lunes, 13 de febrero de 2012

Estados Unidos: Romney gana en Maine, aunque sigue incierta nominación republicana

PL

Con la victoria en las asambleas vecinales (caucus), en Maine, Mitt Romney vuelve a mostrarse hoy como el posible nominado por el Partido Republicano para las elecciones de noviembre en Estados Unidos.

El exsenador de Massachussets, con un 39 por ciento de los sufragios, trajo la calma nuevamente a sus seguidores, alarmados tras derrotas consecutivas en los caucus de Colorado y Minnesota, así como en la primaria no vinculante de Missouri, el 7 de febrero.

En las tres consultas sorprendió el triunfo del exsenador por Pennsilvania, Rick Santorum, quien hasta el momento se mantenía a la saga de los cuatro aspirantes a la nominación por el llamado partido rojo.

Si bien el caucus en Maine resultaba no vinculante, teniendo en cuenta que los votantes solo realizan una encuesta, ya que los delegados los decide luego el partido en una especie de convención estadual, existía una marcada atención sobre sus resultados.

Sin embargo, los propios números reflejan unas filas republicanas aún indecisas en cuanto a un apoyo definitivo a algunos de los contendientes.

Ello lo ratifica el segundo lugar del excongresista por Texas Ron Paul, quien de finalista de la puja, se colocó a tres rayas del puntero Romney, al acumular un 36 por ciento de los sufragios.

Esta vez Santorum tuvo que conformarse con un 18 por ciento de los votos, mientras el exlíder de la Cámara de Representantes Newt Gingrich recaló en la última posición con ocho por ciento, de acuerdo con los datos ofrecidos por el presidente del Partido Republicano en Maine, Charlie Webster.

Llamó la atención que al aceptar la derrota en Maine, Paul aseguró a sus seguidores: "Recuerden, la revolución solo está empezando".

Lo resultados de este sábado, lejos de confirmar la posibilidad de que sea Romney el rival del presidente Barack Obama, quien buscará la reelección, añaden nuevas interrogantes a la contienda republicana.

Un sondeo nacional de la encuestadora Public Policy arrojó que Santorum, con un 38 por ciento de apoyo, se ubicó por primera vez a la cabeza de las intenciones de voto del electorado, con lo cual parece perfilarse como favorito para obtener la nominación.

El exsenador también supera a Romney y los demás aspirantes en cuanto al respaldo de los principales grupos demográficos, incluyendo los que se autodescriben como muy conservadores, adeptos al Tea Party y los grupos evangélicos, arrojó la pesquisa.

Aún así, es importante tener en cuenta que menos de la mitad de los votantes están firmemente comprometidos con él y al estar bajo ataque su ventaja podría evaporarse en los próximos días, tan rápidamente como se creó, señaló Dean Debnam, presidente de la firma encuestadora.

Los candidatos republicanos se enfrentan asimismo a una disminución de la concurrencia de sus seguidores a las urnas, revelan estudios del Proyecto Electoral Estados Unidos, tendencia que no favorece las intenciones republicanas de retornar a la Casa Blanca.

Por lo pronto los aspirantes conservadores se enfocan en el llamado SuperMartes del 6 de marzo, fecha en la cual 10 estados efectuarán sus elecciones parciales y aportarán alrededor de 400 delegados.

Cualquiera de los candidatos podrá sellar su nominación a finales de abril, siempre y cuando disponga de los mil 144 delegados, la mayoría de los dos mil 286 que asistirán del 27 al 30 de agosto a la Convención Nacional Republicana en Tampa, Florida.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.