lunes, 13 de febrero de 2012

Sindicatos españoles ratifican su rechazo a la reforma laboral de Rajoy

PL

Los dos principales sindicatos españoles por afiliación, Comisiones Obreras (CC.OO.) y la Unión General de Trabajadores (UGT), ratificaron hoy aquí su rechazo a la reforma laboral aprobada por el gobierno conservador de Mariano Rajoy.

En declaraciones a la prensa tras un encuentro con la ministra de Empleo, Fátima Báñez, los líderes de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, y de la UGT, Cándido Méndez, calificaron de desequilibrada la normativa sancionada el pasado viernes.

Desde el punto de vista laboral, es un camino erróneo, injusto y peligroso para superar la crisis, enfatizó Méndez sobre la reforma, que abarata y facilita el despido de los trabajadores y concede todo el poder a los empresarios a la hora de pactar los convenios.

Su homólogo de CC.OO. valoró que la legislación es inútil para crear empleo a corto plazo y es desequilibrada, porque sólo favorece a la patronal y establece unas zonas de "exclusión" amplísimas.

Fernández Toxo advirtió que los servicios jurídicos de las dos centrales obreras están estudiando algunos puntos de la iniciativa, los cuales podrían ser recurridos ante el Tribunal Constitucional.

Ambos dirigentes sindicales denunciaron que el Ejecutivo de Rajoy se vio obligado a precipitar los cambios en el mercado de trabajo, debido a la presión de la Unión Europea, los organismos internacionales y los gobiernos de Alemania y Francia.

Se han tomado estas medidas para tranquilizar a los mercados y porque la economía española necesita préstamos, subrayó el secretario general de la UGT, quien criticó que el motivo real para aprobar la reforma haya sido financiero y no laboral.

Respecto a sus reuniones con la administración del Partido Popular, como la mantenida este lunes con Báñez, tanto Méndez como Fernández Toxo llamaron a que no se creen falsas expectativas en torno a las mismas. No obstante, indicaron que aprovecharán estos encuentros para ver si pueden cambiar "los horrores, que no errores" de las transformaciones introducidas por el oficialismo en el mercado laboral.

Reiteraron el calendario de movilizaciones contra la reforma, que comenzará el venidero domingo con protestas en toda España.

Aclararon que la posible convocatoria de una huelga general dependerá del ánimo de la sociedad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.