miércoles, 8 de febrero de 2012

El maestro Jaime Angulo Bossa

Alpher Rojas Carvajal (especial para ARGENPRESS.info)

La intensa y productiva travesía vital del Maestro Jaime Angulo Bossa que lo llevó a sumergirse en la vida intelectual del país, a intervenir de manera activa en la política Liberal y a ejercer un magisterio cultural creativo en la historiografía nacional y en la crítica social, concluyó este domingo 22 de enero, a los 87 años de edad en la ciudad de Cartagena, para pesadumbre de su querida familia, del país, del liberalismo y de su maltrecha democracia interna, a los que les hizo grandes contribuciones desde su especialidad de constitucionalista y pensador de izquierda liberal.

Angulo Bossa no pasó inadvertido en ninguno de los escenarios en que le correspondió desarrollar su actividad intelectual: en la academia universitaria –como profesor y consiliario de su siempre querida Universidad Libre-, en la deliberación política, en los arduos debates en hemiciclos legislativos o en los foros ideológicos en donde sus ideas rebeldes agigantaban su figura y contrastaban con el convencionalismo retardatario de las elites tradicionales.

Esa misma dinámica de su pensamiento progresista fluía en la prosa encrespada –un tanto neoclásica, literariamente hablando- de sus columnas periodísticas, en las que sabía hacer uso de un lenguaje al tiempo lúcido y sagaz, bordeado por la fina ironía que usaba graciosamente para épater le bourgeois y luego irse a morir de la risa en su magnífica biblioteca, espléndido ambiente donde solía crear ideas y neo-términos como aquellos autobiográficos de “vejentud” y “juvenez” que aplicaba indistintamente a sus coetáneos o a sus alumnos, para mezclar sardónicamente el tiempo de jóvenes y ancianos.

Su rica producción bibliográfica, fue el resultado de profundas reflexiones y de un ininterrumpido y paciente buceo, primero, por los clásicos de la filosofía, la literatura, la historia y el derecho, que eran fundamentalmente sus más consultadas compañías y, más recientemente, por la teoría política, cuadro de amplias coordenadas en cuyas ediciones se propuso esclarecer sus principales ideas sobre el Estado y la sociedad política.

Pero fue la ideología liberal progresista, su amada Izquierda liberal la que articuló toda su producción intelectual. Y por la cual luchó con una pasión y una tenacidad sin desmayos, con una voluntad que rielaba en su palabra y su pluma enhiestas. Desde esa perspectiva enfocaba todos sus análisis que enriquecía con el pensamiento de Uribe Uribe, Gaitán y López Pumarejo y en la época reciente con las ideas de López Michelsen y Horacio Serpa.

Fue presidente del Consejo directivo del Instituto del Pensamiento Liberal, después de ser eficiente secretario general del liberalismo y allí tuvimos franco entendimiento para fortalecer esa institución y convertirla en un centro académico de investigación política y en Thing Tank de reputación internacional cuyo trabajo por la construcción de una cultura política democrática llevó al notable periodista e historiador Leopoldo Villar Borda a expresar: “hay más instituto que Partido”, hasta cuando el expresidente neoliberal César Gaviria despojó al IPL de todas sus funciones y las entregó a contratistas particulares de su misma línea política.

Esta circunstancia le produjo al doctor Angulo Bossa una enorme aflicción que expresaba con entristecidos tonos en sus conversaciones con amigos y en sus últimas columnas periodísticas. Tal vez fue esa destrucción del IPL y la decadencia del Partido las que lo condujeron a retirarse de la actividad política diciendo “hoy es César imperator mañana será su delfín Simón quienes acabarán con el Partido, mejor me voy”. Y así ocurrió. En ese momento y ante prescripción médica el doctor Angulo Bossa trasladó su residencia a su Cartagena natal donde finalmente dejó de pensar y entregó a la naturaleza su frágil arcilla de gladiador de las ideas.

Alpher Rojas Carvajal es analista político, investigador en ciencias sociales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.