martes, 7 de febrero de 2012

Ministro boliviano entrega decreto de ocho horas para sector de salud

PL

El ministro boliviano de Salud, Juan Carlos Calvimontes, entregó hoy al Colegio Médico Nacional el Decreto Supremo que establece las ocho horas de trabajo diario para los empleados del sector.

El titular, quien implantó esa norma nada más asumir la cartera de salud en enero pasado, en lugar de las seis que regían hasta entonces, admitió que espera una respuesta en los próximos días con la intención de conformar las comisiones que elaborarán el reglamento.

"Se ha entregado oficialmente el Decreto Supremo y hemos coincidido en que es necesario que lo analicen y que nos volvamos a reunir, para armar los equipos", añadió.

Calvimontes espera poder dar ese paso la próxima semana, en tanto adelanto que en la reglamentación se analizará la forma de implementar la jornada de ocho horas, según las diferentes especialidades médicas.

"El común del trabajo que se está planteando es de ocho horas y en la reglamentación vamos a ver las especificidades en cada uno de los centros hospitalarios", puntualizó.

Mientras, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Alfonso Barrios, confirmó que recibió el documento y anunció que será analizado por los representantes de todos los colegios del país.

"Nos ha entregado el Decreto Supremo en forma oficial, lo vamos a enviar a los colegios médicos departamentales, a los colegios de profesionales en salud para que conozcan, lo analicen y nos envíen su criterio", explicó.

El pasado martes 24 de enero, el Gobierno estableció las ocho horas de trabajo para el sector de la salud, en correspondencia con lo demandado por los participantes en la Cumbre Social de Cochabamba, a principios de año.

El aumento de dos horas a la jornada no sentó bien en muchos lugares del país, e incluso la semana anterior se produjo un paro nacional de 24 horas, y para la presente hay anunciado uno de 48 como protesta por la medida gubernamental.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.