martes, 10 de enero de 2012

India y China dispuestas a superar diferendo fronterizo

PL

La India y China retomarán el diálogo sobre su diferendo fronterizo en una reunión a nivel de representantes especiales que tendrá por sede a esta capital a mediados de este mes.

La decimoquinta ronda de conversaciones sobre el sensible tema se centrará en la creación de un marco propicio para acordar un mapa de fronteras mutuamente aceptable, indicaron fuentes diplomáticas citadas hoy aquí por medios de prensa locales.

El principal interlocutor por la parte india será el consejero de Seguridad Nacional, Shankar Menon, mientras la parte china se hará representar por el consejero de Estado, Dai Bingguo, confirmaron.

Originalmente las negociaciones estaban programadas para noviembre, pero China las canceló de momento en protesta por la celebración en la India de una conferencia budista en la que el Dalai Lama iba a pronunciar el discurso central.

El incidente no impidió que las partes, considerando la sensibilidad del tema, decidieran retomarlo cuanto antes y a un alto nivel.

Las conversaciones están entrando en su parte más complicada porque establecerán las bases sobre las cuales se fijarán los nuevos límites territoriales de los dos países, comentaron las fuentes.

También se espera que las partes acuerden un mecanismo de comunicación directa para reportarse sin dilación casos de intrusiones o incidentes resultantes de percepciones erróneas respecto a la actual Línea de Control.

Menon y Dai también intentarán limar ciertas diferencias que han ensombrecido las relaciones entre los dos gigantes de Asia en los últimos meses.

Hace unos días, las autoridades chinas negaron visa a un funcionario de la Fuerza Aérea que formaba parte de una delegación militar por ser originario del nororiental estado indio de Arunachal Pradesh, que China reclama como propio.

También recientemente, dos comerciantes indios fueron detenidos en la ciudad china de Yiwu y solo fueron puestos en libertad después de una intensa intervención diplomática de Nueva Delhi.

En ese contexto, Beijing reiteró que una de sus prioridades en materia de política exterior este año será profundizar la confianza mutua con la India, mantener los intercambios de alto nivel, profundizar la cooperación en diversas áreas y manejar apropiadamente las cuestiones relativas a la relación bilateral.

Ambas naciones comparten una escabrosa frontera de cuatro mil 500 kilómetros que ha sido motivo de varios encontronazos diplomáticos y militares, el más grave de los cuales fue una breve guerra en 1962 en la región del Himalaya.

El territorio en litigio abarca unos 90 mil kilómetros que la India reconoce como uno de sus 28 estados (Arunachal Pradesh) y que la China llama Tíbet del Sur.

Diferendos aparte, Nueva Delhi y Beijing aspiran a ampliar sus intercambios comerciales para llevarlos de sus actuales 60 mil millones de dólares a 100 mil millones en el 2015.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.