lunes, 12 de septiembre de 2011

El modelo 11-Siria

Gustavo Herren (especial para ARGENPRESS.info)

Si la masa de un pueblo derroca por sí sola a un gobierno autoritario tiene, en determinadas condiciones, una probabilidad significativa de lograr su autodeterminación y la defensa genuina de sus intereses. En cambio, si intervienen terceros y peor aún las grandes potencias extranjeras la probabilidad decrece significativamente. En el conflicto de Libia se suma una guerra de cuarta generación con el protocolo británico de la guerra de masas, el nuevo modo de guerra de Washington, y el perfeccionamiento del procedimiento formal de guerra de la OTAN, basado en la experiencia de Yugoslavia (1999).

A una década de distancia espacio-temporal los grandes multimedios de información, prolongaciones de las grandes potencias, se centralizan en la conmemoración del atentado del 11-S. La zona cero marcó un comienzo, la respuesta del imperio no fue de suma cero, superó con creces la ley del Talión que aparece en uno de los cuerpos legales mas antiguos, el código de Hammurabi (Irak, 1700 a.C.). Una reacción mucho mayor que la acción, un escarmiento y un mensaje dirigido al mundo con cientos de miles de muertos en las invasiones a Afganistán e Irak. Marcó un cambio en las relaciones internacionales, el inicio de la guerra contra el terrorismo y la guerra preventiva, el recrudecimiento del control social y las nuevas doctrinas de seguridad interior, y una hoja de ruta de conquista definida, en particular para siete países del arco de inestabilidad en el Gran Oriente Medio, que continúa hoy con Libia y mañana el 11-Siria.

Sin embargo desde otro ángulo, el 11-S no fue un inicio sino que tiene necesariamente una historia previa poco difundida. Hace exactamente 38 años concluía el proyecto FUBELT de Washington para derrocar al gobierno de Salvador Allende, otra de las sangrientas intervenciones en América Latina, y si como se afirma el atentado del WTC fue obra de un grupo fundamentalista árabe, como al Qaeda, es consecuencia de una reacción extremista frente a las intervenciones de Estados Unidos en Oriente Medio. (1)

El 20 de Marzo de 2003, G.W. Bush lanzó la Operación Libertad Iraquí. Casi exactamente 8 años después, el 19 de Marzo de 2011, y con la experiencia de Irak, Obama autorizó sobre Libia la Operación Odisea del Amanecer, que continuó desde el 31 de Marzo con la Operación Protector Unificado de la OTAN, autorizada esta vez por el Consejo de Seguridad de la ONU mostrando que la organización aprendió las lecciones de Yugoslavia.
Hasta el 10 de Septiembre, se habían realizado 22.228 misiones aéreas en Libia, incluyendo 8.346 de ataque (2), lo que significa en promedio una operación aérea cada 10 minutos, o 137 por día de las cuales 51 son de ataque. Estiman que la 'reconstrucción' de la tierra arrasada llevará 10 años. Este despliegue militar furibundo estuvo siempre dirigido al cambio de régimen, como lo habían anunciado los líderes del tríptico de potencias que lo encabezan.

Los rebeldes locales armados no mostraron capacidad militar propia como para derrocar al régimen de Kadafi pero, si la masa de población libia que apoya al Consejo Nacional de Transición (CNT) y hoy festeja la ayuda de la OTAN, cree que una vez finalizada su misión, las grandes potencias occidentales simplemente se replegarán respetando los intereses populares y dejando a los libios sus asuntos, es que no se visualiza del todo la dinámica del proceso histórico y geopolítico. No hay indicios que los grandes polos de poder concentrado subyacentes en Estados Unidos y Europa Occidental hayan abandonado sus líneas ideológicas históricamente colonialistas e imperialistas, aunque las hayan mimetizado a la modernidad. La 'ayuda' a Libia no es gratis es a pagar, traidores libios mediante, por el pueblo libio todo.

El Kadafi antimperialista hasta la caída de la URSS, y luego converso pragmático colaboracionista para mantener su gobierno frente al contexto de las nuevas relaciones de fuerza internacionales, se había reservado algunos grados de libertad nacionalista, pero nunca resultó fiable para los imperialistas. Para las grandes potencias la apertura y servilismo de un régimen no solo no garantiza su protección ni estabilidad, sino que es interpretado como debilitamiento y decaimiento. En el marco generalizado de las revueltas árabes, la excesiva represión del régimen para mantener la estabilidad entre las regiones tribales del Oeste y parte del Sur favorecidas por su gestión, y la empobrecida del Este, dio la oportunidad al triplete para fogonear una guerra de masas usando la OTAN. Aunque los imperialistas no se irán de Libia porque ya estaban, ahora van por todo.

Miembros del actual CNT ya habían pagado la intervención de Francia previamente al ataque de la OTAN, comprometiendo la entrega luego de la caída de Kadafi, del 35% de la producción petrolera total de Libia. Por supuesto las partes lo negaron. Pero los hechos están mostrando que los privilegiados de la repartija petrolera, serán los países de la OTAN que votaron a favor de la tramposa y permeable resolución 1973 del Consejo de Seguridad y apoyaron al CNT desde el principio. Se ha desatado una fuerte puja entre las potencias y sus multinacionales francesas, italianas, alemanas, británicas y estadounidenses en que no solo el CNT deberá respetar los acuerdos realizados con Kadafi, sino con miras a obtener las mejores nuevas tajadas de la parte del león. De esa exacción trata parte de los pagos y carencias económicas y culturales que deberá afrontar el pueblo libio.

El consejero de Obama, Ben Rhodes, (con el mismo apellido de los imperio-colonialistas europeos 'dueños de Africa' con un país a su nombre Rhodesia (hoy Zambia y Zimbawe)), declaró '...la aproximación multilateral y la marca suave de la administración Obama para un cambio de régimen es más efectiva que el estilo de ocupación duro con tropas usado por George W. Bush en Irak y Afganistán'. Y agregó que esta estrategia para la intervención militar tendrá mejores resultados para el futuro de Libia y '...forma la base del modelo preferido de Obama para otras futuras intervenciones militares'.
Rhodes está hablando del nuevo modo de guerra americano, al estilo del poder inteligente del gobierno demócrata de Obama, que diluye la exposición frontal directa. A éste se suma la aplicación en Libia de la guerra de cuarta generación, que esta relacionada con el protocolo británico de la histórica guerra de masas. Uno de los rostros de la guerra de cuarta generación basada el concepto de espectro total, se pudo observar en la manipulación deliberada de la información sobre Libia que transmiten al público las 4 grandes agencias internacionales de noticias que generan el 80% de la información mundial, y los grandes multimedios de comunicación internacional que luego era replicada por la mayoría de los medios locales. Esta es la componente que corresponde a la guerra psicológica.

Por su parte, a diferencia de los bombardeos de la OTAN sobre Serbia (1999) sin la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, los votos de abstención de China y Rusia permitieron el bombardeo humanitario con autorización. La OTAN afinó su procedimiento de guerra también para futuras aplicaciones en otros países del mundo, como Siria. Aunque su gobierno es más tolerante con Israel que Kadafi, pero como éste con la violenta represión a la población está dando a los imperialistas la excusa para que repitan el modelo de guerra libio. Hace un par de semanas con esta retórica, Obama afirmó '...Por el bien del pueblo sirio, es el momento de que el presidente al Asad se vaya ...se le ha pedido que encabezara una transición democrática o que se hiciera a un costado. No lo ha hecho'. Estados Unidos y la Unión Europea repitieron unilateralmente las sanciones económicas para Damasco, por su parte Moscú se opuso.

Rusia, temerosa de quedar relegada en el reparto como ocurrió en Irak, se apuró en reconocer al CNT como nuevo gobierno libio, que a su vez se comprometió a cumplir los contratos firmados anteriormente con el régimen de Kadafi. Hace tres años, Moscú había condonado a Libia una deuda de más de 4.000 millones de dólares a cambio de contratos equivalentes para sus petroleras, la construcción de 500 kilómetros de vía para el ferrocarril Sirte-Bengasi y la compra de armamento, como aviones de combate, tanques y misiles. Además Rusia expresó su predisposición a participar en una misión humanitaria de la ONU en Libia, si las nuevas autoridades lo solicitan, y las invitó a visitar Moscú.

El proyecto estadounidense del Gran Oriente Medio (GMEI) posteriormente extendido como Iniciativa Oriente Medio y Africa del Norte Ampliado (BMENA) (3), intentaba reformas capitalistas en principio políticas y económicas para relacionar éstas dos regiones, diferenciándolas de Africa. Aunque se suponía que el plan había perdido impulso por la resistencia de los regímenes autocráticos del Golfo, Washington nunca anunció la desactivación de la estrategia subyacente. La iniciativa apareció en el gobierno de G.W. Bush (2003), y se presentó como una estrategia multilateral de dos décadas de duración para difundir la liberalización económica (libre mercado) y política (democracias capitalistas) a los países árabes y no árabes islámicos. Sin embargo en el diseño del proyecto habían participado varios de los principales tanques de pensamiento, el Departamento de Estado y el Pentágono, lo que le confiere una dimensión geopolítica extra en que Washington ampliaría su influencia y control militar desde Marruecos a las fronteras de Rusia y China. La Libia del CNT encuadra con el BMENA, y quedará alejada de Africa y cerca de Arabia. Después de la reunión en París de los amigos de Libia, las potencias entregarán 15.000 millones de dólares para la reconstrucción del país a los rebeldes del CNT, que se comprometieron en la transición hacia la democracia. Hillary Clinton afirmó '...Ganar una guerra no ofrece garantías para la paz... Vamos a estar vigilando y apoyando a los nuevos líderes de Libia mientras mantengan sus compromisos asumidos'.

Una vez desatada la guerra de masas dipolar entre los pro y los anti régimen, los imperialistas de la OTAN deben controlar el país para que no se iraquice (hace una semana fueron descubiertos en Trípoli varios coches bomba), y asegurar el saqueo a sus multinacionales. Al alcanzar el cambio de régimen, están resurgiendo la complejidad de las disputas intestinas en los bandos, milicias, tribus y clanes, especialmente la 'ganadora' y heterogénea oposición a Kadafi, y qué peso pueden tener los que rechazan la ocupación extranjera.

Para proyectar control, las potencias necesitan presencia militar permanente sobre el territorio, sea directa a través del AFRICOM por ejemplo, o tercerizada mediante tropas de sus satélites árabes y los contratistas. Pero también necesitan que Kadafi y algunos de sus hijos sean suprimidos. En su pragmatismo y venganza podría negociar con al Qaeda, como lo hizo con Occidente y desatar una guerra de guerrillas en contra de los rebeldes y sus patrocinadores extranjeros. De aquí la urgencia con que el fiscal argentino Luis Moreno Ocampo de la Corte Criminal Internacional lo ha acusado, junto a su hijo Saif al Islam (ex alumno del London School of Economics) y su cuñado Abdalá al Senussi, a lo que sumó el pedido de captura internacional de Interpol con la notificación roja de los más buscados, lo que recuerda el destino de Saddam Hussein. Para este fin, Washington y Tel Aviv disponen de otra técnica mucho mas rápida y efectiva pero no tan legal, las ejecuciones extrajudiciales y decapitación de liderazgos, normalizada por la Mossad desde 1972 (que es aplicada a líderes y milicianos opositores. Así ‘desaparecieron’ a bin Laden). Con menor frecuencia, los asesinatos selectivos también son metodología de otros países como Francia, Rusia, Inglaterra, Colombia. En sintonía, el CNT puso un precio millonario a la cabeza de Kadafi y declaró que la guerra continuará hasta que se lo encuentre vivo o muerto, y que el proceso democrático comenzará cuando Libia sea declarada 'liberada'.

Al igual que el fiscal de la Corte Criminal Internacional, el CNT anunció que la captura de Kadafi es 'sólo cuestión de tiempo', y para su cacería a muerte se ha creado una unidad de fuerzas especiales, que actuará con información de inteligencia local y occidental de la DGSE, CIA, Mossad y MI6 entre otros. Las grandes potencias occidentales, Arabia Saudí e Israel tienen desplegados sus agentes de Inteligencia dentro del país desde mucho antes del inicio de la revuelta, otros como Qatar, y Jordania lo hicieron recientemente junto con las unidades militares de comandos especiales de las potencias. La misión principal de estos comandos extranjeros, fue recopilar sobre el terreno información sobre la ubicación exacta de los objetivos estratégicos clave y de defensa de las tropas de Kadafi para orientar el bombardeo por saturación de la OTAN. En especial, el ataque con bombas antibunker de penetración subterránea contra el refugio de Kadafi en Sirte fue desarrollado por los británicos. En el asalto blitzkrieg a Trípoli y la movilización de los grupos de oposición participó el Servicio Especial Aéreo británico (Special Air Service; SAS), que ahora está desplegado para cazar a Kadafi.

El SAS británico activo desde la Segunda Guerra Mundial y que operó en Bosnia, en la guerra del Golfo, Irak y Afganistán entre otros, es el mismo que se infiltró en Argentina durante la guerra de Malvinas (1982). Lindero a la pista de aterrizaje de la base militar Río Gallegos está la estancia inglesa El Cóndor, que ocultaba comandos del SAS con la misión de informar sobre cada aeronave que salía para alertar a la flota inglesa (4). El SAS actuó en la fracasada Operación Mikado (en japonés significa la puerta); los comandos ingleses debían volar hasta la Base Aeronaval Almirante Hermes Quijada (rebautizada Pioneros Aeronavales en el Polo Sur) de Río Grande (Tierra del Fuego) fuertemente defendida por 4 batallones completos (BIM) del Comando de la Infantería de Marina, donde estaban los aviones de la Armada Argentina Super Étendard con sus misiles Exocet. La operación inglesa consistía en aterrizar en dos Hércules C-130, destruir los misiles, los aviones, asesinar a los pilotos y refugiarse en Chile con la excusa de un desperfecto técnico. La penetración previa a territorio argentino fue realizada con dos helicópteros Sea King y comandos de elite del SAS, sin embargo fueron detectados por los radares argentinos y rechazados, precipitándose uno de ellos a tierra al replegarse.

En su conversión, Kadafi participó activamente en la guerra contraterrorista lanzada despúes del 11-S por Estados Unidos, al punto de establecer en Libia centros clandestinos de tortura al servicio de la CIA y el MI6. Por eso dijo, que el ataque se trataba de una operación con respaldo extranjero y de al Qaeda; y por eso en el ataque relámpago a Trípoli para resolver el conflicto, participaron junto con las fuerzas especiales occidentales miembros de al Qaeda, reconocidos y tolerados por Washington. El máximo comandante militar libio del nuevo Consejo Militar Trípoli es Abdelhakim Belhaj, surgido del centro fundamentalista de la ciudad de Derna y formado en la yihad antisoviética en Afganistán, fundador del Grupo Combatiente Islámico de Libia (Libyan Islamic Fighting Group; LIFG) en 1995. Durante siguiente el quinquenio el LIFG financiado por el MI6, luchó contra el régimen de Kadafi e intentó asesinarlo para establecer un Estado islámico. Después del 11-S, Belhaj se trasladó a Pakistán e Irak, y fue arrestado en 2003 por la CIA en Malasia y enviado a Libia donde recién fue liberado en 2010. Mientras en 2007, al Qaeda anunció oficialmente la fusión entre el LIFG y al Qaeda del Magreb Islámico (AQIM) anunciándose una yihad contra Kadafi, Estados Unidos y otros países occidentales. Sin embargo algunas ramas de la red horizontal del LIFG niegan la relación. Belhaj parece estar relacionado con el asesinato ocurrido hace algo mas de un mes, del comandante del ejército rebelde Younis, desertor del régimen de Kadafi que había liderado las fuerzas especiales que combatieron furiosamente al LIFG en Cirenaica (1990 a 1995).

Libia se habrá liberado de un tirano afín al imperialismo, pero con ayuda de éste va camino a su nueva tiranía. Para Occidente la niebla de la pos-guerra libia puede ser más compleja que en Kosovo (5). Para lograr cierta pacificación muchas tribus partidarias de Kadafi y el dudoso LIFG deberían participar del nuevo gobierno. Los imperialistas de la OTAN y los rebeldes estiman, que un Kadafi prófugo podría organizar una resistencia guerrillera de larga duración y al Qaeda una potencial yihad. Pero dentro de la incertidumbre, la certeza es que las grandes petroleras y multinacionales extranjeras ya han iniciado el saqueo…

Notas:
1) Según el gobierno de Estados Unidos las causas para el atentado 9/11 estarían en el documento fatwa de al Qaeda (1998)
2) http://www.nato.int/nato_static/assets/pdf/pdf_2011_09/20110911_110911-oup-update.pdf
3) Greater Middle East (GMEI); Broader Middle East and North Africa Initiative (BMENA), fpc.state.gov/documents/organization/43293.pdf,
4) En 1973 el ex gobernador de Santa Cruz, Jorge Cepernic, intentó expropiar la estancia a los ingleses, no lo logró.
5) Michael O'Hanlon, ‘Libya and the Obama Doctrine’, Foreign Affairs, August 31, 2011

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Libia: ¿Por qué la OTAN ha perdido la guerra?

Allain Jules

No, no es una broma. Es cierto. Como he indicado en todos mis artículos sobre Libia, nadie flotando en el aire puede apoderarse de un país. La estrategia de Muammar al-Ghaddafi ganará. Es que hoy la guerra mediática va a favor del mejor postor. Con esta realidad en mente, la OTAN ha asegurado que tiene garantizado una cobertura mediática favorable cada vez que bombardea una ciudad. De esa manera nadie menciona la destrucción de los servicios básicos (agua, gas, electricidad alimentos básicos) que, a todas luces, es un crimen de guerra.

El nuevo discurso, que dice que la OTAN quedará en Libia mientras Muammar al-Ghaddafi sigue vivo, es el principal error de los dirigentes de la OTAN. Esto ha sido claro desde el inicio del conflicto cuando el dirigente libio quiso negociar. Ahora, hablan como si eso fuera algo falso, una trampa. Bueno pues, lo clave de este conflicto no es Muammar al-Ghaddafi, sino el pueblo libio. Desafortunadamente, mientras el menú libio se ve muy sabroso, hay que poner atención a los ingredientes. Al salir a pelear en su frente sur, los países miembros de la OTAN se hundieron desde el inicio, por haberse basado en prejuicios con fecha vencida, malabarismos engañosos y su sed del petróleo.

Los faros de los límites del horizonte mental de los individuos mentalmente enfermos que llevaron la guerra a Libia, todos señalan al-Ghaddafi, al-Ghaddafi, al-Ghaddafi. Si eso es el programa de los dirigentes de la OTAN deben de volver a leer los textos clásicos que nunca lograron asimilar. Hoy, sus apresurados gritos de la victoria se ven como fanfarronería. Sin embargo, uno escucha a los periodistas en la televisión anunciar con toda seriedad que el último bastión de Muamamar al-Ghaddafi ya va a caer y la guerra se acabará. Se trata de una ignorancia categórica o de pura propaganda.

Mientras la OTAN asesina a civiles, bombardeando a toda velocidad, los medios corporativos no dicen nada. Estos crímenes contra la humanidad se esconden, notablemente lo de Zliten, donde fueron masacrados 85 civiles. ¿Es necesario recordar a aquellos que lanzaron sus gritos al cielo por el asalto del gobierno libio a Zawiya, que la OTAN deliberadamente asesinaron el hijo de Muammar al-Ghaddafi, su nuera y tres de sus nietos? ¿Y qué decían aquellos periodistas de eso? En Sky News, los reporteros lamentaron las bajas civiles. ¿De quién? Aquellos de los pendencieros renegados armados.

Lo que la OTAN no logró prever, y de allí su terquedad, fue la resistencia del pueblo libio y de Muammar al-Ghaddafi. Después de siete meses, la coalición militar más poderosa del mundo no ha logrado vencer una población de 6 millones. Los pronunciamientos confusos de Luis Moreno Campo, jefe de la Corte Internacional Penal, no tienen peso. Para ser creíble, Moreno Campo habría debido de ir a Estados Unidos para detener a George W. Bush y sus compinches. Qué investigue Moreno Campo cómo aclarar la culpabilidad de la OTAN por sus crímenes de lesa humanidad en Libia y los de sus contratistas de Benghazi.

La OTAN ha perdido la guerra porque no es capaz de facilitar una resolución pacífica. La pacificación de Libia resultará solo por medio de un diálogo que incluye a la gente de Muammar al-Ghaddafi en algún arreglo democrático. No se requiere un doctorado en ciencias para entender eso. Lastimosamente, los brujos aprendices de la OTAN se han engañado en pensar que, al matar o capturar a Muammar al-Ghaddafi, todo cambiará. Por insistir en forzar el asunto con su poderío militar, descubrirán muy pronto que Muammar al-Ghaddafi ya tiene instalado su plan de una guerra de guerrilla sin fin.

Hay que tomar en cuenta que los renegados de Benghazi son combatientes oportunistas. ¿La OTAN ha definido quién garantizará la seguridad en Libia? Una vez que los “médicos” “profesores” y “estudiantes” vuelven a sus vidas normales, que harán los demás? La gran mayoría no han experimentado el combate verdadero. Esencialmente tomaron un paseo para ocupar blancos presentados a ellos en bandeja por los bombardeos asesinos de la OTAN.

Entonces, está claro que nada ha terminado. Todo es para iniciar. Como explicó ayer Muammar al-Ghaddafi, a pesar del esfuerzo multinacional de la OTAN, no es una organización capaz de sostener otra guerra prolongada dado la crisis de usura que amenaza las economías de sus países integrantes.

Cuando se añade a eso la discordia dentro de la CNT, el conflicto en Benghazi entre los rebeldes y las fuerzas de la OTAN, sobre que los medios corporativos se han callado, es obvio que la mañana no amanecerá despejada. La OTAN valoró mal a su contraparte, esa misma CNT que puso en ridículo al Occidente alimentándolo con las más burdas mentiras, notoriamente lo de los 6000 inexistentes muertos atribuidos a Muammar al-Ghaddafi, además de otras mentiras, ya que llegó ser difícil vender el primero.

Todo esto ahora va a costar caro a la OTAN.

En verdad esta élite parroquiana piensa que pueden hacer todo lo que quieren. Anhelan imponer su visión de la sociedad en el mundo entero. No tienen ninguna idea del pantano en que se han metido. Su deseo de crear en Libia una democracia que excluye el pueblo los descalifica desde un inicio. De hecho, su objetivo verdadero ha sido sencillamente de eliminar un obstáculo comercial, el hombre que se opuso al pillaje de las riquezas de Libia. En fin, la ONU es un organismo siniestro y pérfido. La OTAN es una organización terrorista. Punto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La nueva guerra del Pentágono VS China

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

El 7 de septiembre, el Vicepresidente estadounidense Joseph Biden, publicó en varios diarios un artículo con su firma acerca de la visita que acababa de realizar a China. Bajo el titulo “China´s Rise Isn’t Our Demise” (El crecimiento de China no es nuestra muerte), el Vicepresidente descartaba las preocupaciones de sus compatriotas por el extraordinario desarrollo de China, y exponía las razones por las qué piensa de forma distinta y apuesta por relaciones normales.

Sin embargo, Stephen Glain, afamado periodista y escritor norteamericano con 25 años de experiencia como corresponsal de varios medios de EE.UU. en Asia y Medio Oriente valora que con “la reducción de los compromisos en Irak y Afganistán -sus objetivos declarados en Asia-, Washington no busca tanto retirar las fuerzas del Golfo Pérsico como prepararse para una guerra perspectiva contra China”.

En un artículo publicado a mediados de agosto con título The Pentagon's new China War Plan (El nuevo plan de guerra con China del Pentágono), Glain cita fuentes especializadas en temas de la defensa que afirman que el Pentágono busca adaptar el concepto de Batalla Aire-Mar a un enfrentamiento con China.

La publicación “Dentro del Pentágono” había dado a conocer antes que un reducido grupo de oficiales de Marina de EE.UU. conocido como el “China Integration Team” estaba adaptando las tácticas de la Batalla Aire Mar a un conflicto potencial con China.

La batalla Aire Mar, desarrollada en los años 90 y codificada en un memorándum clasificado en 2009, es una fórmula para adaptar el poder militar estadounidense a las exigencias de una potencial respuesta a las “amenazas en el Pacífico Occidental y el Golfo Pérsico” (forma codificada de aludir a China e Irán). Complementa la Guía para la planificación de la Defensa de 1992, una especie de libro blanco del Gobierno llamado a impedir el surgimiento de cualquier "competidor del mismo nivel" que pudiera desafiar el dominio global estadounidense.

Esta Guía constituye un mandamiento del Pentágono para el control de lo que los planificadores de la defensa llaman "global commons", eufemismo que identifica las arterias del comercio internacional: vías marítimas, puentes en tierra y corredores aéreos.

Para Washington, si una potencia extranjera le disputa el dominio sobre estos “global commons” es como si le declarase la guerra y, según criterio del Pentágono, exactamente eso es lo que China está haciendo en el mar de China meridional.

En este espíritu, el General Jim Amos, comandante general del Cuerpo de Marines desde octubre de 2010, declaró a fines de mayo que las guerras en el Golfo Pérsico estaban negando a Washington los recursos que necesita para enfrentar a una China cada vez más agresiva.

Este afirmación convirtió al General Amos en el primer líder militar de EE.UU. que se refiriera públicamente a los planes de su servicio para después de la retirada de Afganistán.

La movilización estadounidense en Asia que responde a un estudio realizado en la primavera de 2001 por el Pentágono bajo el nombre de “Asia 2015” que identifica a China como competidor persistente de EE.UU. inclinado al aventurerismo militar en el exterior.

Tres años después de este estudio, el gobierno de EEUU hizo público un plan llamado a crear una cadena de bases en Asia Central y en el Medio Oriente, maniobra evidente de contención dirigida a Beijing como lo fue también el acuerdo de cooperación en energía nuclear con India suscrito en 2008.

Se conoce que el Pentágono desarrolla hace varios años planes para convertir a Guam en su centro principal en el Pacífico, iniciativa tan vasta que John Pike, uno de los principales expertos occidentales en políticas de defensa, espaciales y de inteligencia, director de la organización Global Security que él mismo fundó en 2000, ha especulado que Washington se propone “dirigir el planeta desde Guam y Diego García a partir de 2015”.

A diferencia de los aliados de Estados Unidos en Asia y Europa, dice Glain, China no es propensa a compartir obligaciones de seguridad nacional con una potencia extranjera, mucho menos en el mar de China meridional, donde Beijing no identifica a Washington como socio estratégico, sino como amenaza directa.

Glain cita tensas situaciones en las relaciones bilaterales en las que Estados Unidos, lejos de contribuir con una diplomacia discreta a la solución de los asuntos, adopta posiciones extremas.

Hay que esperar que haya en Washington sensatez suficiente para comprender que su mayor acreedor, China, no es un país del tercer mundo como tantos que, desde que concluyó la Guerra Fría, Estados Unidos y la OTAN han bombardeado y ocupado casi con impunidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

A 38 años del golpe de estado…

Andrea Dufournel (especial para ARGENPRESS.info)

He pensado por varios días qué decir en este nuevo y triste 11 de septiembre, no el de Nueva York, el nuestro, el que ha pasado a segundo o mejor a tercer plano para los medios chilenos que ya prácticamente ni mencionan la ignominia del golpe militar cometido en Chile con el primer gobierno socialista de América Latina elegido democráticamente. Escribo mientras en la televisión, en el canal de “todos los chilenos” nos muestran lo dramático que fue la caída de las Torres Gemelas.

Pues bien, hace ya 38 años en que nos despertaron del sueño socialista de un bofetón. De golpe, a sangre y fuego nos mataron la primavera, pero hoy en que los años han pasado, en que ya hay nuevas generaciones de jóvenes soñadores, que están convencidos de que pueden cambiar el mundo, puedo ver que la semilla sembrada en las conciencias de miles de chilenos por el compañero Salvador Allende está dando sus frutos.

Hoy son los estudiantes que han salido a reclamarle a la derecha fascista, a esa que por mano de las Fueras Armadas pretendieron recuperar sus granjerías y privilegios obtenidos por años de explotación a costa de la miseria de muchos, el justo derecho a recibir de parte del estado lo que les corresponde: una educación laica, gratuita y de calidad. Son miles, sino millones, quienes se han atrevido… ellos no crecieron bajo la sombra de la bota militar, no les temen.

Si pudiera conversar hoy con el “Chicho” - así le llamábamos quienes le queríamos - le contaría lo que está ocurriendo, que la esperanza de nuestro país, como antaño, está en nuestros jóvenes y niños que, sin haberle conocido, le citan, le llevan en sus pancartas, gritan las consignas de “el pueblo unido jamás será vencido” con la fuerza que da la convicción de que es posible, y sí, han abierto las anchas alamedas. Qué orgulloso estaría el Compañero Presidente. Estoy segura de que así como él lo dijo en su último discurso su sacrificio no ha sido en vano, cada día, cada joven, cada niño que lo recuerda, me dice que aún hay esperanza, de que podemos cambiar este Chile sumido en un sistema perverso y desigual.

Quienes hoy gobiernan, quienes fueron y son cómplices de la ignominia nos hablan de democracia, de diálogo… cuando fueron ellos quienes bombardearon la Moneda, nos piden que olvidemos el pasado cuando nos recuerdan con cada represión, cuando asesinan a nuestros jóvenes, que la violencia es parte de su formación y que la impunidad es su aliada.

Los acontecimientos son similares, sólo cambian los escenarios. Frente a la posibilidad de perder sus lucrativos negocios nos dicen que cuidemos la democracia, con la amenaza velada de patear nuevamente el tablero.

Hoy está más latente que nunca la posibilidad que el sueño del Compañero Allende se haga realidad, al recordar sus palabras: “pensamos que este proceso de discusión de los problemas educacionales, tal como lo hemos señalado, forma parte de una concepción amplia y auténtica de una verdadera democracia, en donde la mayoría del pueblo participe permanentemente y no sólo en forma ocasional, como ocurre hoy día, en donde el pueblo todavía es citado tan sólo en los actos eleccionarios. Nosotros ya hemos roto en gran parte esto, pero reconocemos que es fundamental avanzar, avanzar mucho más, y hacer que el pueblo esté presente en la etapa de construcción y realización, en las decisiones, en la acción, en la vigilancia y en el control de las actividades productivas, educacionales y en la acción del Gobierno”, (discurso sobre “Educación democrática e independencia cultural” - 1971).

Cuánta sabiduría de este hombre preclaro. Sus palabras tienen hoy plena vigencia. En medio de la tristeza de este aciago día que nos entregaron quienes no tenían más fuerza que la brutalidad y el crimen, la esperanza brota como un manantial para nuestros queridos jóvenes chilenos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Ellos ni olvidan, ni perdonan ni consensan

Alberto Maldonado (especial para ARGENPRESS.info)

El sábado 3 de septiembre/2011, los opositores, de todos los colores, convocaron a “una gran concentración” contra el “autócrata (Rafael) Correa” en el sector de la Tribuna de los Shyris (centro-norte de Quito) Según El Comercio de Quito (el principal medio de oposición) no asistieron sino unas 700 personas; y, según otros testigos, no estuvieron ni 200. En todo caso, un gasto inútil en convocatorias pagadas (en prensa escrita, radios y televisión) y una concentración que bien pudo habérsela convocada en el domicilio (entre amigos y amigas) de cualquiera de los convocantes o dirigentes.

Pero, en tan pobre reunión política ocurrió algo que se salió de madre. Uno de los “líderes” convocantes (el periodista radial Diego Oquendo) pretendió decir a los congregados que debía respetarse el derecho de (Rafael) Correa a cumplir el mandato para el que fue elegido (abril del 2013) Y, en uso de la “sagrada libertad de expresión” que ellos dicen tener, no le dejaron ni hablar peor expresar sus puntos de vista. El vocinglero le calló a los gritos de “que se vayan todos” (los de gobierno) “que se vaya YAAAA”, “fuera el tirano” y otros de este estilo.

Sin duda, el ambiente era de golpe de estado o de promoción de golpe de estado. En especial, porque nos acercamos al primer aniversario del 30-S (septiembre 30/2010) en el que se cocinó en el Ecuador un golpe de estado en el más puro estilo de los golpes de estado seculares en América Latina. Un grupo de uniformados que se subleva (el cuartel de policía Quito No. 1) se suspenden otros servicios (el aeropuerto internacional de Quito sale de servicio y es ocupado por fuerzas militares) la escolta policial del parlamento no deja entrar sino a los asambleístas de oposición, los delincuentes comienzan a hacer de las suyas en Guayaquil, y un largo etc.

No cabe la menor duda que se trató de un ensayo de golpe de estado, del que, por suerte, salió bien librado el mandatario Rafael Correa (aunque hubo voces de que debían matarlo) y salió fortalecida la democracia representativa. Sin embargo, desde entonces, las fuerzas reaccionarias tratan de convencernos a los ecuatorianos y a los latinoamericanos, que no; que solo se trató de una rebelión policial y que el imprudente fue el Presidente Correa, por haberse ido a meter en la boca del lobo (ir al cuartel sublevado) Y la desfachatez ha llegado a tanto que la prensa sipiana dice y asevera que el único culpable de lo que pasó (8 muertos, más de 200 heridos y una situación nebulosa) fue Correa. Ahora, han sacado la tesis (falseando un video) que Correa ha ordenado invadir el hospital en el cual fue encerrado todo el día; y que el único culpable de todo es él, y nadie más que él.

Podría pensarse que estas versiones son echadas a andar por los abogados defensores de los implicados en la aventura; pero, no hay que ser ducho en política casera para advertir que la extrema derecha (ahora aliada de grupos que hasta hace poco se definían de izquierdistas) lo que trata, por todos los medios, es derrocar a Correa, sea como sea. Y el todo vale en esta opción, es aplicado sin más. A este tipo de personas, el propio Rafael Correa los califica de “care-tucos” y en el lenguaje popular, son caras duras. Aplican una vieja enseñanza que le atribuyen a Maquiavelo; que, en la vieja política sipiana se reduce a un también viejo consejo: cuando se trata de lograr un objetivo político, no importan los recursos (medios) que se empleen; no hay ni moral ni ética desechables.

Es evidente que la derecha ecuatoriana se ha quedado con la sangre en el ojo, del 30-S. Y lo que anhela y quiere es derrocar a Correa (con cualquier pretexto) ya que han llegado a la conclusión de que, por la vía electoral, aquello es cuento chino. Y es cuento chino en la medida en que, hasta la fecha, la derecha no ha logrado ensamblar un frente de oposición único ni tampoco ha dado con el candidato que, muy eventualmente, pueda hacerle frente, con olor a algún éxito, al seguro candidato Rafael Correa y su revolución ciudadana. Correa sigue teniendo un nivel de aceptación popular superior al 70%

En el Ecuador –país del tercer mundo, al fin- como que les cuesta trabajo salir, de una vez por todas, de las viejas tradiciones políticas. Una de ellas ha sido el golpe de estado con cualquier pretexto o sin él. Al extremo que (de 1997 al 2007) tuvimos 3 gobernantes, legítimamente elegidos en las urnas (Abdalá Bucaram, Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez Borbúa) y tres suplentes principalizados (Fabián Alarcón Rivera, Gustavo Noboa, Alfredo Palacio) Antes de esta década, hubo un remanso democrático (del 79 al 96) pero como herencia de una larga y doble dictadura militar (72 al 79)

Es Rafael Correa el que rompe con esta “tradición” A partir de su elección (fines del 2006) hasta la fecha, es el único que ha roto el fetichismo presidencial: lleva ya más de 4 años en el poder y ha sido elegido dos veces: una primera, para un período de 4 años (según la vieja Constitución) interrumpido por una Asamblea Nacional Constituyente que promulgó una nueva Constitución y que, según este documento básico, fue elegido para una nuevo período que va hasta el 2013. Y, lo que les da erisipela a los pelucones, es que puede presentarse a una reelección y llegar hasta el 2017. En el Ecuador, sería el primer caso de un líder político que logra semejante hazaña. Lo tradicional ha sido que la gran oligarquía se turne en el poder y alterne con una que otra dictadura militar o civil.

¡Se puede entender, fácilmente, el porqué de los afanes golpistas de la derecha! No puede entender (la peluconería) cómo es posible que un “mono cualquiera” (Correa es nativo de Guayaquil; pero de los barrios populares) un desconocido hasta el 2006, haya roto “con una tradición” y, sobre todo, que esté haciendo obra pública, que les quiera cobrar impuestos, que tenga un sabor a dignidad nacional, que hable todos los sábados contra los “sagrados medios comunicacionales” (en especial, los tradicionales) y un largo etcétera. En el ámbito internacional, que haya tenido actitudes de soberanía y dignidad, que no esté alineado con el imperio y los imperitos, etc. Y, lo más trágico (para ellos) que la peluconería no tenga (ni a corto ni a largo plazo) una opción cierta de volver al poder político ya que el real, lo siguen teniendo, pero algo disminuido Como les falló el del 30-S, pues entonces hay que programar uno nuevo, pero que esté bien hecho y mejor preparado. Y en eso andan. Por eso, el rechazo abierto y terminante a la insinuación de Diego Oquendo, el sábado 3 de sbre. Y por eso las ofertas, que para eso son maestros. Si se recuerda la historia de América Latina, la peluconería criolla está plagada de ofertas que nunca se cumplieron. Ni se cumplirán. Pero tienen a su favor los medios sipianos de la comunicación, que para eso han quedado.

Solo hay que recordar un poco de historia, reciente, para no creer en semejantes ofertas. Hace poco años, se constituyó en este país una de las tantas comisiones de la verdad, integrada por dirigentes políticos de distinto signo ideológico. Según el informe final de esta esta comisión, uno de los gobiernos más violentos (a pesar de haber sido democrático y representativo) fue el del Ing. León Febres Cordero, de la más pura y rancia aristocracia guayaquileña (descendiente de libertadores) y dueño del que se llamó Partido Socialcristiano (derecha pura) Cómo habrá sido de represivo este gobierno (1984-1988) que su herederos (entre ellos, el Alcalde de Guayaquil, a quien apodaban El Delfín) para poder seguir en la política local, tuvieron que cambiarse de nombre: hoy se hacen llamar “Maderas de Guerreros” aunque los chistosos de Quito dicen que en verdad son “guerreros de madera”. Febres Cordero ofreció a los y las ecuatorianas “pan, techo y empleo” y no hubo ni pan, ni techo peor empleo.

En cualquier caso –a lo que voy- son ellos los que una vez que toman o retoman el poder, no perdonan. Aquel discurso simplista y milenario de que para ser feliz hay que perdonar, hay que olvidarse de los adversarios, hay que perdonar a los enemigos, solo es pertinaz para cuando ellos no están en el poder pleno. Entonces, llenos de indignación, preguntan: ¿por qué no llegar a un consenso? ¿por qué no ensayar un gobierno de “unidad nacional”? ¿por qué el Presidente no deja de “insultar” a los medios y sus periodistas estrella? Según ellos, las viejas prácticas del respeto mutuo, del ablandamiento, solo le corresponden al Jefe de Estado. Mientras, ellos pueden mentir, tergiversar, manipular o silenciar las informaciones y las opiniones, a su gusto.

Mas, cuando llegan al poder, ni perdonan, ni consensan, ni olvidan. Todo lo contrario. Y no voy a recordar lo genocidios de Pinochet y su corte; de los “piadosos” gorilas argentinos. Del caso Fujimore, de Honduras. De México. De Colombia. Y aun cuando en Ecuador (por otras razones) no se han dado casos como estos, ¿quién nos garantiza que, vueltos al poder político, desaten una represión como no hemos conocido en estas tierras?

Por eso y mucho más, el incidente del sábado 3 de septiembre, en la tribuna de los Shyris, es muy decidor, aunque de él los medios sipianos no dijeron media palabra. Si a un periodista (muy conocido y respetado, además) no le dejaron hablar, le bajaron de la tribuna, ¿qué podría esperarse si, por esas cosas que tiene nuestro haber político, vuelven al poder? Preguntamos: ¿no pasará lo mismo que está sucediendo en la invadida Libia, al paso de vencedores que, a título de “rebeldes” respaldados por EE.UU. y la OTAN (la de los bombardeos “humanitarios”) no están dejando vivos a ningún sospechoso de haber estado junto a Gadaffi o sus hijos? Desde luego, la prensa sipiana mundial, no dice ni denuncia nada de semejante acción. Hay antecedentes: muchos de ellos fueron aliados incondicionales de bestiales dictaduras. Casos de El Mercurio de Santiago, La Nación y Clarín, de Buenos Aires, El Tiempo de Bogotá y el angelito Álvaro Uribe, para no citar sino unos pocos.

Dijo el montubio (campesino de la Costa ecuatoriana): eso de las ofertas y de las oraciones de paz, es solo hasta pasar el río. Después, nadie sabe lo que puede pasar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En casa de herrero cuchillo de palo

Ester Kandel (especial para ARGENPRESS.info)

La injusticia de la justicia o como titularon la nota La contracara de Eva Giberti (1) denuncia que “hace cinco años que los trabajadores y trabajadoras del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación soportan los maltratos de quien paradojicamente está a cargo del Programa de Las Víctimas contra las Violencias”.

En otros términos, estamos nuevamente en presencia de funcionarios/as que en vez de resguardar nuestra integridad física y psíquica son los que implementan acciones que durante un tiempo prolongado afectan la capacidad laboral e incluso destinada a provocar la pérdida del empleo.

La violencia laboral es reconocida desde hace muchos años pero especialmente por Resolución 5/2007 Ministerio de Trabajo se creó la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia laboral, dentro del ámbito de la Comisión Tripartita de Igualdad de Trato y Oportunidades entre Varones y Mujeres en el Mundo Laboral (CTIO), dependiente de la Unidad Ministro del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

En el ámbito de la administración Pública Nacional , el Convenio Colectivo de Trabajo General, homologado por decreto Nº 214/06, establece en su Prólogo que: “..mediante el presente convenio también (las partes) persiguen profundizar..relaciones laborales armoniosas y de mutuo respeto, en un ambiente libre de violencia laboral y promotoras del principio de la no discriminación de la igualdad de oportunidades y trato”.

Por el artículo 125, se crea la Comisión de Igualdad de Oportunidades y Trato (CIOT) donde se explicitan sus funciones que abarcan desde la prevención hasta la erradicación de la violencia laboral.

Las investigaciones de este organismo que recoge las opiniones de 519 trabajadores/as “avanza en el conocimiento y apreciación sistemáticos de las percepciones de un grupo significativo de empleados públicos nacionales en torno a la problemática compleja, diversa y sensible de la discriminación, la violencia y el acoso en espacios laborales, como una expresión distintiva de la vigencia real del principio de igualdad de oportunidades y de trato”. (2)

El caso que nos ocupa pone en evidencia la discordancia entre la letra que se pregona y las acciones que se ejecutan.

¿Qué está latente en este aparato administrativo? Con mucha frecuencia nos realizamos esta pregunta, particularmente con nuestra indagación sobre las primeras leyes laborales sancionadas en nuestro país y su aplicación. (3)

Las fuentes revelaban la presencia de un Estado con doble discurso.

Un estado, que como lo señaló Federico Engels, (4) en un artículo publicado en La Vanguardia, debatiendo con los que consideraban, como Hegel, que era un poder exterior: “la imagen y la realización de la razón. (…) a fin de que las clases antagónicas, de opuestos intereses económicos, no se consumen a sí mismas y a la sociedad con luchas estériles, hácese necesario un poder que domine ostensiblemente a la sociedad y se encargue de dirimir el conflicto o mantenerlo dentro de los límites del ‘orden’. Y ese poder, por encima de ella y se le hace cada vez más extraño es el estado”.

Siguiendo esta línea de pensamiento, Atilio Borón, señala que el Estado “es también un aparato administrativo, político, legal, pero esta superestructura descansa sobre un conjunto de relaciones de fuerzas entre las clases fundamentales, sus aliados y sus representantes políticos (…) Cabe recordar que el estado, en tanto conjunto de aparatos administrativos, burocráticos, legales e institucionales tiene, como su fundamento final y decisivo el monopolio de la violencia.

Es así que desde ese lugar de poder y a través de los órganos legales, llámese ejecutivo, legislativo y judicial opera con diversos argumentos para sostenerlos.”

Una explicación necesaria para acercarnos a una comprensión más profunda de los hechos de la vida cotidiana.

Asimismo es necesario ubicar nuestro caso desde la perspectiva clase-género para diferenciar los intereses contrapuestos de las mujeres funcionarias de las trabajadoras.

Notas:
1) CTA –capital, 7 de septiembre de 2011.
2) Secretaría de la Gestión Pública -2007-2008 Igualdad de trato 3 –Colección Estudios.
3) Kandel, Ester, Ley de trabajo de mujeres y menores –Un siglo de su sanción – La doble opresión: reco-nocimiento tácito, Editorial Dunken y Control obrero en 1908, en La clase obrera y el centenario, Edicio-nes CTA, 2011.
4) La Vanguardia del 2,3 y 4 de mayo de 1915

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El misterioso aumento de los combustibles

Fernando Solanas (INFOSUR)

El diputado se pregunta por qué los combustibles aumentaron más de un 100% en los últimos años, superando el precio del petróleo crudo.

¿Por qué misterio los combustibles aumentaron más de un 100% en los últimos años, superando el precio del petróleo crudo, que llegó a su máximo histórico? Si se toma como base los precios en los surtidores de la ciudad de Buenos Aires -los más bajos del país- y comparamos los de mayo de este año con los de junio de 2007, los aumentos son del 138% para el gasoil; 155%, para la nafta súper, y 128%, para la premium. Hasta ese momento, los combustibles habían sufrido mínimas variaciones luego de "acomodarse" tras la devaluación de 2002: el valor del gasoil era un 4,37% superior al de diciembre de 2004; la nafta súper, un 4,75%, y la premium, apenas un 0,69%. Para defender a los consumidores, la regulación estatal mantenía los precios a pesar de que el petróleo nacional había subido un 41 por ciento.

La razón de los aumentos hay que rastrearla en junio de 2007, cuando comienza a negociarse la entrada de la empresa Petersen Energy, del grupo Eskenazi, como accionista minoritario de YPF SA. Gracias a su estrecha vinculación con Néstor Kirchner, los banqueros de Santa Cruz lograron comprar -con una mínima inversión en mano- el 15% de las acciones y asumir la gerencia de la empresa. La pregonada "argentinización" de YPF fue un grandísimo negocio privado que benefició a los amigos del Gobierno y a las petroleras que tienen refinerías: Repsol, Esso, Shell y Petrobras. A fines de mayo de 2006, el fantasma de la nacionalización del petróleo rondaba la región. A pocas semanas de que Evo Morales la proclamara en Bolivia, los Kirchner viajaron a Madrid para mantener su primera reunión con el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, y acordaron la transferencia. Repsol no podía vender sin la aprobación del gobierno argentino, según los derechos que le otorga ser poseedor de la acción de oro.

Los Eskenazi compraban el 15% de YPF con un crédito bancario de US$ 1000 millones y otro crédito de US$ 1000 millones a Repsol, más un adelanto de los dividendos 2006 -US$ 200 millones- que la petrolera les cedía. En contrapartida, el comprador le permitía a Repsol girar al exterior el 90% de las ganancias de YPF pagadas como dividendos. En abril de 2010, ya habían girado US$ 4816 millones desde que vendieron. En lugar de reinvertir en el país para reponer el crudo extraído, la renta de YPF le sirvió a Repsol para invertir en Brasil, Libia, Golfo de México. Las reservas de la empresa argentina cayeron un 15%; las de gas natural, un 32%, mientras que las utilidades crecieron un 42%. YPF se transformó en la vaca lechera de Repsol y por eso se decía que la ex YPF podía haber comprado Repsol.

La connivencia del Gobierno con los Eskenazi se ha mantenido en estos años. Cuando Shell aumentó los precios en agosto de 2010, la Secretaría de Comercio Interior le ordenó retraerlos a los vigentes al 31 de julio; cuando en diciembre YPF los subió un 5%, el Gobierno derogó la resolución que había tomado en agosto y todas las petroleras pudieron subir los precios. La farsa de la "argentinización" no es otra cosa que un millonario negocio a favor de los amigos del Gobierno y de las petroleras con refinerías: somos los que usamos combustibles quienes le estamos pagando a Eskenazi la compra de YPF.

La entrega del mercado de combustibles líquidos a las petroleras privadas comenzó con la desregulación de los hidrocarburos y la venta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales. La política de Estado que la YPF de Enrique Mosconi había impuesto desde 1929 era la unificación de precios bajos e iguales en todas las provincias argentinas. La privatización terminó con una política que beneficiaba al consumidor y concluyó en un estrepitoso fracaso: lejos de multiplicar las reservas existentes, les permitió a las petroleras exportarlas sin obligación de reponerlas. La Argentina se autoabastecía con reservas de gas por 36 años y de crudo por 16. Hoy debe importarlo pagando diez veces más de lo que le cuesta producirlo y 17 veces más del precio que fija la reciente compra de GNL a Qatar. La millonaria operación firmada por Julio De Vido, realizada sin licitación, se extenderá por 20 años y su importe es de US$ 40.000 millones. El Ministerio de Planificación y Enarsa le niegan ver el contrato a la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados.

Al desmantelarse los mecanismos de regulación estatal se permitió a las corporaciones manejar el precio de los combustibles y el mercado. La integración vertical de las petroleras -extracción, transporte, refinación y venta en sus propias estaciones- está prohibida en EE.UU., Brasil, Europa, para evitar la posición dominante y la defraudación fiscal. Sus prácticas monopólicas han llevado a la quiebra a más de 2500 estaciones de servicio, con la desaparición de 20.000 puestos de trabajo.

El proyecto de ley de comercialización de combustibles que impulsamos con la Federación de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio (Foesgra) espera su tratamiento en la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados. Plantea la defensa de este importante sector de pymes, prohíbe a las destilerías vender en sus estaciones y fija un precio único de venta para todas.

Debemos frenar a quienes fuera y dentro del Gobierno nos hacen pagar los negocios privados de algunos vivos. Todos los países que en los años 90 privatizaron su petróleo lo recuperaron: el único que insiste en las políticas privatistas es la Argentina. Sin rescatar los hidrocarburos y sin crear una petrolera nacional con participación de las provincias -Yacimientos Petrolíferos Federales-, nuestro país seguirá perdiendo tiempo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

"Hace falta una auditoría social y política más diversa que la del propio gobierno"

PRENSA RED

Martín Becerra, especialista en planificación de la comunicación que siguió de cerca la construcción y los debates sobre la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual sostuvo que las resoluciones 685 y 686 "no son una buena inauguración" de la apertura del juego de licencias en televisión digital". Y agregó que para "toda organización pequeña es cuesta arriba el valor de los pliegos".

Las resoluciones 685 y 686 "no son una buena inauguración" de la apertura del juego de licencias en televisión digital", sostuvo Martín Becerra, especialista en planificación de la comunicación que siguió de cerca la construcción y los debates sobre la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Entrevistado por el noticiero popular de Barricada TV, el canal alternativo que funciona en el cuarto piso de la fábrica recuperada IMPA, en Almagro, opinó que para "toda organización pequeña es cuesta arriba el valor de los pliegos".

Estas resoluciones llaman a concurso para la adjudicación 220 de licencias en televisión digital terrestre en todo el país, y en la Ciudad de Buenos Aires fijan montos que van de 40 mil a 140 mil pesos para acceder a los pliegos. Esos valores "están al alcance de las grandes organizaciones, no de las de pequeña escala", afirmó, para luego destacar que esto "se contradice con el espíritu general de la ley de medios".

Becerra, docente universitario e investigador en la Universidad Nacional de Quilmes, dijo que es necesaria una planificación a mediano plazo, y que debe existir sobre ella "algún tipo de auditoría social y política, una mirada social y política más diversa que la del propio gobierno, otros actores que participen, porque eso le da más legitimidad. Pensando en la protección de la ley de medios --subrayó-, hace bien que haya miradas sociales y políticas sobre la traducción de esta ley en medidas concretas".

En este sentido, consideró que dentro del 33 por ciento del espectro destinado a las organizaciones sin fines de lucro "debería hacerse algún tipo de discriminación positiva a favor de aquellas experiencias pequeñas de carácter alternativo, comunitario, barrial". Y que el proceso de la TDT en nuestro país es original y a la vez contradictorio: original, porque el Estado se hace cargo integralmente del desarrollo de esta nueva tecnología, porque se han puesto al aire nuevas emisoras como Paka Paka o Encuentro "que oxigenan" con sus contenidos y su calidad. Y contradictoria porque "la presencia de los privados en la dieta de la TV digital es completamente irregular. Son señales que no se presentaron a ningún concurso: estamos hablando de C5N de Daniel Hadad, de CN23 de Sergio Spolsky, de Gol TV de Paco Casal y Francescoli; estamos hablando de señales que tampoco ganaron concursos en TV analógica y que sin embargo tienen la prioridad" para emitir en televisión digital.

"En contrapartida --continuó- no hay ninguna emisora de carácter no lucrativo excepto la de la UOCRA, que es un enorme sindicato y que no se corresponde con los postulados o principios de la ley cuando definía las organizaciones sin ánimos de lucro, o por lo menos no agota esa definición ni por lejos".

Respecto de legalización en analógico de las televisoras alternativas, comunitarias y populares, lo que las habilitaría a disputar el ingreso a la grilla del cable, Becerra consideró que el reclamo es "súper lógico", y que la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual establece que "los operadores de cable tienen que incorporar las señales en abierto de la localidad". Además, el apagón analógico "está pensado para 2019", y "uno de los motivos por los cuales en la Argentina se va a demorar la implantación de la TV digital en los hogares es justamente la masividad que tiene el sistema de TV por cable, que llega a más del 70 por ciento de los hogares. Para la inmensa mayoría de los argentinos mirar televisión es sinónimo de mirar televisión por cable.

En consecuencia el reclamo me parece súper lógico", sobre todo teniendo en cuenta "las dificultades para llegar con las señales analógicas, por estar fuera de la grilla de cable", concluyó.

Las TV alternativas, nucleadas en el Espacio Abierto de Televisoras Alternativas, Populares y Comunitarias, vienen planteando el debate desde que se conocieron las restrictivas resoluciones 685 y 686. Realizaron un "aguantazo cultural" frente a las puertas de AFSCA y luego fueron recibidas por el directorio en los primeros días de agosto. Realizaron foros y actividades de propaganda llamando la atención sobre la postergación del 33 por ciento destinado a las organizaciones sin fines de lucro en TV digital, y plantearon reivindicaciones básicas para el sector comunitario: legalización en analógico, concursos específicos para TV digital con participación en la elaboración de los pliegos y elección de jurados, y una señal nacional gestionada por los colectivos.

En los primeros días de septiembre el AFSCA se había comprometido a dar una respuesta a las demandas. Sin embargo la reunión todavía no se realizó, pese a reiterados llamados, por lo que se aguarda en estado de movilización mientras se sigue visibilizando el conflicto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El circuito de los hombres de Camps

AJB - ACTA

Más de trescientos crímenes y veintiséis represores serán juzgados en un solo debate. Las expectativas de los querellantes y las particularidades de un juicio significativo. Peguntada acerca de su interés en el resultado de la causa, la testigo afirmó: "Que se haga justicia, porque estuve secuestrada durante tres meses en distintos campos de concentración de la provincia de Buenos Aires".

El 16 de febrero de 2000 Adriana Calvo habló durante más de dos horas ante la Cámara Federal de La Plata, en el Juicio por la Verdad, el proceso motorizado desde 1998 por la APDH La Plata. Maniatado por las leyes de impunidad y sin consecuencias penales, aquel juicio allanó el camino a los juicios de hoy porque avivó la memoria.

Por entonces sólo los organismos de derechos humanos creían posible la utopía de las condenas. Calvo, referente de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD), falleció el 12 de diciembre pasado y no podrá ver cómo tienen la posibilidad de defenderse ante un tribunal varios de los represores que denunció.

El aporte de la sobreviviente sirvió a la Justicia para entender el funcionamiento de la maquinaria represiva del Circuito Camps, que en una gran parte será objeto del juicio que se avecina en la capital bonaerense.

Juicio significativo

Los números son contundentes: 26 represores por seis centros clandestinos detención, 18 casos de niños apropiados y diferentes operativos represivos serán el objeto del juicio más grande que se haya realizado en La Plata por crímenes de lesa humanidad. Al cierre de esta edición, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº1 había convocado a juicio a las partes, a quienes les corría el plazo para solicitar la prueba que se examinará en el debate. Una de las singularidades de este juicio es que tiene entre los acusados al primer civil con responsabilidad política en llegar a esta instancia: el abogado Jaime Lamont Smart, ex ministro de Gobierno bonaerense.

Los querellantes, quienes desde la reapertura de las causas reclaman juicios significativos, resaltan su magnitud aunque hubieran esperado algo mejor. "Es más completo que otros juicios", indica Alejo Ramos Padilla, abogado de las familias Mariani-Teruggi y Timerman, quien concentra sus expectativas en reunir elementos en la búsqueda de la niña Clara Anahí Mariani y en una condena a un funcionario civil como Smart, dado que "va a significar un aporte muy importante para la credibilidad de la Justicia".

Carlos Zaidman, sobreviviente y militante de la AEDD, valora: "Si bien este juicio es un poco más completo en cuanto a que abarca parte del Circuito Camps, es siempre parcial porque hay un montón de casos que han quedado afuera, un montón de represores". Y luego explica: "Haciendo una cuenta muy simple serían menos de cinco represores por centro. Lo que quiere decir es que si hubo tres turnos de ocho horas, habría una persona y pico por turno por centro clandestino de detención".

No obstante, el abogado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Inti Pérez Aznar, resalta que "es venturoso que, pese al tiempo transcurrido, se pueda hacer un buen juicio. Estos procesos son gigantescos y, por suerte, el tiempo hizo que por lo menos se puedan agrupar las causas de los centros clandestinos que estaban más avanzados, aunque falten por ejemplo los pozos de Banfield y Quilmes".

La causa es un conglomerado de pequeños y grandes expedientes instruidos desde 2003 por el juez federal Arnaldo Corazza que se fueron acumulando en los últimos dos años en el Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata, que tanto por internas judiciales como por la realización de otros juicios fue postergando su realización (ver En Marcha Nº56). La dilación, tanto en la primera instancia como en el tribunal, provocó que la mitad de los represores lograran la excarcelación por los vencimientos de la prisión preventiva -de los 26, sólo 4 están en prisión, 9 tienen domiciliaria y 13 están excarcelados-, mientras que otros once murieron libres de culpa y cargo (ver aparte). En ese contexto, la unificación de las causas se erige como una medida que evita el bochorno de dictar nuevas prórrogas o excarcelaciones, al tiempo que cumple con el reclamo de la realización de un juicio significativo.

En el juicio, que aún no tiene fecha, se tratarán casos que afectaron a más de trescientas víctimas, dentro y fuera de los centros clandestinos de detención que funcionaron en la Comisaría 5ta; la Brigada platense; el Destacamento de Arana; el COTI Martínez (destacamento caminero); la Subcomisaría de Don Bosco, Quilmes, conocida como Puesto Vasco; y la Brigada de San Justo. Durante el proceso se ventilarán casos emblemáticos de la represión ilegal: el secuestro de Jacobo Timerman; la desaparición de la niña Clara Anahí Mariani; el secuestro del sobreviviente de La Noche de los Lápices, Pablo Díaz; el primer secuestro de Jorge Julio López; la privación ilegal de la libertad a la que fue sometida María Isabel Chicha Chorobik de Mariani durante un operativo llevado a cabo en su casa tras el secuestro de su nieta; y el secuestro de diferentes miembros de la familia de David Graiver, entre otras tantas decenas de casos.

"Es como el resultado del trabajo de muchísima gente, con lo cual hay una expectativa grande. A la vez, desde el espacio nuestro es un juicio muy significativo en algunas cosas y bastante doloroso también. Es como un juicio con grandes ausencias: la de Adriana, la de López y después un montón de compañeros que no llegaron", evalúa la abogada de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH), Guadalupe Godoy, quien también indica que hay testigos que "ya sabemos por anticipado que no van a querer declarar" para no revivir sus penosas historias.

Zaidman advierte que "los juicios incompletos" renuevan la "revictimización que se hace con el tema de tener que volver a repetir una y otra vez todos los hechos" en público y ante un tribunal. Y Godoy aporta una salida para morigerar esa situación: "De los casi trescientos casos que tiene esta causa, más de la mitad están ya probados en la causa 13 (el Juicio a las Juntas), en la 44 (el juicio a Camps y otros, de 1986), en Von Wernich y en Etchecolatz. Algunos en tres de ellas". Es decir que en una porción significativa de casos sólo resta determinar la responsabilidad de los imputados porque la existencia de los hechos ya fue acreditada judicialmente.

Desafío

El abogado de la querella unificada APDH La Plata-CTA, Marcelo Ponce Núñez, señala que la expectativa que persiguen las entidades que representa es "alcanzar la condena en relación a los represores pero fundamentalmente permitir que se alcance conciencia real en toda nuestra población, y sobre todo en nuestra juventud que no vivió en aquella época, lo que significó ese período nefasto".

Para las Abuelas de Plaza de Mayo este será un juicio estratégico, teniendo en cuenta que es probable que tramite en paralelo con el proceso en el que se está juzgando en Buenos Aires el plan sistemático de apropiación de hijos de desaparecidos. El abogado Germán Kexel, asegura que, más allá de lograr condenas importantes, el interés del organismo "es ahondar en las características que asumió el plan con respecto a las embarazadas y a la apropiación de los niños en el partido de La Plata" y recuerda que el mismo tribunal, que ahora va a juzgar 18 casos de apropiación -entre centenares de hechos diversos-, dio por probada la existencia de aquel plan cuando condenó en diciembre pasado al apropiador de Natalia Suárez Nelson, Omar Alonso, y a su entregador, el marino Juan Carlos Herzberg: "Este nuevo juicio va a ser importante para poder rubricarlo, confirmarlo y dar unos pasos más". Otro de los desafíos para los acusadores será ampliar durante el debate la acusación por diez casos de homicidios de personas desaparecidas cuyos cuerpos fueron identificados en los últimos años por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) mientras las causas eran elevadas a juicio, lo cual permitirá la solicitud de condenas más duras. Ningún imputado llega procesado por homicidio: los cargos que afrontan son privación ilegal de la libertad y aplicación de tormentos, además -según los casos- de la sustracción, retención y ocultamiento de niños, como de la alteración de su estado civil. En ese contexto, las querellas insistirán con la acusación por genocidio. El concepto ha sido receptado por este tribunal oral para describir el contexto de los hechos en las sentencias por los crímenes de Etchecolatz, Von Wernich y los penitenciarios de la Unidad 9, pero no como tipo penal. Será la segunda vez que Etchecolatz escuche que lo acusan de genocida. El represor volverá a ser juzgado después de aquel juicio histórico de 2006 que dejó impresa en la memoria colectiva la desaparición de Jorge Julio López.

Más de 200 condenas

La cantidad de condenas dictadas a represores de la dictadura desde 1983 a la actualidad asciende a 200, según informó la Procuración General de la Nación. En el mismo período de 28 años fueron absueltos 21 imputados en diferentes juicios.

Mientras tanto, los últimos datos recogidos en diciembre pasado por el Ministerio Público de la Nación indican que en todo el país hay 820 procesados, de los cuales 353 tienen una causa en etapa de juicio. En la Procuración destacan el crecimiento exponencial de las cifras de los últimos tres años: "Hasta el año 2008 se había condenado a 68 personas, mientras que al finalizar el año 2009 ese número aumentó a 98. Durante el año 2010 el número de personas condenadas aumentó a 196", indica el último informe de la Unidad Fiscal de la PGN que coordina el trabajo de todos los fiscales del país en casos de crímenes del terrorismo de Estado.

Este organismo resalta que una de las grandes deficiencias del proceso de juzgamiento radica en la escasa cantidad de condenas firmes: sólo 41. "El resto de los (200) condenados tiene aún sus condenas en instancias de revisión (recursos ante la Cámara Nacional de Casación Penal o la Corte Suprema de Justicia de la Nación). El seguimiento de los recursos frente a las sentencias dictadas por los tribunales orales indica que existen importantes demoras, particularmente en el ámbito de la Cámara Nacional de Casación Penal", explica la Unidad Fiscal.

Vivos y muertos

Los imputados que afrontarán el juicio oral son el abogado Jaime Lamont Smart, los militares Ibérico Saint Jean, Agustín Arias Duval y Rodolfo Campos, y los policías bonaerenses Miguel Etchecolatz, Jorge Bergés (médico), Eros Amílcar Tarela, Domingo Almeida, Hugo Guallama, Luis Patrault, Norberto Cozzani, Sergio Verduri, Roberto Cabrera, Santiago Antonini, Rubén Páez, Miguel Kearney, Pedro Ferriole, Jorge Lencinas, Carlos García, Horacio Luján, Fernando Svedas, Jesús Corrales, Raúl Machuca, Julio Argüello, Mario Sita y Roberto Grillo.

Desde 2004 fallecieron mientras cumplían prisión preventiva el militar Reynaldo Tabernero y los policías Osvaldo Sertorio, Rodolfo González Conti, Juan Fiorillo, Oscar Antonio Penna, Mario Alberto Jaime, Eduardo Maire, Carlos Vercellone, Alfredo Fonseca, Mario Tocho y Alberto Rousse, quienes se sumaron a una larga lista de personajes denunciados que murieron sin llegar a ser indagados.

Desalojo de Arana

Restos óseos humanos quemados fueron hallados en diciembre de 2008 por el EAAF en el predio ubicado detrás del Destacamento de Arana (en 640 y 131), sindicado por sobrevivientes como el lugar donde los represores llevaban a cabo la desaparición de los cuerpos, para lo cual hacían un pozo donde arrojaban los cadáveres y luego los incineraban con combustible y cubiertas de automóviles.

En abril de 2009, a pedido de la AEDD y la LADH, el juez Corazza solicitó al Gobierno bonaerense la "desafectación del predio" donde funciona el destacamento para "resguardar los elementos probatorios hallados por el EAAF, y ante el eventual surgimiento de nuevos hallazgos". Dos años después, el predio sigue ocupado por la Policía, pese a las reiteradas solicitudes del juez.

"Queremos que antes del juicio esté desalojado el Destacamento de Arana. Nosotros lo pedimos por dos cosas: por lo simbólico, que la policía esté custodiando las fosas es como mínimo perverso; y porque el EAAF en la audiencia que tuvimos a fines del 2009 dijo que necesitaba continuar excavando un sector y para eso hay que sacar el destacamento", reclama Godoy.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Primer juicio por crímenes de lesa humanidad a un funcionario civil: Será justicia

TELAM - REDACCION ROSARIO

La Justicia Federal de La Plata comenzó este lunes a juzgar al primer funcionario civil, Jaime Lamont Smart –ex ministro de Gobierno provincial bonaerense– , por delitos de lesa humanidad, en el denominado Circuito Camps. Entre los acusados se encuentran el ex gobernador de la Provincia, Ibérico Manuel Saint Jean y el ex comisario que ya fue condenado en La Plata en 2006, Miguel Etchecolatz, y su chofer Hugo Guallama, acusado de ser quien robó a la nieta de Chicha Mariani, hecho que se juzgará junto a los homicidios de sus padres Daniel Mariani y Diana Teruggi. También se juzgará la desaparición de los estudiantes secundarios ocurrida en septiembre de 1976, hecho conocido como La Noche de los Lápices.

La noche del 16 fueron secuestrados Claudio de Acha, de 17 años; María Clara Ciocchini, de 18 años; María Claudia Falcone, de 16 años; Francisco López Muntaner, de 16 años; Daniel A. Racero, de 18 años y Horacio Ungaro, de 17 años, que aún continúan desaparecidos. Del grupo de estudiantes secuestrados en esa semana sólo sobrevivieron cuatro.

Otros de los hechos que se juzgará es el secuestro y las torturas a las que fueron sometidas los integrantes del denominado Grupo Graiver ; Jorge Julio López y Adriana Calvo, entre otros.

Además se juzgará el secuestro del director y fundador del diario La Opinión, Jacobo Timerman, ocurrido el 15 de abril de 1977 por militares bajo las órdenes del general Ramón Camps.

Fue torturado e interrogado y permaneció desaparecido en los centros clandestinos de detención Puesto Vasco y en el COTI Martínez durante un mes y luego legalizaron su detención para ser liberado en 1980 y expulsado del país.

Timerman, padre del actual canciller y quien falleció en 1999, dio testimonio ante la Conadep en 1984 y en 1985 declaró en el Juicio a las Juntas.

El juicio acumula varias causas de víctimas de lo que se denominó el Circuito Camps, en alusión a los homicidios, secuestros, desaparición y torturas ocurridas cuando el general Ramón Camps estaba al frente de la Policía Bonaerense.

Los lugares señalados como centros clandestinos de detención que serán materia de juzgamiento son la Comisaría V de La Plata, el Destacamento de Arana, la Brigada de Investigaciones de La Plata, la Subcomisaría de Don Bosco denominada `Puesto Vasco`, COT I Martínez y la Brigada de San Justo.

Además de Saint Jean y Smart también serán juzgados el ex Director General de Investigaciones de la Policía Bonaerense, Miguel Etchecolatz quien ya fue condenado a reclusión perpetua por la comisión de delitos de lesa humanidad.

En total, el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de La Plata juzgará a 26 imputados por delitos de lesa humanidad en perjuicio de 360 víctimas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. En un año y medio murieron 28 personas en la cárcel: Represión en la cárcel de Coronda, tras la presentación de un libro

INDYMEDIA - LA RETAGUARDIA

El pasado 29 de agosto, la Comisión Antirepresiva por los DDHH de Rosario, organizó la presentación del libro "Cárceles de mala muerte" en la cárcel modelo de Coronda, Santa Fe.

La actividad cultural se realizo normalmente, pero al día siguiente, el Grupo Especial de Operaciones Penitenciarias realizó una violenta requisa a las personas presos en general y en particular a las personas que colaboraron en el libro y en la organización de la actividad, además quienes desarrollan una experiencia de radio que funciona dentro del penal.

El programa de radio La Retaguardia dialogó con Alicia Bernal, de la Comisión Antirepresiva, quien nos contó que es lo que sucedió ese día. Alicia comentó: "la represión es la consecuencia de haber presentado en libro en la cárcel". Y continuó "hubo mucha requisa de forma muy violenta, hubo destrozos de la pertenencia de los presos. Hay que tener en cuenta que cualquier cosa que un preso tenga ahí adentro es llevado por las visitas, la familia. Les robaron, por ejemplo, cosas de perfumería, rompieron libros, fueron insultados, fueron verdugueados. Estaban desnudos en los pasillos mientras se realizaba esta primera requisa. Eso fue el día posterior a nuestra visita. Luego siguieron dos requisas más, muy violentas, pero no a cargo del grupo comando sino a cargo de la guardia armada del servicio penitenciario. El jueves ya hubo intervención de organismos nacionales".

Es importante señalar que un hecho parecido sucedió meses atrás cuando se presentó el libro “Esta vez decido yo”, de Olga Guzmán e "Intensidades de Mujer", donde escriben 18 mujeres de la cárcel de Ezeiza. Ver artículo: Poesía, fraternidad y represalias a militantes de Ciudad Interna por Agencia Walsh.

El libro "Cárceles de mala muerte" es un trabajo de investigación y denuncia lo que ocurre en las cárceles de Argentina. Coordinado por Oscar Castelnovo, periodista, integrante de la Agencia Walsh, reúne textos del Premio Nóbel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, la socióloga Alcira Daroqui, Roberto García del Comité contra la Tortura, Francisco Mugnolo, procurador penitenciario de la Nación, compañeros/as en situación de cárcel y luchadores/as anónimos/as.

Esta nueva represión fue denunciada por la Comisión Antirepresiva de Rosario, la Coordinadora Anticarcelaria, Perez Ezquivel y Roberto García y organizaciones sociales. Para la Coordinadora los responsables directos de este nuevo acto represivo son, Pablo Cococcioni, jefe de a “Cárcel Modelo” de Coronda y el gobernador Hermes Binner, cuya política es harto conocida por represiva, torturadora e inhumana. Dicho penal ya se cobró en el último año y medio 28 muertos según denuncia el libro presentado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Gobierno-Sindicatos: La disputa por el poder en los trabajadores

Horacio Meguira (ACTA)

Es importante analizar este discurso presidencial ante una medida legítima de acción directa dispuesta por los trabajadores de Subterráneos. Debemos hacerlo desde una perspectiva futura pero próxima, muy próxima.

En los distintos ámbitos donde se habla del Derecho del Trabajo hay un renacer del "chauvinismo laboralista" que se trasluce en críticas a los garantistas internacionalistas, a los que nos fundamos en la OIT para nuestras defensas y presentaciones judiciales etc.

Los dichos de la Presidenta respecto a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP-CTA), en un discurso en cadena cuestionando una medida de fuerza dispuesta legítimamente por un sindicato, es sólo una muestra de lo que se va desarrollando en otros espacios: Académicos, administrativos y judiciales.

El Gobierno y sus sectores afines consideran que hubo un avance cultural del garantismo en estos años que tuvo su máxima referencia en los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en materia de derecho social y sindical, y que la CTA tuvo un papel protagónico en dichos cambios.

Pero a partir de haber "ganado la hegemonía en la Cámara del Trabajo" y la subordinación de muchos jueces al dictado del asesor de la CGT, Héctor Recalde, sumado al 50% de votos en las elecciones primarias, se va generando un renacimiento del "laboralismo fordista". A esto debemos sumar el miedo y el oportunismo que siempre están en favor de los que ganan.

Dicen, muchos de buena fe, que todo va a ser como antes del terremoto neo-laboral y que será el Estado y sus normas las que reglamentarán las relaciones laborales. Pregonan la vuelta al Estado-Nación.

Vaya estupidez. La historia no se repite. Sólo se parece a otras etapas de desarrollo capitalista. No quieren advertir que el paradigma productivo cambió. No sólo en la Argentina, sino en el Mundo entero. Los que creemos en la autonomía de las organizaciones sindicales, también coherentemente somos más afines a la norma convencional que a la impuesta por el Estado. Creemos en la deliberación democrática, tanto dentro de la clase, como después, ante el Estado y los empleadores.

Hace 20 años que optamos por posiciones políticas autónomas defendidas con herramientas genuinas: la huelga, la protesta y la organización. Desde ese entonces estamos convencidos que una sociedad más justa e igualitaria se formará con pluralidad de ideas y de organizaciones.

Preferimos que la norma heterónoma contenga los estándares mínimos, que un sistema de inspección las haga eficaces y que sea la negociación a todos los niveles la síntesis de la participación ciudadana de los trabajadores.

El ataque “en cadena” de Cristina Fernández de Kirchner al sindicato de Trabajadores de Subterráneos significó simbólicamente la “foto” de la modificación de las “relaciones de fuerzas” como continuidad de la otra foto del Consejo del Salario que tan gráficamente describiera nuestro compañero secretario Adjunto de la CTA, Ricardo Peidro, en su artículo publicado en ACTA y en el Periódico de la Central.

Ante la presencia física del secretario General de la CGT, Hugo Moyano, y la adjunta agrupación docente de Hugo Yasky, tiró las orejas de los dirigentes ante el abuso de derecho. Una medida de fuerza causada por “tendinitis”, es una exageración…!!! es un abuso !! Haciendo alusión a un padre colectivero que trabajó toda su vida sin reparar en estas pequeñeces; rememora el disciplinamiento “fordista” y la sociedad de trabajo.

Ella se arroga a sí misma la facultad de “dar” la libertad sindical (excepcional concesión de inscripción gremial al sindicato), sin embargo reprocha que le devuelvan con huelga. Claro, en esta concepción bonapartista donde el Estado es el único que concede, es fácil concluir que ella se entienda a sí misma como “la mal pagada”.

Es la preparación de anuncios de cambio. Tampoco es nuevo en la Presidenta. Cabe recordar la única reunión que mantuvo la conducción de la CTA el 7 de febrero de 2008, Cristina Fernández nos reprochó no ser adictos al “modelo”, y presentó quejas ante la alta conflictividad docente (parece que ahora la conducción del sindicato CETERA se disciplinó).

En la historia la disputa la representación de los trabajadores entre Gobierno-Partido y Sindicato tiene muchos ejemplos. Más, cuando el Gobierno gana con el voto mayoritario de éstos. Es evidente que la mención a la “tendinitis” fue sólo un pretexto para hacer gala del poder que reviste y a esta nueva relación de fuerzas a la que hacíamos referencia.

Con respecto al conflicto, todo indica que va a estimularse aún más la criminalización de la protesta y la ilegalización de las entidades sociales y sindicales que no hayan demostrado subordinación “al modelo”.

Es alarmante la arbitrariedad por parte de la Administración en forma directa o indirecta (siendo tolerante con la de los patrones) se manifiesta en distintas formas represivas. Abarca un amplio espectro de medidas tales como:

1. Negativas sistemáticas de inscripciones gremiales a nuevos sindicatos de la CTA.

2. Negativas de personería gremial o tramites tediosos como el caso de la Federación de Energía (más de 10 años). Ofertas de cooptación de sindicatos con trámite importantes ante el Ministerio de Trabajo.

3. Declaraciones de ilegalidad de medidas de fuerza. Denuncias penales de dirigentes “rebeldes” (dirigentes del Sindicato de Trabajadores del Azúcar del Ingenio La Esperanza-Jujuy).

4. Negativas a homologar convenios de sindicatos de la CTA (Jerárquicos de Ferrocarriles-CTA).

5. Influencia directa ante la Justicia del Trabajo para favorecer el modelo (Proceso Electoral de la CTA).

6. Procesos a dirigentes, delegados y activistas sindicales y sociales. (Huelga en el Ingenio El Tabacal, de Salta, huelguistas procesados por daños y exclusiones de tutela a dirigentes).

7. Asesinatos de trabajadores y referentes sociales en el último año.

8. Atentados contra domicilios de dirigentes sindicales. (Sindicato La Esperanza, Jujuy).

9. Despidos masivos de afiliados y dirigentes de sindicatos en formación.

10. Corte de los subsidios a entidades territoriales que no adhieran al “modelo”.

11. Asimismo una campaña de “penetración y de intento de hegemonía en distintos ámbitos superestructurales”: Asociaciones sindicales, sociales, profesionales tienen una dirección de cooptación en el Ministerio de Trabajo con funcionarios a cargo de “operativos”.

12. Con subsidios a actividades académicas, influencia ante ONG, que maneja cooperación internacional, organizaciones de abogados y profesionales, Colegios Públicos, política exterior sindical, etc.

El Ministro Carlos Tomada pretende que sólo sobreviva el conflicto formal de salarios y algunas condiciones de trabajo siempre dentro del Modelo. Entiende que la lucha por la fuente de trabajo, por la continuidad de la relación de trabajo, la estabilidad y la libertad sindical no forman parte de la racionalidad de la conflictividad virtuosa.

En tal sentido el discurso de Tomada ante los trabajadores de UETTEL y Call Center (trabajadores tercerizados de Telefónica y Telecom con tramite de inscripción gremial) fue que el despido justificado era legal en la Argentina y que ese tipo de lucha no tenía sentido ni legalidad (habían despedido a 40 trabajadores).

Durante todo este tiempo este tipo de conflictividad fue tolerada por el Ministerio de Trabajo sin importar mucho lo que otros gobiernos hacían. A su vez cada vez que hubo represión como ADOSAC (docentes de Santa Cruz), trató de despegarse, dirigiendo la responsabilidad a otras áreas de gobierno. Cabe aclarar que la represión del conflicto en muchas provincias, en el Gran Buenos Aires fue continua con mayor o menor intensidad desde el 2001 a la fecha sin ningún tipo de intervención del Gobierno Nacional.

El nuevo Ministerio conducido casi seguramente por la Viceministro actual Noemí Rial y la Secretaria a cargo de Álvaro Ruiz (sub-secretario actual) está y estará dispuesto a agudizar la represión, cuidando la no proliferación de organización por fuera del modelo.

El período de tolerancia está a punto de terminar y su fundamento en Derecho creen que puede estar garantizado por esa superestructura No cesan los intentos de cooptación de las organizaciones profesionales (Colegio Público de Abogados, AADT, FAES, Asociación de Abogados, Comisión de Trabajo de Diputados, el Departamento de Derecho del Trabajo de la UBA, Asociación de Abogados laboralistas, etc) formadoras de opinión en la materia.

De allí que se le dio tanta importancia y trascendencia a que lo resuelto por el Consejo del Empleo la Productividad y el Salario Mínimo Vital y Móvil fuera por unanimidad. Se vieron forzados a excluir ilegalmente a Pablo Micheli y José Rigane como consejeros para que ello suceda.

La subordinación oral de Moyano, y real de Yasky responde a ese criterio de “unicato”. La mención en el discurso presidencial a la importancia de que la CTA estuviera en esa lógica, y abandonara su condición de “contra” era la demostración simbólica. Todos los sectores productivos: la Mesa de Enlace del sector agropecuario, la UIA, los bancos… todos se subordinan al “modelo”. Se acabaron las autonomías, las abstenciones, la diversidad. Esas son las “imágenes” que la Presidenta viene prefiriendo y junto a la dicotomía y la falsa dicotomía conforman el discurso oficial.

Por eso vamos a notar, inclusive de algunos de nuestros compañeros, una nueva tolerancia hacia la hegemonía del Estado. Es muy visible en el comunicado publicado por la Agrupación de Yasky sobre el conflicto de Subterráneos: habla sobre la huelga como último recurso, el respeto del usuario, ensaya lo que viene en materia de discurso del conflicto.

El conflicto capital-trabajo va a re-contextualizarse. Se va a ir incorporando paulatinamente el tema de la necesidad, racionalidad y cuidado con el crecimiento económico del “modelo”. Esta afinidad electoral y discursiva, sólo demostrada unilateralmente en el “aplauso”, sin contraprestación (las quejas en los diarios de Pedro Wasiejko del incumplimiento del acuerdo de volver a convocar al Consejo del Salario para el tratamiento del Salario Familiar, es una demostración) por parte de los empleadores y el Gobierno, se va a ir afianzando como postura de los dirigentes sociales y sindicales del sector pro-oficialista, y como método de resolución de los conflictos por parte de las autoridades.

El peligro de la crisis internacional va actuar como factor de disciplinamiento ante el miedo a estar peor y a su vez va a ser uno de de los elementos de justificación represiva y de continuidad de la emergencia.

Estamos frente a la finalización de una etapa. El Gobierno junto a la profundización del cambio del paradigma productivo provocado en los primeros ocho años, pretende ahora su permanencia en el tiempo. El modelo neo-desarrollista se debe afianzar en esta lógica. Para ello va ser necesario el famoso “orden”.

Podemos calificar las etapas desde el 2001 en adelante:

1. Agotamiento del modelo neoliberal y transición 2001-2003. Fin de la insurgencia popular aguda. El Estado como intermediador de los conflictos. Instalación del modelo de gradualismo y de negociación colectiva.

2. Reconstrucción productiva y racionalización del conflicto (trasferencia del conflicto en el territorio a lo que llamo el gobierno y la UIA conflicto genuino, relación capital-trabajo). (2004-2006).

3. Crecimiento productivo. Crecimiento de la afiliación social y sindical, Crecimiento de la pluralidad de sujetos y de conflictos. Tolerancia relativa. Baja y media represión del conflicto. Comienzo de la desaceleración del crecimiento (2007-2011).

4. Hegemonía del modelo neo-desarrollista. Afianzamiento. Re-monopolización del sujeto social y sindical, Represión del conflicto por fuera del modelo y de de los sujetos que no sean afines. (20011 en adelante).

Algunas reflexiones finales.

Los sectores populares autónomos y anticapitalistas debemos reagruparnos lo antes posible. Unas horas antes que sea tarde.

Nuestro rol en la etapa debería ser analizado día a día en la búsqueda del nuevo paradigma alternativo y autónomo de la clase trabajadora.

En esta etapa de desarrollo de algunas ramas de la industria, especialmente de la agro-industria, debería generarse desde la CTA un plan estratégico especialmente dirigida a crear verdaderos contrapoderes en los sectores de mayor concentración organizativos en la perspectiva de la lucha económica.

Debemos extender las fuentes de poder para continuar creando poder.

Lo descripto en este documento es la disputa del poder en los trabajadores. Nosotros pretendemos justamente la alternativa: el poder de los trabajadores.

Vaya desafío.

Horacio Meguira es Director del Departamento Jurídico de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Estibadores portuarios: “Renacimos de las cenizas”

Marcelo Paredes (ACTA)

Francisco Pancho Montiel es el Secretario General del Movimiento de Estibadores Portuarios de Pie. Una organización recientemente afiliada a la CTA surgida de las cenizas del incendio neoliberal de los 90. Sobrevivieron, se organizaron, crecieron, tuvieron una reparación histórica del Estado como víctimas de las privatizaciones, fueron perseguidos, presos y procesados.

Rompen las calles cuando salen a manifestarse y es un espectáculo compartir sus asambleas de martes y viernes en el local, galpón y comedor de Puerto Nuevo, rodeados de containers y de historias de lucha.

Son jubilados de uno de los trabajos más duros que existen y crearon de la nada una organización solidaria que consiguió mucho y va por más.

Un poco de todo eso le pedimos a “Pancho” que nos cuente entre mates con yuyos y libros libertarios.

“Si uno no tuviera en cuenta las circunstancias históricas, podríamos decir que somos un movimiento espontáneo. Pero, en realidad, el movimiento está unido a lo que fue nuestra actividad gremial desde siempre en el puerto. Me refiero fundamentalmente a la agrupación sindical portuaria Agustín Tosco perteneciente al Sindicato de Portuarios (SUPA) con la que nos enfrentábamos al oficialismo y a las privatizaciones que se venían en los noventa”. Así ubica en la memoria política “Pancho” Montiel al Movimiento Estibadores Portuarios de Pie. Era esa agrupación la que impulsaba la lucha contra la privatización del Puerto de Buenos Aires en tiempos donde el neoliberalismo arrasaba con todo. Fueron ellos los que empujaron el paro general por tiempo indeterminado el 13 de mayo de 1992 como una medida extrema para evitar lo que parecía inevitable.

Como consecuencia de esa medida de fuerza fueron echados miles de trabajadores eventuales, que no pertenecían a ninguna empresa. Pero echarlos significaba, ni más ni menos, que sacarles la tarjeta magnetica que les daba la Prefectura para poder entrar al puerto. Finalmente el 28 de mayo de 1992 se publica en el Boletín Oficial un decreto de privatización (817/92 con la firma de Menem y Cavallo) por el que se suspendían los convenios colectivos de trabajo de los 33 gremios del puerto. A “Pancho” Montiel y a otros trabajadores le quitaron la plástica, los borraron del registro portuario y lo corrieron del puerto.

Del padrón de 9.000 estibadores registrados, tras el decreto y la aceptación del SUPA, sólo quedaron 1.050 trabajadores habilitados.

¿Y el resto?

El resto a la lona. En realidad, nuestro destino parecía estar sellado. La discusión pasaba por si bajábamos los brazos o moríamos peleando por esa posibilidad en un millón que creíamos tener. El paro fue hermoso pero finalmente nos echaron a la mierda.

¿Qué vino después?

Cada uno de nosotros fue agarrando el camino que pudo, como pudo. Con toda la bronca. Siempre con una visión parcial y falsa de que eso te está pasando solo a voz, que es algo que hiciste mal. Nos costaba vernos como las víctimas de una política económica del Estado. Ahí aprendimos que tener conciencia es simplemente darse cuenta. Cuando vos te das cuenta, es que tomaste conciencia. Pero pasaron los años, esperábamos que se caiga Menem, que se caiga el otro, que cambiaran las cosas pero no pasaba nada. Hasta que pasó lo del 2001. Fue una rebelión de pibes, de estudiantes que nos sacaron a flote a nosotros. Nos dio nuevos ánimos, nos cambió el eje, nos dieron ganas de volver a soñar.

¿A quienes?

La verdad éramos un grupo de tres. Ana Gorría, Bernabé Naranjo y yo. Pero, como dijo Lenin, no éramos tres, éramos una organización de tres que es distinto. Nos dimos manija y empezamos a convocar a los demás. Con Naranjo y otros compañeros como el querido Jacinto Abrahan nos sentábamos sobre unos palos en Retiro y les contábamos a los viejos portuarios que nos estábamos organizando para pedir un decreto de Reparación Histórica. Al principio no nos creían o no nos tenía fe pero luego con los primeros logros empezaron a acercarse.

¿Qué fue lo primero que consiguieron como organización?

En mayo del 2005 fundamos el Movimiento Portuarios de Pie. Lo primero que conseguimos fue un dictamen de la Secretaría de Derechos Humanos donde reconoce que aquel decreto de Menem conculcaba nuestros derechos. Eso fue como el sable de San Martín para nosotros. Solo mostrando ese papel con el dictamen, conseguimos en pocos meses ser 120 compañeros. Lo segundo que conseguimos fue una bolsa de alimentos de la Administración General de Puertos (AGP) y en poco tiempo ya éramos 420 compañeritos. Más por la bolsa que por otra cosa. Pero ya éramos más. Después conseguimos que nos cedieran lo que era un comedor ferroportuario abandonado y lo convertimos con nuestras propias manos en nuestro comedor y local del Movimiento. Allí seguimos creciendo hasta los 5.000 compañeros y compañeras.

¿Cómo consiguieron el decreto de Kirchner?

Para septiembre del 2006 el decreto ya estaba en su escritorio a la firma pero no se firmaba. 6.000 estibadores portuarios con edad de jubilarse y muchos más que nos acompañaban, pasamos por arriba de la Infantería y rodeamos la Casa de Gobierno. El humo de las gomas de autos ardiendo entró por las ventanas presidenciales y fuimos recibidos con la promesa de que en octubre se firmaba. Para octubre en la Plaza de Mayo había portuarios, marítimos, navales, organizaciones hermanas, familiares, amigos y todo el que pudimos arriar para sumar 15 mil almas frente a la Casa Rosada. Así fue que el 10 del 10 del 2006 a las 10 horas se firmó el decreto en el Salón Sur ante 200 compañeros adentro y miles y miles afuera.

¿Qué significaba?

Nos reconocía como víctimas de la privatización por el decreto 817 con lo cual el Estado nos tenía que hacer los aportes desde el 92 hasta el 2006 a través de la AGP. 14 años y cuatro meses para los que en esa época trabajábamos y 10 años para los que estaban jubilados. Así fue que en los primeros cuatro meses se jubilaron 2.500 compañeros con un ingreso de 4.800 pesos. Era pasar del infierno a tocar el cielo con las manos”.

Pero después de la victoria, marche preso.

La ANSES nos fabrica una causa y el juez nos dice que nosotros éramos desprolijos. Más que desprolijos, éramos una tribu de indios rabiosos. Si nosotros veníamos del infierno, que pretendía este juez boludo. Somos trabajadores del puerto. Conocemos del esfuerzo, de la dureza no de la prolijidad. La cuestión es que nos hacen una causa por extorsión, por estafas y no se cuantas cosas mas a raíz de una propiedad que compramos para nuestra Mutual, que todavía no tenía los papeles en regla por las demoras de la burocracia. Con la promesa de jubilaciones rápidas, tientan a compañeros para que testifiquen contra nosotros y nos armaron la causa. Nos allanaron, se llevaron documentación y nos metieron en cana a los compañeros Escalada, Naranjo y después a Ana Gorría y a mí. Nos llevaron encadenados y estuvimos once meses en Ezeiza. Tras una huelga de hambre de 23 días y con el apoyo de todos los compañeros del Movimiento logramos la libertad en octubre del 2008. Aún seguimos procesados y peleando la causa en el Consejo de la Magistratura por todas las irregularidades que se le adjudican al juez. El mismo ministro Tomada nos reconoció que algo había que hacer para pararnos.

Mientras ustedes seguían presos, dejaron de pagarle a los demás.

En diciembre de 2007 los funcionarios suspendieron arbitraria y maliciosamente el pago las prestaciones previsionales dejando de aplicar las actas reglamentarias y privándonos de los correspondientes reajustes de otros 3500 portuarios que tenían el trámite iniciado en ANSES. Esta maliciosa demora del Ministerio de Trabajo en aplicar la normativa vigente, que ya lleva más de 50 meses, lesiona los derechos adquiridos de más de 3.500 portuarios y perpetúa el genocidio económico del menemismo. Pedimos que se aplique la normativa que se encuentra vigente y que estos funcionarios se niegan a aplicar, En realidad nos metieron presos para parar el proceso jubilatorio.

¿El mismo derecho de reparación les puede caber a otras víctimas de la privatización?

Ahí está el problema. Somos un antecedente para los trabajadores ferroviarios, petroleros, gasistas y todo tipo de laburantes que fueron víctimas de las privatizaciones. En este país nunca se reparó nada. Ni la Semana Trágica, ni la Patagonia Rebelde, ni la Gran Huelga Ferroviaria de 1912 ni un carajo. Nosotros lo conseguimos de Kirchner porque sólo tenía dos posibilidades: firmaba o nos mataba a todos. Éramos una jauría de hombres desesperados. Como decía Tosco, nuestras únicas armas eran y son la verdad, la nobleza, la libertad y la igualdad. Así fue que nosotros sacamos un gremio de la tumba al que lo habían llevado los traidores que se vendieron al liberalismo. Lo hicimos renacer de sus cenizas como el Ave Fénix.

¿Y por qué entraron a la CTA?

Porque hemos recorrido un largo camino de lucha resistiendo el embate de la política privatizadora de liquidación de nuestras fuentes de trabajo y de pérdida de la soberanía de los puertos de nuestra Patria, porque hemos peleado por obtener una reparación histórica a todos los compañeros que fueron despojados de sus derechos laborales y así logramos que hoy se hayan podido jubilar 3 mil compañeros y porque compartimos los mismos principios de autonomía, democracia y libertad sindical que tiene esta Central que se reconoce heredera de los valores de la CGT de los Argentinos. Por eso.

¿Qué CTA quieren?

No queremos una CTA que sólo pelee por aumentos salariales o convenios colectivos sino que fundamentalmente luche por la transformación revolucionaria de nuestra Patria. Por la recuperación del patrimonio nacional por parte del Estado, la flota mercante, YPF, los puertos, la flota fluvial, los ferrocarriles y las comunicaciones que hoy están en manos de los monopolios, socios de los neoliberales y vende patria. Queremos una Central que profundice la lucha por la creación de fuentes de trabajo para que cientos de miles de compañeros tengan condiciones dignas de vida, salud, vivienda, educación y que se organice para alcanzar la verdadera justicia social.

La Federación: “Un sueño hermoso”

“El hecho de haber entrado a la Central nos da una visión distinta. No estamos solos. Por eso queremos hacer una Federación de obreros marítimos y navales con los trabajadores de los puertos de Alto Verde, Santa Fe, Paraná, Concepción del Uruguay, Ingeniero White, Mar del Plata, Río Santiago, Campana, Zárate, La Plata, Beriso, Ensenada, San Martín, San Lorenzo, Ituzaingo, Lima, Misiones, Barranqueras-Chaco y Corrientes. Una federación sería una herramienta real y concreta para liberarnos de la lacra de la burocracia sindical”.

La Mutual

La Mutual del Movimiento Estibadores Portuarios de Pie es una organización civil sin fines de lucro y con fines solidarios. O como se decía en otra época, de socorros mutuos. Sumando a los afiliados de las distintas regionales llegar a los 13 mil compañeros y compañeros que aportan de su jubilación y disfrutan de la ayuda solidaria entre todos.

Se entregan remedios, se compran sillas de ruedas, se hacen arreglos en las casas de los compañeros más necesitados, se pagan operaciones de cataratas, se fundó una biblioteca, se compran elementos ortopédicos y todo lo que represente una necesidad. En su amplio local a un costado del acceso al puerto desayunan y almuerzan, inclusive con dietas especiales, cerca de 300 personas diariamente y los días de asamblea superan los mil comensales. Hace poco sirvieron el plato número un millón.

Cuentan con un predio en el conurbano donde fabrican muebles de madera, siembran las verduras y hortalizas que utilizan en el comedor y tienen un recreo para el esparcimiento, las guitarreadas y las comilonas que no dejan de organizar.

Ser estibador

“Anda a laburar al puerto”. “Laburo es cargar bolsas en el puerto” son frases comunes que pintan el trabajo esforzado, duro por antonomasia.

Suelen ser nietos e hijos de estibadores. Pertenecen a la generación que se instaló en el puerto para dejar de ser golondrinas. Y fundaron un barrio con más de 5 mil laburantes que luego Cacciatore derrumbó con la topadora y hoy se llama Villa 31.

Son hombres de trabajo rudo, de cargar bolsas del camión a la lingada y luego a la bodega del barco. Podían ser estibadores, guincheros, gangos, maquinistas, capataces, apuntadores. Gente de carga y descarga, de barco, de río. No lo consideran un oficio sino una condición, una forma de ser y de vivir.

Son hombres que se levantaban todas las mañanas a buscar trabajo porque nunca se era efectivo de ninguna empresa. Que salían cada día a ganarse el mango con su fuerza y su maña como única herramienta. Con su broncas y sus bravuras.

Por eso “Uno de los grandes motivos de nuestra felicidad es estar de nuevo en el puerto. Y aunque ya no trabajemos, tenemos una enorme incidencia en los jóvenes que sí lo hacen. Acá estamos para ayudarlos”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...