viernes, 10 de febrero de 2012

Argentina, Misiones: Ex presos políticos dieron testimonio de la existencia del “sótano oculto”

MISIONES ON LINE

Realizando refacciones en el edificio del Consulado de Paraguay en Posadas, hace unos pocos días, un grupo de obreros halló una fosa dentro del predio. Investigadores revelaron que el sitio había sido nombrado por ex presos que pasaron por allí. El cónsul paraguayo Reinaldo Cubillas Días explicó que el espacio tiene 2,5 metros de ancho, 3 de largo y 2 de alto.

Realizando refacciones en el edificio del consulado de Paraguay en Posadas, hace unos pocos días, un grupo de obreros halló una fosa dentro del predio. Una comisión de Derechos Humanos del vecino país investiga si este espacio subterráneo fue utilizado en la última dictadura, para la detención de presos políticos. Se trata de un sitio hasta ahora desconocido por los empleados de la institución. El cónsul paraguayo en Posadas, Reinaldo Cubillas Días, indicó que no sabían de su existencia y dio aviso a las autoridades de Paraguay y la Comisión de la Verdad y Justicia del vecino país tomó intervención.

La investigadora Diana Mabel Arellano, antropóloga que trabaja en el área Derechos Humanos de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones, quien además participó de los estudios en los juicios por la Verdad en Paraguay, integró la Comisión de Verdad y Justicia y es miembro del “Centro de Estudios, Documentación y Archivo del Pueblo Paraguayo en Argentina” (CEDAPPA), sostuvo que el sitio fue nombrado por varios ex presos políticos. Consideró que el hallazgo abre un nuevo capítulo en lo que hace a la investigación sobre los hechos ocurridos en la última dictadura militar en nuestro país y las relaciones con el entonces gobierno del general Alfredo Stroessner.


El cónsul Cubillas Días indicó en Radio Libertad que las obras que se estaban haciendo en el lugar son para ampliar y mejorar el sistema de cloacas, en la realización de esas obras se encontró esta fosa. “Aparentemente, la forma que se ve es como una cámara séptica, no sabemos para qué fines fue hecho, data de muy largo tiempo, es de medidas muy llamativas tiene dos metro y medio de ancho, tres metros de largo y dos metros de altura, esta bien revestido, está bien el lugar”.

“El edificio tiene más de 70 años y el Consulado trabaja en esta sede hace más de 40 años”, recordó el Cónsul y mencionó que por ello “existe la presunción de que podría relacionarse con la época de la dictadura del Paraguay, por eso es muy llamativo este descubrimiento”. Por esto se dio aviso a las autoridades de Paraguay y la Comisión de la Verdad y Justicia de ese país tomo intervención.

El Cónsul explicó que “este no podría ser el lugar de detención porque estamos en un lugar de frontera, podría ser un lugar de paso hacia el Paraguay, de los secuestrados por la dictadura de Stroessner”.
Documentos avalan el terror
Arellano contó que hay documentación que fue presentada como prueba en los juicios que se realizaron en el marco de la desaparición de presos políticos que dan cuenta de que “el intercambio de personas era una cuestión corriente entre ambos gobiernos”. El caso más resonante y del que existe documentación de este tipo es el del médico Agustín Guaygurú, que escapando de Stroessner, se refugió en Santa Ana, trabajó mucho tiempo y que posteriormente tuvo que huir a Paraná, donde lamentablemente fue capturado por la gendarmería nacional y la policía paraguaya. Su hijo encabeza hoy una investigación para conocer el destino incierto de su padre y aportó pruebas de su paso como detenido por Posadas.
La decisión política del gobierno de Lugo
Diana Mabel Arellano contó el trabajo que realizó junto a Judith Rolón, directora de la Dirección de Verdad y Justicia y Reparación del Paraguay, con quien hasta hoy comparten investigaciones y recordó el giro que hubo tras la derrota del Partido Colorado en lo que respecta a la investigación sobre la dictadura en ese país. La investigadora señaló un marcado giro en lo que refiere al estudio de los alcances del terrorismo de Estado en la tierra guaraní y la decisión política de continuar revelando lo que hasta hace una década era “secreto de Estado”. Asimismo recordó la captura de Francisco Ortiz Téllez, considerado uno de los “cerebros” del Operativo Cóndor quien fuera cónsul de Paraguay en Posadas en la época de la dictadura considerado uno de los responsables de la desaparición de 150 personas, quien tenía captura internacional y fue apresado recién en 2009 cuando transitaba libremente por una localidad paraguaya.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.