martes, 10 de enero de 2012

La Faja Petrolífera del Orinoco: Motor económico venezolano

Edilberto Mendez Amador (PL)

El gobierno venezolano avanza en una importante expansión petrolera en la Faja del Orinoco, considerada el mayor depósito de crudo del mundo, consciente de que esa área es el motor impulsor de la economía nacional.

La región, con un área geográfica de 55 mil 314 kilómetros cuadrados, se ubica a orillas del río Orinoco en el centro de Venezuela enmarcada en los estados Guárico, Anzoátegui y Monagas.

Durante el año 2006 comenzó un proceso de certificación de las reservas que allí se almacenan hasta diciembre de 2010 y las ubicó en 296 mil 500 millones de barriles, lo que colocó al país en el primer lugar en el mundo con las mayores reservas de petróleo.

El ministro del sector, Rafael Ramírez, destacó recientemente que gracias a las políticas del gobierno para recuperar los recursos naturales nacionales, Venezuela logró que la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) reconociera la cantidad de crudo en poder de la nación suramericana.

Agregó que "en cinco años Venezuela aumentó sus reservas de petróleo en 271 por ciento (...) Nuestros equipos técnicos hicieron una labor muy importante para lograr la certificación de reservas".

"La Faja Bituminosa pasó de ser carbón líquido a la Faja Petrolífera más grande del mundo", explicó el ministro tras recordar cómo en la década de los años 80 fue realizada una campaña para recortar la reserva de petróleo de Venezuela en esa época.

"Fue una política que se fue desarrollando en contra del país para convertir la Faja Petrolífera en Faja Bituminosa", dijo.

Durante su primer programa Aló Presidente del año 2012, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aseguró que su país, tras la certificación de sus reservas petroleras, está en capacidad de producir 10 millones de barriles de petróleo diarios.

Actualmente producimos tres millones y este año esperamos incrementar la producción a 3.5 millones y de esos, un millón 500 mil en la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO), agregó.

"Algún día, estaremos produciendo 10 millones de barriles diarios de petróleo", meta alcanzable en el año 2039, pues en el 2019 Venezuela incrementará su producción a seis millones.

Para la extracción del crudo, la FPO fue dividida en cuatro áreas: Boyacá, Junín, Ayacucho y Carabobo, segmentados en 27 bloques de 500 kilómetros cuadrados cada uno aproximadamente.

Ramírez explicó que para llegar a la meta de producción en la zona se ejecutarán cinco mejoradores de crudo, dos refinerías y 520 macollas (grupos de pozos conectados).

Todo eso significa la perforación de 10 mil 570 pozos y la edificación de seis terminales para transporte de crudo y de almacenamiento.

Además, un oleoducto de 160 kilómetros para transportar 700 mil barriles diarios, el cual debe estar listo a fines de este año, cuya construcción comenzó el 24 de diciembre pasado en el sector Los Potocos, en el municipio Simón Bolívar, estado Anzoátegui.

"Esta gran riqueza es del pueblo, no de la burguesía, ni de los yanquis. Es propiedad patria para generar beneficios que luego son invertidos en el desarrollo social del pueblo", puntualizó Chávez.

Para la Faja, el Jefe de Estado precisó que se destinarán cinco mil millones de dólares sólo este año. Dos mil millones provendrán de un crédito suscrito con China, por un monto total de cuatro mil millones de dólares.

La zona también es rica en gas y en ese sentido el mandatario exhortó a los funcionarios de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) a buscar tecnologías para capturar este combustible con la finalidad de sumarlo al sistema nacional y generar electricidad.

El vicepresidente de Exploración y Producción de Pdvsa, Eulogio del Pino, explicó que el organismo culminó un proyecto de aprovechamiento de gas de baja presión para la generación eléctrica de unos 30 megavatios.

Detalló que en la faja existen cerca de 11,33 billones de metros cúbicos. "Ahora hay que certificar eso, Pdvsa trabajará para certificarlo y someterlo a los estándares internacionales".

Sin dudas, la FPO es un área rica en recursos energéticos con grandes potenciales, un lugar que las autoridades venezolanas decidieron situarla en el centro de su atención.

El presidente de Venezuela enmarcó todo cuanto se hace y debe hacerse en esta región dentro del Plan Socialista Orinoco y sentenció que será el más grande motor para el desarrollo económico del país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.