domingo, 23 de octubre de 2011

Las 25 Noticias Más Censuradas 2010/2011 (N° 12): ¿Realmente creyó que los plásticos son reciclados? El basural sintético está oculto en el Pacífico

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

La mayoría de la gente cree que sus envases plásticos vacíos son “reciclados” por la industria, pero ignora que un gigantesco basural sintético está creciendo a diario en el Océano Pacífico, justo frente a las costas continentales de Estados Unidos y, exactamente, entre las coordenadas 135° a 155° longitud Oeste y 35° a 42° latitud Norte. Esta noticia oculta, que fue sacada a la luz por Alternet.net, es la historia periodística más censurada catalogada con el N° 12 en el último anuario del Proyecto Censurado de California, Censored 2012.

La gigantesca masa de basura que remolinea en medio del Océano Pacífico califica como la descarga de basura más grande del planeta, en un área de 1.694.000 kilómetros cuadrados. El Proyecto 5 Ciclos (5 Gyres Project) estima que al presente se han acumulado 143 mil millones de kilos de plástico en esa extensión del Pacífico, que ha absorbido gran parte de la basura plástica de todo el mundo trasladada hasta allí por el movimiento de los cauces de agua de ríos y canales y las corrientes oceánicas.

No todo el plástico consigue ser reciclado, mientras la gente lanza negligentemente más envases vacíos. La basura plástica termina a menudo en sistemas de agua que las corrientes finalmente conducen a los océanos, donde muchas especies confunden esos desperdicios sintéticos con “alimentos” y esto genera efectos calamitosos para la vida marina.

Las tortugas confunden las bolsas plásticas con las medusas y los pájaros engullen envases vacíos de comida humana. Los ingieren pero no pueden digerirlos, así que sus estómagos se llenan de plástico y sufren la muerte por hambre.

At the moment there is no easy way to clean up this major trash accumulation. However, we can stop it from getting worse by following the Ocean Conservancy’s list of 10 things you can do… living by the concept of less is more: don’t buy stuff you don’t need, and choose items that use less packaging. Other actions at: oceanconservancy.org.

Hasta el momento no existe una manera fácil de limpiar esta enorme acumulación de basura. Sin embargo, podemos evitar que empeore siguiendo una lista de 10 recomendaciones de la ONG Conservación del Océano, que cualquiera puede cumplir, atendiendo que en el concepto de vida menos es más. Por ejemplo, no comprar cosas que no se necesitan y elegir artículos que utilicen menor empaquetado. Otras acciones pueden consultarse en: www.oceanconservancy.org.

La ONG asegura que nadie es inocente en el aumento de la basura del Pacífico. Si alguien consume y desecha mercancías, es responsable de una cierta porción del plástico que termina en los mares, incluso si esa persona vive a cientos de kilómetros de la playa, pues se sabe de antaño que todos los ríos y canales conducen al mar. La basura que termina en una corriente de agua lejos del mar puede llegar a cualquier océano y, con la ayuda de las corrientes, se traslada hasta el gigantesco vertedero de basura del Pacífico.

Fuente:
- “The Great Pacific Garbage Patch Is Bigger Than the Continental US: Here’s What We Can Do About It,” Jaymi Heimbuch, Alternet, July 13, 2010. http://www.alternet.org/water/147528/the_great_pacific_garbage_patch_is_bigger_than_the_continental_us%3A_here’s_what_we_can_do_about_it/?page=1
- Proyecto Censurado:
http://www.mediafreedominternational.org/2011/04/09/pacific-garbage-dump-did-you-really-think-your-plastic-was-being-recycled/

Student Researcher: Allison Holt, San Francisco State University
Faculty Evaluator: Kenn Burrows, San Francisco State University

Ernesto Carmona es periodista y escritor chileno.

Foto: Desechos marinos en la costa de Hawái que son arrojados a las costas por el giro del Pacífico Norte. / Fuente: NOAA - WIKIPEDIA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Hacia el G20 en Cannes 2011

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Está pronta para realizarse la reunión de Presidentes de países integrantes del G20, siendo la cita en Cannes el próximo 3 y 4 de noviembre.

No resulta menor el dato de la sede, en Francia, Europa, uno de los epicentros de la crisis mundial en estos días, donde los locales son protagonistas hegemónicos en la región junto a Alemania, y en rigor, ambos países líderes de la zona euro no terminan de ponerse de acuerdo sobre las mutuas contribuciones para el salvataje del proyecto capitalista en el viejo mundo.

Europa es parte destacada de la crisis mundial del capitalismo, con lo que los debates tienen agenda global y expectativa en torno a la situación de aquellas economía más comprometidas, tal el caso de Grecia y otros de la periferia, y no tanto, como es el caso de Italia, a quién se le está demandando un profundo ajuste de sus cuentas fiscales.

El desenlace de la situación afecta directamente las bases comunes del euro, su zona, y especialmente a la banca francesa y alemana, los grandes acreedores en dificultades ante posibles procesos de cesación de pagos en ciernes. Antes del default griego se espera la continuidad de los salvatajes estatales, e incluso se discuten quitas a la deuda griega que pueden alcanzar entre el 20 y el 50% del total, algo impensado hasta hace muy poco tiempo. Eso convalida el pensamiento de ir más allá y exigir auditoría de deuda, condonaciones y directamente reclamos por el no pago de la deuda.

El capitalismo contemporáneo cruje con la crisis mundial y necesita urgentes respuestas, que el poder mundial no quiere otorgarlas antes de un gran sacrificio de los sectores más empobrecidos, especialmente de los trabajadores, que en Europa tienen aún muchos derechos a resignar.

Agenda francesa para el debate

La presidencia francesa del cónclave sugiere abordar en los debates lo atinente a la “seguridad alimentaria y la producción agrícola”; la cuestión de las “infraestructuras”; la “protección social mínima”; y un “gravamen a las transacciones financieras”.

Sobre la cuestión alimentaria, desde la FAO se analiza la perspectiva de crecimiento de la población y la necesaria expansión de la producción agrícola para satisfacer esa mayor demanda. Algunos en la Argentina o en el Mercosur se frotan las manos pensando en un ciclo expansivo de la producción agraria asentada en Organismos Genéticamente Modificados, un proceso en desarrollo creciente desde los 90´ y su institucionalidad neoliberal.

La cuestión es delicada por varias razones. No solo es un problema a resolver la alimentación de una población mundial acrecentada en los próximos años, sino el dramático balance del presente con producción excedente para alimentar a 7.000 millones de habitantes y sin embargo, la FAO registra 1.000 millones de personas que sufren hambre.

¿Cómo es posible? Es que por primera vez en la historia de la humanidad, la producción agrícola tiene destino en alimentar máquinas en lugar de personas. La crisis energética se lleva buena parte de los alimentos en la producción de combustibles.

El hambre en el mundo tiene solución y está por fuera del capitalismo y su modelo productivo y de desarrollo, tal como demandan expresiones diversas de pueblos originarios, campesinos y pequeños productores de agricultura familiar, quienes proponen y demandan por la soberanía alimentaria. El hambre es un tema central en los debates contemporáneos mundiales y debiera serlo en países como la Argentina, gran productor y exportador de alimentos, principalmente soja, tal como nuestros hermanos y vecinos de Brasil, Paraguay y Uruguay. El tema se considera más como una oportunidad de negocios que como contribución a resolver los problemas derivados de la hambruna sobre un séptimo de la población mundial

Sarkozy demanda “infraestructura” para ese modelo productivo, y el interrogante es si nuestros países deben subordinar su proyecto de desarrollo, y por ende de infraestructura, a las necesidades de las transnacionales de la alimentación y la biotecnología. Ellas hacen parte del poder que impulsa la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana, IIRSA, que construye y proyecta túneles en la cordillera de los Andes, rutas en el amazonas, o tierras habitadas por pueblos originarios que resisten la avanzada productivista, tal el caso de Bolivia y la reciente rectificación del mandatario boliviano ante la movilización indígena.

Resulta extraño escuchar hablar de una “seguridad social mínima”, cuando la OTAN y las múltiples bases y operaciones militares estadounidenses viabilizan la ejecución de personas en cualquier parte del mundo, en una situación de terrorismo de estado mundial, donde la vida no vale, solo las ganancias, la acumulación de capitales, y la dominación capitalista.

Para quienes sugerimos hace más de una década la necesidad de un impuesto a las transacciones especulativas con destino a la “ayuda a los ciudadanos”, el lema de la red mundial ATTAC, observamos con asombro la apropiación de esa iniciativa para utilizarla con fines de salvataje financiero y relanzamiento de la economía del lucro en crisis. El poder mundial se apropia de imágenes y propuestas sustentadas por el movimiento popular para apropiarlas con sentido utilitario en el restablecimiento de las ganancias.

¿Qué democracia para este tiempo?

Todos estos temas se considerarán en dos semanas en el G20, ámbito de legitimación del poder mundial, llamado a resolver la “gobernanza” para la gestión del sistema mundial. Es el intento de otorgarle institucionalidad a la liberalización de la economía global capitalista.

Es curiosa la pretensión de este “gobierno mundial auto elegido”, sostenido por los poderes ejecutivos de los países que lo integran, sin consulta a los parlamentos y mucho menos a los pueblos. Es cuando menos una burla a la democratización reclamada por los pueblos. Es la respuesta del régimen del capital, que se sustenta en la “democracia de las armas” consensuada con una “ideología individualista y consumista” que asegura y consagra la recidiva de la “dominación de las empresas transnacionales”.

Las respuestas a las cuestiones suscitadas no están solo en los jefes de Estado que protagonizan el cónclave antidemocrático de “gestión de la crisis mundial”. Los pueblos también existen y se pronuncian. La democracia es una demanda popular y para que sea efectiva se requiere superar la crisis capitalista por fuera del sistema de explotación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

(In)seguridad ciudadana en Centroamérica: Un problema complejo

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

Centroamérica constituye el área más pobre del subcontinente latinoamericano. Con índices socioeconómicos semejantes a los del África Sub-sahariana, los problemas estructurales convierten a sus países (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua) en una virtual bomba de tiempo; en todo caso Costa Rica escapa en parte a esta tendencia, pero con los planes neoliberales vigentes también allí las cosas están calentándose. En todos ellos encontramos altas tasas de desnutrición, analfabetismo, falta de oportunidades laborales, salarios de hambre, Estados deficitarios y corruptos, escasez de servicios básicos, más una serie de factores históricos que a continuación veremos, que hacen de esta zona un lugar particularmente inseguro. Algunas capitales centroamericanas (San Salvador, Guatemala) figuran entre las ciudades más peligrosas del mundo por los alarmantes niveles de criminalidad.

No es ninguna novedad que la pobreza extrema funciona como caldo de cultivo fértil para la delincuencia. A este telón de fondo de la pobreza crónica se suman enormes movimientos migratorios desde el campo hacia las ciudades, lo que crea presiones inmanejables en las grandes concentraciones urbanas -capitales de entre dos y tres millones de habitantes, o más-, trastocando la capacidad productiva de las comunidades de origen dando lugar a procesos fuera de control como son los barrios llamados “marginales”, que en realidad son, lisa y llanamente, barriadas pobres.

En las urbes de los países de la región es muy común la tajante separación entre esos barrios precarios y las barriadas populares inseguras, por un lado, y por otro los lujosos sectores ultraprotegidos de muy difícil o imposible acceso para el ciudadano común y corriente. Caminar por las calles o viajar en transporte público se ha tornado peligroso. E igualmente inseguras y violentas son las zonas rurales: cualquier punto puede ser escenario de un robo, de una violación, de una agresión. La violencia delincuencial ha pasado a ser tan común que no sorprende; por el contrario, ha ido banalizándose, aceptándose como parte normal del paisaje social cotidiano. Es frecuente un asesinato por el robo de un teléfono celular, de un reloj pulsera, de un anillo.

Actualmente la violencia cotidiana ha pasado a ser un problema muy grave en todos estos países. De hecho, la tasa de homicidios llega, y en algunos casos supera, el 40 por cada 100.000 habitantes en un año, considerándosela como muy alta con relación a los patrones internacionales (la Organización Mundial de la Salud habla de “epidemia” de violencia cuando esa tasa supera los 10 homicidios por 100.000 personas). Esta violencia tiene un costo global como porcentaje del Producto Interno Bruto de entre 5 y 25 %, mientras que el de la seguridad privada va del 8 al 25 % (dato significativo: las agencias de seguridad son el ramo comercial que más ha crecido en la década pasada, y el negocio continúa en expansión). Para ejemplificarlo: en Guatemala hay 6 veces más policías privados –120.000 – que públicos –20.000– y eso no garantiza la seguridad.

Es importante destacar que víctimas y victimarios son regularmente jóvenes entre 15 y 25 años.

Tanta violencia nace de un entrecruzamiento de causas: como anticipábamos, de la pobreza estructural, también de la herencia de las guerras de las pasadas décadas, de las migraciones incontrolables; a lo que se suma una impunidad histórica y una profunda ineficiencia de los sistemas de justicia.

Los años 80 marcaron para Centroamérica una época de furiosos enfrentamientos armados internos. En el marco de la Guerra Fría, desde la lógica insurgente y contrainsurgente que se instauró, el área se militarizó absolutamente. Los efectos inmediatos de esas polarizaciones fueron terribles: muertos, heridos, mutilados, pérdidas materiales. Los 90 dieron lugar a procesos de paz en cada país, terminándose la situación bélica de hecho, pero persistiendo enraizada la cultura de violencia que se instaló en toda la zona y cuyas consecuencias aún persisten. En cualquier república centroamericana hoy puede conseguirse en el mercado negro un fusil de asalto con municiones por 100 dólares, y la costumbre de usar armas de fuego está muy extendida (se calcula que entre la población civil hay igual cantidad de armas registradas que de ilegales).

En general son los sectores juveniles los más golpeados por todos estos procesos, los que encuentran menos espacios de desarrollo. Los prejuicios sociales –alimentados por una ideología patriarcal hondamente asentada– ven en la juventud un problema social en sí mismo, sin atender a la compleja problemática que lleva a la proliferación de pandillas juveniles, lo cual es, ante todo, un síntoma social que habla –violenta, groseramente– del fracaso de los modelos imperantes en la región. Una de las salidas más frecuentes para los jóvenes centroamericanos de escasos recursos, tanto urbanos como rurales –que, por cierto, son mayoría– es engrosar las filas de los inmigrantes ilegales rumbo a los Estados Unidos; y si no, transgresión que permita vivir. Entonces, ahí están a la mano las pandillas (las “maras”, como se las conoce en la región), o el crimen organizado, siempre listo para recibir más mano de obra joven.

Un ingrediente que coadyuva fuertemente al clima de violencia cotidiana es la impunidad general que campea: corrupción gubernamental generalizada, sistemas judiciales obsoletos e inoperantes, cuerpos policiales desacreditados, sistemas de presidios colapsados; todo lo cual no contribuye a bajar los índices delincuenciales sino que, a la postre, los retroalimenta. En muchos casos diversos mecanismos de los Estados son secuestrados por mafias del crimen organizado, con grandes cuotas de poder político, que manejan abiertamente sus negocios amparados en esa cobertura legal: narcotráfico, tráfico de indocumentados, poderosas bandas de asaltabancos o robacarros a nivel regional, venta ilegal de recursos maderables. Para estos grupos, demás está decirlo, la criminalidad reinante le es no sólo funcional sino necesaria.

Esta ola delincuencial que azota la región se monta, a su vez, en una historia de violencia cultural signada por el autoritarismo, el machismo, la falta de mecanismos democráticos y de consenso, un espíritu casi feudal en algunos casos. Para usar una expresión ya muy dicha, pero sin dudas siempre oportuna: la violencia genera violencia.

Para la percepción popular la inseguridad pública es uno de los principales problemas a afrontar, si no el mayor, tanto o más que la pobreza histórica. El continuo bombardeo mediático contribuye a reforzar este estereotipo, alimentando un clima de paranoia colectiva donde aparece la “mano dura” como la opción salvadora. Es en esa lógica –deliberadamente manipulada por grupos que se benefician de este clima de violencia– que la militarización de la cultura cotidiana no ceja, y las agencias de seguridad privadas superan con creces a las policías estatales tanto en número de efectivos como en equipamiento; lo cual, valga insistir, en modo alguno garantiza la seguridad ciudadana.

La solución a todo esto no es la represión; la mejor manera de terminar –o al menos reducir sustancialmente– este cáncer social de la violencia delincuencial, de la criminalidad cotidiana, es la prevención; es decir: el mejoramiento de las condiciones de vida de la población: pan y justicia. La seguridad ciudadana no se logra con armas, perros guardianes, alambradas electrificadas y sistemas de alarmas; se logra con equidad social.

Entonces, la pregunta de fondo debe dirigirse a ver qué entendemos por seguridad: ¿defensa de la propiedad privada? ¿Respeto a la vida? ¿Respeto a la dignidad de la vida? ¿Cuidado real del medio ambiente? Para las grandes mayorías de la región, la inseguridad no empieza por la ola delincuencial que barre todas estas sociedades y que puede arrebatar un teléfono celular, un par de lentes o un vehículo quizá: empieza por la forma misma en que se vive, por las condiciones elementales en que se desenvuelven las poblaciones, siempre al borde del colapso, resignadas a esa postración. La (in)seguridad ciudadana va infinitamente más allá del cuidado de los bienes materiales: para la mayoría no hay seguridad de seguir viviendo mañana, pero no por la delincuencia, sino por la hambruna, por las enfermedades, por la pobreza crónica que transforma cualquier evento natural en una tragedia, por el próximo golpe de Estado que puede sobrevenir.

Fuente imagen: DR - VOLTAIRENET

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Carta al señor Salvador Navarrete

Elisa Rando (especial para ARGENPRESS.info)

Usted a mi no me conoce, ni creo que pueda interesarle. Soy una modesta ciudadana argentina, por lo tanto latinoamericana.

A usted, tuve el desconsuelo de conocerlo ahora. Horrible, señor Navarrete. Horrible Personaje es usted. Usted tiene un diploma que lo habilita para dar vida. Creo saber que tenía historia. Que tenía fama. Diploma, fama…y juramento hipocrático, que le dicen. ¡Qué hizo!

Precisamente, el lunes 17 de octubre, fecha discutible para la historia política argentina, leí en un diario de mi país, sus escandalosas declaraciones a una ignota agencia extranjera. Seguramente al servicio de los “servicios” (esbirros, que le llaman por estas playas).

Como le dejo dicho, soy argentina. A este país latinoamericano pertenezco desde hace ochenta años. Y a la historia política desde hace sesenta y cinco. Fui estudiante desde 1945. Me gané la vida trabajando. Le llevo muchos, muchos años de ventaja. Pero con muy pocas porquerías en la mochila. Es una alegría haber vivido esos años. Experiencia…, no nos faltó ninguna. Vi., aprendí, sufrí y gocé de todo. Tuve amigos. Tengo amigos. Los respeto. Me respetan. No traicioné ni me traicionaron. Puedo caminar por la calle sin bajar la cabeza ni cambiar de acera.

Aprendí casi todo con esos amigos que me quisieron. Compañeros que me enseñaron y protegieron. Maestros inolvidables que no olvido, aunque ya no estén. Me enseñaron conducta y respeto y algo de ciencias y matemáticas. También a luchar contra las dictaduras que ensombrecieron la vida propia y del país. En Argentina y en toda América latina ocurría casi lo mismo. En los años que le señalo más arriba, usted era muy jovencito, si es que estaba ya zapateando por este mundo. Así puede ver usted que las injusticias sociales, la miseria, la explotación, estuvieron presentes en casi todos lados. Era consustancial de los pueblos rubios o morenos.

Tuve la suerte de tener militancia política que me dio coraje. El miedo muchas veces crea coraje. ¿Usted hizo esa experiencia? Le aseguro que es muy linda. También me enseñó a amar la vida intensamente. La gente, los pueblos sumidos en miserias de espanto y represión. De hambre y explotación. De capitalistas y multitudes descalzas y desposeídas. Me enseñó a luchar. Nos enseñó a generaciones enteras a luchar. Con modestia. Casi por seguridad, sin nombres. Había que afrontar las cárceles y la muerte, si nos llegaba como premio, de sorpresa. Pero para nosotros era algo probable. Así era la cosa por estas latitudes. Vivíamos de dictadura en dictadura. Y las dictablandas eran unas miserables entregadoras de todo. También de la gente. Y luego del poder. El poder, ese que corrompe cuando compra y mata al que no se entrega. La mugre corruptora y capitalista. Usted las conoce. Ahora mejor que nunca. Ve, todo llega.

La fuerza mata sin escrúpulos, señor Navarrete. Esas, sí son dictaduras. Yo he estado casi diez veces en su país. Trabajo para vivir. Hago edición de texto. Vio, esas cosas terribles que son los libros. Los libros son los transmisores cómplices de los subversivos, dirán usted y sus amigos. Esa gente que lee, se informa, se forma…y luego pelea contra el capital y la explotación. ¡Qué locos, verdad? Que gente ingrata! Desagradecidos de las generosidades del poder.

Creo que por su edad, su cuna y natural forma de pactar con la carroña, no ha sufrido ninguna de esas crueldades que acabo de describirle más arriba. Pero puedo sugerirle lugares donde recargar gratuitamente su mochila de verdades verdaderas, para así tener arremetidas más justificables y menos vergonzosas para usted y su amigos…, si los tiene, pobre gente. Sus discípulos, si lo siguen saludando. Sus colegas, si aún lo consideran sus pares. Sus pacientes, si se animan a sus dedos y sus declaraciones posteriores. ¡A su lengua, señor Navarrete, flor de bisturí es su lengua! Allí, en esos países, quedan algunos, -si es valiente y se arriesga-, podrá gozar las consecuencias verdaderas del rrrégimen!!! Como ustedes dicen y deploran. Mire, es rápido, generalmente se termina con cuatro tiros en la nuca y sin aviso. Sin fotos, sin columnas periodísticas. Sin cámaras. Sin señoronas adineradas. Esas que se abanican alegres ante la valiente valentía del valeroso médico de la presidencia. De la presidencia de un país que está queriendo andar sin andadores, sin explotares miserables, sin clases, sin harapientos deambulando entre el hambre, la traición y la desaparición forzada. La muerte sin jueces. Los cuerpos sin sepulturas. Las sepulturas con treintenas de anónimos desaparecidos. Las madres buscando hijos. Las abuelas buscando nietos. Los hijos robados. Los nietos vendidos. Gente con sangre y corazón. Esas si son dictaduras…!!! y muy conocidas señor Navarrete. Anímese y vaya. Quedan algunas. Pueden verse.

Qué pequeño sátrapa es usted señor Navarrete, que vestidito púdicamente de médico presidencial embolsaba dineritos y prestigio por auscultar la próstata presidencial y ahora como simple bufón de la tilinguería barata de su país, traiciona el digno destino de su carrera científica de especialista destacado, reconocido en consultas para gentes de buen gusto y mejor bolsillo. Qué raro ha de ser usted para cambiar las luces del quirófano por las cámaras televisivas, en entrevistas pagadas por mercaderes de la mentira compartida.

Usted ¿tiene hijos señor Navarrete?

Usted naturalmente ha tenido padres. También pacientes. ¿Verdad que en ningún momento pensó en la vergüenza que sentirán de haber estrechado su mano alguna vez? Sus hijos alguna vez lo habrán visto inclinado sobre sus cunas ¿Piensan que lo recordaran sin pena y sin vergüenza? ¿Qué ejemplo y qué historia les deja a sus hijos, señor Navarrete? Acostado junto a su mujer, amó y fue amado. Sentado a una mesa junto a sus padres, conversó, y fue escuchado. Dio un abrazo, a un amigo del alma. ¿Del alma? Sí, del alma. De su alma. ¿La tiene señor Navarrete? ¿La tiene todavía? ¿Sabe de qué le hablo? Bueno, cuando pueda contestar estas pocas preguntas simples pero indispensables entonces le sugiero un camino más tranquilo y más seguro para medir la consecuencia de sus declaraciones y comprobar sensaciones y emociones de mucha gente que ya no está, pero estuvieron.

Que las dictaduras, las de verdad, latinoamericanas aplicaron sin diálogo ni perdón ni pausa alguna. Súbase a un avión y arrójese desde el aire al mar. Verá qué hermoso y placentero es estrellarse sobre esa superficie ondulante que es el mar. Verá cómo es hundirse es las transparentes aguas del mar. Perder el sentido en esas transparencias vibrantes. Majestuosas del mar. Llenarse sus pulmones, poco a poco con esa transparencia del mar. . Ver las luces lejanas de la ciudad que dejó atrás. Alumbrando menos. Cada vez más lejos. Más lejos. Un poquito más lejos, mejor…, en esas transparencias fantásticas del mar. Saltárseles los ojos de horror en medio de la oscuridad de esa transparencia. En plena noche de tortura y muerte. Muchos dejaron de ver, así, asesinados por las dictaduras de verdad, sin responso y sin mortaja. Solo la soledad vibrante del mar, que lo hicieron asesino en un momento, sin permiso ni razón. Luego, si puede, cuando recobre la conciencia, si la tiene viva en esa transparencia, reaccione y pida perdón al mundo y a usted mismo, señor Navarrete. Verá entonces donde están las diferencias, entre las dictaduras que usted denuncia y las reales que sufrió mucha gente en mi país y muchos más.

Cómo son las dictaduras, las de verdad y las que usted se inventa para la prensa venal y mentirosa. Seguro con planes no confesables. Seguro con concertaciones indecentes. Las que usted, muy valientemente se anima a denunciar impunemente a una ignota e irresponsable agencia de información mendaz, mezquina y miserable.

Señor Navarrete, es una lástima. Usted subió muy alto para suicidarse solito. A usted quien le ayudó? A usted qué le pasó? Moral, política y también profesionalmente pudo haber tenido un final más feliz. Quién se atreverá ahora, a sus dedos, a sus declaraciones. A sus notas. Para luego usted medrar con la enfermedad y la muerte ajena, anunciada, divulgada, de sus enfermos asombrados y sus vecinos de barrio, alegres y distinguidos.

Advertirá usted que se suicido en la charca financiada y financiera. A los otros, mis compañeros, los asesinaron las dictaduras de verdad, sin cámaras ni reportajes. Sin luces ni artificios.

Me despido de usted sin mirarlo. Ha de ser muy siniestra su mirada.

Con el disgusto de haberlo conocido así, señor Navarrete.

La prensa muchas veces ayuda a morir sin gloria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Continúa la abusiva campaña mediática a costa de la salud de Chávez

Ernesto Carmona (MAPOCHO PRESS, especial para ARGENPRESS.info)

Los grandes medios de Chile y Latinoamérica destacaron esta semana “los dos años de vida” que le dio al presidente Hugo Chávez el galeno caraqueño Salvador Navarrete, quien dijo en una revista mexicana muy poco conocida -M Semanal- haber pertenecido a su equipo médico, pero ninguno de esos medios recogió el contundente desmentido que ofrecieron el sábado los verdaderos médicos del presidente venezolano.

Según un despacho de la agencia española EFE, “el equipo médico del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, desmintió este sábado la versión del doctor Salvador Navarrete, quien afirmó la semana pasada que la expectativa de vida del mandatario era de sólo dos años”.

El cable añadió que “los profesionales también descartaron que el líder venezolano sufra de bipolaridad. ‘Nosotros podemos dar fe, porque hemos sido médicos tratantes y somos médicos tratantes del presidente, que se encuentra en un inmejorable estado de salud y que su evolución ha sido completamente satisfactoria’, dijo el profesional Fidel Darío Ramírez en una rueda de prensa”.

El montaje mediático destinado a sembrar dudas sobre la recuperación del jefe de Estado venezolano se basó en que, supuestamente, Navarrete formaba parte del equipo médico que atiende al mandatario, pero este sábado el Dr. Ramírez dijo que el galeno caraqueño “nunca ha sido médico tratante del presidente Hugo Chávez ni ha formado parte de su equipo de confianza". El Dr. Ramírez leyó un comunicado en que se precisa que el cirujano Navarrete solo participó en "un par de ocasiones" en entrevistas "informales" con el presidente junto a otros médicos y sin realizarle exámenes.

Respecto al tipo de cáncer de Chávez, según EFE el Dr. Ramírez precisó: "El presidente tiene un cáncer que fue localizado en la región pélvica, fue tratado de una manera exitosa y a tiempo, y yo creo que esto es suficiente para todos". Por otra parte, el doctor Rafael Vargas, también ex ministro de la Secretaria de la Presidencia, aseguró que el presidente "jamás ha tenido tratamiento psiquiátrico", respondiendo a la “bipolaridad” que Navarrete le adjudicó al presidente Chávez.

La agencia EFE citó una carta que Navarrete publicó el viernes en el diario TalCual de Caracas, donde asegura que se vio "obligado a salir del país" de manera "abrupta" y, sin revelar dónde se encuentra, dijo que su diagnóstico fue "presuntivo" y que el semanario mexicano publicó "una innumerable cantidad de tergiversaciones y elucubraciones".

Pero nada de esto se dijo en los grandes medios chilenos. En particular, la Televisión Nacional de Chile, que pertenece al Estado, siguió ofreciendo el sábado la versión de Navarrete apoyada con una maqueta del cuerpo humano y la ubicación exacta del supuesto “sarcoma” descrito por el galeno caraqueño, pero además consiguió a otro médico local para que comentara y ratificara sus dichos a más de 7.000 km de distancia. Esta campaña mediática internacional es tan abusiva y necrófila que resulta desfachatada y su repetición mecánica en Chile contribuye a la creciente pérdida de credibilidad de los medios locales, acentuada por su cobertura sesgada del conflicto social-educacional que atraviesa hoy a la sociedad y mantiene paralítico al gobierno de Sebastián Piñera.
Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Educación para la emancipación social

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

.

En medio de la Educación Para Todos (EPT), Conectar Igualdad, más días de clases, Macri y su pedagogía neoliberal, las pasantías escolares al servicio empresarial y los sindicatos docentes sumisos al status quo...vale rememorar quien fue Francisco Ferrer e Guardia. Con el Lic. Carlos Solero repasamos el legado del autor de La Escuela Moderna.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Lo que somos

Juan Carlos Giuliani (ACTA)

Somos una central de trabajadores, no una confederación de organizaciones sindicales. Propiciamos la afiliación directa de cada trabajador a esta experiencia colectiva de nuevo tipo. Ello implica que no es necesario que el trabajador esté afiliado a un gremio para ser CTA.

Prevalece su identidad de clase como sujeto social sin importar su condición de empleo. Es decir si está o no registrado, si pertenece al pequeño universo del trabajo formal, o al océano de indignidad donde la mayoría sobrevive a duras penas a las diferentes clases de fraude con que las patronales arropan de luto el trabajo a destajo.

Se calcula que aproximadamente el 53 por ciento de la fuerza del trabajo está en negro en nuestro país bajo formas variopintas de precariedad y flexibilización laboral. Somos la expresión de ese emergente social. A la exclusión con que los condena el sistema no le vamos a sumar mayor marginalidad y ninguneo. No dejan de ser trabajadores porque no perciban un recibo de sueldo en blanco. Por eso, también, somos un nuevo modelo sindical que no tiene nada que ver con el otro, del que nos fuimos hace más de 15 años para crear algo distinto. Cero sindicalismo empresarial.

En medio de esta plaga, que combina altas dosis de informalidad laboral con la falta de libertad y democracia sindical, venimos a dar cuenta de esa realidad heredada del neoliberalismo para transformarla e impedir que se perpetúe la superexplotación capitalista neocolonial.

Esta construcción política, gremial, organizativa y cultural de la clase no sólo promueve la afiliación directa del trabajador sino que estipula la elección, a través del voto secreto y directo de sus casi 1.500.000 afiliados, de cada una de las conducciones locales, regionales, provinciales y de su Comisión Ejecutiva Nacional. Nada de dedo.

Participan de su vida interna, a lo largo y ancho del país, trabajadoras y trabajadores de la actividad pública y privada, activos y jubilados, formales, precarios, cuentapropistas, autogestionados, enrolados en organizaciones sindicales con personería gremial o simplemente inscriptas; militantes de organizaciones barriales, sociales, comunitarias, juveniles, de discapacitados, migrantes, de pueblos originarios y todos aquellos que integran las federaciones de trabajadores de la Energía , de la Industria, de Jubilados, de la Salud, de Cultura y Comunicación, etcétera.

Somos orgullosos rescatistas del ejemplo de resistencia de los antiguos moradores de estas tierras, sacrificados por el imperio español en las entrañas del socavón en las minas de oro y plata; de los criollos que hicieron las primeras huelgas, como los aguateros de los ríos de La Plata y el Paraná por mejores condiciones laborales y buenos salarios, o los de los astilleros correntinos para negarse a construir las barcazas con que el Ejército de Mitre masacraba al pueblo paraguayo.

Somos herederos de los anarquistas, socialistas y comunistas que llegaron del otro lado del mar para formatear, junto al sindicalismo revolucionario primero, y a los “cabecitas negras” que rebautizaron la Plaza de Mayo el 17 de octubre después, la matriz del movimiento obrero contemporáneo.

Somos continuadores de la heroica Resistencia Peronista y del Cordobazo; de los postulados revolucionarios de los planes de La Falda y Huerta Grande; del Manifiesto del 1º de Mayo de 1968 de la CGT de los Argentinos y de los 26 Puntos de la CGT Brasil. Somos hacedores del Grito de Burzaco, de la Marcha Federal, del Congreso de la Producción y el Trabajo, del FRENAPO, de la Constituyente Social.

Nos reconocemos en el compromiso militante de nuestros treinta mil desaparecidos que derramaron su sangre por una Patria para todos. En el valor de nuestros jubilados, que miércoles a miércoles nos enseñan que la historia es un río que fluye; y en los Chicos del Pueblo que siguen denunciando que el hambre es un crimen.

Somos caminantes: Marchamos, peleamos, no transamos.

Somos pechera, bombo, canto, bandera de unidad.

Somos autónomos del Estado, los partidos políticos y los patrones.

No somos neutrales, pretendemos gobernar nuestro destino. Luchamos por una Nueva Argentina que, como en gran parte de América Latina y el Tercer Mundo, alumbre una institucionalidad de poder popular capaz de romper el molde de la democracia formal.

Somos pueblo, somos trabajadores, somos CTA.

Eso somos, parte de la historia que construye el futuro.

Juan Carlos Giuliani es Secretario de Relaciones Institucionales de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: ¿Carabineros destruye señalética y hace barricadas?

Ernesto Carmona (MAPOCHO PRESS, especial para ARGENPRESS.info)

En Internet circula profusamente un video de 3'47" que muestra a Carabineros arrancando señalización pública y lanzándola luego a una barricada de fuego. Según radio BioBío, "la Institución no quiso referirse al tema".

Las imágenes captadas por un teléfono celular muestran a efectivos de Fuerzas Especiales que en la madrugada del jueves arrancan una señalización pública, previamente dañada en las manifestaciones. Enseguida, lanzan el letrero a una barricada encendida en medio de la calle y lo utilizan como rastrillo para sacar escombros de adentro de la fogata. Carabineros no se quiso referir al video difundido también por el diario electrónico La Nación, propiedad del gobierno.

Según radio BioBío, el Secretario General de Renovación Nacional, Mario Desbordes, afirmó que – si bien la fuerza pública debe cuidar la propiedad pública y privada – no se conocen las razones por las cuales se realizó este acto. Agregó que confía en la Institución de Carabineros y que espera que se realice una investigación para aclarar los hechos".

Mientras aumentan las pruebas gráficas y videos que muestran a carabineros infiltrados en las manifestaciones y/o encapuchados promoviendo desórdenes públicos, algunos defensores del cuerpo represivo alegan en la red que en este caso usaron la señalética para apagar el fuego de la barricada y restablecer el tránsito. Entonces, otros preguntan "Si cargan tantas bombas lacrimógenas y una parafernalia de equipamiento represivo, ¿por qué no llevan también extintores?"

Entre otros sitios, el video de casi 4 minutos está en:
- http://www.twitvid.com/JA1FW

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Perú: Cargamontón contra Chehade

Gustavo Espinoza (NUESTRA BANDERA)

Cuentan los historiadores que cuando Napoleón Bonaparte ordenó la ejecución del duque de Eghien acusándolo por un imaginario intento de rebelión, el Marqués de Talleyrand, sabio y diligente asesor, dijo: “Más que un crimen, es una estupidez”. Parafraseando a este emblemático diplomático galo, bien podría decirse que el “caso Chehade”, más que un delito, es una tontería. Y es que, en la semana que termina el “cargamontón” contra el Vicepresidente de la República y Congresista Omar Chehade Moya se ha convertido en la herramienta fundamental de la estrategia reaccionaria contra el gobierno de Ollanta Humala.

Es evidente que la impericia del aludido funcionario ha servido como pera en dulce a todos aquellos que buscan un motivo cualquiera para tomar distancia de un gobierno que luce precario porque carece de una fuerza social organizada que lo sustente, y porque está iniciando trabajosamente un camino en buena medida inédito en la vida nacional

Recapitulando lo ocurrido, recordemos que el hecho que alborotara el cotarro se sitúa en un encuentro presuntamente amical entre Omar Chehade, su hermano, un amigo de ambos y tres altos oficiales de la institución policial. La cita, programada originalmente para “agradecer servicios de vigilancia y protección” brindados en el marco de la campaña electoral pasada -según se dijo- terminó abordando temas imprevistos como la seguridad ciudadana y -lo más grave- la situación de la Cooperativa Andahuasi, un complejo agro industrial en litigio del que quiere apoderarse el consorcio chileno Wong.

Aparentemente, el señor Chehade habría sondeado a los jefes policiales la eventualidad de una intervención de desalojo en prejuicio de los trabajadores, lo que habría sido más bien relativizado por los uniformados, renuentes -según parece- a involucrarse en un hecho poco claro y aún incierto.

¿Hay delito en todo esto? Tendría que probarse. De ahí que sea indispensable una investigación responsable en la materia. Mientras ese proceso indagatorio se desarrolla, es mejor no adelantar hipótesis audaces como las que manejan ciertos politiqueros hoy, empeñados en mellar la unidad del gobierno.

Para ellos, en efecto, se configura -sin duda alguna- tráfico de influencias, abuso de autoridad y manejo arbitrario de las funciones. Nadie, sin embargo, se ha atrevido a deslizar movidas de orden pecuniario en el tema. De todos modos, el espectro de la corrupción ha saltado al rostro del gobierno y políticos de oposición -sumados a “analistas” de conocidos medios- han demandando al Presidente Humala una “sanción ejemplar” para su colega de Plancha.

Con calma, y luego de pensar con seriedad las cosas, finalmente el jueves pasado el mandatario peruano dijo su palabra. Tomó distancia del tema y se mostró partidario de una investigación inmediata y profunda. Esta actitud ha servicio para que haya quienes juzguen que Chehade, finalmente, “se quedó solo”.

Es claro que el Presidente Humala no podía asumir una actitud distinta. En política, nadie pone la mano en el fuego por nadie - salvo, como lo he anotado antes, Lourdes Flores por César Cataño- Cada quién, es responsable de sus acciones; y se atiene a las consecuencias que de ellas se deriven. Nadie, tampoco, puede pagar culpas de otros, ni asumir responsabilidades ajenas. Faltas y delitos, son personales e intransferibles. El que el Presidente Humala haya definido en términos claros su punto de vista, no constituye ni un aval, ni una condena. Implica solamente una voluntad de espera en procura de un esclarecimiento preciso. Y eso, es enteramente natural y legítimo.

Pero el tema da para más: Omar Chehade tiene una trayectoria personal respetable. Se hizo conocer como Procurador del Estado en la lucha contra la corrupción y la Mafia. Y cumplió su papel con eficiencia. Por eso ganó un prestigio que lo llevó, finalmente, a integrar la fórmula presidencial de Ollanta Humala en los comicios pasados. Pero así como se ganó aprecio de unos, concitó odio de otros, que hoy buscan hacer escarnio de lo que le ocurre.

Prácticamente desde que asumió funciones de gobierno Omar Chehade dio que hablar abordando temas delicados con una buena dosis de irreverente audacia. Dijo, por ejemplo, que Alberto Fujimori debía abandonar la confortable sede de la DIROES, donde se encuentra, y ser reubicado en un Penal ordinario hasta el fin de su condena.

Esta declaración fue considerada “excesiva” por algunos, “inhumana”, por otros, “impolítica” también. Pero dio lugar a que desde las ubicaciones la Mafia se descargara una pesada artillería de agravios. Ellos han asomado con furor nuevamente.

Si Omar Chehade fuera realmente un corrupto, si estuviera ligado a negocios sucios, a oscuros capitales chilenos, o a vergonzantes manejos de recursos públicos, económicos o políticos; no habría sido atacado. En la coyuntura actual - incluso- había sido defendido. Y hasta habría sido presentado como “víctima” en “una oscura lucha por el Poder”.

Desde Cecilia Valenzuela hasta Aldo Mariátegui, pasando por Jaime Althaus, y hasta incluso Fernando Rospigliosi; habrían recurrido a diversos argumentos para justificarlo: “estaba en búsqueda de su propio espacio”, “no quería ser segundón de Humala”, “tenía derecho a sondear democráticamente diversas opiniones”, habrían sido algunos de sus retóricos “argumentos”. Pero en ningún caso se habrían sumado al coro que hoy recitan a viva voz lo que demandan los Fujimori.

Keiko Fujimori estuvo varias semanas en silencio. Es verdad que, en general, no habla porque no tiene mucho que decir. Carece de ideas, y por tanto le faltan palabras. Pero ahora saltó nuevamente al ruedo con fiereza de gata para “exigir” que Chehade “renuncie de inmediato”. Y esa demanda, no la hizo en solitario. Fue, al unísono, también el reclamo de Kenyi Fujimori quien tuvo la osadía –además- de solicitar a Ollanta Humala que “destituya al señor Chehade”. Debe hacerlo -dijo- “en bien de su gobierno”.

¿Alguien supone que a Kenyi Fujimori, o a los suyos, les interese realmente “el bien” del gobierno de Humala?. ¿Alguien cree, por ventura, que los Fujimori están pensando en el país y en la lucha contra la corrupción cuando enarbolan esa bandera?

Recordemos que apenas le semana pasada el Congreso de la República desechó por abrumadora votación un pedido de “censura” formulado por la bancada fujimorista contra Aída García Naranjo, la Ministra de la Mujer. Pues ahora ese mismo Poder del Estado se ve forzado a tratar una “acusación constitucional” contra el Segundo Vicepresidente de la República, congresista Omar Chehade. Si ella es derrotada ¿cuál será la siguiente? Podemos no saber cuál, pero sin duda alguna llegará. Y en muy poco tiempo. Y es que la derecha -y la Mafia- no solamente no se reponen de las derrotas sufridas, sino que tampoco se quedan quietas cuando se les mueve el piso por cualquier lado. Y ahora afrontan un tema que les resulta ciertamente delicado: la Comisión Investigadora de los latrocinios cometidos durante el gobierno del señor García. Y Chehade es miembro de ella.

No solo el señor García debe temer por esta indagación. El no cometió sólo, los delitos que se le imputan. Ni fue el único, que se benefició con ellos. Hubo otros, cómplices y beneficiarios, directos e indirectos que serán puestos en evidencia luego de una indagación elementalmente seria. Y ellos no proceden, por cierto, de las canteras del pueblo, sino de los núcleos privilegiados que pululan a la sombra del Gran Capital.

Por eso sorprende la reacción de algunos que, cual Savonarolas de nuestro tiempo, usan los medios a su alcance para sumarse a la “demanda” de los Fujimori sin darse cuenta, realmente, qué es lo que están haciendo.

Resulta ciertamente indispensable que se procese una investigación de la conducta del Segundo Vicepresidente de la República porque no puede pasarse por alto algo que podría devenir en perjuicio del país o de los trabajadores. Pero no tiene sentido un “cargamontón” como el que se despliega, presentando a la Mafia como guardiana de la moral pública. En definitiva, más que un delito, es simplemente una tontería típica de un ensoberbecido aprendiz de gobernante.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Cuba. Reflexiones del compañero Fidel: El papel genocida de la OTAN

Esa brutal alianza militar se ha convertido en el más pérfido instrumento de represión que ha conocido la historia de la humanidad.

.

La OTAN asumió ese papel represivo global tan pronto la URSS, que había servido a Estados Unidos de pretexto para crearla, dejó de existir. Su criminal propósito se hizo patente en Serbia, un país de origen eslavo, cuyo pueblo tan heroicamente luchó contra las tropas nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Cuando en marzo de 1999 los países de esa nefasta organización, en sus esfuerzos por desintegrar Yugoslavia después de la muerte de Josip Broz Tito, enviaron sus tropas en apoyo de los secesionistas kosovares, encontraron una fuerte resistencia de aquella nación cuyas experimentadas fuerzas estaban intactas.

La administración yanki, aconsejada por el Gobierno derechista español de José María Aznar, atacó las emisoras de televisión de Serbia, los puentes sobre el río Danubio y Belgrado, la capital de ese país. La embajada de la República Popular China fue destruida por las bombas yankis, varios de los funcionarios murieron, y no podía haber error posible como alegaron los autores. Numerosos patriotas serbios perdieron la vida. El presidente Slobodan Milo�íevic, abrumado por el poder de los agresores y la desaparición de la URSS, cedió a las exigencias de la OTAN y admitió la presencia de las tropas de esa alianza dentro de Kosovo bajo el mandato de la ONU, lo que finalmente condujo a su derrota política y su posterior enjuiciamiento por los tribunales nada imparciales de La Haya. Murió extrañamente en la prisión. De haber resistido unos días más el líder serbio, la OTAN habría entrado en una grave crisis que estuvo a punto de estallar. El imperio dispuso así de mucho más tiempo para imponer su hegemonía entre los cada vez más subordinados miembros de esa organización.

Entre el 21 de febrero y el 27 de abril del presente año, publiqué en el sitio web CubaDebate nueve Reflexiones sobre el tema, en las que abordé con amplitud el papel de la OTAN en Libia y lo que a mi juicio iba a suceder.

Me veo por ello obligado a una síntesis de las ideas esenciales que expuse, y de los hechos que han ido ocurriendo tal como fueron previstos, ahora que un personaje central de tal historia, Muammar Al-Gaddafi, fue herido de gravedad por los más modernos cazabombarderos de la OTAN que interceptaron e inutilizaron su vehículo, capturado todavía vivo y asesinado por los hombres que esa organización militar armó.

Su cadáver ha sido secuestrado y exhibido como trofeo de guerra, una conducta que viola los más elementales principios de las normas musulmanas y otras creencias religiosas prevalecientes en el mundo. Se anuncia que muy pronto Libia será declarada "Estado democrático y defensor de los derechos humanos".

Me veo obligado a dedicar varias Reflexiones a estos importantes y significativos hechos.

Proseguirá mañana lunes.

Fidel Castro Ruz
Octubre 23 de 2011
6 y 10 p.m.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (XI): El encuentro en las sierras madrileñas

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS. info)

Cuándo despedíamos a John William Cooke en el aeropuerto de la Habana, capital del “primer país socialista de América”, pensábamos cuál sería la respuesta de nuestro “Viejo Líder” a una propuesta que incluía un nuevo lugar de residencia en el exilio, y un fuerte apoyo económico.

La posibilidad de que se radicara en Cuba, le abriría innumerables vínculos con los movimientos revolucionarios del Tercer Mundo, además de su segura participación en la Conferencia Tricontinental que reuniría a gobiernos revolucionarios y movimientos que luchaban por la liberación de los tres Continentes.

Pasarían, seguramente, más de 48 horas hasta que tuviéramos alguna noticia del “mensajero”, por lo que Alicia Eguren nos propuso, al que escribe esta nota, a Guido Agnellini y al “negro” Miranda que nos reuniéramos en el departamento que ocupara con John en el Hotel Riviera para analizar las noticias que fueran llegando.

Todos éramos conscientes que las comunicaciones internacionales telefónicas eran muy complicadas, ya que, como parte del bloqueo, Estados Unidos obstaculizaba las mismas. Por otro lado, la posibilidad de acceder a un teletipo -en esa época no había internet- estaba dificultada por el lugar que había sugerido el General para el encuentro. Efectivamente, Navacerrada era una zona de sierras cercana a la capital española, fundamentalmente turística y, en ésa época, nevada y visitada por turistas que practicaban deportes de invierno.

Para evitar “interferencias” de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense -la siniestra CIA- establecimos un código y un lenguaje cifrado. Los pormenores de las reuniones los sabríamos al regreso de John.

Sin duda, y no escapaba a nuestro análisis, habría una fuerte oposición, por parte del entorno de Perón al proyecto que el matrimonio Cooke había consensuado con Fidel y el Che.

La misma tendría, como principal exponente, a Isabel Martínez -en realidad María Estela Martínez- que acompañaba al General desde 1955, y con la que había contraído matrimonio en 1961.A esta se sumaban los funcionarios del gobierno de Francisco Franco y, por supuesto, el “empresario” Jorge Antonio -un activo enemigo de la Revolución Cubana-.

En su primera llamada Cooke manifestó, que el viaje se había desarrollado sin contratiempos, que en Praga lo esperaban los funcionarios de la Embajada que le resolvieron todos los problemas para hacer la conexión con el vuelo que lo condujera a Madrid.

En dicha ciudad, lo esperaba una persona que integraba el equipo del General que lo trasladó al hotel en la localidad citada, en la que se llevaría a cabo el encuentro, advirtiéndole que el General llegaría al día siguiente.

Esta comunicación aumentó nuestra ansiedad. Faltaban pocas horas para saber si la propuesta era aceptada, y si el Jefe del Movimiento recorrería las calles de la Habana, y apreciaría los avances que había producido, en esta nación caribeña, la joven dirigencia revolucionaria, a sólo 90 millas del imperio mas poderosos del planeta.

En la siguiente llamada, y con las previsiones adoptadas para evitar las seguras escuchas de los servicios de inteligencia españoles y norteamericanos, supimos que ya se habían reunido -los detalles los conoceríamos al regreso de John-.

Finalmente la última llamada nos llenó de angustia, ya que supimos que la respuesta había sido negativa, corroborando las pocas expectativas y las dudas que había expresado el Che en la última reunión con Alicia y John.

¿Qué había pasado? A su regreso Cooke contó los detalles.

El “Viejo” -como lo llamaban cariñosamente los compañeros mas cercanos- había estrechado con un fuerte abrazo a nuestro compañero, con el que mantenía un intenso intercambio epistolar.

Luego de las preguntas de rigor, y de un claro y pormenorizado informe que le hizo John sobre los principales escenarios en los que se desarrollaban las luchas populares contra el colonialismo y el imperialismo -Vietnam, el Medio Oriente y Africa-, el General, revelando mucha ansiedad, le requirió a su interlocutor que precisara cuál era el motivo de su visita.

John comenzó contándole como se vivía en Cuba la lucha de los pueblos del Tercer Mundo, el apoyo que daba, este pequeño país, a las mismas, lo que lo había convertido en un verdadero “campo de Marte”, en el que recibían entrenamiento combatientes de Movimientos de Liberación de los países latinoamericanos, africanos y del Magreb.

La presencia, en “la Isla del Lagarto Verde”, de dirigentes de todos estos movimientos, que preparaban la Conferencia Tricontinental, a realizarse en La Habana, y en la que estaba invitado, desde ya, el General.

Luego de esta introducción, desarrolló la propuesta, centrando su exposición en el cambio de residencia, y en la señal, que esta decisión, daría al Movimiento.

El General, con cierta ironía y adelantando su negativa, contestó “¿Bebe, usted me está planteando que me radique en un país al que hace un mes o algo más casi lo borran del mapa con un ataque nuclear? Que está absolutamente aislado, con un sólo un vuelo semanal desde la capital mexicana y conexiones con Europa oriental”.

“De aceptar su propuesta -siguió diciendo - abandonaría la Tercera Posición, e imposibilitaría que los compañeros del Movimiento, que luchan en el país, me visiten. En la práctica sería como abandonar la Conducción estratégica que ejerzo desde el exilio”.

Mire John -terminó diciendo- yo siento simpatía por los “jóvenes” que encabezan el proceso cubano, pero creo que actúan con cierta inexperiencia, ya que al confrontar tan duramente con los Estados Unidos, no les queda otro camino que el de subordinarse a los dictados de la Unión Soviética o integrar el llamado “campo socialista”.

John, nos contaba, ya en La Habana, que trató de explicarle a su interlocutor que estaba equivocado. Que la Revolución Cubana tenía un fuerte contenido nacional, que recuperaba la riqueza del marxismo y la herencia de José Martí y de los patriotas que habían luchado por su independencia.

Pero sus argumentos no conmovían al General, que estaba decidido a permanecer en España hasta su regreso a la Argentina.

Sí aceptó, elogiando la generosidad de los revolucionarios cubanos, el apoyo económico ofrecido y manifestó que designaría a un hombre de su confianza para viajar próximamente a Cuba para analizar los aspectos prácticos.

Porque, “como comprenderá Bebe, no es esta una actividad que pueda Ud. desempeñar ya que se necesita una persona hábil para los negocios para lograr una mejor comercialización del tabaco cubano”.

De esta forma quedaba claro que los caminos se empezaban a bifurcar. Que quién había sido la persona en la que confió la conducción del Movimiento luego de la asonada del 16 de junio de 1955, y a la que nombró su delegado para acordar el apoyo a Arturo Frondizi, ya no contaba con su confianza.

Sería acaso, que el “General comenzaba a entrar en un Laberinto”. Analizando, como siguió esta historia, tendremos alguna respuesta.

Lo veremos en la próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado, ex director del Diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El periodista y revolucionario John Reed

Isela Martínez Solares - Armando Francisco Higuera del Reyo

Recordar a John Reed a 124 años de su natalicio es reconocer el papel fundamental del periodismo en la sociedad.

El escritor y periodista norteamericano John Reed nace el 22 de octubre de 1887 en Oregón y sus actividades lo conducen a nuestro país siendo joven. Pronto obtiene un enorme prestigio por el trabajo realizado acerca de la Revolución Mexicana de 1910-17.

Con “México Insurgente” se consolida su destacada trayectoria informando acerca de un pueblo revolucionario en armas que reconoce a Francisco Villa como uno de sus principales líderes. Así los peones oprimidos levantaron el estandarte de la revuelta y John Reed cabalgaba con ellos.

El talento y las convicciones de John Reed le permiten escribir después su otra obra maestra en donde ofrece la verdad de Rusia que en las calles decide transformar la realidad que vive, conmoviendo al planeta e impulsando con éxito a los bolcheviques de Lenin con la famosa Gran Revolución Socialista de Octubre de 1917. Su libro “Diez días que estremecieron al mundo” ha sido leído por millones de personas.

John Reed fue principal fundador del Partido Comunista de los Estados Unidos de América. Siendo delegado representando a su partido, fue electo al Comité Ejecutivo de la Tercera Internacional. También participó como dirigente revolucionario en el importante Congreso de los Pueblos de Oriente celebrado en Bakú.

Por su trabajo como cronista de hechos históricos y sociales, fue reconocido como el mejor corresponsal de guerra, pero por sus ideas revolucionarias también es amenazado y perseguido por el gobierno norteamericano y prácticamente es expulsado de su país, recibiendo asilo en la Unión Soviética.

John Reed es considerado como uno de los más grandes periodistas de todos los tiempos.

El peligro jamás lo detuvo. Siempre estuvo en las líneas avanzadas de las trincheras, así recorría el mundo, de un frente a otro, de una aventura extraordinaria a otra, pero John Reed no era simplemente un aventurero ni un espectador indiferente, era un periodista, un observador impasible de los sufrimientos humanos, sufrimientos que hacía suyos. La sangre vertida ofendía su sentimiento de justicia y de decoro. Corría por sus venas sangre revolucionaria.

Así con inteligencia, valentía y honestidad, John Reed nos dice con claridad cómo es posible realizar el periodismo con dignidad, ofreciendo respeto al derecho a la información que los seres humanos tenemos para conocer mejor la realidad e intentar transformarla para vivir en paz y armonía. Por eso John Reed es recordado y todos aquellos que siguiendo su ejemplo, como el caso de Julius Fucik, mantienen viva la esencia de una profesión tan necesaria en la actualidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Como Cárdenas, nadie escapa de la supervisión de la embajada yanqui. ¿Podrá AMLO?

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. Hoy, gracias a WikiLeaks y a su fundador Julian Assange, quien obtuvo cables clasificados del gobierno de Estados Unidos (EU) redactados en diferentes partes del mundo, se puede afirmar que el complot contra Andres Manuel López Obrador, en 2005-06 sí existió. Todos sus protagonistas desfilaron ante diplomáticos de la Embajada de Estados Unidos en México y del Vaticano para conspirar contra quien en ese momento encabezaba las preferencias electorales para ganar la Presidencia. Se encontraron a tres personajes: El primero es Arturo Sánchez Gutiérrez, consejero federal del Instituto Federal Electoral (IFE) de 2003 a 2010; El segundo es José Sidaoui, subgobernador del Banco de México de 2006 a la fecha, quien por ser servidor público tenía prohibido hacer proselitismo usando su cargo y el tercero, y el más inesperado es Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, líder moral del PRD y ex jefe de Gobierno del DF y demás.

2. No fueron los jefes del complot contra AMLO, pero sí figuras claves que sirvieron muy bien a la embajada yanqui para sus fines. Ya es archisabido –además por propia confesión- que los jefes del complot fueron: a) Salinas, el maquiavélico; b) Cevallos, el despótico y c) Fox, el chachalaco; sin embargo éstos, que construyeron el Plan, se aliaron al clero y a la embajada, así como a cientos de personas para instrumentarlo. Cárdenas no tiene cara de policía ni de chismoso sino de un político frustrado que –después de tres intentos y la búsqueda de la cuarto oportunidad- no pudo obtener la presidencia de la República. Además la CIA, como centro internacional de inteligencia sabe perfectamente dónde cojea cada quien, cuán es su parte débil. Conoce bien el dicho de que “con dinero hasta el perro baila”, pero hay quienes bailan cuando les ofrecen “prestigio”, “subsidios para publicaciones”, “becas” y otras cosas con que se compra y corrompe fácilmente.

3. Las embajadas yanquis en el mundo –y en México está absolutamente demostrado- no son otra cosa que centros de espionaje. Desde ellas se coordinan a todas las agencias yanquis del Departamento de Estado de los EEUU (CIA, FBI, DEA, etcétera) para informar con detalle de todo lo que sucede en cada país. No son 10 agentes, sino 10 mil agentes repartidos en instituciones de todo el territorio nacional. Estos mismos agentes construyen redes con personas de cada país con el fin de lograr un conocimiento que va más allá, que no tienen los gobiernos interiores de cada país. En la embajada yanqui –o directamente en el Departamento de Estado- sí saben con detalle de todos los movimientos políticos, de las protestas en cada entidad y, sobre todo, de las revueltas y revoluciones que pueden estallar. ¿O algún tontito cree que en los golpes al narcotráfico y contra las luchas sociales, no han sido los EEUU quienes han dado las pistas para la captura?

4. Cárdenas o cualquier político, empresario o líder sindical o social importante no escapa de la supervisión de los agentes de la embajada. Poseen gruesos expedientes para tenerlos muy bien checados, no por agentes yanquis, sino por agentes mexicanos de la red. Los presidentes de la República, sus secretarios de Estado, el ejército, la marina, la aviación, la policía, rinden pleitesía al embajador yanqui en turno porque conocen su enorme poder. Los mexicanos no pueden borrase de la mente el año de 1913 cuando en los sótanos de la embajada de los EEUU, presentes todos los golpistas que luego serían las más altas autoridades del país y presididos por el embajador Henry Lane Wilson, se organizó el golpe de Estado contra el presidente Madero y su asesinato posterior. Ha sido lo más conocidos de otras muchas intervenciones yanquis en el país. Así que el pobre Cárdenas, dolido porque fue desplazado por AMLO, tuvo que actuar como lo hizo.

5. Pero la bronca no debe ser personal contra Cárdenas sino contra su posición política de un limitado nacionalismo (México, México) sólo efectivo para los fanáticos de fútbol y para los guadalupanos; en un momento en que el imperio de EEUU invade países con sus aviones y misiles mientras los capitales internacionales (sin nación) dominan el mundo con sus negocios. La oposición de Cárdenas y sus fieles seguidores a la política lópezobradorista ha sido siempre evidente y hasta pública. Cárdenas rompió con el PRI neoliberal de Salinas pero no con el PRI nacionalista que heredó de su padre. Sus ideas se identifican con “los chuchos” del PRD y seguramente también con sus métodos de hacer política. López Obrador lo conoce bien, pero como “hijo político” se siente agradecido; pero AMLO tendrá que ser muy claro en diferenciar sus posiciones políticas si no quiere ser confundido. Lo hecho por Cárdenas contribuirá a dividir más al PRD entre AMLO y “los chuchos”.

6. Ningún país capitalista del mundo (con excepción de los muy jodidos de África, Asia y América Latina) podrá ser nacionalista. Después de la segunda guerra, de la ONU, de los organismos mundiales y sus programas, es decir desde hace 60 años, se acabaron los mercados y los capitales nacionales, todo opera de manera internacional o trasnacional. El “nacionalismo” de hoy es sólo para favorecer capitales internacionales que circulan en la nación, no para beneficio de un mercado interno o de la población. Por eso las batallas tienen que ser internacionales, contra los 20, siete y los mismos EEUU que imponen sus intereses en el mundo. Por eso Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua –por no decir la URSS, China y el bloque de Europa del Este- jamás pudieron construir socialismo alguno y sólo se quedaron con la voluntad. Así que con himno, bandera y escudo, así como con los patriotas, debe hacerse un chorlito para meterlo en el baúl de los recuerdos.

7. López Obrador ha buscado la unidad, hasta con quienes lo critican desde la izquierda; eso es muy bueno. Sin embargo es muy importante que así como su libro: “La mafia que se adueñó de México…” y el programa de Morena, siga definiendo ideológicamente los que ve en el país y en el mundo con el fin de diferenciarse del oportunismo y de las tonterías de los candidatos del PRI, PAN, PRD. El sabe que el mal del país se inició hace muchas décadas, empeoró a partir de 1982 y se profundizó con los dos gobiernos del PAN; sabe que el problema de la dependencia económica de México viene de por lo menos desde el Porfiriato. Eso muchos lo saben pero las amplias masas no, por eso tiene que explicado con detalle. ¿Creen acaso que los panistas proempresariales y los prístas que han dominado casi ochenta años, pueden explicarlo sin morderse la lengua? López Obrador sí lo puede hacer. Esperemos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México: Cárdenas y el 2 de julio de 2006

Eduardo Ibarra Aguirre (FORUMENLINEA)

El cable 06MEXICO6867, clasificado como "confidencial" y redactado por la jefa adjunta de Misión Leslie A. Bassett, fechado el 11 de diciembre de 2006, apenas 10 días después de que Felipe Calderón tomara posesión pese al reclamo de que se había cometido otro fraude electoral, y que reporta la visita a la embajada de Estados Unidos en México, el 7 de diciembre del mismo año, coloca a Cuauhtémoc Cárdenas en una situación más que embarazosa en la víspera de que se le entregue la Medalla Belisario Domínguez por la Cámara de Senadores.

De acuerdo al diario electrónico Reporte Índigo y tras “una minuciosa exploración en miles de cables de Wikileaks correspondientes a México que no han sido revelados ni editados”, aparecen tres personajes más en el complot contra la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador, a saber: Arturo Sánchez Gutiérrez, consejero del Instituto Federal Electoral; José Sidaoui, subgobernador del Banco de México; y el ingeniero que cofundó y presidió el Partido de la Revolución Democrática, tras el fraude que desde la noche del 6 de julio de 1988 denunció que se cometió con “la caída del sistema” de Carlos Salinas.

Grave es, sin duda, que un funcionario de primer rango del IFE que tiene como tarea central trabajar porque los votos se cuenten y se cuenten muy bien, “vaticinara” desde el 14 de junio a la misma funcionaria estadunidense que "Obrador, a quien Sánchez define que (perderá) como por el tres por ciento o menos, puede dar lugar a manifestaciones, pero que dudaba que serían de larga duración o violentas”, de acuerdo al cable 06MEXICO3309, redactado por Bassett al día siguiente de la conversación.

Mas resulta sorprendente, escandaloso, que el ingeniero Cárdenas, compañero de filas de López Obrador y hasta 1997 su mentor, que en base al reporte remitido “a la CIA, al Departamento del Tesoro, al Departamento de Justicia, al Departamento del Trabajo y al Departamento de Seguridad Nacional, entre otros”, postulara ante su interlocutores lo siguiente:

"Cárdenas ofreció a Calderón el beneficio de la duda, expresó su respeto personal al presidente e hizo una moderadamente optimista prognosis de su administración. Dijo que se había reunido en varias ocasiones con Calderón, pero que no lo conocía bien. En conclusión, Cárdenas cree que el nuevo presidente tiene buenas intenciones y la capacidad política para impulsar nuevas reformas que Fox no hizo”.

Para mayor abundamiento "Cárdenas dijo que las tácticas de protesta de AMLO, específicamente el campamento de dos meses largos en el Zócalo y en la principal avenida de la ciudad de México, así como el esfuerzo de legisladores del PRD para bloquear el informe a la nación de Vicente Fox el 1 de septiembre y su infructuoso intento de bloquear en diciembre la toma de posesión de Calderón, han afectado la imagen del partido", subraya el cable dado a conocer por el acreditado diario.

Como es más que evidente, una de las diferencias notables entre los dos excandidatos presidenciales fue la conducta que asumieron ante sus electores tras los presuntos fraudes cometidos por Salinas de Gortari y Calderón Hinojosa. Mientras el ingeniero privilegió la negociación política y subordinó a ella la movilización ciudadana que desembocó enseguida en la fundación del “partido del 6 de julio”, López Obrador persiste en las plazas del país en la forja de Morena.

Con estas revelaciones documentales, inconcebibles sin la valentía y profesionalismo de Julian Assange, se oscurece la entrega de la importante presea al valor civil, salvo que la ciudadanía reciba una explicación puntual y convincente, ejercicio ajeno a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Mitología estadounidense

Manuel E. Yepe

“La idea de que Estados Unidos es la única nación virtuosa puede ser reconfortante para los estadounidenses. Lástima que no sea cierta”, escribe Stephen M. Walt, profesor de la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard, en un valiente análisis que titula “El mito de la excepcionalidad americana” y publica la revista Foreign Policy del Washington Post.

“Esta fe incuestionable en su excepcionalidad hace más difícil para los estadounidenses entender por qué otros no se muestran entusiastas respecto a su supremacía, alarmados por sus políticas e irritados porque consideran una hipocresía que Estados Unidos condene la conducta de otros sin tener en cuenta las faltas propias.

Aunque sin escapar totalmente de los moldes informativos impuestos por Washington a los medios corporativos del mundo, Walt valora que “lo malo de tan autocomplaciente cuadro acerca del papel global de Estados Unidos es que casi todo es un mito. Aunque Estados Unidos posea ciertas cualidades únicas -desde su alto nivel de religiosidad hasta su cultura política que privilegia las libertades individuales-, su conducta en asuntos de política exterior la determinan su poderío relativo y la naturaleza competitiva de la política internacional, considera Walt.

El académico norteamericano señala en su trabajo que lo que el país necesita es una evaluación crítica y realista del verdadero papel que debe desempeñar Estados Unidos y sus contribuciones a nivel global. En ese espíritu enuncia así los cinco principales mitos sobre la “excepcionalidad americana”:

1) Hay algo excepcional en la excepcionalidad americana.

2) El comportamiento de Estados Unidos es siempre mejor que el de los demás países.

3) Los éxitos de Estados Unidos derivan de su especial genialidad.

4) La mayor parte de todo lo bueno que ocurre en el mundo se debe a Estados Unidos.

5) Dios está siempre del lado de Estados Unidos.

Respecto al primer mito, el autor valora que cuando un líder estadounidense habla de responsabilidades "únicas” de Estados Unidos, lo que se significa es que éstas son diferentes de las de las demás potencias dada la hegemonía excepcional que ejerce Washington.

La creencia de que Estados Unidos es la única nación virtuosa, la que ama la paz, cultiva la libertad, respeta los derechos humanos y constituye un estado de derecho, se expresa en el segundo mito.

Según Walt, Estados Unidos puede no haber sido el más brutal de los estados en la historia del mundo, pero cualquier examen desapasionado del registro histórico contrasta con la afirmación de la superioridad moral de Estados Unidos.

“Ha sido una de las potencias más expansionistas de la historia moderna. Eran 13 pequeñas colonias en la costa este que se expandieron por todo lo ancho de Norteamérica, le arrebataron Texas, Arizona, Nuevo México y California a México en 1846. A su paso, exterminaron la mayor parte de la población nativa y aislaron a los sobrevivientes en reservas empobrecidas hasta imponer su hegemonía hemisférica.

“Ha librado desde entonces muchas guerras y su conducta en éstas jamás ha sido modelo de mesura. Su conquista de Filipinas de 1899 a1902 mató entre 200.000 y 400.000 filipinos, la mayoría de ellos civiles. Junto a sus aliados, exterminó en la II Guerra Mundial a 305.000 alemanes y 330.000 civiles japoneses mediante bombardeos aéreos. Lanzó seis millones de toneladas de bombas durante la guerra en Indochina, incluyendo toneladas de napalm y defoliantes letales como el Agente Naranja, responsable de la muerte de buena parte del millón de civiles víctimas de esa guerra.

“En Nicaragua, mediante los antisandinistas, mató a 30.000 nicaragüenses. En las últimas tres décadas la acción militar de Estados Unidos ha llevado a la muerte de 250.000 musulmanes, a los que habría que sumar más de 100.000 víctimas mortales después de la invasión y ocupación de Irak en 2003. Los actos de terrorismo en al menos cinco países por medio de aviones no tripulados y las fuerzas especiales de Estados Unidos han matado a un número incalculable de civiles inocentes.

Walt señala que un componente crucial de la excepcionalidad americana es la noción de que Estados Unidos tiene la misión ordenada por Dios de dirigir al resto del mundo. Ronald Reagan hablaba de "un plan divino" y Bush declaró en 2004: "Tenemos una llamada desde más allá de las estrellas para defender la libertad".

Y así el profesor de Harvard desnuda cada uno de los cinco mitos que, según él, explican por qué los estadounidenses se preguntan con tanta frecuencia ¿Por qué nos odian tanto?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Nadie detiene a los imperialistas

Rómulo Pardo Silva (especial para ARGENPRESS.info)

El control de las armas y del pensamiento global permite a los potentados explotar directa o indirectamente la naturaleza y la humanidad. Quienes se lo impiden son eliminados.

No les importan los sufrimientos, las destrucciones, las muertes. No se comprometen con principios éticos ni leyes.

En Libia probaron con éxito una fórmula que seguirán aplicando. El vicepresidente en Washington Joe Biden lo explicó, “… EEUU ha gastado 2.000 millones de dólares y no ha perdido ni una sola vida. Esta es una buena receta sobre cómo tratar con el mundo para avanzar con más rapidez que lo hicimos en el pasado”.

Lo elogiado como nuevo, no perder soldados propios, ocupar nativos útiles pero no indispensables, destruir a distancia, es parte de una historia en la misma dirección. Destrucción material y millones de víctimas en Viet Nam, Indonesia, Corea, Congo, Irak, Afganistán, Libia, Nicaragua, Cuba. Tortura, muerte y desaparecimiento en Latinoamérica.

Como cualquier pueblo que no acepte el vasallaje debe tener conductores políticos ellos son blancos individuales y se les busca para eliminarlos, Fidel, Che Guevara, Lumumba, Allende, Juan José Torres, Arafat…

Gaddafi acaba de ser ejecutado por USA/OTAN/Israel. Primero fallaron en su residencia en Trípoli, en la casa de un hijo pero lo lograron en Sirte. Un jefe de su captura lo envió herido pero hablando en una ambulancia. Luego vino la orden de matarlo, asunto conversado desde el principio con los útiles locales.

Sigue cualquiera que sea un estorbo al plan expansionista, Siria, Irán, Líbano, Palestina, Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Corea del Norte… Rusia, China.

Esto lo saben todos los políticos del mundo. Habría que construir un gran rechazo al nazismo occidental junto con una alternativa al capitalismo. Lo impiden en buena medida los partidos e intelectuales que se han ubicado en la parte izquierda de la derecha patronal acomodándose en el imperio. La guerra a Libia contó con el consentimiento de los comunistas chinos, los excomunistas rusos, los exluchadores de Brasil y Sudáfrica.

Como consecuencia Obama puede decir “estamos viendo la fortaleza del liderazgo estadounidense por todo el mundo”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Una oportunidad perdida

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

El pasado jueves, ante la captura y posterior asesinato del ex líder libio Muammar al-Gaddafi, Barack Obama, presidente de los Estados Unidos y candidato incumbente para un segundo mandato perdió la oportunidad que ninguna persona sensata debe desperdiciar: quedarse callado.

Esta vez no se trató de la captura de un adversario por un ejército en campaña ni de masas enardecidas que clamaban justicia, lo que el mundo presenció fue una grotesca e incivilizada estampa en la cual turbas enardecidas despedazaban a un hombre herido e indefenso. He tratado de encontrar otro momento de desenfrenada violencia para comparar lo que he visto y no lo encontré.

Frente a lo presenciado, las ejecuciones en la guillotina en la Francia de 1789, el asesinato de la familia real rusa, el ajuste de cuentas con Mussolini y la ejecución extra judicial de Osama Ben Laden, parecen anécdotas triviales.

Recuerdo ahora a los criminales nazis que en Núremberg tuvieron derecho al debido proceso al cual asistieron acompañados por edecanes y fueron al cadalso ataviados con sus uniformes, luciendo sus condecoraciones y en la última hora estaban asistidos por sacerdotes o pastores que les ofrecieron la oportunidad de redimir sus pecados.

La muerte del caudillo no se produjo en los Estados Unidos, que se sepa no involucró directamente a ningún norteamericano y como ha sido a lo largo de la intervención en Libia; Obama no estaba obligado a hablar y el trabajo sucio pudo haber sido encomendado a la OTAN y a su Secretario General Anders Fogh Rasmussen que muestra buena disposición para tales ejercicios.

No obstante, con una incontinencia verbal que comienza a caracterizarlo, el presidente norteamericano, que pudo haber despachado el asunto por medio de un vocero o de un comunicado, convocó a la prensa a la Rosaleda de la Casa Blanca, un jardín más bien bucólico, utilizado sobre todo para recepciones, bienvenidas y momentos felices, para confirmar la muerte del libio vencido.

En un acto que probablemente le proporcione algunos votos pero que lo acompañará como un lance históricamente desafortunado, Obama aprovechó para lanzar amenazas y advertencias, que también salieron sobrando.
Ninguno de los grandes líderes norteamericanos ni sus más brillantes presidentes habían descendido a cumplir semejantes cometidos y mucho menos a cohonestar actos de semejante barbarie.

Si hubiera servido para concluir un episodio de inaudita violencia y barbarie, la muerte de Muammar el Gaddafi tal vez habría valido la pena; la mala noticia es que la demencial estampa que hemos presenciado, no concluye nada, sino que inicia una era signada por mayores incertidumbres y sufrimientos para el pueblo libio. “La idea de que la justicia es válida cuando acude a la receta de ojo por ojo y diente por diente, conduce a un mundo de ciegos y desdentados”. Allá nos vemos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Contra la abyección, acción o silencio

Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)

Todo empezó un 11 de setiembre de 2011. No hace falta tener mucha edad para retener en la memoria el giro dado al mundo desde entonces. Cualquiera que tenga simplemente 20 ó 30 años ha podido ir presenciando cómo, a lo largo de los diez años posteriores hasta ayer, los sembradores de aquel infausto día vienen recogiendo una colosal cosecha de petróleo y acumulando más y más poder en el mundo.

Infausto, no por un ataque de los enemigos del imperio a la metrópoli que no se produjo, sino por el sacrificio al que los autores materiales e intelectuales de la caverna yanqui sometieron a 2.952 personas de los estratos inferiores de la sociedad neoyorquina. Y cuando digo “inferiores” es, porque los comparo con la clase ejecutiva que no ocupó, pero habría de ocupar, las oficinas de las torres una hora después de la espantosa argucia de la Administración Bush. Y cuando digo infausto, es porque ese ignominioso sacrificio ha servido al imperio y sus aliados para justificar todo lo racionalmente injustificable que ha ido llegando a lo largo de un decenio hasta la miserable conquista de Libia y el asesinato de Gadafi.

No es nuevo. Napoleón sacrificó a un cuerpo de ejército entero para pasar por encima del puente humano que formarían los cadáveres, para tomar una ciudad rodeada por un profundo foso en una de sus numerosas campañas. Y rebuscando en otras muchas batallas de la historia, el sacrificio forzado por los mandos de las tropas propias, los muertos por el fuego amigo, con un objetivo táctico es tan frecuente que valdría la pena hacer un recuento, aunque sólo fuese aproximado, para ponderar la verosimilitud de la maniobra canalla del 11 de setiembre de 2011 a cargo de la CIA y los Bush.

Por eso y porque conocemos la historia y la abyección a la que puede llegar el humano presa de la ambición, de la soberbia, de la crueldad y de la locura, no necesito esperar a desclasificaciones de departamentos de Estado incriminados en lo mismo, ni necesito de libros ni las diferentes versiones de los historiadores, ni de hemerotecas para ver dentro de la bola de cristal al alcance de cualquier sencillo observador.

Poco después de aquel hito del año 2011 publiqué un comprometido artículo titulado "Yo acuso", que contiene aproximadamente estas reflexiones tachonadas de los detalles burdos observados al hilo del impacto de los aviones contra las torres. Tesis aquella que compartieron, corrigieron y aumentaron con su investigación periodística, entre otros, Thierry Meyssan, director de la Réseau Voltaire. Dicho artículo sostenía esta misma tesis que reproduzco ahora. Está claro que los criminales menospreciaron los efectos que podían derivarse de posteriores investigaciones y de reflexiones sobre la evidencia. Reflexiones de millones de gentes en el mundo, acostumbradas a atravesar los velos que cubren la realidad oficial de cada día, pues cada vez, además, es más tosca la prestidigitación a que desde siempre nos ha sometido el poder.

La calculadísima invasión de dos países repletos de petróleo y la de otro estratégico como cabeza de puente, se ha consumado en un plazo de diez años a razón de país por trienio y medio. Y todo de acuerdo a un plan demoníaco preconcebido hace por lo menos quince. Puede predecirse que en el 2014 caerá el siguiente.

Así se viene consumando la mayor bellaquería neocolonial cometida con tres países de otras culturas después de la segunda guerra mundial. ¿Los autores del horrendo crimen continuado?: la nación hegemónica a la que, provocando con ello un mayor sentimiento de sublevación interior y de impotencia pero para su oprobio, se ha unido la Vieja Europa incluida España. ¿Alguien normal puede no sentir exasperación y tristeza por semejante felonía?

Así es que, de la misma manera que pocas observaciones, pocos comentarios, poca masa gris he dedicado a esta facción española que se dispone a gobernar según todos los pronósticos, me enrroco para no analizar, todas juntas, estas horribles masacres a lo largo de diez años del imperio y Europa. No vale la pena dedicar ni un gramo de politología ni de estrambotes a lo que no son más que las heces que excreta la perversión de una porción, siempre la misma, de la sociedad humana. Es tal el hastío y la amargura que causa la deyección moral, son tantos agravios al raciocinio y a la civilización por parte de los gobiernos de los países occidentales que, como no voy a remover más conciencias de las ya removidas por sí mismas y no puedo pasar a la acción, acerca de lo ocurrido el 11S, en Afganistán, Irak y Libia, pienso que lo mejor será guardar silencio durante largo tiempo. Y cuanto más tiempo, mejor. Pero sepan todos ellos al menos que en absoluto nos engañan, y que el silencio es lo más apropiado porque todas las exclamaciones y todos los adjetivos resultan ridículos cuando estamos ante monstruos aliados...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Neoliberales usan a Grecia como el cobayo de la crisis financiera

Michalis Kritsotakis (SINPERMISO)
Entrevistado por Kostis Damianakis, columnista de la agencia brasileña Carta Maior, el diputado griego por el partido de la Izquierda Radical, Michalis Kritsotakis, destacó la importancia de los movimientos que surgieron en los últimos meses en el país, pero duda que ellos sustituyan el potencial de una izquierda unificada. Para el miembro del Foro Social griego, los ajustadores del sistema neoliberal usan a Grecia como el conejillo de indias para evaluar el comportamiento y resistencias de las sociedades en una crisis sistémica como la actual.

Diputado nacional desde las elecciones de 2009, profesor universitario, con una maestría en administración de empresas, Michalis Kritsotakis, es protagonista del Foro de Diálogo y Acción Unida de la Izquierda y de la Coalición de la Izquierda Radical, que desde 2004 reúne a diez partidos y tiene diez bancas en el Parlamento. Él asegura que es un deber histórico de la izquierda en este momento de crisis, actuar unificadamente en torno a los puntos de acuerdo y dejar para el futuro una eventual discusión sobre la unión en torno un partido único.

En una entrevista exclusiva con Carta Maior, Kritsotakis responsabilizó al sistema político bipartidista que gobierna Grecia desde la dictadura militar por seguir un modelo de desarrollo errado, corrupto y adaptado a los intereses de la minoría que detenta el poder financiero. En su análisis, la Izquierda tiene parte de la responsabilidad en la crisis del país, al rehusar unirse y priorizar la pureza ideológica. "Eso decepciona al pueblo y, por lo tanto, nuestra responsabilidad es todavía mayor. Nuestra propuesta no es más la de unir a la izquierda, pues el partido comunista se niega a discutir. La propuesta hoy es "llegar a un consenso y actuar juntos en los punto en que estamos de acuerdo".

Kritsotakis advirtió que la caída libre del país y su pérdida de soberanía ya tienen impactos fatales. El pueblo griego está enfrentando una penuria sin precedentes en los índices sociales, hecho que perjudica su salud psicológica, pues "la pérdida del salario o de la jubilación, que lleva a las personas a estar bajo la línea de pobreza, la pérdida de la esperanza, de las perspectivas, de la autoestima ". Para él, los ajustadores del sistema neoliberal están evaluando el comportamiento y las resistencias sociales de las sociedades en una crisis sistémica como esta.

Carta Maior – El gobierno sostiene que tenia que salvar al país y que la culpa de la crisis es del gobierno anterior y de las características de la sociedad griega. ¿Quién al final es el malo de la quiebra?

Michalis Kritsotakis – La responsabilidad absoluta es del sistema político bipartidista que nos gobierna desde hacen treinta años, porque siempre cuidó los intereses de la minoría, que son los dueños del poder financiero, a costa de la gran mayoría del pueblo. El sistema nunca desarrolló la base productiva del país, y básicamente siguió un modelo de desarrollo equivocado, corrupto y adaptado a los intereses de esa minoría financiera. La responsabilidad es del sistema bipartidista, en estos momentos, que es el que acepta, independientemente de sus pequeñas diferencias, la dominación de la lógica neoliberal de la Troica por encima del país. El memorándum que ellos firmaron o tiene ninguna posibilidad de ayudar al país a salir de la crisis. Por el contrario, nos empuja hacia el fondo, todavía más.

CM – El gobierno se apoya cada vez más en las fuerzas policiales para contener la reacción del pueblo contra las medidas y recortes impuestos por el memorándum. ¿Qué duele más en una democracia, la violencia policial o la pobreza?

MK – En el momento en que los salarios y las pensiones sufren recortes sin precedentes, el asalariado medio, el agricultor y el pequeño empresario sufren un golpe tras de de otro, es obvio que no van aguantar, ni la economía ni el pueblo. Nuestra economía es todavía familiar en su gran parte y la política del gobierno la ataca en su tronco. Es fácil comprender que eso no puede pasar de una manera respetuosa de los derechos y de la democracia, y por eso el gobierno recurre a la violencia contra cualquiera que protesta, desde los agricultores, a los sindicalistas y a los movimientos sociales. Aún más, dentro del propio Parlamento hay otro tipo de violencia ejercida sobre la democracia, cuando el gobierno toma medidas ad hoc y leyes que les permiten firmar el memorándum y acuerdos sin pasar por el Parlamento. Estos son pequeños golpes no compatibles con la democracia.

CM – La izquierda puede tener un papel definitivo en este escenario, pero parece no saber bien cómo ejercerlo ¿Por qué?

MK – Si la izquierda estuviese unida podría ejercer ese papel histórico, primero porque el gobierno no tiene más la mayoría, y la derecha, el otro polo del sistema bipartidista, no convence a nadie. Es un hecho que la izquierda ha ganados puntos según las encuestas de opinión pública, pero está muy fragmentada. En eso contribuye una lógica irracional por una parte de la izquierda, que prioriza la pureza ideológica en lugar de una acción unificada. Ello decepciona al pueblo y, por tanto, nuestra responsabilidad es mayor. Nuestra propuesta no es más la de unir a la izquierda, pues el partido comunista rehúsa discutir. La propuesta hoy de la Coalición de la Izquierda Radical es la de llegar a un consenso y actuar juntos en los puntos que acordamos, y después, se fuera el caso, discutiremos los puntos de divergencia. Lamentablemente somos acusados por el partido comunista de que esta propuesta es desorientadora.

CM – ¿Los movimientos que surgieron en los últimos meses como los "indignados" en las plazas y el movimiento "no pagamos", tienen el potencial de ejercer el papel que tendría una izquierda unida?

MK – Con certeza esos movimientos pueden ayudar a la unión del pueblo griego, y aún más, obligar a algunas fuerzas políticas a comprender la realidad, pero en mi opinión no pueden diseñar un programa mayor, ni ofrecer una propuesta política integrada. Desgraciadamente, algunas partes de la izquierda llegaron al punto de denunciar y despreciar colectivamente esos movimiento., Entre tanto, en el movimiento de las plazas participan personas que ignoran las líneas partidarias, y eso aplica una presión enorme en ellos. Yo diría que el mayor aporte de estos movimientos es que consiguen levantar al pueblo de la apatía de su sofá, al mismo tiempo que haya una variedad de ideas, a veces inconvenientes, dentro de las plazas. Por otra parte, el movimiento "No pagamos", es importante, porque desafía al gobierno y sus medidas inconstitucionales, antidemocráticas, injustas, y los que es peor, también ineficientes. Hasta ahora lo que fue arrancado violentamente del pueblo desapareció en un agujero negro y los índices empeoraron en lugar de mejorar. Eso justifica todavía más la lucha de esos movimientos.

CM – La revista Lancet publicó la semana pasada un estudio que muestra una caída en la expectativa de vida en el país, acompañada por el aumento de suicidios y enfermedades psicológicas, características de los países en guerra. ¿Grecia está en guerra?

MK - Probablemente. La Asociación Psiquiátrica de Grecia también alertó recientemente sobre el aumento en el uso de antidepresivos y la demanda de asistencia. Encuestas señalan que por cada 1 por ciento de aumento en el índice de desempleo, las dolencias psicológicas aumentan el 0,71 por ciento. El hecho, desalentador, entonces, no es la pérdida del salario o de la pensión que lleva las personas por debajo del índice de pobreza, sino la pérdida de la esperanza, de la perspectiva, de la autoestima, sentimientos que llevan al aislamiento, a comportamientos antisociales y la rabia, que a veces, está direccionada justamente contra sistema político. De este modo es creado un círculo vicioso en que para la gente es imposible salir, especialmente en este momento. Entonces es necesario la creación por el pueblo de un movimiento masivo para resistir el modelo neoliberal y a sus portavoces, que nos llevaron a este punto.

MC – Los empréstitos, previstos en el memorándum del gobierno con la Troica, vienen acompañados de condicionalidades impuestas históricamente a los países no soberanos ¿Qué es lo que hay hacia adelante?

MK- En este momento el país parece indefenso. El desempleo aumenta y gran parte de la sociedad cayó bajo la línea de pobreza. Justamente actualmente una gran parte del sistema político, en sintonía, encontró la oportunidad de vender nuestros recursos naturales y conceder nuestra fuerza de trabajo indefensa al capital. Alemania especialmente tiene condicionada su ayuda a la creación de zonas francas, donde las leyes de trabajo no se aplicarán, ni tendrán salarios mínimos. Además de todo, ellos no quieren ninguna restricción que tenga que ver con la protección del medio ambiente y es por eso que el gobierno sancionó leyes como el fast-track, que agiliza este proceso. Alemania quiere transformar a Grecia en un laboratorio de energía renovable para la exportación; lo que nosotros, como partido, defendíamos hace años como el camino para la soberanía energética, está tornando hacia una pesadilla. Ese tipo de inversiones en energía renovable anulará la industria pesada de las islas griegas, inclusive en Creta, que es el turismo. Es un poco tragicómico que la oposición mayoritaria este exigiendo más agilidad al gobierno en estas concesiones y en la creación de leyes que facilitan las inversiones.

CM- Aún así esa receta es impuesta por los gobiernos centrales de Europa y el FMI, y hasta una parte de los griegos la apoya como camino para salir de la recesión y generar empleos.

MK – Esos paradigmas que mencioné son la aplicación de la lógica neoliberal que dice que, por encima de todo están los mercados. Ellos definen todo, se autoregulan, están por arriba de la política y de los países. Esta lógica es muy patente al mirar el papel central de los bancos en esta crisis y la dominación de las agencias de clasificación de riesgos. Estamos enfrentando, en realidad, la dictadura de los mercados por encima de la política y de la sociedad, que no consiguen resistir. El sistema político y la sociedad terminan sirviendo a los deseos de los mercados casi como un vicioso en algo, en este caso es el crédito.

CM- ¿Podemos decir que lo que ellos hacen en Grecia es el preludio de algo mayor?

MK – Es muy importante que todos comprendan que Grecia hoy es un cobayo. La crisis, es sistémica, se expande a otros países, y los ajustadores del sistema quieren evaluar hasta qué punto pueden llegar. La izquierda europea parece estar consciente de eso. Y como nuestro oponente, el sistema neoliberal es algo transnacional, nuestra lucha tiene que tener características internacionalistas.

Michalis Kritsotakis es diputado griego por el partido de la Izquierda Radical

Traducción para sinpermiso.info: Carlos Abel Suárez.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...