viernes, 23 de marzo de 2012

La derecha es una pesadilla eterna

Alfredo Grande (APE)
.

“te pico no porque es mi naturaleza, le dijo el escorpión a la rana. Te pico porque es mi cultura: soy fascista”.
(aforismo implicado)

El ministro de Salud Pública de Corrientes, Julián Dindart, opinó hoy que algunas chicas buscan quedar embarazadas para obtener una retribución económica, en alusión a programas como la Asignación Universal por Hijo. "Hay estadísticas, pero son números fríos", dijo Dindart al ser consultado hoy sobre la tasa de embarazos entre menores de edad en la provincia, pero sostuvo que "el nivel es alto en el país, no es un problema de Corrientes solamente y las razones son varias". "Algunas (chicas) se embarazan hasta porque tienen un recurso económico como premio, pero son varias las razones", aseguró el titular de la cartera sanitaria.
Las declaraciones del funcionario se produjeron en medio de la polémica que generó días pasados dos casos de niñas correntinas de 10 y 12 años que debieron ser asistidas ya que presentan embarazos de seis y cinco meses, respectivamente.
"Muchos padres no se hacen responsables de sus hijos", lamentó Dindart, en declaraciones a Radio Dos de esta capital. "Debemos comenzar a reforzar el núcleo familiar y recién después apuntar a la responsabilidad del Estado" (Agencia DYN).

Si el genio de Serrat nos enseñó que “de cuando en cuando la vida nos besa en la boca” y el de Sabina que “el diario no hablaba de ti”, la enorme colección de ministros del imposible, al decir de Benedetti, nos escupe en la boca y lamentablemente, el diario y los diarios hablan de ti. O sea; de él, Julián Dindart. Si el cerebro de Einstein fue donado a la ciencia para su estudio, el del mencionado ministro debería tener destino análogo. Es un cerebro digno de ser estudiado. Algo o mucho debe funcionar mal para llegar a decir lo que dijo para luego seguir diciendo que no dijo exactamente lo que dijo. Si fuera Ministro de Enfermedad, se entendería un poco mejor, porque es bueno predicar con el ejemplo. Pero de Salud…es demasiado sobre todo en una sola dosis. Confunde varias cosas: causalidad con correlación. Lo fundante con lo convencional encubridor. El beneficio primario con el secundario. En fin, confunde aserrín con pan rallado y así queda nuestra mente, rallada de escuchar y leer tanta brutalidad envasada. Pero si tuviera razón, y no olvidemos que la derecha siempre tiene razón, aunque es una razón represora ¿Qué estaría afirmando? Que la asignación universal propicia embarazos, violaciones, madres niñas? O sea que lo mejor sería dejarla en la precariedad total, asi cuando se embaraza, se muere y aprende para siempre. ¿Pena de muerte para la embaraza adolescente? Para Dindart todo es posible. Inaugura lo que voy a denominar PSICOTISMO DE ESTADO. Un Estado presente y demente. Si la única verdad es la realidad, en el Psicotismo de Estado la única verdad es el poder sobre la realidad. O sea: no se trata de un relato, de una narrativa, de una historia mejor o peor contada que alude, señala, rodea, alumbra, algo de esa realidad. La palabra poder fabrica realidad, restituye realidad. Es más hegemónico que el medio mas hegemónico. Hasta tiene el privilegio de desmentir su propia construcción, solamente porque no tuvo el éxito necesario. Insiste con la reaccionaria concepción de anteponer la familia al Estado. Desde ya, familia en abstracto, o para peor, la familia en concreto que propone es su propia familia. El mismo criterio de muchos jueces que re vinculan a la víctima con el victimario, porque la barbarie estatal ni siquiera construye y sostiene lugares donde niñas y niños no sean masacrados. Familias fetiche que solo tiene la forma, porque el fondo es contaminante. Ignorando, por real malicia o por ignorancia plena, que es el Estado el que formatea a la familia para sea funcional a sus diversos intereses. Pero la derecha ama las abstracciones, adora la forma de la botella y no le importa la calidad del líquido. De los 500.000 abortos clandestinos nada dice, porque en el poder realidad que él maneja, solo hay registro para los partos en las mejores familias. Y en todo caso, porque siempre habrá abortos entre ustedes, prefiere la interrupción monetaria a la interrupción voluntaria. La monetaria es discreta, de eso no se habla, eso solo se paga, y todo queda en el secreto del quirófano. Porque una interrupción voluntaria en el hospital público permitiría volver a pensar sobre la sexualidad libre y digna. Aquello que la cultura represora nunca quiere aceptar. Un cuerpo para el placer es inaceptable. Un cuerpo para la tortura, el dolor, el castigo, la mutilación, la humillación, todos esos cuerpos del mandato, la amenaza, el castigo y la culpa, son los cuerpos que no merecen cuidado, respeto, amor. La sexualidad debe ser castigada, y la mejor forma de castigarla es propiciar su continua degradación. Ante cada embarazo no deseado, el represor exclama: ¡por algo será! Y tiene razón; se embarazó por algo: ese algo es lo que nos hace humanos y se llama deseo. Pero el Psicotismo de Estado aniquila personas y construye funcionarios. Que padecen, mas temprano que tarde, el Síndrome del Funcionariato. Hace poco un político de alto nivel dijo: “los peronistas no somos libre pensadores”. Como pensamiento y libertad es una cosa y la misma cosa, cabría suponer que los peronistas no piensan. Pocas afirmaciones más gorilas dichas por un peronista. Pero a eso lleva el Síndrome del Funcionariato: al pensamiento débil, torpe, absurdo, por momentos canalla, impiadoso, cruel. Esa forma de pensamiento es hegemónica en la reina del plata, donde el Jefe del Operativo Deshaciendo Buenos Aires, se autoriza todo tipo de brutalidad. “El día viernes 16 de marzo la Subsecretaría de Inclusión Escolar y Comunidad Educativa a cargo de Soledad Acuña decidió suspender los 30 refrigerios que llegan diariamente para los chicos y chicas en situación de calle que asisten al taller educativo del programa Puentes Escolares de la sede que funciona dentro de la Mutual Sentimiento en el barrio de Chacarita. El día lunes 19, el taller de post -primaria con sede en el CFP N° 14 sufrió la misma arbitrariedad por parte de la gestión macrista, dejando sin efecto la entrega del almuerzo para 50 jóvenes que asisten al mencionado espacio educativo. Cabe destacar, que para la mayoría de los niños y jóvenes que concurren al programa Puentes Escolares ese refrigerio suspendido, es el único alimento del día. Nos enteramos con los chicos presentes. No hubo aviso, y el que avisó fue el concesionario que brinda el servicio y no sabía los motivos. Ayer elevamos notas formales y varias organizaciones han manifestado su apoyo.” Linda manera de apoyar a la familia, de sostenerla. En realidad, el Psicotismo de Estado es un ataque despiadado contra la familia, contra todo vínculo erótico y creativo, contra toda forma de creatividad, alegría y dignidad. Es la Doctrina de Seguridad DinDart (¿será la versión correntina del Darth Vader de la Guerra de las Galaxias?) por la cual son pobres para comer gratis. Un Ministro de Enfermedad ideal para el cargo. Sin embargo, al Estado Presente y Demente hay colectivos que resisten. “Con la toma de la Sala Alberdi, situada en el 6to piso del Centro Cultural General San Martin (Sarmiento 1551), hace casi un año y medio que venimos resistiendo el cierre de un teatro público. Funcionamos de manera horizontal, con comisiones de trabajo y decidiendo a partir del
debate en conjunto en Asamblea. Trabajando a partir de la autogestión, garantizamos talleres gratuitos y a la gorra (de cine, teatro, literatura, diseño, música y danza, entre otros), junto con una programación abierta a todo el mundo, tanto artistas como espectadores, impulsando un espacio de expresión cultural libre e independiente.” Frente a la barbarie estatal, en Corrientes, en la ciudad de Buenos Aires, los colectivos autogestionarios resisten. A la megaminería que arrasa, se le oponen puebladas que pronto serán las nuevas historias de la resistencia popular. Dindart pasará y ni el polvo de sus huesos la América tendrá. La misma profecía que José Mármol le hizo a Rosas. Para desgracia de Rosas, lo trajo Menem, que no creo haya sido el mejor anfitrión. Si pasa a la historia, será de la peor manera: junto a los verdugos de los pueblos. La noticia mala es que otros Dindart llegarán, porque es hora de aceptarlo: la derecha es una pesadilla eterna.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.