jueves, 8 de marzo de 2012

China y Estados Unidos descubren secretos de la materia en los neutrinos

XINHUA

Físicos chinos y estadounidenses han logrado un avance fundamental en el estudio de los neutrinos, el cual podría explicar el predominio de la materia sobre la antimateria en el universo.

La investigación sobre estas partículas subatómicas, realizada en una planta de energía nuclear ubicada en el sur de China, podría definir el futuro de la física de partículas.

Los descubrimientos provienen del Experimento de Neutrino del Reactor de la Bahía de Daya, que opera cerca de la central de energía nuclear del mismo nombre, en la provincia meridional china de Guangdong.

Sobre la base de los datos recogidos en dos poderosos reactores nucleares, científicos de varios países lograron confirmar y medir un tercer tipo de oscilación de los neutrinos, informó Wang Yifang, un portavoz del experimento y director del Instituto de Física de Alta Energía de la Academia de Ciencias de China (ACCh), en una rueda de prensa celebrada hoy jueves en Beijing.

Los neutrinos, las tenues partículas que inundaron el universo en los primeros momentos después del "Big Bang", son producidos de forma continua en las estrellas y gracias a otras reacciones nucleares.

Desplazándose a una velocidad cercana a la de la luz, los tres "sabores" básicos de los neutrinos - electrónico, muónico y tauónico, así como sus correspondientes antineutrinos - se mezclan y oscilan. Esta actividad, sin embargo, es extremamente difícil de detectar.

Dos tipos de la oscilación, la solar y la atmosférica, fueron confirmados en experimentos realizados en los años 60 y 90, mientras que el tercer tipo de oscilación no había sido detectado antes del experimento en la Bahía de Daya.

Desde diciembre pasado, los científicos participantes en este procedimiento observaron decenas de miles de interacciones de antineutrinos electrónicos captadas por seis detectores instalados en las montañas adyacentes a los reactores nucleares, explicó Wang.

"Los datos revelaron por primera vez la fuerte señal del efecto que los científicos estaban buscando, una especie de "ángulo de mezcla" denominado theta 13, un nuevo tipo de oscilación de neutrinos", agregó el científico.

"Es sorprendentemente grande", destacó, y añadió: "Nuestra precisa medida completará el entendimiento de la oscilación de los neutrinos y allanará el camino para el entendimiento futuro de la asimetría materia/antimateria en el universo".

Los científicos creen que el intenso calor del Big Bang debería haber forjado cantidades iguales de materia y su "imagen de reflejo", la antimateria. Pero ya que hoy en día vivimos en un universo compuesto de materia en su grandísima mayoría, los físicos se han devanado los sesos tratando de explicar la aparente "desaparición" de la antimateria.

Los resultados del experimento han sido presentados a la revista especializada Physical Review Letters para su publicación, añadió Wang.

Los físicos chinos propusieron buscar el tercer tipo de oscilación de los neutrinos a través del estudio de los neutrinos producidos por los reactores nucleares y la medición de la amplitud de la oscilación con respecto al ángulo de mezcla denotado por theta 13, menos conocido, señaló Zhao Guangda, miembro de la ACCh y director general de la Sociedad de Física de Alta Energía de China.

Zhao señaló que el valor de theta 13 podría "determinar el futuro de la física de partículas".

"El misterio de por qué desaparece la antimateria puede ser resuelto", agregó.

Otro de los portavoces, Kam-Biu Luk, uno de los físicos más importantes del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley del Departamento de Energía de Estados Unidos y de la Universidad de California en Berkeley, sostuvo que los resultados del estudio también representarán una importante contribución para entender el papel de los neutrinos en la evolución de tipos básicos de materia en los momentos inmediatamente posteriores al Big Bang.

"Hemos logrado éxitos extraordinarios en la detección del número de antineutrinos electrónicos que desaparecen mientras viajan desde los reactores hasta los detectores, que están a dos kilómetros de distancia", dijo Luk.

"El experimento de la Bahía de Daya es de una importancia científica crucial, y nos dirige a un futuro brillante para la física de partículas", destacó, por su parte, Zhan Wenlong, vicepresidente de la ACCh y presidente de la Sociedad Física de China.

China y Estados Unidos lanzaron el experimento de la Bahía de Daya en 2006. En él participan 250 investigadores procedentes de 39 institutos de diversos países, entre ellos el IHEP, el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, el Laboratorio Nacional Brookhaven, el Instituto de Tecnología de California, la Universidad de Tsinghua (con sede en Beijing) y la Universidad Charles de Praga.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.