lunes, 10 de octubre de 2011

Las 25 Noticias Más Censuradas 2010/2011 (N° 3): Obama autoriza campaña internacional de asesinatos

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

El estadounidense Anuar Al-Aulaki, nacido hace 40 años en Nuevo México, fue asesinado el pasado viernes 30 de septiembre 2011 en el Yemen, por orden de Barack Obama, tras ser declarado terrorista y anunciarse a los medios en abril de 2010 que estaba en una lista presidencial de ejecuciones extrajudiciales. La administración Obama puso reservadamente en ejecución una “idea incompleta” legada por la presidencia de George Bush II que consiste en un programa presidencial internacional de asesinatos “de hecho”. Documentos judiciales, evidencias ofrecidas por Human Rights Watch y un reporte especial de Naciones Unidas alegan que se ha puesto en “listas de la muerte” a ciudadanos de EEUU sospechosos de “animar el terror”. Las listas de la muerte, obviamente, apuntan a estadounidenses musulmanes.

El ex Director de Inteligencia Nacional de Obama, Dennis Blair, almirante retirado, dijo en una sesión del Congreso que el programa estaba dentro de los derechos del Poder Ejecutivo y, por tanto, los contenidos de la “lista de la muerte” no necesitaban ser revelados. Obama se las arregló, en abril de 2010, para quedar en el anonimato, pero envió a sus empleados de la Casa Blanca a recorrer los grandes medios para filtrar su decisión de asesinar al estadounidense Anuar al-Aulaki donde fuera encontrado por la CIA y la noticia fue reproducida como propaganda sin cuestionar la asunción de un poder presidencial sobre la vida y la muerte de los ciudadanos acusados de “terrorismo” sin debido proceso y contra la Constitución.

Por lo menos se sabe de otras dos personas que han sido asesinadas por operativos de la CIA bajo esa orden presidencial. Cuando el programa fue desafiado en una corte de Nueva York, en diciembre 2010, el juez John Bates rehusó acoger la demanda diciendo: “hay circunstancias en que la decisión del Ejecutivo de matar a ciudadanos de EEUU en ultramar está constitucionalmente comisionada a las ramas políticas [del gobierno] y es judicialmente inapelable”.

Las “listas de la muerte” salieron a la luz pública con un enfoque más fundado en la razón y los derechos ciudadanos que en la histeria mediática el 8 de diciembre de 2010, cuando el periodista William Fisher, de la agencia informativa Inter Press Service, reportó que el día anterior el juez Bates rehusó acoger una demanda de Nasser Al-Aulaki respecto a los derechos de su hijo Anuar Al-Aulaki, un clérigo musulmán residente en Yemen y nacido en Nuevo México, que supo de su inclusión en la lista. La judicatura renunció a desafiar la política de Obama de anotar para su futura muerte a ciudadanos de EEUU que están fuera de las zonas de combate y no plantean una amenaza inminente.



El magistrado admitió la "cuestión política” y reconoció “que algo perturbaba su conclusión”. Llamó al caso “único y extraordinario” y dijo que resulta crudo y deja perplejo, pues plantea “cuestiones fundamentales de la separación de poderes que involucran el papel apropiado de las cortes en nuestra estructura constitucional”. Pero en definitiva, rehusó el caso con argumentos procesales y encontró que “deben aguardar otro día los asuntos importantes respecto a los méritos de la autorización alegada de muerte anotada de un ciudadano de EEUU en ultramar".

Marcados para morir

El caso fue llevado a la corte en agosto 2010 por el Centro para los Derechos Constitucionales (CCR, su sigla en inglés) y la Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU, en ingles). Después que el juez acogió la moción del gobierno de sobreseer el caso, el jurista de la ACLU Jameel Jaffer dijo: “Si la sentencia está correcta, el gobierno tiene autoridad irrevocable para realizar matanzas apuntadas de norteamericanos dondequiera que el presidente juzgue que son una amenaza para la nación (...) Sería difícil -añadió- una proposición más inconsistente con la Constitución o más peligrosa para la libertad norteamericana”.

Jonathan Manes, asociado legal del Proyecto de Seguridad Nacional de la Fundación ACLU, le dijo a IPS: “La corte ha limitado drásticamente quién puede acudir a la justicia para desafiar una muerte apuntada antes del hecho. Ha dicho 'si marcan a una persona para matarla, el estado de la persona apuntada probablemente podría intentar conducir una acción de muerte por negligencia después del hecho’ (…) El problema es que la decisión del juez Bates sugiere que las cortes no tienen ningún papel en la determinación de la legitimidad de una matanza anotada, incluso después de cometida -por ejemplo en un pleito de muerte por negligencia-, incluso si la víctima es un ciudadano de EEUU", dijo. “Según el juez Bates, las reglas que gobiernan la muerte apuntada de ciudadanos se pueden escribir y aplicar en secreto, sin controles independientes en absoluto. Rechazamos la idea que el presidente tenga un poder tan amplio sobre las vidas y las muertes de ciudadanos en el extranjero”.

La ACLU y el CCR fueron requeridos por Nasser Al-Aulaki para iniciar un pleito respecto a la decisión del gobierno de autorizar la inclusión en la "lista de la muerte" de su hijo Anuar Al-Aulaki, ciudadano de EEUU asesinado finalmente el 30 de septiembre 2011. La demanda pidió que la corte dictaminara -fuera del contexto del conflicto armado- que el gobierno puede ejecutar muertes apuntadas de un ciudadano de EEUU solamente como último recurso para frustrar una amenaza inminente para la vida o la seguridad física. El libelo también pidió a la corte ordenar al gobierno divulgar la norma jurídica que utiliza para colocar a ciudadanos de EEUU en listas de la muerte.

El juez no contestó a la pregunta preocupante de los demandados: ¿“Cómo es que se requiere la aprobación judicial cuando el gobierno decide apuntar para su vigilancia electrónica a un ciudadano de EEUU en ultramar, pero se prohíbe el escrutinio judicial cuando EEUU decide a apuntar para su muerte a un ciudadano estadounidense en ultramar?”

Mientras tanto, un juez yemení ordenó a la policía el sábado 4 de diciembre 2010 capturar “vivo o muerto” a Anuar al-Aulaki, a quien el gobierno de EEUU describe como un clérigo musulmán radical que se ha ligado a varios diagramas de terror en EEUU. Lo han vinculado al diagrama de bomba del avión de carga el pasado mes de noviembre, al bombardero de una fábrica de ropa interior de Detroit y puede ser conectado con el bombardeo frustrado de Times Square.

Emplazamiento de HRW a Obama

Otras organizaciones de derechos humanos también están involucrándose en esta controversial batalla judicial. Human Rights Watch (HRW) invitó al presidente Barack Obama “a clarificar inmediatamente [por parte del gobierno] el raciocinio legal para muertes apuntadas”.



En una carta al presidente Obama, Kenneth Roth, director ejecutivo de HRW, dijo que el gobierno “debe contestar a las cuestiones fundamentales de cómo su administración determina si una persona puede ser apuntada”. Añadió: “Tales operaciones pueden ser legales en determinadas circunstancias, pero la ausencia de límites claros violará inevitablemente el derecho internacional y fijará un peligroso precedente para los regímenes abusivos del mundo entero”.

La administración Obama amplió dramáticamente el uso de listas de muerte fuera de los campos de batalla tradicionales que siguieron a los ataques del 11 de septiembre de 2001. Muchas de estas matanzas son conducidas por la CIA con el uso de los sistemas de aviones sin tripulación de combate, o abejones (drones).

El gobierno de EEUU afirma que, bajo el derecho internacional, tiene autoridad para utilizar fuerza letal fuera de las zonas de guerra bien definidas, porque enfrenta un conflicto armado global con Al-Qaeda y fuerzas asociadas. La carta de Roth a Obama dijo que “la demanda del gobierno de EEUU de que el mundo entero es un campo de batalla en el cual son aplicables las leyes de la guerra, mina las protecciones del derecho internacional. Esta noción desacreditada invita al uso de la fuerza mortal a otros países en situaciones donde EEUU se opondría fuertemente a su uso”.

HRW invitó a Obama a “proporciona mayor claridad en cómo el gobierno de EEUU determina cuando una matanza apuntada en una situación de conflicto armado resuelve los requisitos de la distinción y proporcionalidad bajo las leyes de la guerra y las medidas que está tomando para minimizar daño civil”.

Opinión: Obama supera a Bush

Glenn Greenwald, de www.Politics.Salon.com, escribió el 7 de abril 2010:

“Hoy, The New York Times y The Washington Post confirman que la Casa Blanca de Obama ahora autorizó expresamente a la CIA para matar a Al-Aluaki no importa dónde lo encuentren, ni a que distancia esté de un campo de batalla. Escribí largamente sobre los peligros y la anarquía extrema de no prohibir al Ejecutivo el poder de asesinar a ciudadanos de EEUU lejos de un campo de batalla (es decir, mientras están durmiendo, en casa, con sus niños, etc.) y sin el debido proceso de cualquier clase. No repetiré esos argumentos (…) sino que quiero destacar cuan increíblemente orwelliano y tiránico es esto que hoy está a la luz en estos nuevos artículos …

“Ahora, en los Estados Unidos de Barack Obama, la manera de determinar la culpabilidad de los ciudadanos norteamericanos –y la imposición de la pena de muerte– es que el presidente, como piensa el rey que él es, decreta secretamente la culpabilidad de alguien como terrorista. Entonces él despacha a sus asistentes a correr a los periódicos de EEUU –ocultándose cobardemente detrás del escudo del anonimato que él mismo se concede– para proclamar que el culpable será muerto cuando sea visto porque el Líder lo ha decretado así por ser un terrorista. Simplemente, se afirma que Aulaki se ha convertido en un clérigo que expresa opiniones anti-norteamericanas y abogan por hacerlo blanco de un ataque militar estadounidense por terrorista “involucrado en diagramas”. Estos periódicos imprimen, entonces, este veredicto ejecutivo sin preguntar, sin ninguna oposición, ninguna investigación, ninguna refutación en cuanto a su verdad. Y el castigo se decreta así: la CIA ahora asesinará a este ciudadano norteamericano porqu
e Barack Obama ha pedido que así se haga. ¿Qué clase de persona podría justificar esto como posible o pensar que así se ejerce un poder de gobierno legítimo?

“Sólo para conseguir un sentido de cómo es este comportamiento extremo, considere –como lo divulgó el NYT– que ni siquiera George Bush apuntó a los ciudadanos norteamericanos para este tipo de matanza extrajudicial (aunque un ataque de abejón en Yemen, 2002, dio lugar a la muerte de un ciudadano norteamericano). Más llamativo, Antonin Scalia, en el caso de Hamdi v. Rumsfeld, 2004, escribió una opinión (unido a Justice Stevens) sosteniendo que era inconstitucional que el gobierno de EEUU simplemente encarcelara (aún menos matara) a ciudadanos norteamericanos como “combatientes enemigos”; en su lugar, discutieron, la Constitución requiere que encausen a los norteamericanos por crímenes (tales como traición) y se les de un juicio antes de ser castigados. La corte completa de Hamdi sostuvo que por lo menos se requiere un cierto debido proceso antes que los americanos puedan ser encarcelados como “combatientes enemigos.” Con todo, ahora Barack Obama está demandando el derecho, no simplemente a encarcelar, sino d
e asesinar lejos de cualquier campo de batalla, a los ciudadanos norteamericanos sin ninguna clase de debido proceso. Incluso, el congresista republicano Pete Hoekstra, cuando interrogó al almirante Blair, reconoció los severos peligros de aumentar este poder omnímodo.

“¿Y qué pasa con todos los progresistas que gritaron por años contra el tratamiento tiránico de la administración Bush a Jose Padilla? Bush simplemente encarceló a Padilla por años sin un juicio. ¿Si ése fue un vicioso asalto tiránico a la Constitución –y así fue– ¿qué debe decir el ganador del Premio Nóbel de la Paz [Obama] sobre el asesinato de ciudadanos norteamericanos sin debido proceso?

“Todo esto subraya el punto principal marcado en un nuevo artículo excelente de Eli Lake, que recopila y documenta comprensivamente lo que bien conocen aquí los lectores: que mientras los discursos de Obama y algunas políticas de su administración han acentuado una ruptura con lo que fue la era de Bush,” la realidad es que esta administración ha conservado y, en algunos casos, reconstruido lo esencial de Bush/Cheney respecto a las libertades civiles y al terrorismo. Como Al Gore, en su magnífico discurso 2006, protestó por la “Guerra de Bush contra la Constitución”:

“–¿Puede ser verdad que cualquier presidente tiene realmente tales poderes bajo nuestra Constitución?

“–Si la respuesta es sí, entonces ¿bajo qué teoría se rige la comisión de estos actos?, ¿hay actos que puedan ser prohibidos en su cara?

“–Si el presidente tiene la autoridad inherente para escuchar detrás de las puertas de los ciudadanos norteamericanos sin una autorización, encarcelar a los ciudadanos norteamericanos por su propia declaración, secuestrarlos y torturarlos, ¿después qué no puede hacer él?

“–Observe el poder que fue perdido desde la acusación de Gore al radicalismo de Bush: el poder de matar a ciudadanos norteamericanos. Añada a esta letanía lo que Obama ahora ha hecho y considere cómo se convierten los cuestionamientos acusatorios de Gore que ahora obligan más.

“–Actualización: Cuando Obama buscaba la designación demócrata, el Colegio de Derecho Constitucional contestó a un cuestionario sobre el poder ejecutivo distribuido por Charlie Savage del Boston Globe, y ésta fue una de sus respuestas:

“–5. ¿Permite la Constitución que un presidente detenga a ciudadanos de EEUU sin cargos como combatientes enemigos ilegales?

–[Obama]: No. Rechazo la demanda de la administración Bush de que el presidente tenga autoridad plenipotenciaria bajo la Constitución para detener a ciudadanos de EEUU sin cargos como combatientes enemigos ilegales.

“Pues bien, en aquel entonces Obama dijo que el presidente carece de poder simplemente para detener a ciudadanos de EEUU sin cargos. Ahora, como presidente, él se arroga el poder de asesinarlos sin cargos.

Incluso sus seguidores duros, de corazón, ¿podrían intentar reconciliar eso con una apariencia seria?

“Como Spencer Ackerman documenta hoy, no sólo John Yoo reclama contra la arrogación de poderes del presidente. Obama está demandado aquí”.

Epílogo (Hispantv.com)

“Fuentes yemeníes y estadounidenses han comunicado este viernes [30 de septiembre 2011] la muerte de Anuar al-Aulaki, ciudadano estadounidense de origen yemení, quien era uno de los terroristas de Al Qaeda más buscados, fallecido en un ataque organizado por la CIA y por el Comando Conjunto de Operaciones Especiales (JSOC, por sus siglas en inglés) dentro de Yemen.

“Anuar al-Aulaki, junto a otros integrantes de la red de Al Qaeda que le acompañaban murieron en el ataque aéreo, efectuado durante la mañana del viernes contra dos vehículos en que transitaban entre Maarib, en el este de la ciudad capitalina de Saná, y Juf, provincia fronteriza con Arabia Saudita, informa AFP citando a fuentes tribales.

“El presidente estadounidense, Barack Obama, ha calificado la muerte de al-Aulaki como "un golpe muy duro contra el brazo más activo de Al Qaeda".

“Al-Aulaki, considerado por Estados Unidos como una amenaza tan grande como Osama bin Laden, había sobrevivido a un bombardeo estadounidense similar a principios de mayo, poco después de que el presidente Obama informara de la eliminación del líder de Al Qaeda en Paquistán.

“El 24 de septiembre la aviación yemení trató de cumplir el deseo estadounidense al lanzar un ataque contra un supuesto paradero de al-Aulaki en la provincia de Shabwa, en el sur del país. No obstante, al-Aulaki no se hallaba en la localidad al momento del bombardeo. Dicho ataque se cobró 34 vidas”.

Foto: Anuar al-Aulaki

Fuentes:
-Muere alto miembro de Al Qaeda en Yemen http://www.hispantv.com/detail.aspx?id=166619
-“Judge declines to Rule on Targeted Killings of U.S. Citizens,” William Fisher, Inter Press Service, Dec. 8, 2010. http://ipsnorthamerica.net/news.php?idnews=3426
-“Letter to President Obama – Targeted Killings,” Human Rights Watch, Dec. 7, 2010. http://www.hrw.org//en/news/1210/12/07/letter-obama-targetedkillings
-“Confirmed: Obama Authorizes Assassination of U.S. Citizen,” Glenn Greenwald, Salon.com, Apr. 7, 2010. http://www.salon.com/news/opinion/glenn_greenwald/2010/04/07/assassinations
-Philip Alston, UN Special Rapporteur on Extrajudicial Killings, Mar. 30, 2010. http://www.extrajudicialexecutions.org/unitedstateoof america1
-Philip Alston, UN Special Rapporteur on Extrajudicial Killings, Mar 30, 2010. http://www.extrajudicialkillings.org/LegalObservations
-“Extra Judicial Killings: U.S. Government ‘Death List’ for American Citizens,” Francis A. Boyle, Global Research, February 10, 2010. http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=17527
-Student Researchers: John M. Curtin, Molliann Zahm, Maria Rose, Vincent Caruso & George Antzoulis, Niagara University
-Faculty Evaluator: Brian Martin Murphy, Niagara University; Mickey Huff, Diablo Valley College

Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

De la obsolescencia programada a la obsolescencia educativa

Darío Balvidares (especial para ARGENPRESS.info)

¿Por qué en un pueblo de Estados Unidos hay una bombita que funciona hace casi 110 años, mientras que las nuevas no duran más de doce meses? Porque en los años ’20 los fabricantes de bombitas se reunieron en Suiza para ponerles un tope de mil horas (500 menos de lo que funcionaban las de Thomas Alva Edison en 1881) y poner en marcha el motor secreto de nuestra sociedad: la obsolescencia programada. Desde entonces, celulares, electrodomésticos, juguetes y hasta la ropa tienen una fecha de vencimiento fría y perversamente calculada para vender más. El documental Comprar, tirar, comprar que TVE ha colgado de manera gratuita en su página de Internet, reconstruye la historia de esta maquinaria invisible que está inundando el mundo de basura y que responde una pregunta centenaria: ¿adónde va la luz cuando se apaga? A los bolsillos de los fabricantes de bombitas. (1)

La idea de que el mercado no puede parar en su reinvención permanente es la prueba de su eterno retorno generando la ilusión de lo nuevo, creando públicos para cada uno de sus productos que después serán obsoletos y habrá que ir en busca de otros que estén al alcance de nuevos y más nuevos consumidores.

Pero no solo la obsolescencia alcanza a productos / objeto, la continua reinvención del mercado también ha llevado a aquello que dice el geógrafo David Harvey: “acumulación por desposesión”: Convertir en objeto de mercado, la seguridad social, la salud, la vivienda y la misma educación.

Recordemos que uno de los eslogan más preciados que se pusieron de moda en los ’90 era aquel que nos “convencía” de la modernización del Estado, esa modernización había, implícitamente, declarado obsoletas a las empresas públicas y estatales (que sabemos que no son sinónimos); también había “decretado” que era una obsolescencia pretender que los fondos jubilatorios los administrara el Estado.

El eslogan de la modernización, que no es más que el proceso de privatización de lo público para que las corporaciones más poderosas redoblen sus optimizaciones de ganancias generando nuevos mercados sigue su curso, aunque con variables, en aras de la productividad.

El maridaje: productividad y educación

“Educación y Conocimiento, ejes para la transformación productiva con equidad” (2) fue uno de los documentos madres de la llamada transformación educativa; para no hablar del padre: “La Educación encierra un tesoro” (3). Ambos fueron forjados como documentos rectores para decretar la obsolescencia del sistema educativo y su reemplazo vía transformación programada.

Este es el proyecto: subordinar y disciplinar el conocimiento a las gestiones de los organismos globales que tienen el mandato de las corporaciones empresariales y la complicidad de los gobiernos (vía créditos que conforman deuda externa).

Todo lo durable deviene obsoleto

Como Osram y Philips, pero casi 50 años más tarde, otros se reunieron en las dependencias del gobierno corporativo global y decidieron bajar la durabilidad del trabajo y lo flexibilizaron para que dure menos, también declararon obsoletos y flexibilizaron los derechos de los trabajadores esgrimiendo el eslogan sobre las formas modernas de empleabilidad: el contrato de locación de servicios, que dura como una bombita de luz después que Osram y Philips se juntaron en 1924 para acortarles la vida útil.

Tal vez las corporaciones son indirectamente proporcionales en su vida a lo que producen, es decir, cuanto más rápido mueren sus productos, incluso sus reemplazos, mas se alarga la vida de la corporación. Lanza los objetos al mercado para que envejezcan y desaparezcan para ser reemplazados por otros, y por otros… y por otros… y así. El estado de finitud alimenta la vida de quien optimiza ganancias, pues solo se vive en el mercado y el mercado es mero presente.

Como en Gran Hermano, la existencia es paradojal, se existe en el encierro virtual y cuando se asume la libertad se desaparece en el mundo físico.

Curioso, el encierro como forma de vida, la libertad como forma de muerte: “estás en casa” decía el eslogan institucional del canal de una corporación.

Gran Hermano “vive” en la medida en que los protagonistas “mueren”, incluso el último de los actores, que se lleva el éxito que el proceso de alienación del encierro le permitió conquistar, pero frente al siguiente Gran Hermano, el exitoso ya es pura obsolescencia.

La obsolescencia llega a la universidad

El plan Bolonia (o puesta al día de las universidades europeas (4)), que en una apretada síntesis es el proyecto para transformar en objeto/mercancía los sistemas universitarios de acuerdo con el rendimiento y el costo beneficio de las carreras que deberán ajustarse a las decisiones corporativas y por consiguiente a los vaivenes de la oferta y la demanda, o bien, desaparecer progresivamente.

El plan Bolonia (o un símil clonado, como Gran Hermano) desembarcará en esta costa, propiciado por el Espacio Iberoamericano del Conocimiento y avalado por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

De acuerdo con un cable publicado (9/03/11) por la agencia EFE. “El secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), Álvaro Marchesi, ha dicho hoy que aspira a alcanzar un espacio similar al de Bolonia de las universidades europeas y que para ello pero ”.

De la raza como categoría de la colonialidad moderna y la obsolescencia como categoría de la dominación posmoderna

Si la creación de la raza como categoría sirvió para afianzar los procesos de dominación y justificar el exterminio y la esclavización de determinados fenotipos, como los originarios, categorizados como indios, negros, mestizos, amarillos, etc. (entre otros), y por supuesto, la blanquitud, el blanco se ubica como la raza superior; ahora las clasificaciones de la modernidad tardía recurren al paradigma recategorizándolo en países de la OCDE (por sus siglas en inglés), que quiere decir: países dominantes y el resto clasificados como países emergentes, es decir, dominados o alineados o dependientes.

Siguiendo a Aníbal Quijano (5): “Las nuevas identidades históricas producidas sobre la base de la idea de raza, fueron asociadas a la naturaleza de los roles y lugares en la nueva estructura global de control del trabajo. Así, ambos elementos, raza y división del trabajo, quedaron estructuralmente asociados y reforzándose mutuamente, a pesar de que ninguno de los dos era necesariamente dependiente el uno del otro para existir o para cambiar. (…)

Así, cada forma de control del trabajo estuvo articulada con una raza particular.

Consecuentemente, el control de una forma específica de trabajo podía ser al mismo tiempo el control de un grupo específico de gente dominada. Una nueva tecnología de dominación/explotación, en este caso raza/trabajo, se articuló de manera que apareciera como naturalmente asociada. Lo cual, hasta ahora, ha sido excepcionalmente exitoso”.

Ese moderno patrón de poder mundial también se asocia con el concepto de etnocentrismo como modo de producción y control de la subjetividad y del conocimiento; perspectiva distorsionada de nuestra experiencia histórico - social.

El etnocentrismo propone la superioridad de un grupo sobre otro en cuanto a formas culturales (en sentido amplio) así los blancos (españoles, portugueses, ingleses, franceses, después europeos) se otorgaron derechos de conquista sobre los otros grupos en América y el nuevo patrón de poder mundial comenzó su producción de hegemonía.

La reproducción (siguiendo a Quijano) de la dominación aparece en la actividad material, tecnológica, religiosa; ese proceso de colonización de las categorías cognitivas condicionó los modos de producir u otorgar sentido a los resultados de la experiencia material, intersubjetiva, la generación del imaginario, el nuevo universo cultural.

Aquí vale destacar como esas relaciones alteradas de intersubjetividad y dependencia se desplazaron y actúan aún hoy como patrón de poder mundial puesto que podríamos arriesgar que lo íntimo cultural pre-americano fue ultrajado, dominado y cambiada su clave por la perspectiva etnocéntrica y el eurocentrismo como modelo cultural que establece el dualismo entre europeos y no europeos.

Así la idea de modernidad asociada sólo con la perspectiva etnocéntrica del eurocentrismo y a la mirada impuesta por la clasificación racial sobre las ideas de lo avanzado, el desarrollo, lo nuevo, de lo racional son características de los mitos fundantes de la modernidad en la versión eurocéntrica: la idea-imagen de la historia de la civilización humana como una historia que parte de un estado de naturaleza y termina en Europa; y el otro, otorgar sentido a las diferencias entre Europa y no-Europa como diferencias de naturaleza (racial) y no de historia de poder.

Si bien el dominio del capital estableció y establece las formas de organización del trabajo y de sus productos, así como los esclavos fueron organizados como mercancía y en la servidumbre del trabajo gratuito en la minería y en la agricultura, el nuevo patrón mundial de poder incluye los organismos internacionales como supra poder político mundial.

El desplazamiento hacia otros territorios de colonización en el proyecto de la modernidad resulta evidente por las características que se sustentan en cuanto a la esencia del concepto de colonialidad del poder, nos referimos a la esencia, por cuanto la clasificación que establece la categoría “raza” asociada al capitalismo y a la búsqueda de mercados redefine al territorio educativo.

No se trata sólo de “conocer” desde la perspectiva etnocéntrica y establecer y sustentar desde la pedagogía “centrista” acuñada en el interior de nuestro sistema educativo que reproduce históricamente desde Sarmiento y su civilización y barbarie las categorías producidas por la perspectiva eurocéntrica, a la que se le suma la pléyade llamada generación del ochenta que establece el modelo de organización social, política y económica desde la misma perspectiva; sino de generar un nuevo imaginario que globaliza en el mismo movimiento pendular de inclusión-exclusión que reproduce de manera permanente la colonialidad del poder, el dualismo: Europa – no Europa; países de la OCDE; países no- OCDE.

La modernidad de la modernización: de la obsolescencia educativa y la modernización del sistema.

Todo en educación parece de obsolescencia compulsiva, programas devenidos de los países de la OCDE establecen ranking de universidades, como, por ejemplo, la nota publicada por el diario La Nación (7-09-11), donde la Universidad de Buenos Aires (UBA, por sus siglas en argentino) aparece en el puesto 270 detrás de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica, de acuerdo con la octava edición de la QS University Ranking.

Al mismo tiempo que la QS clasifica, en su página WEB, también ofrece lo siguiente:

QS Estrellas fue diseñado en respuesta a las necesidades de la institución solicitando una evaluación que evalúe todos sus puntos fuertes, con indicadores más globales, además de los que se utilizan la clasificación.

Aprenda cómo QS Estrellas está sacudiendo la universidad global sistema de clasificación y por qué las universidades se están inscribiendo para obtener sus Estrellas QS.

Una de las preguntas que surgen: ¿cuáles son las necesidades de las instituciones?

Estamos frente al ranking del mercadeo universitario que funciona con la misma lógica que la competencia en hotelería, pero además, cuáles son las universidades que QS pone en los primeros lugares:

1º Cambridge
2º Harvard
3º MIT
4º Yale
5º Oxford
6º Imperial College
7º College London
8º Chicago
9º Pennsylvania
10º Columbia
169º UNAM y San Pablo
235º Estatal de Campinas
250º Universidad Católica
262º Universidad de Chile
270º UBA

El anglocentrismo y sus derivados ocupan los 10 primeros lugares (el top ten).

Estamos en presencia de nuevos sistemas clasificatorios, que también tienen que ver con las matrículas y las cuotas que pagan los estudiantes. La indistinción entre universidades públicas y privadas, las ofertas de carreras y posgrados.

Un paseo por la hotelería del “conocimiento”, las universidades expuestas como recorrido turístico para un sector de estudiantes mundializados a los que se les habla de excelencia y calidad, se les habla del conocimiento como producto y herramienta individual para alcanzar el éxito. El éxito personal en función de la optimización de ganancias empresarial es el objetivo del milenio, la meta del siglo XXI, asociado a la productividad, por supuesto.

Esta órbita parasitaria que gira y se nutre de eslogans publicitarios es el discurso de la modernización de las universidades, pero ¿no es que en Estados Unidos y en la misma Europa están muchos científicos y varios pensadores de países de la no-OCDE (es decir, de países periféricos, según el pensamiento etnocéntrico)?

La idea de la clasificación de las universidades y su posicionamiento lleva al cierre de carreras que no se consideran rentables para el mercado, se promocionan los estudios que profundizan los saberes instrumentales en función de lo que el mercado requiere en su vorágine.

Uno de los ejemplos fundamentales de los experimentos que se realizan en educación en función de la productividad tienen que ver con todos los procesos de transformación propuestos desde principios de los ’90 del siglo pasado, como decíamos al principio de este trabajo. Y esto bajo la marca: Educación para todos.

Los programas focalizados fragmentan las poblaciones y las evaluaciones mundiales estandarizadas, de acuerdo con los indicadores que exige el patrón de poder mundial, son la prueba del proceso de colonización cultural que produce mayor dependencia.

El experimento Chile y la obsolescencia de lo público: una narración

“Erradicar el desarrollismo del Cono Sur, donde se había arraigado más, era una cuestión mucho más compleja. Sobre ello discutieron dos estadounidenses que se reunieron en de la Universidad de Chicago. Santiago de Chile en 1953. Uno era Albion Patterson, director de la Administración para la Cooperación Internacional en Chile – la agencia gubernamental que con el tiempo sería la USAID – y el segundo Theodore W. Schultz, presidente del Departamento de Economía de la Universidad de Chicago. A Patterson le preocupaba cada vez más la creciente influencia de Raúl Prebisch y los demás economistas “rosas” de América Latina. ‘Lo que hay que hacer es cambiar la formación de los hombres, influir en la educación, que es nefasta’ había dicho a un colega. Este objetivo coincidía con la creencia de Schultz de que el gobierno de Estados Unidos no se empleaba lo necesario en la guerra intelectual contra el marxismo. ‘Estados Unidos debe reconsiderar sus programas económicos para el extranjero (…) queremos que (los países pobres) trabajen su salvación económica vinculándose a nosotros que su desarrollo económico se consiga a nuestra manera.’ Dijo.

Los dos hombres diseñaron un plan que convertiría a Santiago, un semillero de la economía centrada en el Estado, en lo opuesto, un laboratorio para experimentos de vanguardia sobre el mercado, ofreciendo así a Milton Friedman lo que deseaba hacía tanto tiempo: un país en el que poner a prueba sus queridas teorías. El plan original era sencillo: el gobierno estadounidense pagaría para enviar estudiantes chilenos a aprender economía (…) a la Universidad de Chicago. Schultz y sus colegas también recibirían dinero para viajar a Santiago, investigar la economía chilena y formar estudiantes y profesores en los fundamentos de la escuela de Chicago. (…) el Departamento de Estado estadounidense –decía- a los chilenos qué ideas debían aprender sus mejore estudiantes y cuáles no. Se trató de una intervención tan evidente de los Estados Unidos en los asuntos de Latinoamérica que cuando Albion Patterson contactó con el rector de la Universidad de Chile (…) le ofreció una donación con la que financiar el sistema de intercambio, el rector rechazó la oferta. (…) Patterson contactó entonces con el rector de una institución de menor importancia que carecía de Facultad de Economía. El rector de la Universidad Católica aceptó la oferta encantado y así nació lo que en Washington y Chicago se conocería como ‘el Proyecto Chile’. “
(…)

“Antes de los golpes militares, la principal tarea de la Fundación Ford en el Cono Sur había sido financiar la formación de profesores, principalmente de económicas y ciencias agrarias, en estrecha colaboración con el Departamento de estado de Estados Unidos.

… la Fundación Ford fue la principal fuente de financiación del Programa de Investigación y Formación Económica de la Universidad de Chicago, que produjo cientos de Chicago Boys latinos. Ford también financió un programa paralelo en la Universidad Católica de Santiago…”(6)

Hoy sabemos cómo fue el desarrollo del experimento Chile, pero hasta no hace mucho el modelo de educación chileno era la meta de los procesos de transformación educativa impuesto por la marca: Educación para todos, una marca más de la colonialidad del poder, diseñada, corregida y ejecutada desde el gobierno global: Banco Mundial, BID, UNESCO y el PREAL (Programa de Promoción de la Reforma Educativa para América Latina) con la asistencia de Fundaciones y ONGs creadas para consolidar el proceso de conversión del derecho a educación pública en mercado educativo.

Pero sigamos un poco más con la educación Chile: en 2006 estalló el primer gran conflicto contra la privatización del sistema, en 2009 fue el segundo conflicto y ahora en 2011 el presidente Piñera presenta un proyecto de ley para encarcelar estudiantes que levantan la voz en defensa de la educación pública; claro, si a los mapuches que reclaman sus territorios les aplican la ley antiterrorista, cómo no criminalizar a los estudiantes.

Un artículo Juan Francisco Coloane (2009) dice: “… el principal tema es: si el ajuste estructural todavía podrá sostenerse en Chile, sin el tipo de costo social y político como el generado por la deuda histórica de remuneraciones del personal docente.

Todo esto se llevó a cabo bajo los programas de reforma sectorial del Banco Mundial como parte del ajuste estructural (…) Los funcionarios locales han sido para todos los efectos prácticos, “co-autores” con los funcionarios del Banco Mundial de los documentos de base con los cuales se montó gradualmente la reforma (…) como un ‘plan rodante’ y su foco central inexpugnable: la privatización de la enseñanza”.

¿Por qué la obsolescencia?

Como vemos el motivo principal de decretar obsoletos los sistemas educativos, las prácticas docentes, el secundario, las universidades (con su falta de modernización), es parte de decretar la obsolescencia del conocimiento público como valor social y, vía reforma, encapsularlo en función de las “modernas” etiquetas, de los “modernos” eslogan, de la moderna colonialidad del poder, en cuanto a sus nuevas clasificaciones, los dictámenes de las consultoras de estándares de calidad, de estándares de eficiencia.

Lo medible en términos instrumentales y lo que no es medible es declarado obsoleto, excluido… Curioso, ¿no? En la era de la etiqueta de la “inclusión” se establecen ranking de exclusión.

Osram y Philips decidieron cuanto de vida tiene la “luz” y conceptualmente, si seguimos a Patterson y Schultz, ellos, también decidieron cuanto duraría el conocimiento público generado en la universidad pública y cómo fue el plan para el secuestro educativo en Chile.

Ecos de la obsolescencia programada, la desaparición forzada de lo público y las estrategias de la productividad

El sistema educativo es obsoleto, la escuela pública es obsoleta, los docentes somos obsoletos, la universidad es obsoleta, la obsolescencia es la nueva categoría de la marca actual, la nueva categoría de la colonialidad del poder para establecer nuevas clasificaciones de países, de universidades, de titulaciones, de “nuevas” formas de conservar la dominación para la rentabilidad corporativa que, históricamente “educa” en función de sus propios intereses, como veíamos el ejemplo de Ford.

En la actualidad vemos el avance empresarial sobre el sistema educativo: “Según la Coordinadora del Área de Educación de la AEA –Asociación Empresaria Argentina-, Cecilia Pasman, los estudiantes se inscribirán voluntariamente y tras una etapa de selección las empresas elegirán. Pasman es categórica: ‘El proceso de selección ya es un aprendizaje para los chicos porque les sirve como ejercicio para entrevistas laborales futuras. Las prácticas profesionalizantes no reemplazan lo que aprenden en la currícula, lo complementan’” (7).

En la Ciudad de Buenos Aires el gobierno, que en el área social depende del grupo Sophia, nos encontramos (mientras terminamos este artículo) con que el gobierno local presenta un proyecto de ley que disuelve las Juntas de clasificación y disciplina docente.

¿Qué significa?

Que la instancia más democrática del sistema va a ser avasallada en términos de obsolescencia. Las Juntas son entidades que clasifican a los docentes de acuerdo con su desarrollo (en sentido amplio), cada docente recibe un puntaje año a año en diversos ítems, ese puntaje es el que resuelve los cargos de ascenso como los interinatos y suplencias.

Ahora bien, esa es la función de las Juntas de Clasificación; pero lo simbólico es mucho más importante, porque de lo que se trata es de desintegrar es la regulación del sistema de clasificación. Aboliendo a las Juntas desaparece el derecho que los trabajadores de la educación tenemos a elegir a quiénes serás los integrantes de esas entidades, se borra la entidad, se borra el instrumento público de acceso al trabajo y a la carrera docente.

El grupo Sophia, al que pertenecen muchos de los funcionarios de la actual administración de Mauricio Macri, entre otros el ministro de educación, Esteban Bullrich y el jefe de gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, durante los años ’90 promocionaron un proyecto de autonomía de las escuelas porteñas (8) en el que partiendo de la falacia de la obsolescencia del sistema, de sus docentes y del estatuto que regula la actividad Sophia proponía la reforma en el marco de derogada Ley Federal de Educación.

La reforma de Sophía no es más que la misma a la que el sistema desnacionalizado quedó atado luego de las suscripciones a los convenios internacionales firmados por la Argentina para la transformación educativa por la que se reciben los créditos (endeudamiento en dólares) del BID y del Banco Mundial; además de la sujeción a la implementación de los programas de “mejoras” en educación, directos y vía “canje de deuda” que conllevan dichas suscripciones, avaladas periódicamente por las sucesivas Cumbres. (9)

Lo que se hizo en el plano jurisdiccional, esto es atomizar y hacer desaparecer la educación nacional para fragmentarla en jurisdicciones provinciales, en el proyecto Sophia se propone localmente: crear un ranking de escuelas (sin distinción entre públicas y privadas); derogar los derechos de los trabajadores docentes prescriptos en el Estatuto (régimen de licencias, carrera docente, salarios por productividad, etc.) proponiendo “nuevas” formas de precarización reguladas por el mercado educativo, entre otras la autonomía de la gestión escolar (fundaciones, ONGs), es decir tercerización del gobierno escolar a manos de grupos privados, como las escuelas charter de la provincia de San Luis.

Respecto de la figura del docente la propuesta es, también la competencia entre trabajadores, como si la competencia y el ranking y los procesos de privatización y tercerización de los dineros públicos a manos privadas fueran las categorías de la calidad del sistema educativo.

Desenmascarar la falacia

En una apretada síntesis (por economía de este artículo) lo que aquí ejemplificamos con el proyecto del grupo Sophia no es más que el andamiaje político que permite operar sobre la dialéctica de los conceptos obsolescencia – modernización que las políticas educativas establece para poner la totalidad del sistema en función de los requerimientos de la corporación empresarial. No es privativo del grupo Sophia, que es solo un ejemplo de cómo se utilizan las mismas estrategias de desfinanciamiento y disolución del carácter público del sistema para decir que es obsoleto y que hay que cambiarlo, reciclarlo en función de los intereses privados, corporativos, que no es más que lo que representan los organismos internacionales, las esfera del poder mundial que mundializa la educación bajo el logo: Para Todos

No se encuentran diferencias si rastreamos los discursos políticos sobre educación entre los distintos oficialismos provinciales y el nacional que administran el país.

Sobran los ejemplos en este artículo para mostrar como el nuevo patrón de poder mundial sigue operando con la categoría de colonialidad, la clasificación, la fragmentación, la organización del trabajo, en definitiva todo lo que la categoría raza difumina con su polisemia y su asociación con el etnocentrismo.

¿Adónde va la educación pública cuando se apaga? A los bolsillos de las corporaciones privadas.

Notas:
1) Miguel Keiruz (Radar. Pagina 12 - 30/1/11)
2) Documento de Cepal - Unesco
3) Informe Unesco
4) Ver “¿Universidad Pública o alimento transgénico de la corporación?” Argenpress – julio/agosto 2008
5) Aníbal Quijano: “Colonialidad del poder, eurocentrismo y América Latina”
6) Naomi Klein: La Doctrina del Shock: el auge del capitalismo desastre – Paidós –Buenos Aires - 2008
7) Andrés Sarlengo: “Estudiantes secundarios, productos a seleccionar” Argenpress – septiembre 2011
8) Ver “Proyecto de autonomía escolar” versión electrónica
9) Ver “La colonialidad educativa entre Cumbres y corporaciones, el final del carácter público del conocimiento, el “crimen” casi perfecto” Argenpress – diciembre -2010

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: De la educación al centro de la injusticia…

Andrea Dufournel (especial para ARGENPRESS.info)

El sistema educativo, tanto en Chile como en otros países, está siendo fuertemente cuestionado, no en vano llevamos ya cinco meses de movilizaciones frente a las cuales no hemos recibido del gobierno la respuesta que queremos escuchar. Acá no se trata de cambiar las cosas para mañana, se sabe que los cambios estructurales son paulatinos, pero el gobierno no tiene intenciones de renunciar a los enormes beneficios que el negocio de la educación ha significado para el sistema que defienden. A eso no está dispuesto.

El problema es tan evidente que hasta el FMI ha recomendado que se realice una reforma tributaria que permita satisfacer las necesidades sociales que requiere nuestro país, pero para el gobierno hacerlo sería comenzar a desmantelar el sistema económico neoliberal que implantó su principal mentor, Pinochet, ya que, de conseguir el movimiento social el cambio que se exige, sería sólo el comienzo.

Luego tendrían que reformar las administradoras de fondos de pensiones (AFP), que fueron también creadas bajo la dictadura, en 1981, e implementadas por José Piñera, hermano del presidente, régimen que ha sido exportado a otros países. Un sistema que ha agudizado el círculo de la pobreza, con pensiones miserables que no les permiten a los jubilados llegar a fin de mes, mientras los fondos de los trabajadores, que están obligados a “ahorrar”, son invertidos en la bolsa sometidos a los vaivenes del mercado, como si el dinero de los trabajadores pudiera ser apostado en una máquina tragamonedas, sólo pierden los cotizantes. Los dueños de las administradoras no ponen en riesgo sus ganancias, para ellos son un inigualable negocio. Luego viene el sistema de salud: las ISAPRES, han obtenido billonarias ganancias a costa de la salud de los chilenos y eso, por decir lo menos es inmoral, pero curiosamente, el estado no tiene según el ministro de salud, Jaime Mañalich, manera de regular.

La conveniente sordera del ejecutivo, no es casualidad, es premeditada. Se han parapetado tras el banco de la codicia formando un mundillo donde los pobres no tienen cabida, salvo para hacer sus tareas domésticas, ¿es que alguien que jamás ha sentido hambre o frío va a ser capaz de entender al pueblo?, sólo recomiendan encomendarse a Dios. Esa es la receta ya que a Él lo han puesto como cómplice de sus aberraciones, así expían sus culpas. Porque claro, lejos de mostrar señales de querer solucionar el conflicto estudiantil, lo han criminalizado, acusando a los estudiantes de violentistas y de ser los culpables del desastre que ha quedado cada vez que pretende marchar por la simbólica Alameda y han sido, por orden del gobierno, brutalmente reprimidos.

Argumentan que son los civiles quienes agreden a carabineros cuando las imágenes difundidas señalan lo contrario o es que: ¿ acaso los estudiantes y las víctimas de esta suerte de terrorismo de estado golpean con sus cabezas los bastones de la policía ?. El uso excesivo de gases lacrimógenos y el lanzamiento de agua con sustancias irritantes es, supuestamente, para apaciguar los ánimos pero sólo han logrado exacerbar a la multitud, ése es el diálogo al cual ha estado llamando “su excelencia”: mentiras, represión y violación al legítimo derecho a manifestarse.

Ahora acusan a los jueces de no aplicar “bien” la ley y dejar, a quienes son detenidos por la policía militarizada y acusados sin pruebas, en libertad. La intromisión descarada que pretende hacer la administración Piñera en el poder judicial indica que de democracia y de la independencia de los poderes del estado saben lo mismo que sabía la dictadura que metía mano en cada uno de ellos logrando manejar a los tribunales a su antojo, sin mencionar que cerró el parlamento con la finalidad de crear leyes convenientes a sus intereses sin tener ningún tipo de obstáculo.

La prepotencia que les otorga el poder al echar mano a las fuerzas policiales frente a la rebelión de un pueblo cansado, hastiado de los abusos, ya no recibirá la respuesta de los años 70 y 80 en que nos tenían aterrados; hoy la situación es diametralmente opuesta, la velocidad de la información y el apoyo internacional que el movimiento estudiantil ha logrado los ha puesto en un escenario incómodo, ya que lo que ellos aprendieron durante los oscuros años en que cogobernaron con el dictador, tiene por contrapartida lo que el pueblo aprendió de la lucha contra la dictadura.

Los jóvenes fueron invitados por el ministro de educación a “dialogar”, pero aparte de ser tratados vejatoriamente, aún las propuestas del gobierno no satisfacen las condiciones mínimas que debe tener un diálogo de iguales, y sólo se pretende imponer criterios que apuntan a conservar el modelo de desigualdad y segregación en el cual se basa fundamentalmente el actual modelo educativo chileno. El llamado a conversar que ha realizado el gobierno es meramente mediático donde han satanizado a los estudiantes, responsabilizándolos de perjudicar a los jóvenes más pobres del país, desligándose así de la responsabilidad de entregar soluciones. Frente a este escenario los estudiantes organizados en la Confech se han retirado de la mesa de “diálogo” ya que estiman que no están dadas las garantías mínimas, de parte del ejecutivo, para lograr algún acuerdo.

Mientras esto ocurre, “su excelencia” descalifica al movimiento y persiste inmutable. Al fin y al cabo cada día que permanece apoltronado en su tan anhelado sillón presidencial, su fortuna crece, y espera con ansias la ocurrencia de una nueva tragedia en el país, para así lograr remontar en las encuestas de opinión. Nos encontramos con un presidente bipolar que en su hábito de faltar a su palabra y afán de protagonismo ha manejado el conflicto con los escrúpulos de un especulador.

Hace muchos años, cuando aún no se tenía conciencia de que era fundamental educarse y que todos los jóvenes y niños tenían la educación como uno de sus derechos fundamentales, se decía y con mucha ironía que no todos los niños debían educarse, ya que de ser así … ¿quién le sacaría el yuyo a las papas?.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Ecuador: La división de poderes o el cuento de nunca acabar

Alberto Maldonado (especial para ARGENPRESS.info)

Como teoría, pase; pero como realización, no se ha dado nunca a plenitud. Ni siquiera los principales actores de la Revolución Francesa (fines del siglo 18) pudieron aplicar a plenitud esta tal división de poderes; división que no podía darse y poderes que nunca fueron tales, por si solos; por eso es que pasaron a llamarse funciones aunque nunca se dejó de hablar de poderes.

Se dice hoy en día que es un imbécil enciclopédico el que sigue hablando de poderes, y es un imbécil total, el que sigue hablando de división de poderes. Inclusive, a nivel académico, han quedado en el olvido aquellos que pretendían elevar a ese nivel la división de poderes. Hoy, en cualquier universidad del mundo que se precie, se estudian materias de Política-Económica o de Economía-Política ya que es un imposible dividir esa cátedra en Economía y en Política, porque lo uno impone condiciones a lo otro; y viceversa. ¿Es entonces posible dividir los poderes del estado en tres? ¿Se ha dado algún sistema político que aplique esta teoría? ¿Es que algún país es ejemplo de aplicación de esta división?

En teoría, muchos países del mundo tienen establecida la división de funciones: la función legislativa (a la que con frecuencia se dice que es la primera función del Estado) la función ejecutiva y la función judicial. En especial, en el mundo entero se ha dado que el que gana la función ejecutiva (elección de Presidente) quiere también controlar la función legislativa; o viceversa. Y se ha comprobado hasta la saciedad que una función ejecutiva puede ser disminuida y hasta destituida por una función legislativa adversa. En cambio, los países europeos, que en muchas cosas han dado ejemplo de ser pragmáticos (a veces, demasiado pragmáticos) se inventaron lo que ahora se llama el Régimen Parlamentario: los que ganan la mayoría legislativa imponen el poder ejecutivo; y si pierden, pues tienen que ceder las dos funciones a los contrarios. Y si el gobierno, durante la legislatura, pierde una moción o es censurado, pues tiene que irse a la casa.

En América Latina se persiste en la división clásica, aunque, en la práctica, el que gana unas elecciones presidenciales gana también el control del poder legislativo; y tarde o temprano, trata de hacerse con la función judicial, que ha sido la menos tocada pero la que, en nuestros países, necesitaba de urgencia de una compostura total. ¿O no?

¿Qué pasó cuando el Congreso de la República (supuesto primer poder del Estado) nombró una Corte Suprema de Justicia, que no era del gusto del Presidente Constitucional (el Ing. León Febres Cordero)? El otrora dueño del país mandó los tanques de guerra a impedir que la nueva Corte se posesione de sus funciones. ¿Qué pasó cuando el Presidente Constitucional, coronel Lucio Gutiérrez Borbúa, se le ocurrió nombrar una nueva Corte Suprema (la famosa Pichi Corte) que favoreciera a los fugados del país, principalmente al otrora también Presidente Constitucional de la República? (el abogado Abdalá Bucaram)

En fin, sería largo y tedioso citar por lo menos las veces en que la tal división de poderes ha sido violada. O por lo menos desconocida. Ha sido siempre un obvio que quien llega a la Presidencia de la República, quiera tener o controlar por lo menos la función legislativa. Y, en los hechos, también la judicial. ¿O es un secreto a voces que, por ejemplo, el social cristianismo (mientras fue poder político) se ha dado modos para controlar por lo menos la cúpula del poder judicial o que se nombren jueces y ministros jueces a gentes allegadas a esa tienda política?

Esto del copamiento de las tres (ahora, cinco funciones: la electoral y la ciudadana) es un objetivo en cualquier proceso que se precie, especialmente de revolucionario. No hay revolución en el mundo (para ser tal) que no oriente sus acciones a este copamiento. ¿La razón principal? Que cada sistema procura imponer en las funciones del Estado, sus circunstancias. El liberalismo, por ejemplo, tenía que cambiar las funciones de las antiguas monarquías e imponer las suyas propias, que después de un tiempo, resultaron anticuadas y antipopulares. El socialismo trató de hacer lo mismo. En fin.

Sin duda, las viejas oligarquías criollas (que sucedieron a los colonialistas) se dieron modos para “retener” algo del poder real cuando han aparecido “out sider” que han pretendido cambiarlo todo. Así, silenciosamente, se han quedado con el poder o función judicial a pesar de haber perdido el poder político. Y les ha dado buenos resultados.

En nuestros países (con algunas excepciones) la función judicial ha sido la intocada. Y en el momento oportuno, los jueces, especialmente los de las alturas, sabían cómo hacer a fin de defender los intereses políticos, económicos y sociales de sus mandantes. La historia es igualmente larga solo que, llegó un momento en que había que enfrentar ese problema porque la situación había superado, sin escrúpulos, los límites tolerables. El problema ya no estaba solo en la cúspide judicial sino que se había tendido una verdadera telaraña de oportunistas y jueces, que desconocían la ética, Era muy conocido que los abogados se palanqueaban un juzgado, una notaría, “para salir de pobrezas” Y también era público y notorio que la función judicial apestaba por los cuatro costados.

Se ha dicho y se ha asegurado que los Estados Unidos de Norteamérica (USA) es un ejemplo de respeto a esta división de poderes. Aparentemente, si. Lo que no se toma en cuenta es que demócratas y republicanos son casi lo mismo (se diferencian por muy poco) y el señor Obama (a quien le dieron el premio nobel de la paz anticipado) está demostrando que es así. Entonces, no tiene sentido cambiar a profundidad nada; menos la Corte Suprema de Justicia. Y el caso de los cinco cubanos (de Cuba) antiterroristas, es un ejemplo de que en ese país no pasa nada.

Precisamente, esos cinco muchachos, que espiaban a la mafia cubano-USA que actúa en Miami (el refugio que buscó nuestro “analista” de El Universo, Emilio Palacio) para contrarrestar y estar atentos a una serie de hechos terroristas patrocinados, desde esa ciudad, por la gusanera cubana, pues esos antiterroristas fueron sentenciados a penas totalmente absurdas (uno de ellos fue sentenciado a doble cadena perpetua y, por si acaso, a unos añitos adicionales) y a un tratamiento carcelario que no se da ni a los peores criminales USA, a pesar de que en el juicio se probó hasta la saciedad que esos muchachos no cometieron delito alguno contra los EE.UU. ¿Cómo explicar esas sentencias en un país que dijo que combatiría al terrorismo allí, donde se esconda?

Había que hacer algo; y ese algo, en Ecuador, se dio mediante una consulta popular, el 7 de mayo del 2011. El Presidente Rafael Correa –a pesar de lo que decían los medios sipianos y sus corifeos- prefirió preguntar a los y las ciudadanas: ¿quiere usted que un Consejo de la Judicatura Transitorio, en 18 meses plazo, ponga las bases para una restructuración total? La respuesta de los y las ecuatorianas fue que si, que había llegado el momento de esa reforma.

Pero los opositores, hasta hoy día, claman y proclaman porque el Presidente de la República no “abarque” todo el poder. El argumento es que debe respetarse la clásica división de funciones porque de lo contrario se está forjando una “dictadura” (una autocracia) ya que, inclusive analistas políticos de jerarquía, dicen que el germen del nuevo fascismo está en esa acumulación. Pero, hay también quienes dicen que hay síntomas de esa tendencia y que, por lo menos en el caso de (Rafael) Correa, esos síntomas no han aparecido. Y añaden algo que hay que tomar muy en cuenta: que el día en que supuestamente Correa y su equipo se vayan hacia una autocracia, los que ahora se quejan y denuncian, con seguridad, estarán de acuerdo, porque el fascismo y sus tendencias, es de ellos.

Lo que si hay que anticipar es que haga lo que haga (ojalá lo haga bien) el Consejo Transitorio, el juez o el fiscal o los amanuenses y peritos que vengan o que se queden, pretenderán seguir en lo mismo; es decir, seguir delinquiendo. Y entonces, dependerá de que en las nuevas normas, especialmente administrativas, haya las disposiciones pertinentes y estas sean aplicadas sin contemplaciones, por quienes asuman esa ingrata tarea. Por proponer algo: que el juez, el fiscal, el perito (el alguacil alguacilado) tengan que pagar lo mismo que debió pagar (en multas y/o sanciones penales) a quien pretendió favorecer. Y así, otras medidas.

Debe terminarse la impunidad, que no es lo mismo que la inmunidad aunque van por el mismo camino. Y ni así. Siempre habrá el “descuidado” (el perverso) que viola la ley; pero, por lo menos si sabe lo que le espera, pues entonces él solo se la buscó. Y ni así. Seguirá dándose la delincuencia y el juez corrupto. Pero, por lo menos. Lo que no puede permitirse es que se repitan las mismas circunstancias que han llevado a la función judicial a una crisis intolerable; de la cual, los y las ecuatorianas queremos salir.

Esa posibilidad (del cambio) debía darse mucho antes; pero, sus beneficiarios directos e indirectos esperaron a que la ciudadanía diga si, para oponerse al cambio. ¿Entonces? Decía un jurisconsulto (de esos que saben de doctrina) que el problema judicial es múltiple. Páguese los sueldos que se paguen, siempre habrá el fiscal, el juez, el perito, que cree llegado el momento de “salir de pobrezas” y de vivir bien; más que bien. O el juez que se vale de esa maraña contradictoria que son actualmente las leyes, para sancionar “legalmente” un asunto, con una tesis; y a la mañana siguiente, sancionar “legalmente” pero en sentido contrario. Y no pasa absolutamente nada. Y también no faltará el judicial que omite una firma o una convocatoria, pero para que el juicio se anule y pueda ganar la parte que de otra manera jamás podría haber ganado.

Y el jurisconsulto decía también que el problema es de los abogados. Verdad es que el sindicado (por más flagrante que sea su caso) siempre tendrá derecho (y debe seguir tendiendo) a un juicio justo. Pero los abogados defensores también deben saber que la ética y la moral forman parte de su profesión; y que no porque hay de por medio buen billete, vale cualquier recurso para sacar libre al cliente. Para controlar esas prácticas, están los jueces y los fiscales y un mínimo de decoro, según el juramento que todos los profesionales del mundo prestan cuando son lanzados, con todo derecho, al ejercicio profesional.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Sobre el Plan Estratégico Industrial 2020

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Esta semana se lanzó el Plan Estratégico Industrial 2020 (PEI), con objetivos muy atractivos y que aluden a un imaginario del desarrollo en tiempos de la industrialización por sustitución de importaciones. Pero ya no estamos en la década del 60´ ó del 70´, donde la Argentina, como la mayoría de los países sustentaba una política productiva fronteras adentro, con productores y consumidores locales. Incluso, los capitales foráneos invertían en la producción local para colocar el producido en el mercado interno.

El caso paradigmático es el de la Industria Automotriz, la que sobrevivió esa época en base a fortísimas políticas proteccionistas, las que fueron eliminadas, primero transitoriamente en el año 81 y 82 bajo la administración de Martínez de Hoz y Videla y luego en los 90´, con la consolidación de la apertura económica del menemismo. El sentido de las inversiones se modificó sustancialmente con la liberalización de la economía. Ya no se invierte para satisfacer las necesidades del mercado interno, sino que la inversión externa pasó a ser concebida como un enclave de producción para el mercado regional o mundial. De nuevo nos sirve la industria del automotor, que en la actualidad destina el 50% al mercado brasileño y más del 70% al mercado mundial.

Así como crece la industria del automóvil en la Argentina, también lo hace en China, o en Corea, lo que explica la deslocalización de una de las industrias emblemáticas del capitalismo desarrollado. Es que resulta más rentable producir en los países de menor desarrollo relativo, donde los salarios son más bajo (en términos internacionales) que el capitalismo desarrollado. No en vano, en Europa y EEUU la presión es por bajar salarios y derechos sociales adquiridos, tras décadas de luchas de sus trabajadores, como forma de bajar el costo de producción.

Planes, metas y modelo productivo

El PEI sostiene el objetivo hacia el 2020 de “duplicar el PIB industrial y llegar a los 140 mil millones de dólares, con un crecimiento anual de 5%.” (1) Es convergente con el reciente anunciado Plan Estratégico Agrario y Agroalimentario, que anuncia pasar de una cosecha de 100 millones de toneladas a 160 millones a fines de a presente década.

Suena adecuado hablar de plan agrario o industrial, luego de décadas de endiosamiento del mercado, como también resulta atractivo establecer metas de mediano y largo plazo. Es interesante instalar la necesidad del planeamiento estratégico en la producción, lo que nos lleva a discutir algunos interrogantes. Se trata de responder ¿qué debe producir la Argentina? ¿Cómo debe hacerlo? ¿Con quiénes y para quiénes?

Es cierto que no debe contraponerse el mercado interno al externo, o el campo a la ciudad; pero aún así hacen falta precisiones. No alcanza con destacar ciertas ramas de la producción, sea el cuero, la marroquinería, o los automotores, la maquinaria agrícola y la siderometalúrgica.

¿Cuero para quién? Es conocido la disminución del stock ganadero, tanto como el mantenimiento de la venta al exterior de nuestros cueros, lo que significa una merma en el abastecimiento de materia prima para la industria local, en general, pequeña y mediana, con el impacto y secuelas en el empleo y el desempleo, la precariedad y flexibilidad laboral.

¿Automóviles para quiénes? De hecho, el país se convirtió en una ensambladora, con escasa participación de autopartes locales, base de la histórica cadena de valor industrial en el país de la sustitución de importaciones.

¿Maquinaria agrícola para qué modelo productivo agrario, sustentado en agricultura familiar, o bajo la dominación de las transnacionales de la biotecnología y la alimentación?

Del mismo modo vale interrogarse sobre cada una de las ramas seleccionadas en el PEI y destacadas en el discurso presidencial en Venado Tuerto: “Alimentos; Calzado, Textiles y Confecciones; Madera, Papel y Muebles; Materiales de Construcción; Bienes de capital; Maquinaria Agrícola; Autos y autopartes; Medicamentos; Software, y Productos Químicos y Petroquímicos.” Todas las cuales constituyen 11 cadenas de valor y que explican “El 80% del PIB industrial y más del 60% del empleo.”

No alcanzan con metas de producción, si no se discute el modelo productivo. En los planes estratégicos anunciados, el agrario y el industrial, existe una potenciación de lo que existe. Eso que existe está fuertemente destacado en los balances del desarrollo productivo y en el mensaje presidencial sobre el Presupuesto 2012. En todos esos instrumentos se destaca el papel del agro, especialmente de la soja (del que se destaca el peso de las retenciones y los fondos aplicados a municipios); de la minería y de la industria automotriz.

Perfil productivo y alternativa

En estos sectores está la base del perfil productivo de la Argentina, que tiene antecedentes en la institucionalidad de un tipo de desarrollo concebido en los 90´, de apertura y liberalización económica.

Son tres sectores (soja, minería y automotores) mayoritariamente dominados por el capital externo, que como queda claro en los últimos meses, estos propietarios externos canalizan los excedentes económicos al exterior. Las remesas de utilidades al exterior son más importantes que los pagos de intereses, destacó la presidente en un acto reciente de la Bolsa de Comercio. (2) En la lógica discursiva se trata del predominio de un modelo productivo sobre otro especulativo y financiero, que de una manera u otra fuga capitales para satisfacer necesidades en el origen de esos capitales externos.

Insistamos que resulta adecuada la planificación, pero incluyendo en el debate el propio modelo productivo. Es importante el crecimiento de las inversiones; pero repitiendo un clásico nos interrogamos sobre transporte público y masivo, caso de los ferrocarriles, o privado e individual como el automóvil. Incluso, es correcto federalizar la industria e industrializar la ruralidad; pero otra vez; ¿qué industrias en las regiones, con qué destinos y que sujetos constituir para ese desarrollo? Para que se entienda, ¿qué pasa en Villa Constitución con los 700 trabajadores despedidos de Paraná Metal? ¿Cómo se inserta una solución para ellos en el PEI?

Igual que con ellos, ¿qué hacer con las empresas recuperadas por sus trabajadores? ¿Es posible generar un diagnóstico federal que involucre a los desocupados, a las empresas ocupadas, y que los contraste con las necesidades insatisfechas de las poblaciones en que se asientan?

En su momento dijo el ministro de Economía que los países del Mercosur producían alimentos para 1.200 millones de habitantes y que la Argentina es capaz de una producción para 400 millones, 10 veces más que la población según el último censo. ¿Es posible la industrialización rural sustentada en agricultura familiar? ¿Se puede integrar una industria rural, de maquinarias e insumos para el campo con el desarrollo pequeños productores agropecuarios, de comunidades de pueblos originarios?

Los comentados esfuerzos, de la Universidad pública para el desarrollo de tecnología productiva, industrial, agraria, o minera, destacados en el discurso presidencial, ¿pueden tener en cuenta un modelo productivo pensado en satisfacer necesidades locales, de empleo, de cuidado de los recursos naturales, más que en la provisión de tecnología y métodos de gestión para el lucro?

En fin, es bienvenido recuperar la noción de planificación, incluso participativa, integral, que articule sujeto popular. Para ello se requiere la discusión del proyecto de país, en la opción de un territorio o mercado “emergente”, tal como les gusta definir a los inversores globales a los países que generan condiciones para sus proyectos rentables; o un modelo productivo que privilegie satisfacer necesidades articuladamente con otros países de la región y del mundo.

Modelo de desarrollo e integración productiva

Es correcto planificar en el país, pero debe estimularse el acercamiento a procesos de integración productiva en la región. Es cierto que hay países vecinos renuentes a una cooperación productiva, pero es cierto también que el escaso avance en ese sentido surge de iniciativas que promueven los países integrados en el ALBA, la Alternativa Bolivariana para las Américas.

La realidad es que de lo que más se discute es sobre la nueva arquitectura financiera en la región, y por eso destacamos en su momento la aprobación parlamentaria en Argentina del Banco del Sur y otras iniciativas de orden financiero enunciadas, aunque remotas en su aplicación. Pero en la coyuntura lo que avanza son integraciones energéticas entre los países centroamericanos y caribeños con Venezuela.

¿Es posible planificar un acercamiento a esos procesos de integración productiva?

No solo es posible, sino que es necesario, es más, imprescindible, si se quiere avanzar en un proceso de independencia a las transnacionales que subordinan nuestro desarrollo a sus apetencias de ganancias y acumulación.

El marco de la crisis mundial impone rupturas con modelos productivos que surgieron del paradigma neoliberal, hegemónico en los 90´. Los sectores más dinámicos de la producción argentina remiten a la institucionalidad de aquellos tiempos, y en la región hoy se procesan nuevas experiencias que bien vale la pena protagonizar. El interrogante sería entonces, ¿porqué no pensar en planes estratégicos de articulación productiva en nuestra América?

Notas:
1) Tomado del sitio en internet de la Presidencia de la Nación, http://www.presidencia.gov.ar, “La Presidenta presentó el Plan Estratégico Industrial 2020”, martes 4 de octubre de 2011. Consultado el 8/11/2011. Los párrafos entre comillas incluidos en el texto provienen de la misma fuente.
2) “…si uno observa el balance de pagos, de la República Argentina, hasta el año 2003, fundamentalmente, en el 2001 fue donde se declaró el default, va a ver que el rubro más importante era el financiero porque era el pago de los intereses de la deuda pública o privada. Y hoy - en el balance de pagos - va a ver que el rubro más importante es la remisión de rentabilidades de las empresas multinacionales o nacionales, que significa rentabilidad, producto no de la actividad financiera, sino de la actividad productiva, generadora de trabajo, generadora de empleo, generadora de valor agregado, generadora de riqueza, esto es un cambio de paradigma importante.” Acto por el 157 aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires: Palabras de la Presidenta de la Nación. Tomado del sitio de la Presidencia.
Julio C. Gambina es Doctor en Ciencias Sociales UBA. Profesor de Economía Política en la UNR. Invitado a diversos Posgrados de Universidades Públicas de Argentina y del exterior. Presidente de la FISYP. Miembro del Comité Directivo de CLACSO.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Entrevista con Jorge Etchenique sobre el anarquismo, la rebeldía, la cultura obrera y sus preocupaciones del “modelo K” (Parte I)

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)
.

Jorge Etchenique presentó su libro "Pampa Libre, anarquistas en la Pampa Argentina" en Venado Tuerto el 30 de setiembre. Al otro día tuvimos una cálida e interesante charla sobre el anarquismo, la rebeldía, los linyeras, la cultura obrera y sus preocupaciones del "modelo K".



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Los cien años de Sampay

Salvador María Lozada (especial para ARGENPRESS.info)

En este año que ya quiere terminar se cumplen los 100 del nacimiento de Arturo Enrique Sampay.

Tal vez el mayor jurista argentino del siglo XX, la recordación pública de este patriota debe destacar su contribución a la reforma constitucional de 1949. Allí introdujo las normas que más necesitaba y que más necesita la economía social de la Argentina. Están en el famoso art.40 de aquel texto, notoriamente de su autoría:

“Los minerales, las caídas de agua, los yacimientos de petróleo, de carbón y de gas, y las demás fuentes de energía, con excepción de los vegetales, son propiedad imprescriptibles e inalienables de la Nación, con la correspondiente participación en su producto, que se convendrá con las provincias.

“Los servicios público pertenecen originariamente al Estado, y bajo ningún concepto podrán ser enajenados o concedidos para su explotación. Los que se hallan en poder de particulares serán transferidos al Estado, mediante compra o expropiación previa cuando una ley nacional lo determine.

“El precio por la expropiación de empresas concesionarias de servicios públicos será el del costo de origen de los bienes afectados, menos las sumas que se hubieren amortizado durante el lapso cumplido desde el otorgamiento de la concesión, y los excedentes sobre una ganancia razonable, que serán considerados como reintegración del capital invertido.”

A propósito del petróleo decía Sampay que no podía sino recordar a Hipólito Irigoyen que pocos meses antes de su derrocamiento afirmaba: “el subsuelo mineral de la República no puede ni debe ser objeto de otras explotaciones que las de la Nación misma” y cuya deposición el 6 de septiembre de 1930 impidió sancionar la ley de nacionalización del petróleo.

Y añadía sobre el art.40:

¡Quiera Dios que las futuras progenies argentinas hagan de este precepto una roca inconmovible contra la que nada puedan las fuerzas del mal”

Absolutamente incumplidos en los años siguientes a 1949 y durante toda la segunda mitad del siglo pasado, hoy, estos principios, frente a la plutocracia post menemista vigente, parecen simplemente un pedazo de Historia Ficción.

Sampay los introducía como elemento clave de la función social de la propiedad:

“solo legitimando la actividad económica no usuraria…podrá restablecerse el espíritu económico pre-capitalista o tradicionalista –así llaman Max Weber y Sombart, respectivamente, a la ética económica cristiana- con lo que la riqueza quedará sometida a una función social que obliga, no solo a distinguir entre medios lícitos y no lícitos para su adquisición, sino también a discriminar entre intensidad lícita y no lícita en el uso de los medios lícitos. Con este sentido, Señor Presidente, es que le reforma constitucional instaura un orden económico esencialmente anticapitalista”.

No resulta sorprendente que ni en el Congreso Nacional ni en las Facultades de Derecho en las que enseñó se haya podido hacer un acto para honrarlo y reflexionar sobre su importante legado.

Prevalecen por ahora, como bien se sabe, las fuerzas del mal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Un sabio consejo del Che

Atilio A. Boron (especial para ARGENPRESS.info)

En estos días se conmemora el 44º aniversario del cobarde asesinato del Che en Bolivia. Pero hay otra fecha que también merece ser recordada: en agosto se cumplieron cincuenta años del brillante discurso que el guerrillero heroico pronunciara el 8 de Agosto de 1961 en la Conferencia del Consejo Interamericano Económico y Social de la OEA celebrada en Punta del Este.

La reunión, impulsada por la Administración Kennedy, tenía dos objetivos: organizar el “cordón sanitario” para aislar a Cuba y lanzar con bombos y platillos la Alianza para el Progreso (ALPRO), como alternativa a los ya inocultables éxitos de la Revolución Cubana. En el tramposo marco de esa conferencia el Che no sólo refutó las calumnias lanzadas por el representante de Washington, Douglas Dillon, y sus lenguaraces latinoamericanos sino que también hizo gala de su notable ironía para dejar en ridículo a quienes proponían como panacea universal para América Latina a la ALPRO, la “mal nacida”, como la fulminara en su obra el inolvidable Gregorio Selser.

Un botón de muestra lo ofrece la crítica que el Che dirigiera en contra de los proyectos de desarrollo pergeñados “por técnicos muy sesudos” -decía, mientras su rostro se iluminaba con una sarcástica sonrisa- para los cuales mejorar las condiciones sanitarias de la región no solo era un fin en sí mismo sino un requisito previo de cualquier programa de desarrollo. Guevara observó que, en línea con esa premisa, de 120 millones de dólares en préstamos desembolsados por el BID la tercera parte correspondía a acueductos y alcantarillados. Y añadía que “Me da la impresión de que se está pensando en hacer de la letrina una cosa fundamental. Eso mejora las condiciones sociales del pobre indio, del pobre negro, del pobre individuo que yace en una condición subhumana; ‘vamos a hacerle letrinas y entonces, después que le hagamos letrinas, y después que su educación le haya permitido mantenerla limpia, entonces podrá gozar de los beneficios de la producción.’ Porque es de hacer notar, señores delegados, que el tema de la industrialización no figura en el análisis de los señores técnicos (entre los cuales figuraba con prominencia Felipe Pazos, economista cubano que había buscado “refugio” en Estados Unidos ni bien triunfara la revolución). Para los señores técnicos, planificar es planificar la letrina. Lo demás, ¡quién sabe cuándo se hará!” Y remataba su ironía diciendo que “lamentaré profundamente, en nombre de la delegación cubana, haber perdido los servicios de un técnico tan eficiente como el que dirigió este primer grupo, el doctor Felipe Pazos. Con su inteligencia y su capacidad de trabajo, y nuestra actividad revolucionaria, en dos años Cuba sería el paraíso de la letrina, aun cuando no tuviéramos ni una de las 250 fábricas que estamos empezando a construir, aun cuando no hubiéramos hecho Reforma Agraria.”

Al exponer las falacias de la ALPRO, mismas que con diferentes imágenes hoy sostienen los ideólogos del neoliberalismo, el Che atacó también la pretensión de los economistas que presentan sus planteamientos políticos como si fueran meras opciones técnicas. La economía y la política, decía, “siempre van juntas. Por eso no puede haber técnicos que hablen de técnicas, cuando está de por medio el destino de los pueblos.” Al insistir en la inherente politicidad de la vida económica el Che subrayaba una verdad que la ideología dominante ha ocultado desde siempre, haciendo que las opciones de política económica que deciden quien gana y quien pierde, quien se empobrece y quien se enriquece, aparezcan como inexorables resultados de ecuaciones técnicas, “objetivas”, incontaminadas por el barro de la política. Así, si hoy en Estados Unidos o Europa crecientes sectores de la población son arrojados al desempleo o por debajo de la línea de la pobreza mientras que la rentabilidad de las grandes empresas y los salarios de sus máximos ejecutivos se miden en millones de dólares esto no puede ser adjudicado a ningún factor político sino que es el gélido corolario de un juicio técnico. Si invariablemente el ajuste neoliberal empobrece a los pobres y enriquece a los ricos es porque técnicamente resulta mejor y no porque haya una clase dominante que promueva ese resultado y para la cual es mejor salvar a los bancos que salvar a los pobres. Guevara destruyó implacablemente aquellos argumentos, predecesores de los actuales.

Medio siglo después, la relectura de ese apasionado discurso del Che lo pinta como un personaje dotado de una clarividencia fuera de lo común. Imposible enumerar en estas pocas líneas tanta sabiduría condensada. Elegimos, para terminar, una sentencia más válida hoy que ayer: “una nueva etapa comienza en las relaciones de los pueblos de América. Nada más que esa nueva etapa comienza bajo el signo de Cuba, Territorio Libre de América.” Y ante los cantos de sirena que hoy como ayer pregonan la armonía de intereses entre Washington y las naciones sometidas a su imperio nos advertía que “(E)l imperialismo necesita asegurar su retaguardia.” Una retaguardia, recordemos, pletórica en recursos (petróleo, gas, agua, biodiversidad, minerales estratégicos, alimentos, selvas y bosques) que según informes de los estrategas norteamericanos constituyen insumos esenciales para el mantenimiento no sólo del “modo de vida americano” sino también de la seguridad nacional. Y, el Che ya lo advertía en Punta del Este, la preservación de esa retaguardia era un objetivo no negociable del imperio. El rosario de bases militares con las cuales Estados Unidos ha cercado nuestra región y la reactivación de la IV Flota para patrullar nuestros mares y ríos interiores, confirman que, una vez más, el Che tenía razón. No olvidemos su consejo y actuemos en consecuencia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Operación Sobrero: Justicia a medida

Hugo "Cachorro" Godoy (ACTA)

¿Qué dirá ahora el Jefe de Gabinete del gobierno nacional, Aníbal Fernández, que pocas horas después de que el juez Juan Manuel Yalj ordenó la detención de Sobrero, Portorreal y otras personas supuestamente vinculadas a la quema de vagones en el mes de mayo, dijo que el juez tenía suficientes pruebas para ordenar esas detenciones?.

¿Qué dirá el dueño de Tiempo Argentino, Spolzky, que el domingo tituló en primera pagina: “El Caso Sobrero: todas las pruebas del juez”? ¿Qué dirán los editores oficialistas y la propia presidente de la Nación, que el día lunes atacó la supuesta “lógica corporativa” para abordar las necesidades sociales?

Todo este cúmulo de acciones se dispararon con esto que, ahora es claro, es una operación que se desmoronó rápidamente. Y que el propio juez Yalj, que la encabezó con su orden de detención el día viernes, tuvo que abandonar dando la libertad a Rubén Sobrero, Leonardo Portorreal y demás detenidos, porque no había ninguna razón, ninguna prueba que sostuviera dichas acusaciones.

Esta situación que se ha generado pone sobre el tapete una clara intencionalidad política que trasciende los límites de la acción en sí. En primer lugar, digamos que hay dos situaciones que la preceden y de las cuales ya hemos hecho mención en anteriores comentarios: hace dos semanas, cuando analizábamos la absolución de Carlos Menem por el juicio por la venta ilegal de armas a Croacia y Ecuador, decíamos que si hay algo que el gobierno nacional no ha hecho en estos ocho años, ha sido desmontar la estructura de la Justicia Federal. Que sigue siendo la misma, que viene sobreviviendo desde Menem hasta aquí, inclusive con muchos jueces que subsisten luego de haber pasado por la dictadura, y que esa Justicia Federal, así mantenida, es un instrumento de acción política para sostener los intereses del poder y las operaciones que desde el poder se desarrollan para defender los privilegios de algunos y atacar las acciones de los sectores mas necesitados de la sociedad.

Decíamos también en el ultimo comentario que no todo esta dicho después del 14 de agosto, y que hay una realidad que subyace en la Argentina. Que la Argentina no puede quedar fija en una foto, sino que su realidad es dinámica. Y esto que nosotros afirmábamos, que se veía reflejado en las importantísimas movilizaciones que desde la CTA y las organizaciones sociales se habían promovido el 23 de septiembre y una semana después, daban cuenta de una serie de necesidades del movimiento popular que todavía están insatisfechas, y que exigen ser resueltas de manera inmediata porque existen condiciones económicas como para resolverlas.

Esta realidad subyacente, es claro que también la aprecian y la conocen los sectores del poder. Que no solamente mostraron en esta operación que encabezo el Juez Yalj el sesgo represivo contra los luchadores sociales, sino también que marcó un signo distintivo en términos de discurso: no solamente se intentó justificarlo, sino instalar en la sociedad que Pedraza -un dirigente sindical acusado de ser cómplice en el asesinato de un militante como Mariano Ferreyra, que junto a los trabajadores del ferrocarril peleaba para terminar con la precarización laboral y la tercerización empresarial-, o que Zanola -otro dirigente sindical procesado por la venta de medicamentos truchos a sus propios afiliados-, son lo mismo que Rubén Sobrero, también un dirigente sindical pero que está en las antípodas de estos.

Pero hay un intento del poder de mezclar todo, de poner todo en una misma bolsa y de que todo es igual. Planteo que fue potenciado con el discurso de la propia presidente y de los medios oficiales como Tiempo Argentino en el cual, a partir de esa lógica, se atacó la supuesta “acción corporativa” de quienes salimos a denunciar la detención de Sobrero. Porque desde el gobierno y desde el poder, lo que se intenta es asimilar en un mismo planteo que reclamo social y extorsión es lo mismo. Que organización sindical y reclamo social son acciones corporativas. Lo que se busca es ilegitimar las justas demandas sociales y atacar a las organizaciones que las canalizan.

Por eso, que haya quedada desmontada esta operación, que haya fracasado, que la extraordinaria movilización popular y la capacidad de articular distintos que sectores que desde el viernes se han venido expresando como respuesta a estas detenciones, y que culminaron con la masiva movilización del día lunes, son las respuestas mas adecuadas. No solamente de los trabajadores organizados sino de todos los sectores del accionar político, cultural, que además de a demandar la libertad de Sobrero, también salimos a dejar las cosas en claro: Sobrero no es lo mismo que Pedraza.

La lucha de los trabajadores por salarios dignos, la lucha de las organizaciones sociales para terminar con el clientelismo y lograr trabajo digno, para terminar con la precarizacion laboral, no es ni corporativismo ni extorsión: son justas demandas de nuestra sociedad que obviamente se canalizan a través de las propias organizaciones libres del pueblo.

Porque democracia no es solamente signo de elecciones. Democracia es la capacidad del pueblo de expresarse todos los días a través de las propias organizaciones que como pueblo somos capaces de generar. Y es este camino el que hay que seguir profundizando para que desde esta democracia se desmonte toda esta estructura que sigue vigente en la Justicia Federal, para que los jueces no sigan eternizándose como instrumentos para que el poder lleve adelante sus objetivos.

Hugo "Cachorro" Godoy es Secretario General de la Agrupación Germán Abdala de la CTA de la provincia de Buenos Aires.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Los trabajadores de la salud de Córdoba no aflojan

FESPROSA - PRENSA RED

La Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) realizó una movilización por el centro de la ciudad de Córdoba al cumplirse el decimocuarto día de paro en los hospitales públicos. Participaron compañeros de la FESPROSA, de Tucumán, Santa Fe y Buenos Aires.

Al cumplirse el decimocuarto día de "paro total" en los hospitales públicos, la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) realizó una´marcha por el centro de la ciudad en la que también participó la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA).

Asimismo a la movilización se sumaron los empleados agrupados en el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (SITAS) de Tucumán, en el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (SIPRUS) de Santa Fe y en la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP).

La protesta se inscribió en el marco de la "Jornada Nacional de Protesta" de la FESPROSA e incluyó asambleas en los hospitales.

El titular de la FESPROSA y Secretario de Salud Laboral de la CTA, Jorge Yabkowski, afirmó que en una asamblea realizada luego de la marcha el personal cordobés -con el aval de todos los trabajadores de la salud del país- ratificó que no levantará la huelga si no se reconoce a la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) provincial como interlocutor.

"La UTS debe ser interlocutor del gobierno provincial para destrabar el conflicto, y no se negociará sin que exista de forma previa una propuesta salarial concreta", aseguró el dirigente.

Los trabajadores de la UTS, que conduce Carlos Altamirano, "están muy atentos ante la posibilidad de que se decida una arbitrariedad", sostuvo Yabkowski, quien añadió que rechazarán "la conciliación obligatoria, la declaración de ilegalidad de la protesta y la amenaza de sanciones y descuentos" salariales.

"El único camino es reconocer a la UTS como interlocutor y presentar una oferta concreta de aumento", subrayó.

El dirigente gremial sostuvo que el conflicto es "el más grave del sistema público y, como mínimo, es irresponsable el silencio de las autoridades provinciales", a la vez que indicó que debe producirse "una solución para todos y no meramente sectorial".

"El equipo de salud es uno solo. Si un obstetra percibe seis veces lo que la mucama que limpia su quirófano, la tensión y la desmotivación influirán, por ejemplo, en una mala limpieza, lo que aumentará el índice de infecciones hospitalarias", explicó.

Puntualizó que "no hay problema en que se sienten a la mesa de diálogo otros gremios o sectores, pero no es posible excluir a la UTS, que es el colectivo sindical mayoritario".

La cola del perro

"Como un perro que se muerde la cola el gobierno de Córdoba se tendió una trampa de la cual no quiere salir", afirmó a ACTA Yabkowski. Y agregó: "La UTS lidera un paro por tiempo indeterminado. La UTS moviliza masivamente y cuenta con el apoyo nacional de la FESPROSA y la CTA. La UTS tiene inscripción gremial”.

“Sus autoridades están certificadas por el Ministerio de Trabajo de la Nación. Pero por pura decisión política para el peronismo cordobés hay un solo gremio, el SEP, cuyo líder es diputado justicialista. No importa lo que digan los trabajadores. El Ministro González no le pidió personería gremial a los obstetras ni a los anestesistas para hacer un arreglo que enardeció a todo el equipo de salud. En esta lógica fascistoide el gobierno en lugar de negociar busca destruir al adversario. Necesita que el axioma "hay un solo interlocutor" se haga realidad.

“Y entonces, como no puede apelar a los métodos de la dictadura militar, busca que la UTS sea una desparecida en democracia por la combinación del desconocimiento y las represalias a los trabajadores que voluntariamente y haciendo uso de sus derechos constitucionales se nuclean en ella", subrayó Yabkowski.

A su juicio, "el menú es conocido: declaración de ilegalidad del paro, descuentos masivos, sanciones y sumarios. Le pedimos públicamente al gobernador saliente y al entrante que hagan un par de llamados telefónicos”.

“Que le pregunten al gobernador Jaque de Mendoza y al gobernador Alperovich de Tucumán como les fue con esa estrategia de perseguir a los trabajadores y a sus gremios representativos y democráticos. Que ambos le cuenten como al final tuvieron que sentarse y negociar con AMPROS y con SITAS, respectivamente (y las provincias no se vinieron abajo)".

"Estuvimos con CICOP, SITAS y SIPRUS junto a los compañeros de la UTS marchando por las calles de Córdoba. Escuchamos la voz de los delegados de veinte hospitales, de los centros de salud, de los pacientes que acompañaron la movilización”.

La opinión unánime fue que es preferible perder una batalla que entregar la dignidad. FESPROSA, como en todas las luchas de salud, estará junto a UTS apoyando y movilizando solidariamente a todos los profesionales y trabajadores de salud del pais", finalizó "Yaco" Yabkowski.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Acumula seis condenas. Menéndez es el represor con más condenas a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad

PRIMERA FUENTE

Luciano Benjamín Menéndez ostenta el triste récord de ser, hasta el momento, el represor con más condenas a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad.

Menéndez, alias "Cachorro" y comandante del III Cuerpo del Ejército desde septiembre de 1975 hasta septiembre de 1979, tuvo el control operativo de las Fuerzas Armadas y de Seguridad de la zona 3 y fue responsable de todos los centros clandestinos de detención que funcionaron en las provincias que abarcaba el sector, es decir, Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis, Córdoba, Santiago del Estero y Tucumán.

El represor no fue beneficiado por la Ley de Obediencia Debida y se hallaba inculpado en cerca de 800 causas. En 1988 fue procesado por 47 casos de homicidio, 76 de tormentos, 4 de ellos seguido de muerte y 4 sustracciones de menores, pero la Corte Suprema lo desprocesó entonces en conformidad con la Ley de Punto Final.

En 1990, el entonces presidente Carlos Menem lo indultó días antes de que se iniciara el juicio en su contra.

A mediados de 1998, se reabrió una causa penal por 30 fusilamientos y asesinatos de presos políticos cometidos en 1976 y Menéndez fue detenido por unos días, por negarse a declarar en esta causa, aunque fue dejado en libertad poco después.

Finalmente, la justicia llegó, diez años después, al ser sentenciado en Córdoba, el 24 de julio de 2008, por los secuestros, torturas y asesinatos de Hilda Flora Palacios, Humberto Horacio Brandalisis, Carlos Lajas y Raúl Osvaldo Cardozo, miembros del Partido Revolucionario de los Trabajadores abatidos en un operativo montado por el Tercer Cuerpo en diciembre de 1977.

Luego le llegó el turno ante la justicia tucumana, que el 28 de agosto -también de 2008- lo condenó por la desaparición del ex senador provincial justicialista Guillermo Vargas Aignasse, hecho ocurrido en 1976, en la madrugada del golpe de Estado.

Durante este proceso, también fue condenado Antonio Domingo Bussi, entonces jefe militar de Tucumán.

A fines de 2009 en Córdoba, Menéndez fue condenado por tercera vez, en esta oportunidad por el secuestro, tortura y asesinato del comisario Ricardo Albareda, además por los secuestros, tormentos y lesiones graves en perjuicio de otros perseguidos políticos.

El 18 de mayo de 2010, un tribunal tucumano volvió a condenarlo por los padecimientos de 22 personas en el centro clandestino de detención que funcionó en la ex Jefatura de Policía.

Poco después, el 22 de diciembre de 2010, la justicia cordobesa lo condenó por la muerte de 31 presos políticos alojados en la Unidad Penitenciaria San Martín (UP1) de la ciudad de Córdoba, ocurridos en 1976 bajo el paraguas de la Ley de Fugas, además del secuestros y torturas en contra de un civil y cinco miembros del entonces Departamento de Informaciones Policiales (D2).

En este juicio, acompañó a Menéndez en el banquillo de los acusados el máximo responsable de la ex dictadura y entonces titular del Poder Ejecutivo Nacional, Jorge Rafael Videla.

La hasta ahora última condena la recibió el 23 de marzo de 2011, un día antes de recordarse los 35 años del golpe militar, cuando la justicia tucumana lo sentenció por "homicidios doblemente agravados y violación de domicilio" en la causa Romero Niklison, en la que se investigan los asesinatos de cinco personas.

Las víctimas fueron María Alejandra Niklison, Fernando Saavedra, Juan Carlos Meneses, Eduardo González Paz y Atilio Bransen.

Menéndez tuvo la posibilidad de hablar antes de conocerse el fallo y desde el country de Yerba Buena, donde permanece alojado por razones de salud, defendió por videoconferencia la tesis de "una guerra" que viene sosteniendo en cada juicio que afronta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...