miércoles, 29 de febrero de 2012

Argentina. Un represor capturado en Pinamar: Se terminaron las vacaciones

REDACCION ROSARIO

El oficial retirado de la policía de Rosario y ex Personal Civil de Inteligencia (PCI) del Batallón 121 del Ejército, Rodolfo Isaac quién estaba prófugo de la Justicia acusado de crímenes de lesa humanidad durante la dictadura, fue capturado este fin de semana en Pinamar por la gendarmería nacional.

Este martes el represor fue indagado en el Juzgado Federal de Instrucción N° 4 de Rosario, a cargo de Marcelo Bailaque y quedó detenido.

Si bien la información llegó a este medio durante el fin de semana, la constatación oficial vino de la mano de la fiscal federal Mabel Colalongo, quien confirmó a Redacción Rosario la captura del prófugo. La fiscal recordó que el ex policía está imputado por su participación en el grupo de tareas del Batalón de Inteligencia 121 del Ejército que comandó Pascual Guerrieri.

Según informaron fuentes judiciales, durante la indagatoria a la que fue sometido este mediodía, Isaac “no quiso contestar preguntas y habló sólo de lo que a él le dio ganas”, aunque sí reconoció ante Bailaque haber sido contratado por el Batallón 121 durante el año 1975 para dar cursos sobre explosivos.

La patota que operó bajo las órdenes del general Leopoldo Galtieri cuando éste estuvo al frente de la comandancia del Segundo Cuerpo, regenteó entre otros centros clandestinos de detención, la quinta operacional de Fishertón, la Quinta de Funes, la Calamita, la Intermedia, la escuela Magnasco y la Fábrica Militar de Armas.

Tras el primer juicio por delitos de lesa humanidad realizado en Rosario ‒donde se jugaron los crímenes cometidos en la Quinta de Funes‒ varios camaradas de armas de Isaac fueron condenados a prisión perpetua por torturas, secuestro, homicidio y desaparición de 16 jóvenes militantes. Además, en el marco del dispositivo de terror montado alrededor de la Quinta de Funes, los represores se apropiaron de los mellizos que esperaba la embarazada Raquel Negro. Por ese caso también deberá responder ahora el ex prófugo de la justicia.

Isaac no sólo fue identificado por sobrevivientes de centros clandestinos, quienes lo recordaron con su alias “Agustín”, sino que también carga con las acusaciones de otros dos ex integrantes del grupo de tareas como Gustavo Bueno y Eduardo Tucu Costanzo. En su declaración en los años ochentas, Bueno le imputó el secuestro de dos detenidos de la Calamita y el “maltrato” a los cautivos.

Por otra parte el también ex PCI Eduardo Costanzo, señaló ante la justicia Isaac como el autor de los disparos con los que se ultimó en el campo de otro represor ‒La Intermedia, de Juan Amelong‒ a 14 de los 17 secuestrados en la Quinta de Funes.

Tras estar en la lista de los buscados por la justicia durante años ‒junto a su hermano Carlos, que todavía continúa prófugo‒, Rodolfo Isaac finalmente fue apresado por la Gendarmería en su domicilio de Ostende, la paqueta localidad del partido de Pinamar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.