viernes, 23 de marzo de 2012

Argentina, Tucumán: Identificaron los restos de tres víctimas fusiladas en el ex Arsenal

PRIMERA FUENTE

Se trata del ex senador Damián Márquez, el militante peronista Pedro Corroto Barraza y José Tapia. Se cierran 36 años de incertidumbre y dolor para los familiares.

A dos días de cumplirse 37 años del golpe de Estado del 24 de mazo de 1976, el juez federal Nº 1, Daniel Bejas, confirmó que fueron identificados los restos de tres víctimas que fueron asesinadas en el ex Arsenal Miguel de Azcuénaga, donde funcionó el centro clandestino de detención más sangriento de la provincia durante los años de la última dictadura.

Los restos identificado por los peritos del EAAF (Equipo Argentino de Antropología Forense) corresponden al ex senador Damián Octavio Márquez, quien permanecía desaparecido desde el 13 de enero de 1977. Ese día, según el expediente de la megacausa ex Arsenales (que ya fue elevada a juicio oral y público) fue secuestrado en la vía pública, precisamente, en la intersección de avenida Colón y calle Las Piedras.

Márquez era senador provincial por el FREJULI y también había sido secretario General de la CGT de Tucumán. Según testimonios que constan en la megacausa, Marquez habría sido fusilado a fines de marzo o principios de abril de 1977.

Virginia Duffy, secretaria de Derechos Humanos del Juzgado, confirmó a Radio Prensa se trata de los restos humanos que fueron hallados en la fosa de inhumación y quema en diciembre de 2011. En ese momento fueron hallados entre 10 y 15 cuerpos.

El segundo cuerpo corresponde a Pedro Corroto Barraza (militante de la juventud peronista de Monteros), quien desapareció el 21 de enero de 1977. Ese día, aproximadamente, a las 2 de la madrugada, habría sido secuestrado por un grupo de personas vestidas de civil, fuertemente armadas, que habrían violentado las puertas de su domicilio en calle Monteagudo 42 de la localidad de Monteros.

Corroto habría estado detenido en la Base Militar que funcionaba en el ex Ingenio Nueva Baviera en enero de 1977. Allí fue visto por el testigo Juan Martín y luego, en febrero de ese año, habría sido trasladado a Jefatura de Policía, donde fue visto por otro testigo, Pedro Cerviño.

El tercer cuerpo pertenece a José Máximo Tapia, quien, según se detalla en la resolución firmada por el juez Bejas, nació en Monteros el 9 de mayo de 1952 y desapareció el 13 de noviembre de 1976.

Dolor y alivio para familiares

“Estamos shockeados con la noticia, se cierra una historia de incertidumbre y dolor, pero se abre otra historia para la sociedad, porque están las pruebas del terrorismo de Estado”, expresaron hermanos e hijos de Márquez, quienes fueron los primeros en recibir la noticia en el despacho del juez Bejas.

“Esperamos que los demás familiares de las víctimas se hagan los análisis de ADN para que posibiliten la identificación de los cuerpos .Esperamos durante 35 años una respuesta sobre nuestro padre y ahora esperamos que todos puedan recuperar a sus familiares”, agregaron.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.