martes, 14 de febrero de 2012

Panorama económico de China

XINHUA

Enfoque de China: Economía china tendrá un aterrizaje suave / Mayor puerto interior de China registra aumento en volumen de comercio.

Enfoque de China: Economía china tendrá un aterrizaje suave
Varios expertos coincidieron en que en este año China logrará sobrellevar las adversidades derivadas de las inversiones frustradas y la caída de las exportaciones, para lograr un aterrizaje suave de su macroeconomía.
La economía del país está llena de incertidumbres en 2012, ya que sus estrictos controles sobre los bienes raíces han puesto freno a la subida de la inversión en activos fijos y las severas presiones adversas a nivel mundial han ahogado sus exportaciones.
Pan Xiangdong, economista jefe de China Galaxy Securities, dijo en una entrevista que la economía del país se había desacelerado en 2011 en virtud de las políticas macroeconómicas del gobierno y de la débil demanda externa.
La economía china creció un 9,2 por ciento en 2011 respecto al año anterior y un 8,9 por ciento interanual en el cuarto trimestre, según el Buró Nacional de Estadísticas (BNE). El crecimiento trimestral fue el más lento en 10 trimestres.
A mediados de enero, el BNE dijo que el año pasado las inversiones de China contribuyeron el 54,2 por ciento del crecimiento del PIB, un porcentaje ligeramente inferior al de 2010.
También en 2011, la contribución del consumo fue del 51,6 por ciento, en comparación con el 37,3 por ciento del año anterior, mientras que la contribución de las exportaciones netas fue menos del 5,8 por ciento.
"No es probable que haya una caída dramática en la economía de China este año, por lo que lograremos tener un aterrizaje suave", previó Pan, y agregó que una razón importante para esto es que el consumo del país seguirá manteniendo un ritmo de crecimiento estable y rápido.
Huang Lin, analista de Dongwu Securities, se hizo eco de la opinión de Pan, diciendo que el consumo aumentará a un ritmo más rápido este año debido a las políticas de estímulo del gobierno y a una caída en el nivel general de los precios.
El banco central hizo de la lucha contra la inflación su prioridad para el año pasado, para lo cual diseñó y puso en vigor rigurosas medidas monetarias, antes de empezar a dar señales de que soltaría un poco las riendas, cuando en diciembre redujo el coeficiente de reservas de los bancos en 50 puntos básicos, el primer recorte en tres años.
El crecimiento interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC), principal indicador de la inflación, disminuyó a 4.1 por ciento en diciembre luego de haber registrado un máximo de 6,5 por ciento en julio.
En enero de este año, el IPC subió un 4,5 por ciento anual, el más alto en tres meses, impulsado principalmente por aumentos súbitos en los precios de los alimentos en enero, como consecuencia de la tradicional fiesta del Año Nuevo Lunar, dijo Lian Ping, economista jefe del Banco de Comunicaciones.
En varias reuniones celebradas la semana pasada para solicitar las opiniones de representantes de diversos sectores de la sociedad sobre el borrador de un informe sobre la labor del gobierno, el premier chino, Wen Jiabao, dijo que el gobierno está siguiendo de cerca el comportamiento de la economía en el primer trimestre del año.
"Tenemos que hacer un juicio adecuado tan pronto como sea posible, cuando sucedan las cosas, y actuar rápidamente", dijo Wen, antes de añadir que el ajuste de las políticas macroeconómicas deberá comenzar en el primer trimestre.
Pan dijo que las políticas macroeconómicas del país podrían relajarse hasta cierto punto, pero advirtió que seguirán funcionando "en el marco de la prudencia".
En cuanto a la inversión de China en activos fijos, Huang dijo creer que este año caerá aún más, debido a los estrictos controles del gobierno sobre el mercado inmobiliario, y vaticinó que el crecimiento interanual de la inversión se desacelerará hasta los alrededores del 19 por ciento.
China ha impuesto una serie de medidas destinadas a bajar los precios de los inmuebles, entre ellas cuotas iniciales más altas, límites al número de viviendas que una sola persona puede comprar, la introducción de un impuesto predial (en algunas ciudades) y la construcción de un mayor número de viviendas de protección social.
"El país mantendrá inquebrantablemente la regulación del mercado inmobiliario el año que viene, para que los precios de la vivienda vuelvan a un nivel razonable", reza una declaración emitida al término de la conferencia central de trabajo económico, celebrada en diciembre.
El documento también destaca que China acelerará la construcción de viviendas comerciales ordinarias, con el fin de aumentar la oferta y promover un desarrollo saludable del mercado de bienes raíces.
La semana pasada Wen dijo que el gobierno trabajará sin vacilaciones para que los precios de la vivienda regresen a niveles "razonables", mientras promoverá el desarrollo sano, estable y a largo plazo de la industria.
"Como un país que está en rápida industrialización y urbanización, y con 1,3 millones de personas, la demanda para el mercado de la vivienda seguirá siendo sólida a largo plazo", admitió el primer ministro.
Jiang Chao, analista jefe macroeconómico de Guotai Junan Securities, opinó que ya ha habido señales de que los controles al sector inmobiliario serán flexibilizados este año, lo que le dará un respiro a la industria.
"Creo que este año la tasa de crecimiento del PIB se desacelerará a alrededor del 8,4 por ciento, pero, a juzgar por la situación actual de las políticas gubernamentales y de la economía, las probabilidades de un aterrizaje forzoso de la economía china son escasas", previó Jiang.

Mayor puerto interior de China registra aumento en volumen de comercio
El volumen comercial del mayor puerto interior de China, el puerto del Paso de Alataw, ubicado en la región autónoma uygur de Xinjiang, alcanzó el año pasado los 17.400 millones de dólares, lo que supuso un aumento del 46,5 por ciento en comparación con el año anterior.
Durante 2011, China importó 18,62 millones de toneladas de mercancías a través del puerto, con un valor comercial de 14.000 millones de dólares. Las exportaciones llegaron a ser de 1,72 millones de toneladas, con un valor de 3.400 millones de dólares, de acuerdo con las autoridades aduaneras de Urumqi, la capital de Xinjiang.
El puerto del Paso de Alataw, en límites con Kazajistán, cuenta con una combinación de transporte ferroviario y terrestre, además de un oleoducto. El crudo, los derivados del petróleo, el cobre electrolítico y el algodón son los principales productos importados a través del puerto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.