martes, 27 de diciembre de 2011

El ajedrez global de la crisis (Parte II): El descalabro europeo

Claudio Katz (especial para ARGENPRESS.info)

Muchos analistas europeos caracterizaron inicialmente la crisis del Viejo Continente como un simple eco del temblor norteamericano. Pero esa visión quedó desmentida por la impresionante dimensión del tsunami europeo. (1)

La magnitud de ese desplome se explica por los desequilibrios específicos que generó la formación de la Unión Europea (27 países) y la Eurozona (17 naciones). Ambas iniciativas buscaron amoldar la región a las reglas neoliberales de la competitividad global, sustituyendo la antigua diversidad de economías por un bloque liderado por la locomotora alemana y la diplomacia francesa.

El comando económico germano se consolidó con la anexión del territorio oriental (ex RDA). Las clases dominantes utilizaron el poderío tecnológico y la alta productividad de la industria, para reforzar la disciplina salarial y transformar al país en la gran potencia exportadora de la zona euro.

Pero la crisis actual ha demostrado el carácter inacabado de ese bloque. La moneda común fue introducida para asegurar la colocación de los excedentes germanos, mientras se posponía la organización del presupuesto y la fiscalidad compartida. Esa carencia ha sido letal. La ausencia de instituciones estatales comunes para respaldar el signo monetario socavó la cohesión del proyecto y potenció la heterogeneidad de la comunidad. En lugar de consolidar la estructura en gestación acrecentó la distancia que separa a las economías pujantes de los países rezagados.

Inicialmente se esperaba acortar esas brechas mediante el desarrollo de un mercado compartido y la instrumentación de transferencias hacia las zonas relegadas. Pero terminó prevaleciendo un proceso inverso, de sistemática pérdida de posiciones de los países con mayores tasas inflación y menores índices de productividad. Esta fractura condujo a desequilibrios comerciales que fueron compensados con endeudamiento. Al final, sobrevino el pase de facturas de las economías excedentarias (Alemania, Holanda, Austria) a los países deficitarios (Grecia, Portugal, Irlanda). (2)

El endeudamiento público y el quebranto de los bancos acentuaron esta brecha entre el centro y la periferia de la Eurozona. Primero colapsaron las pequeñas economías agobiadas por el desbalance comercial (Grecia), la inversión extranjera sesgada (Irlanda) y la financiación foránea especulativa (Islandia, Chipre). Luego el desplome fiscal se expandió a Italia (tercer país la zona) y ahora amenaza a España (que afronta una enorme morosidad hipotecaria).

Todos los bancos tienen repletas sus carteras de títulos públicos insolventes. Las frágiles entidades de Grecia, Irlanda o Islandia ya colapsaron y hay pavor por la situación de grandes instituciones de Francia, Alemania, Austria o Italia. Las transacciones inter-bancarias se han encogido, crece el temor por la toxicidad de los balances y hay salidas de fondos hacia lugares más seguros. (3)

La estrategia germana

Alemania no puede intentar las respuestas globales que tantea Estados Unidos. Carece de los recursos imperiales que conserva la primera potencia y ha optado por una estrategia deflacionaria defensiva, que ese ubica en las antípodas de la opción inflacionaria norteamericana. Mientras que la FED ha impulsado reducciones sistemáticas de las tasas de interés, el Banco Central Europeo (BCE) ha encarecido el costo del dinero.

Frecuentemente se explica esta diferencia por un cruce de tradiciones. La memoria de Weimar es contrastada con el recuerdo del New Deal. Este contrapunto entre temores europeos a la hiperinflación y recuerdos norteamericanos de la Gran Depresión ilustra la brecha de influencia que existe entre ambos países, en la gestión internacional de la crisis. (4)

Alemania actúa a nivel europeo con una política de atropello para descargar sobre los trabajadores el costo de la crisis. Esta embestida no implica un ajuste más. Supone demoler el estado de bienestar construido desde la posguerra y barrer con conquistas sociales nunca alcanzadas por los asalariados de otros continentes. Las tasas de desempleo europeo ya promedian el 20 % y bajo el impacto de la precarización laboral, la pobreza se ha extendido a un cuarto de la población. (5)

El otro cimiento de la política germana es el apriete fiscal para sostener el euro. En los últimos meses la continuidad de este signo quedó en la cornisa y se ha especulado con su reorganización, fractura o desaparición. Pero esa moneda ha sido la llave de un dominio exportador alemán basado en la unificación de los mercados y la eliminación de las barreras proteccionistas.

Para preservar el euro se impuso la suscripción del reciente pacto fiscal. Se fija un plazo para restaurar reglas de déficit y deuda pública, con sanciones automáticas para los países que violen esos límites. Tendrán que incorporar ese principio presupuestario como una norma constitucional y someterse al control de cortes supra-nacionales. Estos poderes supervisarán el gasto, imponiendo recortes en cualquier momento del año y colocando a los pueblos entre la espada y la pared. Quienes incumplan el cronograma serán automáticamente excluidos de la Eurozona.

Este endurecimiento es congruente con la estrategia alemana de reforzar su patrón exportador sin emitir dinero. Busca afianzar el rol de la periferia europea como proveedora de insumos a costos decrecientes. La poda de los salarios griegos, la pulverización de la seguridad social irlandesa y el generalizado aumento de la edad de jubilación anticipan las consecuencias de esta reorganización. (6)

Alemania impone esta estrategia deflacionaria, vetando todas las iniciativas financieras que amenazan su competitividad. Bloqueó la creación de los Eurobonos y la mutualización de las deudas. Obstruyó la ampliación del fondo de rescate bancario (FEEF- MEE), impidió la compra de bonos en los mercados secundarios y reforzó las prohibiciones de financiamiento directo del BCE a los estados.

Este rigor no implica abandonar a los bancos en quiebra. Alemania aprueba el auxilio, pero buscando preservar su potencial industrial. No renuncia a la financiación futura de la Eurozona con los mecanismos federales que rigen en Estados Unidos, pero quiere garantizar su control fiscal previo. Aceleró esta supervisión ante la vulnerabilidad de los bancos y la imposibilidad de de repetir la paulatina absorción de acreencias, que implementó por ejemplo Estados Unidos hace dos décadas, frente a las acreencias latinoamericanas. (7)

Pero el nuevo cuadro fiscal abre otra gama de conflictos en las cúpulas de la Unión Europea (UE). Gran Bretaña rechazó el pacto franco-alemán y decidió mantenerse al margen para proteger la autonomía de la City. Objetó someter sus bancos a la supervisión de Bruselas y no consiguió el poder de veto para resguardar sus negocios. A los capitalistas ingleses les interesa participar en el mercado continental, pero preservando la internacionalización de sus finanzas.

La alianza Merkel-Sarkozy emergió como ganadora del reciente round, pero sólo el tiempo permitirá evaluar la consistencia de esa victoria. La crisis devora los liderazgos políticos y cada elección consagra algún castigo al gobernante de turno. Esta sanción afecta por igual a los socialdemócratas (Irlanda, Portugal, España) y a los conservadores (Francia, Italia, Alemania). (8)

Interrogantes sobre China

El continuado crecimiento de China a tasas del 9-10% anual constituye una importante novedad de la crisis en curso. En la última década las exportaciones del gigante oriental se multiplicaron a un ritmo desenfrenado. China captura recursos naturales en África, afianza los intercambios comerciales con América Latina y ya destronó a Japón como segunda economía del mundo.

Este avance confirma la profundidad de los cambios registrados durante la etapa neoliberal. China se integró a la mundialización utilizando la baratura de su fuerza de trabajo, sin repetir la vieja trayectoria de debut proteccionista, gestación de una burguesía nacional y despliegue de rivalidades internacionales. Se insertó directamente en la acumulación global del capitalismo.

Al comienzo de la crisis muchos economistas suponían que el crecimiento chino contrarrestaría la retracción de las economías avanzadas. En los hechos se registró tan sólo un contrapeso parcial. El gigante asiático ha sostenido financieramente a Estados Unidos y a Europa en los picos de la crisis, para asegurar la continuidad de sus ventas externas, preservando la demanda interna y motorizando la adquisición internacional de materias primas. Con estas acciones frenó la depresión general y acotó el alcance geográfico de la recesión, aunque sin reemplazar a las locomotoras del mundo desarrollado. ¿Mantendrá este rol?

Quiénes apuestan a esa continuidad esperan un fuerte auxilio del yuan al Viejo Continente, mediante enormes adquisiciones de títulos públicos nominados en euros. Pero China ya compró grandes sumas de la deuda italiana, española o portuguesa y tiene un cuarto de sus reservas en esa moneda. El incremento de esas adquisiciones suscita divergencias en la dirigencia oriental.

El sector más asociado con negocios globales (“elite de la costa”) acepta participar en el nuevo rescate, a cambio de fuertes contrapartidas. Busca aminorar las sanciones por dumping, obtener el status de “economía de mercado” e ingresar en la inversión de la infraestructura europea.

Esta fracción también intenta posicionar a China en el futuro diseño de una moneda mundial. Por eso reclama que una porción de cualquier auxilio quede nominado en yuanes. Pero esa inserción monetaria también valorizaría el tipo de cambio y deterioraría el modelo exportador. China ha resistido numerosas presiones para revaluar el yuan y no aceptó las exigencias, que en la década pasada Estados Unidos le impuso a Japón. Sin embargo, la propia internacionalización del yuan podría generar ese debilitamiento de la autonomía que mantiene la principal economía asiática. (9)

Los fondos de inversión chinos han participado activamente en el sostén del dólar y los bonos del tesoro. Compraron acciones de General Motors y porciones del banco Morgan Stanley. Pero otra escala de estas adquisiciones (especialmente en Europa) introduciría al país en una riesgosa política imperial. Para defender lo obtenido en el extranjero se necesita una presencia geopolítica que la dirigencia china rehúye.

Por esta razón muchos sectores de la conducción (“elite del interior”). Cuestionan el desmedido aumento de las inversiones foráneas y destacan la necesidad de incrementar primero la bajísima proporción del consumo interno en el producto total. La oleada de internautas que objetó el reciente financiamiento del Viejo Continente refleja esta preocupación. Conviene recordar que el ingreso per capita de los chinos es aún 10 veces inferior al promedio de los europeos.

El dilema de sostener el modelo exportador o procesar un giro hacia el consumo interno persiste sin resolución. Existe una fuerte presión para apuntalar el segundo curso, pero sin resultados significativos. Este giro no se consuma, ante la magnitud de los desequilibrios que podría desatar.

Para aumentar sustancialmente el poder adquisitivo interno habría que subir el salario e introducir prestaciones sociales generalizadas. Estas medidas chocarían con el costo laboral reducido que permitió el ascenso capitalista del país. Un anticipo de este problema se observa en las corrientes de inversión, que fluyen hacia las economías asiáticas con sueldos inferiores a China.

El curso económico a seguir está sujeto a múltiples tensiones. La burbuja inmobiliaria es el desequilibrio más inmediato. En las 30 principales ciudades los precios de las viviendas subieron 50% en los últimos dos años, repitiendo el ciclo de endeudamiento dudoso que afectó a Estados Unidos y España. Como el 25% de la economía está vinculada a la construcción, una brusca reversión de esa valorización podría afectar al PBI.

También existen graves problemas financieros. Aunque el estado mantiene el control del crédito se ha gestado un enorme mercado de préstanos clandestinos, que solventa el consumo de la clase media y la oscura administración de los gobiernos locales. Estos desajustes explican la inflación, que durante la década pasada osciló en torno al 2% anual y actualmente ha trepado al 6,2%.

La inestabilidad de los negocios también obedece a la magnitud de los beneficios acumulados por los segmentos privilegiados. Los ingresos del 10% más rico de la población son 23 veces más elevados que el 10% más pobre y la crema de los ejecutivos percibe salarios 128 veces superiores al promedio general. (10)

Esta fractura social coexiste con problemas estructurales de sobre-inversión, que ya alcanzó una tasa anual del 45% del PBI. Este ritmo de actividad exige abrir nuevos mercados en un escenario internacional recesivo, mientras se acrecientan los peligros de un descontrol ecológico.

Nadie sabe como impactará la recaída de la economía global sobre China. Algunos economistas estiman que ese efecto será digerible (Stiglitz) y otros pronostican duras consecuencias (Roubini). Pero todos coinciden en la centralidad de este dato para el devenir inmediato de la coyuntura mundial. (11)

Continua.

Ver también:

Claudio Katz es economista, investigador, profesor. Miembro del EDI (Economistas de Izquierda).

Notas:
1) La mirada inicial en Pasquino Gianfranco, “La UE aún representa el progreso”, Clarín, 31-8-10.
2) Husson Michel, “Euro: en sortir ou pas”, Inprecor 575-576, 7-8-9-2011. Samary Catherine, “The Eastern periphery”, www.attac, 31-10-11.
3) Desde la caída de la principal entidad belga (Deixa) sobrevuelan muchas hipótesis de repetición de lo ocurrido con Lehman Brothers. Las “pruebas de resistencia” realizadas a los bancos europeos dejaron muy intranquilos a los expertos, cuando las entidades necesitan recapitalizarse y recaudar dinero. Esta exigencia contrae, a su vez. el crédito y agrava la recesión.
4) Llach Juan, “Pulseadas en el palacio global”, La Nación, 30-6-10.
5) La Nación, 16-1-10.
6) Husson Michel, “Una crisis sin fondo”, www.vientosur, 19-7-11 Louca Franciso, “La izquierda contra la dictadura de la deuda”, www.sinpermiso, 17-10-11
7) No hay tiempo suficiente para transferir los títulos a los tenedores marginales, limpiar los balances o crear mercados paralelos para los papeles incobrables. La crisis actual golpea en una coyuntura muy turbulenta, a economías entrelazadas y localizadas en el centro del capitalismo. Arceo Enrique, Página 12, 9-12. Toussaint Eric, “Crash do Deixa”, www.CDTM, 7-10-11
8) La reorganización de la eurozona prepara la introducción de formas federativas en la UE, que someterían las atribuciones locales a una mayor centralización estatal. Este cambio introduce enormes fisuras y puede potenciar el secesionismo en los países con fracciones separatistas influyentes (Bélgica, España o Italia). Estos sectores podrían reforzar sus demandas de integración directa a la Eurozona, puenteando las estructuras estatales existentes para desembarazarse de las regiones empobrecidas.
9) Shujie Yao, “Los límites del modelo China”, Cash-Pagina 12, 7-8-11. También Wall Street Journal, La Nación,17-11-11)
10) La Nación, 5-6-10.
11) Roubini, Nouriel, “El boom de China tiene fecha de vencimiento”, La Nación, 24-4-11. Stigtiz Joseph, www.elperiodico.com, 9-8-11

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Amazonas sangra sangre negra de Texaco-Chevron

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

“Para ellos Ecuador fue un basurero”

A pesar de todos los pronósticos, los pueblos indígenas ganaron el primer ´round´ contra Chevron-Texaco.

Después de 17 años de lucha jurídica, los pueblos indígenas del oriente de Ecuador registraron el 12 de febrero de 2011 una gran victoria en contra las petroleras Chevron-Texaco, reporta Dick Emanuelsson en dos textos de la amazonía ecuatoriana.


Lago Agrio, Amazonas. Cuando Antony nació era sólo como un cascarón de huevo, delgadito y tan frágil, dice su tía y levanta los brazos del muchachito que sonríe alegre por tener una visita inesperada en su casa humilde. Los brazos del niño son deformados y sin fuerza. Las piernas son aún más deformadas y no le permitirán jugar ni desplazarse libremente por la vida.

Foto: Antony, 10 años. / Autor: Dick Emanuelsson

- Tiene que ser llevado en brazos ida y vuelta a la escuela, dice la tía y el niño mira con ojos de expresión tan triste como si quisiera afirmar, con su mirada dulce, de niño de 10 añitos las palabras de su tía.

Detrás de esa condena injusta existe un geno/ecocidio ejecutado por la transnacional Texaco-Chevron.

El papá de Antony trabajaba en uno de los pozos petroleros de la compañía, ubicado a unos cientos de metros alejado del barrio. Los niños jugaban en el pequeño río que corre arrastrando miseria detrás de la casa. El agua, como todo, fue contaminada tanto en el campo como en la selva y hasta en las mismas ciudades. Ello trajo consecuencias desastrosas para una gran cantidad de seres humanos, creo que serían incontables los Antony en este mundo globalizado donde el neoliberalismo fue el arma más brutal cuyo filo dio en las entrañas de los pueblos.

En casa vecina, la misma situación desgarra, repetida como si fuera una maldición que cayó de pronto para no irse jamás.

Otra niña con discapacidad severa está sentada en una silla de ruedas, se llama Luisa y la discapacidad también afectó su cerebro.


En toda el área donde habitan o mueren de a poco un centenar de familias, la tasa de enfermos de cáncer es impresionante.


- Mira, dice Donald Moncayo, mi guía en la selva y vocero de la Asamblea de Afectados y Afectadas por la Texaco, mientras pulsa un taladro similar al que los pescadores utilizan en los lagos de mi tierra, congelados, en invierno. Estamos encima una de las 950 piscinas de petróleo “purificadas” por Texaco.

Perfora con el taladro desde arriba y logra bajarlo a unos 30-40 centímetros a ras del suelo y recoge un bulto de tierra. Lo primero que llama la atención es el olor del petróleo o productos químicos. Y vemos las pequeñas partículas. Hace tres muestras similares a mayor profundidad y la profundidad da el mismo resultado, cada vez sale la punta del taladro, más oscura y maloliente.

Foto: El juez Zambrano

El 12 de febrero de 2011 cayó la sentencia como un balde de agua fría para el pulpo petrolero. Nicolas Zambrano, el juez en la provincia de Sucumbíos, vecino con Colombia, leyó la sentencia que decía que Texaco-Chevron tendrá que indemnizar a los demandantes en esta región de Ecuador. Y deberá hacerlo con una suma considerable; ocho millardos de dólares, por los daños causados durante los años 1974-1999 a los pueblos y a Pacha Mama, Madre Tierra. También fue sentenciado de pagar una suma adicional según la ley de la nueva constitución del medio ambiente.

- Ninguna indemnización puede recuperar las vidas perdidas o la naturaleza que la contaminación ha dañado tanto. Para ellos (Texaco-Chevron), Ecuador fue un basurero. Aquí botaban todo lo que para ellos resultaba desechable, el lugar se convirtió en un basurero. En esa época había leyes que prohibían contaminar el agua, pero ¡Carajo al Diablo! Aquí hicieron lo que les daba la maldita ganas.

Foto: Donald Moncayo, ante una "piscina" de residuos que dejó Texaco-Chevron en tierra ecuatoriana. / Autor: Dick Emanuelsson

Lo dice Donald Moncayo de la Asamblea de Afectados y Afectadas por la Texaco con rabia pero con razón. El desastre humano y ecológico en esta parte de la Amazonía ecuatoriana es uno de los peores en la existencia de la explotación petrolera pero, para la inmensa mayoría de los pueblos en el mundo, uno de los más desconocidos.

Para hacer una comparación tomamos el desastre que causó el British Petroleum en el Golfo de México el 20 de abril de 2010 que tuvo grandes títulos en todos los medios de comunicación en el mundo. Pero era una décima parte del desastre ocasionado en la Amazonía ecuatoriana, en donde viven en su mayoría pueblos indígenas.

¿Y qué pueden hacer ellos, que en muchos casos son enfermos o han muerto en el proceso dilatorio contra una empresa que tiene un volumen económico mucho más grande que muchos países del tercer mundo y cuya vocería es llevada por un regimiento de abogados expertos en como enterrar demandas de indemnización?

- Fuimos considerados por una empresa racista como indios brutos que no pueden leer o comprender, como si no tuviéramos sentido común.

Durante tres días, con Donald, recorrimos comunidades indígenas, “piscinas” invisibles y visibles en la selva, conversando con las víctimas y observando el daño que un sistema económico salvaje puede causar a la naturaleza y a la humanidad. En Wall Street no hiede o pega la masa negra que los gerentes enterraron en un país conocido por sus indígenas “exóticos” o los monos en la selva o los cocodrilos. La realidad es otra para millones de ecuatorianos que no sobreviven si el agua se ha contaminado.


Ninguna de esas “piscinas” petroleras se mantiene cerrada. Y Texaco sólo ha informado sobre la existencia de la mitad de los 956 encontrados. Y prueba de eso nos da 7-8 kilómetros adentro de la selva cuando nos topamos con una mujer fuerte de aproximadamente 35 años. Es indígena del pueblo Kichwa. En la mano tiene un machete con el que abre la trocha y en los pies botas de caucho hasta las rodillas. En su hombro izquierdo su sobrino de un año, amarrado en una tela que lo sostiene. Pequeñas perlas de sudor salen de su frente mientras nos observa con una expresión de su rostro donde falta el brillo de sus ojos negros y los cachetes atraparon las manchas de los rayos solares como si quisieran tenerlas de recuerdo para siempre…

Alrededor cantan los pájaros y los sapos atrapan insectos seguramente tan contaminados como ellos. En esta zona no se hacen poster ni postales, a nadie se le ocurriría atrapar al espanto y dejarlo como testimonio para un mañana si es que llega.

Foto: Aguinda con su sobrino y machete.

Aguinda Lydia Alexandra es hija de María Aguinda que no sabe español sino que habla sólo el idioma kichwa. Ella no tuvo prejuicios, mucho menos miedo ante el poderío del gigante petrolero cuando instaló su lubricada maquinaria de manipulación y lobby político. María fue la primera persona que demandó a Texaco hace 18 años y se convirtió en símbolo de la lucha que ahí comenzó. Lucha que arrastraba el deseo de dignidad y derecho.

Aguinda levanta su machete cortando un pedazo de maleza, luego de tres machetazos más comercian a salir pequeñas gotas de petróleo que buscan su cauce natural en un pequeño canal que las arrastraría hacia el río pequeño, fuente de vida durante miles de años para ese pueblo Kichwa y donde en la actualidad viven unas 400 personas.

- Nosotros hemos nacido y vivido acá durante muchos años con nuestros abuelos. Ellos murieron aquí, luchando la vida.

- Antes que llegara Texaco todo era limpio, el agua cristalina y el aire era puro. La vida era bien sana. Vivíamos nosotros como nativos aquí en la Amazonía, andando descalzos y ahorita no podemos andar como nuestras costumbres y nuestros abuelos nos han enseñado a andar descalzos, tomar aguas de estos ríos porque todo ahorita está contaminado, no tenemos nada de tomar o donde bañar. Para ir unos kilómetros a trabajar nos toca poner botas.

Cuenta que los niños y los bebes han sido duramente afectados por la contaminación. Enferman, les da sarpullidos, diarreas, vómitos, tos mientras a los adultos les da dolor de cabeza, dolor en los huesos, dolor en el alma que se va partiendo de a poco.

- Todas esas enfermedades nos dejaron anteriormente, estamos sufriendo bastante, dice Aguinda y con el machete indica la ruta hacia otra piscina detrás de una loma.


Con un guante plástico, Donald, pasó la mano sobre la superficie de la laguna y la levanta. Sala llena de una masa negra que es el petróleo. Yo pierdo el equilibrio y cuando, para recuperarlo, agarro una rama del árbol, la mano queda también pegajosa y negra por la misma masa de petróleo. Los zapatos se manchan de ese mismo humor viscoso. Cuando regresé al hotel debí botar esa ropa ya que no sería posible recuperarla.

Llueve copiosamente al otro día cuando viajamos al pueblo Sekoya, comunidad indígena que se supone que alguna vez estuvo compuesta por 20 mil personas. El genocidio español la redujo a 400 en todo el Ecuador.

Elias Piauajes es otro de los demandantes. Lleva una túnica de color rosa y un gran collar labrado en madera cuando nos recibe. En su cabeza luce la corona tradicional que usa su pueblo.

Cincuenta metros detrás de nosotros corre el río que parece querer contarnos de las operaciones de Texaco. No hay un solo pez, recién en el mes de febrero el Boca Chico nada contra la corriente para desovar, el resto del año el río sigue vacío, sin su carga que sería el alimento primordial de ese pueblo Sekoya, junto a los productos de la caza.

En la aldea solo quedan 47 familias y unos días antes de la llegada nuestra, falleció uno de los demandantes contra Texaco-Chevron. Una mujer que Donald quiere que le entreviste, pero lo rechaza por vergüenza de contarme que padece de cáncer de ovarios.

- Hemos perdido muchos jóvenes en la edad de 20 años. Pero no sólo vidas están en peligro, sino toda nuestra existencia como sekoyas. Lo que está en juego es nuestra cultura, la historia y ritos, subraya Elias Piauajes, preocupado.

Foto: Elias Piauajes. / Autor: Dick Emanuelsson

Los diferentes gobiernos en la capital han abandonado paulatinamente a los pueblos originarios a su propia suerte. O, como el caso de la Amazonía ecuatoriana, en las manos de la empresa transnacional Texaco-Chevron.

- Todos los gobiernos en Ecuador han negado a los pueblos indígenas sus derechos. La nueva constitución para la cual el presidente Correa luchaba, nos da más derechos pero hasta ahora no hemos sentido que nos haya cambiado la vida, resume Piauajes.

Matilde Payauaje es indígena sekoya y tiene 93 años. A pesar a su edad tiene una lucidez increíble, su hijo Simón oficia de traductor entre ella y yo.

Foto: Matilde Payauaje. / Autor: Dick Emanuelsson

- ¡Que tristeza! dice con lágrimas en sus ojos, que Texaco ha llevado tantos de nuestros Sekoyas a la tumba para recoger lo que ellos llaman su “oro negro”. Nuestro río con el hoy irónico nombre Aguarico, ya está muerto. Nada de pescado, sólo viene en lata, atún y arroz.

El hijo Simón Payauaje trabajaba para Texaco durante 13 años, pero en el país vecino, Colombia. Dice que Texaco, tanto en Colombia como en Ecuador, solo bombeaba y sacaba la “nata”, es decir la casi pura gasolina, que se encuentra casi a ras de superficie del pozo petrolero, por lo cual es mucho más barato y fácil de extraer.

-El resto, como gas y crudo pesado, que requiere más procesamiento y mayores costos de refinación, lo dejaron detrás, constituyendo un acto degradante además de la devastación ambiental.

Así, con esa insensibilidad incomprensible, priorizando el dinero a la vida y a la naturaleza, el continente americano fue víctima de actos indignantes. Como excusa han utilizado el argumento de la civilización, el avance tecnológico, los adelantos. La verdad subyace en cada río, en cada montaña, en cada rincón de la selva que al paso que vamos, irá muriendo de a poco…

Reportaje: Amazonas sangra sangre negra de Texaco-Chevron.

Hablan las víctimas:
1) Video: http://vimeo.com/34111439
Audio: http://www.box.com/s/autj6lvjlkq4s563amm8
2) Video: http://vimeo.com/33849268
Audio: http://www.box.com/s/mhnvboxytlgzy9mmdgh7

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La sentencia a Chevron-Texaco y las manipulaciones y juego para evitarla: El monstruo bicéfalo vs la lucha por el derecho básico

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

La transnacional Texaco-Chevron no solamente posee de un capital gigantesco. También ejerce poder sobre jueces y políticos que se ponen al servicio de la empresa. Pero no todo va en un carril recto. Esta es la historia de intrigas, manipulaciones y otra derrota.

El juez Zambrano sentenció también a Texaco a pedir perdón a las víctimas por el crimen cometido y si no lo hace, la indemnización será duplicada.


Para llegar a la sentencia con todos los elementos necesarios, Zambrano la basaba en nada menos que 106 investigaciones, varias de ellas elaboradas por gente del mismo Texaco que tuvo que reconocer que sí, la empresa había contaminado tanto el ser humano como a la naturaleza.

– La empresa ha intentado con todos los medios de manipular y desacreditar la sentencia para transformar realidades, sostiene Donald Moncayo, de la Asamblea de Afectados y Afectadas por la Texaco.

Foto: Lewis Kaplan.

El 8 de marzo, un poco más de tres semanas después de la histórica sentencia en Sucumbíos, el Pro-Texaco periódico (¿creado por ellos?) The Amazon Post, informó [1] que el juez federal estadounidense Lewis Kaplan en una sentencia transitoria había revocado la sentencia de Zambrano, una decisión que todo Ecuador interpretó como una humillante bofetada, no solamente contra las víctimas de Texaco sino contra la soberanía nacional y jurídica de Ecuador.

¿Cómo es posible, que Kaplan sólo necesitaba 24 días para tomar la decisión cuando el juicio contra Texaco ha demorado 17 años y necesitó de 106 gigantescas investigaciones?

Kaplan no niega que Texaco ha contaminado, pero cuestiona puntos que para un no jurista parece contradictorio. Como por ejemplo el hecho de que los demandantes en la década de ´90 querían ejecutar el proceso judicial contra Texaco en territorio estadounidense y no en Ecuador. La empresa estadounidense Texaco-Chevron tenía una opinión contraria y como el poder judicial en esa época era totalmente corrupto, pues la opinión de esta empresa transnacional pesaba mucho más que los indígenas en la selva.


En esa época los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, garantes del poder oligárquico, fueron elegidos cada seis años por el también totalmente corrupto Congreso Nacional.

Uno tras uno, los regímenes y presidentes corruptos fueron tumbados por la tormenta popular y de repente llegó un hombre de nombre Rafael Correa que ganó la presidencia derrotando al hombre más adinerado de Ecuador, Álvaro Noboa, o el “Rey de Banana”, como también lo llamaban.

Correa se tomó el atrevimiento de disolver el foro de los corruptos. Texaco comenzó a temblar ya que controlaba, con sus billetes verdes, tanto el Congreso como el Poder Judicial.

En el mes de mayo de 2011, Correa convocó a un referéndum para reformar varios artículos de la constitución, entre ellos los que comprometían a la Corte Suprema de Justicia. Esta Corte tiene facultad de designar jueces locales y regionales.

Hoy Texaco se arrepiente profundamente de no haber aceptado la propuesta de los demandantes de hacer el juicio en estados Unidos. Es ahí donde el juez federal salió a la defensa de la empresa para impedir cualquier decisión de Zambrano de poner en embargo todas las cuentas o propiedad de Texaco en todo el mundo, si la empresa no desembolsa la sentencia de la indemnización, como si este juez gringo y prepotente fuera un juez supranacional.

Los abogados y los manipuladores de la empresa, respaldados por los medios masivos de comunicación, dicen que la sentencia significa la muerte para la empresa. ¿Pero quién había esperado otra declaración?

Foto: Fander Falconí Benítez

Una persona que no acepta esa argumentación es el ex ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador (hasta 2009) y uno de los arquitectos detrás la “Revolución Ciudadana” de Rafael Correa, Fander Falconí Benítez. En una entrevista a este reportero dice que la apelación y la sentencia de Kaplan es un abuso.

– Ya que el Poder Judicial es independiente en relación al Poder Ejecutivo y el Poder legislativo.

Sostiene que Ecuador es una republica democrática que basa sus decisiones en la constitución. Por eso ha sido totalmente legal el proceso judicial en Ecuador (en contra de Texaco-Chevron).

Falconí considera que la empresa ha intentado desacreditar al Poder Judicial en Ecuador y así hay que ver la actuación del juez federal estadounidense. Por eso el caso contra Texaco-Chevron es tan importante ya que da señales a otras empresas transnacionales sobre cual podría ser su suerte si contamina el suelo ecuatoriano.

Aunque sabemos que en la política y en la justicia puede suceder lo más inesperado.

Foto: La explotación petrolera en Amazonas. / Autor: Dick Emanuelsson

El 20 de septiembre la Corte Federal de Apelaciones de Nueva York puso fin a las intrigas del Juez Lewis Kaplan, en favor de Chevron-Texaco. La Corte Federal anuló la orden de Kaplan que prohibía a Ecuador cobrar a Chevron, en cualquier parte del mundo, la indemnización por contaminar parte de la región amazónica.

Foto: Pablo Fajardo

“Ahora podemos afirmar que el crimen ambiental cometido por Chevron es real, las Cortes de Justicia de Ecuador y de Estados Unidos nos están dando la razón”, señaló Pablo Fajardo, abogado de los demandantes de la Amazonía ecuatoriana.

La resolución de los jueces también bloqueaba el proceso que se iba a llevar en contra del sistema judicial ecuatoriano, sobre la acusación de Kaplan de que la justicia en el Ecuador no servía. De ese modo Chevron-Texaco se queda sin el blindaje y la cortina de humo que había lanzado, primero para evitar pagar por sus daños y segundo para distraer la atención mundial del real proceso que es la contaminación. Por eso, argumentaba fallos en la justicia o la falsedad de decir que los abogados y afectados se asociaron para delinquir e enriquecerse ilícitamente, resumía la Asamblea de Afectados por Texaco en un comunicado de prensa.

Foto: Thomas P. DiNapoli

Este proceso y genocidio en Ecuador no termina en ese país latinoamericano. Thomas P. DiNapoli es contralor y fideicomisario de los 146.9 billones de dólares de Fondo de Retiro Común del Estado de Nueva York, el cual beneficia a mas de 1 millón de trabajadores públicos, retirados y sus beneficiarios. El fondo tiene invertido $780 millones de dólares en acciones de Chevron, relataba DiNapoli en una crónica (http://www.texacotoxico.org/node/357) del portal digital Frente de Defensa de la Amazonía:

“A pesar de que Ecuador se encuentra casi a 3.000 millas de distancia de Nueva York, el resultado final de este proceso podría tener un impacto en el fondo de pensiones del Estado de Nueva York. Como contralor, sirvo como administrador de 146.9 billones de dólares del Fondo Común de Retiro de Nueva York, el cual tiene casi 780 millones de dólares en acciones de Chevron. El fondo se beneficia cuando las empresas de su portafolio de acciones se mantienen rentables, aplicando políticas empresariales responsables y sostenibles en las comunidades en las que operan. Chevron no es la excepción.

Es decir, Texaco-Chevron no solamente juega con cuotas muy altas y con las vidas y la naturaleza de la amazonía ecuatoriana, sino con las pensiones de los trabajadores estadounidenses.

No obstante, unos indígenas y compatriotas tercos no se han rendido, pese al Gigante que tienen como enemigo y que es uno de los más duros de este planeta. Lo mejor que podemos hacer para ayudarles es hablar y debatir sobre el caso. Hasta ahora el Terrorismo Mediático le ha servido muy bien al Patrón.

Antecedentes:
• Las reservas petroleras de Ecuador se calculan a seis mil millones de barriles.
• Anualmente sacan 200 millones de barriles lo que significa una reserva para 30 años.
• Se calcula que Texaco ha sacado tres mil millones de barriles en la amazonía ecuatoriana en los años 1974-1990.
• Se calcula un registro de 956 “piscinas” para almacenamiento de crudo quemado que la empresa sacó con auyda de agua “deformada” que permanentemente escapa a la naturaleza.
• Texaco quemó indiscriminadamente residuos de petróleo sin refinarlo primero.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Cambio de época y destino nacional

Alcira Argumedo (INFOSUR)

La crisis del capitalismo global tiene su correlato nacional: la precariedad de un modelo político-económico y cultural opresor e incapaz de realizar la emancipación que desde ya vienen requiriendo los tiempos por venir.

I.- Argentina en el concierto mundial

El escenario internacional enfrenta un cambio de época histórica: se cierra el ciclo de la Edad Contemporánea y de la Revolución Industrial, planteando arduos desafíos para Argentina y América Latina. A la declinación de la Europa central, que durante cinco siglos ejercieron su hegemonía a nivel mundial, se suma ahora la de Estados Unidos, que hace sólo dos décadas proclamaba el “fin de la historia” y un nuevo orden subordinado a su exclusiva supremacía. Como contracara emergen nuevas potencias -China, India, Rusia-, acompañados por Brasil y Sudáfrica en el nuevo equilibrio de poder. Un equilibrio preñado de interrogantes ante la derrota de Estados Unidos en Irak y Afganistán, a lo que se suman las revueltas en Medio Oriente y el Norte de África.

Esta situación se conjuga con una reconversión tecnológica salvaje -basada en el desplazamiento de personas y no en una disminución de la jornada laboral- que se fundamentó en las concepciones neoliberales. De allí que la pobreza, la desocupación y la precarización laboral no hayan sido efectos colaterales, sino objetivos intrínsecos de las políticas económicas a fin de bajar los salarios y reducir los derechos del trabajador, aun en los países centrales. Las consecuencias de esta reconversión y de las políticas de alta concentración de la riqueza -donde el 20% más rico de la población mundial detenta el 87% de los ingresos- golpean en especial a los jóvenes. Con características peculiares en los distintos países, esta es la base común de los indignados en Europa, Israel, el norte de África y Estados Unidos: demandas que no pueden ser satisfechas en la lógica de las políticas de expoliación social que hoy caracteriza al sistema mundial, y a la impunidad con que éste explota la Naturaleza poniendo en riesgo la existencia misma de la humanidad.

A pesar de la riqueza de sus recursos naturales y potencial humano, la Argentina de hoy muestra graves carencias en sus posibilidades de dar respuestas a estos desafíos. La destrucción de los esquemas productivos y de transporte, de la educación y el cuidado de la salud; del nivel universitario y científico-técnico; de las posibilidades de ascenso social; la desprotección de los trabajadores; el incremento del desempleo, la precarización laboral, la pobreza, la indigencia y el hambre; todas ellas serían algunas de las dramáticas secuelas de la dictadura militar y de las políticas implementadas -siguiendo los dictados del Banco Mundial y el FMI- por los gobiernos detentados por distintas combinaciones del PJ y de la UCR, en los cuales una parte mayor de sus integrantes participaron de una u otra forma. Secuelas no menos dolorosas han sido la cultura de la derrota y la impotencia que impregnan el debate político, la mezquindad moral de las clases dirigentes, las miradas de cortísimo plazo en la toma de decisiones, la hipocresía de los discursos, la apelación farsante a valores que no se respetan; todo combinado con una corrupción naturalizada, sin que el grueso de los argentinos haya tomado conciencia de que ésta ha sido y es uno de los factores decisivos que degradan al país y coartan sus posibilidades hacia el futuro.

II.- Las grandes cuestiones

1.- La cuestión nacional

Como consecuencia de las políticas promovidas desde la dictadura militar, Argentina es hoy un país recolonizado. La estructura constitucional y jurídica fue sometida a reformas que apuntaban a legalizar la entrega de las empresas y servicios públicos a corporaciones y bancos extranjeros. Las reservas minerales, el petróleo, el gas, la pesca, las telecomunicaciones, las empresas de transporte, las tierras -tanto las privadas como las fiscales- fueron pasando a manos de capitales externos, que actúan sin control estatal. La deuda fue reconocida y “honrada” a pesar del desangramiento que ello significa para nuestra sociedad, en favor del capital financiero cuyo accionar delictivo llevaría a la quiebra de Wall Street. Esto, más la continuidad de las leyes de Martínez de Hoz y Cavallo en el campo financiero e impositivo, constituyen un verdadero Estatuto del Coloniaje.

La reconstrucción de la soberanía nacional requiere garantizar la defensa y recuperación de los recursos estratégicos y los bienes públicos, que han sido entregados contando con la complicidad de la macro-corrupción de la dirigencia argentina. Es preciso promover un debate acerca de las formas de reapropiación de las rentas extraordinarias y de aquellos recursos que son clave para la reconstrucción nacional, la erradicación de la pobreza y las posibilidades de futuro. No existe tampoco un destino nacional cierto si no se realiza una auditoría de la deuda pública, a fin de establecer cuál es legítima: el presidente Rafael Correa de Ecuador realizó una auditoría y cuando los acreedores supieron de la existencia de un registro de todos y cada uno de los delitos cometidos, aceptaron mansamente negociar y disminuir los montos en un 68%. Los cálculos indican que, de no auditar el endeudamiento, el país está condenado a pagar cada tres o cuatro años, ya hasta 3012, sumas equivalentes a la destrucción producida por el terremoto y el tsunami en Chile.

2.- La cuestión social

Es duramente condenable que, siendo la Argentina una fábrica de alimentos y proteínas, luego de ocho años de altas tasas de crecimiento existan más de 700.000 chicos sufriendo desnutrición crítica, condenados a una discapacidad irreversible, neurológica e intelectual. Es inadmisible que el 75% de los trabajadores de entre 18 y 29 años estén desocupados, precarizados o terciarizados, al igual que el 52% de la población activa total, sin el reconocimiento de derechos laborales. Se incluyen entre ellos modalidades de trabajo esclavo adulto e infantil que el Ministerio de Trabajo recién acaba de descubrir. La Nación está siendo desgarrada por una brecha que cada día divide más al sector privilegiado del 40% de los habitantes frente a un 60% que afronta crecientes dificultades. Estamos sumidos en una trágica crisis en el campo de la educación y la salud: casi la mitad de nuestros adolescentes y jóvenes entre 13 y 18 años han desertado o nunca ingresaron al nivel secundario y las evaluaciones de calidad realizadas por la OCDE nos sitúan en el lugar 51 sobre 57 países seleccionados. La situación sanitaria no garantiza el cuidado de nuestros ciudadanos. A los jubilados y pensionados no se les reconoce el derecho constitucional al 82% móvil porque el gobierno se niega a restablecer los aportes patronales de las grandes empresas a las que Cavallo beneficiara durante el menemismo.

La recuperación para el conjunto de los argentinos de las rentas extraordinarias y de los recursos estratégicos; la eliminación de subsidios y prebendas otorgados a las corporaciones amigas; una reforma impositiva tendiente a revertir la actual regresividad del sistema; el control del sector financiero mediante una Ley de Financiamiento que reemplace la de Martínez de Hoz; todas medidas que permitirán disponer de los fondos necesarios para dar solución a la cuestión social y erradicar los flagelos que golpean a las mayorías sociales.

3.- La cuestión institucional

Democratizar la democracia es el imperativo de estos tiempos. La impunidad y la corrupción que hostigan a la sociedad argentina tienen en la degradación del Poder Judicial una de sus causas más consistentes. El cambio impulsado en la Corte Suprema de Justicia por Néstor Kirchner, como respuesta al reclamo masivo manifestado durante la crisis del 2001, no tuvo un equivalente en los Juzgados y las Cámaras Federales ni en el Ministerio Público que designa y controla a los Fiscales. De este modo se han ido acumulando “capas geológicas” de jueces designados por la dictadura militar, por el amiguismo radical, por las servilletas menemistas y las simpatías de la Alianza o el kirchnerismo, que fueron generando nichos de magistrados dispuestos a hacer ojos ciegos frente a la corrupción y el manejo de los asuntos públicos. La reciente absolución de Carlos Menem y su banda en el juicio por contrabando de armas es un ejemplo de esta impunidad y de la vergonzosa degradación del Poder Judicial.

4.- La cuestión cultural

El neoliberalismo no fue solamente una política económica: el terror de la dictadura militar impuso una cultura del miedo, que durante el período democrático se refuerza mediante una hegemonía cultural capaz de extenderse sobre una sociedad atomizada por la implosión de sus estructuras socioeconómicas. Las estrategias de Martínez de Hoz y los gobiernos que lo sucedieron, guiados por el FMI y el Banco Mundial, tuvieron como resultante una inédita desarticulación del país: a modo de ejemplo, si en 1974/75 la pobreza afectaba al 7% de los habitantes, en el 2002 había llegado al 56%, y en la actualidad supera el 30%. Las duras agresiones sufridas por las mayorías sociales argentinas durante más de tres décadas permitieron expandir la cultura de la derrota y la impotencia, mientras las dirigencias políticas se sumían en el posibilismo, que los llevaría a la traición de sus promesas electorales: el radicalismo de la economía de guerra, el Punto Final y la Obediencia Debida; el travestismo del gobierno menemista, incluida la aberración de los indultos; la Alianza del ajuste de Cavallo; todos son un espejo invertido de las causas históricas de Alem, Yrigoyen e Illia, y de Perón y Evita, cuyas ideas-fuerzas fueron mancilladas y utilizadas para enmascarar la realidad contundente del neoliberalismo. La carencia de todo concepto de ética o equidad arrasaron con los valores de solidaridad, igualdad, justicia social y soberanía.

En una farsa burlesca de la historia, las mismas personas que apoyaron con entusiasmo el modelo neoliberal de Menem, a los que se sumaron los frepasistas de la Alianza que convocara a Cavallo, integran ahora el “modelo nacional y popular” kirchnerista. En la mayoría de los territorios provinciales, en las intendencias del Gran Buenos Aires, en el movimiento sindical y en el gobierno nacional, más de las tres cuartas partes de los dirigentes y funcionarios del kirchnerismo protagonizaron un proceso que en pocos años los transformó neoliberales en adalides de lo nacional-popular: las trayectorias políticas con nombre y apellido dan cuenta de esta admirable capacidad de adaptación y sentido de la oportunidad.

5.- La cuestión ambiental

Las ciencias y la cultura dominantes del Occidente central conciben la Naturaleza como algo exterior a los seres humanos, que deben conocerla para dominarla y explotarla. Por el contrario, las culturas precolombinas sustentan dos principios que hoy constituyen ideas de avanzada. Todas ellas fueron comunidades de amparo y en sus lenguas no existía la palabra pobre: no concebían la existencia de miembros de su comunidad que no tuvieran cubiertas sus necesidades espirituales y materiales. Por otro lado, concebían a los hombres como parte de la Naturaleza, y debían mantener con ella relaciones armoniosas: los territorios no les pertenecían, ellos pertenecían a los territorios.

Durante cinco siglos, la hegemonía de la Civilización occidental y el dominio colonial o neocolonial de las áreas periféricas impuso una dinámica de expoliación social y devastación de la Naturaleza sin contemplar las secuelas de la contaminación y los desequilibrios ambientales, pues la obtención de ganancias extraordinarias constituía la razón por excelencia de la actividad humana. Hoy padecemos la minería a cielo abierto con utilización intensiva de cianuro y otros tóxicos, además de la utilización igualmente irracional de agua potable y la destrucción de glaciares; la devastación de bosques y selvas para expandir las fronteras agrícolas con soja o biocombustibles; la utilización masiva de glifosato y venenos similares; la contaminación de las fuentes de agua y las reservas subterráneas. Todo ello está alcanzando una magnitud sin precedentes por la avidez de las empresas mineras y petroleras junto a sus socios políticos locales. La extranjerización de las tierras sin ningún control -incluyendo zonas de frontera- alimenta la prepotencia de los inversores, despojándonos de áreas estratégicas, como son las fuentes de agua de la cordillera o el Acuífero Guaraní.

La formulación de un Plan Agrario Nacional y de un Plan de Soberanía Alimentaria, que contemplen los intereses y la participación de movimientos indígenas y campesinos junto a pequeños y medianos productores rurales, es una de las principales tareas. Este plan debe acompañarse de una propuesta orientada al repoblamiento de nuestro territorio y a revertir las presiones que han venido expulsando a las poblaciones hacia los centros urbanos: en esta perspectiva se inserta la reconstrucción de los ferrocarriles y de una infraestructura que garantice niveles de bienestar y de acceso a la atención de la salud, a la educación, a los medios de comunicación e información, así como a otros aspectos vinculados con el bienestar de quienes habiten en medios rurales.

6.- La cuestión de la integración latinoamericana

Ante el acelerado cambio en el equilibrio de poder mundial, la viabilidad histórica de los países latinoamericanos depende de su capacidad para integrarse en un espacio común con el fin de garantizar las dimensiones requeridas en tamaño de la población y los mercados, recursos estratégicos, producción industrial de avanzada y desarrollo científico-tecnológico autónomo. Los sueños de Bolívar y San Martín constituyen en la actualidad una condición ineludible, si se trata de evitar nuevas formas de dependencia o neocolonialismo. La historia enseña que los imperios en decadencia tienden a utilizar la fuerza miliar en un intento desenfrenado por conservar sus colonias o dominios periféricos. Por el contrario, las potencias emergentes buscan construir su dominio a través de las inversiones y el comercio: Inglaterra a comienzos del siglo XIX en nuestro continente, o Estados Unidos a partir de la postguerra utilizaron estos mecanismos neocoloniales, que tienden a reproducirse en el caso de China, gran polo de poder que se está consolidando desde inicios del siglo XXI: el 90% de las exportaciones argentinas a China se componen de productos primarios sin valor agregado mientras nuestras importaciones desde ese país comprenden en un 90% productos industriales. La semejanza de nuestra posición ante Inglaterra en el siglo XIX no es pura coincidencia.

Si bien ninguna de nuestras naciones -tampoco Brasil- cuenta con los recursos humanos y materiales para afrontar el desarrollo autónomo de los conocimientos y tecnologías de la Revolución científico-técnica, la suma de los potenciales a nivel regional nos permitiría contar con la masa crítica requerida para enfrentar ese desafío: de otro modo, seremos productores de velas de sebo cuando ha llegado la electricidad, o de carretas y diligencias ante el advenimiento del ferrocarril. Las actuales condiciones permiten lanzar planes de integración basados en el impulso de industrias de base y tecnología: Líneas Aéreas Latinoamericanas con producción propia de aviones y similares; Flota Mercante Latinoamericana; sistema satelital y de comunicaciones teleinformáticas; promoción de nuevos materiales y fuentes de energía renovables; desarrollo de genética, biotecnología y medicamentos regidos por una ética científica con valores humanísticos y de respeto a la naturaleza; éstas son algunas de las iniciativas viables que en el corto plazo pueden abordarse.

III.- Convocatoria a la unidad en torno a un proyecto

Estamos ante un tiempo decisivo de la historia, que nos plantea el reto de construir un proyecto nacional y latinoamericano para afrontar los desafíos de nuestra segunda emancipación. Debemos buscar una síntesis enriquecedora de la mejor herencia política, de ética y de ideas-fuerza, legada por esos nombres que plantaron las raíces de las identidades presentes en la escena argentina. La teoría del fukko, en Japón, nos habla de la necesidad de volver a la historia para pensar el futuro. Volver a la historia es una tarea ineludible si hemos de evidenciar y denunciar las distorsiones que los aparatos políticos del PJ y la UCR han producido sobre esa herencia. Peronistas, radicales, socialistas, sectores de la izquierda nacional e independientes nutridos de tales herencias no pueden sentirse reflejados hoy en los espejos invertidos que las versiones del bipartidismo exhiben como una continuidad degradada, más allá de los símbolos, las marchas, las banderas o la honradez de algunos dirigentes que puedan conmovernos.

El imperativo de la hora es confluir en la construcción de una fuerza política capaz de procesar esa nueva síntesis en un proyecto sustentado en los valores y en las concepciones más entrañables, con la misión de gestar la unidad de quienes hoy dispersan sus esfuerzos desde posiciones electoralistas de corto plazo. Un proyecto estratégico de unidad dispuesto a superar la cultura del miedo y la impotencia, la cultura que naturaliza la corrupción y el despojo; una cultura cuyos tentáculos buscan cooptar o inmovilizar la potencia creativa de nuestros jóvenes, que han de ser los protagonistas principales de esta segunda emancipación.

Alcira Argumedo, socióloga y diputada nacional por Proyecto Sur.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Modelos diferentes o rostros similares de la pedagogía del capital?

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

.

Según un reciente estudio comparativo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) habría dos modelos educativos: Chile y Finlandia como el paradigma de la iniciativa privada; y Argentina y Uruguay que regularían la mercantilización de la educación pública. Con Darío Balvidares conversamos sobre tal informe. A tanta mentira planificada hay que agrietarla con verdades.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

De Gennaro: “Al renunciamiento a los subsidios en mi época se le decía tarifazo”

Gonzalo Dal Bianco (PUNTAL - ACTA)

El diputado del FAP y fundador de la CTA, Víctor De Gennaro, llegó a Río Cuarto y se reunió con dirigentes de Unidad Popular, la fuerza política que busca competir en las elecciones municipales de 2012.

Víctor De Gennaro es fundador de la CTA y dirigente de Unidad Popular, la fuerza política que integra el Frente Amplio Progresista. Pero desde el 10 de diciembre ocupa una de las bancas de la Cámara de Diputados de la Nación, luego de la buena elección que el espacio encabezado por Hemer Binner tuvo a nivel nacional, incluso desplazando del segundo lugar a la UCR de Ricardo Alfonsín.

Ayer, llegó a Río Cuarto manejando su automóvil para participar de un encuentro de dirigentes de Unidad Popular, que busca posicionarse para competir en las próximas elecciones municipales de abril.

Al filo del 2011, De Gennaro aseguró que el año cierra con “novedades trascendentes en la perspectiva política. Nadie puede negar que en los sectores del poder se insistía en que el abanico sólo era Cristina, su descendencia al PJ y el futuro de Macri que implicaba el reacomodamiento de la derecha desde ahí. Pero surgió un emergente nuevo. La novedad política es el FAP, el Frente Amplio Progresista, del cual nos sentimos sumamente felices de ser parte, y que apuesta a una transformación diferente”, señaló.

Admite que “el triunfo contundente de Cristina expresa múltiples facetas. Hay, a no dudarlo, alguna parte de los sectores populares que ve cosas positivas en el Gobierno. Y eso es importante destacarlo, lo que significó un crédito a la continuidad de la política”.

Pero a la par remarcó que “es sintomático el gran auge del Frente Amplio. En Buenos Aires pasamos entre agosto y octubre, de 2 diputados nacionales a 5. Eso porque se alienta un cambio y es el gran desafío, la gran convocatoria de esta fuerza nueva, que se tiene que transformar en una nueva experiencia política. Y estar en Río Cuarto, donde se está lanzando el instrumento electoral por la Unidad Popular y que tiene que ver con compañeros que vienen del peronismo, de organizaciones sociales, con la juventud, expresiones universitarias, cierra un año realmente espectacular”, indicó De Gennaro.

Entre el 54% de octubre y hoy hubo un cambio en la política de subsidios y en lo político un enfrentamiento con Moyano, ¿cambió el gobierno?

No, el gobierno continúa en una política que es aplicar en los hechos cosas que les cuesta reconocer en los dichos. Es ese verso de renunciamiento voluntario a los subsidios cuando en mi época se decía tarifazo. Y eso es lo que hará. En vez de bancarles la rentabilidad a las empresas de servicios a través de impuestos, a través del IVA, como el Estado está medio deficitario necesita dinero fresco y nos pasa esa carga a nosotros. En vez de discutir la renta de las empresas se debate cómo bancarla, ahora con el tarifazo. O eso que avanzamos hacia el primer mundo pero ponemos la ley antiterrorista para la lucha popular. Entonces, eso de decir una cosa y hacer otra, propio del gobierno, continúa. Y en ese sentido, lo nuevo de la política además del FAP es que hay mucha más organización popular. A 10 años de 2001 somos tres veces más, cualquier organización popular. Acá, en Río Cuarto, tenemos una CTA plantada, gremios, en la Universidad tenemos una referencia tanto local como nacional con el nuevo rector, Marcelo
Ruiz. En cada organización barrial, en los jóvenes con Malón, la Constituyente Social. Y se avizora un 2012 con mucho más protagonismo político y debate que está planteando una perspectiva de gobernar a los argentinos y no que nos sigan esquilmando y saqueando la renta petrolera, minera, sojera y financiera. Y sin resolver el drama del hambre o la vergüenza del 82% a los jubilados.

¿Cómo analiza la pelea con Moyano?

En las internas del PJ no me meto.

Pero saben traer consecuencias hacia afuera...

No, lo que suele traer consecuencias graves es castigar a los sectores populares. La rebeldía viene. Esa rebeldía la van a tratar de capitalizar con olfato algunos sectores que tienen que ver con el PJ. Una de las cosas más importantes que hay que aprender es que ellos dicen que son la cabeza del oficialismo y la cabeza de la oposición. Basta de ese verso. Hace tres meses, Hugo Moyano, Cristina, Hugo Yasky como interventor de la CTA inventado por el ministro de Trabajo, la UIA y la Sociedad Rural firmaban el salario mínimo de los trabajadores, castigando a la mayoría de los trabajadores. Eran uno solo. Ahora hay disputas.

¿Cómo imagina el 2012, distinto a los anteriores?

Va a tener un salto cualitativo en la lucha popular. Hay mucha más legalidad, más fortaleza, y aquel supuesto blindaje que nos vendieron en la campaña ya no es tal y se vienen. Pero también lo que se viene es una resistencia con una perspectiva superior. Hoy tenemos una juventud hija del 2001 con compromiso y participación.

¿Y la interna Yasky-Micheli?

Eso ya se terminó hace rato, votamos y ganamos. CTA es la de los trabajadores, la otra no existe.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La historia se repite… 1973 - 2011

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

Corría el año 1973, luego de 18 años de proscripción Juan Domingo Perón obtenía el 61,8 % de los votos y asumía la presidencia de la Nación, el 12 de octubre de ese año.

Pero el General ya estaba en un “laberinto” junto a López Rega, su esposa Isabel Martínez y la burocracia sindical encabezada por el dirigente metalúrgico Lorenzo Miguel.

Unos meses antes había impulsado la formación de un “somatèn”, similar a la organización que conformara Primo de Rivera en España en la década del 30 para reprimir a los activistas de izquierda.

Esta organización, que luego se autodenominara Alianza Anticomunista Argentina -la siniestra Triple A- bajo la conducción del “Brujo”, el Secretario del Presidente y Ministro de Bienestar Social, secuestró y asesinó a mas de 1.500 militantes sociales, sindicales, estudiantiles y políticos en el período 1973 a 1976, que pese a sus características y a que se encuadran en la figura del genocidio, no han sido considerados “crímenes de lesa humanidad” por un juez, afín al oficialismo -Norberto Oyarbide- que sustancia la causa.

Al mismo tiempo y en los últimos días de ese año, el Poder Ejecutivo envió al Congreso un proyecto de ley dirigido a reprimir a las organizaciones revolucionarias, que habían tenido una activa participación en la derrota de la Dictadura y que cuestionaban al poder real en manos de la gran burguesía financiera, industrial y agraria.

En la norma, bajo un tipo penal no definido -actividades subversivas- se criminalizaba no sólo la actividad armada, sino también todas las formas de organización de los sectores populares que cuestionaban a las conducciones sindicales y políticas.

Los diputados de la Juventud Peronista, entre los que estaban Armando Croatto, Santiago Díaz, Aníbal Iturrieta, Carlos Kunkel y Rodolfo Vitar -entre otros- le pidieron una urgente reunión al Presidente, adelantando que no votarían la reforma pretendida.

Al mismo tiempo, desde el Frente Antiimperialista y por el socialismo -FAS-, comenzamos a preparar una gran movilización, junto con los compañeros de la Juventud Peronista de las Regionales.

Luego de un período en que habíamos caminado por senderos diferentes la perspectiva clara de que comenzaba a aflorar el pacto del viejo Líder con los sectores dominantes, hacía posible este acuerdo.

Sin embargo el intento de copamiento de la Unidad Militar de Azul llevado a cabo por el Ejército Revolucionario del Pueblo -ERP- el 17 de enero de 1974, impidió el acercamiento, momentáneamente, y suspendió la concentración conjunta prevista.

Años más tarde, el PRT -dirección político militar del ERP- realizó una autocrítica, considerando que esta acción había sido absolutamente inoportuna.

En el encuentro con los integrantes de la bancada de la Juventud, el Presidente fue terminante, ratificando su alineamiento con la derecha del Movimiento, al manifestar, que los que no votaran la norma enviada al Congreso serían expulsados.

La respuesta, valiente, de aquellos compañeros fue presentar su renuncia a las bancas el 24 de enero de aquél año 74.

Varios de ellos fueron asesinados años mas tarde.

En estos días, ejercitando la mayoría automática que posee en el Congreso, el Ejecutivo remitió un proyecto de Ley Antiterrorista exigida por el Departamento de Estado norteamericano, a todos los países “aliados”.

En la misma, como en aquel proyecto de Perón, no se define claramente a que se considera “actividad terrorista”, por lo que podrían ser imputados por la comisión de este “delito” desde los que compran dólares o monedas extranjeras en el contexto de una “corrida bancaria”, a los que participan en una movilización con corte de calles o rutas en reclamo de derechos vulnerados, e incluso, acaba de decirlo un vocero presidencial, las publicaciones en los medios masivos de información -diarios y revistas- o la propalación de noticias en las radio y canales de televisión “opositores”.

En esta oportunidad, no hubo disidencias en la bancada del Frente para la Victoria, por el contrario los “diputados progresistas”, que acompañan al gobierno “desde la izquierda” -Heller, Sabatella, Raimundi, Rivas, entre otros- votaron esta ley represiva, exigida por la Casa Blanca y cuestionada por organizaciones sociales y de derechos humanos.

En aquellos 70, como en esta oportunidad, la aplicación de estas normas quedaba y queda a criterio de jueces, muy poco “independientes”, con clara sujeción al poder político.

Así fue que el 14 de marzo de 1974, invocando la norma citada, El “Viejo General” dispuso la clausura del Diario “El Mundo”, cuya dirección ocupaba en ese momento el autor de esta nota.

Se repetirá la historia en esta oportunidad ¿Será como farsa o como tragedia? El tiempo dirá.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex director del Diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Organizaciones y especialistas, preocupados por el alcance de la nueva Ley Antiterrorista

PUNTAL - ACTA

La normativa reclamada por el Grupo de Acción Financiera Internacional fue aprobada el pasado jueves en el Senado. Defensores de derechos humanos denuncian que es inconstitucional y que permite la criminalización de la protesta social.

Diversas organizaciones sociales, abogados y defensores de los derechos humanos expresaron gran preocupación ante la reciente aprobación de la Ley Antiterrorista. La normativa fue reclamada por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y sancionada el pasado jueves en el Congreso. Especialistas indican que la modificación que se introdujo en el Código Penal es inconstitucional y que su ambigüedad le permite al poder político y judicial criminalizar la protesta social al interpretarla como “actos con finalidad terrorista”.

En la madrugada del jueves, el Senado aprobó por 39 votos favorables y 22 negativos la ley sobre antiterrorismo, que tan sólo una semana antes había recibido diversos cuestionamientos cuando obtuvo media sanción en Diputados.

Se trata de una reforma al Código Penal que el Gafi reclama a nuestro país bajo amenaza de excluirlo del G-20, grupo de los 20 países más industrializados y emergentes.

La reciente modificación contó con el apoyo del bloque oficialista y busca profundizar la Ley Antiterrorista que ya había sido sancionada en 2007 en nuestro país mediante la incorporación de un tratado internacional.

La reforma central introducida en esta nueva etapa establece que las penas ya establecidas en el Código Penal se duplicarán cuando los delitos hayan sido cometidos “con la finalidad de aterrorizar a la población u obligar a las autoridades públicas nacionales o gobiernos extranjeros o agentes de una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo”.

Según abogados de organizaciones sociales y de derechos humanos de la provincia de Córdoba, la ambigüedad que rodea al concepto de terrorismo en el texto de la ley la transforma en un instrumento peligroso que permitiría a los jueces violar distintos derechos constitucionales.

A nivel nacional, su aprobación también ha sido duramente cuestionada ya que permitiría avanzar en la criminalización de la protesta social.

Así lo manifestaron diversos sectores políticos y sociales entre los que se encuentran el Frente Amplio Progresista, referentes del radicalismo, la CTA y cientos de colectivos y organizaciones sociales del país. También expresaron fuertes cuestionamientos personalidades como el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, el periodista Horacio Verbitsky y el juez de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni.

Protesta social y terrorismo

La polémica ley pretende sancionar las “actividades delictivas con finalidad terrorista”. Sin embargo, según diversos especialistas, el modo en que se aborda este concepto permitiría su aplicación ante cualquier manifestación de las protestas sociales.

El abogado Sergio Job, integrante del Movimiento Lucha y Dignidad de Córdoba y de la Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos Humanos, explicó que la normativa sancionada en los últimos días profundiza la ley antiterrorista aprobada en 2007 “duplicando las penas del Código Penal y manteniendo ambigüedad en qué es un terrorista”.

“En realidad cualquier organización social y cualquier persona que salga a reclamar entra en esa categoría”, dijo. En este sentido, recordó que según este instrumento legal cualquier persona que usara un método para forzar a un gobierno u organismo internacional a realizar un acto o dejar de hacerlo es considerado terrorista.

“Uno cuando hace una huelga está forzando a un Estado, por ejemplo, a aumentar un salario. Cuando piqueteros o movimientos sociales salen a cortar la ruta para exigir, por ejemplo, que dejemos de pagar la deuda al FMI, es un acto de terrorismo. Cualquier medida de fuerza puede ser interpretada como terrorismo; no se han respetado las medidas constitucionales”, argumentó el profesional respecto a los peligros que conlleva la flamante ley. Incluso, Job relacionó esta definición con el discurso presidencial emitido semanas atrás: “Cristina dijo que la huelga está siendo utilizada como un método de extorsión; se ha ido construyendo un relato que legitima esta concepción”.

Por su parte, Claudio Oroz, abogado de distintos organismos de derechos humanos y sindicatos en Córdoba, advirtió que según lo estipulado por la normativa la finalidad terrorista “puede aplicarse a cualquier actividad delictiva”, lo que quedaría sujeto a la interpretación del juez interviniente.

En tanto, el abogado de la CTA Córdoba, Eugenio Biafore, también se mostró alarmado por el texto aprobado en el Senado. “Nos parecen preocupantes los márgenes abiertos que deja a delitos que, en el tipo y su conformación, apuntan a la conflictividad social. Cuando la técnica legislativa no es la propicia, se abre una posibilidad de judicializar la protesta”, expresó.

Una norma inconstitucional

El artículo 19 de la Constitución Nacional establece: “Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe”.

Es especialmente en relación a este artículo que los especialistas apuntan a la inconstitucionalidad de la Ley Antiterrorista. Al respecto, Oroz señaló que la reforma introducida por la normativa transforma a los delitos que se cometen con una finalidad terrorista en “tipos penales abiertos que son inconstitucionales porque en la práctica violan el Principio de Reserva Penal, establecido en el artículo 19 de la Constitución”.

Para que dicho principio se respete los delitos deben estar tipificados de manera taxativa, algo que la Ley Antiterrorista no respeta dada su ambigüedad.

“La consecuencia es tener tipos penales abiertos que dejen librado a la interpretación judicial la finalidad de un acto, que es algo que sólo está en la mente de una persona”, dijo Oroz. Justamente en respuesta a estos cuestionamientos, la reforma del artículo 41 del Código Penal que incluye la polémica ley establece que la duplicación de las penas “no se aplicarán cuando el o los hechos de que se traten tuvieren lugar en ocasión del ejercicio de derechos humanos y/o sociales o de cualquier otro derecho”.

Sin embargo, Oroz destacó que este apartado no modifica la inconstitucionalidad de la norma, ya que los límites que establece para la libre interpretación del juez no son lo suficientemente claros.

El poder del juez

De este modo, uno de los mayores peligros que acarrea la Ley Antiterrorista se relacionaría con el poder que le otorga a los jueces, quienes en última instancia decidirían en qué ocasiones aplicarla. Job expresó que pese a las excepciones planteadas por la norma “queda a voluntad del juez definir si el acto se da en el marco de una protesta social o si es por extorsión o directamente un acto de terrorismo”.

Y continuó: “Sabiendo lo conservador que es el Poder Judicial eso no es garantía de nada porque después va a haber que demostrar que realmente era en el marco de un movimiento social y que en realidad el movimiento social estaba reclamando un derecho. Es fácil tergiversarlo”.

En este sentido, recordó que la primera etapa de la legislación antiterrorista, sancionada en 2007 también tipifica este delito de manera imprecisa. Acerca de su contenido, el abogado expresó: “Era tan ambiguo que cualquiera que tuviera una gomera significaba que era terrorista. También se consideraba terrorismo a aquellos grupos que tuvieran relación con organizaciones y movimiento de otros países, algo que tienen casi todas la organizaciones”.

Según ejemplificó el abogado, las implicancias de la ley antiterrorista se hacen evidentes en la realidad chilena, donde ya se encuentran en vigencia las legislaciones reclamadas por el Gafi. Allí, en diversas ocasiones las comunidades mapuches son consideradas un movimiento terrorista, aduciendo entre otras cuestiones que poseen vinculaciones con las FARC.

En este marco, el integrante del Movimiento Lucha y Dignidad concluyó que el concepto de terrorismo se constituye como “un significante vacío, que va a ser llenado por las conveniencias del poder de turno”. En concreto, el principal poder que la nueva ley le conferiría a los jueces es el de duplicar las penas estipuladas por el Código Penal.

El aspecto más preocupante de esta disposición,indicó Oroz, se daría en relación a figuras como daños, resistencia a la autoridad e intimidación pública, que suelen aplicarse para criminalizar las protestas sociales. Si el juez interviniente considera que existió una finalidad terrorista en el delito, en algunos casos las penas máximas aplicables a los manifestantes podrían pasar de 10 a 20 años.

Ante estas posibilidades, Oroz reflexionó: “Estaríamos aplicando inconstitucionalmente una figura, mucho más cuando esto está hecho para seguir permitiéndonos estar en el Gafi y el G20. En un país como el nuestro, teniendo en cuenta no sólo lo que ocurrió en la época de la dictadura, sino también lo que se hizo en el 2001 con 39 muertos en la calle, es algo realmente preocupante”.

Y continuó: “Darle estos instrumentos a un Poder Judicial como el argentino, que sigue siendo el poder menos democratizado y que es el refugio más conservador, con honrosas excepciones, y que encima no puede estar controlado por los ciudadanos porque no es elegido, es un verdadera avasallamiento a la Constitución”.

Preservar la soberanía

Además de la Ley Antiterrorista, el Senado aprobó una legislación para ampliar las sanciones contra el lavado de dinero, también solicitada por el Gafi para proteger al sistema financiero mundial del blanqueo ilegal de fondos.

En este marco, los cuestionamientos expuestos por diversos sectores sociales no sólo se reducen a los peligros de criminalizar la protesta social sino también a los orígenes de estas leyes. “Esta propuesta legislativa no fue lo suficientemente difundida ni discutida por la población, sino que se aprobó por el requerimiento de organismos internacionales”, dijo Biafore al respecto.

El juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni también criticó duramente las leyes aprobadas. En declaraciones a Radio Nacional Córdoba aseguró que el Gafi “nos extorsiona de modo que si no sacamos esas leyes, nos va a sancionar económicamente” cuando originalmente el organismo no tiene facultades para hacerlo, ya que su función es emitir recomendaciones a los gobiernos.

Además, señaló que nuestro país no necesita “para nada” una figura como el terrorismo: “En Argentina, la muerte de una sola persona con un medio capaz de causar grandes estragos tiene pena perpetua en nuestro Código desde hace 90 años”, dijo.

En cuanto a la ley que incorpora como delitos las acciones destinadas a afectar el orden económico y financiero, Zaffaroni sostuvo que “Argentina está extorsionada por este organismo que se ocupa de garantizar que el lavado de dinero se haga solamente en el hemisferio norte”.

Retomando las afirmaciones del juez, Oroz advirtió que “la cuestión del terrorismo esta enmarcada por el paradigma de los Estados Unidos, que le ha permitido invadir países que supuestamente tenían armas de destrucción masiva y que después de años de guerra no se han encontrado”.

“Justamente es en estas situaciones donde tenemos que tratar de preservar nuestra soberanía. La experiencia que tenemos de cómo son usadas las normativas internas para violar los derechos humanos debería hacernos reflexionar sobre estas cuestiones impuestas por el sistema financiero internacional”, sostuvo el abogado.

La criminalización de la protesta social en Argentina y Latinoamérica

Según los abogados de organizaciones sociales de Córdoba, la Ley Antiterrorista se enmarca en un fenómeno mundial que se expresa de diversas maneras en América Latina. Job advirtió que “la criminalización de la protesta social en Argentina está en consonancia con lo que pasa en el resto de los países latinoamericanos”.

En este sentido, destacó que existe “una guerra generalizada del poder contra los sectores populares”, un fenómeno que en aquellas zonas con una alta conflictividad se manifiesta a través de la intervención del ejército y en lugares de baja conflictividad por medio de la policía.

Esto último, dijo el integrante de la Coordinadora Antirrepresiva, es lo que está ocurriendo en nuestra provincia con la aplicación del Código de Faltas.

“La Ley Antiterrorista y el Código de Faltas tienen en común que salen de los mismos centros de pensamiento de Estados Unidos y los países poderosos. Están inscriptos en una lógica del capitalismo de guerra que vienen planteando muchos autores”, aseguró.

El abogado advirtió que, a excepción de Cuba, Bolivia y Venezuela, “en todo el Cono Sur se vienen votando leyes en términos de seguridad interna”.

A su vez, puntualizó que en aquellas zonas donde existe una resistencia armada, como ocurre con el Ejército Popular Paraguayo, está aumentando la intervención del ejército y la militarización de territorios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Navidad

Carlos del Frade (APE)

El sistema condenó a María y José a tener su hijo entre los animales.

De allí el establo, el pesebre.

Era la orden: ustedes son animales para nosotros, los poderosos, las minorías privilegiadas.

Sin embargo, los dos apostaron al amor, la esperanza y la lucha para que el futuro exista también para ellos.

El pibe se hizo revolucionario y hasta la fecha sigue mostrando que la pelea por un lugar más humano para los que son más es el sinónimo de la palabra felicidad.

Y la postal se repite en distintas geografías atravesadas por crónicas diferentes.

Noticias que revelan amores que insisten.

Hechos que no se agotan en los segundos de televisión fugaz.

Siguen las Marías, los José y los Cristos.

En Libertador General San Martín, por ejemplo, en la provincia de Jujuy, aquélla donde su pueblo resistió decenas de invasiones y produjo movilizaciones que luego permitieron la independencia argentina, hay chicas muy jóvenes que no tienen trabajo estable y están exiliadas de los mimos de las escuelas.

Una de ellas, Andrea, que supo animarse a pedir dignidad con forma de un pedazo de tierra al dueño de toda la tierra que allí se llama Ingenio Ledesma; vive ahora en una casilla arrancada a pura lucha porque quiere que su hija crezca como una mujer libre y que pueda elegir la forma del mañana.

Andrea es tan obstinada como lo era esa María de la que se habla desde hace tanto tiempo: no se resigna e insiste.

En Vera, en el norte profundo santafesino, donde todavía se sufren las consecuencias de las garras da La Forestal, Néstor Vargas, con solamente veintisiete años, murió porque vivía manejando productos agroquímicos. Buscaba ganarse la existencia y encontró la derrota de la que ya no hay revancha. Dejó cuatro pibes pero cada uno de ellos insistirá en tener un destino propio y no el que imponga el capataz de turno.

Cuenta Rosa Nehuelquir, la mujer que junto a su marido pelean contra el imperio de Bennetton en la provincia de Chubut, que ellos están en ese pedazo del paraíso desde mucho antes que los dólares del empresario hayan tasado la vida de la familia como si fueran simples animales del paisaje patagónico. Allí están los dos, insisten en defender su lugar en el mundo, se obstinan en decir que merecen ser respetados. Igual que aquellos dos que escapaban del imperio romano en la segunda provincia, en Galilea.

Dicen que muchas familias que ocuparon el Indoamericano siguieron sufriendo distintos grados de persecuciones de parte de integrantes de fuerzas de seguridad y punteros políticos varios. Pero más allá de esas permanentes amenazas decidieron traer sus hijos al mundo convencidos que los días por vivir serán paridos por las luchas cotidianas aunque los Herodes insistan en multiplicar su odio.

O en La Primavera, en Formosa, donde la comunidad qom abraza a sus pibes y sigue reclamando tierra, pan, trabajo y dignidad, ya sea en la selva o en las avenidas prepotentes cercanas a la Casa Rosada.

Se multiplican las Marías, se multiplican los José y también se multiplican los Cristos.

Es lo que no pueden entender los Herodes de siempre.

Que los que luchan contra los crucificadores siguen naciendo y creciendo a fuerza de amor, esperanza y lucha como sinónimo de futuro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Guillermo Salas, el sheriff platense IV: Un final abierto en las calles (...)

INDYMEDIA

Un final abierto en las calles, un final cerrado en la justicia.

Este artículo es la cuarta y última parte de la serie de relatos de la vida delictiva de Guillermo Salas. Sin embargo, la presente entrega no está dedicada exclusivamente al jefe de calle de la Comisaría 1° de La Plata, sino también a sus colegas. La dependencia policial en cuestión ha recibido numerosas denuncias por torturas y golpizas, sufridas principalmente por jóvenes que trabajan o viven en la calle. El factor común de los hechos que se narran a continuación es que, en ningún caso, la causa judicial tuvo algún tipo de avance más allá de las pocas hojas que conforman la denuncia. Un limpiavidrios detenido 25 veces por averiguación de identidad y chicos que ya no se inmutan ante las golpizas son algunos de los protagonistas. Dos denuncias realizadas a la Comisaría 1° mientras se escriben estas líneas se suman a la lista.

Foto: La Comisaría 1° de La Plata sigue acumulando denuncias

Farías el "rompehuesos"

“A las 8:30 de la noche me paró un patrullero porque, supuestamente, había robado pero no me encontraron nada (…) yo estaba solo, me pusieron las esposas y empezaron a pegarme ahí mismo en la calle”. Así empieza la denuncia realizada por un joven de 14 años en julio de 2009 cuando tres los policías lo interceptaron en las calles 3 y 48. Tras interrogarlo ahí mismo acerca del paradero de un supuesto cómplice, fue subido a un patrullero que arribó al lugar. En el mismo, un oficial se sentó al lado suyo golpeándole la cabeza contra el vidrio hasta llegar a la Comisaría 1° donde fue bajado de los pelos y llevado al calabozo. Allí lo desnudaron mientras otro policía le decía “que se fuera a molestar a otro lado”. Estuvo cerca de ocho horas detenido antes de ser llevado a las tres y media a un instituto de menores ubicado en diagonal 73 y 115. Tras comer y bañarse se iría por diagonales 73 hasta llegar a calle 10 para dormir al costado de un edificio.

El joven sostuvo que, una vez en la comisaría, los oficiales habían intentado incriminarlo en un robo, sosteniendo que le habían encontrado un revolver, y haciéndolo firmar papeles que no pudo leer. Entre los uniformados que lo torturaron afirmó que a uno le decían “Farías el rompehuesos”, quien haría referencia al subteniente Leonardo Farías, legajo 160.145, que desde hace varios años trabaja en la comisaría de Guillermo Salas. A los demás golpeadores el joven manifestó conocerlos previamente, cuando eran bicipolicías, “pero ahora andan en móviles”, según afirmó. “Uno es rubio con nariz redonda corta y el otro una nariz grande y también rubio, el que iba en el móvil pegándome, el que me pegó en la comisaría es uno gordito de rulitos” describió a la vez que dijo poder reconocerlos en una rueda de reconocimiento.

Ese mismo año pero en octubre, un trabajador de la Secretaría de Derechos Humanos se sorprendería al ver a tres chicos en situación de calle con evidentes lastimaduras. Ellos no pasaban los 15 años, y le dijeron con naturalidad que las lesiones se las habían producido policías de la Comisaría 1°. Un hematoma en el ojo derecho y las muñecas lastimadas eran las heridas presentadas por uno de los chicos, mientras moretones en piernas y brazos enseñaba otro. Esto había sucedido a pesar de una medida de resguardo dictada por el Juez en lo Contencioso y Administrativo Luis Arias, ya que los mismos chicos habían sido víctimas del ataque a jóvenes en situación de calle perpetrado un año atrás en la Plaza San Martín.

Foto: Limpiavidrios realizaron una huelga en protesta contra la violencia policial a principios del 2011

25 veces detenido para conocer su identidad

La ley 13482 reglamenta la unificación de las normas de organización de las policías de la provincia de Buenos Aires. Su artículo 15, inciso c, concede a la fuerza bonaerense la potestad de detener arbitrariamente a cualquier persona en la vía pública:

ARTICULO 15. El personal policial está facultado para limitar la libertad de las personas únicamente en los siguientes casos:
c) Cuando sea necesario conocer su identidad, en circunstancias que razonablemente lo justifiquen, y se niega a identificarse o no tiene la documentación que la acredita.

Durante el 2010 y los primeros meses del 2011, un limpiavidrios -que aquí se lo referenciará como D.S. -, aseguró haber sido detenido alrededor de 25 veces por oficiales de la Comisaría 1°, siempre bajo la figura de “Averiguación de Identidad” A.I.. El objetivo de la policía era echarlo junto a sus amigos de la Plaza Moreno, donde él trabajaba y vivía. La intención y el motivo dejó en claro un oficial en diciembre cuando le dijo “que se fueran de ahí porque al intendente Bruera le molestaban”. Esas palabras fueron el inicio del amedrentamiento que padecería D.S. y sus amigos durante el verano 2010-2011.

El 15 de enero por la mañana, D.S. se encontraba en Plaza Moreno junto a sus amigos cuando dos patrulleros se subieron a la misma y bajaron del móvil dos oficiales, uno armado con una itaka, al grito de “al piso”. A pesar de obedecer a los uniformados, fueron golpeados y luego notificados de que eran sospechosos de un robo y el damnificado se dirigía hacia allí para reconocerlos. En una suerte de rueda de reconocimiento realizada allí, la víctima del robo negó que alguno de los limpiavidrios haya sido el autor del ilícito.

A los cinco días de este suceso, el 20 de enero, el Capitán Guillermo Salas fue a la plaza para decirle a D.S. “que lo había llamado Bruera directamente y que le había indicado que en 15 minutos lo saque de la plaza”. Sin embargo, en menos tiempo, un camión de la municipalidad se ubicó en la equina de 12 y 51 donde D.S. trabajaba, y secuestró cinco colchones, cuatro frazadas y ropa que los limpiavidrios tenían allí. Al día siguiente la Comisaría 2° se encargaría de llevarse las demás cosas que guardaba en otro punto de la ciudad.

El 25 de enero policías intentarían detenerlo, pero fueron impedidos a raíz de la reacción de sus amigos. Semanas después, el 8 de febrero, otros policías se acercarían a la plaza alrededor de las once y media de la noche insultando a un limpiavidrios. Cuando D.S. le dijo que no le hablará así a su amigo, el oficial llamó a D.S. por su apellido diciéndole “que ahora él mandaba en la plaza y que no lo quería ahí”. El uniformado también lo amenazó diciéndole que “él no iba a hacer como los demás, que no lo iba a mandar preso, sino que lo iba a hacer desaparecer; le iba a tirar un fierro y nadie iba a preguntar por él”. Al preguntarle D.S. el nombre, el policía se identificaría como Sánchez Carlos con número de móvil 39216.

D.S. sería detenido en la madrugada del 2 de marzo, luego de que alrededor de 8 policías abordarán la zona donde se encontraba con sus amigos. En la plaza fue golpeado y en el patrullero amenazado de que los padecimientos seguirían en la comisaría. Dos días después los limpiavidrios en repudio a los hostigamientos realizaron la primer huelga de limpiavidrios que se conozca. Durante la tarde del 4 de marzo se apostaron con carteles en la esquina de 12 y 51 limpiando autos gratis e informando a los transeúntes de su situación. Durante la mañana previa al reclamo, un policía le señaló a D.S. que “si el municipio le da la orden de darle un tiro en la cabeza él va a ir y se lo va a dar”. Poco después, en una reunión con un funcionario municipal, D.S. recibiría una oferta de quinientos pesos para no realizar el reclamo.

Un final abierto en las calles

En julio del 2011 se conoció públicamente un nuevo atentado que involucraría a personal de la Comisaría 1°. Felipe Ayala Gamboa, alías Rooney, se encontraba en 11 y 44 cuando un patrullero frenó a su lado y dos policías bajaron al grito de “arriba las manos”. Ante la pregunta de Rooney de qué sucedía, uno de los oficiales lo tiró al piso y empezó a golpearlo.

Foto: Rooney fue golpeado en plena calle / Fuente: Diario Diagonales - INDYMEDIA

El joven es hermano de Sandra Ayala Gamboa, quien el 16 de febrero de 2007 fue secuestrada, violada y asesinada en el ex archivo del Ministerio de Economía. La joven que había llegado a La Plata desde Perú con la intención de estudiar, acudió aquel día al ministerio bajo la promesa de un trabajo. A los pocos días de su desaparición, en la Comisaría 1° se negarían a recibir la denuncia de la madre.

Cuando Rooney manifestó su relación con Sandra, señaló que los policías se ensañaron aún más con él y se marcharon del lugar rápidamente.

Durante las últimas semanas, la Comisaría 1° a cargo del Comisario Marcelo Tidoni, protagonizó dos denuncias más por violencia policial, que cobrarían difusión a través del diario local El Día. En la madrugada del 9 de diciembre, un móvil policial se dirigía a la esquina de 4 y 49 donde se había producido una pelea entre dos grupos, pero al llegar al lugar se encontraron con un joven de 19 años que sostuvo que los grupos se habían dispersado. Sin embargo, los oficiales descreyeron la versión del joven y lo llevaron a la comisaría. Una vez en el calabozo denunció que “entre tres policías, dos hombres y una mujer, me empezaron a golpear". También agregaría que “con la culata de una itaka me quebraron el dedo gordo del pie derecho; me pegaron una trompada en el ojo derecho, que después se me hinchó, y tengo hematomas en la espalda por piñas y patadas”.

Días después, el lunes 19 de diciembre, una joven de 27 años era echada de un bar ubicado en 1 y 46 cuando un patrullero llegó al lugar. Según señaló, los policías la maltrataron y dejaron que la gente del bar rompiera su moto. También sostuvo que los oficiales le robaron plata y los documentos. Una vez en la Comisaría no le informaron porque se encontraba detenida, según denunció, y señaló que “apareció un señor que empezó a golpearme, me gritaba, me decía de todo y me revoleó por la cabeza algunas pertenencias”

Foto: Guillermo Salas

Un final cerrado en la justicia

En los condados de Estados Unidos el sheriff tiene bajo su responsabilidad el cumplimiento de la ley en el territorio, siendo un cargo político policial al ser una autoridad elegida por los mismos ciudadanos. Guillermo Salas también ha sido elegido, pero implícitamente, por un sector de la sociedad. El jefe de calle de la Comisaría 1° ha encarnado el grito de mano dura, que consiste en una represión focalizada en los sectores más vulnerables y estigmatizados de la sociedad.

Distintos sheriffs a lo largo de la provincia garantizan un trabajo similar al perpetrado por el jefe de calle de la Comisaría 1° y sus colegas. Sin ir más lejos, a principios de este mes, el defensor oficial del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil Julián Axat denunció a la Comisaría 12° “con motivo de torturas y apremios ocurridas en la noche del día 28 de noviembre” a un chico. También a la Comisaría 3° por el caso de un joven de 17 años que afirmó sufrir una constante persecución por parte del servicio de calle

Ante el accionar delictivo de Guillermo Salas y sus colegas, la Justicia se ha posicionado en un lugar más cercano a la complicidad que a la ineficiencia

La causa por la golpiza al joven que se encontraba en 3 y 48, duerme en las oficinas del fiiscal Marcelo Romero, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 6 . El caso de los tres chicos golpeados haría lo mismo en la UFI N°4 del fiscal Fernando Cartasegna. Por el amedrentamiento al joven limpiavidrios, el Comité Contra la Tortura de la Comisión por la Memoria presentaría un pedido de Habeas Corpus en el Juzgado de Garantías N°6 de Fernando Mateos, con un exhaustivo relato de los sucesos. Sin embargo, el pedido sería rápidamente rechazado con pocos argumentos.

La joven abusada por el jefe de calle vio como el fiscal encargado de investigar cerraba la causa; el Consejero Estudiantil Facundo Ferray vio como el Juez César Melazo lo procesaba por protestar contra la violencia de Salas; el joven Gandia que se negaba a robar para la comisaría conoció el exilió cuando el fiscal no pidió medias de resguardo; D.G. conoció la Unidad 38 de Magdalena cuando el Juez Fernando Mateos rechazó su habeas corpus y fue víctima de un armado de causa.. Irónicamente quienes más han pagado por los delitos de Salas, son sus víctimas, para quienes hacer públicas sus denuncias representa un nuevo peligro. De esta forma, la impunidad policial parece estar garantizada.

Si Guillermo Salas se ha convertido en el sheriff que con mano dura y bajo sus propias leyes rige el centro platense, la Justicia se ha encargado de resguardarlo y avalar sus prácticas cuando fuese necesario.

Ver también:

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...