viernes, 10 de febrero de 2012

Venezuela en recta final para definir candidatos de oposición

Edilberto Mendez Amador (PL)

Cuando las encuestas consolidan la preferencia de la mayoría de los venezolanos por el presidente, Hugo Chávez, y valoran como positiva su gestión, la oposición se encamina hoy a unas primarias cruciales en sus aspiraciones políticas.

En términos simples, los adversarios del mandatario buscan en los tres días que faltan para los comicios primarios internos, una solución que les permita lidiar contra Chávez en las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

Un reciente sondeo realizado por el Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD) reveló que un 74,3 por ciento de la población posee una percepción satisfactoria de la gestión del gobernante.

La muestra señala que el 57,4 por ciento de los consultados están de acuerdo con la reelección del presidente, frente a un 36,8 que opina lo contrario y agrega que si las elecciones fueran hoy, el triunfo sería de Chávez en todos los escenarios calculados.

Durante las últimas semanas, varios hechos evidenciaron que las cosas a lo interno de la oposición no están color de rosa, con sables desenvainados y, alguna que otra baja.

La oposición cuenta ahora con cinco precandidatos en disputa, después que Leopoldo López renunció para sumarse a la campaña de Henrique Capriles, quien aparece como el favorito.

Pablo Pérez es apoyado por la maquinaria tradicional, en tanto Maria Corina Machado no clasifica según las encuestas publicadas, pero hay que seguirla de cerca, y Pablo Medina y Diego Arria, con elecciones o sin ellas, hasta aquí llegaron.

Los dirigentes de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) insisten en que sus partidarios mantienen una unidad monolítica, pero la realidad indica todo lo contrario.

Según el diputado socialista y periodista Earle Herrera, en el seno de esa organización de derecha "existe una guerra sucia y peleas a cuchilladas traperas, en todos los estados".

El Secretario Ejecutivo de la MUD, Ramón Aveledo, comentó que los partidos de derecha que integran esa coalición siguen unidos pese a las recientes confrontaciones entre sus precandidatos presidenciales.

"No hay ningún motivo para suspender las primarias. Es una competencia en la que de repente se sube la temperatura", esgrimió.

En medio de ese ambiente y a pocas horas de las primarias, algunos especialistas y periodistas presagian que no habrá elecciones el próximo domingo.

Los que así piensan vaticinan como argumentos una baja votación, con no más de un millón 300 de votos.

Estiman que en ese caso, el candidato opositor ganará con una cantidad de votantes muy reducida, difícil de mostrar a la opinión pública frente al apoyo que exhibe el presidente Chávez.

Otros manifiestan la necesidad que tiene la derecha de llevar un candidato de consenso que permita proyectar algún signo de unidad y fortaleza sin tener que publicar las cifras eleccionarias.

No obstante, opiniones y criterios aparte, todo está montado y previsto para el domingo. El Consejo Nacional Electoral (CNE) dice estar listo, al igual que el Plan República elaborado por la Fuerza Armada para garantizar la seguridad y custodia del proceso.

El CNE autorizó a usar tres mil 707 centros de votación en todo el país y siete mil 691 mesas de sufragio, pero el aparato electoral del bloque opositor se encargará de dar los resultados.

Al referirse a las primarias de la oposición y sus precandidatos, el presidente venezolano aseguró: "allá ellos con sus problemas, elijan a sus candidatos y candidatas, bien sea que hagan primaria o no las hagan, igualmente serán derrotados".

Le vamos a dar una paliza gigantesca el 7 de octubre y ganaremos con cerca del 70 por ciento de los votos, sentenció Chávez.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.