lunes, 5 de marzo de 2012

Denuncia de injerencia europea caldea ambiente electoral francés

PL

Reportes de un presunto pacto entre líderes conservadores europeos contra el candidato presidencial francés por el Partido Socialista (PS), François Hollande, irrumpieron en la campaña electoral a menos de dos meses para los comicios.

La canciller federal Ángela Merkel, los primeros ministros de Reino Unido e Italia, David Cameron y Mario Monti, respectivamente, y el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, se pusieron de acuerdo para no recibir a Hollande, asegura hoy la revista alemana Der Spiegel.

El semanario afirma que el motivo de la alianza no es sólo la mayor simpatía por el presidente conservador, Nicolás Sarkozy, sino también la postura de Hollande de renegociar el pacto fiscal de la Unión Europea.

La semana pasada el candidato socialista estuvo en Londres y no logró reunirse con Cameron.

Mientras, la canciller federal alemana, quien se ha negado hasta ahora a recibirlo, expresó el pasado mes de febrero su apoyo a la candidatura de Sarkozy.

A pesar de que un portavoz de la cancillería alemana desmintió lo publicado por la revista, las revelaciones han tenido amplia repercusión aquí, donde tanto la prensa, como dirigentes políticos comentaron la noticia.

De acuerdo con la secretaria general del PS, Martine Aubry, por una cuestión de cortesía Hollande había pedido reunirse con la Merkel, pero ella no ha querido recibirlo.

El PS difundió un comunicado en el cual rechaza la injerencia de los gobiernos europeos en el proceso electoral francés.

Al respecto, el candidato socialista declaró que no son los dirigentes europeos, sino el pueblo francés quien va a decidir su futuro en las urnas.

De otra parte, figuras cercanas al presidente Sarkozy como el ministro de Economía François Baroin, consideraron que Hollande es un desconocido en la arena internacional y admitieron que su posición en determinados temas causa malestar.

A 50 días de los comicios, Hollande sigue siendo el favorito en los sondeos y según la última encuesta realizada por LH2 Yahoo, el candidato socialista tiene 30,5 por ciento de intención de voto, contra 23 por ciento Sarkozy.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.