lunes, 5 de marzo de 2012

Los hombres también pueden tener osteoporosis

AGENCIA CYTA - INSTITUTO LELOIR

El médico y profesor de la UBA Carlos Mautalen, autor del libro “¿Tiene usted osteoporosis?”, desnudó ideas falsas alrededor de la condición y recomendó estrategias para disminuir el riesgo.

Aunque es menos frecuente que en las mujeres, alrededor del 10 por ciento de los hombres sufre alguna fractura por osteoporosis. Así lo recordó el doctor Carlos Mautalen, director del Centro de Osteopatías Médicas y profesor consulto de la Facultad de Medicina de la UBA.

De acuerdo con el especialista, se ha puesto tanto énfasis en alertar y prevenir a la mujer sobre el desarrollo de la osteoporosis que el público podría llegar a pensar que afecta en forma exclusiva al sexo femenino. “En conjunto el 30 por ciento de las mujeres sufre alguna fractura por osteoporosis, pero esto también ocurre en uno de cada diez hombres”, puntualizó Mautalen a la Agencia CyTA, quien atribuyó la menor incidencia masculina a diferencias hormonales y a que durante el período de crecimiento los varones tienen una mayor calcificación ósea.

El esqueleto está constituido por alrededor de 200 huesos. Este tejido óseo presenta un proceso continuo de formación y destrucción que permite su renovación e impide su envejecimiento. “Hasta los 25 años predomina la formación y se alcanza el pico de masa ósea. Desde entonces hasta los 45-50 años sigue una fase de equilibrio y a partir de ahí se inicia una etapa de pérdida continua de ese tejido”, explicó el autor del libro “¿Tiene usted osteoporosis?” (Ediciones Lidiun).

El especialista considera que la población debiera conocer los factores que determinan la masa ósea: la herencia, la nutrición, las hormonas y las actividades físicas, entre otras variables. “Es clave que a partir de iniciada la menopausia en las mujeres y después de los 65 años en los hombres, acudan a los especialistas en el tema para realizar un diagnóstico y un tratamiento personalizado”, destacó Mautalen.

Los elementos fundamentales del esqueleto son el calcio y el fósforo. “Por este motivo una alimentación adecuada y la actividad física mantendrán a los huesos en buen estado. Hay patologías como la anorexia nerviosa, que afectan generalmente a mujeres adolescentes o muy jóvenes que no quieren ganar peso y, por lo tanto, disminuyen enormemente la ingesta de alimentos lo que deviene en una falta de calcio para los huesos”, subrayó Mautalen.

Entre otras medidas para preservar la salud de los huesos, el especialista recomendó que tanto hombres como mujeres realicen actividad física, lleven una dieta adecuada y eviten el tabaco y el exceso de alcohol.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.