lunes, 17 de octubre de 2011

Las 25 Noticias Más Censuradas 2010/2011 (N° 8): El cuento de hadas de la energía atómica limpia y segura

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

El desastre nuclear en Japón y la decisión alemana de abandonarla para siempre terminaron por matar el cuento de hadas de la energía atómica “limpia y segura”. Esta fue la octava historia periodística más ocultada en 2010-2011 por el Proyecto Censurado de California, que sacó a la luz reportajes y notas publicadas por medios independientes y esfuerzos de agrupaciones anti-nucleares que fueron ignorados por la gran prensa corporativa de Estados Unidos.

La energía atómica presenta una amenaza a la humanidad de proporciones sin precedentes: Es capaz de inducir accidentes catastróficos que pueden matar a cientos de miles de personas, con subproductos tóxicos que perduran por milenios. Llamarla energía “limpia” es una afrenta a la ciencia, al sentido común y a la lengua misma, pero los promotores que tiene la industria, dentro y fuera del gobierno, intentan establecer un nuevo “estándar de energía limpia” para promover la energía atómica. Estas ofertas surgen de tres ideas falsas fundamentales: 1) que los agentes contaminantes, con excepción del dióxido de carbono, son irrelevantes al definir una “energía limpia”; 2) que la radiación es invisible e inodora; no es un agente contaminador tóxico; y 3) que la energía atómica es carbono-libre. Todos estos argumentos son falaces.

En su informe más reciente, divulgado en 2005, la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos determinó que no existe ningún nivel seguro de exposición a la radiación. Cada exposición a la radiación aumenta el riesgo de cáncer, de defectos de nacimiento y de otras enfermedades. La Comisión Reguladora Nuclear (NCR, por su sigla en ingles) de Estados Unidos acepta la hipótesis lineal (LNT) que es un modelo conservador para estimar los riesgos de la radiación, al establecer que ningún aumento de las dosis de radiación, no importa cuan pequeño sea, da lugar a un aumento ampliado del riesgo.

La permisividad de las autoridades estadounidenses frente al negocio de la energía nuclear podría explicarse por los fuentes aportes de las corporaciones atómicas a las campañas electorales, como se estila en Estados Unidos para llevar adelante negocios regulados por el Estado federal o estadal, o cuyo consumidor final es el mismo gobierno que paga con los impuestos de los contribuyentes, como en el caso de las cárceles privadas para inmigrantes, en su mayoría mexicanos.

La organización Información Nuclear y Recursos de Servicios (NIRS, por su sigla en inglés) difundió que, durante los últimos 10 años, el poder de la industria nuclear ha gastado más de 650 millones de dólares en lobby, contribuciones a campañas electorales y publicidad en los medios, en un esfuerzo persistente por imponer el "renacimiento nuclear".

"Una de las metas fundamentales de la industria ha sido convencer a los congresistas y a los medios que la energía atómica es de alguna manera energía “limpia”, porque los reactores nucleares emiten poco dióxido de carbono a la atmósfera”, indicó NIRS. “Pero esto desatiende la aparición de otros agentes contaminadores cancerígenos arrojados al aire y al agua por las instalaciones nucleares. Desafortunadamente, a menudo logra cierto éxito el dinero gastado en campañas de cabildeo".

“Nadie confundiría nunca la energía atómica con “limpia”, aunque la radiación tóxica emitida a diario por cada reactor nuclear y otras instalaciones nucleares comerciales tuviera el color y la textura del petróleo u oliera como el gas natural, o pareciera hollín negro”, precisó NIRS.

El dióxido de carbono, que no es el único contaminante del planeta, definitivamente es la causa principal del cambio de clima global. Pero todos los estándares de “energía limpia” ignoran a la energía atómica. La propaganda pro-atómica hace del dióxido de carbono el único agente contaminador que afecta a la salud, la seguridad de la gente y del planeta, reclaman quienes luchan contra la amenaza atómica.

Las instalaciones de energía atómica liberan una variedad de radionúclidos cancerígenos, incluyendo el tritio, estroncio-90, cesio-137, plutonio-239 y docenas de otros más. Los reactores nucleares también sueltan otras toxinas en el aire y agua. Mientras la energía atómica apenas califica como tecnología “con poco carbono” (aunque no está libre de carbono), la presencia y liberación al ambiente de estos otros agentes contaminadores, descalifica claramente la energía atómica como “limpia”, en cualquier sentido del término. Y esto, sin mencionar los peligrosos y descuidados desechos radioactivos que genera y acumula cada instalación nuclear,

Muchos “Estándares de Energía Limpia” también incluirían al carbón en su lista, ignorando el hecho de que el carbono ardiente (incluso si esa molécula ardiendo pudiera ser capturada, algo que de ninguna manera está claro) también libera mercurio en el ambiente, crea ceniza tóxica de carbono y exige cada vez más devastadoras y enormes explotaciones mineras que destruyen montañas y “grandes porciones de nuestra hermosa nación”, precisó NIRS.

Fuentes:
- “Nuclear Energy Is Dirty Energy (and Does Not Fit Into a “Clean Energy Standard.” Michael Mariotte, Nuclear Information and Resource Service. January 2011. http://www.nirs.org/factsheets/nuclearenergyisdirtyenergy.pdf

- “Nuclear Reactor Crisis in Japan FAQs.” Union of Concerned Scientists. Posted: April 7, 2011 + updates. http://www.ucsusa.org/nuclear_power/nuclear_power_risk/safety/nuclear-reactor-crisis-faq.html

- “Radiation Exposure and Cancer.” U.S. Nuclear Regulatory Commission, Posted. Oct. 20, 2010. http://www.nrc.gov/about-nrc/radiation/health-effects/rad-exposure-cancer.html
- Proyecto Censurado
http://www.mediafreedominternational.org/2011/04/09/the-fairytale-of-clean-and-safe-nuclear-power%E2%80%A8/

Student Researcher: Aaron Peacock, San Francisco State University
Faculty Evaluator: Kenn Burrows, San Francisco State University

Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Un planeta indignado

Álvaro Cuadra (especial para ARGENPRESS.info)

La década de los ochenta marcó el advenimiento del neoliberalismo a escala mundial. De la mano de Ronald Reagan y Margaret Thatcher, la receta parecía infalible. Se trataba de minimizar el papel regulador del estado y controlar las “variables macro económicas”, con ello se garantizaba el crecimiento de las naciones. Las sociedades de consumidores era la única forma de alcanzar el bienestar de las mayorías. Tras la caída del muro, los más entusiastas hablaban, incluso, del “fin de la historia”.

Como suele ocurrir con los delirios y supersticiones humanas, ha llegado la hora del desencanto. Hoy, las protestas de los indignados están tan globalizadas como los mercados y los medios de comunicación. En todo el mundo, los ciudadanos advierten que el mentado modelo neoliberal no produce el bienestar prometido sino que genera desempleo, crisis económica e injusticia social. Esto lo sabemos bien en Chile, emblemático país-dólar a escala latinoamericana desde los tenebrosos años de Augusto Pinochet, pero también lo saben en Nueva York, París o Roma.

La llamada globalización ha creado un “capitalismo casino” planetario que enriquece a las grandes corporaciones, sumiendo a las naciones en la miseria. Este fenómeno que se ha acentuado estos primeros años del siglo XXI ha tenido consecuencias culturales y políticas insospechadas. El desarrollo de una “Hiperindustria Cultural” – construida de redes e imágenes digitalizadas en tiempo real - ha engendrado lo que algunos llaman una “Cultura Internacional Popular”. La sociedad de consumidores, diseño antropológico y rostro cotidiano del neo capitalismo, posee, ahora, un alcance mundial. En pocas palabras: Los problemas de los ciudadanos de diversos países son, en lo fundamental, los mismos. Esto explica, en parte, que la indignación sea, también, global.

Un desempleado en Nueva York, un estudiante chileno o un trabajador en Grecia son víctimas de la misma humillación producida por un sistema económico y financiero profundamente injusto. Todos ellos sienten la represión de la policía como expresión última de sus gobiernos. Las imágenes de las manifestaciones de indignados en todo el orbe traspasan las barreras idiomáticas, pues más allá de las singularidades de cada cual hay algo que se comparte. Mientras el alza de un índice en Wall Street enriquece a alguna multinacional, en otro lugar del mundo un trabajador pierde sus derechos de salud o un estudiante ve como aumenta su arancel para proseguir estudios. Mientras una empresa aumenta su capital, un niño muere de hambre en África, un bosque es talado en Amazonía o una especie se extingue para siempre en el planeta tierra. En el mundo imaginario creado por la publicidad, lo único cierto es la humillación, el dolor y la indignación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El Rey Midas, disputada Las Condes y CODELCO

Graciela Galarce

Todo lo que ha sucedido en la Historia de la Minera Disputada las Condes, nos lleva a recordar el cuento del rey Midas, que todo lo que tocaba se convertía en oro. En la realidad, este cuento para niños, se puede asimilar a un cuento para no tan niños, que han procedido en forma oculta y engañosa para Chile y todos los chilenos, de tal forma que Minera Disputada Las Condes, y el “oro rojo” que guarda en sus yacimientos se ha valorizado en forma escandalosa, pero no para beneficio de Chile.

Recordando ente cuento para niños:

“Había una vez un rey que se llamaba Midas. Pero que tenía un defecto: quería tener para él todo el oro del mundo. Un día el rey Midas le hizo un favor a un Dios. El Dios agradecido le dijo: “Lo que me pidas concederé” A lo que respondió el Rey:” Quiero que se convierta en oro todo lo que toque”

“¡Qué deseo más tonto, Midas! Eso puede traerte problemas. Piénsalo, Midas, piénsalo. Midas le respondió: “Eso es lo único que quiero”, Su Dios le contestó: “Así sea, pues”

“Y así fueron convirtiéndose en oro los vestidos que llevaba Midas, una rama que tocó, las puertas de su casa. Hasta el perro que salió a saludarlo se convirtió en una estatua de oro”.

Este cuento de la mitología infantil se ha transformado en realidad para “Minera Disputada”. La real y triste historia con “nuestro oro rojo” se puede resumir así:

• Había una vez un Rey, que se impuso por la fuerza de las armas en un pequeño país en los confines del mundo, muy rico en minerales, especialmente COBRE…

• Sin embargo, este Rey tenía un defecto, -entre otros: quería todas las minas de cobre para él y para sus amigos que lo habían apoyado para llegar ser Rey….

• Este Rey le pidió un favor a su “Dios de Turno”, un economista llamado “José Piñera Echeñique” , y le dijo: “Quiero para mí y para mis amigos,- las trasnacionales y el capital privado-,TODO el cobre de Chile”

• Este Dios, obediente - y subordinado a la vez-, se puso en acción. El relato de su hazaña, la deja plasmada en una Conferencia Magistral en la Universidad Católica de Chile, el 28 de octubre de 2002, festejando los veinte años en que pudo satisfacer los reales deseos, y cómo se las ingenió para burlar el gran obstáculo: LA CONSTITUCION CHILENA que afirma categóricamente que:

“El Estado tiene el dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible de todas las minas”

Este fiel y obediente “Dios-subordinado” con una autoestima a la altura de la Torre Eiffel, nos relata en su documento de octubre de 2002, con autocomplacencia, y celebrando su astucia, que en “sólo en dos meses de duro trabajo y alejado del mundanal ruido encontré la tan importante “Llave del Tesoro” y la forma cómo burlar”, o como lo llama él, “Cortar el Nudo Gordiano” a nuestra Constitución chilena, su principal problema. La fórmula fue la creación de la “CONCESION PLENA”, que entrega GRATIS en PROPIEDAD PRIVADA, y en forma INDEFINIDA todas las minas de Chile a quien solicite su Concesión…

A continuación, -la desconocida por la gran mayoría de los chilenos-, HISTORIA OCULTA, de Minera Disputada las Condes, Mina que con cada oscura y manipulada transacción el valor de su “ORO ROJO” fue creciendo en forma espectacular, algo jamás imaginado…¡¡¡ Cómo le gustó a Midas el cobre chileno!!!

La Historia Oculta de Minera Disputada las Condes.

Breve síntesis de la “Mano Oculta” de la extraordinaria valorización de Disputada. Tomando parte de las investigaciones de tres destacados economistas, de amplia y reconocida experiencia en el tema del cobre en Chile, reconstruiré esta Historia. Lo que sintetizaré se basa en serias investigaciones de: Hernán Soto, irreemplazable Sub Secretario de Minería en el periodo de la Nacionalización del Cobre; Orlando Caputo, Gerente General de CODELCO en el mismo periodo; y Julián Alcayaga, actual Presidente del Comité de Defensa del Cobre:

1. La Disputada Las Condes, hoy Anglo American Sur o Mina Los Bronces, fue comprada por la Empresa Nacional de Minería, -ENAMI-,1971 a una minera francesa.

2. En 1979 ENAMI la vendió a la trasnacional estadounidense, Exxon Minerals en ¡¡¡90 millones de dólares!!!

3. La Exxon explotó esta mina durante 24 años y siempre declaró pérdidas y por ello NUNCA pagó un solo peso de impuesto al Estado chileno.

4. Sin embargo, esta empresa, -EXXON-, que sólo tenía pérdidas, el año 2003 vendió Disputada Las Condes a Anglo American en 1.300 millones de dólares, pero además, EXXON recibió 700 millones de dólares de parte del Fisco chileno, por pérdidas tributarias acumuladas, Por lo tanto, el costo real de compra para Anglo American fue de solo 600 millones de dólares!!’

5. En ese momento, CODELCO a través de ENAMI pudo haber hecho efectiva la opción de compra del 49% de La Disputada por 650 millones de dólares, pero el Presidente Lagos optó por no hacerlo. ¿Qué explicación podría dar AHORA, el Ex Presidente Lagos, -octubre de 2011-, en que el 49% representa el “MÓDICO” valor de casi 9.760 millones de dólares?....¡¡¡¡Es decir, que el valor total actual de Disputada las Condes asciende a casi 20 mil millones de dólares!!!!. Definitivamente el “REY MIDAS”, se engolosinó. ¡¡¡¡¡¡Cómo le gusto el COBRE chileno !!!!!!

6. Hoy nos enteramos con estupor que Codelco está dispuesto a pagar US$ 9.760 millones de dólares por el 49% del capital de esa empresa, y para poder efectuar dicha compra recibirá un préstamo de la japonesa Mitsui.

7. El préstamo es absolutamente injustificado. Además, cuando sabemos que Chile dispone de varias veces esa suma invertidos a pérdida en EEUU.

8. Esto es un verdadero SAQUEO, puesto que comprar el 49% del capital de esta empresa no tiene absolutamente ningún sentido económico para CODELCO

9. Menos aún financiero, puesto que con el 49% del capital no se puede tener ninguna ingerencia en la administración de ese yacimiento, como es el caso desde hace 15 años en El Abra, donde CODELCO también cuenta con el 49% del capital y pesa menos que un paquete de cabritas en la administración de dicha empresa

Nuestro “Rey Midas” ha muerto!!!. No podemos decir Viva el Rey!!!. Su sucesor, el Presidente Sebastián Piñera, y su hermano el “Dios-Subordinado” José Piñera Echeñique, que con su “ Llave del Tesoro”, pudo burlar, -hasta ahora!-, nuestra Constitución.

También deberían dar explicaciones el Ex Presidente Lagos y muchos políticos, tanto de derecha como de la Concertación. Tienen la obligación de dar cuenta a Chile y a los chilenos de estas maniobras poco claras y ocultas.

Los medios de comunicación, voceros de los intereses empresariales y de las trasnacionales, están colaborando en el ocultamiento de la real historia.

Chile y los chilenos exigimos transparencia y que se investigue en todas las instancias: consejo de defensa del estado y a nivel internacional esta oscura negociación!!!

Todo esto representa la paradoja: !!!Chile le compra a Chile!!! !!!Endeudando a los chilenos!!!

Graciela Galarce es economista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Vamos a nicaragua por que regresó la revolución (Parte II)

Dick Emanuelsson - Mirian Huezo Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

¡Brota la esperanza en Nicaragua! Los pobres ahora construyen juntos y son dueños de sus casas. “Hemos construido nuestra vivienda con nuestras propias manos”.

Una casa digna es parte del proyecto político del gobierno del Frente Sandinista y el presidente Daniel Ortega. Todo indica que en su administración ha podido cumplir gran parte de su programa electoral del 2006. Las encuestas lo indican.

En casi todos los municipios nicaragüenses se construyen o reparan casas. Centenares de miles de ciudadanos ha mejorado su calidad de vida a la vez que fueron asistidos por subvenciones del estado para hacer realidad, no sólo su sueño, sino su derecho, el de la casa propia.

Foto: Una política a favor a los pobres en Nicaragua, construyendo juntos una casa digna, ha priorizado el gobierno de Daniel Ortega. / Fuente: CP

Otros, los que ya tenían un techo, recibieron materiales de construcción para reparar sus viviendas luego del azote de los huracanes y tormentas tropicales.

Foto: Manuel Calderón / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

Foto: Hernán Tenor. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

En la alcaldía recogimos a Manuel Calderón, alcalde de León, dejando atrás la segunda ciudad de Nicaragua, rumbo hacia las afueras de esa ciudad populosa. Atravesamos un campo verde brillante ya que ha comenzado el invierno y acá eso indica que las lluvias permiten a la hierba calmar su sed luego de los meses de verano y para desarrollarse con más fuerzas. Vamos a una obra en construcción y el alcalde esta orgulloso por el avance que han tenido los programas de vivienda durante el gobierno sandinista y no es para menos ese orgullo. En la obra nos recibe el joven ingeniero y supervisor, Hernán Tenor.

- El proyecto acá se llama “Construyendo Juntos” y es para gente de escasos recursos. Las familias que van a vivir en estas casas, vienen los domingos y hacen trabajos que no es necesario que haga el albañil, nos comentó.

Se nota un poco nervioso, no sabemos si es por la presencia del alcalde o porque no es común que la prensa, mucho menos si es internacional, se acerque a ver de cerca una de las misiones sociales productivas que el gobierno sandinista comenzara hace tres años.

Sabemos que la prensa mencionada, muy raras veces visita o hace reportajes donde el gobierno de Daniel Ortega ha logrado romper la barrera de la pobreza, invirtiendo los recursos en primer lugar por los pobres de Nicaragua, como prometió en la campaña electoral 2006.

- Las familias pueden venir a zanjear para iniciar la construcción, hacer limpieza o pintar, agrega Tenor.

El alcalde observa con los mismos ojos críticos con que observaba como comandante guerrillero a finales de la década del ’70, cuando dirigía la tropa en la costa atlántica, más precisamente, en el municipio minero, Rosita.

- Entre el 2009 y hasta la fecha hemos construido 150 viviendas, principalmente en el área rural de León. El motivo por que construimos en el área rural es que queremos que la gente se quede donde tienen su posibilidad económica. El problema es que cuando la población no tiene con que vivir se viene al área urbano. Creen que van a encontrar trabajo y no encuentra mucho, subraya el alcalde Calderón.

Mientras si se quedan en el campo, pueden quedarse con las gallinas, el gallo o el cerdo, dice el alcalde y como una confirmación de sus palabras escuchamos el grito del gallo, cantando e hinchando su pecho ante las gallinas, desde el patio de una casa ya construida tres meses atrás. Comparte su espacio entre plantaciones de yuca y otras hortalizas que llenarán los platos de los habitantes en la cuadra.

- En León tenemos una campaña de “Alfabetización Digital”, que también tiene expresión rural. De los once colegios en el área rural de León, que tiene la primaria y secundaría completa, construimos un aula de unos 50 metros cuadrados e instalamos 20 computadoras. Una profesora esta dando clases a los alumnos. Durante los fines de semana queremos convertirla en un “Ciber”, ya que tiene conexión de Internet. Nos resultó un poquito caro, porque cuesta 285 dólares cada conexión, pero el desarrollo intelectual y el punto de vista económico son más importantes, sostiene el alcalde.

Foto: Poniendo bloques para. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson.

Cuenta el alcalde que solo durante el año 2011 se construirán 300 viviendas. 166 casas serán construidas según el modelo “Construcción Mutua”. Las familias beneficiarias ponen su mano de obra en tareas no calificadas y “gana ese dinero”, menciona Calderón, lo cual reduce el costo total calculado de la casa. Por supuesto, además, también reducirá el interés bancario.

- Las casas en esta obra, serán según dos modalidades, 42 o 53 metros cuadrados, tendrán un interés de cuatro (4) por ciento del préstamo a pagar durante 20 años. Pagarán entre 45-50 dólares mensualmente, equivalente lo que tú pagas a un arriendo muy modesto y sencillo, no tan grande y amplio como estas casas acá, puntualizó. Mirian me mira pero no dice nada, pensando en las facturas del banco sobre los pagos de interés de la casa, que sobrepasan 50 por ciento.
Fanny y Tomas Girón Valenzuela con sus tres pequeños, tomaron posesión de su casa hace tres meses.

Durante 18 años arrendaron un pequeño cuarto por el cual pagaron 40 dólares por mes. Ahora tienen dos dormitorios, una sala-comedor grande y cocina, en total 54 metros cuadrados. Tiene espacio verde de ambos lados de la casa, donde lavan las ropas y siembra sus verduras y flores. Por todo pagan 31 dólares mensualmente.

En los diferentes proyectos de vivienda en Latinoamérica pocas veces el espacio de esas casas sobrepasa los 30 metros cuadrados. Pinochet se pegó en el pecho diciendo que construía miles de casas para los más pobres, en Chile. Pero esas casas no sobrepasaba 29 metros cuadrados, y con una deuda a la banca privada para el resto de la vida. Lo mismo en Colombia, Perú u otros países latinoamericanos, donde el pobre, muchas veces además es víctima de empresas y constructoras piratas que venden las casas y los terrenos pero sin servicios públicos o con contratos estafadores.

- Hemos construido nuestra vivienda con nuestras propias manos. Fue un proceso muy bonito porque uno, a través de la autoconstrucción que sirve para bajar los costos también pasa por un proceso de integración, mediante el cual sabemos que estamos conociendo, entre mezcla y varillas, a nuestros vecinos. A nosotros nos halaga construir nuestras viviendas, pero también nos alegra construir comunidad, lo tomamos como valor agregado, decía Fanny mientras nos invitaba a visitar por dentro su casa.

Foto: Fanny y Tomas Girón Valenzuela. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

En el patio nos encontramos con su esposo, Tomás, que para sorprender en un país machista, ese sábado estaba lavando la ropa de la familia.

- Esta es nuestra bendición porque es una casa digna, se apresuró en comentar con orgullo por el logro alcanzado.

Lo interesante en los últimos años del gobierno sandinista es el nuevo papel protagonista que tiene la mujer nicaragüense. Firma los proyectos Hambre Cero, los títulos de tierra o casa, firma como cabeza del hogar otras misiones sociales que han sido un éxito a tal grado que los dos otros candidatos de la presidencia, que son de la derecha, prometen, incluso que los van a mejorar.

Ver a Tomás lavando la ropa mientras su esposa se dedica a organizar el patronato del barrio, del que es vicepresidenta (la presidencia es también de una mujer) de los pobladores organizados, pues da la imagen de cambio que se está produciendo en la sociedad nicaragüense, no sólo en lo económico sino también en la estructura psicológica.

- Eso es bien lindo, porque desde los tiempos antiguos se ha venido manifestando el empoderamiento de la mujer. Y aunque nosotros somos varones a veces nos preguntamos ¿donde estamos? Pero han venido teniendo una bendición grande y eso pues nos ilumina a todos y nos empuja a seguir avanzando. Delante una gran mujer hay un buen hombre que puede conseguir aspectos buenísimos para fortalecer de esto, comentó Tomás.

Centroamérica es probablemente la región más machista en el continente americano. La perspectiva no es la mejor, menos ahora con un modelo neoliberal que condena a millones de personas que viven entre la miseria, a la migración hacía el Norte, una juventud sin perspectivas de estudiar o entrar al mercado laboral si es que tiene un titulo. Nicaragua, poco a poco está cambiando, va creando una nueva base material y de mentalidad, tanto el hombre como la mujer.

Foto: Fanny Giròn. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

- Ella ha venido también tomando ese papel. Y nosotros también hemos venido cambiando ese paradigma que es el machismo, que ha venido poniéndolo a la par para conjugar esos esfuerzos para estar bien, agregó Tomás.

Tomás y Fanny sostiene que durante los 16 años de gobiernos neoliberales, que ahora quieren regresar al poder, no había ese tipo de proyectos de casas dignas para los más pobres. Los sandinistas, cuando estaban en la campaña electoral en el 2006, pusieron sus diferentes programas sociales ante la población, por lo cual recibieron el respaldo electoral. Fueron programas en su mayoría elaborados junto con la misma población. Y la pareja en las afueras de la ciudad de León en la Costa Pacifica nicaragüense, no está decepcionada con el gobierno de Daniel Ortega, sino todo lo contrario y aseguran que el voto será seguro para el FSLN, el 6 de noviembre.

Foto: Daniel Ortega. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

- Con este gobierno sandinista se implementa muy grande (proyectos de vivienda) hacia los pobres, dice Tomás y Fanny agrega:

- Sólo es con el Comandante Daniel que trae más beneficios a la población. Ahora hay más escuelas, salud gratuita, más casas dignas, dice con fuerza lo último, remarcando, a pesar que tenemos una crisis económica a nivel mundial. Se ve que el gobierno tiene una gran voluntad a ayudar a la gente más pobre que ha estado pobre tantos años.

La consigna de los sandinistas y el presidente Ortega, en el año de 2006, era que el pueblo iba a gobernar e iba a ser Presidente Pueblo. Mucha gente nicaragüense así interpreta estos cinco años de gobierno sandinista, pese a que la derecha ha sido mayoría en la Asamblea Nacional, un hecho que los sandinistas en estas próximas elecciones intentarán cambiar a través del voto, el próximo 6 de noviembre.

- La Fe sin Obra es una fe muerta. Por eso nos toca trabajar duro para que haya una votación masiva el 6 de noviembre, al Frente Sandinista, para que estos proyectos se mantengan y avancen más, aseguran los dos.

Todo indica que Nicaragua avanza, que los pobres van adquiriendo la dignidad que les negara otros gobiernos.

En esa tierra tapizada de muertos durante la guerra impulsada por el imperio genocida, vuelve a germinar la esperanza. Ojala sea posible que ese pueblo haya encontrado, por fin, el destino que merece y sepa reconocerlo.

Foto: 19 de julio de 2011; 600 000 nicaragüenses celebran el 50 aniversario de la fundación del Frente Sandinista de Liberación Nacional y el 32 aniversario del triunfo revolucionario. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

Véase toda la entrevista completa:
Video 36 min.: Construyamos juntos: http://vimeo.com/27587834
Reportaje en la obra de construcción en la ciudad de León:
Entrevistas con el alcalde Manuel Calderón, el joven ingeniero y supervisor en la obra; Hernán Tenór Y Fanny y Tomás Girón Valenzuela que juntos construyeron su casa:
Audio: http://www.box.net/shared/h585qaxudh57cits8ttx
Entrevista con Guillermo Centeno Chévez, coordinador de la “Organización de Revolucionarios Discapacitados, Ernesto Che Guevara”: http://vimeo.com/27362702
Audio: http://www.box.net/shared/ec98yjrjpeokfd4yfrni
Videos sobre Nicaragua: http://vimeo.com/album/222608

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Uruguay: Hay que impedir a tiempo

Carlos Medina Viglielm (especial para ARGENPRESS.info)

Hace 120 años, el 30 de enero de 1891 el Apóstol cubano José Martí, publicaba en "El Partido Liberal" de México, su famoso ensayo "Nuestra América", el cual comienza diciendo lo siguiente.

"Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea, y con tal que él quede de alcalde, o le mortifiquen al rival que le quitó la novia, o le crezcan en la alcancía los ahorros, ya da por bueno el orden universal, sin saber de los gigantes que llevan siete leguas en las botas y le pueden poner la bota encima, (...) Lo que quede de aldea en América ha de despertar. Estos tiempos no son para acostarse con el pañuelo en la cabeza, sino con las armas de almohada, como los varones de Juan de Castellanos: las armas del juicio, que vencen a las otras. Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras."

El ex presidente de Uruguay, el empresario médico Dr. Tabaré Vázquez, sorprendió a todo el mundo al revelar que, en ocasión del conflicto fronterizo entre Uruguay y Argentina, causado por la instalación de una mega fábrica de celulosa (de capitales finlandeses), en la costa uruguaya del Río Uruguay, consideró la posibilidad de un enfrentamiento bélico, por lo cual, tras consultar a los jefes de las Fuerzas Armadas, decidió pedirle ayuda al presidente norteamericano George Bush, por intermedio de la entonces canciller Condoleezza Rice.

Tanto en Uruguay como en Argentina, la revelación cayó como una bomba que, al estallar, desató una interminable serie de opiniones condenatorias, las cuales empujaron al ex presidente, a anunciar su retiro de la “política pública”.

Inmediatamente los medios de prensa salieron a "cazar" comentarios. Las calificaciones de "inoportunas", respecto a las declaraciones de Vázquez fueron absolutamente unánimes. Algunos pocos, como el parlamentario Luis Alberto Hebert, o Juan Raúl Ferreira, ambos pertenecientes al Partido Nacional, de histórica posición antiimperialista, hablaron justamente de eso. Cómo justificar de parte de alguien perteneciente a un partido político de izquierda, un pedido de apoyo nada más y nada menos que al gobierno norteamericano, contra una nación hermana, con la que se comparte toda una historia.

Preguntado a bocajarro, el ex Ministro de Agricultura y Pesca Ernesto Agazi, que ha sido uno de los más cercanos colaboradores del actual presidente Mujica, de la misma manera se refirió a Bush, concretamente como un criminal que mintió para justificar la invasión a Irak y provocar la destrucción de ese país. La esposa del presidente Mujica, la senadora Lucía Topolansky dijo no poder explicarse las razones de las sonadas declaraciones de Váquez. "Creo que fueron palabras infelices que provocaron un revuelo no deseado" dijo, agregando que "a nosotros nos descolocó totalmente esta declaración; no sabíamos que la situación se había manejado de esa manera".

De todas maneras y principalmente por parte de los dirigentes de la coalición de izquierdas, la atención se puso en el carácter "inoportuno" de las declaraciones, para luego tratar de revertir la posición de "renuncia" de Vázquez como "lider natural" del Frente Amplio y seguro ganador de las elecciones del 2014.

El diario Página 12, se refirió a esto último el día 14/10, bajo el título de "Mambrú se fue a la casa": (...) la mesa política del FA resolvió ayer pedirle a Vázquez que revea su postura. “A todos nos sorprendió la decisión de Tabaré Vázquez. Él es uno de los principales referentes políticos. No podemos darnos el lujo de que se quede en su casa. Vamos a insistir para que a la brevedad vuelva a la política. Su actitud fue noble: reconoció y pidió disculpas al advertir que sus declaraciones fueron inoportunas. Eso demuestra su estatura política."

El mismo día 14/10, la organización Amnesti Internacional lanzó una convocatoria a nivel mundial para la recolección de firmas, con el fin de exigirle al gobierno de Canadá que procediera a la detención de George Bush (con intenciones de viajar a ese país), para poder juzgarlo -ya que no han querido hacerlo en su país-, por diversos crímenes de los cuales se ha hecho responsable.

Las preguntas que surgen inmediata y lógicamente son las siguientes: 1) ¿Cuándo puede resultar "oportuno" revelar que se ha hecho una solicitud de amistad a quien -entre muchos otros-, el Premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel, ha bien calificado como genocida? 2) ¿Después de reconocer que pidió amistad y ayuda a un genocida, Vázquez sigue siendo noble? 3) ¿La estatura política se demuestra con una traición ideológica?

Nadie tiene una explicación de porqué, el ex mandatario uruguayo, cometió un "gafe" tan grande. Y tal vez, la explicación no llegue jamás. La revelación fue hecha en una charla sobre "El arte de gobernar", que dió el ex mandatario en un colegio privado de Montevideo. Los mismos "socios" y "amigos" del Departamento de Estado seguramente se vieron tan sorprendidos como disgustados: Váquez "quemó" todo.

Tal vez el ex presidente uruguayo fue desbordado por su propia y conocida arrogancia, o quizá por la estupidez. Según Einstein, ésta es lo único seguramente infinito pues el genio, tenía dudas respecto a lo infinito del universo. O tal vez a Vázquez, a quien le gusta coquetear con respecto a su aproximación al Marxismo (frente a los militantes de base), se vio traicionado por el subconciente, exponiendo a Maquiavelo.

Sea como sea, es menester poner las cosas en su lugar. Es muchísimo lo que está en juego como para que el "gafe" del ex presidente, quede como una anecdótica declaración infeliz, inoportuna, descuidada o estúpida. Y la responsabilidad que tenemos en esto, en particular los uruguayos, es muy importante.

El prontuario de Vazquez, uno de los principales líderes del llamado Progresismo, corriente política iniciada entre otros por el británico Toni Blair, es extenso. Entre lo más notorio o grueso, y lejos de que la lista sea completa, se destacan gestiones y gestos que, alejan bastante la posibilidad de "la burrada" (o estupidez), para reafirmar la esencia de sus convicciones ideológicas. Al margen de la cronología se pueden destacar: el nombramiento de un socialdemócrata de derecha (Astori) para el cargo de Ministro de Economía (curiosamente hecho antes de las elecciones que lo llevarían a presidente y estando de visita en los Estados Unidos); la no asistencia a la asunción de Evo Morales en Bolivia, el primer indígena presidente surgido en elecciones en toda la triste historia de los indígenas del continente; la entrega de la Salud Pública de Uruguay, -ignorando el Juramento Hipocrático-, para fortalecer con dineros del Estado, a las empresas privadas de salud; el veto (de Yo el supremo), a la despenalización del aborto; la aproximación a la Iglesia Católica, habiendo sido Uruguay pionero en el continente respecto a la laicidad del Estado y la Educación; la reunión privada (junto con su ministro de Economía Astori), con George Bush en ocasión de la Cumbre de Mar del Plata, después de que Pérez Esquivel denominara a Bush como genocida y mientras que Evo Morales y Hugo Chávez entre otros se reunían en la Cumbre paralela de los pueblos; la posterior invitación a Bush para que visitara el Uruguay y su invitación personal a Bush para ir de pesca; la negativa a la anulación la ley de Impunidad (es el principal responsable, junto al ex guerrillero y hoy Ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro, de la derrota del pleviscito para la anulación de la oprobiosa ley en el 2009); el ascenso a General, pese a las protestas de los Familiares de Desaparecidos y otras organizaciones de defensa de los Derechos Humanos a Miguel Dalmao (hoy procesado), responsable de crímenes cometidos en la dictadura; la ignorancia, en muchas oportunidades, de actos ilegales o de insubordinación, por parte de altos mandos de las Fuerzas Armadas, como el homenaje que le hicieron a un criminal de la dictadura fallecido (sept. 2006, al Cnel. Juan Antonio Rodríguez Buratti), o desconocer la descarada mentira del Jefe del Ejército Angel Bertolotti a Macarena Gelman, respecto al lugar donde yacía su madre desaparecida; dejó en su cargo al frente de la Fuerza Aérea ¡después de su confesión de haber participado como piloto en uno de los "vuelos de la muerte"! al Gral. Enrique Bonelli; contraviniendo la opinión (histórica) del Frente amplio, ordenó a la marina uruguaya participar, junto a la marina de los EUA en la operación UNITAS; aceptó mandar un contingente militar a la República de Haití, para integrar la MINUSTAH (Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití), contingente que, contra la opinión histórica de los adherentes al Frente Amplio, no hace otra cosa que colaborar con la ocupación norteamericana en ese país arrasado por la pobreza y un devastador terremoto.

¿Cuánto hubo de idea suya y cuánto de los generales de las Fuerzas Armadas -formados ideológicamente por el Imperio y que él evidentemente consultó y protegió,- o del propio Departamento de Estado, respecto a la crisis con Argentina, luego de que el gobierno de la nación hermana le hubiera dado un apoyo fundamental como fue la facilitación del viaje a Uruguay para la votación a decenas de miles de uruguayos, que posibilitó que él, Vázquez, ganara las elecciones en el 2004 (en primera vuelta, por nueve mil votos)?.

La sumatoria de todos estos gestos y gestiones, alejan notoriamente a Vázquez, pese a quien pese, le duela a quien le duela, de la más mínima concepción de la ideología de izquierda. Los que pretendan lo contrario lo hacen por una enfermiza obsecuencia o, más simplemente, por haber llegado y no querer desprenderse del calorcito de los cargos en la administración.

¿Por qué es mucho lo que está en juego y por qué los uruguayos tenemos una gran responsabilidad? Directamente están en juego las riquezas de Uruguay, como son los recientemente publicitados yacimientos de hierro y los yacimientos de gas y posiblemente petróleo (que seguramente el Departamento de Estado norteamericano haya sido el primero en conocer), pero por sobre todas las cosas, está la integridad de la región y del propio continente sudamericano.

Cuando se trata de intereses tan grandes, no hay lugar a la ingenuidad y menos a la estupidez. El imperio tiene una larguísima historia de crímenes cometidos y guerras de saqueo en "defensa de sus intereses". No puede haber, no cabe, ninguna duda en cuanto a la "deuda" que Vázquez contrajo con sus "amigos" imperiales a cambio del "respaldo". Que si Vázquez, por estupidez, no lo hubiera entendido, los imperialistas yankis sí lo deben haber entendido. Uruguay parece estar en camino a convertirse otra vez, como hace 200 años, en la puerta de entrada para un imperio (antes fue el inglés), como una cuña clavada en el flanco del continente.

¿Cuál es el compromiso que deben asumir los uruguayos? El de impedir que Vázquez reaparezca, renuncie a su "renuncia" y se postule para ganar las elecciones del 2014. Según como están las cosas ó, mejor dicho, según va la profunda desideologización de los uruguayos, y según una encuesta realizada (Cifra) al otro día de las revelaciones de Vazquez, respecto a sus temerarias ideas de conflicto bélico con Argentina, el, 76 % de frentistas, un 41 % de blancos y un 50 % de colorados (ambos partidos de derecha), aprueban su gestión y esto último es, (increíblemente), uno de los argumentos que presentan los dirigentes ("iquierdistas"), del FA para defenderlo. Según el diario oficialista La República "El carisma del ex presidente desborda pues los moldes partidarios."

¿Estupidez otra vez? La República denomina "carisma" a las facilidades que se han dado para establecer zonas francas (a esta altura un país paralelo), la facilidad para la entrada de capitales extranjeros y la extranjerización de la tierra (record a nivel mundial), la protección, el apoyo que se ha dado a las empresas que comercian con la salud y la educación pública, el respaldo en general, a las empresas privadas, y no menos, la existencia de un "pacto de no agresión" hacia las Fuerzas Armadas, todas cosas muy amadas por los votantes y en particular por los dirigentes de la derecha. Los "amigos del norte", los banqueros y otros empresarios capitalistas internacionales deben de pensar: "con esas izquierdas, para qué queremos derechas".

Pocos días antes del "escándalo", Vázquez había propuesto comenzar con una "ayournamiento" de la izquierda. "Ese "ayournamiento" -bastante adelantado por otra parte-, no es otra cosa que intentar que la gente deje definitivamente de lado aquello de imperialismo, lucha de clases, la nacionalización de la banca y de la tierra y sus recursos, la militancia de base, etc. todas ideas al parecer, pasadas de moda. Los que dieron sus vidas en defensa de esas ideas, los muertos, los torturados, los desaparecidos, los miles de exiliados en una interminable diáspora, son sólo una cosa apenas mencionable, un capítulo, no más, de la historia y "hay que mirar hacia el futuro". Pero recordemos otra vez a Martí.

En su carta inconclusa a su amigo mexicano Manuel Mercado, escrita el 18 de mayo de 1895 en el campamento de Dos Ríos, al oriente de Cuba, y en vísperas de su caída en combate, decía Martí:

"(...) Ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber (...) de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso."

Los uruguayos tenemos el deber histórico de levantar "trincheras de ideas", de impedir a tiempo que se instale en Uruguay un gobierno presidido por ese aldeano vanidoso, quien sin ninguna duda, le posibilitará al Imperio el camino para que éste se lance "con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Movimiento Nacional o Frente de Liberación

Daniel De Santis (especial para ARGENPRESS.info)

La actualidad política, con el encumbramiento del kirchnerismo y la derrota de Proyecto Sur, ha puesto en debate, dentro de la militancia popular, el papel de los movimientos.

Detrás de la bella palabra movimiento, que nos induce a pensar en algo dinámico, con cambios permanentes en los que se avizoran más ascensos que descensos, y en el protagonismo popular, se ocultan muchos y diversos actores, que la doctrina populista pretende homogeneizar: tirios y troyanos, santos y pecadores, burgueses y proletarios.

El 22 de noviembre de 2010, con motivo de un acto presidencial en la fábrica Renault el filósofo Rubén Dri retoma un viejo trabajo suyo sobre los partidos y los movimientos. Refiriéndose al kirchnerismo, como el “nuevo movimiento nacional” nos dice:

“Ese movimiento que Néstor ponía en marcha es el que Cristina retoma. Muestra clara de ello es el primer acto público que realiza tras la muerte de su esposo, pues se dirige directamente a los obreros de la fábrica Renault. El líder y el pueblo en relación directa y dialogal por sobre las instituciones, característica fundamental de los movimientos”.

Dri ubica “astutamente” como hecho re-fundacional del kirchnerismo a un sector de la clase obrera industrial. Nos preguntamos nosotros, ¿estaba allí la Presidenta para proponer el control obrero de la producción de automóviles o para relanzar a la industria automotriz como punta de lanza de su modelo agro industrial exportador? En cambio el autor de la nota se pregunta: “¿Qué son, pues los movimientos?”. Argumentando que:

“Los movimientos están constituidos por vastos sectores sociales populares que constituyen lo que en nuestra práctica política hemos denominado siempre como campo popular. Hablamos de sectores populares más bien que de clases sociales porque en las sociedades en las que se conforman los movimientos populares no se dan, entre los diversos grupos sociales, los contornos nítidos que son propios de las clases sociales”.

Con esta afirmación podemos coincidir en buena medida aunque no completamente. Ella tiene validez para varias sociedades latinoamericanas pero, si hay una en particular que dista de tener esas características, tanto históricamente como en la actualidad, es la argentina. En nuestro país el capitalismo se desarrolló tempranamente delimitando bastante claramente a la burguesía y al proletariado. Aunque no alcanzó el nivel de un país altamente desarrollado, merced al carácter parasitario de su clase dirigente1.

Pero el análisis no debe limitarse a la estructura económico social sino tener en cuanta además otros factores.

La experiencia histórica

Los argentinos, al hablar de movimiento, inmediatamente hacemos referencia al peronismo y, sugerido por la construcción teórica de muchos intelectuales de esta corriente política, al yrigoyenismo. Por su parte, la historia de nuestra América nos remite al APRA2 peruano fundado en 1924 por Víctor Haya De la Torre con quien los padres del marxismo latinoamericano polemizaron duramente. El Arpa le llamó el joven revolucionario cubano Julio Antonio Mella y lo caracterizó como un “frente único en favor de la burguesía”. En tanto que Mariátegui escribía en Punto de vista antiimperialista: “Del APRA, concebida inicialmente como frente único, como alianza popular, como bloque de las clases oprimidas, se pasa al APRA definida como el Kuo Min Tang3 latinoamericano”. Es decir, criticaba la conversión del frente único en un movimiento poli clasista. También el varguismo en Brasil y el PRI4 en México, surgido éste más su derrota que de la revolución mexicana, pueden ser incluidos dentro de los movimientos populares de América Latina pero, invariablemente, todos tuvieron y/o tienen su dirección en la clase capitalistas. En una posición intermedia, pero sólo en sus orígenes, podemos incluir al MNR5 de Bolivia que tomó el poder mediante una insurrección que provocó pero que no dirigió. En sus primeros gobiernos se apoyó en los cuadros del trotskista POR, pero que terminó como el APRA peruano, con una posición política pro imperialista.

Distinto es el caso del Movimiento 26 de Julio en Cuba, y de las organizaciones que se fundaron por el ejemplo de la Revolución Cubana, cuyo líder no surgió de la estructura del aparato del Estado como Perón o Vargas, sino que se convirtió en líder de su pueblo a partir de la lucha irregular, primero en las ciudades y luego en las montañas, y como Jefe de una verdadera y profunda revolución terminó de consolidarse como líder del pueblo cubano y de la lucha revolucionaria en América Latina.

En cambio, el peronismo nació de arriba para abajo motorizado por un Coronel del Ejército –uno de los aparatos coercitivos del estado capitalista- verdadero líder del golpe militar del 4 de junio de 1943 que lo llevó a ocupar los cargos de Secretario de Trabajo, Secretario de Defensa y Vicepresidente de la Nación.

Este es otro de los rasgos consustanciales de los movimientos, su estructura verticalista. Las iniciativas van de arriba hacia abajo. “El líder interpretando al pueblo” pero la mera figura del líder no es de su exclusividad, ya que se presenta en los más disímiles casos, desde el socialismo hasta el fascismo pasando por la democracia liberal. Por ser así no se lo puede tomar, sin más, como un atributo positivo. Por el contrario, la experiencia ha demostrado ser una característica más bien negativa de los movimientos, sino se construyen canales democráticos de participación de las bases. El Movimiento 26 de Julio, consciente de esta limitación y de su carácter poli clasista, abordó la tarea de unificar las tres vertientes revolucionarias en un partido regido por el centralismo democrático. Esta concepción metodológica ha tenido una aplicación muy negativa en el PCUS6 y los partidos inspirados en él pero, su contenido democrático no se desdibujó completamente en la Revolución Cubana, por lo que en la actualidad la futura Conferencia del PC7 de este país tiene como objetivo fundamental discutir la separación del Partido y del Estado. Tomando el primero la educación ideológica de su pueblo y el segundo afirmándose como administrador de los bienes materiales de todos los cubanos.

En los años 70 no fue el movimiento peronista el que llevó adelante la lucha revolucionaria sino un movimiento popular revolucionario que no llegó a estructurarse como un frente, aunque hubo intentos en esta dirección, en el que participaban por igual partidos y agrupaciones políticas marxistas y peronistas. Y fue así porque no estaba limitado por la ideología de la conciliación de clases sino que se luchaba por el socialismo.

Y la segunda parte del falseamiento de esta historia dice: “los desaparecidos compañeros peronistas”, como hemos escuchado en más de una movilización. Además de falaz es sectaria ya que deja afuera a alrededor de la mitad de los caídos en combate, muertos y desaparecidos. Sólo contando los del PRT8, el ERP9 y la JG10 suman el 20 % (hemos publicado una lista con sus nombres y las fechas de caída o desaparición) y no es desatinado suponer un número similar en el resto de la izquierda.

La democracia y la participación de las bases

La hegemonía neoliberal puso de moda la palabra participativo. Palabra que nosotros manejamos con cierta reticencia ya que ha sido usada por los dirigentes de fuerzas política pro capitalistas como una forma de encubrir el verticalismo. Por esta razón nos gusta más hablar de democracia directa, asociada históricamente con las corrientes socialistas y revolucionarias.

Por nuestra experiencia, somos partidarios de construir partidos y frentes porque tanto unos como otros presuponen un programa (no se limitan a la voluntad del líder) y un mecanismo democrático para la resolución de su política. En la actualidad el protagonismo de las bases es lo fundamental, por ello, la tarea más revolucionaria, junto al debate de ideas, es la construcción de organismos de participación popular.

Por último, creemos que un frente, mucho más que un movimiento, se adecúa a la situación política actual de la Argentina, si estamos pensando en la lucha por verdaderas trasformaciones sociales que tengan al pueblo y a los trabajadores como sus hacedores. Un frente porque las fuerzas de izquierda están altamente fraccionadas, nuestra propia corriente, el guevarismo, está en un verdadero estado de pulverización, el peronismo obrero y revolucionario tiene muy poca visibilidad política pero, al igual que nosotros, es posible que resurja y se unifique. También el nacionalismo popular se encuentra dividido. Por estas razones se hace imperioso construir un amplio frente que contenga a los trabajadores y el pueblo en base a un programa transformador y a una metodología democrática. En ese frente deben militar los diversos agrupamientos políticos pero, además, se deberá forjar como una identidad superior a la suma de cada uno de sus integrantes, en la que los no agrupados tengan el mismo protagonismo que los que lo están. Un frente con sus propias organizaciones de base, que por métodos democráticos voten su política y elijan a sus dirigentes, desde los barrios, lugares de trabajo y estudio, las ciudades, hasta consolidarse provincial y nacionalmente. Pero, además, si somos capaces de construir un frente con esta dinámica de bases y una identidad de masas: el frente contiene y supera al movimiento.

No nos oponemos al surgimiento de nuevos líderes pero ellos deberán ser producto de la lucha y el protagonismo de las masas populares si queremos lograr el desarrollo económico del país, la plena ocupación de los trabajadores, condiciones dignas de trabajo y salarios que garanticen la realización plena de sus familias, una sociedad democrática con educación y salud para todos y todas son tareas inmediatas en la marcha hacia el socialismo en el siglo XXI.

La Rebelión de 2001 y el campo popular

Como en todo fenómeno social los productos de la Rebelión de 2001 presentan diferentes faces a veces contradictorias entre si.

Agotado el primer impulso de la Rebelión con la masacre de Avellaneda y producto de la debilidad y los errores de la izquierda, dentro de los partidos del sistema, Néstor Kirchner con gran lucidez política interpretó correctamente el cambio de situación dando nacimiento a un renovado peronismo o kirchnerismo. Pero ese no fue el único resultado.

En un estado que podríamos designar como molecular observamos inmediatamente que otro de sus resultados fue que recuperamos el lenguaje marxista y revolucionario y dentro de él Santucho y los guevaristas retomamos la palabra

Hoy el debate entre el kirchnerismo y el guevarismo está planteado en los siguientes términos: ¿La burguesía nacional puede liderar un proyecto de capitalismo desarrollado e independiente? o ¿las tareas del desarrollo nacional sólo podrán concluirse con un proyecto liderado por los trabajadores? Los que desde el progresismo peronista responden afirmativamente a la primera de las opciones creen que el instrumento político es un movimiento nacional, los que nos inclinamos por la segunda opción seguimos sosteniendo como mucho más idónea la necesidad de la construcción de un gran frente de liberación nacional y social.

Pero aún en el supuesto y muy improbable caso de que los capitalistas logren algunos éxitos en el desarrollo de esta enorme tarea, la realizarían manteniendo y multiplicando la explotación. En cambio, si es liderada por los trabajadores, tendrá el sello de la clase obrera, borrará la explotación del hombre por el hombre, superando la enajenación capitalista, banderas que no han sido tocadas por la crisis del socialismo, las que de la mano de las nuevas juventudes revolucionarias, portadoras de las enseñanzas imperecederas del viejo Marx y el joven Guevara, flamearan henchidas de victoria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En energía: “Profundizar el modelo”, es más dependencia, mas extranjerización

José Rigane

El tema de la energía es un tema extenso, amplio y voy a tratar de abordarlo desde un punto de vista más político, más gremial, mas desde los trabajadores, sin menoscabar ni subestimar su importancia.

Siempre que hacemos este tipo de eventos o estamos invitados, yo tengo por costumbre empezar por dos o tres conceptos que para nosotros marcan lo que son los principios del tema de la energía.

La energía como bien social

El primero es que para nosotros la energía es un bien social.

En un país como el nuestro y en un mundo como el actual, donde dominan las políticas liberales y neoliberales; la globalización y su hija dilecta la privatización generan ejemplos de lo que no debería hacerse, y se hizo.

Se han cambiado conceptos y entonces nos han ido convenciendo de que la energía es un commodity, es una mercancía, es un paquete de yerba, es igual a cualquier otra mercancía que se consigue en una góndola y se compra, y en realidad la energía no es una mercancía ni un commodity, la energía es un bien social que pertenece precisamente en este caso, al Pueblo Argentino.

Porque está en el subsuelo, la energía no se produce tirando semilla como la soja, el trigo o el maíz. La energía forma parte de la riqueza de nuestra tierra, de nuestro patrimonio y además la energía significa soberanía.

En el mundo actual, con el desarrollo geopolítico que tiene y con las implicancias que genera el saber que recursos como el petróleo y el gas son finitos, ha adquirido cada vez más, un valor substancial, poseerlos.

Hay quienes se dieron cuenta de esto, hace mucho tiempo atrás y han venido desarrollando una política que inclusive los ha llevado sin ningún tipo de duda a generar cruentas guerras, a someter países, a hacer caer procesos políticos, con tal de quedarse con ese recurso vital y estratégico que es la energía.

La energía es un derecho humano

La segunda cuestión es que para nosotros es un derecho humano. Que una familia pueda acceder al agua, a la electricidad y al gas es tener la oportunidad de comenzar a vivir con una cuota de dignidad.

En pleno siglo XXI, hay dos mil millones de personas en el mundo que no tienen acceso a la energía; que cocinan y se calientan con la leña porque no pueden acceder a otros recursos energéticos. Estoy hablando de países, regiones que tienen energía abundante pero como no la manejan soberanamente y ha sido apropiada por otros, padecen esta situación, el ejemplo más claro, más cabal, más concreto, en este mundo es África.

De usuarios a clientes

Entonces aparece este otro tema. La privatización, al generar el concepto de comodity, de mercancía, sobre la energía, rompió también con otro concepto. No somos más usuarios de los servicios públicos, ahora somos clientes y hay una diferencia vital entre ser usuario de un servicio público y ser cliente. En un caso, el usuario tiene derecho al servicio. En el otro, el cliente tiene servicio solo si lo paga. Son dos cosas diferentes y la diferencia no es menor.

El gas en garrafa

Un ejemplo demostrativo es el del gas en garrafa. En argentina tenemos una cantidad, algunos dicen trece millones, otros dicen catorce millones y medio de argentinos que utilizan la garrafa de gas licuado de petróleo, la conocida garrafa de cocina. Esto es porque no accedieron al gas natural por redes, a pesar de que argentina ha tenido una reserva de treinta y dos a treinta y tres años de gas natural. Hoy no tiene más que para ocho años, de acuerdo al consumo actual. Todo ese gas faltante se fue fronteras afuera, producto de la privatización.

Además, la garrafa se ha convertido en un problema para quienes tienen que comprarla y dependen de ella como elemento vital de vida.

Si la garrafa se declarara como un servicio público, entonces la garrafa tendría un precio sostén o lineal establecido por el estado. Como no se declara servicio público sigue siendo un ámbito del mercado, sigue siendo una mercancía, por eso las empresas terminan cobrando lo que quieren y se tiene que inventar esto de la garrafa social, que después no se cumple casi en ningún lugar y se termina pagando lo que no vale.

Hago una aclaración, el gas, es como obtener barro y tierra cuando uno va a buscar agua. Cuando uno tiene que hacer un pozo para extraer agua, lo primero que hace es extraer tierra y barro, cuando uno va a buscar petróleo lo primero que extrae y aparece es el gas por lo que los economistas dicen que el gas tiene tendencia a valor cero. Por lo tanto una garrafa no podría costar, no sería necesario, que valiera más de cuatro o cinco pesos porque la obtención de la rentabilidad está en el petróleo, que es lo que se va a buscar. Lo otro, el gas, es una consecuencia.

Se subestima el valor de la discusión sobre economía y energía

Entonces, vean ustedes que tener claros estos conceptos significa saber y conocer precisamente de algo sobre lo que el enemigo ha generado para nosotros una cultura de subestimación y de no darle importancia, porque el enemigo es muy hábil e inteligente para quedarse con lo que necesita y obviamente trata que nosotros no entendamos o subestimemos la importancia de lo que estamos hablando.

Un ministro dijo muy suelto de cuerpo que daba lo mismo que la argentina fabricara caramelos o acero, con la intención de valorar el proceso de desindustrialización del gobierno militar de 1976. Actualmente Arcor es la empresa más importante del mundo de venta de caramelos, pero a pesar de esa paradoja, no se han logrado resolver los problemas relacionados con el desarrollo industrial. Conclusión: no es lo mismo fabricar caramelos que acero.

También alguien dijo ¿para que queremos el petróleo enterrado?, que lo mejor es sacarlo y venderlo. Bueno ¿porque los yanquis no lo sacan de Alaska y del polo norte al petróleo?, ¿porque van a buscar el petróleo y la energía en los lugares que no son de ellos y se lo roban?, tiene que ver con una necesidad vital para mantener al mismo tiempo el modelo de determinada conformación económica social y fundamentalmente con el consumismo y con sostener un parámetro de vida que está basado en la apropiación de recursos vitales como son los energéticos.

Una cuestión que está muy instalada en nosotros, es que cuando uno habla de estas cosas, del tema de la energía, por ejemplo, es como que se pone un cierto límite y se piensa que la energía no es como la educación. Cualquiera de nosotros se ve convocado a luchar por la educación pública porque hacen falta tizas, porque necesitamos mejores escuelas y cualquiera de nosotros se motiva para hacer algo: juntar firmas o salir a la calle. Lo mismo nos pasa con la salud, cualquiera de nosotros se motiva por el hospital público, porque falta algodón, porque tenemos que hacer algo para que haya más presupuesto y salimos a la calle juntamos firmas y así de seguido con otras cosas, pero no lo hacemos por la energía. ¿Porque no lo hacemos por la energía? Si se trata de nuestro patrimonio, se trata de nuestra riqueza y se trata de un valor estratégico que hace a la soberanía nacional.

Hay una razón, cuando se habla de energía, lo primero que se piensa, que es un problema de los que saben o de los que supuestamente saben, es un problema de los trabajadores del sector, es un problema de los técnicos, es un problema de los ingenieros, de los científicos, pero no es un problema nuestro. Pareciera, que está lejos y no es así: la energía es un problema de todos y de cada uno de nosotros y en tanto y en cuanto nosotros no nos ocupemos va a seguir sucediendo lo que sucede en este país que por año se van veinte mil, veintidós mil, hablan de treinta mil millones de dólares, precisamente, de una riqueza que en la medida que la vamos perdiendo no la podemos recuperar, porque no se puede sembrar.

En nuestra opinión esta es una batalla cultural que vamos perdiendo porque no logramos instalar la importancia y la vitalidad que tendría si nosotros manejáramos nuestros recursos si estuvieran en nuestras manos y lo cierto y lo concreto es que acá hay cuatro o cinco grupos multinacionales que son los que manejan desde la exploración que no hacen hasta el valor del combustible final.

Debemos recuperar el patrimonio energético

Entonces nuestra línea de actuación y nuestro planteo está en función de que los argentinos debemos una materia, esa materia tiene que ver con recuperar el patrimonio nacional a manos del pueblo argentino, porque mientras este patrimonio de recursos energéticos, naturales, el agua, etcétera, esté en manos extranjeras, nosotros no tenemos posibilidades de manejar el valor estratégico, con lo cual se hipoteca el presente y el futuro para las venideras generaciones, de esta manera nosotros no tenemos autonomía e independencia real y concreta.

El ejemplo más notorio, con todas las opiniones que podamos tener, es lo que ha acontecido en Libia, Afganistán o Irak, donde las acciones militares y políticas que se desarrollan tienen como último objetivo apropiarse de los recursos energéticos que son fundamentales, estratégicos y cada vez mas escasos.

No es entonces una cuestión de carácter menor, muchas veces nosotros nos proponemos iniciativas transformadoras, de cambio, alentamos proyectos de transformación para tener una vida mejor, que nos involucre a todos para terminar con la pobreza, con la desigualdad, obteniendo una distribución más equitativa. Eso requiere de recursos, de dinero y si nosotros no nos apropiamos de esos recursos y los manejamos, difícilmente nos podamos apropiar de esos dineros, que son nuestros y que generan esos recursos. Hoy la energía en nuestro país, está en manos, en un 95% de los grupos multinacionales, eso sucede desde la década del 90 a la fecha.

Entonces es un bien social, es un derecho humano y es un problema de todos, si no logramos entender esto difícilmente podamos salir de esta situación.

Privatización y extranjerización

Desde la época de Martínez de Hoz hasta aquí, lo que avanzó fue el proceso de privatización y la extranjerización, este es el otro tema, no solo está privatizado todo, sino que está extranjerizado y este es un problema grave, si uno analiza la situación del país se va a dar cuenta que hoy no tenemos ninguna compañía o empresa de bandera nacional. Ustedes estarán pensando: “¿qué dice Rigane?, ¿cómo?, ¿y el Correo Argentino?, ¿y Aerolíneas?, no son Sociedades del Estado, para que sea nacional tienen que ser sociedades del estado, mientras sean sociedades anónimas, podrán tener participación del estado, pero no son empresas nacionales, digo para no confundir el tipo de empresa, que no es una cuestión menor. Yo puedo tener la Acción de Oro en Repsol YPF pero las políticas que resuelve YPF no las maneja la acción de oro y sobre todo, si ese poder, no se utiliza.

Entonces tener claro que lo nuestro en los años de democracia dista mucho de haber establecido en este plano, en este ámbito, una política de absoluta soberanía nacional y de recuperación del patrimonio nacional, ha sido todo lo contrario, se han ido aquilatando, profundizando y desarrollando las políticas de privatización y extranjerización.

Argentina sufre una crisis energética

Por supuesto que hay un debate, ¿tenemos o no tenemos crisis energética?, nosotros decimos que sí, hay crisis energética y decimos que la crisis energética no es un problema de la coyuntura, no es un problema que viene de las situaciones climáticas, ni siquiera una cuestión de carácter técnico sino que es una cuestión de fondo, es una cuestión estructural porque el proceso de privatización, de nuestros recursos energéticos, llevo no solo a la apropiación, no solo la extranjerización, sino a la segmentación y eso significó una atomización de una magnitud tal que hoy en este país que tenía cuatro o cinco grandes empresas en el ámbito de la energía tiene más de cien empresas que pululan y se desarrollan en el país con lo cual generan situaciones a las cuales los argentinos nos fuimos acostumbrando, pareciera que no vemos el carácter discriminatorio que significa el desarrollo de una política que además genera crisis energética.

Ejemplos, en la provincia de Bs. As., hay seis empresas distribuidoras de energía eléctrica, tenemos seis precios diferentes del valor del KWH en el consumo final, del pago de la factura de luz como se dice vulgarmente o la de gas de cualquier usuario, ¿porque Capital Federal tiene una factura que es cuarenta por ciento más económica que el interior de la provincia?, es que acaso somos ciudadanos de segunda los que vivimos en el interior de la provincia de Bs. As?

Porque cualquier empresa provincial incluida EPEC, que está en la lista de las más caras, tiene precisamente una diferencia del valor del KWH, según de qué categoría de usuario hablamos, según de que cantidad de kilowatts consumimos, esta cuatro, cinco o seis veces más cara? ¿Porque en Capital Federal se paga menos impuestos que en El Gran Buenos Aires?

Sin embargo en la provincia de Buenos Aires y en el resto del país, se paga más impuestos, casi el cincuenta por ciento, del valor de la factura final.

Eso es todo producto de la privatización, antes nosotros teníamos un único precio para el valor de los combustibles líquidos salvo diferencias que se establecían al sur en la Patagonia, ahora tenemos diferencia de precio en el valor de los combustibles líquidos entre lugares que apenas distan entre cien, doscientos o cuatrocientos kilómetros, es decir hoy está todo en manos del mercado y estar en manos del mercado significa que la nafta no sabemos porque razón en un lugar vale más caro que en otro lugar, cuando el precio de producción es exactamente igual para todos y el lugar de refinación muchas veces está al lado de donde se vende el combustible final. Esto tiene que ver con la apropiación, privatización, y extranjerización de esos recursos.

La razón de que tengamos crisis es que no se han hecho las inversiones pertinentes para atender el crecimiento de la demanda. A las empresas privadas solo les interesa obtener ganancias rápidas, importantes y significativas. Y porque además son grupos económicos que cuando les convenga, como sucede permanentemente, desarrollaran sus inversiones en otras latitudes, y se mudarán a otros ámbitos.

Soberanía para la integración

Tenemos entonces una situación que necesitamos revertir, algunos de nosotros miramos con cierta simpatía procesos de transformación, que se dan alrededor nuestro, Bolivia, Brasil, Venezuela, Ecuador, ahora Perú, Uruguay, etc… y lo miramos, digamos, con buenos ojos, a veces más complaciente, menos complaciente, pero nos gustaría vivir esos procesos.

Entre los países que yo mencioné no hay ninguno que tenga privatizado el sistema energético y/o que estén en manos de grupos multinacionales y menos extranjeros. Primera cuestión para prestar atención, todos tienen sus políticas energéticas, con sus más, con sus menos, en función de la apropiación de los recursos energéticos como valor estratégico para cualquier política de desarrollo regional o nacional. Sin lugar a duda el más avanzado es Venezuela que tiene una política de ayuda y de cooperación regional en la que precisamente está ayudando a todos aquellos países de alrededor que no tienen los recursos energéticos necesarios e imprescindibles para vivir, y lo está haciendo de una manera solidaria y de integración, en donde les da a precios fuera de mercado internacional, precios bajos e inclusive con intercambio de productos del lugar e incluso a pagar a largo tiempo.

Ahora en ese tema cuando nosotros hablamos de integración, hablamos en función de los intereses del pueblo y las necesidades del pueblo, no hablamos de integración energética en función de los intereses de los gobiernos y menos aún de las empresas.

Argentina cuando se sienta en un ámbito de esa naturaleza con los países de la región es el único país que va a representar a las multinacionales porque ningún acuerdo de los que desarrolla precisamente lo puede fundar en una empresa de carácter nacional por qué no la tiene.

¿Y alguno se preguntara que pasa con ENARSA?, ENARSA es una oficina de negocios, no es una empresa nacional que tenga recursos, que tenga desarrollo ni que tenga capital de inversión precisamente para desarrollar. ENARSA es la oficina de negocios, primero es una sociedad anónima, esa sociedad anónima entregó toda nuestra costa marítima para que se haga la exploración y explotación off-shore y si encuentran petróleo en el mar dispondrán de esos recursos.

Todo esto a partir de acuerdos secretos que realizo con PETROBRAS, con la TOTAL, PANAMERICAN ENERGY y evidentemente también lo hizo con REPSOL y sin embargo ese es un patrimonio de los argentinos que lo manejó una sociedad anónima como ENARSA, apenas tiene empleados, y no produce energía.

Entonces este es un problema al que nosotros necesitamos prestar atención, siempre pongo como ejemplo los bolivianos. Hay una tendencia nuestra de subestimar en general al pueblo boliviano, y más de una vez se nos pega eso del “bolita”, pero esos “bolitas” antes de que Evo Morales llegara al gobierno, fueron capaces de defender el gas y el petróleo que se estaban llevando las empresas multinacionales, a punto tal que muchos deben recordar que más de ochenta murieron cortando la ruta para defender los recursos y para que no se llevaran el gas natural. Allí nació el compromiso de Evo Morales de que si llegaba al gobierno iba a nacionalizar los recursos energéticos. Llegó al gobierno cumplió con su palabra y nacionalizo el petróleo, la electricidad y el gas.

Los bolivianos tuvieron la capacidad de ver la importancia de defender ese valor estratégico, la energía que tiene que ver con la producción de recursos económicos significativos, y hoy, por primera vez, el estado Boliviano tiene superávit y demostró que se puede nacionalizar, cobrando la renta que corresponde, es en esa dirección que nosotros hacemos nuestro planteo.

Exportamos lo que necesitamos para nosotros

En un país como el nuestro en el que todavía hay desocupación, más allá de la cifra si es el siete, el cinco o si es el catorce por ciento, donde hay pobreza, donde hay indigencia, donde todavía hay millones de argentinos que no tienen gas natural. ¿Podemos seguir permitiendo que se exporte el petróleo crudo? Yo lo comparo con el siglo XVIII, estamos como en aquel momento, que exportábamos el cuero de vaca y después comprábamos productos de cuero a los europeos. Nosotros ahora estamos importando los combustibles más importantes, la nafta Premium, la nafta súper, porque no tenemos el desarrollo ni las inversiones tecnológicas en las refinerías para producir esos combustibles. Pero además exportamos el petróleo, como exportamos el gas y durante muchos años lo estuvimos haciendo, y de una reserva de petróleo de diecisiete, dieciocho años, que había al momento de la privatización de YPF, nos queda más que para nueve años y en el gas, disminuimos de treinta y dos años a ocho años de reservas, no tuvimos la capacidad ni la decisión política de incorporar valor agregado, de haber provocado inversiones para que produjéramos acá el gas que hoy estamos importando desde Medio Oriente, precisamente porque nos quedamos sin el. Ya llevamos cinco años consecutivos de importación y cada vez tenemos que traer más cantidad de metros cúbicos de gas congelado para descongelarlo en el puerto de Bahía Blanca y ahora en Escobar, para inyectar en las cañerías un gas que no tenemos y que además no alcanza.

Esta es la razón por la que en la boleta de gas estamos pagando un importe adicional y significativo que corresponde al valor que nos cobran a cada uno por importar gas.

Estas políticas no las decidimos nosotros, pero el problema es que tampoco nos comprometemos para cambiarlas. Sin compromiso y participación va a ser difícil producir cambios ya que quienes se apropian de nuestros recursos están cómodos disfrutando de la situación.

China se suma al modelo exportador

Muchos hoy se preguntan: ¿y ahora los chinos?. Las empresas chinas están haciendo inversiones. El golfo San Jorge está en manos de Pan American Energy desde la década del cincuenta. Es el área productora de petróleo más importante del país, su mascaron de proa, son los hermanos Bulgheroni, dueños de la empresa Bridas y detrás de ellos, la British Petroleum** de capitales ingleses, que son los mismos que están quedándose con las Malvinas y explotando precisamente el petróleo en áreas que no deberían hacerlo y sin embargo lo hacen.

Decía que esta empresa opera también en el continente y posee el 60% de Pan American Energy, el otro cuarenta se afirma que pertenece a los Burgueroni, pero en opinión nuestra, son el mascaron de proa pero en realidad no tienen nada, ahora se ha vendido parte del paquete accionario a una empresa que a nivel de China está en tercer lugar de producción de petróleo y que se ha hecho cargo precisamente de esa parte de Panamerican Energy para obtener petróleo de la cuenca más importante de Argentina. (según el patagónico net ,el 071011 anunciaba que “La venta de PAE entra en riesgo, alertan en Inglaterra”).

Pero también las empresas chinas acaban de invertir y hacer un acuerdo en Río Negro por trescientas cincuenta mil hectáreas para producir soja en una zona árida en la que van a invertir cuatrocientos, quinientos millones de dólares (ahora se habla de 1500 millones,) y que obviamente lo que van a producir se lo van a llevar fronteras afuera.

Es decir hay que parar esta política, hay que parar este modelo de producción que esta basado en la reprimarizacion de la economía y que tiene como objetivo central la exportación de alimentos que producimos para trescientos, quinientos millones de habitantes, pero acá tenemos algunos sectores con hambre; que está basada en la exportación de los minerales en el oro, metales preciosos, que está basada en la exportación del petróleo y del gas, y que además en el caso del petróleo y del gas se hace a simple declaración jurada de cada uno de los protagonistas los que no tienen control del estado, siempre digo lo mismo, es como si nosotros fuéramos al supermercado durante todo el mes y a fin de mes pasamos por la caja a pagar y dijéramos este mes nosotros nos llevamos mercaderías, por tanto valor, sin control alguno.

Tarifas y ganancias en dólares

El setenta por ciento de la divisa de exportación del petróleo y del gas no pasa por el Banco Central, las empresas pueden hacer lo que quieran, es una apropiación no es solo una concesión por una determinada cantidad de tiempo.

Si me meto en el tema tarifario podría estar un largo rato, tenemos una tarifa estructurada en la década del noventa a valor dólar, donde el más pobre paga más que el rico y lo voy a mostrar con un solo ejemplo, porque es un largo tema, todos tenemos que pagar, el mismo canon fijo, en la factura, dos, cuatro o seis pesos, pagamos exactamente igual los que consumimos diez, cien o mil kilowatts, si uno viera esa proporción, quien paga más, son los sectores populares, que sostienen a los sectores de mayor desarrollo económico y social. Está basada en valor dólar porque después del proceso de la convertibilidad nunca se rediscutieron los acuerdos que exigió la ley de emergencia económica, para que se hicieran con las empresas multinacionales.

Uso racional para un sistema irracional

Si hablamos del uso de la energía en términos de eficiencia también nosotros entramos a ver contradicciones muy grandes y lo mismo el gobierno cuando cree que esa eficiencia pasa por apagar las luces a las dieciocho horas en los ámbitos oficiales, en los edificios públicos o cambiar las lámparas incandescentes por las de bajo consumo. Cuando eso hacemos, lo que estamos haciendo es trabajando para la tribuna y engañando, porque esto lo hacen en Cuba que es dueña y propietaria de los recursos energéticos, lo puede hacer en Venezuela, o Bolivia, por el mismo motivo, pero nosotros no lo podemos hacer mientras tengamos 95% del patrimonio energético en manos de las multinacionales extranjeras, no tiene sentido y mientras exista el concepto de mercado en el ámbito energético no hay posibilidad de hacer un uso racional del tema de la energía, es imposible.

Además debería entonces ponerse como prioridad central, parar la exportación de petróleo, la exportación de gas, aunque ya no tenemos y hay que importar cada vez más.

Se han hecho contratos de importación con Qatar por veinte años por cincuenta mil millones de dólares, ese acuerdo es secreto, no se saben sus términos; hay un contrato por veinte años para que Bolivia nos exporte veintisiete millones de metros cúbicos de gas por día, está exportando siete millones, el año que viene dice que se compromete a exportar once millones pero nunca llegamos con lo que necesitamos para que no haya cortes, para que precisamente no suceda lo que viene sucediendo todos los inviernos.

La crisis atendida con ineficiencia y subsidios

Tenemos problemas, en el verano tenemos problemas, tenemos problemas en el otoño, tenemos problemas cuando hay agua, tenemos problemas cuando no hay agua, cuando hay sequía, eso es crisis.

Muchos no saben pero nuestro país está inundado con “moto generadores” son esos equipitos chiquitos que no tienen un megavatio de potencia para generar, son equipos que se utilizan cuando hay un apagón; que se utilizan rápidamente montados en un vehículo para ir a dar solución ante la falta de energía eléctrica (un hospital, a una clínica, a los bomberos, a la policía), una emergencia y se pueden utilizar un par de días, gastan quinientos litros de diesel por hora, son carísimos, contaminan, hacen ruido, tienen todo en contra, más de setecientos megavatios en el país están instalados con esos moto generadores contaminando, haciendo ruido y gastando el dinero que no tenemos.

Por eso los subsidios en el ámbito de la energía son de miles de millones de pesos y cada vez más, y más, y no alcanzan porque no hay una política energética en función de los intereses del pueblo argentino, porque precisamente el estado no planifica y no se hace cargo de un tema vital como este.

Hay que nacionalizar el Estado

Finalmente nosotros lo que decimos en línea con nuestra propuesta de la Central, de las transformaciones, del cambio del modelo productivo, en función de las transformaciones necesarias para el desarrollo de un país para todos, tenemos que recuperar el patrimonio nacional en manos del Pueblo, para eso primero hay que nacionalizar el Estado, porque este Estado hasta ahora ha sido un socio bobo de las multinacionales, para que no siga siendo el socio bobo de las multinacionales hay que nacionalizarlo y después transitar el camino de la recuperación de nuestro patrimonio, no puede ser que nosotros que tenemos varios objetivos alcanzados, que fuimos capaces de extraer el petróleo cuando se descubrió a principios del siglo pasado, que fundamos la primera empresa estatal petrolera, hicimos uno de los gasoductos más largos del mundo, desde la Patagonia a Bs. As., entre otras tantas cosas que logró el Pueblo Argentino.

Y gracias a ese desarrollo y a las inversiones que hicieron esas empresas Estatales se desarrollaron muchas regiones del país.

No puede ser hoy que estemos en esta situación: en donde antes estaba YPF ahora hay una tapera.

Necesitamos dar vuelta esa página junto con las demás cosas que necesitamos transformar, necesitamos transformar esta realidad, porque si no transformamos esta no vamos a tener soberanía, no vamos a tener autonomía, no vamos a tener manejo de valor estratégico, la energía va a seguir siendo un commodity y no un bien social y menos todavía va a ser un derecho humano. Está en nuestras manos, de nosotros depende y les tenemos que ganar al enemigo la batalla cultural en primer lugar. Muchas gracias muy amables.

** La British Petroleum Co. Ltd. tiene su origen en la sociedad Anglo Persian Oil Company, fundada a principios del siglo XX por Williams Knox d'Arcy con el fin de explotar los yacimientos petrolíferos descubiertos en Persia. La A.P.O.C, que ya en 1935 había cambiado la razón social por Anglo Iranian Oil Company, adoptó la nueva y definitiva denominación de British Petroleum Company en el año 1954.

José Rigane es Secretario Adjunto de la CTAN Nacional y Secretario General de FeTERA. (charla debate en ciudad de Córdoba 22 09 2011).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Sobre los derechos humanos laborales y sus garantías

Carlos María Fenés (ACTA)

Debemos a Helios Sarthou y a Oscar Ermida Uriarte, entre muchos otros autores, memorables páginas sobre la libertad sindical. El primero, explica que “la libertad sindical será la presa instrumental conquistada en la feroz contradicción entre el capital deshumanizado y salvaje del industrialismo y el trabajo subordinado jerarquizado para la lucha por el movimiento obrero y las ideologías”.

El segundo - a quien rendimos un modestísimo homenaje - entiende que el análisis del concepto de libertad sindical, debe basarse en principios y normas fundamentales, citando –entre muchas otras- la Declaración de Principios Sociales de América, aprobada por la Conferencia Interamericana sobre Problemas de la Guerra y de la Paz, en el mes de febrero del año 1945, instrumento que califica “de interés público internacional”, amén del contrato colectivo y del derecho de huelga, el reconocimiento del derecho de asociación de los trabajadores.

La libertad sindical tiene una fuerza expansiva que se vincula a su origen mismo, a partir del derecho de asociación de los trabajadores y por su esencial vinculación con el plexo de los derechos humanos laborales, los cuales han sido elevados a un rango supranacional desde que en 1998 la Organización Internacional del Trabajo adoptó la “Declaración Relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo”, a respetar y observar por todos los Estados miembros de aquélla, aún por aquellos que no hubieran ratificado dicho instrumento.

En una concepción amplia y garantista, no es posible entender la libertad sindical sin los restantes derechos humanos, a tal punto que una Resolución de la Conferencia General de la OIT, adoptada el 25 de junio de 1970, y que se identifica como “Resolución sobre los derechos sindicales y su relación con las libertades civiles”, estableció – como rememora Ermida – que “los derechos conferidos a las organizaciones de trabajadores y de empleadores, se basan en el respeto de las libertades civiles enumeradas, en particular, en la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de derechos civiles y políticos”, amén de que el concepto de derechos sindicales carece totalmente de sentido cuando no existen dichas libertades civiles”.

El propio instrumento citado expresa que las libertades civiles son un requisito previo para el ejercicio de los derechos sindicales. La vinculación – entonces - de la libertad sindical y de los derechos que de ella emergen con los derechos humanos universales, plantea el problema de la eficacia de la protección normativa ante hechos y actos que los avasallan y vulneran, problema que –en la doctrina del eminente jurista Luigi Ferrajoli– se vincula con la real efectividad de las garantías que aseguren la vigencia de los derechos y de las libertades puestas en juego.

El desarrollo y la consolidación de los derechos emergentes de la libertad sindical, entre ellos, el derecho de huelga y de libre sindicalización, requieren como condición sine qua non de un sistema efectivo de garantías, que asegure el ejercicio efectivo de aquellos, a fin de que no queden reducidos a “derechos de catálogo”, sin posibilidad de plena actuación y realización.

En este sentido y a título de ejemplo, la concepción de la huelga como un acto de fuerza o como una “cosa que sucede”, según una de las acepciones del Diccionario de la Real Academia de la Lengua, y cuya legitimidad, no obstante, se hace depender de su convocatoria por parte de un sindicato titular de personería gremial, constituyen un doble agravio al proceso histórico del derecho de huelga y a su nominación constitucional.

Por un parte, pues la huelga pertenece a los trabajadores, ya que el artículo 14 bis de nuestra Constitución Nacional dice textualmente que su ejercicio “queda garantizado a los gremios”, entendido “gremio” como nucleamiento de trabajadores, como colectivo de trabajadores unidos por una reivindicación común, lo que dá al reclamo sustento, unidad y legalidad, independientemente de su convocatoria por un sindicato titular de personería gremial y aún cuando dicho sindicato no exista o, aún existiendo, no tenga personería otorgada.

Por otra parte, pues su reducción a un mero acto de fuerza, la coloca fuera del mundo jurídico, lo cual avasalla la letra constitucional, que refiere al “derecho de huelga”, y permite su penalización a través de ilegales actos de autoridad, por ejemplo, a través – por ejemplo - del descuento de haberes a los huelguistas, con la consiguiente frustración de la garantía, con la cual se reforzó su ejercicio en el texto constitucional. La antes citada “Resolución sobre los derechos sindicales y su relación con las libertades civiles”, refiere también al “derecho de huelga”. No menos arbitraria resulta la opinión según la cual el ejercicio de la huelga protege contra el despido, pero no de las quitas salariales, como si no se trataran, una y otra, de sanciones de distinta intensidad.

El derecho de huelga concreta el derecho de asociación y de reivindicación de los trabajadores, emergentes ambos de la libertad sindical. Y afirmamos que su penalización, sin el menor resguardo, consuma una arbitraria afectación de su ejercicio y un avasallamiento de la garantía que le es ínsita y de la cual resulta inseparable.

Sería deseable que quienes sostienen que la adhesión concertada a una huelga dispuesta por un sindicato titular de personería gremial, si existiera, o por los propios trabajadores en conflicto, constituye un incumplimiento del débito laboral que justifica, sin más, el descuento por los días no trabajados sin cumplir el recaudo de la previa intimación a volver a sus tareas, explicaran la razón por la cual el artículo 14 de la Constitución Nacional afirma que los ciudadanos gozan de determinados derechos, conforme a las leyes que reglamentan su ejercicio, en tanto el artículo 14 bis, dice que queda garantizado a los gremios, el ejercicio de los derechos que menciona, entre ellos, el derecho de huelga, en una clara posición de reforzamiento de su consagración normativa.

¿Podría el Constituyente de 1957 haber escrito que los “gremios” tenían –solamente– el derecho a la huelga, sin agregados ni aditamentos, en la línea del artículo 14 que reconoce derechos a todos los ciudadanos? ¿Podría no haber escrito que quedaba garantizado el ejercicio de tal derecho? ¿Podría el Constituyente de 1957 haber referido a los sindicatos y no a los gremios?

La respuesta, en todos los casos, es afirmativa, y resulta menester, entonces, interpretar la letra constitucional en línea con su génesis histórica. Salvo que se entienda que para los constituyentes daba igual expresarse de un modo u otro. Sin embargo, el constituyente diferenció ambas redacciones, y tal diferenciación no puede ser neutra. Históricamente, ello tal vez se explique por la necesidad de reforzar el ejercicio de derechos de raíz colectiva, siendo suficiente para el Constituyente de 1853-1860 enumerar un listado de derechos para su ejercicio por todo habitante, para que el Estado y los particulares se abstuvieran de restringirlos o afectarlos.

Tal vez, fue idea dominante de los constituyentes que ello no bastaba para los derechos sociales, concretamente, para los derechos sindicales, y por ello entendieron necesario aquel reforzamiento, con el agregado de que el ejercicio de los mismos quedaba “garantizado”.

A su vez, puede entenderse que los derechos cuyo ejercicio se reconoce individualmente a todo habitante, al ser de disposición individual, los remedios judiciales para asegurar su cumplimiento están a la mano de quien se considere afectado por una indebida restricción, lo que resulta más complejo en el caso del ejercicio de derechos colectivos, donde la representación de los trabajadores y su legitimación muchas veces no está clara y son puestas artificialmente en duda, fundamentalmente por el Estado, lo que hacía necesaria la distinción que plasmaron los constituyentes.

De no interpretarse así, sucede una irremediable paradoja: los derechos – sin haber sido “garantizados” en su ejercicio – pueden ejercerse en plenitud y su efectiva realización es custodiada por el Poder Judicial, en tanto los derechos especialmente “garantizados” quedan fácilmente expuestos a su violación o a su no reconocimiento - por ilegales actos de autoridad.

Es en esa misma línea que la Corte Interamericana de Derechos –y lo recuerda la CSJN en el precedente “Giroldi” –sostuvo–con referencia a los derechos humanos- que “garantizar” implica el deber del Estado de tomar todas las medidas necesarias para remover los obstáculos que puedan existir para que los individuos puedan disfrutar de los derechos que la Convención reconoce.

Garantizar entraña, asimismo, “el deber de los Estados parte de organizar todo el aparato gubernamental y, en general, todas las estructuras a través de las cuales se manifiesta el ejercicio del poder público, de manera tal que sean capaces de asegurar jurídicamente el libre y pleno ejercicio de los derechos humanos.

Los derechos laborales – también el derecho de huelga - son derechos humanos fundametanles que, como tales, forman parte de la conciencia jurídica universal y deben ser del todo resguardados ante actos que los comprometen o avasallan, al formar parte – en virtud de aquella fundamentalidad – del bloque de constitucionalidad.

De nada sirve una más o menos extensa enunciación de derechos en los textos jurídico-políticos de los Estados si correlativamente y a su respecto, faltan – o no se observan - las garantías que protejan su efectivo ejercicio. Es de toda evidencia que la fundamentalidad de dichos derechos pasa no ya por su enunciación sino por la eficaz garantía que debe actuar ante su desconocimiento.

El autor Luigi Ferrajoli desarrolla cuatro tesis en materia de derechos fundamentales, una de las cuales explica del modo siguiente: “…la cuarta tesis, quizá la más importante, tiene que ver con las relaciones entre los derechos y sus garantías. Los derechos fundamentales, de la misma manera que los demás derechos, consisten en expectativas negativas o positivas a las que corresponden obligaciones (de prestación) o prohibiciones (de lesión).

Convengo en llamar garantías primarias a estas obligaciones y a estas prohibiciones, y garantías secundarias a las obligaciones de reparar o sancionar judicialmente las lesiones de los derechos, es decir, las violaciones de sus garantías primarias.

Frente a la tesis de la confusión entre los derechos y sus garantías, que quiere decir negar la existencia de los primeros en ausencia de las segundas, sostendré la tesis de su distinción, en virtud de la cual la ausencia de las correspondientes garantías equivale, en cambio, a una inobservancia de los derechos positivamente estipulados, por lo que consiste en una indebida laguna que debe ser colmada por la legislación”.

Toda legislación inferior o derivada que so pretexto de reglamentar o de interpretar los derechos de libertad sindical y de las libertades civiles y políticas de base constitucional, socava el sustrato de aquéllos, bloquea su ejercicio y es fuente de inocultable frustración de su reforzamiento y garantía, debiendo en tales casos actuar las que el citado autor llama las “garantías secundarias”.

En materia de derechos sociales y, particularmente, sindicales, no deben –no deberían– existir lagunas u omisiones en la legislación inferior reglamentaria de aquéllos ni permisiones a las violaciones a sus garantías, las cuales de ningún modo pueden quedar sin sanción, debiendo igualmente desterrarse todo acto de autoridad que avasalle tales garantías, con las cuales los constituyentes dispusieron su reforzamiento.

Carlos María Fenés es Asesor Legal de la "Regional" de la CTA Entre Ríos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...