viernes, 20 de enero de 2012

Gobierno cubano da nuevo impulso al uso de celulares

XINHUA

El gobierno cubano dio hoy un nuevo impulso a la utilización de la telefonía celular en la isla, al reducir las tarifas para el envío de mensajes por teléfonos celulares (SMS) y aplicar la política de "el que llama paga".

El Ministerio de la Informática y las Comunicaciones (MIC) anunció este jueves la medida y emitió las disposiciones "11" y "12" de 2012 que establecen la rebaja de las tarifas para envío de mensajes por celular y exonera de pago a quien recibe llamadas.

De acuerdo con la resolución 11/ 2012, se rebaja de 0.16 a 0.09 centavos de pesos convertibles (CUC) la tarifa del Servicio de Mensajería Corta (SMS) por cada mensaje, enviado teléfono a teléfono, a través de la red de telefonía celular doméstica.

El resto de las tarifas se mantendrán sin alteraciones: el envío de SMS al extranjero a 1.00 CUC (equivalente a 0,87 centavos de dólar) y la recepción de los mensajes, tanto locales como internacionales, es gratuita, indica el documento.

También, la resolución 12/ 2012 modifica el sistema de tarifas de la telefonía celular, para aplicar la modalidad designada "el que llama paga", cuando las llamadas se establecen entre celulares que pagan en CUC.

Este servicio se presta aun en el caso de que el usuario que recibe la llamada no tenga crédito.

Las tarifas de llamadas telefónicas dentro del país se mantienen sin cambio: 0.45 CUC, cuando se realice de 07:00 a 22:59 hora local, y 0.10 CUC, entre 23:00 y 06:59 del siguiente día.

Ambas resoluciones entrarán en vigor tras su próxima publicación en la Gaceta Oficial.

Cuba cerró el pasado año con más de 1,2 millones de abonados de telefonía celular, cifra similar a las del servicio fijo, de acuerdo con estadísticas oficiales.

El uso de teléfonos móviles por la población fue liberado por el presidente Raúl Castro en abril de 2008, como parte de las reformas para mejorar la calidad de vida de los cubanos, que emprendió tras suceder en el poder, en febrero del mismo año, a su hermano y líder de la Revolución, Fidel Castro, quien dejó el cargo por enfermedad.

Hasta entonces, los servicios de la telefonía móvil estaban reservados para usuarios extranjeros, compañías e instituciones del Estado, con un total de 198.000 clientes.

A partir de la ampliación del servicio a los cubanos, la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) ha aplicado disminuciones graduales en el costo para activar las líneas con hasta un 80 por ciento de rebaja, y en la actualidad la cuota es de 30 CUC.

Etecsa comenzó a operar con capital mixto italiano y cubano en 2003, cuando en Cuba apenas había 43.000 teléfonos móviles.

En febrero de 2010, el Estado cubano, por intermedio de seis empresas, compró el 27 por ciento de las acciones de la compañía italiana Telcom, con lo que adquirió el control total de Etecsa.

También ha desarrollado promociones que incluyen la posibilidad de recibir recargas desde el exterior.

Esa política de precios permitió en 2011 incrementar en 300.000 las líneas móviles en el país, en relación con el año anterior.

Funcionarios estatales del sector consideran que esas cifras aún "son muy bajas" entre una población que sobrepasa los 11,2 millones.

El gobierno ha invertido más de 1.000 millones de dólares en su telefonía en la última década, 200 millones de los cuales se han canalizado al sistema móvil, pues la perspectiva es alcanzar unos 2,4 millones de usuarios en 2015.

La intención, aseguran las autoridades, es desarrollar las comunicaciones y continuar expandiendo la telefonía móvil para convertirla, de manera paulatina, en un servicio accesible a la mayoría de la población.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.