martes, 10 de enero de 2012

Estados Unidos, una Guantánamo gigante: "Los inmigrantes ya están sujetos a un régimen parecido al antiterrorismo"

Gabriel Conte (MDZOL)

Aviva Chomsky, historiadora estadounidense experta en temas migratorios, catedrática del Salem College de Massachusetts e investigadora de Harvard. La hija del lingüista Noam Chomsky habló en exclusiva con MDZOL sobre los efectos de la ley antiterrorista en su país. Obama, "esa desilusión".

La nueva legislación estadounidense en contra del terrorismo está siendo tan o más criticada que la legislación similar aprobada en la Argentina y por los posibles mismos efectos paradojales: la persecución de cualquier disidencia interna.

Ayer, la BBC dio a conocer una visión simbólica de lo que podría convertirse "el país de la libertad" con su aplicación: "Una gran Guantánamo". Ésto, a raíz de que se permite la detención de todo sospechoso, por el solo hecho de serlo, por parte de fuerzas militares y por un tiempo indefinido.

En este marco y en medio de un proceso de definiciones electorales, Barack Obama ha puesto en u aprieto a su propio partido. Su gestión es vista lisa y llanamente con un fraude por amplios sectores del campo progresista: hizo menos de lo que prometió, colocó al frente de su gabinete a un hombre de Wall Street, no cambiaron las condiciones sanitarias ni sociales del país, avanzó en la industria bélica como es costumbre de cada uno de sus gobiernos y, entre muchas otras cosas criticables, se amplió a niveles nunca antes conocidos la deportación y persecución de inmigrantes.

Esa idea de un "gran Guantánamo es fuerte".

Recurrimos para pedirle su opinión a una de las expertas más requeridas por su especialización en los Estados Unidos. Se trata de Aviva Chomsky, quien es autora de numerosos libros sobre la historia de la inmigración y una conocida catedrática del Salem State College de Massachusetts, el bates College de Maine y la Universidad de Harvard, en donde fue investigadora. Es hija del lingüista Noam Chomsky y nieta de William Chomsky, fallecido en 1978 y conocido también -en medio de una familia de intelectuales de peso- director del Gratz College y erudito en temas hebreos.

"En algún sentido -sostuvo Chomsky en diálogo con MDZ- creo que los inmigrantes ya están sujetos a un regimen parecido al antiterrorismo, ya que no disfrutan de los derechos bajo la ley que tenemos los ciudadanos".

Sin embargo, prefirió enfatizar en que "esto no es nuevo en la historia de este país: siempre han habido castas o grupos definidos por la ley como grupos sin derechos".

En este punto, la intelectual estadounidense de formación marxista indicó que "hay un paralelo entre la criminalización de los afroamericanos y los inmigrantes en las últimas décadas, en la época del racismo "colorblind" (colorblind racism) en que no se discrimina explícitamente por la raza o el color, pero se crean leyes que criminalizaron a gran parte de la población de color, como la guerra contra la droga (que Michelle Alexander llama ´el nuevo Jim Crow´) y la lucha antiinmigrante".

- ¿Cree que en cierto modo la desilución causada por la administración Obama es lo que le da oxígeno no sólo a la posibilidad del retorno de los Republicanos, sino al crecimiento de propuestas extremas, como las del Tea Party?

- Si, yo creo que muchas personas que creían en la posibilidad de cambios sociales con una presidencia de Obama, y quedaron muy desilusionados. Creo que el Tea Party, como la candidatura de Ron Paul, está atrayendo a diferentes sectores que sienten desempoderados y no tienen un análisis profundo de la situación, pero siguen buscando un camino para cambiarla.

Sobre la carencia de cauces para los que se ilusionaron con el nacimiento, crecimiento y ascenso final al poder de Barack Obama, Chomsky nos dijo: "Si el Partido Demócrata realmente ofreciera un programa social a favor de las mayorías (el 99 por ciento), y en contra de las guerras, yo creo que podría movilizar el apoyo de grandes sectores del público".

El enfrentamiento directo a los inmigrantes que se produjo en varios estados de aquel país es evaluado como uno de los puntos más oscuros de la administración Obama por parte de nuestra entrevistada, más allá de los intentos verbales nacidos en la Casa Blanca por contenerlos o explicarlos. "La aplicación de esas leyes ha aumentado el sufrimiento de muchos inmigrantes y los abusos de los derechos humanos, pero no se ha hecho nada para frenar la migración, que se debe a causas estructurales".

Claro: lo que propone Chomsky es ayudar a cambiar las condiciones de los pueblos que tienen que migrar para que no abandonen sus países, en lugar de cerrarles las puertas en la cara, a pesar de tener que hacer las tareas que nadie quiere hacer en los Estados Unidos.

- ¿A dónde irán los migrantes del mundo frente a una Europa y un Estados Unidos en plena crisis? ¿Latinoamérica? ¿Cree que estamos preparados aquí en el sur para esta situación?

- Las crisis económicas han aumentado la población mundial en situaciones desesperadas. Creo que lo que debemos estar pensando es como hacer cambios en el sistema económica global para que no siga creando estas poblaciones desesperadas. Así que yo cambiaría tu pregunta: no creo que es cuestión de "prepararse" para el influjo de inmigración, sino de cambiar el sistema.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.