miércoles, 7 de marzo de 2012

Cámara de Representantes de Estados Unidos aprueba nuevo proyecto de ley arancelario contra China y Vietnam

XINHUA

Tras la votación del lunes en el Senado, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este martes un proyecto de ley para asegurar que el gobierno pueda imponer unos controvertidos impuestos compensatorios a las importaciones de China y Vietnam.

Con 370 votos frente a 39, la Cámara de Representantes votó a favor de que el Departamento de Comercio recupere la capacidad de imponer impuestos sobre bienes subsidiados de los países que no entran en la categoría de economía de mercado (NME, según su denominación en inglés), como China y Vietnam.

Este proyecto de ley previamente aprobado en el Senado da la vuelta a una reciente decisión de un tribunal federal sobre la materia, y queda a la espera de ser firmado por el presidente Barack Obama para convertirse oficialmente en ley.

En diciembre de 2011, el Tribunal Federal de Apelación de Estados Unidos rechazó el proyecto de ley, alegando que el Departamento de Comercio carecía de autoridad legal para imponer impuestos compensatorios sobre bienes de NME.

Según explicó el tribunal, en un contexto de NME los pagos gubernamentales no pueden considerarse "subsidios", por lo que la administración Obama carecía de fundamentos legales para imponer en septiembre de 2009 tres años de aranceles a las importaciones de neumáticos chinos de gama baja, pese a que las autoridades estadounidenses se justificasen diciendo que estos bienes habían sido injustamente subsidiados.

En una audiencia celebrada el pasado 29 de febrero, el representante de Comercio Ron Kirk dijo que "esta desafortunada decisión (del tribunal federal) limita la capacidad estadounidense de remediar los perjudiciales efectos de las importaciones injustamente subsidiadas por el gobierno".

Tanto la Cámara de Representantes como el Senado comenzaron a trabajar poco después de la audiencia de Kirk para introducir un proyecto de ley que enmendase la Ley de Aranceles de 1930 y diera la vuelta al veredicto judicial.

Sin embargo, un grupo político llamado Club para el Crecimiento instó a los legisladores a rechazar el proyecto de ley porque "está claro que el Congreso quiere intensificar su retórica de guerra comercial con China".

La crisis financiera de 2008 y la consiguiente recesión económica global han afectado mucho a la economía estadounidense, elevando a dos dígitos la tasa de desempleo, estancando el crecimiento económico y fomentando una nueva ola de proteccionismo.

Por todos es sabido que el proteccionismo comercial es una actitud corta de miras, e incluso hay políticos y analistas estadounidenses que piensan que promover la integración comercial con otras regiones puede ayudar a crear empleo en Estados Unidos y mejorar la competitividad del país.

Beijing ha pedido repetidamente a Washington que deje de tratar a su economía como una NME. Hasta septiembre de 2011, un total de 81 países del mundo, incluidos Rusia, Brasil, Australia y Suiza, han reconocido que China es una economía de mercado. Además, de acuerdo con el reglamento de la Organización Mundial del Comercio (OMC), China, en tanto miembro de la OMC, tendrá automáticamente rango de economía de mercado en 2016.

China también ha pedido a Estados Unidos que cumpla sus compromisos de luchar contra el proteccionismo y mantener un entorno comercial internacional libre, abierto y justo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.