martes, 10 de enero de 2012

México: Sin castigo “la primera golpiza”

Citlalli López (CIMAC)

Los golpeadores tendrían licencia para violentar a su familia en una ocasión antes de ser castigados con cárcel. Y es que un grupo de diputados de la sexagésima primera legislatura de Oaxaca buscan que la violencia intrafamiliar sea penada como delito grave sólo en caso de reincidencia.

La discusión en torno a esta canonjía para quien golpee a hijos o su pareja, ocasionó que la aprobación del paquete a favor de las mujeres quedara pospuesta de la fecha acordada –la cual venció el pasado 4 de enero- por las organizaciones y el congreso local.

Los diputados no pasaron los dictámenes porque éstos no habían sido firmados, confirmó el presidente de la Mesa Directiva de la sexagésima primera legislatura local, Francisco Martínez Neri.

El legislador perredista, indicó sin precisar nombres, que hay opiniones de diputados en el sentido de dar el beneficio de la reincidencia a quienes incurren en violencia intrafamiliar.

Lo anterior, sostuvo, constituye un absurdo y un retroceso porque “cuando ocurre un hecho que es denunciado, habla de una historia de violencia, socialmente podríamos decir que detrás de ese hecho ya hubo muchas otras agresiones. Entonces no podemos decir que la segunda, eso se me hace un absurdo”.

La reincidencia, dijo, hay que calificarla desde el punto de vista jurídico y esta se da cuando hay un hecho que ya fue juzgado y que el actor vuelve a incurrir en el mismo delito. “Entonces imagínense que tuviera que desahogarse todo un proceso para declarar la culpabilidad de alguien y que después de eso poder determinar la reincidencia”, declaró.

La tipificación de la violencia intrafamiliar como delito grave recae en el artículo 170 bis del Código Procesal Penal e implica que dentro del sistema acusatorio adversario que rige actualmente la región del Istmo y la Mixteca, se imponga oficiosamente la prisión preventiva a quien se le impute el delito de violencia intrafamiliar.

Al considerarse delito grave, significa que aquellas personas que se les procese por este ilícito no alcanzarán el beneficio de la libertad provisional bajo caución y mucho menos podrá otorgársele el perdón por parte de la víctima.

De acuerdo con las cifras de la Subprocuraduría por delitos de Género, la violencia intrafamiliar registra un crecimiento anual entre un 15 y 20 por ciento y que en cada caso denunciado fue antecedido por uno o más episodios de violencia.

Hasta finales de noviembre se tenía un registro de un mil 488 averiguaciones previas por violencia intrafamiliar y delitos sexuales en todo el estado, de las cuales se habían consignado 250 averiguaciones, 126 por violencia intrafamiliar y 124 por delitos sexuales.

“Varios diputados seguramente estaremos pugnando porque se castigue como delito la primera acción realizada por el sujeto y no luego de una reincidencia”, concluyó Martínez Neri.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.