miércoles, 4 de enero de 2012

Repercute fallo de corte ecuatoriana contra petrolera estadounidense

PL

Medios periodísticos y afectados por polución ambiental destacaron el fallo de la Corte provincial de Sucumbíos contra la petrolera estadounidense Chevron-Texaco, obligada a pagar más de ocho mil millones de dólares por contaminar la Amazonía.

La Sala Única de la Corte de Sucumbíos emitió su veredicto en segunda instancia con respecto al largo juicio que los colonos e indígenas de la Amazonía llevan contra Chevron-Texaco desde hace 18 años, en el cual ratifica su responsabilidad contaminante.

Los demandantes, comunidades de la Amazonía ecuatoriana representados por abogados de Estados Unidos y su propio país, reclamaban indemnización de 113 mil millones de dólares e iniciaron el litigio en 1993 por presunta contaminación ocasionada por Texaco.

El juez Nicolás Zambrano, el pasado 14 de febrero del 2011, señaló como culpable a la compañía e indicó que esta debía pagar 18 mil millones de dólares para remediar el entorno por arrojar crudo y líquidos contaminantes, afectar ríos, esteros, a la tierra y al entorno.

En la demanda, interpuesta por los daños entre 1964 y 1990, en los que la petrolera operó en esa zona amazónica de Ecuador, se incluyen lesiones a la salud de los habitantes del sector y cientos de muertes a causa de enfermedades provocadas por la contaminación.

Ese dictamen fue apelado por ambas partes, los demandantes porque consideraron insuficiente el monto de la sentencia y los demandados por pretender desconocer su pago y amenazando con apelar a la Corte Nacional, aunque la provincial ratificó de nuevo que la petrolera causó daños a la salud y contaminó el ambiente.

Esta es una lucha que se viene dando desde hace 18 años por los campesinos, una batalla de los pobres contra la petrolera, una de las más grandes del mundo, que por todos los medios ha intentado impedir este fallo, afirma un comunicado de los miles de demandantes.

Han dicho que la justicia ecuatoriana es corrupta, han señalado que los afectados no existen, intentado comprar conciencias y echar lodo sobre el nombre de quienes encabezan esta lucha, pero la verdad ha salido a flote, agregan.

Este es un paso más para señalar al culpable y luchar porque se remedie el daño, aunque ningún monto alcanzará para reparar todo el crimen que hicieron en nuestra zona ni revivir a los cientos de muertos, señaló Luis Yanza, coordinador ejecutivo de la Asamblea de Afectados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.