de protección y promoción de los derechos humanos?

Cuando una cárcel está en el medio de la ciudad, permite que haya proximidad de organismos de derechos humanos, de familiares, de profesores y hasta de jueces que puedan comprobar las permanentes violaciones que se cometen intramuros. Además, la cercanía permite que los detenidos generen vínculos con el afuera. El destierro hace que sus únicos vínculos sean con el personal del servicio penitenciario y estos sólo se construyen con una lógica de seguridad. En el medio de la ciudad los detenidos pueden hacerse oír.

Actualmente funciona en la cárcel de Devoto un centro universitario dependiente de la UBA donde se dictan cinco carreras; una experiencia única en el mundo. Con el proyecto de traslado se atenta contra este espacio, será muy difícil que los docentes de la UBA puedan viajar semanalmente a Mercedes a dictar sus clases.

No es ocioso recordar que los detenidos vuelven a la sociedad una vez cumplida la condena, por mandato constitucional el fin de la pena es la resocialización. Aquí me surge una segunda pregunta: ¿Qué esperamos de estos detenidos si los confinamos lejos de su familia, de sus jueces, de sus defensores, de sus docentes, incluso lejos de las instituciones que, en mayor o menor medida, colaboran para lograr el fin buscado? ¿Qué esperamos de ellos si las políticas públicas que deberían incluirlos consisten en aislarlos para que los "ciudadanos de primera" no los vean ni los escuchen?

Por último, y más grave, en la unidad de Villa Devoto el 90% de los detenidos son procesados, es decir que por imperio de nuestra Constitución poseen un estado de inocencia hasta que se dicte sentencia firme. Es redundante explicar cómo y de qué manera el destierro resulta en estos casos más grave aún. Los efectos nocivos de la cárcel se multiplican exponencialmente, y de la misma manera se disminuyen las posibilidades de que esa persona pueda reconstruirse después de semejante experiencia.

Es tiempo de hacernos cargo de de las desigualdades que generamos como sociedad. Los presos de la ciudad de Buenos Aires, deben estar en la ciudad de Buenos Aires, así como los presos de cada provincia deben estar en la jurisdicción donde viven. A nadie se le puede ocurrir que un preso de Buenos Aires o de Córdoba cumpla su condena en la ciudad de Buenos Aires, entonces porque los porteños y sus gobernantes, tanto a nivel local o nacional consideran que los porteños somos una casta superior que no debe tener presos, ni locos (ya que también trasladaron a los detenidos del Borda y del Moyano a las cárceles de Ezeiza). Las políticas públicas de seguridad deben contemplar a quienes cumplen condena o prisión preventiva, el primer paso hacia la inclusión es considerar quiénes son los destinatarios de una medida de gobierno. No se pueden brindar herramientas en el destierro. No debemos perder de vista que las políticas públicas respetuosas de los derechos humanos deben tener en cuenta los desafíos de hoy, y el presente exige que los presos de nuestro país estén en la agenda pública.

Ariel Cejas Meliare es Director General para la Protección de los Derechos Humanos de la Procuración Penitenciaria de la Nación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Corrientes. Causa Panetta: difieren lectura de fundamentos de la sentencia

MOMARANDU

Luego del fallo del Tribunal Oral Federal del 5 de agosto en la “Causa Panetta” estaba prevista la lectura de los fundamentos de la sentencia pero imputados apelarían ante Cámara de Casación.

La defensa de los imputados - tres ex policías, tres ex militares y un ex prefecto en funciones durante la última dictadura militar – solicitó que no se hiciera una lectura pública de los fundamentos, un pedido que el Tribunal aceptó.

Quedan, diez días hábiles para la poder apelar a la siguiente instancia, la Cámara Nacional de Casación, un recurso que se considera desde la defensa a los imputados como una posibilidad.

El Tribunal Oral Federal constituido por los jueces Víctor Alonso, Lucrecia Rojas de Badaró y Fermín Ceroleni, se dispuso este lunes a hacer una lectura pública de los fundamentos de la sentencia de la causa “Panetta”, en la que se determinó ha un mes una pena de 25 años de cárcel para los ex policías Juan Antonio Obregón y Romualdo del Rosario Baigorria; tres ex militares: Juan Ramón Alcoberro, Alberto Silveira Escamendi y Leopoldo Cao y el ex efectivo de la Prefectura Naval Luis Leónidas Lemos. Todos ellos fueron inculpados por delitos considerados de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar en la ciudad de Goya

Sin embargo por un pedido de los imputados, la defensa requirió al Tribunal que no se hiciera una lectura pública de los fundamentos, por considerarla “no necesaria”, en tanto pidieron que les fuera facilitada una copia de toda la documentación.

Ni la Fiscalía ni la querella – constituida por familiares de victimas de torturas del último proceso militar y por integrantes la asociación Me.De.H.S – interpusieron objeciones, por lo tanto el Tribunal aceptó la solicitud y no dio a conocer públicamente en una lectura los fundamentos de la sentencia, lo cual se considera un derecho de los imputados.

En ese sentido, para la Asociación Me.De.H.S. (Memoria, Derechos Humanos y Solidaridad), quienes se han constituido como querellantes en esta causa, esta instancia posterior a la sentencia constituye un hito, en tanto es una finalización de una parte del proceso, y comentaron que además ahora va a dar lugar a una nueva causa con testimonios “residuales” que, según explicaron, no pudieron ser incluidos en su totalidad en esta investigación, pero que ya se encuentran en la justicia en etapa de Instrucción.

En este juicio por delitos de lesa humanidad, el tercero en la provincia de Corrientes, se investigaron las desapariciones del soldado Abel Arce y de la docente y estudiante de Medicina Elida Olga Goyeneche de Sobko y numerosos casos de secuestros, detenciones ilegales y torturas durante el período de la última dictadura militar.

Aunque no puede ser interpuesto un recurso excarcelatorio – menos aún después de que uno de los imputados se diera a la fuga en pleno proceso judicial en Goya – la sentencia sin embargo podría ser apelada durante los próximos diez días hábiles, llevando el fallo a la Cámara Nacional de Casación, una posibilidad que según informaron a momarandú.com fuentes cercanas a la defensa, no estaría descartada. Sobre todo porque para los imputados un punto central para la apelación parecería ser la cantidad de años de la pena, 25 años de prisión, la máxima posible en este tipo de causas.

“Un ex policía de Corrientes no es Videla, pero se está imponiendo la misma pena”, razonan en fuentes cercanas a la defensa.

Vale aclarar que a esta instancia de lectura de los fundamentos de la sentencia, no estuvieron presentes ni Leopoldo Cao, ni Silvera Escamendi, dos de los imputados que ya están detenidos en la localidad bonaerense de Marcos Paz.

Sobre ese punto, los querellantes opinaron que “está bien que interpongan recursos y que apelen, hoy estamos en democracia, y lo tienen que hacer. También creemos que a medida que lo hagan, se van a ir confirmando las acusaciones y las sentencias, porque hubieron testimonios y pruebas que son irrefutables”, sostuvieron. “Estamos convencidos que en las próximas instancias se van a confirmar también la sentencia”, expresaron.

AVANZA UNA NUEVA CAUSA

Luego de que esta primera etapa judicial fuera concluida, quedan todavía diez días para poder ser apelada a una nueva instancia ante la Cámara Nacional de Casación, y otras dos instancias subsiguientes posibles de apelación: la Corte Suprema de Justicia, y los Tribunales Internacionales.

Sin embargo el enjuiciamiento y la sentencia – donde se aplicó la máxima pena posible: 25 años de prisión no excarcelables – marcan un hito en la defensa de los derechos y la judicialización en causas de violación y delitos de lesa humanidad.

En ese sentido, el presidente de la asociación Memoria, Derechos Humanos y Solidaridad, Osmar Bello, así como otros integrantes de este movimiento que se constituyeron como querellantes en la causa y estuvieron presentes este miércoles para asistir a la lectura de los fundamentos, confirmaron a momarandú.com que una nueva causa derivada de la primera ya está en marcha.

“Creemos que siguen habiendo etapas inconclusas. De esta causa se desprendieron testimonios y declaraciones que dieron lugar a causas “residuales”. Nosotros queremos saber dónde están los restos de Elida Olga Goyeneche de Sobko, Abel Arce, Pantaleón romero y otra gente que ha desaparecido en la zona de Goya”, sostuvo el presidente de la Asociación, Osmar Bello.

Es que por el volumen de información desprendida de la investigación y los testimonios, desde la querella optaron en un momento por “cerrar” el proceso investigativo e intentar avanzar, con las pruebas presentadas, hacia el Juicio Oral, un proceso que llevó cerca de cinco años hasta que el Tribunal Oral Federal dictara sentencia.

Pero no por eso para los querellantes la cuestión está terminada. “Hay otros imputados que también tienen que aparecer, que participaron en estos actos de represión. Y así mismo estamos buscando responsables civiles. Nosotros no vamos a callarnos hasta que la justicia llegue para todos”, prometieron.

En una causa de la que participó también brindando testimonio el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y que llamó a la conciencia en la defensa de los derechos humanos a toda la sociedad, en especial a la goyana, los activistas de esta Asociación buscan también que sea la sociedad la que sostenga el postulado de “Nunca Más”. “Hay que ser conscientes que sin una sociedad con sectores civiles que hayan ‘aguantado’, no podría haberse concebido ni dictadura militar ni tales represiones. Es momento de que la sociedad asuma que ‘Nunca más’”, enfatizó Bello finalmente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Integración y migraciones: Se realiza en Salta cumbre sindical de fronteras

ACTA

Las centrales obreras de Bolivia (COB) y la Argentina (CTA) harán el miércoles y jueves próximos en la ciudad de Salta un encuentro de trabajadores de ambos países para establecer estrategias en temas como libre circulación de personas, regularización de documentos, derechos laborales y discriminación.

El encuentro es organizado por la Secretaría de Relaciones Internacionales de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y las seccionales de Salta y Jujuy. Contará con la presencia de dirigentes nacionales de la Central Obrera Boliviana (COB), y se da en el marco del Convenio Interinstitucional que ambas organizaciones gremiales firmaron en febrero de 2010, para fortalecer los derechos de los trabajadores en ambos países y combatir las situaciones de explotación, discriminación y trata de personas.

Por la COB estarán presentes Bruno Apaza, secretario de Prens; Edwin Orgás, integrante de la conducción provincial de la central obrera en Tarija; Segundino Paredes, miembro del Consejo Consultivo Laboral Andino (CCLA) por la COB; y el dirigente Gonzalo Carvajal.

En tanto que la CTA contará con la presencia de Adolfo Aguirre, secretario de Relaciones Internacionales de la CTA; Fernando Acosta, de Interior; Carolina Ocar de la Mesa Nacional, y los secretarios generales de las seccionales Salta (Buenaventura David) y Jujuy (José del Frari).

La Cumbre Sindical de Fronteras se llevará a cabo en la sede la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE-CTA) de la ciudad de Salta, el miércoles 7 y el jueves 8.

En diálogo con ACTA, Aguirre explicó que “tenemos una relación estratégica con la COB para la defensa de los derechos de los trabajadores a uno y otro lado de la frontera”.

Recordó que el censo nacional 2010 determinó que “la comunidad boliviana en la Argentina es la segunda más numerosa del país, con casi 350 mil residentes, y eso nos tiene que impulsar medidas para lograr cambios en la legislación y combatir prácticas nacionales que obstaculicen el goce los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales en virtud del estatus migratorio”.

El dirigente destacó que nuestros trabajos más fuertes “con comunidades que vienen a nuestra país a aportar sus conocimientos y fuerza de trabajo son con aquellas llegadas de Bolivia y Paraguay, que representan el 50 por ciento del total del torrente migratorio”, lo que implica que la CTA “está trabajando donde debe ser apuntando a eliminar la explotación laboral y la trata de personas, ayudar a las víctimas y denunciar a los responsables en los países de origen y en el extranjero”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...