martes, 27 de marzo de 2012

Argentina, Córdoba. Alta Gracia: Repudian detención de una veintena de jóvenes por pintadas alusivas al 24 de marzo

Adrián Camerano (PRENSA RED)

La Policía de Alta Gracia detuvo a un grupo de jóvenes por realizar pintadas conmemorativas al Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia. A cuatro de los detenidos, la fiscalía a cargo de Emilio Drazile los imputó por "daño calificado".

Pierden el pelo, pero no las mañas. A 36 años del Golpe cívico-militar de 1976, una veintena de jóvenes militantes fue demorada por la policía cordobesa, mientras hacían graffitis alusivos en la céntrica plaza Solares. A cuatro de ellos la Fiscalía a cargo de Emilio Drazile les inició una causa judicial, bajo la imputación de supuesto “daño calificado”, un delito penado con hasta un año de prisión. Más tarde, organizaciones sociales y políticas marcharon y repudiaron el accionar policial.

24 de marzo, día caro al sentir del campo popular argentino. Tres de la mañana. Unos veinte integrantes del grupo “Jóvenes por la Memoria” iniciaban las actividades a 36 años del golpe con graffittis que rezan “Nunca Más”, piden por la aparición de Julio López o recuerdan a Mariano Ferreyra, asesinado por luchar. Pero intervino la Policía, reacia a las instalaciones artísticas y especialmente celosa del espacio público cuando de jóvenes y militantes se trata.

Todos fueron a parar a la Comisaría Primera, y allí, la misma impunidad: sufrieron maltrato verbal, según testimoniaron padres horas más tarde en el Concejo Deliberante, y les secuestraron las pancartas y carteles preparados para la marcha y el acto alusivo a la dictadura militar.

Varios de los demorados son menores de edad, y cuatro de ellos quedaron imputados de supuesto “daño calificado”, un delito previsto por el art. 184 del Código Penal, que pena con “prisión de quince días a un año” a quien “destruyere, inutilizare, hiciere desaparecer o de cualquier modo dañare una cosa mueble, o inmueble o un animal, total o parcialmente ajeno”. Al filo de las 7 todos fueron liberados, y las pancartas recuperadas sobre el mediodía, por gestión del Legislativo local.

Una de las demoradas publicó en su muro de Facebook: “24 de Marzo. El asesino de Mariano Ferreyra sigue suelto, pero tranquilos, ayer fui DETENIDA por pintar su silueta recordando su memoria en un banco público.

Las Madres de Plaza de Mayo aún buscan a sus hijos y nietos desaparecidos en la época de la dictadura, pero tranquilos, ayer una compañera fue detenida por escribir NUNCA MÁS sobre un banco público. Julio López sigue sin aparecer, también… fue detenida una compañera que preguntaba por su paradero. Clarín fue cómplice de la dictadura pero tranquilos, ayer una compañera fue detenida por dejarlo explícito en un banco de la ciudad”. Para pensar.

Marcha y repudio

Por la tarde unas trescientas personas marcharon desde el Reloj Público hasta el Anfiteatro de la Memoria ubicado en la plaza Mitre. Durante las diez cuadras céntricas que recorrió la movilización pudieron verse banderas de Libres del Sur, Partido Socialista, Coordinadora 27 de Mayo, Jóvenes de Pie, Artesanos Unidos de la plaza Solares, Paren de Fumigar y Barrios de Pie. También murgas, arte, música y colores; conmemorar con alegría, porque reflexionar también es fiesta popular.

Las actividades se cerraron con un concurrido acto, en el que se proyectó un video y se recordó a los desaparecidos de Alta Gracia, Hugo Pavón y los hermanos Carlos y Alicia D´Ambra, todos militantes del ERP.

También se leyó un documento conjunto, en el que se pidió un área municipal de Derechos Humanos (Alta Gracia es de las pocas comunas cordobesas que no la tiene), políticas inclusivas para los jóvenes, derogación del Código de Faltas y creación de los Consejos participativos de Jóvenes, Mujeres y del Ambiente. También se repudió el accionar policial de unas horas antes. A 36 años, la misma impunidad.

Adrián Camerano es periodista, docente, ex Secretario de Derechos Humanos de la Provincia de Tierra del Fuego.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.