martes, 7 de febrero de 2012

Argentina, Córdoba: “De La Loma no nos movemos”

Daniel Klocker (PRENSARED)

El presidente Asociación Civil Loma de La Cruz, Hugo Pereyra denuncia que la municipalidad presiona a los vecinos para que abandonen un predio de 225 hectáreas. ubicado en cercanías de Dumesnil, donde todo indica se construirán nuevos countries. La angustia de 150 familias por el temor al desalojo.

La Calera. “El intendente (por José Rufeil – UPC) nos niega la provisión de agua como una manera de presionarnos para que abandonemos los terrenos, pero le queremos decir a ese señor que de La Loma no nos movemos”.

La voz del presidente de la Asociación Civil Loma de La Cruz, Hugo Pereyra suena contundente desde el otro lado del teléfono, pero a la vez muestra un tono de impotencia y angustia porque el tiempo pasa, y el intendente continúa su trabajo de “ablande” para que “nos vayamos todos” de esos terrenos ubicados en cercanías de Dumesnil.

“Recién hoy lunes vino un camión con cinco mil litros de agua, que para ser sinceros, no nos alcanza ni para lavar la lechuga para hacer una ensalada porque somos 150 familias, así que imagínese cuanto nos puede durar esa cantidad de agua”, le contó Pereyra a Prensared.

Los vecinos están preocupados porque además del tema del retaceo del agua potable, también está la permanente amenaza de patrulleros policiales que merodean por la zona para intimidar a los vecinos del barrio que viven con la permanente angustia de ser desalojados.

“Todos los días pasan móviles de la comisaría de La Calera, y lo hacen a paso de hombre, como una manera de hacernos sentir la presión de que estamos permanentemente vigilados, y que en cualquier momento intentarán desalojarnos”, denunció.

Hugo hace un llamado a toda la comunidad de La Calera para que los apoyen en su luche, que en definitiva “es la lucha de todos para impedir que los gobernantes hagan negocios a costa de los que menos tienen”.

"Ellos quieren ´limpiar´ toda la zona"

La periodista de Sala de Prensa Ambiental, Yamila Ferreyra recuerda en una nota (LA CRUZ DEL DESALOJO) que “este hecho en realidad tomó estado público porque los vecinos están organizados, sin embargo, el problema de los desalojos viene sucediendo desde hace mucho tiempo en La Calera, por la fuerte presión de los grupos inmobiliarios que proyectan cercar toda la ciudad con barrios cerrados”.

“Ellos quieren “limpiar" toda la zona, pues entre la minería y los barrios privados van arrasando con todo, montañas, bosque, vidas (de personas muy humildes que habitan estos barrios). Esta lucha está comenzando.... son más de 200 familias entre La Campana y Rumy Huasi, todos en la zona de Dumesnil, donde estaba la antigua fábrica de cementos Minetti”, afirma Yamila.

Recuerda además que “ya son más de 15 countries los que tenemos instalados aquí. Y el negocio de la municipalidad con los desarrollistas es impresionante”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.