martes, 7 de febrero de 2012

Argentina, Mendoza. Debate bajo el efecto "ferretero": ¿El derecho a la propiedad está por encima del derecho a la vida?

Horacio Yacante (MDZOL)
Martín Angerosa, miembro del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia desafía con este planteo en referencia a la proliferación de casos de justicia por mano propia, como el que se dio el viernes pasado en una ferretería en Las Heras.

El caso del ferretero que asesinó a dos jóvenes que supuestamente intentaban robar en su negocio ubicado en Las Heras, abrió nuevamente la disputa acerca de las contras que presenta la portación domiciliaria de armas de fuego. Hasta qué punto es legítimo o no, contar con elementos capaces de provocar daño a los demás es un interrogante difícil de responder, mucho más en una sociedad viciada por la inseguridad y donde se vitorean en la calle a estos "héroes urbanos" que se enfrentan con sus propios recursos a la delincuencia que los amenaza a diario.

La situación no es nueva, aunque el viernes 3 de febrero, cuando habían pasado unos veinte minutos de las 19, cuatro detonaciones de un revólver calibre 40, dos de ellos mortales, abrieron la discusión sobre los límites que separan la indignación ciudadana con las "acciones de justicia por mano propia".

Además, este hecho terminó siendo paradigmático debido a los reiterados crímenes contra la propiedad de los que mendocinos son víctimas a diario. Sin embargo, Martín Angerosa, miembro del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia remarcó que "muchas veces se cae en la confusión de que creer que cuando se protege la propiedad privada, se está actuando en defensa propia, cuando tanto la Constitución Nacional, como el Código Penal priorizan la protección de la vida por encima de la propiedad".

Aranda, Hollywood y el “hombre Rambo”

En sintonía, ayer al mediodía el ministro de Seguridad Carlos Aranda reorientó la discusión hacia el lado de las imágenes de alto contenido violento que son transmitidas tanto por la pantalla grande como por la televisión. Y si bien es un análisis un tanto limitado de la situación de violencia, no se aparta de lo que señalan especialistas desde otras latitudes del país, y de lo que se ha dado en denominar como el "ciudadano Rambo", que ejerce justicia por mano propia, amparándose en el argumento de la sensación de inseguridad y desprotección transmitida por las fuerzas de seguridad.

En este sentido, Angerosa habló con MDZ Online del peligro que esto significa para la estabilidad de la ciudadanía y lanzó como reflexión sobre: "¿Qué pasaría si los cuarenta millones de argentinos tuviéramos un arma de fuego a nuestro alcance y decidiéramos resolver cada una de las situaciones conflictivas diarias con un arma de fuego?".

"Afortunadamente, son pocos los ciudadanos Rambo" concluyó, pese a las 2,5 millones de armas de fuego que hay en Argentina, de las que menos de la mitad –sólo 1,2 millones-, son legales.

Como el Ministro, el especialista enfatizó sobre la "influencia extraordinaria" que tiene Hollywood sobre las consideraciones de la gente, que ve en un arma la posibilidad de defenderse ante las circunstancias peligrosas de la vida.

Sin embargo, este argumento no puede menos que hacer agua a diario, "ya que son muy pocas las situaciones en las que el dominio de armas de fuego, puede servir para defender su vida de una amenaza equivalente, sobre todo si se tiene un pistola apuntando directamente a la sien", concluyó Martín Angerosa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.