viernes, 20 de enero de 2012

Puesta en venta de refinería francesa afectará a trabajadores

PL

El grupo energético Petroplus anunció hoy la puesta en venta de la refinería francesa de Petit-Couronne, donde unos 550 trabajadores pueden perder sus empleos tras la decisión de parar la planta por falta de recursos financieros.

Petroplus no realiza ninguna actividad de prospección o explotación de hidrocarburos y para operar requiere comprar en el mercado todo el petróleo que refina en sus cinco instalaciones ubicadas en Alemania, Suiza, Bélgica y Francia.

Desde finales de diciembre, un grupo de bancos decidió interrumpir sus líneas de crédito a la firma debido a las pérdidas sufridas durante 2011, por lo que se procedió a detener las labores en tres plantas, incluida la de Petit-Couronne.

Los obreros reclamaron la intervención del gobierno para proteger sus puestos, pero las negociaciones entre los dirigentes de Petroplus, los funcionarios estatales y los bancos no prosperaron.

En respuesta, los trabajadores impidieron la salida de los productos ya elaborados, valorados en unos 200 millones de euros, como garantía para sus derechos y además invitaron a los candidatos a la presidencia a visitar la refinería para conocer la situación.

A tres meses de las elecciones, los sindicatos reclaman un compromiso de los partidos políticos, no sólo para salvar la refinería, sino también para la protección de otras instalaciones en serias dificultades.

Esta misma semana fue cerrada la fábrica de ropa Lejaby, en Haute-Loire, donde más de 250 personas, la mayoría de ellas mujeres, perdieron su fuente de ingresos.

Desde el inicio de la crisis global de la economía, en 2008, cerca de 900 industrias de diverso tipo y tamaño debieron cerrar sus puertas en Francia, informó recientemente la empresa de análisis Trendeo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.