lunes, 13 de febrero de 2012

La OPS llama a elevar la carga tributaria a las tabacaleras y a prohibir la publicidad

CERIGUA

La Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) recordó a los Estados del continente americano en su Informe sobre Control de Tabaco para la Región de las Américas, la necesidad de elevar la carga tributaria a las tabacaleras y la prohibición de la publicidad sobre los productos de tabaco, como medidas que contribuyen a proteger la salud de las personas y a reducir el consumo.

El informe destaca que cada vez son más países en América que adoptan ese tipo de iniciativas con el propósito de hacer vigente el derecho a la salud que deben garantizar los Estados y cumplir con las disposiciones establecidas en el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT).

Exigir el uso de advertencias sanitarias en los empaques, vigilar el consumo, proteger a la población de la exposición del humo de segunda mano, implementar programas de cesación, prohibir la publicidad y aumentar los impuestos a los productos del tabaco, son las seis medidas clave que deben acatar los gobiernos, según el Convenio Marco.

El cono sur del continente presenta una tendencia a la elevación del consumo entre la población adolescente, sobre todo en Argentina, Chile y Uruguay, paradójicamente los países que más avances muestran en materia de prohibición de la publicidad y creación de ambientes libres de humo.

El tabaquismo, una adicción tratable, mata aproximadamente a 6 millones de personas en el mundo cada año, al menos un millón ocurren en América Latina; el tabaco es el principal factor de riesgo para las enfermedades crónicas no transmisibles como el cáncer, la diabetes y los padecimientos respiratorios, la primera causas de mortalidad.

Es el único producto legal que mata a la mitad de las personas que lo consumen como los fabricantes lo recomiendan; de continuar esa tendencia, para el 2020, las muertes asociadas al tabaquismo ascenderán a 7.5 millones a nivel mundial, enfatiza el Informe de la OPS/OMS.

El tabaquismo en Guatemala

El informe para Guatemala 2011, elaborado por ese organismo internacional, revela que la prevalencia del consumo del tabaco es del 22 por ciento en hombres y 19.7 en varones adolescentes; en las mujeres es del 4 por ciento y la situación más preocupante la enfrentan las adolescentes, al reportar un 13.3 por ciento, con tendencia ascendente.

El precio de la marca de cigarrillos más vendida en el país es de 2.88 dólares americanos la cajetilla y los impuestos comprenden el 57 por ciento del precio de venta final; la cifra es la más baja que el promedio en la región y el porcentaje de impuesto aún no alcanza el recomendado por el Convenio Marco, que es del 75 por ciento.

El estado guatemalteco tiene pendiente cumplir los siguientes puntos incluidos en el CMCT: el debate sobre exigir el uso de advertencias sanitarias en los empaques, vigilar el consumo, prohibir la publicidad y aumentar los impuestos a los productos del tabaco.

En el 2008 el Congreso de la República promulgó la Ley de Ambiente Libres de Humo de Tabaco, que conllevó la creación de una unidad de cesación en el Ministerio de Salud, sin embargo los mayores retos son la asignación de presupuesto y la imposición de multas.

La cartera de salud aduce que cuenta con pocos supervisores y que sólo trabajan entre las 8 y las 16 horas; la mayoría de infracciones son cometidas en horarios nocturnos, en bares, discotecas y restaurantes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.