lunes, 12 de marzo de 2012

Declaración ante la negativa del Reino Unido de Gran Bretaña de entablar negociaciones sobre la soberanía de las Islas Malvinas

AAJ

Declaración ante la negativa del Reino Unido de Gran Bretaña de entablar negociaciones sobre la soberanía de las Islas Malvinas, la militarización de la zona y la exploración de hidrocarburos en la plataforma continental argentina.

Ante la persistente negativa de la Gran Bretaña a entablar negociaciones sobre las Islas Malvinas a pesar del llamado de las Naciones Unidas, las medidas adoptadas por este país que implican la militarización del Atlántico Sur, y la continuidad de sus operaciones de exploración de hidrocarburos en la plataforma continental argentina, la Asociación Argentina de Juristas - Rama Nacional de la Asociación Americana de Juristas, organización continental no gubernamental, con estatuto consultivo en la ONU,- entre cuyos objetivos se encuentran la lucha por la autodeterminación de los pueblos y contra el colonialismo, reiterando su declaración del 21 de febrero de 2010, manifiesta:

Que la actitud del Reino Unido de la Gran Bretaña, y sus acciones unilaterales, quebranta la integridad territorial de nuestro país, y resulta incompatible con los propósitos y los Principios de la Carta de las Naciones Unidas, y las disposiciones que se citan infra.(*).

Que, en razón de existir numerosos antecedentes de acciones violatorias anteriores por parte de la Nación Británica, oportunamente rechazados por la comunidad internacional, nos encontramos frente a verdaderos resabios de coloniaje y ante una posición política que pone en riesgo la estabilidad de la región, la paz y el orden internacional.

Que la sucesión de acciones unilaterales británicas justificaron, entre otras causas, la decisión del Gobierno Argentino de dar por terminada –desde el 27 de marzo de 2007– la Declaración Conjunta argentino–británica de 1995 que, bajo fórmula de salvaguardia de soberanía, impulsó la cooperación en actividades de exploración y explotación de hidrocarburos en el área en disputa.

Que la pretensión de concederles el derecho de autodeterminación a los colonos británicos que viven en las Islas Malvinas es asimilable a la política utilizada por Hitler en el Tercer Reich, quien -con el mismo procedimiento - planificó la inclusión de poblaciones étnicas germanas en zonas como Sarre, Austria, los Sudetes, el territorio de Memel, Eupen-et-Malmédy (arrebatada a Bélgica), Alsacia-Lorena (arrebatada a Francia), Danzig y diversos territorios del centro y norte de Polonia, y el territorio checo de la República de Checoslovaquia, para anexarlos como territorios subyugados, dándole el nombre de Protectorado de Bohemia y Moravia. Y más adelante hizo lo propio con la Silesia Checa, el Luxemburgo ocupado, las regiones sur y central de Polonia.

POR ELLO

La Asociación Argentina de Juristas,

APOYA la convocatoria de la Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández Vda. de Kirchner, a la unidad nacional para enfrentar esta situación y la protesta realizada ante las Naciones Unidas rechazando la realización de operaciones de exploración y explotación de hidrocarburos en el área de la plataforma continental argentina. Acompañamos también todas las acciones pacíficas, apropiadas y conducentes tendientes a impedir que se efectivice tal exploración, ello en uso de las facultades que implican el ejercicio de la soberanía territorial sobre sus aguas jurisdiccionales.

APRECIA como de significativa importancia el apoyo brindado por todos los países latinoamericanos y de los organismos regionales como UNASUR y CELAC, que fortalecen el proceso de integración.

REPUDIA todo acto basado en políticas colonialistas, y a quienes participen directa o indirectamente en su realización, incluyendo a las empresas privadas involucradas. Merece un especial repudio aquellas empresas que, con asiento en el país participen en operaciones que faciliten la consumación del despojo.

REITERA que la Nación Argentina tiene derecho a disponer medidas de represalia económica respecto a la Gran Bretaña y a las empresas de ese origen radicadas en el país, hasta resarcirse de los daños y perjuicios que le provoca la usurpación territorial de las Islas Malvinas y la explotación de sus recursos naturales.

Buenos Aires, 5 de marzo de 2012

Beinusz Szmukler
Presidente del Consejo Consultivo Continental
Ernesto Moreau
Presidente Rama Argentina

Carlos M. Vilas
Vice-presidente Rama Argentina

Claudia V. Rocca
Secretaria General

Rosana Actis
Secretaria de Prensa

María Cristina Hammermuller
Tesorera


(*.) La Resolución 1514 de la ONU que proclama poner fin rápidamente al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones.
La Resolución 2065 del 16 de septiembre de 1965 aprobada por la XX Asamblea General de las Naciones Unidas
La Resolución 3160 del 14 de diciembre de 1973 de la Asamblea General de las Naciones Unidas.
La resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. El punto 4 de la misma "insta a las dos partes a que se abstengan de adoptar decisiones que entrañen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación mientras las islas estén atravesando por un proceso recomendado en las resoluciones arriba mencionadas" (Res. 2065 y 3160). Esta resolución se propuso poner fin a un período conflictivo entre ambas naciones caracterizado por diversas violaciones a la soberanía territorial Argentina por parte de Gran Bretaña.
La declaración de la XVI Asamblea General de la OEA reunida en Guatemala, en noviembre de 1986, respaldando el comunicado del gobierno argentino, que sostenía que la "zona de exclusión" decretada por Gran Bretaña alrededor de las Malvinas constituía una "amenaza cierta" a la paz.
La resolución del Comité Jurídico Interamericano de la OEA, del 4 de febrero de 1987 en Río de Janeiro, en la que el órgano consultivo del organismo panamericano, ratificó que "la Argentina tiene inobjetable soberanía sobre las islas Malvinas", y calificó como "un acto atentatorio no sólo contra el derecho sino también contra la paz y la seguridad internacionales" la decisión británica de establecer una zona de exclusión pesquera en aguas ubicadas alrededor del archipiélago.
La resolución del 1º de marzo de 1988, en la Reunión Extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA realizado en Washington, en razón de las maniobras militares en el Atlántico Sur programadas unilateralmente por Gran Bretaña, bajo el nombre de "Fire Focus".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.