viernes, 13 de enero de 2012

Obama solicitó al Congreso autoridad para reducir gobierno federal

PL

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, solicitó hoy al Congreso que le conceda autoridad para reducir el gobierno federal como parte de un plan de reformas en busca de mayor eficiencia.

Según explicó el mandatario en una alocución pública desde la Casa Blanca, los poderes le permitirían fusionar algunas agencias que cumplen funciones similares.

De ser concedida esa autoridad por los legisladores, el primer paso será unir las seis entidades y departamentos que atienden el comercio y las empresas, entre ellas la Administración de Pequeños Negocios, la Oficina del representante de Comercio de Estados Unidos y el Banco de Importaciones y Exportaciones.

La concentración incluye a la Corporación de Inversiones Privadas de Ultramar y la Agencia de Desarrollo y Comercio, detalló.

Si se otorga el poder, los congresistas deberán votar por un plan de racionalización, en un término de 90 días después de presentado el documento.

A juicio del estadista, el movimiento resultará beneficioso para los pequeños empresarios, al tiempo que ahorrará burocracia y dinero.

La propuesta está diseñada para economizar unos tres mil millones de dólares en los próximos 10 años, parte de ellos por la reducción de dos mil puestos de trabajo.

El Jefe de Estado recordó que anteriormente el Congreso concedió autoridad a los presidentes para efectuar modificaciones en el sector ejecutivo, desde el período de la Gran Depresión hasta la década de 1980, con la llegada al poder del republicano Ronald Reagan.

De acuerdo con algunos analistas citados por la cadena CNN, el plan de Obama, basado en una promesa realizada en su discurso del Estado de la Unión el año pasado, favorecería al mandatario de cara a las elecciones presidenciales del venidero 6 de noviembre.

La petición también coloca a los republicanos en una posición incómoda, pues están en la disyuntiva de aprobar la iniciativa, lo cual significará una victoria importante para el dignatario, o rechazarla y atraer más críticas que pondrían en riesgo su campaña.

La solicitud ocurre en momentos en que el Partido Demócrata está inmerso en una campaña para ampliar la popularidad del gobernante, quien aspira a un segundo período de mandato en las elecciones presidenciales del venidero 6 de noviembre, en medio de críticas a su gestión interna.

Algunas encuestas recientes ubican a Obama al frente en la intención de votos, mientras otras indican una ligera ventaja para su principal oponente republicano hasta la fecha, el exgobernador de Massachussets Mitt Romney.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.