miércoles, 29 de febrero de 2012

Round de Uribe: Cayó la Fiscal

Octavio Quintero (especial para ARGENPRESS.info)

El presidente Santos tendrá que presentar a la Corte una nueva terna, dentro de la cual, podría estar nuevamente la señora Morales.

Lo peor que le pudo haber pasado a Colombia, dominado por la impunidad, es que la Fiscalía General entre a partir de este momento nuevamente en interinidad, como resultado de la decisión del Consejo de Estado que anula la elección de la señora, Viviana Morales, por la forma en que se conformó la mayoría en la Corte Suprema de Justicia.

El argumento del Consejo tiene todos los visos de una sentencia ajustada a derecho pero, en el fondo, el amargo sabor de la soterrada lucha política que se libra entre Uribe/Santos, no puede desprenderse del todo de este fallo que parece un round a favor de Uribe. En efecto, la fiscal Morales entra en desgracia en momentos en que venía dejando caer todo el peso de la justicia contra el excomisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, alto protegido de la casa uribista.

Tampoco puede desprenderse del fallo el renovado matrimonio de la Fiscal con el controvertido exguerrillero y posterior asesor de paramilitares, Carlos Alonso Lucio, que le arrojó en contra un tsunami de críticas de todo orden, especialmente de tipo moral y ético que cuestionaron, de ahí en adelante su imparcialidad, eventualmente sujeta a discretas sugerencias de su incómodo cónyuge.

Al abrirse nuevamente el caso de la Fiscalía en Colombia, con el evento de la señora Morales, pasa a ser el asunto de Estado de mayor controversia jurídica de todos los tiempos, compartiendo pódium con el Proceso 8.000 del expresidente Samper y la reelección y posterior caída del referendo reeleccionista del expresidente Uribe.

Precisamente, en el ocaso de su gobierno, Uribe dejó en el tapete una terna que se calificó “de bolsillo” y puso en ebullición el que finalmente sería irreconciliable enfrentamiento de la Corte Suprema con el expresidente, que terminó con el escándalo de las chuzadas.

Recién posesionado, Santos desbarató la terna, no sin duros cuestionamientos de orden jurídico que, desde entonces, deleznaron el piso de la Fiscal Morales, al punto que se creía, este iba a ser el talón de Aquiles de su elección.

Pero no, finalmente, el Consejo de Estado tumba el proceso por vicios de procedimiento. 15 magistrados (contra 9), estimaron que la Corte no podía tomar como mayoría los 14 votos a favor de Morales, de los 18 magistrados presentes en la elección, porque las dos terceras partes necesarias se conformaban con 16 de los 23 magistrados que integran en pleno al alto tribunal.

-

Fin de folio: Y ahora qué; y de sus actuaciones pasadas qué; y de su presente qué. Ya no es lo mismo, salvo la vuelta a un debate en el que Santos/Uribe seguirán midiendo fuerzas, sobre un país con las venas rotas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.