viernes, 13 de enero de 2012

Justicia española reactiva causa sobre torturas en Guantánamo

PL

La Audiencia Nacional (AN) de España ratificó hoy su competencia para investigar los delitos de torturas perpetrados por Estados Unidos en su centro de reclusión ilegal de Guantánamo (Cuba).

En un auto notificado este viernes, el juez de la principal instancia penal española Pablo Ruz decidió reactivar la causa, tras considerar que no hay constancia de que las autoridades judiciales británicas o estadounidenses estén investigando el caso.

De esa manera, el magistrado retomó la querella interpuesta por el ciudadano marroquí Lahcen Ikassrien por las torturas sufridas durante su detención en ese penal.

Ruz argumentó que los hechos denunciados por Ikassrien pueden ser constitutivos de delitos de torturas y de otro de guerra, y acuerda proseguir la pesquisa al entender que ésta no se sigue en ningún otro país y existen "vínculos relevantes con España".

El juez se basó en una resolución dictada en febrero de 2011 por la Sala de lo Penal de la AN, que dio luz verde a la denuncia presentada por Ikassrien.

Esa instancia admitió la "competencia por cuestión de arraigo" de dicha denuncia, pues el demandante vivió 13 años en España, donde sigue residiendo.

La Audiencia acordó entonces que Ruz prosiguiera con la causa abierta en 2009 por el ahora suspendido magistrado Baltasar Garzón, en contra del criterio de la Fiscalía para investigar las torturas en la cárcel de Guantánamo, creada por el expresidente George W. Bush.

En su auto, Garzón vio "un plan autorizado y sistemático de tortura y malos tratos sobre personas privadas de libertad sin cargo alguno y sin los elementales derechos de todo detenido, marcados y exigidos por las convenciones internacionales aplicables".

Ruz solicitó al fiscal que identifique a los posibles responsables de los presuntos delitos de torturas y contra la integridad moral, y de uno o varios delitos de crímenes de guerra.

Pidió, además, que le informe si considera a Bush uno de los "presuntos responsables" de lo ocurrido en ese centro de detención, que esta semana cumplió una década.

Otros tres exdetenidos en Guantánamo -Hamed Abderrahman Ahmed, Abdul Latif Al Banna y Omar Deghayes- se personaron en la propia causa.

Según el juez, los hechos denunciados por todos ellos pueden ser constitutivos de los delitos de torturas y contra la integridad moral y de otros contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado (crímenes de guerra).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.