martes, 7 de febrero de 2012

Víctimas esperan en Cambodia más condenas para líderes Khmer Rouge

PL

Las víctimas del genocida régimen Khmer Rouge valoran hoy la cadena perpetua impuesta al jefe de la prisión Tuol Sleng S-21 y muchos esperan lo mismo para otros acusados.

Kaing Guek, el temible Duch que dirigió el centro de exterminio más notorio de la antigua Kampuchea Democrática, apeló su sentencia previa de 35 años y en respuesta pasará preso el resto de su vida.

"Nuestra cultura budista establece que si matas a alguien deberás ser castigado: ahora sí se hizo justicia", aseguró un sobreviviente de aquella prisión tras conocerse la nueva condena contra Duch.

A inicios de 2010, el cabecilla de 69 años de edad fue condenado a 35 años de cárcel, de los cuales le restaban por cumplir apenas 19, término que muchos consideraron una burla a las víctimas.

Aún así, Guek apeló la sentencia pues insistía en su inocencia, como hacen los otros cuatro lugartenientes de Pol Pot, juzgados por un Tribunal Internacional respaldado por las Naciones Unidas.

Según cifras oficiales, durante el mandato de Guek (1976-1979) murieron unos 16 mil camboyanos por hambre, extenuación, tortura o ejecución en la cárcel S-21.

Unos 800 espectadores, en su mayoría monjes y sobrevivientes del horror desatado durante la utopía agraria polpotiana, abarrotaron la sala de justicia para escuchar el ansiado veredicto.

En espera de su juicio hay otros tres dirigentes del Khmer Rouge, entre ellos el llamado Hermano Dos, y en todos predomina una actitud soberbia y negación de las evidencias históricas.

Durante los cuatro años del Khmer Rouge murieron dos millones de personas en Cambodia, las ciudades fueron vaciadas a la fuerza, los intelectuales marginados y los documentos legales destruidos.

Además, las tropas de Pol Pot comenzaron a atacar las provincias sureñas de Vietnam, que en respuesta ocupó Cambodia y en 13 días derrocó a Pol Pot, quien murió en la selva una década más tarde.

La ocupación vietnamita duró hasta 1989, y después prosiguieron los conflictos intestinos en Cambodia, hasta el fin de la guerra civil en la última década del siglo XX.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.