viernes, 20 de enero de 2012

México: Menor cobertura de anticonceptivos se traduce en más pobreza

Anaiz Zamora Márquez (CIMAC)

México ha sido incapaz de garantizar el pleno acceso de métodos anticonceptivos para las mujeres en edad reproductiva, lo que deriva en que nuestro país tenga una de las poblaciones más grandes de América Latina (AL) y el Caribe, y por tanto sea más difícil para el gobierno abatir la pobreza.

En el Cuadro de la Población 2011, estudio elaborado por el Population Referente Bureau (PRB) –organismo estadounidense que provee información sobre las tendencias de población nacionales e internacionales–, se asienta que el número de las y los mexicanos se ha cuadruplicado en tan sólo 40 años, pese a que el promedio de nacimientos por mujer descendió de más de seis hijos en la década de 1970 a sólo dos en 2010.

Para 2011 la población mexicana ascendió a más de 114 millones de habitantes, únicamente rebasado en AL por Brasil, con 196 millones, lo que implica un mayor gasto para el gobierno en materia de salud y servicios, refiere el PRB.

La organización explica que en México los servicios de planificación familiar son un derecho constitucional desde 1974, por lo que se ha logrado reducir el índice de natalidad, aunque sigue pendiente la totalidad de la cobertura en anticonceptivos para la población femenina.

El Cuadro de la Población 2011 expone que el 27 por ciento de las mexicanas casadas en edad reproductiva siguen sin utilizar algún método anticonceptivo, mientras que el 34 por ciento de ellas continúa sin utilizar métodos modernos de control natal, como tratamientos clínicos y la adquisición de insumos (píldoras, condones, espermaticidas, entre otros).

Alrededor del mundo, según el PRB, todavía existen alrededor de 200 millones de mujeres con la “necesidad insatisfecha” de métodos anticonceptivos, lo que impide que en muchos países se logren las metas de desarrollo actuales.

La existencia de una sólida política de planificación familiar junto con planes de salud materno-infantil fortalecen el camino hacia el desarrollo y el crecimiento de los países, por lo que resulta necesario la mayor cobertura posible en estos servicios y así evitar el crecimiento desproporcionado de la población, señala el PRB.

Abunda que el crecimiento rápido de la población dificulta la tarea de reducir la pobreza en países en desarrollo, pues a mayor número de población existirá un mayor número de personas que viven en pobreza dentro de un país.

Más de 10 millones en pobreza extrema

“Una forma importante de enfrentar el desarrollo económico es invertir en planificación familiar. La mayoría de los países que han alcanzado un rápido desarrollo económico han implementado también sólidos programas de planificación familiar para ayudar a la mujer a evitar embarazos no planificados y tener la familia más reducida que realmente prefiere.

“Al igual que la educación de la mujer, la planificación familiar es la mejor opción para el desarrollo”, advierte el organismo.

Añade que en México el 9 por ciento de la población, es decir más de 10 millones de personas, viven con menos de 2 dólares diarios. Ese número de habitantes equivale al total de la población de países como Republica Dominicana y Bolivia.

A nivel mundial la población ha llegado a los 7 billones de habitantes, en donde casi el 50 por ciento de ellos vive con menos de 2 dólares al día.

República Democrática del Congo es la nación con mayor cantidad de habitantes en pobreza (80 por ciento). Mientras que en la Unión Europea el índice de estas personas es inexistente, lo que deja en evidencia una vez más la gran brecha entre los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.