miércoles, 29 de febrero de 2012

México: Acuerdo AEEYT, otro tratado de Guadalupe Hidalgo

Rodolfo Sánchez Mena

La firma de Calderón del AEEYT equivale a la firma de otro anterior, el Tratado de Guadalupe Hidalgo, por el que se despojó a México de más de la mitad del territorio nacional, en 1848. En 2012, la cesión por Calderón de los energéticos, gas y petróleo, del Golfo de México y sus compañías petroleras, mutila el futuro de generaciones, cancela el desarrollo del país, cuando menos en los próximos 30 años.

La Casa Blanca destacó la importancia que tiene, la firma del Acuerdo Bilateral para la Exploración y Explotación de los Yacimientos Transfronterizos, AEEYT, siglas en inglés, como parte de la “estrategia nacional estadunidense para reducir la dependencia de las producciones petroleras y de gas del extranjero”.

El rol de Pemex en las elecciones norteamericanas es de carácter estratégico. Es un voto de calidad en el resultado de las elecciones norteamericanas. Así lo entiende la secretaria de Estado norteamericano, Hillary Clinton al firmar el pacto con Calderón, para “asegurar el suministro de energía”, de su país.

Traducido el acuerdo AEEYT a la geopolítica global, equivale a intercambiar la seguridad personal de Felipe Calderón Hinojosa, a cambio de cacahuates. Toda vez que se trata de un recurso de alto valor geopolítico cuya negociación implica lo contrario de empinarse de a gratis.

La naturaleza geoestratégica de PEMEX y los yacimientos mexicanos en el Golfo de México, son confirmados por el secretario del interior del gobierno norteamericano, Ken Salazar, firmante del acuerdo, “…el acuerdo abre las puertas a áreas que estaban fuera de nuestro alcance: el Golfo de México, rico en recursos, donde hay 1.5 millones de acres (607 mil hectáreas) y estarán disponibles para su explotación”.

El secretario, Salazar, puntualizó el valor que representa el abrirse las puertas a áreas donde los Estados Unidos obtienen “una tercera parte de la energía que procede de esa región”.

Calderón justifica la entrega de los recursos energéticos del Golfo de México, por el acuerdo de explotación de los yacimientos transfronterizos con empresas petroleras norteamericanas con PEMEX, aportarán. 1) “…se termina (rá) el viejo temor que existía entre muchos mexicanos de que el petróleo de México fuera expedido unilateralmente desde el otro lado de la frontera, el llamado "efecto popote";

2)“… lo mejor es que cualquier yacimiento se explote conjuntamente y las ganancias se distribuyan equitativamente, así ganan los dos, garantizando que nuestro petróleo sea utilizado en beneficio de los mexicanos".

Según Calderón y las cuentas anticipadas que entrega al pueblo de México por el acuerdo o cesión de los recursos petroleros del Golfo de México a las empresas petroleras norteamericanas, serán de 50% para la extranjera y 50% para Pemex.

Hillary Clinton dio una versión diferente de la de Calderón; es más, ni siquiera mencionó o ratificó lo de distribuir equitativamente el beneficio. Para Hillary, futura Directora del Banco Mundial, BM, “…el acuerdo ayuda a prevenir estas disputas y a promover la exploración segura, eficiente, equitativa y la producción de los yacimientos.

Precisó que “..cada país mantiene su derecho de desarrollar nuevos proyectos, pero el acuerdo genera nuevas oportunidades, las empresas estadunidenses podrán colaborar con Pemex, su homólogo en México. En épocas difíciles como éstas tenemos que aprovechar al máximo todas las oportunidades para generar empleo y desarrollo económico”, en los estados Unidos, por supuesto.

El Tratado Calderón-Clinton, de espaldas al Congreso mexicano viola la Constitución, hipoteca el futuro de México, es un regreso a la época donde las empresas petroleras mandaban en México, hasta que el presidente Cárdenas las nacionalizo para asegurar la Soberanía sobre los recursos y el futuro de los mexicanos.

El presidente Calderón, jefe de campaña de la candidata del PAN

Felipe Calderón, ante 800 consejeros de Banamex, ratificó ser coordinador de la campaña presidencial de Josefina Vázquez Mota. En plena veda electoral del IFE, el jefe de campaña de Josefina, hizo un acto de proselitismo electoral, ante los consejeros consultivos, al afirmar que Vázquez Mota se encuentra a 4 puntos de Enrique Peña Nieto.

Calderón ha demostrado hasta la saciedad que nada tiene que hacer como estratega electoral. Al revés de lo anunciado por Calderón, Josefina nunca se acercara al puntero, Peña Nieto. Calderón ha sido impulsor, promotor y estratega de los candidatos del PAN, en las últimas elecciones, del Estado de México, Michoacán y la interna del PAN.

Calderón, como estratega electoral, solo ha entregado derrota, tras derrota, fracaso tras fracaso, con Felipe Bravo en el Estado de México; con su hermana, “Cocoa”, en Michoacán, con su hermana, y fue derrotado con su delfín, Ernesto Cordero.

El candidato presidencial del PRI, demuestra en las encuestas, estar muy por arriba de Josefina, por tener la preferencia de la mayoría de los mexicanos, las mujeres, los hombres, las clases medias, los trabajadores, la juventud mexicana y los hombres de empresa. La ventaja de Peña Nieto sobre Josefina y López Obrador, es producto de un arduo trabajo como gobernador de Edomex, siempre al lado de su partido el PRI, con resultados sobresalientes.

Calderón va y les les cuenta a los consejeros de Banamex que las elecciones presidenciales serán muy reñidas; un asunto entre dos participantes: Enrique Peña Nieto y Josefina. En los planes electorales del Jefe de la Campaña de Los Pinos, Andrés Manuel López Obrador, no cuenta, esta fuera del radar.

Calderón o sueña o bien no tiene contacto con la realidad. El triunfo de Peña Nieto, esta asegurado, no tiene contrincante, ya va adelante a la victoria. Lo único en lo que atina Calderón, es que no será una contienda de tres, no se polarizarán las elecciones. Al no despegar la campaña del Peje, los votos de los grupos progresistas se sumarán a Peña Nieto, para vencer a la derecha.

Las elecciones serán muy reñidas, entre Josefina y López Obrador, por el segundo y el tercer lugar. Los “coleros” nada tienen que hacer para bajar a quien tiene una campaña de propuestas y compromisos. La tendencia electoral nos muestra un escenario de un tercer lugar para Josefina como sucedió en Edomex, y en Michoacán.

Calderón, se había quedado sin “chamba” electoral, al perder su candidato, Cordero. Nuevamente ha sido contratado como jefe de campaña de Josefina, por la familia Zavala, socia del paquete accionario de Vázquez Mota.

Margarita Zavala y Marta Sahagún, a su vez, han logrado una alianza estratégica dentro del PAN. Lo han convertido en un condominio de intereses. Marta Sahagún para poder gobernar con la fachada de Vicente Fox, creó una estructura que dio sustento a RO-VAMOS MËXICO.

La familia Zavala ha ejercido el poder desde esta plataforma; su mayor logro es hacer triunfar a Josefina por encima de Cordero y darle empleo a Felipe Calderón como jefe de campaña de la panista Vázquez Mota.

La familia Zavala organizó los negocios alrededor de PEMEX y CFE, fundamentalmente. Produce ingresos multimillonarios, revelados escuetamente por la Auditoría Superior de la Federación, ASF, que documenta el saqueo de las finanzas públicas y la enorme corrupción de los dos gobiernos del PAN.

Calderón, es un estratega electoral fracasado. Como jefe de campaña de Josefina confirmará que la derrota del PAN, será producto del rechazo a Josefina y de la preferencia por Enrique Peña Nieto. Así de fácil.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.